Você está na página 1de 1

E S P O S A M Í A… M A R Í A

Mi amada María… esposa mía…

Imaginándome… ¿cómo sería la vida sin ti?… quiero expresarte lo que analicé:

Analicé que aunque hay dificultades, problemas… subyace en el interior una luz que aunque

Miremos la oscuridad total… Dios nunca se muda, para seguirnos

Acompañándonos y seguir adelante, luchando por los ideales que

Dios nos ha premiado: nuestras hijas, nuestra compañía, nuestros sueños, nuestros anhelos… Dios.
Ahí en ese momento se comprende que el amor se esconde por raticos, pero no se ha ido, siempre estará ahí.

Mi amor… famaceuco:

Aunque la noche es oscura, siempre trae nuevos pensamientos y nuevos los corazones, para

Reflexionar y seguir caminando juntos… en fin, seguir el sendero

Íntegramente hacia el mismo fin es lo que anhela Dios y lo vamos

A lograr.

En este momento quiero elevar una oración a ti, para que pienses en tu interior que hay

Sobre este mundo alguien que te ama y te valora más que todas las cosas que existen… ¡Yo!. La oración dice:

Padre nuestro que estás en el cielo… también un ave María: Dios te salve María…

Omnipotente Dios cuida y bendice a mi esposa con todo tu amor y házmela santica como

San Pedrito, y por último, quiero que sepas que en mi corazón hay bastante

Amor para ti, nunca lo dudes… mi amada señora mía.

Mañana será otro día y espero estés a mi lado, acompañándome

Íntimamente e íntegramente, porque así lo ha querido mi Diosito…

Adiós. Que Dios te bendiga y espero te haya gustado mi granito de amor del día de hoy.