Você está na página 1de 5

MERCEDES ÁNGELES ALCARAZ

LA IMPROCEDENCIA DE LA ACCION DE AMPARO

La improcedencia emite rechazo, ausencia de derecho en un Estado de derechos y libertades.


Para Edwin Figueroa, la improcedencia reviste la ausencia de decisión sobre la controversia por lo que es
importante librarse de escenarios procesales que configuren improcedencia para evitar el uso no racional
de la jurisdicción constitucional.

Y el juicio de amparo tiene como función la defensa y garantías de protección de derechos humanos de
los tratados internacionales de los que el Estado mexicano sea parte, y de los derechos fundamentales,
en contra de los abusos de autoridades responsables públicas o privadas en contra de un particular o
grupo de personas. Con la figura jurídica de la improcedencia, al ser rechazada la demanda, no hay
justicia expedita, es decir, libre de todo estorbo; ni pronta ni completa por el solo hecho de que el
obstáculo primigenio fue la propia improcedencia.

Las “causales de improcedencia” se refieren a supuestos en donde no debe desarrollarse un juicio de


amparo que en un principio parece “procedente”.

CLASES DE IMPROCEDENCIA:

Existen diversas clases de improcedencia de la acción de amparo, según el ordenamiento legal en que
están previstas y el procedimiento normativo que se siguió para su establecimiento; entonces podemos
referirnos a:

En virtud de la IMPROCEDENCIA se deja de resolver por el juzgador de amparo, Suprema Corte de Justicia
de la Nación, Tribunal Colegiado de Circuito o Juez de Distrito el problema constitucional planteado en la
demanda de amparo. Es decir, se abstiene el ÓRGANO JURISDICCIONAL de decidir si el acto reclamado,
atribuido por el quejoso a la autoridad responsable, es o no violatorio de garantías individuales o del
sistema de distribución competencial entre Federación o Estados, dentro de las hipótesis del artículo 103
constitucional.

El artículo 61 de la Ley de Amparo nos habla que el juicio de amparo es improcedente bajo estas razones:

-Contra adiciones o reformas a la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.

-Contra actos de Suprema Corte de Justicia de la Nación.

-Contra actos del Consejo de la Judicatura Federal.

-Contra resoluciones dictadas por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

Improcedencia Jurisprudencial

Esto se aplica cuando la causa de improcedencia no es notoria, indudable o manifiesta, sino que surge y
se demuestra durante el procedimiento, por el contrario, cuando adolece de los términos mismos en que
está concedida la demanda de garantías, ésta se rechaza de plano sin que inicie el juicio.

Improcedencia Procesal

Esto se aplica cuando la causa de improcedencia no es notoria, indudable o manifiesta, sino que surge y
se demuestra durante el procedimiento, por el contrario, cuando adolece de los términos mismos en que
está concedida la demanda de garantías, ésta se rechaza de plano sin que inicie el juicio.

Improcedencia Constitucional

Los impedimentos que provocan esa imposibilidad, llamados también causas de improcedencia del
amparo como acción o como juicio, se establecen en la Constitución o en la ley secundaria que rige
nuestra materia y que es reglamentaria de los artículos 103 y 107 de la ley suprema. Cuando la
improcedencia del amparo se prevé en este último ordenamiento, se tratara indiscutiblemente de
improcedencia constitucional, la cual se consigna con vista a determinadas situaciones abstractas en
relación con las cuales no es posible por modo obligatorio resolver sobre la constitucionalidad o
inconstitucionalidad de los actos que se reclamen.
MERCEDES ÁNGELES ALCARAZ

Improcedencia Legal

La improcedencia legal de la acción de amparo se consigna no porque el caso concreto corresponda a


una situación abstractamente prevista en la que de manera absoluta y necesaria se impida la
procedencia del juicio de garantías, sino en atención a circunstancias relativas y contingentes que
pueden concurrir o no en casos particulares semejantes en relación con un mismo acto de autoridad.

JURISPRUDENCIAS:

CASO 1:

COMISIÓN FEDERAL DE ELECTRICIDAD. ES IMPROCEDENTE DESECHAR LA DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO EN LA


QUE SE LE RECLAMEN ACTOS QUE DERIVAN EN EL CORTE DEL SUMINISTRO DE ENERGÍA ELÉCTRICA, CARENTES DE
FUNDAMENTACIÓN, AL NO CONSTAR POR ESCRITO, PUES SE ACTUALIZA UN SUPUESTO DE EXCEPCIÓN AL
PRINCIPIO DE DEFINITIVIDAD (LEGISLACIÓN VIGENTE A PARTIR DEL 3 DE ABRIL DE 2013).

Cuando en la demanda de amparo indirecto se reclamen actos de la Comisión Federal de Electricidad que derivan en
el corte del suministro de energía eléctrica y se manifieste, bajo protesta de decir verdad, que carecen de
fundamentación, al no constar por escrito, el Juez de Distrito debe tener por presuntivamente ciertos los hechos
narrados y no desechar la demanda con motivo de la eventual existencia de la causa manifiesta e indudable
de improcedencia, consistente en el incumplimiento al principio de definitividad, por no haberse agotado
previamente el juicio contencioso administrativo, con apoyo en los artículos 113 y 61, fracción XX, de la Ley de
Amparo, dado que, en el caso, se actualiza una excepción a ese principio, contenida en el segundo párrafo de esta
última porción normativa, relativa a que el acto reclamado carezca de fundamentación, sin que ello se aparte de la
tesis 2a. CVI/2014 (10a.), de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, publicada en el Semanario
Judicial de la Federación del viernes 17 de octubre de 2014 a las 12:30 horas y en su Gaceta, Décima Época, Libro 11,
Tomo I, octubre de 2014, página 1093, de título y subtítulo: "COMISIÓN FEDERAL DE ELECTRICIDAD. CONTRA LOS
ACTOS QUE EMITE EN LA PRESTACIÓN DEL SERVICIO PÚBLICO DE ENERGÍA ELÉCTRICA QUE OTORGA EN EXCLUSIVA,
PROCEDE EL RECURSO DE REVISIÓN CONFORME A LA LEY FEDERAL DE PROCEDIMIENTO ADMINISTRATIVO O EL
JUICIO DE NULIDAD ANTE EL TRIBUNAL FEDERAL DE JUSTICIA FISCAL Y ADMINISTRATIVA, SIN PERJUICIO DE LA
PROCEDENCIA DEL JUICIO DE AMPARO CUANDO SE RECLAMEN NORMAS GENERALES [INTERRUPCIÓN DE
LAS JURISPRUDENCIAS 2a./J. 167/2011 (9a.), 2a./J. 168/2011 (9a.), 2a./J. 43/2014 (10a.) Y 2a./J. 44/2014 (10a.) (*)].",
ya que, al margen de que la salvedad hecha en su última parte, respecto de la excepción al principio de definitividad,
debe entenderse de manera enunciativa y no limitativa, dicho criterio no analiza el caso descrito previamente,
alusivo al eventual desechamiento de la demanda con la peculiaridad descrita. Lo anterior no prejuzga sobre
escenarios ulteriores a la admisión de la demanda, como pueden ser los relativos a que la autoridad responsable, al
rendir su informe justificado, pueda desvirtuar la falta de fundamentación manifestada en la demanda o, en su caso,
complementar ese aspecto en términos del último párrafo del artículo 117 de la ley mencionada, ni que en la
sentencia dictada en la audiencia constitucional pueda válidamente sobreseerse, con apoyo en la causa
de improcedencia citada.

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL SÉPTIMO CIRCUITO.

Queja 164/2014. Ana Elisa Mier Mijares. 13 de noviembre de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Luis García Sedas.
Secretaria: Marisela Ramírez de la Cruz.
Queja 180/2014. Estela Lizbeth Marín Rosas. 11 de diciembre de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Graciela
Guadalupe Alejo Luna. Secretaria: Alma Rosa Tapia Ángeles.
Queja 190/2014. Hortensia Couturier Prigadaa. 11 de diciembre de 2014. Unanimidad de votos. Ponente: Luis García
Sedas. Secretario: César Ponce Hernández.
Queja 225/2014. Selene Hernández Barradas. 20 de febrero de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Luis García
Sedas. Secretaria: Marisela Ramírez de la Cruz.
Queja 93/2016. 26 de mayo de 2016. Unanimidad de votos. Ponente: Naela Márquez Hernández. Secretaria: Alma
Rosa Tapia Ángeles.
MERCEDES ÁNGELES ALCARAZ

CASO 2:

DEMANDA DE AMPARO INDIRECTO. SI SE RECLAMA VIOLACIÓN A LOS ARTÍCULOS 8o., 14 Y 17 DE LA


CONSTITUCIÓN FEDERAL, DENTRO O FUERA DE UN PROCEDIMIENTO JURISDICCIONAL, NO SE SURTE LA CAUSA
MANIFIESTA E INDUDABLE DE IMPROCEDENCIA PREVISTA EN EL ARTÍCULO 113 DE LA LEY DE LA MATERIA PARA
DESECHAR AQUÉLLA.

La Primera Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en las jurisprudencias 1a./J. 7/2015 (10a.), y 1a./J.
8/2015 (10a.), publicadas en el Semanario Judicial de la Federación del viernes 17 de abril de 2015 a las 9:30 horas y
en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Décima Época, Libro 17, Tomo I, abril de 2015, páginas 480 y
478, de títulos y subtítulos: "DERECHO DE PETICIÓN. LA OMISIÓN DE DAR RESPUESTA A UNA SOLICITUD DENTRO DE
UN PROCEDIMIENTO JURISDICCIONAL O ADMINISTRATIVO SEGUIDO EN FORMA DE JUICIO NO PUEDE RECLAMARSE
DE MANERA AUTÓNOMA.", y "AMPARO INDIRECTO. ES IMPROCEDENTE CUANDO SE RECLAMA UNA VIOLACIÓN AL
ARTÍCULO 8o. CONSTITUCIONAL DENTRO DE UN PROCEDIMIENTO JURISDICCIONAL O ADMINISTRATIVO SEGUIDO EN
FORMA DE JUICIO (LEY DE AMPARO ABROGADA).", respectivamente, concluyó que en un procedimiento
jurisdiccional, la transgresión al artículo 8o. de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos no puede
reclamarse de forma autónoma a lo previsto en diversos preceptos constitucionales ni legales, pues el actuar de la
autoridad debe determinarse en atención a la situación jurídica en que se ubique el gobernado, sin que ello impida el
estudio de forma indivisible e interdependiente de los derechos humanos que regulan la referida situación.
Asimismo, sostuvo que cuando un particular se duele exclusivamente de una afectación cometida dentro de un
procedimiento jurisdiccional o seguido en forma de juicio, se rige por los artículos 14 y 17 constitucionales, así como
en los plazos y términos desarrollados por el legislador ordinario en la norma secundaria, por lo que cuando se
demandan violaciones a los artículos 8o., 14 y 17 de la Constitución Federal, no pueden considerarse como de
ejecución irreparable, pues no se cumple con el requisito de procedencia del amparo indirecto consistente en la
transgresión a un derecho sustantivo, dado que no se trata de una actuación autónoma al procedimiento en el que se
encuentra el particular, sino que se da en dicho contexto, por lo que tiene el carácter de adjetivo y debe atenderse a
las reglas establecidas en la legislación ordinaria, para obligar a la autoridad a dar respuesta a la petición realizada, así
como de constreñirla a impulsar el procedimiento. Lo anterior, pese a que uno de los requisitos que caracteriza a los
actos irreparables es la afectación que producen a derechos sustantivos de forma directa, como lo puede ser la
omisión de dar respuesta a una petición formulada a una autoridad; sin embargo, ello, por sí solo, es insuficiente para
considerar procedente el amparo, ya que dicha afectación no puede verse de forma autónoma, sino dentro del
procedimiento, en razón de los referidos artículos 14 y 17 constitucionales, que rigen los procedimientos
jurisdiccionales, y su desarrollo en la legislación secundaria de los derechos de debido proceso y acción, por lo que no
se actualizaría el caso de excepción que se prevé para acudir al juicio de amparo. Consecuentemente, la violación al
derecho de petición en un procedimiento jurisdiccional de manera autónoma es inimpugnable, ya que los plazos,
términos y modalidades bajo los cuales se regirá el actuar de la autoridad ante quien se elevó la petición, serán los
previstos en la norma secundaria; es decir, acorde con los mecanismos que estableció el legislador en la ley ordinaria,
para que el particular obligue a la autoridad a dar respuesta, por lo que si en la legislación secundaria que rige el
procedimiento jurisdiccional, no existe ese mecanismo a fin de que el particular pueda defender ese derecho ante la
autoridad, entonces, en ese caso el acto reclamado consistente en la omisión de la autoridad se volverá irreparable,
lo que sí haría procedente el juicio biinstancial. Por tanto, no es factible, conforme a las referidas jurisprudencias, a
partir de lo reclamado en la demanda de amparo (violación al derecho de petición o prosecución jurisdiccional), se
deseche por ser notoria y manifiesta su improcedencia, pues para ello es menester que el Juez de Distrito verifique si
la ley secundaria que rige el procedimiento jurisdiccional del que emana el acto reclamado, prevé algún mecanismo
para que el quejoso pudiera defender el derecho violado y, a partir de ello, determine si el acto es de imposible
reparación, para efectos de la procedencia del amparo indirecto. Por ello, no es evidente, clara y fehaciente
la improcedencia del juicio de amparo, pues para determinar su actualización, se requiere un análisis más profundo,
propio de la sentencia definitiva y no del auto de desechamiento.

TERCER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA DE TRABAJO DEL TERCER CIRCUITO.

Queja 65/2015. Iván Manzo Vega. 5 de junio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Jesús de Ávila Huerta.
Secretaria: Norma Cruz Toribio.
Queja 68/2015. Hugo Alberto Escobedo Cruz. 11 de junio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Jesús de Ávila
Huerta. Secretario: Ricardo Ortega Serrano.
MERCEDES ÁNGELES ALCARAZ

Queja 80/2015. Armando Rosales Llanas. 18 de junio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Jesús de Ávila Huerta.
Secretario: Rolando Zúñiga Zúñiga.
Queja 87/2015. Rigoberto Ramírez Méndez. 18 de junio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Rodolfo Castro
León. Secretaria: Valeria Marien Lobato Zepeda.
Queja 84/2015. 18 de junio de 2015. Unanimidad de votos. Ponente: Jesús de Ávila Huerta. Secretario: Ricardo
Ortega Serrano.
Nota: Esta tesis fue objeto de la denuncia relativa a la contradicción de tesis 325/2015 de la Segunda Sala, de la que
derivó la tesis jurisprudencial 2a./J. 48/2016 (10a.) de título y subtítulo: "AMPARO INDIRECTO. POR REGLA GENERAL,
ES NOTORIAMENTE IMPROCEDENTE EL INTERPUESTO POR UNA DE LAS PARTES EN EL JUICIO NATURAL, CONTRA LA
OMISIÓN DE LA AUTORIDAD JURISDICCIONAL DE ACORDAR PROMOCIONES O DE PROSEGUIR EN TIEMPO CON EL
JUICIO, AL TRATARSE DE UNA VIOLACIÓN INTRAPROCESAL QUE NO AFECTA DERECHOS SUSTANTIVOS."

CASO 3:

IMPROCEDENCIA DEL JUICIO CONTENCIOSO ADMINISTRATIVO. EL ESTUDIO EN LA REVISIÓN DE LAS CAUSALES


EXAMINADAS EN PRIMERA INSTANCIA ESTÁ SUPEDITADO A QUE EXISTA AGRAVIO EXPRESO DE LA PARTE A QUIEN
PERJUDIQUE LA DESESTIMACIÓN DE AQUÉLLAS (LEGISLACIÓN DEL ESTADO DE MÉXICO).

Del análisis de los artículos 268, fracción II y 273, fracción I, del Código de Procedimientos Administrativos del Estado
de México, se aprecia que las Salas del Tribunal de lo Contencioso Administrativo de la entidad pueden analizar, de
oficio, la improcedencia del juicio relativo; sin embargo, el estudio en la revisión de las causales examinadas en
primera instancia está supeditado a que exista agravio expreso de la parte a quien perjudique la desestimación de
aquéllas, porque sigue vigente el principio de impugnación de parte interesada, como sucede en el juicio de amparo,
según se advierte de lo expresado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en las jurisprudencias 3a./J. 29/93 y
2a./J. 30/97, publicadas, respectivamente, en la Gaceta del Semanario Judicial de la Federación, Octava Época,
Número 72, diciembre de 1993, página 39 y Semanario Judicial de la Federación y su Gaceta, Novena Época, Tomo VI,
julio de 1997, página 137, de rubros: "IMPROCEDENCIA. ESTUDIO OFICIOSO EN LA REVISIÓN DE MOTIVOS DE,
DIVERSOS A LOS ANALIZADOS POR EL INFERIOR." y "REVISIÓN. ESTUDIO OFICIOSO DE LAS CAUSALES
DE IMPROCEDENCIA NO EXAMINADAS POR EL JUZGADOR DE PRIMER GRADO."

PRIMER TRIBUNAL COLEGIADO EN MATERIA ADMINISTRATIVA DEL SEGUNDO CIRCUITO.

Amparo directo 144/2008. Javier Castro Cruz. 25 de septiembre de 2008. Unanimidad de votos. Ponente: Jesús de
Ávila Huerta. Secretario: Hugo Mundo Valenzuela.
MERCEDES ÁNGELES ALCARAZ

BIBLIOGRAFIA:

Figueroa Gutarra, Edwin, “La improcedencia de procesos constitucionales: un reexamen doctrinario-jurisprudencial”, Gaceta
Constitucional, núm. 35, noviembre de 2010, pp. 275-288. Consultable en http://edwinfigueroag.wordpress.com/10-la-improcedencia-de-
procesos-constitucionales/

http://www.elsevier.es/es-revista-boletin-mexicano-derecho-comparado-77-articulo-la-improcedencia-el-juicio-
amparo-S0041863314700511

http://200.38.163.178/sjfsist/Paginas/tesis.aspx