Você está na página 1de 10

BUEN TRATO

EL TORITO CHISPA BRAVA


Ricardo estaba llorando en el patio. Algunos de sus compañeros se habían estado metiendo con él, lo molestaban, le pegaban y le decían
palabras que lo hacían sentir mal; esta actitud era frecuente, y no había nada que le molestara más. Pero por mucho que les dijera, no
dejaban de hacerlo.

Un joven mayor que Ricardo, que lo había visto todo, se acercó y le dijo:
- Si quieres que no te vuelva a ocurrir eso, tendrás que llegar a ser como El torito Chispa Brava. ¿Te cuento su historia?
-¡Sí!
- Chispa Brava era un toro que una vez pudo ver televisión desde el prado. Pasaban en ella una corrida de toros, y al ver cuál iba a ser su
final, se dedicó el resto de su vida a prepararse para aquel día, el de su corrida…Y no tardó en llegar.

Cuando salió a la plaza, recibió un primer puyazo en el lomo. Era muy doloroso, y sintió cómo su sangre de toro le pedía a gritos venganza.
Pero él sabía lo que tenía que hacer, y se quedó inmóvil. Pronto apareció el torero provocándole con su capote al viento y su traje rojo. Volvió
a sentir las mismas ganas de clavarle los cuernos bien adentro, pero nuevamente, tragó saliva y siguió quieto. No importó que siguieran
tratando de animar al torito con puyas, banderillas y muletas: siguió tan quieto, que al cabo de un rato, toda la plaza estaba silbando y
abucheando, hasta que decidieron cambiar de toro, porque resultó el toro más aburrido que se recuerda. Así que Chispa Brava fue devuelto a
su prado para seguir viviendo tranquilamente. Y nunca más trataron de torearle, porque todos sabían que claramente no servía para las
corridas.

- ¿Y eso que tiene que ver conmigo? - preguntó Ricardo.


- Pues todo. A Chispa Brava le llevaron a una plaza de toros porque querían divertirse a su costa. Cuanto más hubiera respondido al capote y
las banderillas, más se habrían divertido, y no habrían parado hasta terminar la corrida. A ti te pasa lo mismo con esos que te molestan. Se
divierten a tu costa porque ven lo mucho que te enfadas, y eso les hace una gran gracia. Pero si hicieras como Chispa Brava, y no
respondieras, se aburrirían y se irían a hacer algo que les resultase más divertido o productivo.

Ricardo no terminaba en creérselo. Pero en los días siguientes trató de hacer caso a aquel joven mayor. Las primeras veces le costó mucho
hacerse el indiferente ya que se reían de él; lo molestaban e incomodaban, pero no fueron muchas, porque todo resultó como había dicho el
joven, y en unos pocos días, quienes lo molestaban habían encontrado otras cosas que hacer que meterse con Ricardo.
( por Pedro Pablo Sacristán )

RESPONDE:
a. ¿Cómo era el trato que recibía Ricardo de sus compañeros?
b. ¿Qué le dijo el joven a Ricardo para que no lo siguieran molestando?
c. ¿Qué enseñanza te deja la anterior lectura?

REFLEXIONEMOS SOBRE EL BUEN TRATO…


Todos y todas sabemos que el maltrato está presente de muchas formas en nuestra vida diaria. Por ejemplo, cuando se nos discrimina o
discriminamos a otros por ser niño, niña, adolescente, hombre o mujer, anciano o anciana; cuando se maltrata porque el otro es pobre,
porque piensa diferente a nosotros o porque no hace lo que los otros quieren; porque tiene una discapacidad o un problema físico; por ser de
otro lugar de origen; por no aprender rápido; o por tener otra religión y pensar distinto.

¿Qué es el BUEN TRATO?

Hablamos de buen trato como una forma de vida, como “una forma de convivencia que facilita el desarrollo pleno de las personas.” "Hacemos
referencia a esa manera de tratarnos que considera que todos y todas somos personas valiosas, diferentes, con derechos que merecen ser
respetados”.

Tratarnos bien, no es tan fácil. El buen trato no surgirá de manera espontánea, implica tomar una decisión clave en nuestras vidas y
necesitará de un replanteamiento permanente de nuestras acciones e intenciones.

“Traten a los demás como quieren que los demás los traten”
Mateo 7,12

LA INVITACIÓN A VIVIR EL BUEN TRATO ES PARA TODOS, no importa la edad, todos podemos opinar y ser valorados. Debemos vivir el
Buen Trato cuando disfrutamos al estar juntos, en familia, con los amigos, en el colegio, en el barrio es decir en cualquier lugar y en cualquier
momento.

ACTIVIDAD:
 REALIZA EL SIGUIENTE CUADRO Y COMPLÉTALO SEGÚN OBSERVES:

SITUACIONES DE IRRESPETO EN SUGERENCIAS PARA TUS


EL COLEGIO COMPAÑEROS SOBRE ESTA ACTITUD
 ¿CONSIDERAS QUE ES IMPORTANTE EL RESPETO ENTRE COMPAÑEROS?

 REDACTA EL DECÁLOGO O LOS MANDAMIENTOS DEL BUEN TRATO (ES DECIR 10 FRASES QUE EXPRESEN LA MANERA
CÓMO PODEMOS HACER SENTIR BIEN A LOS DEMÁS)

 EN ESTA SOPA DE LETRAS HAY ESCONDIDOS DIEZ VALORES DE L@S NIÑ@S Y JÓVENES. BÚSCALOS Y ESCRIBE UNA
FRASE CON CADA UNO.

C H C C Q C R M V Q L V X U J F B H G I U
L N P B H N E C C J S P G T I Y J H N U D
B K H A L M S H C P B V J H V J M A P H V
V N H R V S P N K U T J S K O R G F L P N
N W Q I F X E K U R T F D T P F Y I B A R
Y J D D B D T F T T O H S B D M A V C T R
D E R E C H O S F J V A O H P T B Y G C F
W G S Q A Y M J F J Y V P X I A G Q L B U
G L B U L H L N F C V C G W R P J X H S M
M N Q I B C K J A J A B O K M O B T G P R
E V Y D H O V U M B P U D K E Q A M X F A
M P P A R M O N I A N E Y B J S K G Y O M
A D L D Q U U A L U H N E S X L D J H V Q
W Y G M N N H B I R A T H P P E Y R V R E
U C Q J A I L M A M O R P H P R R S H X F
A I W S W C L Q S J H A Q H E O Y P Q O F
G X K O U A S L H H U T P K O C Q E E B Q
B C P Q X C H R S V C O N V I V E N C I A
F R N L X I U S N N F S H A A A U L L J B
S N L P E O S F T P C V G I Q N P H C Y K
B M D I G N I D A D O H N N D H J P F K U
 ESCRIBE TU COMPROMISO CON RESPECTO AL VALOR VISTO: BUEN TRATO

 ELABORA UN BOTON:

 PLANCHA DE DIBUJO O ¼ CARTULINA


 REDACTA UNA FRASE Y CREA UN DIBUJO ( SOBRE EL BUEN TRATO) .
 COLORES, MARCADORES Y COMPÁS
5 principios de buen trato en la escuela

La escuela es el lugar idóneo para educar dentro de la cultura para la paz, cultura que debe ser
acompañada por padres y/o tutores, para que los niños y las niñas crezcan con herramientas que
le permitan desarrollarse emocionalmente y sin violencia. Por ello, te compartimos 5 principios de
buen trato en la escuela.

1. Reconocimiento: todos somos diferentes yeso es perfecto.

Se puede definir como la necesidad que tienen todas las alumnas y alumnos de ser aceptados en
su individualidad, como seres diferentes y especiales, con derecho a ocupar un espacio físico,
intelectual y afectivo en su entorno escolar.

Si existe este reconocimiento es poco probable que se den situaciones de marginación o exclusión,
cualquiera que sea el origen, nacionalidad, capacidad intelectual o apariencia física del alumnado,
porque habrá un respeto a la diversidad por parte de todas las personas que integran la
comunidad educativa. Este reconocimiento conduce al fortalecimiento de la autoestima y
contribuye al establecimiento de un clima adecuado de convivencia en el centro educativo.

Se recomienda leer: Todos somos diferentes y eso es perfecto.

2. Empatía

Es la capacidad de ponerse en el lugar de la otra persona, de percibir cómo siente y comprender


sus sentimientos. Cuanto más abiertos estamos a reconocer y manifestar nuestros propios
sentimientos, más fácilmente podremos aceptar y reconocer los sentimientos ajenos. La falta de
empatía puede provocar comportamientos de rechazo hacia otras personas, de maltrato físico,
verbal o psicológico, sin mostrar remordimiento, sin entender ni preocuparse por lo que les pase,
sin aceptarlas ni reconocerlas.

Para profundizar te recomendamos leer: La discriminación el origen del bullying

3. Colaboración y participación

En la interacción de las personas se intercambian ideas y opiniones, se realizan tareas y se


responden adecuadamente a los sentimientos y preocupaciones que se plantean. Se trata de una
relación de doble vía que permite que unas personas y otras se vean y se reconozcan. La capacidad
de interacción permite trabajar en equipo, colaborar hacia el logro de metas comunes, establecer
lazos de afecto y amistad, y convivir pacíficamente.

4. Comunicación efectiva

Todas las formas que empleamos para decir lo que pensamos, sentimos, deseamos, esperamos y
vivimos constituyen la comunicación. Para comunicarse de forma efectiva se necesita libertad para
expresar, asertividad, interés por lo que se está diciendo, respeto a las opiniones ajenas y
capacidad de escucha. Hay que evitar los estilos autoritarios y rígidos y la transmisión de modelos
de carácter agresivo o violento porque no favorecen la comunicación.

Se recomienda leer: 10 Conductas que dificultan la comunicación en la familia

5. Negociación y mediación

La negociación es la capacidad para llegar a un acuerdo cuando se ha producido un conflicto. El


acuerdo puede ser totalmente satisfactorio o bien el resultado de una acuerdo entre las partes,
que ceden en algo para llegar a un punto. No se trata de imponer ni tampoco de aceptar sin más lo
que otras personas digan. Para ello, es necesario construir la tolerancia y el respeto por las
diferencias para poder otorgar razones en los desacuerdos.

Ser capaces de resolver los desacuerdos es fundamental para mantener un clima de buen trato.
Cuando las personas en conflicto no son capaces de resolverlo por si mismo, es aconsejable
recurrir a la mediación de terceras personas ajenas al conflicto, imparciales y aceptadas por las
partes.

Estos principios ayudan a que los menores crezcan y se desarrollen en un ambiente seguro y
adquieran las habilidades necesarias para relacionarse e integrarse sin traumas en la vida laboral y
social. Para más información, se recomienda leer los artículos: 6 Herramientas para educar sin
violencia y violencia y acoso escolar: Un problema con muchas causas
10 principios sobre crianza
positiva y buen trato

La violencia no es hereditaria, se aprende. Y desafortunadamente


muchas veces es el hogar por un modelo de crianza que no beneficia
estrechar lazos efectivos en la familia, por ello, te compartimos 10
principios sobre crianza positiva y buen trato:
1. Dar cuidado y guía apropiados

Para que un menor pueda desarrollarse adecuadamente necesita


cuidados físicos, afectivos, pautas de comportamiento y normas que
les hagan sentirse queridos, protegidos y seguros. La negligencia en
los cuidados parentales es una manifestación de violencia contra el
menor.

La negligencia es una falta de responsabilidad parental que


ocasiona una omisión ante aquellas necesidades para su
supervivencia y que no son satisfechas temporal o permanente
por los padres, cuidadores o tutores. Comprende una vigilancia
deficiente, descuido, privación de alimentos, incumplimiento de
tratamiento médico, impedimento a la educación, entre otras.

2. Conocer, proteger y dialogar con ellos

La crianza positiva exige paciencia y esfuerzo de los cuidadores al


menor, a partir de tres premisas: conocer, proteger y dialogar. Conocer
y entender a los niños y las niñas, preocuparnos de cómo se sienten,
qué piensan y cómo reaccionan según su etapa de desarrollo.

De igual forma, debemos ofrecerles seguridad y estabilidad


para que los menores puedan confiar, sentirse protegidos y
guiados para poder tener una comunicación sana que permita
tener un dialogo abierto de sus problemas. Los problemas se
deben resolver de manera positiva: sin recurrir a castigos
físicos, gritos, amenazas o insultos.

3. Tener un vínculo afectivo es determinante

Los vínculos afectivos son lazos invisibles pero de gran intensidad


emocional que se crean entre el niño o la niña y sus padres o
cuidadores, desde el momento mismo del nacimiento. Definen la
relación entre ambos y tienen una influencia decisiva en el desarrollo
de los niños y las niñas, en su personalidad y su autoestima. Es ese
vínculo el que proporciona al niño o a la niña seguridad.

4. Mostrar abiertamente el afecto

Los niños y las niñas no dan por hecho que son queridos, necesitan
verlo y sentirlo para sentirse seguros. El abrazo es una forma en la
que se pueden expresar los afectos de amor, gratitud, empatía, cariño,
comprensión, dolor, etc., por lo tanto resulta ser una expresión muy
completa de nuestro estado emocional sin importar a qué etapa del
desarrollo nos refiramos. Aunque el afecto también se manifiesta
mostrando interés por lo que los niños y las niñas sienten y piensan,
dedicándoles tiempo.

Los niños y niñas a quienes se les muestra el afecto cotidianamente, a


través de un abrazo, muestran un claro sentido de pertenecía lo cual
les permite desarrollar su autoestima e identidad de manera
saludable. Además de que podrán desarrollar más fácilmente su
autoconfianza y seguridad, con lo cual serán capaces de establecer
vínculos afectivos estables, sanos y confiables.

5. Es necesario poner reglas y limites para darles seguridad

Las normas y límites son tan necesarias para el desarrollo emocional,


cognitivo y social como el afecto. El niño y la niña necesita un entorno
predecible y saber qué esperan de él o ella sus padres, les aporta
seguridad. Las normas deben ser claras, sencillas y estables, y servir
para facilitar la convivencia familiar y la vida en sociedad. Es necesario
que se acompañen de una explicación coherente, que el niño o la niña
pueda comprender: no vale el “porque lo digo yo”.
6. Los niños y las niñas deben participar en el proceso de tomar
decisiones y sentirse responsables

Si se implica a los niños y las niñas en el establecimiento de las


normas es más fácil que las comprendan y acepten. Todos los
miembros de la familia están más motivados a la hora de cumplir las
normas si estas han sido habladas y consensuadas. Se pueden
conseguir así decisiones más creativas y que sean percibidas como
justas. Los niños y las niñas desarrollan una buena autoestima,
confianza en sí mismos y sentido de la responsabilidad.

7. Se les debe enseñar las consecuencias de sus actos

Cuando los niños y las niñas incumplen una norma o tienen una
rabieta, no es porque sean malos o quieran amargarnos la vida. Al
igual que nos pasa muchas veces a los adultos, a los niños y las niñas
les cuesta controlar sus emociones y tolerar la frustración.

Cuando no se respeten las normas y el niño o la niña se exceda


en su reacción ante prohibiciones u órdenes (rompan cosas,
peguen a otros niños, se tiren al suelo y pataleen), pueden
aplicarse sanciones que sirvan para que repare el daño
causado o para que entienda que lo que ha hecho no está bien
y no debe volver a hacerlo.
Las sanciones deben ser proporcionadas y claras, y aplicarse
rápidamente y de manera firme, pero tranquila y respetuosa. Las
sanciones tienen que mantenerse, por eso deben ser proporcionadas,
ser realistas y no durar demasiado tiempo.

8. El maltrato infantil no es adecuado para educar

¿Por qué? Porque el niño o la niña aprenden que amor y violencia


pueden ir de la mano, que cuando alguien me molesta y soy más
fuerte puedo ejercer mi poder sobre otro para imponer mi voluntad.

Aprende que la inmediatez de la fuerza es más útil a la opción


del diálogo y al establecimiento de normas y límites. Cuando se
pega a un niño o una niña o se le insulta por algo que ha hecho
mal se siente profundamente mal, indefenso y rechazado por
sus padres, estas emociones no le permiten recapacitar sobre
el motivo por el que se le castiga. La corrección sin violencia,
acompañada de una explicación clara, con ejemplos,
alternativas y compromisos ayuda al niño o la niña a interiorizar
las normas y a respetarlas de manera responsable.

9. Resuelve los conflictos sin violencia

Los conflictos dentro de las relaciones afectivas pueden estrechar los


lazos de esta unión si se resuelven de manera pacífica. Solucionar
problemas sin violencia o agresividad física o verbal, exige un ejercicio
de autocrítica, de explorar nuestras motivaciones y de respeto al otro.
Requiere desplegar herramientas de comunicación y negociación,
como:

 La escucha activa. Tratar de entender lo que el otro quiere


decirnos (aunque no compartamos su punto de vista).
 Ponerse en el lugar del otro: ¿qué siente? Es importante mostrar
empatía.
 No emplear actitudes agresivas como insultos, reproches,
chantajes o amenazas. Extreman las posturas de las personas
enfrentadas y crean un clima muy desfavorable.
 Negociar salidas al problema, cediendo en algunas cosas y
asumiendo compromisos.

10. Para que los menores estén bien, los padres y las madres
tienen que estar bien.
Las madres y los padres deben enfrentarse diariamente a muchas
situaciones y reaccionar de manera inmediata, sin pararse a pensar.
Algunas situaciones pueden ser fuentes de preocupación, como la
educación o la salud de los hijos y las hijas. Es natural sentirse a
veces desbordado, triste o frustrado, pero es necesario evitar que este
estado se generalice o se alargue en el tiempo.

Asumir una maternidad o paternidad responsable y positiva


implica también cuidarse a uno mismo, buscar momentos de
relajamiento y disfrute personal que proporcionen descanso y
fuerza para poder “tirar del carro” de la familia. Así que ¡cuídate
y quiérete tú también!
RESPETO
EL BÚHO Y LA TORCAZA
Cuenta la fábula que una torcaza y un búho se hicieron muy amigos, se veían a menudo y
se ayudaban entre sí. Cierto día, la torcaza se sorprendió cuando el búho vino a
despedirse antes de partir a un lugar lejano

- Amigo, ¿Por qué te vas así de improviso?


- porque los demás se burlan de mi graznido, me ridiculizan y todo el tiempo se burlan de
mí. Ya no lo soporto más.
- Amigo, perdóname que te diga algo: respeto tu decisión, pero lo que vas a hacer no tiene
sentido y te voy a explicar porque:
¿Acaso en otras partes no vas a encontrar quienes se burlen de ti? El hecho es que no
puedes cambiar tu graznido.
¿Qué sentido tiene, entonces, que te mudes? El problema no está en los demás sino en
tu reacción. En lugar de estar pendiente de los que te rechazan, valórate; cumple tu
misión y aprecia a los que te quieren como yo. La falla no está en tu graznido sino en tu
interior y tu actitud. Después de estas palabras, el búho dio las gracias a la torcaza, se
quedó a su lado y decidió aceptarse y ser feliz.

POR EL CAMINO DEL RESPETO…

El RESPETO Consiste en apreciar el valor que, por el hecho de ser personas,


tenemos todos los seres humanos sin importar que tan pobres, ricos, mayores o jóvenes
seamos… El verdadero respeto acepta la diferencia y la diversidad (color, raza, idioma,
creencias…).
El valor del respeto se ejerce cuando mostramos aprecio y cuidado por el valor de algo o
de alguien. Puede estar dirigido hacia los derechos y la dignidad de las demás personas,
hacia los de nosotros mismos y también hacia el entorno natural, incluyendo las plantas y
los animales.
Por eso si fuéramos más respetuosos la convivencia sería más sencilla: existirían menos
conflictos y hasta el entorno se encontraría en mejor estado.

Para practicar el respeto debemos tener presente que


todos los que nos rodean son seres muy valiosos.

ACTIVIDAD:
 COMPLETA EL SIGUIENTE CUADRO:
MOMENTO Se demuestra Se observa respeto
irrespeto cuando: cuando:
El salón de clase

Mi familia

En una Izada de bandera

Con la naturaleza

Con los animales


RESUELVE:

¿Crees qué es importante el buen trato entre las personas? ¿Por qué?

 ORGANIZA una sopa de letras. Incluye mínimo 10 palabras relacionadas con el valor del
RESPETO.

 ESCRIBE una corta carta a una persona que demuestra maltrato o irrespeto con otros,
diciéndole lo que no te gusta acerca de su actitud, por qué no te gusta y cómo te gustaría
que se comportara.

https://amigoslarevista.com/2014/08/14/10-principios-sobre-crianza-positiva-y-buen-trato/