Você está na página 1de 111

La Sania Cruz de Carayaca

N U EV O T E S O R O DE O R A CIO N ES

Este precioso libro es el único y verdadero


y de gran utilidad para todas las familias,
que ha sido traducido de antiguos pergaminos
hebreos, griegos y latinos procedentes
de Egipto y aiunentado con valias
oraciones de Jerusalén.

SIT NOMEN DOMINI


BEN ED IC Tl'M
DE SUMA MRTL'D Y EFICACIA
PAR\ CURAR TODA CLASE DE DOLENCIAS,
COMO TAMBIEN UN SINNUMERO
DE PRÁCTICAS PARA LIBRARSE DE HECHIZOS
Y ENCANTAMIENTOS
CON BENDICIONES Y EXORCISMOS, ETC.
Título: 'La Santa Cruz de Caravaca'
Copyright © 1990 Editorial Humamtas, S.L.
Primera edición en 1990
R e im p r e s ió n e n 2 0 1 0

ISBN: 978-84-7910-036-0
Deposito legal: B-42320-1990

Queda prohibida, salvo excepción prevista en la ley, cualquier


forma de reproducción, distribución, comunicación publica y
transformación de esta obra sin contar con la autorización
de los titulares de propiedad intelectual. La infracción de
los derechos mencionados puede ser constitutiva de delito
contra la propiedad intelectual (art. 270 y siguientes del
Código Penal). El Centro Español de Derechos Reprográficos
(CEDRO) vela por el respeto de los citados derechos.

Impreso por Editorial Humanitas, S.L.


Centro Industrial Santiga
c / Pulg deis Tudons, s/n
Talleres 8, Nave 17
Telf. y Fax: 93 718 51 18
08210 Barbera del Valles
Barcelona (ESPAÑA)
h ttp :// www editorial-humanitas. com
in fo<6editoriat-humanitas com
La S an ta C ruz de C arav ac a 9

COPLAS

D e esta Cruz soberana


oigan, señores,
milagros y prodigios
con mil primores;
pues son tan grandes,
que no hay pluma que pueda
bien numerarles.
D e los cielos btqaron
con alegría
los Angeles en coros,
a conducirla;
y pues son tantos
los milagros que obra,
que es un encanto.
Hombres, ñiños y mujeres
llevan consigo
la Cruz que fue bajada
del cielo Empíreo,
para consuelo;
líbranos de las garras
del Dragón fiero.
Una mujer afligida
se vea en el parto,
10 N uevo T e so ro de O raciones La S an ta C ru z de C aray ac a 11

ponga sobre su vientre nuestro consuelo.


ese retrato:
con facilidad Dichosa, Caravaca,
esta Cruz amorosa puedes llamarte,
del parto la sacará. pues gozas de los cielos
el estandarte,
Cojos, mancos, tullidos que es la Santa Cruz
ciegos y sordos, donde su vida y sangre
en la Santa Cruz hallan dió nuestro Jesús.
consuelo todos:
que es tan hermosa, Todos los caminantes
que la escogió Cristo y marineros,
para su Esposa. por la mar y caminos
andan sin miedo,
D el cielo fué enviada como se valgan
del Padre Eterno, de llevar en el pecho
para que conozcamos la Cruz amada.
el gran Misterio
que es el que encierra; Son grandes los misterios
que así nos lo conceda de esta reliquia
Dios en la tierra. y así digamos todos,
que sea bendita:
Los Serafines todos para que tiemble
cantan y alegran el infierno y la gente
a esta Cruz soberana, que dentro tiene.
fina diadema:
porque en el cielo D e muertes repentinas,
es el lecho de Cristo incendios, robos,
y de la tempestad, de incendios e inundacio­
nes. Protegednos con vuestra intercesión du­
rante la vida, en las calamidades que la
Providencia tenga dispuestas, y en la muerte
libradnos de la eterna condenación, asistiendo
Vos a nuestra última hora para poder alcanzar
la eterna bienaventuranza. Amén.
14 N u evo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 15

nuestro Bien, había recibido en su sacratísimo


cuerpo, y pidió al Señor con mucha devoción
que se revelase. Se le apareció, pues, y le dijo:
Has de saber que las llagas que recibí en mi
cuerpo fueron cinco mil cuatrocientas cin­
cuenta y cinco: por lo que te digo que todo el
que rezare en memoria de ellas quince Padre­
nuestros y Avemarias por espacio de un año,
sacará quince almas del purgatorio, y se le
remitirá la penitencia que debía hacer por
otros tantos pecados mortales, y además ob­
tendrá la gracia y la confirmación de las
buenas obras. Y asimismo, a quien rezare un
año entero las oraciones, le daré quince días
antes mi cuerpo a comer, y no tendrá hambre;
mi sangre a beber, y no tendrá sed; le pondré
delante la señal de la Cruz que le servirá de
guarda y defensa, y le asistiré con mi Madre
Santísima en la hora de la muerte, y recibiré su
alma benignamente, la llevaré a los placeres
MILAGRO QUE HIZO NUESTRO eternos, y cuando la lleve le daré a beber la
SEÑOR DEL PERDON Divinidad; y a quien tuviere dolor y contric-
cion de sus petados, cumpliendo este rezo por
Había una mujer que habitaba en la monta­ espacio de un año se los perdonaré todos,
ña, y tenía una vida arreglada. Esta deseo desde que nació hasta la muerte, y le libraré
saber cuántas fueron las llagas que Cristo del poder del demonio y de su tentación, y
16 N u ev o Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz d e C arav ac a 17

siendo malo se volverá bueno, y continua­ mucha fe, porque Dios no sabe faltar: y todos
mente guardaré su alma de las penas del los dias dirá la oración siguiente:
infierno, y lo que pidiere a mi Madre Santísi­
ma se lo concederé, dándole la vida para ir a “ Mi Señor Jesucristo, acordaos de mi que
vivir a mi reino, a fin de morar conmigo soy pecador. Virgen Santísima, rogad por mí:
eternamente. Cualquiera que trajere consigo siempre sereis alabada y bendita. Rogad por
esta oración, y la diere a leer, o la enseñare a este pecador a vuestro amado Hijo. Preciosa
algunas personas, tendrá en esta vida placer y hermosura de los Angeles, de los Profetas, de
galardón. Dondequiera que esté esta oración, los Patriarcas; corona de los Mártires, de los
la casa será conservada en paz, así como Apóstoles y de los Confesores; gloria de los
conservé las pesadas olas del mar. Cualquier Serafines; corona de las Vírgenes, libradme
persona, sea hombre o mujer, que tuviere esta de aquella espantosa figura cuando mi alma
oración, no morirá de muerte repentina, ni saliere de mi cuerpo. ¡Oh, santísima fuente de
será perseguida por sus enemigos, ni vencida piedad y hermosura de Jesucristo, alegría de la
por ellos en batalla, o en prisión, ni ahogada en gloria consolación del clero, remedio en los
el mar, ni abrasada por el fuego, ni los rayos, ni trabajos! Con Vos, Virgen prudentísima, se
acometida de gota coral, ni depondrá contra alegran los Angeles. Encomendad mi alma y
ella ningún testigo falso. Cualquier mujer que la de todos los fieles cristianos; rogad por
se halle de parto, llevando esta oración, parirá nosotros a vuestro bendito Hijo, y conducid­
felizmente sin peligro. Esta oración la trajo de nos al Paraíso eterno, en donde reináis y vivís
Roma don Juan Cardoso, y se halló en un para siempre; y allí os alabaremos eternamen­
hombre que se había arrojado al mar, con una te. Amén. Jesús”.
piedra grande atada al cuello: éste anduvo por “ Soberana Virgen María, Madre de Jesús,
espacio de tres días sobre las aguas sin ahogar­ Hijo de Dios vivo, pues le habéis parido:
se, y luego que le sacaron las olas, le encontra­ Rogad por todos los pecadores para que nos
ron dicha oración. El que la traiga, sea con perdone. Libradnos del enemigo que nos com-
18 N uevo Tesoro de O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 19

bate, y concedednos la gloria eterna. Amén, Dicho esto, vaya por toda la casa echando
Jesús”. agua bendita, con candela encendida de las
ORACION AL GLORIOSO MARTIR benditas, diciendo los Psalmos Graduáles que
SAN SEBASTIAN son propios para esta ocasión, y en cada pared
Glorioso e invicto mártir San Sebastian de los aposentos, tránsitos y corredores, haga
insigne protector de los afligidos, desconsola­ una cruz con carbón lápiz, ó con hierro ó cu­
dos y menesterosos que ponen la confianza en chillo, diciendo en cada una.
Dios y esperan de su benignísima mano el Ecce Crucem Domini, fugite partes adver­
remedio de sus aflicciones y necesidades: Os se, invirtute Domini nostri Jesu Cristi, qui
suplicamos, como abogado que sois también pependid in es.
contra todo contagio, peste y epidemia, libréis Psalmo 119 Letatus sum in his, etc.
nuestras casas, con vuestra intercesión, de Id. 122 Ad te lavavi oculos, meos, etc.
todo estos males. Amén. Llegando a lo bajo o a donde, más se siente
el Duende, o Brujas, diga: Adiutoriu mnos-
trum in nomine Domine, que fecit celum, etc.
terram.
Dominus vobiscum.
Et cum Spiritu tuo.
Secuencia santi Evangelli sécundum Ma-
theum.
Gloria tibi Domini.
In illo tempore, dixit Jesús Discipulis suis;
omnis que audivit verba mea, etc., facit ea,
assimilabitur viro sapienti, qui edificavit do-
mun suam supra petram, etc., descendit plu­
via, etc., venerum ilumina, etc., flaverunt
20 N u ev o Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 21

venti, etc., imicrunt in domun istam etc., non OREMUS


cecidit, fundata enim erat supra petram, etc., Domum istam tuam, donme Jesu Christe
omnis que audivit verba mea, etc., non facit ea clementer ingredere, etc., corda habitancium
similis erit viro stulto, qui edificavit domun in ea igne; tue amoris, etc., fídeivehementer
suam super erenam, etc., descendit pluvia, accede, ut fimitir supra petram edifícata, nula
etc., venerunt flumina, etc., flaverunt venti, demonum, etc., ministrorum eorum incursione
etc., imierunt in domun il Uam, etc., cecidit, iurbetur.
etc., fuit ruina illius magna; etc., cum con- Domine Jesu Críste qui habites in vivis
summasset Jesús verba hec, admirabantur lapidibus filis Alahe, etc., per ilos habitacula
turbe super doctrina eius, eran enim docens eorum, imples omni Benediccione bone f
eos, sicnu potestatem habens. dich, etc., santifica ha demom servorum tuo-
Laus tibí Christi Rex regnum: etc., per rum, que sub tus patrocinio singularíter con-
Evangelium dictum deleantur nostrum delic- fiolum, ut nula Magorum, malienorum spirí-
tu, etc., auferatur ab hac domo, etc., habitato- tum illi dominetur adversitas.
ribus in ea omne maledictum. (Prosiga dicien­ Sancti nominus tue timorem pariter, etc.,
do): amorem fac nos habers perpetuum quia num-
Demus ista; sicut dommuns Israel, espera- quam tua gubemadone destituís, quos insolidi-
vit in Domino. late tue dileccionis instituís.
Aintor ceru, etc., protector corum est. Famulorum tuorum, quesimos, domide de-
Benedixit Dominus domini Israel, etc., do­ lictis ignoce, ut qui tibí placeré de actibus
mine Aron. nostrís nou valemus henitricis Filie tue domini
Benedixit ómnibus, qui timent Dominum. nostri Jesu Cristi intercesione salvemur.
Dicat nunc bomus ista timens Dominum. Deus, qui miro ordine Angelorum, ministe-
Quoniam in sécula misericordia eius. ria hominum qua dispersas; coneede propi-
Dominus vobiscum. cius, ut a quibus tibis ministratibus in eelo
Et cum spiritu tuo. semper asistitur, ab is interra nostra vila
22 N uevo T esoro de O raciones La S an ta C ruz d e C aray ac a 23

muniatur. Per Cristum Dominum nostrum. In ilo tempore dixit Jesús Discipulis suis
Amén. ecce ego mitto vos sicut agnos interlujios
Luego vuelve a andar toda la casa, echando molite portare faculum, ñeque peram, ñeque
agua bendita. Qui confidum in Domino. Psal- calcamenta neminem per viam salutavorisis.
mos 124, 125, 126, 127, 128. Primum dicite, pax huic domuy si ibi fuerit
Kyrie eleison. Criste eleison. Kryrie elei- filius pacis juper oum pax vuestra, sin aum ab
son. Pater noster. vos revertetur.
Et ne nos inducas in tentacionem. Sed libera Qui nos créavit, redemit ipse nos regat
nos a malo. gubemet perducat in vitameternam Amén,
Dominus vobuscum. Et cum spiritu tuo. Benedicció D ei omnipotentis, pater f Blii,
Después prosiga, bendiga un poco de in­ Spiritu f sancti.descendadsuper hac domum
cienso, diciendo: omnes habitantos inea cuete, manead semper.
Audiutorum nostrum in nomine Domini. Amén.
Quifecit celum, etc., terram.
Dominus vobiscum, Et cum spiritu tuo.
Y echando incienso en agua bendita, diga:
Incensum istud a te Domine, benedictum
SAN CIPRIANO Y SANTA JUSTINA
asendat at te, etc., etc., descendat semper nos
misericordia tua. Et sicut demonium As-
Introducción
modssen a Sara filia Bachelis ministerios
Arcangeli Rafaelis liberasti, Comuera, D o- Cuando el tirano Diocleciano arrestó a
mumn eis benediccionibus resplanti; ita reple- Santa Justina para martirizarla junto con San
re digneris hac domum tua benediccione, etc., Cipriano, este Santo compuso la oración si­
omnes habitantes in ea ab ómnibus insiclis, guiente, suplicando a Dios nuestro Señor se
etc., sugestione diaboli misericorditer libera­ dignase preservar a los fieles, de los ensalmos
re. Per Christum Dominum nostrum. Amén. y artificios del demonio; no sólo a todos
24 N u ev o T esoro d e O raciones La S an ta C ru z d e C arav ac a 25

aquellos a quienes la Santa había convertido a ORACION


la fe de Jesucristo, sino también a los que en
adelante se convirtieren. Esta oración se en­ ¡Oh, D ios Omnipotente y Eterno! Por me­
contró en los archivos de la ciudad de Cons- dio de vuestra sierva Justina con quien voy a
tantinopla, cuando los turcos se apoderaron de Perder la vida temporal para alcanzar la
ella, escrita en un pergamino, de que se eterna, os pido humildemente perdón de todos
incautó un soldado de la Santa Cruzada, (os maleficios que he cometido durante el
viéndolo firmado por un santo mártir, a fin de tiempo que mi espíritu ha estado preocupado
preservarlo de la voracidad de las llamas, con el dragón infernal; y en pago del sacrificio
llevándolo siempre consigo dicho soldado, que hago de mi vida, os suplico que mis
dentro de una bolsa de seda, por cuyo medio se plegarias sean oídas a favor de todos aquellos
vió siempre libre de todo mal. Posteriormente que de buen corazón os suplicaren la salud de
este pergamino fue entregado al Papa San su cuerpo y alma, recordándoos, Señor, que
Clemente, el cual penetrando la virtud y con una sola palabra sacasteis el maligno
eficacia de la oración que contenía, la reco­ espíritu de aquel santo varón de que nos habla
mendó a los fieles como un remedio eficaz la Escritura; que resucitasteis a Lázaro, muer­
contra todos los males, y particularmente to de tres días; que volvisteis la vista al santo
contra las tentaciones del maligno espíritu, sus Tobías, ciego por la instigación de Satanás;
hechizos y brujerías, de modo que dicho Santo que sois el soberano Dominador de vivos y
Pontífice concedió ochocientos días de indul­ muertos. Compadeceros, Señor, de todos a-
gencia a todos y a cualquiera de los fieles, cada quellos que conozcáis que son vuestros por
vez que dijeren u oyeren con devoción la su fé, esperanza y buenas obras, y os suplico
citada oración, que el mismo San Cipriano que a aquéllos que estén ligados con héchizos,
compuso antes de su glorioso martirio, entre- embrujados y poseídos del maligno espíritu,
gánlola a la hermana de Santa Justina, llama­ los desatéis para que puedan con toda libertad
da Rufina. serviros con santas y buenas obras; los dehe­
26 N uevo Teso ro d e O raciones La S an ta C ruz d e C arav ac a 27

chicéis para que puedan usar de su albedrío en para que pueda contemplar vuestros favores y
vuestro servicio: los desembrujéis para que el dirigir los negocios a un buen fin; desatad mi
lobo rabioso no pueda decir que tiene dominio lengua para cantar las alabanzas de vuestra
sobre alguna oveja de vuestro rebaño, compa­ bondad, diciendo: Alabado seáis, Dios Padre,
rada a costa de vuestra preciosísima sangre Dios Hijo, D ios Espíritu Santo, tres Personas
derramada en el monte Gólgota. Libradlos, en un solo Dios, que todo lo ha creado de la
Señor todopoderoso, del poder del ángel re­ nada. Si tengo torpeza en las acciones, dig­
belde, para que libres del común enemigo, os naos desentorpecerlas para emplearlas en o-
alaben, bendigan, adoren; exalten, santifiquen bras de vuestro agrado: si mala dirección en
y confiesen a Vos, al Padre y al Espíritu Santo, los bienes, hijos y demás dependientes de este
con todo el coro de Angeles, Patriarcas, vuestro servidor, N., os suplico, Señor, la
Profetas, Santos, Santas, Vírgenes, Mártires, troquéis en buena, para emplearla en un todo
Confesores, de vuestra santa gloria. en vuestro santo servicio; y finalmente acep­
Y os suplico, Señor, que en nombre de tad, oíd, y concededme lo que voy a pediros,
Santa Justina, queráis preservar a vuestro en pago del sacrificio que hicieron de sus vidas
servidor, N ., de todos los maleficios, arterias vuestros mártires Cipriano y Justina, con las
perfidias y ardides de Lucifer, y de perseguir siguientes plegarias:
vuestro santo nombre, para que siempre ala­
bado sea. Preservad la vista, el pensamiento, Señor, apiadaos de mi
las obras, los hijos, los bienes, animales, Jesucristo; apiadaos de mi.
sembrados, árboles, viandas y bebidas, no Señor; oídme.
permitiendo que vuestro servidor, N., sufra Jesucristo; oídme.
ninguna asechanza del demonio; antes bien, Dios Padre, que estáis en el cielo;
iluminadle dándole la vista conveniente para Dios Hijo, Redentor del mundo;
ver y observar vuestras maravillas en la obra Dios Espíritu Santo; apiadaos de mí.
de la naturaleza; rectificad mi entendimiento Santa Trinidad; apiadaos de mí.
28 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ru z d e C aray ac a 29

Todos los santos Angeles y Arcángeles; “-¡E a, ea!- van gritando


rogad por mí. Ya caerás en nuestros lazos:
Todos los santos Apóstoles, Evangelistas te seguiremos los pasos,
y Discípulos del Señor; rogad por mí. y en ellos tropezarás”.
San Sebastian, San Cosme y San Damían, Pero los que Vos amáis, Señor,
San Roque, Santa Lucía y San Lorenzo; rogad os honran noche y día,
por mí. y por esto con alegría
Todos los santos Pontífices y confesores. invocan a su Libertador.
Todos los santos Sacerdotes, Levitas, Reli­
giosos, Anacoretas, Vírgenes, Viudas, Santos Dios clemente, Vos conocéis mi miseria,
y Santas; interceded por mí. mi pobreza y mi flaqueza; vuestro auxilio no
me neguéis.
De todo mal; libradme, Señor. Mostraos, Señor, mi defensor en la perse­
De todo pecado; libradme, Señor. cución de mis enemigos.
De vuestra ira; libradme, Señor. Huid, amigos de mi desgracia. En mi Dios
De muerte repentina; libradme, Señor. he encontrado gracia; huid.
De los lazos del demonio; libradme, Señor. Que estos enemigos sean confundidos y
De relámpagos, truenos y tempestades; alejados, Señor.
libradme, Señor. Que vengan truenos y tempestades de
D e terremotos, libradme, Señor. mala influencia, para que se alejen de mi
Angeles de Dios; oídme. presencia.
Prestadme vuestra ayuda. Sean inútiles, Señor, de mis enemigos los
Sin vosotros mi corazón pierde toda su pasos.
fuerza. Líbrame de sus asechanzas, Señor.
Sean llenos de confusión los que atenten Concededme esa gracia, Señor.
contra mí vida espiritual. Salvad, Señor, a vuestra sierva: os lo
30 N uevo Tesoro de O raciones La S anta C ruz de C arav ac a 31

suplico por vuestro amor.


Señor, oíd mi súplica; y que el grito de mi
corazón llegue hasta Vos, Dios mío.

ORACION

Dios mío, cuyo principio es apiadarse y


perdonar al pecador. Acoged benigno mi ple­
garia y haced por vuestra clemencia y piedad,
que yo y cuantos estén atados con el lazo de la
culpa, sean desatados y absueltos. También os
ruego, Señor, que mediante la intercesión del
glorioso mártir San Cipriano, seamos libres de
todo maleficio y poder del maligno espíritu.
Amen.
nuestro Señor, quien por un rasgo de amorosa
ORACION AL APOSTOL SAN PABLO clemencia, os derribó vencido a su presencia,
para levantaros convertido y dispuesto a la
Bienaventurado Santo, a quien un destello apostólica misión para la cual os tenia desti­
de la divina gracia convirtió súbitamente, de nado; que también caiga yo aplastado por la
corifeo del error y encarnizado enemigo de la enorme pesadumbre de mis culpas, y que
Cruz, en discípulo de la verdad, apóstol de las alumbrado por los resplandores de la divina
gentes y defensor acérrimo de la causa de gracia, pueda levantarme contrito y penitente,
Jesús crucificado: Rogad por mí, celoso pro­ para seguir vuestras huellas en el camino de la
pagador del Evangelio, y alcanzadme de Dios fe y de la caridad cristianas, hasta llegar a la
32 N uevo Tesoro de O raciones La S an ta C ruz de C aray ac a 33

celestial Jerusalén, en donde pueda loar al siervo San Antonio, el privilegio de que sus
Señor, por toda la eternidad. Amén. devotos hallen las cosas perdidas: Os doy
infinitas gracias por lo mucho que favorecis­
Padre nuestro, Ave María, Gloria y Credo. teis a este glorioso Santo, y os pido, por su
intercesión, concedáis a mi alma luz celestial,
y eficacia que domine y refrene mis apetitos
desordenados, para seguir vuestras divinas
ORACION A SAN ANTONIO DE PADUA inspiraciones; que no pierda yo la joya precio­
sísima de vuestra gracia, y si por mi desgracia
Dios y Señor de las Dominaciones, a cuyo la hubiera perdido, que la halle prontamente.
poder está sujeta toda humana y angélica Amén.
criatura; que concedisteis a vuestro amado

RESPONSO RIO DE SAN ANTONIO


DE PADUA

Si buscas milagros, mira


muerte y error desterrados,
miseria y demonio huidos,
leprosos y enfermos sanos.
El mar sosiega su ira;
redímense encarcelados;
miembros y bienes perdidos
recobran mozos y ancianos.
34 N u ev o T e so ro d e O raciones L a S an ta C ru z de C aray ac a 35

El peligro se retira; ORACIO DE SANT AGUSTI


los pobres van remediados.
Díganlo los socorridos; Per demanar alivi a Déu, en qualsevol
cuéntelo los paduanos. aflicció i necessitat
El mar sosiega su ira;
redimense encarcelados;
miembros y bienes perdidos
iOh, dolcissim Senyor Jesucrist, verdader
recobran mozos y ancianos.
Deu i Home, que fóreu enviat per vostre Pare
Gloria al Padre, gloria al Hijo Omnipotent al Mon, per a salvar ais pecadors,
gloria al Espíritu Santo. i també per a deslliurar aquells que están
El mar sosiega su ira; posats en les presóns; per a congregar al divi-
redímanse encarcelados; dits; per a tomar ais pelegríns a ses terres; per a
miembros y bienes perdidos teñir misericórdia deis contrits de cor, i conso­
recobran mozo y ancianos. lar ais tristos i afligits! Dignauvos, Déu i
Senyor meu Jesucrist, de deslliurar i tréurer
Ruega a Cristo por nosotros, aquest indigne servidor vostre, N ., de la tribu-
Antonio glorioso y santo, lació i aflisció en que está possat.
para que dignos así Vós, Senyor, que sou guarda de tot el llinat-
de sus promesas seamos. ge humá, i amb vostra santíssima Passió i
Amén. preciosa Sang, maravellosament ens compra-
Padre Nuestro y Ave María reu el Paradís, i posáreu pau entre els Angels i
els homes, dignau-vos establir i posar pau
entre mi i els meus enemics; mostrar vostra
grácia sobre de mi; infundir vostra misericór­
dia, i extingir i mitigar tota la ira i odi que tenen
36 N uevo Tesoro de O raciones La San ta C ru z de C aravaca 37

contra de mi els meus enemics; i, aixis como ORACION AL ANGEL DE LA GUARDA


Ueváreu la ira i odi de Esaú, que contra del seu
germá Jacob tenia, vullau, bon Jesús, mostrar Angel de la paz, Angel de la Guarda, a
sobre mi, N ., servidor vostre, vostra grácia i quien soy encomendado, mi defensor, mi
deslliurar-me de tots aquells que em tenen ren­ padre, mi vigilante centinela: Gracias te hago
cor, Amén, Jesús. que me libraste de muchos daños y peligros del
cuerpo y del alma. Gracias te hago, que
Pare nostre, Ave María, Salve i Credo estando durmiendo, tú me velaste, y despierto,
me encaminaste; al oído, con santas inspira­
ciones me avisaste: yo, encenagado en los
vicios mundanos, no me valía de tus consejos,
y como desgraciado, no me curaba. Perdona-
38 Nuevo Tesoro de O raciones La S anta C ruz de C aravaca 39

me, amigo mío, mensajero del cielo, consejero Oh, Déu clementíssim, que per medi d’un
y protector y fiel guarda mía; muro fuerte de mi Angel, donáreu al benaventurat Sant Roe una
alma, defensor y compañero celestial. En mis taula, dient que qualsevol que de cor Linvoca-
desobediencias, vilezas, desvergüenzas y mis rá, será deslliurat de pestiléncial Vos suplico
muchas descortesías que hoy cometí en tu que tots els que recorrem a son amparo, siam
presencia, tú siempre me ayudaste y guardas­ deslliurats de tot contagi de eos i ánima, per la
te. Ayúdame y guárdame siempre, de noche y seva intercessió, i pels mérits de Jesucrist
de día. Amén. nostre Senyor. Amén.

Padre nuestro y Ave María. Padre nostre, Ave María i Gloria.

ORACIO A SANT ROC


CURIOSO SECRETO MISTICO PARA
GUARDAR EL GANADO

Escribirás sobre un pergamino, el Viernes


Santo, durante el oficio de la Pasión, lo
siguiente:
Oteos f a Oxthoo f , Noxio f , Bay f , Glay
t , Apenih t-
Luego, doblarás este escrito y lo pondrás en
el puño del cayado de pastor y, plantado y
clavado en tierra, en medio del rebaño, no se
separarán a 20 pasos una res de otra, ni del
cayado.
40 N uevo T e so ro de O raciones La S an ta C ruz d e C aray ac a 41

OTRO, PARA CURAR EL GANADO SECRETO PARA GUARDAR


HINCHADO Y GUARDARLO EL GANADO EN LOS CORRALES,
GALLINAS Y DEMAS ANIMALES,
Dirás: “G oyet Magog et super Magog, et DEL LOBO Y LAS ZORRAS
consummatum est” ; y le harás la señal de la
cruz en el pie izquierdo, diciendo las mismas
palabras (las que dirás también al entrar en el
prado), y el ganado será guardado. Esto es Diras, cada semana, un día sí y otro no,
para guardarlo, y para curarlo, si hay reses empezando por el lunes (y sin contar el
hinchadas, se les dirán las mismas palabras, 3 domingo), en los sitios cercados o corrales
veces a cada una, teniéndolas derechas sobre donde estén los animales, santiguándose en
sus dos pies traseros, sin que estén con pena ni cada cruz y bendiciendo con la mano al corral
agitación. Es probado. con el ganado:

ASOMBROSO SECRETO, CIERTO


En el nombre del Padre t y del Hijo f , y
Y PROBADO
del Espíritu Santo f • Lobos y Lobas, Zorros
y Zorras, machos y hembras, yo os conjuro en
A cualquiera que caiga con mal de San Pau,
el nombre de la muy santa, sobresanta, tres
se le puede levantar en el acto, sin mal
veces santa e individua Trinidad, y en este
ninguno, con admiración de los circunstantes.
nombre de Nuestra Señora cuando fué encin­
Soplarás a la oreja del que ha caído con el
ta, que no vayáis a tomar ni matar ninguna
mal, y dirás estas palabras, 3 veces: Criatura,
cabeza de ganado, sean machos o hembras; ni
oye a tu Criador; Criador oye a tu criatura,
a ninguna ave de plumas de ese corral ni a
Gaspar, Melchor, Baltasar, levántate por la
comer sus nidos, ni chupar su sangre, ni
Santísima Trinidad; y se levantará al mo­
romper sus huevos, ni hacerles ningún mal.
mento.
42 N u ev o T esoro d e O raciones L a S an ta C ruz d e C arav ac a 43

ORACION CONTRA RAYOS, PIEDRAS, partes del mundo, si es nube; y si es manga, a la


HURACANES Y TEMPESTADES, manga sola, y repetirás:
AUNQUE SEA POR MALEFICIO Yo te vuelvo a conjurar por las cuatro
palabras que D ios mismo habló a Moisés:
“Uriel, Seraph, Josafa Ablaty, Agía Caila”,
Christus Rex venit in pace. Et Deus Homo que ceda tu fomento. Te conjuro que te
factus est, et Verbum cara factum e s t Christus disuelvas en el momento, por Adonay. Jesús
de Virgine natus e s t Christus per médium autem. Jesús superautem. Superautem Jesús.
illorum bat in pace. Christus crucifixus est Padre nuestro hasta en la tentación.
Christus mortuus est Christus sepultus est Lagarot +. Alphonidos t , Paatia t . Urat
Christus resurrexit Christus ascendit Chris­ t , Condion t , Lamarcrom f , Iodón t ,
tus imperat Christus regnat Christus ab omni Arpagón t > Atamar t » veniat Serabani t ■
fulgore nos defendat Deus nobiscum. Amén.
Yo te conjuro, N ., (aquí se dice nubes, MODO DE QUITAR EL FUERTE MAL
huracán, granizada o pedrisco, tormenta o DE VIENTRE, EN SEGUIDA
manga de agua, etc.), en nombre del gran Dios
viviente, Adonay, Elosín, Teobac y Metratón, Harás 9 cruces en el ombligo, y a cada cruz
que te disuelvas, como la sal en el agua, y te dirás:
t Ostevum f , Ostesa t ,
retires a las selvas inhabitadas y barrancos
incultos, sin causar daño ni estrago a ninguno. Malehit t . Bányat t >
Amb poca palla t ,
Harás la señal de la cruz a las cuatro partes
Mal de ventre f , ves-te’n
del mundo; y si es manga se cortará lo mismo,
d’aqui aviat f»
pero ha de tener un cuchillo de revés en la
que Déu t’ho mana t •
mano izquierda (el mango en la mano y la hoja
atrás). Y levantarás el brazo en alto, haciendo Esto se repite 3 veces, y se rezan tres Padre
cruces como quien corta, hacia las cuatro nuestros a la Santísima Trinidad.
44 N uevo Teso ro d e O raciones La S an ta C ruz d e C arav ac a 45

PARA SALVAR LA VIDA EN LA GUERRA os encontréis, ninguno de vuestros enemigos


tendrá poder sobre vos: seréis invencible, y
Dirás: “ Señor, que no habéis querido que ganaréis fácilmente las batallas; os libraréis de
vuestra túnica fuese partida en pedazos, sino los más grandes peligros, enfermedades y
que fuese jugada en suertes, hacedme a mi la desgracias, en nombre de nuestro Señor Jesu-
gracia de que yo logre salvar mi vida en esta crito. Amén.”
guerra. Señor, libradme de morir en ella. En obsequio y memoria del mismo Pontífi­
Señor, libradme a mi, si queréis”. Dirás 3 ce, agradecido y lleno de fe el Rey Carlos la
veces el Padrenuestro, por las victimas de la hizo escribir en letras de oro, llevándola
guerra. siempre sobre él con mayor cuidado y el más
grande respeto y devoción.
Ningún mortal puede explicar la virtud y
ORACION
gracia de esta oración. Si los hombres cono­
cieran su virtud y excelencia, ladirían cada día
Enviada como un exquisito regalo, al serení­
con mucha fe y no dejarían de llevarla siempre
simo Carlos el Grande, Emperador de
consigo; en tal manera, que no se encuentra
Hesse y de la Germania.
ninguna persona que diga que habiendo reci­
San León, Papa, ha reunido y puesto por tado esta oración, se haya visto abandonada
obra la oración que sigue, de las mismas de Dios en sus necesidades, y que no haya
palabras y preceptos de nuestra Santa Madre alcanzado lo que deseaba, y la experiencia
Iglesia, y la envió a Cario Magno, diciendo. innegable de haberla hecho conocer a otros.
“ Si vos creéis firmemente y sin ninguna Así, el que la diga cada día con devoción, y la
duda, cada día que digáis la oración en nuestro lleve encima con respeto, no tendrá ninguna
retiro o recogimiento, con devoción, y la alteración en el alma ni en el cuerpo (guar­
llevéis sobre de vos con respeto, sea en la dando los mandamientos divinos), por la glo­
guerra, sea en el mar o en cualquier parte que ria y alabanza de Dios todopoderoso, de la
46 N uevo Teso ro de O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 47

gloriosa Virgen María, su Madre, y de toda la antes de marchar léala, o hágala leer, y llévela
Corte celestial, por cuyo medio será preserva­ encima, que no tendrá ningún accidente en su
do del hierro, del agua, del fuego, y de una viaje, de ninguna manera; y si viene a morir, se
muerte repentina. El diablo mismo no tendrá salvará, porque tendrá üempo de formar un
ningún poder sobre él; no morirá sin confesión, buen acto de contricción, por la gran miseri­
y su enemigo no le podrá hacer mal, ni cordia de Dios, que obra por esta oración, lo
durmiendo ni en camino; y en cualquier parte cual ha sido experimentado por muchas per­
que esté, no será nunca vencido ni hecho sonas.
prisionero. Esta oración es maravillosa contra También tiene propiedad de servir contra
las tempestades, los truenos y rayos; y si se toda clase de encantos y encantamientos,
dice encima de un vaso de agua bendita, sortilegios, caracteres, visiones, ilusiones, po­
haciendo asperciones, o bendiciones en forma sesiones, obsesiones, impedimentos, liga­
de cruz, al sitio o nublos, al instante se acabará mientos, maleficios, y todo lo que nos pueda
la tempestad y los truenos. suceder por arte de brujas, o incursión del
Si se encuentra dentro del mar, diciendo la diablo.
oración 3 veces, no le sucederá aquel día También contra todas las cosas que pueden
ningún accidente funesto, ni tempestad; y si se ser dadas a los caballos y yeguas, bueyes,
dice 3 veces sobre de una persona de la que ovejas, y otras especies de animales, etc.
esté posesionado el mal espíritu, tendrá ella, u
otra persona en su representación, una vela
bendita encendida en la mano derecha y será
libre inmediatamente.
Si alguna mujer se encuentra en peligro de Crux mihi certa salus.
parto, se le dará una vela bendita encendida y Crux est quam semper adoro.
se le dirá la oración, y se verá luego libre del Crux mihi refugium.
parto. Si alguno se ha de poner en camino, Crux Domini mecum.
48 N u evo Tesoro c/e O raciones La S anta C ruz de C arayaca 49

DIVINO JESU S, PERDONADNOS ORACION


Esta es la milagrosa oración de San León

¡Oh, Verbo que os habéis encamado, clava­


do en una cruz, sentado a la diestra de Dios
Padre! Yo os adoro por vuestro santo nombre,
a la pronunciación del cual todo hombre se
humilla. Vos que escucháis las súplicas de
todos los que en Vos confían y creen, dignaos
preservar a esta criatura, N. (aquí el nombre),
por vuestro santo nombre, por los fines y la
pureza con que os dignasteis honrar a la
Santísima Virgen, vuestra Madre, y por las
súplicas, dignidades y virtudes de todos los
Santos de Dios, de todo ataque de maleficio
por parte de los demonios y de los malos
espíritus. Vos que vivís y reináis con Dios
Padre t y el Espíritu t Santo, en unidad
perfecta. Amén,

CONJURO

Aquí tenéis la Cruz f de nuestro Señor


Jesucristo (se enseña la Cruz), de la que
depende nuestra salud, nuestra vida, nuestra
50 N uevo T e so ro d e O raciones La S an ta C ru z d e C arav ac a 51

resurrección espiritual, la confusión de todos sentaros en el trono de Dios ¿Quién como


los demonios y malos espíritus. Huid, pues, D ios fuerte y sano? Yo os prohibo de su parte,
marchad de aquí, demonios, enemigos conju­ y por su autoridad, que bajo cualquier pretexto
rados de los hombres, en nombre de Jesucris­ que sea, podáis hacer ningún mal a esta
to, porque yo os conjuro a vosotros, demonios criatura, N ., ni a nosotros, ni morar en ella, ni
infernales, espíritus malignos, cualesquiera en estos sidos, ni dentro ni fuera de su cuerpo,
que seáis, presentes o ausentes, bajo cualquier ni de estos sidos, a 100 leguas a la redonda;
pretexto que seáis, llamados o conminados, o sea que duerma, que vele, que coma, que rece
por vuestra voluntad, o por la fuerza, por y que trabaje, o que obre natural o espiritual­
amenazas, por artificio de hombres o mujeres mente. Yo os digo que si sois rebeldes a mi
malas, por morar o habitar: yo os conjuro otra voluntad, valido como estoy por la de Dios, y
vez, por temerarios y obstinados que seáis, de por su gracia y misericordia, aunque indigno,
obedecer y dejar a esta criatura, N ., hechura pero lleno de fe viva, echaré sobre vosotros
de Dios, y redimida por Dios, y perteneciente todas las maldiciones y excomuniones de
a Dios. Os lo mando por el gran Dios viviente, todos los Santos; San Pedro y San Pablo, San
por el verdadero D ios, por el Dios Santo t , por Antonio de Padua y San Antonio Abad, San
el Dios Padre f , por el D ios Hijo t , y por el Benito y San Cipriano. Deshago todos vues­
Dios Espíritu Santo f> también Dios; pero tros enredos y compromisos de todos los
principalmente por Jesús rautem, Jesús supe- magos, brujos y brujas; caracteres, jeroglífi­
rautem, por superautem Jesús, por Aquél que cos, y hasta las mismas firmas y pactos con
fué inmolado en Isaac, vendido en José; que palabras y acciones, de todas materias vegeta­
siendo hombre fué crucificado; que ha sido les, sangres, animales, con el nombre de las
como degollado inocentemente como un cor- tres veces santa Trinidad, Dios Santo, Dios
derito; por la sangre de Aquél a cuyo mandato fuerte, D ios inmortal, que estamos seguros y
San Miguel combado con vosotros, demonios, libres de vuestro mal: Agios, Sother, Mesías.
y os hizo huir cuando queríais presentaros y Emmanuel, Sabahot, Adonay, Athanatos, Is-
52 N uevo T esoro d e O raciones La S an ta C ru z d e C aray ac a 53

chiros, Eleison, Oteos, Eloy, Saday, Agía, hayan servido de caracteres, que hayan exa­
Alpha et Oméga, Jeová, Profeta, Camino, minado las horas, minutos, días, semanas,
Verdad, Vida, Eternidad, Glorias Tetragram- meses, o años, lo mismo. Aunque hayan hecho
maton. ¿Quién como Dios? Yo os conjuro a su con vosotros algún pacto tácito y manifiesto,
nombre, por sus santos nombres, por sus aunque haya sido conjuramento solemne: yo
méritos y virtuosa gloria, y os mando os rompo y destruyo y doy por nulas todas esas
marchéis inmediatamente, y deshago todo cosas, por la virtud y poder de D ios Padre f ,
encanto y posesión vuestra, f Lagarot, Al- que ha criado a todas las cosas; por la
phonidos, paatia, Urat, Condion, Lamarcron, sabiduría del Hijo f , Redentor de todos los
Fondon, Arpagón, Aamar, Bourgasis Veniat hombres, y por la voluntad del Espíritu Santo
Serabani. Et Verbum caro factum est, et f : escudado con el escudo de San Miguel,
habitavit in nobis. Yo os condeno, de parte de donde dice: “¿Quién como Dios?” En una
la muy santa Trinidad, a que vayáis al estan­ palabra, por Aquél que ha cumplido la ley
que del fuego y del azufre, donde seréis llevado enteramente; que es, era y será siempre,
y atormentados a la voz del bienaventurado Omnipotente, Agios, Athanatos, Sother, Te-
San Miguel. Y si sois forzados a hacer mal por tragrammaton, Jeová, Alpha et Oméga, prin­
algún mandato, ya sea dándoos culto o adora­ cipio y fin: en una palabra, que todo el poder
ción, y perfumes, o que hayan echado alguna infernal sea destituido y huido de esta criatura,
suerte por palabras o por magia, sea sobre N. (y de estos sitios), por la señal de la santa
hierbas, sobre piedras, o en el aire, o en el agua Cruz sobre la cual Jesucristo ha muerto, y por
de fuentes, ríos, lagunas, estanques, o en el la encamación de los santos Angeles, Arcán­
mar, o que eso se haya hecho natural o geles, Patriarcas y Profetas, Apóstoles, Márti­
sencillamente, o con composición, y que esas res y Confesores, Vírgenes y Viudas, y de la
cosas sean temporales; o si se han servido de bienaventurada Virgen María, y, en general,
cosas sagradas, aunque se haya empleado en de todos los Santos que disfrutan de la presen­
el nombre de Dios, o de sus Angeles; que se cia de D ios desde la creación del mundo, como
54 N uevo T esoro d e O raciones La San ta C ruz de C arav ac a 55

también de las ánimas santas que viven bajo la Tres padrenuestros, en honor de la Santí­
Iglesia de Dios. Rendid vuestros homenajes al sima Trinidad, y a las almas del purgatorio.
D ios muy alto y poderoso, y que ellos penetren
Christus vivit. Christus regnat. Christus ab
hasta su solio (trono), como el humo del
omni malo te defendat Maledicti et excom-
corazón de aquel pez que fué quemado por el
municati daemones, in virtute istorum factó­
Arcángel San Rafael; desapareced de aquí,
tum D ei, nominum; Messias, Emmanuel, So-
como el espíritu inmundo huyó de delante de
ther, Sabahot, Agios, Ischiros, Athanatos,
la casta Sara. Que todas estas palabras sagra­
Jeová, Adonay etTetragrammaton, vos cons-
das y bendiciones os hagan marchar, no
tringimus, et separamus a creatura ista, N ., et
permitiéndoos que os acerquéis más a esta
ab omni loco etdomo ubi fuerint haec nomina,
criatura. N ., que tiene el honor de llevar en su
et digna D ei, praecipimus vobis, atque liga-
frente la marca y señal de la Redención y
mus vos ut non habeatis potestatem per pes-
Santa Cruz t ; pues el mandato que yo os hago
tem, nec per aliquod quodcumque maleficium
ahora no ha salido de mí, pero sí del que ha
nocere, ei, incantationem, ñeque in anima, nec
sido enviado del Señor, Padre Eterno, a fin de
in corpore.
destruir vuestros maleficios, y eso lo ha hecho
Ite, ite, ite, maledicti, in stagnum ignis, sive
padeciendo la muerte en el árbol santo de la
ad loca vobis a D eo assignata. Imperat vobis
Cruz; y nos ha dado el poder de mandaros
Deus f Pater. Imperat vobis Deus t Filius.
salir, por su gloria y utilidad de los fieles sus
Imperat vobis Deus f Spiritus Sane tus. Impe-
redimidos. Y así os prevenimos, según el
rat vobis Sanctissima Trinitas unus Deus.
poder recibido de nuestro Señor Jesucristo, y
en su nombre, que hayáis y no os acerquéis
más a esta criatura, N., ni a estos sitios; huid y OREMUS
desapareced de la vista de la Cruz. El león de
la tribu de Judá ha vencido, así como la familia Accipiat quaesemus, Domine Deus noster,
de David. Aleluya. Amén. Amén. bene t dictionem tuanm creatura tua ista, qua
56 N uevo T esoro d e O raciones La S an ta C ru z de C aravaca 57

corpore salvetur, et mente congruamque tibí


exhibeat servitutem, atque tuae propitiationis
beneficia semper inveniat. Per Chistum, etc.
Esta nómina tiene muy eficaz virtud contra
I NRI
la peste; es un especial preservativo y antídoto
contra el veneno; echar los demonios del <
cuerpo y de cualquier sitio; no hay tristeza ni
F
mala sombra en la habitación donde esté KCCE CRU 02 CEM DOMINI
puesta; reina la paz y alegría; es contra todo
<3 8
maleficio diabólico y encantos. Libra de ra­
C.S,8. M .L. + N. D. 8. M. D.
yos; sirve de refugio en las tempestades.
I■> B
Socorre en el parto. E s remedio de la gota 25 |
serena. Es medicina en los otros males. Es FÜGITE PAR TE ADVERSA
arma poderosa contra toda tentación, particu­ So <í
► s - i i

larmente contra la pureza. Libra el ganado de O o


M
< o
las enfermedades. Finalmente, destruye las X 02 r
maquinaciones del enemigo común y da a los o ts
► S5 o
afligidos y tentados consuelo, fortaleza y cl-l o
alivio en la vida y en la muerte. o P 3
> r
r 73
r cd
LA CR UZ D E SA N BENITO W < G
r <-l
MODO DE USAR DICHA CRUZ C w d
Se lleva sobre de la persona. Se podra > o
>
colocar en un cuadro, o en las puertas de las
habitaciones, o en cualquier paraje de la casa; Cruz d el Santo Padre Benito
58 N uevo T esoro de O raciones La S an ta C ruz de C aray ac a 59

se podrá colocar en la parte dolorida, en caso los de la Cruz, que son C.S.P.B., significan;
de enfermedad. Besándola se ganan muchísi­ Crux SanctiPatrisBenedicte. Cruz del Santo
mas indulgencias. Padre Benito.
En todas las ocasiones en que se debe hacer Las cinco primeras de la cara horizontal,
uso de dicha Cruz, se rezan cinco Gloriapatris C.S.S.M.L.: Crux Sacra Sit Mihi Lux La
a la Pasión de Jesucristo, y tres Avemarias a la Cruz sagrada sea para mí luz.
Virgen Santísima, y un Padrenuestro a San Las otras cinco, N.D.S.M .D.: Non Draco
Benito; las cuales preces se aconseja que se Sit M ihi Dux. N o sea el dragón (o demonio)
recen, si se puede, cada día, para gozar más mi guía.
abundante el fruto de esta devoción. Finalmente, sobre la cara de la elipse,
Esto se ha sacado del libro 2o de la Vida de empezando por arriba y volviendo hacia aba­
San Benito, escrita por San Gregorio, Papa y jo, las catorce letras siguientes; V.R.S.N.S.M .
Doctor. V.S.M.Q.L.I.V.B.: Vade Retro Sntana.
Y diciendo cada día delante de dicha Cruz la Numquam Suade M ihi Vana Sunt Mala
oración siguiente Sn. Benito, pues reveló este Quae Libas, Ipsa Venena Bibas. Vete atrás,
Santo a Santa Gertrudis, que asistiría a la hora Satanás. Nunca puedas tú persuadirme la
de la muerte, para oponerse poderosamente a vanidad. Son malas las cosas que tú propagas.
todos los ataques del poder infernal del enemi­ Bebe los mismos venenos.
go, al devoto que la hubiese rezado diariamen­
te. Y Clemente XV I concedió indulgencia ORACION
plenaria cada vez, al que la rezare.
Que priva a todos, los enemigos, de verle,
EXPLICACIONES DE LAS LETRAS rezando los seis Padrenuestros y el Credo.
En el huerto de Diviseo
Las cuatro letras colaterales, o de los ángu­ están San Juan y Homini Deo.
60 N uevo Teso ro de O raciones La S an ta C ru z de C aray ac a 61

Señor Los enemigos ves venir; beatificándoos; os ruego que os dignéis asis­
déjalos venir, guarde a mí. tirme a la hora de mi muerte, y ejecutar en mi
Y todos los que están a mi lado, todas aquellas promesas que hicisteis a la
de mí traen los ojos vendados bienaventurada Santa Gertrudis. Amén.
y el corazón amartillado. Un Padrenuestro, tres Avemarias y cinco
Tengo la Sangre de mí Señor Jesucristo Gloriapatris.
y no la quiero dar
a So Benaro Bajenaro.
Válgame las palabras del Pan consagrado. OTRA ORACION

ORACION En nom de Déu el Pare, en nom de Deu el


Fill, en nom de Déu l’Esperit Sant, em guar­
Esta tiene la misma propiedad dara i em lliurará de tot mal de eos i de lánima.
Amén.
Con el paño que en la patena Corona de Crist, Creu de Crist, Sang de
y en el cáliz voy cubierto, Crist, em guardará i em lliurará de tot mal del
que no me vea preso, eos i de Pánima. Amén.
ni herido, ni muerto. Jesús de Nazaret, Rei de Jedea: Peí teu
Se ha de rezar tres veces al día sagrat nom i títul, guarda’m i lliura’m de tot
mal de l eos i de l’ánima. Amen.

ORACION BENDICION DE LA CASA NUEVA


Para usar la Cruz de San Benito
Mi amado Padre San Benito: Por aquella A Ti, Dios Padre omnipotente, rendida­
distinción con que el Señor se dignó honraros, mente pedimos que bendigas nuestra entrada,
concediéndoos una muerte tan gloriosa y y te dignes santificar esta casa; y, así como
62 N uevo T esoro d e O raciones La S an ta C ruz de C aray ac a 63

quisiste bendecir la casa de Abraham y de que nos visites y nos bendigas, como visitaste
Jacob, e hiciste habitar entre sus paredes a tus y bendijiste a ellos, y que extiendas tu mano
santos ángeles, asimismo haz que guarden derecha hacia todo lo que tenemos que hacer,
bien y defiendan a los habitantes de esta casa, para que sea ayuda de nuestra poca virtud y
de toda alma mala y nuestro cuerpo defiendan fuerza, y que por la invocación de tu santo
dé cualquier maleficio de Satán y sus satélites. nombre huyan de aquí todos los malignos
Da, Señor, a esta casa la abundancia de virtud espíritus, junto con sus satélites, y entren y
celeste, y la multitud de dichas de esta tierra. ayuden tus Angeles puros en esta casa, y
Por Jesucristo nuestro Señor. Amén. guarden a sus habitantes, para que puedan
emplearse en tu santo servicio, sin temor de los
CON. JURO enemigos, puestas la fe y la confianza en Ti.
Por Cristo nuestro Señor. Amén.
Contra duendes y brujas V. El Señor sea con vosotros.
R. Y con tu espíritu.
V. En nombre del Señor sea nuestra ayuda.
R. Quien hizo el cielo y la tierra. FRAGM ENTO
V. El Señor sea con vosotros. D EL SA NTO EVANGELIO ESCRITO
R. Y con tu espíritu. POR SA N LUCAS
Gloria a Ti, Señor.
ORACION
En aquel tiempo existía un varón llamado
Omnipotente y sempiterno Dios, que comu­ Zaqueo, que era principe de los publícanos y
nicaste tu gracia a tus sacerdotes, para que en muy rico, el cual deseaba ver quién era Jesús,
tu santo nombre se perfeccionasen e hiciesen y no podía, por ser muy pequeño de estatura:
creer en Ti: Nosotros rogamos a tu clemencia, entonces corriendo se subió a un árbol sico-
64 N uevo Tesoro de O raciones L a S an ta C ru z de C arav ac a 65

moro por el lugar donde había de pasar; y ORACION


llegando Jesús a aquel sitio, llegó y le dijo:
Alégrate, Zaqueo, y baja, porque hoy quiero Señor Jesucristo: Clamando por tu remedio
comer en tu casa contigo. Entonces Zaqueo, y creyendo con esperanza en Ti, dirige todos
bajó corriendo y tuvo en ello mucha alegría. nuestros negocios hacía el bien, y da felicidad
Viéndolo los otros, murmuraban diciendo que en esta casa; y quede permanente en ella; y,
era extraño que se franquease con un hombre así, como al venir al mundo lo santificaste
tan pecador. Estando después Zaqueo con el todo, y al ir a casa de Zacarías la llenaste de
Señor, le dijo: Señor, he aquí todos mis medios bendiciones con tu presencia corporal, asi­
de riqueza y subsistencia; si he robado con mismo bendice t , y dígnate santificar esta
usura a algunos, prometo devolverlo cuatro casa, para que sus habitantes, salvados con tu
veces mayor. Entonces Jesús le dijo que por bendición, se alegren y sirvan contentos y
eso había ido a su casa; para salvarle, y porque conozcan a Ti, Señor, por único Salvador.
siendo todos hijos de Abraham, había venido Por Ti que vives y reinas con el Padre, el
él. Hijo del hombre, a buscarle y hacerle salvo, Hijo y el Espíritu Santo. Amén.
del modo que lo podía.
Alabanza a Ti, Cristo. CON. JURO
Contra vos, espíritu rebelde, habitante y
arruinador de esta casa; por los méritos de las
Por la virtud del Santo Evangelio que llagas de Cristo, invocando el auxilio divino y
hemos dicho, desaparezcan y vuelvan a la la virtud del dulcísimo nombre de Jesús, junto
nada todos ios engaños y asechanzas del con el de la sagrada Virgen María, de los
enemigo infernal; y todas las cosas del ma­ santos Angeles y beatísimos Apóstoles, Már­
ligno espíritu, junto con toda su malicia, tires, Confesores y Vírgenes y todos los San­
marchen inmediatamente de esta casa. Amén. tos; conjuro contra vos y mando que sin
66 N u ev o Teso ro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 67

demora marchéis de esta casa, haciendo disol­ mon Criador i ftedemptor. El eos, el deixo
ver cualquier maleficio que hayáis echado vos, perqué es restitueixi a la térra, de la qual ha
o cualquiera de vuestros ayudantes; y cual­ eixit.
quier maleficio yo lo disuelvo en nombre de Renuncio, amb prompte anim, els bens,
Jesús de Nazaret, y deseo que se disuelva; y te honres, i delicies temporals; i solament desitjo
ato con el precepto formal de obediencia, para gaudir de Vos suprem bé meu, i Senyor meu.
que no puedas permanecer, ni volver a hacer Tiñe un gran dolor deis meus pecats, per
venir a otros, y no puedas perturbar ni malefi­ quant vos he graument ofés, Déu meu, a qui
ciar nuestro negocio, bajo la pena de permane­ aimo sobre totes les coses; y prometo, adjudat
cer continuamente en el fuego y azufre ardien­ de vostra divina gracia, esmenar-me, i donar-
do por millares de años. vos una complerta satisfacció.
En el nombre de nuestro Señor Jesucristo, Perdono tots els agravis, i demano humil-
que vive y reina con el Padre, el Hijo y el ment a tot el món, que em perdoni.
Espíritu Santo. Amén. Cree tot lo que la Santa Església Católica
em proposa créurer.
Andese toda la casa, haciendo cruces con
Espero que, per vostro infinita misericordia,
agua bendita e instrumento cortante, en cada
Déu meu, alcancaré la remissió deis meus
pared de los aposentos, diciendo:
pecats, i la vida eterna.
He aquí la cruz de nuestro Señor Jesucristo, A Vos, verdader Déu, Tri en Persones,
Salvador del mundo. Marchaos, espíritus con­ suprem i únic bé meu, jo aimo de tot mon cor,
trarios. de tota la meva ánima, i amb totes les meves
forces.
Accepto de vostra má, i vos dono les grácies
TESTAM ENT DE CRISTIA de totes les prosperitats; i em someto total-
ment a vostra divina Providéncia i Voluntat
Jo, N., entrego la meva anima en mans de santissima.
68 N u ev o T esoro de O raciones La S an ta C ru z d e C aravaca 69

Aquesta és la meva última voluntat, en a Betlem se’n va aná,


confirmado de la qual, prego em serveixin de i a Judas va praguntá:
testimonis, i em patrocinin amb son amparo, la -Judas, digas-me la veritat
benaventurada Verge María y tots els Sants de lo que serás preguntat:
patrons meus. Amén. ¿Ahónt és la creu de Crist?
I els tres claus i la corona,
digas-me: ¿ahónt són posats?
ORACIO -Elena, Elena, aixó
jo no vos ho diré,
Déu i Senyor nostre, que, havent mort de
perqué jo no ho sé.
feridura el benabenturat Andreu Avelino, es-
Camineu, caminareu,
tant oferint en Paitar el sant sacrifici de la
que una Mort hi trobareu
Missa, li féreu gracia, per vostra pietat, de
que vos ho dirá.
rébre’l en l’etern Santuari de vostra glória:
-M ort i Mort,
Dignauvos, per vostra misericordia, i pels seus
em dirás la veritat
mérits i intercessió, concedir-nos que, essent
La creu, corona i els tres claus
deslliurats de tot perill en el fl de nostra vida, i
de Crist, ¿ahónt són posats?
conhortáis amb els sants Sagraments, merei-
-Elena, Elena, aixó
xém ¿sser rebuts, amb tota felicitat, en l’etem
jo ja vos ho diré,
Tabernacle de vostres servidors. Per Jesucrist
perqué jo ja ho sé.
Senyor nostre. Amén.
que una muntanya de Sang hi troba-
un cávec, i un cabás. [reu;
ORACIO A SANTA ELENA Camineu, caminareu,
Cava i cavarás,
Lena, Lena, Lena, que le creu, corona i els tres claus
filia del Rei i Reina, de Crist, hi trabarás.
70 N uevo Tesoro d e O raciones La San ta C ru z de C aravaca 71

L’un clau, el tirareu


a la marblava, pels pobres navegants;
i aquella mar blava es va amansí.
L’atre clau, el dareu
a vostre fill Constantí,
per aquella batalla en que vencé.
L’altre clau, ¿s per Vós, Elena.
Vos lo demano
que me’l concediu a mi, N.,
i que l’apliqueu sobae....
(Lo que es vulgui demanar).
Axis sia. Amen.
Tres Parenostres per cada creu de
romaní.

OFERIMENT

Santa Elena gloriosa: Aquests nou Pare­


nostres, i nou Avemaries, i nou Gloriapatris, i
aqüestes tres oraciones, vos els ofereixo per
aquella tan gran alegría que tinguéreu quan
trobareu la creu, la corona, y els tres claus de
Crist Aiximateix vos, demano que m’el con­
SA N T A ELENA cediu a mi, N.; que em concediu de Jesucrist i
72 N uevo T e so ro de O raciones La San ta C ruz de C aravaca 73

la Santíssima Trinidat, tot lo que vos he iOh, misericordioso Jesús, abrasado en ar­
demanatper... (etc., etc.), i totes les coses, i tot diente amor de las almas! Por las agonías de
lo que desitjo i pretenc. vuestro sacratísimo Corazón y por los dolores
del de vuestra inmaculada Madre, os suplico
A la creu, rendit, adoro.
que lavéis con vuestra preciosa sangre las
Es la creu, per mi, salut.
manchas y errores de todos los pecadores que
Es la creu tot mon socors.
Guardi’m Déu per sa virtut se hallen en la agonía y tengan que morir hoy
Amén.
Tres Parenostres a la Santíssima Trinitat Jaculatoria. ¡Oh Corazón agonizante de mi
amador Redentor! Tened misericordia de los
DEVOCION AL CORAZON infelices moribundos. Amén.
AGONIZANTE DE JESU S ORACION A JE SU S CRUCIFICADO
Preparatoria para hacer peticiones
Miradme, ¡oh, mi amado y buen Jesús!,
que, postrado en vuestra santísima presencia,
os ruego con el mayor fervor, imprimáis en mi
corazón los sentimientos de fe, esperanza,
caridad, dolor de mis pecados y proposito de
jamás ofenderos; mientras yo, con todo el
amor y compasión de que soy capaz, voy
considerando vuestras cinco llagas, comen­
zando por aquello que de Vos dijo, ¡oh, mi
Dios!, el santo profeta David:
Han taladrado mis manos y mis pies, y se
pueden contar todos mis huesos.
74 N u evo Tesoro d e O raciones L a San ta C ruz de C arav ac a 75

OTRA, PARA HACER FORTUNA ORACION A SAN FRANCISCO

]Oh, glorioso Padre San Francisco!


En nombre de nuestro Señor Jesucristo, Lleno de amor y caridad os he visto.
Padre, Hijo y Espíritu Santo, solo un Dios es Cristo entregó las llagas a Vos.
esencia y trino en persona; yo te invoco, Rogad, por el amor de Dios,
Espíritu f , Espíritu, Espíritu bienhechor, que cuando yo me muera,
para que seas mi ayuda, mi apoyo; protejas mi Vos seáis en mi cabecera.
cuerpo y mi alma, acrecientes mis riquezas, Mi alma la entregare a Vos,
seas mi tesoro por la virtud de la Santa Cruz, y Vos la entregaréis a Cristo.
de la pasión y muerte del Todopoderoso; yo te
Se pide lo que se desea y se dice un
requiero por todos los Angeles de la corte
Padrenuestro, Avemaria y Gloriapatri.
celestial, por los padecimientos de la biena­
venturada siempre Virgen María, y por el
Señor de los ejércitos que ha de juzgar a los
vivos y a los muertos,
A Vos, que sois alfa y omega, Emperador de
reyes, Mesías, Señor y Dios mío, a quien to­
dos los Santos invocan, yo os considero y os
bendigo y, por vuestra preciosa sangre que
derramasteis para salvar al pecador, os supli­
co'os dignéis celebrar mis votos. Amén.
Tres Padrenuestros a la Santísima Trini­
dad y un Padrenuestro al Eterno Padre
porque siga mis pasos. Amén.
76 N u ev o T esoro de O raciones La San ta C ruz de C aravaca 77

ORACION PARA LIBRARSE DE LOS que se contiene en las oraciones con que se
ENEMIGOS, Y LA OPERACION QUE bendice.
SE D EB E HACER Son muchas y grandes las utilidades que
consiguen los fieles con el agua bendita,
Dios y Señor mío, acuérdate de mi, y cuando la toman o emplean devotamente,
vuélveme, D ios mío, las antiguas fuerzas para
como leemos en las oraciones con que la
que yo pueda librarme de mis enemigos.
bendice la santa Iglesia para remedio de
Con la mano izquierda se toma un limón y nuestras necesidades espirituales y corpora­
se dice lo siguiente les. Las principales son las siguientes:

Limón, has de saber que ningún mágico se UTILIDADES ESPIRITUALES


ha puesto contra mí, N ., porque el rey Saday, Ia. Ahuyenta los demonios, tanto de las
éste es el mágico conjurado desde el fondo de habitaciones como de las personas.
Anereoraene, pues en todos ésos puede pedir 2a. Preserva de los sustos y fantasmas del
homenaje. diablo.
(Esto se hace 9 días seguidos, y se dice 3 3 a. Por ella se perdonan los pecados venia­
veces cuando se hace la operación, y luego el les.
limón se tira al fuego, y si se hace al dar la 4a. D a fortaleza para resistir a las tentacio­
media noche, es mejor; y cuando se tiene el nes y huir las ocasiones de pecar.
limón y se dicen las palabras, siempre se mira 5a. Libra de los malos pensamientos.
al limón). 6a. Precave de las asechanzas intemas y
externas del enemigo.
7a. N os facilita el favor y la asistencia del
UTILIDADES Espíritu Santo, consolando y alegrando el
alma, excitándola a devoción; y disponiéndola
Espirituales y temporales del agua bendita, para orar,
78 N u ev o Tes oro de O raciones La S a n ta C ru z de C arava ca 79

UTILIDADES TEMPORALES sólo una vez, sino muy muchas, y mirándolo


1a. Preserva de enfermedades. con gran advertencia, digamos como si uno
2a. Purifica el aire de todo contagio. estuviese con mucho calor y sed, y bebiese un
3a. En fin, a todos los que la usan, da salud jarro de agua fría, que parece todo él sintió el
en el alma y en el cuerpo, supuesto el estado de refrigerio. Considero yo que gran cosa es todo
gracia, porque la puede aumentar por fruto de lo que está ordenado por la Iglesia, regalóme
su devoción. mucho al ver que tengan tanta fuerza aquellas
Mas para conseguir todo esto, se ha de palabras, que así lo pongan en el agua, para
tomar o usar el agua bendita, no por mera que sea tan grande la diferencia que hace a la
costumbre, sino con fe viva, y uniendo nuestra que no es bendita”.
intención con la intención y oración de nuestra Al tomarla se puede decir. “Por virtud de
Santa Madre la Iglesia. De este modo la usaba esta agua bendita, líbrame, Señor, de todas
Santa Teresa, y por eso alcanzó por su medio mis culpas y pecados”. Y es también muy
tantos favores, como ella misma lo dice en el bueno rogar a Dios, al tiempo de tomarla, por
capítulo 31 de su Vida, con estas palabras: la conversión de los pecadores.
“D e muchas veces tengo experiencia que no El Excemo, e limo. Sr. Arzobispo de Va­
hay cosa con que huyan más los demonios lencia, D. Joaquim López Sicilia, por su
para no volver, como el agua bendita: de la decreto de 9 de Abril de 1835, concedió 80
Cruz también huyen, más vuelven luego: debe días de indulgencia a todos los fieles, porcada
ser grande la virtud del agua bendita; para mí vez que leyeren esta reseña, o usaren con
es particular y muy conocida consolación la devoción del agua bendita. Los limos. Sres.
que siente mi alma cuando la tomo. Es cierto Obispos de Segorbe y Albarracín, de aquel
que lo muy ordinario es sentir una recreación entonces, concedieron 40 días de indulgencia
que no sabría yo darla a entender, con un cada una, a todos ios fieles, por cada vez que
deleite interior que toda el alma me conforta. leyeren la referida reseña, rogando a Dios por
Esto no es antojo ni cosa que me ha acaecido las necesidades de la Iglesia y del Estado.
80 N u ev o T e so ro d e O raciones La S an ta C ru z de C arav ac a 81

Copia de la relación que fué hallada en el Cruz a cuestas, me dieron otros tres empujo­
Sepulcro de Ntro. Señor Jesucristo, la nes mortales, y las gotas de sangre que derra­
cual copia tenía escrita en lámina de mé fueron treinta mil seiscientas sesenta.
plata, en su oratorio, el rey D. Carlos II,
INDULGENCIAS
y dice:
A todos los hombres que rezaren en memo­
Habiendo Santa Isabel, reina de Hungría, ria de lo que por ellos padecí, siete Padrenues­
hecho muchas y muy particulares oraciones a tros y siete Avemarias, por espacio de doce
nuestro Señor Jesucristo, para que le fuese años, hasta cumplir el número de las gotas de
revelado todo lo sucedido en su santísima sangre que por ellos derramé, les concedo
Pasión, Jesucristo le dijo con su propia boca; cinco gracias:
“ Querida hermana mía, sabrás que los Ia. Indulgencia plenaria.
soldados y ejecutores de la justicia que me 2a. Librarlos de las penas del purgatorio.
prendieron en el huerto, fueron ciento cinco, 3a. Si murieren antes de cumplir los doce
los cuales me dieron en la cabeza treinta anos, esperen como si los hubiesen cumplido,
puñetazos; a más diéronme ciento dos empe­ 4a. Lo mismo que a los mártires que han
llones, con los cuales caí setenta veces hasta derramado la sangre por mi amor.
llegar a la casa de Anas; a más diéronme cinco 5a. Esperen que yo bajaré del cielo a la tierra
puntapiés para hacerme levantar; me dieron a recibir su alma, en compañía de los demás
ochenta golpes en las espaldas y me tiraron parientes hasta el quinto grado, en caso de
por la trigésima vez. Fui escupido en casa de hallarse en el purgatorio y todas juntas serán
Pilatos treinta y tres veces; diéronme estando llevadas a mi patria, para gozar de la vida
maniatado en la columna, cinco mil treinta eterna”.
azotes; hiciéronme en el cuerpo ciento dos También dice que “cualquiera que lleve
agujeros; a más me dieron diez empujones, consigo esta relación, será libre del demonio y
con los cuales caí otra vez en tierra; llevando la no morirá de mala muerte; y la mujer que
82 N u ev o Teso ro d e O raciones La S an ta C ru z d e C ara y a c a 83

estuviere de parto, si la lleva juntamente hiel y vinagre, y fue herido y abierto tu


consigo, parirá sin peligro alguno; y en la casa costado; ruégote, Señor mío, en tu virtud de
en que estuviere dicha relación, no habrá tus santísimas penas de las cuales hago memo­
ninguna mala visión, y cuatro horas antes de ria y por los méritos de tu preciosísima Madre
su muerte verá a su santísima Madre”. me libres y guardes de las espantosísimas
Esta relación fue aprobada por los Tribuna­ penas del infierno, y asimismo seas servido de
les de la santa Inquisición de España. conducirme como condujiste al buen ladrón
Para hacer esta devoción, se deben rezar clavado en la cruz. Tú que reinas con el Padre
siete Padrenuestros y siete Avemarias. y con el Espíritu Santo, en los siglos de los
siglos. Amén.
Esta oración está escrita en Roma con letra
ORACION de plomo, en San Juan de Letrán; y dicese que
quien rezare cuarenta dias de rodillas, gana
Señor mío Jesucristo: A Ti, que por la más mérito que si ayunase todos los días a pan
redención del mundo quisiste nacer y ser y agua, y mas que si azotase con mimbres e
crucificado y reprobado por los judíos, y de hiciese penitencia en el desierto.
Judas, discípulo tuyo, vendido, y, atado como
cordero inocente fuiste arrastrado a la muerte
REVE LACIO QUE TINGUE SANT JOAN
indignamente, presentado ante Anás, Caifas,
Pilatos y Herodes; acusado de falsos testigos,
En la illa de Patmos, la qualfou aprobado
con azotes y oprobios perseguido, coronado
per l’E sglésia, en el Sagrat Concili Efes~
de espinas, abofeteado, escarnecido con la
sí, en el capítulo XVI.
caña, cubierto tu santísimo rostro y faz sagra­
da, despojado de tus vestiduras y atado en la ...Estant, dones, Sant Joan, després de l’A-
iniquisima cruz, y en ella colgado y puesto ssumpció de María Santíssima al Cel, descon-
entre dos ladrones, donde te dieron a beber solat i trist per sa auséncia, prega al Senyor,
84 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 85

memoria deis set mes principáis Dolors que


Ella havia patit, en la seva vida, passió i mort
.1 Crist Senyor nostre, qui jamai es nega ais
precs d’aquella Senyora, li respongue:

“ Mare i Senyor Vós unclinant-me a vos tra


petició.
Primerament Salut par lol persona qui amb
devocio ti acordatdels vostres set Dolors, i en
rerament per vos saludará amb set Párenos-
tres i ser asinaires, li conservaré un cor humil i
entonces en mon diví Amor.
La segona gracia será: que el lliuraré de la
vista de dimoni, en la hora de la seva mort
La tercera: tindrá igual mérit y premi en la
que, per son consol, li deixes véurer a aquella Gloria, com si amb una áspre penitencia
Reina Santissima. m’hagués servit en el desert per espai de
Oí Deu Senyor nostre sa petición. I, essent queranta anys.
arrebatat en esperit, l’Apostol véu allí en el
Cel, aprop de son Santí ssima Fill, molt glorio­ La quarta: li donaré grácia i forco per qué,
ne les tentacions del dimoni, quedi sempre
sa y resplandenta, a M ana Santissima; i oí que
triomfant.
estava pregant a son Fill, que concedís de sa
más poderosa, singulars gracies i favors ais qui La quinta: no li serán tan sensibles les penes
amb devocio s’aplicarian en la contemplado i del purgatori.
86 N uevo T esoro d e O raciones La S anta C ruz de C arav ac a 87

La sisena: li concediré indulgencia deis seus


pecats, i que porti en son cor impresa la meva
passió.
La setena, i ultima, será: que enllá a la
Gloria, li donaré doblada corona i premi” .
Oh, promeses d'un FUI, que, per les aten-
cions de sa dolorida Mare, són les més
betiignes per nostre consoll

SAN DANIEL

San Daniel, especial abogado de la peste y Divina, a quien por tu intercesión, ¡oh, Santo
guia de los caminantes y navegantes y de los mío!, suplicamos nos conceda lo que pedimos.
que necesitan tener noticia de ellos. Sus Amén.
reliquias se veneran en su propio altar, en la Luego se hará a l Santo la súplica de la
parroquia mayor de Santa Ana, de Barcelona. gracia y favor que más se pretenda alcanzar,
Su fiesta es el día 3 de Enero. y se concluirá rezando siete Padrenuestros y
siete Avemarias.
ORACION A SAN DANIEL
LOS CUATRO SANTOS EVANGELIOS
Santo mío, de D ios amado: Líbranos a
todos de los engaños del siglo, de enfermeda­ Se exhorta a llevarlos todos consigo, porque
des, pestilencias, aguda fiebre, y pérdidas del se sabe que son maravillosísimos contra todos
cuerpo y del alma para gloria de la Majestad los males, estando en gracia de Dios.
88 N uevo T e so ro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 89

Esta reliquia preciosa


sirve contra hechicerías
y nube tempestuosa,
y contra las brujerías
es defensa prodigiosa.
Al cristiano temeroso,
libra esta reliquia bella
del terremoto espantoso,
Nuestro Santísimo Padre Pío VI concedió del rayo y de la centella,
muchos días de indulgencias a todos los fieles y del huracán furioso.
que devotamente alaben al Santísimo Sacra­
mento, y mucho mas todos los jueves del año y Y pues hay ejemplos tantos
toda la octava de Corpus; como también que esta reliquia preserva
indulgencia plenaria confesando y comulgan­ del demonio y sus encantos,
do cada mes. dichoso aquél que conserva
los cuatro Evangelios santos.
Los que en el mundo habitamos
mientras que la vida dura, Lucas, Juan, Marcos, Mateo,
siempre en el peligro estamos; nos libren de todo mal,
no hay punto ni hora segura, hasta gozar el recreo
y a hacer la experiencia vamos. de la Patria celestial,
Quien se quiera preservar, a medida del deseo.
aunque en el peligro esté, Amén.
acostumbre atesorar
los Evangelios con fe,
que es defensa singular.
90 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz d e C arav ac a 91

EVANGELIO DE SAN LUCAS échate de ahí a abajo, porque está escrito, que
ha mandado a sus ángeles cuidar de ti, y te
En aquel tiempo saliendo Jesús de la Sina­ llevarán de las manos para que tu pie no
goga entró en casa de Simón, cuya suegra tropiece acaso en alguna piedra. Díjole Jesús:
estaba con gran calentura, y le pidieron por su También está escrito: N o tentaráss al Señor tu
curación. Y Jesús puesto en pie junto a la Dios. Segunda vez le trasladó el diablo a un
enferma, mandó retirarse a la fiebre, y la fiebre monte muy eievado, y le manifestó todos los
la dejó, y levantándose luego les servía. Puesto reinos del mundo y la gloria de ellos, y dijo:
el sol, todos los que tenían enfermos con Todas estas cosas te daré si postrándote me
diferentes enfermedades se los llevaban; y él adorares. Entonces le dijo Jesús: Retírate,
poniendo sobre cada uno las manos los curaba. Satanás, porque está escrito: Adorarás al
Señor tu D ios, y a ¿1 sólo servirás. Entonces le
dejó el diablo, y luego llegaron los ángeles y le
EVANGELIO DE SAN MATEO servían.

En aquel tiempo fue llevado Jesús al desier­ EVANGELIO DE SAN JUAN


to por el Espíritu Santo para que fuese tentado
del diablo; y habiendo ayunado cuarenta dias En el principio era el Verbo y el Verbo
con cuarenta noches, tuvo hambre; y acercán­ estaba en D ios y el Verbo era Dios. Estaba en
dose el tentador le dijo: Si eres Hijo de Dios, el principio en Dios. Todas las cosas fueron
haz que estas piedras se hagan pan, El le hechas por él, y nada de lo que ha sido hecho
respondió diciendo: Está escrito. N o de pan se hizo sin él. En él estaba la vida, y la vida era
sólo vive el hombre, sino de toda palabra que la luz de los hombres; y la luz luce en las
sale de la boca de Dios. Entonces le trasladó el tinieblas; pero las tinieblas no la comprendie­
diablo a la santa ciudad y le puso en la cumbre ron. Hubo un hombre enviado de Dios, que se
del templo y le dijo: Si eres Hijo de Dios, llamaba Juan. Este vino como testigo, para
92 N uevo T e so ro de O raciones La S an ta C ru z d e C arav ac a 93

dar testimonio de la luz, a fin de que todos las criaturas. El que creyere y fuere bautizado
creyesen por él. N o era él la luz, pero vino para se salvará, pero el que no creyere se condena­
dar testimonio de la luz. El Verbo era la luz rá. Y ved aquí los milagros que harán los que
verdadera que ilumina a todo hombre que creyeren: En mi nombre lanzarán los demo­
viene a este mundo. El estaba en el mundo, y el nios; hablarán lenguas nuevas, cogerán con las
mundo fue hecho por él; mas el mundo no le manos las serpientes; y si beben algún licor
conoció. Vino a lo que era suyo, y los suyos no venenoso no les hará daño; pondrán las manos
le recibieron; mas a todos los que le recibieron, sobre los enfermos, éstos serán curados.
dió el poder de hacerse hijos de Dios, a
aquellos que creen en su nombre; que no ORACIO A SANT MARC
nacieron de la sangre, ni de la voluntad de la
carne, ni de la voluntad del hombre, sino de Pels esllomals
Dios. Y el Verbo se hizo carne, y habitó entre
Gloriós Sant Marc,
nosotros, y vimos su gloria; como la gloria del
benaventurat:
Unigénito del Padre, lleno de gracia y de
D e la font nasquéreu;
verdad.
de la font sou nat;
d’aquella font tan pura.
Cureu de esllomadura
EVANGELIO DE SAN MARCOS
al qui en Vós confia, aviat.
I el nom de Déu sia alabat.
En aquel tiempo se apareció Jesús a los
once Apóstoles cuando estaban a la mesa, y
les reprendió su incredulidad y la dureza de su ORACION PARA DAR GRACIAS
corazón, porque no creyeron a aquéllos que le
habían visto resucitado. Y les dijo: Id por (Con cuarenta días de indulgencia)
todo el mundo, y predicad el Evangelio a todas Sumamente agradecido, Omnipotente y E-
94 N uevo T e so ro d e O raciones L a S an ta C ru z d e C arav ac a 95

temo Dios, os adoro y alabo, y bendigo jías, y convirtáis a la Fe a todo el linaje


vuestro santísimo nombre por la merced, que humano. Amén.
me hicisteis, siendo un vil gusanillo, en permi­
tir que tuviese en mis manos pecadoras el
Cuerpo sacramentado de vuestro unigénito ORACION
Hijo. Y Vos, mi amado Jesús, que no mirando
a mis culpas, os habéis, Señor, dignado de Para preservarse de todo mal, particular­
hospedaros en mi pecho, dándome vuestra mente del poder y artificios del maligno
bendición y gracia para alabaros, y seros espíritu.
agradecido a tan alto beneficio, haced que esta
Dios mío, cuyo principio es apiadarse y
Comunión sea destierro de mis vicios y freno
que ponga rienda a mis torpes apetitos, sea perdonar al pecador. Acoged benigno mi ple­
aumento de humildad, caridad y demás virtu­ garia, y haced, por vuestra clemencia y pie­
dad, que yo y cuantos estén atados con el lazo
des, que pide mi profesión; sea escudo, que me
de la culpa, sean desatados y absueltos. Tam­
defienda todos mis enemigos, y quien gobierne
bién os ruego, Señor, que mediante la interce­
mis obras, palabras y pensamientos, porque
sión del glorioso mártir San Cipriano, seamos
pueda hacer en todo vuestra santa voluntad.
libres de todo maleficio y poder del maligno
espíritu. Amén.
Ultimamente os ruego, que asistáis a toda la
Iglesia y la gobernéis; acrecentéis y prosperéis
a sus hijos con la salud del alma y cuerpo, y OTRA ORACIÓN
firme paz y concordia entre los príncipes
cristianos; que nos deis bienes temporales, y Bienaventurada Madre del Señor, puerta
frutos de mar y tierra; que reprimáis y humi­ del cielo siempre abierta, astro hermoso, que
lléis a todos sus enemigos, visibles e invisibles sirves de guía a los pecadores que navegan en
que desterréis los errores, escándalos y here­ el mar borrascoso de este mundo: Tú que con
96 N uevo Tesoro de O raciones La S a n ta C ruz de C a raya ca 97

pasmo de la naturaleza concebiste y pariste a


tu Creador; Virgen y santa Virgen, que recibis­
te la salutación del Arcángel Gabriel; acuér­
date de los miserables pecadores que acuden a
Ti como a su refugio. Amen.
Nueve Avemarias.

SAN LUIS BELTRAN

QUE CURA TODO MAL

Devoción y prerrogativa con que el padre


San Luis Beltrán curaba de todas las
enfermedades, y ahora pido a Dios nuestro
Señor, por su misericordia, que cure y sane
a N., esta enfermedad que padece.
iOh, Señor y Redentor nuestro! Yo curo y
bendigo a esta tu afligida criatura, N., en Roque y San Sebastián, y por todos los Santos
nombre de la Santísima Trinidad, Padre t- y Santas de la Corte celestial; por tu gloriosí­
Hijo t , Y Espíritu t Santo, tres personas sima Encamación | , gloriosísimo Nacimien­
distintas y una esencia verdadera, y de la to f , santísima Pasión f , gloriosísima Resu­
Virgen María, nuestra Señora, concebida sin rrección t» y Ascensión f : por tan altos y
mancha de pecado original, Virgen antes del santísimos Misterios, que creo firmemente y
parto t , en el parto f , y después del f parto, y son verdades del Evangelio.
por la gloriosa Santa Gertrudis, tu querida y Suplico a tu Divina Majestad, poniendo
regalada esposa, las once mil Vírgenes, San por intercesora a la Santísima Madre y
98 N uevo Tesoro de O raciones La S an ta C ruz de C aravaca 99

abogada nuestra, libres y sanes a esta tu


afligida criatura, N ., de calentura, etc. (se cita
la enfermedad), y de otra cualquier enferme­
dad que sea. Amén, Jesús, Jesús f Jesús f
Jesús f .
N o mirando a la indigna persona que refiere
tan sacrosantos Misterios, con todo buena fe
te suplico, Señor, para los presentes, te sirvas,
por tu piedad y misericordia, de sanar y librar
a esta tu afligida criatura, N ., de las enferme­
dades que padezca, y quitándoselas de esta
parte o lugar, y no permitas le sobrevenga
accidente, corrupción ni daño alguno, dándole
salud completa para que con ella te sirva y
cumpla tu santisima voluntad. Amén. Jesús.
Jesús t Jesús f Jesús f .
Criatura de Dios: Yo te curo y te ensalzo, y
Jesucristo nuestro Redentor te sane y bendiga, LA VIRGEN DE LA SOLEDAD
y haga su santísima voluntad. Amén, Jesús f , A LA VIRGEN DE LA SOLEDAD
Jesús t , Jesús t» Jesús f .
Consummatum est f . Consummatum est Estoy delante de Tí,
t Consummatum est f . Amén, Jesús. Virgen pura y sacrosanta,
Un credo a la intención del que ejerza esta y al considerarme aquí
obra. no sé lo que pasa en mí,
ni acierto a mover la planta.
100 N uevo T esoro d e O raciones La S an ta C ru z de C arav ac a 101

Yo no sé quién me ha traído abandonarte, Señora.


a este lugar solitario; Por esto, aunque con temor,
sólo sé que conmovido vengo a pedir tu licencia,
hoy tus huellas he seguido ¡oh, Madre del Redentor!
hasta el monte del Calvario. para llorar mi dolor,
Pero tan turbado estoy Virgen pura, en tu presencia.
al verme aquí los dos, Yo bien sé que indigno soy
que enojos pienso te doy, de venir a hablar contigo;
siendo yo, Virgen, quien soy, mas de tus pies no me voy,
y Tú, la Madre de Dios. si cuenta fiel no te doy
Y mi corazón en llanto del hondo pesar que abrigo,
se mire al punto deshecho Aquí tienes al autor
viendo tan duro quebranto. de tus dolores, María:
¡Oh, Madre! ¡Bajo tu manto, ¡al que, ingrato pecador,
hallará alivio mi pecho! te robó tu dulce amor,
Tú también lloras, María; tu contento y tu alegría!
y este llanto que derramas Yo soy aquél que, inhumano,
diciendo está el alma mía sacrilego y homicida
que eres Tú la que me llamas clavó en madero villano
a llorar en tu agonía. al Redentor soberano
¡Sí! Que cuando en orfandad que es el autor de la vida.
tu pecho angustiado llora, Mis pecados son, Señora,
fuera impía crueldad, los que alzaron esta Cruz
en tu amarga soledad que sangre de un Dios colora,
102 N u ev o Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 103

y dieron muerte traidora perdón al Cielo pedir,


al inocente Jesús. cuando pudo confundir
su maldad en los abismos.
Y, pues la ofendida eres,
y yo el reo criminal; Y, en Ti con ansioso afán
haz, Virgen, lo que quisieres sus amantes ojos fijos,
con el más vil de los seres Madre haciéndole de Juan,
que es la causa de tu mal. te dió en adopción, por hijos,
los pobres hijos de Adán.
Mas tu llanto de agonía
me está diciendo en tu faz. Yo bien quisiera poder
que aunque mi culpa es impía, aliviar tu corazón
no eres Tú mi juez, María, de tan duro padecer,
sino ángel de amor y paz. pero es muy pobre mi ser,
y muy grande tu aflicción.
Hoy a tu Bien has perdido,
y no puedes olvidar Se que no puedo aliviar,
que el amor al hombre, ha sido Madre, tus fieros dolores;
el que en sangre ha convertido mas quiero a tus pies estar
de la Virgen el altar. para contigo llorar
al Hijo de tus amores.
Aunque mis pecados son:
la causa de tus dolores, Yo, llorando arrepentido
Tú me darás tu perdón, las culpas que cometí,
cual lo dió en la Redención lograré el perdón que pido
Jesús a los pecadores. por la sangre que ha vertido
un D ios que ha muerto por mí.
Tú le oíste, al morir,
para sus verdugos mismos Y Tú, llorando afligida
104 N u ev o Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 105

a tu dulcísimo Bien el auxilio de vuestra santísima Esposa, solici­


que murió por damos vida tamos también confiadamente vuestro patro­
dulcificara tu herida cinio. Por aquella caridad que con la Inmacu­
vernos gozar de aquel bien. lada Virgen María, Madre de Dios, os tuvo
unido, y por el paterno amor con que abrazás-
Pide al Cielo, Madre mía,
tenga nuestro corazón teis al Niño Jesús; humildemente os suplica­
horror a la culpa impía, mos que volváis benigno los ojos a la herencia
y la sangre de este día que con su sangre adquirió Jesucristo, y con
nos sirva de salvación. vuestro poder y auxilio socorráis nuestras
necesidades.
Pidele, Madre y Señora Proteged, ¡oh, providentísimo custodio de la
del pecador esperanza;
pues una Madre que llora
por el Hijo a quien implora,
los imposibles alcanza.
Y haz que el triste y desgraciado
que llore aquí, Madre mía,
perdone D ios su pecado,
por haber acompañado
la Soledad de María.

ORACION A SAN JO SE

A Vos, bienaventurado San José, acudimos


en nuestra tribulación, y después de implorar
106 N u evo T esoro de O raciones La S an ta C ru z de C arav ac a 107

Divina Familia!, la escogida descendencia de ORACION DE NUESTRO SEÑOR


Jesucristo; apartad de nosotros toda mancha JESUCRISTO
de error y de corrupción; asistidnos propicio
desde el Cielo, fortísimo libertador nuestro, en Oración dedicada al Rastro de la Pasión,
esta lucha con el poder de las tinieblas, y, cuando le llevaron a crucificar al monte
como en otro tiempo Librasteis al Niño Jesús
de inminente peligro de la vida, así ahora
defended a la Iglesia Santa de Dios, de las
asechanzas de sus enemigos y de toda adver­
sidad, y a cada uno de nosotros protegednos
con perpetuo patrocinio, para que, a ejemplo
vuestro, y sostenidos por vuestro auxilio,
podamos santamente vivir y piadosamente
morir, y alcanzar en los cielos la eterna
bienaventuranza. Amén.

Su Santidad León XIII, en su Carta encícli­


ca de 15 de agosto de 1889, recomendó, y aun
prescribió, la presente oración, especialmente
después del santo Rosario durante el mes de
octubre, y concedió una indulgencia de siete
años y siete cuarentenas, a los fieles, por cada Nuestro Señor Jesucristo marchando al
vez que la rezaren devotamente. Calvario
108 N uevo Tesoro de O raciones La Santa C ru z de C ara v a c a 109

Caminemos, Virgen pura,


Calvario; y a l desconsuelo de la Virgen
para el monte del Calvario,
santísima buscando a su Hijo, encontrándole
que por presto que lleguemos
en el tránsito de la calle de Amargura, los
ya le habrán crucificado.
cuales únicamente con los ojos saludan.
Ya le clavan los pies,
ya le clavan las manos,
ya le tiran la lanzada
Jesucristo se ha perdido en su divino costado;
La Virgen le va a buscar, la sangre que derramaba
de huerto en huerto, está en el cáh:: sagrado;
de rosal en rosal. el hombre que la bebiere
Debajo de un rosal blanco será bienaventurado,
un hortelanito está será rey en este mundo,
-Hortelanito, por Dios, en el otro, coronado.
dime la pura verdad: Quien esta oración dirá
si a Jesús el Nazareno todos los viernes del año,
por aquí has visto pasar. sacará un alma de pena
-S í, Señora, que le he visto, y la suya del pecado;
antes del gallo cantar, será feliz mientras viva,
Una cruz lleva en sus hombros, y de toda mala infestación, guardado.
que le hacia arrodillar, Quien la sabe y no la dice,
una corona de espinas, Quien la oye y no la aprende,
que le hacia traspasar; el día del Juicio
una soga a la garganta, verá lo que pasa en ¿1.
que de ella tirando va. Amén.
Entre judios y judíos, Tres Credos a Cristo crucificado y una
bien acompañado va. Salve.
110 N uevo Tesoro d e O raciones La S a n ta C ru z d e C arava ca 111

LUDOVICO BLOSIO ten misericordia de mí. Santo en la creación,


Refiere Ludovico Blosio, en su capitulo 21, en el gobierno, en la redención. Santo en la
gracia, en la misericordia, en lajusticia. Santo
lo siguiente:
Primero. Que el mismo Señor Jesucristo en el cielo, en la tierra, en el infierno. Santo,
glorificando a los angeles, justificando a los
dijo en espíritu a un amigo suyo, que cualquier
hombres. Santo, castigando a los demonios.
persona de buena voluntad, que con humildad
Santo antes de los siglos. Santo en el tiempo.
y diligencia se ocupare en leer o meditar la
Santo en la eternidad. Santo el Padre ingénito;
sagrada Pasión, sacará varios provechos, y
Santo el Hijo engendrado; Santo el Espíritu
podra resistir y destruir a sus enemigos, tanto
Santo, procedente del Padre y del Hijo. Santo,
visibles como invisibles, y alcanzar el triunfo
Santo, Santo, es el Señor Dios de los ejércitos:
de todas las cosas.
Segundo. Que ninguna cosa le negará de las llenos están los cielos y la tierra de su gloria.
Amén. Jesús.
que le pidiere, con serle razonable y conve­
niente. Tres Padrenuestros a la Santísima Trini­
Diga muchas veces con el corazón y el dad y un Credo.
pensamiento a Dios: Banum mihi, quia humi-
liasti me. Cor contritum et humiliatum, Deus
non despides.
ADVERTENCIA
Dando infinitas gracias después de quedar
libre de sus enemigos o de las desgracias o
N o hay cosa mas agradable y gloriosa para
infestación diabólica, etc.
Dios, que esta repetición fiel, devota y perpe­
Repítase con devoción lo siguiente:
tua, ni cuchillo más riguroso para el demonio,
ORACION como se colige del capitulo 119 del Prado
Espiritual. Válgase también de la intercesión
Santo Dios, Santo fuerte, Santo inmortal, de la Virgen y Madre de Dios, singular
112 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ru z d e C aray ac a 113

protectora y abogada de los afligidos, diciendo t y a todos los que viven en ella. Os lo
la siguiente: pedimos en nombre del Padre, y del Hijo y del
Espíritu Santo f . Amén.
ORACION
Peticiones a la Virgen para fines secretos
Madre de toda piedad: Acordaos que mien­ OTRA
tras que el mundo es, no se sabe que hayáis Dígase en un grave peligro
dejado sin consuelo a quien llegó a pedíroslo, ¡Oh, santísima Cruz! ¡Oh, inocente y pia­
ni se ha oído jamás decir, que quien llegó a doso Cordero! ¡Oh, pena grave y cruel! ¡Oh,
vuestros ojos con miserias, dejase de salir de pobreza de Cristo, mi Redentor! ¡Oh, llagas
vuestra presencia soberana sino remediado, y muy lastimadas! ¡Oh, corazón traspasado!
así, confiado en vuestras piadosas entrañas y ¡Oh, sangre de Cristo derramada! ¡Oh, muerte
liberal condición, me arrojo a vuestros pies; no de Cristo amarga! ¡Oh, dignidad de Dios,
queráis, ¡oh, Madre del Verbo eterno!, despre­ digna de ser reverenciada! Ayudadme Señor,
ciar mis ruegos y súplicas, sino oídme propicia para alcanzar la vida eterna. Amen.
y otorgadme lo que con lágrimas de mi cora­
zón os suplico. Amen.
■JACULATORIA
Con esta oración alcanzó el Venerable
Francisco Salesio victoria en una gravisina
Bendita, alabada y adorada sea la purísima
tentación del demonio, y los energúmenos
y preciosísima Sangre de nuestro Señor Jesu­
pueden también esperarla.
cristo. Sea por siempre bendita, alabada y
OTRA ORACION adorada, ahora y en todos los siglos. Amen.
Para satisfacer a los débiles
Padre nuestro, A ve María y Gloria Patri,
Por la señal de la Santa Cruz t , de nuestros por las necesidades de la Iglesia, del Sumo
enemigos + libertad, Señor Dios, nuestra casa Pontífice y de todo el mundo.
114 N uevo Tesoro de O raciones La San ta C ruz de C arav ac a 115

OTRA traidores y toda clase de enemigos, queden


A l encontrarse frente a los ladrones destruidas por mí, N., en virtud y poder de mi
Jesús tengo en el corazón, Jesús tengo en la Angel protector y Dios el Creador.
boca. Jesús me defienda el alma y la casa. Que seamos guardados yo y mi familia, y
demás personas que me quieren bien; y los
Todo se dice tres veces. enemigos y contrarios, por el poder del Crea­
dor, y por el que me dejaron el Redentor y San
OTRA Cipriano, queden ligados y cortados de sus
Antes de entrar en combate pasos, pensamientos y acciones.
Jesús sea mi guía. Jesús sea mi defensa.
Jesús sea mi recompensa. Bendito y alabado
sea el sagrado Corazón de Jesús. Amén.
Se dice tres veces

ORACION A LA SANTISIMA TRINIDAD

En nombre del Padre t >y del Hijo t >y del


Espíritu Santo f . Amén.
Por el poder de la Santísima Trinidad, y por
el poder del Creador, tenga yo virtud y poder
de deshacer encantamientos, ligamientos, he­
chizos, obcecaciones, posesionamientos, y
todo mal dado o tirado en cualquier maleficio.
Que todas las acciones de los ladrones,
116 N uevo T esoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 117

Por el poder de la Santísima Trinidad y el ORACION


Angel, cuando me convenga quede invisible o
multiplicado. Para tener buena compañía
Por el poder que tuvieron sobre el rey
A la voz del cielo y la tierra,
Faraón, José y su hermano Benjamín, quede te entiendo, Señor, y a Jesús de
yo siempre libre y en victoria sobre mis
Jus to J ue z de Nazari a, [N azaret
enemigos. Hijo de la Virgen María,
Por el poder que tuvieron San Cipriano y
fuiste nacido en el monte Yogol de
Santa Justina, y por la gloria, poder y virtud de
[Nazari a;
San Agustín, que fué consagrado por el Re­
glorificado Señor entre judería.
dentor y la Virgen del Carmen, tenga yo
Os ruego, piadosísimo Señor
también propiedad, virtud y fuerza, siendo
que por este santo día
salvado por la Cédula del Carmen, y porque
y noche, el cuerpo de N.
soy criatura que llevo la sangre de Jesús.
no se vea preso,
Amén. ni herido, ni muerto,
Todos mis enemigos queden ligados y de­
ni entre justicia, envuelto.
rrotados, y el mal espíritu y su poder. Amén.
Gloria Patri, et Filio, et Spiritui Sancto f t Pax tecum, Domine.
+. Acompañadnos, Señor,
Pax tecum, Domine.
Acompañadnos, Señor.
Gloria in excelsis Deo. Pax tecum, Domine.
Acompañadnos, Señor.
Se rezan tres Padrenuestros y A ventarías a Dijo Jesús a sus sagrados discípulos;
la Virgen del Carmen, para que nos dé la “ id y venid delante de Mí, para defen-
Cédula de Salvación. Amén. Ojos tengan, y no nos vean [derme.
118 N uevo Tesoro d e O raciones La S a n ta C ru z de C a rava ca 119

Oídos tengan, y no nos oigan. gría, la que Vos tuvisteis en el vientre virginal
Manos tengan, y no nos agarren. de María Santísima, a la cual pondré por mi
Pies tengan, y no nos alcancen”. defensora. Y rezaré tres Credos al Señor y tres
Salves a María Santísima para que me acom­
Con las armas de nuestro Señor San pañe por dondequiera que vaya. Y tres Padre­
[José voy armado. nuestros a los Apóstoles, para que, así como
Con la capa de Abraham, voy tapado. acompañaron a Jesús en el huerto de Getse-
Con la sangre de nuestro Señor Jesucris­ mani, me acompañen a mí por dondequiera
t o voy bañado.
que vaya. Amén.
Con la leche de María Santísima, voy
[rociado. ORACIO
Dadme, Señor, aquella dulce compa-
[ñia Per a curar el Cranc (o Cáncer)
la que Vos disteis a la Virgen Maiia El Cranc i Jesucrist se’n van a
Santísima, desde la puerta de Abraham, i visca la Fe de Jesucrist' [Roma.
hasta la puerta de Belén, El Cranc se’n va, i Jesucrist hi toma.
a la puerta de Jerusalén: ¡I visca Cristi
con los tres clérigos revestidos, ¡Mori el Cranc,
con los tres cálices bendecidos,
con las tres hostias consagradas. Amén. SALUTACION A LAS SACRATISIMAS
LLAGAS DE NUESTRO SEÑOR
.JESUCRISTO

Señor Asi como Vos resucitásteis al tercer A LA DEL PIE IZQUIERDO


día, que yo, N., me vea en mi casa, y por
dondequiera que vaya, con aquella gran ale­ Saludóte, ¡oh, santísima Llaga de mi Señor
120 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 121

Jesucristo!; y os pido, Señor, por ella, me Jesucristo!; y os pido, Señor, por ella, me
perdonéis cuanto os he ofendido con todos mis perdonéis cuanto os he ofendido con el mal
pasos y movimientos. empleo de mi memoria, entendimiento y vo­
luntad.
Padre nuestro, Gloria Patri.
Padre nuestro, Gloria Patri.
A LA DEL PIE DERECHO
A LA DEL SANTISIMO COSTADO
Saludóte, ioh, santísima Llaga de mi Señor
Saludóte, ¡oh, santísima Llaga de mi Señor
Jesucristo!; y os pido, Señor, por ella, me
perdonéis cuanto os he ofendido con todas mis
acciones y palabras.
Padre nuestro, Gloria Patri.

A LA DE LA MANO IZQUIERDA

Saludóte, ¡oh, santísima Llaga de mi Señor


Jesucristo!; y os pido, Señor, por ella, me
perdonéis cuanto os he ofendido con mi vista y
demas sentidos.
Padre nuestro, Gloria Patri.

A LA DE LA MANO DERECHA

Saludóte, ¡oh, santísima Llaga de mi Señor


122 N u ev o Teso ro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 123

Jesucristo!; y os pido, Señor, por ella, que asi derriba a los que pelean contra mi.
como fue herido vuestro corazón con el hierro “ Confundidos sean y avergonzados los que
de lanza, y el de vuestra Madre dolorosisima atentan contra mi alma.
con el cuchillo de su dolor, asi penetren en el “ Atrás los que maquinan contra mi, y sean
mío vuestras soberanas luces, para siempre desbaratados.
amaros y nunca más ofenderos, queriendo “ Queden deshechos como polvo ante la
antes morir que pecar. Amén. furia del vendaval, y estréchelos el Angel del
Señor.
Padre nuestro, Gloria Patri.
“ Sea su camino tinieblas y despeñadero, y
el Angel del Señor vaya a sus alcances.
EXORCISMOS CONTRA SATANAS Y
“ Ya que sin causa me armaron a escondidas
LOS ANGELES APOSTATAS
el lazo de muerte, y escarnecieron injustamen­
te a mi alma.
MANDADOS PUBLICAR POR S.S. LEON XIII
“ Caiga en el lazo que menos piensa, y en la
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del trampa que él mismo armó en celada, y quede
Espiritu Santo. Amén. cogido en su mismo lazo.
“ Mi alma entretanto se regocijará en el
Ps LX V II
Señor, y en su Salvador se gozará”.
Levántese Dios, y sean disipados sus ene­
Gloria Patri, et Filio, et Spiritui Sancto.
migos; y huyan de su presencia los que le
Sicut erat in principio, et nunc, et semper et
aborrecen”.
in saecula saeculorum. Amén.
“Desaparezcan como el humo. Como se
derrite la cera al calor del fuego, asi perezcan
ORACION A SAN MIGUEL ARCANGEL
los pecadores a la vista de D ios”.
Ps X X X IV ¡Oh Principe gloriosísimo de la milicia
“Juzga, ¡oh, Señor!, a los que me dañan: celestial, San Miguel Arcángel! Defiéndenos
124 N uevo T esoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arayaca 125

un tiempo comtra el capitán de la soberbia,


Lucifer, y sus ángeles apóstatas: “ y no preva­
lecieron ni quedo ya para ellos lugar ninguno
en el cielo”. Mas “ aquel drama descomunal,
aquella antigua serpiente, que se llama diablo
y Satanas, que anda engañando el orbe univer­
so, fué abatido y arrojado a la tierra, y sus
ángeles con él” .
He aquí que este antiguo enemigo y homi­
cida del género humano se ha envalentonado
extrañamente. Transfigurándose en ángel de
luz, va cercando con toda la caterva de
espíritus malignos, y ocupa ya toda la redon­
dez de la tierra, para borrar de ella el nombre
de Dios y de su Cristo, y robar las almas
criadas para la corona de la gloria inmortal, y
en la batalla “ y en la lucha que traemos contra despedazarlas y despeñarlas en la eterna per­
los príncipes y potestades, contra los adalides dición. Este dragón maléfico derrama a mane­
de estas tinieblas del mundo, contra los espíri­ ra de torrente asquerosísimo, la ponzoña de su
tus malignos que andan por el aire” . (Eph. VI.) maldad y la transfunde en hombres de inteli­
Ven a socorrer a los hombres, a quienes “ crió gencia depravada y de corrompido corazón:
Dios inmortales, y los formo a su imagen y espíritu de mentira, de impiedad y de blasfe­
semejanza, y los compro a gran precio” de la mia, hálito mortífero de lujuria y de todo linaje
tiranía del demonio. (Sap., II, 23; Cor., VI). de vicios y de pecados.
Lucha hoy, con el ejército de los Santos Enemigos, astutísimos han llenado de a-
Angeles, las batallas del Señor, como peleaste margura y embriagado con absintio a la Espo-
126 Nuevo Tesoro de Oraciones La S a n ta C ru z de C ara v a c a 127

sa del Cordero Inmaculado, la Santa Iglesia: Y así confiados en tu patrocinio y tutela, con
en todo lo más sagrado y precioso han puesto la sagrada autoridad de nuestro ministerio,
sus manos impías. En el lugar donde está vamos con toda confianza y seguridad, a
asentada la Silla del bienaventurado San Pe­ repeler las infestaciones y engaños diabólicos,
dro y la Cátedra de la verdad para alumbrar a en el nombre de nuestro Dios y Señor Jesu­
todas las naciones, allí han puesto el trono de cristo.
su abominable impiedad. V. Ved aquí la Cruz del Señor, Huid,
Ea, pues, invictísimo capitán, ayuda al ejércitos enemigos.
pueblo de Dios contra el ejército invasor, de R. Venció el León de la tribu de Judá, el
los espíritus malvados y danos la victoria. A descendiente de David.
Ti venera por su guarda y patrón la Iglesia V. Venga, Señor, tu misericordia sobre no­
Santa; a Ti te aclama por defensor contra los sotros.
nefandos poderíos de la tierra y del infierno; a R. Así como hemos en Tí esperado.
Ti ha encomendado el Señor las almas de los v. Señor, escucha mi oración.
redimidos, que han de tomar asiento en la R. Y mi clamor llegue a tus oídos.
bienaventuranza soberana. Ruégale al Dios de v. El Señor sea con vosotros.
la paz, que quebrante a Satanás debajo de R. Y con tu espíritu.
nuestros pies, a fin de que no pueda en
adelante tener cautivos a los hombres, ni hacer
daño a la Iglesia. Ofrece nuestras súplicas en ORACION
el acatamiento del Altísimo, para que pronto
nos salgan al encuentro las misericordias del ¡Oh, D ios y Padre de nuestro Señor Jesu­
Señor, y tu prendas al dragón, a la serpiente cristo! Invocamos vuestro santo nombre, y
antigua, que es el diablo y Satanás, y atado lo humildemente suplicamos a vuestra clemen­
arrojes al abismo,porque no engañe más a las cia, que, por la intercesión de la Inmaculada
gentes (Apoc., X X ). siempre Virgen María, Madre de Dios, y por
128 N uevo T e so ro d e O raciones La S an ta C ru z d e C arav ac a 129

la de San Miguel Arcángel, de San José, tu gran soberbia, todavía presumes ser seme­
esposo de la misma bienaventurada Virgen, de jante, y que desea que todos los hombres se
los Santos Apóstoles San Pedro y San Pablo, salven y vengan al conocimiento de la ver­
y de todos los Santos, os dignéis prestamos dad
vuestro auxilio contra Satanás y todos los (I Tim., II) Mándatelo Dios Padre +, Mánda­
demás espíritus inmundos, que para ruina del telo Dios Hijo f . Mándatelo D ios Espíritu
género humano y perdición de las almas, Santo t - Mándatelo la majestad de Cristo,
andan esparcidos por la tierra. Por el mismo Verbo eterno de Dios, hecho carne t . que por
Jesucristo nuestro Señor. Amén. la salvación de nuestro linaje, perdido a causa
de tu perfidia, humillóse a Sí mismo, hecho
EXORCISMO obediente hasta la muerte (Phil., II); y edificó
su Iglesia sobre firme roca, prometiendo que
Os conjuramos a todos y a cada uno de contra ella jamás prevalecerían las puertas del
vosotros, espíritus inmundos, potestades sa­ infierno, y que permanecerí a con ella todos los
tánicas, incursiones del infernal enemigo, to­ días hasta la consumación de los siglos.
das las legiones, todas las sectas, todos los (Matth., xxvm , 20.) Mándatelo el sacramen­
ejércitos diabólicos, que en nombre y virtud de to de la Cruz f , y la virtud de todos los demás
nuestro Señor Jesu t cristo, os desarraiguéis misterios de la Fe cristiana f Mándatelo la
de cuajo y huyáis bien lejos de la Iglesia de excelsa madre de Dios, Virgen María t >que
Dios y de las almas criadas a imagen de Dios y desde el primer instante de su inmaculada
redimidas con la preciosa sangre del Cordero concepción, quebrantó tu cabeza con su hu­
divino t ■En adelante, jamás te atrevas astu­ mildad. Mándatelo la de los Santos Apóstoles
tísima serpiente, a enseñar al linaje humano, y San Pedro y San Pablo, y los demás Apóstoles
perseguir a la Iglesia de Dios, a molestar y t Mándatelo la sangre de los mártires, y la
zarandear como trigo a los escogidos de Dios. piadosa intercesión de todos los Santos y
Así te lo manda el Dios altísimo f , a quien, en Santas f -
130 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S a n ta C ru z de C a rava ca 131

Conque, dragón maldito, legiones todas R. Y mi clamor llegue a tus oídos.


diabólicas, os conjuramos por el Dios f vivo, V. El Señor sea con vosotros.
por el D ios f verdadero, por el Dios t santo, R. Y con tu espíritu.
por el Dios que así amó al mundo, que le dió a
su Unigénito Hijo, para que todo el que ORACION
creyere en E l no perezca, sino que alcance la
vida eterna (Joan., III.) acaba de seducir a las ¡Oh, D ios del Cielo; oh, Dios de la Tierra;
humanas criaturas y de proporcionarles el oh, Dios de los Angeles; oh, Dios de los
veneno de la eterna perdición; cesa de dañar a Arcángeles; oh Dios de los Patriarcas; oh,
la Iglesia y de armar lazos a su libertad. Dios de los Profetas; oh, Dios de los Apostó­
Apártate, Satanás, inventor y maestro de les; oh, Dios de los Mártires; oh, Dios de las
todas las perfidias, enemigo de la salvación de Vírgenes; oh, Dios que tenéis poder para dar
los hombres. Deja obrar a Cristo, en quien vida después de la muerte, y descanso tras del
nada hallaste de tus obras; deja obrar a la trabajo; porque no hay ni puede haber ningún
Iglesia, una santa, católica y apostólica, a la Dios fuera de Vos; Creador de todas las cosas
cual ganó el mismo Cristo con su Sangre. visibles e invisibles, cuyo reinado no tendrá
Humillare bajo la poderosa mano de Dios; fin! Suplicamos humildemente a la Majestad
estremécete y huye a la invocación del santo y de vuestra Gloria, que os dignéis libramos
terrible nombre de Jesús, a quien tiemblan los poderosamente y conservamos libres de todas
inflemos y están sujetas las Virtudes y las las potestades, lazos, decepciones y perfidias
potestades y las Dominaciones de los cielos; a de los infernales espíritus. Por Cristo nuestro
quienes los Querubines y Serafines alaban en Señor. Amén.
incesante coro, diciendo: Santo, Santo, Santo, De la asechanzas del diablo: libradnos
el Señor D ios de los ejércitos. Señor.
Que hagáis que vuestra Iglesia os sirva con
V. Señor, e scu ch a mi oración. segura libertad; os lo rogamos, oídnos.
132 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S anta C ruz de C arava ca 133

Que os dignéis humillar a los enemigos de la Veig venir el seu preciós car Fill,
Iglesia os lo rogamos, oídnos. que davant li venia.
D ’ahont venia el seu preciós car Fill,
Echese agua bendita por el lugar o habita­ d’ahont venia.
ción. D ’ahont vetllau.
que me’n deixondau.
ORACIO Un somni h¡ he tingut;
un somni de veritat
M olí curiosa i devota, de Sant Pau Que us havian pres
que us avian lligat;
N . va al davant, que us aviant pujat
davant de darrera. A l arbre santíssim de la vera Creu.
Sant Pau, Sant Pere, Aquests preciosíssims peus,
Sant Lluc i Sant Marc, amb un clau en son clavats.
per cada costat Aquests preciosíssim costat,
Cans i llops, les dent serrades; de llances y ballestes ha estat llance-
deis enemics les mans Uigades, Aquest preciosíssim pit, [jat
tan guardat jo, N ., en sia, de llances i ballestes ha estat ferit.
com va ésser el Fill de Déu, Aquesta preciosíssima boca,
en les entranyes de la Verge María. de felt y vinagre ha estat plena.
(Pare nostre.) Tota aquesta preciosíssima cara,
ha estat abofetejada.
Qui ha felt el sol, fará el vent
Aquest Preciosíssim cap,
Al Paradis voldria entrá,
de setanta dues espines ha estat coro-
les animes a saludá.
Veig venir la Mare de Déu; [nat
peí camí d’or sia. Tot lo que em dieu, la meva Mare,
134 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S anta C ru z de C ara vaca 135

tot em passa amb veritat. OFERIMENT


Jo me‘n vaig per aquest camí,
amb rapóstol Sant Marti. Aquest Parenostre i Avemaria que hem dit,
Jo me’n vaig per aquesta via, que siam oferts i presentats davan de Nostre
amb la humil Verge María. Senyor i María Santísima, I Sant Pau gloriós,
A Betlem entrarem; que ens vulgui guardar de lladres i traidors, de
tres enemics hi trobarem. falsos testimonis, del poder del dimoni, i de
Tres enemics, no em toqueau, viure i morir en pecat mortal. Amén. Jesús.
que sóc senyor de les cinc Creus
de les cinc Avemaries. ORACIONES CURATIVAS
Si per cas no em voleu créurer,
aquí está la Verge María, Las oraciones que siguen, adquiridas en
qui us dirá la veritat. Aixís sia. distintas fuentes, son lo que con toda justicia
pudiéramos llamar un tesoro de dones corpo­
rales.
Mil repetidas pruebas nos han dado el
convencimiento absoluto de su eficacia; mil
testimonios imparciales y severos están con­
testes con nosotros en proclamar su virtuali­
Diu que el qui aquesta oració dirá,
dad para cada caso.
ol a fara dir, tres dies
Pero ni nuestras pruebas ni el testimonio
i tres nits, no morirá
ajeno tendrían ningún valor, si las oraciones
sens confessar i combregar
por sí mismas no se recomendasen con la
les penes de l’infem, no les veurá.
mayor de las elocuencias, con la elocuencia
Deu ens dongui goig i alegría.
del hecho; Acúdase a él, pues, como ultimo e
Un Parenostre y Avemaria. ineapelable tribunal.
136 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ru z de C arav ac a 137

N os conviene advertir, empero, que no CONTRA EL DOLOR DE MUELAS,


basta la fórmula por si, para que la virtualidad DIENTES, ETC.
resplandezca. Ya nuestro divino Redentor
dijo, por boca de San Mateo (Vil, 7), que no Bendita Santa Apolonia, que por tu virgini­
debían darse las margaritas a los cerdos; cual dad y martirio, mereciste del Señor, ser insti­
claramente testifica que las cosas de D ios no tuida abogada contra el dolor de muelas y
pueden ser por todos operadas ni por todos dientes: Te suplicamos, fervorosos, intercedas
comprendidas. Dijo más el Mesías: dijo, por con el Dios de las misericordias, para que esta
boca del mismo evangelista, que no todos los criatura, N ., sea sanada. Señor, accede benig­
que dicen “ Señor, Señor”, son aptos para no a la súplica que te dirigimos. Amén.
entrar en el reino de los cielos (Vil, 23); y que
muchos de los postreros serán primeros y Un Padrenuestro a Santa Apolonia y tres a
muchos de los primeros serán postreros (X IX , la Santísima Trinidad.
30)

CONTRA LA ERISIPELA
CONTRA EL MAL D E ORINA
En el nombre de Dios f Padre,
Señor, por el especial privilegio otorgado al y del Hijo de Dios +,
beato Liborio contra los males de cálculo, y de San Marcial f ,
piedras, orina e ijadas, haz que N ., se vea libre que ni por fuera t ni por dentro f
del de... que padece. Glorioso San Liborio, le hagas ningún mal.
intercede por nosotros. Amén.
Háganse sobre la parte del paciente en que
Se signa la parte dolorida y se rezan tres haya aparecido la erisipela, las cruces que se
Padrenuestros en honor de la Santísima señalan, y récense tres Padrenuestros a la
Trinidad. Beatísima Trinidad.
138 N uevo T esoro d e O raciones La Santa C ru z de C arav ac a 139

OTRA PARA LO MISMO -¿Qué haces aquí?-le dijo el Señor.


Y San Pedro contestó:
Jesús nació t . Jesús murió t- Jesús resuci­ -M e estoy muriendo de mal de anginas, de
tó t • Como se curaron las Hagas de Jesucristo, garganta y de flemones.
asi pueda ser curada esta erisipela, en honra y A lo que el divino Maestro repuso:
gloria de la Santísima Trinidad. -Ponte los cinco dedos de la mano derecha
en el cuello y carrillo, en honra y gloria de la
Se rezan tres Padrenuestros.
Santísima Trinidad, y con el santo nombre de
Dios, el mal te será curado.
CONTRA LAS ANGINAS
Se rezan tres Padrenuestros a la Trinidad
Beatísima.
En Bélen hay tres niñas:
Una cose: otra hila,
CONTRA CONTUSIONES,
y otra cura las anginas.
DISLOCACION DE HUESOS O
Una hila; otra cose,
RELAJAMIENTO D E L P E C H O
y otra cura el mal traidor.
Se repite tres veces, en otros tantos días Jesús nació. Jesús fue bautizado. Jesús
seguidos, haciendo la señal de la cruz en cada sufrió pasión y muerte. Jesús resucitó y ascen­
una de ellas, y rezando tres Padrenuestros en dió a los cielos. Jesús está sentado a la diestra
honor de la Santísima Trinidad. de Dios Padre, y desde allí vendrá a juzgar a
los vivos y a los muertos. Por estas grandes
OTRA, CONTRA EL MISMO MAL verdades y por el valor y confianza que
inspiran a los cristianos, que estas contusiones
Nuestro Señor y San Martín iban por un de N ., (o dislocaciones, etc.), sean curadas,
camino, donde hallaron a San Pedro de bruces como lo fueron las heridas de sus divinas
contra un canto rodado. sienes y costados.
140 N uevo Tesoro d e O raciones La San ta C ruz de C arav ac a 141

Se rezan cinco Padrenuestros en memoria Pues así como estas palabras son ciertas, así lo
de las cinco llagas de Jesús. es también que tú, N., puedes ser curado de la
hernia que padeces, por la virtud y en honor de
las tres Personas distintas en la Santísima
CONTRA QUEMADURAS Trinidad, a quien humildemente le pido la
gracia de que te veas tan pronto curado, como
El fuego no tiene frío. El agua no tiene sed. Jesucristo de sus llagas. Amén.
El aire no tiene calor. El pan no tiene hambre.
San Lorenzo, curad estas quemaduras, por el
CONTRA EL MAL DE PECH OS
poder que D ios os ha dado.
Se signa al paciente, y se reza un Padre­ (Pelos, cascaduras, grietas, etc.)
nuestro a San Lorenzo.
Jesús vivió t • Jesús murió f . Jesús resucitó
f . Como estas palabras son verdad, haced la
CONTRA HERNIAS O QUEBRADURAS

Jesús encamó en las purísimas entrañas de


la Virgen María; y nació y habitó entre
nosotros; y para enseñamos a tener fe verda­
dera, por su propia virtud y con su gracia
curaba todas las enfermedades y dolencias a
los que en El creían y le buscaban; y para
libramos de todo mal, sufrió pasión y muerte;
y para abrirnos las puertas del Paraíso, ascen­
dió glorioso y triunfante a los cielos, después
de haber llorado todas las furias infernales.
142 N u ev o T esoro d e O raciones La S an ta C ru z de C arav ac a 143

gracia de curar el pecho cascado (o agrietado, CONTRA LA NOSTALGIA


etc.), derecho (o izquierdo), de N., a la mayor
brevedad. En tu concepción fuiste inmaculada, Virgen
María.
Se repite tres veces, y se rezan tres Padre­
nuestros en honor de la Santísima Trinidad. Se repite, y se rezan tres Avemarias.

CONTRA LAS NUBES EN LOS O JO S


OTRA, PARA LO MISMO
Nube, nube,
de sangre y agua formada; Jesús nació; Jesús murió. Jesús nació; Jesús
en honra y gloria murió, Jesús nació; Jesús murió. Así sea
de la Santísima Trinidad t , curada la nostalgia de N ., como estas palabras
que sea prontamente curada. son ciertas.

Se rezan tres Padrenuestros en honra de la Sígnese al paciente, y récrense tres Padre­


Trinidad Beatísima. nuestros en honor de la Santísima Trinidad.

OTRA CONTRA LA PARALISIS

Madre de San Simeón, Adorabilísimo Jesús, inagotable fuente de


abogada contra las nubes t'. clemencia: Así como te dignaste curar al
Clara es la luna: paralítico que te salió al encuentro, diciéndole:
claro es el sol; “Levántate, toma tu cama y vete a tu casa”;
clara sea la vista de N ., así te suplico dignes curar a N ., que con todo
por vuestra intercesión. fervor te lo implora. N o desoigas su plegaria, y
Se repite durante nueve días. reverente te saludará con los ángeles del
144 N u e v o T e s o ro de O ra c io n e s La S a n ta C ru z de C a rava ca 145

paraíso, diciendo: Santo, Santo, Santo es el gracia de recibirle en el eterno Santuario de tu


Dios de los ejércitos, a quien veneran todas las gloria, y ser desde allí intercesor para contigo,
naciones. de los que padecen de este mal: Reverentes te
suplicamos que, por sus méritos y tu miseri­
Tres Padrenuestros, Avemarias y Gloria-
cordia, sea sanado N ., del ataque que le
patris.
postra, y sirva todo ello para honra y gloria
tuya. Así sea.
CONTRA EL FLUJO Se reza un Padrenuestro a San Avelino y
tres a la Trinidad Sacrosanta.
Adorable Cordero inmolado en el Gólgota,
mi siempre amado Jesús: Extiende sobre mi tu CONTRA EL MAL DE OIDOS
mano y sálvame del flujo que me apena, como SORDERA, ETC.
salvaste a aquella piadosa mujer que hacia
doce años lo padecía. Yo también, como ella, Señor mío Jesucristo: Tú que te dignaste
tengo fe en tu potestad soberana; yo también librar de sus dolencias al sordomudo de Decá-
quiero tocar tu vestido, segura de que si lo polis, con sólo meter los dedos en su oído y
logro, habré alcanzado la curación de mi mal. decirle: “ Sé abierto”, concédeme la gracia de
que, en tu nombre e imitando tus milagros, ya
Un Credo.
no tus virtudes, pueda f sanar a N., del mal de
oídos (o lo que sea) que padece.
CONTRA LA APOPLEJIA Récese el Credo, como testimonio de la fe
en los méritos de Jesús crucificado.
D ios y Señor nuestro, que, habiendo muerto
de apoplejía el bienaventurado Andrés Aveli- A MARIA SANTISIMA
no, estando ofreciendo en el altar el santo
sacrificio de la misa, te dignaste conferirle la Para no caer en las tentaciones impuras
146 N uevo T esoro de O raciones La S anta C ruz de C aravaca 147

Bendita sea tu pureza, Porque ha puesto sus ojos en la bajeza de su


y eternamente lo sea, esclava: por tanto, ya desde ahora me llama­
pues todo un Dios se recrea rán bienaventura todas las generaciones.
en tan graciosa belleza. Y cuya misericordia se extiende, de genera­
A Tí, celestial Princesa, ción en generación, a todos los que le temen.
Virgen sagrada María, Dió muestras grandes de sublime poder de
te ofrezco desde este día su brazo: desbarató los proyectos que allá en
alma vida y corazón. su corazón meditaron los soberbios.
Mírame con compasión.
N o me dejes, Madre mía.
(Hay concedidas muchas indulgencias)
Viva Jesús. Viva su divino amor. Viva su
divina gracia. Viva María Santísima.
Muera el pecado mortal. Muera el demonio.
Viva Jesús.
Alabado sea el Sagrado Corazón de Jesús.
Alabado sea el Purísimo Corazón de María
por siempre. Amén.

EL MAGNIFICAT
Derribo del solio a los poderosos, y ensalzó
a los humildes.
Alcanza la protección de la Virgen Colmo de bienes a los menesterosos ham­
Glorifica mi alma al Señor. brientos, y a los ricos los despidió sin nada.
Y mi espíritu esta transportado de gozo en el Acogió a Israel, su siervo, acordándose de
Dios Salvador mío. su misericordia.
148 N uevo Tesoro de O raciones La San ta C ru z de C arav ac a 149

Según lo prometió a nuestros Padres, a Los mancebos, y también las doncellas; los
Abraham y a sus descendientes, por los siglos viejos y los niños;
de los siglos. Alaben el nombre de Jehová: porque sólo su
nombre es elevado; su gloria es sobre tierra y
EL LAUDATE
cielos.
El ensalzó el poder de su pueblo; alábenle
Es un cántico de alabanza al Señor
todos los santos, los hijos de Israel, el pueblo a
Alabad a Jehová desde los cielos, alabadle El cercano.
en las alturas.
Alabadle, vosotros todos sus ángeles; ala­
badle, vosotros todos, sus ejércitos.
EL M ISERERE
Alábenle los cielos de los cielos, y las aguas
Alcanza perdón de los pecados
que están sobre los cielos.
Alaben estas cosas el nombre de Jehova: Ten piedad de mi, ioh, Dios!, conforme a tu
porque El mandó, y fueron creadas.
Y las hizo ser para siempre por los siglos.
Púsoles ley que no será quebrantada.
Alaben a Jehova desde la tierra, los drago­
nes y los abismos.
El fuego y el granizo, la nieve y el vapor, el
viento de tempestad que ejecuta su palabra;
Los montes y todos los collados, el árbol de
fruto y todos los cerdos;
La bestia, y todo animal; reptiles y volátiles;
Los reyes de la tierra, y todos los pueblos;
los principes y todos los jueces de la tierra;
150 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S anta C ru z d e C arava ca 151

misericordia; conforme a la multitud de tus Vuélvame el gozo de tu salud, y haz que el


piedades, borra mis rebeliones. espíritu libre me sustente.
Lávame más y más de mi maldad, y limpía­ Enseñaré a los prevaricadores tus caminos;
me de mi pecado. y los pecadores se convertirán a Ti.
Porque yo reconozco mis rebeliones; y mi Líbrame de homicidios, ¡oh, Dios, Dios de
pecado está siempre delante de mi. mi salud!; y cantará mi lengua tu justicia.
Señor, abre mis labios; y publicará mi boca
A Ti, a Ti sólo he ofendido, y he hecho lo
tu alabanza.
malo delante de tus ojos; confiésolo, porque
Porque no quieres Tú el sacrificio que yo
seas reconocido justo en tu palabra, y tenido
daría: no quieres holocausto.
por puro en tu juicio.
El sacrificio mas grato a Dios, es el espíritu
He aquí, en maldad he sido formado, y en
quebrantado; al corazón contrito y humillado
pecado me concibió mi madre.
no despreciarás Tu, ¡oh, Dios!
He aqui, Tú amas la verdad en lo íntimo, y
Haz bien, con tu benevolencia, a Sión: y se
en lo secreto me has hecho comprender tu
reedificarán los muros de Jerusalén.
sabiduría.
Y entonces en tus altares se pondrán bece­
Purifícame con hisopo, y seré limpio: láva­
rros inmolados.
me, y seré emblanquecido más que la nieve.
Hazme oír gozo y alegría; y se recrearán los
EL ANGELUS
huesos que has abatido.
Esconde tu rostro de mis pecados, y borra
Angelus Domini nuntiavit Mariae, et con-
todas mis maldades.
cepit de Spiritu Sancto. Ave María.
Crea en mí. ¡oh, Dios!, un corazón limpio; y Ecce ancilla Domini; fíat mihi secundum
renueva un espíritu recto dentro de mí. verbum tuum. Ave María.
No me eches de delante de Ti; y no quites de Et Verbum caro factum est, et habitavit in
mí tu santo Espíritu. nobis. Ave María.
La San ta C ru z de C aravaca 153
152 Nuevo Tesoro de Oraciones
pluvia etc., venerum ilumina, etc., flaverunt
Dicho eso, vaya por toda la casa echando venti, irrucrunt in domun istran, etc., nos
agua bendita con candela encendida de las cedidint fundada enim erat supra petram; etc.,
benditas, diciendo los Psalmos Graduales, omnis que audivit verba mea, etc., non facitt
que son propios para esta ocasión, y en cada ea similis erit viro stulto qui edificavi domun
pared de los aposentos, tránsitos y corredores suam supererenam, etc., descendit pluvia etc.,
haga una cruz con carbón, lápiz o con un venerum flumina, etc., cecidit, etc., fuit ruina
hierro o cuchillo, diciendo en cada una: illius magna etc., cum consumasset Jesús
Ecce Crucem Domini, fugite partes adver­ verba hec, admirabantur turbe super doctrina
se, invirtute Domini nostri jesu Christi qui elus, erat enim docens eos, sicun potestatem
pependid in ea. habens.
Psalmo 119 Ad Dominum cumtribularet Laus tibi christe Rex regum: etc., per Evan­
Id. 121 Letatus sum in his, etc,. g elio dictum delean tur nostrum de lictum,
Id. 222 Ad te lavivi oculos meos, etc. etcétera, aurefatur ab hac domo, etc., habita-
Llegando a lo bajo, donde más se sienta el toribus in ea omne maledicum. (Prosiga di­
Duende o Brujas, diga: Adioutorium nostrum ciendo):
in nomine Domini, qui fecit celum, etcétera, Domus ista; sicut domuns Israel, esperavit
terram. in Domino.
Dominus vobiscum.
Aintur ceru etc., protector eurum est.
Et cum Spiritu tuo.
Benedixit ómnibus, qui temen Dominum,
Secuencia senti Evangeli secumdum Ma-
Dicat nuc lomus ista timents Dominum.
theu.
Quoniam in sécula misericordia eius.
Gloria tibe Domini. Dominus Vobiscum. Et cum spiritu tuo.
In illi tempore; dixit Jesús disipulus suis
omnis que audivir veba mea etc., facitea, OREMUS
assimibilabitur viro sapienti, qui edificavit Domun istam turna; domne Jesu Christe
domum, suan supra petram, etc., dessendit
154 N u ev o Teso ro de O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 155

clementer ingredere, etc., corda habitancium Luego vuelve a andar toda la casa echando
in ea igne, tuo amors, etc., fídel vehedificata, agua bendita. Qui confidum in dominu Psal-
nula domun ministrorum corum menter acce­ mos 124, 125, 126,127 y 128. Kyrie eleyson.
de, udfimiter supra petram eincursione iurbe- Christe eleyson. Kyrie eleyson. Pater noster.
tur. Et ne nos inducas in tentacionem. Sed
Domine Jesu Christe qui habites in vivir libéranos a malo.
lapdibus ñlios Alabe, per ilos habitacula eo- Dominus vobiscum. Et cum spiritu tuo.
rom imples omni Benedicciones bono dich,
etcétera, santifica hadenom sercorum tuorum, ORI-MUS
que sub tus patrocinio singulariter confiolum
ut nula egus. Magorum, malignorum spiritum Deus qui in omni loco dominacioni tu,
illi dominetur adversitas. custos, etc., protector assistis: exaudí nos
Sancti nominus tue tomorem pariter, amo- quesumus inviolabilis huiu dous perma neant,
rem fac nos habere perpetuum quia numquam bene f diccio, etc., tui numeris largitas, etc.,
tua gubemadone disfituis, quos insoliditate tue misericordia, abundancia, semper, etcétera,
dileccionis instituís. ubique laudetur.
F amulorum tuorum, quesimus, domine de- D es qui inefabile, providencia inefabile,
lictis ignoce, ut qui tibi placeré de actibus santos Angelus tuos ad nostram custodia
nostris, non valemus genitricis. File tuo do- mitere dignaris lagire suplicibus tuis, etc.,
domini nostri Jesu Christi intersesione salve- oerum semper proteccione defendí, etc., eter­
mur. na societate gandere.
Deus, qui miro ordine Angelorum, ministria Auge in nobis, que sumus domine quod de
hominum qua dispersas; concede propicius, ut tua inspiracione concepimus desiderium, ut
a quibus tibis ministratibus incelo semper caritutis tue dono repleti, quo nos sperare
asistius, ab is interra nostra vita muniatur. Per fecisti, per invocassionem tui nominio perenni
Christum Dominum nostrum. Amén. valeamus aquisione consequi. Qui vivís, etc..
156 N u ev o Tesoro de O raciones La S an ta C ru z de C arav ac a 157

regnas cum Deo Patre, etc., unitate Spiritus tione diaboli misericorditem liberare. Per
Sancti, Deus per omnia sécula seculorum. Christum Dominum nostrum. Amen.
Amén. In lio tempore Dixit essus Dicipulis sus
Después prosiga, bendiga un poco de in­ ecce ego mitto vos sicus agnos Ínter lujos nolite
cienso, diciendo. portare facalum, ñeque peram, ñeque calca-
Audiorium nostrum in nomine Domini mente neminen, per viam salutavoristi pri-
Quicferit celum, etc., terram. mum dicite, pas huid dumoy si ibi fuerit filius
Dominus, et cum spiritu tuo, pacis juper cum pax vuestra, sin aum ad vos
revertetur.
O REMUS Qui nos creavit, redimit ipse nos regnat
gubernet perducat in vitam eternam. Amén.
Per interssesiones beati Michaelis Arcán- Benedicció De i omnipotentis pater t filii
geli, statis a dextis Altaris incansi, etc., om- Spiritu Sanü, desendad super hace donum
nium electorum suorum, incensum istud dig- omnes habtantos in ea etc., manead semper.
netur Dóminos ben dicere, etc., inodorem Amén.
suavitatis accipere. Per Christum Dominum
N O T A - Esta bendición se hace en el aire,
nostrum.-Amén.
echando agua bendita.
Y echando incienso en agua bendita, diga:
Incensum istud a te Domine, benedictum
asendat at te, etc., etc., descendat semper nos ORACIO DE SAN CIPRIA
misericordia tua. Et, sicut domonium Asmo-
dasen a Sara filia Bachelis ministerios Arcán­ Ennom del Pare, del Fill y del Esperit Sant.
gel i Rafaelis liberasti. Comuera Domun eius Amén.
benediccionibus resplanti; ita replere digneris Esta es la mol útil e important santa oracio
hac domun tua benedicciones, etc., omnes del gloriós y mártir Sant Cipriá, la cual fou fea
habitantes in ea abnibus insilis, etc., sugges- i ordenada per el gloriós Sant Cipria per librar
158 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 159

las personas de mal enganys i encisos, i per A vos glorios Sant Cipria, servidor de Deu
cualsevol Uigament i encantaments, per lado- nostre Senyor produhit en lo mateix enenient i
na que va de part, per pestilencia i aires el gran cumbre i Creu Santa de Deu. Cipria
corromputs, la cual orado a de ser llegida tres Sant alabat en lo temps antich vista la malatía
vegades i en tres diumenges i cada diumenge, de vostre servidor N. i las suas maldats, per las
una sola vegada, i per la ajuda de Deu en Raras cuals fou admés sobre el poder del diable i no
de Bruxerías. coneixia lo vostre Sant nom. Lligaba los
En nom de Deu, Pare, Fill i Esperit Sant, núvols que no ploguesen sobre la térra y la
que son tres personas i un sol Deu verdader térra no daba fruit, lligaba los peixos del mar
que reina per sempre i sens fi. Amén. que no anessin per les arenas de las aiguas, i la
molta gran malicia de mas maldats, i las donas
que estaban prenyades no podían parir, totes
aquestas cosas feya yo en nom del diable i era
en nom de Deu Jesucrist com que coneixo lo
vostre santíssim nom santificat i amable so
tornat de la multitud del meus mis, i ara afirmo
de tot mon cor i de tota ma voluntad, me poso
al costat de vostre divi amor i vostres mana-
ments perque de vostres manaments perque
me convidi lo seu amor a la gran misericordia,
perque vos sou la paraula del molt alt poder
tant poderos perque rompeu i desfeu tots los
enllansaments de totes les criaturas i de tots
los homes i dones caigan la pluja sobre la térra
domensos fruits los abres, i las donas parescan
sos filis sens ninguna tucia i mamen la llet del
160 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S a n ta C ru z d e C a rava ca 161

pits de sas mares, i se duen los peixos del mar, i per las tais cosas vos suplico Jesucrist que en
tos los animáis que van obre la térra i se tractar i contractar no puga detenir ni impedir
deslliguen, tots els llansaments que van sobre lo diable malahit ni lo mal esperit, ni ningún
la térra i se deslliguen, tots els núvols del Cel i enllasament ni mal fet de envidia contra
totes las altras cosas de tots els homes i dones aquestos vostres servidores. Amén Jesús. +
que han passat tota manera de mals encisos de Mes totas aquesta cosas sin embrasadas i
día i de nit, totats sian desfetas i deslligdas por anuladas, que danyen ni empedescan las 72
lo Sant nom de Jesús fonga tot mal enemich de (lenguas que están repartidas per tot lo mon,
mi, de aquell o aquella, sia desfet i deslligat tot cualsevol deis contraris que fassia mals sia
mal tot mal i tots los mal encisos i mals fets i malahit i escomunitat per les oracions deis
las mias i las suas obras amb sian aprofítdas angels bons sia absolut aquet vostre servidor
devan del Senyor... f Y que nos guardi de nit i N. i tota la casa mía i tots los habitants, i totas
de día del diable i del seu poder i de tots sos las cosas que hi ha en tot lo mon nossian totas
encisamants, per lo san nom de Deu, glorificat libradas de tota especia de maleficis i encisos
i pujat al Cel desde la térra, i per Emanuel que que fan molts i malas donas i per lo nom de
es la paraúla de Deu pur y glorificat + Aixi Deu que baixá sobre Jerusalem, i per tots los
com la pedra seca fou oberta i donaba desi que se reunexen devant la presencia de Deu,
aigua de ahont vivían los filis de Israel i aixi tan alt i tan alsíssim Criador nostre, perqué lo
Senyor Totpoderós poseu la ma plena de la diable malahit no tinga poder de tancar ni
divina gracia sobre el vostre servidor o servi­ maltractar cualsevol que sobre sí tindrá o
dora, N. i que pertán aquesta oració, la portará esta santa oració t estiga sert que no
mostrará o la té en casa sempre sia aixi Senyor tindrá cap melancolía cap persona de dia ni de
com posareu a Adan en principi del mon en nit a son está i familia y en la escomunicació de
loparadis terrenal cual posareu un riu i de allí S. Pere i S. Pau, i per las santas oracions i per
aixían cuatre rius que son Gión Prisión, Tigre i (os sants profetas, i per las santas profecías, i
Eufrates, ais cuals manareu regar tot lo mon i per la humilitat deis Religiosos, i per la
162 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S a n ta C ru z de C a raya ca 163

hermosura de Eva, i lo sacrifici de Abel, per dijuni del Apóstols, per la vinguda del Esperit
Deu advenidor al Judici, i per la castedat de Sant, que vingué sobre de ella, i por las virtuts i
Joanás, i per la bondat de Joseft, i per la per lo nomque en esta oración están, i per la
liberació de N oé, i per la fe de Abraham y per alabanca de Deu que cria totas las coses, i per
la abundancia de Issach, al cual lo librará mon lo Pare i per lo Fill i per lo Esperit Sant. Amén.
Deu i per la Job i la oració i hermosura de S. Si son mals encisos fets de enllasaments de
Joseph i per enllanssament de Issac i per lo diable mal tet prens de nit o de dia, i si es fet
afnixamente de Moisés per tots los sants en ferro, o en or, o en plata, o en aram, o en
Angels i per los sacrifide Josafat per las plom, o en estany o en cualsevol metall, tot sia
lágrimas, de Jeremías, per las del gloriós destruit o desensisat, no se ab quina no puguia
Zacarías, per lo profeta de los profetas, per penetrar de aquí al de avan, o si encis es en
aquel que dorn alabant a Deu nostre Señor algún fil d’or, o cotó o fill o de llana; o de
Amen Jesús t , y per los profeta Daniel, i per canam o cabell de Cristiá o de moro o de jueu,
las llagas deis sant Evangelista, i per la Sarsa o be de heretje, o en font o en pont, o en mar o
que veu Moisés en forma de foch, i per lo en vivés o en casa o en paret, o en camp o be en
resplandor de la llunas i per tots los semons desert o en repartiment de rius i de tota especia
que feren los sants Apóstols i per lo naixement de aiguas, en cors de cera, o de ferro, o su fou
de Nostre Senyor Jesucrist, i per lo bautisme, donat a menjar o veure li sian desfetas aqües­
i per la veu que oir de pare en lo Cel, que tes cosas de aquest vostre servidor N. por le
sonaba i aquest es lo meu lili que ha eixit de mí vostre Sant nom tot poderos i molt altissim, sia
em plau i me agrada molt que totas las gents le alabt per sempre. Amén Jesús.
preguian i le adoraren, i per aquell i aquella De part de Deu, i de la mia de San Cipriá per
que Llatzer del moniment i los resucitó lo fill lo poder que Deu me ha donat, os absolch de
de vida, i per aquell que se assosega los vents i tots los encisos que han fet mals homes i males
las llamas i per los miracles, que fan losangels, dones por lo nom de Deu i Abraham. Deu de
per aquells que están prop de ells, i per lo Jacob. Deu de Isaach, oh Rey ran i poderos de
164 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 165

la gloria, sian desfetas o deslligades de aquest virtud per lo cual se alsá lo malalt i li digué:
servidor N. i de los que esta oració continúan “Alsat i pren los sans i santas de Deu f
tindrán i Hegirán o farán llegir sobre de elis. absolveunos de mi N. servidor vostre, i sian
Deu en son poder auxili i gracia per lo amor libradas del poder de aquiex infernal diable, i
qu’ens té i la gran misericordia en tots los per Emanuel que la paraula de Deu sia ab
homes i donas del mon. Sia en nostre ajuda nosaltres i per tot lo san nom de Deu nostre
San Miquel, San Gabriel, San Rafael, tots los Senyor, i todas las altres cosas que son aquí
sants Angels i Arcángels de Nostre Deu i nombradas, sian desfetas i desligadas per
Senyor y principáis potestas virtuts deis Cel i sobre mi i tots nosaltres i N ., servidor vostre
los ordres deis zenaventurats Sant Joan Bau­ tots mals encisos, malts fets, lligaments i de tot
tista, per los sants patriarcas i profetas, i per mal i mala ventura. Amén Jesús.
las virtuts i oracions deis Sants apóstols San Gloria al Pare, gloria al Hijo i gloria ai
Pere i San Pau, San Andreu, San Jaume, San Esperit Sant com era en lo principi crech i será
Tomás, SanBartomeu, SanFelip, SanMateu, per sempre en els sigles del sigles. Amén per
San Jeume Major, San March, San Macía, sempre Jesús.
San LLuch, San Simón, i per totas ordres de
las santas verges Mártirs y confesors de Deu, i ORACIO
per la corona del San Rey Davit, per los cuatre
sants Evangelistas que son Lluch, Joan March Senyor Deu meu Jesucrist, Pare dulcísim,
y Mateu; son las cuatre piles del Cel, que no per el goig que veu teni la vostra divina Mare la
empedesquian ninguan de las setanta dos sagrada nit de Resurrecció i per goig que va
llenguas que son repartidas per tot el mon per teni com us va veure pie de gloria ab Uum de
esta o absolvió per la veu que dona Cristo cuan Nativitat us demano que me enlluminéu ab els
curá a Lázaro del moniment absolveunos. dons del Esperit Sant, perque pugui cumplir la
Senyor per la paraula que diu cuan digué Adan vostra voluntad tots el días de ma vida, pues
“ ahon sou” absolveunous. Deu per la vostra viviu i regnéu del sigles pels sigles. Amén.
166 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S a n ta C ru z d e C a raya ca 167

ORACION sa. ¡Oh Sant deis miracles! socorréume, i feu


que visca en aquesta vida com a verdader
Bendita sea tu pureza, eternamente lo sea amantde Jesús, per poder després etemament
pues todo un Dios se recrea, con ti Celestial gosarlo en el Cel.
Princesa. Virgen Sagrada María, te ofrezco
desde este día alma, vida y corazón, mírame
con compasión, no me dejes no, Madre mía. RESPONSO

DE SAN ANTONIO DE PADUA


A SAN ANTONIO DE PADUA
Si oaeris miracula,
Gloriosísim Antoni. Per lo ardent efecte Mors, error, camitas
que distiguireu a vostre amat Jesús, per santí s- Moemon, lepra fugiunt
sima dulzura que infundí aquest Ninyo en Aegri surgunt sani
vostre cor ab sos alagos per aquell miracle que Cedunt mare vincula:
fereu cuan deslliuráreu a vostre Pare del seu Membra resque perditas
cili, acusat de falsos testimonis, per aquellas Petunt, et accipiunt
gracias que demanareu al Senyor que lo Juvenes, et cani
perdut se trobés, lo olvidat de récordes, lo Gloria Patri et Filio
proposat se aceptés i comensat se acabés, lo Et Spíritu Santi.
suplico vullau guardarme de falsos testimoni, Cedunt mare vincula
injustas sentencias, malas compayas, i afavo- Membra resque perditas;
rirme de totas necesitáis ab vostre eficás Petunt, et accipiunt,
patrocini i en particular, i en que me alcanséu Juvenes et cani.
la gracia que desitxo, si es del grado de sa Ora pronobis Beate Antoni
Divina M agestat Vos poderós Antoni, taniu Ut digni efficamur prommisionibus
pietat de mí, puig he posat en Vos ma esperan- Christi.
168 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S a n ta C ru z d e C a raya ca 169

OREMUS Vendrá “un gran castigo”: será terrible e irá


dirigido contra los impios. Sera un azote del
Ecclesiam tuam. Deus Beati Antonio Con- todo nuevo, y hasta entonces nunca visto en el
fessoris tui deprecado votiva loetificat, ut mundo. El cielo y la tierra se unirán y grandes
spirítualibus sempre muniatur auxiliis, et gau- pecadores se convertirán, porque entonces
diis perfrui mereatur aetemis Per Cristum conocerán a Dios. Este azote se hará sentir en
Dominum nostrum. Amén. todo el mundo, y será tan espantoso que los
Pater noster. Ave María. que sobrevirirán se creerán haber ellos sólo
Si curas los milagros de la muerte, error escapado. Todos entonces serán buenos y
calamidad, lepra y ahuyentas los demonios: penitentes. Este será instantáneo, momentá­
los campos son fértiles ceden las tempestades neo, pero terrible... mas será seguido de una
en el mar y todos los miembros de la lozana reorganización general y de un triunfo para la
juventud recobran su fuerza y vigor; los que Iglesia... Mas, antes que esto suceda, el mal
piden los obtienen al instante. habrá hecho tales estragos en el mundo,
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. parecerá que los demonios hayan salido del
infierno; tan grande será la persecución de los
malos contra los justos, los cuales tendrán que
PROFECIA DEL VENERABLE PADRE
padecer un verdadero martirio.
BERNARDILLO CLAUTI

Este religioso murió en Palao en el año 1849 POR UN DIFUNTO

Las cosas llegarán a su término y cuando Oh, Dios de quien es propio tener miseri­
todo parecerá perdido, y que la mano del cordia y perdón, humildemente os ruego por el
hombre no podrá más, entonces Dios, pondrá alma de vuestro siervo N. N. que sacado
la suya y lo arreglará todo en un abrir y cerrar habéis de este mundo, que no lo entreguéis en
los ojos, como de la mañana a la tarde... manos del enemigo, ni lo olvidéis para siem-
170 N u ev o T esoro de O raciones La S a n ta C ru z de C arava ca 171

pre: sino que mandéis a los santos angeles que del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.
lo reciban y a la patria celestial le acompañen, Amén.
para que ya que en Vos esperó y creyó, no Luego se reza el símbolo de Fe. Creo en un
padezca las del infierno, sino que posea la Dios Padre Todopoderoso, etc.
eterna alegría: Por Cristo Nuestro Señor. Concluido, dígase; Kirie eleyson, Christe
Amén. eleyson, Kirie eleyson. Padre nuestro (réce­
se.)
Venga en nuestra ayuda el nombre del
POR UN DIFUNTO O DIFUNTA Señor; que hizo el cielo y la tierra.
Sea alabado el nombre del Señor. No sólo
Inclinad, oh, Señor vuestros oídos a mis ahora, sino hasta el fin de los siglos.
súplicas, con los cuales humildemente implo­ Roguemos a Dios y disipemos a sus enemi­
ro vuestra gran misericordia, para que el alma gos. Huyan lo que odian a El y sus obras.
de vuestro siervo o sierva N. N ., que mandas­ Expliquemos a Cristo que nos ayude. Y su
teis salir de este mundo, la coloquéis en la nombre pronto nos auxiliará.
región de la paz y de la luz, mandéis sea Señor, oye mis oraciones. Y mi clamor
compañera de vuestros sanos. Por Cristo llegue hasta ti.
nuestro Señor Amén. El Señor sea con vosotros y con tu espíritu.
Oremus. Señor mío Jesucristo que hiciste el
cielo y la tierra, el mar y todas las cosas que en
EXORCISMOS
ellos existen, que bendeciste el rio Jordán,
pues en él quisiste ser bautizado y tus santísi­
Contra las eminentes tempestades, lluvias,
mas manos y brazos extendiste en la Cruz, la
etc.
que de este modo santificaste, suplicamos de
Por la señal de la Cruz, de nuestros enemi­ tu inmensa piedad, y abundantísima bondad
gos líbranos Señor, D ios nuestro. En nombre que estas nubes que ante mí, detrás de mi, a la
172 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 173

derecha e izquierda, veo llenas de agua, te Cristo, su ministro, aunque en verdad indig­
dignes perturbar, disolver y aniquilar, y si namente revestido de la autoridad y virtud del
vienen unidas de la potestad del diablo sus mismo D ios y de Nuestro Señor Jesucristo.
impías iras turbes y destruyas, para mayor Emperadores de todo lo creado, no por eso
gloria de tu altísimo nombre y potentísima confundirás ni destruirás mi poder el espíritu
majestad. Tú que vives y reinas con Dios inmundo que excita a esas nubes y nieblas, y
padre en unión del Espiritu Santo Dios por por virtud del mismo Dios y de Nuestro Señor
todos los siglos de los siglos. Amén. Jesucristo, por su santísima t Encarnación,
(1) Después, vuelto de cara a las nubes, se por su santo Nacimiento, por su Bautismo y
signarán éstas diciendo: Rodéate nube Dios f ayuno, por su santísima cruz y pasión por su
Padre. Rodéate nube D ios t Hijo. Rodéate santa Resurrección, por su admirable ascen­
nube Dios t Espíritu Santo, Destruyete nube sión, por su tremendo advenimiento y juicio,
Dios f Padre. Destruyete nube Dios f Hijo. por los nunca bien ponderados méritos de la
Destruyete nube Dios f Espíritu Santo. Com­ Santísima Virgen María y Nuestro Santísimo
prímete nube D ios f Padre. Comprímete N,, por los méritos de todos los Santos y
nube D ios t Hijo. Comprímete nube D ios t Santas aléjate y descárgate en los parajes
Espíritu Santo. Amén. silvestres e incultos en los que no puedas
Súplica, San Mateo, San Marcos, San Juan causar daño a los hombres, animales, frutos,
Evangelista, que el evangelio de Cristo por las hierbas y árboles, o a ninguna otra cosa
cuatro partes del mundo divulgasteis por vues­ destinada para uso de la humanidad. Por el
tros méritos y por las presentes necesidades, mismo Señor Jesucristo que vendrá a juzgar a
dad fin a esta tempestad para bien de todos los los vivos y a los muertos y por el fin de los
Cristianos y en unión de Nuestro Señor Jesu­ siglos. Amén f Asimismo vuestro poder, oh
cristo, guardadnos, defendednos y amparad­ demonios que conmueven a estas nubes, que­
nos. dará nulo con el mandato anterior. Este es mi
Exorcismos. Yo pecador y sacerdote de verdadero Hijo en quien confió el cuidado de
174 N u e v o T e s o ro de O ra c io n e s La S a n ta C ru z d e C a ra va ca 175

todas las cosas f para destruir vuestro poder Roguemos a Cristo que nos auxilia, y su
extendió su san ti simo cuerpo en la sacratísima nombre pronto nos auxiliará.
cruz, t Por lo mismo resucitó de entre los Señor, escucha la oración mía. Y mi clamor
muertos, f Por esto mismo después de cua­ llegue hasta ti.
renta dias ascendió a los cielos, f Por eso El Señor sea con vosotros. Y con tu espíritu.
mismo vendrá a juzgar a los vivos y a los Oremos. Omnipotente y eterno Dios que
muertos; por los siglos de los siglos. Amén. por medio de la confesión de verdadera fe diste
Tomando una cruz en la mano, se dice; a conocer a tres siervos tu gloria y eterna
Trinidad para que pudieran adorar tu potente
He aquí el santo madero de la Cruz, huid majestad en Unidad haced que seamos firmes
cosas adversas, vencedlas también Vos (3) en esa misma fe para que siempre venzamos
Señor Nuestro Jesucristo Hijo de Dios Omni­ todas las adversidades.
potente emperador del mundo, de la tribu de Oremos. Señor protege a tus siervos en
Judá y del reino de David. larga paz y la beatísima siempre Virgen María
Después con agua bendita se rocían los nos ampare y nos libre de todo peligro y de
cuatro puntos cardinales en forma de cruz. Si caer en poder de nuestros enemigos.
no calma la tempestad dígase la letanía de los Oremos. Quered Señor que vuestra santa
Santos. Concluida ésta dígase Salve Reina y cara espiritual se vea libre de esta maligna
Madre, etc. tempestad de agua.
Después bendigamos al Padre, al Hijo y al Oremos. Señor, atiende las preces que te
Espíritu Santo. dirigimos y suplicárnoste serenes nuestras
Adorémosle y ensalcémoste hasta el fin de tribulaciones que justamente nos afligen por
los siglos. Ruega por nosotros Santa Madre de nuestros pecados y de tu previsora misericor­
Dios. dia notemos la clemencia.
Para que seamos dignos de alcanzar las Oremos, Señor Dios nuestro, dignaos con­
promesas de Cristo. servar los puntos de la tierra para que experi-
176 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 17 7

mentemos su auxilio temporal y podamos


aumentar espiritualmente (4) por Jesucristo
Señor nuestro. Amén.
Pueden rezarse oraciones a otros Santos y si
la tempestad no ha calmado puede repetirse lo
dicho varias veces.

JESU S, MARIA Y JO S E

Copia de una carta milagrosa copiada de


un padre Reverendo, del 6 de Julio del año
1892, que dice así:
Milagro de una carta que bajó del Cielo en
manos de un sacerdote, llamado Don Nicolás
Vicente, estando celebrando misa en la iglesia
de San Pedro, en Roma, en ocasión de estar
consagrándole cayó en la patena. Santísima Madre y de los Santos de vuestra
Cogió él entonces la carta que nadie pudo devoción, ya os hubiera confundido en vues­
explicarla, sino un niño sordo y mudo llamado tras maldades, y os prevengo que si no os
Angel, en vista de cuyo prodigio su Santidad enmendáis y guardáis las fiestas especialmen­
dispuso que fuese copiada al pie de la letra. te los domingos, os entrarán penas y pasareis
Dice asi: hambre y sed, sin que logréis cosa buena, si no
“ Hijos muy queridos y redimidos con mi lo hacéis así, los primeros de Agosto veréis el
Sangre, la que derramé por vosotros al pie de sol que os atemorizaréis unos con otros. Os
la Cruz. Si no fuera por los ruegos de mi mando que hagáis penitencia, o si no tendréis
178 N u e vo T e s o ro d e O ra c io n e s La S a n ta C ru z de C a rava ca 179

trabajos y tormentos. N o mováis escándalos. tierra. Os mando que socorráis a los pobres y
N o os acordéis de las almas que os han necesitados. Amaréis a vuestro prójimo y
agraviado; por lo tanto lo criado, dando limos­ sobre todo a D ios Todopoderoso, de todo
na (los que puedan) y no juréis en vano mi corazón: y si así no lo hacéis, la maldición de
Santo nombre. N o profanéis la señal de la D ios sería para vosotros y tendréis guerra,
Cruz, no guardéis rencor alguno, unos con peste, calamidades y trabajos. Y aspirad cinco
otros; si no hacéis penitencia de vuestras veces al año en memoria y muerte guardad
culpas, se os abrirá la tierra que os tragará y esta carta con gran devoción, afecto y fideli­
arderéis en viva llama. Os encargo recéis a mi dad. La daréis a copiar a los que la pidan y los
Santísima Madre, Santa Catalina, Santa Ana que la guardasen sin publicarla, tendrán gran­
y Santo Domingo de Guzmán; pues si no fuera des trabajos hasta el día del juicio. EL cristiano
por los ruegos que por vosotros hacen ya que la copie y la publique, será bendito de
habría caído el rayo de mi divina justicia. Dios; y aunque tuviera pecados que no entren
Si alguno dijera que este original es de un en el cielo, le serán perdonados.
hombre y no de D ios Todopoderoso, será Entre otras virtudes, la particular es que si
maldito del Cielo y de la tierra; las personas se pone sobre una mujer que estuviese de parto
que llevaran copia de esta carta, serán bendi­ parirá con la mayor facilidad, por cuyo benefi­
tas ellas y su familia toda y el día (de un cio quedará obligada a rezar tres Ave Marías,
pueblo a otro) del juicio serán perdonados sus en honra y gloria a mi Santísima Madre,
pecados y puesto en mi derecha y será en mi Virgen de la Concepción y concebida en
vuestra alegría. El que desprecie esta carta, gracia y sin pecado originar’.
será maldito del Cielo y de la tierra y experi­
mentará el rigor de Dios Todopoderoso, así ORACION
como la persona que de sus bienes diera
alguna limosna para que se traslade esa carta a ¡Oh, Santísima Cruz! ¡Oh, inocente y pia­
todos los pueblos, será bendita del Cielo y doso Cordero! ¡Oh, pena grave y cruel! ¡Oh,
180 N uevo Tesoro de O raciones La S an ta C ru z de C ara v a c a 181

pobreza de Cristo mi Redentor! ¡Oh, llagas llamaba Offerus, y era un verdadero gigante,
muy lastimadas! ¡Oh, corazón traspasado! tanto por el desarrollo de sus miembros como
¡Oh, sangre de Cristo derramada! ¡Oh, muerte por su extraordinaria fuerza; instalóse en la
de Cristo amarga! ¡Oh, dignidad de D ios digna Corte de un monarca poderosísimo, el que se
de ser reverenciada! Ayúdame, Señor, para felicitaba de la adquisición de un hombre tan
alcanzar la vida eterna. Amén. robusto y valiente, hasta que cierto día un
hechicero pronunció el nombre del diablo en
presencia del Rey, éste aterrorizado, hizo al
SAN CRISTOBAL
momento la señal de la Cruz.
-¿ A qué viene eso? -preguntó Offerus. -Por
En la orilla del mar, tres marinos que
miedo que tengo al diablo, respondió el Rey. -
estaban en una puerta, vieron pasar a San
Pues si lo temes, prueba que tú no eres tan
Cristóbal y rociáronle en el baldón con la
poderoso como él. Cosa hecha; ahora mismo
oración del peregrino, cuando Magdalena vi­
voy a servir al diablo. Y Offerus marchó de
no con los paños a limpiar a Jesús; no te
aquel lugar.
asustes, que esta son las cinco llagas que todos,
Después de andar mucho, vió venir hacia él
hemos de pasar, tanto los chicos como los
grandes, como toda la cristiandad. Cristóbal, jinetes armados y capitaneados por un indivi­
Santo y varón, libra mi casa de brujos, brujas duo enteramente negro y de aspecto aterrador.
hechizos, falsos testimonio y enredos, para -Offerus, le dijo: ¿a quién buscas? Busco al
tranquilidad. Pax domine. Tres Padre Nues­ diablo para servirle. -¿A l diablo? pues mira yo
tros, tres Ave Marías y tres Credos. soy. -Offerus se agregó en seguida de aquella
comitiva, y siguiendo su camino se encontra­
ron a mitad de él con una cruz erigida allí, al
VIDA verla el diablo de repente se detiene y manda
su gente volver atrás. -¿Por qué hemos de
San Cristóbal, antes de ser cristiano, se retroceder así? -preguntó Offerus. -P or miedo
182 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S an ta C ruz de C aravaca 183

que tengo a la imagen de Cristo, contestó el noche pasaba a los viajeros de uno a otro lado
diablo. -P u es entonces si tú temes a Cristo, del torrente. Aconteció una noche que rendido
prueba de que no eres tan fuerte como él, por lo por el cansancio, se había dormido, y oyóse
tanto, te dejo y me voy con Cristo. despertar por la voz de un Niño que le llamo
OfFerus tomo otra dirección, no tardando en tres veces por su nombre. Levantase en segui­
encontrar un ermitaño, a quien preguntó: da, y cargando al Niño a cuestas, entró en el
¿Dónde está Cristo? -E n todas partes, res­ torrente. D e pronto crece furiosa la avenida, y
pondió el ermitaño. - N o te entiendo, dijo el Niño empieza a pesarle de un modo extraor­
OfFerus, pero si eso es verdad, dime que dinario. OfFerus arranca un árbol para apoyar­
servicios puede prestarle un hombre robusto e se y darse más fuerza, pero la corriente sigue
inteligente como yo. -P u es a Cristo se le sirve creciendo y el Niño se convierte en una carga
con oraciones, ayunos y vigilias, añadió el insoportable. Offerus, temeroso de que el
ermitaño. - A quién replicó OfFerus: Has de Niño se le cayese al agua, levantó la cabeza, y
saber que yo no puedo orar, ayunar, ni velar, mirándole le dijo; Niño pesas de tal modo, que
porque no conozco estas prácticas y asi ensé­ me parece llevo el mundo encima. A lo que el
ñame otra manera de servirle. -E l ermitaño le Niño contestó: Has de saber que no sólo llevas
condujo entonces junto a un torrente que al mundo, sino al Creador del mundo. Yo soy
bajaba impetuoso de la montaña. -L o s infeli­ el Cristo, tu Dios y Señor, a quien debes
ces, le dijo, que pretenden atravesar esta servir. Te bautizo en nombre de mi Padre en
corriente perecen ahogados. -Quédate, pues, mi propio nombre y en nombre del Espíritu
aquí y conforme vayan viniendo, lleválos a Santo. De hoy en adelante te llamarás Cristó­
cuestas de una a otra orilla, que haciéndolo bal, que quiere decir lleva a Cristo.
por amor a Cristo te reconocerá por un Dicho esto desapareció el Niño, y sintió
servidor suyo. -E sto ya me gusta y de esa Cristóbal vivísimos deseos de servir a D ios de
manera me pongo en seguida a servir a Cristo. alguna otra manera que con sus solas fuerzas
Construyóse allí mismo la choza, dia y físicas. Abandonó el trabajo que se había
184 N uevo T esoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 185

impuesto a las orillas del torrente, y empren­ El Rey lo recibió cortesmente, pero luego
dió largo camino. Guiando sus pasos el Espíri­ que vió frustrada su esperanza de vencerlo por
tu Santo, llegó a una ciudad donde los cristia­ halagos y promesas, mandó que fuese asae­
nos padecían terrible persecución por la fe, y teado. Cumplióse la orden, pero realizándose
aunque al principio ni siquiera entendía el el prodigio de que las flechas disparadas
idioma, se asoció a sus oraciones y prácticas, quedaban suspendidas en el aire, mirándolas
convirtiéndose pronto en ardiente defensor de con faz risueña, mientras la cólera del Rey no
la Religión cristiana. Teniendo de esto noticia tenia límites. Sucedió que en un disparo
el Rey, se enfureció de tal modo, que mandó hirieron las flechas los ojos del Rey, que quedó
un escuadrón de doscientos soldados a pren­ ciego en el acto, y para poner termino a aquel
der a Cristóbal. Encontráronle en oración y espectáculo, mandó fuese decapitado Cristó­
quedaron tan sobrecogidos en su presencia, bal. Entonces éste le dijo que curaría de la
que no se atrevieron siquiera poner la mano ceguera, si después que fuese cortada su
encima. Entonces mandó el Rey otros dos­ cabeza, tomaba un poco de su sangre y mojaba
cientos hombres y al verlos de lejos Cristóbal con ella sus párpados. Así lo hizo el Rey,
les dijo: ¿Que queréis de mi? Bastaron estas presenciando multitud de gentes el prodigio de
palabras para que, aterrados, le contestasen: que instantáneamente recobrase la vista.
tenemos orden de prenderle, pero si no quieres
venir con nosotros, huye de aquí y diremos que
ORACION
no te hemos encontrado. Se fue hacia ellos
Cristóbal, y les dijo: N o es lícito mentir, aquí
Al feliz tránsito de Santa Rita,
me tenéis, atadme los brazos y llevadme a la
para alcanzar una santa muerte.
presencia de vuestro Rey. Así lo hicieron y
durante el camino quedaron tan admirados del ¡Oh, abogada mía, Santa Rita, llegasteis ya
fervor de la fe de Cristóbal que muchos se el tiempo de concluir vuestras gloriosas fati­
convirtieron. gas; ya vuestro Esposo, a quien fielmente
186 N uevo Tesoro d e O raciones 187
La S an ta C ruz de C aray ac a

que Jesús y su Santísima Madre enamorados


os convidan para los celestiales desposorios; y
ya os llaman el precursor Juan Bautista,
vuestro padre San Agustín y vuestro hermano
San Nicolás de Toolentino (que fueron para­
ninfos del matrimonio roto en vuestro ingreso
a la religión) por gozarse con vuestra dicha, en
vuestro matrimonio consumado en la suma e
inadmisible unión de vuestro esposo; los ánge­
les que os frecuentaron en vuestra enfermedad
y encendieron vuestro espíritu en más vivos
deseos de los indisolubles abrazos del Amado
os sirven ya de trono con sus manos para la
posesión de la eterna corona.
¡Oh, qué buena compañía lograsteis en
remuneración de vuestra soledad y retiro! ¡Oh,
como vuestra celda, testigo de vuestra perenes
servísteis, os quiere más cerca de El para lagrimas y suspiros, se convirtió en celestial
coronaros en el cielo de la gloria; ya el Padre paraíso! Esto es, santa mía, el galardón que
celestial, que se os manifestó en visión (como merecieron vuestros ayunos, penitencias mor­
a otro Patriarca Jacob en el día de vuestra tificaciones y el dolor imponderable de vuestra
gloriosa profesión en la cumbre de la escala corona de espinas. Alabo, bendigo y adoro a la
por donde subían y bajaban los ángeles), os beatísima Trinidad por la grande gloria que
aguarda amante con los brazos abiertos para poseéis.
recibiros en el empíreo! Alegróme con vos en Por vuestra suma clemencia os suplico,
este día, ¡Oh, mi gloriosa protectora! viendo gloriosa Santa, que me amparéis (especial­
188 N uevo T esoro d e O raciones La S a n ta C ru z de C a raya ca 189

mente en mi mayor necesidad que será en la Contra el dolor de muelas


última hora de mi vida). Vos, admirable Santa,
Estando San Pedro sentado en la orilla del
os mostraréis en vuestro cuerpo antes exte­
rio Jordán, triste y melancólico, llegó Cristo y
nuado, luego que espirasteis, resplandeciente
le dijo: “Qué tienes, Pedro, que estás triste y
y gloriosa, para que conociéramos cuánta es la
melancólico? “ Señor, respondió San Pedro:
gloria de vuestra alma; Vos abrís los ojos
me duelen las muelas a causa de unos gusani­
agradecida a vuestros devotos para explicar
llos que las están moviendo. El Señor le dijo:
vuestros deseos; Vos os levantáis en el sepul­
“Yo te concedo que no te duelan más las
cro para que veamos vuestra protección. Vos
muelas, a causa de los gusanillos, en el
exhaláis celestiales fragancias cuando nos
nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu
favorecéis, para que sintamos las ansias de
Santo.
vuestro amor. ¡Cuánta confianza nos infunden
“ Señor, suplicó San Pedro: yo os suplico
tan celestiales maravillas para implorar vues­
que todos los que lleven estas palabras escritas
tra intercesión! Y, pues, sois tan poderosa con
sobre sí, que no les duelan más las muelas a
Dios por aquel celo que tuvisteis siempre de la
causa de los gusanillos.
salud de los pecadores y el vivo deseo que yo
El Señor se lo concedió en nombre del
tengo de ser vuestro fidelísimo siervo (aunque
Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.
indigno de ser oído), enseñadme desde el cielo
y sed mi guía en mi peregrinación, para que
ORACIO
viva imitando de tal suerte vuestras heroicas
virtudes, que merezcan con vuestro patrocinio
morir en un acto de amor divino perfectísimo y
Per a curar el mal de ventre
en vuestra compañía bendecir eternamente lo Entre mitj de l’art i la tina está nostre
que he pedido en este novenario, si es para Redentó a gust de la senyora i a disgust del
mayor gloria de Dios, bien de mi alma y culto senyó. Vos que sou pare de clemencia, feume
vuestro. Amén. passar el doló.
190 N u e v o T e s o ro d e O ra c io n e s La S a n ta C ru z d e C a rava ca 191

Se résan tres Pare nostres a la Santísima d’anar senyant Pulí i luego després se resan
Trinitat. tres Pare nostres a la Santísima Trinitat

PER A CURAR LA MELSA


PER A CURAR L’ANYORAMENT
Se tenen nou grans de sal del tamany d’un ga
Per a curá l’anyorament de una criatura que de blat de moro i s’agafan de un a un senyant-
estigui trista i plori, sa mare o el seu pare deurá se el costat esqauerte tot dient aquestas parau-
portarla al riu, nou dies seguits, i agafant nou las: En nom de Deu qu em Curis f de la melsa
pedretes cada día, les ha de doná a la criatura
i de tot mal f aizís se curiaquesta melsa com
de una a una, que aquesta les anirá tiran al riu i se fondrá aquesta sal f .
a cada una, sa mare o el seu pare ha de di:
Se tira seguidamente el gra de sal dintre
aigua del riu, aigua corrent, cúrem al meu fill
d’una tassa que’s tindrá preparada, casi plena
de anyoramenL
d’aigua i es dirá Jesús, repetintlo tantes vega-
Tres Pare nostres a la Santísima Trinitat. des com grans se tirin dintre Paigua, los cuals
podrán llensarse passat nou o deu hores.
PER A CURAR LOS TELS DELS ULES Aquesta operació se ha de fer cada dematí i
cada vespre durant nou dies seguits i se resan
Desfeta qui te ha feta, qui te ha criada, entre tres Pare nostres a la Santísima Trinitat.
mitj de cam i san Daniel
que te la arrenquí de soca i de arrel, PER A CURAR L'ESLLOMAT
ciar es la lluna, ciar es lo sol
y clara es la desfeta si Diu ho vol. San Bernat i Sans Maura van per un cami,
En honra i gloria a la Santísima Trinitat que trovan a N. N. esllomat, curéulo vos Maura,
la desfeta siguí curada ben aviat curéulo vos Bemat, en honra i gloria a la
Mentres se va dient aquesta oració, se ha Santísima Trinitat
192 N uevo Tesoro d e O raciones La S an ta C ruz de C aravaca 193

Se repeteix tres vegades i se dihuen tres


Pare nostres a la Santísima Trinitat.

PER ALTRES VARIS M ALS

Mal fet f mal vist + doló i mal siguí curat f


com cinch llagas de Deu Jesucrist.
Se senya tres vegadas i se reza tres Ave
Marías a la Santísima Trinitat.

EL CAMINO

ORACION Y
M ENSAJE DE BUEN AUGURIO
¡Yo invoco la sublime influencia del Padre
Eterno para obtener éxito y adelanto en todos
los asuntos de mi vida y para allanar todas las ¡Oh Gran Poder OcultoJ-Imploro tu Supre­
dificultades que haya en mi CAMINO! ma Majestad para que me apartes del peligro
¡Invoco la ayuda del Espíritu Santo para en el momento preciso y para que mi CAMINO
que la buena estrella alumbre mi CAMINO y se vea iluminado por el FARO DE LA FORTUNA
me espante la mala sombra que me siga! Yo recibiré las infinitas bendiciones del
¡Invoco al Dios de las alturas para que mi Cielo. Creo en Dios Padre Todopoderoso.
casa prospere, aumente mi empresa y mi AMEN.
esposa reciba un mensaje de BUENA SUERTE (Esta oración se rezará el lunes de cada
enviado por la Divina Providencia! semana durante 33 lunes y al frente de una
194 N uevo T esoro de O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 195

imagen de San Cristóbal, iluminada por dos (Esta oración se rezará en igual forma que la
velas). anterior y durante el mismo tiempo, en pre­
sencia de la imagen de San Cristóbal, ilumi­
¡Anda, Caminante, Anda!
nada por dos velas).
Póngase en ella toda la FE para que se
ATAQUE Y DEFENSA logren sus beneficios.
CONTRA EL ENEMIGO
FE Y AVANTE LA VIRTUD SUPREMA

iYo estoy en marcha en el camino de la vida, p a c i e n c i a es lo único que hace falta para
protegido p o r el ANGEL DE LA GUARDA y soportar diariamente las rudezas de la vida.
avisado por mi guía espiritual! Con p a c i e n c i a sobrellevaremos las contra­
Que avance el enemigo cuando quiera. Si riedades, las desgracias, los dolores, los su­
me ofende, cuando me ataque, sucumbirá. Si frimientos morales, tanto más amargos cuanto
me oyen sus oídos, cuando me escuche, sordo que tiene origen en nuestras propias faltas.
se tornará. Si me tocan sus manos, cuando me Una PACIENCIA inagotable es necesaria para
agarre, su tacto se perderá. Si me alcanza, sus enfrentarnos con los peligros que a cada paso
piernas se quebrarán. Si con su lengua me se presentan en el CAMINO del mundo. Como
quisiera zaherir, cuando me injurie, mudo se un piloto en medio de los escollos y de la
volverá. Si con su traición intenta venderme, tempestad, tenemos que conservar la PACIEN­
cuando me entregue, fenecerá... FE. v a l o r y CIA si no queremos enloquecer o morir victi­
ADELANTE! El gran poder de Dios me defien­ mas del miedo y la desesperación. -L a condi­
de de las artimañas del mundo, de los celos ción de la PACIENCIA es no dejarse abatir en
perniciosos y de los malos ojos de la envidia! ningún momento, oponiendo de cualquier mo­
¡Padre nuestro que estás en los cielos! Amén, do resistencia valerosa a los obstáculos que
Jesús. nos depare el destino. Tengamos PACIENCIA y
196 N uevo Tesoro de O raciones La S an ta C ruz de C aray ac a 197

obtendremos tarde o temprano el justo premio Tu Bondad Infinita pudo hacerlo cuando se
a nuestros buenos propósitos. encontraba en el plano de la vida terrena. ¡Oh
Esta oración es útilísima para los caminan­ Espíritu purificado de DON PEDRITO j a r a m i -
tes, para los aventureros, marinos y en general LLO! si te lo permite el Altísimo como yo
para todas aquellas personas emprendedoras fervientemente lo suplico, acércate a mí y
y deseosas de progresar en los diferentes ayúdame a curar mis dolencias! (o las dolen­
senderos de la vida. Puede proporcionar gran­ cias por quien se le invoque).
des ventajas en los negocios y salvar serias Yo rogaré por el mayor desenvolvimiento
dificultades, allanando obstáculos. Con la FE de tu espíritu para que cada vez te eleves a
se mueven las montañas. superiores planos de perfección. Alabado sea
el Santísimo!-Amen.
ORACION A
DON PEDRITO JARAMILLO
Oración al Todopoderoso y Evocación al
Espíritu Puro de
DON PEDRITO JARAMILLO

iOh Dios de infinita bondad y misericordia!


Yo os suplico la gracia de que, el espíritu
purificado del que fue en el plano terrenal DON
PEDRITO JARAMILLO, asistido por el Angel de
mi guarda, venga en estos momentos angustio­
sos a prestarme el auxilio y consuelo que
necesito; que él atienda a mi enfermedad, que
me preste su consejo para curarme, como por
198 N u ev o Tesoro d e O raciones La S anta C ruz de C a raya ca 199

ALGUNOS VERSICULOS DEL PEDID Y SE OS DARA


EVANGELIO
Por tanto, os digo, que todas las cosas que
Sobre la Oración
pidiereis orando, creed que las recibiréis y os
vendrán. -(S an Marcos, cap. XI, vers. 24).

CUALIDADES DE LA ORACION
CONTEMPLAD LAS AVES
Y cuando oréis, no seáis como los hipócri­ DEL CIELO
tas, que aman el orar de pie en las sinagogas y
en las esquinas de las plazas para ser vistos de N o queráis atesorar para vosotros tesoros
los hombres: en verdad os digo que recibieron en la tierra: donde orí n y polilla los consume; y
su galardón. -M as tú cuando ores, entra en tu en donde ladrones los desentierran; y roban. -
aposento y cerrada la puerta, ora a tu Padre en Mas atesorad para vosotros tesoros en el cielo,
secreto, y tu Padre, que ve en lo secreto te en donde ni los consume orín ni polilla, y en
recompensará. - Y cuando oréis, no habléis donde ladrones no los desentierran ni roban. -
mucho, como los gentiles, pues piensan que Porque en donde está tu tesoro, allí está
por mucho hablar serán oídos. -P ues no también tu corazón.
queráis asemejaros a ellos, porque vuestro Por tanto os digo, no andéis afanados que
Padre sabe lo que habéis menester, antes que vuestra alma, que comeréis, ni para vuestro
lo pidáis. -{San Mateo, c. VI, ver. 5 a 8). cuerpo que vestiréis. ¿No es más el alma que la
Y cuando estuviereis para orar, si tuviereis comida, y el cuerpo que el vestido?
alguna cosa contra alguna, perdonadle; para Mirad las aves del cielo, que no siembran ni
que vuestro Padre, que está en los cielos, os siegan, ni allegan en trajes: y vuestro Padre
perdone también vuestros pecados. -(San Celestial las alimenta. Pues, ¿no sois vosotros
Marcos, cap. XI, ver. 25 y 26). mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros
200 N uevo Teso ro de O raciones La S an ta C ruz d e C aray ac a 201

discurriendo puede añadir un codo a su esta­ fragilidad de nuestra existencia. N os enseña


tura? que nuestra vida está en sus manos, y que
¿Y por qué andais acongojados por el vesti­ pende de un hilo que puede romperse cuando
do? Considerad cómo crecen los lirios del menos lo esperamos. En cuanto a esto no hay
campo: no trabajan ni hilan. - Y digo, que ni privilegio para nadie, porque tanto el grande
Salomón en toda su gloria fue cubierto por uno como el pequeño están sometidos a las mis­
de éstos. -P u es si el heno del campo, que hoy mas alternativas.
es y mañana es echado al homo, D ios viste así, Si se examinan la naturaleza y las conse­
¿cuánto más a vosotros, hombres de poca fe? cuencias del peligro, se verá que muchas
N o os acongojéis, pues, diciendo, ¿qué veces, si se hubiesen cumplido esas conse­
comeremos o qué beberemos, o con qué nos cuencias, hubieran sido castigos de una falta
cubriremos? Porque los gentiles se afanan por cometida de un “deber descuidado”.
estas cosas. Y vuestro Padre sabe que tenéis
necesidad de ellas.
ORACION
Buscad, pues, primeramente el Reino de
D ios y su justicia, y todas estas cosas se os
¡Dios Todopoderoso, y vos, mi ángel de la
darán añadidas. Y así no andéis cuidadosos
guarda, socorredme! Si debo sucumbir, que
por el dia de mañana. Porque el di a de mañana
se haga la voluntad de Dios. Si me salvo, que
a sí mismo se traerá su cuidado. “Le basta el
en el resto de mi vida repare el mal que he
día su propio afán” . -(San Mateo, cap. VI,
hecho y del que me arrepiento.
vers. 19 a 21 y 25 a 34).

ORACION EN PELIGRO EMINENTE ACCION DE GRACIAS DESPUES DE


IIADER SALIDO DEL PELIGRO
En los peligros a que estamos expuestos
D ios nos recuerda nuestra debilidad y la Por el peligro que hemos corrido, Dios nos
202 N uevo Tesoro d e O raciones La San ta C ru z de C ara v a c a 20 3

enseña que de un momento a otro podemos ser distinguieron por sus virtudes, por su sabidu­
llamados a dar cuentas del empleo que hemos ría, por sus servicios y por su abnegación en
hecho de la vida; de este modo nos advierte beneficio de sus semejantes, que los descono­
para que nos reconcentremos y enmendemos. cieron a causa de sus preocupaciones, del
presuntuoso celo de sus doctores, y de la
ignorancia de sus gobernantes que les persi­
MANDAMIENTOS guieron y calumniaron.
Reverenciadlos vosotros, y que sus hechos
“ Fue, es y será” el autor del orden porque el y sus enseñanzas estén siempre, más que sus
universo existe, a quien el hombre siente por imágenes, presentes en nuestra memoria, para
los beneficios de su Providencia que le pro­ que os sirvan de ejemplo y norma de conducta.
claman infinito de bondad, sabiduría, poder y Consagrad un dia a la semana, y una hora de
grandeza. cada día, en honor de los grandes hombres
En El creed, aunque no podáis comprender­ para dar descanso al cuerpo y confrontar
le; a El sólo adorad, no en imagen, pues no hay vuestro espíritu leyendo u oyendo la relación
nada que pueda representarle; no invocándo­ de sus grandes hechos, y para contemplar en
lo, porque su nombre es inefable; no en lugar las noches serenas, con buena dirección, las
cerrado, porque nada pueda contenerle; no en maravillas del cielo, que atestiguan la gloria
lugar abierto, porque la tierra entera es un del Omnipotente.
átomo entre la infinidad de los astros que Honrad a vuestros padres y maestros y a los
pueblan la inmensidad; mas sí en espíritu y en que por su ilustración, por su virtud y por sus
verdad, haciendo toda justicia, practicando servicios se distinguieron entre vosotros.
toda virtud y principalmente la misericordia Oíd sus amonestaciones y sus consejos, y
por la cual el hombre se constituye en ministro prestad involuntaria obediencia a sus manda­
de su Providencia. tos que no fueron injustos disimulando piado­
Hombres ha habido en todo tiempo que se samente sus errores y debilidades.
204 N uevo T esoro de O raciones La S an ta C ru z de C arav ac a 205

Arreglad vuestra conducta a las leyes que contiendas hubiere de encomendarse a la de


rigen doquiera que estuviereis y no resistáis armas, salid de vuestra abstención, consultad
abiertamente los mandatos de los que fueren vuestra conciencia y decidios por la justa
propuestos para hacerlos cumplir, pues se causa.
supone que éstos son justos, y que aquellos, Rendid culto en vuestro corazón a la verdad
expresión formal de la razón y de la conviven­ y a la justicia, y propagadlo entre personas
cia pública. dignas, capaces de entenderlo.
Mas observad con prudencia lo que os Mas guardadlo tenazmente ante la muche­
sugiera vuestra propia dignidad y conciencia, dumbre, que suele no comprenderlo, y acaba
ante quien pueda remediarlo, y procurad, en siempre por desfigurar y calumniar a los que lo
unión con vuestros iguales, la revocación de lo profesan.
que tengan de inconveniente o injusto. A pesar de eso, no os excuséis cuando sea
N o os permitáis jamás inmotivada o excu­ tiempo de inciarlo en público y de afirmarlo a
sable violencia; ni consintáis abuso de poder la paz del mundo, sosteniéndolo con serenidad
ni usurpación de autoridad, ni concución ni y tesón contra todos sus impugnadores.
prevaricación, ni malversación de caudales, ni N o hagáis mal a nadie, y conducios respec­
sentencia injusta, y mucho menos si cayeran to a los demás como quisierais que hiciesen
en daño de viuda, huérfano, desvalido, inca­ con vosotros. En la duda, absteneros, y en
pacitado o ausente. todo caso, antes devolver bien por mal, y ser
N o os hagáis participes, a sabiendas, en victimas antes que verdugos. N o por eso
coacción, engaño, defraudación, infidelidad, hallen lugar en vuestro corazón el resentimien­
tumulto, asonada, sedición ni conspiración to, ni el despecho, ni los arrebatos de la ira, ni
contra la seguridad, la paz y el orden público. las excitaciones de la venganza.
Mas exponed dignamente vuestros agravios Dad a cada cual lo que le es debido, de buen
y las reclamaciones justas contra todo abuso grado y con sencillez de corazón, aun antes de
de poder; y si la decisión de las civiles que os lo exijan, procurad bastaros a vosotros
20 6 N uevo T esoro de O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 20 7

mismos y no deber nada a nadie para conser­ no les negáis los cuidados necesarios para su
var íntegro el tesoro inapreciable de vuestra conservación. N i menos queráis que ensucie
independencia. vuestras manos sangre inocente, ni que por
Sed escrupulosamente fieles en el cumpli­ vuestra causa se conmueva el aire con gritos
miento de vuestros empeños, contratos y obli­ de dolor y clamor de angustia.
gaciones, de modo que vuestra palabra sea N o manche vuestros labios la mentira y
para los que os conozcan prenda de oro, y tened en horror a la calumnia y a quien la
vuestra firma como escritura solemne. profiere, pues tiene gangrenado el corazón y
Mas no la deis sin madura liberación, ni por apenas hay lugar en él al arrepentimiento.,
pequeña causa, ni sin la certidumbre de de­ Sed idólatras de vuestra patria; celosos de
sempeñarlas dignamente a su tiempo. su dignidad y de sus independencia, y también
Comprad y vended con peso y medidajusta, de vuestros derechos, que son el patrimonio
y pagad en buena moneda de ley, lo bueno por común y la condición esencial del bien de
bueno y lo malo por lo que es; estimando en todos.
más nuestro crédito de honrados, que la fama Servidla fielmente, pagando los impuestos
dudosa de hábiles o listos. justos; defendiéndola valientemente de sus
N o defraudéis al operario ni le escatiméis la enemigos; obedeciendo sus leyes; honrando a
merced de su trabajo, porque es deuda de los encargados de hacerlas cumplir; ilustrando
sangre y esperanza justa de una familia necesi­ a vuestros conciudadanos con sus buenos
tada. Mostrad más bien que si sois rico, ante consejos; coadyuvando a la recta administra­
todo sois justo y digno de serlo, puesto que ción de justicia; desempeñando a conciencia
proyectáis con prudencia, administráis con las obligaciones de los cargos que os confiaren
economía y distribuís con equidad. y procurando la conservación de la paz pu­
No maltratéis a los pobres seres que os blica.
ayudan a ganar el sustento, ni descuidéis a los También serviréis a vuestra patria, eligien­
que viven y mueren por vosotros, contentos, si do hombres doctos que enseñen a vuestros
20 8 N uevo T esoro d e O raciones La S an ta C ruz de C arav ac a 209

hijos; hombres sabios para gobernar vuestros N o forcéis la voluntad ni las inclinaciones
pueblos; hombres de honor y de responsabili­ de vuestros hijos, y menos de vuestras hijas sin
dad que administren los bienes comunes, y muy fundados motivos o con pretexto de
escogiendo siempre hombres de ciencia y de ventajas materiales. Considerad que estáis,
prudencia a quien asociaros para vuestros respecto de ellos, en lugar de la Providencia
negocios y aun para vuestro trato. que vela por, el bien de todos con igual amor;
Trabajad para instruiros; instruios para tra­ que les da lo que necesitan, incluso el conoci­
bajar, y trabajad con recogimiento y perseve­ miento del bien y del mal, pero que deja a cada
rancia a fin de proveer a vuestras necesidades: uno árbitro y responsable de sus acciones.
mejorad la hacienda de vuestros padres: criad Amad a los que por naturaleza, por deuda
la holgura y educad bien a vuestros hijos; de amistad o de sangre, o por misericordia, o
afirmad vuestra independencia, y haced bien a por convención, o por razón de profesión,
todos sin empobreceros. estuvieren confiados a vuestro amparo, direc­
Procuraos un tiempo conveniente, y procu­ ción o guarda; procurando instruirlos en sus
rad a vuestros hijos hechos hombres, mujer deberes, haciendo que cumplan sus obligacio­
robusta, hacendosa, morigerada e instruida en nes y que aprendan a vivir por sí mismos.
sus deberes, a quien tengáis bien conocida así Aunadlos, en cuanto sea posible, a vuestros
como a sus padres, y aunque no sea rica, que trabajos, y que vean siempre en vuestra con­
sea capaz de ayudaros a conservar y aumentar ducta y en vuestro porte intachables, un
vuestra hacienda y de procuraros una descen­ modelo que imitar, un padre bondadoso a
dencia hermosa y que os honre. quien querer, un maestro a quien oir y consul­
N o deis vuestras hijas a quien no valga tar con confianza.
tanto como ellas; dadlas a jóvenes instruidos, Sed agradecidos a quien os favorece, aún
de buenas costumbres, trabajadores, robustos pagándole, si lo hiciere por razón de profesión
y de buen parecer capaces de honrarlas y de u oficio; sed deferentes con los ancianos;
llenar cumplidamente sus obligaciones. llanos y afables con los de vuestra edad;
210 N uevo Teso ro d e O raciones La S an ta C ruz d e C arav ac a 211

cariñosos con los menores; serviciales con los en vuestro corazón a las sugestiones de la
impedidos; compasivos con los necesitados; envidia, ni a los arrebatos de la ira, ni a las
obsequiosos con los extranjeros y las mujeres; excitaciones de la venganza, ni a los halagos
justos y dignos con todos, aunque fueren de la codicia, ni a los halagos de la lisonja.
vuestros enemigos; y benévolos hasta para los Sabed que la virtud sin la religión todavía es
animales. virtud: mientras que la religión sin la virtud no
N o prostituyáis vuestra dignidad de hom­ es más que una hipocresía, manto de la
bres con ocasiones torpes e insensatas; ni impostura, o fautora del fanatismo, máscara
vuestro nombre con palabras deshonestas, con del despotismo y cómplice de toda tiranía.
blasfemias y con juramentos; no comprome­ La virtud no es extremosa, ni entremetida,
táis vuestra salud con excesos que desagra­ ni locuaz, ni presurosa, ni mucho menos
dan, ni vuestra hacienda con gastos superfluos fastuosa, soberbia, desconfiada ni adusta. Es,
que podáis invertir en su mejoramiento, en por el contrario, afable, sencilla, mansa, con­
vuestros hijos, o en socorrer a los necesitados. fiada, benévola con todos, pero más que nada
Sed sobrios de palabras, aun sobre lo que misericordiosa sóslo de sí misma, olvidadiza y
supierais y principalmente, cuando pueden severa consigo misma.
redundar en daño de otro, para no incurrir en Recordad que toda virtud está contenida en
errores groseros y acarrearos tardíos arrepen­ las palabras siguientes: “prudencia, justicia,
timientos. fortaleza y templanza” y toda perfección de
Huid de donde se murmura si no podéis esta obra: CARIDAD. “ Que os améis los unos a
evitar que continúe, y de donde se pierde el los otros, nos dijo Jesucristo: y amad aquel que
tiempo en entretenimientos vanos, deshones­ da hasta la vida por sus amigos.” Esta es toda
tos, peligrosos o crueles, para no haceros la ley.
cómplices de propósitos necios, de bárbaras Téngase en cuenta que la muerte es inevita­
licencias o de escandalosos procederes. ble, y la vida futura, el producto de la presente
N o deis oídos a propósitos injustos ni lugar con la turbación y los remordimientos consi-
212 N uevo Teso ro de O raciones

guientes al mal que se hubiere hecho y al bien


que, pudiendo, se hubiere dejado de hacer; que
para el justo, es el tránsito a una vida mejor,
llena de puras e inefables satisfacciones, y
para el que no lo es, principio de punzantes
dolores y de mayores trabajos, con ese esplín
que trae el descontento y el desprecio de sí
mismo que no tiene más alivio que el sincero
arrepentimiento y nuevas existencias de ex­ ÍNDICE
piación.
Así, puesto que ignoramos la hora, el sitio,
la ocasión en que hayamos de pagar ese tributo
a la naturaleza, vivamos de modo que se pueda
decir con verdad: “ he nacido, he vivido y
muero por la verdad, por la justicia y por la
libertad” .
Bienaventurados los que mueren por una
justa causa, y mucho más si vivieron en paz y
en justicia en los días de su peregrinación en
carne.
N o se tenga por hombre honrado el que no
cumpla con todos sus deberes; ni crea que es
libre si no lo hiciere sin violentar sus inclina­
ciones.
La Santa Cruz de Caravaca............................ 7
Coplas............................................................ 9
Oración a Santa Lucía..................................... 12
Oración a San Cristóbal.................................. 12
Milagro que hizo nuestro Señor del Perdón..... 14
Oración al glorioso mártir San Sebastián......... 18
San Cipriano y Santa Justina........................... 23
Oración............................................................ 25
Oración.,......................................................... 30
Oración al Apóstol San Pablo.......................... 30
Oración a San Antonio de Padua.................... 32
Responsorio de San Antonio de Padua............ 33
Oració de Sant Agustí..................................... 35
Oración al Angel de la guarda......................... 37
Oració a Sant Ruc........................................... 38
Curioso secreto místico para guardar el ganado 39
Otro, para curar el ganado hinchado y guardar­
lo 40
216 N u e v o T e s o ro de O ra c io n e s La S an ta C ruz de C ara v a c a 217

Asombroso secreto, cierto y probado.............. 40 Testamentde Cristiá....................................... 66


Secreto para guardar el ganado en los corrales, Oració.............................................................. 68
gallinas y demás animales, del lobo y las Oració a Santa Elena.............................. 68
zorras.................................. 41 Oferiment........................................................ 71
Oración contra rayos, piedras, huracanes y Devoción al corazón agonizante de Jesús....... 72
tempestades, aunque sea por maleficio............ 42 Oración a Jesús crucificado............................. 73
Modo de quitar el fuerte mal de vientre, en se- Otra, para hacer fortuna.................................. 74
guida............................................................ 43 Oración a San Francisco................................. 75
Para salvar la vida en la guerra......................... 44 Oración para librarse de los enemigos, y la
Oración............................................................ 44 operación que se debe hacer........................ 76
Divino Jesús, perdonadnos.............................. 48 Utilidades....................................................... 76
Oración a San León......................................... 49 Oración............................................................ 82
Conjuro............................................................ 49 Revelació que tingué Sant Joan....................... 83
Oremus............................................................ 55 San Daniel...................................................... 86
La Cruz de San Benito. Modo de usar dicha Oración a San Daniel...................................... 86
Cruz............................................................. 56 Los cuatro Santos Evangelios.......................... 87
Explicaciones de las letras............................... 58
Evangelio de San Lucas.................................. 90
Oración............................................................ 59
Evangelio de San Mateo.................................. 90
Oración............................................................ 60
Evangelio de San Juan.................................... 91
Oración para usar la Cruz de San Benito.......... 60
Evangelio de San Marcos............................... 92
Otra oración.................................................... 61
Oració a Sant Maro......................................... 93
Bendición de la casa nueva.............................. 61
Conjuro contra duendes y brujas..................... 62 Oración para dar gracias................................. 93
Oración............................................................ 62 Oración........................................................... 95
Fragmento del Santo Evangelio escrito por Otra oración.................................................... 95
San Lucas.................................................... 63 San Luis Beltrán, que cura todo mal................ 96
Oración............................................................ 65 A la Virgen de la Soledad................................. 99
Conjuro............................................................ 65 Oración a San José........................................... 104
Oración de Nuestro Señor Jesucristo.............. 107
218 N u ev o T esoro de O raciones La S a n ta C ru z d e C a ra va ca 21 9

Ludovico Blosio.............................................. 110 Contra las anginas........................................... 138


Oración............................................................ 110 Otra, contra el mismo mal................................ 138
Advertencia.... ............................................... 111 Contra contusiones, dislocación de huesos o
Oración, peticiones a la Virgen para fines se- relajamiento del pecho..................... ........... 139
cretos........................................................... 112 Contra quemaduras........................................ 140
Otra oración, para satisfacer a los débiles....... 112 Contra hernias o quebraduras......................... 140
Otra, dígase en un grave peligro......................... 113 Contra el mal de pechos................................... 141
Jaculatoria................ 113 Contra las nubes en los ojos............................. 142
Otra, al encontrarse frente a ios ladrones........ 114 Otra................................................................. 142
Otra, antes de entrar en combate....................... 114 Contra la nostalgia.......................................... 143
Oración a la Santísima Trinidad....................... 114 Otra, para lo mismo......................................... 143
Oración, para tener buena comparta............... 117 Contra la parálisis........................................... 143
Oració per a curar el Cáncer............................ 119 Contra el flujo.................................................. 144
Salutación a las Sacratísimas llagas de Nues­ Contra la apoplejía.......................................... 144
tro Señor Jesucristo....................................... 119 Contra el mal de oidos, sordera, etc................. 145
Exorcismos contra Satanás y los Angeles A María Santísima.......................................... 145
Apóstatas.................................................... 122 El Magníficat.................................................. 146
Oración a San Miguel Arcángel........................ 123 El Laúdate...................................................... 148
Oración..............................................................127 El Miserere..................................................... 149
Exorcismo...................................................... 128 El Angelus...................................................... 151
Oración............................................................ 131 Oremus............................................................ 153
Oració................................................................132 Oremus........................................................... 155
Oferiment.......................................................... 135 Oremus........................................................... 156
Oraciones curativas.................................... 13S Oració de San Cipríá....................................... 157
Contra el mal de orina....................................... 136 Oració............................................................. 165
Contra el dolor de muelas, dientes, etc............. 137 Oración........................................................... 166
Contra la erisipela............................................. 137 A San Antonio de Padua................................. 166
Otra para lo mismo.............................................138 Responso de San Antonio de Padua................ 167
220 N uevo Tesoro d e O raciones La San ta C ruz de C arav ac a 221

Oremus............................................................ 168 Acción de gracias después de haber salido del


Profecía del venerable Padre Bernardillo peligro....................................................... 201
Clauti........................................................... 168 Mandamientos.............................................. 202
Por un difunto.................................................. 169
Por un difunto o difunta................................... 170
Exorcismos..................................................... 170
Jesús, María y José.......................................... 176
Oración........................................................... 179
San Cristóbal.................................................. 180
Vida................................................................. 180
Oración............................................................ 185
Oració.............................................................. 189
Per a curar l’anyorament................................. 190
Per a curar los te Is deis ulls............................... 190
Per a curar la melsa.......................................... 191
Per a curar l’esllomat........................................ 191
Per altres varis mals........................................ 192
El Camino. Oración y mensaje del buen augu­
rio................................................................ 192
Ataque y defensa contra el enemigo fe y avante 194
La virtud suprema..............................................195
Oración a don Pedrito Jaramillo..................... 196
Algunos versículos del evangelio.................... 198
Cualidades de la oración................................. 198
Pedid y se os dará............................................. 199
Contemplad las aves del cielo........................... 199
Oración en peligro eminente............................. 200
Oración............................................................. 201