Você está na página 1de 2

CORREO MERCANTIL, POLÍTICO Y LITERARIO

A. “Bien lejos de que la libertad de la prensa sea una cosa funesta a la reputación de los
particulares, ella es su más seguro baluarte; cuando no existe ningún medio de comunicar con
el público todos están expuestos a los golpes secretos de la malignidad y de la envidia; el
hombre público pierde su honor, el negociante, su crédito, el particular, su reputación de
probidad, sin conocer a sus enemigos, ni los medios y caminos que emprenden. Pero cuando
existe la prensa libre, el inocente esclarece los hechos, y confunde a sus acusadores”.
LIBERTAD IMPRENTA

Suplemento al Correo Mercantil Político Literario n° 6, 7 de febrero de 1823, p. 3

B. “[Los españoles] hicieron sufrir tres siglos de esclavitud” (Correo Mercantil Político Literario,
N° 28, 25 de mayo de 1822) ESPAÑOLES

C. “[La crueldad de los españoles] no queda satisfecha con ofrecer a los pueblos la triste
alternativa de la esclavitud o la muerte: quiere afianzar su dominación sobre montañas de
cadáveres (…) y renovar con este suelo todos los horrores con que han acompañado sus
conquistas” (Correo Mercantil Político Literario, N° 30, 10 de junio de 1822). ESPAÑOLES

D. “[El Rey de España es la cabeza que] ha aniquilado tantos pueblos inocentes” (Correo
Mercantil Político Literario, N° 30, 10 de junio de 1822) ESPAÑOLES

E. El imperio incaico, llamado así en una carta dirigida al director del diario en referencia a la
aparición de los dos primeros números del Sol del Perú –publicados por la nueva Sociedad
Patriótica- y donde aparece un texto sobre las ruinas de Pachacamac: “la magnificencia del
antiguo edificio que aún se trasluce entre sus mismos escombros, la firmeza de esos restos que
se han burlado, así, de la barbarie española como de la fuerza destructora de los siglos, y el
poder que allí se nos recuerda del arruinado imperio del Perú” (Correo Mercantil Político
Literario, N° 28, 25 de mayo de 1822) ANCESTROS

F. “No por eso está condenadas a ser infelices las clases inferiores, pues no siendo posible que
todos los ciudadanos sean iguales en los bienes, lo son en el derecho de adquirirlos y
conservarlos” (Correo Mercantil Político Literario, N° 35, 6 de julio de 1822). PUEBLO

G. “El cuerpo social estaba creado, pero no habían recibido sus órganos la disposición
necesaria, para animarse por sí mismos: necesitaba un apoyo, un PROTECTOR que puesto al
frente de la administración general preparase los primeros elementos, para hacerlos menos
complicados; inspirase ideas y le comunicase (…) una alma distinta de la que había animado
bajo el yugo tiránico” (Correo Mercantil Político Literario, N° 35, 6 de julio de 1822).
ORGANICISTA

H. “La historia de la sociedad no ofrece ejemplo de agitación popular tan metódica y bien
concertada. No solo no costó la expulsión de ese monstruo una sola gota de sangre ni de
lágrimas, pero ni siquiera ocurrió un atropellamiento, y hasta el temor que se expande luego
por los lugares y personas distantes de los sucesos” (Correo Mercantil Político Literario, N° 41,
14 de agosto de 1822). REVOLUCIONES

J. “La religión católica es por otra parte la del Estado peruano, y el defenderla de los ataques
de la impiedad, es hacer un servicio importante a la patria” resalta una carta sin firma
aparecida en el Correo Político Mercantil Literario (28 de setiembre de 1822). RELIGIÓN
K. Un ciudadano de iniciales Z.Z.Z. envía una carta al diario en la que menciona: “Vamos a ver si
se sostienen los votos de los pueblos especialmente en la religión del Estado sea la Católica,
Apostólica, Romana y Única, con exclusión de cualquiera otra y con intolerancia” (Correo
Político Mercantil Literario, 16 de noviembre de 1822). RELIGIÓN

L. “Han muerto por ser justos, pero viven inmortales en la eternidad y en nosotros mismos,
que hemos heredado su Patria, su Libertad y sus virtudes” (Correo Mercantil Político Literario,
N° 28, 25 de mayo de 1822). ANCESTROS

M. “A la verdad el amor de la Patria no es otra cosa que el amor a los hombres en sociedad.
Este pide que el bien particular se posponga al común, como la parte al todo: que un
ciudadano de su vida por libertar a la Nación: que derrame sus bienes en socorro de ello”,
afirma un ciudadano peruano que remite esta carta bajo el seudónimo de El Republicano
(Correo Mercantil Político Literario, N° 53, 26 de octubre de 1822) PATRIA

N. Bernardo de Tagle, en su llamamiento a los peruanos destaca: “Mis deseos son sacrificarme
en las aras de la Patria, para consolidar la Libertad de nuestros Paysanos” (Correo Mercantil
Político Literario, N° 35, 6 de julio de 1822). PATRIA

P. Sánchez Carrión dice: “no tratamos de la independencia absoluta de las provincias, respecto
de su metrópoli, ni de fundar otras tanta republica de cuantas provincias existen en el
territorio del Perú, con trastorno de su integridad. Todo lo contrario: una sola república
peruana pretendemos pero de manera que subsista siempre: y que, con ella, se consulten los
derechos del pacto social, y las grandes ventajas de la independencia de España (…) El carácter
nacional y los progresos de su ilustración y libertad harán conservar a los peruanos sus
virtudes, para amar su patria, y ser justos y beneficios: tendrán sabiduría, para darse leyes
sabias; y noble orgullo, para no sufrir más opresores” (Correo Mercantil Político Literario, N°
44, 6 de setiembre de 1822). GOBIERNO