Você está na página 1de 7

2.4 DRAMATIZACIÓN DE LA REALIDAD.

¿Qué es?

La dramatización constituye un espacio y herramienta educativa que permite


desarrollar el curriculum escolar en otras áreas, como la Educación Artística, la
Expresión Corporal o la Lengua y la Literatura. (Nuñez Cubero & Navarro Solano,
2018).

¿Cuáles elementos lo conforman?


Imagen verbal en el discurso dramático
 Se requiere IMAGINACIÓN, permite crear imágenes verbales en el ámbito
público, y dramatizar para ofrecer a la audiencia una manera distinta de
percibir la realidad. La dramatización es una nueva presentación de los
hechos.
 Es la posibilidad efectiva de ligar significado y significante con la intención
de representar al signo de una manera específica.

El relato literario y la imagen pública


 Construcción básica del relato:
 Título: es la puerta hacia nuestro relato.
 Introducción: invitación a la siguiente puerta.
 Cuerpo: ideas principales del relato.
 Conclusión: resume y deja con el sabor dramático del mensaje.

Cualidades del relato:


Para una dramatización correcta y adecuada:
 Claridad
 Abundancia
 Propiedad
 Vigor expresivo
 Corrección y pureza

El discurso personal
 El relato es un aparato al servicio de contar algo, pero el uso que se le dé
depende estrictamente del productor del mensaje.
 Casémonos con la fórmula: Mientras más amplio sea nuestro bagaje
cultural más eficaz será nuestro discurso personal dramático.

Metodología del relato dramático en la creación de una imagen pública


 Para hacer más vendible algo debemos dramatizar la realidad.
 Plantear el objetivo, porqué y para qué de la dramatización.
 Investigar la información, más y mejor información.
 Definir el público objetivo, conocer a quién le hablamos.
 Definir la trama dramática, columna vertebral del relato.
Técnicas de construcción del relato dramático
 Tema
 Motivos
 Acciones principales
 La dramatización de la realidad exige un argumento y seguir una
metodología dividida en:
Definición del objetivo, recopilación de información, definición del público,
definición de la trama y escritura del relato.

Desarrollo de la creatividad verbal en el relato


 El flujo de la escritura
 La lista de ideas
 El diagrama asociativo

Para enfrentarse mejor al “PÁNICO CREATIVO”, que inevitablemente surge con


la hoja en blanco, la mejor solución: deje que fluya la escritura, haga una lista de
ideas o desarrolle diagramas asociativos a la idea principal

¿Cuáles son sus principales características?


 estimular la imaginación

 reforzar la credibilidad

 aumentar el interés

 crear identificación

 lograr la memorabilidad del mensaje a las audiencias.


2.5 PERSUASIÓN E IDENTIDAD.

¿Qué es?

Persuasión: Podemos definir al fenómeno conocido como persuasión como


aquella habilidad que permite convencer a alguien de algo, estimulándolo a
actuar de tal o cual modo, aunque ese modo de actuar no haya sido la primera
elección de la persona. La persuasión puede ser utilizada con fines positivos,
pero en algunos casos, como sucede con algunos tipos de publicidades, puede
ser entendida como una forma de cambiar la opinión de los individuos a partir de
la promesa o de la presentación de elementos que en la realidad no son tales.
La persuasión es una forma de comunicación social que se basa en el
convencimiento que se ejerce desde un emisor a un receptor. La persuasión
puede lograrse de muy diversas maneras, aunque en la mayoría de los casos el
lenguaje oral o escrito es principal elemento para convencer ya que se pueden
presentar diferentes teorías e ideas persuasivas. Se considera que la persuasión
es exitosa cuando la persona acepta lo que el otro individuo le ha transmitido,
significando esto que tome una posición completamente nueva o que
directamente cambie la que ya tenía al respecto de determinado asunto.
Para que el fenómeno de la persuasión se pueda establecer, quien lo lleva a
cabo debe establecer algún tipo de confianza con la persona a persuadir. Esto
no quiere decir que sean personas que se conozcan, pero sí que el que persuade
logre generar seguridad en el otro respecto de lo que le dice o comunica.
Además, el uso de pruebas o de promesas sobre lo que se trata de convencer
es también un elemento importante a la hora de generar esa persuasión. A
veces, y dependiendo del tipo de comunicación que se establezca, la persuasión
puede ser más o menos duradera, llegando en algunos casos a cambiar y
transformar de manera completa la personalidad o el carácter de alguien.

Identidad: del latín identitas, la identidad es el conjunto de los rasgos propios de


un individuo o de una comunidad. Estos rasgos caracterizan al sujeto o a la
colectividad frente a los demás. Por ejemplo: “El mate forma parte de la identidad
rioplatense”, “Una persona tiene derecho a conocer su pasado para defender su
identidad”.
También es la conciencia que una persona tiene respecto de sí misma y que la
convierte en alguien distinto a los demás. Aunque muchos de los rasgos que
forman la identidad son hereditarios o innatos, el entorno ejerce una gran
influencia en la conformación de la especificidad de cada sujeto; por esta razón
tienen validez expresiones tales como “estoy buscando mi propia identidad”.
En este sentido, la idea de identidad se asociada con algo propio, una realidad
interior que puede quedar oculta tras actitudes o comportamientos que, en
realidad, no tienen relación con la persona: “Sentí que había perdido mi
identidad; comencé a aceptar trabajos que no me gustaban y con los que no
tenía nada en común”. (Department of Psychology, Texas A&M University, ,
2018)
¿Cuáles elementos lo conforman?

Persuasión

Para comprender mejor en el proceso por el cual una persona o medio puede
influir en otra haciéndole cambiar de opinión hay que tener en cuenta cuales son
los elementos clave del proceso, siendo estos la fuente emisora, el receptor,
el propio mensaje y la técnica que se emplea para transmitirlo.

Emisor
En lo que respecta a quien transmite la información, la fuente que intenta
persuadir, hay dos características que se tienen muy en cuenta a la hora de ser
o no ser persuadidos: su atractivo y su credibilidad. Se ha demostrado en
múltiples experimentos que de manera general consideramos más confiables a
aquellos individuos que percibimos como más atractivos (en parte por el efecto
halo, en que suponemos que alguien que tiene una buena cualidad seguramente
tendrá otras). Este es uno de los motivos de que en la publicidad aparezcan
frecuentemente hombres y mujeres de gran atractivo físico, o bien famosos bien
valorados, con el fin de vendernos un producto.
Sin embargo, la característica más influyente de la fuente a la hora de
persuadirnos es la credibilidad, que viene dada ante el nivel de competencia de
la fuente en el tema en cuestión y la sinceridad percibida.
Veámoslo con un ejemplo simple. Nos dicen que dentro de diez años el cometa
Halley se estrellará contra la Tierra. Si quien nos lo dice es una persona que nos
encontramos por la calle, probablemente no cambiaremos nuestro modo de
actuar, pero si quien lo dice es un experto de la NASA, es más probable que
aumente la preocupación por ello. Otro ejemplo lo encontraríamos una vez más
en el uso de celebridades para anunciar productos en piezas publicitarias. En
este caso, la mayoría de famosos no solo tienden a ser atractivos, sino que
además están asociados a un buen nivel de credibilidad basado en su imagen
pública.

Receptor
En lo que se refiere al receptor del mensaje, las principales características que
afectan a la hora de ser influidos son el nivel de inteligencia, la autoestima y el
nivel de implicación con el tema. Se ha de tener en cuenta que el efecto del nivel
de inteligencia no se debe tomar como una medida directa. No es que quien más
influenciable sea tenga menos inteligencia, pero alguien con mayor inteligencia
sí tendrá más recursos para poner en duda los argumentos esgrimidos en la
persuasión.

En lo que respecta a la autoestima, generalmente nos encontramos con que a


menor autoestima, menor probabilidad de que consideremos nuestros propios
argumentos como válidos, aceptando más fácilmente los de otros.
Mensaje
Otro de los elementos principales a la hora de persuadir a alguien es el propio
mensaje en sí. Varios estudios indican que el hecho de emplear un mensaje más
racional o más emotivo dependerá del tipo de respuesta que se quiera favorecer.
También afecta que el mensaje incorpore elementos que provoquen miedo o
sensación de amenaza: según la teoría de motivación de protección de Rogers,
tenderemos a buscar y a considerar más ciertos los mensajes que nos permitan
minimizar o evitar un daño.
Se ha investigado también el hecho de que la persuasión se dé más a menudo
con un mensaje cerrado o abierto, indicándose que por lo general es mejor dejar
una conclusión abierta a la interpretación, si bien guiada en la dirección de la que
se quiere persuadir.
Por último, se ha discutido si es conveniente indicar únicamente los argumentos
que favorecen la propia postura o deberían indicarse también los argumentos de
la postura opuesta. En este aspecto se ha sugerido que resulta más persuasor
mostrar ambas posiciones, pues de lo contrario resulta más perceptible que la
intención del mensaje es la de crear publicidad o propaganda más que aportar
datos para decidir racionalmente, y esto termina provocando reactancia.

Identidad
Como ya se mencionó, todos los humanos tenemos la necesidad de adquirir
nuestra identidad como personas. Pero no todos tenemos la misma identidad,
ya que durante el proceso de construcción de nuestra identidad hay distintas
circunstancias que nos hacen ser diferentes, como:
 El lugar donde vivimos
 La época en la que vivimos
 Las experiencias que vivimos
 La idea predominante en tu grupo social
Estos solo son algunos de los elementos que conforman nuestra identidad
personal. (Castillero Mimenza , 2018)

¿Cuáles son sus principales características?


Persuasión.
Las seis características de la persuasión.

1) Entregarnos a la historia.
En el estudio se estableció relación entre la narrativa rica y entregada por parte
del emisor y una historia contada de forma mediocre. Un buen uso de las pausas,
toque dramático y uso de las imágenes hacen que esta tenga mucha más fuerza
a la hora de llegar a nuestros oyentes.
Cuando una historia la contamos tal cual debería contarse existe una fusión
mental entre el narrador y el oyente.

2) Usar imágenes “vivas”.


La idea es crear un marco donde la audiencia sea capaz de meterse y vivir
aquello que estamos contando. El oyente tiene que vivir, sentir y empatizar tanto
con los personajes y la historia que tiene que vivirla como suya.
Tiene que parecer que es algo que le está ocurriendo en ese momento, no
dejando margen a la interpretación del oyente.
Un buen director de cine hace que te metas en su película. Tú tienes que hacer
que tu audiencia viva esa experiencia.

3) Realismo y simpleza.
¿Por qué Shakespeare tenía tanta cercanía con el lector? Cualquier elemento
de la historia tiene que verse reflejada con la naturaleza humana y es eso lo que
hacía el dramaturgo inglés. La historia que contemos, si quieres añadirle grados
de persuasión, tiene que ser coherente conforme a la “narración” y tener
consonancia con las experiencias pasadas.
¿Qué mejor manera de que le suene familiar al oyente?

4) Estructura
Una estructura clara, ni que decir tiene que es un punto importante si queremos
que nuestra historia triunfe. Una historia tiene que fluir de manera lógica, un
principio, una consecución de acciones y una conclusión. Añadir curiosidad a la
historia e ir desvelando paso a paso las “dudas” generadas. Todo esto ayuda a
aportar un grano más de persuasión en nuestras historias.
Cuenta lo que vayas a decir, cuéntalo y recuérdales lo que le has contado.

5) Contexto
El impacto persuasivo de una historia varía según el contexto que tenga la
misma. ¿Tienes algún motivo para que te crean? Si no lo tienes que no lo
parezca. En una historia el camino de la conclusión tiene que parecer que la ha
conseguido el oyente, si nosotros de una forma muy brusca le marcamos el
camino, nuestra historia no tendrá el efecto deseado. A nadie le gusta que le
digan lo que tiene que pensar.
Una historia en la que nosotros llevamos a la audiencia de manera tácita es
inversamente proporcional al resultado que esperábamos.

6) Audiencia
Sin imaginación no hay historia, pero podemos ponérselo fácil al grupo. Lo
primero que tenemos que hacer es preguntarnos a qué tipo de grupo estamos
dirigiendo el discurso y adaptarlo para que el mayor número de miembros pueda
navegar y sentir aquello que contamos.
¿Tenías una historia preparada? Adáptala a tu audiencia.

Identidad.
 Es un proceso que va desde lo colectivo a lo individual.
 No es innata, sino que requiere de un proceso social de construcción.
 Es dinámica.
Conclusión: Con este tema se logra comprender que la imagen está asociada
con a la calidad o seriedad de un producto, servicio o bien una dramatización y
a través de éstas podremos definir la eficiencia o bien el interés de transmitir
algo. La imagen juega un papel fundamental en esta rama, dado a lo que se
podría reflejar con el aspecto físico o verbal de alguien en busca de alguna
posición o posiblemente el interés de alguien. También es el de crear una imagen
adecuada y correcta de la organización o su representante ante la sociedad y
demás organizaciones para lograr crear esa confianza entre el emisor y receptor
con esto puedo concluir que es información sumamente valiosa para mi
desarrollo a futuro.

Bibliografía
Castillero Mimenza , O. (2018). Persuasión: definición y elementos del arte de
convencer. Psicología social y relaciones personales, 1.
Department of Psychology, Texas A&M University, . (24 de febrero de 2018). C
AM BIO D E AC TITU D ES. PER SU ASIÓN E IN FL U EN C IA SOC IAL.
Obtenido de
https://psicologiaexperimental.files.wordpress.com/2011/03/cambio-de-
actitudes-persuasic3b3n-e-influencia-social-wood.pdf
Nuñez Cubero, L., & Navarro Solano, M. (24 de febrero de 2018).
DRAMATIZACION Y EDUCACIÓN: ASPECTOS TEÓRICOS. Obtenido
de
https://gredos.usal.es/jspui/bitstream/10366/71846/1/Dramatizacion_y_e
ducacion_aspectos_teori.pdf