Você está na página 1de 9

Postura de la Media Luna:

Nombre en sánscrito

Ardha Chandrasana
(are-dah chan-DRAHS-anna)
ardha​ = mitad
candra = brillante, que tiene el brillo o el halo de luz (la palabra de los dioses);
usualmente traducida como luna.

Cómo entrar a la postura

Paso 1
Ejecutar Utthita Trikonasana hacia el lado derecho, con la mano izquierda sobre la
cadera izquierda. Inhalar, flexionar la rodilla izquierda, y deslizar el pie izquierdo
entre 15 y 30 centímetros hacia adelante por el piso. Al mismo tiempo, estirar la
mano derecha hacia el frente, más allá del dedo meñique del pie derecho, por lo
menos 30 centímetros.
Paso 2
Exhalar, empujar con firmeza la mano y el pie derecho en el piso, para estirar la
pierna derecha, y al mismo tiempo levantar la pierna izquierda en paralelo al piso.
Extender activamente desde el talón izquierdo en flex, para dar más fuerza a la
pierna izquierda que se ha levantado del piso. Hay que cuidar con la hiperextensión
de la rodilla derecha, apoyada en el piso, evitar que exista desalineación por llevar
la articulación más allá de su límite y que por esto esté evitándose la activación de
toda la pierna de base.
Paso 3
Rotar el torso hacia la izquierda, manteniendo la cadera izquierda ligeramente hacia
adelante. Los principiantes pueden conservar la mano izquierda en la cadera del
mismo lado, y la cabeza en una posición neutral, mirando hacia enfrente.
Paso 4
Dirigir la mayor parte del peso corporal hacia la pierna apoyada en el piso. Empujar
la mano apoyada en el piso ligeramente, para regular con conciencia el balance en
la postura. Activar el talón del pie apoyado, como si se recibiera energía el piso
hacia la extremidad que se apoya en él. Activar el sacro y las escápulas hacia la
parte anterior del torso y estirar el cóccix hacia el talón que está en el aire.
Paso 5
Mantenerse en la posición por entre 30 segundos y un minuto. Para salir de la
postura, llevar la pierna elevada hacia el piso con una exhalación y regresar a
Trikonasana. Después complementar con la posición dirigida hacia el lado que aún
no ha sido trabajado. Repetir los mismos pasos para el lado contrario del cuerpo.
Qué buscar y resaltar
Mantener la rotación externa de las caderas durante la transición; no dejar que el pie
apoyado gire hacia dentro; extender la pierna alzada recta hacia atrás desde la
cadera, irradiar desde el abdomen a través de las piernas y de la columna, y desde
el centro del corazón a través de las puntas de los dedos.

Dificultad de la postura

Contraindicaciones y precauciones

Si se tienen problemas de cuello, no girar la cabeza hacia arriba, el practicante


mantendrá su mirada hacia enfrente, con un estiramiento igualitario en ambos lados
del cuello. No se recomienda practicar esta postura en caso de:

● Migraña o dolor de cabeza


● Presión arterial baja
● Diarrea
● Insomnio
Precauciones
La rodilla de la pierna de pie si es que ésta se encuentra inestable o excesivamente
extendida.
La cadera de la pierna de pie es la parte superiores de la cadera se encuentra
rotada hacia el frente.
El cuello debe evitar tensarse.
Variaciones y uso de props

El equilibrio en las posturas es siempre un tema entre principiantes. La pared puede


ser una herramienta de mucha ayuda, ya que se puede usar como apoyo para
entender los movimientos de la postura.
Colocarse con la espalda sobre la pared, con la pierna de base en paralelo y la
pierna que saldrá del piso en 45 grados respecto a la pared. Con una exhalación, se
realiza nuevamente la entrada a Utthita Trikonasana, para luego levantar del piso la
pierna en 45 grados (la trasera). Para mantener el equilibrio una vez levantada la
pierna, y poder conservar y profundizar la extensión total del cuerpo, el uso de un
bloque de madera para apoyar la mano que mira hacia abajo en la postura será de
mucha ayuda. Es muy importante el giro producido en el torso para apoyar la
espalda por completo en la pared.
La mano que queda en el aire puede estirarse o descansar en la cadera. Empujar el
talón levantado contra la pared ayudará a mantener el balance, lo mismo que tener
la referencia de la mano que mira hacia abajo colocada en el bloque de madera.

Profundizar en la Postura

Los estudiantes avanzados pueden alzar el brazo que mira hacia arriba, con una
inhalación, para mantenerlo en forma perpendicular al piso. Debe activarse la
escápula desde la espalda. Imaginar que hay un hilo que jala el dedo medio de la
mano estirada hacia arriba, o que frente a ella hay una pared donde puede estirarse
por completo, como en perro mirando hacia abajo, también ayuda mucho a estirar
plenamente la extremidad. Si el balance es estable, poco a poco la cabeza se gira
hacia la mano elevada, específicamente mirando el dedo medio como referente para
el ​dristi.

Uso Terapéutico

● Ansiedad
● Dolores de espalda
● Osteoporosis
● Ciática
● Fatiga
● Estreñimiento
● Gastritis
● Indigestión
● Cólicos menstruales

Posturas de preparación

● Baddha Konasana
● Prasarita Padottanasana
● Supta Virasana
● Supta Baddha Konasana
● Supta Padangusthasana
● Uttanasana
● Utthita Parsvottanasana
● Utthita Parsvakonasana
● Utthita Trikonasana
● Virasana
● Vrksasana

Posturas de sucesión

Ardha Chandrasana aparece generalmente a la mitad de varias secuencias de


posturas de pie, generalmente después de Utthita Trikonasana. No hay reglas o
limitaciones a seguir respecto a la secuencia de las posturas, pero sería bueno
vincular esta postura con:
● Parivrtta Trikonasana
● Parsvottanasana
● Prasarita Padottanasana

Consejo para principiantes. Uso del bloque

Muchos estudiantes neófitos tienen dificultad para tocar el piso con la mano que se
dirige hacia abajo, incluso cuando sólo la punta de los dedos alcanza a llegar. El
apoyo en un bloque ayudará en esta cuestión. Si en la posición más alta del bloque
el balance es estable y cómodo, puede comenzar a experimentar con las tres
alturas que ofrece el prop, para poco a poco ir alcanzando el suelo.

Guiar a los estudiantes para hacer la asana


Usa la pared para mantener el equilibrio.
La transición en etapas desde Utthita Trikonasana doblando la rodilla adelantada,
colocando las puntas de los dedos a unos 30 cm del pie adelantado, apoyado sobre
el suelo o un bloque deslizar el pie atrasado más cerca del pie adelantado hasta
pasar todo el peso al pie y la mano adelantados, luego empezar a enderezar
lentamente la pierna adelantada mientras mantienes la cadera atrasada rotada y
completamente abierta.
Evitar que la parte superior de la cadera gire hacia adelante, flexionar la pierna.
No realizar transición de rotación interna a externa o viceversa en la asana de
equilibrio de pie puesto que la presión extrema hacia abajo de la cabeza femoral
puede dañar el hueso o la articulación de la cadera.

Beneficios

● Fortalece abdomen, tobillos, muslos, glúteos y columna vertebral.


● Estiramiento en ingles, isquiotibiales y pantorrillas; hombros, pecho y
columna vertebral.
● Ayuda a mejorar coordinación y equilibrio.
● Ayuda a liberar el estrés.
● Mejora los procesos de digestión

Músculos implicados

Agonistas:
● Esternocleidomastoideo
● Cuadriceps
● Glúteos mayor y mediano
● Oblicuos externo e interno
● Deltoides
● Cuadrado femoral
Antagonistas:
● Isquiotibiales
● Cuadrado lumbar
● Sartorio

Práctica en pareja

Una pareja puede cumplir el rol de pared, Al colocarse detrás del practicante que
realiza la postura. Deberá dirigir su torso ligeramente hacia la cabeza de quien entra
en la postura, apoyando, y mantener su cadera frente a la zona de la espalda baja y
los glúteos. Apoyando esta área sobre la cadera de quien se encuentra detrás,
quien con gentileza colocará su mano sobre la cadera del que realiza la postura,
para ayudarle a encontrar balance y a estirar.

Variaciones

Para aumentar la exigencia en la postura puede llevarse la mano que se encuentra


sobre el piso para que se apoye sobre el muslo de la pierna apoyada en el suelo. Se
mantendrá el equilibrio en esta variación durante 15 a 30 segundos.

Investigación energética
La postura de media luna por su similitud a nuestro satélite, conjuga la creación de
la estabilidad emocional, por el contacto con la tierra a través de la planta del pie
que sostiene la postura: ahí conectamos directamente con la raíz de nuestro Ser
Interior.
La apertura lateral de ambos lados del cuerpo hacen que nuestros Nadis principales
fluyan( orificio nasal) y nos aportan una consciencia plena de equilibrio y
observación.
Ardha Chandrasana nos lleva a la transición del mundo interior y esa fuerza que nos
acompaña para indagar hacia adentro. Los chakras principales (campos
energéticos) en esta Asana podríamos decir que trabajan todos, pero hablamos de
las emociones y en este solo actúa el chakra #4 de color verde, llamado Anahata: es
el chakra del corazón, a la altura del corazón.
Este es uno de los principales chakras de nuestra anatomía energética sutil, es
porque este centro energético está relacionado directamente con expresar el amor,
el cuál se entiende como autoestima y la expresión de amor a los demás, a medida
que somos capaces de amar sin condiciones a la propia persona (uno mismo) así
como a los demás, se abre este chakra y se facilita el flujo de la energía nutritiva
hacia los órganos que dependen de él. Cuando este chakra está abierto interactúa
armónicamente con los demás chakras, debemos saber que el flujo de energía sutil
del prana a través del chakra del corazón es un factor esencial para el buen
funcionamiento ya que reduce el estrés y la ansiedad.

Investigación mitológica/esotérica
La luna posee un significado simbólico muy rico en la mitología yóguica. En Hatha
Yoga, por ejemplo, el sol y la luna representan las dos energías polares del cuerpo
humano. De hecho, la palabra hatha es comúnmente dividida en dos sílabas
constituyentes: “ha” y “tha” las cuales son interpretadas esotéricamente a partir de
su significado relacionado con las energías solar y lunar, respectivamente.
“El calor terrible del sol devorador es considerado en la India como una fuerza
destructora. La luna, en cambio, que concede el rocío refrescante, es morada y
fuente de vida. La luna es controladora de las aguas y éstas, que circulan por el
universo y sostienen a todas las criaturas vivientes, son réplica del licor celestial, el
amrta, la bebida de los dioses. El rocío y la lluvia se convierten en savia vegetal, la
savia se convierte en la leche de vaca, y la leche se convierte en sangre: el amrta, el
agua, la savia, la leche y la sangre no son sino diferentes estados de un mismo
elixir. El recipiente o vaso de este fluido inmortal es la luna.”
(...) “La luna -esa amable luminaria de la noche que se derrama con la leche que
refresca los mundos vegetal y animal después que el sol del día les ha extraído los
jugos- es representación del principio dador de vida; la luna es la copa refulgente de
la que los dioses beben el amrta, elixir de la inmortalidad.
Amrta
Suele aparecer en los textos clásicos sánscritos como néctar. Es equivalente al
concepto de ambrosía (alimento de los dioses griegos).
El amrit está relacionado con el samudra manthan o ‘Batido del océano de leche’,
uno de los mitos fundamentales del hinduismo.
En el contexto del vedismo (antigua religión desaparecida, reemplazada por el
hinduismo), se conoce a veces como soma. Los dioses, debido a la maldición del
iracundo sabio Durvasa, habían comenzado a perder la inmortalidad. Con la ayuda
de los demonios asuras batieron el océano de leche (océano concéntrico que se
encuentra más allá del océano de agua salada y del de agua dulce) para encontrar
el ‘[néctar de la] inmortalidad’. Tras beberlo, los dioses ganaron la inmortalidad y
derrotaron a los demonios.

En las doctrinas yóguicas, el ​amrta es un líquido que puede fluir desde el chakra
bindu/soma, a través de la garganta, en estados profundos de meditación. Se le
considera una bendición: muchos textos yóguicos dicen que una sola gota es
suficiente para conquistar la muerte y adquirir la inmortalidad

Chakra Bindu/Soma
Uno de los chakras menores dentro del séptimo chakra, se localiza por encima del
tercer ojo en el centro de la mente.
El que medita sobre este chakra y detiene el flujo descendente de este amrta o
néctar (...) se vuelve inmortal en este cuerpo físico. Puede detener el proceso de
envejecimiento, permaneciendo así para siempre joven y lleno de vitalidad y
resistencia. Obtiene la victoria sobre la enfermedad, la decadencia y la muerte y
goza de una bendición eterna por medio de la unión de Shiva y Shakti, que es el
objetivo último del yoga kundalini.

El chakra bindu se encuentra debajo del remolino que la mayoría de la gente tiene
en la parte posterior de la cabeza. Anatómicamente se encuentra donde se unen los
huesos de la parte posterior y los lados del cráneo (el occipucio y el parietal). La
dirección de la corriente de energía cósmica que fluye hacia el Chakra se puede ver
con bastante claridad en este punto. Algunas personas tienen dos remolinos, lo que
indica la existencia de dos centros de energía. Estas personas a menudo poseen
una vitalidad y creatividad excepcionales, pero por otro lado también pueden estar
inclinadas hacia la hiperactividad y el nerviosismo extremo.

En la mayoría de los libros de Yoga no se menciona el Chakra Bindu, pero en el


Tantra Yoga se atribuye gran importancia a los efectos curativos y rejuvenecedores
de este Chakra.

Mientras que este centro de energía "duerme" es un punto en el cuerpo, como un


lunar, pero cuando se despierta su energía comienza a fluir o a "gotear". El Bindu
Chakra produce efectos verdaderamente asombrosos. Es un "centro de salud" que
mejora la salud física, psíquica y espiritual, y por lo tanto es una valiosa ayuda en
nuestro viaje espiritual. También ayuda a calmar nuestras emociones y trae armonía
y una sensación de bienestar. Con la ayuda de este Chakra, podemos controlar el
hambre y la sed y superar los hábitos alimentarios no saludables.

La concentración en el Chakra Bindu también puede ser beneficiosa para la


depresión, el nerviosismo, los sentimientos de ansiedad y una sensación opresiva
dentro del corazón. Una ligera presión con la uña en el sitio del Bindu Chakra da
lugar a una sensación espontánea de felicidad que se extiende al corazón. Cuando
un niño está inquieto y no se va a dormir, ayuda a masajear suavemente el chakra
Bindu con suaves movimientos circulares durante unos minutos; el niño pronto se
pondrá calmado y adormecido.

Interesses relacionados