Você está na página 1de 3

AMERICA UTWA

a un lado. Encuentran ú til y necesaria I


bio, una discusión sobre e l programa deN*14®' I
volución. L a reclam an. En esa d iscu sió n 16- I
£H EL SEMANARIO “ MARCHA” SE PUBLICA W ARTICULO EN P E D} rj * ¡ ¡ | OCJ ÍOn¡J [ S f ¡ 5 L S pueden in terven ir, pueden cotejar lat 411m I
IROTSKISMO, ADOLFO M LLY, AFIRMA QUE EL CHE SALJD DE CUBA SUIDO A “ [SC™ CIJ J — no los insultos— , pueden apoyar c o n S 0'*1 I
tos basados en su experiencia y en la ‘T{rn *HL- I
CON FIDEL... ESTE SEÑOR TIENE LA VILLANIA DE ACUSAR A CU8A OE NO HABER DAD | UN posición qu e s ign ifica un impulso a l a ^ v 1* I
APOYO ACTIVO A IA REVOLUCION DOMINICANA." (FIDEL CASTRO, EN EL DISCURSO DE CLAUSURA revolucionaria. Eso es lo que hay que d J - T 1 I
DE LA TRICONTINENTAL) qué program a, qu é medidas, qué m étod «T '
lucha son necesarios para impulsar la rev i I
ción, cuáles son correctos, cuáles no v -
* j i
Ei programa del MR- 1 3
Eso es lo que han salido a discutir los a
temaltecos, e l M R-13. Han expuesto su pto&T
ma socialista, luchan p or él. Proponen v o S '
tean la expulsión d el imperialismo, la exprmh'
A D O L F O G I L .l _ Y ción sin in dem n ización de sus propiedades v d
las grandes empresas capitalistas, la entrega de
la tierra a los campesinos, la expropiación sin

Respuesta a
pago de los latifu n dios, la escala móvil de a
laríos y el salario v ita l m ínim o, una central únU-
ca de trabajadores, los derechos y libertada
democráticas para el pueblo de Guatemala, la
libertad de prensa, de reunión, de organización,
el control obrero sobre la producción, el arm£
mentó de la población, la disolución del ejértito
de la dictadura, el cese de las torturas y los

Fidel Castro
crímenes policiales, la ruptura de todo pacto
m ilitar o de cu alqu ier tipo con el imperialismo,
el derribam iento de la dictadura por la ludia
armada de las masas, e l establecimiento de un
gobierno obrero y campesino. P or ese programa
llam an a las masas a organizarse en comités
campesinos, com ités obreros, comités de estu­
diantes, y a luchar, y p or ese programa luchan
con las armas las guerrillas del MR-13 en la
C IU D A D M E X IC O ros peronistas a quienes en 19*5 llamaba “ fas­ montaña y la ciudad.
cistas” mientras apoyaba al candidato d el im ­ L a respuesta de F id e l Castro ha sido decir
O N C L U ID A la Conferencia. Tricontinental de perialismo yanqui contra Perón, y que desde
C L a Habana» los asistentes pudieron, ser tes*
tigos de un extraordin ario espectáculo: F i­
entonces ba seguido acumulando una negra his­
toria de traiciones y soledad política. Los votos
que ha^ trotskistas en e l MR-13 y arrojar in­
sultos contra ese program a, pero sin discutirlo,
sin dem ostrar p or qué está mal, sin dar un solo
d el Castro atacando furiosamente a un m ovim ien­ uruguayos los llevó e l llam ado Frente Izquierda argumento.
to guerrillero qu e lucha armas en mano, en las de Liberación, máscara parlamentaria de un E l ataque descabellado d e F id el Castro mues­
montañas y en las calles de Guatemala, p or )a Partido Comunista pacifista y reformista que tie­ tra la exasperación sin lím ites de sus aliados,
revolución socialista. £1 ataque fu e hecho des­ ne e l descaro y la insolencia de atacar, desda los dirigentes soviéticos, contra la influencia cre­
pués de la Conferencia, fu era de toda posibilidad sus mullidas poltronas parlamentarias, a l M ov i­ ciente de ese p rogram a en los movinúentos re­
de discusión o de respuesta, y tom ó de sorpresa miento Revolucionario I I de N oviem bre que so volucionarios latinoam ericanos, y su impotencia
a los delegados no pertenecientes a los Partidos bate armas en mano contra la dictadura guate­ política para com batirlo con argumentos. Pero
Comunistas. malteca. En la delegación colombiana fu e e l en la misma form a d e l ataque está su condena:
EL ataque de Fidel Castro aparece insensato Partido Comunista pro-Moscú, muchas veces acu­ no puede p roba r nada n i puede infLuir a nadie,
y descabellado. Acusa de “ agente del imperialis­ sado de entregador y delator de revolucionarios aunque pueda p ro vo car algún daño pasajero..
m o’ * a una dirección revolucionaria probada en y guerrilleros. En la delegación guatemalteca, L a exasperación d e qu ien aparentemente tima
anos de lucha, por e l solo hecho de defender un fu e u delegado del P artido Comunista guate­ una fu erza m a te ria l inmensam ente superior al
program a- P ero no dice cuál es ese programa» malteco, separado hace más de un año d el MR-13. MR-13, es típ ica d e una batalla defensiva- Ea
s o menciona un solo punto d el programa, no r e ­ En la delegación mejicana fueron los políticos la misma C onferencia, se h izo presente la pre­
futa,. no discute, no argumenta nada. H ay una burgueses d el P artido Socialista Popular, que sión en fa v o r d él M R-13. E l MR-13 es conocido
ausencia total de ideas y de discusión política. apoyan al gobierno capitalista de D íaz Órdaz. extensam ente a través de su programa de re­
Es simplemente, una acumulación d e insultos y Y la lista sigue igual, con algunas excepciones volución socialista y de su concepción de masas
d e calumnias concientes qu e ningún revolu cio­ como e l M.IK del Perú y e l MTR de Venezuela, de la lucha gu errillera. Era natural —y asi fue—
nario en su honesto juicio puede aceptar. que por otra parte se pronunciaron contra la que más de una delegación de distintas partes
E l ataque es la conclusión lógica y necesaria lín ea oficial de la Conferencia en la única v o ­
d e l mundo pregu n tara p o r él, quisiera, ver a sus
d e toda la evolución de F id el Castro, acentuada tación política que hubo.
delegados y p id ie ra explicaciones por su ausen­
después de la desaparición d el Che Guevara: La Esa votación política, sobre la inclusión o no cia. Como e l m ism o F id e l Castro dijera en otra
■liartza política con la dirección de la TÍnión So­ de la consigna de coexistencia pacifica, fu e una ocasión a los norteam ericanos, no hay bloqueos
v iética , e l ap oyo a la p olítica gen eral d e coexisten­ batalla perdida para los organizadores soviéticos n i barreras qu e puedan d eten er a las ideas. Las
cia pacífica y en consecuencia el respaldo al y cubanos de la Conferencia. Lograron hacer ideas socialistas de la gu errilla guatemalteca sa
pacto entre la dirección d el imperialism o yanqui aprobar la consigna p or treinta y un votos. P ero han abierto camino fu e ra de Guatemala. L a au­
y la dirección soviética. tu vieron muchas abstenciones. Y sobre todo, en sencia d él M R-13 no ten ía justificación. Muy
L a form a insensata d el ataque no obedece a esa votación pudo unirse y manifestarse la opo­ grande tu vo qu e h ab er sido esa presión cuando
« n a particular falta de lógica d el dirigente cu- sición a la línea de coexistencia a través de un en e l discurso fin a l los revolucionario* guate­
i baño, sino a la posición insostenible en que se fren te que incluye a las tres delegaciones latino­ maltecos ocuparon é l lu g a r central.
\ *** visto colocado. F id e l Castro, qu e ha sido y americanas que tienen un m ovim iento gu errillero
sigue siendo dirigente de una revolu ción socia­ P ero e l ataque a l program a del MR-13 —pu«s
en sus países (incluida Guatemala). T.ac n ueve Fidel Castro n o hace ninguna acusación concre­
lista, que es un hom bre con una trayectoria re­ delegaciones que votaron contra la coexistencia
volucionaria y con sentim ientos revolucionarios, ta contra e l M R-13. sólo lo ‘'acusa” de haber
pacífica fueron China, Corea, V ie t K am d el N o r­ aprobado un p rogram a qu e é l mismo no mencio­
p ara defender la política soviética, debe lanzarse te, V ie t Ham del Sur, Japón. Indonesia, V en e­
a atacar y a tratar de destruir al m ovim iento na n i discute— tie n e un significado mucho más
zuela, Perú y Guatemala. (E l hecho de que e l profundo. Q uiere d ec ir que en toda Am érica La­
gu errillero de m ayor influ encia política en A m é- guatemalteco Turcíos, aliado del Partido Comu­
Tica Latina, a la dirección «pzeniUera d el MR-13. tina está abierta la b a ta lla entre dos líneas: la
nista que apoya a la coexistencia, h aya votado linea de la coexistencia p acifica y la línea da
X s in evitable que. puesto en esa tarea, F id el Cas­ en contra, indica la fuerza política del MR-13,
tro aparezca incoherente* fa lto de argumentos la revolución socialista mundiaL F id el Castro
que en Guatemala lucha abiertamente contra la ha tomado p artido p o r la coexistencia pacífica*
I y de ló gica política, fuera, d e s í; y debe recurrir línea de coexistencia pacífica de ios comunistas,
I a la grosería* al insulto y a la calumnia. n o sólo en la v ota ció n de la Conferencia, sino
y que e l mismo Turcios debe respetar para n o sobre todo utilizando su autoridad para abrir el
|¡ E l discurso fin a l fu e la culminación del ír a - quedarse sin ninguna base en su país).
I «aso d e una Conferencia qu e com enzó b ajo el fu ego contra é l p rogram a d e la revolución so­
P ero aun esa votación fu e confusa y lim itada. cialista. Esa au toridad la ganó F id e l Castro
I signo d él ataque desleal y torcido a la política d e Pues el rasgo dominante de la Conferencia, fu e
I lo s chinos con el p retexto d él arroz, y term inó con lo s métodos d e la coexistencia pacífica, sino
que, existiendo dos lineas opuestas en pita jk> en la lucha g u errillera y en la revolución socia­
I aprobando un texto sin ningún v a lo r político, hubo en realidad ninguna discusión política y
I Heno de declaraciones com pletam ente generales lista, como la ga n ó e l gra n ausente de la Con­
program ática clara, ningún balance de experien­ ferencia, Ernesto (C h e ) Guevara. Esa autoridad
I y que constituye un frau de a cualquier ra oví- cias revolucionarias. L a misma delegación china,
I fcúento revolucionario responsable. Basta le e rlo es buena y es aceptada cuando s irv e para un-
que encabezó la lucha contra la consigna de pulsar la revolu ción . Cuando se la usa par»
I jApidam ente para v e r qu e no dice nada que no coexistencia pacifica, n o planteó en cambio nin­
I liaya sido dicho cien veces antes, pero sobre todo, contenería, no. U n de la pérdida de aa»
gún program a revolucionario y de medidas con­ ioridad de la línoa soviética en A m erica Latía*
I.QCe no da ningún programa, ninguna orienta- cretas antiimperialistas qu e perm itiera Trta dis­
F ción, ninguna gnía para los m ovim ientos revo­ es que la dirección soviética h aya tenido
cusión y una clarificación política.
lucionarios. aceptar de todos m odos la protección de Fidel
Sin embargo, el centro d e la discusión que Castro, qu e es una dirección de origen gu eirf-
b dfscBsíon en ía Conferencia estalló en form a retorcida en los insultos d el Hero. Quiere d ecir q u e con sus propios partidos
díscuxso fin al d e F id el Castro, es e l mismo aue y a n o tiene ninguna influencia. P ero tampoco
X a Conferencia fu e preparada e x form a bu­ domina, toda la discusión en e l m ovim iento ’ -evo-
rocrática. S i bien concurrieron serie de de­ la tendrá F id e l Castro con esa pttós las
lueionaiio mundial y en particular la discusión
legaciones — especialm ente de A fric a y A sia— chino-so viéticE. masas no apoyan la "a u torid a d " pasada sano
¡provenientes de m ovim ientos revolucionarios, no cuando ésta s irve para la Im ea d e sus Luchas
¿Cuál es e l program a para, ei avance d“ la presentes.
Isn b c ninguna discusión p olítica p revia, ningún revolución mundial?
tex to . E n e l caso d e Jas delegaciones latinoam eri­ 21 interés d e la d irección soviética en la
Las masas, los m ilitantes revolucionarios, los ferencia se deb ía claram ente a. la necesidad da
canas, se im pone la decisión arbitraria, de lo s m ilitantes de partidos obreros, los guerrilleros,
'P a rtid os Comunistas pro-M oscó. L o s votos a r- establecer cierto c on tro l sobre e l desarrollo
encuentran sin sentido una discusión, a base s e los m ovim ientos revolu cion arios de Africa, A si*
’fen írn o s los lle v ó e l P a rtí c?o ComsrrJsta argr?n- insultos y acusaciones calumniosas donde no se
tb io, un p artido aislado, repu diado p o r ics obre­ y Am érica Latin a- N ecesita establecer ferinas
«p o rta 2iin¿£una prueba, rechazan, la hac^zs.
¿e conciliación. e l impulso
H 4 R C H 4 * 20
. _ j - pjoj movimientos — y tobre iodo Impedían sus v h j«a * 1 * inquietud d t los dele-
* de esos países— y 1*. política ge- milicias, como el ataque a los chinos y la prohi­
gados era muy grande, aunque no se manifesta- bición absurda, anti-xnarxista, de que circulen
* “ E x is te n c ia coa «1 im perialismo. L a da abiertamente. Uno de los delegados venezola- los materiales chinos, es parte de la lucha polí­
* » “ “ sov¡ética no puede suprim ir esos mo- nos, en una sesión plenaria, pronunció un en­ tica por una reorientación revolucionaria de Cu­
6reí° <:“ _0 puede negociarlos, no puede apa- cendido discurso saludando y elogiando a Gue­ ba ^que toda una tendencia, organizada o no,
su <Ainámica Propia, estimula- vara como revolucionario, discurso que fue se­ está desarrollando en la isla. Es parte de la lu­
¿guarios. insurgencia j e las masas coloniales. guido de pie y aplaudido por toda la Conferen­ cha por e l programa de la revolución mundial.
* X a a n a los ParÜdos Comunistas y poner. cia.
Una misma línea une a l programa de revolu­
~Ti¿ro toda la estructura de la coexistencia. Es completamente lógico que Fidel Castro, ción socialista de las guerrillas guatemaltecas
81 ^ Verdad especialmente en el caso de Am é- en e l mismo momento en.que se lanzó & atacar con las posiciones de los chinos y las posiciones
* » * ya que una de las bases del acuerdo de frente a l programa de ia revolución, socialista de los partidarios del Che en Cuba. Es la línea
" - J 5 de coexistencia es que la dirección so- del MR-13, tuviera que perder el control de sus de la extensión de la revolución mundial con­
nervios y lanzarse a refutar en la misma forma tra la linea de coexistencia pacifica, y por eso
S f i í onezca "garantías” contra el desarrollo insensata, sin probar nada, a los que pedían
T la lucha revolucionaria en A m erica Latma, FideL Castro acude a la lucha contra el trotskis-
cuentas sobre la. suerte dei ^he Guevara. Fidel mo, creyendo que este es un argumento defini­
«•nrioal base de apoyo del imperialismo norte- Castro ataca a un artículo ds G illy y a otro ar­
pricano Y la dirección soviética no quiere tivo. Los únicos argumentos que valen en esta
tículo de Fosadas, dirigente Ce la" Cuarta Inter­ discusión son los que F id el Castro no se atreve
Wi D'iedé— suprimir esa lucha, pues la nece- nacional (trotsldsta). Ambos plantean que Gue­ a usar: demostrar por qué esa línea está mal,
como un punto de apoyo, pero sí quiere tra- vara fue eliminado por su linea de apoyo a la y cuál es la correcta en su lugar.
« r de “reglamentarla", que no pase de los li­ revolución mundial; a la extensión de la revolu­ L a lucha abierta en Cuba es parte de la lu­
mites de la presión general controlable. ción cubana, a los chinos. E l dirigente trotsldsta cha en todo el movimiento revolucionario mun­
Para esta tarea, la dirección soviética nece- no sólo analiza las razones políticas de la desa­ dial por el programa de la revolución. En esta
riia aooyarse en sus partidos comunistas latino­ parición de Guevara, sino que las relaciona con batalla* Fidel Castro se ha aliado con los sovié­
americanos. Pero estos no tienen peso n i auto- el desarme de las milicias y plantea que Gue­ ticos. En esa alianza, ha recibido e l apoyo en­
Sad. El mayor servicio que F id el Castro le vara ha sido asesinado o que está preso» pues tusiasta de los partidos comunistas latinoameri­
cresta a la política soviética, no es hablar de está fuera de toda su linea de lucha hacia la c a n a (los mismos que lo llamaron “ aventurero'*
Mtxiítencia pacifica. Es presionar a los m ovi­ izquierda el haber renunciado repentinamente. y ‘putehista” en 1957 cuando comenzó su lucha
mientos revolucionarios y guerrilleros de Am e- Fidel Castro estalla frenéticamente sobre es­ guerrillera). Los P.C. de Venezuela y Guatema­
rl-a Latina sobre todo, utilizand-o la autoridad tos puntos. Pero, nuevamente, no refuta nada. la, siempre dispuestos a negociar la existencia
<je¡ Estado obrero cubano, para que éstos vuel­ N o da ninguna explicación política. Insulta. Dice de las guerrillas a cambio de garantías parla­
van a aceptar la alianza que habían roto con los que sólo al imperialismo le interesa saber qué mentarias para ellos, apoyan sin reservas a Fidel
parUdos comunistas. Es pretender otorgar pa­ pasó con Guevara, cuando es todo tí pueblo cu­ Castro. Todas las viejas camarillas reformistas,
téate de “revolucionarios” a partidos y aparatos bano y todos los revolucionarios de todo el mun­ burocráticas, pacíficas, que dirigen los Partidos
con aüos de conciliación, traiciones, delaciones, do quienes lo están preguntando. Su ataqúe al Comunistas, son las que se dedican a divulgar
repudiados y desbordados por los nuevos m ovi­ trotskismo es un franco terrorismo ideológico y ensalzar sus discursos contra el MR-13, los
mientos revolucionarios. Con e l pretexto de la contra el pueblo cubano. En síntesis, dice esto: chinos, los trotskistas, los guevaristas y todos los
“unidad”, la dirección cubana quiere imponer a todos los que preguntan por el Che, son trots­ adversarios de la coexistencia pacífica. Pero ade­
los movimientos guerrilleros esa alianza. Preten­ kistas; los trotskistas son ‘‘mercenarios del im ­ más, los grandes voceros del imperialismo, como
de que estos rehabiliten a los partidos comunis­ perialismo” ; en consecuencia, todos los que pre­ e l Times de Londres, han recibido los ataques a
tas y en consecuencia se sometan a su política de guntan por el Che son “ mercenarios del impe­ los chinos como una señal de cordura de parte
conciliación. rialismo” . Sustituye 1a explicación política por del dirigente cubano. Y nada menos que el m i­
El ataque al MR-13, y sobre todo la preten­ la calumnia y la amenaza. nistro del Interior de Venezuela ha saludado este
sión burocrática y prepotente de querer cam­ Fidel Castro puede decir lo que quiera. Pero, ataque desde Caracas como un cambio de linea
inar sus dirigentes desde L a Habana, ha querido ¿qué paso con Guevara? Fidel Castro está obli­ en el apoyo concreto, directo, a la revolución
ser im escarmiento para todos los que no acep­ gado a dar una explicación política. N o basta latinoamericana. El imperialismo ha sabido me­
ten esa presión. P ero como le ha respondido el gritar o tratar de usar sai autoridad — autoridad d ir muy bien la realineación de Fidel Castro,
MR-13. los dirigentes de la revolución guatemal­ también tiene Guevara— para acallar a la gente. que mientras dedica sus últimos ‘discursos a ata­
teca sé deciden en la lucha armada en las ca­ N o es al imperialismo, es a los revolucionarios car a l MR-13 y a los comunistas chinos, no ha
lles y las montañas de Guatemala, no en el ho­ de Am érica Latina a quienes interesa saber qué encontrado una sola ocasión para expresar su
tel Habana Libre. F id el Castro ha querido apli­ hicieron con Guevara, por. qué a la desaparición solidaridad con los obreros del transporte en
car al MR-13 la misma politiea de gran potencia de Guevara sigue el ataque desleal al MR-13, a huelga en Nueva York o con el comunista pro­
que !a Unión Soviética ha ejercido sobre Cuba. los chinos, a los trotskistas. chino norteamericano B ill Epton, del Progressi­
Fracasará, como fracasará e l intento de rehabi­ ve Labour Party, condenado por los jueces nor­
litar a los partidos comunistas pro-Moscú. La lucha por la reorientacidn teamericanos por Uamar a la lucha a la pobla- •
Al escribir sobre la lucha y e l programa de ción negra de Haxlem durante los disturbios de
Toda la evolución polática vertiginosa de los 1964 y por llam ar a organizar la defensa armada
las guerrillas guatemaltecas, Huberman y Ewee- últimos meses de la dirección cubana, autoriza
zy decían que cuando fueran ampliamente cono­ contra la represión policial y por e l derrumba­
a pensar que sí; a Guevara lo han asesinado o le miento del orden capitalista e imperialista.
cidos, “han de sacudir inevitablem ente a toda la impiden p or cualquier medio expresarse politi­
izquierda latinoamericana con fuerza enorme, y EL gobierno de Estados Unidos intensifica la
camente. T od o lo dicho antes, también. ¿Por qué guerra de Viet Nam y se prepara para una gue­
este sacudimiento además propagará sus pode­ no hubo n i una carta suya a la Conferencia?
rosas vibraciones a otras regiones del mundo". rra general contra China y contra todo e l cr as­
¿Por qué no se explican las diferencias políticas? po socialista. Los chinos' no *sólo denuncian esta
Por un camino quizá no sospechado por los au­ ¿Qué hicieron con. Guevara? N o basta acusar de
tores de la predicción, este sacudimiento se ha preparación. Se preparan ellos mismos, por cien­
miserables a los que preguntan por Guevara. tos de millones, para un conflicto próximo, con­
producido. El MR-13 se ha visto colocado en el Miserables son los cobardes políticos que hasta
centro de la batalla política p or él programa de vencional y nuclear. A sí lo han declarado ter­
no hace mucho adulaban a Guevara como un minantemente- L a caída del B-52 en España
la revolución mundial y en e l centro de la rup­ gran revolucionario, y ahora se callan por soli­
tura abierta de F id el Castro con la dirección muestra en qué condiciones v iv e el mundo. En
daridad y complicidad con la política antichina esa situación, Fidel Castro elimina a Guevara
china. No es la fuerza de sus armas, sino la y pro-soviética de Fidel Castro. También el de la dirección, se suma abiertamente a la es­
fuerza de su programa socialista lo que ha colo­ MK-13 preguntó que pasó con Guevara. Otros lo peranza de la coexistencia pacífica, ataca a los
cado allí a un m ovimiento guerrillero ¡en desa­ hicieron, y otros lo harán. Todo e l pueblo cuba­ chinos y corta lazos con la revolución latinoame­
rrollo en un país pequeño de Am érica Latina, no lo pregunta. Fidel Castro y los comunistas ricana atacando con calumnias y sin argumentos
y se ha visto colocado, además, en e l centro de pro-soviéticos de Cuba no podrán seguir jugan­ a l movimiento guerrillero guatemalteco, van ­
la crisis de la dirección cubana, con la desapa­ do a las escondidas con esta crisis profunda de guardia socialista de Am érica Latina.
rición del Che Guevara y la lucha y la presión la dirección cubana y con la suerte política de L a tensión inmensa d el enfrentamiento global _
inmensa de las masas cubanas p or una explica­ Guevara- El margen que tienen es muy estrecho. entre revolución y contrarrevolución <sa el mun­
ción política de este hecho y , en definitiva^ en L a misma mistificación contiene el discurso do, la miden los que hacen cotidianamente las
cefensa de Guevara. cuando dice que Cuba apoyó a la revolución masas de V ie t Nam, focó''.de la revolución mun­
dominicana y que pedir ‘‘apoyo activo'’ es una dial. Ellas muestran lo qfre se prepara mundíal-
la liquidación de Guevara provocación. N o cabe ninguna duda de que Gue­ mente: no son la excepción, sino la punta en­
Ahora es claro completamente que una de las vara y sus amigos pidieron apoyo activo. Y apo­ cendida y visible del estado de ánimo del resto
condiciones de esta alianza, con la dirección so­ yo activo no significa, como maliciosamente d e los pueblos del mundo. En esa tensión tiene
fistica, y de esta Conferencia, era la desapari­ quiere hacer creer Fidel Castro para contener e l lugar la batalla por el programa de la revolu­
ción de Guevara de la dirección, cubana- Una descontento de las masas cubanas_ que no com­ ción mundial. Una virtud que Fidel- Castro no
cusma linea une el retiro de las armas a las prenden por qué Cuba no se movió, enviar sol­ sospecha de su discurso final en- la Conferencia,
milicias cubanas, la desaparición d el Che, las dados y armas. Eso es absurdo. Apoyo activo es haber planteado los términos de la alternativa:
negociaciones con Estados Unidos, la suspensión significa m ovilizar a las masas en Cuba por to­ e l programa de 1a coexistencia pacífica o el pro­
ce los viajes de estudiantes norteamericanos a dos los medios para manifestar su apoyo a los grama de la revolución socialista. A l alinearse
Cuba por decisión del gobierno cubano, e l si­ dominicanos, no simplemente hacer declaracio­ con la coexistencia, Fidel Castro ha dado un
lencio sobre Jais luchas de las masas norteame­ nes p or radio. Significa llamar a las masas lati­ golpe a la revolución cubana y a la revolución
ricanas. las presiones sobre e l dirigente negro noamericanas a movilizarse, darles orientaciones latinoamericana. P ero la revolución es, ha pro­
pro-chino norteamericano Stobert W illiam s (asi­ de lucha en defensa de la República Dominica­ bado m il veces ser más fuerte que todas las va­
lado en Cuba), el Térmico de v ia je a los contra­ na. d ar un centro desde Cuba a toda la m ovili­ cilaciones y los retrocesos de los dirigentes.
rrevolucionarios cubanos a Estados Unidos, el zación espontánea que hubo en. América Latina. L a tensión, inmensa de las fuerzas ha obliga­
ataque al MR-33r el ataque a los trotskistas, e l Nada de eso hizo la dirección cubana. Y cuando do a l centrista F id el Castro, el partidario per­
ataque a los chinos. reacciona furiosamente a rebatir a un lejano p e­ manente de la “ unidad” , a romper la llamada
^En la misma Conferencia hubo una bataOa riodista que escribe en _ Montevideo, es porque '•vnidád” y a definirse hacia la derecha. H a re­
sobre el Che Guevara. N o sólo e l paradero de ese m5smo reclamo lo hicieron los cubanos y es cibido el apoyo de todos los reformistas, paci­
Guevara, sino su suerte política, fu e lezna fre ­ con ellos con quienes discute. fistas, comunistas pro-Moscú y del ministro del
cuente de discusión extraoficial entre los dele­ T od o esto indica que hay una tremenda Ju­ interior de Venezuela.
gados. L a presión de la Conferencia venía a su­ cha política en Cuba. Un vixaje_como el presente Esa misma tensión ha colocado en el centro
marse a la presión cotidiana d el pueblo cubano 2.0 se puede hacer en fríe. N i Guevara puede c_e la discusión a l programa del movimiento gue­
A g ie n d o explicaciones sobre e l Che. N a ca hu- desa-oax-»cer en frío. H ay todo una eorrienie que rrillero de un pequeño país dé Centro Am érica.
,b;era sido más lógico que un mensaje o una car- aooya a Guevara, que defiende sus posiciones Es porque ese program a representa, histórica­
de Guevara, dirigido aun desde cualquier lu­ d ística s. Fidel Castro está enfrentado a e jg ten­ mente, fuerzas infinitam ente superiores a las de
gar secreto, saludando a 3a Conferencia y mani- dencia política, guevarista y pro-china. E i co­ la guerrilla guatemalteca. S i Fidel Castro no
z^síando su solidaridad con ella o sus opiniones rresponsal de L e Monde en L a Habana cace que puede ni podrá, destruir a la guerrilla guatemal­
potincas. S i en alguna, patrie tenia su lugar la. cada v e z oue aparece la figura del Che una teca es porque esas fuerzas infinitamente supe­
intervención d e Guevara, e l hombre de la re­ alusión al Che en un cine habanero, el puobco riores, aun indirectamente por un tiempo, aun
volución. mundial en la dirección cubana, era estalla en atronadores aplausos y vivas, ns la inconscientemente, sostienen, a los guerrilleros
precisasaezale a l comienzo o durante «2 desarro» manera de luchar del pueblo cubano. Y esos no d el MR-13 en su seguridad de que e l camino es
ce esla Conferencia. ¿Por qué no la hubo? son, ciertamente, "mercenarios del im penalis- la revolución socialista. Y porque además lo »
iQ u é impedia al Che manifestarse, aun desde ■*120r>- .
L a Conferencia Tricorríírcsr^al- como arues ¿a
-®jos y por escrito, como hacía L en in en 1917, {"Pasa s -í)
císhq hacía 35ars cuando ?a-s policías europeas desaparición de Guevara y e l desarme c e as
21 * M 4C.CIU
•lado» Unidos, en Honduras, a través de muchas la lucha p o r la revo lu ció n social;^ ,
RESPUESTA A... otras fronteras; porque a través da todas esas
fronteras estaban ya en m ovim ien to fuerzas en
r ic a m . H a y q u . defenderlo
precxjaa para t i avan ce del ¿ ¿ L k ? «
( V ¡ « d« «le p *f- 21) esa misma dirección- E l ataque d e la dirección t i con tinenta, n o rte y sur, ^
soviética, a través de F id e l Castro, con el apoyo ta do* Unidos. E l M R -13 ha r e S l ^ ^ J
sostiene e l pueblo de Guatemala, rao los apara­ de los partidos comunistas parlam entario* y p a­ qu e* d « F id e l Castro, pero ha *<*«
tos d e M oscú o de L a Habana. cíficos, indica que la fuerza de ese p rogram a se tip m p o que d efien d e üiconchciontw L
extien de sin cesar y que, cada v e z más, la in­ ;us medios al Estado o b r e r o ^ ! * » *
Discutir y defender el programa fluencia de la revolución china en toda A m érica
Las direcciones de ios partidos comunistas Latin a tenderá a fundirse con la influencia de ----------- — j "•••'-vt.jr COW11U13Q* Irte
— cayos métodos im ita F id e l Casero en esla ba­ ese programa. t o . revolu cion arios de Am érica r L ? 0
talla— qu ieren encerrar la discusión en los in­ Sobre esa línea debe definirse y centrarse la m undo tien en una gran deuda - .
sultos, en las calumnias o en el arroz. Fracasa­ discusión, no en los insultos o en las calumnias las gu errillas d e Guatemala. Porau^fn ^
rán. N o es eso lo que está en discusión. o en las delaciones policiales de ios burócratas. h an luchado valien tem en te y b i ^ < ^ “ loa<
L o que se discute, lo que debe discutirse, 3o Sobre esa línea deben discutir y definirse, en j o r tradición revolu cion aria P o r s o W ? ^
que las masas d el mundo están discutiendo y apoyo a los guerrilleros socialistas gu atem alte­ cosas han ten ido el coraje moral °
decidiendo ya , arm as en mano, es el program a cos, los revolucionarios, los m ilitantes socialis­ — cu alidad mas ra ra qu e el coraje
de la revo lu ció n mundial- E n la linea central tas y comunistas, los antiimperialistas de toda rech azar los dogm as aceptados y
del m o vim ien to revolu cion ario mundial- N o h ay A m éric a Latina, de Estados Unidos y d e otros “ autoridad estab lecid a " luchando a h S r tl| « l
d iez lineas. E n resumen, en síntesis d efin itiva, paises. Sobre esa lín ea deben apoyar a la ten­ gu ijosam ente p or la revolución sodaürtt»1 * !
ha y ctbs líneas, y los partidarios de una y otra, dencia revolucionaria que sostiene las posiciones Ese coraje m oral e intelectual los ha J L
impulsados p or sus propias fuerzas, term inarán do G uevara en Cuba y deben e x ig ir una e x p li­ e n e l centro de esta lucha, con s u T l S 1!
p or encontrarse, com o se encontró eL centrista cación sobre la suerte de Guevara. A s í la dis­ fuerzas y fren te a poderosos enemieos-
F id e l Castro con los derechistas soviéticos. Esas cusión no servirá, p or el camino insensato de las talism o guatem alteco, e l imperialismo 'vmJP'I
lineas son revo lu ció n mundial o coexistencia pa­ diatribas, a los turbios intereses de la alianza la dirección burocrática de la Unión Sori*£Jl
cífica. Cada una d e ellas sign ifica un program a en tre la dirección burocrática de la U nión So­ sus aliados. Están enfrentando a
de puntos concretos. Está abierta la discusión viética y la dirección del im perialism o yanqui m en te y b ien . V encerán , porque el
sobre ese program a. — pacto con el cual se com plica ahora F id el Cas­ la revolu ción socialista y a ha prendido « 1 1
EL MR-13 llam a a apoyar e l program a de la tro— . sino a los intereses de la lucha revolu cio­ lucha arm ada y revolu cion aria de Amérirav I
revolu ción socialista. L o expone, lo divulga, lo naria de los pueblos del mundo. tina, com o p ren d ió antes en Cuba s o S iítl
aplica y lo defiende. Ese llam ado ha pasad'-» las H ay q u « apoyar al m ovim ien to gu errillero so­ Pues, corno es sabido, nada hay tan pcArnT I
fronteras de Guatemala, ha t'****’ **' ^ cialista de Guatemala, al M ovim ien to E evolu cio- e l muntío com o una idea cuyo tieraDa r I
en Venez»-*''1^. en — ••«•o. q-te es h oy el c?*“ t ,v> de gado. *“ “ « 1
tiaa

ULTIMAS...
(V ie n e Je p ág. 17]
R E M I T i & Q con versar con un emisario norte,
am ericano, en Birmania, Alguien »
W ash ington insistió en que esta ts-
ta tiv a debía postergarse hasta ds.
pués d e la elección preaden¿
Cuando la elección pasó, ü Thar.
in sistió en el asunto: Hanoi seg¿
deseando e l envío de sa hocúbrt I
P e r o e l S ecretario de Defensa íó*
b e rt M c N a m a r a — prosiguió Aálai—s*
opuso term inantem ente a la poafci.
lidad. D ijo qu e e l gobierno sudriet-
n am ita d eb ería ser enterado ¿r <jk
esto te n d ría un efecto .desmoraEa.
d or sob re e l mismo; qué ese i
b ie ro o y a era bastante inestable ,p¿

INTIMACION AL PERSONAL
ra c on m o verlo más, todavía.
Steven son m e contó que TJ Thaii
se en fu reció p o r este fracasó de’ <
pacientes esfuerzos, pero que no di­
jo nada públicam ente. Pasó él tien-
po, la gu erra siguió expandiéndose -
Las presiones sobre U Thant, su­
Personal administrativo, inspectivo y a los otros empleados y obreros de em­ puestam ente el Pacificador Nómsa
obrero de la Administración ha iniciado presas privadas, o, aun, acrecentar el Uno d el glo b o, aumentaron desdeto­
en el día de hoy una huelga por tiempo monto que hasta el presente ya sirve la dos los ángulos d e las Naciones TJs>
indeterminado. Administración, ello tendrá vigencia das hasta que se v io obligado a ico-
p on er un fran co cese del fuego, tos.
también dentro del organismo, por las una lin ea demaxcatoria de tregua io
Las causales que se invocan son las razones de homologación a que ya se solam ente a través de V iet líam, fi­
gestiones que realiza el personal afecta­ ha hecho referencia. no tam b ién en Lsos. U Thant efec­
do al servicio de transporte colectivo tuó entonces una importante suge­
de pasajeros en el Departamento de Tío puede pues el personal que injus­ ren cia : la s autoridades norteames-
Montevideo, para obtener un aumento canas d eb erían redactar los ténsa­
tificadamente ha paralizado los servíeos nos d e la o ferta de cese del íuef^
previo al Consejo de Salarios que opor­ a cargo de la Administración, invocar exa ctam en te com o la creían posible
tunamente podrá convocarse para las ninguna circunstancia que pudiera ser­ y éí, U Th an t, la anunciaría exacta­
e n í c i esas privadas. (Grupo 7 ). así como v ir de asidero a tan grave medida, que m en te e n las mismas palabras. T&s
la fijación del beneficio de Hogar Cons­ perjudica profundamente al organismo v e z m ás, según m e expresó' Stevea-
tituido de S 300.CO. a que pertenecen y que provoca los más son, M cN a m a ra rechazó el asuní® ?
n o hubo respuesta de parte del Se­
serios trastornos -a toda la población. cretario R usíl, hasta donde Steve-
En cuanto se refiere al primer punto,
son p u d o saberlo.
las tramitaciones del caso son completa­ La decisión sobre planteamientos qu« L a noche d e veran o iba Heganflo
mente ajenas a la Administración. P o r han formulado ante las autoridades a su fin ; y a era medianoche.
su propia naturaleza de organismo es­ competentes, no entra en la órbita d « a S teven son qu e hiciera lo qoe
tatal está fuera 3e las normas corres­ c iera después d e d eja r la ONU, era
este organismo. Este procederá, en s u im p orta n te qu e escribiera sus fflt*
pondientes a la institución de los Con­ oportunidad, a realizar la homologación m orías.
sejos de Salarios. No obstante y en cum­ que corresponda conforme a k> actoado " L o sé, l o sé*', dijo. ‘ Tero, demo­
plimiento de la le y nacional y decretos en todos los casos previos. nios, nunca, lie lle va d o diarios 0
municipales vigentes, la Administración anotaciones com o otros troos to
homologa automáticamente los aumen­ P o r lo expuesto, e l D irectorio, e s so cen. 3V£e resulta, d ifíc il escribí*- 5®
tos que se laudan, para las empresas pri­ puedo e n ten d er cóm o A r t Sauesa-
deber de garantizar la eo*tin a íd a d de tm gec, p o r e jem p lo , puede llevar a <*■
vadas, a fin de que las remuneraciones servicio tan esencial, intínw i a l peraoewd, bo sus obras.** ,
de su personal obrero y administrativo para q » « , d * im nediato, 9* rein tegre tá Luchaba para mantenéis»
sean las mismas que las que rigen e n n orm al cum plim iento d e stts tareas, b olo pierio. M e levanté, y él estovo»
dichas empresas. ejtpreso apercibim iento qne, rW ’ acuerdo. Cuando bos apRnoaaOf
En cuanto s e refiero s í beneficio cerio, se apH oarin Isa n ñ mo* a la puerta del haE, *
H ogar Constituido, dd>c ¿(estacarse que didas. cjnr&n hombre rubio coe
r*cft6 en « i ▼estíbalo am o is^ S *]"
el personal d « 1* Administración es al lo babíam o» oído Eegar. AdW
■único que ya goza del mismo desde bace M o a fe v fa fe o , 10 d » prawaté. K m Tnan aa C e p o ** *
tiempo. Y que si las autoridades p e r t i­ flow H ata, otro Inésped da w
nentes acuerdan extender e s e beneficio Z L D O tS C S O B S O
c*. IX jo y A<9eí y yo
» » V » d ln e e n a o B .
« w f t t t w n lUW M ltfe
a a H o rm s a e r o lib r o croe 1«
gm am r d o s a f f i o s e f ds Jú| I" 1 &
í m h a n gteá rte to *?
► O R O U * 24