Você está na página 1de 9

Foja: 91

Noventa y uno.

C.A. de Valparaíso

Valparaíso, catorce de febrero de dos mil dieciocho.


Visto:
A fojas 16 comparece don Alejandro Jofré Laupichler, abogado,
en representación de INMOBILIARIA IBSEN LTDA, rol único
tributario N° 76.185.904-8, ambos domiciliados para estos efectos en
Medio Oriente 1050 oficina 301, Viña del Mar, quien recurre de
protección en contra de la DIRECCIÓN DE OBRAS DE LA I.
MUNICIPALIDAD DE VALPARAÍSO, representada por su Director
(s) don Sergio Patricio Miranda Zambrano, constructor civil, ambos
con domicilio en Avenida Argentina 864 Piso 3, Valparaíso, con
motivo del actuar ilegal y arbitrario incurrido en la dictaci ón de la
Resolución 659 de 26 de diciembre de 2017, que le fuera notificada el
27 de diciembre de 2017, por la cual se dispone: 1) "la paralizaci ón
total e inmediata de las obras que actualmente se est án ejecutando en
el proyecto constructivo singularizado en el punto 2 de los vistos", 2) Se
ordena "subsanar las observaciones en el plazo de 60 d ías corridos", y
3) se ordena notificar "al titular del permiso de edificaci ón en comento,
lo que afecta, en modo de privación y perturbaci ón el derecho a la
igualdad ante la ley y al derecho de interdicción de toda arbitrariedad,
a la garantía que prohíbe ser juzgado por comisiones especiales lo que
atenta contra el debido proceso y al derecho de propiedad.
Indica que IBSEN es titular del Permiso de Edificaci ón o
Permiso de Obra Nueva N° 503, de 4 de diciembre de 2013,
modificado por Resolución de la Dirección de Obras 285 del año 2016,
que le habilita para de construir dos edificios de departamentos, de 22
pisos cada uno, en Avenida Ibsen N° 235- 255- 241-263, del Cerro Las
Delicias, Valparaíso.
Por Oficio Ordinario N°013920, de 24 de agosto de 2017, de la
Contraloría Regional de Valparaíso, dirigido al Alcalde de la
Municipalidad de Valparaíso, entre otras cuestiones menores se ordena
que la "Municipalidad de Valparaíso deber á ponderar la caducidad del
Permiso de Edificación de que se trata y regularizar los cobros que
Indica". Esta "ponderación" que se ordena efectuar a la Direcci ón de
CRDXEDKVJF

Obras (DOM) se refiere a la probable "caducidad" del permiso por no


haber iniciado las obras dentro de plazo legal de tres a ños desde la
fecha de otorgamiento del permiso de obra y que expiraba el 4 de
diciembre de 2016.
Indica que este oficio es impreciso y podría entenderse que est á
ordenando a la Municipalidad declarar la caducidad del Permiso de
Obras y en otra parte que se proceda a resolver de forma precisa la
problemática de si en determinado caso han concurrido los supuestos
que configuran la caducidad de un permiso de obras.
Señala que hasta la fecha, el Permiso de Obra Nueva de IBSEN
no ha sido declarado caduco ni ha sido invalidado por ninguna
autoridad. Tanto así, que en el numeral 3° de la parte resolutiva de la
Resolución 659 se ordena notificar la paralizaci ón total de las obras a
su mandante en su calidad de "titular" del permiso, lo que parece
demostrar la actual vigencia del permiso, pero no obstante aquello, la
Resolución 659 opera sobre la base de que el edificio se ejecuta sin
permiso.
Destaca que la Resolución DOM 659 perjudica a su parte tanto
por la paralización total de las obras de edificaci ón, cuanto por lo
confuso de su tenor, hecho último que dificulta incluso la defensa. En
efecto, como en el numeral 2° de la Resolución 659 se ordena
regularizar dentro del plazo de 60 días la situaci ón de obras ejecutadas
sin permiso, pudiera pensarse que lo que ocurre es que hay obras
amparadas en el Permiso antes indicado y otras obras que no lo est án.
Pero la lectura de la misma Resoluci ón y de los antecedentes que ella
exponen, revelan que lo cierto es que ella se refiere a todas las obras
ejecutadas por IBSEN y que la razón de ello es que impl ícitamente se
asume que el permiso de obra ha caducado. De no ser as í, la
resolución debía indicar cuáles, de la totalidad de las obras estar ían
amparadas en el Permiso y cuales no, limitando la decisión de
paralización solo a aquellas que no tienen permiso. Pero en rigor, la
DOM procede como si todas las obras carecieran de permiso y ello se
debe a que asume que el permiso ha caducado, lo que no ha
declarado.
Refiere que su parte se enteró solo informalmente del contenido
del Oficio N°013920 de 24 de agosto de 2017, de la Contralor ía
Regional de Valparaíso y por ello solicitó por escrito a la DOM y en
dos oportunidades distintas, 5 de septiembre y 23 de octubre, ambas de
2017, que iniciase el procedimiento contradictorio previsto en la Ley
19.880, con el objeto de aportar pruebas que acreditasen que las obras
de edificación a que alude la Ordenanza General de Urbanismo, se
habían iniciado en Noviembre del año 2016, esto es, mucho antes del
vencimiento del plazo de caducidad que la Ordenanza General estipula
en el artículo 1.4.17. Este procedimiento contradictorio nunca se inici ó
y frente a la incertidumbre que de ello se segu ía, su representada
acompañó un Informe Pericial efectuado por el Arquitecto Sr. Rub én
CRDXEDKVJF

Miralles Caicedo, perito judicial, que concluye las obras se iniciaron


antes de la fecha de expiración.
El acto impugnado no se refiere a sus presentaciones, ni al
informe pericial, careciendo de fundamentación.
Señala que la Resolución 659 de la DOM resulta ser totalmente
sorprendente cuando el 7 de noviembre de 2017 el mismo Director de
Obras (s) Sr. Miranda Zambrano, en el Oficio DOM 2167 de 7 de
noviembre de 2017, dirigido por él a la Seremi de la Vivienda,
ponderando la situación luego de lo ordenado por la Contralor ía
Regional, en el número 3° señala literalmente con relación a la obra de
IBSEN y a la situación de la determinación de la fecha de inicio de las
obras, que éstas se iniciaron dentro de los tres años desde el
otorgamiento del permiso y menos de un mes después se procede por
el mismo Director de Obras, bajo el supuesto que el Permiso ha
caducado, a paralizar todas las obras en ejecución.
Señala que es absurdo y mueve a engaño, el que la Resoluci ón
659 otorgue a IBSEN un plazo de 60 días para subsanar
"observaciones", puesto que en ese acto administrativo no hay
"observaciones" formuladas y porque en Valparaíso se ha congelado el
otorgamiento de permisos de edificación.
Se vulneran principios del procedimiento administrativo
(imparcialidad, contradictoriedad, transparencia,) consagrados en los
artículos 4,10 y 11 de la Ley 19.880.
Refiere que la resolución impugnada es ilegal y arbitraria, va
contra las propias y previas convicciones de la recurrida con relaci ón a
la vigencia del permiso (Ordinario del DOM a la SEREMI de 7 de
noviembre de 2017).
Indica que no se ha dado cumplimiento, ni en lo m ás m ínimo, a
las exigencias legales para dejar sin efecto, caducar o anular el Permiso
de Edificación, previstas en la Ley 19.880 que en su art. 53, exige que
lo anterior se verifique previa audiencia del interesado. Aunque esta
norma se refiere a la invalidez, es obvio que no puede procederse sin
más a dejar sin efecto o declarar caduco un permiso, y menos hacerlo
de manera implícita o tácita, como ha ocurrido en la especie. En
efecto, aunque la Contraloría estime que la caducidad se produce
automáticamente, lo cierto es que la Ordenanza no puede vulnerar las
normas de la Ley 19.880, que entre otros principios contempla el de la
"escrituración". Se le ha negado a IBSEN toda posibilidad para que
ésta defienda sus derechos e intereses con respecto al permiso de obras
y a las obras a cuyo amparo se han efectuado, sin atender a la
reiterada petición para el inicio de un procedimiento contradictorio
relativo a la caducidad.
Se han incumplido los artículos 10, a propósito del principio de
contradictoriedad; 11, que consagra el principio de imparcialidad;
ambos de la Ley N° 19.880; La Ley Orgánica Constitucional de Bases
de Administración del Estado, en sus arts. 52 y 53, referidos al
principio de probidad administrativa y a la preeminencia del inter és
CRDXEDKVJF

general por sobre el particular; el artículo 17 de la misma ley de bases.


Sobre las garantías infringidas, se afecta la igualdad ante la ley,
ya que, al único dueño y titular del Permiso de Edificaci ón impugnado,
no se le dio oportunidad alguna para aportar sus alegaciones o
descargos para emitir su opinión sobre una decisión administrativa que
-nada menos- le dejaría sin efecto (ilegalmente) un bien de su
propiedad. De contrario, se oyó a algunos vecinos y se atendi ó a su
reclamo sin permitir defensa ni alegato. Se afecta la prohibici ón de ser
juzgado por comisiones especiales, al no respetarse el derecho de su
parte a ser oído, a rendir pruebas y por la falta de fundamentaci ón en
la resolución impugnada. Se atenta, además, contra el derecho de
propiedad, al dejar sin efecto dicho Permiso de Obra, sin el m ás
mínimo respeto a las garantías procedimentales mínimas establecidas
en la ley, ya que, en virtud del otorgamiento del permiso o
autorización de obras, su titular goza de la facultad de ejecutar la
edificación autorizada bajo las condiciones previstas en la normativa
aplicable, como a su vez el derecho a la estabilidad de la autorizaci ón
otorgada, esto es, a que no se modifiquen las condiciones urban ísticas
otorgadas. Así, este derecho incorporal que ha ingresado al patrimonio
de su representada se ha visto conculcado, cuando producto de la
Resolución impugnada por ilegal y arbitraria, se le priva de la
autorización urbanística para el desarrollo del proyecto.
Solicita finalmente, se tenga por deducido Recurso de Protecci ón
en contra de la Dirección de Obras de Valparaíso y, en definitiva,
acogerlo, a objeto de que se restablezca a la brevedad el imperio del
Derecho, esto es, se deje sin efecto la resolución impugnada y se
adopten todas las providencias que juzgue necesarias para tal efecto,
especialmente que se ordene a la Dirección de Obras instruir un
procedimiento contradictorio para ponderar si el permiso pudo haber
caducado, que en él se les permita rendir probanzas y exponer defensas
y que en la Resolución que se libre al término, la autoridad se deba
hacer cargo de aquellas, sin perjuicio de las dem ás consideraciones y
decisiones que S.S. Iltma. estime pertinentes, con expresa y
ejemplificadora condenación en costas.
Acompaña documentos a su recurso.
A fojas 49 rola informe de la Contraloría Regional de
Valparaíso, señalando que a través de presentación ingresada bajo el
N° 56.629, de 2017, doña María Eugenia Sepúlveda, presidenta de la
Junta de Vecinos N° 118, del cerro Las Delicias de Valpara íso, solicit ó
a la Contraloría Regional un pronunciamiento respecto de la
caducidad del permiso de edificación asociado a 2 torres de
departamentos, toda vez que no se hab ían iniciado los trabajos de
trazados y excavaciones dentro del plazo establecido en el art ículo
1.4.17. de la Ordenanza General de Urbanismo y Construcciones. Por
su parte, los señores Jaime Sanhueza Moreno y Alejandro Vidal Planas,
en representación de la anotada inmobiliaria, manifestaron -a trav és de
la presentación ingresada bajo el N° 57.674, de 2017-, que sin perjuicio
CRDXEDKVJF

de haber tenido algunas complicaciones para informar a la DOM el


inicio de las faenas -debido a la paralizaci ón que afect ó a la
Municipalidad de Valparaíso-, con fecha 20 de diciembre de 2016
comunicó a dicha dirección el comienzo de los trabajos, acompa ñando,
además, los antecedentes que le permitían, en su concepto, acreditar tal
situación.
Solicitada su informe, la entidad edilicia expresó, en síntesis, que
la mencionada empresa adjuntó información suficiente para concluir
que el inicio de las obras se habría llevado a cabo oportunamente,
dentro de los plazos legales, no advirtiéndose, en consecuencia, la
existencia de un vicio de legalidad.
En ese contexto, a través del oficio N° 13.920, de 2017, la
Contraloría Regional precisó, en primer término, que de acuerdo con
el artículo 1.4.17 de la OGUC, un permiso de edificaci ón caducar á
automáticamente a los 3 años de concedido, si no se hubieren iniciado
las obras correspondientes, o bien, si éstas hubieran permanecido
paralizadas durante el mismo plazo. Añade ese art ículo, que una obra
se entenderá iniciada una vez realizados los trazados y comenzadas las
excavaciones contempladas en los planos del proyecto. Luego, el citado
oficio consigna que el proyecto en cuestión fue aprobado a trav és del
permiso de obra nueva (PON) N° 503, de 4 de diciembre de 2013, y
corresponde a la construcción de 2 edificios residenciales de 21 pisos y
3 subterráneos, que incluyen 346 departamentos, 248 estacionamientos
y 183 bodegas, en una superficie total de 28.203,61 m2; agregando,
que dicho proyecto se modificó a través de la resolución DOM N° 285,
de 2 de junio de 2016, y contempló el aumento a 22 pisos para una de
las torres proyectadas, dando lugar a 353 departamentos, 220
estacionamientos y 215 bodegas, con una superficie construida de
29.187,98 m2. Enseguida, cita la documentación que esta Entidad de
Control tuvo la vista, tales como cartas, acta notarial levantada en
terreno, informe de SECPLA, Informe Técnico de Inspección Predial,
de 2016, de la Corporación Nacional Forestal (CONAF).
En el contexto referido, la Contraloría Regional concluyó en el
mencionado oficio N° 13.920, de 2017, que no se advertía la existencia
de documentos que permitieran afirmar, con la debida certeza, que
dentro del plazo de los 3 años siguientes a la emisión del permiso de
que se trata se hubieren iniciado los trabajos correspondientes, porque
las certificaciones notariales aportadas -de 23 de noviembre de 2016-,
solo dan cuenta del inicio de los trabajos y la instalaci ón de niveletas y
del letrero de obra, entre otros elementos del lugar, que resultan
insuficientes para asegurar que, en los términos exigidos
perentoriamente en el aludido artículo 1.4.17 de la OGUC, se hayan
efectuado la totalidad de los trazados y dado inicio a las excavaciones
contempladas en los planos del proyecto aprobado hasta esa fecha, ni
en aquellos relacionados con los planos del proyecto modificado. Tal
conclusión se ve ratificada, además, por los informes emitidos tanto por
la SECPLA como por la CONAF, a que se han hecho mención.
CRDXEDKVJF

La Contraloría Regional dispuso que la Municipalidad de


Valparaíso, acorde al mérito de los antecedentes y al criterio contenido
en el presente oficio y la jurisprudencia singularizada, deb ía
determinar, de ser el caso, la necesidad de regularizar la situaci ón de
las edificaciones ejecutadas sin el amparo de un permiso vigente, lo
que, naturalmente, es sin perjuicio de las alegaciones que pudieren
hacerse valer en otras instancias competentes. En el marco de lo
anterior, mediante la anotada resolución N° 659, de 2017 -objeto del
presente recurso-, la Municipalidad de Valparaíso orden ó la
paralización total e inmediata de las obras que actualmente se est án
ejecutando, otorgando el plazo de 60 días corridos para subsanar las
observaciones formuladas al efecto.
Indica que la recurrente plantea una controversia que, por su
propia naturaleza, es ajena a la finalidad del recurso de protecci ón,
pues lo que se busca, en definitiva, es discutir la procedencia de la
paralización de obras ordenada por la DOM y determinar la vigencia
del permiso de obra de que se trata.
No es efectiva la supuesta oscuridad e imprecisi ón del aludido
oficio N° 13.920, de 2017, que plantea la recurrente, ya que la
pretendida incoherencia provendría, según el peticionario, de indicar
que la DOM deberá, por una parte, declarar la caducidad del permiso
de edificación y, por otra, resolver de forma precisa la constataci ón de
los supuestos que la configuren, al tenor de lo se ñalado en la
jurisprudencia recién citada. Ambos supuestos no son opuestos, sino
que totalmente coherentes y complementarios, ya que la autoridad
administrativa deberá verificar la concurrencia de los supuestos exigidos
en el citado artículo 1.4.17. de la OGUC, y una vez acontecido esto, la
caducidad del permiso operará de forma automática, debiendo solo
proceder a constatar dicha situación, mediante la emisión del respectivo
acto administrativo.
Señala que de la sola lectura del referido oficio N ° 13.920, de
2017, se advierte que esta Entidad de Control no declar ó ni tampoco
ordenó declarar la caducidad del permiso de edificaci ón, ya que
aquella corresponde a un modo de extinción de los actos
administrativos sujetos a una modalidad resolutoria -sea un plazo o una
condición- cuando ésta se verifica. En este sentido, un decreto o
resolución solo puede constatar que ha operado dicha caducidad, pero
no declararla directamente, toda vez que el acto administrativo se
extingue una vez que ha operado la modalidad. La Contralor ía
Regional, al emitir su oficio N° 13.920, de 2017, no ha efectuado una
labor de juzgamiento, ni menos ha impuesto órdenes a la autoridad
recurrida, sino que con ello solo ha ejercido las potestades que la Carta
Fundamental y su Ley Orgánica le confieren para dictaminar,
especialmente sobre la acertada y adecuada aplicación del
ordenamiento jurídico que rige en la materia en comento.
A fojas 59 informa la Dirección de Obras de la I. Municipalidad
de Valparaíso, señalando que con fecha 15 de enero de 2018, teniendo
CRDXEDKVJF

en cuenta una serie de antecedentes, entre ellos la solicitud de


reconsideración interpuesta por la misma empresa recurrente, se dicta
resolución DOM N° 24, por la que se deja sin efecto la resoluci ón
impugnada N° 659, de 26 de diciembre de 2017, d ándose inicio a un
procedimiento administrativo, a fin de cumplir lo instruido por la
Contraloría Regional de Valparaíso, en Ordinario N° 13920 de 2017.
Indica que este recurso carece de objeto.
A fojas 81 se decreta autos en relación.
Con lo relac ion ado y considerando.
Primero: Que, el recurso de protección tiene por objeto
restablecer el imperio del derecho y asegurar la debida protecci ón del
afectado, frente a actos u omisiones, ilegales o arbitrarios, que afecten
en modo de privación, perturbación o amenaza, el ejercicio de los
derechos que el artículo 20 de la Carta Fundamental señala.
Segundo: Que, en el caso de autos, se ha requerido la
intervención de esta Corte, a fin que se deje sin efecto la Resoluci ón
659 de 26 de diciembre de 2017, dictada por la Direcci ón e Obras de
la I. Municipalidad de Valparaíso, por estimar la recurrente que
conculca sus garantías constitucionales de igualdad ante la ley, debido
proceso y propiedad y se ordene instruir un procedimiento
contradictorio para ponderar si ha operado la caducidad del permiso
de edificación de que es titular la actora.
Tercero: Que, a través del informe evacuado en la causa por la
autoridad municipal recurrida, se ha incorporado la Resoluci ón DOM
24, de 15 de enero de 2018, que ha dejado sin efecto el acto
administrativo impugnado mediante este arbitrio, ordenando, adem ás,
el inicio de un procedimiento administrativo, a la luz de la Ley Nº
19.880, a fin de dar cumplimiento a lo instruido por la Contralor ía
Regional de Valparaíso, en orden a ponderar la caducidad del permiso
de edificación.
Cuart o: Que, del antecedente referido precedentemente,
aparece que el recurso de protección entablado ha perdido
oportunidad, por cuanto los fines perseguidos a trav és de su
interposición ya se han verificado en la Resolución DOM 24 de 2018
referida, motivo que conducirá al rechazo del recurso.
Por estas consideraciones y visto, además, lo dispuesto en el
artículo 20 de la Carta Fundamental y Auto Acordado de la Excma.
Corte Suprema sobre tramitación y fallo del recurso de protecci ón, se
rec haza , el recurso de protección deducido a fojas 16 por el Abogado
don Alejandro Jofré Laupichler, en representación de Inmobiliaria
Ibsen Ltda., en contra de la Dirección de Obras de la I. Municipalidad
de Valparaíso.
Regístrese, notifíquese y archívese en su oportunidad.
N°Protecc i ón- Ant-8158- 2017 .
CRDXEDKVJF

Patricio Hernan Martinez Sandoval Alejandro German Garcia Silva


Ministro Ministro
Fecha: 14/02/2018 12:37:11 Fecha: 14/02/2018 12:37:11
Maria Eugenia Vega Godoy
Ministro(S)
Fecha: 14/02/2018 12:37:12

CRDXEDKVJF
Pronunciado por la Cuarta Sala de la C.A. de Valparaíso integrada por los Ministros (as) Patricio Hernan
Martinez S., Alejandro German Garcia S. y Ministra Suplente Maria Eugenia Vega G. Valparaiso, catorce de
febrero de dos mil dieciocho.

En Valparaiso, a catorce de febrero de dos mil dieciocho, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la
resolución precedente.

CRDXEDKVJF

Este documento tiene firma electrónica y su original


puede ser validado en http://verificadoc.pjud.cl o en la
tramitación de la causa.
A contar del 13 de agosto de 2017, la hora visualizada
corresponde al horario de verano establecido en Chile
Continental. Para Chile Insular Occidental, Isla de Pascua
e Isla Salas y Gómez restar 2 horas. Para más
información consulte http://www.horaoficial.cl.