Você está na página 1de 54

ESTEBAN JACINTO

ISIQUE
SEMIOLOGÍA PEDIÁTRICA
Es una disciplina de la
pediatría que tiene por objeto
el estudio y la Interpretación
lógica de síntomas y signos
físicos de los diferentes
síndromes y enfermedades,
tanto en niños como en el
adolescente.
SEMIOLOGIA PEDIÁTRICA
Examen Físico:
Disponer del equipamiento adecuado.
Respetar el pudor del paciente.
Ser delicado y tener tino al momento de
evaluar.
Respetar las medidas de bioseguridad.
CRITERIO SISTEMÁTICO
Si bien debe haber un orden en
el examen, puede ser
adaptado a circunstancias
especiales.
Es preferible iniciarlo en una
zona sin dolor y evaluar oído
y garganta al final.
El examen debe ser total. No
sólo la parte afectada.
SEMIOLOGÍA PEDIÁTRICA
INSPECCIÓN GENERAL:
NEONATO
LACTANTE
PRE ESCOLAR
ESCOLAR
ADOLESCENTE.
INSPECCIÓN GENERAL
Previo quitar ropa del paciente,
OBSERVAR.
Facie, actitud. Estado general.
Proporciones del segmento corporal.
Movimientos y patrón respiratorio.
Signo del Chupeteo (succión), llanto.
Malformaciones groseras.
Piel: coloración, integridad, humedad,
mucosas
Palpar cadenas ganglionares, n°,
consistencia., Tamaño.
SEMIOLOGIA PEDIATRICA
EVALUACIÓN CUANTITATIVA:
PESO,
TALLA.
PERIMETRO CEFALICO,
P. Torax.
FC, FR,
T°, PA,
DATOS PRÁCTICOS.
Peso al nacer: 2.5 a 3.8 kg.
Duplican a los 5 meses.
Triplican al año.
Cuadruplican a los 2 años.
De 1 a 5 años (W = Edad x 2 + 8.5)
De 6 a 12 años: (W= Edad x 3 + 3 ).
Talla: Aumenta 16 cm 1er semestre.
8 cm (2 semestre)
A 4 años miden 1 metro.
5 a 12 A 5 cm /año.
PIEL Y FANERAS
Estado de Hidratación: Elástica, tersa, s/lesiones
Conjuntivas.- Con Brillo
F. Anterior: Normo tensa.
Cavidad Oral: Presencia de saliva
Pañales con diuresis.
Membranas mucosas húmedas.
Signos Deshidratación. S. Pliegue (+), ojos hundidos,
mucosas y ojos secos, etc.
LESIONES EN PIEL
Buena iluminación, luz natural.
Lesiones primarias: Aparecen en
una piel normal.
Manchas (máculas), cambio de
color sin relieve ni depresión.
Vasculares: eritema, cianosis
Hemorrágicas: Púrpuras.
Petequias.
Pigmentarias, y otras (ictericia).
PIEL Y FANERAS
Nódulos Pápulas
Vesículas.
Pústulas.
Lesiones secundarias: Como
consecuencia y evolución de
Lesiones primarias.
Costras, fisuras, excoriaciones,
cicatriz, etc.
EDEMA: SIGNO DE GODET O FÓVEA
 El edema generalizado habitualmente
corresponde a hipoproteinemia y se
acompaña habitualmente de derrames
serosos.
El edema de la insuficiencia cardíaca suele
ser vespertino, localizado en ambos
miembros inferiores y disminuye con el
reposo nocturno.
El edema localizado en un brazo o una pierna,
habitualmente tiene su origen en obstrucción
venosa y/o linfática.
CONTROL DE PESO.
FACIES
Mongoloide
Cushinoide
Renal
Parálisis facial
F. Deshidratada
F. Adenoidea.
CRANEO
FONTANELAS: - Posterior: triangular.
- Anterior: Rombo.
SUTURAS: Cabalgamientos.
Craneosinostosis.
Cefalohematomas.
Caput sucedaneum.
CRÁNEO

PC: al nacimiento, 35 +/- 2


cm.
Cabeza es grande en relación
al cuerpo.
Alteraciones del tamaño:
Macrocefalia
Microcefalia.
MACROCEFALIA
Hidrocefalia.
Procesos expansivos
intracraneanos.
Obstructivo.

MICROCEFALIA: Genéticas,
infecciosas, desnutrición grave,
alcoholismo materno, hipoxia.
OJOS
Párpados y conjuntivas.
Hemorragias, edemas.
Vías Lacrimales: dacriosistitis.
Microftalmía. / macroftalmia
Exoftalmía.
Cambios en la pupila.
Estrabismo fisiológico (hasta 4 a 6 meses).
Conjuntivitis:
OJOS: HALLAZGOS
SINDROME DE DOWN
BOCA
RESPIRACIÓN BUCAL:
Hipertrofia de adenoides.
Sialorrea: 4 meses hasta 1 A
Labio leporino
Paladar hendido.
Queilitis.
Candidiasis, gingivoestomatitis
y aftas.
Caries dentales.
ALTERACIONES DE CAVIDAD BUCAL

INFECCIONES
CUELLO
Cuello corto: Hipotiroidismo, Cushing. Sind. Tarner.
Tortícolis congénito: Acortamiento del ECM.
Tortícolis adquirido: Alt. Vértebras cervicales o espasmo muscular (sind. De Sandifer).
Palpar glándula tiroidea y cadena ganglionar.
Quiste del conducto tirogloso.

CUSHING TARNER QUISTE TIROGLOSO


TORTÍCOLIS
SISTEMA GANGLIONAR.
Las características de los
ganglios que hay que
tener en cuenta
incluyen:
Tamaño,
Consistencia.
Adhesión a planos
profundos y
Presencia o ausencia de
dolor.
TAMAÑO
Entre las características físicas del ganglio, el tamaño es la que más
información aporta para orientar el diagnóstico hacia enfermedad
benigna o maligna.
Los ganglios menores de 1 cm de diámetro se consideran normales (en
la ingle miden hasta 1,5 cm).
La presencia de un ganglio encima de la clavícula, cualquiera que sea
su tamaño, incluso en niños, debe considerarse siempre patológico y
ser derivado para estudio, ya que el porcentaje de malignidad en
esta localización es muy elevado.
Cuando el tamaño es superior a 4 cm debe
remitirse al paciente de inmediato para la
realización de una biopsia.
CONSISTENCIA
Los ganglios con consistencia blanda suelen ser de causa
infecciosa, aquellos con consistencia firme son típicos de
linfomas y los duros son característicos de las metástasis de
cáncer.
Movilidad
Los ganglios linfáticos infiltrados por linfomas o los de origen
infeccioso suelen ser móviles mientras que los metastásicos
suelen ser fijos al estar adheridos a planos profundos.
DOLOR
La adenopatía dolorosa
generalmente indica un
proceso infeccioso subyacente
que provoca distensión rápida
de la cápsula.
Más raramente es debido a
necrosis en un ganglio
metastásicos. Los ganglios de
causa metastásicos no suelen
ser dolorosas.
Sin embargo, el dolor no es un
buen criterio discriminatorio
entre benignidad y malignidad.
LOCALIZACIÓN

La exploración minuciosa del área ganglionar afectada puede dar pistas


importantes para llegar al diagnóstico.
Por ello, es imprescindible el conocimiento de las áreas anatómicas
drenadas por cada área ganglionar:
Cabeza, por delante y detrás de las orejas: drenan el territorio del cuero
cabelludo y la nuca. Raramente son malignas.
Cuello: las adenopatías en esta localización son las más frecuentes.
Producidas sobre todo por infecciones de boca y cuello. Con menor
frecuencia por cáncer de estructuras de cara, cuello, pulmón y mama.
También los linfomas aparecen con frecuencia en esta localización.
SISTEMA LOCOMOTOR
RECIÉN NACIDO Y LACTANTE
La valoración del aparato locomotor a estas edades debe incluir:
• Exploración de las caderas.
• Exploración de los pies y de los miembros inferiores.
• Exploración de la columna vertebral.
• Exploración de los miembros superiores y del cuello.
DISPLASIA DE CADERA
SIGNO DE GALEAZZI.
Suele ser el primer signo a buscar en la Luxación
congénita de cadera.
El Signo de Galeazzi se ve representado por una
desigualdad de los miembros inferiores a
nivel de las rodillas.
Para este signo se coloca al neonato en decúbito
supino.
Se unen los pies del recién nacido y se flexionan
las rodillas.
A la inspección si el signo es positivo se puede
observar una desigualdad entre ambas
rodillas.
MANIOBRAS DE ORTOLANI Y BARLOW.

Estas maniobras forman parte


del examen físico de cadera del
recién nacido. Su objetivo es
demostrar la funcionalidad de la
articulación Coxofemoral.
MANIOBRA DE BARLOW.
En esta maniobra se coloca al recién nacido en decúbito supino.
Se doblan las rodillas del recién nacido en ángulo recto (90 grados).
El pulgar debe situarse en la cara interna del muslo y los otros dedos deben tocar el trocánter
mayor.
Lo ideal es colocar la mano no examinadora en la pelvis del neonato, aunque también puede
colocarse en la rodilla contraria.
La maniobra de Barlow inicia con una Aducción de la cadera de aproximadamente 20 grados.
Seguido se aplica una presión suave pero firme, buscando identificar la inestabilidad de la cadera.
La presión debe aumentar de forma gradual.
Cuando la presión en la maniobra vence la resistencia la cabeza del fémur se desplaza y sale del
acetábulo. Lo que confirma la Luxación de la cadera.
Maniobra de reducción de Ortolani.
Se abduce (se separa de la línea
media) la cadera elevándola con
suavidad. Puede sentirse la
recolocación de la cabeza femoral
luxada (lo que se ha dado en llamar
un "click" o chasquido, que en
realidad no se oye): maniobra de
Ortolani positiva.
PIE PLANO INFANTIL
Común en los niños, causa
más frecuente de
consulta ortopédica.
Es la pérdida de la bóveda
plantar con aplanamiento
de los arcos normales del
pie.
Lo más frecuente es la
desaparición de los arcos
plantares cuando la
extremidad soporta peso,
acompañado de
abducción y eversión del
pie.
PIE PLANO. PIE CAVO PIE NORMAL
SEMIOLOGIA RESPIRATORIA: H. CL.
Anamnesis: Interrogatorio.
Enfermedad Actual
Tos: sus características pueden orientar al mecanismo
fisiopatológico, incluso a la etiología.
La tos de ladrido, perruna o bien metálica o de latón orientan a crup,
traqueomalacia,
La tos de bocinazo o de ganso, psicógena.
La tos paroxística o quintosa, con o sin gallo, con o sin vómito al final,
a tosferina o cuadros pertusoides.
La tos en staccato, entrecortada: Chlamydia en lactantes.
Tos productiva sibilante o “hacia fuera”, de asma-broncoespasmo.
Tos húmeda matutina: enfermedad crónica o supurativa pulmonar
SEMIOLOGIA RESPIRATORIA.
• Disnea: sensación subjetiva, conciencia de dificultad respiratoria, no suele
expresarse hasta que el niño es mayor.
• Dolor torácico: tipo, localización, características mecánicas o no mecánicas.
• Estridor: indica obstrucción de la vía aérea desde nasofaringe hasta la tráquea. La
fase respiratoria ayuda para localizar el nivel de obstrucción:
- Estridor inspiratorio: zonas superiores de la tráquea. Con afonía, en la zona de
laringe, glotis.
- - Estridor inspiratorio y espiratorio: afectación laríngea intensa o bien la
obstrucción se sitúa en la tráquea.
- Las sibilancias y roncus señalarían la presencia de afectación también bronquial.
• Ronquido: se debe preguntar sobre los síntomas respiratorios durante el
sueño.
- Sin ronquido no suele haber apnea obstructiva de sueño.
SEMIOLOGIA RESPIRATORIA: EXPLORACIÓN FISICA

Inspección
• Estática. Forma y tipo de tórax, asimetrías, esternón prominente (pectus carinatum)
o deprimido (excavatum)
• Dinámica. Patrón respiratorio: frecuencia, ritmo y esfuerzo. La frecuencia
fisiológica disminuye con la edad.
Edad Frecuencia Taquipnea
respiratoria normal
<2 meses 30-60 >60
2-12 m 24-40 >50
1-5 años 20-30 >40
>5 años 15-25 >30
SEMIOLOGIA RESPIRATORIA: EXPLORACIÓN FISICA
Ortopnea: es la no tolerancia al decúbito.
Se considera taquipnea a la respiración rápida y superficial, y polipnea se aplica más
a la respiración frecuente más profunda.
La proporción inspiración-espiración es 2:1 en respiración tranquila, sin esfuerzo
añadido.
Los lactantes tienen una respiración más diafragmática, se vuelve toracoabdominal
en preescolares y más torácica a partir de los 6-7 años.
Signos de distrés respiratorio: tiraje, uso de músculos accesorios, aleteo nasal o
quejido.
El tiraje es el movimiento hacia el interior de la caja torácica de los músculos
respiratorios durante la inspiración; traduce dificultad respiratoria.
Si el tiraje es a varios niveles, traduce mayor dificultad. El trabajo más intenso será
cuando se produzca tiraje supraesternal y supraclavicular.
SEMIOLOGIA RESPIRATORIA
Palpación:
Es útil para localizar: deformidades, inflamación, puntos dolorosos, crepitación ósea,
enfisema subcutáneo (p. ej.: en neumomediastino) y palpación de roncus.
La palpación de la tráquea puede ser útil; suele estar un poco desviada a la derecha.
La palpación costal y en articulaciones costoesternales es útil si hay dolor. También
se puede registrar la amplexación bilateral o unilateral, con las manos se puede
valorar la elasticidad torácica.
SEMIOLOGIA RESPIRATORIA
Percusión.
Aprecia el contenido de aire en los tejidos. Su fundamento es físico,
Hiperclaridad en neumotórax.
Matidez en las condensaciones, en el derrame pleural, incluso tumores y abscesos.
SEMIOLOGÍA RESPIRATORIA
Auscultación:
Icono de la actividad médica.
El estetoscopio lo inventó el médico francés Laennec.
La auscultación debe realizarse aplicando directamente el estetoscopio sobre la piel;
Se debe escuchar, al menos, un ciclo respiratorio completo.
Comparar puntos simétricos en cada hemitórax. También es recomendable, auscultar
cerca de boca y nariz para valorar ruidos respiratorios altos y roncus .
Habitualmente, se ausculta con la membrana o diafragma del estetoscopio, que amplifica
los sonidos de alta frecuencia o longitudes de onda más cortas, sobre todo, es útil en
la auscultación cardiaca.
La campana sirve para los sonidos de baja frecuencia o de longitud de onda más larga,
puede ser muy útil para el murmullo vesicular. Los sonidos normales pulmonares son
de baja frecuencia.
MURMULLO VESICULAR.
Crepitantes: neumonías.
Soplos: tubárico: consolidación. JA.
Soplo pleurítico: e.
Soplo cavitario: Absceso, TBC.
Sibilantes: soba, asma bronquial.
Broncofonia, pectoriloquia.
Abolición de la resolución de la voz.
SEMIOLOGIA CARDIO VASCULAR.
Auscultación cardíaca Es obvio que no es lo mismo auscultar el corazón de un
preescolar con frecuencia cardíaca de 80 latidos por minuto, que el de un
lactante inquieto con 150.
Por eso, en pediatría es importante adquirir cierta pericia en la auscultación
cardíaca, ya que la mayoría de las cardiopatías se diagnostican en las primeras
semanas de la vida.
En los niños más pequeños, la auscultación debe realizarse con la máxima
comodidad para el propio niño y para sus padres.
Aunque muchas veces es difícil, es conveniente que el niño esté lo más quieto y lo
más callado posible.
RUIDOS CARDIACOS
Primer ruido (R1). Se produce al cerrarse las válvulas aurículoventriculares (mitral y
tricúspide), al inicio de la sístole ventricular.
Segundo ruido (R2). Producido al cerrarse las válvulas sigmoideas (aorta y
pulmonar). En este ruido se suelen identificar sus dos componentes; el primero,
más fuerte, corresponde al cierre aórtico, y el segundo, algo más débil, al cierre
pulmonar.
El desdoblamiento fijo del R2 durante el ciclo respiratorio es característico de la
comunicación interauricular.
Tercer ruido (R3). Coincide con el final de la fase de llenado ventricular rápido. Está
presente en niños sanos, aunque suele aparecer en casos de ventrículos
dilatados y poco distensibles (insuficiencia cardíaca congestiva, grandes
cortocircuitos, etc.). Su presencia suele producir el llamado “ritmo de galope”.
Cuarto ruido (R4). Se origina por la contracción auricular y se sitúa inmediatamente
antes que el R1. Es siempre patológico e implica alteraciones en el llenado
ventricular y/o mala distensibilidad de esta cavidad.
SOPLOS CARDIACOS
1. Localización en el ciclo cardíaco. Hay que situarlos en éste,y relacionarlos con los
ruidos cardíacos.
Así se distinguen soplos sistólicos (situados en la sístole, entre R1 y R2),
diastólicos (en la diástole, entre R2 y R1) y
continuos (comienzan en la sístole y sobrepasan R2 para terminar en la diástole).
2. Intensidad. Los soplos se gradúan según su intensidad.
Aunque se puede hacer en una escala de 6 grados, es preferible y más sencillo
hacerlo en una de 4:
• Grado 1/4: se oye con cierta dificultad.
• Grado 2/4: se oye al colocar el fonendoscopio en el tórax.
• Grado 3/4: muy fácil de oír, intenso.
• Grado 4/4: se acompaña de un frémito o thrill (vibración palpable en la pared
torácica).
3. Localización. Es útil identificar el lugar de máxima intensidad del soplo,
FOCOS CARDIACOS

Orientan el diagnóstico. Para ello habrá que recorrer los clásicos focos de
auscultación:
• Foco aórtico: localizado en el segundo espacio intercostal derecho, puede
ampliarse al hueco supraesternal, cuello y tercer espacio intercostal izquierdo.
• Foco pulmonar: se localiza en borde esternal izquierdo, segundo espacio
intercostal. Puede extenderse a la zona subclavicular izquierda.
• Foco mitral: en el ápex cardíaco, habitualmente quinto espacio intercostal
izquierdo. Puede extenderse hacia axila y hacia el borde esternal.
• Foco tricúspide: en borde esternal izquierdo, cuarto y quinto espacio intercostal
izquierdo, aunque puede extenderse hacia la región subxifoidea y hacia el lado
derecho del esternón.
SOPLOS SISTÓLICOS
Pansistólicos: ocupan toda la sístole sin variar su morfología (rectangulares). Suelen
aparecer en la insuficiencia de las válvulas aurículo-ventriculares, y en la mayoría
de las comunicaciones interventriculares.
• Eyectivos: son soplos romboidales, y se auscultan cuando hay estenosis en los
tractos de salida ventriculares o de las válvulas pulmonar o aórtica.
• Protosistólicos: se inician próximos al R1 para ir disminuyendo en intensidad y
terminar antes del R2. Son característicos de las comunicaciones
interventriculares musculares pequeñas.
• Meso o telesistólicos: cortos, ubicados en medio o al final de la sístole
respectivamente. Son muy raros en pediatría. Suelen asociarse a patología leve
de la válvula mitral.
SOPLOS DIASTÓLICOS
• Protodiastólicos: cortos, de intensidad decreciente. Son producidos por la
insuficiencia de las válvulas sigmoideas, pulmonar o aórtica.
• Mesodiastólicos: romboidales. Ocupan el centro de la diástole. Se producen por
aumento de flujo a través de las válvulas aurículo-ventriculares (cortocircuitos
izquierda-derecha) o en la estenosis de las mismas.
• Telediastólicos: ocupan el final de la diástole, suelen ser de intensidad creciente,y
son característicos de la estenosis mitral o tricúspide, coincidiendo con la
contracción de la aurícula correspondiente.

Soplos funcionales o inocentes. Son los soplos mas frecuentes.


Se auscultan en la mitad de los niños, aunque este porcentaje puede aumentar al
80% si la exploración se hace en situaciones que aumentan la frecuencia
cardíaca, como la fiebre o tras el ejercicio físico.
GRACIAS