Você está na página 1de 6

TECNOLÓGICO NACIONAL DE MÉXICO

INSTITUTO TECNOLÓGICO DE QUERÉTARO

MÉTODOS NUMÉRICOS

VIVIENDO LOS VALORES HUMANOS

Presenta
Martínez Mandujano Gustavo Adolfo

Profesor
Juan Carlos Pedraza Tovar

Grupo: 23A

Lunes 12 de Febrero del 2018, Querétaro Qro.


Voluntad

La voluntad es el poder, la autoridad de dirigir el accionar propio. Se trata de una


propiedad de la personalidad que apela a una especie de fuerza para desarrollar una
acción de acuerdo a un resultado esperado, algo que es elegido por propia voluntad no
es obligado por un impulso externo; es decir, si yo dejo de realizar cierta actividad
porque ya no estaba conforme con las condiciones o porque los resultados no me
favorecían, entonces yo estoy actuando bajo mi voluntad. En cambio, si me obligan a
que deje de realizar la actividad, ahí no se me está respetando mi voluntad. Así en
relación con lo que nos ocupa, podríamos definir la fuerza de voluntad como un impulso
que nos lleva a la realización de determinados actos y no otros, implicando la actividad
desarrollada un consumo de energía tanto física como mental. Por tanto aplicamos
nuestra fuerza de voluntad cuando decidimos hacer cualquier cosa por pequeña que
ésta sea. A pesar de que hay estudios que afirman que la voluntad es una cualidad que
se encuentra en menor o mayor grado, de un individuo a otro, es innegable que es
un sentimiento, una capacidad y una fortaleza que es inherente a todos los seres
humanos, aun cuando algunos, en momentos determinados la abandonen o la olviden. No
obstante, siempre se puede recuperar y utilizar para mejorar los aspectos de vida
necesarios para salir adelante o mantenerse en el camino de la integridad y el
bienestar. Sin embargo, la voluntad debe ser una capacidad ejercitada desde siempre
y a decir verdad, hay veces que sólo actuamos cuando vamos a obtener algo a nuestro
favor, con el tiempo vamos perdiendo la razón de ser, ignoramos todas aquellas
situaciones que mientras no nos afecte no hacemos nada para cambiarlas. Si nos
pusiéramos a pensar en cada momento que pudimos hacer algo por ayudar al prójimo,
nos daríamos cuenta que pudimos cambiar la realidad brutalmente sólo con un sencillo
gesto. Es por eso que. a partir de este momento yo me comprometo a ejercitar más mi
fuerza de voluntad, ser acomedido sin esperar nada a cambio, ser caballeroso, ceder
al paso al subir al autobús sin importar el género de las personas, ceder al asiento a
aquella persona que lo necesita más que yo, ayudar a las personas invidentes o de la
tercera edad a cruzar la calle. No pensaré si ayudar o no cuando alguno de mis amigos
y/o conocidos necesiten ayuda, si sé que yo puedo hacer algo, simplemente actuaré.
Ahora recuerdo que muy seguido uno de mis amigos me pedía que le descargara
algunas canciones, al principio casi siempre le tomaba la palabra y le descargaba las
canciones que quiera, y al paso del tiempo me aburrí, ya con frecuencia le decía que no
podía, que no tenía tiempo y muchas veces era así, pero otras veces sólo por mi pereza
no las descargaba, y realmente es algo muy sencillo que no me tomaría más de 15 o 20
minutos; Esta es un buena oportunidad de ejercitar mi voluntad, ser razonable y saber
decidir. No sólo será con un persona, no sólo con los amigo, sino que con mis
compañeros de clase, con mis profesores, con mi familia, con desconocidos, con mis
mascotas, con cualquiera que necesite apoyo. Es tiempo de reflexionar sobre nuestra
razón de ser en esta vida, de ser personas sencillas, que se den a demostrar las
cualidades que sólo los seres vivos poseemos.
TECNOLÓGICO NACIONAL DE MÉXICO
INSTITUTO TECNOLÓGICO DE QUERÉTARO

MÉTODOS NUMÉRICOS

VIVIENDO LOS VALORES HUMANOS

Presenta
Martínez Mandujano Gustavo Adolfo

Profesor
Juan Carlos Pedraza Tovar

Grupo: 23A

Lunes 19 de Febrero del 2018, Querétaro Qro.


Paciencia

La paciencia es la actitud que lleva al ser humano a poder


soportar contratiempos y dificultades para conseguir algo bien. Según
la tradición filosófica, podría ser definida como: "la constancia valerosa que se
opone al mal, y a pesar de lo que sufra el ser humano no se deja dominar por
él". Dicha palabra proviene del latín pati, que significa sufrir. De hecho el
participio patiens se introdujo al castellano como paciente (en los hospitales) o
"el que sufre". Aristóteles en sus Éticas alude a esta virtud como: "el equilibrio
entre emociones extremas o punto medio: metriopatía. Con ella se consigue
sobreponerse a las emociones fuertes generadas por las desgracias o
aflicciones. Para ello es necesario un entrenamiento práctico ante el asedio de
los dolores y tristezas de la vida, una poliorcética, que fue desarrollada por
filosofías posteriores, en particular el Estoicismo. La paciencia es un rasgo
de personalidad madura. Es la virtud de quienes saben sufrir y tolerar las
contrariedades y adversidades con fortaleza y sin lamentarse. Esto hace que
las personas que tienen paciencia sepan esperar con calma a que las cosas
sucedan, ya que piensan que las cosas que no dependan estrictamente de uno,
se les debe otorgar tiempo. Sin embargo, no es fácil desarrollar la paciencia en
todas las ocasiones y, más en la actualidad que el individuo se encuentra hostigado de
deberes y quehaceres más el estrés diario producto del tráfico, el caos económico,
político y social, entre otras causas. Por ello, es de suma importancia que el ser
humano desarrolle la paciencia como la capacidad que posee el individuo para
enfrentar las adversidades con tenacidad y sin lamentaciones. Otro aspecto de la
paciencia es la capacidad de considerar hechos y variables que pueden ser
imperceptibles para los seres ansiosos e impulsivos, esto refuerza la diferencia con la
pasividad, con la falta de interés, y demuestra que muchas veces es más fuerte y
activo el paciente que el inquieto. He de reconocer que soy una persona paciente, me
he dado cuenta no sólo por mí mismo, sino que cuando estaba en la educación media-
superior era de los pocos alumnos que poco a poco terminabas los programas de
simulación. Pero no hay un límite para que como persona crezca cada día más, no sólo
ser paciente en lo que hago, hay que ser paciente con las personas con la que convivo a
diario, ya sea en la escuela, con mi familia, con mis amigos etc. Toda buena causa
conlleva un historial de arduo trabajo y gran dedicación, eh ahí la gran potencia China,
que después de ser devastada por guerras y conflictos bélicos, poco a poco, todo a su
tiempo, con paciencia, hoy son una potencia mundial. Realmente considero esto con un
buen ejemplo de que todo lo bueno cuesta, es un claro ejemplo de que hay que ser
pacientes, seguir adelante sin importar las condiciones, aguantando cada mal tiempo
que se venga encima, ya que si somos perseverantes al final el tiempo no los
recompensará.
TECNOLÓGICO NACIONAL DE MÉXICO
INSTITUTO TECNOLÓGICO DE QUERÉTARO

MÉTODOS NUMÉRICOS

VIVIENDO LOS VALORES HUMANOS

Presenta
Martínez Mandujano Gustavo Adolfo

Profesor
Juan Carlos Pedraza Tovar

Grupo: 23A

Lunes 26 de Febrero del 2018, Querétaro Qro.


Honestidad

La honestidad es, a mi consideración el valor más importante que tiene la humanidad,


pues para un desarrollo social se debe actuar honestamente con todas las personas de
tu entorno para que te lleguen a considerar una persona íntegra. Hoy en día para todos
es muy difícil ser honestos, porque muchas veces nos encontramos en situaciones
difíciles que al final no nos convienen hablar con la verdad todo por miedo a salir
perjudicados. La familia siempre ha sido el factor en el que recae cualquier educación,
con más razón la honestidad, si quien tiene la responsabilidad de cuidarte en los
primeros años de vida no lo hace de manera adecuada formando en tu pensamiento
malos hábitos y costumbres, nunca se va llegar alto ni se puede corregir pues como
dice el refrán: “Árbol que nace torcido, jamás su tronco endereza”, si desde un
principio no tienes unas bases sólidas en tu educación nunca vas a poder corregir esos
errores, por eso debes de ser consiente con todo momento el daño que haces a las
demás personas actuando mal tú. Pongamos el ejemplo de un policía de tránsito (que es
muy común en nuestro país) te dice que te orilles en tu automóvil y en el momento que
bajas a ver la causa por la cual te detuvo te dice que fue porque ibas a exceso de
velocidad, sin embargo eres consciente de que llevabas la velocidad establecida y se lo
comentas al oficial, él se pone en un plan de necedad, advirtiendo que si no daba una
aportación monetaria (mordida) le asignaría una multa. Creo que desgraciadamente en
nuestro país vivimos día a día este valor, pero desgraciadamente contrario
deshonesto, pues en la esquina, en la tienda, con los vecinos, en la escuela siempre hay
factores que intervienen para no poner en práctica este valor, tal vez para sacar
provecho no midiendo la dimensión de los daños que puede ocasionar el no actuar con
honestidad. Es por eso que vivimos en un mundo muy, pero muy al revés, donde no hay
principios, práctica de valores ni en la sociedad, escuela y poco a poco también se está
destruyendo en la familia. Es conveniente marcar un nuevo rumbo para el futuro de
nuestras próximas generaciones la cuales deben actuar con correctamente siempre y
tener la conciencia tranquila por algo que se ha hecho, son 2 principios que deberán
regir sus vidas hasta el final de nuestros días. Por mi parte, ser honesto no sólo es ser
honesto con las demás personas, sino ser honesto con uno mismo, identificar los
errores propios, los malos defectos para que, día con día crezcamos como seres
humanos. Es mi proposición para ser una persona mejor, ser honesto, enfrentar la
realidad y aprender de nuestros errores. La honestidad no es tan solo ser franco sino
también de ser capaz de convencer a los demás para que sean honestos, esta actitud
siembra confianza en uno mismo y en aquellos quienes están en contacto con la persona
honesta.