Você está na página 1de 8

IV.

Comentario

85
86
Revista Costarricense de Psicología. 27(40), 87-91, 2008.

REFLEXIONES EN TORNO AL LIBRO “PSICOLOGÍA POLÍTICA”


DE MIRTA GONZÁLEZ SUÁREZ

REFLECTIONS AROUND THE BOOK “POLITICAL PSYCHOLOGY”


OF MIRTA GONZÁLEZ SUÁREZ

* M AN UEL M ARTÍNEZ H ERRERA

Recibido: 02-07-08 • Aprobado: 19-08-08


RESUMEN book of Mirta González has the huge virtue of being
directed to the public in pursuit of effective political
Este trabajo es el comentario de un libro titulado “Psi- participation based on the consolidation and imple-
cología Política”, cuya autoría corresponde a Mirta mentation of democratic rights and welfare of the
González, profesora catedrática de la Universidad de majority.
Costa Rica. An unpublished element of the text and perhaps its
greatest value is the exposure and analysis of various
En nuestro gremio es un acontecimiento esporádico social demands occurring at the national level, which
la publicación de un libro y más aún de una asigna- serve as a memory social and accumulated political
tura como la psicología política. Este libro de Mirta experience.
González tiene la enorme virtud de estar dirigido a
la conciencia ciudadana en pos de una efectiva parti- Keywords: commentary, book, “Political Psycholo-
cipación política en función de la consolidación y la gy”, national scope, political experience.
aplicación de los derechos democráticos y del bienes-
tar de las mayorías.
INTRODUCCIÓN
Un elemento inédito del texto, y quizá su mayor valor,
lo constituye la exposición y el análisis de diversas El comentar un libro es siempre una tarea riesgosa por
reivindicaciones sociales acaecidas en el ámbito na- varias razones; en primer lugar, hay que preguntarse
cional, que sirven de memoria social y de experiencia qué es lo que se analiza: el texto en sí, el autor o la
política acumulada. autora como tal, o, como lo propone la hermenéutica
profunda (Sanabria, 1997), la experiencia de la lectu-
Palabras claves: comentario, libro, “Psicología Polí- ra; igualmente, habría que preguntarse por el contexto
tica”, ámbito nacional, experiencia política. en el que emerge la obra, sus avatares culturales, his-
tóricos y políticos. En todo caso, inevitablemente el
ABSTRACT análisis y la interpretación de los productos culturales
llevará siempre impresa la impronta del autor o de la
This is a comment about a book entitled “Political autora (Martínez, 2003). Hecha estas consideracio-
Psychology” whose author belong to Mirta González nes, pasaré a hacer mi particular lectura –no podría
catedratic teacher at the University of Costa Rica. ser de otra manera– de un libro de reciente factura
In our guild is a sporadic event publishing a book and cuya autoría se debe a una entrañable colega llamada
even more of a subject as political psychology. This Mirta González Suárez. Desde cierto purismo ético
y estético podría aquí aparecer la primera objeción a
* Director de la Escuela de Psicología. Universidad de Costa Rica. Co- esta compleja empresa, ¿es lícito realizar un análisis
rreo electrónico: manuelmartinezcr@hotmail.com

87
Revista Costarricense de Psicología. 27(40), 2008.

objetivo de un texto desde el lugar de la implicación la Universidad de Costa Rica y ella profesora de esta
emocional y afectiva que se supone una amistad? Si Institución. Lo primero que me impresionó de Mirta
abrazáramos el evangelio positivista imbuido de una fue su acendrado sentido de justicia, el cual trasciende
supuesta asepsia y neutralidad valorativa, debería, al las imposturas teóricas y académicas que son moneda
menos, despojarme de todo viso de subjetividad en común en el ámbito de las Ciencias Sociales donde se
aras de la objetividad analítica. Nada más ajeno al es- forjó académica y profesionalmente; en Mirta, la jus-
píritu y a la intención del texto que nos ocupa (Gon- ticia, que para ella es siempre social, es un principio
zález, 2008) que, precisamente, enjuicia el estatus de y un valor que brinda unidad de propósito y coheren-
imparcialidad científica que se esgrime como campeo- cia a sus pensamientos y acciones, ninguna injusticia
na de la razón y de la verdad supuestamente ajena a cometida contra un semejante o cualquier otra forma
cualquier interés social y político, lo cual es develado de vida, incluido el planeta mismo, le es ajena. Mirta
de manera sistemática a lo largo y ancho del libro. Es, reúne en sí misma una enorme capacidad afectiva que
por ello, que en virtud de lo anterior, tengo un especial le caracteriza, al tiempo que es una insigne luchadora
goce de trasmitir mis “irritaciones” según lo entiende quien con valentía, sagacidad y pasión, se suma cons-
la hermenéutica profunda (Sanabria, 1997), así como cientemente a la construcción colectiva de un mundo
mis asociaciones, valoraciones e ideas respecto a este mejor con alma de compañera.
texto que pretendo “co-mentar” de mi maestra, cole-
ga y compañera de causa, la Doctora Mirta González COMENTARIOS
Suárez.
El título del libro de Mirta González, a saber, “Psico-
La obra como tal, una vez que es concebida, pasa del logía política”, pareciera remitir al conjunto de teorías
discreto lugar de la autoría al universo de la cultura; de mediano y corto alcance, cuando no a micro teorías
sufre así una suerte de extrañamiento, ya no le perte- que pueblan a las Ciencias Sociales y particularmen-
nece más al autor o a la autora, se vuelve del dominio te a la Psicología social, sin embargo, en el texto se
público y en este acto se socializa. Empero, no hay proponen otras coordenadas al vincular la Psicología
que olvidar que cualquier producción cultural emer- a procesos sociales e históricos más amplios aunque
gió, en algún momento, del oscuro intersticio que sin quedarse en el análisis macroestructural, al imbri-
acaece entre lo subjetivo y lo social, por lo tanto, no carse en los procesos históricos concretos que cons-
se puede desdeñar la autoría que le dio vida, la cual, truyen los dominios sociales y a los actores sociales
a su vez, surge a partir de determinadas coordenadas populares quienes también los constituyen, que es a
histórico-sociales. quienes, en definitiva, va dirigido el texto. Este pasaje
de la estructura social al individuo concreto es uno de
En todo caso, cualquier cosa que se pudiera decir del los grandes dilemas y paradojas que envuelven a las
texto o de la autora es necesariamente una especula- Ciencias Sociales (Martínez, 2007); la autora –cuyo
ridad, esto es un reflejo interesado que pasa por los dilema no es este– sortea el problema sin ambages al
filtros sociales, culturales y subjetivos de quien escri- dirigirse al sujeto de la acción inmerso en las diver-
be, no podía ser de otra manera. De cualquier forma, sas coyunturas socio-políticas que ha de enfrentar. El
no pretendo realizar un análisis científico de la obra ni objeto de interés de la obra son los ciudadanos y las
una biografía de la autora, si no más bien, establecer ciudadanas quienes reflexionan y luchan consciente-
una impronta –la mía– que pudiera enriquecernos en el mente por una sociedad más equitativa, inclusiva y
discernimiento del texto. Consciente de que el sujeto respetuosa del ambiente; en tal sentido, el libro pre-
nunca es el de la enunciación, empezaré diciendo que tende ser una contribución efectiva a una praxis social
conocí a Mirta González Suárez hace muchos años, y política desde determinados principios y valores éti-
siendo yo estudiante de la Escuela de Psicología de cos, los cuales son claramente enunciados.

88
Revista Costarricense de Psicología. 27(40), 2008.

En el libro que nos ocupa, el concepto de política El texto como tal se inscribe dentro de un esfuerzo
tiene que ver con un ejercicio democrático pleno de latinoamericano donde encontramos la denomina-
participación ciudadana, libre y consciente asumi- da Psicología Social de la Liberación (Baltodano,
do, el cual pasa por el esclarecimiento de los intere- 2005), que, a pesar de estar inspirada en la vida y en
ses y los juegos de poder que permiten desentrañar la obra de Ignacio Martín-Baró (1985), no es un mo-
su verdadera naturaleza y su lógica subyacente. Se vimiento doctrinal o paradigmático, siendo más bien
redime, de esta manera, el quehacer político como un movimiento plural que convoca a marxistas, fe-
una función inherente e inalienable del ser humano, ministas, grupos religiosos de diversa denominación,
como un compromiso ético y estético que la autora ecologistas, académicos de distintas posturas teóricas
e indigenistas, entre otros, que coinciden entre sí en
desarrolla a lo largo de la obra; este compromiso se
un conjunto de reivindicaciones político-sociales de
puede resumir como una lucha por una sociedad más
los pueblos latinoamericanos, a saber: la lucha contra
justa, equitativa y solidaria, a la vez que respetuosa
toda forma de discriminación social, por un comer-
del medio ambiente, una sociedad donde se trascienda cio justo, contra toda forma de explotación y por una
el paradigma de la competencia y la explotación, del equitativa repartición de la riqueza, así como la de-
consumo a ultranza y de las vanalidades con que está fensa a ultranza de la naturaleza, y que, precisamente,
signado el éxito en nuestra cultura. Esto es tan solo estas y otras reivindicaciones sociales están presentes
una propuesta, aquí no hay nada dado, diremos, para en el libro.
frasear a Bourdieu (2000), que es una tarea en común
al servicio de una nueva ética de inclusión y respeto En este sentido, la obra como tal se inscribe en un
entre los seres humanos, misión para la cual todos y proyecto político de liberación imbuido de una pro-
todas estamos convocados. funda convicción democrática y de un espíritu huma-
nista que llena de optimismo y viene en un momento
La acción política entendida de esta manera deja de preciso en que flaquean la participación ciudadana y
ser un instrumento de dominación y control para la el ejercicio democrático mismo, en un momento en
toma y el ejercicio del poder, reconceptualizándose donde campea la indiferencia, la incredulidad y la de-
como un medio para conquistar, ampliar y garanti- gradación de la política. Se hace un claro llamado de
zar los derechos humanos y sociales; su ejercicio así atención para no volver a dejar, nunca más, la política
concebido es una actividad de incumbencia e interés en manos de los políticos que la han usurpado utili-
cotidiano para un efectivo ejercicio de la ciudadanía zando el poder en su propio y exclusivo beneficio. En
y, en tal sentido, la autora nos lleva a reflexionar crí- tal sentido, existe una clara intención de adecentar y
profundizar nuestra maltrecha democracia en el claro
ticamente acerca de la propia cirscunstancialidad y el
entendimiento de que los problemas de la democracia,
entorno social donde esta se desenvuelve, a pensar
solo se resuelven con más democracia.
políticamente reconociendo, de esta manera, la ver-
dad del discurso político y a visualizar los diversos El humanismo que según decíamos caracteriza al
intereses que en él se juegan. texto, es un humanismo social, donde el individuo se
concibe inmerso en colectividades de las cuales ob-
La primera tarea que se debe acometer frente al poder tiene beneficios y derechos pero, ante todo, tiene res-
y sus manifestaciones es discernir su ideologización ponsabilidades solidarias con sus semejantes, lo cual
inherente, lo cual obliga a una segunda mirada que permite, precisamente, que los derechos individuales
implica trascender lo obvio y manifiesto, no en fun- sean al mismo tiempo sociales. Es una propuesta hu-
ción de un purismo objetivista, sino de una toma de manística porque no ve a los otros como clientes, con-
posición consciente que impele a la acción concen- sumidores, ni competidores, si no como semejantes
trada en pos de mejores condiciones de vida para las que están llamados a construir un proyecto común en
inmensas mayorías, tal es el propósito del libro. beneficio de todas las personas.

89
Revista Costarricense de Psicología. 27(40), 2008.

Hay un claro propósito didáctico en la obra, lo cual los devela con un sencillo lenguaje a los sectores po-
es lógico pensar ya que la autora, a la sazón profesora pulares de Costa Rica y de América Latina.
universitaria, ha tenido como cometido la transmisión
de conocimientos, pero más allá de esto, de princi- Se instruye en el texto acerca de la manipulación
pios y valores, su condición de educadora, que no se ideológica del discurso del poder que propone como
limita a la repetición de esquemas y contenidos, sino bueno y deseable para todos y todas, aquello que con-
que analiza críticamente la realidad social; siguiendo viene exclusivamente a aquellos sectores sociales que
a Freire (2002), invita a la reflexión, también critica detentan el poder. Se brinda un método de análisis que
a los sectores sociales más desfavorecidos y a todos posibilita re-conocer la manipulación política y for-
aquellos que, con algún nivel de sensibilidad, estén mular las tácticas y las estrategias para establecer las
dispuestos a construir una sociedad más justa. lógicas de resistencias en pequeños y grandes espec-
tros sociales a partir de los análisis coyunturales.
La autora se despoja de cualquier supuesto neutralis-
mo científico del cual abjura y toma posición no solo a A lo largo de la obra, se exponen numerosas luchas
partir de la autoafirmación en pos de una democracia reivindicativas las cuales se analizan profusamente,
reflexiva y participativa, si no que hace un llamado a quedando por este medio felizmente registradas y sir-
una resistencia consciente, concentrada y activa, pro- viendo de memoria social y experiencia política acu-
ducto de un discernimiento colectivo sobre la realidad mulada al servicio de nuevos emprendimientos. Este
social en la cual nos encontramos inmersos. Para ello, hecho es especialmente valioso ya que, en general, no
brinda teoría, método y técnica que guía el análisis queda constación documental y mucho menos un aná-
y también la praxis. En nuestra sociedad, el ejercicio lisis político de las reivindicaciones sociales. El libro
político tradicional tiene como objetivo la toma y el se centra así en procesos sociales en lugar de teorías
mantenimiento del poder en función de una delega- políticas de dudosa eficacia en la acción reivindicati-
ción acrítica y enajenada de la representatividad; la va; existe un fuerte compromiso con el cambio social,
autora propone, en cambio, ser actores y artífices de la por tanto, frente a los crecientes embates neoliberales
propia historia y construir nuestra propia democracia. contemporáneos, su lectura es obligatoria no solo para
Desde esta perspectiva, el texto interpela a los lectores los cientistas sociales, sino para todos aquellos y todas
y a las lectoras con preguntas y tareas que propician el aquellas que luchan por un régimen social más justo.
entendimiento y la comprensión de las condiciones de
vida e impelen a una acción social planificada. Mirta apuesta sin ambages a la defensa y a la amplia-
ción del estado social de derecho que, en el caso parti-
Maquiavelo (2000), quien a la postre fue el primer cular de Costa Rica, ha conformado nuestra institucio-
cientista social en tanto y en cuanto establece de ma- nalidad e idiosincrasia, las cuales se ven amenazadas
nera metódica las reglas para la consecución y el man- por el neoliberalismo que recorre el orbe. Precisamen-
tenimiento del poder a partir de un análisis socio-his- te, la tarea que la autora nos impone es la defensa a
tórico de lo que hoy podríamos denominar, guardando ultranza de las conquistas sociales conseguidas y su
las distancias, como una aplicación de principios de profundización. Para tal efecto, el libro funge como
la teoría política al análisis político de coyuntura, ha una especie de manual de acción política que facilita
sido estudiado por grandes figuras históricas, incluido el entendimiento de las condiciones sociales imperan-
Napoleón Bonaparte. Maquiavelo inaugura la racio- tes y las correlaciones de fuerza correspondientes, la
nalidad instrumental carente de alma al estar signada planificación, ejecución y la evaluación de lo política-
por el logro y el cumplimiento más allá de toda con- mente actuado. A partir del análisis de diversas expe-
sideración ética y moral. Los secretos del poder que riencias reivindicativas, el texto se convierte, también,
Maquiavelo enseña a los príncipes de su época, Mirta en un manual de buenas prácticas políticas.

90
Revista Costarricense de Psicología. 27(40), 2008.

Un eje transversal del libro lo constituye la equidad de BIBLIOGRAFÍA


género y las luchas políticas de las mujeres, cuyo vi-
vificante ejemplo histórico ilustra las extraordinarias Baltodano, S.; Dobles, I.; Leandro, V. (2005). Psicolo-
posibilidades que la persistencia, la organización, la gía de la Liberación en el Contexto de Globalización
unidad y la inteligencia puestas al servicio de las me- Neoliberal. San José, Costa Rica: Editorial UCR.
jores causas pueden lograr. Siendo Mirta pionera en
Costa Rica de los estudios de género y una incansable Bourdieu, P. (2000). La dominación masculina. Bar-
luchadora por los derechos de las mujeres, no podían celona, España: Editorial Anagrama.
faltar las referencias y los ejemplos de las reivindica-
ciones por una sociedad más inclusiva. Podemos de- Freire, P. (2002). Cartas a quienes pretenden ense-
cir, sin temor a equivocarnos, que este libro sintetiza ñar. México D. F., México: Siglo XXI.
las facetas más destacadas de la autora: su feminismo
militante, su solidaridad social, su acendrado huma- González, M. (2008). Psicología Política. San José,
nismo y su fe inquebrantable en que un mundo mejor Costa Rica: Editorial UCR.
es posible, lo cual combina magistralmente con su vo-
cación de educadora. Maquiavelo, N. (2000). El Príncipe. Madrid, España:
M J Ediciones.
CONSIDERACIÓN FINAL
Martín-Baro, I. (1985). Entre el individuo y la so-
El libro polemiza tal y como lo indicamos anterior-
ciedad. Acción e Ideología. Psicología Social desde
mente sobre el estatuto de ciencia y su pretendida
Centroamérica. San Salvador, El Salvador: U.C.A.
neutralidad, y ubica a la Psicología política no al
Editores.
servicio del conocimiento, si no el conocimiento al
servicio del desarrollo integral del ser humano. Se di-
Martínez, M. (2003). Apuntes para la Comprensión
serta acerca de las estructuras de poder, los intereses
de la Concepción Estética de Walter Benjamín. Revis-
económicos y políticos que se juegan en toda realidad
ta Reflexiones. 82 (1).
social, se analizan las coberturas y los mantos ideoló-
gicos que se tienden, y se establecen, de manera par-
Martínez, M. (2006). Psicoanálisis y hermenéutica
ticular, las formas de incidir en las políticas publicas
profunda. Revista Costarricense de Psicología. 26
sorteando el intrincado camino burocrático y legal
estatal en procura del desarrollo del estado social de (39).
derecho. Se brindan elementos organizativos y se ana-
lizan experiencias exitosas que garantizan los objeti- Martínez, M. (2007). La construcción de la femini-
vos propuestos. El análisis de casos concretos cumple dad: la mujer como sujeto de la historia y como sujeto
una función didáctica al tiempo que sirve de memoria de deseo. Actualidades en Psicología. 21 (108).
social e inspiración y ejemplo político. Es este un li-
bro lleno de esperanza, pero no la esperanza del que Sanabria, J. (1995). Etnopsicoanálisis y hermenéutica
espera, si no de aquel y aquella que, en la lucha forja, profunda en la investigación social. Actualidades en
inclaudicablemente un futuro pleno de igualdad y de Psicología. 11 (87).
oportunidades sociales sin ningún tipo de discrimina-
ción, en convivencia y armonía con la naturaleza y Sanabria, J. (1997). Hermenéutica profunda y etno-
con pleno respeto a la creación. hermenéutica . Actualidades en Psicología. 13. (93).

91
Impreso en:
Lara Segura & Asoc.
(506) 2256-1664

92