Você está na página 1de 12

Cuaderno:

Escrito:
Sumilla: Demanda

Señor Juez del Juzgado Especializado en el Laboral de Lima


LUIS ENRIQUE MARTIN REYES ALZAMORA con domicilio real en SAN JUAN DE AMANCAES MZ
46 LOTE 12 distrito del Rimac, y domicilio procesal en la Casilla 12780 del Poder Judicial y
Casilla Electrónica N° 1685 con el debido respeto, digo:

I. Petitorio
Que al amparo del artículo 2 inciso 1 de la Ley 29497, interpongo demanda principal de
RECONOCIMIENTO DE RELACION LABORAL A PLAZO INDETERMINADO POR INAPLICACION DE
CONTRATOS DE LOCACION DE SERVICIOS e INEFICACIA de CONTRATOS ADMINISTRATIVOS
DE SERVICIOS y como PRETENSIONES ACCESORIAS el pago de: ASIGNACIONES ESPECIALES,
ESCOLARIDAD, GRATIFICACIONES, ASIGNACION FAMILIAR, VACACIONES, INDEMNIZACION
VACACIONAL, BONO JURISDICCIONAL, BONO EXCEPCIONAL, CUSTODIA DE CTS, INTERESES Y
COSTOS, contra el PODER JUDICIAL, debiendo notificarse a su Procuraduría en la Av. Petit
Thouars N° 3943, San Isidro.

II. Fundamentos de los Hechos


1. Que, en virtud a la existencia de la Ley 26586, inicie labores para la demandada desde el
16.02.2008 mediante contratos de locación de servicios, realizando labores de Seguridad
y Vigilancia, procediendo a llenar mi ficha de ingreso con mis datos personales y
familiares en la Gerencia de Personal del Poder Judicial.
1.1 Dentro de dicha relación brinde una prestación personal, pues las funciones eran
realizadas por mi persona de manera exclusiva y subordinada por la propia naturaleza
de la función contratada con un horario de trabajo de las 07:00 a.m. a 07:00 p.m. que
solo puede ser realizarlo por trabajadores con responsabilidad y a exclusividad y no
por terceros ajenos, mas aunque mi trabajo era directamente con el Gerente General.
1.2 Por ello recibía diversas indicaciones de manera verbal para el desempeño de mis
funciones lo que acredita la subordinación, que se infiere también de la propia clausula
tercera del contrato civil firmado a lo largo de la relación por SNP.
1.3 En cuanto a la remuneración la misma consistió al inicio en la cantidad mensual de SI
950.00 por la labor prestada a favor del demandado manteniéndose la misma en el
tiempo, entidad quien me aperturó una CUENTA DE AHORROS en el Banco de la
Nación como a todos los servidores del Poder Judicial.
2. Para enero de 2009 el gobierno dispuso que todos los servidores del régimen SNP debían
vincularse vía Contrato Administrativo de Servicios, por lo que se sustituyó mi contrato
por el del Régimen CAS, celebrando diversos contratos hasta la actualidad, realizando las
mismas funciones de con el mismo sueldo que tuve el 2008.
3. En cuanto al CAS al que se me sometió debe tenerse en cuenta, que por más que el
Estado, mediante normas posteriores a la existencia del hecho generador de la relación
laboral, reconozca a los trabajadores normas de índole laboral, ello no debe limitar los
derechos que ya entraron en la su esfera. Teniendo en cuenta que me encontraba
realmente sujeto a un contrato de trabajo a tiempo indeterminado, la suscripción
posterior del CAS, implicó desmejorar mi situación laboral, y si bien el Tribunal
Constitucional mediante sentencia N° 002-v 2010- PI-PTC, publicada e! 20.09.2010
declaró que el Régimen CAS resulta compatible con el marco constitucional dicho
pronunciamiento es vinculante a partir de su fecha de publicación conforme a los
artículos 81 y 82 del Código Procesal Constitucional.
3.1 Desde agosto de 2013 mediante concurso de méritos realizo las funciones de
ASISTENTE ADMINISTRATIVO, en el Gabinete Técnico del Consejo Ejecutivo del Poder
Judicial, ganando a la fecha la cantidad de S/.2200.00
4. En ese sentido, los efectos del CAS no pueden tener carácter retroactivo en perjuicio del
trabajador cuya relación labora! se encontraba acreditada y se inició con anterioridad a
la vigencia de dichos regímenes lesivos e inaplicables por existencia de ley más
favorable, pues el derecho ya había nacido y SOLO se necesitaba una sentencia
declarativa de derechos y no constitutiva. En tal sentido cualquier estipulación
contractual dispuesta por el demandado para limitar mis derechos laborales debe
tenerse por no puesta y entenderse en ese caso como limitativa a mis derechos laborales
irrenunciables.
5. Asimismo dicho criterio sobre el Régimen del Contrato Administrativo de Servicios ya fue
superado por el propio Tribunal en el EXP. N° 01154-2011-PA/TC en el caso LUZ MERY
HUANCA con COFOPRI Huánuco de fecha 13.12. 2012 en el que se varió el criterio y se
ordenó la reposición vía proceso de Amparo de un servidor CAS que previamente se
había vinculado vía SNP, de lo que se colige que este es el criterio del Tribunal que se
encuentra vigente y que consiguientemente el Juzgador debe aplicar.
6. Habiendo entonces realizado labores de naturaleza permanente y sin embargo fui
obligado a celebrar un contrato civil debe entenderse que todos aquellos contratos
civiles o administrativos de servicios y las cláusulas que hubiera celebrado para
mantener el empleo en contra de mi derecho a un contrato laboral no me son aplicables.
7. Durante la vigencia de mi relación laboral vía Servicios No Personales y el Contrato
Administrativo de Servicios no se pagaron lo dispuesto en Asignaciones especiales,
Escolaridad, Vacaciones, Gratificaciones, CTS, Asignación Familiar, que me correspondían
como a todos los trabajadores del Poder Judicial que cumplían los requisitos dispuestos
en cada una de las normas con la salvedad que en la vinculación CAS se me otorgaron
vacaciones y gratificaciones claro que en un menor monto desde el año 2012, y que en la
liquidación se han descontado.
8. En cuanto a los Asignaciones especiales como consecuencia de las contrataciones lesivas
a mis derechos, la demandada NO adiciono ello a mi remuneración, que fueron
obtenidos por la clase trabajadora del Poder Judicial y que se concretaron en el Decreto
Supremo 045-2003EF en la cantidad de S/100.00, el Decreto Supremo 016-2004 EF por la
suma de S/ 120.00, el Decreto de Urgencia 017-2006 por la suma de S/ 100.00 y lo
dispuesto en la Ley 29142 por la suma de S/100.00, que en total ascienden a la suma de
SI 420.00 los que deberán reintegrarse desde el momento de la celebración del primer
contrato. Adicionalmente desde mayo del año 2012 con la aprobación de la nueva escala
remunerativa del Poder Judicial se incrementó en SI. 402.00 el ingreso de haber básico a
todo servidor.
9. En cuanto al Bono Excepcional, se otorgó por UNICA VEZ a todo servidor del Poder
Judicial la asignación de SI 600.00 y que corresponde que se me reintegre dicho monto
pues como consecuencia de la relación laboral encubierta no se me pago el mismo y de
declararse la relación a plazo indeterminada es evidente que corresponde este concepto.
10. En cuanto al Bono Jurisdiccional, el mismo se constituye como una entrega mensual de
naturaleza permanente y de libre disponibilidad a los servidores del Poder Judicial desde
el Presidente hasta el servidor con el menor nivel y que como consecuencia de los
regímenes contractuales no se me pagó por lo que corresponde su pago de acuerdo a la
escala vigente y que si bien no se detalla el monto debe entenderse que debe pagarse el
mínimo dispuesto en la resolución administrativa.
10.1 El Bono reclamado debe otorgarse en aplicación de la Resolución Administrativa
305-2011 P-PJ, de fecha 31.08.2011 pues con fecha 29.02.2008 la Presidencia del
Poder Judicial emitió la resolución Administrativa N° 056-2008-P/PJ, en la que se
aprobó un nuevo reglamento para el otorgamiento de la bonificación por Función
jurisdiccional dejando sin efecto el reglamento que había sido aprobado por
Resolución Administrativa N° 193-99-SE-TP-CME-PJ,sin embargo la misma fue
declarada nula, pues con dicha resolución administrativa se le otorgó al personal
administrativo, un bono jurisdiccional mayor que al personal jurisdiccional, por lo
que el Sindicato Único de Trabajadores del Poder Judicial interpuso una demanda de
Acción Popular ante la Primera Sala Laboral de Lima, EXP. N° 192-2008, a fin que se
declare la inconstitucionalidad e ilegalidad de dicha resolución por arbitraria y
discriminadora.
10.2 Es así que la Primera Sala Laboral Permanente de Lima, mediante sentencia de fecha
20.10.2009 declaró fundada la Acción Popular, la que fue apelada y se elevó ante la
Sala de Derecho Constitucional y Social Permanente de la Corte Suprema, la que
mediante resolución de 07.10.2010 confirmó la sentencia en todos sus extremos. En
dichas resoluciones se estableció que el nuevo reglamento del bono por función
jurisdiccional y su anexo a expedirse conforme a lo dispuesto en dicha resolución
tendrá efecto retroactivo desde el 29.02.2008, fecha que tuvo la resolución
Administrativa de la Presidencia del Poder Judicial N° 056-2008-P/PJ que aprobaba el
derogado reglamento y su anexo y que modificaba desde ese momento lo
establecido en la Resolución Administrativa de la Presidencia del Poder Judicial N°
191-2006- P/PJ, ello de conformidad a lo establecido en el último párrafo del artículo
81 del Código Procesal Constitucional, por lo que es de amparable lo solicitado en
cuanto al reintegro del Bono de conformidad a dicha resolución desde el año 2008
en adelante.

III. Fundamentos de los Hechos


1. El artículo 26° de la Constitución Política del Perú de 1993 inciso 2, desarrollada por la
Nueva Ley Procesal del Trabajo en Título Preliminar referido al Principio de
Irrenunciabilidad de los derechos laborales que confiere al trabajador con el fin de
resaltarle eficacia a la privación voluntaria por el trabajador de sus derechos laborales
reconocidos a nivel legal o convencional.
2. El artículo 1 de la Constitución Política del Perú, en consecuencia, todas las normas tanto
en el ámbito nacional e internacional deben confluir para el progresivo bienestar de este
y de su familia.
3. El artículo 23 de la Constitución Política del Estado en la última parte del mismo cuando
señala que ninguna relación laboral puede limitar el ejercicio de los derechos
constitucionales ni desconocer o rebajar la dignidad del trabajador.
4. La Ley No. 26586 del REGIMEN LABORAL DEL PERSONAL DEL PODER JUDICIAL que en su
Artículo 1o señala que a partir de la vigencia de la presente Ley, el personal
administrativo y de auxiliares jurisdiccionales que ingrese a laborar en el Poder Judicial,
está comprendido dentro del régimen laboral de la actividad privada.
5. El convenio N° 111 de la Organización Internacional de Trabajo que forma parte del
derecho nacional por haber sido aprobado por decreto Ley N° 17687 del 06.06.1969 y
ratificado el 10.08.1970, el cual señala que el término “discriminación’' comprende: “A
los efectos de este convenio, el termino discriminación comprende: a) cualquier
distinción, exclusión o preferencia basadas por motivos de raza, color sexo, religión,
opinión política, ascendencia nacional u origen social que tenga por efecto anular o
alterar la igualdad de oportunidad o de trato en el empleo ocupación que podrá ser
especificada por el Miembro previa consulta con las organizaciones representativas de
los empleadores y de trabajador, cuando dichas organizaciones existan, y con otros
organismos apropiados. Las distinciones, las exclusiones o preferencias basadas en las
calificaciones exigidas para un empleo determinado no serán consideradas como
discriminación. A los efectos de este Convección, los Términos empleo y ocupación)
incluyen tanto el acceso a los medios de formación profesional y la admisión en el
empleo y en las diversas ocupaciones como también la condición de trabajo.”
6. El Convenio 111 de la OIT, prescribe en el artículo 2a que “Todo miembro para el cual
este Convenio se halle en vigor se obliga a formular y llevar a cabo una política nacional
que promueva, por métodos adecuados a las condiciones y a la práctica nacionales, la
igualdad de oportunidades y de trato en materia de empleo y ocupación, con objeto de
eliminar cualquier discriminación a este respecto1”
7. El artículo 4° del Decreto Legislativo N° 728, el cual señala que en toda prestación
personal de servicios remunerados y subordinados, se presume la existencia de un
contrato de trabajo a plazo indeterminado.
8. El Decreto Supremo N° 001-97-TR sobre la COMPENSACION POR TIEMPO DE SERVICIOS,
y los requisitos para su concesión.
9. La Ley de Gratificaciones ley N° 27735, que dispone los requisitos para su goce a favor de
los trabajadores de la actividad privada por fiestas patrias y navidad y que son
proporcionales a las remuneraciones que recibía el trabajador.
10. El Decreto Legislativo 713 en cuanto a las vacaciones las que se adquieren al año de
labores efectivas así como ¡a indemnización por el no goce de las mismas equivalentes a
dos remuneraciones adicionales como sanción al empleador.
11. El Decreto Supremo 017-2008 EF de fecha 07.02.2008; El Decreto Supremo 026-2009 EF
de fecha 04.02.2009; El Decreto Supremo 010-2010 EF de fecha 09.01.2010; El Decreto
Supremo 003-2011 EF de fecha 11.01.2011; El Decreto Supremo 003-2012 EF de fecha
11.01.2012; de fecha 12.01.2012; El Decreto Supremo 03-2013 EF de fecha 07.02.2013,
referidos a la escolaridad.
12. En cuanto a los Asignaciones Especiales el Decreto Supremo 045-2003EF el Decreto
Supremo 016-2004 EF, el Decreto de Urgencia 017-2006 y ¡o dispuesto en la Ley 29142,
finalmente el Decreto Supremo 066-2012 EF. En cuanto a los S/. 402.00 al sueldo básico
el D.S. 066-2012 EF.
13. En cuanto al pago del Bono Jurisdiccional amparo mí pedido en la Resolución
Administrativa 305-2011 P-PJ, de fecha 31.08.2011 la misma que dejo sin efecto la
Resolución Administrativa N° 056-2008-P-PJ, de fecha 29.02.2008, la cual dejó también
sin efecto la Resolución Administrativa del Titular del Pliego del Poder Judicial N° 193-99-
SE-TP-CME-PJ, teniendo presente que a la fecha se me ha reconocido el pago de¡ Bono
Jurisdiccional administrativo en el cargo de Asistente Administrativo de la Gerencia
General,
14. Ley 29324 que dispuso la asignación de SI 600.00 de manera excepcional a los
trabajadores del Poder Judicial y que al haber estado en SNP no se me pago.

IV. Jurisprudencia Constitucional


1. El Tribunal Constitucional en su doctrina Constitucional ha señalado en el Fundamento
3ro. de la STC N° 1944-2002-AA/TC” que: “Con relación al principio de primacía de la
realidad que, es un elemento implícito en nuestro ordenamiento jurídico y,
concretamente, impuesto por la propia naturaleza tuitiva de nuestra Constitución, este
Colegiado ha precisado que en mérito de este principio "(...) en caso de discordancia
entre lo que ocurre en la práctica y lo que fluye de ¡os documentos, debe darse
preferencia a lo primero, es decir, a lo que sucede en el terreno de los hechos".(sic) En la
práctica existen dos controles de las Leyes, detentando su Despacho el control difuso en
el que el magistrado en caso de conflicto entre una norma de superior jerarquía con otra
inferior debe preferir la primera al resolver un caso concreto.
2. La sentencia 02069-2009-PA/TC, de fecha 25.03.2010, en el fundamento cuatro, señala
que para determinar si existió una relación de trabajo entre las partes encubierta
mediante un contrato civil, para lo cual debe evaluarse si en los hechos se presentaron,
en forma alternativa y no concurrente, alguno de los siguientes rasgos de laboralidad,
que a continuación se detalla: “a) control sobre la prestación desarrollada o la forma en
que esta se ejecuta; b) integración de la demandante en la estructura organizacional de
la sociedad; c) la prestación fue ejecutada dentro de un horario determinado; d) la
prestación fue de cierta duración y continuidad; e) suministrados de herramientas y
materiales a la demandante para la prestación del servicio; f) pago de remuneración a la
demandante; y, g) reconocimiento de derechos laborales, tales como las vacaciones
anuales, las gratificaciones y los descuentos para los sistemas de pensiones y de salud".
3. La Sentencia 00045-2004-AI/TC, referido a la igualdad jurídica ha señalado que “detenta
una doble condición, de principio y de derecho fundamental. En cuanto principio,
constituye el enunciado de un contenido material objetivo que, en tanto compone
axiológico de! fundamento del ordenamiento constitucional, vincula de modo general y
se proyecta sobre todo el ordenamiento constitucional, vinculada de modo general y se
proyecta sobre todo el ordenamiento jurídico. En cuanto derecho fundamental,
constituye el reconocimiento de un autentico derecho subjetivo, esto es, la titularidad
de la persona sobre un bien constitucional, la igualdad, oponible a un destinatario. Se
trata de un derecho a no ser discriminado por razones proscritas por la propia
Constitución (origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económica) o
por otras (“motivo” de cualquier otra Índole”) que resulten relevantes".
4. La Sentencia N° 0035-2010-Pi/TC, fundamento vigésimo octavo, que: “este derecho no
garantiza que todos seamos tratados igual siempre y en todos los casos puesto que la
igualdad presupone el trato igual a lo que es igual y desigual a lo que no lo es. La
cuestión de la cual sería la línea de frontera entre una diferenciación
constitucionalmente admisible y una discriminación inválida fue expuesta en la STC
0045-2004-PI/TC. Allí dejamos entrever que el trato diferenciado dejaba de constituir
una distinción constitucionalmente permitida que demanda el principio de
proporcionalidad. Desde esta perspectiva, pues, el trato diferenciado deviene en trato
discriminatorio y es, por tanto, incompatible con el contenido constitucionalmente
protegido del derecho de igualdad, siempre que este no satisfaga las exigencias
derivadas de cada uno de los sub principios que conforman el principio de
proporcionalidad
5. La sentencia N° 01154-2011-PA/TC en los seguidos por LUZ MERY HUANCA HERRERA
contra la sentencia expedida por la Sala de Huánuco, de fecha 18.02.2011, que declaró
infundada la demanda de autos, sobre una REPOSICION de un servidor CAS señalo en su
fundamento octavo que "Hecha la precisión que antecede, cabe manifestar que en
forma posterior a este último periodo está acreditado que: i) desde el 13 de junio de
2007 hasta el 30 de junio de 2008 la demandante prestó servicios mediante contratos de
locación de servicios, como Asistente Administrativo I, conforme se advierte de la citada
constancia de fojas 80 y de la instrumental obrante a fojas 27; ii) la demandante laboró
como Asistente Administrativo I, bajo el régimen laboral especial del Decreto Legislativo
N.° 1057, desde el 1 de julio de 2008 hasta el 30 de setiembre de 2009, conforme se
advierte de los contratos y declaraciones juradas obrantes de fojas 9 a 26; y ¡ii) desde el
1 de octubre de 2009 hasta el 31 de mayo de 2010 la demandante prestó servicios
mediante contratos de locación de servicios, como Administradora, conforme se
advierte de los contratos obrantes de fojas 2 a 7 y de la citada constancia de fojas 80. Así
las cosas y atendiendo al carácter irrenunciable de los derechos laborales que preconiza
el artículo 26° de la Constitución, resulta relevante destacar la continuidad en las labores
administrativas realizadas por la demandante independientemente de la modalidad de
su contratación, hecho que permite concluir que los supuestos contratos de locación de
servicios y contratos administrativos de servicios encubrieron, en realidad, una relación
de naturaleza laboral y no civil, por lo que la actora solamente podía ser despedida por
causa derivada de su conducta o capacidad laboral que lo justifique, lo que no ha
ocurrido en el presente caso.’’ Por lo que se declaró FUNDADA LA DEMANDA.

V. Principios Aplicables al Caso de Autos


1. Principio de Preferencia de la Contratación Indefinida, que se encuentra reforzado
por la regia probatoria prevista en la Nueva Ley Procesal de Trabajo cuyo artículo 23.2
establece que “acreditada la prestación personal de servicios se presume la existencia
de vínculo laboral a plazo indeterminado, salvo prueba en contrario.”
2. Principio de Continuidad, que en los términos de Américo Pía Rodríguez refiere que
“para comprender este principio debemos partir de la base de que el contrato de
trabajo es un contrato de tracto sucesivo, o sea, que la relación laboral no se agota
mediante la realización instantáneo de cierto acto sino que dura en el tiempo. La
relación laboral no es efímera sino que presupone una vinculación que se prolonga,
“(sic) Mas adelante y en cuanto a los alcances de este principio señala que “una quinta
Consecuencia es la que no se puede convertir un contrato de duración indeterminada
a un contrato de duración determinada.”
3. El principio de igualdad en las relaciones laborales principio este último cuya garantía
se encuentra tutelada por el Convenio 111, convenio Fundamental de la OIT que forma
parte del derecho nacional.
4. El principio de continuidad laboral, pues mi persona se encontró en la realidad de los
hechos sujeto a un contrato de trabajo a tiempo indeterminado en virtud de haber
celebrado diversos contratos con distinto nombre sin solución de continuidad.
5. El principio de in dubio pro operario en caso de conflicto en la aplicación de las
normas que podría considerar e! Juzgador al momento de resolver el proceso,
principio protector en su variante, la condición más beneficiosa. Respecto a este
último principio el Profesor Américo Pía Rodríguez, señala que: “La regla de la
condición más beneficiosa supone la existencia de una situación concreta
anteriormente reconocida y determinada que ella debe ser respetada en la medida
que sea más favorable al trabajador que la nueva norma que se ha de aplicar” (sic).

VI. Doctrina Aplicable al Caso de Autos


1. La referida por el Magistrado Superior Ornar Toledo Toribio en el artículo “El Principio de
Progresividad y no regresividad en materia laboral" y que señala que: “De las normas
internacionales antes citada se puede colegir que en relación a los derechos Económicos,
Sociales y Culturales, en adelante DESC, existe la obligación de los estados partes de
garantizar la progresividad de los mismos de lo que se desprende como consecuencia la
prohibición de regresividad de ellos. En función a lo regulado por los instrumentos
internacionales antes descritos se ha llegado a considerar que le principio de
progresividad de los DESC contiene una doble dimensión: la primera a la que podemos
denominar positiva, lo cual esta expresado a través del avance gradual en orden a la
satisfacción plena y universal de los derechos tutelados, que supone decisiones
estratégicas en miras a preeminencias o la postergación de ciertos derechos por razones
sociales, económicas o culturales y la otra a la que podemos denominar negativa que se
cristaliza a través de la prohibición del retorno, o también llamado principio de no
regresividad.”
2. Lo señalado también por HÉCTOR HUGO BARBAGELATA al referir que “En un segundo
sentido, la progresividad puede ser entendida como una característica de los derechos
humanos fundamentales, perfectamente aplicable a los laborales, como yo lo dejaba
establecido EMILIO FRUGONI en el discurso inaugural de la Cátedra de nuestra facultad
den 1926. Se sostiene a ese respecto, que el orden público internacional “tiene una
vocación de desarrollo progresivo en el sentido de una mayor extensión y protección de
los derechos sociales". Asimismo se ha señalado que este principio de progresividad se
integra con el anteriormente examinado de la primacía de la disposición más favorable a
la persona humana o cláusula del individuo más favorecido. En ese sentido, la
orientación de la legislación se debe concretar al desarrollo progresivo, esto es de mayor
protección a los derechos fundamentales de las personas, en este caso en materia
laboral. En la misma dirección corresponde invocar el principio derecho de igualdad se
encuentra reconocido en el inciso 2) del artículo 2 de la Constitución, según el cual:
“Toda persona tiene derecho a la igualdad ante la ley. Nadie debe ser discriminado por
motivo de origen, raza, sexo, idioma, religión, opinión, condición económico o de
cualquiera otra índole.
VII. En Cuanto a los Costos que deberán ser reembolsados
1. Habiéndose habilitado la condena de costos en la Nueva Ley Procesal Laboral,
corresponde al demandado que me mantuvo en contratos lesivos y restringiendo
beneficios que me correspondían, sea condenado lo que ha sido señalado por el Tribunal
Constitucional por lo que es procedente.
2. Así lo ha señalado el Tribunal Constitucional en el EXP. N° 0971-2005-PA/TC, CARLOS
CASTILLO GUTIÉRREZ contra la ONP de fecha 16.08.2005 en la aclaración de dicha
sentencia en la que señaló: ' Que, al respecto, la recurrente solicita que se aclare el
extremo de la sentencia de autos, en el que se le condeno al pago de los costos
procesales, por cuanto al ser la Oficina de Normalización Previsional una entidad pública
descentralizada y dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas, se encuentra
exonerada del pago de toda clase de gastos judiciales, conforme lo señala el artículo 47°
de la Constitución Política. Que, en relación a lo peticionado, debe señalarse que si bien
el artículo 47° de la Constitución Política indica expresamente que el Estado está
exonerado del pago de ",gastos judiciales", ello no implica que comprendan a su vez, a
los costas y costos del proceso, pues en dicho artículo no se específica cual es el
contenido de dicho concepto, por lo que debe entenderse que cuando dicha disposición
se refiere a los “gastos judiciales” está siendo alusión a los que el Código Procesal Civil
denomina costas, ya que en su artículo 410° indica expresamente que las costas están
constituidas por los “gastos judiciales” realizados en el proceso; por tanto, respecto a
este extremo, no cabe aclaración alguna.”
3. Dicho criterio, al ser doctrina constitucional ha sido señalado nuevamente en el EXP. N°
07175-2005-PA/TC en los seguidos por don TALESMAD SEBASTIÁN SÁNCHEZ GORDON
contra la ONP en la sentencia de fecha 02.04.2007 en la que se refirió: Que, en relación
con la exoneración establecida por el artículo 47 de la Constitución, debe precisarse que
este Tribunal, en ejercicio de sus atribuciones de supremo intérprete de la Constitución,
en la RTC N.° 0971-2005-AA/TC, interpretó el sentido de dicho artículo, dejando
establecido que “(...) si bien el artículo 47 de la Constitución Política indica
expresamente que el Estado está exonerado del pago de “gastos judiciales", ello no
implica que estos comprendan a su vez a las costas y costos del proceso, pues en dicho
artículo no se especifica cuál es el contenido de dicho concepto, por lo que debe
entenderse que cuando dicha disposición se refiere a los “gastos judiciales", se está
haciendo alusión a lo que el Código Procesal Civil denomina costas, ya que en su artículo
410 indica expresamente que las costas están constituidas por los “gastos judiciales”
realizados en el proceso (...)” [considerando 3].”
4. Similar criterio ha sido señalado por el tribunal en el EXP. N.° 01780-2009-PA/TC en los
seguidos por JOEL CHAUCA MENDEZ, en el pedido de aclaración de don Raúl Antonio
Carranza Castagnola Procurador Público de la Municipalidad Metropolitana de Lima, el
23.02.2010; respecto a la condena de costos y costas, señalando el máximo intérprete
de la Constitución en el fundamento cuarto que: “Al respecto este Colegiado en
reiterada jurisprudencia ha establecido que: “(E)n relación a la exención establecida por
el artículo 47° de la Constitución, debe precisarse que este Tribunal, en ejercicio de su
atribución de supremo intérprete de la Constitución, en la RTC N.° 0971-2005AA/TC,
interpretó el sentido de dicho artículo, dejando establecido que "(...) si bien el artículo
47° de la Constitución Política indica expresamente que el Estado está exonerado del
pago de “gastos judiciales”, ello no implica que comprendan a su vez, a los costas y
costos del proceso, (...) cuando dicha disposición se refiere a los “gastos judiciales”, está
siendo alusión a los que el artículo 410° del] Código Procesal Civil denomina costas (...)"
[considerando 3]. Tal artículo establece que las costas “(...) están constituidas por las
tasas judiciales, los honorarios de los órganos de auxilio judicial y los demás gastos
judiciales realizados en el proceso”.

VIII. COMPETENCIA, VÍA PROCEDIMIENTAL Y MONTO DEL PETITORIO


Es competente el Juzgado Especializado Laboral de Lima, siendo la vía procedimental la del
ordinario laboral El monto es de SI. 142 306.50 a los que se les deberá adicionar los intereses
que correspondan en su oportunidad conforme a la siguiente liquidación:

IX. MEDIOS PROBATORIOS


1. Contrato de Locación de servicios del 2008 que acredita la continuidad de la relación
laboral con la demandada.
2. Contratos Administrativos de Servicios ( ) celebrados con la demandada dese el 2009 a
la actualidad, los que acredita la continuidad laboral.
3. Consolidados de pagos periodo 2008-2013 y que acredita todos los ingresos obtenidos
en el Poder Judicial.
4. Constancia de fecha 04.07.2013 que acredita el periodo laborado para la demandada y
que acredita
5. Recibos por Honorarios 21 que acreditan la continuidad y las funciones que realizaba
para la demandada.
6. Recibos por Honorarios 21 que acredita la continuidad y las funciones que realizaba
para la demandada.
7. Conformidades de servicios (21) que acreditan las funciones que realizaba para la
demandada.
8. Sentencia emitida per la Corte de Lima EXP. 12550-2012 que acredita la viabilidad de
pago de Bono Jurisdiccional nivelado a la inaplicación la norma derogada.
9. Sentencia de vista del expediente 359-2010 que acredita el pronunciamiento por parte
del Poder Judicial sobre la inaplicación del Régimen CAS
10. Sentencia de la Corte Suprema del expediente 1853-2011 que acredita el
pronunciamiento per parte del Poder Judicial sobre la inaplicación del Régimen CAS.
11. Conclusiones del pleno laboral sobre la inaplicación del Régimen CAS cuando el
régimen anterior ha sido más beneficioso.
12. Boletas de pago por la demandada y que acreditan el actual vínculo laboral.
13. Partida de nacimiento de mi menor hijo que acredita el derecho a la asignación
familiar.

X. ANEXOS
1-A Copia de DNI.
1-B Contrato de Locación de Servicios del 2008.
1-C Contrato Administrativo de Servicios ( ).
1-D Consolidados de Pagos Periodo 2008-2013.
1-E Constancia de Fecha 04.07.2013
1-F Recibos por Honorario 21
1-G Conformidades de Servicios (21)
1-H Sentencia emitida por la Corte de Lima EXP. 12550-2012
1-I Sentencia de Vista del Expediente 359-2010
1-J Sentencia de la Corte Suprema del Expediente 1853-2011
1-K Conclusiones del Pleno Laboral sobre la inaplicación del Régimen CAS
1-L Ultimas Boletas de pagos emitidas por la demandada.
1-M Partida de nacimiento del menor de edad del demandante.

Por tanto:
Solicito a usted se sirva tener por admitida a trámite la demanda.
Otro Digo: Que, de conformidad al artículo 80 del Código procesal civil, otorgo
representación al letrado que suscribe el presente escrito.