Você está na página 1de 1

Efectividad de la terapia cognitivo conductual

Los expertos recomiendan la terapia cognitivo-conductual como el tratamiento


de primera elección para el trastorno depresivo leve y moderado, el trastorno de
angustia, el trastorno obsesivo-compulsivo, el trastorno de ansiedad
generalizada y las fobias específicas pues ha demostrado ser una alternativa
más eficaz y económica que los fármacos para el tratamiento de la ansiedad y
de la depresión y, a diferencia del tratamiento farmacológico, no supone ningún
riesgo para la salud y no presenta ningún efecto secundario adverso.
Este tipo de tratamiento es eficaz porque puede reducir los síntomas de ansiedad
y depresión y mantener estos cambios terapéuticos a largo plazo también
proporciona otros beneficios en comparación con el tratamiento farmacológico,
tales como una mayor adherencia al tratamiento, una disminución significativa
del riesgo de recaídas.
Otras razones son:
 La Terapia Cognitivo Conductual constituye un enfoque científico. Esto
significa que tanto las teorías de las cuales se nutre como los
procedimientos técnicos que aplica han recibido avales empíricos en
investigaciones rigurosamente controladas.
 No se basa en la intuición o la interpretación personal del psicólogo o
psicóloga que la dirige, sino en una metodología, un sistema definido,
cuya eficacia y garantías clínicas, por estudios científicos.
 Utiliza un modelo explicativo en el que se detalla la relación entre los
principales procesos que están interviniendo en el problema, una serie
de objetivos específicos y valorables.
 Se establece un plan de tratamiento con unos objetivos, cada cierto
tiempo
 Se eligen aquellas técnicas y herramientas clínicas, que han demostrado
ser más eficaces para cambiar los procesos disfuncionales que se han
identificado en la fase de entrevista y evaluación.
 El paciente adquiere habilidades que puede utilizar por sí mismo en el
futuro es decir, los procedimientos se van enseñando de modo tal de
potenciar recursos de afrontamiento generales en situaciones
problemáticas que puedan presentarse en un momento posterior al
tratamiento.
 Fomenta una mejora global en el manejo de las emociones, lo cual se
traduce en beneficios en otros espacios: laboral, social, salud, relaciones
interpersonales.
 TCC está muy estructurada, así que se puede proporcionar en una
variedad de formatos, incluyendo la terapia de grupo y la autoayuda.