Você está na página 1de 39

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II

AS PRODUÇÕES CERÂMICAS
DE IMITAÇÃO NA HISPANIA
R. MORAIS, A. FERNÁNDEZ e M. J. SOUSA
Editores Científicos

2014
TOMO I
Imagem de capa:
Cerâmica pintada Alto-Imperial (Bracara Augusta)

Design capa:
Júlia Andrade

Editores científicos:
Rui Morais
Adolfo Fernández
Maria José Sousa

Edita:
Faculdade de Letras da Universidade do Porto (FLUP)
Via Panorâmica, s/n – - Porto
www.letras.up.pt | flup@letras.up.pt

EX OFFICINA HISPANA
Sociedad de Estudios de la Cerámica Antigua en Hispania (SECAH)
Aptdo.  –  San Martín de Valdeiglesias (Madrid)
www.exofficinahispana.org | secah.info@gmail.com

© Faculdade de Letras da Universidade do Porto (FLUP)


© Sociedad de Estudios de la Cerámica Antigua en Hispania (SECAH)
© De cada artigo o seu autor

Paginação, Impressão e Acabamento:


Sersilito-Empresa Gráfica, Lda.
www.sersilito.pt | sersilito@sersilito.pt

ISBN Serviço de Publicações da Faculdade de Letras da Universidade do Porto:


---- (tomo )
---- (tomo )

ISBN SECAH:
---- (obra completa)
---- (tomo )
---- (tomo )

Depósito Legal:
/
ÍNDICE

TOMO I
Introdução . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 9
Rui Morais, Adolfo Fernández e Maria José Sousa

Conferências

Vasos e vasilhame em Plínio o Naturalista . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 15


Francisco de Oliveira
Vasos, bilhas, ânforas e potes: utensílios cerâmicos como adereço e como cenário no Satyricon de Petrónio e no
Asinus Aureus de Apuleio . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
Delfim F. Leão
Imitaciones de terra sigillata en Hispania durante el Alto Imperio (épocas augustea y julio claudia). . . . . . . . . . . . . . 43
Carmen Fernández Ochoa, Ángel Morillo Cerdán, Mar Zarzalejos Prieto
Céramique africaine et imitations: où, quand, pourquoi? . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
Michel Bonifay

Comunicações – Secção Temática


Imitaciones de formas rituales tardopúnicas en el ámbito de la campiña gaditana . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 95
Ana M.a Niveau de Villedary y Mariñas, Ester López Rosendo
Influencias de tradición helenística y centromediterránea en las producciones comunes del área turdetana . . . . . . . 109
Francisco José García Fernández, Antonio Sáez Romero
Nuevas evidencias sobre imitaciones de cerámica de tipo Kuass en el valle del Guadalquivir . . . . . . . . . . . . . . . . . . 125
Violeta Moreno Megías, Ana María Niveau de Villedary y Mariñas, Francisco José García Fernández
Imitaciones de cerámicas de barniz negro en Hispalis: los materiales del Patio de Banderas del Real Alcázar de
Sevilla . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 139
María José Ramos Suárez, Enrique García Vargas
Evidencias de la fabricación de lucernas en la ciudad romanorrepublicana de La Cabañeta (El Burgo de Ebro,
Zaragoza) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
José Antonio Mínguez Morales, Alberto Mayayo Catalán
As produções de imitação da campaniense itálica em pasta cinzenta no Sul do território actualmente português . . 165
Catarina Alves, Rui Mataloto, Vincenzo Soria
El suburbio alfarero de la Colonia Caesar Augusta y la producción de una de sus figlinae: un mortero sellado
Dramont D 2. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 177
Carmen Aguarod Otal
Producciones locales de época augustea de Ilici: las imitaciones de paredes finas y de la vajilla metálica romana . . 191
Ana M.ª Ronda Femenia, Mercedes Tendero Porras
Cerámicas de imitación de época altoimperial en el Chao Samartín (Grandas de Salime, Asturias) . . . . . . . . . . . . . . 215
Rubén Montes, Susana Hevia
Cerâmicas de imitação em Monte Mozinho: as cerâmicas ditas bracarenses . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 227
Teresa Pires de Carvalho, Belém Campos Paiva
A cerâmica de cozinha africana e as suas imitações em Monte Molião (Lagos, Portugal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 247
Catarina Viegas, Ana Margarida Arruda
El fenómeno de las imitaciones de ARSW en las facies tardías de Contributa Iulia Ugultunia
(Medina de las Torres, Badajoz) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 261
Macarena Bustamante Álvarez, Pedro Mateos Cruz, Antonio Pizzo
La producción de cerámicas grises de imitación de barniz negro en los valles interiores de la Alta Andalucía
durante el siglo I a.C. El caso del asentamiento productivo de Parque Nueva Granada (Granada, España) . . . . . . . . 279
M.a Victoria Peinado Espinosa, Pablo Ruiz Montes

Comunicações – Secção Geral

A olaria castreja de tradição Minho . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 289


Josefa Rey Castiñeira
A produção de ânforas no Estuário do Tejo durante a Idade do Ferro. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 303
Elisa Sousa, João Pimenta
La cerámica galaico-romana de Armea (Allariz). Monte do Señoriño y Castro de Armea . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 317
Adolfo Fernández Fernández, Laura Casal Fernández, Patricia Valle Abad, Laura Vázquez Fernández
Sigillatas e contextos crono-estratigráficos no âmbito da mineração antiga no Norte de Portugal . . . . . . . . . . . . . . 339
Francisco Sande Lemos, Carla Maria Braz Martins
Le mobilier fin des thermes d’Ammaia (são salvador de aramenha): Contribution pour sa connaissance chronostra-
tigraphique depuis le IIe s. jusqu’au Ve s. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 347
José Carlos Quaresma
A caminho de Roma? – A Sardenha e a Córsega nos fluxos de circulação das ânforas lusitanas no mediterrâneo
ocidental. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 361
Sónia Bombico, Cristina Nervi, Eliana Piccardi, Franck Allegrini-Simonetti
El comercio de ánforas hispanas en Kops Plateau (Nijmegen) desde época de Augusto a época Flavia . . . . . . . . . . 379
Rui Roberto De Almeida, Joost Van Den Berg, Piero Berni, Florian Schimmer, César Carreras
El taller de ánforas de Malgrat de Mar (Barcelona): Arqueometría y epigrafía. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 393
Ramon Járrega Domínguez, Piero Berni Millet
Ânforas piscícolas de Tróia: contextos de consumo versus contextos de produção . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 405
Rui Roberto de Almeida, Inês Vaz Pinto, Ana Patrícia Magalhães, Patrícia Brum
Acercamiento a los modelos arquitectónicos, funcionales y productivos generales y de imitación de una ínsula
alfarera en Lucus Augusti (Lugo) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 425
Enrique J. Alcorta Irastoza, Roberto Bartolomé Abraira, Adrián Folgueira Castro
El vertedero de un taller cerámico de la Pallantia (Palencia) altoimperial. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 447
M.ª Victoria Romero Carnicero, Julia Crespo Mancho, Cristina Lión Bustillo, Alejandro del Valle González, Jaime Delgado
Iglesias
Alfarería en la Tamuda mauritana y romana. Primeros resultados del proyecto marroco-español EAT . . . . . . . . . . . . 463
D. Bernal, B. Raissouni, M. Bustamante, M. Lara, J. M. Vargas, J. J. Díaz, A. M. Sáez, M. Parodi, J. Verdugo, R. García
Giménez, M. Zouak, T. Moujoud
A cerâmica romana do balneário da rua D. Afonso Henriques: estudo preliminar da sequenciação cronológica e
ocupacional do edifício (Braga, Portugal) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 483
Jorge Ribeiro, Adolfo Fernández, Armandino Cunha, Manuela Martins, Fernanda Magalhães, Cristina Braga
Colmeias e outras produções de cerâmica comum do Martinhal (Sagres) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 507
João Pedro Bernardes, Rui Morais, Inês Vaz Pinto, Jorge Guerschman
La Terra Sigillata Hispánica Tardía procedente de la villa romana La Olmeda (Pedrosa de la Vega, Palencia) una
introducción sobre un conjunto excepcional . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 521
Jaime Gutiérrez Pérez
El conjunto cerámico de El Castillón (Zamora) y las cerámicas de imitación de Sigillata en el contexto del siglo V . . 537
Jose Carlos Sastre Blanco, Raúl Catalán Ramos, Patricia Fuentes Melgar
Terra Sigillata hispânica tardia dos níveis selados das termas medicinais romanas de Chaves. . . . . . . . . . . . . . . . . . . 549
Sérgio Carneiro, Rui Miguel Gomes Lopes
La secuencia tardoantigua y medieval de la zona arqueológica D. Afonso Henriques 36/40 y 42/56: una
contribución al estudio de la cerámica medieval de Braga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 561
Raquel Martínez Peñín, Armandino Cunha, Fernanda Magalhães, Manuela Martins
Cerámicas romanas de la “Torre Velha” (Castro de Avelãs, Bragança). Primera síntesis . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 573
Clara André, Pedro C. Carvalho, Miguel Cipriano Costa, Adolfo Fernández, Sofia Tereso
Estudio arqueométrico de la cerámica común no torneada de difusión aquitano-tarraconense (aqta): el caso de las
ollas con marcas en el borde . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 587
Ainhoa Alonso Olazabal, Milagros Esteban Delgado, María Teresa Izquierdo Marculeta, Ana Martínez Salcedo, Luis
Ángel Ortega Cuesta, François Rechin, María Cruz Zuluaga Ibargallartu
Análise de fragmentos cerâmicos de potes meleiros e colmeias por cromatografia gasosa acoplada à
espectroscopia de massa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 599
César Oliveira, Rui Morais, Alfredo Araújo, Iwona Kuźniarska-Biernacka, Pier Parpot, Isabel C. Neves, António M. Fonseca
Propuesta de gestión de cerámica en contextos arqueológicos: el sistema de información de registro
arqueológico (S.I.R.A.) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 611
Andrés María Adroher Auroux

TOMO II

Posters – Secção Temática

Caracterización mineralógica y físico-química de las imitaciones de vajilla de tipo Kuass en el valle del
Guadalquivir . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 11
Violeta Moreno Megías, Pedro José Sánchez-Soto, Antonio Ruiz Conde, Francisco José García Fernández
La cerámica Gris Bruñida Republicana, imitaciones y nuevas formas documentadas en la Alta Andalucía en el alma-
cén comercial del Cerro de la Atalaya de Lahiguera (Jaén). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 19
Vicente Barba Colmenero, Alberto Fernández Ordoñez, Manuel Jesús Torres Soria
Imitaciones de Terra Sigillata en cerámica vaccea. Un conjunto procedente de Montealegre de Campos
(Valladolid) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35
Ángel Morillo, Manuel Retuerce, Javier Salido
Las imitaciones de barnices negros republicanos en cerámica de pasta gris en Los Villares de Andújar (Jaén) . . . . . 45
Pablo Ruiz Montes, M.ª Victoria Peinado Espinosa
El territorio de Kelin: un espacio secundario de producción y circulación de imitaciones en el interior valenciano
(ss. VII a.C. – I d.C.). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 51
Consuelo Mata Parreño, David Quixal Santos
A cerâmica de “engobe vermelho pompeiano: imitações”. O caso de São salvador de Aramenha. A cidade de
Ammaia: Porta Sul . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 61
Vítor Manuel da Silva Dias
A cerâmica de mesa de pasta cinzenta que imita protótipos itálicos tardo republicanos/proto-imperiais,
proveniente da Alcáçova de Santarém . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 75
Vincenzo Soria
As cerâmicas de inspiração de sigillata do Núcleo Arqueológico da Rua dos Correeiros, Olisipo (Lisboa). Primeira
sistematização . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 85
Carolina Brito Ramos Grilo
Las imitaciones engobadas de sigillata del Municipium Labitolosanum (La Puebla de Castro, Huesca – Zaragoza) . . 99
J. Carlos Sáenz Preciado
TSHT y CIS del yacimiento Olivar de la Cañada (Alameda de la Sagra, Toledo). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 119
Elena Vega Rivas, Raúl Catalán Ramos

Posters – Secção Geral

Amphorae ex Hispania “Paisajes de producción y de consumo”. Fase II: catálogo de ánforas hispanas . . . . . . . . . . 131
Piero Berni, Ramon Járrega, Dario Bernal, Cèsar Carreras, Enrique García Vargas
La Porticus Aemilia in epoca imperiale. Anfore orientali da un contesto orreario . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 141
Alessia Contino, Lucilla D’Alessandro
Ânforas do Mediterrâneo Oriental em Faro (Ossonoba). Novos dados para equacionar o comércio durante a
Antiguidade Tardia. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 151
Rui Roberto de Almeida, Catarina Viegas, Nuno Beja, Nuno Teixeira
Découverte d’un pot mentionnant la société des DD Caecilii dans un contexte portuaire situé entre 50- 140 apr.
J.-C. (découverte subaquatique à Arles, Bouches-du-Rhône, France) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 161
David Djaoui
El alfar gaditano de El Palomar (El Puerto de Santa María, Cádiz). Aportaciones a su secuencia de actividad y sus
producciones . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 179
Antonio M. Sáez Romero, José J. Díaz Rodríguez
Saleros-especieros zoomorfos, de barro y cerámica, en técnica excisa, del territorio vacceo (ss. IV-I a.C.) . . . . . . . . . 199
Carlos Sanz Mínguez, Juan Manuel Carrascal Arranz, Elvira Rodríguez Gutiérrez
Las representaciones figuradas en la terra sigillata hispánica de Los Villares de Andújar (Jaén, España) . . . . . . . . . . 213
M.ª Isabel Fernández-García, Manuel Moreno-Alcaide, Ismael Macías Fernández
Terra sigillata hispánica procedente de la escombrera de La Candamia (León): consideraciones sobre el repertorio
iconográfico figurado . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 221
María Isabel Rodríguez López, Diego Prieto López, Silvia Bonacasa Sáez, Gema Duprado Oliva
Terra sigillata hispánica procedente de la escombrera de La Candamia (León): la representación de los dioses y
otros motivos mitológicos . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 235
María Isabel Rodríguez López, Diego Prieto López, Silvia Bonacasa Sáez, Gema Duprado Oliva
Difusión de la terra sigillata hispánica en la Submeseta sur: Nuevas aportaciones de los fondos del Museo de
Ciudad Real . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 247
Gregorio Carrasco Serrano, José Luis Fuentes Sánchez
Notas sobre la cerámica romana del castro de El Curucho de Campomanes (Lena, Asturias) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 269
Rubén Montes López
Cerámica Gris Bruñida Republicana (GBR): el problema de las imitaciones en ceramología arqueológica . . . . . . . . . 281
Andrés María Adroher Auroux
A propósito da cerâmica cinzenta fina polida do Castro de Romariz (Santa Maria da Feira – Portugal) . . . . . . . . . . . 291
Rui Centeno, Rui Morais, Teresa Soeiro
Le faciès céramique d’un établissement rural dans le Nord de la Lusitanie: l’exemple de la villa du Vale do Mouro
(Coriscada, Portugal). Premier bilan . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 309
Tony Silvino, Antonio do Nascimento Sá Coixão, Pedro Pereira
Aproximación a la cerámica hallada en la villa romana de Porta de Arcos (Rodeiro, Pontevedra) . . . . . . . . . . . . . . . . 327
Erik Carlsson-Brandt Fontán
Evidencias de una figlina en el municipio hispanorromano de Caparra (Cáceres) . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 341
Macarena Bustamante Álvarez, Ana M.ª Bejarano Osorio, Enrique Cerrillo Martín de Cáceres
Estudo da sondagem T183 das termas do Alto da Cividade, Braga. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 349
Ana Torres, Arnaldo Teixeira, Joana Ferreira, Lília Freitas, Liliana Fernandes, Nuno Braumann, Tânia Pereira
As cerâmicas de engobe branco de época imperial no Noroeste Peninsular. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 361
Rui Morais, Teresa Soeiro, Adolfo Fernández, M.ª José Sousa
Una aproximación arqueométrica al estudio de la cerámica común y de cocina de producción local/regional de los
contextos tardoantiguos de la UARC II (Vigo, Galicia, España). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 369
Marta Lago Cerviño, Teresa Rivas Brea, Jorge Millos Alfeirán, Oscar Lantes Suárez, Adolfo Fernández Fernández
Originalidade e tradição clássica na cerâmica local e regional tardo-antiga do Castelo de Crestuma (V. N. Gaia,
Portugal). . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 381
António Manuel S. P. Silva, Teresa P. Carvalho
Elementos cerámicos de la actividad textil en el conjunto arqueológico de Armea (Allariz, Ourense) . . . . . . . . . . . . 397
Alba Antía Rodríguez Nóvoa
Almofarizes tardios com revestimento vidrado interior do sítio do Monte Castêlo (Guifões – Matosinhos) . . . . . . . . 407
José Manuel Varela, Rui Morais
CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA1
ÁNGEL MORILLO CERDÁN2
Imitaciones de terra
MAR ZARZALEJOS PRIETO3
sigillata en Hispania
durante el Alto Imperio
(épocas augustea y
julioclaudia)4

Dentro de los estudios sobre cerámica romana, mesa de los centros productores de terra sigillata
las producciones de imitación constituyen uno itálicos y gálicos. Este tiempo histórico coincide
de los fenómenos más complejos y difíciles de con el surgimiento paulatino de manufacturas
interpretar e incardinar en sus correctas coordena- hispanas de radio local y regional que adoptan, con
das espacio-temporales y productivas. Su estudio mayor o menor fortuna, los patrones formales y/o
implica adentrarse en los procesos que alumbran la técnicos de la terra sigillata itálica y gálica y cuyas
reproducción local/regional de modelos cerámicos producciones no llegan a integrarse dentro de los
de gran difusión conocidos a través del comercio grandes circuitos comerciales del Imperio. La razón
y contextualizar estas imitaciones en su escenario de este comportamiento de los centros alfareros
tecnológico, social y económico. Abordar todas hispanos destinados a la elaboración de cerámica
estas cuestiones implica, por lo tanto, analizarlas de mesa radica en que el “negocio” cerámico es
de forma individualizada y en relación directa con subsidiario del comercio de artículos de primera
los materiales de importación que conviven dentro necesidad (cereales, aceite, vino…), y éste se mueve
de los mismos contextos. Por nuestra parte y dadas al compás de los intereses de los grandes grupos
nuestras respectivas trayectorias de investigación, de presión económicos, directamente relaciona-
vamos a ocuparnos de las manufacturas cerámicas dos con el poder político. La importancia de los
de imitación, características del ámbito occidental grandes propietarios y negotiatores itálicos durante
peninsular y el área bética durante el Alto Impe- el reinado de Augusto, su declive y el ascenso del
rio. En particular, nos centraremos en los perio-
dos augusteo y julioclaudio, que corresponden al 4. El presente trabajo se ha elaborado en el marco de
momento álgido de importaciones de cerámica de los Proyectos de I+D, financiados por el Ministerio de
Economía y Competitividad, HAR-: Cam-
1. Universidad Autónoma de Madrid. carmen.fernan- pamentos y territorios militares en Hispania (PRATA),
dez@uam.es dirigido por Ángel Morillo Cerdán y HAR-:
2. Universidad Complutense Madrid. amorillo@ghis. Territorio, jerarquías y estructuras socio-económicas en la
ucm.es vertiente norte de Sierra Morena entre la Protohistoria
3. Universidad Nacional de Educación a Distancia. y la Antigüedad Tardía (MINIVS), dirigido por Mar
mzarzalejos@geo.uned.es Zarzalejos Prieto.

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 43


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

comercio gálico durante el gobierno de Tiberio y y plantear las implicaciones teóricas que subyacen
Claudio, será sucedido por el auge hispano a partir en cada una de estas denominaciones.
de Nerón y especialmente bajo la nueva dinastía
flavia. Será en este momento cuando las pro-
ducciones cerámicas de los grandes centros alfareros
hispanos alcancen una enorme potencia y expulsen ¿QÚE ENTENDEMOS POR IMITACIÓN?: A VUELTAS
los artículos foráneos del mercado peninsular. CON LA TERMINOLOGÍA
El conocimiento de las producciones de imita-
ción de sigillata altoimperial presenta hoy en día Existe una larga tradición en los estudios cera-
notables dificultades, que han determinado que ni mológicos sobre el concepto de imitación, que
siquiera se haya abordado desde una perspectiva suele ser asignado automáticamente a cualquier
integrada y globalizadora esta cuestión en la biblio- pieza cuyos rasgos (tecnología, forma, decora-
grafía hispana. Esta carencia puede deberse a diver- ción) recuerdan los de una clase “canónica” pero
sos motivos. Por una parte, el desconocimiento de no coinciden exactamente con los de aquella. Un
muchos aspectos productivos de los grandes centros cierto abuso de esta solución fácil ante la dificultad
alfareros de cerámica de mesa. De hecho, apenas de clasificar determinados materiales ha llevado a
comenzamos a atisbar los contextos iniciales de atribuciones de carácter productivo completamente
Andújar y el caso de Tricio es todavía más insufi- erróneas, que ocultaban a veces la existencia de una
ciente. Por el contrario, el avanzado estado de la multiplicidad de focos productores originarios.
investigación en La Graufesenque o La Muette de Por fortuna, los análisis arqueométricos están
Lyon nos permite conocer cada vez mejor el arran- contribuyendo a esclarecer y redefinir los centros
que de las producciones de terra sigilllata local de productivos y la difusión de sus creaciones.
tradición itálica, que dieron origen con el tiempo Tal y como han señalado acertadamente A.
a la terra sigillata sudgálica clásica (TSS) (Desbat Adroher y A. López, para que exista un proceso
et al., ; Genin et al.,  y ). de imitación tiene que verificarse la existencia de
Otra cuestión nada desdeñable es la costumbre elementos de importación en suficiente cantidad
de algunos investigadores hispanos de incluir en como para convertirse en un bien necesario para
catálogos y clasificaciones las piezas de sigilllata de la sociedad. Además, debe existir una intención
imitación dentro del mismo grupo que las produc- indisimulada de conquistar unos mercados previa-
ciones clásicas (TSI, TSS y TSH), lo que supone, mente ocupados por otra producción contempo-
de facto, una asimilación productiva inexistente ránea, algo que sólo puede hacerse abaratando el
en la realidad. producto al ahorrar costes de fabricación y trans-
Pero sin lugar a dudas, uno de los aspectos que porte. Para el caso de las producciones de barniz
mayor dificultad ha generado a la hora de abor- negro, el proceso resulta muy bien conocido. Las
dar el estudio de estos materiales, es la confusión imitaciones deben ser cronológicamente posterio-
terminológica que pesa sobre ellos, confusión que res al producto original y presentar propiedades
reside, en definitiva, en un problema metodológico tecnológicas que las relacionen con éste (Adroher,
y conceptual. Es preciso abordar brevemente este López, , -). Junto a estas producciones
asunto para clarificar conceptos previos a la carac- “imitativas” que reproducen variantes formales y
terización de cualquiera de estos tipos cerámicos técnicas foráneas, existen fabricaciones semejantes
o inspiradas, que deben definirse adecuadamente
5. Frente a otras producciones que imitan importacio- por parte de los investigadores que se ocupan de la
nes más antiguas, como la cerámica de barniz negro, que transición entre el mundo indígena y el romano.
han recibido una mayor atención (Aquilué et al. (ed.), Todas estas variantes forman parte del mismo
; Roca, Principal (ed.), ; Adroher, Caballero, fenómeno provocado por la presencia abundante
; Principal, Ribera, ), las imitaciones de terra de materiales de importación.
sigillata de cronología altoimperial casi pasan desaper- Teniendo en consideración que las imitaciones
cibidas en obras de conjunto. se definen a partir de las cerámicas a las que copian,

44 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

en el caso concreto de las piezas hispanorromanas Otro tanto sucede con denominaciones que
que imitan las creaciones de vajilla de mesa de Italia llevan implícito un matiz temporal. Nos referimos
y la Galia, la denominación apropiada sería “pro- al concepto de “producciones precoces de TSH”,
ducciones de imitación de TSI” o “producciones de uso habitual a raíz de la propuesta termino-
de imitación de TSS”. lógica hecha en su día por M. V. Romero y E.
Denominar “imitaciones” a piezas elaboradas Serrano para referir a las producciones iniciales
por alfareros de origen itálico como Lucio Terencio de TSH de la Meseta Norte o a las series béticas
o Licinio Máximo no deja de plantear una cierta que emulan productos itálicos y gálicos. Dicho
contradicción conceptual, aunque sean perfec- concepto, en el fondo, se refiere a toda aquella
tamente perceptibles las diferencias tecnológicas producción poco caracterizada que precede a la
con las producciones originales itálicas. De ahí aparición de fabricaciones clásicas como la TSS
que se prefiera emplear un término más neutro y la TSH. El acento en este caso se pone en la
como “terra sigillata local de tradición itálica”, importancia del carácter “hispano” de la pro-
omitiendo la palabra “imitación”. A este propósito, ducción, siguiendo conceptos que se remontan,
el Congreso de los Rei Cretariae Romanae Fautores, en definitiva, a las teorías nacionalistas muy en
celebrado en Lyon en , propuso incluso ajustar boga en la ciencia europea hasta mediados del
más dicha terminología y hablar de “terra sigillata siglo XX. En este sentido, entrarían dentro del
local de tradición itálica” para las producciones de mismo concepto que denominaciones empleadas
imitación del repertorio de la TSI, cualquiera que en la bibliografía italiana y francesa, afortunada-
fuera su lugar de fabricación, superando de esta mente ya descartadas como “protocampaniense”,
manera la distorsión y la idea preconcebida que “presigillata”, “prearetina”, “protosigillatas”, etc..
supone añadir a una producción cerámica determi- Emplear el término “precoz” referido a las manu-
nada un adjetivo de carácter geográfico, cuando en facturas de imitación de la TSI y la TSS implica
realidad estamos hablando de fabricaciones que se una necesaria continuidad entre los primeros
inspiran en un repertorio de formas, decoraciones alfareros que imitaron las importaciones y su
y características productivas muy concreto, que “lógica” derivación en una producción hispánica
pueden darse en regiones muy diferentes. Así se autónoma, la TSH, algo que hoy por hoy, no está
elimina asimismo un término cargado de conte- documentado desde el punto de vista arqueoló-
nido como “imitación”, sustituyéndolo por otro gico. Incluso recientemente se puede observar
más neutro y puramente descriptivo. Esta misma que, aunque las imitaciones de sigillata altoimpe-
línea argumental es defendida por Passelac (). rial no se enmarquen directamente dentro de la
Se hace imprescindible eliminar cualquier cali- TSH, no faltan autores que las engloban dentro
ficativo de carácter geográfico porque se convierte de su complejo productivo, lo que las convertiría
en una referencia automática para atribuir a estas de facto en unas “precoces hispánicas” que copian
piezas un valor que no tienen. A título de ejem- producciones netamente itálicas y gálicas (¿?) y
plo, si empleamos el término “hispánico” para que arrancarían en época augustea (¿?). El efecto
las manufacturas que copian productos itálicos negativo sobre la clasificación e interpretación
o sudgálicos en suelo peninsular, presuponemos productiva de estas manufacturas derivado de
inmediatamente que nos encontramos ante la este planteamiento es previsible.
primera generación de alfareros de TSH, cuando, Tal y como ya hemos apuntado, dentro de estas
en realidad, la TSH se configura como una pro- producciones de imitación, calificadas en términos
ducción con unos rasgos tecnológicos, morfológi- ambiguos como “precoces”, que cronológicamente
cos y decorativos perfectamente diferenciados en se extienden entre el periodo augusteo pleno y el
momentos posteriores. El hecho de que cualquier final del periodo julioclaudio, pueden distinguirse
alfarero haya elaborado sus productos en talleres de dos grandes grupos sucesivos en el tiempo, de los
Hispania no nos debe llevar a emplear una denomi- que nos ocuparemos a continuación: las produc-
nación ya acuñada para un fenómeno productivo ciones de imitación de TSI y las producciones de
bien distinto como es la TSH. imitación de TSS.

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 45


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

PRODUCCIONES DE TERRA SIGILLATA LOCAL DE manufacturas cerámicas, así como establecer los
TRADICIÓN ITÁLICA: LOS TALLERES MILITARES DE posibles circuitos de distribución. La mayoría de
HERRERA DE PISUERGA Y LEÓN los ejemplares proceden del centro productor de
Arezzo, seguido a distancia por Pisa y otros centros
La llegada de TSI en grandes cantidades a la como Puzzoles, el valle del Po y Lyon (Morillo,
Península Ibérica, procedente tanto de Arretium García Marcos, , , tablas -).
como de otros talleres como Pisa o Puteoli, tuvo Sin embargo, los elevados costes del transporte
como consecuencia la familiarización gradual de por vía terrestre de objetos hacia los campamen-
la población hispanorromana con esta vajilla y tos hispanos, asentados en una región periférica,
una necesidad de abastecimiento que no podía recientemente conquistada y alejada de las grandes
ser solventada sólo mediante la importación. Esta vías de comunicación, impulsan pocos años des-
demanda creciente de los nuevos productos itálicos pués el desarrollo de un complejo sistema artesanal
impulsó el surgimiento de producciones locales de dentro del ámbito castrense, destinado a cubrir sus
TSI. Poco a poco vamos conociendo las caracte- necesidades primarias de objetos manufacturados.
rísticas de dichas manufacturas en regiones como A juzgar por los datos que se van conociendo,
la costa catalana (López Vilar et al., ) o el debemos entender los talleres militares del periodo
valle del Ebro (Beltrán Lloris et al., ; Cantos, augusteo como parte de una política practicada
, -; Mínguez, Sáenz Preciado, ). por el ejército romano para dar respuesta a los pro-
Pero son, sin duda, las producciones militares de la blemas del suministro. Los recipientes cerámicos
Submeseta Norte las mejor conocidas y tipificadas debieron constituir un capítulo esencial dentro
en este momento. de la producción de los talleres militares ya que
El fin de las campañas contra los cántabros y son objetos de primera necesidad, que es más fácil
astures trae como consecuencia la partida de la fabricar in situ que transportar a larga distancia, y
mayoría de las unidades militares participantes fundamentales para cubrir una demanda rígida y
hacia las fronteras septentrionales del Imperio y para mantener un nivel de vida netamente romano.
el estacionamiento de las restantes en acantona- Entre ellos destacan las imitaciones de TSI (Mori-
mientos estables. Los campamentos legionarios llo, , -).
de la legio IIII Macedonica en Herrera de Pisuerga, Los ejemplares más conocidos son los recipien-
de la legio VI victrix en León y de la legio X gemina tes fabricados por L. Terentius en el campamento de
en Astorga y Rosinos de Vidriales, constituyen las la legio IIII Macedonica en Herrera de Pisuerga, ya
principales bases operativas dentro de una franja dados a conocer en su día por A. García y Bellido
de territorio militarizado (Morillo, , -). () y estudiados hace algunos años por C.
Dichos establecimientos militares fronterizos, Pérez González (, -), que constituyen
instalados en regiones alejadas de los centros neu- una excepción en el mundo romano debido a la
rálgicos del Imperio y de las principales vías de asociación de un figlinarius a una unidad militar
comunicación tanto marítimas como fluviales, concreta. En la actualidad, el número de marcas
deben importar productos de primera necesidad recuperadas sobre copas y platos se acerca a los
y las manufacturas que acompañaban al grano, dos centenares, concentrados fundamentalmente
vino o aceite en su largo y difícil recorrido hacia en Herrera de Pisuerga, aunque recientemente se
el noroeste de Hispania, convirtiéndose en el prin- han dado a conocer dos recipientes procedentes
cipal testimonio del abastecimiento desde Italia, el de los niveles del campamento de la legio X en
sur de la Galia o la Bética (Morillo, , -). Astorga y otra marca sobre un problemático vaso
Los contextos más antiguos de los campamen- hallado en Caesaraugusta (Morillo, García Marcos,
tos de Astorga, León y Herrera de Pisuerga revelan , ). La officina de Terentius debió estar
una elevada cantidad de recipientes de TSI lisa o en funcionamiento entre el  a.C. y el /
decorada, con formas datadas entre el / a.C. y d.C. (Pérez González, , ; Morillo, García
el / d.C.. El estudio de las marcas de alfarero Marcos, , -). La datación de las for-
ha permitido conocer los puntos de origen de estas mas constatadas hasta la fecha coincidiría con el

46 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

FIGURA 1. Materiales de la officina de L. Terentius. 1. Fondo de recipiente firmado por L. Terentius procedente de las
excavaciones de García y Bellido en La Chorquilla (Herrera de Pisuerga). Museo de Palencia (Fotografía. A. Morillo). 2. Vasos
con sellos del figlinarius militar procedentes de La Chorquilla Herrera de Pisuerga según García y Bellido et al., 1970).

periodo augusteo pleno y tardoaugusteo, siendo Las producciones identificadas hasta la fecha son
características del horizonte cerámico de Dangs- siempre formas lisas, copas y platos (Fig. ). Están
tetten y Oberaden (Ettlinger et al., , ,  fabricados en terra sigillata de apariencia formal
y ). Su presencia en el campamento de Haltern itálica, aunque presentan algunos rasgos distintivos.
confirma que se prolongan aproximadamente Los platos se inspiran en la forma Consp. , en
hasta el  d.C.. particular en las variantes  y . Las copas, más

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 47


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

abundantes, son afines a los tipos Consp. . y lisas (Fig. ). El mejor documentado es C. Licinius
Consp. .. Los colores de pastas y barnices pre- Maximus, con cerca de dos docenas de fragmen-
sentan asimismo peculiaridades muy significativas, tos recogidos en León, que representan una gran
que se salen de lo normal respecto a las produccio- variedad de fórmulas utilizadas, con al menos seis
nes de terra sigillata itálica. Las pastas muestran una variantes (Morillo, García Marcos, , -;
amplia gama de tonalidades, que van desde el color García Marcos, ; Morillo, , ): MAXIM
tierra siena tostado hasta el gris claro o gris pardo, (nexo MA), MAXIMI, CLICIN/MXIM (n retro),
pasando por el ocre y verde tostado. Los barnices C.LICIN/MAXIMI (N retro y nexo en MA) y C.
ofrecen la misma variedad, desde tonalidades de LICINI/Maxim (N retro). Hasta la fecha se han
color tierra siena tostada, ocres, doradas y rojo documentado más de veinte ejemplares de C. Lici-
inglés. Es habitual encontrar barnices pardos muy nius Maximus en León, completándose el conjunto
oscuros e incluso negros, producto de una cocción con una marca hallada en Astorga, aunque en este
excesiva (Pérez González, , -). caso se dispone sobre el fondo de lo que parece ser
Todos los sellos de L. Terentius conservados son una copa decorada.
marcas en cartela de doble registro y su tamaño es La producción del alfarero L. M. Gen ( ) se
el mismo, tanto para platos como para copas. C. encuentra todavía escasamente representada. La
Pérez González inventariaba diez tipos distintos forma de la cartela empleada es similar en todos
de marca en cuanto a la grafía adoptada por el los casos, rectangular de extremos rectos, mientras
alfarero, aunque la más habitual es L.TERENT/L. que el nombre del alfarero aparece siempre en dos
IIII.MA. Tanto el nomen del alfarero, como el registros separados por una línea horizontal. Su
desarrollo del apelativo legionario pueden presentar desarrollo muestra dos variantes, LM/GEN y L.M/
diversos nexos y variantes. A éstas deben añadirse GEN (García Marcos, , ). El tercer alfarero
dos marcas de trabajadores de la misma officina: documentado sería el denominado “Alfarero de la
CAPIT/L.TERE y Q.TERE/LEG. IIII (Pérez Caliga”, llamado así por sus marcas anepígrafas con
González, , ; , , fig. ), además una cartela en forma de suela de caliga, enmarcada
Urne, un posible alfarero civil vinculado a la Legión siempre por grandes círculos concéntricos.
IV e I.R., marca de un alfarero raro documentada Las características morfológicas y productivas
sólo en Numancia y Córdoba, además de Herrera han permitido identificar como parte de esta pro-
(Pérez González, , -). ducción de imitación de TSI un buen número de
Las excavaciones llevadas a cabo en la ciudad fragmentos más que, aún carentes de sello, pre-
de León en los niveles correspondientes a los dos sentan unas características semejantes (Fig. ). Las
campamentos superpuestos de la legio VI victrix, formas documentadas hasta el momento son casi
han permitido dar a conocer otro ambiente pro- en su totalidad lisas. Como resultado de las inves-
ductivo asociado a contextos militares (Morillo, tigaciones actualmente en curso, abordadas por
García Marcos, , -; García Marcos, A. Morillo y R. Morais (), se ha establecido
; Morillo, , ). Entre estas produc- un repertorio formal sorprendentemente amplio.
ciones cabe destacar la fabricación de terra sigillata Entre las copas se constatan formas inspiradas en
local de tradición itálica. En este caso las pastas la Consp. , , ,  y  (sin asas), siendo las
son de cocción deficiente, quebradizas en muchas dos primeras las más abundantes. Por lo que se
ocasiones. Los barnices son, casi siempre, de baja refiere a los platos, la forma híbrida Consp. /
calidad, con una amplia gama cromática que va y la Consp.  son las mejor constatadas, aunque
desde el color tierra siena tostada hasta negros se detectan también recipientes afines a la Consp.
intensos, estando ausentes por ahora los tonos , , ,  y .
rojos vivos, todo ello consecuencia de una cocción Una de las novedades más llamativas es la
técnicamente incorrecta (Morillo, , ). existencia de ejemplares decorados de producción
Al igual que Herrera, aquí también se cono- local, entre los que destacan más de una decena
cen los nombres de algunos figlinarii, gracias a la inspirados en la forma Consp. R... Otras varian-
existencia de marcas en formas mayoritariamente tes minoritarias son la Consp. R... y Consp. .

48 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

FIGURA 2. Terra sigillata local de tradición itálica con marca de officina aparecida en León y relacionada con los campa-
mentos de la legio VI victrix (Fotografía. V. García Marcos).

Las formas de los recipientes, así como su se introducen variaciones en el repertorio formal
posición dentro de las estratigrafías apuntan hacia utilizado, que perdura en el taller leonés a pesar de
un inicio de su fabricación coincidente con la cro- haber pasado de moda en los principales centros
nología tardoaugustea del primer campamento de productores extrapeninsulares (Morillo, García
la legio VI victrix en León, perdurando en niveles Marcos, , ).
del campamento posterior hasta un momento Desafortunadamente, al contrario que L.
indeterminado del reinado de Tiberio (Morillo, Terentius, estos alfareros no acompañan nunca
, -). No obstante, en ningún momento sus marcas con el nombre del cuerpo militar aquí

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 49


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

FIGURA 3. Terra sigillata local de tradición itálica aparecida en León y relacionada con los campamentos de la legio VI
victrix. Plato de forma Consp. . Botines . Copa de forma Consp. Botines
(Fotografía. A. Morillo).

establecido, por lo que más que figlinarii militares (Genin et al., ) en cronologías tardoaugus-
podemos pensar en alfareros civiles que abastece- teas-tiberianas. Por el contrario, las manufacturas
rían con sus productos tanto a las tropas como a de Herrera de Pisuerga pertenecen sin duda a
la población civil asentada en el vicus militar anejo una generación más antigua, que se interrumpe
(Morillo, , ). Un ejemplo semejante se a comienzos del reinado de Tiberio y no tiene
conoce con el caso de Saturninus, que trabajo continuidad.
en el campamento de Haltern (Von Schnurbein,
, , lám. ).
Las producciones de León se enmarcan dentro
del repertorio formal de las primeras series locales TERRA SIGILLATA LOCAL DE TRADICIÓN GÁLICA
fabricadas en la Galia inspiradas en la TSI, que
se verifican en talleres con larga trayectoria como En los registros cronoestratigráficos hispanos
Lyon (Desbat et al., ) y La Graufesenque correspondientes a las décadas centrales del siglo I

50 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

FIGURA 4. Imitaciones de terra sigillata sudgálica firmadas por M.C.R., Asiaticus y Maternus según Romero Carnicero, .

d.C., el repertorio de la cerámica de mesa está casi debió impulsar distintos fenómenos de imitación,
monopolizado por producciones de terra sigillata en un momento en que la romanización está
sudgálica importadas desde los grandes centros alfa- completada o, como en el caso de la mitad norte
reros de La Graufesenque y Montans, que debían peninsular, en proceso de consolidación.
acompañar a productos perecederos como vino y Desde el punto de vista conceptual y, por ende,
cereales de los que no apenas quedan evidencias terminológico, convendría también en este caso
(Morillo, , ). Al igual que sucedió con la evitar el empleo del término “imitaciones” de
TSI, esta presencia masiva de productos foráneos forma generalizada, puesto que resulta sumamente

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 51


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

FIGURA 5. Materiales hallados en el depósito de San Pedro León . cuenco de forma Drag. B. Fondos de plato con
marcas de oficina según Morillo, Martín Hernández, .

difícil distinguir entre producciones elaboradas por (Tricio, Andújar) se encuentran en relación directa
alfareros gálicos emigrados a Hispania y manufac- con el despegue de la producción y comercializa-
turas de imitación de productos gálicos por alfare- ción a escala regional de productos agropecuarios
ros hispanos. Aunque las diferencias tecnológicas de primera necesidad en regiones como el valle del
resultan visibles a simple vista, sólo un análisis Ebro o áreas de la Bética. Con el paso del tiempo, se
arqueométrico, epigráfico y productivo de cada convertirán en los principales centros de fabricación
taller podría aclarar esta cuestión. y abastecimiento de la TSH, aprovechándose de
Algunos de los talleres cerámicos que inician su su papel como centros de ruptura de carga e inter-
andadura con terra sigillata local de tradición gálica sección de las rutas terrestres y marítimo-fluviales.

52 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

A continuación, nos ocuparemos de los prin- Estas producciones, inspiradas claramente en


cipales ejemplos de manufacturas de “imitación” el repertorio clásico de la TSS en formas (copas
gálica, localizados en el valle del Ebro y la Subme- y platos Drag. /, , , ,  y /) y
seta Norte, en zonas interiores lo suficientemente decoraciones, pero realizadas en talleres del norte
alejadas de las grandes vías de comunicación acuá- de la Península Ibérica, fueron definidas por pri-
ticas como para que resultase rentable la fabrica- mera vez por M. V. Romero Carnicero (;
ción local de productos cerámicos en lugar de la , -). Su origen debió tener lugar en época
importación y ulterior trasvase para su transporte de Claudio, perdurando hasta la imposición del
por rutas terrestres. repertorio de la TSH típica a partir de mediados
del reinado de Nerón (Romero Carnicero, ,
; , ). Este fenómeno de imitación está
LAS MANUFACTURAS DEL ÁREA RIOJANA Y LA MESETA representado por alfareros como M. C. R., Asiaticus
NORTE: ¿TSH PRECOZ O PRODUCCIONES DE TERRA y Maternus (Fig. ). Sus productos se difunden
SIGILLATA LOCAL DE TRADICIÓN GÁLICA? por la cuenca del Duero, llegando puntualmente
al valle del Ebro (Romero Carnicero, , ).
A diferencia de las imitaciones peninsulares de Recientemente, esta misma autora ha confirmado
TSI, prácticamente desconocidas hasta hace - a través de análisis arqueométricos la localización
años, la tradición historiográfica española siempre de los centros productores en el área de Tricio
ha dado especial relevancia a la influencia de la (Romero Carnicero, , -).
TSS en el origen de la TSH, lo que se ha traducido En , M. V. Romero Carnicero apuntaba
en una tendencia generalizada a denominar “pro- que este fenómeno de hispánicas “precoces” debió
ducciones precoces” a los primeros balbuceos de ser más frecuente de lo que se suponía: “…es lógico
los talleres hispánicos, especialmente en el ámbito pensar, desde luego, que el panorama se amplíe en
de la Submeseta Norte. Ya hemos apuntado más el futuro con la detección de otros ceramistas y
arriba que emplear esta denominación presupone productos que sumar a los ya conocidos” (Romero
que nos encontramos ante piezas “hispánicas” en Carnicero, , ). Publicaciones posteriores
un sentido productivo, lo que nos lleva a con- han confirmado este panorama, señalando la pre-
siderarlas directamente precedentes de la TSH sencia de producciones con diferentes tipos de
clásica, cuando en realidad debemos clasificarlas pasta y engobe, cuya característica general es la
como imitaciones de TSS desde el punto de vista imitación de TSS (Pérez González, , -
de la fabricación. , fig. , lám. ; Blanco García, Juan Tovar,

FIGURA 6. Vaso de forma Drag. procedente del depósito de San Pedro León según Morillo, Martín Hernández, .

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 53


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

; Sáenz, , -; Romero Carnicero, forma concreta, corresponde a modelos de los
, -, fig. ). La composición decorativa ejemplares gálicos del periodo claudio-neroniano
también es distinta de unos a otros casos, lo que (Fig. , ). Resulta perfectamente apreciable la
la autora citada relaciona más con el empleo de acanaladura en el apoyo del pie, al igual que su
diferente materia prima que con la existencia de borde abierto y exvasado y su perfil carenado.
distintos centros productores, inclinándose por el Presenta una decoración original compuesta por
ámbito riojano como epicentro de los diferentes dos frisos, el primero con motivos animalísticos
talleres (Romero Carnicero, , -, fig. y antropomorfos, en lo que parece tal vez una
). Sin embargo, no descarta que existieran otros representación cinegética. El friso inferior está
centros. Sáenz (, ), plantea la existencia compuesto por un motivo de bastoncillos herbados
de varias manufacturas regionales en la mitad dispuestos en forma de cruz de brazos irregulares
norte peninsular, entre las que se encontrarían y círculos en los que se insertan hojas y elementos
las piezas de Cinnamus de Herrera de Pisuerga vegetales. Este motivo vegetal no se ha identificado
(Pérez González, , -) y un conjunto de entre las manufacturas gálicas originales y entre
Conimbriga firmado por alfareros no constatados las imitaciones de sigillata gálica de la Meseta. Sin
en TSS (Comfort, , ). embargo, el análisis actualmente en curso de la
Recientes hallazgos realizados en la capital sigillata y producciones locales halladas en León
leonesa, vinculados al campamento de la legio VI (Morillo, Morais, ), ha permitido reconocer
victrix, nos llevaron a plantear la hipótesis de la este motivo y otros muy semejantes entre un con-
existencia de otro foco productivo más dentro de junto muy característico de piezas halladas en el
las producciones “de imitación” de TSS (Morillo, campamento de Léon.
Martín Hernández, , -). Las excava- Los dos fondos de plato recuperados en el
ciones desarrolladas por V. García Marcos en  depósito de San Pedro, ambos con características
en el depósito de San Pedro, cuya cronología de muy semejantes a las de las piezas anteriormente
amortización se extiende entre el  y el / descritas, presentan marcas de taller (Morillo, Mar-
d.C. (Morillo, , ; Martín Hernández, , tín Hernández, , ) (Fig. , ). En el primer
-), permitieron recuperar cuatro recipientes caso, se trata de un sello retrógrado inserto en una
que podemos adscribir a terra sigillata de tradición cartela rectangular, en el que se puede leer tres
gálica (Fig. ). Tres de ellos, un cuenco de la forma letras, tal vez [ ]. La segunda marca, también
Drag. B y dos fondos de platos, uno indeter- en cartela rectangular con ángulos redondeados,
minado y otro una posible Drag.  o Drag. , tampoco resulta fácil de leer. Se puede interpretar
presentaban rasgos productivos muy semejantes, tal vez como [O·EA] o [O·F_A]. Ninguna de ellas
con pastas de cocción oxidante de color naranja ha podido ser hallada en el repertorio de alfareros
intenso, bien decantadas y con algunos desgrasantes conocidos. Pero pueden ser puestos en relación
blancos de reducido tamaño. Muy característi- directa la marca inédita hallada sobre al menos
cos son los engobes, anaranjados y de muy baja  ejemplares de terra sigillata procedentes de
adherencia, de calidad claramente inferior a los León en la que Fernández Freile ha querido leer
ejemplares gálicos originales, que se pierden en las [OF·FA·AE] (; , -), procedentes sin
zonas más expuestas de una manera semejante al duda del alfar de La Cereceda (Arenzana de Abajo,
engobe característico de la terra sigillata hispánica La Rioja (Fernández Freile, , -).
tardía. Dos de ellos presentan además marcas de La presencia de un número creciente de ejem-
alfareros inéditos. plares con rasgos productivos muy semejantes entre
La gran fuente Drag. B, el único ejemplar de sí, además de una marca no documentada hasta el
la mencionada intervención que ha proporcionado momento fuera de León y decoraciones particula-
res, nos llevaron a plantear una posible producción
6. Esto ha llevado a clasificar erróneamente en algunos local de tradición gálica en el campamento de la
informes de excavación de la ciudad de León este tipo legio VI victrix en León en contextos de mediados
de piezas como recipientes de TSHT. del siglo I, hipótesis que debemos descartar. La

54 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

existencia de ejemplares hasta ahora inéditos en Meseta Norte, y en momentos en que la cerámica
la zona de Tricio (La Rioja) con características romana de mesa se ha convertido en un objeto de
productivas y decorativas muy semejantes a los uso habitual, que es imitado por alfareros autóc-
recipientes leoneses que acabamos de describir, tonos a un coste inferior.
nos llevan a plantear esta zona como origen de estas
producciones de terra sigillata local de tradición
gálica, que no son capaces de alcanzar la calidad PRODUCCIONES DE IMITACIÓN DE SIGILLATA EN CERÁ-
de las producciones galas originales, especialmente MICA VACCEA
a causa del engobe de inferior calidad.
Otro de los ejemplares hallados en el depósito Las excavaciones desarrolladas por el equipo
de San Pedro es un cubilete decorado de la forma dirigido por M. Retuerce, D. Lucendo y T. Torres
Drag.  (Fig. ), que presenta unas características en el solar de “La Casona” en Montealegre de
muy diferentes a los anteriores, con una pasta de Campos (Valladolid) durante los años -
coloración rosada, con abundantes desgrasantes han permitido identificar un asentamiento romano
blanquecinos, que confieren a la pasta un tacto sobre un antiguo oppidum vacceo. La estratigrafía
poroso y numerosas vacuolas en la superficie. El del yacimiento se encontraba profundamente alte-
engobe es de baja calidad y escasa adherencia, de rada por estructuras negativas (hoyos) y muros de
color rojo intenso, perdido en muchas zonas. Se época plenomedieval y moderna, lo que hacía casi
ha podido reconstruir la ornamentación completa imposible la identificación de niveles arqueológicos
del vaso, consistente en una franja central con una intactos. Sin embargo, el conjunto de materiales
guirnalda de hojas vegetales, posiblemente de parra, romanos recuperados, aunque se encontraban
y dos pequeñas franjas que la flanquean, la superior mezclados con los prerromanos, medievales y
decorada con una hilera de rosetas y la inferior con modernos, permiten remontar la fase romana a un
motivos vegetales. No hemos localizado un léxico momento en torno al cambio de Era.
decorativo idéntico en las producciones gálicas Entre los materiales más antiguos de este
o hispánicas de imitación. Sus perfiles, bastante periodo se recuperaron varias piezas muy particu-
homogéneos, con bordes pequeños y bien deli- lares que permiten confirmar la existencia de una
mitados, múltiples acanaladuras y molduras en la producción hasta ahora muy poco conocida. Se
cara interna nos remiten a una variedad tipológica trata de un interesante conjunto que comprende
cuya cronología podría situarse aproximadamente dos variantes morfológicas de copas muy bien
entre el  y el / d.C.. diferenciadas y cuyas características formales res-
ponden a formas de terra sigillata itálica o gálica
(Fig. ). Cuatro de ellas se inspiran en la Consp.
 o Ritt. , copa de perfil troncocónico y labio
TALLERES CON TECNOLOGÍA INDÍGENA: INFLUEN- vertical. Los otros dos ejemplares imitan la forma
CIAS E IMITACIONES DE SIGILLATA Consp.  o Drag. , copa de perfil biconvexo
muy bien tipificada. La cronología, tanto de los
Un segundo grupo de producciones se ajus- prototipos itálicos originales, como de las variantes
taría de mejor manera al significado semántico fabricadas dentro del repertorio gálico, corresponde
del término imitación, entendiendo por tal “un al periodo tardoaugusteo-tiberiano (Ettlinger et al.,
objeto que imita o copia a otro, normalmente , ; Genin et al., , ).
más valioso”. Nos encontramos ante diferentes Ambos tipos se inspiran en modelos propios
fenómenos de imitación de radio local o regional, del servicio de TSI y TSG, sin que podamos por
en regiones que cuentan con una potente tradición el momento discriminar si imitaron las formas
alfarera, como la Bética o el área central de la itálicas genuinas o las producciones gálicas. Piezas
semejantes de imitación se han documentado en la
7. Agradecemos a Pilar Sáenz y a Carlos Sáenz dicha
información inédita. 8. V. Morillo et al. en este mismo volumen.

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 55


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

necrópolis palentina de Eras del Bosque (Carretero, IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA ITÁLICA Y GÁLICA
Guerrero, , -, fig. , grupo XIV; Del EN EL ÁMBITO BÉTICO: EL COMPLEJO PRODUCTIVO DE
Amo, , , fig. , ) y en La Morterona, en “TIPO PEÑAFLOR”
Saldaña (Abásolo et al., , , fig. ,  y ,
), en contextos que se cierran en época de Vespa- Desde finales de los años sesenta (Domergue,
siano. En estas mismas páginas se publican varios ; ) comenzó a hacerse hueco en las clasifi-
ejemplares idénticos procedentes de un vertedero caciones de cerámica romana altoimperial un nuevo
romano hallado en Palencia. Recientemente se grupo de materiales, definidos por un característico
ha publicado un ejemplar de la forma Consp. / recubrimiento de tonalidades comprendidas entre
Ritt.  en la necrópolis de Las Ruedas de Pintia el rojo claro anaranjado y el marrón rojizo, brillante
(Padilla de Duero, Valladolid), datado durante y más espeso en el interior y mate y frágil en la
el periodo claudio-neroniano (Sánz Mínguez, superficie externa, donde adopta el aspecto de un
Velasco, , ). engobe acuoso. Aunque en su primera definición
Sin embargo, los investigadores hasta el (Martínez, , -), el nombre de “cerámicas
momento no han señalado el parentesco tecno- béticas de imitación de tipo Peñaflor” designa un
lógico de estas producciones de imitación con la grupo cerámico caracterizado por un repertorio de
cerámica tardoceltibérica (Sacristán de Lama, , imitaciones de diversas producciones foráneas como
-) o tardovaccea (Blanco García, , la TSI, la TSG, la ARSW, las fuentes de engobe
-), caracterizada por pastas bien depuradas, rojo pompeyano o la cerámica de paredes finas, en
duras y compactas, alisadas al exterior y recubiertas este trabajo nos ceñiremos exclusivamente a las dos
de un “engobe” (en realidad un solución coloidal) primeras, por coherencia con el tema general de la
de color ocre tostado o amarillento. ponencia que desarrollamos.
Nos encontramos ante una imitación de El recorrido historiográfico sobre los estudios
sigillata realizada mediante una tecnología pre- generados por estos productos comienza a ser pro-
rromana en un ámbito donde existe una larga lijo y ha sido sintetizado en varios trabajos centrados
tradición cerámica que perdura en contextos en su análisis global, por lo que no es menester
ya muy avanzados, en plena romanización. Los volver a insistir sobre este asunto (Serrano, ,
prototipos morfológicos originales nos remiten ; Martínez, , -; Bustamante, Huguet,
a un momento tiberiano, momento en el que la , -). En el presente, se ha incremen-
circulación de dichos recipientes en el ámbito tado generosamente la nómina de lugares en los
meseteño debió estimular la copia por parte de que se testimonia la presencia de estas cerámicas,
alfareros locales. Dichas imitaciones perduran dibujando un mapa de dispersión que incorpora
durante las décadas centrales del siglo I d.C., al toda Andalucía, el sur de Extremadura y el borde
menos hasta comienzos del periodo flavio, en meridional de la Meseta, como áreas de distribución
momentos en que las formas originales foráneas estable. Un segundo ámbito de localización es ya
habían ya dejado de circular. claramente periférico e incluye lugares como Septem
El hecho de que se imite la forma y no se Fratres en el norte de África, Ampurias, el pecio
intente emular el llamativo acabado de la sigillata Port Vendres II y Pompeya (Bustamante, Huguet,
implícitamente podría entenderse como un interés , -), a los que se ha unido más recien-
centrado más en la función de los vasos que en el temente otro hallazgo en suelo galo, identificado en
deseo por reproducir su aspecto externo, lo que el lecho del Ródano, a la altura de Arlés (Martin,
indicaría que el cambio en las costumbres culinarias , -). También debe hacerse constar su
estaría calando en la sociedad vaccea. aparición en Alcácer do Sal (Sepúlveda et al., ,
-), indicio que podría indicar una mayor
difusión en Lusitania.
Este aumento significativo de la muestra
conocida hasta la fecha contribuye a demarcar
9. V. Romero Carnicero et al.. un ámbito de comercialización que supera las

56 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

FIGURA 7. Imitaciones de terra sigillata en cerámica vaccea procedentes de Montealegre de Campos Valladolid Foto-
grafía A. Morillo, M. Retuerce y J. Salido).

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 57


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

FIGURA 8. Mapa de hallazgos de imitaciones de terra sigillata del complejo productivo tipo Peña or elaboración propia
a partir de M. Bustamante .

fronteras de la antigua provincia Baetica, al tiempo Andújar como probable y único centro de pro-
que ilustra sobre el papel importante que desem- ducción, merced a los análisis de pastas realizados
peñaron estos productos en los usos cerámicos del por M. Picon. Esta propuesta fue aceptada por
Mediodía peninsular durante la primera centuria E. Serrano (, ) en su estudio sobre un
de la Era (Fig. ). Sin embargo, paradójicamente, conjunto de materiales aparecidos en el Cerro de
este aumento cuantitativo de la información no los Castillones de Campillo y otros yacimientos
ha servido para resolver definitivamente la carac- malagueños, con la consideración de que su zona
terización técnica y productiva de este grupo y de dispersión coincidía a grandes rasgos con la de
permanecen más vigentes que nunca muchas de las los productos de Andújar y sus talleres satélite.
interrogantes que se ciernen sobre estos materiales Poco después, F. Martínez (, -) plantea
desde que se realizara su identificación. Dado que el papel de Celti-Peñaflor como principal foco
esta especie cerámica no constituye el objeto único emisor, amparado en el hecho de que este yaci-
de estudio en este trabajo, no entraremos aquí en su miento ocupa una posición central en el mapa de
análisis pormenorizado pero sí nos parece obligado distribución del momento, circunstancia a la que
proceder a su contextualización en el marco general había que sumar un gran volumen de materiales,
de las imitaciones de terra sigillata extrapeninsular, una mayor variedad formal y la presencia de ejem-
intentando sintetizar las cuestiones que permane- plares pasados de cocción. Una década después, las
cen sin resolver y las posibles vías de análisis: impresiones de F. Martínez serán sancionadas por
F. Amores y S. Keay (), apoyándose en los
LOS CENTROS DE PRODUCCIÓN mismos argumentos y abundando en la aparición
de ejemplares con defectos de cocción hallados
La primera hipótesis publicada sobre su origen en superficie, en el área industrial extramuros
se debe a F. Mayet (, I, ), quien apunta a ubicada junto al Guadalquivir. Aportaciones más
recientes del propio S. Keay y A. Romo (a y
10. En realidad, la primera propuesta en este sentido
debe atribuirse a N. Sotomayor, quien la desarrolla en ducida en Andújar, Barcelona) que conocemos a través
una tesis de Licenciatura inédita (Cerámica común pro- de su cita en otros trabajos (Ruiz, , ).

58 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

b) vuelven a hacerse eco de los mismos plan- de producción relacionada con el alfar del Jardín
teamientos aportando, en esta ocasión, el resultado de Cano, en el Puerto de Santa María (López
de láminas delgadas sobre fragmentos hallados en Rosendo, , ). Según los datos publicados,
la excavación de Celti que identifican dos tipos de la producción que se documenta en este taller se
pasta (Attree et al., , -). El primero y corresponde con la forma Martínez I b (López
más abundante corresponde a un grupo tipificado Rosendo, , , fig. ).
por la asociación “cuarzo-caliza-foraminífera”, que Recientes trabajos de P. Ruiz ( y )
se identifica no sólo en las piezas de imitación que retoman la propuesta de una producción de estas
analizamos sino también en cerámica fina ibérica, cerámicas en Andújar. En ellos, el citado autor
cerámica bruñida a torno, cerámica común, ánforas aísla una serie de rasgos técnicos singulares que
turdetanas, ánforas Haltern , Dressel -, Dressel parecen caracterizar las series isturgitanas, como
 e imitaciones de rojo pompeyano. Este grupo la observación de un trabajo de alisado/bruñido
no es incoherente a nivel descriptivo con la base de la superficie interna previo a la cocción y una
geológica del entorno de Peñaflor pero no se han conformación menos angulosa de los perfiles en
realizado análisis de arcillas locales que ratifiquen la unión del fondo con la pared (Ruiz, ,
la correlación. El segundo grupo es similar al ). Asimismo, se hace mención a su hallazgo
anterior, si bien está ausente la foraminífera, por lo en contextos de rechazo, donde aparece con piezas
que no puede descartarse un lugar de procedencia de desecho de las producciones pintadas ibéricas
más distante (Attree et al., , ). Con esta y cerámicas comunes que ilustran los primeros
pasta se realizaron, además de imitaciones de terra momentos de actividad de los talleres jiennenses
sigillata, cerámica ibérica fina e imitaciones de rojo (Ruiz, , ).
pompeyano. Así las cosas, en una reciente caracterización
Con el importante aumento del registro de general de esta especie cerámica, M. Bustamante
estos materiales en otros lugares comienza a dibu- y E. Huguet (, -) consideran probada
jarse el panorama de una mayor diversificación la producción de estas cerámicas en Celti, Isturgi y
de los centros productores. De este modo, obser- Corduba, al tiempo que apuntan la posibilidad de
vaciones técnicas sobre un producto inacabado su fabricación local en Emerita y la bahía de Cádiz.
– un ejemplar hallado en Córdoba desprovisto de A tal efecto, distinguen cuatro grupos tecnológicos
barniz – inducen a S. Vargas y M. Moreno (, que podrían corresponder a otros tantos centros
) a proponer la posibilidad de su fabricación en productores, si bien no se indica la procedencia
la capital bética. Otro caso similar sería el hallazgo de los materiales que amparan esta diferencia-
en Mérida de un pequeño fragmento que presenta ción, apunte que resultaría imprescindible como
el barniz de la cerámica tipo Peñaflor en el exterior referencia de los centros de producción y muy útil
y en la superficie interna el característico engobe para una caracterización inicial de los materiales
de las producciones emeritenses de paredes finas, identificados en centros de consumo. En nuestra
lo que lleva a J. M. Jerez (, ) a plantear opinión, habría que discernir también si esas diver-
también una posible elaboración de estos productos gencias técnicas de visu se deben a una composición
de imitación en Mérida. Asimismo, se dispone diferenciada de la pasta cerámica o si responden a
de algunas noticias sobre la fabricación de estas un contexto de fabricación poco exigente o en el
imitaciones en la Bahía de Cádiz. A los parcos que imperan unas condiciones tecnológicas poco
datos sobre la identificación de fallos de cocción proclives a producir materiales con un acabado
en la gaditana C/ Sagasta (Mata, Lagóstena, , estrictamente homogéneo. De hecho, las series
), debe añadirse la información más consistente de Isturgi quedarían fuera de dichos parámetros
derivada de su hallazgo en una fosa de desechos por su definición de pasta y barniz (Ruiz, ,
). A este respecto, conviene destacar que los
11. Agradecemos a J. M. Jerez Linde que nos haya pro- últimos análisis realizados sobre los materiales de
porcionado imágenes inéditas de materiales procedentes Andújar ratifican los datos de M. Picon (,
de distintos yacimientos extremeños. ) sobre el sometimiento de estos productos

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 59


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

a una cocción de tipo A (reductora-oxidante), asegurarlo. Un detalle común a estas dos ciudades
poniendo de manifiesto el empleo de unas arcillas y que nos parece llamativo por su singularidad en
semejantes a las que se usaron en la fabricación de el marco de los numerosos conjuntos materiales
un grupo de TSH de este centro (Madrid, Buxeda, conocidos hasta la fecha es la identificación de
, ), por lo que es el proceso de cocción y, piezas con marca (vid. infra) tanto en Córdoba
por ende, la tipología de los hornos, el factor que (Vargas, Moreno, , -) como en Mérida
determinaría la diferencia del producto final. No (Jerez, , lám. ).
deja de ser interesante, por razones sobre las que
volveremos después, que estas cerámicas respondan SECUENCIA PRODUCTIVA Y ARTICULACIÓN CENTROS
a un mismo patrón de caracterización tecnológica DE PRODUCCIÓN-CENTROS DE CONSUMO
que las cerámicas pintadas de tradición ibérica, las
cerámicas de paredes finas y las lucernas fabricadas El escenario de una fabricación de cerámicas
en el centro jiennense (Ruiz, , ). de “tipo Peñaflor” en varios lugares conduce de
El panorama que sucintamente hemos expuesto manera inmediata a formularse algunas preguntas.
permite concluir que, hasta el momento, los úni- En primer lugar, podríamos interrogarnos sobre
cos lugares donde estos materiales se identifican la existencia de un centro matriz que represente
en contexto productivo son Andújar y el Puerto el arranque de la producción de estas cerámicas
de Santa María. La fabricación en Celti-Peña- de imitación de terra sigillata extrapeninsular
flor parece bastante probable si se atiende a los o si, por el contrario, se produjo un desarrollo
resultados arqueométricos publicados (vid. sup.) sincrónico en diversos centros productores. Una
y a la variedad del repertorio tipológico pero vía de acercamiento a este asunto es, sin duda, la
seguimos sin tener más indicios productivos que información temporal derivada de la cronología
los materiales con defecto de cocción aparecidos de los perfiles originales que se imitan (Fig. ).
hace años en superficie (Keay, Romo, a, Revisando este parámetro en relación con los
). Además, los dos tipos de pasta identificados centros de producción, se consideró inicialmente
entre el material de Peñaflor aconsejan cruzar los que las formas que reproducen los perfiles más
resultados de las láminas delgadas con el análisis antiguos serían las que integran los subtipos I-II a
de diversas muestras de arcillas procedentes de de Martínez (, , fig. ), un servicio de mesa
su entorno, algo aún pendiente, con el fin de inspirado en la copa Consp. . (tipo Celti )
clarificar definitivamente si se trata del único y el plato Consp. . (tipo Celti a) y que, a
gran centro productor del Medio Guadalquivir o
bien podría haber otros entes productores en este 12. A estos ejemplares se ha añadido más recientemente
ámbito. No debe olvidarse que nos hallamos en otra marca procedente de Baelo Claudia (Bustamante,
una zona de gran arraigo alfarero y que algunos , ), por lo que quizás habría que pensar que la
desgrasantes identificados en las piezas sometidas costumbre del sigillum quizás no sea tan anecdótica
a análisis están presentes de manera natural en como pensamos en esta producción.
un arco regional más amplio, como muestran las 13. Esta equivalencia es la establecida por Keay y Romo
numerosas producciones anfóricas que jalonan el (b, ), mientras que Bustamante y Huguet (,
curso fluvial (Attree et al., , ). ) relacionan este perfil con las formas Consp. -.
Ya en términos de posibilidad habría que plan- Como es obvio, estas propuestas de concordancia tienen
tear su realización en Corduba y Emerita, donde, repercusión en el horizonte cronológico de inicio de las
hasta el presente, los indicadores dados a conocer imitaciones, dado que las copas Consp. . se relacio-
parecen un poco más endebles. El hecho de que nan con una fase augustea temprana (Ettlinger et al.,
ambas capitales hayan proporcionado probadas y , ) mientras que las de forma Consp.  y  se
reiteradas evidencias de industrias alfareras roma- inscriben en fechas medio y tardoaugusteas (Ettlinger
nas haría factible la hipótesis de una producción et al., ,  y ).
de estas imitaciones, pero consideramos que se 14. Nuevamente, las equivalencias entre los referentes
deben esperar argumentos más firmes para poder y sus imitaciones que proporcionan diferentes inves-

60 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

FIGURA 9. Servicios I y II de la tipología de F. Martínez de las imitaciones de terra sigillata del complejo productivo
tipo Peña or a partir de Bustamante, Hugue, .

juzgar por los datos hasta ahora publicados, se ha Por su parte, los datos cronológicos aportados
identificado en Peñaflor y su área inmediata, así para el inicio de esta producción por los vertederos
como en Córdoba (Vargas, , -, fig. de Andújar resultan muy ilustrativos al efecto que
 y ). Manejando la información estratigráfica ahora nos interesa. Las formas elaboradas aquí
proporcionada por las secuencias de Celti, estas se relacionan con los servicios Martínez I-II b y
imitaciones se documentan en contextos de cro- I-II c (Ruiz, , ) (Fig. ) y se acompañan
nología augustea correspondientes a las fases  y estratigráficamente de cerámicas comunes antiguas
 (Keay, Creighton, , ). y pintadas de tradición ibérica inscribibles en los
primeros momentos de actividad del taller, datados
hacia el final de la época tiberiana o principios de
tigadores no coinciden. En este caso, la forma IIa de la época claudia (Peinado, , ). También
Martínez será puesta en relación con el plato Consp. con la forma I b se relacionan las copas halladas
. por Keay y Romo (b, ), de datación medio en el contexto productivo del Jardín de Cano
y tardoaugustea (Ettlinger et al., , ), en tanto que (Puerto de Santa María) (Fig. ), aunque en el
Bustamante y Huguet (, ) vinculan la forma trabajo de referencia se datan en época augustea
con el perfil Consp... (López Rosendo, , ). No obstante, en esta

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 61


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

FIGURA 10. Tabla tipológica de las cerámicas de imitación de terra sigillata del complejo productivo tipo Peña or fabri-
cadas en Andújar según Ruiz, .

62 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

FIGURA 11. Materiales producidos en


el alfar de Jardín del Cano (Puerto de
Santa María según López Rosendo,
.

publicación no se especifican con claridad las respectivamente, ambos de imitación de TSI. El


asociaciones estratigráficas con las que aparece primero ilustra la etapa de mayor difusión de estos
este material, al tiempo que se admite su identidad productos, cuyo arranque tuvo lugar entre el final
morfológica con los ejemplares de Baelo Claudia del reinado de Augusto y la época de Tiberio, con
y algunos contextos funerarios altoimperiales de un espectacular florecimiento en época de Clau-
la necrópolis de Cádiz, por lo que pensamos que dio-Nerón. Para el segundo se propone un marco
podrían corresponder ya a la etapa de eclosión de temporal semejante al anterior que, como aquel,
estos productos en tiempos julio-claudios. Esta perdura durante buena parte del siglo I d.C.. Como
datación, por lo demás, no resulta extraña en el bien apuntan los autores que venimos siguiendo
propio marco de este alfar cuya actividad finalizaría (Vázquez et al., , -, not.), existen
en un momento impreciso de la primera mitad del evidentes relaciones morfológicas entre ambos gru-
siglo I d.C. (López Rosendo, , ). pos y es difícil discernir si las pequeñas diferencias
Conscientes de la importancia de establecer existentes se deben realmente a su relación con
la secuencia cronológica de estas producciones diferentes prototipos itálicos o a la filiación directa
también en los centros de consumo, J. Vázquez, de un grupo respecto al otro. O, quizás, añadimos
F. J. García y J. M. González (, -) nosotros, no hubiera que pensar tanto en un segui-
han diferenciado dos etapas en el conjunto de miento tan fiel de los prototipos itálicos como en
materiales hallado en la necrópolis de Astigi, donde diferentes interpretaciones o formas personales
destaca la ausencia de la facies inicial que acabamos de hacer por parte de determinados alfareros. La
de mencionar (Vázquez et al., , ) (Fig. ). “Segunda serie de imitación”, estaría integrada por
La que estos autores consideran “Primera serie de los servicios I d y I e, formalmente menos definidos
imitación”, estaría compuesta por dos grupos repre- que los anteriores, aunque estos investigadores, al
sentados por los tipos I-II b y I-II c de Martínez, igual que F. Martínez (, ), opinan que las

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 63


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

FIGURA 12. Series de imitación de terra


sigillata del complejo productivo tipo
Peña or identificadas en la necrópolis
de cija según Vázquez et al., .

fuentes de inspiración se han orientado ahora hacia productos de imitación itálica y sudgálica en un
la imitación de TSG, relacionando el servicio I-II d mismo arco temporal.
con las formas Drag.  y  y el I-II e con las for- Otros centros de consumo más alejados del
mas Drag.  y  (Vázquez et al., , , not. área nuclear de la producción corroboran la
). Dentro de esta segunda serie en la necrópolis de secuencia cronológica que acabamos de ver para
Astigi se han hallado varios servicios integrados por las imitaciones de TSI, con la salvedad, por el
copias del plato Drag.  y las copas Ritt.  y . momento, de la ausencia de las formas de inspira-
Como es lógico, este marco de referentes impone ción gálica que integran la segunda serie de imita-
una cronología coherente con la comercialización ciones astigitana. Así, por ejemplo, hemos tenido
de la TSG, lo que posibilitaría su data en fechas oportunidad de comprobarlo en los yacimientos
más avanzadas del siglo I d.C., en coincidencia extremeños de Castrejón de Capote (Higuera la
con la tercera o cuarta generación de colonos, Real) (Zarzalejos, ) y San Pedro (Valencia
que podría datarse a fines del siglo I y durante el del Ventoso) (Berrocal et al., , -)
II d.C. (Vázquez et al., , ). En una de las y, ya en tierras de Ciudad Real, en la ciudad de
tumbas astigitanas analizadas se detecta incluso la Sisapo (Fernández Ochoa et al., , -;
conformación de un servicio de uso “mixto” que Zarzalejos, , -) y su territorio minero
combina piezas de imitación de los servicios c y e, (Zarzalejos et al., , ). En el yacimiento
por lo que parece mostrar la convivencia entre los de Sisapo-La Bienvenida la copa Martínez I b se

64 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

documenta por primera vez en contextos tardo- en Andújar responde al estímulo desencadenado
augusteo-tiberianos y perdura en estratos de cro- por la difusión de las imitaciones del Guadal-
nología neroniana y flavia. En Capote se registran quivir medio. Sus artesanos habrían imprimido
las copas I b y I c en el llamado “depósito B”, un a sus productos un sello personal que se traduce
contexto de amortización ritual en época claudia en detalles técnicos y morfológicos (Ruiz, ,
de una favissa más antigua, relacionada con un ), tratándose en sentido estricto de una “imi-
santuario ad portam que contenía materiales tación” de la imitación. No cabe ver en este caso
realizados entre los años  a.C. y  d.C., esto más vínculo productivo con el área de Celti que el
es, durante los gobiernos de Augusto y Tiberio mero interés por emular materiales de moda en los
(Berrocal, Ruiz, ,  y ). En San Pedro, circuitos regionales de la Bética. No obstante, sería
encontramos las copas I b y I c y el plato II c muy interesante comprobar el impacto comercial
en un contexto votivo que contenía materiales real de esta producción de Andújar con el fin de
fabricados entre Claudio y Vespasiano, siendo el determinar si posee un papel local-comarcal, como
final de este último reinado el momento en que se supone (Ruiz, , ), o si su difusión alcanza
se ha fijado la amortización definitiva del depósito otros lugares más alejados, prefigurando tal vez la
(Berrocal et al., , - y ). órbita del mercado de la TSH isturgitana.
Aunque podríamos seguir añadiendo referencias Como hemos visto a través de los contextos
cronológicas sobre los numerosos yacimientos que funerarios de Astigi, el área celticense mantiene
han acreditado la presencia de las imitaciones de la producción de las imitaciones de terra sigillata
terra sigillata que estamos analizando, estimamos durante la segunda mitad del siglo I y parte de
que la muestra aportada permitiría ya trazar a la siguiente centuria, incorporando al repertorio
grandes rasgos la posible secuencia de esta pro- itálico formas inspiradas en otras producciones
ducción. De este modo, los datos procedentes de importadas como la TSG, así como otras imita-
los centros productores parecen apuntar que el ciones de cronología más avanzada (TSA A, C,
arranque o “invención” de estas imitaciones podría D y cerámica africana de cocina) (Amores, Keay,
haber tenido lugar en el área de Celti-Peñaflor en , ), que permiten inferir un funciona-
plena época augustea. El éxito de su difusión en miento sostenido y muy prolongado para estos
tiempos tardoaugusteos-tiberianos debió estimular talleres. Consideramos que esta realidad es clave
su fabricación en otros talleres, como sería el caso para entender e inscribir estos materiales en su
de Andújar y Puerto de Santa María, a los que contexto productivo. Tal y como han puesto de
posiblemente se añadieran lugares como Córdoba manifiesto M. Bustamante y E. Huguet (,
o Mérida y quizás algunos más en el área bética. ), la imitación de producciones alóctonas será
La etapa julioclaudia constituye el floruit de la el verdadero leitmotiv de estos alfares del Gua-
producción a juzgar por el alcance de su difusión, dalquivir medio, que nunca llegaron a producir
como certifican los hallazgos de Port Vendres II y auténtica TSH. Por tanto, habría que concluir
la zona de Arlés, si bien en ambos casos no debe la inconveniencia de considerar “producciones
despreciarse la posibilidad de que los materiales hispánicas precoces” a estos productos que no
no fueran indicadores reales de comercio sino el cumplen con las características técnicas y deco-
ajuar cerámico de uso cotidiano de los marineros rativas de las producciones clásicas o canónicas
que viajaban en las naves procedentes del sur de de terra sigillata y que no llegan a cristalizar en
Hispania (Martin, , ). producciones de TSH típica. De hecho, parece
Por lo que respecta al fin de la producción de innegable que surgen en un contexto tecnológico
estas imitaciones de terra sigillata, en Andújar se que se limita a emular el aspecto externo y los
trata de una serie bastante efímera que tiene su perfiles de las producciones importadas de terra
momento final hacia el año  d.C., coincidiendo sigillata ignorando las producciones decoradas,
con el despegue definitivo de las producciones muy probablemente por la incapacidad técnica
isturgitanas de TSH (Ruiz, , ). Esta evi- para reproducir los engobes y las decoraciones
dencia pondría de manifiesto que la fabricación a molde.

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 65


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

FIGURA 13. Marcas en cerámicas de


imitación de terra sigillata del complejo
productivo tipo Peña or. 1 y 2. Mérida
según Jerez Linde, . La fotografía
que acompaña al n es cortesía de J.
M. Jerez Linde . 3. Baelo Claudia según
Bustamante, . 4. Córdoba según
Vargas, Moreno, .

Un último asunto por clarificar en el marco de barniz negro aún vigentes en la capital bética
de la organización productiva de estas imitaciones (Vargas, Moreno, , , fig. ). También en
sería el tema de las marcas y su posible significado. Mérida se documenta una estampilla de forma
La muestra conocida hasta el momento es muy subrectangular con una estrella de ocho puntas con
limitada y heterogénea, puesto que está compuesta interpunciones entre los brazos, que se paraleliza
tanto por sellos epigráficos como anepígrafos. con sigilla anepígrafos de la TSI (Jerez, , ,
Entre los primeros se encuentra una cartela rec- lám. , nº ) (Fig. , ). Un sello semejante aun-
tangular con mención en doble línea ACIL/ROP, que con una estrella de seis puntas se documenta
hallada en Córdoba (Vargas, Moreno, , - en Baelo Claudia (Bustamante, , , fig. )
) (Fig. , ) y una estampilla de tendencia (Fig. , ). En el estado actual de conocimientos
circular con CE o GE, procedente de la Alcazaba no es fácil explicar el significado de estos sellos. En
de Mérida (Jerez, , , lám., nº ) (Fig. principio, su reducido número podría hacer pensar
, ). Dentro de las marcas anepígrafas hay que se trata de un uso puntual, sin reflejo en la
que mencionar otro fondo cordobés con cuatro organización productiva, pudiendo tratarse de un
palmetas radiales, que se consideran una reinter- fenómeno imitativo ligado a la propia naturaleza
pretación de las estampillas de las imitaciones emuladora de esta especie cerámica.

66 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

PROBLEMAS DE DENOMINACIÓN Y TIPOLOGÍA falta de referencia al marco cronológico, unida al


empleo de una terminología muy arraigada en el
La práctica totalidad de los estudios interesados marco de las producciones protohistóricas, podría
en esta especie cerámica se hace eco de la larga sembrar nuevamente la confusión. La denomina-
serie de denominaciones diversas con que se ha ción “sigillata itálica local” empleada por S. Keay
calificado esta producción desde que fuera identifi- y A. Romo (a y b) en la monografía
cada. Parecerá una obviedad, pero el nombre que sobre Celti tampoco nos parece adecuada por la
se le aplique debe reflejar la realidad productiva de contradicción que se deriva de la presencia de los
estos materiales y, ciertamente, debería imponerse términos “itálica” y “local” en un mismo título y
con carácter definitivo una denominación única por su validez para designar sólo las piezas presun-
que ponga fin al desconcierto que provoca este tamente producidas en Celti.
asunto en el nomenclátor general de las cerámicas Nuestra opinión sobre este particular está más
hispanorromanas. La terminología implantada a próxima a la posición defendida por J. Vázquez, F.
raíz del trabajo de F. Martínez (), “cerámica J. García y J. M. González (, ), partidarios
bética de imitación de tipo Peñaflor”, trajo apa- de mantener en la denominación el concepto de
rejado el carácter imitador que caracteriza esta “imitación” que poseen estos materiales y parti-
producción en sus diferentes series, al tiempo que cularizar el nombre de acuerdo con la producción
señaló el núcleo de Celti como su zona de origen. imitada: “sigillata de imitación”, “barniz rojo
Una década después, se impuso la segregación pompeyano de imitación”, etc., al que podría
de una parte de la producción, la que emulaba a añadirse el centro alfarero de origen. Quizás fuera
la terra sigillata, y se consideró que debía pasar a conveniente mantener el apelativo “tipo Peñaflor”,
engrosar el ámbito de las “producciones hispanas habida cuenta de su calado en la bibliografía y
precoces” (Serrano, ; Amores, Keay, ). por razones que tienen que ver con el concepto
A nuestro juicio, como ya se ha adelantado más general que rodea estas producciones, surgidas en
arriba, esta nomenclatura no resulta adecuada a este área del medio Guadalquivir e imitadas a su
la naturaleza tecnológica y productiva que se va vez por otros centros béticos o lusitanos. La pro-
conociendo sobre estas cerámicas, alejadas como puesta sería: “sigillata de imitación tipo Peñaflor
están de las características tipificadoras de la terra producida en…” No obstante, la dificultad real
sigillata en acabados y decoraciones. Además, que existe en este momento para identificar en los
como bien advierten M. Bustamante y E. Huguet centros de consumo las producciones salidas de los
(, ), estas producciones siguen presentes distintos talleres quizás hiciera más conveniente
en contextos avanzados del siglo I d.C., momento el empleo de una terminología más general que
en que esta presunta “precocidad” no sería tal ante englobe la pluralidad productiva de esta especie
la producción a gran escala de productos maduros cerámica: “imitaciones de terra sigillata del com-
de TSH protagonizada por los talleres isturgita- plejo productivo tipo Peñaflor”.
nos. Sin embargo, tampoco estamos de acuerdo Tampoco existe unanimidad en la ordenación
con la propuesta de las últimas autoras citadas tipológica de estas producciones. De hecho, dos
de considerar estos materiales bajo el apelativo trabajos recientes escenifican el desencuentro impe-
de “barniz rojo de tradición hispana”, ya que la rante a la hora de ordenar los materiales de esta
especie. Así, M. Bustamante y E. Huguet (,
15. No consideramos necesario reiterar el largo listado ) se muestran partidarias de aplicar la tipología
de nombres propuestos para designar estos materiales, de las producciones que sirven de referencia a estas
al que nosotros mismos sumamos en su día la denomi- imitaciones, mientras que P. Ruiz (, ) pre-
nación de “cerámicas romanas de imitación con barniz fiere hacer uso de la sistematización inicial realizada
rojo” (Fernández Ochoa et al., , ; Zarzalejos, por F. Martínez. En el ánimo de las primeras está
, ). Remitimos a este efecto al repaso crítico de no “enturbiar” aún más el complejo panorama de
las diferentes denominaciones que hacen M. Bustamante estudio de estos materiales en tanto que el segundo
y E. Huguet (,  y ). reflexiona sobre la inconveniencia de aplicar la

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 67


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

ordenación tipológica de las especies originales a perfiles de las copas y platos que llegaban desde
unas imitaciones que no siempre son una réplica Italia, coincidiendo con el momento en que estos
fiel del referente. Nosotros estamos más próxi- productos se afianzan en las ciudades del ámbito
mos a esta última visión y nos decantamos por el bético. Abundando en la constatación de que
mantenimiento de la tipología de Martínez para estos materiales surgen en un entorno alfarero
las imitaciones de TS, añadiendo la referencia del indígena, los análisis arqueométricos aplicados a
perfil itálico imitado en cada caso. La realización de los productos de esta clase elaborados en Andú-
una tipología específica para Celti, integrada en su jar argumentan su inclusión en la misma órbita
última versión por  formas (Keay, Romo, b, productiva que otros materiales con arraigo en las
-), será útil cuando se encuentre referida a la costumbres alfareras locales, ya que acreditan un
excavación del centro de producción, ya que a la sistema de cocción de tipo A (reductor-oxidante)
ordenación formal añadirá el valor de la seriación que comparten con las producciones pintadas de
cronológica interna de este centro. tradición ibéricas, las lucernas, las paredes finas y
las cerámicas comunes antiguas (Madrid, Buxeda,
EL REFLEJO DE LOS HÁBITOS DE CONSUMO Y EL CON- , ). Según el estudio técnico realizado por
TEXTO SOCIOECONÓMICO DE LOS MATERIALES DE P. Ruiz (-, ), los hornos empleados
IMITACIÓN DE TERRA SIGILLATA DEL COMPLEJO PRO- en Andújar estarían directamente vinculados a
DUCTIVO DE “TIPO PEÑAFLOR” las tradiciones técnicas del sustrato productivo
indígena. Una tipología fornácea muy similar se
Una última esfera informativa relacionada con documenta en el otro centro donde se ha consta-
estos materiales es la que se refiere a sus contextos tado la elaboración de estas imitaciones, el Jardín
de producción y uso y a las inferencias de carácter de Cano en el Puerto de Santa María (López
socioeconómico que podrían derivarse de aquellos. Rosendo, , , fig. ). Los artesanos locales
Hasta el momento parece existir cierto acuerdo disponen, pues, de los conocimientos necesarios
en sostener que estas imitaciones surgen y se para tornear piezas similares a las itálicas y repro-
desarrollan en un contexto productivo indígena, ducir con mayor o menor fortuna su característico
hasta el punto que hay quien se muestra partida- recubrimiento rojo, máxime si tenemos en cuenta
rio de considerar estos materiales más como un la arraigada tradición en el sur de Hispania de
epígono de las producciones indígenas de barniz la fabricación de vajillas de engobe rojo (López
rojo que como verdaderas imitaciones de sigillata Rosendo, , ).
itálica (Bustamante, Huguet, , ). De Menos acuerdo se percibe a la hora de encua-
hecho, tanto en el área de Celti como en Isturgi drar estos materiales en un contexto de consumo
(Ruiz, , ) comparten proceso tecnoló- determinado. Desde el cambio de era y durante
gico con materiales como las cerámicas comunes buena parte del siglo I d.C. estas series cerámicas
y las pintadas de tradición indígena, lo que no estarán presentes en numerosos yacimientos de la
impide en modo alguno defender su condición mitad sur peninsular y es imprescindible que nos
de imitaciones de materiales alóctonos. En este preguntemos sobre su papel real. En este sentido,
contexto, los talleres locales, familiarizados como su origen y mantenimiento en Celti ha sido inter-
estaban con las producciones turdetanas oxidantes pretado por algunos autores como un indicador
pintadas y engobadas, comenzaron a emular los de satisfacción para una demanda preferente-
mente itálica, relacionada con la política colonial
16. Remitimos a la problemática que se deriva del esta- y urbanizadora desarrollada en la Bética por César
blecimiento indiscriminado de equivalencias entre las y Augusto (Ruiz, -, ). De aceptarse
imitaciones y los prototipos con los que presuntamente esta premisa, inmediatamente habría que plantear
se relacionan, expuesta en las notas  y . si estas cerámicas tratarían de abastecer zonas con
17. Esta misma solución ha sido adoptada por otros problemas de acceso a los circuitos de distribución
investigadores en trabajos recientes (Cazorla, Celestino, del sur de Hispania. Pero un simple vistazo a los
, ). contextos en que se documentan permite compro-

68 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

bar que esta vajilla de imitación convive con las esté proporcionando alguna pista a este respecto.
importaciones itálicas al menos durante la primera Nos referimos a la presencia importante de copas,
mitad del siglo I d.C. por lo que no cabría hablar interpretadas como indicadores de ceremonias
de problemas de acceso a los productos itálicos. Por de bebida, en el depósito B de Capote (Higuera
citar algunos ejemplos donde se constata la com- la Real, Badajoz) (Zarzalejos, ), el depósito
parecencia de productos importados e imitaciones de San Pedro (Valencia del Ventoso, Badajoz)
podemos mencionar los casos de Carmo (Vázquez, (Berrocal et al., ) y el santuario rupestre de
, -), Colonia Patricia Corduba (Vargas, la Cueva del Valle, en la comarca de La Serena,
), Augusta Emerita (Bello, Márquez, ), no lejos de Cancho Roano (Cazorla, Celestino,
Malaca (Serrano, ) o Sisapo (Fernández Ochoa , ; Celestino, Cazorla, , ). En este
et al., , -), entre otros. último lugar, predominan estas series de imitación
En el lado contrario se situaría la opinión de sobre otras producciones como la terra sigillata o
quienes consideran que los acabados de estos las cerámicas de paredes finas (Cazorla, Celestino,
materiales podrían materializar el interés de los , ), indicio que, unido a otros como la
elementos autóctonos por asimilarse a la sociedad presencia de vasos en miniatura con modelado
romana (Bustamante, Huguet, , ), aunque descuidado o exvotos de barro toscamente ela-
su aparición insistente en contextos funerarios borados a mano, permite recrear un ambiente
de lugares como Carmo o Gades, de los que está cultual de raíz socioeconómica muy diferente al
prácticamente ausente la TSI, hace pensar a las que se generó siglos antes en el cercano santuario
citadas autoras también en una manifestación de Cancho Roano (Celestino, Cazorla, , 
de las reticencias de sus pobladores a abrazar las y ). Los tres casos citados ilustran fenómenos
costumbres foráneas, manteniéndose apegados a religiosos de base popular, por lo que podrían
la tradición del barniz rojo. Sin embargo, hay que abundar en la idea de la posible vinculación de
resaltar que esta costumbre funeraria se documenta estos materiales con grupos sociales no elitistas, si
asimismo en otros lugares donde este componente bien ésta no puede ser por el momento más que
púnico no puede ser valorado como un factor de una hipótesis de trabajo.
autoctonía, como Astigi (Vázquez et al., ) o
Corduba (Vargas, ; Vargas, Moreno, ).
Precisamente, ha sido en la capital provincial
donde se ha documentado con mayor insistencia REFLEXIONES FINALES
este fenómeno, materializado en la presencia de
un “ajuar-tipo” compuesto por juegos de tres, seis En el proceso de aculturación material, las
o nueve piezas, como se constata en las necrópo- sociedades indígenas que van siendo integradas
lis occidental (Camino Viejo de Almodóvar) y dentro de la órbita de Roma reaccionan espontá-
septentrional (La Constancia) (Vargas, Moreno, neamente con copias e imitaciones ante la llegada
, ). Desde luego, no es fácil inferir de de productos foráneos. Por una parte, la propia
estas costumbres funerarias un patrón social o dinámica de las nuevas relaciones económicas y
económico que explique la elección de esta vajilla comerciales impuestas por la metrópoli impulsa la
como ajuar representativo para acompañarse en presencia creciente de elementos de importación,
el tránsito al más allá. En principio, si se analizan que se van convirtiendo en objetos cada vez más
estas cerámicas desde una perspectiva economicista, habituales. Por otra, las comunidades receptoras
es factible sostener que su precio fuera inferior al aceptan dichos bienes primero como símbolo de
alcanzado por los productos de importación, pero prestigio social y, posteriormente, la aceptación
de ahí a plantear que los individuos que eligen este del modus vivendi romano creará el ambiente
menaje pertenezcan a una clase social modesta nos propicio para que se desarrolle una necesidad real
parece entrar en terrenos demasiado especulativos. de consumir determinados productos de impor-
No obstante, la asociación de estos materiales con tación. La dificultad para acceder a estos bienes a
varios hallazgos rituales en territorio lusitano quizás un coste asequible para la mayoría de la población

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 69


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

impulsó el nacimiento de industrias artesanales de Un segundo grupo de manufacturas entraría


todo tipo para emular, en la medida de lo posible, dentro de lo que podemos considerar en sentido
a los grupos privilegiados. Una vez aceptadas y estricto producciones de imitación, dado que se
popularizadas, dichas producciones se convertirán emulan o copian prototipos foráneos con una
en elementos de uso cotidiano. Sin duda, el mundo tecnología en la que resulta reconocible un arraigo
de la cerámica es un campo propicio para observar en el sustrato prerromano. Esta constatación nos
la evolución de este proceso cultural de asimilación permite suponer que sus artífices son alfareros
de usos y costumbres de raíz mediterránea, vehi- de origen hispano. Entre ellas, hoy por hoy son
culado por Roma, la nueva potencia emergente, a perfectamente reconocibles las imitaciones en
partir del siglo III a.C.. Este fenómeno no puede cerámica tardovaccea del centro de la Submeseta
desvincularse de las situaciones dispares generadas Norte y las imitaciones de “tipo Peñaflor” surgidas
por el propio proceso de romanización y sus dife- en los talleres béticos. En el primer caso, los alfa-
rentes ritmos en el territorio peninsular. Tal diver- reros meseteños mantienen sus conceptos técnicos
sidad atañe al sustrato precedente, al momento introduciendo el repertorio formal alóctono. Los
de incorporación de cada territorio a la órbita de talleres béticos, por el contrario, intentan llegar a
Roma, así como la mayor o menor presencia de una síntesis entre los aspectos técnicos y los forma-
gentes itálicas portadoras de usos y costumbres que les. En este sentido no podemos olvidar la larga tra-
en algunos casos supondrían una ruptura radical dición de los barnices o engobes rojos propios del
con la tradición. Tampoco podemos minusvalorar Mediodía peninsular, que proporciona un marco
la existencia de hábitos alfareros prerromanos que tecnológico ideal para emular los característicos
condicionan gustos y ritmos de asimilación a la acabados rojizos de la terra sigillata.
cerámica de mesa importada. Desde el punto de vista metodológico, con-
En consecuencia, nos encontramos ante un sideramos imprescindible que el estudio de las
fenómeno muy complejo que tendrá diferentes imitaciones o producciones inspiradas se realice
respuestas, que son las que detectamos desde el de manera conjunta con el de las producciones
punto de vista arqueológico en los contextos augus- foráneas que les sirven de modelo, algo que en la
teos y julioclaudios del Occidente y Mediodía investigación peninsular se ha realizado en con-
peninsulares. tadas ocasiones. Es decir, es preciso estudiar los
Dentro de las producciones de imitación anali- contextos arqueológicos completos, analizando
zadas en esta aportación se distinguen claramente los porcentajes de cada producción, lo que nos
dos grandes momentos anteriores a la aparición permitiría mensurar el fenómeno de imitación en
de la TSH clásica, tanto en el norte como en el cada caso en sus justas coordenadas. Esto evitaría
sur de Hispania: el primero correspondería a las propuestas un tanto apriorísticas y escasamente
manufacturas militares de Herrera de Pisuerga y fundamentadas que atribuyen un valor sociocul-
León que implican la fabricación local de pro- tural determinado a algo que tal vez no sea más
ductos lisos y decorados de terra sigillata itálica. que un problema de documentación arqueológica.
Una segunda fase estaría representada por las A título de ejemplo, asignar a las producciones
“imitaciones” de terra sigillata gálica (terra sigillata “tipo Peñaflor” un papel como exponente de una
local de tradición gálica), que se desarrollan en las idiosincrasia indígena de raíz tardopúnica puede
décadas centrales del siglo I d.C.. Tal es el caso resultar aventurado sin conocer la difusión real
de las llamadas “producciones precoces” del valle de la cerámica de barniz negro y de la TSI en las
del Ebro y la Submeseta norte, a las que se van mismas regiones y/o contextos.
añadiendo nuevos centros productores (Herrera de Por último, es necesario insistir en que la carac-
Pisuerga, Conimbriga). En ambos casos el factor terización arqueométrica de las diferentes produc-
determinante es la presencia de alfareros foráneos, ciones de imitación tanto en contextos productivos
expertos conocedores de las técnicas de trabajo en como de consumo ayudaría a diferenciar e iden-
sus respectivos lugares de origen, que adaptan al tificar talleres y manufacturas y su difusión real,
“modo de producción” hispano. además de clarificar aspectos relacionados con las

70 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

estructuras de producción y comercialización de Ruiz eds. , El Depósito Alto-Imperial del castrejón


cada una. En algunos casos (“tipo Peñaflor”, terra de Capote (Higuera la Real, Badajoz), Memorias
sigillata local de tradición gálica), dicha caracte- de Arqueología Extremeña , Mérida, pp. - .
BERROCAL, L.; BLECH, M.; MORILLO, A.; RODRÍ-
rización de base está en proceso de elaboración, GUEZ, G.; SALGUERO, A.; ZARZALEJOS, M.
por lo que en un futuro próximo será posible la (2009): “Das Frühkaiseritliche votivdepot von
correlación de los hallazgos con una colección de San Pedro Valencia del Ventoso, Prov. Badajoz .
referencia. Augusta Emerita in der Baeturia und der kult der
Ataecina-Bandue”, Madrider Mitteilungen ,
pp. - .
BLANCO GARC A, P. La cerámica vaccea , F.
Romero Carnicero y C. Sánz Mínguez eds. , De la
BIBLIOGRAFÍA región vaccea a la arqueología vaccea, Valladolid.
BLANCO GARC A, P. J AN TOVAR, L. C.
“Acerca de M.C.R. y otros alfareros hispánicos:
ABASOLO, J. A.; CORTES, J.; PEREZ, F.; VIGHI, A.
marcas y grafitos en terra sigillata hispánica de
Excavaciones en el yacimiento de La Mor- Cauca (Coca, Segovia)”, Boletín de la Asociación
terona, Saldaña (Palencia), Palencia. Española de Amigos de la Arqueología, , pp.
DEL AMO, M. na tumba perteneciente a la - .
necrópolis de Eras del Bosque (Palencia)”, Boletín BURÓN, M. (1997): El Trazado Urbano en las proxi-
del Seminario de Estudios de Arte y Arqueología midades del Foro en Asturica Augusta. La casa
, pp. - . del pavimento de opus signinum, Arqueología
ADROHER, A.; LÓPEZ MARCOS, A. Cerámi- en Castilla y León 2, Valladolid.
cas de barniz negro II. Cerámicas Campanienses , B STAMANTE, M. n nuevo sello geométrico
Florentia Iliberritana II, 7, pp. 11-37. en carámica tipo Peña or localizado en Baelo
ADROHER, A.; CABALLERO, A. Imitaciones Claudia”, Ex officina hispana Boletín 3, pp. 31-32.
de campaniense en el mediodía peninsular. La B STAMANTE, M. H G ET, E. Las cerámicas
cerámica gris bruñida republicana , en D. Bernal Tipo Peña or , en D. Bernal y A. Ribera eds. ,
y A. Ribera eds. , Cerámicas hispanorromanas II. Cerámicas hispanorromanas. Un estado de la
Producciones regionales, Cádiz, pp. - . cuestión, Cádiz, pp. - .
AMORES, F. KEA , S. Las sigillatas de imi- CANTOS, A. (2000): “La terra sigillata itálica del foro
tación tipo Peña or o una serie de hispánicas de Caesaraugusta”, Salduie , pp. - .
precoces , en M. Roca y I. Fernández García eds. , CARRETERO, S.; GUERRERO, J. (1990): “La necópolis
Terra sigillata hispánica. Centros de fabricación y romana de Eras del Bosque Palencia . Nuevos
producciones altoimperiales, Málaga, pp. - . materiales cerámicos , en Actas del II Congreso de
AQUILUE, X.; GARCÍA ROSELLÓ, J.; GUITART, J.; Historia de Palencia , Palencia, pp. - .
(coord.) (2000): La ceràmica de vernis negre dels CAZORLA, R. CELESTINO, S. La Cueva del
segles II i I aC. Centres productors mediterranis Valle Zalamea de la Serena, Badajoz . n santuario
i comercialització a la Península Ibérica, Mataró. rupestre en la comarca de la Serena , Spal 17,
ATTREE, M.; KEAY, S. D. F. CD Apéndice . pp. 207-231.
Descripciones y Análisis de las Pastas Cerámicas , CELESTINO, S. CAZORLA, R. n paisaje
en S. Keay, Creighton y J. Remesal, Celti (Peñaflor). sagrado en la comarca de La Serena Extrema-
La Arqueología de una ciudad hispanorromana en dura)”, T. Tortosa y S. Celestino (eds.), Debate
la Baetica. Prospecciones y excavaciones 1987- en torno a la religiosidad protohistórica, Anejos
1992, Arqueología Monografías, Junta de Andalu- de Archivo Español de Arqueología, LV, Mérida,
cía, Sevilla, pp. - . pp. - .
BELLO, J. R.; MÁRQUEZ, J. Los primeros COMFORT, H. (1977): “Fouilles de Conimbriga IV:
contextos romanos de Augusta Emerita el ver- Les sigillées by Manuela Delgado Françoise
tedero de Los Columbarios , en V. Revilla y M. Mayet; Adilia Moutinho de Alarcão; Fouilles de
Roca (eds.), Contextos ceràmics i cultura material Conimbriga V: La céramique commune locale et
d´època augustal a l´occident romà, Barcelona, régionale by Jorge de Alarcão , American Journal
pp. - . of Archaeology , , pp. - .
BELTRÁN LLORIS, M.; AGUAROD, M. C.; HERNÁN- DESBAT, A. GENIN, M. LASFARG ES, J. Les
DEZ, M. A. M NG EZ, J. A. PAZ, J. A. productions des ateliers de potiers antiques de
Colonia Victrix Iulia Lepida Celsa (Velilla de Ebro, Lyon, 1ére partie: Les ateliers precoces”, Gallia
Zaragoza) III. El “instrumentum domesticum” de , pp. - .
la Casa de los Delfines, Zaragoza. DOMERG E, C. La mine antique de Diógenes
BERROCAL, L.; RUIZ TRIVIÑO, C. (2003): “La cronolo- (Province de Ciudad Real)”, Mélanges de la Casa
gía y sus contextos culturales”, en L. Berrocal y C. de Velázquez 3, pp. 29-91.

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 71


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

DOMERG E, C. La campagne des fuielles GONZÁLEZ FERNÁNDEZ, M. L. De campa-


Bolonia Cádiz , X Congreso Nacional de mento a civitas. La primera fortificación urbana
Arqueología, Zaragoza, pp. - . de Asturica Augusta”, Numantia , pp. - .
ETTLINGER, E. et al. (1990): Conspectus, Conspectus KEAY, S.; CREIGHTON, J. (2001): “Las excavaciones”,
Formarum Terrae Sigillatae Italico Modo Confec- en S. Keay, Creighton y J. Remesal, Celti (Peñaflor).
tae, Bonn. La Arqueología de una ciudad hispanorromana en
FERNÁNDEZ FREILE, B. E. La marca OF - la Baetica. Prospecciones y excavaciones 1987-
FA AE una producción inédita de TSH hallada 1992, Arqueología Monografías, Junta de Andalu-
en Legio”, Cudas , pp. - . cía, Sevilla, pp. - .
FERNÁNDEZ FREILE, B. E. (2003): La época romana KEA , S. ROMO, A. a Las cerámicas sumario ,
en León: aspectos arqueológicos. Estudio arqueo- en S. Keay, Creighton y J. Remesal, Celti (Peñaflor).
lógico de un vertedero romano situado en la calle La Arqueología de una ciudad hispanorromana en
Maestro Copín c/v San Salvador del Nido en la la Baetica. Prospecciones y excavaciones 1987-
ciudad de León, León. 1992, Arqueología Monografías, Junta de Andalu-
FERNÁNDEZ FREILE, B. E. Pautas para el cía, Sevilla, pp. - .
establecimiento de redes de abastecimiento de KEA , S. ROMO, A. b CD. Capítulo . Las
TSH en el campamento de la legio VI gemina: la cerámicas , en S. Keay, Creighton y J. Remesal,
presencia de producciones individualizadas del Celti (Peñaflor). La Arqueología de una ciudad
complejo riojano de Tritium Magallum”, en A. hispanorromana en la Baetica. Prospecciones y
Morillo (coord.), Arquitectura militar romana en excavaciones 1987-1992, Arqueología Monogra-
Hispania II: producción y abastecimiento en el fías, Junta de Andalucía, Sevilla, pp. 31-200.
ámbito militar, León, pp. - . L PEZ ROSENDO, E. El alfar romano altoim-
FERNÁNDEZ OCHOA, C.; ZARZALEJOS, M.; HEVIA, perial del Jardín de Cano (Puerto de Santa María,
P. ESTEBAN, G. Sisapo I. Excavaciones Cádiz, España en el contexto económico de
arqueológicas en “La Bienvenida”, Almodóvar Gades”, Revista de Historia del Puerto , pp.
del Campo (Ciudad Real)”, Patrimonio Histórico- - .
-Arqueología castilla-La Mancha , Villarrobledo. LÓPEZ VILAR, J.; MESAS TORRONTERAS, I.; OTIÑA
GARC A BELLIDO, A. L. Terentius, figlina- HERMONSO, P. Notes sobre la presencia
rius en Hispania de la Legión IIII Macedónica”, d’algunes produccions locals i importades de
Hommages a León Herrmann, Col. Latomus LIV, vernís roig en la Tarraco julio-cl udia , en M. Roca
Bruxelles, pp. - . y J. Principal (eds.), Les imitacions de vaixella fina
GARCÍA Y BELLIDO, A.; FERNÁNDEZ DE AVILÉS, A.; importada a la Hispania Citerior (segles I aC- I dC),
GARCÍA GUINEA, M. A. (1970): Excavaciones y Documenta , Tarragona, pp. - .
exploraciones arqueológicas en Cantabria, Anejos MARTIN, T. Les céramiques sigillées , en
AEspA IV, Madrid. L. Long y P. Picard (dir.), César. Le Rhône pour
GARC A MARCOS, V. Importación de terra mémoire, Actes Sud Musée Départemental Arles
sigillata itálica y producciones locales de tradición Antique, Arles, pp. - .
itálica en la Meseta norte y el Noroeste peninsu- MART NEZ RODR G EZ, F. Las cerámicas
lar , C. Fernández Ochoa y P. García Díaz eds. , béticas de imitación Tipo Peña or bases para el
Unidad y diversidad en el Arco Atlántico en época estudio de un nuevo grupo cerámico de época
romana. III Coloquio Internacional de Arqueología altoimperial , Boletín de la Asociación Española
en Gijón Gijón, , BAR Int. Series 1371, pp. de Amigos de la Arqueología , pp. - .
- . MATA ALMONTE, E.; LAGÓSTENA BARRIOS, L.
GARC A MARCOS, V. Las producciones de (1997): “Ocupación antigua en la Sierra de San
terra sigillata de tradición itálica en el campa- Cristóbal El Puerto de Santa María, Cádiz ,
mento de la legio VI victrix en León”, A. Morillo Revista de Historia de El Puerto , pp. - .
(ed.), Arqueología Militar Romana en Hispania. MÍNGUEZ MORALES, J. A.; SÁENZ PRECIADO, C.
Producción y abastecimiento en el ámbito militar, Imitaciones de cerámica e barniz negro
León, pp. 91-110. campanienses y de terra sigillata en producciones
GENIN, M.; HOFFMANN, B.; VERNHET, A. (2002): autóctonas del valle medio del Ebro , en M. Roca
“Les productions anciennes de la Graufesenque”, y J. Principal (eds.), Les imitacions de vaixella fina
en M. Genin y A. Vernhet (eds.), Céramiques de importada a la Hispania Citerior (segles I a.C.- I
La Graufesenque et autres productions d’époque d.C.), Documenta , Tarragona, pp. - .
romaine. Nouvelles recherches. Hommages à Bet- MADRID, M.; BUXEDA, J. (2011): “Estudio de carac-
tina Hofmann, Archéologie et Histoire Romaine , terización arqueométrica de las producciones
Montagnac, pp. - . cerámicas de paredes finas, de tradición ibérica
GENIN, M. (ed.) (2007): La Graufesenque (Millau, pintadas, de tipo Peña or, lucernas y terra sigillata
Aveyron). II. Sigillées lisses et autres productions, hispánica del centro productor de Andújar , en P.
Santander. Ruiz Montes, Svbvrbia Cretariae. Nuevas lecturas

72 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)


IMITACIONES DE TERRA SIGILLATA EN HISPANIA DURANTE EL ALTO IMPERIO (ÉPOCAS AUGUSTEA Y JULIOCLAUDIA)

en torno a procesos de producción y sustratos MORILLO, A.; MORAIS, R. (2013): “Producciones


productivos en el complejo alfarero romano de Los de terra sigillata local de tradición itálica en el
Villares de Andújar (Jaén), Tesis Doctoral, Univer- campamento de León España , en preparación.
sidad de Granada http -hera.ugr.es.adrastea. PASSELAC, M. Imitations et fabrications de
ugr.es tesisugr .pdf . céramiques fines de type italique en Languedoc
MART N HERNÁNDEZ, E. Cerámica romana de Occidental et Rousillon a la periode tardo-répu-
paredes finas de época julioclaudia en el campa- blicaine et au début de l’empire , M. Roca y J.
mento de la legio VI victrix en León. Los materiales Principal (eds.), 2007, Les imitacions de vaixella
del polígono de La Palomera, León. fina importada a la Hispania Citerior (segles I aC- I
MA ET, F. Les céramiques sigillées hispaniques, dC), Documenta , Tarragona, - .
2 vols., Paris. PEINADO ESPINOSA, M. V. (2010): Cerámicas comu-
MORILLO, A. (1999): Lucernas romanas en la región nes romanas e el Alto Guadalquivir, Tesis Doctoral,
septentrional de la Península Ibérica. Contribución Universidad de Granada.
al conocimiento de la implantación romana en His- P REZ GONZÁLEZ, C. Cerámica romana de
pania, Monographies Instrumentum , Montagnac. Herrera de Pisuerga (Palencia, España): la terra
MORILLO, A. (2002): “Conquista y estrategia: el sigillata, Santiago de Chile.
ejército romano durante el periodo augusteo y P REZ GONZÁLEZ, C. Asentamientos mili-
julio-claudio en la región septentrional de la penín- tares en Herrera de Pisuerga , en C. Fernández
sula ibérica , en A. Morillo coord. , Arqueología Ochoa (coord.), Coloquio Internacional de Arqueo-
Militar Romana en Hispania, Anejos de Gladius , logía: los Finisterres atlánticos en la antigüedad
Madrid, pp. - . (época prerromana y romana), Gijón, pp. - .
MORILLO, A. Abastecimiento y produc- PICON, M. Recherches sur les compositions
ción local en los campamentos romanos de la des sigillées hispaniques. Techniques de fabri-
cation et groupes de production”, en F. Mayet,
región septentrional de la península ibérica ,
Les céramiques sigillées hispaniques, vol. I, pp.
en A. Morillo (ed.), Arqueología Militar Romana
303-317.
en Hispania. Producción y abastecimiento en el
PRINCIPAL, J. RIBERA, A. El material más
ámbito militar, León, pp. - .
apreciado por los arqueólogos. La cerámica fina.
MORILLO, A. Producciones cerámicas milita-
El barniz negro , Manual de cerámica romana del
res en Hispania , en D. Bernal y A. Ribera eds. ,
mundo helenístico al Imperio Romano, III, Madrid,
Cerámicas hispanorromanas. Un estado de la
pp. - .
cuestión, Cádiz, , pp. - .
ROCA, M.; PRINCIPAL, J., (eds.) (2007): Les imitacions
MORILLO, A. Investigación científica y arqueo-
de vaixella fina importada a la Hispania Citerior
logía urbana en la ciudad de León , en J. Beltrán
(segles I aC- I dC), Documenta , Tarragona.
y O. Rodríguez eds. , Hispaniae urbes. Investi-
ROMERO CARNICERO, M. V. Sobre ciertas
gaciones arqueológicas en ciudades históricas, producciones precoces de sigillata en la Península
Sevilla, pp. - . Ibérica los ceramistas Asiaticus y Maternus y
MORILLO, A.; GARCÍA MARCOS, V. (2001): “Produc- nuevos vasos de «M.C.R.”, Boletín del Seminario
ciones cerámicas militares de época augusteo- de Estudios de Arte y Arqueología , pp. - .
-tiberiana en Hispania , Rei Cretariae Romanae ROMERO CARNICERO, M. V. Numancia I: La
Fautores. Acta , Abingdon, pp. - . terra sigillata, Excavaciones Arqueológicas en
MORILLO, A. GARC A MARCOS, V. Importa- España , Madrid.
ciones itálicas en los campamentos romanos del ROMERO CARNICERO, M. V. La recepción
norte de Hispania durante el periodo augusteo de sigillata sudgálica en el Alto Duero: el caso
y julioclaudio , Rei Cretariae Romanae Fautores. numantino , en . Nieto, M. Roca, A. Vernhet y P.
Acta , Abingdon, pp. - . Sciau (eds.), La difusió de la terra sigillata sudgàl-
MORILLO, A. GARC A MARCOS, V. Legio -lica al nord d’Hispania, Monografies Museu d’Ar-
(León). Introducción histórica y arqueológica”, queologia de Catalunya, Barcelona, pp. - .
en Mª P. García-Bellido (coord.), Los campamen- ROMERO CARNICERO, M. V. (dir.) (2012): Producción
tos romanos en Hispania (27 a. C.-192 d. C.). El y consumo de cerámicas de mesa en la Meseta
abastecimiento de moneda, Anejos de Gladius Norte durante el Alto Imperio, Studia Archaeolo-
, Madrid, pp. - . gica 97, Valladolid.
MORILLO, A.; MARTÍN HERNÁNDEZ, E. (2013): “Un ROMERO CARNICERO, M. V.; RUIZ MONTES, P.
contexto cerámico de mediados del siglo I d.C. Los centros de producción de T.H.S. en la
en el campamento de la legio VI victrix en León. zona septentrional de la Península Ibérica , en M.
La intervención de en el depósito de San I. Fernández García y M. Roca Roumens coords. ,
Pedro”, en D. Bernal et al. (eds.), Actas I Congreso Introducción al estudio de la cerámica romana:
Internacional de la SECAH, Cádiz, pp. - . una breve guía de referencia, Málaga, pp. - .

MONOGRAFIAS EX OFFICINA HISPANA II, TOMO I, 2014 73


CARMEN FERNÁNDEZ OCHOA, ÁNGEL MORILLO CERDÁN Y MAR ZARZALEJOS PRIETO

R IZ MONTES, P. - ndices de indige- cación y producciones altoimperiales, Málaga,


nismo y romanización en el complejo artesanal pp. 231-233.
de Los Villares de Andújar Jaén , Cvdas - , SERRANO RAMOS, E. Producciones locales
pp. - . e importaciones en la Malaca romana del siglo
RUIZ MONTES, P. (2011): Svbvrbia Cretariae. Nuevas III a.C. al VII d.C.”, Mainake VII, pp. - .
lecturas en torno a procesos de producción y SCHNURBEIN, S. von (1977): “Die Produktion der Hal-
sustratos productivos en el complejo alfarero tener Topferein”, Rei Cretariae Romanae Fautores.
romano de Los Villares de Andújar (Jaén), Tesis Acta VII- VIII, pp. - .
Doctoral, niversidad de Granada http -hera. VARGAS, S. A modo de revisión. Los con-
ugr.es.adrastea.ugr.es tesisugr .pdf . textos cerámicos augusteos en Colonia Patricia
R IZ MONTES, P. Cerámicas tipo Peña or Corduba , en V. Revilla y M. Roca eds. , Contextos
del Alto Guadalquivir , en D. Bernal y A. Ribera ceràmics i cultura material d´època augustal a
(eds.), Cerámicas hispanorromanas II. Produccio- l´occident romà, Barcelona, pp. - .
nes regionales, Cádiz, pp. - . VARGAS, S. MORENO, M. Nuevas perspec-
R IZ MONTES, P. na serie de cerámicas tipo tivas para el estudio de la cerámica de imitación
Peña or producida en los Villares de Andújar , en tipo Peña or en la Colonia Patricia Corduba”, en
D. Bernal et al. (eds.), Hornos, talleres y focos de Figlinae Baeticae. Talleres, alfareros y produccio-
producción alfarera en Hispania. I Congreso Inter- nes cerámicas en la Bética romana (ss. II a.C.-VII
nacional de la SECAH, vol. II, Cádiz, pp. - . d.C.), BAR , Oxford, pp. - .
SACRISTÁN DE LAMA, J. D. La Edad de Hierro VÁZQUEZ PAZ, J.; GARCÍA FERNÁNDEZ, F. J.; GON-
en el valle Medio del Duero. Rauda (Roa, Burgos), ZÁLEZ PARRILLA, J. M. Las cerámicas
Valladolid. romanas de imitación tipo Peña or y los inicios
SACRISTÁN DE LAMA, J. D. - Sobre la de Astigi (Écija, Sevilla)”, Spal , pp. - .
formación de los conjuntos cerámicos tardocelti- ZARZALEJOS, M. Arqueología de la región
béricos , Zephyrus I - L, pp. - . sisaponense. Aproximación a la evolución histórica
SÁENZ, P. Las primeras producciones de del extremo SW de la provincia de Ciudad Real
sigillata hispánica. Asiaticus y M.C.R.; dos alfare- (fines del siglo VIII a.C.-siglo II d.C.). Tesis Doctoral
ros precoces en Bilbilis Calatayud, Zaragoza , microfilmada , Ediciones de la niversidad
Salduie , pp. - . Autónoma de Madrid, Madrid.
SANZ MÍNGUEZ, C.; VELASCO VÁZQUEZ, J. (eds.) ZARZALEJOS, M. (2003): “Las producciones de
(2003): Pintia. Un oppidum en los confines orien- TSH precoz. Las sigillatas de imitación de tipo
tales de la región vaccea, Valladolid. Peña or , en L. Berrocal y C. Ruiz eds. , El
SEP LVEDA, E. FERREIRA, M. DA MATA, V. Depósito Alto-Imperial del castrejón de Capote
O espólio cerâmico romano do Alto de São (Higuera la Real, Badajoz), Memorias de Arqueo-
Miguel Alcácer do Sal intervenção arqueológica logía Extremeña , Mérida, pp. - .
urbana de emergencia , Revista portuguesa de ZARZALEJOS, M.; FERNÁNDEZ OCHOA, C.; ESTE-
Arqueologia 11(2), pp. 271-300. BAN, G. HEVIA, P. El paisaje minero anti-
SERRANO RAMOS, E. Imitaciones de cerá- guo de la comarca de Almadén Ciudad real . Nue-
mica aretina procedentes de yacimientos arqueo- vas aportaciones sobre el territorium de Sisapo”,
lógicos malagueños , Mainake , pp. - . en A. Orejas y Ch. Rico eds. , Minería y metalur-
SERRANO RAMOS, E. (1999): “Producciones his- gia antiguas. Visiones y revisiones. Homenaje a
pánicas precoces , M. Roca y I. Fernández García Claude Domergue, Casa de Velázquez, Madrid,
(eds.), Terra sigillata hispánica. Centros de fabri- pp. - .

74 ATAS DO II CONGRESSO INTERNACIONAL DA SECAH (BRAGA, 2013)