Você está na página 1de 8

Ingeniería y Arquitectura: Edificios de madera, innovadoras

soluciones para las exigencias del siglo XXI

La velocidad de construcción, la limpieza de obra y la posibilidad de armar en taller gran parte


de los componentes de un edificio, son algunas de las ventajas de construir con madera, por
ello, este noble material sigue siendo materia prima en la industria de la construcción.

En la actualidad, los arquitectos e ingenieros, disponen de innovadores materiales y


técnicas constructivas que les permiten desarrollar espectaculares edificios con formas
y estructuras cada vez más complejas.

No obstante la gran diversidad de recursos tecnológicos y materiales con que cuentan


los creadores del presente siglo, algunos materiales primigenios como la madera, por
su belleza, principalmente, sigue siendo materia prima en la industria de la
construcción.

La madera es un material de construcción orgánico y por lo tanto inofensivo al medio


ambiente, de hecho, entre los procesos de producción de los principales materiales de
construcción, el procesamiento de la madera en los aserraderos es sustancialmente el
más bajo en emisiones de bióxido de carbono, comparado con cualquier otro de los
materiales más utilizados en la industria de la construcción, como: el concreto, el
acero, el aluminio y el vidrio. También es importante mencionar que al ser un material
aislante térmico y acústico, permite disminuir el consumo energético para enfriar o
calentar espacios interiores.

La construcción en madera también tiene algunos inconvenientes: falta de estabilidad


frente a condiciones cambiantes de humedad ambiental, escasa durabilidad natural y
sus características combustibles. Por lo anterior, desde hace varias décadas, se han
desarrollado diversos productos y técnicas que le otorgan mejores cualidades; se ha
tratado para protegerla frente a las condiciones adversas del clima para que tenga
mayor vida útil, para que tenga mayor flexibilidad y para que tenga una mayor
capacidad portante, lo que permite aplicarla para la construcción de elementos curvos,
peraltados, articulados o redondos.

La velocidad de construcción, la limpieza de obra y la posibilidad de armar en taller


gran parte de los componentes, son otras de las ventajas de utilizar este noble
material, lo que permite reducir los costos por vivienda hasta en un 25% debido a la
velocidad de la obra.
Por sus múltiples cualidades, muchos arquitectos e ingenieros la utilizan para crear
edificaciones que exponen soluciones y detalles muy originales. Un ejemplo de ello es
el Jübergturm o torre mirador (2010), ubicada en Hermer, Alemania, diseñada por Birk
und Heilmeyer Architekten en colaboración con Knippers Helbig Advanced
Engineering.
La torre está compuesta por 17 anillos de acero, sobre los que se colocaron un total de
240 barras, de madera laminada de alerce siberiano con sección cuadrada de 8.00cm
de lado. La envolvente estructural de la torre Jübergturm toma la forma de un
hiperboloide de 23,50m de altura y sección circular variable, que va de los 6.00m de
diámetro, en la planta baja, hasta los 9.00m de diámetro, en la planta alta.

En el interior de la torre, el recorrido de ascenso-descenso se divide en 5 tramos de


125 escalones y sus respectivos descansos. Conforme el edificio asciende, la
densidad de malla de madera, que envuelve la torre, decrece, ofreciendo así, una
mejor vista del entorno. El diseño forma parte de la aplicación estructural de los
hiperboloides, desarrollada por el ingeniero Vladimir G. Suchov a finales del siglo XIX.
ALGO MÁS…

Otra espectacular estructura construida en madera es el pabellón Skip information


(2005), ubicado en Belval, Luxemburgo, dentro de un área industrial en regeneración.
El pabellón, diseñado por Polaris architects, fue construido en su totalidad (estructura y
envolvente) con paneles de madera, prefabricados en taller y el revestimiento exterior
de aluminio con el acabado lacado de color amarillo.

En su interior, Skip information acoge el centro de información del parque de las


ciencias Le Fonds Belval y del futuro centro nacional para la cultura industrial de
Luxemburgo. El pabellón abarca una superficie de 400m2 distribuidos en una sala de
usos múltiples y un núcleo de administración y servicios con sala de juntas. El espacio
funciona para diversas actividades: exposiciones, conferencias, talleres, etc.

La Wooden House, de Sou Fujimoto Architecs es otro proyecto de madera pero, en


este caso, a diferencia del proyecto anterior, ésta se utilizó de la manera más
elemental: apilando gualdras de madera de cedro, lo que hace que la casa, hasta
cierto punto, tenga un aspecto primitivo. Los bloques de madera, que tienen un perfil
cuadrado de 35cm, configuran la totalidad del espacio, funcionan como estructura,
muros, pisos, techo, escaleras, repisas e incluso como mobiliario.

Otro ejemplo, es el Stadthaus, el edificio en madera más alto del mundo. Ubicado en el
este de Londres, este edificio de uso residencial de 30m de altura, es la primera
vivienda de alta densidad construida íntegramente en madera: desde los muros y
losas, hasta los cubos de elevadores y escaleras.
El edificio de nueve niveles, diseñado por Waugh Thistleton Architects alberga 29
departamentos, cuya construcción se completo en once meses con un equipo
integrado solamente por cuatro carpinteros, que tardaron apenas un mes en
ensamblar los paneles prefabricados.

Es importante mencionar que el nivel de protección contra incendios del Stadthaus es


muy alto, ya que las cinco capas que conforman cada panel exterior tienen una
resistencia de 90 minutos.

El Stadthaus es considerado como proyecto piloto, ya que es completamente


reciclable y absorbe las emisiones de bióxido de carbono.

Proyectos como los antes mencionados, demuestran que en esta época de alta
tecnología no sólo los innovadores sistemas constructivos determinan la
contemporaneidad de la ingeniería y la arquitectura.

A partir de la aplicación de sistemas constructivos y materiales primigenios como la


madera, también se pueden obtener innovadoras soluciones, con la ventaja además,
de que son mucho más respetuosas del medio ambiente, ya que es la única materia
prima para construcción susceptible de regeneración natural.

Liliana Ochoa.