Você está na página 1de 4

IMPORTANCIA DE LA ADMINISTRACION EDUCATIVA.

Gestión Educativa

Qué es Gestión Educativa...

La gestión educativa es un proceso orientado al fortalecimiento de los Proyectos Educativos de las Instituciones, que
ayuda a mantener la autonomía institucional, en el marco de las políticas públicas, y que enriquece los procesos
pedagógicos con el fin de responder a las necesidades educativas locales, regionales.

Definición de gestión...

Desde lo pedagógico, promueve el aprendizaje de los estudiantes, los docentes y la comunidad educativa en su
conjunto, por medio de la creación de una comunidad de aprendizaje donde se reconozca los establecimientos
educativos como un conjunto de personas en interacción continua que tienen la responsabilidad del mejoramiento
permanente de los aprendizajes de los estudiantes, con el fin de formarlos integralmente para ser miembros de una
sociedad. Todo esto ayuda a favorecer su calidad de vida y prepararlos para su vida en el mundo laboral.

* Descripción tomada de un documento trabajado a través la SECAB con la participación de representantes de 8


paises.

La herramienta fundamental para la identificación, evaluación y seguimiento de la experiencia significativa en el


ámbito institucional, es el Plan de Mejoramiento.

El plan de mejoramiento es una herramienta de gestión con la cual es posible orientar el rumbo del establecimiento
educativo, a partir de su autoevaluación hacia unos propósitos y resultados previamente acordados, y liderado por el
equipo de gestión institucional.

La gestión escolar en el ámbito institucional está constituida por cuatro áreas de gestión: Área de gestión Directiva,
Área de gestión Pedagógica y Académica, Área de gestión de la Comunidad y Área de gestión Administrativa y
Financiera.

Para que la experiencia sea significativa en el ámbito institucional, debe estar estructurada a través de tres procesos:

La importancia que tiene la gestión escolar para el mejoramiento de la calidad en el país, radica en el fortalecimiento
de las secretarías de educación y de los establecimientos educativos; en sus instancias administrativas y sistema
pedagógico, para generar cambios y aportar un valor agregado en conocimientos y desarrollo de competencias a los
estudiantes.

En este espacio se encuentran experiencias de educadores colombianos que han tenido algún nivel de participación
en el marco de los Foros Educativos Nacionales realizados en los últimos años.

La guía No 34 está organizada en tres etapas que conducen al mejoramiento progresivo de las instituciones: La
autoevaluación institucional, la elaboración de planes de mejoramiento y el seguimiento permanente al desarrollo
de los planes de mejoramiento institucional. Una de las cartillas está dedicada especialmente a la comprensión y uso
del índice de inclusión, como una herramienta poderosa para garantizar atención en términos de equidad a todos
nuestros estudiantes.

En la administración son importantes los procesos de planificación, gestión, seguimiento y evaluación (control),
entendidos como medidores o indicadores para la dirección escolar, constituyendo uno de los grandes aportes
administrativos, que permiten tener una visión de la situación que se desea controlar.
Los directores de las Instituciones Educativas (IE) manifiestan las necesidades de consolidar y asegurar la
supervivencia de las mismas y trabajar los temas administrativos, no basados en la moda de los conceptos, sino
desarrollando una opciones para apoyar y mejorar el alcance del trabajo cultural en la comunidad.
Para lograrlo, se propone un modelo basado en los elementos de la planeación estratégica, cuyos principales
elementos son: La definición del QUÉ, la concreción de las aspiraciones de los directamente involucrados en las IE,
alumnos, maestros, directivos, padres de familia, representantes de la comunidad, autoridades escolares, evaluar
con claridad y objetividad la situación presente de la organización, identificando los aspectos del entorno y a nivel
interno de la organización que le afectan los resultados para fijar un punto de partida en el trabajo del nuevo
período, definir el CÓMO, definir estrategias, políticas y las diferentes acciones a seguir para obtener los resultados
propuestos.
Estos elementos los entendemos como las acciones que buscan asegurar el reconocimiento y permanencia de la IE.
Se puede entender también como la configuración de criterios para orientar las decisiones fundamentales; como un
conjunto de políticas para llevar adelante las actividades requeridas por la empresa, respondiendo a la pregunta qué
hacer para cumplir con la misión de la organización.
Si bien a nivel de las naciones se puede comprender que “no existen países desarrollados o subdesarrollados, sino
países administrados o subadministrados”, lo que debemos comprender es que el hecho de que la administración
tenga como objeto de estudio las escuelas, dada la complejidad del mundo y sus relaciones, lo que ocasiona distintos
ramas de esta disciplina.
Dentro de las tareas que se necesitan establecer se tienen; Crear una noción dentro de la IE de que tiene vida propia,
propiciar que el sistema sea productivo – educativo en forma eficaz e y eficiente, planificar, decidir, controlar, no
solo los recursos materiales sino también los humanos, armonizar los conflictos humanos y garantizar el
funcionamiento de la escuela
En muchas de las IE el activo más importante y casi siempre el único lo representan las personas vinculadas a las IE
en la mayoría de los casos son arte y parte. Debiendo ser personas con alto compromiso y con muchas necesidades
de programas de formación en las comunidades.
Todo el proceso administrativo tiene un soporte en la organización escolar: los equipos de trabajo, como el conjunto
de personas organizadas formalmente para lograr una comunicación efectiva alrededor de la tarea, transmitiendo
información, canalizando problemas, proponiendo mejoras y soluciones que conducen a consolidar la calidad en el
servicio.
Los alumnos y maestros en una IE son quienes le dan vida y estilo propio: son quienes deben garantizar el logro de
las variables escolares y la satisfacción de las necesidades y aspiraciones culturales de la comunidad o de un grupo
social determinado.
La administración de estos equipos de personas depende de un trabajo interdisciplinario, porque implica conceptos
de psicología ocupacional y organizacional, de sociología organizacional, de ingeniería industrial, de derecho laboral,
de salud ocupacional, de ingeniería de seguridad, de medicina del trabajo, de ingeniería de sistemas, entre otros
aspectos; sin embargo, no hay leyes o principios universales para su administración.
Todo proceso administrativo del personal depende de la situación organizacional: del ambiente, de la tecnología, de
las políticas, de la visión y misión, de la filosofía administrativa y, sobre todo, de la calidad y cantidad de personas
dispuestas al trabajo educativo.
Esta área de la administración implica la planeación de las acciones que permiten desarrollar y consolidar el equipo
de personas como: La investigación en el medio de profesionales, líderes, creadores y gestores culturales, establecer
en el plan las acciones para la consecución, descripción de los cargos y perfiles ocupacionales para la preselección y
selección de las personas que harán parte del equipo de trabajo.
En el proceso de administración del personal se contemplan actividades como: Vinculación y socialización, pre
inducción, inducción, entrenamiento y capacitación.
Dentro de la administración tiene importancia el proceso de planificación, ya que es el que da el sentido al
comportamiento administrativo de la organización. Donde las acciones que se llevan a cabo están soportadas por
medio de un plan y no en forma de impulsos voluntarios de diferentes miembros de la escuela.
Las tareas administrativas de la escuela se deben de dar en tres procesos; Planeamiento, gestión y control.
Planeamiento Considerado como un proceso mediante el cual las Instituciones Educativas piensan anticipadamente
las acciones que van a desarrollar para alcanzar los objetivos que se han fijado e involucradas en el plan de trabajo,
que debe comprender: Reconocimiento, misión, fijación de objetivos, metas, análisis de los datos internos, selección
de alternativas e implantación y control.
Posteriormente se debe emprender tres tareas que son, la formulación, la implantación y la administración del plan
de trabajo.
El diseño y la formulación del plan de trabajo a través de la definición en consenso de la misión y visión de la
organización, del diagnóstico, de la identificación de fines y estrategias empresariales y con la elaboración del
presupuesto.
Para la implementación del plan de trabajo, el director de la Institución educativa, debe liderar un programa de
difusión y comunicación para que éste sea comprendido como un programa de trabajo de todos, con la elaboración
de cronogramas de trabajo que identifiquen las responsabilidades en el tiempo y con la asignación de los recursos
requeridos.
La administración del plan se refiere a la coordinación, asesoría y evaluación en la ejecución con el diseño de
herramientas que permitan la evaluación de los resultados. Esta es una de las etapas donde más se falla; se puede
apreciar multitud de planes excelentes, sin continuidad, o sencillamente distorsionadas las acciones de la
organización de la realidad.
El director de la Institución Educativa debe entender el plan como una guía para su trabajo que permite y demanda
una reformulación constante, no es una camisa de fuerza sin posibilidades de cambio.
Así el director asume la planeación como un concepto integral y no parcial en la escuela, con un decidido ejercicio
del liderazgo en la organización, con claridad en la organización del trabajo y organización de las personas que hacen
la organización.
Con nuevas propuestas y alternativas ingeniosas de resolver los problemas en el trabajo de la organización cultural,
el director encontrará nuevas posibilidades para la búsqueda permanente de recursos que faciliten financiar las
operaciones de la organización.
Este trabajo de estímulo debe estar ligado al permanente reconocimiento y la posible remuneración individual y de
logros de trabajos de equipos coherentes con los resultados obtenidos por los colaboradores y personal vinculado a
la organización.
Gestión Lo definimos como el proceso de las acciones, transacciones y decisiones que la organización que la escuela
lleva acabo para alcanzar los objetivos propuestos.
Requisitos para una gestión exitosa son; Contemplar la estructura escolar, habilidad de gerenciamiento o dirección,
capacidad de negociación.
El perfil del director de la escuela el cuál es básico en la gestión deberá incluir; Creatividad, poseer conocimientos
sólidos del área, liderazgo, comunicar y compartir ideas, generar y demostrar confianza, dispuesto a escuchar y al
dialogo.
El director debe busca mejorar el trabajo de equipo al liderar un proceso de toma de decisiones en donde éstas sean
el resultado de acuerdos entre las partes y no de imprecisiones autocráticas.
Si al buen ejercicio de liderazgo del director se suma el mejoramiento permanente de la vida profesional de los
empleados y colaboradores, se generan procesos de motivación que permiten a su vez constantes procesos de
innovación en el ejercicio profesional de sus compañeros de trabajo.
El director debe entender el plan como una guía para su trabajo que permite y demanda una reformulación
constante, no es una camisa de fuerza sin posibilidades de cambio.
Todo esto enfocado a la eficacia que es la medida en que se han alcanzado los objetivos propuestos y la eficiencia en
los recursos para alcanzar los objetivos con un costo mínimo de los resultados logrados.
Control La administración del plan se refiere a la coordinación, asesoría y evaluación en la ejecución con el diseño de
herramientas que permitan la evaluación de los resultados. Esta es una de las etapas donde más se falla; se puede
apreciar multitud de planes excelentes, sin continuidad, o sencillamente distorsionadas las acciones de la
organización de la realidad.
Es donde se comparan los resultados de las acciones implementadas en el proceso de gestión con las metas fijadas
en el proceso de planeamiento.
Se deben de tomar en cuenta los desvíos y se realizan ajustes que correspondan al proceso de planeamiento y/o
gestión de tal forma que se genere una retroalimentación.
El control deberá de estar caracterizado por su economía, con un costo que no deberá de superar el beneficio que
pretenda controlar, con una operatividad caracteriza por una sencillez en la administración del mismo y la
significatividad, que es cuando el control debe aplicarse a actividades significativas e importantes, no a cuestiones
sin trascendencia.
Conclusiones Pero cualquiera que sea la naturaleza y el tamaño de las Instituciones Educativas, éstas necesitan ser
ADMINISTRADAS, en las instituciones educativas se debe entender que la administración es la conducción racional
de las actividades de una organización, donde la administración es algo imprescindible para la existencia,
supervivencia, crecimiento y desarrollo de las organizaciones.
La naturaleza del trabajo, la concepción de lo cultural y la incertidumbre de la financiación para la realización de los
programas institucionales tradicionalmente ha generado, en muchas escuelas, resistencia para diseñar un proceso
administrativo.
Para consolidar la gestión cultural desde Instituciones Educativas es necesario que los líderes, directivos y
administradores comprendan que las aspiraciones culturales y educativas, así como los propósitos de producir
servicios o bienes educativos consolidados, con capacidad de crecimiento institucional y sobre todo de bienes,
servicios y productos reconocidos socialmente y aceptados en la comunidad deben identificar procesos
administrativos con tres funciones básicas; Planeación, Gestión y Control (Seguimiento y Evaluación).
Estas funciones deben estar acompañadas de un estilo de dirección amplia, flexible y participativa donde los
directivos, como gestores culturales, identifican e interpretan los mensajes cada vez más rápidos del entorno para
traducirlas en acciones internas que orienten a los colaboradores en un ejercicio claro del liderazgo.
Nos damos cuenta entonces de la importancia que tiene la administración dentro de la instituciones educativas, y la
necesidad tan grande por en la actualidad poder formar administradores no solo de empresas sino educativos, ya
que una escuela tiene la misma base que la empresa, sobre todo si nos enfocamos dentro de una institución
educativa privada, pues en esta parte de tener como fin el ofrecer una educación de calidad tiene que encontrar el
método y tener bien sentadas las bases de una empresa, y por supuesto llevar una buena administración para lograr
los objetivos siguiendo procesos específicos que solo un administrador podría realizar de una manera profesional y
no empírica, en las instituciones de gobierno no siempre es posible que se de la importancia necesaria a este tema,
ya que estas instituciones están mas bien burocratizadas y eso a mi parecer les hacer perder de vista el objetivo por
el que fue planeada la institución educativa y la importancia que tiene dentro del estado.