Você está na página 1de 2

Galería de los Presidentes

La felicidad según Gabo


Por: Manuel Díaz Caro
Presidente de la Sociedad Colombiana de Urología
1999-2001

Cuando el Dr. Uribe me solicitó escribir un mos parámetros diferentes para buscarla, a los
artículo “no científico” para la revista cincuen- de las demás personas.
tenaria de nuestra sociedad, cayó como anillo
Hace poco asistí a una charla donde el
al dedo a mis manos una de las innumerables
conferencista hablaba sobre el tema y decía que
entrevistas efectuadas a Gabriel García
para ser feliz existían cinco requisitos: tener
Márquez, nuestro inefable premio Nobel, a
salud, tener trabajo, sentirse útil, tener una
raíz del llamado ”Año de Gabo”, en el que con
normal autoestima y tener capacidad de dar
increíble desfachatez y simplismo se atrevió
amor. En medio de la charla levantó la mano
a darnos el secreto para la felicidad. Palabras
una señora y comentó que ella trabajaba con
textuales: “el secreto de la felicidad es hacer solo
niños que sufrían cáncer y que ellos, obvia-
aquello con lo que uno disfruta”.
mente, ni tenían salud, ni se sentían útiles,
Oh…. ¡Que maravilla! Fue lo primero que etc. y sin embargo garantizaba que muchos
se me ocurrió pensar, pero luego, reflexio- de ellos eran felices! El conferencista, muy
nando tuve que admitir que se debía profun- honestamente, dijo que tenía razón y que su
dizar en este pensamiento, cosa que desde hace charla debería advertir que era para adultos.
tiempo vengo haciendo en mis ratos de ocio o ¡Interesante! Es, entonces, distinta la felicidad
de desvelo y trataré de hacerlo aquí, amable según la edad…? Es la felicidad dependiente
colega, con su consentimiento. del grado de complejidad cerebral, cultural,
Se han escrito miles de páginas, ensayos, religiosa, etc.?
artículos, tratados y sentencias sobre la feli- Yo creo que eso no tiene discusión. Sus
cidad. Se ha dicho que el hombre está en la parámetros, querido colega, son mucho más 33
vida para tratar de ser feliz y que esa debe complejos que los de su recepcionista, por
ser nuestra meta. Sin embargo no sabemos ejemplo.
ni definirla y mucho menos cuando, como y
Creo, advirtiendo que todo lo que he es-
donde encontrarla. Todos los grandes pensa-
crito y escribiré es estrictamente personal, que
dores de todos los tiempos desde Anaxágoras,
la felicidad es, de igual manera, absolutamente
maestro de Sócrates, hasta Sastre y desde Je-
individual y depende de las necesidades de
nofonte hasta el más moderno de los filósofos
cada quien.
han tratado de definirla y de darnos la formula
para encontrarla. No imagino un anacoreta feliz en un esce-
nario público y no imagino a un actor, feliz
Urologia Colombiana

Cada quien la busca a su manera y aquí


viviendo solitario en un paraje olvidado.
pueden escribirse un sin número de sustanti-
vos: riqueza, poder, religión, trabajo, honores, Respecto a la definición de Gabo creo que
sexo, espiritualidad, lujo, etc., etc., etc. Existen es muy difícil hacer solo lo que uno disfruta
tantos ítems como personas. Nosotros mismos y que muy pocas y privilegiadas personas
por el hecho de ser médicos y urólogos tene- pueden decirlo o hacerlo. Creo que es más
sencillo y mucho más real el disfrutar de lo crea y quiera cada quien. Por eso decir que no
que uno hace. En nuestro caso, ejercer con es mas feliz quien más tiene sino quien menos
amor esta hermosa profesión urológica que necesita, es una verdad de a puño!
hemos escogido.
Así podríamos seguir elucubrando y fi-
Mi definición personal es que la felicidad losofando horas y horas pero me asalta aquí
consiste en estar en paz consigo mismo y con una palabrita muy de moda entre nosotros:
los demás. Estar en paz consigo mismo implica NEUROTRANSMISORES. Entra aquí una
un mundo de cosas, lo cual no deja de ser muy parte muy médica y porqué no, muy urológi-
complicado, siendo la primera de ellas, a parte ca respecto a tan complejo tema. No creo que
de otras muchas, vivir y ser consecuentemente se pueda ser feliz sin oxitocina y serotonina!
con lo que se piensa, se cree y se predica. Me resisto a creer que alguien quien no pue-
da interrelacionarse normalmente pueda ser
Por lo tanto sabemos que la felicidad no
feliz. No creo que un verdadero depresivo
puede estar solamente fincada en las cosas ma-
pueda ESTAR feliz y mucho menos SER
teriales. Platón sostenía que había dos mundos
feliz.
el visible y el de las ideas, donde se encuentra
el conocimiento que es base de la felicidad Todo lo que hemos hablado y todo lo que
pues a ella no se puede llegar a través de los pudiéramos hablar sobre el tema, se derrumba
sentidos sino del intelecto. Epicuro sostenía con solo esas palabritas que rigen tantas con-
que solo a través del dominio de si mismo se ductas de nuestras vidas!
puede alcanzar la tranquilidad que constituye
Somos, en muchas ocasiones, rígidos jueces
la verdadera felicidad.
de los demás sin detenernos antes a pensar
“Esto es la verdadera felicidad!” me dijo el por que tal o cual persona asume esta o
FELIZ, un amigo el día que su equipo quedó aquella conducta. Somos todos, entonces y
campeón del fútbol colombiano. Ahora surge a pesar de todo, producto de ese inmenso y
una nueva y fundamental pregunta: es lo aún desconocido laboratorio que conforma el
mismo ESTAR feliz que SER feliz? cuerpo humano?
Es la felicidad un estado de ánimo o es una Ese ya es otro tema y el tiempo y el espacio
condición más o menos permanente? Estoy para este artículo ya se acabó, así que tengo que
convencido de lo segundo. Precisamente por dejar, por el momento, las cosas así por que es
eso pienso que es definitivamente individual hora de tomar mi dosis diaria de nervocalm y
34 y por eso depende de lo que espera, piense, de sertralina.
Urologia Colombiana