Você está na página 1de 3

Es importante asegurarte de que tu dieta esté bien balanceada para tener buena salud y evitar

enfermedades a largo plazo. A medida que nuestras vidas se vuelven más ocupadas, esto puede
ser más difícil. Cinco grandes grupos de alimentos (frutas y vegetales, proteínas, lácteos,
carbohidratos y dulces y grasas).
Frutas y vegetales: a pesar de ser uno de los grupos de alimentos más importantes, y tener
muchos beneficios para la salud, los estudios han demostrado que la mayoría de la población no
consume suficientes frutas y vegetales. Esto es sorprendente considerando las bondades que
proveen y la amplia variedad disponible en tiendas actualmente.
 ¿Por qué son importantes?: las frutas y vegetales proveen muchas vitaminas y minerales a tu
cuerpo que son difíciles de encontrar en otras áreas de tu dieta. También tienen un alto contenido
de agua y un bajo contenido en grasas. Un estudio ha demostrado que una dieta con escasez de
este grupo de alimentos puede llevar a enfermedades como cardiopatías e incluso algún tipo de
cáncer. Una falta de esto también puede provocar presión arterial alta y deficiencia de varias
vitaminas que resultan en un sistema inmune débil y a veces enfermedades a largo plazo.
 ¿Cuánto necesitas?: la pauta general es comer por lo menos cinco porciones al día. Estas
porciones deben ser de cinco frutas y vegetales diferentes para asegurarte de que tengas una
variedad de vitaminas y minerales. Para obtener la mejor variedad, elige las que sean de diferentes
colores, ya que, generalmente, los colores diferentes te brindan cosas diferentes.

Proteínas: mayormente los productos animales. Por esta razón los vegetarianos y veganos a
menudo no consumen suficientes proteínas, aunque esto puede evitarse ya que hay alimentos
vegetarianos que contienen muchas proteínas. Es una parte importante de tu dieta ya que es vital
para muchas funciones dentro del cuerpo.
 ¿Por qué son importantes?: su función principal es para el crecimiento y la reparación, así que
son necesarias para el crecimiento de cabello y uñas, la reparación de neuronas, crecimiento y
reparación muscular y para curar heridas. Una dieta falta en proteínas puede causar deterioro
muscular, artritis, problemas cardiacos y falla de órganos, así que realmente es importante
consumir suficientes. Deficiencia de proteína -> algunos de los síntomas incluyen caída del cabello,
dolor muscular y calambres, curación lenta de heridas y pérdida de sueño.
 ¿Cuánto necesitas?: la cantidad diaria recomendada para una mujer adulta es 45 g, y la cantidad
diaria recomendada para un hombre adulto es aproximadamente 55,5 g al día. Sin embargo, las
opiniones varían ya que aún se está realizando una investigación para determinar la cantidad
requerida. Este número también cambia dependiendo de tu estilo de vida así como del peso y la
complexión natural. Si te ejercitas regularmente o estás tratando de desarrollar más músculo,
entonces requerirás más proteínas en tu dieta. Si rara vez haces ejercicio y tienes una complexión
pequeña, entonces no necesitarás tanta. (2 a 3 porciones al día.) Algunos ejemplos de lo que se
considera una porción son: 100 g de carne, carne de ave o pescado, 2 huevos, 3 cucharadas de
nueces, semillas o frijoles.
 ¿Qué alimentos los contienen?: carne de aves, huevos, mariscos, nueces, semillas, legumbres y
productos de soya. Para las personas que no comen carne, están disponibles los suplementos de
carne que usualmente contienen bastantes proteínas. Las proteínas de productos animales son
mejores ya que contienen la variedad completa de aminoácidos importantes. Los pescados grasos
son una buena fuente de proteína, y también provee ácidos grasos buenos como el omega 3 que
reduce la probabilidad de desarrollar una enfermedad cardiovascular.

Lácteos: los lácteos son conocidos por ser una buena fuente de calcio. Para las personas con
intolerancia a la lactosa o alergia a la leche, tener suficientes lácteos en su dieta puede ser más
difícil, aunque hay muchos sustitutos para el alimento verdadero.
 ¿Por qué son importantes?: los lácteos son una buena fuente de calcio. El calcio es importante
ya que ayuda a promover huesos y dientes fuertes. Además, también regula la contracción
muscular, que incluye los latidos del corazón, así que es bastante importante. El consumo
inadecuado de calcio hasta los 25 años puede causar problemas óseos como la osteogénesis
imperfecta y osteoporosis. Esto es más común en mujeres ya que generalmente tienen menor
masa ósea que los hombres. Para absorber el calcio efectivamente, los estudios sugieren que la
vitamina D es útil. Esta es fácil de conseguir ya que tu cuerpo la genera siempre y cuando reciba
una buena cantidad de luz solar.
 ¿Cuánto necesitas?: se recomienda que los adultos aspiren a tres porciones de lácteos al día. Si
te preocupa tu consumo de grasas entonces opta por versiones bajas en grasas. Aquí hay algunas
ideas de lo que cuenta como porción; 200 ml de leche, 250 ml de leche de soya con calcio, 30 g de
queso, 1 tarro de yogur. Los niños y adolescentes también necesitan muchos lácteos en sus dietas
ya que sus huesos aún están desarrollándose.
 ¿Qué alimentos los contienen?: Los alimentos lácteos, aunque tal vez sea señalar lo obvio,
incluyen leche, queso, yogur, queso fresco descremado, pero no incluyas mantequilla o crema en
la categoría de lácteos. Para aquellos que son veganos o intolerantes a la lactosa, puedes
encontrar tu calcio en otras fuentes, como en yogures y leches de soya enriquecidos con calcio,
vegetales de hojas verdes oscuras como brócoli y espinaca, almendras y algunos tipos de
pescado.

Carbohidratos: este grupo de alimentos deberían ser la fuente principal de energía de tu cuerpo
en lugar de los azúcares y las grasas. Generalmente deberían ser parte de toda comida, y la
mayoría de las personas no tienen problemas en incluirlos en su dieta diaria. Ciertos tipos de
carbohidratos son especialmente buenos para ti y pueden prevenir enfermedades así que es mejor
escoger tus carbohidratos sabiamente para sacar el mayor provecho de ellos.
 ¿Por qué son importantes?: la mayoría de los carbohidratos proveen una liberación lenta y
duradera de energía que previene una baja de energía a lo largo del día. Generalmente son bajos
en grasas pero aún así llenan, lo que significa que será menos probable que comas aperitivos
menos saludables entre comidas. El mejor tipo de carbohidratos son los productos integrales. Los
productos integrales están ampliamente disponibles en muchos tipos de carbohidratos y su
importancia se está haciendo cada vez más conocida. Los productos integrales proveen muchos
nutrientes útiles, los cuales son eliminados en los granos refinados. Contienen fibra que promueve
un sistema digestivo saludable, proteínas (que ya sabes su importancia), vitaminas y minerales y
carbohidratos (principalmente en forma de almidón). También son ricos en antioxidantes que
previenen el cáncer, las cardiopatías y la diabetes.
 ¿Cuánto necesitas?: se recomienda que aproximadamente un tercio de cada comida que comas
debería consistir en carbohidratos de algún tipo. También deberías saber qué carbohidratos estás
eligiendo para sacar el mayor provecho de tus porciones. Comer demasiado hará que ganes peso,
pero los carbohidratos gramo por gramo contienen menos calorías que grasas y proteínas.
 ¿Qué alimentos los contienen?: los carbohidratos complejos (los buenos) se encuentran en
alimentos como avenas, papas, tubérculos, pan integral, cereal integral, pasta integral, nueces,
arroz marrón, frijoles y lentejas. Los carbohidratos complejos también se encuentran en una forma
menos saludable de pan, harina y arroz blanco. Los carbohidratos simples (los malos, también
conocidos como azúcares) que deberías evitar están en las pizzas, azúcar blanca, bocadillos,
chocolate, tortas, pastas, comidas preparadas y salsas
Alimentos grasosos y dulces: aunque muchas personas asumen que la grasa y el azúcar
deberían suprimirse si se quiere estar saludable, esto está mal. Es importante incluir un poco en tu
dieta, solo se trata de encontrar el equilibrio perfecto.
 ¿Por qué son importantes?: las grasas son buenas para ti en cantidades pequeñas ya que
transportan vitaminas solubles en grasas (A, D, E y K) a través del cuerpo, y también provee ácidos
grasos esenciales. Estos ácidos grasos esenciales tienen que suministrarse a través de la dieta, y
los estudios sugieren que mejoran tu sistema inmune al igual que tu salud cardiaca. Las grasas se
almacenan bajo la piel como reserva de combustible, así que es bueno tener un poco ahí,
especialmente ya que también protegen tus órganos. Sin embargo, necesitas tener en cuenta que
demasiada grasa causará enfermedades relacionadas con la obesidad, consúmelas con
moderación.
 ¿Cuánto necesitas?: un gramo de grasa contiene 9 calorías, esto significa que es realmente fácil
comer de más y ganar peso cuando comes alimentos grasosos, así que deberías estar pendiente
de eso. Las pautas gubernamentales sugieren que las grasas deberían constituir, como máximo, el
35% de la energía en tu dieta, y que las grasas saturadas deberían cubrir menos del 11% del total
de tu consumo de energía, (esto se calcula en 70 a 95 g de grasas al día como máximo). La
mayoría de los adultos en el Reino Unido no consumen demasiadas grasas, pero consumen
demasiadas grasas saturadas que pueden conducir a una mala salud. Comer demasiados
alimentos dulces puede provocar diabetes y obesidad.

Proteínas: carnes blancas y rojas.


Carbohidratos: por ejemplo, cereales, arroz.
Lácteos: leche, yogures, quesos.
Minerales: en frutas y verduras.
Vitaminas: en frutas y verduras.
Grasas: las saludables (como las nueces, el aceite de oliva y coco y las semillas).
Comida balanceada: depende de cómo combines alimentos.

Aseo/ higiene de los alimentos.

CIRUELAS: Ca, Fe, Mg, K, y trazas de Na.

MANZANAS:Ca, trazas de Cu, Fe, Mg, Mn, P, K, Se, Na y trazas de Zn.

BANANAs: Ca, trazas de Cu, Fe, Mg, trazas de Mn, P, K,Se, Na, y trazas de Zn.

KIWIS Ca, Cu,Fe, Mg. P, K,Se, Na, Zn.