Você está na página 1de 85

TRANSFORMADORES DE MEDIDA

A) Introducción

En las instalaciones eléctricas existe la necesidad de conectar aparatos de medida así como
también es preciso disponer relés (reveladores) con finalidades diversas (protección, aviso,
enclavamiento, etc.). Unos y otros suelen ser de constitución delicada, reducidas dimensiones y
buena precisión. Frecuentemente las magnitudes que hay que medir, manipular o vigilar, son
elevadas corrientes, elevadas tensiones, o ambas circunstancias.

Por lo expuesto anteriormente, se resuelve conducir magnitudes proporcionales a las


originales, con la característica de que estas nuevas magnitudes sean más manipulables y
manejables, mediante el uso de “transformadores de medida” o “transformadores de protección”
según corresponda.

Ahora imaginemos que un transformador de corriente alimenta aparatos de medida y que en


el primario circula una corriente de cortocircuito superior a la nominal. Esta corriente puede averiar
el aparato de medición. Por el contrario un transformador que alimenta un relé de protección,
necesita que la corriente secundaria sea una reproducción fidedigna de la del primario para que el
relé actúe con exactitud.

Por ello diferenciamos entre transformadores destinados a alimentar aparatos de medida o


protección.

• Aparatos de medida: destinados a medir corrientes normales sin que, ante valores
anormales, tenga que provocar respuestas correctas.

Por su naturaleza los aparatos de medida no suelen soportar valores muy grandes de
intensidad ni miden magnitudes anormalmente elevadas. Por tanto el transformador que los
alimentante ante valores anormalmente grandes de corriente en el primario, ha de ser capaz
de aumentar el error de relación, esto es que la corriente en el secundario no aumente en la
misma proporción que en el primario (kcc<<kn). Esto se consigue con un núcleo magnético
saturable. El factor de seguridad debe ser la más pequeño posible.

• Aparatos de protección: estos aparatos ante valores anormales de la magnitud han de


dar respuesta de aviso o corrección.

Por tanto en los transformadores destinados a protección se deseará que el factor de seguridad
FS se lo más grande posible. Pero estos aparatos necesitan en todo momento un valor fidedigno
de la magnitud para poder actuar en todo momento según convenga. La relación de
transformación debe ser siempre constante independientemente de la intensidad del primario.
Esto se consigue con un núcleo magnético no saturable.
“Según lo anterior, se aconseja desde un principio no reunir en un mismo secundario de un
transformador de intensidad, aparatos de medida y protección”.

a) Definición de transformador:

Los transformadores se definen como máquinas estáticas que tienen la misión de transmitir,
mediante un campo electromagnético alterno, la energía eléctrica de un sistema primario a otro
secundario; transformando este sistema primario de corriente alterna, en otro secundario de
intensidad y tensión generalmente diferentes.

Decimos que un transformador permite aumentar o disminuir la tensión en un circuito eléctrico


de corriente alterna a voluntad, manteniendo la frecuencia y transmitiendo la energía eléctrica casi
en su totalidad, ya que la potencia (energía eléctrica) que ingresa al equipo, en el caso de un
transformador ideal, sin pérdidas, es igual a la que se obtiene a la salida. Las máquinas reales
presentan un pequeño porcentaje de pérdidas, dependiendo de su diseño, tamaño, y demás
factores; pero así mismo tienen muy altos rendimientos (cercanos al 100%).

Una de sus principales características es adaptar una instalación o aparato a las condiciones
óptimas de funcionamiento con simplicidad y de forma económica.

Están constituidos, en su forma más simple, por dos bobinas devanadas sobre un núcleo
cerrado de hierro dulce o hierro silicio. Las bobinas o devanados se denominan primarios y
secundarios, respectivamente según correspondan a la entrada o salida del sistema en cuestión.

b) Transformadores especiales:

Entre los transformadores con fines especiales, los más importantes son los
transformadores de medida. Estos sirven para instalar instrumentos, contadores y relees
protectores en circuitos de alta tensión o de elevada corriente. Los transformadores de medida
aíslan los circuitos de medida o de relees eléctricamente, permitiendo una mayor normalización en
la construcción de contadores, instrumentos y relees. Según sea el caso de poseer corrientes o
tensiones elevadas, se denominan transformadores de corriente o transformadores de tensión
respectivamente. Abreviadamente, a los primeros se los señala con "TI" y a los segundos con "TV".
Es por esto que en las instalaciones de corriente alterna, encontramos estos aparatos
frecuentemente.

 Resumiendo, los OBJETIVOS principales de los transformadores de medida son:

1° Aislar o separar los circuitos y aparatos de medida, protección, etc., de la alta tensión.
2° Evitar perturbaciones electromagnéticas de las corrientes fuertes, y reducir corrientes de
cortocircuito a valores admisibles en delicados aparatos de medida.

3° Obtener intensidades de corriente, o tensiones, proporcionales (por lo menos en


determinada zona) a las que se desea medir o vigilar, y transmitirlas a los aparatos apropiados.

NOTA:

A lo largo de este informe pondremos de manifiesto que la buena elección en transformadores


de medida no se limita a una relación de transformación y a una tensión nominal (aislamiento).
Debe, además de proporcionar la debida precisión, garantizar la seguridad del personal y de la
instalación, así como proteger a los aparatos.

Si bien pueden destinarse a mediciones o a protecciones, cuando no sea imprescindible


distinguir, se les denominará, genéricamente, transformadores de medida. Es más, en ocasiones,
un mismo transformador alimenta aparatos de medida y elementos de protección.

1- El empleo de los transformadores de medida.

Se debe a tres condiciones:

- SEGURIDAD: Se trabaja con 100 a 110 volt en las medidas de tensión en los paneles y unos
pocos décimos de Amper en las medidas de intensidad. Como además permiten la fácil puesta a
tierra de los aparatos de medida, se logra una adecuada protección.

- COMODIDAD: Pueden colocarse los aparatos de medida en los lugares que más
convenga, lejos del lugar de la tensión o la corriente a medir.

- ECONOMIA: A pesar de que el empleo de un TI o un TV significa un costo adicional, por su


poco consumo propio y también del aparato de medida conectado, frente al alto consumo que
significaría medir directamente la magnitud propuesta, resulta una economía apreciable en la
correspondiente amortización del conjunto, a favor del transformador.

2- Misiones del Transformador de medida.

• Los transformadores de medida tienen sus arrollamientos primario y secundario separados


eléctricamente entre sí y transforman la corriente alterna (o la tensión alterna), que se trata de
medir, en otra corriente (u otra tensión) del valor adecuado para el instrumento de que se trate.
• En las instalaciones de alta tensión, separan eléctricamente de la alta tensión la instalación de
medida, para que ésta se realice con tensión baja de manera que el instrumento medidor pueda
observarse sin peligro alguno para el operario.

• Otra ventaja del transformador de medida consiste en que la interposición del mismo
protege el instrumento medidor contra las sobre tensiones y las sobre corrientes de la red.

• Por construcción, los transformadores de medida son mucho más resistentes a las acciones
térmicas y dinámicas, que los instrumentos medidores.

• Si se consideran transformadores de medida ideales, se pueden obtener los valores eficaces


(módulo) de tensión y corriente en el secundario, a través de las respectivas relaciones ideales KU
y KI.

Sin embargo, en el transformador real existe un apartamiento de las condiciones ideales, debiendo
reemplazar los signos de igualdad por los de aproximadamente igual.

• La eficiencia de un transformador de medida depende del rigor con que se verifica la


proporcionalidad entre los valores de las magnitudes medidas primaria y secundaria, así como la
igualdad del ángulo de fase de dichas magnitudes, en todo el campo de utilización.

3- Ventajas frente a ampliación del alcance de medida mediante “shunts” y “multiplicadores”.

La forma de aumentar el alcance de un sistema de medida de CC, es recurriendo al agregado


de un transductor de nivel, ya sea un derivador (o shunt) en circuitos de corriente o un divisor de
tensión (o resistencia multiplicadora) en circuitos de tensión.
Sin embargo cuando se trata de adecuar la magnitud de una señal de CA el uso de este tipo de
transductor de nivel no siempre es viable debido a las dificultades que se presentan, entre las que
cabe señalar:

- Las mediciones en circuitos de alta tensión (y de baja tensión en el caso de sistemas


electrónicos) hacen necesario lograr una separación galvánica entre el circuito de potencia y el
sistema de medida.
- Los instrumentos analógicos de AC poseen un mayor consumo propio lo que acarrea una
mayor disipación de potencia si se utilizan resistencias multiplicadoras o derivadores.
- La frecuencia de trabajo de la señal a medir influye en las impedancias de los elementos
divisores de corrientes o tensiones afectando las mediciones.
- Si la cantidad de aparatos a conectar al elemento adaptador de alcance es grande, la
Potencia que éste debe disipar resulta elevada.

4- Tipos de transformadores de medida y características.

Dependiendo del uso se distinguen dos tipos de transformadores de medida.

- Transformadores de tensión: su relación de transformación viene dada por los valores de


tensión en bornes del arrollamiento con relación a la tensión aparecida entre los extremos del
bobinado secundario. Son empleados para el acoplamiento de voltímetros siendo su tensión
primaria la propia de línea. Dependiendo de las necesidades surgidas en cada momento, pueden
disponer de varios arrollamientos secundarios para adecuar los niveles de tensión a los diferentes
alcances de los elementos sensores de tensión, además de aislarlos galvánicamente de la red.

- Transformadores de intensidad: en estos transformadores, la intensidad primaria y la


secundaria guardan una proporción, siendo ésta igual a la relación de transformación característica
del propio transformador. Se utilizan cuando es necesario conocer la intensidad de línea. En
este caso se intercala entre una de las fases el bobinado primario de tal manera que éste quede
conectado en serie a la fase y al secundario se conecta el aparato de medida de la misma manera
que en los transformadores de tensión. Además de adecuar los niveles de corriente a los alcances
de los elementos sensores de corriente, los aisla galvánicamente de la red. Constructivamente son
diferentes a los de tensión.

Cabe aclarar, que el transformador de intensidad tiene las características de un transformador


monofásico en condiciones del ensayo en cortocircuito. Su arrollamiento secundario está
continuamente en cortocircuito a causa de las muy bajas impedancias del amperímetro o de otro
instrumento alimentado por el transformador. Este continuo corto circuito es la característica
fundamental del transformador de intensidad.
5- Normativa aplicada:

• IRAM 2344 [transformadores de medición].

• UNE-EN 60044-1 [Transformadores de medida. Parte 1: Transformadores de intensidad].

• UNE-EN 60044-2 [Transformadores de medida. Parte 2: Transformadores de tensión inductivos].

• CEI (Comisión Electrotécnica Internacional) 60044-1 (2003) [Transformadores de medida.


Parte 1: Transformadores de intensidad].

• CEI (Comisión Electrotécnica Internacional) 60044-2 (2003) [Transformadores de medida. Parte


2: Transformadores de tensión inductivos].

• IEEE/ANSI C57.13 [Transformadores de medida].

6- Requisitos de precisión.

En cuanto a su exactitud, según las normas UNE y CEI, los transformadores de medida se
agrupan en seis clases, expresadas por números precedidos de las iniciales “Kl” (en alemán,
Klasse).

Así: Kl 0,1; Kl 0,2; Kl 0,5; Kl 1 y Kl 3. En el transformador de intensidad todavía hay otra clase
más: la Kl 10 o Kl 5.

La clase Kl 0,1 corresponde a los transformadores patrón, que sirven como


transformadores de comparación para el ensayo de otros transformadores, para mediciones
extraordinariamente precisas de energía y de potencia en instalaciones de alta tensión.
La clase Kl 0,2 sirve para las más exactas mediciones de laboratorio y de plataformas de ensayo,
en especial cuando hay grandes desfases.

La clase Kl 0,5 es para mediciones precisas en el laboratorio y plataformas de ensayo y para


mediciones precisas de energía y potencia.

La clase Kl 1 sirve para las mediciones usuales; las clases Kl 3,0 y Kl 5 del transformador de
intensidad son adecuadas para la conexión de relés.

Transformadores de tensión

Transformadores de intensidad

7- Ensayos a transformadores de medida.

7-1) Ensayos individuales o de rutina.

Son los ensayos a los que se someten todos los transformadores. Las normas UNE y CEI
consideran los siguientes ensayos como de rutina:

1. Verificación del marcado de los bornes.


2. Ensayo dieléctrico a frecuencia industrial del arrollamiento primario. El aislamiento debe
soportar, durante 1 minuto, la tensión de ensayo a frecuencia industrial correspondiente a su nivel
de aislamiento, aplicada entre el primerio y el o los arrollamientos secundarios conectados a tierra.

3. Ensayo dieléctrico a frecuencia industrial de los arrollamientos secundarios. Cada


arrollamiento secundario debe soportar, durante 1 minuto, una tensión de valor eficaz 3 kV, entre
sí y los restantes arrollamientos secundarios conectados a tierra.

4. Ensayo de sobretensión entre espiras. Se verifica cada arrollamiento secundario


durante 1 minuto a la tensión inducida (si es menor que 4,5 kV de cresta), alimentando el
arrollamiento primario con su intensidad nominal, estando el secundario abierto o viceversa.
Si la tensión que aparece en los bornes del secundario es superior a 4,5kV de cresta, se ensaya con
esta tensión.

5. Ensayos concernientes a la precisión. En los transformadores de intensidad para


medida y para protección, se realizan los ensayos destinados a comprobar su conformidad con las
indicaciones de las tablas de las normas correspondientes. En los transformadores de intensidad
para protección, los ensayos relativos al error compuesto se deben efectuar según el método de
excitación, que consiste en determinar la intensidad de excitación (para la frecuencia nominal),
aplicando al secundario una tensión prácticamente sinusoidal de valor eficaz igual al producto del
factor límite de precisión por la intensidad secundaria nominal y por la suma vectorial de la
impedancia de la carga y de la impedancia del arrollamiento secundario del transformador.

7-2) Ensayos de tipo.

Son los ensayos a los cuales se somete un solo transformador de cada modelo. Según las
normas CEI-UNE, son los siguientes:

1. Ensayo de cortocircuito. Consiste en verificar la resistencia de los transformadores a las


intensidades límites térmicas y dinámicas nominales.

2. Ensayo de calentamiento. El transformador debe soportar en permanencia, sin exceder


los límites de calentamiento, una intensidad primaria igual a su intensidad de calentamiento en las
condiciones normales de funcionamiento.

3. Ensayos de impulso tipo rayo y tipo maniobra. Normalmente, en tipo rayo se aplican 15
impulsos consecutivos de polaridad positiva y negativa con ondas plenas de 1,2/50 μs y en tipo
maniobra, 15 impulsos positivos plenos de 250/2500 μs. aunque cuando la tensión más elevada del
material es 300 Kv tan solo son 3 impulsos de cada polaridad para la modalidad tipo rayo.
4. Ensayos bajo lluvia para los transformadores de servicio intemperie. Son ensayos
destinados a verificar la validez del aislamiento externo. Se aplica al ensayo dieléctrico a frecuencia
industrial o el de impulso tipo maniobra, en función de la tensión más elevada del material.

5. Medida de la tensión de radiointerferencia. Son pruebas destinadas a la aparición de


efecto corona (descargas externas) y su limitación en orden a no perturbar las transmisiones
radioeléctricas.

6. Ensayos concernientes a la precisión. En los transformadores de intensidad para


medida, puede considerarse como ensayo de tipo la verificación de la clase de precisión en todos
los valores indicados en la tabla correspondiente. Además se debe demostrar que cumple con el
factor de seguridad utilizando el método de sobreintensidad o el de excitación de forma similar al
factor límite de precisión de los transformadores para proteccción. En los transformadores de
intensidad para protección, se admiten como ensayo de tipo la verificación del error compuesto
por el método de sobreintensidad primaria, además del método de excitación.

c) Formas de conexión de los transformadores de medida:


1. Teoría fundamental
Para tratar los transformadores de medida comenzamos por repasar lo fundamental de
transformador ideal y su relación. Podemos expresar la relación fundamental de los
transformadores ideales.

Veamos ahora las formas, más comunes de aplicación de estos aparatos en la figura siguiente,
a la izquierda, un TV alimenta un voltímetro. Estos instrumentos se fabrican normalizadamente de
110 volt, o de 100 volt, por lo que los secundarios de los TV son de esta tensión. Con este
procedimiento normalizado se logra simplificar y abaratar costos.
Nótese que el secundario está conectado a tierra, norma de seguridad que protege tanto al
aparato como al operador. Luego tenemos un TI que alimenta a un amperímetro. Igual que los
voltímetros que tienen para estos usos tensiones normalizadas, los amperímetros se construyen
para 5 ampere. Por lo tanto, los secundarios de los TI se fabrican para 5 ampere. El secundario se
coloca a tierra, por las mismas razones que en el TV. En la parte derecha de la figura se puede ver
a un TI y un TV alimentando a un vatímetro. La figura es fácil de comprender.

Por las mismas razones de normalización de valores, los vatímetros destinados a ser
alimentados por transformadores de medida, se fabrican de 100 ó 110 volt para su circuito
voltimétrico y 5 ampere para su circuito amperimétrico.
Notamos que en todos los casos la disposición se ha conectado a tierra. Como hemos dicho,
esta precaución protege a los aparatos y a los operadores o personas que pudieran tocar los
aparatos, paneles o pupitres en que están instalados. Cualquier falla de aislación del transformador
que motive una unión eléctrica entre primario y secundario, o contra el núcleo, coloca la instalación
a tierra, con lo que actúan las protecciones de que está provista la misma, salvando a la persona y
evitando males mayores a las partes sanas de la instalación.

En figura anterior (a la izquierda) mostramos en más detalle al transformador y al aparato, en


este caso, un voltímetro y su TV. En la parte derecha tenemos al amperímetro con su TI. En ambos
casos, la carga del secundario es una impedancia inductiva. En el caso del voltímetro esta
impedancia es de valor alto, por lo que los transformadores de tensión trabajan prácticamente a
vacío o por lo menos, con una corriente de valor muy bajo. Inversamente, la impedancia de un
amperímetro es sumamente baja, por lo que podemos afirmar que los transformadores de
corriente trabajan prácticamente en corto circuito. Estas dos cualidades de funcionamiento, hacen
que los diseños se amolden a ellas y también, que la instalación contemple las providencias de
orden práctico que son menester, como vemos en figura siguiente. En el caso de un TV el circuito
del voltímetro está provisto de fusibles, para preservar al transformador en caso de accidente al
voltímetro o sus conexiones. En el caso del amperímetro aparece un interruptor normalmente
abierto, que puede cerrarse en caso de tener que retirar el amperímetro por cualquier causa, dado
que el transformador de corriente está diseñado para trabajar permanentemente en corto circuito.
Si un trans- formador de tensión trabaja con fuerte carga en el secundario, se daña rápidamente.

Inversamente, si un transformador de corriente trabaja en vacío, se daña por fuerte


calentamiento de núcleo a raíz de que el flujo magnético (y la inducción) crecen fuertemente por
falta de la corriente secundaria de reacción, ya que no debe olvidarse que por el primario circula la
corriente a medir, con independencia de si el secundario está ó no con carga. En esto, el
transformador de corriente no trabaja en la forma tradicional.
La relación de espiras corresponde a un transformador ideal. Pero los transformadores reales
tienen pérdidas en el hierro (histéresis y corrientes parásitas), resistencias en sus bobinados y
reactancias de dispersión. Por esta causa debemos definir un conjunto de relaciones técnicas a las
cuales nos habremos de referir. Pasemos lista a estos valores:

• Se trata de relaciones teóricas, obtenidas dividiendo los números dé espiras de los devanados
primario y secundario, según el caso.

• Se trata de la relación de valores que efectivamente existen en primario y secundario, trabajando


en las condiciones reales con los instrumentos conectados en el secundario. También tenemos;
Esta última es la relación de transformación especificada en chapa de características del
aparato, y que de no mediar el conocimiento de la relación efectiva, es la que se emplea.

También podemos establecer:

U2n = tensión nominal del secundario


I2n = Intensidad nominal del secundario
z = Impedancia de carga, conectada al secundario
s= Potencia aparente

La impedancia de carga es la del instrumento conectado al secundario o la combinación de las


impedancias de todos los elementos conectados, para el caso de que el transformador de
intensidad alimente más de un instrumento o aparato.
La potencia aparente, conocida también como prestación, se expresa en volt-ampere y puede
tener valores del orden de 50 VA a 500 VA en casos corrientes.
Es frecuente que los transformadores de medida tengan secundario múltiple o sea, existe un
primario y varios secundarios. Estos aparatos sirven para alimentar a más de un aparato, en
circuitos de potencia. En el caso de la figura vemos un transformador de intensidad con doble
secundario para alimentar un amperímetro y un relevador (relé).

Los núcleos son de chapa de hierro al silicio, pero con cifras de perdida Po relativamente bajas.
Esto se logra empleando chapas de aleaciones especiales, más delgadas y con las juntas y
entrehierros disminuidos. Además, se utiliza material magnético de alta permeabilidad y en el
diseño se cuida de lograr una inducción bastante baja. Por otra parte, los devanados se hacen de
alto número de espiras, con lo que se consigue una baja corriente magnetizante. Todo esto implica
más peso de hierro y más peso de cobre o sea, mayor costo. Todas estas cualidades también llevan
a una apreciable capacidad de sobrecarga.

2. Amplificación del rango de medida de los instrumentos


Se pueden emplear varios medios. Todas las conexiones deben hacerse desde terminales
especiales preparados para ello.
a) En la figura 3.135 vemos un derivador, comúnmente llamado “shunt” (para ampliar el rango
de medida de un amperímetro). Solo se utilizan en corriente continua.
b) En la figura 3.136 se observa u multiplicador (para ampliar el rango de medida de un
voltímetro). Se pueden usar en corriente alterna o continua, para bajas tensiones.
c) Para tensiones altas y extra-altas, deben emplearse transformadores de medida o divisores de
tensión capacitivos. Figura 3.137.
Esta es la respuesta de para que usar transformadores de medida.
3. Empleo de los transformadores de medida
Los hacemos con la ayuda de varios esquemas de conexiones para medidas en corriente alterna
monofásica.
En la figura 3.159 tenemos una medida común. La fuente está a la izquierda y la carga a la
derecha, de forma que la energía de circula de izquierda a derecha.

Las constantes de lecturas son:


Pero en la figura 3.160 la red es de 220 volt, lo que nos obliga a ampliar el rango de medida
voltimétrico, por medio de resistencias multiplicadoras y;

Se puede observar que la introducción del multiplicador duplica el alcance de tensión del
voltímetro y del vatímetro. Pasemos ahora a tratar el circuito de la figura 3.161 en donde, por la
intensidad que se presume ha de pasar, mayor de 5 Amper, que es el alcance de intensidad
del amperímetro y del vatímetro, se hace necesario colocar un transformador de intensidad. Los
alcances de tensión quedan igual que en el caso anterior. El transformador de intensidad reduce la
corriente de la red hasta el máximo de 5 Amper.

Podemos ver que entre primario y secundario del transformador de intensidad, se ha hecho un
“puente”, es decir, una conexión directa. Esto es muy frecuente en baja tensión o aparatos
transformables, para las tensiones usuales en las redes de distribución, dado que con este artificio
se eliminan las diferencias de potencial entre bobinas de vatímetro. Tomemos ahora la última
figura de esta serie, la 3.162, en que se ha colocado un transformador de intensidad y un
transformador de tensión. Se advierte que los secundarios de los transformadores, están unidos a
“tierra”, como regla de seguridad. A esta línea de tierra, conviene unirle las cajas de los aparatos.

El circuito estaría más completo – desde el punto de vista de las protecciones – colocando
fusibles en el primario del transformador de tensión.
Puede verse que la relación de transformación de los transformadores de medida, afecta
directamente las constantes de lectura de los aparatos. En forma más general es permitido
escribir:

Las constantes KA, KV y KW son, sin elementos de amplificación de rango


B) Características constructivas de los transformadores

a) Criterios de clasificación:
1. Clasificación primaria.
 Transformadores de medida

• Transformadores de intensidad.
• Transformadores de tensión.
• Transformadores de corriente continúa.
2. Clasificación secundaria.
 Transformadores de potencia.
 Transformadores de comunicación.
 Transformadores de medida.
 Por los sistemas de tensiones.

• Monofásicos.
• Trifásicos trifásicos – hexafásicos.
• Trifásicos – dodecafásicos.
• Trifásicos – monofásicos.
 Según el aumento o disminución de la tensión.

• Transformadores elevadores.
• Transformadores reductores.
 Según el medio ambiente para el que estén preparados.

• Tipo interior.
• Tipo intemperie.
 De acuerdo al refrigerante que interviene.

• Transformadores en seco.
• En baño de aceite.
• Con pyraleno.
 Según puedan proporcionan permanentemente su potencia nominal

• Transformadores con refrigeración nominal.


• Transformadores con refrigeración forzada.
- El arrollamiento con mayor tensión recibe el nombre de devanado de alta (AT).
- El arrollamiento de menor tensión es el devanado de baja (BT).

• Transformadores alta-alta
• Transformadores baja-baja
• Transformadores alta-baja
• Transformadores baja-alta

b) Características de los elementos constitutivos


1- Características de las chapas.

Las chapas utilizadas para la construcción de los núcleos tipo anillo y tipo acorazado son
generalmente de acero al silicio en proporciones de 2 a 4% de este último, (para disminuir las
perdidas por histéresis y aumentar la resistividad del acero). En los casos de gran exactitud, en
chapas de aleaciones de ferro níquel, de gran permeabilidad inicial. Puesto que estas últimas son
muy caras, se fabrican también núcleos mixtos en los que se estratifican chapas de hierro silicio y
chapas de ferroníquel.

Los espesores de estas láminas varían entre 0,3 y 0,5 mm para frecuencias de 50 ciclos
(disminuye las perdidas por corrientes parásitas).

Entre chapas debe haber aislación eléctrica lo que se consigue de diferentes formas: con una
capa de barniz aplicado a una de sus caras, con una hoja de papel muy delgada encalado sobre
una cara de la chapa, o para un material más económico, produciendo una oxidación superficial
con vapor de agua.

2- Núcleos

Existen 2 tipos de núcleos fundamentales de estructura del transformador ellos son el tipo
núcleo y el tipo acorazado, los cuales se detallan a continuación.

2-1) Núcleo Anular:

Este núcleo se representa en la fig.1, indicando el corte A-1 la sección transversal que se
designa con S (cm2).

Este núcleo está formado por un paquete de chapas superpuestas, y aisladas


eléctricamente entre sí. Para colocarlas y poder ubicar el bobinado terminado alrededor del
núcleo, se construyen cortadas, colocando alternadamente una sección U con una sección I. La
capa siguiente superior cambia la posición I con respecto a la U.
Figura 1. Vista y corte de un núcleo anular

2-2) Núcleo Acorazado:

Este tipo de núcleo es más perfecto, pues se reduce la dispersión de campo. Se representa en
la fig.2, en vistas.

Obsérvese que las líneas de fuerza de la parte central, alrededor de la cual se colocan las
bobinas se bifurcan abajo y arriba hacia los 2 costados, de manera que todo el contorno exterior
del núcleo puede tener la mitad de la parte central. Esto vale para las 2 ramas laterales como
también para las 2 cabezas.

Para armar el núcleo acorazado también se lo construye en trozos, unos en forma de E y otros
en forma de I, y se colocan alternados, para evitar que las juntas coincidan.

Figura 2. Vista de un núcleo tipo acorazado con indicación de la longitud magnética media

El hecho que los núcleos sean hechos en dos trozos, hace que aparezcan juntas donde los
filos del hierro no coinciden perfectamente, quedando una pequeña luz que llamaremos
entrehierro. Obsérvese que en el núcleo anterior hay dos entrehierros en el recorrido de las
fuerzas, y en el acorazado también, porque los dos laterales son atravesados por la mitad de las
líneas cada uno.
Chapas de acero al Silicio para núcleos acorazados

La aislación entre chapas se consigue con barnices especiales, con papel de seda, o
simplemente oxidando las chapas con un chorro de vapor.

En la figura siguiente el primario y el secundario están montados en distintas columnas del


circuito magnético del transformador.

Los transformadores a base de núcleos según (a), (b), (c), son anulares; los (d) son
acorazados.

3- Circuitos magnéticos.

Las chapas magnéticas pueden cortarse para montar los núcleos a tope o bien solaparse. Con
cualquiera de las dos soluciones, existen trechos en los cuales el flujo no se establece
longitudinalmente, en relación con la dirección del laminado. Esto origina, en tales zonas,
tratándose de chapas con grano orientado, un aumento de pérdidas (disminución del
rendimiento, calentamiento). Para evitarlo, al aparecer las chapas de grano orientado
(anisotropía), se ha recurrido al llamado corte a 45°.
Según sea el tipo de arrollamiento se habla de transformadores de arrollamiento y de
transformadores de barra. En los primeros, los arrollamientos primario y secundario constan de
muchas espiras. Los segundos, como conductor primario sólo tienen una barra recta y sirven
únicamente como transformadores de intensidad con corrientes primarias superiores a 50 A.

Transformador de barra:

1- Primario formado por un conductor en barra.


2- Arrollamiento secundario.
3- Núcleo anular.
4- Tubo aislante.

K y L bornes del primario. k y l bornes del secundario.

4- Arrollamiento. Circuitos electromagnéticos


En su función básica, lo esencial, de los arrollamientos es el número de espiras, siendo de
interés secundario la forma de tales espiras y la disposición de los arrollamientos.
Dos dispersiones constructivas pueden verse en la siguiente figura:

La figura (a) es la base de arrollamientos concéntricos o por capas, separados por un cilindro
de material aislante. La figura (b) es la base de arrollamientos alternados constituidos por discos,
galletas o bobinas.
En la disposición (a), el arrollamiento de baja sale ser interior. En la (b), suelen serlo de
bobinas externas.

En el caso de recorrer los arrollamientos una corriente elevada (cortocircuito), se producirán


esfuerzos dinámicos de consideración. En la figura siguiente se ha representado una espira
circular (en trazo seguido), y, en ella, dos elementos de corriente diametralmente opuestos. Está
claro que los esfuerzos F-F´ son de repulsión. Por lo tanto, si la bobina no hubiese tenido,
previamente, la forma circular, por ejemplo la forma dibujada en trazos en la figura, los esfuerzos
dinámicos tenderían a dársela.

5- Refrigeración

Las pérdidas en los arrollamientos, en el núcleo, y en otros elementos, motivan el


calentamiento de la máquina, que hay que limitar.
Los principales refrigerantes que se utilizan en contacto inmediato con los arrollamientos son:

• El aire
• El aceite mineral

En sustitución de este último se emplean líquidos incombustibles especiales llamados


pyraleno, askarel. Esto establece una primera clasificación: transformadores en seco y
transformadores en baño de aceite.

El uso de aceite, frente al aire, está justificado por sus mejores características térmicas y
eléctricas.
La parte activa del transformador va sumergida en aceite, dispuesta en un tanque o caja. La
caja puede tener una superficie de refrigeración considerable, a base de construirlas de ondas (a),
con tubos (b), o con radiadores adosados (eventualmente desmontables para el transporte) (d).

La caja elimina el calor, fundamentalmente por convección y por radiación. La refrigeración


externa de la caja (ondas, tubos o radiadores), puede efectuarse o bien por convección natural o
bien forzada. Esto último se consigue disponiendo ventiladores que activen la circulación del aire
(especialmente en el caso de radiadores). Ello motiva la clasificación: trafo con refrigeración
natural o trafo con refrigeración forzada.

La potencia de un trasformador viene limitada por un valor máximo de calentamiento


admisible, se comprende que la ventilación forzada es un medio eficaz para aumentar la potencia.

6- Formas de Construcción

Según el modo como va incluido el dispositivo medidor se distinguen los siguientes tipos de
construcción:

6-1) Transformadores en aceite

Se llenan con aceite de transformadores, muy fluido, que penetra perfectamente en el


aislante y conduce bien el calor. Hasta 100 ºC, la rigidez dieléctrica no varía
apreciablemente, pero se reduce mucho a consecuencia de la absorción de humedad del aire.

Los transformadores de este tipo se ven a menudo en estaciones al aire libre con relleno de
aceite, para muy altas tensiones.

6-2) Transformador no protegido

Fabricado para tensiones bajas, sin caja aislante o protectora.


6-3) Transformador de cuba o protegido

El transformador es de arrollamientos y va en el interior de un recipiente de hierro que puede


ser rellenado con masa sólida o con aceite, si es que no se trata de un transformador seco. Las
conducciones primarias salen hacia fuera por la tapa del recipiente de hierro, a través de
aisladores de porcelana.

6-4) Transformador de soporte con anillos cruzados

El arrollamiento del transformador está dentro de un soporte aislador. Puede ser seco, de
masa sólida, o bien de aceite.

La conducción primaria se realiza a través de los bornes primarios, más grandes en la parte
superior.
6-5) Transformador Barra Pasante en Resina

El dispositivo transformador se halla en un aislador de paso, de porcelana o de resina. El


primario es la barra pasante. El secundario está recubierto por resina. Posee bornes secundarios
pequeños, a los que se conectan los instrumentos.

C) Transformadores de medida de tensión

A. Introducción

Son los transformadores de tensión los destinados a alimentar bobinas voltimétricas de


los aparatos de medida, contadores y otros aparatos análogos, con tensiones proporcionales a
las de la red en el punto en el cual están conectados.

a) Características y generalidades

1- Constitución y formas de trabajo


Está constituido por un arrollamiento primario, construido y aislado para los valores de
tensión de la línea, y por un arrollamiento secundario a tensión reducida; ambos arrollamientos
están montados en un núcleo magnético laminado de formas diversas.

El primario de estos transformadores se conecta en paralelo con el circuito por controlar (red)
y el secundario se conecta en paralelo con las bobinas de tensión de los diferentes aparatos de
medición y de protección que se requiere energizar.

“Cada transformador de tensión tendrá, por lo tanto, terminales primarios que se conectarán
a un par de fases o a una fase y tierra, y terminales secundarios a los cuales se conectarán
aquellos aparatos de medición o protección.”

En las figuras siguientes se representan la constitución y forma de trabajo de un


transformador de tensión, análogas a las de un transformador de potencia (aunque los
requerimientos son totalmente distintos), por lo que su comportamiento resultará mucho más
sencillo que los transformadores de intensidad.
En los bornes del secundario o de baja tensión vemos que se conecta el voltímetro, o
la bobina voltimétrica de un vatímetro u otro elemento, con la ventaja de que estas bobinas
voltimétricas pueden ser normalizadas gracias al uso de los transformadores de medida.

2- Relaciones entre primario y secundario.

Los valores de las dos tensiones (primaria y secundaria) están vinculados por la relación de
transformación, y está esencialmente ligada a los números de espiras que componen los dos
arrollamientos. El valor de tensión a medir se obtiene multiplicado la tensión indicada en el
instrumento, por la relación de transformación.

En estos aparatos la tensión secundaria, dentro de las condiciones normales de operación, es


prácticamente proporcional a la tensión primaria, aunque ligeramente desfasada como lo
veremos más adelante.

Al ser usado, un aparato de medida, permanentemente con un transformador de tensión, su


escala estará, lógicamente, graduada en tensiones del primario, es decir, las tensiones medidas
estarán, realmente, multiplicadas por la relación de transformación nominal.

3- Funciones

Los transformadores de tensión desarrollan dos funciones principales:

• Transformar la tensión.

• Aislar los instrumentos de protección y medición conectados a los circuitos de alta tensión.
En esta definición tan amplia quedan involucrados los transformadores de tensión que
consisten en dos arrollamientos realizados sobre un núcleo magnético y los transformadores de
tensión que contienen un divisor capacitivo. A los primeros los llamaremos en adelante
"Transformadores de Tensión Inductivos" y a los segundos "Transformadores de Tensión
Capacitivos".

Es de hacer notar que estas últimas denominaciones no son de uso universal, pero
consideramos que son las que mejor se adaptan a la Norma IRAM 2271, que incluye a los
dispositivos con divisor capacitivo. Estos transformadores se fabrican para servicio interior o
exterior, y al igual que los de corriente, se fabrican con aislamientos de resinas sintéticas (epoxy)
para tensiones bajas o medias de hasta 33 kV, mientras que para altas tensiones se utilizan
aislamientos de papel, aceite, porcelana o con gas SF6.

El valor de la tensión nominal primaria, es determinado por el valor del circuito en el cual
debe verificarse una medición; en cambio, se tiende a normalizar los valores de la tensión nominal
secundaria en 100V o 110 V como se verá.

b) Características propias de los transformadores de tensión

Después de haber hecho el estudio general del funcionamiento de los transformadores de


tensión, vamos a citar las características propias del mismo.

- Se lo considera trabajando prácticamente a vacío.

Esto se debe a que la impedancia de los instrumentos que se conectan en el secundario es


muy grande, como lo es por ejemplo una bobina voltimétrica. Por ello la intensidad del
secundario es muy pequeña, lo que nos permite considerarlo en vacío.

- Puede trabajar en vacío.

Esto es posible porque al desaparecer la I2 desaparece la I21 y también lo hacen los flujos que
ellas producen, quedando solo el flujo producido por la Im. Como el transformador fue
diseñado para soportar dicho flujo, no habría inconveniente al trabajar en vacío.

- Variaciones relativamente considerables de la I2 no producen problemas.

Una variación en la corriente del secundario significa una variación N2


/N1 veces menor en el primario. Sería como:
- No puede trabajar en corto circuito. (Impedancia muy baja)

Si esto sucede las intensidades, tanto del primario como del secundario serían muy grandes y
el bobinado se quemaría por el efecto Joule y no por calentamiento magnético del núcleo.

Recordemos que un bobinado preparado para trabajar en tensión se caracteriza por muchas
vueltas de alambre fino.

- Se deben utilizar fusibles.

Para evitar que el bobinado se queme cuando exista un corto circuito.

c) Potencia de carga secundaria

La potencia nominal está dada en VA y su valor se utiliza para determinar los límites de la
impedancia (Z2), conectada al secundario cuya tensión nominal está normalizada en 100 V.

En algunos casos se necesita conectar al secundario varios instrumentos en paralelo


(voltímetro, bobinas de tensión del vatímetro y del medidor de energía, frecuencímetro, etc) y
entonces es imprescindible computar la carga total resultante. Por lo general es suficiente sumar
aritméticamente los VA de los instrumentos conectados en paralelo. Cuando es conocida la
impedancia Z2 de la carga se calcula la potencia secundaria por:

Donde U2 es la diferencia de potencial entre los bornes de salida del secundario (u-v). Este
método se utiliza para determinar si la carga no es excesiva. Cuando el valor obtenido por la suma
aritmética excede el valor nominal, se debe calcular nuevamente tomando en cuenta los factores
de potencia de los receptores.

A continuación se indica una tabla con el consumo de algunos aparatos alimentados por TT:
d) Potencia límite

La carga secundaria de un transformador de tensión está dada en VA, para que el


transformador no origine error mayor que el determinado por su clase de exactitud. Sin embargo,
considerando que el transformador de medición de tensión es en realidad un transformador
de potencia que funciona casi en vacío, se debe tener en cuenta la máxima intensidad de
corriente secundaria admisible no a base del error sino de la máxima temperatura que pueden
soportar sus devanados.

El producto de esta intensidad límite térmica, por la tensión nominal se denomina potencia
límite. Esta potencia límite es un múltiplo de la potencia nominal secundaria (2 a 6 veces según
sus características).

Cuando el transformador de tensión está conectado a una tensión inferior a la nominal la


carga también se reduce. La potencia reducida se puede calcular así:

Dónde:

U1 = tensión de la red a la cual está conectado el transformador.


U1nom = tensión nominal del transformador.
Pnom = potencia nominal del transformador en VA.

Pred = potencia reducida de la carga del transformador.


Ejemplo 1: Un transformador de tensión tiene la relación Ks= (3000/100) V , y su potencia
nominal secundaria es de 30 VA. Se conecta a la red de 2400 V. Su potencia reducida es:

Ejemplo 2: Calcular la mínima impedancia secundaria admisible para el transformador del


ejemplo anterior.
P=30VA
U2=100V

e) Estandarización de los transformadores de medida de tensión

La tensión primaria de un TT es elegida de acuerdo a la tensión de la red a la cual está


destinado. Si se trata de medir la tensión entre fases, la tensión nominal primaria estará en
correspondencia con la tensión compuesta, pero si se trata de medir tensión entre fase y tierra la
tensión nominal primaria será 1 / 31/2 veces la tensión compuesta.
La tensión nominal secundaria de un TT depende del país en el que se utilice, pero en le
República Argentina se ha normalizado en 100 V, 110 V, o en 200 V y 220 V para la aplicación en
circuitos secundarios extensos, para transformadores usados entre fases.
Para transformadores usados entre fase y tierra, las tensiones secundarias nominales son
aquellas divididas por 1,73.
1- Tensiones primarias asignadas.

De las normas CEI-UNE se desprende la siguiente tabla, aunque son admitidas más
posibilidades.
2- Tensiones secundarias asignadas.

En casi todas las normas se admiten valores idénticos. La CEI los agrupa como sigue:

Para los transformadores de medidas monofásicos utilizados en redes monofásicas o entre


redes trifásicas:

o Basado en la práctica de un grupo de países europeos: 100V y 110V, 200V para los circuitos
secundarios extendidos.
o Basado en la práctica de los Estados Unidos y Canadá: 120 V para redes de
distribución, 115 V para redes de transporte, 230 V para los circuitos secundarios
extendidos.

3- Relaciones de transformación.

En todas las normas, se pretende que la relación de transformación tenga un valor entero.
Por ello, las normas CEI-UNE aconsejan que la relación nominal de transformación sea uno de los
siguientes valores:

10-12-15-20-25-30-40-50-60-80 y sus múltiplos decimales.

La norma UNE incluye también la relación 36 para el nivel 420kV.

f) Descripción física de los transformadores de tensión


Los transformadores de tensión no difieren en mucho de los transformadores de potencia en
cuando a elementos constructivos básicos se refiere. Los componentes básicos son los siguientes:
Aislamiento externo: El aislamiento externo consta de una envolvente cerámica con una
línea de fuga lo suficientemente larga para que ningún arco pueda contornear bajo condiciones
de contaminación, como lluvia, niebla, polvo, etc.
Aislamiento interno: El aislamiento interno suele ser cartón prespán en seco o impregnado
en aceite. El aceite que se utiliza es desgasificado y filtrado, y cuando se rellena el transformador
se hace bajo vacío. Los transformadores con aislamiento de cartón impregnado en aceite suelen
disponer de un depósito de expansión en su extremo superior.
Núcleo: Los transformadores de tensión, tanto de medida como de protección, se construyen
con núcleos de chapa magnética de gran permeabilidad y de rápida saturación que mantienen
constante la relación de transformación y la precisión cuando la tensión en el arrollamiento
primario se mantiene por debajo de 1,2 veces la tensión nominal. La razón del uso de estos
núcleos se basa en que en un sistema eléctrico la tensión no presenta grandes variaciones (caso
contrario a la corriente) y no se hace necesaria la utilización de núcleos de gran permeabilidad y
saturación débil o lenta, los cuales mantienen la relación de transformación para valores muy
superiores a la tensión nominal del primario, además el uso de núcleos de saturación débil
ocasionaría que ante la presencia de sobretensiones en el arrollamiento primario, éstas se
transferirían al secundario con el consecuente daño al equipo conectado al mismo.
Arrollamientos: Son de hilo de cobre electrolítico puro, esmaltado de clase H. Se bobinan en
capas de ejecución antirresonante para la distribución uniforme de las sobretensiones
transitorias. Las capas de papel intermedias se disponen de modo que las tensiones entre espiras
no sobrepasen valores controlados.
Bornes terminales primarios: Son de latón o bronce, y de forma cilíndrica.
Bornes terminales secundarios: Son de latón y se hallan alojados en una caja de bornes de
baja tensión estanca.

g) Parámetros y definiciones de los transformadores de tensión

Transformador de tensión no puesto a tierra: Es el transformador monofásico cuyo


arrollamiento primario no se halla conectado entre fase y tierra, sino entre dos fases. Se emplea
en tensiones hasta 36 kV.
Transformador de tensión puesto a tierra: Es el transformador monofásico cuyo
arrollamiento primario se halla conectado entre fase y tierra.
Arrollamiento primario: Es el arrollamiento al cual se aplica la tensión a transformar.
Arrollamiento secundario: Es el arrollamiento que alimenta los circuitos de tensión de los
instrumentos de medida, contadores y relés.
Circuito secundario: Circuito exterior alimentado por el arrollamiento secundario de un
transformador de tensión.
Tensión primaria nominal: Es el valor de la tensión que figura en la designación del
transformador, de acuerdo con la cual se determinan sus condiciones de funcionamiento.
Tensión secundaria nominal: Valor de la tensión secundaria que figura en la designación del
transformador, de acuerdo con la cual se determinan sus condiciones de funcionamiento. La
tensión secundaria nominal para los transformadores monofásicos utilizados en redes
monofásicas o montados entre fases de redes trifásicas, es de 110 V. Para los transformadores
monofásicos destinados a ser montados entre fase y tierra en las redes trifásicas, en los cuales la
tensión primaria nominal es la tensión nominal de la red dividida por 3 , la tensión secundaria
nominal es 110 / 3 V con el fin de conservar el valor de relación de transformación nominal.
Relación de transformación real: Es el cociente entre la tensión primaria real y la tensión
secundaria real.
Relación de transformación nominal: Es el cociente entre la tensión primaria nominal y la
tensión secundaria nominal.
Error de tensión: Error que el transformador introduce en la medida de una tensión y que
proviene del hecho de que la relación de transformación real no es igual a la relación de
transformación nominal. Dicho error viene expresado por la fórmula:

Dónde: kn es la relación de transformación nominal,


Up es la tensión primaria real
US es la tensión secundaria real correspondiente a la tensión UP en las condiciones de
la medida.

Error de fase (válido sólo para tensiones senoidales): Es la diferencia de fase entre los
vectores de las tensiones primaria y secundaria, con el sentido de los vectores elegido de forma
que este ángulo sea nulo para un transformador perfecto. El error de fase se considera positivo
cuando el vector de la tensión secundaria está en avance sobre el vector de la tensión primaria. Se
expresa habitualmente en minutos, o en centirradianes como se vio en el punto
Clase de precisión: Designación aplicada a un transformador de tensión cuyos errores
permanecen dentro de los límites especificados para las condiciones de empleo especificadas.
Con ella se designa el error máximo admisible que el TT puede introducir en la medición de
potencia operando con su Un primaria y la frecuencia nominal.
Carga: Admitancia del circuito secundario, expresada en Siemens, con indicación del factor de
potencia. No obstante, la carga se expresa normalmente por la potencia aparente, en VA.
Absorbida con un factor de potencia especificado y bajo la tensión secundaria nominal.
Carga de precisión: Valor de la carga en la que están basadas las condiciones de precisión.
Potencia de precisión: Valor de la potencia aparente en VA, con un factor de potencia
especificado, que el transformador suministra al circuito secundario a la tensión secundaria
nominal cuando está conectado a su carga de precisión. Los valores normales de la potencia de
precisión para un factor de potencia de 0,8 son: 10 - 15 - 25 - 30 - 50 -75 -100 - 150 - 200 -300 -
400 - 500 VA. Los valores preferentes son los que están en cursiva.
Frecuencia nominal: Valor de la frecuencia en la que serán basadas todas las especificaciones
y que será de 50 Hz.
Placa de características. Los transformadores de tensión deben llevar una placa de
características, indeleble, en la que deben figurar, las siguientes indicaciones según norma IEC
60186.
 Nombre del constructor o cualquier otra marca que permita su fácil indicación.
 Número de serie y designación del tipo.
 Tensiones nominales primaria y secundaria en voltios.
 Frecuencia nominal en Hz.
 Potencia de precisión y clase de precisión correspondiente.
 Tensión más elevada de la red.
 Nivel de aislamiento nominal.

h) Identificación de bornes

Los bornes de los arrollamientos primario y secundario deben poder ser identificados con
fiabilidad. Para ello, en la norma IEC 60185, sección 8 se indica el criterio a seguir para su
nomenclatura, siendo aquellos bornes que empiecen con las letras mayúsculas A, B, C y N los de
los arrollamientos primarios, y con idénticas letras, pero minúsculas a, b, c, y n los de los
arrollamientos secundarios.
Las letras A, B y C definen bornes terminales totalmente aislados y la letra N el borne terminal
a ser conectado a tierra, siendo su aislación menor que la de los otros terminales.
Las letras da y dn identifican terminales de bobinados destinados a suministrar una tensión
residual.
Todos los terminales identificados con A, B, C, y a, b, y c deben tener la misma polaridad en el
mismo instante.
Las identificaciones son aplicables a transformadores monofásicos y también a conjuntos de
ellos montados como una unidad y conectados como un transformador de tensión trifásico o a un
transformador de tensión trifásico que tenga un núcleo magnético común para las tres fases. En
las figuras a continuación se visualizan los diferentes casos.
i) Condiciones de servicio

Los transformadores son apropiados para su empleo bajo las siguientes condiciones de
servicio, según IEC 60186.
 Temperatura ambiente.

Temperatura máxima 40 °C
Valor máximo de la media en 24 horas 30 °C
 Temperatura mínima.
Transformadores para interiores - 5 °C
Transformadores para intemperie - 25 °C
 Humedad relativa del aire.

Transformadores para interiores hasta 70 %


Transformadores para intemperie hasta 100 %
 Altitud.

Hasta 1.000 m sobre el nivel de mar.


 Condiciones atmosféricas.

Atmósferas que no están altamente contaminadas.

 Sistemas de puesta a tierra.

Neutro aislado.
Neutro a tierra a través de una bobina de extinción.
Neutro efectivamente puesto a tierra.
a) Neutro efectivamente puesto a tierra.
b) Neutro a tierra a través de una resistencia o reactancia de valor bastante bajo.
Los fabricantes deben ser informados si las condiciones, incluso aquellas bajo las cuales los
transformadores serán transportados, difieren de las especificadas arriba.

j) Tipos de transformadores de tensión

El tipo constructivo de un TT estará fundamentalmente ligado a la aislación del bobinado de


baja (donde se realiza la medida), respecto del de alta tensión (dónde se desea medir).

Podemos diferenciar tres tipos de transformadores:

- Transformadores de Tensión Inductivos (TTI) - (hasta apróx. 500kV).

- Transformadores de Tensión Capacitivos (TTC) - (hasta apróx. 765kV).

- Transformadores de Tensión electrónicos (TTE).

En la figura mostramos transformadores de medida para instalaciones de alta tensión. Como


ya dijimos, el problema de los diseñadores es el valor de la tensión, ya que se debe ajustar su
diseño a las distancias normalizadas. Largos aisladores de porcelana permiten mantener esta
distancia. Estos aparatos son, por lo regular, para instalar en estaciones transformadoras a la
intemperie.
B. Transformadores de tensión inductivos

Un Transformador de Tensión Inductivo (TTI) consiste en un arrollamiento primario y un


arrollamiento secundario dispuestos sobre un núcleo magnético común.
Como dijimos los terminales del arrollamiento primario se conectan a un par de fases de la
red, o a una fase y a tierra o neutro. Los terminales del arrollamiento secundario se conectan a los
aparatos de medición y / o protección que constituyen la carga.

En realidad la idea expuesta corresponde a un TTI monofásico, que es el modelo más usado
en todas las tensiones y casi indefectiblemente para tensiones superiores a 33 kV.

Según las normas por las que están estandarizados, son aplicables para medir tensiones en el
devanado de alta de hasta 596kV. Esto es debido a los aislamientos, ya que por ejemplo un
aislamiento papel-aceite conserva sus propiedades dieléctricas hasta 525 kV.

Son el tipo más usual de transformadores de tensión, y por ello serán estudiados en detalle
en los puntos subsiguientes.

a) Principio de funcionamiento de un transformador inductivo - ecuaciones


En la figura (a) se puede apreciar el esquema de un transformador monofásico en vacío, con
el segundo arrollamiento abierto (sin carga). Consta de dos arrollamientos: el primario por donde
ingresa la energía a la tensión eficaz U1 y el secundario que entrega la energía a la tensión
modificada U2. Ambos están enlazados por un núcleo magnético común, en el cual suponemos
existe un flujo magnético sinusoidal que es el encargado de establecer la vinculación
electromagnética.

En el arrollamiento secundario se induce la f.e.m. alterna senoidal:

Al ser i2 = 0 (vacío), e2 = u2, con lo que, prescindiendo del signo (sentidos), resulta:

La relación de transformación nominal de un transformador es el cociente:

Comenzamos con el estudio de este transformador ideal, llamado así a la máquina que
cumpla las siguientes consideraciones:

1. Arrollamientos de resistencia nula

2. Núcleo magnético sin pérdidas

3. Dispersión nula en ambos bobinados

4. Reactancia nula

5. Ningún fenómeno de capacidad


En la figura (b) apreciamos al mismo transformador ideal, pero esta vez conectado a una
carga caracterizada por una impedancia Zc. Esto motiva en el secundario una corriente i2,
senoidal por serlo e2. Por el primer arrollamiento circula una corriente i1, que nada autoriza a
suponer que tenga que ser igual a la i0 que circulaba con el transformador en vacío. Habiéndose
aplicado una tensión U1 = U1nominal al primer arrollamiento, en el segundo aparece otra, U2,
que discrepa algo, pero no excesivamente, de U2vacio.

Esta corriente modifica el estado electromagnético del conjunto. Al circular corriente por el
bobinado de N2 espiras, éste actúa como un solenoide creando un flujo magnético Ø2 que se
opone al flujo principal ya existente. Si se desea mantener el equilibrio, el flujo principal debe
mantener su valor inicial, ya que la tensión tomada de la red es constante:

La fuerza magneto-motriz inducida en ambos arrollamientos cumplirá la ecuación:

Razón por la cual el bobinado primario se ve necesitado a permitir el paso de una corriente
i21 que origina un flujo Ø1 igual y opuesto al que provoca i2. A la corriente i21 se la denomina
corriente del secundario referida al primario. En la figura anterior se observan los detalles. La
corriente de carga i2 crea entonces un flujo adicional que se opone al principal, que es la causa
generadora, y la corriente i21 trata de que se conserve el valor primitivo del flujo, porque de lo
contrario ocurriría u1 ‹ e1 con un ilimitado crecimiento de la corriente.

Debemos considerar:

1. Que el flujo eficaz del núcleo se mantiene constante.

2. Que la fuerza magneto-motriz i2N2 se opone a otra igual i21N1. Analíticamente partimos
de la ecuación en carga anterior, y trataremos de demostrar el equivalente con la ecuación en
vacío:

Por el equivalente de i1

Por el equivalente de i21

Después de aplicar distributiva llegamos a la expresión equivalente en vacío:

b) Consideraciones de un transformador real con carga – ecuaciones

En un transformador real encontramos:

1. Resistencia efectiva R1 y R2 en sus dos bobinados.

2. Flujos de dispersión Ød1 y Ød2 en sus dos bobinados.

3. Flujo común Ø de ambos bobinados.


En el estado ideal I0= Iμ (componente reactiva) , pero en el real, al establecerse un flujo
variable en el núcleo, ocurrirán las llamadas pérdidas magnéticas, debidas a las corrientes
parásitas y a la histéresis del hierro. La mejor forma encontrada para poner de manifiesto este
fenómeno de las perdidas magnéticas, fue admitir la existencia de una corriente de
pérdidas Ip o IFe. Introduciendo esta idea tendremos que la corriente de vacío I0 es la
suma de dos intensidades.

Queda así dicho que la corriente de vacío se compone de una corriente magnetizante que se
encarga de producir el flujo necesario para todos los fenómenos, más una componente de
pérdida que es la encargada de representar a las pérdidas por histéresis y corrientes
parásitas en el núcleo.

Haber admitido que el bobinado primario tiene resistencia efectiva, implica también que en
ese arrollamiento se produce una caída óhmica de tensión que manifestamos:

El flujo disperso está constituido por las líneas de flujo magnético que se cierran por el aire de
las vecindades de las bobinas, sin intervenir en el núcleo que tiene su flujo principal. Sus efectos
son independientes y semejantes a los de una reactancia en una simple bobina.

Por esa causa se los ha dibujado en forma independiente en el circuito equivalente, que es un
circuito de naturaleza eléctrica que se comporta como el transformador. Debido a esos flujos
dispersos debemos admitir entonces la presencia de dos reactancias de dispersión Xd1 y Xd2. A su
vez, esos flujos de dispersión originan en los bobinados fuerzas electromotrices Ed1 y Ed2 que hay
que considerarlas.

Al conectar una carga de consumo, representada por una impedancia de valor Zc circulará
por el secundario una corriente de carga I2. Esto ocasionará inmediatamente que por el primario
circule una corriente I21 que compensará sus efectos, para que el flujo del circuito magnético
conserve aproximadamente sus valores. Para que ese flujo exista y las perdidas en el hierro sean
compensadas, deberá circular la I0 de vacío. Juntas determinarán la corriente en el primario:

Por otra parte, las corrientes I1 e I2 que circularán respectivamente por el primario y por el
secundario, ocasionarán caídas de tensiones óhmicas e inductivas.

Por lo dicho podemos expresar que la tensión aplicada al primario y la tensión entregada en
el secundario son:
Planteando la suma de fuerzas magneto-motrices llegamos a la siguiente ecuación:

De acuerdo a lo visto estamos en condición de afirmar que para el transformador real:

c) Errores en los transformadores de tensión inductivos

1- Diagrama vectorial

La determinación de los tipos de errores y sus conceptos se puede deducir del análisis del
diagrama vectorial de la figura. En este diagrama se han exagerado deliberadamente las
magnitudes de los vectores de corriente y de las caídas de tensión para asemejar el diagrama de
la figura al diagrama vectorial de un transformador de potencia. A base del diagrama se aprecian
dos tipos de errores. Uno denominado error de tensión o error de relación que se debe a la
diferencia entre los valores de U1 y U2 y el otro denominado "error angular". Para simplificar, el
diagrama está construido para la relación de transformación Ks=1.

1-1) Error de Relación


Proviene de que su relación de transformación (según las f.e.m. E), no es igual a la relación
nominal (según las tensiones eficaces U).

El error de tensión o de relación del transformador de tensión, es la diferencia entre el valor


eficaz de la tensión secundaria, multiplicado por la relación nominal de transformación, y el valor
eficaz de la tensión primaria. Por lo general, este error se expresa como el error relativo en un
tanto por ciento de la tensión primaria.

La relación de transformación nominal es:

Pero en la relación de transformación experimental, se inducirá un error debido a la


diferencia entre las f.e.m. y las tensiones eficaces medidas en bornes del transformador

Este error será mínimo en vacío, porque la corriente de vacío y la caída óhmica en el primario
a consecuencia de la resistencia del bobinado, es en general despreciable y su influencia está
dentro del campo de error del instrumental. Entonces:

E po U p

Up: Tensión aplicada medida en bornes del primario.


Us: Tensión medida en los bornes de salida del secundario.

En el circuito secundario la caída óhmica es provocada por la resistencia del bobinado y la


corriente que toma el voltímetro, siendo su valor totalmente despreciable a los efectos prácticos.
Entonces:
Eso U s

El error absoluto será:

El error relativo será:


1-2) Error angular

El otro error, denominado error angular, se debe al desfase entre la tensión primaria U1 y la
tensión secundaria U2.

El error angular a del transformador de tensión secundaria U2, invertido, con respecto al
vector de la tensión primaria U1.

El comportamiento del transformador de tensión es similar al de un transformador ideal en


vacío, debido a las impedancias muy altas de la carga secundaria. Sin embargo, las pérdidas en el
núcleo y en el cobre de los arrollamientos originan el desfase entre las tensiones U1 y U2. El
vector de la corriente secundaria I2 se retrasa con respecto al vector de la fuerza electromotriz
secundaria E2 debido a la inductancia del circuito secundario (arrollamiento más carga) X2. En
consecuencia el vector de la tensión secundaria U2 se adelanta con respecto al vector I2, pero se
atrasa con respecto al vector E2. La diferencia U entre las tensiones aparece también con I2=0, o
sea en vacío. Esta diferencia aumenta con el incremento de la corriente I2 (aumento de la carga
secundaria), lo que origina la disminución de la relación Ks. En consecuencia, con la carga
pequeña la relación es mayor que con las cargas mayores.

d) Precisión

La clase de precisión de un transformador de tensión para medida, está caracterizada por un


número (índice de clase) que es:

El límite del error de relación, expresado en tanto por ciento, para la tensión nominal
primaria estando alimentando el transformador la “carga de precisión”.

El error de tensión y el desfase a la frecuencia asignada no deben sobrepasar los valores de la


tabla 2 a cualquier tensión comprendida entre el 80% y el 120% de la tensión nominal, con una
carga comprendida entre el 25% y el 100% de la carga de precisión, con un factor de potencia de
0,8 inductivo. Los errores se determinan en los bornes del transformador.
e) Aplicaciones

Los Transformadores de Tensión Inductivos están diseñados para reducir las tensiones a
valores manejables y proporcionales a las primarias originales, separando del circuito de alta
tensión los instrumentos de medida, contadores, relés, etc.Ideal para instalación en puntos de
medida por su muy alta clase de precisión, de hasta 0,1%.

f) Tamaño
El tamaño de los TT está fundamentalmente determinado por la tensión del sistema y la
aislación del arrollamiento primario que a menudo excede en volumen al arrollamiento mismo.
Un TT debe estar aislado para soportar sobretensiones, incluyendo tensiones de impulso. Si se
debe lograr eso con un diseño compacto, la tensión debe estar distribuida uniformemente a
través del arrollamiento, lo cual requiere una distribución uniforme de la capacidad del
arrollamiento o la aplicación de apantallado electrostático.
Un TT convencional tiene, en la mayoría de los casos, un solo arrollamiento primario, cuya
aislación presenta grandes problemas para tensiones superiores a 132 kV. Esos problemas son
solucionados con los TT en cascada repartiendo la tensión primaria en varias etapas separadas.
1- Transformadores en cascada

Cuando la tensión nominal de aislamiento del transformador de tensión es elevada, resulta


difícil su realización en una sola bobina. La construcción en cascada, consiste en repartir el
arrollamiento primario en varias bobinas, estando él o los secundarios, únicamente sobre la
última bobina. Esta construcción en cascada, permite que cada bobina sufra solamente una
fracción de la tensión total.

El transformador en cascada se compone de uno o varios núcleos, cada uno de los cuáles
tiene dos bobinas. El núcleo, de forma rectangular, se pone al potencial medio de las dos bobinas.

Entre otras ventajas del transformador de tensión en cascada, conviene mencionar que los
errores en vacío son muy pequeños, gracias a la reducción de la impedancia del arrollamiento
primario.

En la figura vemos el esquema de un transformador en cascada con dos núcleos y cuatro


bobinas.
Cada núcleo magnético tiene el arrollamiento primario (P) repartido en dos lados opuestos,
mientras que el arrollamiento secundario (S) consiste en un solo bobinado colocado únicamente
en la última etapa.
Los arrollamientos de acoplamiento (C), conectados entre etapas proveen los circuitos para la
transferencia de Amper - vueltas entre ellas y aseguran que la tensión se distribuya igualmente en
los distintos arrollamientos primarios.
El potencial de los núcleos y de los arrollamientos de acoplamiento es fijado a valores
predeterminados conectándolos a puntos seleccionados del primario. De ese modo, la aislación
de cada arrollamiento sólo debe ser suficiente para la tensión desarrollada en aquel
arrollamiento.
La aislación entre etapas se consigue mediante el soporte del conjunto de los
transformadores individuales, el cual debe también ser capaz de soportar la plena tensión
primaria.
Como se verá más adelante los Transformadores de Tensión Capacitivos fueron desarrollados
debido al alto costo de los Transformadores de Tensión Inductivos, principalmente para tensiones
por encima de los 100 kV. Sin embargo la respuesta transitoria de aquellos es menos satisfactoria
que la de estos últimos.

En la figura se muestra un corte esquemático de un TT monofásico para redes de 132 kV, de


la marca Trench.
g) Comportamiento estacionario

En la figura se puede ver esquemáticamente la conexión de un TT a la red y a su carga. Si bien


es cierto que esa forma de conexión es similar a la de un transformador de potencia, los
requerimientos son totalmente distintos. En efecto, en un TT se plantea la necesidad de que la
tensión de salida, aplicada a la carga, sea una réplica de la tensión de entrada dentro de un rango
especificado.
Con esa finalidad, las caídas de tensión en los arrollamientos deben ser pequeñas y la
densidad de flujo magnético en el núcleo debe ser establecida muy por debajo de la densidad de
saturación, de modo que la corriente de excitación sea baja y la impedancia de excitación sea
sustancialmente constante dentro del rango de variación de la tensión primaria que corresponda
a la variación esperada, incluyendo algún grado de sobretensión. Eso implica que la relación
tamaño - carga de un TT es mucho mayor que en un transformador de potencia.
Por otra parte, la relación corriente de excitación - corriente de carga también resulta mayor
que en un transformador de potencia.
De esto resulta que todos los instrumentos conectados en paralelo al secundario del
transformador no deben tener en conjunto la impedancia inferior al valor calculado de 333Ω.

C. Transformadores de tensión capacitivos

Los transformadores de tensión vistos hasta ahora basan su funcionamiento en la


inducción de una tensión en bornes del arrollamiento secundario a partir de un campo magnético
variable generado por el arrollamiento primario, es decir, son transformadores inductivos.
Cuando se ha de trabajar con tensiones nominales elevadas, iguales o superiores a 220 kV se
pueden y suelen utilizarse transformadores de tensión capacitivos.

Estos transformadores se componen básicamente de un divisor de tensión capacitivo


consistente en varios condensadores conectados en serie, contenidos dentro de aisladores
huecos de porcelana, con el fin de obtener una tensión intermedia.

En este punto de acceso a la tensión intermedia del divisor de tensión se conecta un


transformador de tensión intermedia, igual que uno inductivo, a través de una inductancia que
compensa la reactancia capacitiva del divisor. El transformador puede tener 1, 2 ó 3 secundarios
de utilización según los casos y modelos.

Los TTC (transformadores de tensión capacitivos) separan del circuito de alta tensión los
instrumentos de medida, contadores, relés, protecciones, etc., y reducen las tensiones a valores
manejables y proporcionales a las primarias originales, con la posibilidad de transmitir señales de
alta frecuencia a través de las líneas de alta tensión. Los Condensadores de Acoplamiento sirven
como acoplamiento de señales de comunicación de alta frecuencia y corresponden a la parte
capacitiva de un transformador de tensión capacitivo.

En la figura se puede apreciar un esquema básico de un transformador de tensión capacitivo:


donde U1 es la tensión en el lado primario, Ui tensión intermedia, U2 tensión en el lado
secundario, C1 y C2 condensadores del divisor de tensión, Li inductancia de compensación, TTi
transformador de tensión intermedia, y Z la impedancia que representa la carga.
Funcionamiento del TTC

En la figura se representa el esquema equivalente de un TTC. Este esquema es similar al de la


figura anterior teniendo en cuenta que ahora R’p, representa la resistencia de los arrollamientos
del TTI y de la inductancia L1, las pérdidas en el hierro de L1, y las pérdidas en el dieléctrico de C1
y C2 y X’p representa la reactancia debido a la capacidad C1 + C2, a la inductancia L1 y al primario
del TTI. Asimismo,

De esta manera, podemos analizar el TTC de forma similar al TT inductivo. Sin embargo, ahora
hay que tener en cuenta también otros factores, que afectan a la precisión, como son: variaciones
de frecuencia, variaciones de temperatura y estabilidad en el tiempo.

La respuesta de un TTC en régimen transitorio, no es tan rápida como la de un TT inductivo, y


en ciertos casos, las exigencias de las protecciones rápidas no permiten la utilización de TTC.
Sin embargo, los TTC, además de su utilización para medida y protección, permiten utilizar la
línea alta tensión para comunicación mediante corriente portadora de alta frecuencia.
Ventajas

- Alta estabilidad de la capacidad y por lo tanto de la precisión.


- Posibilidad de ajustar la precisión en la subestación.
- Fiable sistema de supresión de ferrorresonancia que no afecta a la respuesta transitoria ni a
la precisión.
- Excelente resistencia mecánica a esfuerzos sísmicos.
- Dispositivos de liberación de presión en caso de fallo interno, lo que garantiza el máximo
nivel de seguridad.
- Alta robustez mecánica y reducido tamaño debido a un diseño compacto, que facilita el
transporte, almacenaje y montaje.
- Herméticamente construido con el mínimo volumen de aceite en su interior.
- Cumple todo tipo de requerimientos a nivel mundial: IEC, IEEE, UNE, BS, VDE, SS, CAN, AS,
NBR, JIS, GOST, NF y otras.
- Compensador metálico que regula eficazmente los cambios en el volumen de aceite debidos
fundamentalmente a la variación de temperatura.
- Libres de mantenimiento durante su amplio periodo de funcionamiento.
- Diseño amigable con el Medio Ambiente debido a la utilización de aceites aislantes de alta
calidad y libres de PCB. Los materiales empleados son reciclables y resistentes a la
intemperie.
- Disponibilidad de laboratorio propio homologado oficialmente.
- Responde perfectamente a condiciones especiales, como temperaturas de – 55ºC, altitudes
superiores a 1.000 m.s.n.m., ambientes salinos o contaminados, seísmos, etc.

Circuito eléctrico: (Transformador capacitivo de tensión, marca GEC ALSTHOM)

Modelo comercial
D. Transformadores de tensión electrónicos
Pueden incluirse dentro de este grupo, los transformadores de tensión formados por un
divisor capacitivo de pequeña capacidad y un amplificador operacional (figura). De esta
manera, se reduce sensiblemente el coste del divisor capacitivo.
También puede aplicarse este procedimiento a las subestaciones blindadas, donde la
capacidad alta tensión es la existente entre el conductor y parte de la carcasa que se aísla para
obtener el divisor. (Ver figura)

Hemos visto anteriormente que el efecto Faraday, función del campo magnético, se utiliza en
ciertos TME de intensidad. En el caso de los transformadores de tensión pueden utilizarse los
efectos Kerr y Pockels, que son función del campo eléctrico.

Según el efecto Kerr, ciertos líquidos (dipolos), isótropos, se vuelven activos ópticamente al
ser sometidos a un campo eléctrico. Si se hace pasar una luz polarizada a través de una célula Kerr
se puede medir la tensión entre placas de la célula en función de la señal luminosa recibida.

Se llama efecto Pockels, al cambio del índice de refracción que se produce en los cristales
debido al campo eléctrico.

Mediante este efecto, se puede modular en amplitud un haz luminoso que atraviese una
célula Pockels en función de la tensión aplicada a ésta.

E. Aplicaciones diferentes para medición


A los tipos de transformadores antes expuestos, se los puede utilizar también para las
siguientes:

1- Transformador de tensión para protección.

Son los transformadores de tensión destinados a alimentar relés de protección.


Si un TT va a ser utilizado para medida y para protección, normalmente no es necesario que
existan dos arrollamientos separados como en los TI, salvo que se desee una separación galvánica.
Por ello, en la norma CEI, a los TT para protección se les exige también que cumplan una clase de
precisión como TT para medida.

Para un mismo modelo de TT la potencia de precisión, cuando sólo existe un secundario, es


superior a la suma de las potencias de precisión de cada secundario, cuando existen dos, pues hay
que tener en cuenta el espacio destinado a aislar entre sí ambos secundarios. Se llama
“arrollamiento de tensión residual”, al destinado a formar un triángulo abierto (junto con los
correspondientes arrollamientos de otros dos transformadores monofásicos), para suministrar
una tensión residual en el caso de falta a tierra.

Debido a la interdependencia existente entre los secundarios de un TT, es necesario


especificar si las potencias de precisión son simultáneas o no, pues si uno de los secundarios está
cargado solamente durante cortos períodos de tiempo, puede admitirse que las cargas no son
simultáneas.

2- Transformadores de tensión de realización especial

2-1) Transformadores con varias tensiones primarias nominales

Estos transformadores se pueden realizar de cuatro maneras:


- acoplamiento serie-paralelo en el primario,
- bobinado primario con tomas,
- acoplamiento serie-paralelo en el secundario,
- bobinado secundario con tomas,

En los dos primeros, existen problemas de aislamiento y de aprovechamiento del núcleo, que
limitan prácticamente su campo a la baja tensión, principalmente patrones.

La realización serie-paralelo en el secundario, solamente se utiliza si las dos secciones del


bobinado secundario tienen el mismo número de espiras, pues de no ser así, aparece una
corriente de circulación interna, absorbiendo potencia.

También hay que tener en cuenta, que ambas secciones deben aislarse entre sí, al menos a
2kV. Por último, la realización por toma en el secundario, es interesante, principalmente
cuando no es posible la realización serie-paralelo o cuando la potencia exigida es la misma para
las dos realizaciones, con lo que el aprovechamiento del núcleo es máximo.

Antes de elegir un transformador con estas características, es conveniente consultar con el


fabricante para que estudie la solución más económica.

2-2) Transformadores con varias tensiones secundarias nominales

Estos se realizan de dos maneras:


- acoplamiento serie-paralelo en el secundario,
- bobinado secundario con toma

El acoplamiento serie-paralelo en el secundario, sólo es utilizable para la relación 2 a 1, y


conserva todas las características del transformador normal en cuanto a sus posibilidades. La
realización con toma en el secundario, se utiliza normalmente cuando la relación de tensiones no
es 2 a 1.

2-3) Transformadores con varios arrollamientos secundarios

Se pueden construir transformadores de tensión con varios arrollamientos secundarios sobre


el mismo núcleo, pues si bien la carga de uno de ellos afecta a los restantes, no existen en cambio
las limitaciones del transformador de intensidad, debidas a los factores de seguridad y de
saturación.

En los transformadores de tensión, con el P2 a tierra, que vayan a instalarse en redes sin
neutro a tierra, es conveniente realizar un terciario (segundo secundario) para proteger al
transformador, si aparece el fenómeno de ferrorresonancia.

El incremento que este secundario introduce en el coste del transformador es generalmente


pequeño.
D) Transformadores de medida de intensidad

A. Introducción

Para no tener que conectar directamente a circuitos de alta tensión amperímetros de CA y


devanados de intensidad de otros instrumentos, se utilizan “transformadores de intensidad”.
Además de aislar los instrumentos de la alta tensión, reducen la intensidad de la corriente en una
proporción dada. Esto hace posible utilizar amperímetros para intensidades más bajas que las
existentes en el circuito primario. Además, como a los amperímetros de CA no es fácil aplicarle
shunts, se pierde precisión al medir corrientes de intensidades superiores a 60A. Por esta razón
conviene y suele ser necesario utilizar transformadores de intensidad en circuitos de baja tensión,
cuando las intensidades superen los valores normales que pueden medir los amperímetros de CA
y los devanados de intensidad de otros instrumentos.

El transformador de intensidad tiene las características de un transformador monofásico en


condiciones del “ensayo en cortocircuito”. Esto es debido a que la impedancia de un amperímetro
es sumamente baja, por lo que podemos afirmar que su arrollamiento secundario trabaja
prácticamente en cortocircuito, y por esto es que se trabaja con bajas inducciones en el núcleo
(menor a 0,3 T). Este continuo cortocircuito es la característica fundamental del transformador de
intensidad.
El valor de intensidad a medir se obtiene multiplicado la intensidad indicada en el
instrumento, por la relación de transformación.

a) Aspectos constructivos

Podemos diferenciar dos tipos de transformadores de intensidad:


1- Transformadores de intensidad para medida.
En el secundario del transformador están conectados los instrumentos (amperímetro,
bobinas amperométricas) que darán a través de la relación de transformación, la corriente de
transformación, la corriente de primario obteniendo valores en condiciones normales a través del
TI se tengan en la medición. En condiciones de falla (cortocircuito) no debe reflejar corriente, es
decir debe saturarse porque se quemarían los instrumentos.
2- Transformadores de intensidad para protección.
En condiciones de falla (corto) necesitamos que las protecciones de líneas de transmisión, de
generadores, de transformadores, etc. “vean” la falla y actúen sacando de servicio al elemento
protegido. En secundario el transformador deberá reflejar fielmente la corriente de cortocircuito
que está pasando por el primario, Este secundario alimenta las bobinas de los distintos relés que
producen la señal de apertura del elemento protegido.
De las 2 utilidades que tiene el TI se deduce que para cada una de ellas habrá que cumplir
condiciones diferentes:
1) la prestación del TI, que se ha definido, como el conjunto de aparatos que puede
conectarse en serie en el secundario, es menor que en el caso de medición que en el de
protección, ya que 1os instrumentos de medida consumen menos que los relés.
2) La clase, que está dada por el error de módulo del transformador, es mayor en medición,
ya que los instrumentos deben dar valores lo más exactos posibles. Mientras que en protección,
los relés que son aparatos más burdos, no necesitan exactitud, sino valores aproximados de
corriente.
3) El coeficiente ”n” de saturación que indica hasta dónde 1a curva de saturación es lineal, es
mucho mayor en el de protección para que, aunque tenga 10 ó 20 veces la corriente nominal en
el primario, como ocurre en el caso de cortocircuito se reflejen el secundario en forma
proporciona1. Es decir, que el T I. de protección no debe saturarse en el corto.
Nosotros desarrollaremos más extensamente los de medida.

b) Transformadores de intensidad para medida

Son los transformadores de intensidad destinados a alimentar los aparatos de medida,


contadores y otros aparatos análogos. Para proteger los aparatos alimentados por el
transformador, en caso de cortocircuito en la red en la cual está intercalado el primario, se tiene
en cuenta el “Factor nominal de seguridad”, que se define como:

Fs = Ips/Ipn

Dónde:
Ips es la “intensidad nominal de seguridad”;
Ipn es la “intensidad primaria nominal”.

La intensidad nominal de seguridad es la intensidad primaria para la que el transformador ha


comenzado a saturarse. En este momento, la intensidad secundaria multiplicada por la relación
de transformación nominal, debe ser menor o igual a 0,9 veces la intensidad primaria. Se
puede escribir entonces:

Kn . Iss < 0,9 Ips

1- Clase de precisión:
La clase de precisión de un transformador de intensidad para medida, está caracterizada por
un número (índice de clase) que es:
El límite del error de relación, expresado en tanto por ciento para la intensidad nominal
primaria estando alimentando el transformador la “carga de precisión”.

• Para los transformadores de clase 0,1 - 0,2 - 0,5 y 1 el error de intensidad y desfase a la
frecuencia asignada no deben sobrepasar los valores de la tabla 1 cuando la carga secundaria está
comprendida entre el 25% y 100% de la carga de precisión según la clase de precisión.

NORMAS CEI-UNE

Normas IEEE/ANSI
• Para los transformadores de clases 0,2S y 0,5S para aplicaciones especiales (particularmente
en conexión con contadores de energía eléctrica especiales que miden correctamente entre 50mA
y 6A, es decir entre el 1% y el 120% de la intensidad asignada de 5A para el bobinado secundario)
el error de intensidad y desfase a la frecuencia asignada, no deberán sobrepasar los valores de la
tabla 2 cuando la carga secundaria esté comprendida entre el 25% y 100% de la carga de
precisión.

Estas clases deberán emplearse preferentemente para las relaciones 25/5, 50/5 y 100/5 y sus
múltiplos decimales y solamente para la intensidad secundaria asignada de 5A.

• Para los transformadores de clases 3 y 5, el error de intensidad a la frecuencia asignada no


deberá sobrepasar los valores de la tabla 3 cuando la carga secundaria esté comprendida entre el
50% y el 100% de la carga de precisión.

Para estos últimos por lo general no se especifican límites de desfase.


2- Sub clasificación.
Pueden clasificarse a su vez en:
- Transformadores de intensidad inductivos.
- Transformadores de intensidad electrónicos.
B. Transformadores de intensidad inductivos

El primario de un transformador de intensidad consta de una o varias espiras, que se


conectan en serie, con el circuito cuya intensidad se desea medir. El secundario alimenta los
circuitos de intensidad de uno o varios aparatos de medida, conectados en serie. El arrollamiento
primario puede tener una, dos, o cuatro secciones, permitiendo una, dos o tres intensidades
primarias nominales, mediante el adecuado acoplamiento de las mismas.

Entre los terminales de este arrollamiento (K y L) no aparece ninguna tensión de valor


apreciable y también, lo que es muy importante, la corriente secundaria no influye en el valor de
la corriente primaria. Notemos que la disposición está conectada a tierra. Esta precaución protege
a los aparatos y a los operadores o personas que pudieran tocar los aparatos, paneles o pupitres
en que están instalados. Cualquier falla de aislación del transformador que motive una unión
eléctrica entre el primario y es secundario, o contra el núcleo, coloca la instalación a tierra, con lo
que actúan las protecciones de que está provista la misma, salvando a la persona y evitándoles
males a las partes sanas de la instalación. Además, poseen un interruptor normalmente abierto,
que puede cerrarse en caso de tener que retirar el amperímetro por cualquier causa, dado que el
transformador de corriente está diseñado para trabajar en cortocircuito.
Si un transformador de corriente trabaja en vacío, se daña por fuerte calentamiento del
núcleo a raíz de que el flujo magnético (y la inducción) crecen fuertemente por falta de la
corriente secundaria de reacción, ya que no debe olvidarse que por el primario circula la corriente
a medir, con independencia de si el secundario está o no en carga. Además, se produce un
aumento en la fem del secundario, peligrando la vida de los aislantes y la seguridad de las
personas. En consecuencia, debe evitarse terminantemente dejar en circuito abierto un
transformador de intensidad. Si se desea cambiar una carga (por ejemplo, un amperímetro), se
tiene dos soluciones: o se interrumpe el servicio de la línea para proceder al cambio necesario, o
se puede realizar la operación sin desconectar la red, si previamente se cortocircuita el
secundario.

Las corriente primarias de los transformadores de intensidad están normalizadas en los


valores siguientes: 5, 10, 15, 20, 25, 30, 50, 75, 100, 150, 200, 400, 500, 600, 750, 1000, 2000,
3000, 4000, 6000, 10000 A. La intensidad nominal secundaria de los transformadores de
intensidad es estandarizada para 5 A. En algunos casos especiales empleamos transformadores de
intensidad, cuya corriente secundaria nominal es de 1 A. Por ejemplo, cuando la distancia entre el
transformador y el instrumento es larga.
Siendo las intensidades estandarizadas, también son estandarizadas las secciones de alambre
que se utilizan en sus devanados. Normalmente, el secundario (para 5 A) tiene la sección del
conductor de 3 mm2.

1- Datos que deben estar consignados en la placa de características.


a) Fabricante.
b) Número de serie.
c) Tipo de aparato.
d) Relación de transformación nominal de la forma Kn = Ipn/Isn
e) Frecuencia asignada.
f) Las potencias de precisión, las clases de precisión y su nivel de aislamiento.
g) La tensión más elevada para el material y su nivel de aislamiento.
h) Las intensidades de cortocircuito térmica y dinámica nominales en kA.

2- Principio de funcionamiento de los transformadores de intensidad inductivos


El principio de funcionamiento es similar al de cualquier transformador, con la diferencia que
la magnitud que establece el flujo magnético en el bobinado primario es la corriente y no la
tensión. Es decir, es flujo es función de la corriente que circula por el bobinado.

Cualquier variación de la corriente primaria se refleja en las indicaciones del instrumento


conectado en serie con el secundario del transformador. El número de espiras se calcula
basándose en el hecho de que los amperios vueltas (fuerza magnetomotriz) primarios y
secundarios son iguales, por ejemplo, si el primario es para 500 A y tiene 2 espiras, el secundario
es para 5 A y 200 espiras (1000 VA).

N1*I1 = N2* I2
Al circular por el primario la I1 genera un flujo magnético, que al concatenar las espiras del
secundario, se induce una fem E2, por lo que circula una I2. Esa I2 tiene un sentido tal que el flujo
magnético que genera se opone al principal.
En el primario tenemos que la I1 depende de la corriente de carga del circuito primario,
compuesta por la I21 (corriente del secundario referida al primario), que es la encargada de
generar una fuerza magnetomotriz que se oponga a la generada por I2 (F2); y por la I0, que está
compuesta por la corriente necesaria para crear el flujo magnético ϕ1 (Iμ) y la que compensa las
pérdidas (Ip):

I1 = I0 + I21

Entonces la fuerza magnetomotriz total del primario tiene dos componentes, una que crea un
flujo igual y opuesto al del secundario (N1 I21) y otra fuerza magnetomotriz que es la encargada
de crear el flujo magnético resultante que en realidad circula, y de compensar las pérdidas (I0 N1).

F1= N1*I1 = N1*I0 + N1*I21

En el secundario la I2 establece un fuerza magnetomotriz (I2 N2) cuyo valor es igual y


opuesto a I21 N1.

F2= N2*I2 = -N1*I21

La fuerza magnetomotriz resultante es la diferencia entre la que se produce en el primario y


la que se produce en el secundario:

F= F1+ F2 = N1*I0 + N1*I21 - N1*I21


F= N1*I0

Como se observa en las expresiones, la fuerza magnetomotriz resultante es debido a la


I0=(Ip+Iμ), y de bajo valor. Por lo tanto, el flujo resultante será debido a I0, ya que:

Los flujos magnéticos de ambos arrollamientos son casi iguales y tienen sentidos opuestos, de
modo que durante el funcionamiento existe solamente un flujo resultante muy pequeño. Este
flujo resultante origina en el núcleo del transformador una inducción magnética de bajo valor,
suficiente para generar en el secundario una E2 que mantiene la intensidad que se mide.
En este tipo de transformador, el valor de la corriente secundaria no influye sobre la
corriente primaria, que se mantiene constante (ya que depende solamente de la carga del
sistema). Esta es una diferencia fundamental de este transformador respecto de uno de tensión o
de potencia.
En el caso de abrir el circuito secundario (al desconectar el amperímetro), desaparece la I2,
entonces también desaparece la I2 N2, por lo que no hay un flujo que se oponga al principal, que
es de valor elevado, por lo que la I1 actuaría en su totalidad como corriente
magnetizante.

F= N1*I1

O sea que tendríamos un flujo resultante muy grande. Esto originaría una inducción
magnética B muy elevada, en consecuencia subirán las pérdidas en el hierro (por histéresis y por
Foucault) y el núcleo del transformador se calentará en exceso. Además, en el instante de la
apertura del secundario se induce una tensión alta que puede ser peligrosa para el aislamiento.
Por eso se debe tener siempre la precaución de no desconectar el instrumento antes de
cortocircuitar el secundario y también tener conectado a tierra el secundario y el núcleo del
transformador.
Entre los dos terminales del primario (K y L) no aparece ninguna tensión de valor apreciable
(es casi cero y se debe solo a la caída óhmica que pueda tener el bobinado o una barra pasante).
Otra diferencia en cuanto a los transformadores de tensión está dada en las magnitudes de
los diagramas vectoriales, que para los TI las tensiones son despreciables respecto a los TV, pero
las intensidades son mayores.
Los transformadores de intensidad se definen según sea el valor de su potencia asignada en
VA (existen de 10, 15, 30, 50, 75, 100, 150, 200, 300 y 400 VA), que es la máxima carga que puede
conectarse a su secundario para que el error de medida esté comprendido en los valores
indicados por el fabricante.

Del diagrama se puede deducir que la potencia que se desea medir es:

P= U*I1*Cosφ

Pero las indicaciones del vatímetro son: P0= U*I2*Cosφ’

En base a la relación: I1 = I2 ki, se multiplican las indicaciones del vatímetro por ki


obteniendo como resultado:

P’= U*I2*ki*Cosφ’
Resulta que el uso del TI influye sobre la exactitud de las mediciones, debido a dos tipos de
errores: el de relación y el de fase.

3- Errores en los Transformadores de Intensidad

Error de intensidad o de relación (∆l): que indica la desviación porcentual de la corriente


realmente existente en el secundario (I2), con respecto a la que debería existir si el transformador
fuera ideal (I1/ki):

Error de fase (δ): que es la diferencia de fase existente entre los vectores I1 e I2 y se
expresa en minutos.

El arrollamiento primario puede tener una, dos, o cuatro secciones, permitiendo una, dos o
tres intensidades primarias nominales, mediante el adecuado acoplamiento de las mismas.
Puede haber también, uno o varios arrollamientos secundarios, bobinados cada uno sobre su
circuito magnético. De esta manera no existe Influencia de un secundario sobre el otro. Estos
aparatos sirven para alimentar a más de un aparato, en circuitos de potencia. En la figura
siguiente vemos un T I con dos secundarios independientes:

El núcleo de los TI, normalmente, es de forma toroidal con el secundario uniformemente


repartido, para reducir al mínimo el flujo de dispersión.

Tipos de transformadores de intensidad inductivos


1- Transformador de barra o pasante:

La barra de alta corriente a medir es abrazada por el núcleo, en donde se localiza el flujo
magnético.

2- Transformador de corriente para instalaciones industriales:


En las figuras de abajo hay otro modelo constructivo, en donde la bobina primaria es un anillo
que abraza al núcleo magnético, sobre el que está arrollado el secundario. Todo el conjunto está
sumergido en aceite, o recubierto por resina. Esta forma constructiva permite disminuir mucho la
dispersión.

3- Transformador transportable de laboratorio:

Tiene dos formas de empleo. Una, utilizando el primario interior (imagen de la izquierda) y
otra, usando el mismo conductor primario arrollado abrazando el núcleo, para hacer las veces de
primario (imagen de la derecha).

4- Transformador de corriente para redes de tensiones elevadas:

Los bornes primarios están en la parte superior, y los secundarios en la parte inferior. Poseen
un adecuado aislador columna de porcelana hueco, relleno de aceite por donde pasa la barra
primaria.
C. PINZA AMPERIMÉTRICA

La pinza amperimétrica es un instrumento de medición muy útil que permite la medición de


intensidades en conductores activos sin la necesidad de interrumpir el circuito. Cuando se realizan
mediciones de intensidad con un multímetro convencional, necesitamos cortar el cable y conectar
el instrumento al circuito que estamos midiendo tal como se muestra en la siguiente figura:

Sin embargo, utilizando una pinza amperimétrica, podemos medir la intensidad simplemente
amordazando el conductor como se muestra en la siguiente figura:
Es sumamente seguro para el operario que realiza la medición, por cuanto no es necesario un
contacto eléctrico con el circuito bajo medida ya que, en el caso de cables aislados, ni siquiera es
necesario levantar el aislante.
1- Descripción del instrumento:

2- Funcionamiento:

Por lo general una pinza amperimétrica de corriente alterna funciona igual que un
transformador de intensidad (TI) captando el flujo magnético generado por la intensidad que
fluye a través de un conductor. Asumiendo que la intensidad que fluye por el conductor que
vamos a medir es el primario del transformador, se obtiene por la inducción
electromagnética, una corriente proporcional a la del primario en el secundario (bobina) del
transformador, que está conectado al circuito de medición del instrumento. Esto proporciona la
lectura de intensidad en la pantalla (en el caso de las pinzas amperimétricas digitales) como se
muestra mediante el diagrama de bloques.
3- Diferentes tipos de modelos de pinzas amperimétricas:

4- Mordaza abierta CA/CC:

Este tipo de mordaza se caracteriza por estar abierta por uno de los extremos. Al no
requerir todas las partes móviles de las mordazas convencionales podemos disponer de una
mordaza de muy pequeñas dimensiones lo que nos permite realizar mediciones de intensidades
CA/CC en zonas de muy difícil acceso, donde los cables son muy cortos, simplemente
situando el conductor en el centro de las marcas.
Al realizar la medición de intensidad mediante una mordaza abierta, estos multímetros
únicamente disponen de elevada impedancia interna. Gracias a ello no se pueden producir
cortocircuitos cuando se aplica, por error, tensión en las escalas de amperios.
5- Multi - trans:

Adaptador diseñado para incrementar la capacidad de medición de la pinza amperimétrica.


Utilizando el multi - tran no sólo amplía el margen de medición sino que también puede
amordazar conductores de mayor diámetro.
Se amordaza la pinza amperimétrica alrededor de la bobina pick-up del multi - tran. Luego, se
amordaza el conductor con el multi - tran tal como se muestra en la figura siguiente. Para obtener
el valor de la medición se debe multiplicar la lectura de la pinza amperimétrica por 10.

D. Transformadores de intensidad electrónicos

Su principal uso es como transformador de intensidad para protección. En los últimos años se
han desarrollado alternativas válidas al transformador convencional, a través de una serie de
metodologías diferentes de captación de corrientes.

Las principales son las siguientes:


- Transformadores ópticos que utilizan el efecto Faraday.
- Transformadores convencionales con salida óptica.
- Transformadores que utilizan anillos de Rogowsky.

a) Transformadores ópticos que utilizan el efecto faraday

El efecto Faraday consiste en la rotación del plano de polarización de la luz por la acción de
un campo magnético. El ángulo de rotación dependerá de la intensidad del campo magnético y de
la longitud que recorra la luz polarizada:

Siendo:

ØF = ángulo de rotación.
V = constante de Verdet característica propia del material óptico y dependiente de la
temperatura y de la frecuencia de la señal luminosa.
H = intensidad del campo magnético.
l = longitud recorrida por la señal luminosa bajo la acción de la inducción magnética.

Donde:
A: Luz polarizada incidente.
B: Rotación del plano del polarización. C: Cristal óptico.
D: Luz polarizada transmitida.

El esquema de un captador óptico por efecto Faraday es el de la siguiente figura:


Si el elemento sensor se corresponde con un cristal óptico de constante de Verdet elevada el
captador se denomina “extrínseco”. En el caso de utilizar fibra óptica como elemento sensor, el
captador recibe el nombre de “intrínseco”.
Uno de los aspectos más críticos de los sistemas de medida basados en el efecto Faraday es el
control preciso de los ángulos de polarización de la luz incidente y la transmitida. Otro es la
influencia en el estado de polarización de la luz de factores como la temperatura, reflexiones en
las caras del cristal, influencia de las otras fases, y en el caso de la fibra óptica, de imperfecciones
en la sección.

En el transformador esquematizado en la figura, mediante un transformador de intensidad de


baja tensión, se obtiene una tensión proporcional a la intensidad primaria. Un convertidor
tensión/frecuencia transforma esta señal analógica en digital que pasa a un fotodiodo para su
transmisión al lado de baja tensión. La transmisión de la señal desde el lado alta tensión al de baja
tensión se hace a través de una fibra óptica, dentro de un medio aislante (normalmente gas).
La señal recibida en el lado de baja tensión, podría aprovecharse directamente si el sistema
de protección actuase con señales digitales, pero con las protecciones actuales, es necesario
transformar de nuevo en señal analógica mediante un convertidor frecuencia/tensión y
finalmente esta señal se amplifica. Este es uno de los principales problemas de los
transformadores de intensidad electrónicos.
b) Transformadores convencionales con salida óptica

Consiste en la utilización de un transformador de corriente tradicional al que se añade una


salida óptica que sustituye a la salida por cables, de tal forma que se mantienen las ventajas tanto
de la tecnología convencional como de las nuevas tecnologías ópticas. El transformador de
corriente que se usa con esta metodología puede diferir del diseño de un transformador de
corriente normal para Alta Tensión. En primer lugar, el transformador de corriente no necesita
aislamiento de Alta Tensión. En segundo, la carga es constante (y consume muy poca potencia),
pudiéndose reducir las dimensiones del núcleo e incluso utilizar núcleos de otros materiales (o de
aire para obtener una buena respuesta en altas frecuencias).

Donde:
A: Transformador de corriente. B: Carga.
C: Conductor circuito de alta tensión. D: Fibra óptica.

Se emplea una electrónica que produce una salida óptica digital, compuesta básicamente por
un circuito CMOS de baja potencia y un diodo óptico. El diodo óptico realiza dos funciones: por
una parte, transmite los pulsos luminosos en que se codifica la medida efectuada, y por otra actúa
como receptor de la energía luminosa que es enviada desde la parte de Baja Tensión,
transformándola en energía eléctrica utilizada para alimentar al resto de la electrónica
situada en la parte de alta tensión. Debido a que se utiliza una codificación digital para la
transmisión de la señal, la fibra óptica no tiene por qué ser de muy alta calidad. Mientras se
pueda detectar las señales procedentes de la fibra la transmisión no degradará la precisión de
la medida. El error está por lo tanto completamente determinado por el transductor. Sólo el
transductor necesita ser calibrado. Si tiene lugar una avería, es posible sustituir cualquiera de los
componentes del sistema (transductor, fibra y unidad de interface) sin recalibración.

c) Transformadores que utilizan anillos de rogowsky (flexibles)

Los transformadores de intensidad flexibles se utilizan para medir corrientes alternas que
circulan por los conductores con intensidades de 0,5 A a 10 kA. Gracias al alto grado de
aislamiento entre la bobina de medida y el circuito de salida éste se puede utilizar de forma
segura en redes de baja tensión hasta 1000 V~ aproximadamente.

El anillo de Rogowsky es un arrollamiento helicoidal flexible con hilo de retorno axial. Su


funcionamiento es equivalente al de un transformador convencional pero con núcleo no
magnético. Su sensibilidad a la inducción magnética es, por lo tanto, mucho menor. Esto se
soluciona elevando el número de espiras utilizado en el secundario. La tensión en bornes del
anillo de Rogowsky es proporcional a la variación de la intensidad en el conductor.

Vr = S dI/dt

Dónde:

S = sensibilidad del anillo.


Vr = tensión inducida en bornes del anillo.

Aunque este método es conocido desde principios del siglo XX, no ha tenido aplicación en
sistemas eléctricos de medida debido principalmente a su alta impedancia de salida lo que lo hace
susceptible al ruido, proporcionando una escasa potencia de salida. Además, para dar una réplica
de la corriente primaria es necesario un integrador. Sin embargo, el anillo de Rogowsky presenta
la ventaja de ser enteramente lineal ya que no existe material magnético que saturar. Los
problemas de ruido pueden ser corregidos mediante apantallamientos electromagnéticos
adecuados. El anillo puede ser de tamaño reducido y tiene poco peso.
1) Bucle de medida.
2) Mecanismo de cierre con enclavamiento.
3) Cable de unión.
5) Conmutador deslizante: 3 posiciones
ON/OFF y conmutación de rangos de medida.
6) LED color verde “ON“.
7) LED color rojo “OL” (sobrecarga) se enciende cuando la intensidad medida
sobrecarga el equipo electrónico.
8) Conexión mediante dos conectores de seguridad Ø 4 mm a una distancia de 19 m.
E) Transformadores de corriente continua

A. Principio de funcionamiento

Los derivadores shunt tienen dificultades prácticas cuando se trata de altas corrientes. Por
esa causa se emplean sistemas como ilustramos en la figura.
La corriente a medir, circula por la barra que la lleva y hay un par de núcleos que tienen
sendos arrollamientos. Haciendo circular por ellos una corriente alterna auxiliar ICA, sus efectos
se neutralizan, dado que las dos bobinas tienen igual número de espiras y están arrolladas en
sentido opuesto. El conjunto está dimensionado de tal manera que la corriente continua a medir
ICC provoca la saturación magnética de los dos núcleos por igual, de tal manera que la corriente
alterna auxiliar provoca un flujo que se suma en cada instante al flujo que la corriente continua, a
medir, también provoca en los dos núcleos. Por el inverso sentido de ejecución de los bobinados,
en cada semiciclo de la alterna, se suma en un núcleo y se resta en el otro. Esto provoca un
desigual estado magnético en los dos núcleos para igual corriente circulando por ambos
bobinados y como resultado se puede demostrar que en cada semiciclo, una bobina actúa solo
con su resistencia óhmica y la otra, con una impedancia resultante del flujo suma. Si la excitación
alterna es constante, la corriente que registrará el amperímetro será función del estado
magnético de los núcleos, es decir, de la corriente continua.

B. Medición de corriente por efecto hall

Otro transformador de corriente continua es el que se basa su principio de funcionamiento


en el efecto Hall.
Una corriente auxiliar IA atraviesa una placa semiconductora, que a su vez, recibe un flujo
magnético B.
Esto da lugar a la producción de una tensión entre los terminales de la placa que forma terna
con las magnitudes anteriores. La tensión originada UH es función de IA y de B e inversamente
proporcional al espesor de la placa. Este fenómeno se aprovecha como se puede observar en la
figura. Si la corriente auxiliar IA se mantiene constante, la corriente que indicará el amperímetro
será función de la inducción B y por lo tanto, de la corriente continua que pasa por la barra I.

1- Efecto Hall

Hall demostró que los electrones de conducción en movimiento dentro de un conductor


también pueden ser desviados por un campo magnético. Consideremos una tira plana, con ancho
W que transporta una corriente i. La dirección de i es convencional, opuesta a la dirección del
movimiento de los electrones. Un campo magnético uniforme B se establece
perpendicularmente al plano de la tira. Los portadores de carga (ej.: electrones) experimentan
una fuerza magnética deflectora FB=q*v *B. Nótese que las cargas positivas que se mueven en la
dirección i experimentan una fuerza deflectora en la misma dirección.

2- Generadores Hall

Conceptos Físicos Fundamentales

Para comenzar este estudio damos por entendido el conocimiento de materiales


ferromagnéticos, fuerzas del campo magnético y fuerzas del campo eléctrico.
En un conductor eléctrico sin flujo de corriente los electrones se mueven en todas las
direcciones sin regla alguna. Bajo corriente, a este movimiento aleatorio se le superpone un
movimiento de deriva de dirección determinada. Este movimiento es el que transporta las
partículas de carga para la conducción de la corriente.
Trayectoria de los electrones en el campo B

Volvamos a la figura anterior a fin de hacer más comprensible los fundamentos físicos en que
se basa la desviación de un conductor bajo el flujo de la corriente. Nos inte resan dos casos:

1. Campo magnético B=0;

Un conductor que penetre en el punto A del conductor se mueve directamente hacia el punto
B en caso de no existir un campo magnético. Existe equidistancia casi constante entre el borde
superior y el inferior.

2. Campo magnético B≠0;

En este caso el electrón penetra también por el punto A del conductor pero bajo la influencia
del campo magnético se mueve en una trayectoria circular hacia el borde del conductor. No
obstante, fuerzas moleculares de retroceso le impedirías, una vez llegado al punto B, de continuar
en la trayectoria circular prevista. Esto es debido a que para permitir la salida del conductor la
fuerza del campo magnético sobre el electrón es demasiado débil. Se obtiene por lo tanto un
equilibrio de fuerzas entre la fuerza magnética y la fuerza molecular de forma que el electrón
sigue la “trayectoria real” a lo largo del borde del conductor, como se indica en la figura. Por otra
parte, las fuerzas moleculares hacen que el conductor se mueva hacia arriba si no se lo sujeta. En
caso de que se sujete la fuerza de empuje hacia arriba que actúa sobre el conductor es igual a la
suma de las fuerzas moleculares de todos los electrones que se mueven a lo largo del borde.
La fuerza que actúa sobre el electrón no sobrepasa los 10-11 Newton. Por otra parte debe
tenerse en cuenta que la masa de un electrón es extremadamente diminuta.
Ello aclara el hecho de que aun fuerzas tan ínfimas sean suficientes para desviar la masa
electrónica.

Electrones de un conductor en el campo B

La figura siguiente muestra la línea de recorrido de varios electrones bajo la influencia de un


campo magnético, tal y como se produce en un conductor eléctrico.

Se puede observar que la densidad de los electrones aumenta hacia el borde superior
disminuyendo en el borde inferior.
Sabiendo que cargas iguales se repelen es fácil de comprender que no todos los electrones
lleguen al borde superior. Por lo tanto, al poco tiempo, el borde superior se halla “ocupado” por
las cargas negativas, de manera que los electrones siguientes se ven
“empujados” hacia la derecha del conductor sin poder llegar al borde debido a la fuerza
repulsiva, saliendo finalmente del conductor por el polo negativo.

Origen de la tensión Hall

En los párrafos anteriores hemos expuestos qué causa la acumulación de electrones en un


borde de la cinta metálica y su consecuente acumulación en el otro lado.
El mismo efecto se produce pues en una fuente de tensión eléctrica, por ejemplo una batería
o un generador. En caso de que se soldaran dos hilos, uno frente al otro, en el centro de la cinta
de metal, es posible medir una tensión entre ambos utilizando un instrumento de alta
sensibilidad.
Concretando puede decirse que en el polo donde se acumulan los electrones se forma un
potencial negativo y en el otro polo uno positivo; la diferencia entre ambos potenciales es la
llamada tensión Hall.
A la cinta conductora se le denomina generador Hall, debido a su similitud con un generador.
Efecto Hall en láminas finas

¿Por qué razón se descubrió el efecto Hall precisamente en láminas finas de oro? A través de
diversos experimentos se determinó que la tensión Hall disminuía al aumentar el grosor de las
láminas. Ello puede explicarse cómo sigue;

Los electrones que ya han llegado al borde de la lámina son empujados continuamente hacia
fuera por los electrones siguientes. Cuanto mayor es el volumen, más espacio de acumulación
tienen los electrones sobre el borde, esto es: un mayor espesor de la lámina corresponde a un
mayor volumen. Si la lámina es extremadamente fina se consigue una mayor acumulación por
mm3 y por lo tanto la fuerza electrostática es más considerable, cosa que produce un
desplazamiento de los electrones hacia los dos hilos soldados lateralmente.

De hecho es indiferente el metal que se utilice para las láminas mientras sea sumamente
delgado. La única ventaja del oro frente a otros metales es que permite una laminación muy fina,
llegando hasta espesores de una centésima de micrómetro 10-2 micrometros.
F) Transformadores combinados de energía
Los transformadores combinados de medida son unidades para servicio exterior que
contienen en su interior un transformador de intensidad y un transformador de tensión inductivo.

En la figura se puede apreciar el corte transversal de un transformador de medida


Combinado de la firma Alsthom.

Su aplicación es, por lo tanto, la misma que la de los aparatos de que consta; separar del
circuito de alta tensión los instrumentos de medida, contadores, relés, etc... y reducir las
corrientes y tensiones a valores manejables y proporcionales a las primarias originales.

El transformador de corriente consta de uno o varios núcleos con sus arrollamientos


secundarios dentro de una caja metálica que hace de pantalla de baja tensión y sobre la que se
coloca el aislamiento de papel - aceite, pantalla de alta tensión y arrollamiento primario (pasante
o bobinado). El conjunto está en la parte superior y los conductores secundarios descienden
dentro de un borne/a condensadora aislada con papel - aceite y formada por pantallas
distribuidoras del campo. Las partes activas del transformador de corriente están encerradas en
una cabeza de aluminio.
El transformador de tensión va colocado en la parte inferior. Los arrollamientos son de diseño
antirresonante lo que proporciona a los aparato un correcto comportamiento tanto a frecuencia
industrial como ante fenómenos transitorios de alta frecuencia.

El conjunto está herméticamente sellado con un compensador metálico que absorbe las
variaciones de volumen de aceite.

En el diseño de los combinados, hay que tener en cuenta la influencia del T I sobre los errores
del TT y viceversa. Dicha influencia está tipificada en la norma CEI para transformadores
combinados.