Você está na página 1de 3

ACTIVIDADES ECONÓMICAS Y CALIDAD DE VIDA

La calidad de vida de una personad e un país está asociada generalmente con la


actividad económica que realiza por ejemplo, un campesino que se dedica a
actividades de subsistencia tendrá un nivel de vida más bajo que el de un
campesino que produce y exporta café a través de una cooperativa. El primero
obtendrá lo básico para sobrevivir, mientras que el segundo, gracias al mayor
volumen de ingresos percibidos podrá tener acceso a más y mejores bienes y
servicios que los del primero.

De igual manera, los países que han basado su economía casi exclusivamente en
el sector primario, por ejemplo la agricultura no han logrado desarrollar un alto nivel
de vida para la mayoría de sus habitantes. Resulta que las materias primas que
producen, principalmente las agrícolas, se venden en el mercado mundial a precios
relativamente bajos. Si al mismo tiempo estos países no hacen esfuerzos por
industrializarse dependerán de otros para obtener cierto tipo de bienes, lo que los
limitara aún más.

Por otro lado, están los países que han logrado fortalecer otras actividades
económicas en la industria y los servicios. Ejemplos claros los ofrecen los países de
economías emergentes, como Brasil y México. Si bien en ambos países todavía hay
habitantes con una calidad de vida muy baja, ya se observa que ambos han dado
pasos muy importantes para que le enorme crecimiento económico que han tenido
se acompañe de un mejor nivel de vida para todos sus habitantes. En general, los
obreros y obreras de las grandes compañías manufactureras de Brasil y México
tienen mejores oportunidades que los campesinos y campesinas pobres de estos
mismos países, dado que habitualmente la actividad industrial es más productiva
que la agrícola.

La tecnificación e innovación dela economía normalmente redundan en una mejora


de los ingresos. Un ejemplo es el de una comunidad del altiplano guatemalteco
dedicada a la producción de maíz y frijol, para la agricultura de subsistencia. En
cierto momento, aprovechan los recursos disponibles para producir hortalizas de
exportación, lo que hace a través de una cooperativa campesina. Con el tiempo los
ingresos provenientes dela venta de hortalizas en el mercado exterior los proveerá
de mejores ingresos, lo que a su vez incidirá en una mejora de su nivel de vida.
NIVELES DE DESARROLLO

Hace cien años la mayoría de la población estadounidense era pobre. Hoy, aunque
las estadísticas demuestran que todavía hay pobres, existe una gran diferencia con
respecto a otros países de América. Hace medio siglo los pobres eran mayoría en
México. Actualmente se reporta un crecimiento importante de personas de clase
media. Existe un significativo porcentaje de la población de Guatemala, Honduras y
Nicaragua que entran en la categoría de pobre y de extremadamente pobre, o de
personas que viven en la miseria.

Estos contrastes no son Producto de la coincidencia. Hay factores, como el


crecimiento económico, el nivel educativo, el crecimiento demográfico y la
estabilidad política, que inciden en estas diferencias.

Las diferencias en el crecimiento económico a su vez han provocado que haya


distintos niveles en el desarrollo de los países americanos. Mientras Canadá y
estados Unidos han mantenido un crecimiento constante desde mediados del siglo
XX, con pocos periodos de crisis, en América Latina y el Caribe se han observado
alarmantes niveles de estancamiento e incluso retroceso económico, como lo
ocurrido durante la llamada década perdida de los años ochenta. Muchos países
latinoamericanos y del Caribe reportaron para entonces porcentajes negativos de
crecimiento del PIB de un año a otro.

Es imposible lograr un desarrollo social si el PIB de un país no crece en términos


porcentuales de manera significativa. Por ejemplo, durante la primera década del
siglo XXI, China mantuvo un promedio de crecimiento del PIB del 7% anual. Lo que
es impresionante. Se considera que el porcentaje de crecimiento del PIB debe ser
superior a la tasa de crecimiento de la población.

Es justamente el crecimiento demográfico o poblacional otro factor que incide en el


desarrollo de un país. Generalmente, los países que registran una alta tasa de
crecimiento poblacional, como Haití y Guatemala, tienen problemas para ofrecer un
buen nivel de vida a su numerosa población.

Desde hace tiempo se ha visto como el nivel educativo es otro factor que impacta
en el desarrollo de un país. Los países con altas tasas de analfabetismo se ven
limitados en su desarrollo.

Por último, pero igualmente importante, se encuentra la estabilidad política como


motor para el desarrollo, los países que han desarrollado y consolidado sistemas
políticos estables han logrado prosperar más fácilmente que aquellos en los que ha
habido conflictos como guerras civiles, golpes de Estado, etcétera.