Você está na página 1de 2

Pontificia Universidad Javeriana

Facultad de Comunicación y lenguaje

Carrera de Comunicación social

Clase: Lenguajes géneros y texturas

Nicolás Ulloa

10 de Abril 2013

Propuesta proyecto

Las confluencias culturales: Entre lo culto y lo popular

Se pretende mostrar las diferentes formas y manifestaciones culturales en la


metrópoli capitalina. Lo urbano es escenario de la dialéctica entre lo local y lo
universal, cómo lo autóctono se ha entremezclado con lo extranjero, lo popular se
ha convertido en lo masivo y, lo más importante, las nuevas formas culturales que
la reorganización del espacio ha creado. Estas formas culturales no hacen sólo
referencia a las bibliotecas, los museos de arte, los elegantes teatros, sino
también a aquello que se gesta en las calles, desde el cuentero en la plaza, el
graffitti, el mural, el artista que interpreta su instrumento en una esquina de la gran
avenida sin una gran consola de sonido, sin show privado, sin siquiera ser
invitado, es especialmente a éstas formas culturales que este trabajo hace
hincapié.

Importancia personal

Es una fascinación que he tenido desde hace un tiempo, -desde que empecé a
estudiar música exactamente,- que también recae en una pregunta que me he
venido haciendo desde ese entonces, y es: ¿Qué es el arte y sus formas de
manifestación? El arte es aquello que sólo unos cuantos con cierto ingenio y cierta
sensibilidad pueden crear por medio del desarrollo de una o múltiples técnicas, y
su manera de manifestarse es a través de la cultura. El problema ahora vendría
siendo ¿Qué entendemos por cultura? Hay millones de definiciones y podría
quedarme explicando cada una de ellas, ponerlas a juicio para, finalmente, no
llegar a ninguna conclusión. Sin embargo, entre las lecturas que he realizado y mis
reflexiones he llegado a pensar que la cultura ha sido reducida a una élite, como lo
define Bourdieu el “tener cultura” tiene un referente propio a un etnocentrismo de
clase burgués que quiere decir: aquel que tiene cultura, es aquel que tiene acceso
a los símbolos de apropiación los cuales son elementos constitutivos de la cultura
hegemónica, es así como el burgués culto es el burgués letrado, con un gusto
artístico particular y que escucha cierto tipo de música, ya que fue educado en la
cultura. Por otro lado, los sujetos miembros de las culturas alternas se les niega la
cultura, el populacho es incapaz de cultura. No obstante, -pienso- hay que
reconocer que lo popular tiene sus propias tradiciones y costumbres que son
formas de hacer cultura, pero que al ser degradadas como meras supersticiones
por las clases dominantes se les ha quitado dicha cualidad. Es así como Martín
Barbero descubre que en lo popular urbano las culturas alternas han logrado
sobrevivir adaptando parte de las formas culturales hegemónicas a su cultura y
asimismo, creando nuevas propuestas para resistir ante ésta. Es desde ésta idea
que me situaré, entendiendo por cultura aquel entramado complejo de matrices
culturales, tradiciones indígenas, negras, y de diversos orígenes, que se
entremezclan con la cultura oficial, entramado que se estructura, como se dijo
anteriormente, bajo la dinámica relacional entre lo local y lo global y cuya
manifestación es, claramente todo lo proveniente del legado de la cultura
burguesa, como los museos, las bibliotecas y los teatros, pero también todo
aquello que se gesta en lo cotidiano y en las calles, eso que está ahí explícito en
la ciudad, es exactamente desde ahí que quiero enfocar mi proyecto.