Você está na página 1de 5

1

Trabajo Monográfico sobre la Predestinación parte 1

Instituto bíblico Jorge Muller

Autor: Paulo Arieu

¿Qué quiere decir «predestinación?»

Introducción

Predestinación es más que el mero hecho de conocer las cosas que van a
acontecer. Si Dios conoce todo es porque hay una certeza de que las cosas
ocurrirán de una forma y esa certeza sólo puede ser tal porque Dios determina todo
lo que pasa en la historia. El decreto de Dios se cumple siempre… es una de las
cosas que nos enseña la Biblia.

Que Dios haya decretado todo no es incompatible con la responsabilidad humana,


la Biblia las enseña ambas. Dios ha predestinado todo y al mismo tiempo el hombre
es responsable por sus propios actos.

Uno de los sentimientos más tristes del mundo es sentir que tu vida no tiene
sentido. Estás vivo. Pero sientes como si no tuviera sentido estar vivo. Sueñas
despierto –un sueño pequeñito, una visión fugaz– de lo que sería ser parte de algo
realmente grande e importante, y de como sería tener una parte significativa en
ello. Pero cuando despiertas todo se ve tan pequeño, insignificante, lastimoso,
desconectado, desconocido y sin sentido.

No fuimos creados para vivir sin un destino. Fuimos creados para ser sustentados
por un futuro con sentido y propósito. Fuimos creados para ser fortalecidos cada día
por esta seguridad, esta confianza: lo que ocurre hoy en nuestras vidas, no importa
cuán opaco y ordinario sea, es un paso realmente significativo hacia algo grandioso
y bueno y hermoso mañana.

Cuando este vínculo se quiebra –el vínculo entre mi vida presente y un destino
grandioso, bueno y hermoso- tengo tres opciones:

• Puedo quitarme la vida yo mismo; o


• Puedo atontarme (con alcohol o drogas o televisión o pornografía o novelas
románticas o computadoras o trabajo desesperado o juego frenético); o
• Puedo buscar reestablecer el vínculo encontrando cuál es mi verdadero
destino.

Predestinación no es

Simplemente la enseñanza que sostiene que la salvación del hombre o su perdición,


no depende de él mismo en ninguna medida, sino enteramente de Dios. Dicho en
otras palabras, si usted fue predestinado para el infierno, aunque de todo corazón
desee evitarlo, Dios ya lo predestinó para ese lugar y no hay nada que pueda hacer
para evitarlo. Por otra parte, si realmente quiere ir al infierno, pero ha sido
predestinado para el cielo, irá al cielo no importa cuanto grite, llore y patalee
porque no lo desea.[0]

Dios es totalmente poderoso. De eso no hay dudas. Dios usa sus recursos divinos
para que el hombre decida que va a hacer con su destino eterno. Pero no va a
llevar al cielo a alguien que realmente desea rechazar su voluntad soberana y no
2

tiene ninguna intención de aceptar su voluntad, ni va a mandar al infierno a alguien


que realmente desea de todo corazón conocerlo o conocer sus caminos. Porque si
alguno ama a Dios, Dios los conoce

La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)

• pero si alguno ama a Dios, ése es conocido por El.

La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)

• pero si alguien ama a Dios, ése es conocido por El.

Reina Valera (1909)

• Mas si alguno ama á Dios, el tal es conocido de él.

Sagradas Escrituras (1569)

• Mas el que ama a Dios, el tal es enseñado de Dios.

En realidad todos los seres humanos al ser caídos son contrarios y enemigos de
Dios. El Señor debe arrancarles sus corazones de piedra y ponerles uno de carne
que les faculte el poder amar lo que Dios ama y aborrecer lo que Dios aborrece. O
séase, solo podrán amar a Dios aquellos a quienes Dios les haya circuncidado el
corazón. Esto se consigue al estar unido por fe con Cristo nuestro Señor. Por
consiguiente el orden es a la inversa, Dios primero elige en Su Soberanía y más
adelante opera en el hombre. ¡Dios no va a remolque del hombre.!

• ” 37 Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no


le echo fuera.38 Porque he descendido del cielo, no para hacer mi
voluntad, sino la voluntad del que me envió.39 Y esta es la voluntad
del Padre, el que me envió: Que de todo lo que me diere, no pierda
yo nada, sino que lo resucite en el día postrero. 40 Y esta es la
voluntad del que me ha enviado: Que todo aquél que ve al Hijo, y
cree en él, tenga vida eterna; y yo le resucitaré en el día postrero.44
Ninguno puede venir a mí, si el Padre que me envió no le trajere; y
yo le resucitaré en el día postrero.”

La Palabra de Dios dice

• “Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos, ni


vuestros caminos mis caminos, dijo Jehová. Como son más altos los
cielos que la tierra, así son mis caminos más altos que vuestros
caminos, y mis pensamientos más que vuestros pensamientos.
Porque como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve
allá, sino que riega la tierra, y la hace germinar y producir, y da
semilla al que siembra, y pan al que come, así será mi palabra que
sale de mi boca; no volverá a mí vacía, sino que hará lo que yo
quiero, y será prosperada en aquello para que la envié”(Is. 55:8-
11).

Hace ya unos 5 años atrás, conversando con unos pastores del Concilio Iglesia de
Dios en Republica Dominicana, respecto a la predestinación, uno de ellos me dijo
que rechazaba la predestinación porque eso significaba que el mundo es “el Teatro
de Dios”, o sea , un mundo donde se hace lo que Dios quiere microcósmicamente!
3

Esto no es asi, aunque sin duda Dios gobierna el mundo, creo en el libre albedrío
del ser humano, pero a la luz de la soberanía de Dios.

Dios controla los eventos humanos y cósmicos, pero no por eso impide que las
cosas se den “conforme a un propósito eterno” que es desconocido muchas veces
por nosotros.

El mismo Calvino admitió que la predestinación es un misterio:

Como quiera que esta materia de la predestinación es en cierta manera oscura en


si misma, la curiosidad de los hombres la hace muy enrevesada y peligrosa; porque
el entendimiento humano no se puede refrenar, ni, por más limites y términos que
se le señalen, detenerse para no extraviarse por caminos prohibidos, y elevarse con
el afán, Si le fuera posible, de no dejar secreto de Dios sin revolver y escudriñar.
Mas como vemos que a cada paso son muchos los que caen en este atrevimiento y
desatino, y entre ellos algunos que por otros conceptos no son realmente malos, es
necesario que les avisemos oportunamente respecto a cómo deben conducirse en
esta materia.

Lo primero es que se acuerden que cuando quieren saber los secretos de la


predestinación, penetran en el santuario de la sabiduría divina, en el cual todo el
que entre osadamente no encontrará cómo satisfacer su curiosidad y se meterá en
un laberinto del que no podrá salir. Porque no es justo que lo que el Señor quiso
que fuese oculto en si mismo y que El solo lo entendiese, el hombre se meta sin
miramiento alguno a hablar de ello, ni que revuelva y escudriñe desde la misma
eternidad la majestad y grandeza de la sabiduría divina, que El quiso que
adorásemos, y no que la comprendiésemos, a fin de ser para nosotros de esta
manera admirable. Los secretos de su voluntad que ha determinado que nos sean
comunicados nos los ha manifestado en su Palabra. Y ha determinado que es bueno
comunicarnos todo aquello que vela sernos necesario y provechoso.[1]

Pasajes bíblicos

• “No nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por
medio de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Tes. 5:9)
• Dios… soportó con mucha paciencia los vasos de ira… y para hacer
notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de
misericordia que él preparó de antemano para gloria. (Ro. 9:22-23)
• "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha
bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en
Cristo, según nos escogió en El antes de la fundación del mundo,
para que fuéramos santos y sin mancha delante de El. En amor
nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante
Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para alabanza de
la gloria de su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros
en el Amado. “ (Ef. 1:3-6)

Que es predestinar?

1. tr. Destinar anticipadamente una cosa para un fin: predestinó a uno de sus
hijos para ser abogado.
2. Elegir Dios desde la eternidad a los que han de salvarse por su gracia. [2]

Pasajes bíblicos
4

• "No nos ha puesto Dios para ira, sino para alcanzar salvación por
medio de nuestro Señor Jesucristo.” (1 Tes. 5:9)
• "Dios… soportó con mucha paciencia los vasos de ira… y para hacer
notorias las riquezas de su gloria, las mostró para con los vasos de
misericordia que él preparó de antemano para gloria." (Ro. 9:22-23)
• "Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos ha
bendecido con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en
Cristo, según nos escogió en El antes de la fundación del mundo,
para que fuéramos santos y sin mancha delante de El. En amor
nos predestinó para adopción como hijos para sí mediante
Jesucristo, conforme al beneplácito de su voluntad, para alabanza de
la gloria de su gracia que gratuitamente ha impartido sobre nosotros
en el Amado. " (Ef. 1:3-6)

Definiciones seculares

Según la enciclopedia on - line Wikipedia, la predestinación es una Doctrina


religiosa, bajo la cual se discute la relación entre el principio de las cosas y el
destino de las cosas. Su naturaleza religiosa lo distingue de otras ideas con
respecto al Determinismo, el Libre albedrío, y conceptos relacionados. En particular,
la predestinación concierne a la decisión de Dios para crear y gobernar la Creación
y la evolución, y el punto hasta el cual las decisiones de Dios determinan lo que
será del destino de grupos e individuos.

La discusión de la predestinación implica generalmente la consideración de si Dios


es omnisciente, o eterno o atemporal (fuera del flujo del tiempo en nuestro
universo). En términos de estas ideas, Dios puede ver el pasado, el presente y el
futuro, para que Dios sepa efectivamente el futuro.

Si Dios en algún sentido sabe tempranamente lo que sucederá, entonces los


acontecimientos en el universo se predeterminan efectivamente del punto de vista
de Dios. Esto en sí mismo no es predestinación (aunque implique el determinismo).

La predestinación implica que Dios ha determinado el avance de lo que


será el destino de las criaturas, no que esté simplemente enterado.[3]

Calvino cita a San Agustin,quien hace una advertencia

La advertencia de san Agustín

“Hemos llegado al camino de la fe”, dice san Agustín, “permanezcamos


constantemente en ella, y nos llevará hasta la habitación del rey de la gloria, en la
cual todos los tesoros de la ciencia y de la sabiduría están escondidos. Porque el
Señor Jesús no tenia envidia a los discípulos que había exaltado a tan gran dignidad
cuando les decía: Aún tengo muchas cosas que deciros, pero ahora no las podéis
sobrellevar (Jn. 16,12). Es preciso que caminemos, que aprovechemos, que
crezcamos, para que nuestros corazones sean capaces de aquellas cosas que al
presente no podemos entender. Y si el último día nos cogiere aprovechando, allá
fuera de este mundo aprenderemos lo que no pudimos entender aquí.”[4]

Luego, Calvino dirá que

“no es menos locura apetecer otra manera de predestinación que la que nos está
expuesta en la Palabra de Dios, que si un hombre quisiera andar fuera de camino
por rocas y peñascos, o quisiese ver en medio de las tinieblas. Y no nos
avergoncemos de ignorar algo, si en ello hay una ignorancia docta. Más bien,
5

abstengámonos voluntariamente de apetecer aquella ciencia, cuya búsqueda es


loca y peligrosa, e incluso la ruina total. Y si la curiosidad de nuestro entendimiento
nos acucia, tengamos siempre a mano para retenerla aquella admirable
sentencia: “Comer mucha miel no es bueno, ni el buscar la propia gloria es
gloria” (Pr. 25:27). Porque tenemos motivo para detestar este atrevimiento, ya
que no puede hacer otra cosa que precipitarnos en la ruina y la perdición. “ [5]

Luego,vuelve a citar el testimonio de San Agustín quien no disimula que le han


reprendido por todas estas razones, porque explicaba con toda libertad la
predestinación; pero él los refutó suficientemente, como era capaz de hacerlo. [6]

Dios no mira al futuro y entonces decide, si no que lo que decide será el


futuro. Debemos poder comprender que no existe ningún ser humano puede hacer
nada por conseguir una gracia como la que es recibir vida eterna y ser adoptado
por el Señor. Recordemos que bastó un solo pecado para que nuestros padres
fueran expulsados del Edén. Por eso, Dios decidió antes de crear el mundo
conceder por Gracia la vida eterna en comunión con Él a unas pocas criaturas, no
en base a nada que ellas hayan hecho o puedan llegar a hacer, si no por la gracia
de Dios como usted bien apuntó al citar Romanos 9.Los que hayan recibido la
gracia serán los que acogerán con fe el Evangelio y perseverarán gracias al Espíritu
Santo que garantiza su Salvación.

Notas

[0] http://radioiglesia.com/index.php?
option=com_content&view=article&id=837:la-doctrina-de-la-
predestinacion&catid=102:alerta-32&Itemid=46

[1] J. Calvino, Institucion Religión cristiana libro III capitulo XXI,FELIRE

[2] Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe

[3] http://es.wikipedia.org/wiki/Predestinaci%C3%B3n

[4] Agustin, Evangelio de Juan, LIII, 7. cit en J. Calvino, Institución Religión


Cristiana Libro III capitulo XXI,pag. 727, FELIRE

[5] J. Calvino, Institucion Religión Cristiana Libro III capitulo XXI,pag. 727, FELIRE

[6] Ibid., cap. XVI, 34 y ss.; XX, 52 etc.; Carta CCXXVI, 8 — De Hilario a Agustín.
cit en J. Calvino, Institucion Religión Cristiana Libro III capitulo XXI,pag. 727,
FELIRE