Você está na página 1de 2

Descripción autobiográfica de mi experiencia de Dios

Es válido afirmar desde un inicio que las personas creen o comenzamos a creer
en Dios no por sentimiento propio o porque así lo decidamos, sino más bien
por influencia familiar o quizá obligación en algunos casos y si, aunque para
muchos no sea así, para otros quizá si los obliguen. Yo recuerdo que cuando
era niño me obligaban a ir a misa, mi mamá me obligaba a rezarle al ángel de
la guarda antes de dormir, a hacerme la cruz al levantarme, a agradecerle a
Dios después de las comidas etc… Cosas que poco a poco con el tiempo se
volvieron parte del día a día y ya no era necesaria la intervención de mi madre,
sin embrago, hoy por hoy, aunque mi fe haya cambiado y hoy me declare ateo
totalmente, sigo saludando y despidiéndome tal cual me lo enseñaron “La
bendición mamá” y aunque muchos me critiquen este acto viniendo de un
ateo, yo soy de las personas que suelen decir que hoy en día más que fe, es
parte de nuestro diccionario, pues para mi pedir “la bendición” antes de irme
o al llegar, se resume a un “Hola” y “Chao”, entonces no es lo que recitemos
como loras, es lo que realmente se sienta espiritualmente, por ello digo, es
erróneo criticar o corregir a una persona no creyente al usar palabras
religiosas, pues ya en estos tiempos no son del todo religiosas.
Pero la gran pregunta que me hacen e incluso me cuestionan por “mi corta
edad” para decidir ser ateo, pues bien, no me hizo falta nada más que un poco
de lógica o quizá era demasiado fanatismo en mi entorno el cual me cansó. En
mi familia si algo no iba bien, así lo quiso dios, si algo salía bien, gracias a dios,
si estoy esperando algo, ojalá dios ayude y salga bien bla bla bla bla, en fin,
para todo tenía que entrar dios, así que me puse a indagar un poco sobre quién
era dios, encontré cientos de lecturas que lo describían como el creador, el
curador de nuestras vidas, el que interviene en la humanidad para que seamos
buenos incluso encontré que era el enemigo del diablo (ajjajajajajaja), pero y
qué? Todo esto solo lo repetían todos, es decir, no encontraba una respuesta
que para mí fuera válida, entonces fue cuando encontré lo realmente
asombroso y son preguntas cuestionando a dios y todas las respuestas
apuntaban a que el dios, quizá no es lo que todos creemos “¿Está dispuesto
dios a prevenir la maldad pero no puede? Entonces no es omnipotente.”
“¿Puede hacerlo pero no está dispuesto? Entonces es malévolo.” “¿Es capaz y
además está dispuesto? Entonces ¿de dónde proviene la maldad?” “¿No es
capaz ni tampoco está dispuesto? Entonces ¿Por qué llamarlo Dios?” – Epicuro
(341 A.c – 270 A.c), luego traté de averiguar por qué se comenzó a creer en
dios y cómo va esa creencia, ahí comprendí que quienes realmente hacen la
maldad son los creyentes, quienes se atreven a juzgar sin antes mirar son los
creyentes, quienes profesan pero no cumplen son los creyentes, entonces,
creer en Dios realmente le sirve al ser humano? Si hablamos que existe un dios
que todo lo ve y castiga, por qué las personas se matan entre si? Por qué existe
entonces el mal? Libre albedrío o falta de fe en base a que las personas se
están cansadod de rezarle a alguien que no existe? Yo me cansé de rezarle a
alguien que no me escuchaba, de encomendarle lo bueno y malo a aquel que
no existía, a creer que con barro crearon a Adán y Eva, me cansé de seguir
creyendo que dios existe mientras que el papa, el cual es la máxima autoridad
de la iglesia católica, la cual representa al dios católico (el cual es el mismo para
todas las religiones), violaba niños, abusaba de otros e incluso hacían fiestas y
orgías gays con drogas y practicaban la pedofilia, y entonces, si ellos eran la
máxima autoridad y cometían delitos desagradables, será que para ellos dios
no existe entonces? Por qué no le creemos a la ciencia el tema de que dos
estrellas colisionaron y se creó un gran estallido llamado el Big Ban del cual
salieron átomos e isótopos que inmediatamente formaron los que hoy se
conoce como nuestro sistema solar y que dentro de él está el sol, marte, la
tierra, venus, júpiter, Saturno, Neptuno, Urano etc… y que así como se creó
nuestro sistema solar se han creados cientos de miles de millones, y que el sol
que vemos todos los días es el más pequeño de su clase puesto que hay 6 soles
más grandes y que la tierra no es ni el 5% del tamaño del último sol etc… Por
qué no creerle a la ciencia si esta si nos permite ver, tocar y analizar lo que sí
existe en vez de estar rezándole a aquel que no vemos, ni sentimos, ni tocamos
ni se manifiesta? Por qué creer en dios si al fin de cuentas “Dios” fue la
respuesta a todas las preguntas difíciles para el hombre en un inicio de los
tiempos y hoy por hoy ya la ciencia nos proporciona las respuestas a todo lo
que no entendemos.

MIGUEL FARID VÉLEZ ANGARITA 2161021

Interesses relacionados