Você está na página 1de 36

ESTADO DE SITUACIÓN SOCIAL DE

SAN MIGUEL DE TUCUMÁN Y TAFÍ


VIEJO

Pontificia Universidad Católica Argentina

Observatorio de la Deuda Social Argentina

Autora: Bianca Musante


Colaboradores: Nadin Feldberg y Agustín de Jesús Suárez
Coordinador: Agustín Salvia

Índice temático

Presentación 2

Situación económica del hogar 4

Hábitat y condiciones de habitabilidad 8

Trabajo remunerado y trabajo reproductivo 14

Estado y acceso a la salud 21

Componentes psicosociales del bienestar 24

Vida democrática y ciudadana 28

Anexo. Dimensiones, variables e indicadores utilizados 32

1
PRESENTACIÓN
Desde el Observatorio de la Deuda Social Argentina se ha venido estudiando la
evolución de la problemática social de nuestro país desde una perspectiva
interdisciplinaria. De manera que sus preocupaciones se centran en estudiar el
espacio de las capacidades personales y colectivas, en cuanto condición para
lograr funcionamientos humanos y sociales valiosos. Al respecto, el enfoque de
derechos juega un papel muy importante al fijar de manera universal cuáles
son los umbrales mínimos de realización que deben ser garantizados a todos
los miembros de una sociedad.
En este marco, el presente informe es parte de una serie más amplia de
trabajos orientados al análisis de las condiciones de desarrollo humano y de
integración social que caracterizan a los principales centros urbanos del país, y
que en este caso, se dedica a develar la particular situación social de San
Miguel de Tucumán y Tafí Viejo.
El trabajo hace énfasis en el acceso que tienen los hogares y la población a los
recursos y funcionamientos que se consideran necesarios para los procesos de
desarrollo humano e integración social. Para lo cual aborda una amplia gama
de indicadores sociales, compara el comportamiento de esta urbe con el total
de aglomerados relevados del país y, por último, analiza el modo en que se
distribuyen las oportunidades de desarrollo humano entre las diferentes clases,
grupos y categorías sociales.
Estos análisis se hacen sobre la base de una serie de dimensiones
consideradas fundamentales para evaluar el desarrollo humano y social de
manera integral y desde un enfoque de derechos. Por un lado, se aborda el
estudio de las condiciones materiales de vida a través de: la situación
económica del hogar, el hábitat y la vivienda, el trabajo remunerado y el trabajo
reproductivo y el estado de salud así como el acceso a servicios de salud.
Asimismo, las condiciones subjetivas de integración humana son estudiadas a
través de indicadores que monitorean la calidad de los recursos psicosociales
de bienestar, así como también, los grados de valoración, confianza y
participación ciudadana alrededor de la vida democrática.
La información utilizada en la elaboración de este estudio surgió del último
relevamiento anual realizado por la Encuesta de la Deuda Social Argentina –
Bicentenario 2010-2016, efectuado durante el último trimestre de 2010. En este
caso, la encuesta fue aplicada de manera presencial a una muestra
probabilística de 618 hogares residentes en la ciudad de San Miguel de
Tucumán-Tafí Viejo y zona metropolitana aledaña.
Los apartados que siguen ofrecen al lector una descripción detallada de la
situación del desarrollo humano y social para cada una de las dimensiones
arriba mencionadas. Los indicadores comprendidos en cada una de estas
dimensiones son evaluados considerando las características socio-
demográficas, socio-educativas y socio-residenciales que en clave de
desigualdad social atraviesan a la población de esta importante región urbana
del país.
Se agradece particularmente a los investigadores Dan Adaszko, Eduardo
Donza, Carolina Moreno y Solange Rodríguez Espínola por la revisión y los
comentarios que han hecho al presente documento.

2
3
Situación económica del hogar

El siguiente apartado presenta datos relevados por la EDSA – Bicentenario


2010 según indicadores que hacen a la situación económica de hogares
ubicados en San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo (desde ahora denominado
Gran Tucumán).

El primer indicador analizado corresponde al riesgo alimentario, de lo cual se


desprende que tanto el riesgo alimentario severo1 como el moderado2 son
superiores en relación al total urbano relevado. En este sentido, el riesgo
alimentario severo en hogares ubicados en Gran Tucumán alcanza al 6,2%
mientras que el moderado al 11,2%, frente al 5% y al 8,8% que presenta el total
nacional, respectivamente (ver figura 1).

El estudio hacia el interior del aglomerado muestra que a medida que se


asciende en la escala socioeconómica descienden ambos indicadores de
riesgo alimentario: suman un 34,6% el riesgo severo y moderado en el estrato
social muy bajo, descendiendo al 2,3% en el caso del medio alto.

Un dato a destacar es que la presencia de niños en el hogar aumenta las


probabilidades de tener riesgo alimentario. En cuanto al riesgo moderado, las
cifras de los hogares con niños pasan del 8% al 13%; mientras que, el riesgo
severo aumenta del 4,3% al 7,3%.

En cuanto a la disponibilidad del ingreso para el ahorro y el consumo3


también se observan diferencias al comparar el aglomerado analizado con el
total nacional. Los datos evidencian que la capacidad de ahorro del total urbano
relevado (16,5%) supera al doble el porcentaje de los hogares residentes en
Gran Tucumán (7,5%) mientras que los hogares donde los ingresos por mes no
resultan suficientes muestran una diferencia del 33,2% en el total de los
aglomerados relevados frente al 40,2% del aglomerado en estudio.

Del examen por estratos sociales se infiere que el indicador se encuentra


estrechamente relacionado con la disponibilidad del ingreso. Así, la incidencia
de no tener un ingreso mensual suficiente es más alta en el estrato más pobre
y desciende a medida que aumenta el estrato. Lo propio ocurre con el nivel
educativo del principal sostén del hogar, que alcanza al 51,6% de los que no
terminaron el secundario mientras que los que superaron este nivel se
concentran principalmente en percibir que el ingreso mensual les alcanza pero
no pueden ahorrar (ver figura 2).

Por su parte, los hogares con niños presentan mayores probabilidades que no
les alcance el ingreso mensual (42,4%) que los que no tienen niños (36,2%), a
su vez se destaca el hecho de que sólo el 5,3% de los hogares con niños

1
El riesgo alimentario severo se entiende como los hogares en el porcentaje que se expresa haber sentido
hambre en los últimos 12 meses.
2
El riesgo alimentario moderado se entiende como los hogares en el porcentaje de que se expresa haber
reducido la porción de alimentos en los últimos 12 meses.
3
Capacidad de los ingresos de los hogares para cubrir sus consumos básicos y generar ahorro.

4
tengan capacidad de ahorro, cifra que se duplica en los hogares sin niños
(11,3%).

Los datos muestran que los hogares ubicados dentro del área urbana del Gran
Tucumán dejaron de hacer actividades por falta de dinero con mayor
frecuencia que los del total nacional. Entre las actividades que los hogares
dejaron de hacer se destaca el no reparar la casa aunque haga falta (56,5% de
este aglomerado y 36,1% a nivel nacional), así como también dejaron de
comprar medicamentos4 y de ir al médico o al dentista5 con mayor frecuencia
en Gran Tucumán que en el total urbano relevado (7,6 y 6,3 puntos
porcentuales más, respectivamente). Finalmente, la respuesta a la consigna de
dejar de pagar servicios o alguna cuota de la casa o el alquiler6, no presenta
diferencias importantes entre el total nacional y el aglomerado relevado.

Estos indicadores económicos se encuentran estrechamente relacionados con


el estrato social al que pertenece el hogar. De ahí que las mayores
posibilidades de dejar de hacer alguna actividad por problemas económicos se
den con mayor frecuencia en los estratos bajos mientras que los medios no se
hayan visto tan afectados por ello. De tal forma, dejar de reparar la casa en los
hogares de estrato muy bajo es tres veces más probable que en el estrato más
alto (79,1% y 26,8%, respectivamente). Asimismo, es siete veces más probable
dejar de comprar medicamentos en los primeros estratos sociales que en los
más altos (6,3% y 47,3%, respectivamente). Similar dinámica acontece en las
diferencias por nivel educativo, así cuando menor es éste mayores son las
probabilidades de dejar de hacer actividades por problemas económicos. Al
igual que se mostró en indicadores económicos precedentes, fueron los
hogares con niños quienes presentaron mayores dificultades para mantener
estas actividades durante el último año calendario.

Por último, se presentan datos de indigencia7 medida por ingresos, que


surgen de comparar los ingresos per cápita del hogar con el precio de mercado
en el último trimestre del 2010 de una canasta básica alimentaría (CBA) para
un adulto equivalente, establecida en este caso por el INDEC en $186 pesos
mensuales. De manera complementaria, se calculó esta misma tasa según el
valor de una canasta básica alimentaría alternativa de $344, la cual fue
estimada con informaciones de precios ofrecidos por algunas oficinas
provinciales de estadística y otras consultoras académicas y privadas
especializadas en la temática.

Los resultados muestran, por un lado las diferencias entre la tasa de indigencia
del INDEC y la medida alternativa para el aglomerado: 2,6% y 11,9%,
respectivamente. Por el otro, se subraya el hecho de que los hogares de este
aglomerado muestran las tasas más altas de indigencia en comparación con el
resto urbano, lo que da cuenta del alto nivel de vulnerabilidad del mismo.

4
Disminución o suspensión de la compra de medicamentos por problemas económicos.
5
Disminución o suspensión de visitas médicas u odontológicas por problemas económicos.
6
Suspensión o retraso del pago de servicios públicos, alquileres o cuotas hipotecarias por problemas
económicos.
7
Incidencia de los hogares con ingresos menores a los requeridos para la satisfacción de las necesidades
básicas alimentarias.

5
Del análisis por estratos socioeconómicos se infiere que existen grandes
diferencias entre ambas tasas de indigencias. El índice oficial es del 7,5% en
los hogares de Gran Tucumán de estrato muy bajo siendo inexistente para el
resto de los estratos mientras que el índice alternativo alcanza al 29,9% de
estos hogares y al 10,2% del estrato bajo. Por su parte, en cuanto al nivel
educativo alcanzado por el jefe de hogar, se observa que existe una relación
directa con las tasas de indigencia calculadas: a menor nivel educativo
mayores son las mismas.

Figura 1.
Situación económica del hogar en San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Hogares Particulares (en porcentaje)
Año 2010
Características del Conglomerado
TOTAL GRAN
URBANO EDSA TUCUMÁN
2010 Conurbano Otras Áreas Resto 2010
CABA
Bonaerense Metropolitanas Urbano
Riesgo alimentario
Moderado 8,8 4,4 10,0 9,2 10,4 11,2
Severo 5,0 1,6 6,4 4,6 5,1 6,2

Capacidad de ahorro en el hogar


Les alcanza y pueden ahorrar algo 16,5 27,9 13,4 11,7 18,5 7,5
Les alcanza pero no pueden ahorrar 50,3 56,2 47,8 51,7 49,0 52,3
No les alcanza 33,2 15,9 38,8 36,6 32,6 40,2

Actividades que se dejaron de hacer por falta de


dinero
Ir al médico o dentista 20,7 9,8 23,6 23,1 21,9 27,0
Comprar medicamentos 20,3 9,6 23,2 22,4 21,7 27,9
Reparar la casa aunque haga falta 36,1 19,3 40,6 43,3 33,4 56,5
Pagar servicios, la cuota de la casa, el alquiler o no
pargar impuestos o las tasas municipales
24 10,7 25,4 30,5 27,3 26,4

Tasa de indigencia (medida por ingresos)


Indigencia con CBA de 4to Trim 2010 INDEC 1,3 0,6 1,3 1,6 2,0 2,6
Indigencia con CBA de 4to Trim 2010 Alternativa 6,8 2,4 7,9 6,7 9,3 11,9
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

6
Figura 2.
Situación económica del hogar en San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Hogares Particulares (en porcentaje)
Año 2010
Características del Hogar
Niños de 0 a
Educación del jefe Estrato Socioeconómico 17 años en el
hogar

Hasta
Secundario Medio Medio Sin Con
secundario Muy Bajo Bajo
completo Bajo Alto niños niños
incompleto
Riesgo alimentario
Moderado 12,6 9,7 19,3 14,1 6,1 1,2 8,1 13,0
Severo 10,4 1,5 15,3 5,6 0,6 1,1 4,3 7,3

Capacidad de ahorro en el hogar


Les alcanza y pueden ahorrar algo 3,5 12,0 2,3 4,6 7,5 20,5 11,3 5,3
Les alcanza pero no pueden ahorrar 44,9 60,9 37,1 48,0 64,3 66,4 52,5 52,3
No les alcanza 51,6 27,1 60,6 47,4 28,2 13,1 36,2 42,4

Actividades que se dejaron de hacer por falta de


dinero
Ir al médico o dentista 35,3 17,5 44,6 30,5 17,0 7,3 22,7 29,4
Comprar medicamentos 39,1 15,0 47,3 31,1 17,6 6,3 23,2 30,5
Reparar la casa aunque haga falta 70,8 40,2 79,1 63,3 44,3 26,8 47,7 61,5
Pagar servicios, la cuota de la casa, el alquiler o no
31,5 20,6 34,1 33,8 19,1 12,4 18,8 30,7
pargar impuestos o las tasas municipales

Tasa de indigencia (medida por ingresos)


Indigencia con CBA de 4to Trim 2010 INDEC 4,4 0,4 7,5 0,5 1,2 0,0 0,0 4,0
Indigencia con CBA de 4to Trim 2010 Alternativa 19,8 2,8 29,9 10,2 2,0 0,0 0,9 18,1
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

7
Hábitat y condiciones de habitabilidad

El presente apartado exhibe indicadores de hábitat y las condiciones de


habitabilidad en el que viven los hogares de nuestro país y en particular en San
Miguel de Tucumán y Tafí Viejo.

En la primera dimensión en estudio se utilizaron tres indicadores para describir


las condiciones de habitabilidad de las viviendas, los cuales arrojan
resultados distintos en su comparación entre la total nacional y Gran Tucumán.
Estos indicadores son vivienda inapropiada8, hacinamiento9 y servicio sanitario
inadecuado10. Los datos relevados por la EDSA –Bicentenario muestran que
los hogares ubicados en este aglomerado presentan altas probabilidades de
tener viviendas inapropiadas y hacinamiento, lo que resulta en el 17,2% y
13,3%, respectivamente. Mientras que a nivel nacional estas cifras disminuyen
al 12,2% y 8,1%, respectivamente. No obstante, estos hogares muestran
mejores condiciones en cuanto al servicio sanitario que el conjunto urbano
(8,5% frente al 15%).

En cuanto al análisis de hogares específicamente del aglomerado, se observan


diferencias significativas en cuanto a la estratificación social de pertenencia. En
este sentido, mientras es más frecuente poseer viviendas inapropiadas así
como hacinamiento o un servicio sanitario inadecuado en el estrato más pobre,
el estrato medio alto presenta probabilidades menores al 3% de enfrentarse a
estas problemáticas. Lo propio ocurre con el nivel educativo del jefe:
aproximadamente tres veces más de posibilidades tiene un hogar con jefe que
no alcanzo a finalizar la secundaria de tener vivienda inapropiada o
hacinamiento que el que sí lo hizo (ver figura 4).

Los hogares con presencia de niños muestran un déficit en las condiciones de


la vivienda significativamente mayor que en los que no se hallan niños,
fundamentalmente se destaca el caso del hacinamiento que se ubica en torno
al 20,6%, siendo prácticamente inexistente en el caso de hogares sin niños.

En lo concerniente al régimen de tenencia de la vivienda11, se observa que la


propiedad sobre la misma es más alta en Gran Tucumán que para el total de
los aglomerados relevados, mientras que el arrendamiento es
aproximadamente la mitad en relación al total nacional (17,4% y 9%).
Finalmente, la tenencia irregular es levemente superior en Tucumán,
ubicándose en el 12,1% de estos hogares.

8
Se definen como las viviendas que por su estructura o materiales de construcción no cumplen con las
funciones básicas de aislamiento hidrófugo, resistencia, delimitación de los espacios, aislación térmica,
acústica y protección superior contra las condiciones atmosféricas.
9
Tres personas o más por cuarto habitable, lo que constituye una de las medidas que representan el déficit
habitacional cualitativo que afecta la salubridad y la privacidad de las personas.
10
Entendido como la carencia de inodoro con descarga mecánica de agua, lo que constituye un problema
de salubridad dentro de la vivienda.
11
Por éste se entiende la posesión jurídica de la vivienda por parte del hogar. Distinguiendo entre los
propietarios, los inquilinos y la tenencia irregular de la misma, como es la ocupación de hecho, la
propiedad de la vivienda pero no del terreno o la ocupación de viviendas prestadas.

8
Al analizar el indicador según estrato social de los hogares residentes en este
área urbana, se infiere que no se aprecian diferencias significativas en las
tasas de propiedad entre los dos estratos sociales inferiores ni entre los dos
superiores. En todos los casos lo que varía significativamente es la proporción
de hogares en condición de inquilinos y de tenencia irregular: mientras que los
inquilinos en el estrato más bajo son el 3,8%, estos son el 13,5% del medio
alto. Dinámica inversa evidencia la tenencia irregular de la vivienda, que llega
al 17,7% y 2,9%, respectivamente.

Los hogares con presencia de niños muestran una mayor proporción de


tenencia irregular, inquilinato y menor propiedad de la vivienda en comparación
a los hogares sin niños.

Los indicadores de agua corriente de red12 y gas natural13 resultan


fundamentales en el análisis del hábitat y las condiciones de vida de la
población. De esta forma, los hogares ubicados en el área urbana de Tucumán
presentan una tasa menor al 1% de ausencia de agua corriente de red, esto
significa 11,6 puntos porcentuales menos que el total nacional. No obstante, el
tendido de gas natural en este aglomerado presenta una tendencia negativa: el
déficit alcanza al 41,8% de los hogares, mientras que es del 26,8% para el total
urbano relevado.

El examen por estrato social indica que son los hogares más pobres los que
sufren la falta de gas natural con mayor frecuencia que el resto de los estratos
sociales. Asimismo, el nivel educativo también explica la tenencia de gas de
red, ya que para el caso de los jefes de hogar que no terminaron la secundaria
el déficit alcanza al 59,7% y al 21,3% para los que sí lo finalizaron. Por otro
lado, son los hogares con presencia de menores de edad los que muestran
mayor probabilidad de tener déficit de servicio de gas en red que en los que no
se encuentran niños (49,6% y 27,9%, respectivamente).

A partir de una serie de datos relevados por la encuesta durante 2010 sobre
infraestructura urbana14, se desprende que los hogares de Gran Tucumán
muestran una tendencia negativa en cuanto al déficit de red de desagües
pluviales15 y calles sin pavimentar16, alcanzando para este aglomerado al
42% y al 35,3% de hogares. Sin embargo, en cuanto a la ausencia de red
cloacal17 no existen diferencias significativas entre estos hogares y el total
nacional, así como tampoco con respecto al déficit de alumbrado público18 y

12
Entendido como la carencia o deficiencia en la conexión al agua corriente por red, lo que constituye un
factor de riesgo sanitario para la transmisión de patologías infecto-contagiosas.
13
Carencia de conexión a la red de gas natural domiciliario, problema que tiene consecuencias sobre la
seguridad de quienes utilizan garrafas, a la vez que efectos económicos negativos.
14
En este componente se asocian los servicios públicos domiciliarios y servicios urbanos (infraestructura)
que miden la situación de la vivienda y su entorno urbano.
15
Carencia de desagües pluviales en la cuadra de la vivienda, lo que constituye un potencial foco para la
propagación de epidemias y plagas urbanas.
16
Carencia de infraestructura vial que facilita el transporte y la movilidad urbana.
17
Carencia de conexión a la red de cloacas, lo que constituye un problema de consecuencias sanitarias
con un fuerte impacto epidemiológico.
18
Entendido como la carencia de alumbrado público en la cuadra de la vivienda, lo que hace a la
seguridad y a la movilidad urbana.

9
la recolección regular de residuos19, los cuales presentan niveles menores al
3% en todos los casos.

Del análisis por estratos sociales se deduce que son los hogares de estratos
más pobres y con jefes de nivel educativo hasta secundario incompleto los que
muestran mayores proporciones de déficit de infraestructura urbana, que
hogares de estratos más altos y con jefes que superen ese nivel educativo. Así,
el 45,9% de hogares con jefes sin secundaria completa no tienen servicio de
cloacas y el 52,1% en el estrato muy bajo. Paralelamente, la falta de calles
pavimentadas al frente de sus viviendas llega al 59,4% de este último estrato y
al 49,4% de jefes con bajo nivel educativo. Lo propio ocurre con la carencia de
desagües pluviales, y en menor medida con el alumbrado público y la
recolección habitual de residuos, donde a estratos sociales y educativos más
bajos el déficit aumenta (ver figura 4).

Por su parte, los hogares con menores de edad muestran una mayor incidencia
del déficit en algún servicio urbano por sobre los hogares sin niños, esto es, por
ejemplo, en el caso del déficit de cloacas, que alcanza al 38,4% de los primeros
frente al 24,6% en los hogares sin niños.

Otros de los servicios urbanos imprescindibles son los que hacen a la


seguridad urbana20, la educación21, la salud22 y la presencia de espacios
verdes23 próximos al hogar. Los datos relevados indican una tendencia
positiva para los mismos en cuanto a la proximidad de estos servicios con
respecto al conjunto urbano. En términos concretos, la presencia policial
próxima a la vivienda supera el doble, en el caso de hogares residentes en este
aglomerado con respecto al nivel nacional. Asimismo, en cuanto a escuelas
públicas (tanto primarias como secundarias) y efectores públicos de salud a
más de 10 cuadras también evidencian una mejora para los hogares de Gran
Tucumán.

En cuanto a los servicios de seguridad urbana se observa que la presencia de


vigilancia policial en los alrededores de la vivienda es mayor en los estratos
económico-educativos más bajos mientras que se distribuye de manera similar
en la distancia de más de 10 cuadras a comisarías y destacamentos policiales.
En el caso de la distancia a escuelas públicas, tanto primarias como
secundarias, los hogares pertenecientes al estrato social muy bajo muestran
una mayor probabilidad de encontrarse a más de 10 cuadras, esto es 14,5%
frente al 8% del estrato medio alto. Por otra parte, mientras que los hogares de

19
Expresa la frecuencia de recolección de residuos en la cuadra de la vivienda, medida fundamental para
la salubridad y el cuidado del medio ambiente.
20
Dentro de Seguridad Urbana se comprende, por un lado, la vigilancia y patrullaje policial (Presencia de
vigilancia policial en la cuadra de la vivienda, aspecto que permite prevenir o reprimir los actos de
delincuencia y que además tiene efectos psico emocionales sobre la población), y por el otro, la distancia
a comisarías, destacamentos y puestos policiales (Constituyen una medida de la presencia del Estado en
lo que hace a la seguridad urbana).
21
Está conformado por la distancia a escuelas públicas primarias y escuelas públicas secundarias, y busca
constituir una medida de la respuesta del Estado al derecho universal a la educación
22
Constituye una medida de la respuesta del Estado al derecho universal a la salud.
23
Constituye una medida de la inversión en espacios verdes, los que son fundamentales para el
sostenimiento medio ambiental y para el esparcimiento de la población.

10
nivel educativo y estrato social más alto revelan una mayor incidencia de la
lejanía a hospitales públicos lo inverso sucede con respecto a la distancia a
espacios verdes de la vivienda. En todos los indicadores de servicios públicos
mencionados, salvo en el caso de la presencia de vigilancia policial, los
hogares con niños siempre presentan peores condiciones que el resto de
hogares.

La contaminación ambiental resulta fundamental para la salud de las


personas. En todos los indicadores medioambientales estudiados, los hogares
residentes en Gran Tucumán enseñan un mayor registro de estas
problemáticas en los alrededores de sus viviendas que a nivel nacional. Así
pues, las plagas urbanas24 y la presencia de terrenos inundables25, alcanzan al
40% de estos hogares, es decir 11 y 15 puntos porcentuales, respectivamente,
más que el total de los aglomerados relevados. Por su parte, la presencia de
basurales26 y quema de pastizales en las inmediaciones a la vivienda27 duplica
el porcentaje en los hogares de este aglomerado, ubicándose en el 30,7% y
20,4% en el segundo caso durante el 2010.

Lo mismo que sucede para indicadores precedentes, la contaminación


ambiental afecta en mayor proporción a los hogares de estratos sociales más
pobres, con nivel educativo hasta secundaria incompleta y hogares con niños
menores de 18 años, lo que los constituye en los grupos sociales más
vulnerables en cuanto al hábitat y sus condiciones de habitabilidad.

La figura 3 presenta datos de Necesidades Básicas Insatisfechas (NBI) según


dos medidas: una llamada severa28 y una segunda que amplia la anterior29. De
la misma se desprende que los hogares ubicados en Gran Tucumán muestran
niveles de NBI más altos que el total urbano relevado, con una diferencia
porcentual del 2,4 en cuanto al NBI severo y de 3,6 puntos porcentuales en el
ampliado.

Como es de esperarse, estos indicadores se encuentran estrechamente


relacionados con el estrato socioeconómico así como con el nivel educativo del
principal sostén del jefe de hogar. De esta manera, el NBI ampliado alcanza al
39,8% de los hogares con jefe sin secundaria completa y a la mitad del estrato
muy bajo. Asimismo, ambos NBI muestran mayores frecuencias en los hogares
con niños que en el resto: 33,5% del ampliado y 18,3% el severo.
24
Presencia en las inmediaciones del hogar de plagas urbanas, las que constituyen un problema para la
salud pública.
25
Presencia en las inmediaciones del hogar de terrenos y calles inundables, lo que se constituye en un
potencial foco para la transmisión de vectores contaminantes.
26
Presencia en las inmediaciones del hogar de basurales, lo que afecta la salubridad pública.
27
Presencia en las inmediaciones del hogar de quema de basura y pastizales, lo que afecta la salubridad
pública y el medio ambiente.
28
Los hogares con NBI Severo son aquellos que presentan al menos una de las siguiente privaciones:
habitar una vivienda de tipo inconveniente (pieza en inquilinato, vivienda precaria), cohabitación de más
de tres personas por cuarto, no disponer en la vivienda de ningún tipo de retrete, presencia de algún niño
en edad escolar (entre 6 y 12 años) que no asiste a la escuela y existencia de cuatro o más personas por
miembro ocupado en hogares cuyo jefe no tenga primaria completa.
29
Los hogares con NBI Ampliado son aquellos que presentan alguno de los atributos anteriores,
incluyéndose además: residir en una villa o asentamiento precario o la existencia en el hogar de cuatro o
más personas por miembro ocupado cuyo jefe no tenga secundaria completa.

11
Figura 3.
Hábitat y condiciones de habitabilidad San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Hogares particulares (en porcentaje)
Año 2010

Características del Conglomerado


TOTAL GRAN
URBANO EDSA TUCUMAN
2010 Conurbano Otras Áreas Resto 2010
CABA
Bonaerense Metropolitanas Urbano

Condiciones de habitabilidad de la vivienda


Vivienda inapropiada 12,2 6,3 14,9 9,5 14,9 17,2
Hacinamiento 8,1 2,9 10,0 8,5 8,2 13,3
Servicio sanitario inadecuado 15,0 1,8 28,8 3,5 4,1 8,5

Régimen de tenencia de la vivienda


Propietarios 70,8 56,1 76,5 70,4 72,1 78,9
Inquilinos 17,4 33,5 10,3 18,4 17,9 9,0
Tenencia irregular 11,8 10,5 13,2 11,1 9,9 12,1

Servicios públicos domiciliarios


Sin suministro de agua corriente de red 12,4 0,3 26,1 0,6 1,0 0,8
Déficit de calidad del suministro de agua
21,0 14,4 18,7 30,2 24,2 36,5
corriente de red
Déficit de calidad del suministro eléctrico 56,4 53,4 53,7 68,8 51,0 63,0
Sin suministro de gas natural de red 26,8 8,8 32,4 27,9 30,4 41,8

Servicios urbanos: infraestructura


Sin cloacas 34,6 1,9 55,3 28,2 19,7 33,4
Sin desagües pluviales 32,2 2,7 45,7 25,7 36,2 42,0
Sin alumbrado público 2,1 1,8 2,8 1,4 1,3 1,0
Calles sin pavimentar 19,2 2,1 28,4 11,9 22,2 35,3
Sin recolección regular de resiudos sólidos 3,0 1,4 5,1 0,7 1,9 2,1

Servicios urbanos; seguridad


Sin vigilancia o patrullaje policial regular 50,1 39,8 54,7 55,8 40,9 34,8
Comisarías, destacamentos o puestos
42,8 27,3 54,3 35,0 36,2 20,0
policiales a más de 10 cuadras

Servicios urbanos: educación


Escuelas primarias a más de 10 cuadras de la
5,8 1,8 6,7 5,3 8,7 6,8
vivienda
Escuelas secundarias a más de 10 cuadras de
20,6 8,9 26,2 17,5 21,6 15,6
la vivienda

Servicios urbanos: salud


Efectores públicos de salud a más de 10
38,6 34,3 48,2 25,8 31,6 16,5
cuadras de la vivienda

Servicios urbanos: espacios verdes


Espacios verdes públicos a más de 10 cuadras
16,5 6,0 24,1 9,2 16,5 10,8
de la vivienda

Contaminación ambiental en las


inmediaciones de la vivienda
Fábricas e industrias contaminantes 11,7 6,0 16,2 9,7 7,6 14,0
Basurales en las inmediaciones de la vivienda 16,7 9,4 16,7 19,8 21,8 30,7
Terrenos y calles inundables 28,1 18,5 33,5 24,8 27,9 37,0
Quema de basurales y pastizales 12,1 3,2 12,1 15,0 19,7 20,4
Plagas urbanas en las inmediaciones de la
24,1 16,8 24,9 28,0 25,6 40,3
vivienda
Fuentes o espejos de agua contaminada 16,6 5,4 25,0 12,0 10,7 18,6

Condiciones de vida
NBI severo 10,4 5,9 13,3 8,2 10,4 12,8
NBI ampliado 20,0 11,0 24,2 17,3 22,4 23,6
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

12
Figura 4.
Hábitat y condiciones de habitabilidad en San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Hogares particulares (en porcentaje)
Año 2010
Características del Hogar
Niños de 0 a
Educación del jefe Estrato Socioeconómico 17 años en el
hogar
Hasta
Secundario Medio Medio Sin Con
secundario Muy Bajo Bajo
completo Bajo Alto niños niños
incompleto
Condiciones de habitabilidad de la vivienda
Vivienda inapropiada 25,8 7,4 30,8 21,2 8,4 1,7 10,7 20,9
Hacinamiento 19,3 6,4 25,4 14,2 6,5 2,2 0,4 20,6
Servicio sanitario inadecuado 14,0 2,2 19,6 8,7 1,2 0,9 6,5 9,6

Régimen de tenencia de la vivienda


Propietarios 79,3 78,6 78,4 79,7 75,5 83,6 84,0 76,1
Inquilinos 4,2 14,5 3,8 5,3 15,7 13,5 9,4 8,7
Tenencia irregular 16,5 6,9 17,7 15,1 8,8 2,9 6,6 15,2

Servicios públicos domiciliarios


Sin suministro de agua corriente de red 1,1 0,4 1,0 1,7 0,0 0,0 1,3 0,5
Déficit de calidad del suministro de agua
39,4 33,2 40,2 39,5 33,0 30,9 31,8 39,2
corriente de red
Déficit de calidad del suministro eléctrico 66,1 59,4 64,3 64,8 62,8 59,8 61,2 64,0
Sin suministro de gas natural de red 59,7 21,3 69,3 48,7 24,8 11,0 27,9 49,6

Servicios urbanos: infraestructura


Sin cloacas 45,9 19,1 52,1 39,4 21,0 11,7 24,6 38,4
Sin desagües pluviales 57,3 24,7 63,9 48,9 26,9 18,1 35,8 45,5
Sin alumbrado público 1,5 0,4 2,8 0,0 0,0 1,2 0,6 1,2
Calles sin pavimentar 49,4 19,3 59,4 36,5 22,8 13,0 28,5 39,3
Sin recolección regular de resiudos sólidos 3,0 1,1 6,3 0,7 0,4 0,0 0,8 2,8

Servicios urbanos; seguridad


Sin vigilancia o patrullaje policial regular 26,0 44,8 18,8 33,3 41,5 53,5 39,4 32,2
Comisarías, destacamentos o puestos policiales
21,9 17,9 25,6 17,1 16,2 21,5 16,9 21,8
a más de 10 cuadras

Servicios urbanos: educación


Escuelas primarias a más de 10 cuadras de la
6,5 7,3 7,2 5,4 9,6 4,5 6,8 6,8
vivienda
Escuelas secundarias a más de 10 cuadras de la
17,3 13,7 21,8 13,9 13,5 11,4 14,3 16,4
vivienda

Servicios urbanos: salud


Efectores públicos de salud a más de 10
14,6 18,8 12,6 14,7 19,2 22,0 15,5 17,1
cuadras de la vivienda

Servicios urbanos: espacios verdes


Espacios verdes públicos a más de 10 cuadras
12,6 8,8 14,9 10,7 6,8 10,2 7,0 12,9
de la vivienda

Contaminación ambiental en las


inmediaciones de la vivienda
Fábricas e industrias contaminantes 17,9 9,5 18,4 18,6 8,1 8,0 12,0 15,1
Basurales en las inmediaciones de la vivienda 35,0 25,8 37,5 34,4 25,9 20,9 26,0 33,4
Terrenos y calles inundables 38,5 35,4 40,9 40,2 32,0 33,2 33,8 33,9
Quema de basurales y pastizales 19,3 21,6 20,7 21,7 17,8 21,7 14,6 23,7
Plagas urbanas en las inmediaciones de la
40,5 40,1 45,3 37,2 40,1 37,7 39,6 40,7
vivienda
Fuentes o espejos de agua contaminada 24,5 11,9 26,4 25,5 10,5 6,7 12,0 22,4

Condiciones de vida
NBI severo 19,5 5,2 28,9 10,6 4,7 2,2 3,1 18,3
NBI ampliado 39,8 5,2 49,2 24,3 9,3 2,2 6,2 33,5
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

13
Trabajo remunerado y trabajo reproductivo

El siguiente apartado, desarrolla la situación laboral30, y el riego de desempleo


de la población económicamente activa de 18 años y más relevada por la
EDSA durante el año 2010.

De la siguiente figura (5) se infiere que la tasa de actividad económica31 es


relativamente inferior en la población de 18 años y más residente en Gran
Tucumán al total nacional (67,6% frente al 61,9%). Tendencia similar presenta
la tasa de empleo32 en este tipo de poblaciones que alcanza a la mitad de este
aglomerado, lo que corresponde a 9,3 puntos porcentuales más abajo que el
total de los aglomerados relevados. Asimismo, de la población activa que
habita en este aglomerado, se observa que presenta una menor proporción de
personas en empleos plenos33 de derechos, así como el índice de desempleo
abierto34 es superior al total nacional -18,7% y 11,8%-.

El subempleo inestable35, por su parte, se muestra superior en el total


nacional (9,6% y 7,3%, respectivamente). Una diferencia significativa se
encuentra entre aquellos trabajadores que desean cambiar de trabajo, en el
caso del Gran Tucumán alcanza al 42,6%, mientras que en el total de los
aglomerados relevados este porcentaje atrapa al 25,2%. En cuanto a la
situación de desempleo en periodo ampliado36 y trabajadores con
antigüedad menor a un año37 sucede que el aglomerado posee frecuencias
menores, en su orden: un 31,8% ante un 26,1% nacional y un 14,4% frente un
13,8% nacional.

Los datos muestran que dentro de la población residente en esta área urbana,
las mujeres y las personas mayores (60 años y más) experimentan tasas de
actividad y empleo menores así como de condiciones laborales más precarias
(ver figura 6). De esta forma, mientras que los varones muestras mejores
condiciones laborales en sus empleos que las mujeres (los varones con
empleos plenos de derechos llegan al 40,3% y 28,5% en el caso de la

30
Por medio de este componente se pretende indagar por el grado de cumplimiento de los derechos
laborales y sociales, los determinantes que limitan el acceso al trabajo decente de amplios sectores de la
población y los efectos que tiene el doble esfuerzo (productivo y reproductivo) en el bienestar de
numerosas mujeres. Asimismo refiere a la diferenciación entre los mercados o segmentos del mercado de
trabajo que funcionan bajo modos y marcos institucionales distintos.
La clasificación se elaboró –tanto para asalariados como para no asalariados- con base a criterios que
remiten al grado de cumplimiento de normas que tienden a regular la calidad de los empleos.
31
Considera el porcentaje de ocupados y desocupados respecto la población total de 18 años y más.
32
Considera el porcentaje de la población ocupada respecto la población total de 18 años y más.
33
Incidencia de las relaciones laborales de calidad en el total de la población económicamente activa
considerando la realización de aportes previsionales y la continuidad laboral.
34
Incidencia de la situación de desocupación (búsqueda activa) en la población económicamente activa.
35
Incidencia de las relaciones laborales de subempleo inestable en el total de los activos, considerando la
no realización de aportes previsionales, la ausencia de continuidad laboral, la baja remuneración y/o los
programas de empleo.
36
Mide el riesgo a la desocupación, expresado por la intensidad de la desocupación en el último año en la
población económicamente activa.
37
Intenta medir la inestabilidad laboral de las personas. Constituye uno de los factores que caracterizan a
los escenarios de trabajo precarizado, y puede expresarse en la alta tasa de rotación entre puestos de
trabajo o en periodos de ocupación y desocupación que deben soportar los trabajadores.

14
mujeres), la tasa de desempleo en éstas últimas es mayor (29,9% para las
mujeres y 12,1% en los varones).

Del análisis por estratos sociales y educativos se desprende que a mayor nivel
educativo y social, mayor tasa de actividad y empleo. Lo propio ocurre con la
calidad del empleo: son las poblaciones que terminaron el secundario o
superaron este nivel y de estratos sociales medios quienes presentan mayores
probabilidades de tener empleos plenos de derechos (52,5% y 72,6%,
respectivamente). Sin embargo, es de destacar que el desempleo no presenta
diferencias entre los que finalizaron el secundario y los que no lo hicieron,
ubicándose en torno al 18% para ambos casos.

En cuanto a la participación en el Sistema de Seguridad Social38 y la


cobertura de obras sociales o mutuales, se observa que los trabajadores sin
aportes39, inclusive discriminando entre asalariados y no asalariados, presentan
un mayor déficit en Gran Tucumán que para el conjunto urbano (56% y 46,7%,
respectivamente).

Siguiendo la descripción según características del individuo, se infiere que los


grupos etáreos extremos, así como de nivel educativo con secundaria
incompleta y de estratos bajos tienen mayores probabilidades de carecer de
sistema de seguridad social que el resto. Por ultimo, respecto de las personas
en edad de jubilarse que no tienen cobertura40, los datos indican que en este
aglomerado urbano el déficit es un tercio más alto que el total nacional (12,2%
contra 9,2%), tratándose principalmente de mujeres, personas con secundario
completo y más y aquellos pertenecientes a los estratos sociales medios.

De los datos relevados se deduce que los trabajadores que se encuentran


afiliados a un gremio o sindicato41 son significativamente menores que en a
nivel nacional (20,1% y 38,1%, respectivamente), entre los asalariados la
diferencia es de 14,5 puntos porcentuales mientras que para los no asalariados
es de 2,8 puntos porcentuales, ubicándose en el 1,4% para el caso de Gran
Tucumán.

Como puede observarse en la figura 6, es la población de 35 años y más la que


presenta una proporción mayor a la afiliación sindical, exceptuando el caso de
los no asalariados donde se advierte una mayor afiliación en los grupos etáreos
más jóvenes. El examen por estratos sociales indica que son las clases medio
altas las que muestran mayor incidencia de trabajadores afiliados a sindicatos o
gremios (25,7% versus 5% del estrato más pobre), así también se destaca el
hecho de que los trabajadores en general y los no asalariados con secundario
completo y más evidencian mayores probabilidades de participación gremial.

38
El componente busca medir el cumplimiento de derechos laborales.
39
Expresa la incidencia de las actividades laborales precarias en el total de los ocupados, considerando la
realización o no de aportes previsionales.
40
Expresa el nivel de cobertura del sistema previsional con respecto al total de población en edad de
recibir el beneficio.
41
Incidencia de la participación en sindicatos y gremios.

15
Lo mismo que sucede para indicadores precedentes, para la población del
aglomerado urbano analizado presenta características laborales de mayor
precariedad a las del resto del país. En el caso de los ingresos provenientes del
trabajo, la media de ingresos mensuales42, en pesos corrientes del 2010, en
Gran Tucumán es más de un 25% inferior que la del total urbano relevado, la
media de ingreso horario43 varía entre $19,3 y $13,1 en un lugar y otro y el
porcentaje de trabajadores con ingresos laborales por debajo de la mitad de
la mediana44 es más del doble en Gran Tucumán (27,7% y 13,9%,
respectivamente).

Se evidencia del análisis en términos sociodemográficos que son los varones


quienes se encuentran mejor remunerados que las mujeres ($1.945,1 contra
$1.459,7), sin embargo en cuanto a la media de ingreso horario resulta similar
($13,1) lo que estaría dando cuenta que son los primeros quienes trabajan más
horas. Asimismo, son los grupos etáreos entre 35 y 59 años quienes reciben
ingresos medios más altos que el resto de grupos. Paralelamente, haber
finalizado o superado la secundaria casi duplica las posibilidades de ser mejor
remunerado. Los trabajadores de estratos sociales muy bajos ganan $1.156,8
en pesos corrientes del 2010 por su jornada de trabajo frente a los $2.729,9 de
los del estrato medio alto. Así también, las probabilidades de tener ingresos
laborales por debajo de la mediana se reduce más de 5 veces entre estratos
extremos (43,6% en el caso del estrato muy bajo y 8,4% de los medio altos).

En lo concerniente a las percepciones de los ocupados frente al empleo, los


datos indican que la satisfacción con el empleo45 es inferior en Gran
Tucumán (69,6% versus 78,4% del total nacional), el deseo de cambiar de
empleo46 alcanza al 37% frente al 29,4%, respectivamente, mientras que la
creencia de conseguir fácilmente un trabajo similar al actual47 se comporta
de manera semejante en ambos conglomerados, alcanzando al 18,6% en
promedio. El análisis muestra que quienes finalizaron el secundario o lo
superaron se encuentran en proporción más satisfechos con el empleo que los
que no alcanzaron este nivel (75,1% y 63,5%, respectivamente), haciendo que
aumente el deseo de cambiar el mismo del 29,7%, para aquellos que
finalizaron el secundario, al 45,1%, para quienes no lo hicieron. Así también,
entre los que no finalizaron este nivel educativo la creencia de conseguir un

42
Busca medir promedio del ingreso laboral entre la población ocupada de acuerdo a diversas
características particulares. Si los salarios no o dividendos del trabajo no se encuentran en niveles
aceptables, o si directamente son nulos por efecto de la desocupación, se verá afectada la calidad de vida
de los hogares y el bienestar de la población, generándose desigualdades sociales entre diferentes aspectos
del desarrollo humano de las personas.
43
Expresa la remuneración real horaria media de los ocupados por la totalidad de sus ocupaciones.
44
Busca medir la percepción de ingreso insuficiente para la satisfacción de las necesidades del trabajador
y su hogar.
45
Percepción subjetiva del nivel de satisfacción laboral por el trabajador que representa la síntesis de una
serie de elementos tales como la calidad de las condiciones y medioambiente laboral, el interés que le
genera, la relación con sus superiores, pares y subordinados, cantidad de horas trabajadas, posibilidades
de ascenso, nivel salarial, disponibilidad de las capacitaciones entre otros elementos.
46
Es una medida subjetiva de percepción de la satisfacción con el empleo actual.
47
Percepción subjetiva del nivel de satisfacción laboral por el trabajador que representa la síntesis de una
serie de elementos tales como la calidad de las condiciones y medioambiente laboral, el interés que le
genera, la relación con sus superiores, pares y subordinados, cantidad de horas trabajadas, posibilidades
de ascenso, nivel salarial, disponibilidad de las capacitaciones entre otros elementos.

16
trabajo similar es significativamente menor que los que sí terminaron el nivel
medio (12,1% y 25,2%, respectivamente).

En cuanto al estrato social de pertenencia, se observa que a medida que


aumenta el estrato socioeconómico, aumenta la satisfacción con el empleo.
Tendencia inversa se produce entre los que desean cambiar de trabajo (19,4%
para el estrato más alto y 55,1% para el más bajo). La satisfacción con el
empleo aumenta del 53,2% en el estrato más bajo al 88,7% en el más alto.
Asimismo, resulta pertinente destacar que son los más jóvenes, los que
muestran mayores deseos de cambiar de trabajo y en quienes se haya más
presente la creencia de conseguir fácilmente trabajo similar al actual. Por otro
lado, se presentan datos sobre la demanda de microcréditos para
emprendimientos productivos. De esta manera, se advierte que la población
residente en el aglomerado en estudio que solicitaría así como que obtuvo un
crédito en el último año es superior al total de los aglomerados relevados.
Mientras que en el total nacional un 8,3% solicitó un préstamo, sólo un 5,1%
obtuvo el préstamo, en el caso de la población de Gran Tucumán las cifras
ascienden al 13,2% y 7,1%, respectivamente.

Si se analizan las características de la población se deduce que son las


mujeres quienes solicitarían un crédito en mayor proporción, así como
personas de menos de 60 años, aunque sin diferencias en cuanto al nivel
educativo. De esta manera los datos indican que es mayor la probabilidad que
se otorgue efectivamente un préstamo para un emprendimiento productivo en
las personas que finalizaron y superaron el nivel secundario (12,6% versus
3,4%). Por otro lado, no se observan diferencias significativas en cuanto a la
solicitud de créditos según estratos sociales, aunque quienes relativamente son
los que reciben finalmente el préstamo son los estratos medios.

Finalmente, se analizan características del trabajo reproductivo en el


hogar48. En lo que respecta a las diferencias entre Gran Tucumán y el total
nacional se desprende de lo observado, que en este último el trabajo
reproductivo en ocupados es mayor: así los ocupados que realizan trabajos
intensivos en el hogar para el total urbano relevado es del 49,1% descendiendo
al 35,9% en el caso del aglomerado estudiado. No obstante, es levemente
superior en éste último, las personas encargadas de limpiar, lavar y/o planchar;
de cuidar a los niños u otro familiar que vive en el hogar y de realizar las
compras; mandados en almacenes o supermercados que para el nivel
nacional. Se observan diferencias significativas en términos sociodemográficos
y económicos del trabajo reproductivo en el hogar, pues entre las personas que
realizan trabajos intensivos en el hogar, en todos los casos son las mujeres y la
población de 35 a 59 años quienes lo hacen con mayor predominancia que el
resto. Asimismo, la proporción es superior, en general, entre las personas que
no cuentan con el secundario completo, a excepción de quienes están
encargados de realizar las compras, mandados en almacenes o
supermercados. A su vez, se observa una relación directa entre estas tareas y
el estrato socioeconómico, es decir que a medida que aumenta el estrato
disminuye el porcentaje de personas que realizan estos trabajos en el hogar.
48
Expresa la incidencia de la contribución a las estrategias familiares de vida en términos de aportar
esfuerzos destinados a la reproducción cotidiana y social de los miembros del hogar.

17
En lo concerniente a ocupados que realizan actividades intensivas en el interior
de los hogares se evidencia que son los hombres, de mayor nivel educativo y
estratos más altos quienes presentan los mayores índices de trabajo
reproductivo en el hogar, ello como posible consecuencia de que son quienes
presentan las tasas más alta de ocupados.

Figura 5.
Trabajo remunerado y trabajo reproductivo San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Poblacion total y Población económicamene activa de 18 años y más (en porcentaje)
Año 2010

Características del Conglomerado


TOTAL GRAN
URBANO EDSA TUCUMÁN
2010 2010
Conurbano Otras Áreas Resto
CABA
Bonaerense Metropolitanas Urbano

Situación laboral y riesgo de desempleo


Tasa de actividad 67,6 68,8 67,6 66,7 67,8 61,9
Tasa de empleo 59,6 62,7 58,9 58,3 60,4 50,3
Activos con empleo pleno de derechos 43,1 51,6 40,1 41,7 44,8 35,9
Activos con empleo precario 35,5 32,2 36,2 36,6 35,5 38,1
Activos con subempleo inestable 9,6 7,3 10,9 9,2 8,8 7,3
Activos con desempleo abierto 11,8 8,9 12,8 12,5 10,9 18,7
Activos con desempleo en período ampliado
26,1 23,4 26,6 28,4 24,3 31,8
Trabajadores con antigüedad menor a 1 año
13,8 8,9 15,4 15,5 11,7 14,4
Trabajadores que desean trabajar más
horas 25,2 24,4 23,6 29,2 25,5 42,6

Participación en el Sistema de Seguridad Social


Trabajadores sin aportes al Sistema de
Seguridad Social 46,7 38,1 49,4 47,9 46,6 56,0
Asalariados sin aportes al Sistema de
Seguridad Social 23,0 24,9 21,7 23,5 23,5 29,8
No asalariados sin aportes al Sistema de
Seguridad Social 72,5 59,0 76,3 71,4 74,4 82,9
Trabajadores sin cobertura de obra social o
mutual 53,3 43,7 56,3 55,2 52,3 56,0
Asalariados sin cobertura de obra social o
mutual 24,5 20,6 25,3 27,0 24,1 33,6
No asalariados sin cobertura de obra social
o mutual 84,6 79,7 86,7 82,4 86,2 82,9
Personas en edad de jubilarse sin cobertura
(jubilación o pensión) 9,2 7,2 10,8 7,8 10,5 12,2

Participación sindical y gremial de los trabajadores


Trabajadores con afiliación a sindicato o
gremio 38,1 28,6 45,0 32,6 33,9 20,1
Asalariados con afiliación a sindicatos 48,7 36,6 56,9 46,2 39,1 34,2
No asalariados con afiliación a gremios 4,2 3,0 3,9 4,0 6,8 1,4

Ingresos provenientes del trabajo


Media de ingresos laborales mensuales 2.443 3.092 2.331 2.174 2.419 1789,1
Media Ingreso horario 19,3 25,5 17,5 17,1 20,5 13,1
Trabajadores con ingresos laborales por
debajo de la mitad de la mediana 13,9 6,0 12,8 20,1 18,4 27,7

Percepciones de los ocupados frente al empleo


Satisfacción con el empleo 78,4 82,3 79,3 75,2 75,5 69,6
Deseo de cambiar de trabajo 29,4 28,2 28,4 31,9 30,0 37,0
Creencia de conseguir facilmente trabajo
similar al actual 18,2 33,2 14,5 18,8 11,1 19,0

Demanda de microcréditos para emprendimientos


Personas que solicitarían un prestamo para
un emprendimiento productivo 8,3 7,1 6,0 13,3 9,2 13,2
Personas que solicitaron y obtuvieron un
prestamo para un emprendimiento
productivo en los últimos 12 meses 5,1 0,0 6,7 6,2 1,5 7,1

Trabajo reproductivo en el hogar


Personas encargadas, en el hogar, de
limpiar, lavar y/o planchar 56,8 66,3 53,9 57,3 54,5 58,4
Personas encargadas, en el hogar, de hacer
la comida 61,4 74,2 58,5 60,9 57,0 56,3
Personas encargadas, en el hogar, de
cuidar a los niños u otro familiar que vive en
el hogar 45,5 33,5 48,4 48,9 44,5 47,7
Personas encargadas, en el hogar, de
realizar compras, mandados en almacenes
o supermercados 71,3 86,2 66,9 72,7 66,9 75,9
Personas que realizan actividades
intensivas en el interior de los hogares 56,3 66,1 54,0 56,2 53,0 54,1
Ocupados que realizan actividades
intensivas en el interior de los hogares 49,1 60,6 44,5 48,8 49,0 35,9
Ocupados en empleos plenos o precarios
que realizan actividades intensivas en el
interior de los hogares 44,1 55,7 39,1 43,2 45,1 33,1
Ocupados en empleos plenos que realizan
actividades intensivas en el interior de los
hogares 20,5 33,2 15,2 20,4 20,4 15,6
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

18
Figura 6.
Trabajo remunerado y trabajo reproductivo San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Poblacion total y Población económicamene activa de 18 años y más (en porcentaje)
Año 2010
Características del Individuo Características del Hogar
Sexo Grupos de Edad Nivel Educativo Estrato Socioeconómico
Hasta
18 a 34 60 años y Secundario Medio Medio
Varón Mujer 35 a 59 años secundario Muy Bajo Bajo
años más completo Bajo Alto
incompleto
Situación laboral y riesgo de desempleo
Tasa de actividad 83,4 43,2 68,3 68,7 30,4 57,6 66,4 50,1 62,4 69,7 70,3
Tasa de empleo 73,3 30,3 48,9 61,4 29,4 46,9 53,9 38,2 49,4 58,1 61,8
Activos con empleo pleno de derechos 40,3 28,5 30,7 42,5 32,5 17,4 52,5 10,9 23,0 45,5 72,6
Activos con empleo precario 39,2 36,4 33,0 41,2 52,9 53,1 24,7 50,8 48,5 32,2 15,3
Activos con subempleo inestable 8,5 5,2 8,0 5,6 11,3 10,9 4,0 14,5 7,5 5,7 0,0
Activos con desempleo abierto 12,1 29,9 28,4 10,7 3,3 18,6 18,8 23,8 21,0 16,7 12,1
Activos con desempleo en período ampliado 29,7 35,2 37,3 29,8 10,8 40,1 24,5 42,6 40,7 24,5 15,5
Trabajadores con antigüedad menor a 1 año 13,1 17,3 21,8 10,6 0,9 16,6 12,5 20,7 14,8 15,1 6,2
Trabajadores que desean trabajar más horas 38,5 51,1 46,4 38,5 45,2 47,9 37,7 61,5 41,9 36,1 31,8

Participación en el Sistema de Seguridad Social


Trabajadores sin aportes al Sistema de Seguridad
Social 55,2 57,6 60,3 51,0 60,8 77,7 36,3 82,7 70,4 47,2 19,5
Asalariados sin aportes al Sistema de Seguridad
Social 33,2 21,0 37,3 22,4 28,1 49,0 19,6 54,4 39,7 26,5 12,1
No asalariados sin aportes al Sistema de Seguridad
Social 81,2 85,7 90,3 81,1 70,4 94,8 64,7 95,6 94,5 82,7 32,6
Trabajadores sin cobertura de obra social o mutual
55,2 57,6 62,7 50,7 57,4 77,7 36,3 82,7 70,4 47,2 19,5
Asalariados sin cobertura de obra social o mutual
36,5 26,0 35,4 32,3 28,1 49,8 24,9 59,2 43,3 28,8 17,4
No asalariados sin cobertura de obra social o mutual
81,2 85,7 90,7 81,4 78,9 94,8 64,7 95,6 94,5 82,7 32,6
Personas en edad de jubilarse sin cobertura (jubilación
o pensión) 8,0 14,5 0,0 0,0 12,2 8,7 20,0 8,1 9,5 23,4 16,7

Participación sindical y gremial de los trabajadores


Trabajadores con afiliación a sindicato o gremio 19,6 21,3 14,0 26,0 18,2 16,3 23,2 5,0 21,9 24,1 25,7
Asalariados con afiliación a sindicatos 33,8 35,2 20,3 44,0 55,2 36,0 33,3 14,0 39,9 33,9 38,5
No asalariados con afiliación a gremios 1,9 0,0 3,7 0,0 0,0 0,0 3,2 0,0 0,0 0,0 6,2

Ingresos provenientes del trabajo


Media de ingresos laborales mensuales 1945,1 1459,7 1667,7 1925,0 1675,8 1340,4 2194,5 1156,8 1432,3 1955,4 2729,9
Media Ingreso horario 13,1 13,1 12,4 13,8 13,0 9,9 16,1 8,6 10,9 14,6 19,1
Trabajadores con ingresos laborales por debajo de la
mitad de la mediana 20,9 41,9 27,8 27,2 29,2 38,2 18,1 43,6 33,1 23,8 8,4

Percepciones de los ocupados frente al empleo


Satisfacción con el empleo 71,0 66,5 70,8 68,5 69,1 63,5 75,1 53,2 67,3 70,9 88,7
Deseo de cambiar de trabajo 34,9 41,3 44,4 34,3 17,7 45,1 29,7 55,1 42,2 30,3 19,4
Creencia de conseguir facilmente trabajo similar al
actual 19,3 18,3 24,4 18,1 0,0 12,1 25,2 14,4 18,6 17,2 27,1

Demanda de microcréditos para emprendimientos


Personas que solicitarían un prestamo para un
emprendimiento productivo 10,3 21,5 12,4 16,3 6,5 13,0 13,5 15,8 14,3 7,7 16,2
Personas que solicitaron y obtuvieron un prestamo
para un emprendimiento productivo en los últimos 12
meses 6,8 8,0 8,5 6,5 5,9 3,4 12,6 7,6 3,2 10,1 9,1

Trabajo reproductivo en el hogar


Personas encargadas, en el hogar, de limpiar, lavar
y/o planchar 22,0 90,1 54,6 63,1 57,8 59,0 57,7 62,4 60,2 54,7 53,5
Personas encargadas, en el hogar, de hacer la comida
23,6 84,8 48,3 63,8 59,8 56,8 55,7 57,4 58,6 52,1 56,4
Personas encargadas, en el hogar, de cuidar a los
niños u otro familiar que vive en el hogar 23,9 68,3 44,7 57,2 34,2 51,4 43,7 56,4 49,2 45,1 33,4
Personas encargadas, en el hogar, de realizar
compras, mandados en almacenes o supermercados
59,2 90,4 74,1 79,2 73,2 74,2 77,6 77,5 76,9 72,6 76,2
Personas que realizan actividades intensivas en el
interior de los hogares 19,4 84,3 46,3 63,1 53,9 55,5 52,6 58,8 53,5 51,9 50,0
Ocupados que realizan actividades intensivas en el
interior de los hogares 66,7 29,7 33,4 44,5 18,7 29,1 43,3 23,0 31,7 43,7 58,1
Ocupados en empleos plenos o precarios que realizan
actividades intensivas en el interior de los hogares
61,3 27,5 31,8 41,1 15,3 26,2 40,8 19,2 29,6 39,9 58,1
Ocupados en empleos plenos que realizan actividades
intensivas en el interior de los hogares
36,0 11,6 14,3 20,6 5,7 4,1 28,3 2,8 6,3 22,8 48,1
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

19
Estado y acceso a la salud

El siguiente apartado describe la principal cobertura de salud49 que tiene la


población tanto a nivel nacional como residente en Gran Tucumán así como la
concurrencia durante el último año50 según subsistemas de salud. Del
análisis de los datos se desprende que no existen diferencias significativas
entre la cobertura de salud del total nacional y del aglomerado estudiado (ver
figura 7). En cuanto al subsistema de salud al que concurrió la población de 18
años y más en la última consulta médica se observa que es levemente superior
la consulta en hospitales públicos en Gran Tucumán mientras que las obras
sociales fueron mayormente utilizadas en el total urbano relevado.

Cuando se observa la principal cobertura de salud en este aglomerado urbano


según subsistemas se advierte que existen diferencias significativas. Así, la
incidencia de tener hasta secundario incompleto es mayor en los hospitales
públicos (42,9%), mientras que haber alcanzado un nivel educativo superior
aumenta las probabilidades de tener a las obras sociales como principal
prestador de salud (62,9%). La distribución del indicador según estratos
sociales sugiere que la población de estratos muy bajos tiene mayor
probabilidad de tener al sistema público como principal cobertura (48,7%),
entretanto que los estratos medios altos al sistema de obras sociales (76,2%).
La concurrencia a los distintos sistemas indica que la mitad de los usuarios de
los hospitales y centro de salud públicos son los estratos más bajos mientras
que de los que en su última consulta concurrieron al sistema de obras sociales
el 71,4% pertenecen al estrato más alto.

Los datos evidencian que la población de esta área urbana muestra un mayor
déficit en recortes de salud por problemas económicos que el total nacional
(un 34,4% y 26%, respectivamente). Lo que implica que los habitantes de Gran
Tucumán debieron efectuar recortes en sus gastos de salud en promedio un
25% más que la población del total urbano relevado.

Como es de esperarse, la población de estratos socioeconómicos más bajos se


encontró más afectada por problemas económicos y debió realizar recortes en
salud durante el último año que el resto. Así, mientras el indicador alcanza al
53,5% en este estrato se ubica en el 9,2% del estrato medio alto. Si bien,
disminuye la brecha, el nivel educativo del entrevistado presenta diferencias
similares que el indicador precedente: un 45,8% en el caso de la población que
no finalizó la escuela secundaria y un 22,6% para la que sí lo hizo.

La población residente en Gran Tucumán para el año 2010 presenta


problemas de salud tanto físicas como psicológicas51 levemente inferiores al
total nacional. Así, los problemas de salud físicos en esta población alcanzan al

49
Subsistema de salud mayormente utilizado por el hogar. Es una variable que permite examinar la
segmentación del sistema y de la demanda de prestaciones de salud.
50
Expresa una de las medidas que da cuenta de la demanda de atención por parte de la población y
permite identificar conjuntos sociales desprotegidos o cuyos daños a la salud podrían no ser detectados de
manera temprana.
51
Estado de salud de las personas concebida desde una noción que integra la dimensión física, biológica y
la psicológica.

20
28,1% y al 16,4% en el caso del malestar psicológico. Por su parte, no se
observan diferencias entre las poblaciones que presentan ambos problemas de
salud: 9%.

Al analizar los tipo de problemas de salud según variables de estratificación


social se observan diferencias significativas: los problemas de salud tienen
mayor incidencia sobre el estrato más bajo, principalmente en el caso del
malestar psicológico que es casi tres veces más frecuente en este estrato que
en el más alto (27% contra 8,3%). El nivel educativo muestra una distribución
similar que el estrato social, siendo nuevamente el malestar psicológico el
problema de salud que presenta mayores diferencias. En el caso de la
prevalencia de ambos problemas de salud afecta al 12,3% de la población con
hasta secundaria incompleta mientras que es del 5,6% para la población que
superó ese nivel. Como es de esperarse los problemas de salud física tienen
mayor incidencia en la población de 60 años y más, mientras son las personas
entre 35 y 59 años quienes presentan mayor malestar psicológico (23,7%).

De acuerdo con los datos, la dimensión de calidad en salud recibida52 es


siempre más alta en Gran Tucumán que en el resto urbano, salvo en el caso de
los hospitales públicos donde el indicador se comporta de manera similar.

En cuanto a su análisis en términos educativos no presenta diferencias


significativas en los diferentes subsistemas. Por su parte, la mala calidad del
servicio en el sistema público tiene una mayor incidencia en el estrato
socioeconómico bajos (en torno al 67%) mientras que la espera mayor a una
hora en las obras sociales se comporta de manera similar.

52
Expresa uno de los problemas que hacen a la calidad de la atención de la salud.

21
Figura 7.
Estado y acceso a la salud San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Poblacion de 18 años y más (en porcentaje)
Año 2010
Características del Conglomerado
TOTAL
GRAN
URBANO TUCUMÁN
EDSA CABA
Conurbano Otras Áreas Resto 2010
Bonaerense Metropolitanas Urbano
2010

Subsistemas de salud
Sistema público como principal cobertura de salud 32,4 16,9 39,0 29,9 31,8 30,9
PAMI como principal cobertura de salud 12,4 12,4 13,0 12,1 10,8 10,7
Obra social como principal cobertura de salud 47,0 57,8 41,8 45,5 53,8 45,4
Medicina privada como principal cobertura de salud 8,2 12,9 6,1 12,5 3,6 13,0

Tipos de problemas de salud psicofísica


Problemas de salud física 31,6 41,1 27,1 34,4 30,8 28,1
Malestar psicológico 18,8 8,3 22,5 19,4 18,6 16,4
Problemas de salud física y psicológica 9,0 5,0 9,8 11,2 8,0 9,0
Recortes de salud por problemas económicos 26,0 12,7 28,8 29,3 27,2 34,4

Concurrencia a la consulta de salud


Concurrencia a una consulta de salud durante el último año 55,5 67,5 50,9 60,3 50,0 52,7
Concurrencia a una consulta psicológica durante el último año 9,2 15,4 7,3 10,0 7,2 9,4
Consulta de salud en sub sistema público durante el último año27,0 11,8 34,5 24,8 29,0 31,3
Consulta de salud en PAMI durante el último año 14,7 13,3 17,0 12,8 12,8 15,0
Consulta de salud en obra social durante el último año 45,2 57,2 38,1 47,0 47,3 42,0
Consulta de salud en medicina privada durante el último año 13,1 17,7 10,4 15,4 10,9 11,7

Calidad de la atención en salud recibida


Espera mayor a una hora en sistema público 63,1 61,3 64,0 59,0 67,4 63,9
Espera mayor a una hora en prestadores de PAMI 48,3 29,2 57,4 43,0 48,0 59,5
Espera mayor a una hora en prestadores de obras sociales 31,2 22,6 37,1 28,9 35,4 38,1
Espera mayor a una hora en prestadores de medicina privada 26,9 17,5 33,7 28,4 25,4 55,0
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

22
Figura 8.
Estado y acceso a la salud San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Poblacion de 18 años y más (en porcentaje)
Año 2010
Características del Individuo Características del Hogar
Sexo Grupos de Edad Nivel Educativo Estrato Socioeconómico
60 Hasta
18 a 34 35 a 59 Secundario Muy Medio Medio
Varón Mujer años y secundario Bajo
años años completo Bajo Bajo Alto
más incompleto
Subsistemas de salud
Sistema público como principal cobertura de salud 32,0 30,0 38,3 34,3 4,8 42,9 18,5 48,7 37,5 20,2 4,3
PAMI como principal cobertura de salud 9,1 12,0 0,5 2,6 54,5 15,2 6,0 13,0 12,9 6,5 9,0
Obra social como principal cobertura de salud 46,4 44,5 47,8 48,0 33,3 28,5 62,9 23,1 36,9 60,7 76,2
Medicina privada como principal cobertura de salud 12,5 13,5 13,5 15,1 7,3 13,4 12,7 15,2 12,7 12,6 10,4

Tipos de problemas de salud psicofísica


Problemas de salud física 26,9 29,1 8,9 36,3 58,2 35,1 20,8 36,8 29,1 21,9 20,4
Malestar psicológico 14,8 17,8 10,8 23,7 14,5 23,1 9,5 27,0 15,1 11,0 8,3
Problemas de salud física y psicológica 8,6 9,4 2,5 15,2 11,7 12,3 5,6 14,4 7,5 6,8 5,4
Recortes de salud por problemas económicos 30,3 38,0 30,0 39,5 34,3 45,8 22,6 53,5 38,5 24,1 9,2

Concurrencia a la consulta de salud


Concurrencia a una consulta de salud durante el último
44,0 60,2 44,7 49,8 79,3 55,9 49,2 64,6 48,7 41,9 54,3
año
Concurrencia a una consulta psicológica durante el último
9,7 9,2 9,2 8,7 11,4 8,2 10,7 9,3 6,1 7,9 17,5
año
Consulta de salud en sub sistema público durante el último
27,6 33,7 44,7 34,7 7,9 40,3 20,8 49,9 35,7 17,0 2,1
año
Consulta de salud en PAMI durante el último año 14,7 15,1 0,3 3,5 51,2 21,2 7,6 18,3 16,3 10,6 10,8
Consulta de salud en obra social durante el último año 44,8 40,3 43,9 49,6 28,8 27,2 59,4 21,1 36,3 62,2 71,4
Consulta de salud en medicina privada durante el último
13,0 10,9 11,1 12,1 12,1 11,3 12,2 10,7 11,7 10,2 15,7
año
Calidad de la atención en salud recibida
Espera mayor a una hora en sistema público 65,1 63,2 69,1 55,5 74,0 64,5 62,3 66,0 67,7 37,6 S/D
Espera mayor a una hora en prestadores de PAMI 67,2 54,8 0,0 73,5 58,6 59,8 58,3 68,2 40,0 70,2 62,3
Espera mayor a una hora en prestadores de obras
32,5 42,0 34,8 41,0 38,3 35,5 39,5 29,5 40,2 40,7 39,1
sociales
Espera mayor a una hora en prestadores de medicina
40,4 65,9 72,1 52,3 37,0 56,7 53,2 45,8 67,7 58,3 51,0
privada
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

23
Componentes psicosociales del bienestar

El siguiente apartado presenta datos acerca de diferentes aspectos sobre


componentes psicosociales del bienestar subjetivo de la población del área
urbana en estudio mayor de 18 años.

Dentro de la dimensión afectiva y en lo que respecta al malestar psicológico53


para la población de Gran Tucumán se observa que los valores son levemente
inferiores a los del total nacional aunque no se puede afirmar que esas
diferencias sean estadísticamente significativas (16,4% y 18,8%
respectivamente).

Del estudio del malestar psicológico en la población de esta área urbana se


infiere que son los grupos etáreos intermedios (23,7%) y de nivel educativo
hasta secundario incompleto (23,1% contra el 9,5%) quienes presentan
mayores chances de padecer problemas psicológicos. La estratificación social
en este aglomerado urbano muestra una relación inversa con el indicador: a
medida que sube el estrato socioeconómico disminuye el malestar psicológico.

En lo concerniente a la dimensión cognitiva, los datos sugieren que en el


caso del déficit de creencias de control externo54 es significativamente superior
en Gran Tucumán que a nivel nacional (29,9% y 51%), también es mayor el
déficit de la población de este aglomerado en cuanto a evitar el afrontamiento
de problemas55 (24,4% y 26,3%) y la disconformidad con las propias
capacidades56 (8,6% y 10,1%). En cambio, el déficit de proyectos57 (20,1% y
16,4%) y de comprensión verbal (31,5% y 28,2%) así como disconformidad con
la apariencia física (16,2% y 13,6%) es menor en esta área urbana que en el
total de los aglomerados relevados.

Al analizar los distintos indicadores según características educativas y


socioeconómicas se destaca que en todos los casos son las personas que no
tienen el secundario completo y aquellas pertenecientes al estrato
socioeconómico más bajo las que presentan los porcentajes más altos de
déficit. En la mayoría de los indicadores se observa que no existen diferencias
significativas en relación al sexo de las personas, excepto en el caso del déficit
en las estrategias de afrontamiento en donde son las mujeres quienes
muestran una mayor incidencia (22,6% en los varones y 30,3% en las mujeres).
A su vez, se desprende de los datos que a medida que aumenta la edad el
déficit de proyectos y las estrategias de afrontamiento evitativo aumentan.

53
Mide el déficit de las capacidades emocionales de las personas que permiten responder a las demandas
ordinarias de la vida cotidiana, desenvolverse socialmente y tener relacionales satisfactorias con los otros.
54
Creencias acerca del grado en que la propia conducta es eficaz o no para modificar positivamente el
entorno. Quienes se sienten a merced del destino y consideran que sis conductas están exteriormente
dirigidas expresan creencias de control externo.
55
Afrontamiento evitativo o pasivo, en el que predominan conductas destinadas a evitar pensar en la
situación problemática, sin realizar intentos activos por afrontar o tratar de resolver la situación.
56
Percepciones de las personas acerca de cuán conformes se sienten con sus capacidades para afrontar
adecuadamente los sucesivos e imprevistos de la vida diaria.
57
Percepción de competencia para proponerse metas y objetivos en procura del bienestar personal.

24
Otra de las componentes fundamentales del bienestar subjetivo es la
dimensión relacional, la cual muestra el apoyo social percibido por las
personas58. De su análisis se infiere que la población residente en Gran
Tucumán se encuentra relativamente mejor en cuanto a la dimensión que el
total urbano relevado. Salvo en el caso de sentirse solo y no tener a nadie a
quien acudir que disminuye levemente en la comparación entre conglomerados
(del 14,1% en esta área urbana y 11,3 para el total nacional), no contar con
gente que le ayude y no le dedicaron tiempo a escucharlo es menor que el total
nacional (ver figura 9).

El análisis en términos sociodemográficos sugiere que son las mujeres y los


adultos menores de 60 años quienes se sienten solos y que no tienen a nadie a
quien acudir así como percibir que no le dedicaron tiempo ni cuentan con gente
que les ayude en mayor proporción. En términos socioeducativos y económicos
se observa que mientras sentirse solo y no tener a nadie a quien acudir tiene
mayor incidencia sobre los estratos económicos y educativos más bajos,
percibir que no se cuenta con gente que le ayude a resolver sus problemas
muestra una relación directa con éstos: a medida que ascienden los déficit
también asciende el estrato y el nivel educativo.

Cuando se examina la dimensión relativa al placer59 se observa que los


niveles en Gran Tucumán con respecto al total nacional son superiores. De
esta forma, mientras que el déficit de tiempo de ocio y no poder disfrutar de él,
en el total de los aglomerados urbanos relevados es de 47,5% y 26,8%,
respectivamente ascienden al 71,1% y 41,1% en esta área urbana.

Como puede observarse en la figura 10, la falta de ejercicio físico es más alta
entre las mujeres (alcanzando el 60,3%) así como en las edades más
avanzadas (64,8%), la población sin secundario completo (16,8%) y de estratos
sociales muy bajo (20,1%) y bajo (17,4%). Por su parte, el déficit de tiempo
libre afecta mayormente a los grupos de edades más jóvenes (74,8%), en la
población con secundaria completa y más (79,1%) y de estratos sociales
medios (83,1%) y medios altos (77,4%). Finalmente, no poder disfrutar del
tiempo libre no muestra diferencias significativas entre las variables de cohorte,
salvo en el caso del estrato medio alto, donde se presenta una baja incidencia
del déficit en comparación al resto de los estratos.

En cuanto a la dimensión espiritual60 se denota que encontrar paz espiritual


es más frecuente en Gran Tucumán que en el resto del país, ascendiendo del
80,3% al 86,6%, respectivamente.

Del examen sociodemográfico y por nivel educativo y estratos sociales se


desprende que dentro de la población del aglomerado urbano analizado, son
los varones (88,3%), los adultos mayores de 60 años (90,7%), la población sin
secundaria completa (88,2%) y de estratos sociales medio alto (90,3%) quienes
tienen mayor proporción de encontrar paz espiritual.

58
Percepción de no contar con otras personas para hablar de los problemas, recibir ayuda en momentos de
dificultad o sentirse sólo y no tener a quien recurrir.
59
Percepción de la falta de tiempo libre, ocio creativo, ejercicio físico y disfrute personal.
60
Percepción de la posibilidad subjetiva de no encontrar paz espiritual en su interior.

25
Figura 9.
Componentes psicosociales del bienestar San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Poblacion de 18 años y más (en porcentaje)
Año 2010
TOTAL Características del Conglomerado GRAN
URBANO TUCUMÁN
EDSA Conurbano Otras Áreas Resto 2010
CABA
2010 Bonaerense Metropolitanas Urbano
Dimensión Afectiva
Malestar psicológico 18,8 8,3 22,5 19,4 18,6 16,4

Dimensión Cognitiva
Déficit de proyectos 20,1 23,2 18,5 18,5 23,1 16,8
Déficit de creencias de control externo 29,9 16,9 30,5 36,2 34,1 51,0
Déficit de estrategias de afrontamiento
24,4 11,8 23,8 29,2 33,7 26,3
(evitativo)
Déficit de comprensión verbal 31,5 27,5 33,2 29 34,8 28,2
Déficit de conformidad con las propias
8,6 5,6 9 9,1 9,6 10,1
capacidades
Estar "muy conforme" con las propias
28,1 37,6 27,9 28,6 24,9
capacidades 15,8
Disconformidad con la apariencia física 16,2 9,5 17,4 16,8 18,9 13,6
Estar "muy conforme" con la propia
17,9 28,4 17,5 17,2 9,6
apariencia física 11,2

Dimensión relacional
Sentirse solo y no tener a nadie a quien
11,3 7,3 11,4 14,4 11,1 14,1
acudir
No le dedicaron tiempo a escuchar sus
43,0 34,4 47,9 35,6 47,5 40,0
problemas
No contar con gente que le ayude a resolver
33,7 24,0 35,9 32,7 39,3
sus problemas 25,0

Dimensión relativa al placer


Déficit de ejercicio físico 47,5 34,6 53,2 46,9 44,7 51,8
Déficit de tiempo de ocio 60,4 50,4 61,9 64,5 60,7 71,1
No poder disfrutar del tiempo libre 26,8 17,9 27,5 30,3 30,2 41,1

Dimensión espiritual
Encontrar paz espiritual 80,3 83,9 77,2 86,5 76,5 86,6
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

26
Figura 10.
Componentes psicosociales del bienestar San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Poblacion de 18 años y más (en porcentaje)
Año 2010
Características del Individuo Características del Hogar
Sexo Grupos de Edad Nivel Educativo Estrato Socioeconómico
18 a 34 60 años Hasta secundario Secundario Muy Medio Medio
Varón Mujer 35 a 59 años Bajo
años y más incompleto completo Bajo Bajo Alto

Dimensión Afectiva
Malestar psicológico 14,8 17,8 10,8 23,7 14,5 23,1 9,5 27 15,1 11,0 8,3

Dimensión Cognitiva
Déficit de proyectos 8,0 8,7 9,4 18,6 31,7 21,2 12,2 24,9 15,8 15,0 7,0
Déficit de creencias de control externo 53,2 49,0 50,2 52,9 48,5 61,1 40,3 59,9 59,3 42,1 34,8

Déficit de estrategias de afrontamiento (evitativo) 22,6 30,3 24,1 26,4 34,2 32,7 20,7 39,5 25,3 16,6 22,3
Déficit de comprensión verbal 28,3 28,0 25,8 30,9 28,5 40,7 16,2 43 30,8 21,4 10,6
Déficit de conformidad con las propias capacidades 9,1 10,9 8,6 11,6 10,6 14,3 5,8 14,7 11,5 7,6 3,2

Estar "muy conforme" con las propias capacidades


17,1 14,6 15,7 16,2 15,4 13,2 18,5 12,5 14,6 20,0 17,4
Disconformidad con la apariencia física
13,4 13,9 12,4 15,6 12,3 16,8 10,3 16,9 13,9 11,0 11,3
Estar "muy conforme" con la propia apariencia física
11,6 10,9 9,8 12,6 11,8 11,1 11,3 13,0 8,7 11,5 12,2

Dimensión relacional
Sentirse solo y no tener a nadie a quien acudir 12,7 15,3 11,5 17,7 12,9 16,8 11,3 20,1 17,4 7,7 7,5

No le dedicaron tiempo a escuchar sus problemas 36,6 42,9 44,4 38,5 31,8 40,0 39,9 48,0 36,6 36,8 36,2
No contar con gente que le ayude a resolver sus
problemas 26,7 23,6 26,5 27,1 16,7 18,9 31,3 21,2 21,4 26,1 36,2

Dimensión relativa al placer


Déficit de ejercicio físico 42 60,3 39,1 60,5 64,8 63,6 39,5 64,8 57,7 44,6 29,5
Déficit de tiempo de ocio 70,6 71,4 74,0 74,8 65,2 63,1 79,1 60,3 68,0 83,1 77,4
No poder disfrutar del tiempo libre 42,6 39,6 33,6 50,2 42,5 40,8 41,2 43 41,0 47,7 27,2

Dimensión espiritual
Encontrar paz espiritual 88,3 85,1 84,4 87,2 90,7 88,2 84,9 88,8 84,6 83,7 90,3
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

27
Vida democrática y ciudadana

La serie de variables que hacen a la conformidad, los atributos y


preferencias democráticas muestran en su comparación por conglomerados,
que son más altas las frecuencias en Gran Tucumán que en el total urbano
relevado. En consonancia con esto, la conformidad con el funcionamiento de la
democracia61 alcanza al 56,3% en el aglomerado en estudio, ubicándose en el
44,2% para el total nacional. Así también, el considerar que la democracia
brinda igualdad de oportunidades así como libertad de expresarse62 se
incrementa 20 y 10 puntos porcentuales respectivamente entre Gran Tucumán
y el total nacional.

El análisis en términos sociodemográficos indica que son las mujeres y las


personas de 60 años y más los grupos poblacionales en donde la conformidad
con el funcionamiento de la democracia y con sus atributos tiene mayor
incidencia. En cambio, los varones (52,5%) y los más jóvenes (52,7%) tienen
mayores chances de creer que es mejor una sociedad en donde se respeten
todos los derechos.

En cuanto a las características de la población residente en esta área urbana


respecto del nivel educativo y de estrato de pertenencia del hogar se observa
que si bien es elevado en todos los estratos la conformidad con la democracia
es proporcionalmente más alta en el estrato muy bajo y la población con hasta
secundaria completa. A su vez, la importancia del acto de votar63 tiene mayor
relevancia en los estratos económicos más altos, mientras que la igualdad de
oportunidades y la libertad de expresarse es más alta en estratos económicos y
educativos bajos. Finalmente, el tipo de democracia que consideran mejor no
presenta diferencias significativas (ver figura 12).

Las diferencias entre el total urbano relevado 2010 y el aglomerado de Gran


Tucumán en cuanto al uso de medios de comunicación para informarse64
sugiere que la población de esta área utiliza mayormente la televisión (80,2%
contra el 87,3%) y en menor medida la radio e internet para informarse de las
noticias que el resto: 53% y 40% en el caso de usar la radio para informarse y
15,6% y 13,8% Internet, respectivamente.

De la población residente en Gran Tucumán se desprende que son los varones


quienes más se informan, más allá del medio utilizado. Así también son los
adultos mayores de 60 años quienes se informan con mayor incidencia que
grupos más jóvenes, a excepción de leer las noticias vía Internet.
Paralelamente, son la población de estratos sociales más altos y con
secundaria completa y más la que accede a los distintos tipos de medios de
comunicación para informarse en mayor proporción que el resto.

61
Es una medida subjetiva sobre la conformidad con el funcionamiento de la democracia.
62
Es una medida subjetiva de consideración de la existencia de igualdad de oportunidades y de libertad
para expresarse en nuestro país.
63
Es una medida subjetiva sobre la valoración del acto de votar.
64
Es una medida objetiva sobre la frecuencia de uso de la televisión, la radio, los diarios (papel) e Internet
para informarse sobre la situación del país.

28
Como indicadores precedentes, la población residente en Gran Tucumán
presenta mayores porcentajes de confianza en las instituciones de
gobierno65 y en instituciones de la sociedad civil66 que el total nacional. En
cuanto a la confianza en institución de representación de intereses67 los
niveles de confianza son similares, salvo en el caso de confianza en los
sindicatos donde es del 6,7% en Gran Tucumán contra el 9,1% que presenta el
total urbano relevado.

La confianza en las instituciones de gobierno (gobierno nacional, el congreso y


la justicia) muestra una mayor proporción en mujeres así como en los adultos
mayores. A su vez, la confianza en estas instituciones muestra una relación
directa con el nivel educativo y el estrato social de pertenencia. De esta forma,
la confianza en el gobierno nacional es del 47,3% para la población que no
terminó la secundaria y alcanza al 29,8% de la que sí la finalizaron y es de un
53,4% y 31,1% entre los estratos sociales más extremos.

El examen en términos socioeconómicos de la confianza en las instituciones de


representación de intereses muestra que también son los estratos de nivel
educativo más bajo y de estratos muy bajo y bajo quienes presentan mayor
incidencia de confianza en sindicatos, partidos políticos y movimientos
piqueteros. En cuanto a la confianza en las instituciones de la sociedad civil
(ONGs, iglesia, medios de comunicación y organizaciones vecinales) son las
mujeres y adultos de 60 años y más quienes presentan mayor proporción a
confiar en las mismas. A su vez, la confianza en este tipo de instituciones
según los distintos estratos sociales muestra un comportamiento heterogéneo.

La participación ciudadana en actividades políticas68, sociales y solidarias


registra valores muy bajos en nuestro país siendo sustantivamente menores en
la población de Gran Tucumán. En este sentido, un análisis más detallado de
los niveles de participación en actividades políticas o partidarias, en actividades
sindicales y en grupos de protesta no reviste importancia dado que las
diferencias registradas al interior de cada una de las variables de cohorte no
son estadísticamente significativas.

En cuanto a la participación ciudadana69 por parte de la población residente en


Gran Tucumán en actividades sociales y solidarias muestra que son las
mujeres quienes participan en mayor medida en actividades parroquiales
(4,8%) mientras que los varones lo hacen en grupos sociales (8%). Asimismo,
la participación en actividades parroquiales y en grupos sociales es realizada
con mayor preponderancia por los grupos de edad más jóvenes. A su vez, del
examen por estratos educativos y sociales se deduce que es la población con
secundaria completa y de estratos medios quienes participan de actividades
sociales y solidarias en mayor proporción.
65
Medida subjetiva de los niveles de confianza en el Gobierno Nacional, el Congreso y la Justicia.
66
Medida subjetiva de los niveles de confianza en las ONGs/ Caritas, la Iglesia, los medios de
comunicación, las organizaciones vecinales y el empresariado.
67
Medida subjetiva de los niveles de confianza en los partidos políticos, los sindicatos y los movimientos
piqueteros.
68
Medida objetiva de participación en partidos políticos, sindicatos o gremios y/o en grupos de protesta.
69
Medida objetiva de participación en actividades solidarias, en actividades parroquiales y/o en grupos
sociales.

29
Figura 11.
Vida democrática y ciudadana San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Poblacion de 18 años y más (en porcentaje)
Año 2010

TOTAL Características del Conglomerado GRAN


URBANO TUCUMÁN
EDSA 2010
Conurbano Otras Áreas Resto
2010 CABA
Bonaerense Metropolitanas Urbano
Conformidad, atributos y preferencias democráticas
Conformidad con el funcionamiento de la democracia 44,2 45,7 47,9 36,6 41,5 56,3
Atributos de la democracia
Importancia del acto de votar 84,1 86,7 87,3 79,2 78,0 83,0
Igualdad de oportunidades 24,9 15,5 24,5 29,5 29,8 44,9
Libertad para expresarse 46,6 38,2 48,4 50,4 45,0 56,0
Tipo de democracia
Es mejor un gobierno con un poder repartido 79,1 88,8 74,0 85,9 74,7 80,7
Es mejor una sociedad en donde se respeten todos los
51,6 54,7 52,3 54,8 40,8 49,5
derechos

Uso de medios de comunicación

Escucha la radio para informarse 53,0 56,8 51,1 49,2 60,5 40,0
Mira la televisión para informarse 80,2 74,2 83,4 79,8 76,7 87,3
Lee las noticias en pediódicos (papel) 19,6 31,1 15,1 18,3 23,6 21,1
Lee las noticias vía internet 15,6 32,9 10,0 15,2 14,5 13,8

Confianza en las instituciones ciudadanas


Confianza en las intituciones de gobierno
Gobierno Nacional 28,5 27,8 34,7 21,3 19,9 38,7
Congreso 16,9 17,4 16,9 17,5 15,7 26,9
Justicia 20,2 26,4 20,3 17,7 16,3 24,2
Confianza en las intituciones de representación de
intereses
Sindicatos 9,1 10,7 8,7 8,6 9,2 6,7
Partidos políticos 7,3 10,5 7,3 5,3 6,7 8,5
Movimientos piqueteros 4,0 5,8 4,0 2,9 3,5 4,4

Confianza en las intituciones de la sociedad civil


ONGs y Caritas 55,6 70,1 49,7 59,3 53,3 75,1
Iglesia 49,0 41,1 50,7 48,0 53,6 69,1
Medios de comunicación 35,2 27,8 35,3 36,3 42,1 55,3
Organizaciones vecinales 39,0 50,5 34,8 41,8 36,0 35,8

Participación ciudadana
Participación política
Actividades políticas o partidarias 3,1 4,1 2,3 3,1 4,4 2,0
Actividades sindicales 5,1 6,4 4,9 5,4 4,0 2,9
Grupos de protesta 2,4 4,4 2,3 1,7 1,7 1,0
Participación social y solidaria
Actividades solidarias 8,8 17,8 6,5 6,7 9,2 2,7
Actividades parroquiales 9,7 12,1 8,2 10,6 10,2 3,8
Grupos sociales 15,4 30,3 11,4 13,8 13,7 5,6
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

30
Figura 12.
Vida democrática y ciudadana San Miguel de Tucumán y Tafí Viejo
Poblacion de 18 años y más (en porcentaje)
Año 2010
Características del Individuo Características del Hogar
Sexo Grupos de Edad Nivel Educativo Estrato Socioeconómico
Hasta
35 a 59 60 años y Secundario Muy Medio Medio
Varón Mujer 18 a 34 años secundario Bajo
años más completo Bajo Bajo Alto
incompleto
Conformidad, atributos y preferencias democráticas

Conformidad con el funcionamiento de la democracia 60,3 52,9 52,3 55,8 67,8 58,6 54,0 58,8 53,2 58,6 53,9
Atributos de la democracia
Importancia del acto de votar 83,6 82,4 82,5 79,1 92,6 82,8 83,1 87,2 77,4 79,3 90,1
Igualdad de oportunidades 45,9 44,0 41,1 45,2 54,0 52,0 37,6 50,1 48,6 40,1 36,5
Libertad para expresarse 56,9 55,2 52,9 53,1 70,3 64,7 47,0 67,3 56,9 48,1 46,5
Tipo de democracia
Es mejor un gobierno con un poder repartido 79,0 82,3 82,4 84,7 67,8 74,2 87,6 70,4 82,1 85,4 89,8
Es mejor una sociedad en donde se respeten todos los
52,5 46,8 52,7 47,9 44,7 41,4 57,9 41,0 51,8 53,0 55,2
derechos

Uso de medios de comunicación

Escucha la radio para informarse 42,8 37,5 34,7 42,3 48,2 37,4 42,6 34,9 36,3 46,5 45,5
Mira la televisión para informarse 87,9 86,8 84,0 86,8 96,9 88,1 86,5 84,8 87,0 88,8 90,1
Lee las noticias en pediódicos (papel) 24,6 18,0 16,7 22,6 28,9 13,5 28,9 6,9 17,4 24,5 47,2
Lee las noticias vía internet 15,7 12,1 18,1 12,4 5,6 3,6 24,3 1,3 6,8 14,9 45,9

Confianza en las instituciones ciudadanas


Confianza en las intituciones de gobierno
Gobierno Nacional 35,7 41,4 32,4 37,9 56,6 47,3 29,8 53,4 37,4 27,9 31,1
Congreso 25,1 28,5 22,2 30,2 31,7 29,5 24,1 34,2 22,1 23,8 26,9
Justicia 21,4 26,6 19,5 29,1 25,0 27,5 20,6 29,9 22,9 18,8 24,1
Confianza en las intituciones de representación de
intereses
Sindicatos 6,9 6,5 5,3 8,0 7,3 7,2 6,1 5,1 9,2 7,3 4,3
Partidos políticos 8,5 8,6 8,4 7,4 11,4 11,0 6,0 13,4 5,9 8,3 4,6
Movimientos piqueteros 5,6 3,4 4,8 4,7 2,7 6,5 2,2 5,5 5,3 3,2 2,5
Confianza en las intituciones de la sociedad civil
ONGs y Caritas 72,5 77,4 71,7 76,0 81,7 77,3 72,8 71,3 74,9 78,8 76,6
Iglesia 63,5 73,9 65,6 68,5 79,4 73,6 64,4 67,6 69,3 72,0 67,0
Medios de comunicación 49,2 60,7 54,8 57,7 51,5 62,5 47,9 67,2 56,1 48,8 43,0
Organizaciones vecinales 36,3 35,4 31,8 37,9 41,3 33,9 37,8 36,4 28,4 35,7 47,4

Participación ciudadana
Participación política
Actividades políticas o partidarias 3,0 1,1 1,1 3,9 ,0 1,7 2,3 ,0 2,4 3,2 3,0
Actividades sindicales 2,8 2,9 1,9 4,0 2,8 2,5 3,3 1,1 3,7 2,6 4,9
Grupos de protesta 1,0 0,9 1,4 0,9 0,0 1,0 1,0 1,1 0,9 0,7 1,2
Participación social y solidaria
Actividades solidarias 2,9 2,6 3,0 2,3 2,8 0,9 4,7 1,1 2,4 2,6 6,4
Actividades parroquiales 2,6 4,8 1,5 4,9 6,9 3,7 3,8 4,8 2,1 2,4 6,9
Grupos sociales 8,0 3,6 6,3 5,8 3,8 2,3 9,2 3,3 2,5 6,3 14,2
Fuente: EDSA-Bicentenario (2010-2016), Observatorio de la Deuda Social Argentina. UCA

31
Anexo. Tabla de definiciones

SITUACIÓN ECONÓMICA DEL HOGAR


Severo: Porcentaje de hogares que expresa haber
sentido hambre en los últimos 12 meses.
Percepción objetiva sobre la privación en el hogar de Moderado: Porcentaje de hogares que expresa haber
alimentos suficientes para el desarrollo de una vida sana reducido la porción de alimentos en los últimos 12
Riesgo Alimentario y activa meses.

Porcentaje de hogares con ingresos que les permiten


Disponibilidad del ingreso para el consumo y el Capacidad de los ingresos de los hogares para cubrir ahorrar, sólol ogran cubrir gastos de consumo o no
ahorro sus consumos básicos y generar ahorro. logran cubrir dichos gastos ni ahorrar.
Porcentaje de hogares que tuvieron que recortar gastos
Disminución o suspensión de visitas médicas u en consultas a médicos y odontólogos durante los
Recortes en la atención médica odontológicas por problemas económicos. últimos 12 meses.

Disminución o suspensión de la compra de Porcentaje de hogares que tuvieron que recortar gastos
Recortes en medicamentos medicamentos por problemas económicos. en medicamentos durante los últimos 12 meses.
Suspensión o retraso del pago de servicios públicos, Porcentaje de hogares que incumplieron en el pago de
Retraso o impago de servicios, alquiler o cuota alquileres o cuotas hipotecarias por problemas servicios, alquileres o cuotas hipotecarias durante los
hipotecaria económicos. últimos 12 meses.

Carencia de indumentaria adecuada en el hogar que les


permita a sus miembros protegerse de las intemperies Porcentaje de hogares sin calzada y ropa de abrigo
Déficit de calzado o ropa de abrigo adecuados del medio ambiente. adecuada.

Porcentaje de hogares que utilizan como principal


Principal sistema de servicio de salud con el que cuenta prestador de salud a hospitales públicos, obras sociales,
Cobertura de Salud el hogar. PAMI o empresas privadas de medicina privada.

Porcentaje de hogares que perciben algún tipo de plan


social de carácter monetario no contemplado dentro del
sistema contributivo de la seguridad social. Excluye
Asignación al hogar de ingresos a través de programas pensiones por vejez o invalidez, asignaciones familiares
Percepción de programas sociales sociales de transferencia monetaria. a trabajadores formales y seguros de desempleo.
Incidencia de los hogares con ingresos menores a los Porcentaje de hogares cuyo ingreso por equivalente
requeridos para la satisfacción de las necesidades adulto no alcanza el costo monetario de la canasta
Indigencia basicas alimentarias. básica alimentaria.

32
HÁBITAT Y CONDICIONES DE HABITABILIDAD
VIVIENDA
Porcentaje de hogares propietarios de su vivienda.
Posesión jurídica de la vivienda por parte del hogar. Porcentaje de hogares inquilinos de su vivienda.
Distinguiendo entre los propietarios, los inquilinos y la Porcentaje de hogares que no son propietarios ni
tenencia irregular de la misma, como lo es la ocupación inquilinos de su vivienda y que la habitan ocupándola de
de hecho, la propiedad de la vivienda pero no del terreno hecho, ó por préstamo de terceros ó a partir de otras
Régimen de tenencia de la vivienda o la ocupación de viviendas prestadas. modalidades de tenencia irregular.

Viviendas que por su estructura o materiales de


construcción no cumplen con las funciones básicas de
aislamiento hidrófugo, resistencia, delimitación de los
espacios, aislación térmica, acústica y protección Porcentaje de hogares habitando casillas, ranchos o
Vivienda inapropiada superior contra las condiciones atmosféricas. viviendas sin revoque en sus paredes.
Carencia de inodoro con descarga mecánica de agua, lo
que constituye un problema de salubridad dentro de la Porcentaje de hogares en viviendas con servicio sanitario
Servicio sanitario inadecuado vivienda. inadecuado.

Cohabitación de tres o más personas por cuarto


habitable, lo que constituye una de las medidas que
representan el déficit habitacional cualitativo que afecta Porcentaje de hogares en cuyas viviendas conviven tres
Hacinamiento medio la salubridad y la privacidad de las personas o más personas por cuarto habitable.

Carencia o deficiencia en la conexión al agua corriente Porcentaje de hogares con cortes temporarios o baja
Déficit de calidad del suministro de agua corriente de por red, lo que constituye un factor de riesgo sanitario pronunciada de presión en el suministro de agua
red para la transmisión de patologías infecto contagiosas. corriente de red.

Porcentaje de hogares cuyas viviendas carecen de


conexión a la red de energía eléctrica domiciliaria.

Déficit de calidad del suministro de red energía Carencia o deficiencia en la conexión a la red de energía Porcentaje de hogares que padecen cortes temporarios o
eléctrica eléctrica, lo que afecta la calidad de vida de la población. bajas pronunciadas en la tensión de la energía eléctrica.

Carencia de conexión a la red de gas natural


domiciliario, problema que tiene consecuencias sobre la
seguridad de quienes utilizan garrafas, a la vez que Porcentaje de hogares cuyas viviendas carecen de
Déficit de conexión a gas natural domiciliario consecuencias económicas socialmente regresivas. conexión a la red gas natural domiciliario.
SERVICIOS URBANOS
Carencia de conexión a la red de cloacas, lo que
constituye una problema con consecuencias sanitarias Porcentaje de hogares en viviendas sin conexión a la red
Déficit de conexión a la red cloacal con un fuerte impacto epidemiológico. cloacal.
Carencia de desagües pluviales en la cuadra de la
vivienda, lo que constituye un potencial foco para la Porcentaje de hogares en viviendas sin desagües
Déficit de desagües pluviales propagación de epidemias y plagas urbanas. pluviales en las inmediaciones.
Carencia de alumbrado público en la cuadra de la
vivienda, lo que hace a la seguridad y a la movilidad Porcentaje de hogares en viviendas sin alumbrado
Déficit de alumbrado público urbana. público en las inmediaciones.
Carencia de infraestructura vial que facilita el transporte Porcentaje de hogares en viviendas sin pavimento en las
Déficit de calles pavimentadas y la movilidad urbana. calles perimetrales.

Expresa la frecuencia de recolección de residuos en la


Recolección irregular de residuos sólidos cuadra de la vivienda, medida fundamental para la Porcentaje de hogares sin recolección regular de
domiciliarios salubridad pública y el cuidado del medio ambiente. residuos sólidos, al menos día por medio.
Presencia de vigilancia policial en la cuadra de la
vivienda, aspecto que permite prevenir o reprimir los
actos de delincuencia y que además tiene efectos psico Porcentaje de hogares sin vigilancia y patrullaje policial
Vigilancia y patrullaje policial emocionales sobre la población. regular en las inmediaciones de la vivienda.

Distancia a comisarías, destacamentos y puestos Porcentaje de hogares que cuentan con comisarías,
Comisarías, destacamentos y puestos policiales a policiales, lo que constituye una medida de la presencia destacamentos o puestos policiales a más de diez
más de diez cuadras de la vivienda del Estado en lo que hace a la seguridad urbana. cuadras de la vivienda.

Distancia a escuelas públicas primarias, lo que


Escuelas públicas primarias a más de diez cuadras constituye una medida de la respuesta del Estado al Porcentaje de hogares con escuelas públicas primarias
de la vivienda derecho universal a la educación. a más de diez cuadras la vivienda.

Distancia a escuelas públicas secundarias, lo que


Escuelas públicas secundarias a más de diez constituye una medida de la respuesta del Estado al Porcentaje de hogares con escuelas públicas
cuadras de la vivienda derecho universal a la educación. secundarias a más de diez cuadras la vivienda.

Distancia a efectores públicas de salud, lo que constituye Porcentaje de hogares que cuentan con hospitales,
Efectores públicos de salud a más de diez cuadras una medida de la respuesta del Estado al derecho centros de salud o salas de atención primaria a más de
de la vivienda universal a la salud. diez cuadras de la vivienda.

Distancia a espacios verdes en buenas condiciones, Porcentaje de hogares que cuentan con plazas y
Espacios verdes en buenas condiciones a más de fundamentales para el sostenimiento medioambiental en parques en buen estado a más de diez cuadras de la
diez cuadras de la vivienda los grandes aglomerados urbanos. vivienda.
MEDIO AMBIENTE

Presencia en las inmediaciones del hogar de fábricas e Porcentaje de hogares con presencia fábricas e
Industrias contaminantes en las inmediaciones de la industrias contaminantes, lo que afecta la salubridad industrias contaminantes en sus inmediaciones de la
vivienda pública y el cuidado del medioambiente. vivienda.

Presencia en las inmediaciones del hogar de basurales, Porcentaje de hogares con presencia basurales en sus
Basurales en las inmediaciones de la vivienda lo que afecta la salubridad pública. inmediaciones de la vivienda.

Presencia en las inmediaciones del hogar de quema de


Quema de basura y pastizales en las inmediaciones basura y pastizales, lo que afecta la salubridad pública y Porcentaje de hogares con presencia de quema de
de la vivienda el medio ambiente. basura y pastizales en sus inmediaciones de la vivienda.

Presencia en las inmediaciones del hogar de espejos y


fuentes de agua contaminada, lo que constituye un
Espejos y fuentes de agua contaminada en las problema para la salubridad pública y para la Porcentaje de hogares con presencia de espejos y
inmediaciones de la vivienda propagación de plagas urbanas. fuentes de agua en sus inmediaciones de la vivienda.

Presencia en las inmediaciones del hogar de terrenos y


Terrenos y calles inundadas en las inmediaciones de calles inundadas, lo que se constituye en un potencial Porcentaje de hogares con presencia de terrenos y calles
la vivienda foco para la transmisión de vectores contaminantes. inundadas en sus inmediaciones de las viviendas.

Presencia en las inmediaciones del hogar de plagas


urbanas, las que constituyen un problema para la salud Porcentaje de hogares con presencia de plagas urbanas
Plagas urbanas en las inmediaciones de la vivienda pública. inundadas en sus inmediaciones de la vivienda.
CONDICIONES DE VIDA
Expresa necesidades básicas insatisfechas del hogar, el
cual retoma indicadores que utiliza las estadísticas
NBI severo oficiales para medir la pobreza. Porcentaje de hogares con NBI severo.
Expresa necesidades básicas insatisfechas del hogar, el
cual retoma indicadores más exigentes para la medición
NBI ampliado de la pobreza. Porcentaje de hogares con NBI ampliado.
33
TRABAJO REMUNERADO Y TRABAJO REPRODUCTIVO
Considera el porcentaje de ocupados y desocupados Porcentaje de ocupados y desocupados respecto la
respecto la población total de 18 años y más población total de 18 años y más
Tasa de actividad económica
Considera el porcentaje de la población ocupada Porcentaje de la población ocupada respecto la
Tasa de empleo respecto la población total de 18 años y más. población total de 18 años y más.
Empleo pleno de derechos Incidencia de las relaciones laborales de calidad en el Porcentaje de personas ocupadas en relación de
total de la población económicamente activa dependencia que declaran que se les realizan
considerando la realización de aportes previsionales y la descuentos jubilatorios, cuenta propias profesionales y
continuidad laboral. no profesionales con continuidad laboral que realizan
aportes al Sistema de Seguridad Social y patrones o
empleadores con continuidad laboral que realizan
aportes al Sistema de Seguridad Social, respecto del
total de personas activas.

Empleo precario Incidencia de las relaciones laborales precarias en el Porcentaje de personas ocupadas en relación de
total de los activos, considerando la no realización de dependencia que declaran que no se le realizan
aportes previsionales y la ausencia de continuidad descuentos jubilatorios, cuenta propias no profesionales
laboral. que no realizan aportes al Sistema de Seguridad Social
y/o sin continuidad laboral, y patrones o empleadores
que no realizan aportes al Sistema de Seguridad Social
y/o sin continuidad laboral, respecto del total de personas
activas.
Subempleo inestable Incidencia de las relaciones laborales de subempleo Porcentaje de personas ocupadas en trabajos
inestable en el total de los activos, considerando la no temporarios de baja remuneración o changas,
realización de aportes previsionales, la ausencia de trabajadores sin salario y beneficiarios de planes de
continuidad laboral, la no remuneración y/o los empleo con contraprestación laboral, respecto del total
beneficiarios de programas de empleo. de personas activas.

Desempleo abierto Incidencia de la situación de desocupación (búsqueda Porcentaje de personas que no trabajan, buscan
activa) en la población económicamente activa. activamente trabajo y están en disponibilidad de trabajar,
respecto del total de personas activas.
Inestabilidad laboral Ocupados con antigüedad menor a un año Porcentaje de ocupados cuya antigüedad laboral es
inferior a una año, respecto el total de ocupados
Riesgo de desempleo Riesgo a la desocupación, expresado por la intensidad Porcentaje de personas que se encontraron
de la desocupación en el último año en la población desocupadas, por lo menos una vez durante los últimos
económicamente activa. doce meses, por razones ajenas a la propia voluntad,
respecto del total de personas activas.

Segmentación del mercado de trabajo Refiere a la diferenciación entre los mercados o Se distinguen dos segmentos según distintos tipos de
segmentos del mercado de trabajo que funcionan bajo regulaciones: 1) Empleos regulados: refiere al empleo
modos y marcos institucionales distintos. La pleno de derechos (véase indicador correspondiente) y
clasificación se ha elaborado -tanto para asalariados 2) Empleos no regulados: incluye empleo precario y
como para no asalariados- con base a criterios que subempleo inestable (véase indicadores
remiten al grado de cumplimiento de normas que tienden correspondientes).
a regular la calidad de los empleos.

Estructura económica-ocupacional Refiere a la diferenciación entre los sectores económico- Los ocupados pueden insertarse en tres grandes
ocupacionales con distinto grado de productividad. sectores de la estructura económica-ocupacional: 1)
Revela la coexistencia de un sector de alta Sector público: actividades laborales vinculadas al
productividad, fuertemente vinculado al mercado exterior, desarrollo de la función estatal en sus distintos niveles
y otras actividades de baja productividad, vinculadas al de gestión; 2) Sector privado formal: actividades
mercado interno. laborales de elevada productividad y altamente
integradas económicamente a los procesos de
modernización. En términos operativos, son ocupaciones
en establecimientos medianos o grandes o actividades
profesionales, y 3) Sector privado informal: actividades
laborales dominadas por la baja productividad, alta
rotación de trabajadores y su no funcionalidad al
mercado formal o más estructurado. En términos
operativos, son ocupaciones en establecimientos
pequeños, actividades de servicio doméstico o
actividades independientes no profesionales.

PARTICIPACIÓN EN EL SISTEMA DE SEGURIDAD SOCIAL


Expresa la incidencia de las relaciones laborales Porcentaje de trabajadores en relación de dependencia a
precarias en el total de los ocupados, considerando la los que no se les realizan aportes jubilatorios y
realización o no de aportes previsionales. trabajadores cuentas propias, patrones o empleadores
que no realizan los pagos al sistema de Seguridad Social
respecto del total de trabajadores en relación de
dependencia, cuenta propias, patrones y empleadores.
Trabajadores sin aportes
Expresa la población que efectivamente carece del Porcentaje de población que efectivamente carece del
sistema previsional (tanto asalariados como no sistema previsional respecto del total de población.
Trabajadores sin cobertura de obra social o mutual asalariados).
Personas en edad de jubilarse sin cobertura Expresa el nivel de cobertura del sistema previsional con Porcentaje de varones mayores de 65 años y de mujeres
(jubilación o pensión) respecto al total de población en edad de recibir el mayores de 60 años que reciben jubilación o pensión,
PARTICIPACIÓN SINDICAL Ybeneficio.
GREMIAL DE LOS TRABAJADORES respecto del total de personas del mismo sexo y edad.
Incidencia de las relaciones de calidad y cumplimiento Porcentaje de trabajadores asalariados o no que se
de los derechos laborales en el total de la población con encuentran afiliados efectivamente
Trabajadores que se encuentran afiliados a un empleo.
gremio o sindicato
INGRESOS PROVENIENTES DEL TRABAJO
Media de ingresos laborales Busca medir promedio del ingreso laboral entre la Media de ingresos laborales totales recibidos el mes
población ocupada de acuerdo a diversas características anterior al relevamiento, en pesos de diciembre de 2010.
particulares. Si los salarios o dividendos del trabajo no
se encuentran en niveles aceptables, o si directamente
son nulos por efecto de la desocupación, se verá
afectada la calidad de vida de los hogares y el bienestar
de la población, generándose desigualdades sociales
entre diferentes aspectos del desarrollo humano de las
personas.

Remuneración laboral horaria Ingreso laboral por hora percibido por la población Media de remuneración horaria recibida el mes anterior
económicamente activa ocupada al relevamiento, en pesos de diciembre de 2010.

Ingresos relativamente bajos Evalúa que porcentaje de la población económicamente Porcentaje de ocupados cuyos ingresos laborales son
activa ocupada recibe ingresos relativamente bajos. 34
inferiores a la mitad de la mediana, respecto el total de
ocupados.
SATISFACCIÓN LABORAL
Insatisfacción laboral Insatisfacción con el empleo. Porcentaje de ocupados que expresaron que se
encuentran insatisfechos con el empleo que poseen,
respecto del total de ocupados.
TRABAJO NO REMUNERADO
Actividad intensa de reproducción Incidencia de las personas que realizan trabajo no Porcentaje de personas encargadas de realizar por lo
remunerado en el interior del hogar en forma intensiva. menos tres de cuatro actividades imprescindibles del
hogar, respecto el total de personas.

Ocupados con actividad intensa de reproducción Incidencia de los ocupados que realizan trabajo no Porcentaje de ocupados encargados de realizar por lo
remunerado en el interior del hogar en forma intensiva. menos tres de cuatro actividades del hogar consideradas
imprescindibles, respecto el total de personas que
realizan actividad intensiva de reproducción.

Ocupados en empleo pleno y actividad intensa de Incidencia de los ocupados con empleo pleno de Porcentaje de ocupados con empleo pleno encargados
reproducción derechos que realizan trabajo no remunerado en el de realizar por lo menos tres de cuatro actividades del
interior del hogar en forma intensiva. hogar consideradas imprescindibles, respecto el total de
personas que realizan actividad intensiva de
reproducción.

ESTADO Y ACCESO A LA SALUD


Problemas psicofísicos de salud Estado de salud de las personas concebida desde una Porcentaje de personas sin problemas de salud.
noción que integra la dimensión física/biológica y la Porcentaje de personas sólo con problemas de salud
psicológica. física.
Porcentaje de personas sólo con malestar psicológico.

Porcentaje de personas con ambos problemas de salud.

Consulta de salud Expresa una de las medidas que da cuenta de la Porcentaje de personas que acudió a la consulta de
demanda de atención por parte de la población y permite salud durante los últimos 12 meses.
identificar conjuntos sociales desprotegidos o cuyos
daños a la salud podrían no ser detectados de manera
temprana.
Cobertura de salud Subsistema de salud mayormente utilizado por el hogar. Porcentaje de hogares cubiertos por el subsistema
Es una variable que permite examinar la segmentación público.
del sistema y de la demanda de prestaciones de salud. Porcentaje de hogares cubiertos por PAMI.
Porcentaje de hogares cubiertos por obras sociales.

Porcentaje de hogares cubiertos por la medicina privada.

Utilización de los subsistemas de salud. Subsistema al que el encuestado acudió en su última Porcentaje de personas que acudieron a efectores
consulta durante los últimos 12 meses. Esta variable públicos de salud.
permite indagar en el tipo de demanda de prestaciones Porcentaje de personas que acudieron a prestadores de
de salud y en la diferencia de entre la cobertura de salud PAMI.
del hogar y la que efectivamente se utiliza.
Porcentaje de personas que acudieron a prestadores de
obras sociales.

Porcentaje de personas que acudieron a prestadores de


medicina privada.
Recortes en salud Expresa la magnitud de población que durante el último Porcentaje de personas que debieron incurrir en recortes
año tuvo que disminuir o suspender consultas a de salud por problemas económicos durante los últimos
profesionales de la salud o restringirse en la compra de 12 meses.
medicamentos por problemas económicos.

Consulta o tratamiento de salud mental Personas que acudieron a la consulta de salud mental, lo Porcentaje de población adulta que durante el último año
que por un lado da cuenta de la demanda de este acudió a una consulta o inició un tratamiento psicológico
servicio de salud y por otro permite indagar de forma o psiquiátrico.
indirecta el nivel de malestar psicológico en la población.

Espera a la atención médica Expresa uno de los problemas que hacen a la calidad de Porcentaje de personas que debieron esperar más de
la atención de la salud. una hora para ser atendidos durante su última consulta.

35
COMPONENTES PSICOSOCIALES DEL BIENESTAR SUBJETIVO Y EL DESARROLLO HUMANO
Malestar psicológico Mide el déficit de las capacidades emocionales de las Porcentaje de población de 18 años y más que obtuvo
personas que permiten responder a las demandas puntuaciones que indican riesgo moderado o alto de
ordinarias de la vida cotidiana, desenvolverse malestar psicológico en la escala KPDS-10.
socialmente y tener relaciones satisfactorias con los
otros.
Disconformidad con las propias capacidades Percepciones de las personas acerca de cuán Porcentaje de población de 18 años y más que indica
disconformes se sienten con sus capacidades para estar “nada” o “poco” conformes con sus capacidades
afrontar adecuadamente los sucesos e imprevistos de la para afrontar la vida.
vida diaria.
Déficit de creencias de control externo Creencias acerca del grado en que la propia conducta es Porcentaje de población de 18 años y más que presenta
eficaz o no para modificar positivamente el entorno. un predominio de creencias de control externo.
Quienes creen que sus conductas están interiormente
dirigidas y pueden influir en forma positiva en su entorno
evidencian creencias de control interno; quienes se
sienten a merced del destino y consideran que sus
conductas están exteriormente dirigidas expresan
creencias de control externo.
Déficit de apoyo social recibido Percepción de que no se cuenta con otras personas que Porcentaje de población de 18 años y más que indicaron
están disponibles para brindar ayuda en los momentos contar “pocas veces” o “nunca” con gente que los ayude
de necesidad. a resolver problemas.
Déficit de encontrar paz espiritual Percepción de la posibilidad subjetiva de no encontrar Porcentaje de población de 18 años y más que afirma no
paz espiritual en su interior a pesar de los problemas encontrar paz espiritual en su interior.
cotidianos.
Déficit de estrategias de afrontamiento Afrontamiento evitativo o pasivo, en el que predominan Porcentaje de población de 18 años y más que presenta
conductas destinadas a distraerse y a evitar pensar en la un predominio de estrategias de afrontamiento evitativo
situación problemática, sin realizar intentos activos por o pasivo.
afrontar o tratar de resolver la situación.

Disconformidad con la propia apariencia física Percepción de las personas acerca de cuán conformes Porcentaje de población de 18 años y más que indica
se sienten con su propia apariencia física. estar “poco” o “nada” conforme con su apariencia física.

Déficit de ocio, tiempo libre y ejercicio físico Percepción de la falta de tiempo libre, ocio creativo, Porcentaje de población de 18 años y más que no cuenta
ejercicio físico y disfrute personal. con tiempo de ocio, no disfruta del tiempo libre o no
hacer actividades dísicas recreativas.

CULTURA DEMOCRÁTICA, CONFIANZA INSTITUCIONAL Y COMPROMISO CIUDADANO


CONFORMIDAD, ATRIBUTOS Y PREFERENCIAS DEMOCRÁTICAS
Conformidad con el funcionamiento de la democracia Es una medida subjetiva sobre la conformidad con el Identifica a las personas de 18 años y más que se
funcionamiento de la democracia. declaran: Nada conformes, Poco conformes y
Conformes o muy conformes.
Importancia del acto de votar Es una medida subjetiva sobre la valoración del acto de Porcentaje de población de 18 años y más que
votar. declararon al voto como: Poco o nada importante,
importante o muy importante e Indiferente
Creencia de igualdad de oportunidades y libertad de Es una medida subjetiva de consideración de la Porcentaje de población de 18 años y más que
espresión existencia de igualdad de oportunidades y de libertad declararon que existe igualdad de oportunidades y
para expresarse en nuestro país. libertad para expresarse en nuestro país.
Preferencia por el mejor tipo de gobierno Es una medida subjetiva sobre la preferencia ciudadana Porcentaje de personas de 18 años y más que
por un gobierno con un Presidente con fuerte poder o un declararon preferencia por un gobierno con: Presidente
gobierno donde el poder este repartido entre el con fuerte poder, Donde el poder este repartido e
Presidente, el Congreso y la Justicia. Indiferentes

Preferencia por el mejor tipo de sociedad Es una medida subjetiva de la preferencia por una Porcentaje de personas de 18 años y más que
sociedad en la que se respeten todos los derechos y declararon preferencia por una sociedad con: Respeto
libertades o por una sociedad ordenada aunque se por todos los derechos y libertades, Orden con límites de
limiten algunos derechos. derechos e Indistintos
ACCESO A MEDIOS DE INFORMACIÓN
Utilización de la radio, la televisión, el periódico Es una medida subjetiva sobre la frecuencia de uso de la Porcentaje de población de 18 años y más que
(impreso) y la internet televisión, la radio, los diarios (papel) e Internet para declararon utilizar la TV, la radio, los diarios (papel) e
informarse sobre la situación del país. Internet como medio de información: Todos los días, Una
o dos veces por semana y Nunca.
CONFIANZA EN LAS INSTITUCIONES CIUDADANAS
Confianza en las instituciones de gobierno Es una medida subjetiva de los niveles de confianza en Porcentaje de población de 18 años y más que
el Gobierno Nacional, el Congreso y la Justicia. declararon sobre las instituciones de referencia: Ninguna
confianza, Poca confianza, Alta confianza.
Confianza en las instituciones de representación de Es una medida subjetiva de los niveles de confianza en Porcentaje de población de 18 años y más que
intereses los partidos políticos, los sindicatos y los movimientos declararon sobre las instituciones de referencia: Ninguna
piqueteros. confianza, Poca confianza, Alta confianza.
Confianza en las instituciones de la sociedad civil Es una medida subjetiva de los niveles de confianza en Porcentaje de población de 18 años y más que
las ONGs / Caritas, la Iglesia, los medios de declararon sobre las instituciones de referencia: Ninguna
comunicación, las organizaciones vecinales y el confianza, Poca confianza, Alta confianza.
PARTICIPACIÓN CIUDADANA
empresariado.
Participación política Es una medida objetiva de participación en partidos Porcentaje de población de 18 años y más que
políticos, sindicatos o gremios y/o en grupos de protesta. declararon haber participado en los últimos 12 meses en
las instituciones o grupos de referencia.
Participación social y solidaria Es una medida objetiva de participación en actividades Porcentaje de población de 18 años y más que
solidarias, en actividades parroquiales y/o en grupos declararon haber participado en los últimos 12 meses en
sociales las instituciones o grupos de referencia.