Você está na página 1de 7

“La psicopatología de desarrollo”

“Modelos de clasificación en psicopatología”


Josep Toro – Lourdes Ezpeleta

I. Introducción:

Puede entenderse a un individuo cuando se explica por la interacción entre herencia genética e
influencias ambientales; fruto de tal interacción, son las distintas etapas de desarrollo, sus
secuencias sus características, sus susceptibilidades y sus efectos.

Las manifestaciones disfuncionales o desadaptadoras son la suma de los síntomas del trastorno
en cuestión, más la consecuencias de vivir con ellos., así pues cuando más precozmente aparezca
y cuanto más dure, tanto más disfuncional y desadaptador será.
La visión clásica de la psicopatología enfoca el estudio de los trastornos desde una perspectiva
descriptiva de los síntomas y síndromes como entidades discretas en un momento de la vida de
la persona.

En el presente capítulo se presentan algunas definiciones y comparaciones entre la ICD y DSM,


refiriéndose a que ambas son producto de diversos intereses y presiones.

El autor hace una introducción a modelos de clasificación de la psicopatología mencionando que


en el Manual Diagnóstico DSM-5 se encuentran categorías diagnósticas para las diferentes
edades que pueda facilitar el diagnóstico a los psicólogos.

II. Contenido.

1. LA PSICOLOGÍA DEL DESARROLLO.

La psicopatología no es una condición que se tiene o en la que se nace, sino que es el resultado
de un proceso evolutivo que resulta de las sucesivas adaptaciones de los individuos en sus
ambientes a lo largo del tiempo donde cada adaptación proporciona la base para la siguiente.

Desarrollo, cambio y reorganización de un cierto contexto de continuidad, que es muy importante


para comprender los procesos causales y diseñar las estrategias de intervención y prevención.

De los términos psicopatología y desarrollo se indica que existe una relación biodireccional, en
la que importa conocer como la psicopatología influye en el desarrollo y cómo el desarrollo
influye en la psicopatología.

La desviación del proceso normal de desarrollo en un momento dado supone una mayor
probabilidad de que aparezcan problemas para sortear y afrontar las fases subsiguientes de dicho
desarrollo. La desviación puede ocurrir en cualquier momento de la vida y puede tomar varias
formas.
Concepto de desarrollo

Estar vivo es la condición de la interacción entre organismo y ambiente, entre la neurofilosofia y


la experiencia. Se experimenta múltiples cambios en su funcionamiento y en su estructura.
Algunos de estos cambios son progresivos e incluyen la proliferación tanto de neuronas como de
sinapsis y el desarrollo de la milinización. Otros son regresivos muerte celular y poda de
neuronas.
El desarrollo emocional está estrechamente ligado a la adquisición de los mecanismos de
autocontrol. Estos mecanismos se centran principalmente en el grado de control que el lóbulo
frontal ejerce sobre la amígdala y estructuras asociadas, Cabe resaltar que el ser humano nace con
sus respuestas emocionales básicas ya instauradas en su repertorio genético conductual.
Los riesgos de trastornos emocionales o conductuales no pueden ser los mismos en los distintos
momentos del desarrollo.

 Genética y fase puberal


La aparición de hormonas puberales hace más compleja la psicobiologia del adolescente, el
incremento de gonodotropinas da lugar a las hormonas sexuales. Estas afectan a la activación,
organización y mecanismos de desarrollo cerebral. La pubertad puede funcionar como factor
de riesgos para diversos trastornos.

 La interacción social en el neurodesarrollo


Los procesos de vinculación son pilares fundamentales de la salud mental o de la
psicopatología. Con el aumento de la edad las personas influyentes van variando,
extendiéndose progresivamente su cantidad y características. En la pubertad la relación con
los coetáneos se hace más importante.

Entender procesos causales

Conocer la etiología significa entender los procesos causales y ello comporta conocer los
mecanismos de riesgo y protección actuantes en el transcurso del tiempo.
Los conceptos que reflejan la diversidad de procesos individuales, familiares y sociales que
pueden incidir en la aparición de trastornos son: equifinalidad y multifinalidad.

La equifinalidad reconoce que diversos factores de riesgo o trayectoria evolutivos conducen a un


mismo efecto. La multifinalidad refleja que un mismo factor de riesgo o circunstancia puede
conducir a distintos efectos. Estos procesos ocurren a lo largo del tiempo y consecuentemente
hay que analizar las cadenas de efectos directos e indirectos que se van sucediendo y como estos
efectos pueden o no influir en circunstancias posteriores que afronte la persona.

Continuidades y discontinuidades entre normalidad y psicopatología

La psicopatología del desarrollo estudia los procesos causales considerando especialmente las
continuidades y discontinuidades entre la normalidad y la psicopatología, La perspectiva
evolutiva también proporciona un marco normativo con los que contrastar los comportamientos
de sexo y edad.
Solo los estudios que tienen en cuenta el desarrollo pueden informar sobre predictores marcadores
y consecuentes de un proceso que esta alterado El estudio de las trayectorias evolutivas permite
entender la evolución de los trastornos en el tiempo y conocer las causas y consecuencias de los
comportamientos de interés.
Para entender bien la psicopatología sus orígenes y su curso, hay que entender la historia
evolutiva de la persona.
Factores de riesgo y mecanismo de riesgo

Un factor de riesgo es un factor que aumenta la probabilidad de una respuesta. Un riesgo causal
es un factor de riesgo que puede ser manipulado y cuando se manipula se demuestra que modifica
el riesgo de la respuesta.

El número de factores de riesgo, el momento en que ocurren la duración y el contexto son


relevantes para entender el proceso causal.

Los mecanismos de riesgo señalan los procesos a través de los cuales operan los factores de riesgo
y generan una respuesta no adaptativa.
Como la psicopatología es multicausada, los factores de riesgo y los mecanismos de riesgo
implicados son habitualmente múltiples, por eso la complejidad de su estudio.
Los efectos encadenados pueden ayudar a explicar porque en algunos casos los problemas en la
infancia predicen dificultades en la edad adulta.
Un estudio se muestra que uno de los mecanismos de actuación del factor del riesgo
“psicopatología de la madre” sobre los comportamientos negativistas desafiantes de su hijo es a
través de su estilo educativo.

Otra forma de estudiar cómo actúan los factores de riesgo es a través de los modelos de
interacción. Los factores moderadores modifican la magnitud del efecto de una variable sobre
otra.

Los estudios de moderación permiten identificar factores protectores. Un factor de protección es


el que disminuye la probabilidad de que aparezca un trastorno o un resultado negativo ante una
determinada adversidad (Rutter, 1985).

La acción de los factores de protección se explica porque:

1. Reducen el impacto del riesgo.


2. Reducen la cadena de reacciones negativas que siguen a la exposición al riesgo.
3. Sirven para mantener o establecer la autoestima.
4. Ofrecen nuevas oportunidades para la mejora y el crecimiento personal.

Otra forma de explicar el modo de actuación de los factores de riesgo es a través de modelos
aditivos. Estos modelos subrayan que lo importante es el número de factores de riesgo
independientemente de su contenido, y que su efecto es acumulativo: a mayor número de factores
de riesgo, mayor riesgo (Sameroff, Seifer y Bartko, 1997).

Resistencia a los largo del desarrollo.


No es un rasgo o proceso único son que están implicados muchos atributos y procesos; unos
pueden proceder del individuo (características genéticas, cognitivas) y otros del contexto
(cohesión familiar, calidad de las amistades), múltiples trayectorias pueden conducir a la
resistencia.

Se puede ser resistente en unos momentos de la vida y no en otros, y se puede ser resistente a
unos acontecimientos o en unas situaciones pero no a otros o en otras circunstancias.

Prevención.
La prevención tiene como objetivo reducir o eliminar la aparición de problemas psicológicos a
lo largo del desarrollo y promover resistencia y la recuperación del funcionamiento óptimo en
los individuos que están expuestos a alto riesgo de presentar psicopatología.
En el enfoque de la PD en el estudio de los mecanismos de riesgo o resistencia es muy apropiado
para el diseño de programas preventivos que, aumentando los procesos de protección y
disminuyendo los de riesgo, faciliten una trayectoria evolutiva adaptativa.

Las intervenciones preventivas incluyen muchos de los principios que también guían la PD, que
son según Luthar y Cicchetti (2000), los siguientes:

1. Basarse en la teoría y en la investigación.


2. Ir dirigidos a reducir las influencias y los resultados negativos y promover las fortalezas de
los individuos y los resultados positivos.
3. Tener un enfoque evolutivo.
4. Orientar el contexto.
5. Recurrir a grupos de comparación para verificar la eficacia.
6. Utilizar instrumentos de evaluación y documentar los procesos.

Las intervenciones preventivas que siguen estos principios permiten replicar los programas,
diseminar los resultados y mejorar las intervenciones futuras.

2. MODELOS DE CLASIFICACIÓN EN PSICOPATOLOGÍA.

La necesidad de clasificación en psicopatología.

La clasificación de la psicopatología puede ayudarnos a entender y a tratar patrones desadaptativos


de conductas, emociones y pensamientos organizando las sumamente distintas características
humanas es un número más reducido de unidades conceptuales.

Modelos de clasificación.

 Evaluación; es decir, obtener información sobre características específicas de los


individuos.
 Taxonomía; construir clasificaciones que reflejen características importantes de los
individuos.

Definiciones operacionales.

Para que sean útiles los modelos deberían estar basados en definiciones operacionales que
tengan en cuenta:

 Aspectos evolutivos de la psicopatología.


 Datos de múltiples informadores.
 Normas que reflejen diferencias asociadas a la edad y sexo de los niños, al tipo de
informador (progenitor, profesor o el propio niño) y a las sociedades relevantes.

Aspectos evolutivos de la psicopatología.

Evaluación de problemas conductuales, emocionales y sociales.

También requiere procedimientos estandarizados que comparen lo que se informa sobre un niño en
particular con lo que se informa sobre niños representativos de la misma edad y del mismo sexo que
el niño en cuestión.
 Fuentes de datos de la evaluación.

En todas las edades, desde el nacimiento hasta la madurez, las figuras parentales son informadores
importantes, tanto porque ven a sus hijos en contextos cotidianos como porque sus observaciones
sobre el funcionamiento de sus hijos pueden afectar a los que hace para ayudarlos.

 Evaluación multiinformador.

Evidentemente, la evaluación de los problemas conductuales, emocionales y sociales de los niños


debería incluir informas de agentes como padres, personal de guardería y profesores, además de los
propios niños.

Clasificación diagnóstica de la salud mental y de los trastornos del desarrollo de 0 a 3 años de


edad.

Proporciona unas categorías diagnósticas que abarcan el periodo desde el nacimiento hasta la edad
de 3 años. Las decisiones sobre las categorías diagnósticas que se ajustan a los problemas de un niño
se basan en los juicios de clínicos, aunque las valoraciones de los niños, sus cuidadores y sus
relaciones se emplean para la evaluación de otros ejes de la DC: 0-3R.

Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, 5ª edición (DSM-5).

Ofrece categorías diagnósticas para todas las edades. Al igual que el caso de la DC: 0.3R, las
categorías del DSM-5 se construyeron a través de un planteamiento “de arriba abajo”, según el cual
unos expertos formularon las categorías y los criterios para determinar cuál de las categorías se ajusta
a los problemas de un niño. También como la DC: 0-3R, el DSM-5 no operativiza la mayor parte de
los criterios diagnósticos en términos de procedimientos específicos de evaluación para obtener y
combinar información (salvo en el uso de test para documentar la baja inteligencia en la discapacidad
intelectual). En lugar de eso, son mayoritariamente los clínicos los que deciden sobre qué información
obtener y de quién y sobre cómo combinar la información con el fin de llegar a decisiones si/no acerca
de si los individuos cumplen los criterios para los diagnósticos.

La clasificación internacional de las enfermedades (International Classification of Diseases ICD),


es el instrumento empleado por la Organización Mundial de la Salud, para clasificar los problemas
de salud, utilizando esta clasificación para el seguimiento de tendencias y datos epidemiológicos
sobre las enfermedades, siendo esto empleado a nivel mundial, permitiendo comparar y compartir
información de la salud en lenguaje común.
Dimensiones de la psicopatología, un término empleado para referirse a aspectos cuantitativos de la
psicopatología, para Michael Rutter (2011) la mayoría de los factores de riesgo para los trastornos
mentales operan de manera dimensional, siendo la mayor parte de los trastornos mentales que operan
dimensionalmente.

Para objetivos prácticos de la clasificación de la psicopatología infantil es necesario información de


los padres, de los profesores y de los mismos niños, ya que el niño se comporta de diferente manera
en distintos contextos como en su casa, escuela y el lugar clínico.

La naturaleza y valor de las normas.

Las puntuaciones de los síndromes de base empírica se presentan en perfiles basados en las
puntuaciones de niños representativos de la misma edad y del mismo sexo que del niño evaluado,
valorado por el mismo tipo de informador: padres, profesores o el mismo niño. Las distribuciones de
las puntuaciones obtenidas en estas muestras representativas de los niños se utilizan para construir
normas. Puede haber diferencias entre las puntuaciones de niños de sociedades diferentes.
Normas multiculturales.

Para encontrar si hay diferencias importantes entre las puntuaciones obtenidas por los niños en
distintas sociedades, se obtienen valoraciones de padres y profesores y autoevaluaciones de muestras
representativas de los niños que viven en cada sociedad, luego estas puntuaciones se comparan para
ver si estas diferencias son lo suficientemente importante como para justificar la elaboración de
normas distintas. En más de 50 sociedades se ha hecho esto encontrándose que la distribuciones de
puntuaciones son similares en muchas sociedades, pero que también se encontraron diferencias
importantes entre ellas.

Con la finalidad de ver y tener en cuenta tanto las similitudes entre determinadas sociedades como
sus diferencias entre ellas se han construido tres conjuntos de normas multiculturales para la CBCL
el TRF y el YSR:

 Normas de grupo 1: están basadas en las puntuaciones de las sociedades que presentaban
las puntuaciones medias más bajas en los problemas.
 Normas de grupo 2: Se basan en las puntuaciones de las sociedades cuyas puntuaciones
medias en los problemas eran de nivel intermedio.
 Normas del grupo 3: basadas en las puntuaciones de las sociedades que presentaban las
puntuaciones medias más altas en los problemas.

Las traducciones y normas se encuentran disponibles en varios idiomas por lo que usuarios de muchas
sociedades pueden aplicar modelos de evaluación y clasificación con base empírica tanto a personas
nativas de sus propias sociedades como a inmigrantes.

III. Aseveraciones y contradicciones

Aseveraciones

 La psicopatología del desarrollo no es sinónimo de psicopatología infantil.


No se puede entender el comportamiento psicopatológico sin tener en cuenta el proceso de
desarrollo.
 Concordamos con que un factor protector no es el opuesto de un factor de riesgo, ejemplo de
ello es el nivel socioeconómico bajo, en muchos casos constituye un factor de riesgo para el
consumo de drogas, pero el pertenecer a un nivel socioeconómico alto no constituye un factor
protector, puesto que es sabido que el consumo de drogas se da en todos los estratos
socioeconómicos.
 Coincidimos con que los procesos de protección promueven un desarrollo competente y
reducen el impacto negativo de los procesos de riesgo.
 Estamos de acuerdo que la resistencia puede estar determinada por una experiencia interior,
subjetiva, no por el cumplimiento de fórmulas o ritos sociales.
 Los niños puede comportarse en el contexto desconocido de la consulta del profesional de la
salud mental de forma muy diferente a como lo hacen en otros lugares.
 Las evaluaciones de sus problemas y competencias requieren informes de múltiples agentes,
tales como la madre, el padre, los profesores y el propio niño.
 Una puntuación en un síndrome indica el grado en que un niño manifiesta los problemas
implicados en ese síndrome.
 La palabra síndrome también se refiere a los síntomas de enfermedades físicas que coocurren.
 Concordamos con que el objetivo de los modelos de clasificación es ayudar a los usuarios a
identificar problemas para los que los individuos precisan de ayuda profesional.
Contradicciones

 No debe confundirse un factor de riesgo con un factor asociado. El asociado no especifica


ningún tipo de dirección en la relación.

IV. Conclusiones finales

 La psicopatología no tiene una causa única, sino que es el resultado de la influencia de


múltiples factores biológicos, psicológicos y sociales.
 Identificar los factores protectores y conocer los mecanismos que facilitan una buena
adaptación a pesar de que la persona esté expuesta al riesgo permite diseñar procedimientos
para promover salud y prevenir la aparición de psicopatología (Cicchetti y Cohen, 1995).
 No solo las situaciones positivas dan lugar a resistencia. Algunas experiencias estresantes
pueden generar resistencia.
 Las intervenciones preventivas, y también muchos programas de tratamiento propiamente
dichos, son más eficaces si son multisistémicos, es decir, incluyen componentes dirigidos al
niño, a la familia, a la escuela, al grupo de compañeros y a la comunidad.
 Para que sean útiles los modelos deberían estar basados en definiciones operacionales que
tengan en cuenta los aspectos evolutivos de la psicopatología , los datos de diversos
informadores y normas que reflejen diferencias asociadas según la edad y el sexo de los
niños, al tipo de informador sean los padres, el propio niño o los profesores y a las sociedades
relevantes.

V. Bibliografía

 Ezpeleta. L., (2014). Psicopatología del Desarrollo. Ediciones Pirámide.