Você está na página 1de 126

UNIVERSIDAD DE CARABOBO

FACULTAD DE INGENIERÍA
ESCUELA DE INGENIERÍA QUÍMICA
TRABAJO ESPECIAL DE GRADO

OBTENCIÓN DE UN FERTILIZANTE BASADO EN EL


FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO MEDIANTE EL
USO DE DIFERENTES AGENTES REDUCTORES

Autores: Nuñez Alexander y Rodríguez Ana


Tutor: Jhonny Medina
Junio 2016

RESUMEN

El objetivo fundamental de esta investigación fue obtener un fertilizante basado en el fosfito diácido de
potasio mediante el uso de diferentes agentes reductores. Para esto, se propusieron diferentes parámetros de
estudios con la finalidad de seleccionar, mediante una matriz de Moody, los agentes reductores más
apropiados para la obtención del fertilizante señalado. Posteriormente, fueron analizadas tres alternativas
tecnológicas para la obtención del fertilizante a escala de laboratorio. Luego de esto, se establecieron las
condiciones operacionales necesarias para la obtención del fosfito diácido de potasio. Para así, determinar
las características fisicoquímicas del fertilizante obtenido. Finalmente, se realizó un estudio costo-beneficio
de la alternativa seleccionada. En este sentido, resultó que los parámetros propuestos que presentaron la
mayor influencia para el estudio de los agentes reductores fueron: el poder reductor, y el impacto ambiental.
Los agentes reductores seleccionados para llevar a cabo la preparación del fosfito diácido de potasio, de
acuerdo a la ponderación obtenida en la matriz de Moody, fueron: el magnesio (Mg) y el zinc (Zn). Además,
se encontró que la alternativa tecnológica más adecuada para la obtención del fertilizante, fue: la alternativa
I: reducción-neutralización por ser la única que generó la presencia de la banda característica del enlace P-
H, alrededor de los 2360 cm-1 en los espectros IR de las muestras analizadas. En cuanto, a las condiciones
operacionales adecuadas, fueron: temperatura 165 °C y duración de la reacción 63 horas, con medio
acidificante y sin diferencia significativas utilizando ambos agentes reductores. El fertilizante obtenido
contiene 20,34% p/p de K2O; 27,56% p/p de P2O5 y 5,64% p/p de H2PO3-. El análisis costo-beneficio fue de
0,52, por lo que se considera que la obtención del fertilizante es rentable en los términos de estudios
establecidos.
Palabras claves: Agentes reductores, fosfito diácido de potasio, fertilizante.

iii
UNIVERSIDAD DE CARABOBO
FACULTAD DE INGENIERÍA
ESCUELA DE INGENIERÍA QUÍMICA
TRABAJO ESPECIAL DE GRADO

OBTAINING A DIACID BASED ON POTASSIUM PHOSPHITE


FERTILIZER BY USING VARIOUS REDUCING AGENTS

Authors: Nuñez Alexander and Rodríguez Ana


Tutor: Jhonny Medina
June 2016

ABSTRACT

The objective of this research was the Obtaining of a diacid based on potassium phosphite fertilizer by using
various reducing agents. For this, it was proposed differents study parameters in order to select through the
Moody's selection matrix, the most suitable reducing agents to obtain the indicated fertilizer. Later on, three
technological alternatives were analyzed to obtain a laboratory scale of the fertilizer. After this, it was
established the operational conditions to obtain the potassium dihydrogen phosphate. In order to determine
the physicochemical characteristics of the obtained fertilizer. Finally, a cost-benefit study was conducted of
the selected alternative. In this sense, it turned out that the proposed parameters that had the greatest
influence to the study of the reducing agents were: The reducing power, and environmental impact. The
reducing agents selected to perform the preparation of potassium dihydrogen phosphite, according to the
weighting obtained in the Moody's selection matrix were. Magnesium (Mg) and zinc (Zn). Also, it was
found that the most suitable technological way to obtaining the fertilizer was: The Alternative I: Reduction–
neutralization for being the only that generated the presence of the characteristic band P-H bond, around
2360 cm-1 in the IR spectra of the samples analyzed. As to the appropriate operating conditions were:
temperature 165 °C and reaction time 63 hours, with half acidifying and without a significant difference
using both reducing agents. The fertilizer obtained contains 20,34 %w/w of K2O; 27,56 %w/w of P2O5 and
5,64 %w/w of H2PO3-. The cost-benefit analysis was 0,52, so it is considered that the production of fertilizer
is profitable in terms of established studies.
Key words: Reducing agents, potassium dihydrogen phosphite, fertilizer.

iv
ÍNDICE GENERAL

INTRODUCCIÓN........................................................................................................................................1

CAPÍTULO I. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA .........................................................................2


1.1. DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA ..................................................................................................2
1.2. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA ...............................................................................................4
1.2.1. Situación actual ..........................................................................................................................4
1.2.2. Situación deseada .......................................................................................................................4
1.3. OBJETIVOS ......................................................................................................................................4
1.3.1. Objetivo general .........................................................................................................................4
1.3.2. Objetivos específicos .................................................................................................................5
1.4. JUSTIFICACIÓN ..............................................................................................................................5

CAPÍTULO II. MARCO REFERENCIAL ...............................................................................................6


2.1. ANTECEDENTES.............................................................................................................................7
2.2. BASES TEÓRICAS .........................................................................................................................11
2.2.1. Los fertilizantes ........................................................................................................................11
2.2.2. Nutrientes o elementos esenciales............................................................................................11
Expresión del contenido nutricional del fertilizante .....................................................................12
Grado de fertilizantes ....................................................................................................................12
Clasificación de los fertilizantes ...................................................................................................13
2.2.3. Generalidades de los fosfitos ...................................................................................................13
Fosfito diácido de potasio (KH2PO3) ............................................................................................14
Uso del fosfito diácido de potasio.................................................................................................15
Funcionamiento de los fosfitos .....................................................................................................15
Importancia del fosfito diácido de potasio ....................................................................................15
2.2.4. Agentes reductores ...................................................................................................................16
Importancia de los agentes reductores ..........................................................................................16
Parámetros de estudios en los agentes reductores.........................................................................17
2.2.5. Matriz de priorización, matriz de selección o matriz de decisión ............................................20
Matriz de prioridades de Moody ...................................................................................................21
Factor de peso ...............................................................................................................................21
2.2.6. Síntesis hidrotermales ..............................................................................................................21
v
Condiciones hidrotermales ........................................................................................................... 22
2.2.7. Agentes oxidantes ................................................................................................................... 22
Reacciones de Oxido-Reducción ................................................................................................. 22
Celdas electroquímicas ................................................................................................................ 23
2.2.8. Espectrofotometría .................................................................................................................. 23
Espectrofotometría de infrarrojo .................................................................................................. 23
UV-Visible ................................................................................................................................... 24
Plasma Acoplado por Inducción .................................................................................................. 25
2.2.9. Determinación cuantitativa del fosfito .................................................................................... 25
Prueba cualitativa de identificación del ion fosfito diácido o dihidrógenofosfito........................ 28
Determinación de fósforo............................................................................................................. 29
2.2.10. Análisis Estadístico: ANOVA ............................................................................................... 30
Prueba de normalidad de Shapiro-Wilks...................................................................................... 31
Prueba de Bartlett para homogeneidad de varianzas .................................................................... 31
2.2.11. Análisis costo beneficio......................................................................................................... 32
Estimación de costo beneficio...................................................................................................... 32
Pasos a seguir para llevar a cabo un análisis costo beneficio....................................................... 32

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO ..................................................................................... 33


3.1. TIPO DE INVESTIGACIÓN .......................................................................................................... 33
3.2. FASES METODOLÓGICAS .......................................................................................................... 34
3.3. OPERACIONALIZACIÓN DE LOS OBJETIVOS ....................................................................... 34
3.3.1 Propuesta de los parámetros de estudio para los agentes reductores a seleccionar .................. 34
Estudio detallado de los agentes reductores ................................................................................. 35
Identificación de los parámetros de estudio de los agentes reductores ........................................ 35
3.3.2 Selección los agentes reductores más apropiados para la obtención del fosfito diácido de potasio,
de acuerdo a los parámetros de estudio propuestos. .......................................................................... 35
Selección de los agentes reductores a evaluar .............................................................................. 35
3.3.3. Análisis de las posibles alternativas tecnológicas para la obtención del fosfito diácido de potasio
a escala de laboratorio. ...................................................................................................................... 36
Alternativa 1: Reducción-Neutralización ..................................................................................... 36
Alternativa 2: Neutralización-Reducción ..................................................................................... 38
Alternativa 3: Electroquímica: ..................................................................................................... 39
Caracterización del ácido fosfórico .............................................................................................. 40
vi
Determinación de la densidad del ácido fosfórico ........................................................................40
Determinación del pH del ácido fosfórico ....................................................................................41
Metodología seleccionada para la determinación de fosforo total (como % P 2O5) en el ácido
fosfórico ........................................................................................................................................41
Determinación del porcentaje de ácido fosfórico .........................................................................43
Caracterización del hidróxido de potasio (KOH) .........................................................................43
Determinación del punto de fusión del fosfato diácido de potasio ...............................................44
3.3.4. Establecimiento de las condiciones operacionales necesarias para la obtención del fosfito
diácido de potasio. .............................................................................................................................45
3.3.5. Determinación de las características físico-químicas del fosfito diácido de potasio obtenido 46
Determinación del pH del fertilizante ...........................................................................................46
Determinación de la conductividad del fertilizante obtenido .......................................................46
Determinación de la densidad del fertilizante...............................................................................46
Determinación de la cantidad de fosfito .......................................................................................46
Determinación del fósforo total en la muestra ..............................................................................47
Determinación del contenido de metales en el fertilizante ...........................................................47
3.3.6. Estudio costos-beneficios del proceso de la obtención del fosfito diácido de potasio. ............47

CAPÍTULO IV. RESULTADOS Y DISCUSIÓN ...................................................................................48


4.1. PROPONER LOS PARÁMETROS DE ESTUDIOS DE LOS AGENTES REDUCTORES. ........48
4.2. SELECCIONAR LOS AGENTES REDUCTORES MÁS APROPIADOS PARA LA OBTENCIÓN
DEL FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO, DE ACUERDO A LOS PARÁMETROS DE ESTUDIO
PROPUESTOS........................................................................................................................................50
4.3. ANALIZAR LAS POSIBLES ALTERNATIVAS TECNOLÓGICAS PARA LA OBTENCIÓN
DEL FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO A ESCALA DE LABORATORIO. ....................................55
4.4. ESTABLECER LAS CONDICIONES OPERACIONALES NECESARIAS PARA LA
OBTENCIÓN DEL FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO. .....................................................................59
4.5. DETERMINACIÓN DE LAS CARACTERÍSTICAS FISICOQUÍMICAS DEL FOSFITO
DIÁCIDO DE POTASIO OBTENIDO ..................................................................................................64
4.6. REALIZAR UN ESTUDIO COSTOS-BENEFICIOS DEL PROCESO PARA LA OBTENCIÓN
DEL FERTILIZANTE FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO. ................................................................68

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES .......................................................................................69


CONCLUSIONES ..................................................................................................................................70
vii
RECOMENDACIONES ........................................................................................................................ 71

REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS .................................................................................................... 72

APÉNDICES .............................................................................................................................................. 85
APÉNDICE A. CUADROS COMPARATIVOS DE LOS AGENTES REDUCTORES A
SELECCIONAR PARA LA OBTENCIÓN DEL FERTILIZANTE ..................................................... 85
APÉNDICE B. CUADROS DE COSTOS Y ESPECIFICACIONES PARA EL ESTUDIO DE
COSTO/BENEFICIO EN LA OBTENCION ........................................................................................ 90
DEL FERTILIZANTE ........................................................................................................................... 90
APÉNDICE C. CÁLCULOS TÍPICOS ................................................................................................. 91
APÉNDICE D. ESPECTROS INFRARROJOS DE LOS ENSAYOS EXPERIMENTALES ............ 112

viii
ÍNDICE DE TABLAS

Tabla 2. 1. Nutrientes esenciales y benéficos para las plantas .....................................................................11


Tabla 2. 2. Clasificación de algunos fertilizantes importantes .....................................................................13
Tabla 2. 3. Clasificación de los agentes reductores a estudiar .....................................................................17
Tabla 4. 1. Parámetros propuestos para el estudio de los agentes reductores ..............................................49
Tabla 4. 2. Matriz de selección de los agentes reductores para la obtención del fertilizante .......................51
Tabla 4. 3. Agentes reductores ordenados según ponderación obtenida en la matriz de selección..............53
Tabla 4. 4. Posibles alternativas en la obtención del fosfito diácido de potasio ..........................................55
Tabla 4. 5. Presencia de la banda característica del grupo P-H en los espectros IR obtenidos en las diferentes
alternativas planteadas..................................................................................................................................57
Tabla 4. 6. Presencia de la banda característica del grupo P-H en los espectros IR obtenidos en las diferentes
condiciones experimentales planteadas ........................................................................................................59
Tabla 4. 7. Asignación de las bandas del espectro infrarrojo, de los productos del arreglo experimental con
presencia positiva del grupo en estudio........................................................................................................62
Tabla 4. 8. Porcentaje de fosfito en los fertilizantes preparados ..................................................................63
Tabla 4. 9. Características físico-químicas del fosfito diácido de potasio obtenido ....................................64
Tabla 4. 10. Costos y beneficios para la obtención del fertilizante basado en el fosfito diácido de potasio
......................................................................................................................................................................68
Tabla A. 1. Propiedades fisicoquímicas de los agentes reductores para la obtención del fertilizante..........85
Tabla A. 2. Toxicidad de los agentes reductores para la obtención del fertilizante .....................................86
Tabla A. 3. Interacciones de los agentes reductores ante determinados agentes..........................................87
Tabla A. 4. Impacto ambiental de los agentes reductores para la obtención del fertilizante .......................88
Tabla A. 5. Existencia en el país y precio asociado a los agentes reductores para la obtención del fertilizante
......................................................................................................................................................................88
Tabla A. 6. Capacidad reductora de los agentes reductores para la obtención del fertilizante ....................89
Tabla A. 7. Aporte nutricional al suelo y a las plantas por parte de los agentes reductores ........................89
Tabla B. 1. Tabulador de un mes de trabajo para la mano de obra empleada en el laboratorio para el proceso
de obtención del fertilizante .........................................................................................................................90
Tabla B. 2. Costos de la materia prima utilizada para la síntesis de la obtención del fertilizante ................90
Tabla B. 3. Costos y especificaciones de los equipos principales para la obtención del fertilizante ...........90
Tabla C. 1. Matriz de Moddy de los parámetros a evaluar en la matriz de selección de los agentes reductores
......................................................................................................................................................................92
Tabla C. 2. Porcentaje de fosfito obtenido en el fertilizante con las condiciones establecidas ..................100
ix
Tabla C. 3. Varianza del factor en estudio arrojada por Excel para los tratamientos con Zn .................... 104
Tabla C. 4. Análisis del estudio de varianza arrojada por Excel para los tratamientos con Zn ................. 104
Tabla C. 5. Varianza del factor en estudio arrojada por Excel para los tratamientos con Mg................... 105
Tabla C. 6. Análisis del estudio de varianza arrojada por Excel para los tratamientos con Mg ................ 105
Tabla C. 7. Varianza del factor en estudio arrojada por Excel para evaluar los resultados de los agentes
reductores .................................................................................................................................................. 105
Tabla C. 8. Análisis de varianza arrojada por Excel para evaluar los resultados de los agentes reductores
................................................................................................................................................................... 106
Tabla C. 9. Costos anuales de la materia prima empleada en el proceso de obtención del fertilizante ..... 108
Tabla C. 10. Costos asociados a la mano de obra empleada en el proceso de obtención del fertilizante .. 109
Tabla C. 11. Costos relacionados con los ensayos realizados en el proceso ............................................. 109
Tabla C. 12. Estudio de costo/beneficio del proceso de obtención del fosfito diácido de potasio en una
proyección de 5 años ................................................................................................................................. 110

x
ÍNDICE DE FIGURAS

Figura 3. 1. Sistema de la reacción de la fase de reducción. ........................................................................37


Figura 3. 2. (a) Espectrómetro para el análisis infrarrojo. (b) Soporte para el análisis IR de la muestra en
estudio. .........................................................................................................................................................38
Figura 3. 3. Prueba de identificación del grupo fosfito en la muestra. .........................................................38
Figura 3. 4. Sistema para la obtención del fosfato diácido de potasio. ........................................................39
Figura 3. 5. Celda utilizada para el proceso electroquímico de la alternativa 3. ..........................................40
Figura 3. 6. Solución de molibdovanadato de amonio preparada. ...............................................................41
Figura 3. 7. Estándares de calibración para la determinación del fósforo total. ...........................................42
Figura 3. 8. Espectrofotómetro de UV-Visible con la cuba o celda de adsorción........................................43
Figura 3. 9. Caracterización por medio del método volumétrico al KOH. ..................................................44
Figura 3. 10. Montaje para la determinación del punto de fusión. ...............................................................45
Figura 3. 11. La transcendencia del proceso de valoración según el método de oxidación con yodo. ........47
Figura 4. 1. Espectros IR obtenidos: A) Alternativa I, B) Alternativa II. ....................................................56
Figura 4. 2. Espectro infrarrojo del producto utilizado medio ácido y cinc como agente reductor, a 165°C de
temperatura y tiempo de 63 horas. En el recuadro interior se muestra el detalle de la presencia de las bandas
de tensión del enlace P-H. ............................................................................................................................61
Figura 4. 3. Espectro infrarrojo del producto utilizando cinc como agente reductor sin medio ácido, a 165°C
de temperatura y un tiempo de 63 horas. En el recuadro interior se muestra el detalle de la presencia de las
bandas de tensión del enlace P-H. ................................................................................................................61
Figura 4. 4. Espectro infrarrojo del producto sin medio ácido con Mg como agente reductor a una
temperatura de 160 °C en un tiempo de 63 horas. .......................................................................................62
Figura 4. 5. Espectro infrarrojo del producto sin medio ácido y con Mg como agente reductor a una
temperatura de 80 °C en un tiempo de 63 horas. .........................................................................................63
Figura D. 1. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, utilizando medio
ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 45 horas. Se enmarca la zona
de lo que sería la ubicación del enlace P-H. ...............................................................................................112
Figura D. 2. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, sin medio ácido, Zn
como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 45 horas. ..........................................112
Figura D. 3. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, utilizando medio
ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 63 horas. ..........................113

xi
Figura D. 4. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, sin medio ácido, Zn
como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 63 horas. .......................................... 113
Figura D. 5. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, utilizando medio
ácido, Mg como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 45 horas. ......................... 114
Figura D. 6. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, sin medio ácido,
Mg como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 45 horas. ................................... 114
Figura D. 7. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 2, utilizando medio
ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 170 °C en un tiempo de 70 horas. ........................ 115
Figura D. 8. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 2, sin medio ácido, Zn
como agente reductor a una temperatura de 170 °C en un tiempo de 70 horas. ........................................ 115
Figura D. 9. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 2, utilizando medio
ácido, Mg como agente reductor a una temperatura de 170 °C en un tiempo de 70 horas. ....................... 116
Figura D. 11. Espectro infrarrojo de la fase de reducción de la alternativa 3, vía electroquímica, a una
temperatura de 70 °C. ................................................................................................................................ 116

xii
INTRODUCCIÓN

Los fertilizantes son sustancias químicas naturales o sintéticas que se aplican directamente al suelo,
proporcionándole uno o más de los nutrientes indispensables para promover el correcto desarrollo y
crecimiento vegetal, aumentando el rendimiento y el buen desenvolvimiento de los cultivos (United Nations
Industrial Development Organization y International Fertilizer Development Center, 1998). Estas sustancias
pueden ser de origen natural o sintéticas (Guerrero, 2004). Existen diferentes tipos de fertilizantes para
cubrir los nutrientes necesarios de diversos suelos y cultivos definidos por su contenido de fósforo (P),
nitrógeno (N) y potasio (K), macroelementos primarios esenciales en la vida vegetal. De los fertilizantes a
base de potasio emergen los fosfitos potásicos, aquellos que aportan dos de los importantes elementos
esenciales como P y K, además de ofrecer mayores ventajas que los fosfatos, poseen propiedades fúngicas,
es decir, crea protección ante los ataques de los hongos a los cultivos (Rubilar y Balbotin, 2009).

En virtud, de lo anterior se planteó como objetivo fundamental de este Trabajo Especial de Grado obtener
un fertilizante basado en el fosfito diácido de potasio (KH2PO3) mediante el uso de diferentes agentes
reductores. Para esto, se propusieron diferentes parámetros de estudios con la finalidad de seleccionar,
mediante una matriz de Moody, los agentes reductores más apropiados para ser utilizados en el proceso de
obtención. Posteriormente, fueron analizadas tres alternativas tecnológicas para llevar a cabo el proceso a
escala de laboratorio. Este análisis se realizó de manera cualitativa, tomando como referencia la presencia
de la banda característica del enlace fósforo-hidrógeno (P-H) en los espectros IR del producto obtenido.
Luego de esto, se establecieron las condiciones operacionales necesarias para la obtención del KH2PO3. Para
así, determinar las características fisicoquímicas del fertilizante obtenido. Finalmente, se realizó un estudio
costos-beneficios del proceso analizado.

El presente trabajo se encuentra estructurado de la siguiente manera: i) Capítulo I, se describe el problema


de investigación. Además, se realiza la formulación del problema, se hace énfasis en la situación actual y
en la deseada, así como en los objetivos y justificación de esta investigación; ii) Capítulo II, consiste en una
síntesis de investigaciones anteriores relacionadas con el objeto de estudio, además se presenta aquellas
bases teóricas sobre las cuales se fundamenta esta investigación; iii) Capítulo III, se muestran las bases
metodológicas necesarias para desarrollar cada uno de los objetivos planteados; iv) Capítulo IV, se realiza
la presentación, discusión y análisis de los resultados experimentales obtenidos en la investigación.
Finalmente, se muestran las conclusiones obtenidas en el análisis de los resultados, y se presentan las
recomendaciones a tener en cuenta para la realización de futuras investigaciones.

1
CAPÍTULO I. PLANTEAMIENTO DEL PROBLEMA

A continuación se expone la descripción del problema que da origen a la presenta investigación, seguido
de la formulación del problema, la situación actual y la deseada, así como los objetivos propuestos, su
justificación y las limitaciones de esta investigación.

1.1. DESCRIPCIÓN DEL PROBLEMA


El crecimiento desmesurado de la población mundial en los últimos siglos ha ocasionado que la producción
de alimentos de forma convencional, por parte de la madre naturaleza, sea insuficiente para satisfacer la
demanda de alimentos en el planeta. En consecuencia, el ser humano se ve en la necesidad de hacer uso de
la tecnología para incrementar el rendimiento, y en algunos casos acelerar, las cosechas de los alimentos.
De este modo, emplea sustancias orgánicas o inorgánicas que suministran al suelo los nutrientes esenciales
para el buen desarrollo de las plantas. Estas sustancias que pueden ser naturales o sintéticas se denominan,
Fertilizantes (Guerrero, 2004).

La Asociación Internacional de la Industria de Fertilizantes (IFA, por sus siglas en inglés), reportó que en
el año 2013 se generó una producción mundial de fertilizantes aproximada a los 250 millones de toneladas.
Entre los fertilizantes con mayores niveles de producción se encuentran: la urea (CH4N2O), la roca fosfática,
el amoníaco (NH3) y los fosfatos complejos (Gaucín, 2013). Debe señalarse, que la urea es el fertilizante
sólido que más se produce en el mundo, ya que posee 46 % de concentración de nitrógeno (N) por gránulo;
representando el fertilizante que aporta la mayor concentración de uno de los nutrientes esenciales que
requieren los cultivos agrícolas (Galli, 2001).

Ahora bien, el fósforo (P) es otro de los nutrientes esenciales que requieren los organismos vivos para su
desarrollo. Pero, dada su alta reactividad (reacciona rápidamente con elementos como el oxígeno (O), el
hidrógeno (H), entre otros) no se encuentra en la naturaleza en su forma elemental. En efecto, el P se oxida
completamente y se une con cuatro átomos de O para formar la molécula de fosfato (PO43-); base
fundamental de los fertilizantes fosfatados. Sin embargo, cuando no se oxida completamente, un átomo de
H ocupa el lugar del O y la molécula resultante se denomina fosfito. Este simple cambio en la estructura
molecular causa diferencias significativas que influyen en la solubilidad relativa del compuesto y afectan la
absorción y metabolismo de las plantas (Lovatt y Mikkelsen, 2006).

2
Los fosfitos son compuestos resultantes de la reacción del ácido fosforoso (H3PO3) con iones de metales
alcalinos como el potasio (K), calcio (Ca), magnesio (Mg) y sodio (Na). Estos son considerados como fuente
importante de nutrientes para los cultivos agrícolas. El fosfito diácido de potasio (KH2PO3) y el monoácido
(K2HPO3) se caracterizan por ser más solubles en agua y móviles en la planta que los fosfatos (Thizy et al.,
1997). Cabe señalar, que la eficiencia del fosfito de potasio en el control de fitopatógenos es atribuida a un
efecto directo e indirecto. Directamente, la incorporación de fosfito en el medio de cultivo tiene un efecto
fungicida (Lobato et al., 2007). Indirectamente, el fosfito de potasio ha sido considerado como un inductor
de la Resistencia Sistémica Adquirida por sus siglas en inglés (SAR), la cual consiste en un mecanismo
natural desarrollado por las plantas para defenderse del ataque de microorganismos fitopatógenos y de
insectos plagas (Daniel y Guest, 2005). El fosfito de potasio pertenece al grupo químico de los fosfanatos,
categoría toxicológica III de bajo impacto ambiental; es decir, que la aplicación del fosfito de potasio es
poco peligrosa al hombre, a los animales y al ambiente y es comercializado como fertilizante y fungicida
(Barpen, 2004).

En cuanto a la producción de fertilizantes en el país, se tiene que en la empresa estatal Petroquímica de


Venezuela (PEQUIVEN) se producen, en los complejos de Morón, Zulia y Jose, fertilizantes como la urea,
NH3, sulfato de amonio [(NH4)2SO4] y fertilizantes complejos como los NPK. Estos fertilizantes se formulan
tomando en cuenta las necesidades de nutrientes y de las características de los suelos. Entre los principales
fertilizantes de mayor producción en el país se encuentran el NH3 y la urea. Los niveles de producción de
estos fertilizantes permiten ubicar a PEQUIVEN como una de las principales empresas productoras de
fertilizantes nitrogenados en el ámbito internacional (González, 2002). Otra de las empresas venezolana
productora de fertilizante es la Compañía Anónima Venezolana de las Industrias Militares (CAVIM), la
cual surte al mercado nacional de fertilizante como el nitrato de calcio (Ca(CO3)2). Esta empresa se
encuentra en la actualidad desarrollando alternativas tecnológicas para la obtención de un fertilizante líquido
basado en KH2PO3con la finalidad de ofrecerle a los productores nacionales un producto para que
aprovechen al máximo las ventajas del fosfito de potasio, en aras del incremento de la productividad de sus
cosechas (Bastida, 2014).

En virtud, de lo anterior y en correspondencia al área de interés del Laboratorio de Polímeros del Centro de
Investigaciones Químicas (CIQ) de la Facultad de Ingeniería de la Universidad de Carabobo, relacionada
con el uso de los plásticos en la agricultura, y a la sub-área: desarrollo de técnicas, procesos e insumos
orgánicos y biológicos que incrementen la productividad, mejoren las condiciones fitosanitarias y den un
valor agregado en la superficie dedicada a la agricultura sustentable protegida, se planteó como objetivo

3
fundamental de este trabajo especial de grado obtener un fertilizante basado en el KH2PO3 mediante el uso
de diferentes agentes reductores.

1.2. FORMULACIÓN DEL PROBLEMA


Dado que en la actualidad la producción de fertilizantes en el país se fundamenta principalmente en
fertilizantes fosfatados (a base de ácido fosfórico, H3PO4), se ha planteado la posibilidad de reducir estos
fosfatos a fosfitos a fin de aprovechar las ventajas de estos fertilizantes en los cultivos de alimentos
(Velandia et al., 2012). En este sentido, surgen las siguientes interrogantes: ¿Cuál es el agente reductor más
adecuado para la obtención del fosfito diácido de potasio? y ¿Cuáles son las condiciones operacionales
favorables para la obtención y comercialización del fosfito diácido de potasio?

1.2.1. Situación actual


La mayoría de los fertilizantes que se producen en el país son del tipo fosfatado. La empresa CAVIM se ha
planteado diversificar su producción de fertilizantes, por lo que busca obtener KH2PO3 para ofrecerle a los
productores un fertilizante que incremente la productividad y mejore las condiciones fitosanitarias de sus
cultivos. Para esto, la empresa cuenta con H3PO4 e hidróxido de potasio (KOH), pero amerita de agentes
reductores que sean adecuados para la transformación del fosfato diácido de potasio (KH2PO4) obtenido en
KH2PO3 (Bastida, 2014). En virtud, de lo cual se ha planteado la obtención del fosfito diácido de potasio
mediante el uso de diferentes agentes reductores, con la finalidad de contar con una alternativa tecnológica
para la producción y comercialización de este fertilizante.

1.2.2. Situación deseada


Se obtiene el fertilizante fosfito diácido de potasio mediante el uso de diferentes agentes reductores,
contando de esta manera con una alternativa tecnológica agrícola para la producción y comercialización de
este fertilizante.

1.3. OBJETIVOS

1.3.1. Objetivo general


Obtener un fertilizante basado en el fosfito diácido de potasio mediante el uso de diferentes agentes
reductores.

4
1.3.2. Objetivos específicos
 Proponer los parámetros de estudios de los agentes reductores.
 Seleccionar los agentes reductores más apropiados para la obtención del fosfito diácido de potasio,
de acuerdo a los parámetros de estudio propuestos.
 Analizar las posibles alternativas tecnológicas para la obtención del fosfito diácido de potasio a
escala de laboratorio.
 Establecer las condiciones operacionales necesarias para la obtención del fosfito diácido de potasio.
 Determinar las características fisicoquímicas del fosfito diácido de potasio obtenido.
 Realizar un estudio costos-beneficios del proceso para la obtención del fertilizante fosfito diácido
de potasio.

1.4. JUSTIFICACIÓN
La obtención de un fertilizante surge con la necesidad de proporcionar los elementos indispensables para el
buen desarrollo del sector agrícola. Estos nutrientes primarios esenciales son el N, P y el K; el primero se
encuentra de forma ilimitada ya que la atmósfera terrestre está compuesta de casi 80% de N, en cambio el
P, necesario para la productividad del suelo y el crecimiento de las plantas, está limitado en minas de roca
fosfórica, y es absorbido por las plantas a través de fosfatos, siendo esta su forma más estable, además, los
agricultores le agregan excesos de fertilizantes fosforados para poder suplir el requerimiento ya que gran
proporción de este elemento se pierde debido a que los microorganismos del suelo y las malezas los utilizan
también (Herrera, 2014).

Por tal motivo, los fosfitos permiten minimizar la aplicación de fertilizantes, ya que esta forma fosforada
reacciona en menor medida con el medio, como los microorganismos y hace que las plantas metabolicen el
fosfito y puedan absorber en gran cantidad el fosfato presente, gracias a la oxidación; contribuyendo con
gran relevancia en los aspectos económico y ambiental. El fertilizante KH2PO3, además de ser un compuesto
inocuo para humanos, animales y plantas, elimina la necesidad de aplicar herbicidas para controlar el
crecimiento de las malezas (Herrera, 2014).

La trascendencia de esta investigación radica en el crecimiento de CAVIM, cuyo horizonte es llegar a ser
capaz de producir fertilizantes útiles para diferentes áreas de la agricultura. De esta manera se obtiene un
beneficio social en cuanto al incremento de la oferta de trabajo, ya que posteriormente se evaluará el posible
proceso de producción de fertilizante. El beneficio de esta investigación a CAVIM es contar con datos
confiables para luego hacer el estudio del proceso y tomar la decisión de desarrollar el fertilizante, a base

5
de H3PO4 e KOH, asegurando un uso favorable de los recursos económicos; así como también cumplir con
las normativas ambientales y lograr obtener un producto que le permita incursionar en el mercado agrícola.

Por último, el llevar a cabo el presente trabajo especial de grado, implica para sus autores un crecimiento
humano y profesional, ya que se permitirá ampliar los conocimientos en el ámbito agrícola especialmente
en materia de los fertilizantes, así como también afianzar y poner en práctica la formación académica
adquirida.

CAPÍTULO II. MARCO REFERENCIAL

6
La siguiente sección consta de una síntesis de investigaciones anteriores en el área en estudio que
fundamentan bien sea por su contenido o metodología, los aspectos concernientes al trabajo especial de
grado, además de presentar aquellas bases teóricas sobre las cuales esta investigación se fundamenta.

2.1. ANTECEDENTES
 Pérez (2011), en su investigación titulada evaluación del efecto de la temperatura de secado en la
solubilidad y biodisponibilidad del fosfato monodicalcio en la empresa TRIPOLIVEN, desarrolló como
objetivo general, evaluar el efecto de la temperatura de secado en la solubilidad y biodisponibilidad del
fosfato monodicálcico en la empresa TRIPOLIVEN C.A, con la finalidad de obtener el rango adecuado de
temperatura a utilizar en la etapa de secado de dicho compuesto. Para ello se llevó a cabo en primer lugar
un diagnóstico del proceso productivo de fosfato monodicálcico y del proceso productivo del tripolifosfato
de sodio. Luego de haber obtenido el fosfato monodicálcico, llevado a cabo por una neutralización del ácido
fosfórico (H3PO4) con la caliza (carbonato de calcio, CaCO3), de donde se obtuvo una suspensión sólido-
líquido, el mismo se secó a distintas temperaturas, tomándose muestras secas para caracterizarlas y estimar
valores de biodisponibilidad y solubilidad en ácido cítrico (C6H8O7) al 2% y citrato de amonio
[(NH4)2HC6H5O7] alcalino. En base al diagnóstico y análisis se propusieron alternativas para adecuar la
planta de tripolifosfato de sodio a la producción de fosfato monodicálcico y así mejorar el proceso. Se
determinó que este se puede elaborar en la planta de del tripolifosfato de sodio, adicionalmente la alternativa
de mejora seleccionada corresponde a la sustitución del quemador actual por uno que proporcione menos
energía.

De esta manera se puede decir que la investigación se relaciona con respecto a unas de las alternativas
ensayadas en el proceso de síntesis del trabajo de estudio, en cuanto a las condiciones de operación y la
estructura esquemática que posee en la obtención del subproducto. A pesar de que el subproducto de fosfato
obtenido son de naturaleza diferentes a la investigación, sirvió de base para la obtención del producto final.

 Ruíz et al. (2010) en su trabajo titulado comparación de procedimientos para analizar fertilizantes
potásicos, desarrollo como objetivo general comparar cinco distintos procedimientos analíticos para
determinar potasio en fertilizantes inorgánicos y evaluar la relación entre sí a fin de determinar su
equivalencia. El estudio fue realizado por los laboratorios de seis instituciones nacionales donde
contemplaron la determinación del macroelemento basándose en las técnicas de espectrofotometría de
absorción atómica y fotometría de llama, utilizando para la extracción de cada método un medio ácido y un
medio acuoso. En el quinto método se extrajo el potasio con oxalato de amonio [(NH4)2C2O4), y su

7
cuantificación se realizó por medio del método volumétrico. Para desarrollarlo se estableció un diseño
estadístico de bloques al azar con cinco tratamientos (métodos de análisis) y cuatro repeticiones
(laboratorios). Los procedimientos se aplicaron a cinco fertilizantes (complejo NPK nacional, complejo
NPK importado, cloruro de potasio (KCl), sulfato de potasio (K 2SO4) y sulfato de potasio y magnesio
(K2SO4.2MgSO4) ) y un reactivo estándar como el fosfato diácido de potasio (KH2PO4). Finalmente en el
estudio, los analistas determinaron que los métodos analíticos evaluados obtuvieron una exactitud aceptable
entre 97,70 % y 99,75 % de recuperación de contenido de potasio (K 2O). En función de lo expresado, se
concluye que los métodos analíticos estudiados conducen a resultados similares, independientemente del
extractante usado y de la forma de determinación de la concentración de potasio, lo cual es favorable ya que
permite a los laboratorios decidir el procedimiento más conveniente de acuerdo a su disponibilidad de
equipos y reactivos.

El estudio se relaciona de manera importante a la investigación, debido que el producto (fertilizante) debe
caracterizarse, y es de profunda necesidad conocer el contenido de potasio (K) en el mismo, por el grado
nutritivo que pueda aportar. Con esto se da a conocer diferentes técnicas y métodos en el trabajo, justificando
que no se necesita un método analítico específico para la determinación del mismo, por lo que el
procedimiento más conveniente y viable será de acuerdo a la disponibilidad de reactivos y equipos.

 Quevedo (2009), en su trabajo titulado estudio de los parámetros de validación del método alternativo
para la determinación de nitrógeno (N), fósforo (P), sulfato (SO42-), cloruro (Cl-), calcio (Ca) y magnesio
(Mg) en el fertilizante tipo NPK 10-20-20, realizó el estudio de los parámetros de validación del método
alternativo para la determinación de nitrógeno, fósforo, sulfato, cloruro, calcio y magnesio en el fertilizante
tipo NPK 10-20-20. Para ello ejecutó un estudio comparativo entre el método alternativo y los métodos
tradicionales, en función de los parámetros estadísticos de validación, del tiempo de aplicación promedio y
su costo por muestra analizada. Todo esto con el fin de proponer el método más ventajoso como aplicación
rutinaria en el laboratorio para el control de calidad del producto. Se obtuvo como resultado, excelentes
parámetros estadísticos para el método alternativo. Lo desventajoso del método, resultó ser la interferencia
de la complejidad de la matriz en la precisa de los analitos en estudio, exceptuando al fosfato. Sin embargo,
lo que respecta a las figuras de mérito de validación, cumple con los requisitos exigidos por la empresa,
además de presentar una disminución de costos de reactivos y materiales necesarios para el análisis de una
muestra, con respecto a los métodos tradicionales. Por lo que resulta satisfactorio la implementación del
método de cromatografía líquida de alta resolución (HPLC/IC), como método alternativo para la
determinación de los analitos de interés. Con este antecedente investigativo se puede mencionar el posible

8
aporte de los métodos y técnicas aplicadas para la determinación del contenido de los elementos esenciales
como el P y K en el fertilizante.

 Carrillo de Cori et al. (2008) en su investigación titulada análisis de fósforo total en fertilizantes
inorgánicos, establecieron como objetivo de su trabajo evaluar la posibilidad de sustituir el método
volumétrico contenido en la norma venezolana COVENIN 1132-77, para determinar P total en fertilizantes
por otro método, tal como el espectrofotométrico, cuya aplicación conlleva disminuciones importantes en
tiempo y en el empleo de reactivos. Para esto se establecieron ensayos interlaboratorios, entre cuatro
instituciones del país para comparar ambas técnicas analíticas. A tal efecto se compararon los resultados
obtenidos por cuatro laboratorios, empleando cinco fertilizantes comerciales inorgánicos (roca fosfórica,
roca fosfórica parcialmente acidulada, fertilizante complejo nacional NPK, fertilizante complejo importado
NPK y fosfato monoamónico (NH4H2PO4) importado) y un estándar (este último para determinar la
exactitud de los métodos), como el KH2PO4 grado analítico previamente secado a 105 ºC.

Luego de análisis de los datos, no se encontraron diferencias significativas entre métodos, laboratorios, ni
réplicas, por lo que se asume que los métodos comparados generan resultados estadísticamente iguales. La
recuperación del P en el estándar varió entre 97,11 % y 102,34 % para el método espectrofotométrico y
entre 99,37 % y 103,87 % para el método volumétrico, por lo que se concluye que ambos métodos pueden
considerarse de exactitud aceptable y equivalente, de acuerdo con los criterios empleados. Los
investigadores finalmente, con base en los resultados encontrados, recomiendan sustituir en la norma oficial,
el método volumétrico por el espectrofotométrico. Como se pudo comprobar en esta investigación, la
utilización del método espectrofotométrico arroja resultados aceptables y admisibles; por tal fue el método
que se utilizó para la determinación de P total en el fertilizante de estudio siguiendo el procedimiento
descrito en la norma.

 Rosales (2000) en su investigación titulada producción de dos sales alcalinas metálicas a través de un
intercambio combinado de iones y proceso de cristalización , desarrolló un proceso de producción de un
nitrato alcalino metálico y un fosfato tal como un nitrato de potasio y fosfato en el mismo proceso, el cual
comprende intercambio de iones y pasos de cristalización. Las sales producidas son especialmente útiles en
la horticultura como fertilizantes, donde los fertilizantes son frecuentemente utilizados a través de irrigación.
Los procesos inventivos comprenden las siguientes unidades de operaciones: digestión, intercambio de
iones, neutralización, separación de sólidos, concentración y cristalización. La presente invención dio como
resultado la obtención del KH2PO4. La similitud hallada comprende desde el punto de vista de la finalidad

9
que tiene el producto y la relación al respecto de la obtención de unos de los subproductos del fertilizante
en la fase de la neutralización, que sirven de base para establecer las condiciones que conllevan a tener
mejores resultados.

 Prokop (2015) en su investigación titulada la electroquímica de fósforo y ácido fosfórico en un electrodo


de platino, desarrolló como objetivo general describir los aspectos básicos del comportamiento
electroquímico del ácido hipofosforoso H3PO2, del ácido fosforoso H3PO3 y el ácido fosfórico H3PO4 en un
electrodo policristalino de platino. Para ello se utilizó una célula electroquímica de vidrio (50cm3) templado
por un criostato Julabo F12, donde las mediciones se realizaron en una disposición de tres electrodos.
Lámina de platino (Pt) y mercurio (Hg) / sulfato de mercurio (I) (Hg2SO4) en sulfato de potasio (K2SO4)
saturada y fueron utilizados como el electrodo contra-electrodo y de referencia, respectivamente. El
electrodo de referencia se separó del electrolito por una unión líquida doble, el primero se llenó con 0,5 M
de ácido sulfúrico (H2SO4), la segunda con una solución saturada de K2SO4. El electrodo de trabajo era
plana lámina de Pt con una superficie geométrica de 1,11 cm y un factor de rugosidad de 1,25.

Finalmente en el estudio, los experimentos en un entorno de H3PO4 a elevadas la temperatura se requiere


para poder obtener los resultados más relevantes. Sin embargo, a partir de los resultados presentados es
evidente que el H3PO3 generado puede desempeñar un papel en alterar el rendimiento en la superficie del
ánodo (donde es continuamente generado por la reacción de H3PO4 con H2). El estudio se relaciona de
manera importante a la investigación, debido que unas de las alternativas planteadas debe reducirse de ácido
fosfórico a ácido fosforoso, evaluando varios sistemas posibles para generar dicho producto intermedio,
como lo es el H3PO3.

 Gómez (2011) en su tesis doctoral titulada, Materiales Condensados y con Estructura Abierta basados
en Fosfitos de Metales 3D. Indagó en la búsqueda de nuevos materiales con posibles aplicaciones
tecnológicas. En el estudio el oxoanión fosfito (HPO3-2) fue la especie en la cual aportó gran versatilidad a
la hora de formar nuevas fases con estructuras tanto condensadas como abiertas. Las estrategias
desarrolladas fueron bajo las síntesis hidrotermales suaves en presencia de aminas orgánicas, permitiendo
obtener dos tipos de compuestos de naturaleza distinta, por una parte, Fluorofosfitos Inorgánicos con
Estructura Condensada y, por otra, Fosfitos “Orgánicamente Templados” con Estructura Abierta. Ambos
poseen importantes aplicaciones en el ámbito de la óptica y de nuevos materiales microporosos con
propiedades catalíticas y/o de intercambio iónico. Los materiales obtenidos fueron caracterizados mediante
un análisis químico, espectroscopia infrarroja y difracción de rayos X sobre muestra policristalina. Además

10
a los materiales sintetizados se le realizaron análisis de las propiedades térmicas, espectroscópicas,
luminiscentes, magnéticas y catalíticas. El mencionado estudio se relaciona profundamente con la presente
investigación en cuanto a las condiciones operacionales para llevar a cabo las síntesis de las alternativas
planteadas en la obtención del producto, como los fosfitos, y además aporta la información que se requiere
para la identificación de los mismos bajo las técnicas espectroscópicas.

2.2. BASES TEÓRICAS

2.2.1. Los fertilizantes


Los fertilizantes son sustancias químicas naturales o sintéticas aplicados directamente al suelo,
proporcionándole uno o más de los nutrientes indispensables para promover el correcto desarrollo y
crecimiento vegetal, aumentando el rendimiento y el buen desenvolvimiento de los cultivos (United Nations
Industrial Development Organization y International Fertilizer Development Center, 1998). Los fertilizantes
que se usan en la agricultura pueden clasificarse según su naturaleza en dos tipos principales: orgánicos e
inorgánicos (también llamados minerales). El fertilizante o abono orgánico puede ser de origen animal o
vegetal y se obtiene a partir de residuos vegetales o subproductos de la cría de animales, incluido el estiércol.
Los fertilizantes químicos son elaborados por la industria química, como su nombre lo indica, aunque son
conocidos como fertilizantes minerales. Estos fertilizantes inorgánicos se obtienen de la transformación de
los elementos presentes en la naturaleza, como los depósitos naturales de fosfato y potasio (Organización
Internacional del Café, 2009; García-Serrano et al., 2009).

2.2.2. Nutrientes o elementos esenciales


Navarro y Navarro (2003) afirman que un elemento químico no puede considerarse como esencial a menos
que ante su ausencia haga imposible completar las etapas vegetativas o reproductivas del ciclo vital de la
planta. Los elementos químicos que son esenciales para el desarrollo y crecimiento de las plantas
propiamente provienen del aire y del suelo circundante, y los constituye generalmente dieciséis (16)
elementos (Organización de las naciones unidas para la agricultura y la alimentación y la Asociación
internacional de la industria de los fertilizantes, 2002). Estos se clasifican en, nutrientes principales,
nutrientes secundarios y micronutrientes (García-Serrano et al., 2009). En la Tabla 2.1., se muestra los
nutrientes esenciales y forma disponible del elemento en el suelo para su posible adsorción.

Tabla 2. 1. Nutrientes esenciales y benéficos para las plantas


Clasificación de nutrientes Requerimiento Nombre y Expresión Forma disponible para la
esenciales del grado+ adsorción*
11
Estructural Carbono (C) CO2
Hidrogeno (H) H2O
Oxigeno (O) H2O, O2
Macronutrientes Primarios En cantidades Nitrógeno (N) N NH4+, NO3-
relativamente Fósforo (P) P2O5 H2PO4-, HPO42-
grandes Potasio (K) K2O K+
Secundarios Calcio (Ca) CaO Ca2+
Magnesio (Mg) MgO Mg2+
Azufre (S) SO42-
Micronutrientes Hierro (Fe) Fe , Fe3+ **
2+

Manganeso (Mn) Mn2+ **


En cantidades Cobre (Cu) Cu2+ **
relativamente Zinc (Zn) Zn2+ **
pequeñas Molibdeno (Mo) MoO42-
Cloro (Cl) Cl-
Boro (B) H3BO3, H2BO3-
Fuente: adaptado de Fageria et al., 1997; United Nations Industrial Development Organization y International Fertilizer
Development Center, 1998; García-Serrano et al., 2009.
+Algunos elementos expresan el grado en el fertilizante en forma elemental o en base a óxido.
*Forma en que son adsorbidos los elementos en el suelo. **Pueden ser adsorbidos en forma iónica o quelatos.

Expresión del contenido nutricional del fertilizante


Por convención muchos países expresan las cantidades o porcentajes de los nutrientes principales contenidos
en los fertilizantes, en términos de nitrógeno elemental (N), pentóxido de difósforo (P2O5), y óxido de
potasio (K2O). Los nutrientes secundarios y micronutrientes generalmente se expresan sobre una base
elemental, aunque el calcio y el magnesio a veces se expresan en forma de óxido (CaO, MgO). Las plantas
no utilizan realmente el elemento puro, ni la forma de óxido puro, sino de una forma disponible para la
adsorción en las plantas como se describe en la Tabla 2.1. (United Nations Industrial Development
Organization y International Fertilizer Development Center, 1998).

Grado de fertilizantes
Representa la relación del contenido nutricional de los macroelementos primarios: N, P, y K, en ese orden,
que integran al producto fertilizante. Si otros nutrientes están presentes, su contenido también se puede
indicar en el grado del producto, seguido por el símbolo químico del nutriente que representa. El contenido
de cada nutriente siempre se expresa como un porcentaje en peso, o en otras palabras como kilogramos de
nutriente por 100 kg del producto fertilizante (United Nations Industrial Development Organization y
International Fertilizer Development Center, 1998). Por ejemplo, cuando se tiene un grado de (10-15-18)
indica un fertilizante que contiene 10% N, 15% P2O5 y 18% K2O. En algunos casos de "grado" también se
conoce como "análisis" (Asociación internacional de la industria de los fertilizantes, 2013).

12
Clasificación de los fertilizantes
Los fertilizantes suelen clasificarse según el contenido de los tres macroelementos principales, en
fertilizantes simples y compuestos. Los simples aportan solo uno de los nutrientes primarios, N, P o K; y
aquellos que aportan dos o más de esos nutrientes en combinación o no con microelementos son llamados
los fertilizantes compuestos o multinutrientes. En la Tabla 2.2., se muestra los fertilizantes más comunes
según su clasificación y grado que posee.

Tabla 2. 2. Clasificación de algunos fertilizantes importantes


Nombres comunes Grado o análisis en porcentaje
(Fórmulas) N P2O5 K2O S MgO CaO Otros
Fertilizantes simples
Fertilizantes nitrogenados
Sulfato de amonio (NH4)2SO4 21 - - 23 - - -
Urea CO(NH2)2 45-46 - - - - -
Nitrosulfato de amónio NH4NO3.
26 - - 15 - - -
(NH4)2SO4
Nitrato sódico NaNO3 16 - - - - - 27 Na
Nitrato cálcico-magnésico 13 - - - 6 17 -
Fertilizantes fosfatados
Superfosfato simple
- 16-20 - 12 - 20 -
Ca(H2PO4)2.CaSO4
Superfosfato triple Ca(H2PO4)2 - 46 - - - - -
Fosfato dicálcico Ca(HPO4) - 35-42 - - - - -
Fertilizantes potásicos
Cloruro de potasio KCl - - 60 - - - 45-48 Cl-
Sulfato de potasio K2SO4 - - 50 18 - - -
Sulfato de potasio- magnesio
- - 22-30 17-22 10-11 - -
K2SO4.2MgSO4
Fertilizantes complejos
Fertilizantes NPK 5-25 5-25 5-25 * * - -
Fertilizantes NP 15-25 15-25 - * - - -
Fertilizantes NK 13-25 - 15-46 * - - -
Fertilizantes PK - 7-30 10-30 * * - -
Fertilizantes compuestos
fosfato diamónico (DAP) (NH4)2HPO4 18 46 - - - - -
fosfato monoamónico (MAP)
11 52 - - - - -
NH4H2PO4
Fosfato monopotásico KH2PO4 - 45-55 30-40 - - - -
Nitrato de potasio KNO3 13 - 44 - - - -
Fosfito diácido de potasio - 40 30 - - - -
Fuente: Asociación internacional de la industria de los fertilizantes, 2013; Organización de las naciones unidas para la agricultura
y la alimentación y la Asociación internacional de la industria de los fertilizantes, 2002; Sierra et al., 2002; Jaramillo et al., 2007.
* Algunos con trazas de micronutrientes.
2.2.3. Generalidades de los fosfitos
El fósforo (P) en forma elemental no aparece en la naturaleza porque es muy reactivo, se combina
rápidamente con otros elementos como O e H. Cuando se oxida completamente, el P se une con cuatro
átomos de O para formar el conocido ion fosfato (PO4-3). Sin embargo, cuando no se oxida completamente,
13
un átomo de H ocupa el lugar del O y el ion resultante se denomina fosfito (PO3-3). Este aparente simple
cambio en la estructura molecular química causa diferencias significativas que influencian en la solubilidad
relativa del material y afectan la absorción y metabolismo de las plantas. El ácido fosforoso (H3PO3), es un
ácido poliprótico que produce sales de fosfito que son generalmente más solubles que las sales análogas y
contiene mayores concentraciones de P2O5 que los fertilizantes fosfatados basados en H3PO4 (Lovatt y
Mikkelsen, 2006).

El fosfito no existe de forma espontánea en la naturaleza, más que el producido químicamente por el hombre
(Herrera, 2014). Los fosfatos son la forma más estable de P en el ambiente, presentado un estado de
oxidación de 5+, por esta razón, el fosfito pasa por una transformación gradual después de adicionarse al
suelo hasta formar fosfatos (oxidación del P, de 3+ a 5+). Los microorganismos del suelo son capaces de
asimilar fosfitos y liberar fosfatos, ganando energía y nutrientes durante la conversión biológica. Debido a
la gran solubilidad del fosfito, cuando se aplica al suelo, éste es más disponible para los organismos y a las
raíces de las plantas que el fosfato. La oxidación no biológica del fosfito ocurre gradualmente, pero en
menor cantidad (Lovatt y Mikkelsen, 2006).

Además de la diferencia entre la estructura molecular del fosfito y del fosfato, poseen una marcada
diferencia biológica. El fosfito es muy activo en la planta, especialmente debido a que es ligeramente
inestable, y tiende a reaccionar con todo. Es muy soluble en agua, y es fácilmente absorbido por la planta
tanto a través de las raíces como de las hojas. Por otro lado, la composición química del fosfato es muy
parecida a una roca. De hecho, los tradicionales abonos de P son manufacturados a partir de yacimientos
minerales y deben ser administrados en grandes cantidades para obtener un buen resultado. La razón es
porque el fosfato es muy estable. Por lo que de un modo u otro, a la planta le llega muy poca cantidad de lo
que se le aplica al suelo (Rubilar y Balbontin, 2009).

Fosfito diácido de potasio (KH2PO3)


El KH2PO3 gracias a la particular forma en la que se presenta el elemento P (ion fosfitodiácido, H2PO3-),
es capaz de producir un rápido estímulo de importantes procesos metabólicos en las plantas, implicados en
la superación del estrés ambiental, patológico y nutricional. El empleo de los fosfitos potásicos, ayuda a la
planta a crear unas estructuras y condiciones que la hacen menos sensible a los ataques de aquellos
patógenos que se ven obstaculizados por la síntesis de calosa, lignina, suberina y otras sustancias que
refuerzan las paredes celulares (Rubilar y Balbontin, 2009).

14
También la presencia en las plantas de fitoalexinas y enzimas hidrolíticos implicados en los mecanismos
endógenos de resistencia, favorece la superación de estas condiciones de estrés. El KH2PO3 ayuda a reforzar
las defensas de las plantas y al mayor éxito de los mecanismos naturales de resistencia tras la infección
(Rubilar y Balbontin, 2009).

Uso del fosfito diácido de potasio


El KH2PO3 posee el mismo mecanismo de aplicación que el fosfato, una vez en la planta tiene la ventaja de
reaccionar en menor medida con los minerales del suelo y las hierbas que causan daño a los cultivos
(malezas) no la pueden usar, por lo tanto queda disponible un mayor porcentaje de P para la planta. Con el
uso del fosfito no solo de aportar los nutrientes esenciales para las plantas, reduce el costo de producción y
reduce o elimina la necesidad de aplicar herbicidas, que a largo plazo puede ser tóxico (Herrera, 2014).

Funcionamiento de los fosfitos


El ion fosfito (PO33-) es un compuesto relativamente sencillo pero de una gran importancia en sanidad
vegetal: presenta un efecto fungicida frente a hongos del tipo Oomicetos y además es un excelente elemento
nutritivo.

Su actividad fúngica es doble:


1. Por una parte, está implicado en activar los sistemas naturales de defensa de la planta. El ion PO33- provoca
cambios en la pared celular, dando como resultado que fracciones de ésta actúen a modo de elícitors
externos, desencadenando todo el proceso de activación de defensas anteriormente comentado.

2. El ion PO33-, ejerce un efecto directo sobre el metabolismo fúngico. Este ion compite con el P en diversas
rutas metabólicas catalizadas por diversos enzimas fosforilativos. De esta manera, los procesos implicados
en transferencia energética del hongo, sufren un considerable retraso e incluso pueden llegar a bloquearse.
El efecto general producido en el hongo, podría compararse a un estado de ausencia total de P disponible
en la planta para cubrir las necesidades del hongo (Rubilar y Balbontin, 2009).

Importancia del fosfito diácido de potasio


Los fosfitos son excelentes cargadores de nutrientes y, además, poseen efecto fungistático y fungicida,
iniciado por fosetil-Al (fosfito de aluminio). Cuando es absorbido por la planta, los productos derivados de
fosfito liberan iones en el tejido vegetal. La ruta por la que el ion fosfito controla las enfermedades es
compleja y aún un poco desconocida. En cierto modo, el fosfito puede inhibir el crecimiento y la

15
esporulación de organismos patógenos, actuando como una toxina sobre el hongo, igual la mayoría de los
fungicidas. Sin embargo, el fosfito también podría provocar un aumento de las sustancias de defensa de las
plantas, lo que no sucede con la mayoría de los productos comercializados como fungicidas. Estos
compuestos son las fitoalexinas, que en muchos cultivos, especialmente de frutas y hortalizas, muestran
acción fisiológica positiva desde el punto de vista de fitosanitario natural, lo que lleva a una mayor
resistencia de las plantas y por lo tanto, de carácter preventivo, actuando indirectamente sobre el agente
patógeno (Rubilar y Balbontin, 2009).

En su reacción al ataque de patógenos, la planta aumenta la acumulación de fitoalexinas en los tejidos de la


región bajo riesgo inminente, los potenciales "puntos de infección". La acción fitosanitaria más relevante y
comprobada de algunos tipos de fosfitos es contra los hongos de los géneros Phytophthora, Pythium, los
mohos más comunes, Fusarium, Rhizoctonia y algunas Antracnosis. Debido a su doble carácter de cargador
de nutrientes e inductor de resistencia, el fosfito puede considerarse como un “comodín” en la agricultura
moderna, una herramienta de fundamental importancia, que el productor puede utilizar para corregir las
deficiencias de forma rápida y eficiente, manteniendo su huerto nutricionalmente equilibrado, lo que refleja
la salud del mismo, haciéndolo más resistente al ataque de enfermedades y resultando en una mayor
productividad, calidad y longevidad de la plantación (Rubilar y Balbontin, 2009).

2.2.4. Agentes reductores


Los agentes reductores son especies que reducen a otras sustancias, tienen átomos que se oxidan y pierden
electrones (Whitten et al., 2008). La principal característica como agente reductor, es la capacidad para
donar electrones. Los principales agentes reductores utilizados son el ácido oxálico (H2C2O4), ácido
ascórbico (C6H8O6), carbono (C), ácido fórmico (CH2O2), borohidruro de sodio (NaBH4), monóxido de
carbono (CO), sulfitos compuestos, metales tales como; aluminio (Al), magnesio (Mg), zinc (Zn), bario
(Ba) entre otros (Acosta et al., 2015).

Importancia de los agentes reductores


Las reacciones de óxido-reducción (redox) cumplen un papel fundamental en la obtención del KH2PO3, ya
que se necesita de ellas para que ocurra básicamente la reducción del estado de oxidación del P (de un estado
5+ a 3+) que se presenta para la obtención del producto. El P como lo indica Parry et al. (1983) en presencia
de agentes oxidantes fuertes actúa como reductor; y en presencia de agentes reductores enérgicos actúa
como oxidante. Por ende es de vital importancia buscar agentes reductores para que se permita llevar a cabo
este proceso, en el que la especie que contenga el elemento P sea la que se reduzca y actué como oxidante.

16
Bajo la premisa anterior se clasifican a los agentes reductores en enérgicos y no enérgicos. Los elementos
que son agentes reductores enérgicos pierden electrones con relativa facilidad porque tienen electrones de
valencia que se encuentran relativamente alejados del núcleo (energía de ionización baja) y muchos orbitales
vacíos que no pueden llenarse fácilmente compartiendo electrones. El litio y berilio, en el segundo período;
y sodio, magnesio y aluminio, en el tercer periodo de la tabla periódica, son agentes reductores enérgicos
(cumple con estas características). Además, son agentes reductores enérgicos, el hidrógeno gaseoso (H2) y
los hidruros de metales simples y complejos. La mayoría de los compuestos no son reductores enérgicos, y
pueden estar integrados de compuestos orgánicos que ofrecen muy buenas propiedades reductoras (Parry et
al., 1983). En virtud de lo expuesto, se consideró la clasificación anterior para facilitar el estudio en cuanto
a la naturaleza y otras características que serán necesarias para el análisis, tal como se muestra en la Tabla
2.3.

Tabla 2. 3. Clasificación de los agentes reductores a estudiar


Tipo Naturaleza Agentes reductor
Hidruro de litio aluminio (LiAlH4)
Hidruros complejos
Borohidruro de sodio (NaBH4)
Energéticos
Aluminio (Al)
Metales
Magnesio (Mg)
Metales Zinc (Zn)
Hidracina (N2H4)
No energéticos
Orgánica Ácido ascórbico (C6H8O6)
Glucosa (C5H11O5.CHO)

Parámetros de estudios en los agentes reductores


 Propiedades fisicoquímicas: Son características físicas y químicas propias de cada sustancia. Según
Gutsche y Pasto (1989), existen fuerzas que actúan entre moléculas; estas fuerzas extrínsecas o
intermoleculares se manifiestan de modos diversos que se puede medir, ya sea por los puntos de ebullición,
puntos de fusión, puntos de descomposición, entre otros. Estos datos obtenidos con dichas medidas
proporcionan información útil sobre las moléculas y proporcionan un patrón decisivo para su posterior
utilidad. Para López (2009), una molécula es la menor cantidad de una sustancia pura que aún conserva las
propiedades de dicha sustancia. Las moléculas pueden clasificarse en monoatómicas si se unen átomos del
mismo elemento entre sí, y poliatómicas si están formados por la unión de átomos de elementos diferentes.

Otras de las propiedades que se estudió de los agentes reductores que adquiere gran importancia es la
solubilidad. De acuerdo a Gutsche y Pasto (1989), las reacciones entre compuestos se llevan a cabo en el
seno de un líquido en el que todos son solubles o algunos insolubles. Así pues, es necesario por razones de
17
tipo práctico saber de las solubilidades, que además son una guía útil en la interpretación de las reacciones
que se llevaran a cabo.

 Poder reductor: Todos los elementos tienen la misma capacidad de captar o ceder electrones, pero todos
los elementos no poseen el mismo poder oxidante o reductor. De esta forma algunos compuestos presentan
mayor capacidad para actuar como oxidantes en tanto otros para actuar como reductores. Una forma de
comparar el poder reductor u oxidante de dos elementos es a través de su reacción redox donde un elemento
M oxida al compuesto N. De esta forma un catión M+ tiene un mayor poder oxidante que el catión N+ y de
forma semejante se concluye que el elemento N tiene un mayor poder reductor que el que posee el elemento
M. El poder oxidante es medido por su potencial normal de reducción, esto es, cuanto mayor fuese el
potencial normal de reducción de un par dado de especie oxidada/especie reducida, mayor será
la tendencia de especie oxidada de este par para transformarse en la respectiva especie reducida, oxidando
otras especies químicas. De esta forma es posible prever cuales son los elementos que reaccionan
espontáneamente con otros provocando su oxidación o reducción de acuerdo a Ralph y Wayne (1987).

 Incompatibilidad química: Según Chinchilla (2002) se considera un producto incompatible cuando


existen sustancias de elevada afinidad cuya mezcla con otros productos provoca reacciones químicas
espontáneamente violentas y la formación de productos peligrosos no deseados; por ende al momento de
manipular sustancias en el laboratorio, para efectuar cualquier reacción debe observarse las propiedades
fisicoquímicas y toxicológicas. En cuanto a la estabilidad química, indica si el producto es estable en
condiciones normales o peligrosamente inestables, siendo un indicador muy importante en cuanto a las
condiciones de operación durante la síntesis.

 Estabilidad química: Los riesgos químicos están latentes en cualquier lugar, y mitigarlos es un deber
primordial, en la forma que se manipulan, almacenan y transporta, la que pueden generar efectos adversos.
Las incompatibilidades y la estabilidad son además otros parámetros que se debe tener en cuenta al tratar
las sustancias, porque puede conllevar a riesgos químicos, y reacciones colaterales perjudiciales tanto para
la vida humana como la vida ecológica. Calderoni y Menéndez (2013) señala que las sustancias químicas
no son peligrosas solamente por sí mismas, también lo pueden ser cuando se descomponen o cuando
reaccionan con otras sustancias.

 Aporte nutricional: De acuerdo a Valderrama et al. (2004) el desarrollo normal de las plantas depende
de que obtenga del suelo, aire y agua los elementos necesarios para ello y, además, en proporciones

18
adecuadas. Estos elementos nutritivos del suelo se clasifican en macronutrientes y micronutrientes,
dependiendo de la cantidad que absorban de las plantas. De manera similar Porta et al. (2014) expone que
los macronutrientes son bioelementos esenciales para las plantas que es absorbido, fundamentalmente del
suelo, en formas inorgánicas, N, azufre (S), P, K, calcio (Ca) y Mg, o del aire y el agua como, carbono (C),
hidrógeno (H) y oxígeno (O). Se denominan macronutrientes porque se encuentran en concentraciones
elevadas en los tejidos vegetales superiores, normalmente al 0,1 % la materia seca. En general, se reserva el
nombre de macronutrientes para los procedentes principalmente del suelo (N, S, P, K, Ca y Mg),
denominando macronutrientes primarios a N, P y K, y macronutrientes secundarios a Ca, Mg y S. A los
otros tres C, H y O, se les suele denominar elementos esenciales no minerales.

Por otro lado los micronutrientes son bioelementos esenciales para las plantas, necesarios en cantidades muy
bajas. Son micronutrientes: hierro (Fe), manganeso (Mn), zinc (Zn), cobre (Cu), boro (B), molibdeno (Mo)
y cloro (Cl). La mayoría de ellos son constituyentes de moléculas enzimáticas, por lo que son esenciales en
cantidades muy bajas. En el suelo se encuentran normalmente como elementos traza (< 0,1%), aunque no
en todo los casos. Por ello su aplicación debe basarse en un previo análisis de suelos. Con referencia a lo
anterior, se tomó como parámetro el aporte nutricional que le puede brindar los agentes reductores en el
fertilizante a los suelos.

Basado en este aporte que podría otorgar el agente reductor en el producto fertilizante no solo desde el punto
de vista de la síntesis sino también en el contenido nutricional al suelo una vez aplicado, es importante
mencionar el término ion acompañante, que se refiere a todos los otros nutrientes, sin tomar en cuenta los
macroelementos primarios, que se encuentran en los fertilizantes. La presencia de ellos, algunas veces puede
ser un aporte benéfico (cuando hay deficiencias de dicho elemento), pero en otras pueden causar problemas
a las plantas (por ejemplo cuando el cultivo es sensible a algún nutriente que acompaña al fertilizante)
(Secretaria de agricultura, ganadería, desarrollo rural pesca y alimentación, 2002).

 Impacto ambiental: La erosión reduce significativamente los rendimientos de los cultivos y la


capacidad del suelo para almacenar y completar el ciclo del carbono, los nutrientes y el agua. Las pérdidas
anuales en la producción de cereales debido a la erosión se calculan en 7,6 millones de toneladas. La falta
de nutrientes del suelo es el mayor obstáculo para mejorar la producción de alimentos y la función del suelo
en muchos paisajes degradados. Algunos países de Latinoamérica extraen más nutrientes del suelo cada año
que los que se devuelven a través del uso de fertilizantes, residuos de cosechas, estiércol y otras materias
orgánicas. La acumulación de sales en el suelo reduce el rendimiento de las cosechas y puede eliminar por

19
completo la producción agrícola, de allí radica la importancia de este parámetro en la utilización de un
agente reductor que no genere tal impacto en los suelos (Organización de las naciones unidas para la
agricultura y la alimentación, 2013).

 Toxicidad: Es necesario conocer cuándo un reactivo químico es cancerígeno, irritante o causante de


alergias; así como las reacciones de estos en el organismo y los métodos de control. Entender
los símbolos que traen las etiquetas en cada envase, con el fin de conocer los efectos sobre la salud, es el
primer aspecto de prevención. Muchas sustancias químicas producen efectos nocivos sobre la salud, debido
a sus propiedades físicas y químicas que los caracterizan. Al estar en contacto con sustancias químicas
sintéticas siempre existe riesgo de intoxicación, quienes manipulan en el laboratorio sustancias químicas, es
necesario que tengan en cuenta varios factores para el buen uso de dichas sustancias. Dicha manipulación
de sustancias químicas exige el conocimiento previo de la toxicidad de las sustancias y sus efectos en el
organismo. Por ello otro parámetro que se optó para el estudio de los agentes reductores es la toxicidad
pertinente a cada agente reductor, según La Organización Panamericana de la Salud (2008).

 Costo asociado: Dada la importancia del precio como eje de la competencia del sector de producción,
un elemento fundamental en la estrategia competitiva es la reducción de costos, por esta razón la del costo
de los agentes reductores resulta otro parámetro de estudio (West, 1991).

 Disponibilidad: West (1991) se refiere a este parámetro, como la factibilidad de adquisición al momento
de seleccionar un producto determinado en la comercialización del mismo, evaluando para ello un conjunto
de variables, como la calidad y el costo en el mercado que se ofrece.
2.2.5. Matriz de priorización, matriz de selección o matriz de decisión
La matriz de priorización es una herramienta que permite la selección de opciones sobre la base de la
ponderación y aplicación de criterios para la toma de decisiones (AITECO, 2013). Esta matriz constituye
una de las siete nuevas herramientas de gestión y planificación que sirven de apoyo a la estrategia de la
calidad total. Hace posible determinar alternativas y los criterios a considerar para adoptar una decisión,
priorizar y clarificar problemas, oportunidades de mejora y proyectos. En general, establece prioridades
entre un conjunto de elementos para facilitar la toma de decisiones (Vilar, 1997).

La aplicación de la matriz de priorización conlleva un paso previo de determinación de las opciones sobre
las que decidir, como el factor de peso o ponderación que cada una de las variables que se tendrá en la
ejecución de la matriz de selección. Esta matriz es llamada matriz de prioridades de Moody. Para seleccionar

20
la mejor opción, en la matriz de priorización se compara cada alternativa sobre la base de la combinación
de las variables, multiplicando el valor del factor de peso (para cada criterio) por el valor de la calificación
de la alternativa y luego sumar cada fila para obtener el puntaje final para cada opción. Finalmente
seleccionar la opción de mayor puntaje (AITECO, 2013).

Matriz de prioridades de Moody


Esta herramienta sirve para enumerar alternativas por orden de importancia, tratando de identificar el factor
que tiene la mayor influencia, según la ponderación que se obtenga en la ejecución. Esta matriz utiliza la
técnica del diagrama matricial, que consiste en colocar a cada lado las variables consideradas y
comparándolas entre sí, con el objetivo de decidir la prioridad e importancia con cada una de ellas (Vilar,
1997). Por medio de la comparación se le asigna una ponderación a cada variable según el grado de
determinación, dependencia o prioridad sobre las demás.

Factor de peso
Dicho factor es necesario, para los criterios que se juzgaran en las opciones contra las demás. Se crea una
matriz de pares, colocando en la tabla, tanto en las filas como en columnas, cada una de las variables.
Comparando la importancia de cada una de ellas contra las demás medidos de la siguiente forma: una
ponderación de 1 para el parámetro de mayor prioridad, 0 para el de menor prioridad, y 0,5 para variables
idénticas. Se suman los valores de cada variable para llegar a un total. Luego, al totalizar la ponderación de
cada una y dividirlas entre el total de todas se obtiene el factor de peso que tiene cada variable para el
estudio, necesarias para la posterior utilización en la matriz de Moody (Vilar, 1997).

2.2.6. Síntesis hidrotermales


La síntesis hidrotermal es una técnica bastante utilizada para la preparación de nuevos materiales, tanto con
estructuras condensadas como con estructuras abiertas, propiciando el desarrollo de nuevos métodos y
técnicas de síntesis. Feng y Xu (2001) expone, que el término síntesis hidrotermal engloba una serie de
técnicas de síntesis en las cuales las reacciones se llevan a cabo en disolución acuosa y en condiciones
hidrotermales. Esto supone una gran variedad de condiciones de reacción. También es importante destacar,
que este tipo de síntesis se usa para cualquier otro disolvente distinto del agua, por la necesidad de agregar
un disolvente no acuoso para mejorar la fase deseada, denominada síntesis solvotermal. Los aportes son
variados pudiéndose destacar el control de reacciones redox, muy importante en la aplicación del presente
estudio. El mecanismo de las reacciones hidrotermales, sigue un modelo de nucleación líquido. Este es

21
diferente de la de las reacciones de estado sólido, en el que el mecanismo de reacción implica principalmente
la difusión de los átomos o iones en la interfaz entre los reactivos.

Condiciones hidrotermales
Las condiciones hidrotermales son condiciones de presión y temperatura mayores que las condiciones
ambientales, 25 ºC y 1 atm. Esto supone una gran variedad de condiciones de reacción. En general, la síntesis
hidrotermal se suele agrupar en dos tipos, en función de las condiciones de presión y temperaturas: 1)
síntesis hidrotermal en condiciones suaves (presión cercana al ambiente y temperatura cercanas a los 100
°C); 2) síntesis hidrotermal en condiciones moderadas (presiones de 5 a 50 atm y temperaturas de 100 a 200
ºC); 3) síntesis hidrotermal a alta presión y temperatura (presiones de 50 a 1400 atm y temperaturas de 200
a 700 ºC). Según cuál sea el objetivo sintético será más recomendable la utilización de una u otra
metodología (Gómez, 2011).

Generalmente esta síntesis por reacciones químicas se lleva en recipientes de cierre hermético de material
de politetrafluoroetileno (teflón), ya que es un material inerte, compatible químicamente con la mayoría de
las sustancias y además de ofrecer excelentes características mecánicas. La presión que se logra en estos
sistemas es autógena, es decir, no se genera de forma externa y se crea por el equilibrio líquido-vapor,
ejercido por el calentamiento de la reacción; esto es muy variable y depende del nivel de llenado del
recipiente (Gómez, 2011).

2.2.7. Agentes oxidantes


Los agentes oxidantes son especies que oxidan a otras sustancias, tienen átomos que se reducen y ganan
electrones (Whitten et al., 2008). Un agente oxidante acepta fácilmente electrones provenientes de otra
especie química. Oxida alguna otra especie, hace perder electrones a la otra especie. Los átomos que tienen
tendencia a tomar electrones o a compartir electrones para formar estructuras más estables, deben resultar
buenos agentes oxidantes (Parry et al., 1983).

Reacciones de Oxido-Reducción
En las reacciones químicas, los electrones no se crean ni destruyen; por tanto, la oxidación y la reducción
siempre ocurren de manera simultánea y en la misma extensión en reacciones químicas ordinarias. Se
consideran por consiguiente como reacciones de transferencia de electrones (Whitten et al., 2008).

22
Celdas electroquímicas
Una celda electroquímica se compone de un recipiente donde se encuentra el material de reacción equipado
de electrodos sumergidos en el material de reacción y conectados a una fuente de corriente directa. De
ordinario, se utiliza electrodos inertes que no participan en la reacción (Whitten et al., 2008) (Ver Figura
3.5.).

2.2.8. Espectrofotometría
La espectrofotometría se refiere a los métodos, cuantitativos, de análisis químico que utilizan la luz para
medir la concentración de las sustancias químicas. Se conocen como métodos espectrofotométricos y según
sea la radiación utilizada como espectrofotometría de absorción visible (colorimetría) entre 400-700nm, las
inferiores a 400nm a ultravioleta, y superiores a 700 nm a infrarroja (Portillo et al., 1997).

Espectrofotometría de infrarrojo
Se emplea comúnmente para determinar la presencia de los distintos tipos de enlaces y grupos funcionales
en un material o una solución. Esta técnica somete al compuesto a radiación infrarroja en la banda de
longitudes de onda de 2 a 15 micrómetros (µm). Esta región se describe más a menudo en términos de
número de onda (frecuencia), 5000 cm-1 a 670 cm-1, que es fundamentalmente el número de ciclos u ondas
en una distancia de un centímetro, calculado como 1/λ, con λ en centímetros. Aunque esta radiación es débil
e incapaz de causar una alteración permanente en una molécula, suministra energía suficiente para que sus
enlaces vibren por alargamiento, tijereteo, flexión, balanceo, torsión o coleo. Puesto que los distintos enlaces
y grupos funcionales adsorben energía a frecuencias diferentes, los espectros en el infrarrojo se aplican
ordinariamente en el análisis cualitativo, es decir, en la determinación de los tipos de grupos que hay en una
molécula (Phillip et al., 1998).

El método de manejo de la muestra para registrar el espectro infrarrojo viene generalmente condicionado
por el estado físico de la misma y la región en que se desea registrar. Las muestras de líquidos, pueden
efectuarse como líquidos netos (puros) o en disolución; pueden prepararse colocando una o dos gotas
pequeñas de la muestra entre dos piezas muy bien pulidas del material de la celda. Por otro lado las muestras
sólidas pueden prepararse como dispersiones sólidas en bromuro de potasio (KBr); se emplea
aproximadamente 1 % en peso de la muestra y de KBr con un molino hasta obtener partículas de grano muy
fino. La mezcla final molida se prensa hasta obtener un disco transparente por la acción de varias toneladas
de presión (Pasto y Johnson, 2003).

23
La interpretación de un espectro infrarrojo no es sencilla; ciertas bandas pueden estar enmarcadas por el
solapamiento de otras. Pueden aparecer sobretodos a frecuencia exactamente el doble que la banda
fundamental. Los compuestos presentan en estos espectros una serie de complicada de picos agudos y de
mínimos. Ahora bien, es precisamente esta multiplicidad de picos lo que convierte el espectro en específico;
en efecto, no existen dos compuestos que den espectrogramas idénticos. Así, la identidad del espectro de
una sustancia problema con el de una sustancia patrón se acepta como prueba de su identidad de
composición. La ventaja que ofrece este método frente a otras técnicas espectrofotométricas, es la
posibilidad de identificar rápida y directamente los elementos estructurales individuales (Skoog y West,
1986).

UV-Visible
La espectrofotometría ultravioleta-visible implica la espectroscopia de fotones en la región de radiación
UV-visible. Utiliza la luz en los rangos visibles y adyacentes a los espectros ultravioleta e infrarrojo. En
esta región del espectro electromagnético, las moléculas se someten a transiciones electrónicas de los
sistemas conjugados y proporciona información sobre el tamaño y la estructura de la parte conjugada de la
molécula (Wade, 2004). La espectrometría UV-visible se utiliza habitualmente en la determinación
cuantitativa de soluciones de iones metálicos de transición y compuestos orgánicos muy conjugados.

Las soluciones de iones metálicos de transición pueden ser coloreadas (es decir, absorben la luz visible)
debido a que los electrones en los átomos de metal se pueden excitar desde un estado electrónico a otro. El
color de las soluciones de iones metálicos se ve muy afectado por la presencia de otras especies, como
algunos aniones o ligandos. Por ejemplo, el color de una solución diluida de sulfato de cobre es muy azul;
agregando amoníaco se intensifica el color y cambia la longitud de onda de absorción máxima. Los
compuestos orgánicos, especialmente aquellos con un alto grado de conjugación, también absorben luz en
las regiones del espectro electromagnético visible o ultravioleta (Pérez, 2014).

La ley de Beer-Lambert establece que la absorbancia de una solución es directamente proporcional a la


concentración de la solución. Por tanto, la espectrometría UV-visible puede usarse para determinar la
concentración de una solución. Es necesario saber con qué rapidez cambia la absorbancia con la
concentración y esto puede ser obtenido a partir de una curva de calibración (Pérez, 2014).

24
Plasma Acoplado por Inducción
Un Plasma puede ser definido como un volumen luminoso de gas parcialmente ionizado, aunque en
espectroscopia el término normalmente se restringe a descargas excitadas eléctricamente. En los plasmas
inductivamente acoplados, el plasma es generado por la interacción entre gas argón y campos magnéticos
de radiofrecuencia inducidos por una espiral de cobre enrollada alrededor de la parte superior de una
antorcha de cuarzo. La muestra se introduce generalmente en solución, bombeándola a través de un tubo
capilar flexible mediante una bomba peristáltica hacia un nebulizador de tipo concéntrico para formar un
aerosol fino. El aerosol pasa entonces a una cámara de atomización donde las gotas más finas son
transportadas al centro de la antorcha de cuarzo donde se forma el plasma (Cedeño, 2006).

En el plasma se distingue una zona que se designa como “zona de inducción” (conocida también “bola de
fuego”); es el área donde la energía es transferida al plasma por la interacción entre el gas argón y el campo
magnético de radiofrecuencia. Aquí se alcanzan temperaturas de alrededor de 10.000 K y no es una región
apropiada para análisis, debido a las fuertes líneas de emisión generadas por el argón excitado, así como
reacciones de recombinación ion-electrón. Viene entonces la “zona inicial de radiación” la cual se distingue
por su forma de bala de color rojo si se utiliza una solución de ytrio o de color amarillo con soluciones de
sodio. Allí las temperaturas son a un muy altas y no deseables para propósitos analíticos; es aquí donde la
muestra aspirada, rápidamente sufre desolvación (remoción del solvente), vaporización a nivel molecular,
disociación a átomos, algunos de los cuales llegan a ionizarse, y excitación tanto de los átomos como de los
iones: Por su parte la señal de emisión es causada por la reversión al estado basal o normal de estos iones y
átomos excitados y se genera en un sitio del plasma conocido como “Zona analítica normal, es la zona donde
la mayoría de los elementos emiten más intensamente. Allí la intensidad del “background” es baja lo que
hace que esta región sea invisible hasta que una muestra sea aspirada. Las temperaturas pueden estar
alrededor de 6000-7000 K. Es la zona utilizada para análisis. La señal se genera a una distancia entre 12-18
mm encima del tubo de inducción y se mide una vez ha pasado por el sistema óptico y el policromador del
equipo, siendo captada por el detector del espectrofotómetro. Finalmente se puede observar otra región de
nuevo coloreada de rojo con la solución de ytrio o amarillo con el sodio, que se extiende más allá de la zona
analítica normal y que se designa como “cola de la llama” (Cedeño, 2006).

2.2.9. Determinación cuantitativa del fosfito


Para la determinación de la cantidad de fosfito en una muestra, se aplica el método por oxidación con yodo
(I2), que estima cuanto de P en dicha muestra está presente como ion dihidrógenofosfito (H2PO3-) . Este

25
método consiste en la oxidación de los grupos fosfitos a fosfatos por medio del I2 en una solución neutra,
como se describe en la reacción 1 (Calderón, 2001):
H2 PO3 − (ac) + I2 (ac) + H2 O (l) → H2 PO4 − (ac) + 2I − (ac) + 2H + (ac) (1)

Este método se lleva a cabo por valoración redox, llamado proceso yodométrico, es un método indirecto,
que consiste en la titulación del I2 usando como valorante un agente reductor (Underwood y Day, 1989). En
la determinación, una cantidad de I2 oxida a los fosfitos presentes en la solución y el exceso se valora con
una solución de tiosulfato sodio (Na2S2O3), la cantidad de fosfito presente vino dado por la cantidad de I2
consumido (Calderón, 2001).

El I2 se comporta como un agente oxidante fuerte lo que hace posible la oxidación del fosfito, él es
ligeramente soluble en agua. Además se conoce, que la presión de vapor del I2 es muy apreciable y, por
esto, las soluciones van disminuyendo de concentración, debido a las perdidas por volatilización. Estos
inconvenientes se evitan disolviendo el I2 en una solución acuosa con exceso de yoduro de potasio (KI),
donde el I2 es muy soluble en soluciones que contienen ion yoduro (I-); y cuanto más concentrada es la
solución de KI, tanto mayor es la solubilidad. El aumento de solubilidad se debe a la formación de un ion
triyoduro (I3-), como se aprecia en la siguiente reacción 2 (Vogel, 1978),
I2 (ac) + I − (ac) ⇄ I3 − (ac) (2)

Las soluciones de KI deben manejarse con precaución, ya que el oxígeno del aire oxida al ion I- presente,
como se observa en la reacción 3:
4H + (ac) + 4I − (ac) + O2 (g) → 2I2 (ac) + 2H2 O(l) (3)

Esta reacción es lenta en solución neutra pero se acelera en solución ácida y con el oxígeno disuelto en la
solución, por tal motivo debe evitarse un medio ácido para realizar valoraciones yodométricas (Underwood
y Day, 1989).

El Na2S2O3 es la solución estándar que se utiliza en la mayoría de los procesos yodométricos. Sus soluciones
no son muy estables durante largos periodos, además se debe evitar la exposición a la luz, pues aumenta su
inestabilidad. Normalmente se hierve agua que se emplea en la preparación de la solución para esterilizarla
y con frecuencia se adicionan conservantes como carbonato de sodio (Na2CO3) (Underwood y Day, 1989).

El tiosulfato (S2O32-) se descompone en soluciones ácidas, formando azufre como un precipitado lechoso:
26
S2 O3 2− (ac) + 2H + (ac) → H2 S2 O3 → H2 SO3 + S(s) (4)

De cualquier modo, la reacción es lenta y no sucede cuando el S2O32- se titula en soluciones ácidas de yodo
con agitación. La reacción entre el I2 y el S2O32- es más rápida que la reacción de descomposición
(Underwood y Day, 1989). El I2 oxida al S2O32- al ion tetrationato (S4O62-), como se presenta en la siguiente
reacción 5 que se evidencia en la titulación:
I2 (ac) + 2S2 O3 2− (ac) → 2I − (ac) + S4 O6 2− (ac) (5)

Esta reacción es rápida y no hay reacciones colaterales. Si el pH de la solución está básico, el tiosulfato se
oxida parcialmente a sulfato. En solución neutra o ligeramente alcalina no ocurre esta oxidación, esto explica
la adición de un buffer neutro a la mezcla, como también la adición de ácido para aportar el medio y las
condiciones de la valoración. El punto final se detecta, como es común para las titulaciones yodométricas,
con almidón, por la desaparición del color azul característico del complejo que forma con el I2, indicando
el final de la titulación e igualación de los equivalentes presentes del I2 (Christian, 2009) .

Para los procedimientos analíticos con I2 se emplean soluciones de almidón, una dispersión coloidal, ya que
forma un complejo de adsorción yodo-almidón de color azul intenso que funciona como una prueba muy
sensible para el I2, incluso a concentraciones muy bajas. La sensibilidad es mayor en soluciones ligeramente
ácidas, otro motivo por la cual se adiciona un ácido a la solución a titular y además depende de la temperatura
(a menor temperatura, mayor sensibilidad) (Underwood y Day, 1989). El almidón no es un indicador redox,
porque responde específicamente a la presencia del I2 y no, a un cambio de potencial (Harris, 2007).
El almidón es una sustancia formada por dos constituyentes macromoleculares lineales, llamados amilosa
(β-amilosa) y amilopectina (α-amilosa). Estas sustancias forman complejos de adsorción (con transferencia
de carga) en contacto con el I2, produciéndose visualmente un intenso color azul en la solución. Esto surge,
a que el I2 forma cadenas de moléculas de I6 de estructura filamentosa, que se absorben en el interior de la
conformación helicoidal de la amilosa, fracción activa del almidón (Harris, 2007).

El indicador de almidón debe ser agregado justo antes que el punto final sea alcanzado, cuando el color de
la solución, producto del I2 presente, se torne amarillo pálido, debido a que el I2 libre posee baja
concentración. De lo contrario, se evidencia dos razones, una es que el complejo yodo-almidón solo se
disocia lentamente y se torna estable, lo que conllevaría a que el punto final sea difuso por la fracción de I2
que se adsorbe en el almidón, incluso después de alcanzarse el punto de equivalencia, la segunda razón es

27
que gran parte de las titulaciones yodométricas se realizan en un medio ácido, como sucede en la experiencia
y el almidón tiende a hidrolizarse en solución ácida (Christian, 2009).

Prueba cualitativa de identificación del ion fosfito diácido o dihidrógenofosfito


Según Vogel (1978), los fosfitos de los metales alcalinos son solubles en agua y reaccionan con el nitrato
de plata (AgNO3) formando fosfito de plata (AgH2PO3), que a temperatura ambiente después de un tiempo
pasa a plata metálica negra, sin embargo en soluciones diluidas es necesario calentar por unos minutos, para
poder evidenciarse esas partículas negras en el fondo, producto de la plata.

Para el análisis de identificación del ion dihidrógenofosfito (H2PO3-), consiste en tomar una pequeña alícuota
de la muestra problema y agregarle unas gotas de solución de AgNO3. Al añadirse se observa
inmediatamente una turbidez en la solución producto de la formación de un precipitado que es de color
marrón, que al colocarlo al resguardo de la oscuridad por un tiempo, toma un color oscuro, negro.
Stasikowski et al. (2014), destaca que la presencia de fosfitos en una muestra reduce los iones de plata (Ag+)
de una solución de AgNO3 a plata elemental metálica (Ag (s) ), que da como resultado un precipitado de color
negro que es claramente visible.

En el proceso el fosfito (con estado de oxidación de fósforo, 3+) se oxida a fosfato (5+), por medio de las
siguientes reacciones químicas generales 6 y 7:
KH2 PO3 (ac) + AgNO3 (ac) ⇄ AgH2 PO3 (s) + KNO3 (ac) (6)
oscuridad
Ag + (ac) + H2 PO3 − (ac) + H2 O (l) →Tamb o Δ Ag (s) + H2 PO4 − (ac) + 2H + (ac) (7)

Es necesario llevar a cabo la reacción en la oscuridad. La oxidación del fosfito a fosfato es una reacción de
ionización química, y no de ultravioleta, por lo que si no se excluye la luz hará que se afecté la reducción
de la plata por fosfito, como se observó en la experiencia (Merck Index, 1996).

Inicialmente, la plata precipitada por fosfito forma un coloide, de color marrón pardo, debido al efecto
Tyndall causada por la dispersión de la luz por pequeñas partículas en suspensión. A medida que la reacción
procede el precipitado se vuelve negro. La intensidad depende de la concentración de fosfito presente, es
decir, de la cantidad de fosfito que tenga la muestra (Sienko y Plane, 1966).

Unos de los factores que puede incidir para la baja intensidad de la plata reducida, que se evidencia por la
poca cantidad de precipitado, se debe a pH alcalinos presentes en la solución problema, lo que conlleva a

28
que la plata no se reduzca y permanezca en iones en la solución, ya que la reacción se favorece a pH bajos
(Stasikowski et al., 2014).

Ahora bien, la presencia del precipitado amarillo al añadir una solución de nitrato de plata, se debe a los
grupos fosfatos que hay en la muestra, formando fosfatos de plata, según la siguiente reacción 8 (Vogel,
1978):
KH2 PO4 (ac) + 3AgNO3 (ac) ⇄ Ag 3 PO4 (s) + KNO3 (ac) + 2HNO3 (ac) (8)

Determinación de fósforo
El fósforo (P) total se define, como el proveniente de todas las formas de P, tanto orgánicas como
inorgánicas presentes en un fertilizante. Los fertilizantes comerciales de origen mineral (fertilizantes
inorgánicos) portadores de P, contienen generalmente ortofosfatos, aunque también se pueden presentar
metafosfatos y polifosfatos. Estos productos aportan cantidades relativamente grandes de P, mientras que
los fertilizantes orgánicos poseen cantidades menores de este elemento. Dado que el P se puede presentar
en forma de compuestos orgánicos, un método de digestión para determinar P total debe ser capaz de oxidar
la materia orgánica y/o hidrolizar todos los compuestos hasta formar ortofosfatos. Es importante también
tomar en cuenta, que si se va a utilizar un método colorimétrico para la determinación, es indispensable
destruir todo el color residual de los extractos (National Fertilizer Development Center, 1979).

Los métodos colorimétricos ha sido la forma más usual para determinar P en fertilizantes. Uno de ellos está
basado en el desarrollo del color amarillo del complejo vanadomolibdofosfórico, producto de los fosfatos
presentes, llamado método amarillo del ácido vanadomolibdofosfórico (Carrillo de Cori et al., 1999). Este
método colorimétrico consiste, en tomar una solución diluida de ortofosfato y añadirle molibdato amónico,
que en condiciones ácidas reacciona para formar un heteropoliácido, ácido molibdofosfórico. En presencia
de metavanadatos forma ácido vanadomolibdofosfórico amarillo. La intensidad del color amarillo es
proporcional a la concentración de fosfatos. Por ello los ortofosfatos reaccionan con el molibdato formando
complejos coloreados que absorben a una longitud de ondas cercanas a los 400 nm. La absorbancia de esta
solución es proporcional a la concentración de P presente en la muestra como lo define la ley de Beer
(Carrasquero y Adams, 1995).

En soluciones ácidas los vanadatos y molibdatos forman isopoliácidos como el hexamolíbdico y


tetravanádico, que en presencia de iones fosfatos se agrupan en torno al P como átomo central, obteniéndose
un heteropoliácido estable (Huckel, 1950), lo cual produce un incremento en el color amarillo de la solución,

29
desplazándose el máximo de absorción hacia longitudes de onda más largas en la medida que aumenta el
grado de agregación.

La formación del cromóforo amarillo sirve de base para un método de análisis, que además de ser aplicable
a diferentes matrices, incluidos los suelos, es muy simple y poco afectado por la presencia de iones distintos
al fosfato. Sin embargo, la principal limitación del método es su baja sensibilidad. De acuerdo a Jackson
(1964), la sensibilidad depende de la longitud de onda a la cual se realicen las mediciones de absorción de
radiación. La naturaleza del complejo amarillo no ha sido bien establecida, aun cuando Jackson (1964)
señala que su formación se debe a una reacción de sustitución de los átomos de oxígeno del anión fosfato
(PO43-) por los radicales de oxivanadio y oximolibdeno.

2.2.10. Análisis Estadístico: ANOVA


El análisis de varianza (ANOVA) es la técnica estadística central en el análisis de datos experimentales. La
idea general de esta técnica es separar la variación total en las partes con las que contribuye cada fuente de
variación en el experimento. Es probar la hipótesis de igualdad de los tratamientos con respecto a la media
de la correspondiente variable de respuesta. De este modo por medio del análisis ANOVA se puede
contrastar si los tratamientos conducen a diferencias significativas entre las medias de los resultados
obtenidos (Gutiérrez y De La Vara, 2008).

El análisis ANOVA de un factor, sirve para comparar varios grupos en una variable cuantitativa. Contrasta
la existencia de diferencias significativas entre medias cuando están presentes dos o más muestras. A la
variable categórica (nominal u ordinal) que define los grupos que deseamos comparar, la llamamos
independiente o factor. A la variable cuantitativa en la que deseamos comparar los grupos, la llamamos
dependiente (Montgomery, 2004).

El ANOVA de un factor permite obtener información sobre el resultado de la comparación entre medias de
los valores de los tratamientos. La hipótesis que se pone a prueba en el ANOVA de un factor es que las
medias poblacionales (las medias de la variable dependiente en cada nivel de la variable independiente) son
iguales. Si las medias poblacionales son iguales, eso significa que los grupos no difieren en la variable
dependiente y que, en consecuencia, la variable independiente o factor no influye en la variable dependiente.
Lo que habitualmente se conoce como análisis de la varianza es una versión paramétrica del test de la F
(Montgomery, 2004).

30
Mediante la ANOVA de un solo factor, se analiza la variabilidad total de los datos, principalmente integrado
por dos componentes: la variabilidad debida a tratamientos y la variabilidad que corresponde al error. El
primer componente se determina con la suma de los cuadrados de los tratamientos midiendo la variación o
diferencias entre ellos, y el otro componente representa la variación dentro de tratamientos (Gutiérrez y De
La Vara, 2008). Estos cálculos se evidencian en la sección de cálculos típicos.

Para probar la hipótesis se investiga si lo que se afirma bajo la hipótesis nula (Ho) posee veracidad. La
estrategia de prueba parte del supuesto de que Ho es verdadero, y si los resultados de la investigación
contradicen en forma suficiente dicho supuesto, entonces se rechaza Ho y se acepta la hipótesis alternativa
(H1). El criterio para rechazar o aceptar la hipótesis puede ser tomada en función del estadístico de prueba
frente a el valor crítico. Este método consiste en rechazar Ho si el estadístico de prueba cae en la región de
rechazo que está delimitada por el valor crítico. El estadístico de prueba es un número calculado a partir de
los datos y la hipótesis nula, cuya magnitud permite discernir si se rechaza o no la H o. Al conjunto de
posibles valores del estadístico de prueba que llevan a rechazar la Ho, se le llama región o intervalo de
rechazo para la prueba, y a los posibles valores donde no se rechaza H o se les llama región o intervalo de
aceptación (Gutiérrez y De La Vara, 2008).

Por último, es importante resaltar que el análisis de varianza supone que la variable de respuesta se
distribuye normalmente, con varianza constante llamada homocedasticidad (los tratamientos tienen varianza
similar) y que las mediciones son independientes entre sí. Estos supuestos deben verificarse para estar más
seguros de las conclusiones obtenidas (Gutiérrez y De La Vara, 2008).
Prueba de normalidad de Shapiro-Wilks
Cuando los datos son variables cuantitativas, es necesario comprobar antes de cualquier análisis estadístico,
si las variables estudiadas siguen el modelo normal de distribución. En el caso que los datos se ajustan a una
distribución normal se les puede aplicar los métodos estadísticos denominados paramétricos. Así se
denominan aquellos métodos cuya aplicación depende del cumplimiento de algunos supuestos sobre las
propiedades de la población de datos. Esta prueba se desarrolla profundamente en la sección de cálculos
típicos (Gutiérrez y De La Vara, 2008).

Prueba de Bartlett para homogeneidad de varianzas


Uno de los supuestos que más se requieren en aplicaciones estadísticas populares, tales como el análisis de
varianza, es el de la homogeneidad de varianzas. Este supuesto es crucial para garantizar la calidad de los
procedimientos estadísticos utilizados tanto en pruebas de hipótesis como en la construcción de intervalos

31
de confianza. Existen muchas pruebas para verificar si el supuesto de homogeneidad es plausible o no, la
utilizada con más frecuencia para probar la homogeneidad de las varianzas es la prueba de Bartlett (Correa
et al., 2006). Esta prueba se desarrolla profundamente en la sección de cálculos típicos.

2.2.11. Análisis costo beneficio


El estudio costo beneficio tiene como objetivo fundamental proveer una medida de los costos en que se
incurren en la realización de un proyecto, y a su vez comparar dichos costos previstos con los beneficios
esperados de la realización de dicho proyecto (Solá, 2004).

Estimación de costo beneficio


El cálculo de la relación beneficio/ costo de los proyectos debe incluir todos los costos directos y no directos
de montaje y operación del proyecto, y los costos privados en que han incurrido los beneficiarios durante la
duración del proyecto. En tanto, que para los beneficios, se contabilizan las mejoras en la productividad del
proyecto. Es necesario tener presente que los costos son tangibles, es decir, se pueden medir en alguna
unidad económica, mientras que los beneficios pueden ser tangibles y no tangibles, es decir, pueden darse
en forma objetiva o subjetiva (Solá, 2004).

Pasos a seguir para llevar a cabo un análisis costo beneficio


 Determinar los costos relacionados con la ejecución del proyecto, los cuales si no se conocen con
exactitud pueden ser estimados. Para el cálculo de los costos del proyecto se deben considerar los siguientes
renglones: Mano de obra, materia prima, materiales y equipos, costos operativos varios, entre otros. Es de
hacer notar, que para la estimación de los costos del proyecto se debe tener en cuenta la cantidad de material
a producir.

 Para la valorización de los beneficios, se toma en cuenta criterios sociales y ambientales que tengan gran
significancia en la ejecución del proyecto. Existen beneficios que son tangibles para el proyecto, debido a
la entrada de recursos monetarios ocasionada por la comercialización del producto fabricado, o aquellos que
debido a su buen manejo de los recursos existentes han sido objeto de ahorros. En algunos casos, a pesar
que no se ha dispuesto de recursos monetarios por determinada acción, se ha dejado de pagar esas cantidades
de dinero como consecuencia del mejoramiento realizado con el proyecto.

Así mismo se encuentran otros tipos de beneficios, que se hacen difíciles de cuantificar; por ejemplo el
prestigio del proyecto por la fabricación del producto, el buen nombre de los autores por su compromiso

32
con el ambiente, el reconocimiento de organizaciones sociales y ambientales, la cantidad de clientes que se
ha captado; Además existen beneficios sociales orientados a evitar problemas con la comunidad (demandas,
problemas de salud, inactividad de labores, entre otros), problemas que perjudicarían el desempeño del
proyecto (Quiroga, 2005).

 Con los valores obtenidos para los costos y para los beneficios se procede a determinar la relación entre
ellos.

 El resultado obtenido para la relación costo / beneficio permite establece la factibilidad o no de ejecutar
el proyecto. En este sentido, si el resultado es menor que 1 el proyecto es rentable. Pero, si el resultado es
igual o mayor que 1 el proyecto no es viable, esto significa que los beneficios del proyecto serán iguales o
menores que los costos de inversión o costos totales.

CAPÍTULO III. MARCO METODOLÓGICO

A continuación, se presentan las bases metodológicas, así como también se definen el tipo de investigación
y las fases que la componen, estableciéndose las estrategias necesarias para desarrollar convenientemente
cada uno de los objetivos planteados en este trabajo especial de grado.

3.1. TIPO DE INVESTIGACIÓN


La presente investigación prosigue el método científico, el cual se fundamenta en un procedimiento
sistemático para resolver los problemas mediante la verificación de hipótesis (Arias, 2012); Además, cumple
con una investigación fáctica, definida por los objetivos planteados; un razonamiento científico con el
desarrollo de la problemática y la observación empírica que se enmarca en la experimentación de los ensayos

33
a escala de laboratorio con las condiciones favorables en la obtención del producto (Tamayo y Tamayo,
2003).

Según los objetivos planteados se establece que la investigación se basa en un proyecto factible, dando
consistencia con el estudio, la evaluación y la elaboración de dicha investigación, desarrollando una
propuesta para preparar fosfito diácido de potasio mediante la evaluación de diferentes agentes reductores
a fin de contar con un fertilizante que cumpla con los nutrientes necesarios para satisfacer cualquier
necesidad agrícola.

En cuanto a la estrategia o diseño de la investigación, se clasifica como experimental, puesto que durante
su desarrollo se sintetizará a escala de laboratorio el fertilizante a base de fosfito, así como, se evaluará las
condiciones de operación favorables de los agentes reductores en la búsqueda para la obtención del
producto. Además, es un proceso sistemático, donde se medirá y controlará los parámetros y variables para
su obtención (Tamayo y Tamayo, 2003).

3.2. FASES METODOLÓGICAS


Para el desarrollo sistemático de la investigación se expondrán las siguientes fases, las cuales comprenderán
el desarrollo y cumplimiento de cada objetivo específico planteado.

1. Propuesta de los parámetros de estudio para los agentes reductores.


2. Selección de los agentes reductores más apropiados para la obtención del fosfito diácido de potasio,
mediante la evaluación de los parámetros de estudio propuestos.
3. Análisis de las posibles alternativas tecnológicas para la obtención del fosfito diácido de potasio a
escala de laboratorio.
4. Establecimiento de las condiciones operacionales necesarias para la obtención del fosfito diácido
de potasio.
5. Determinación de las características físico-químicas del fosfito diácido de potasio obtenido.
6. Estudio costos-beneficios del proceso de la obtención del fosfito diácido de potasio.

3.3. OPERACIONALIZACIÓN DE LOS OBJETIVOS

3.3.1 Propuesta de los parámetros de estudio para los agentes reductores a seleccionar

34
Estudio detallado de los agentes reductores
Para el cumplimiento de esta etapa se realizó una revisión bibliográfica sistematizada en materia de
oxidación y reducción química; por lo cual, se consultaron libros, manuales y trabajos de investigación, para
obtener la información necesaria para identificar a los agentes reductores que usualmente son utilizados en
la industria química.

En este sentido, se estudiaron factores como el estado de oxidación, así como sus reglas para su asignación,
con sus respectivas reacciones para evidenciar los estados nombrados. Luego se identificó a los agentes
reductores comúnmente utilizados en la industria química, investigando a cada uno de los mismos.

Identificación de los parámetros de estudio de los agentes reductores


Para la identificación de los parámetros de estudio se consultaron fichas técnicas, hojas de seguridad del
agente reductor (MSDS) y fuentes similares a las consultadas en la etapa anterior para lo cual se elaboraron
cuadros comparativos para analizar los agentes reductores.

Con base en la revisión bibliográfica la cual se reporta en el apéndice A, se evaluaron las propiedades
fisicoquímicas (temperatura de ebullición, temperatura de fusión, temperatura de descomposición y
solubilidad) de todos los agentes reductores; seguidamente se evalúo su potencial estándar y poder reductor,
indispensables para llevar acabo la reacción de óxido-reducción. Así mismo, se consideró la importancia de
los efectos de los agentes en el suelo tomando en cuenta su aporte agronómico y sus posibles
incompatibilidades con el mismo, así como también, de la toxicidad que pueda presentar la sustancia en su
manipulación y empleo para la obtención del fertilizante. Adicionalmente se estudió las posibles reacciones
colaterales que podrían surgir en la síntesis del fosfito, medios de disponibilidad en el mercado y su costo
asociado.

3.3.2 Selección los agentes reductores más apropiados para la obtención del fosfito diácido de
potasio, de acuerdo a los parámetros de estudio propuestos.

Selección de los agentes reductores a evaluar


La información recopilada de los agentes reductores que se encuentra en el apéndice A, se empleó para
elaborar una matriz de decisión, con el fin de escoger los agentes reductores con mejores requerimientos
para la obtención del fertilizante. En esta matriz se consideraron los siguientes parámetros: 1) aporte
nutricional al suelo, 2) toxicidad (riesgos a la salud), 3) impacto ambiental, 4) interacción química con otros

35
compuestos o con el suelo (incompatibilidad), 5) poder reductor, 6) disponibilidad y costos asociados y 7)
propiedades fisicoquímicas.

Es de resaltar que, con estos parámetros se construyó una matriz de Moddy que se haya en el apéndice B,
para lo cual se calculó el factor de peso para cada variable involucrada en la matriz. Este factor de peso se
determinó en función de la comparación de cada variable con ellas mismas, estableciendo una ponderación
de 1 para el parámetro de mayor prioridad, 0 para el de menor prioridad, y 0,5 para variables idénticas.

La matriz de selección se construyó colocando los parámetros deseados en las filas y los agentes reductores
en las columnas. Los parámetros constituyen una evaluación para los agentes reductores; por lo cual la
matriz debe llenarse de forma vertical, asignándoles a los mismos una valoración comprendida del 1 al 10,
según el grado de cumplimiento del criterio; donde los valores cercanos al límite inferior (uno) corresponde
a los parámetros más desfavorables en los agentes y al límite superior (diez) para los más favorables. Cabe
destacar que la valoración de los agentes reductores es independiente entre sí, pudiendo existir una o más
de ellos que posea igual ponderación para un mismo criterio. La selección se basó en el puntaje total
obtenido por los agentes reductores, el cual se calculó para cada uno, como la sumatoria del producto entre
la valoración y el factor de peso. Finalmente, se seleccionaron los dos agentes reductores que obtuvieron
mayor puntuación.

3.3.3. Análisis de las posibles alternativas tecnológicas para la obtención del fosfito diácido
de potasio a escala de laboratorio.
Para la obtención del fosfito diácido de potasio (KH2PO3) a escala de laboratorio se establecieron tres
alternativas tecnológicas. En todas se emplea ácido fosfórico (H3PO4) como reactivo de partida.

Alternativa 1: Reducción-Neutralización
El desarrollo de esta alternativa se realizó llevando a cabo las siguientes fases experimentales:

 Fase de reducción química


Para llevar a cabo este proceso, se conformó un sistema de reacción constituido por el H3PO4 y el agente
reductor seleccionado en la sección 3.3.2., empleándose un recipiente de polietrafluoroetileno (teflón) con
capacidad de 100 mL, para llevar las condiciones hidrotermales de la síntesis. Esta etapa del proceso, se
define por un cambio de estado de oxidación, con la obtención de ácido fosforoso (H3PO3) a partir de la
reducción del H3PO4. En virtud de lo anterior, se estudiaron las posibles reacciones de reducción

36
involucradas, para la identificación de los estados de oxidación y especies que realizan dicha oxido-
reducción para la obtención del producto intermediario de la síntesis.

Ahora bien, en esta fase de reducción del H3PO4 se incorporó además, la presencia de una especie ácida,
para analizar el efecto de la acidificación en el medio de reacción, empleando ácido acético glacial
(CH3COOH) para tal fin. De allí pues, se estableció dos sistemas; el sistema de reacción acidificado
constituido por 60% H3PO4, 15% del agente reductor y 25% de CH3COOH (porcentaje en masa). En tanto,
que el sistema de reacción no acidificado constituido por 80 % H3PO4 y 20% del agente reductor. Cada
procedimiento se realizó por triplicado.

Los recipientes de la reacción se colocaron en la estufa, tal como se muestra en la Figura 3.1., a 170 °C
durante 70 horas para lograr las condiciones de operación de la síntesis. Luego se se dejó enfriar hasta
temperatura ambiente. El sólido obtenido se trituró con un mortero, y se le realizó un análisis infrarrojo (IR)
empleando un equipo FT-IR Spectrometer Spectrum 1000 marca Perkin Elmer, en el intervalo de números
de onda de 4000 a 400 cm-1, el cual se puede apreciar en la Figura 3.2. Para esto, se utilizaron pastillas de
bromuro de potasio (KBr) con una concentración de un 1% del sólido en estudio. El análisis de las
condiciones adecuadas para la síntesis se realizó de manera cualitativa, tomando como referencia la
presencia de la banda característica del enlace fósforo-hidrógeno (P-H) alrededor de los 2360 cm-1 en el
espectro IR.

Figura 3. 1. Sistema de la reacción de la fase de reducción.

37
(a) (b)

Figura 3. 2. (a) Espectrómetro para el análisis infrarrojo. (b) Soporte para el análisis IR de la
muestra en estudio.

 Fase de neutralización
Evidenciada la presencia del enlace P-H en el espectro IR, se prosiguió a lavar con de agua destilada las
muestras obtenidas, para separar las especies insolubles por filtración, e inmediatamente al medio acuoso
se le añadió hidróxido de potasio (KOH), agitando vigorosamente por un tiempo, monitoreando el pH tras
la adición. Luego, se aplicó una prueba de identificación cualitativa para determinar la presencia del grupo
fosfito por medio de la reacción con solución de nitrato de plata (AgNO3) 0,1 N, que al calentar se observó
la formación de un precipitado de color marrón-negro, como se muestra en la Figura 3.3.

(a) (b)

Figura 3. 3. Prueba de identificación del grupo fosfito en la muestra. (a) Reacción del fosfito con el
AgNO3 0,1 N. (b) Presencia del precipitado marrón oscuro-negro.

Alternativa 2: Neutralización-Reducción
El desarrollo de esta alternativa se inició con la formación del fosfato diácido de potasio (KH2PO4), mediante
la neutralización del ácido. Posteriormente, se planteó la reducción química de esta sustancia.

38
 Fase de neutralización
En esta etapa del proceso se llevó a cabo la formación del KH2PO4 mediante la reacción ácido-base, entre
el H3PO4 y el KOH. Para esto, se empleó 100 mililitros de ácido y aproximadamente 25 gramos de base. El
sistema se mantuvo en agitación constante, con una velocidad promedio de 60 rpm. El seguimiento de la
reacción se realizó con un pHmetro marca Orión modelo 410A. El montaje del sistema se puede observar
en la Figura 3.4. La reacción se detuvo cuando se obtuvo un precipitado blanco. El cual se filtró por gravedad
y se secó en la estufa a 100ºC durante tres horas.

Figura 3. 4. Sistema para la obtención del fosfato diácido de potasio.


 Fase de reducción química
En esta etapa se planteó la reducción del KH2PO4 obtenido anteriormente, con los agentes reductores en
estudio. Para esto, se empleó el sistema hidrotermal descrito en la alternativa 1, al cual se le sustituyó el
H3PO4 por KH2PO4. Se utilizó una solución de AgNO3 0,1 N para realizar la prueba de identificación del
ion dihidrógenofosfito (H2PO3-).

Alternativa 3: Electroquímica:

 Construcción de una celda electroquímica a escala de laboratorio basado en el


principio de óxido-reducción
Los materiales utilizados para la construcción de la celda electroquímica fueron: dos electrodos de grafito,
conectores, batería, voltímetro, y beacker.

 Procedimiento experimental de la electroquímica

39
Los electrodos de grafito se curaron en una solución de KOH al 45% durante dos horas, a una temperatura
de 100 °C. Después se lavaron con agua desionizada y se sumergieron durante varios minutos en la solución
de trabajo, en la cual se realizó la electrólisis. Posteriormente, los electrodos se pesaron y se emplearon para
realizar el montaje de la celda, tal como se muestra en la Figura 3.5. Para esto, se emplearon 50 mL de
H3PO4 1 M y 3 mL de ácido sulfúrico (H2SO4) 0,1 M. El proceso se llevó a cabo durante 90 minutos. El
seguimiento de la reacción se realizó cada 15 minutos, mediante el análisis de espectroscopia IR. Finalizado
el proceso, se procedió a pesar los electrodos.

Figura 3. 5. Celda utilizada para el proceso electroquímico de la alternativa 3.


Es de resaltar, que para el análisis de estas alternativas fue necesario caracterizar las sustancias empleadas.
A continuación se describe el proceso de caracterización utilizado con el H3PO4 y el KOH.

Caracterización del ácido fosfórico


Las características del H3PO4 determinadas fueron: densidad, pH, porcentaje de pentóxido de difósforo (%
P2O5) y porcentaje de ácido fosfórico (% H3PO4):

Determinación de la densidad del ácido fosfórico


Para determinar la densidad del H3PO4 se pesó un picnómetro vacío previamente limpio y seco en una
balanza analítica marca OHAUS de la serie Adventurer, modelo AR2140 de apreciación 0,0001g. Luego se
llenó el picnómetro con una muestra del ácido fosfórico, y se pesó nuevamente en la balanza.

40
Determinación del pH del ácido fosfórico
Para determinar el pH del H3PO4 se colocaron 50 mL en un vaso de precipitado previamente lavado y curado;
luego se introdujo el electrodo del pH-metro de marca Orión, modelo 410A con apreciación 0,01
adimensional.

Metodología seleccionada para la determinación de fosforo total (como % P2O5) en el ácido


fosfórico
Para la determinación cuantitativa del P total, se utilizó el método espectrofotométrico de
molibdovanadofosfato de acuerdo a la norma del método oficial 958.01 de la Asociación de Químicos
Analíticos Oficiales (AOAC, según sus siglas en ingles), que consistió en lo siguiente:

 Preparación de la solución de molibdovanadato de amonio


Se disolvieron completamente (5,0000 ± 0,0001) g de molibdato de amonio [(NH4)6Mo7O24.4H2O] en
(50,00±0,05) mL de agua caliente y se dejó enfriar hasta la temperatura ambiente. Por otro lado se disolvió
(0,2500 ± 0,0001) g de metavanadato de amonio (NH4VO3) en (35,00 ± 0,05) mL de agua caliente y se dejó
enfriar a las mismas condiciones anteriores, luego se adicionó (60,00 ± 0,05) mL de ácido perclórico
(HClO4) al 70 % a la solución. Posteriormente se adicionó gradualmente la solución de molibdato a la
solución de vanadato con constante agitación y por último se trasvasó a un balón aforado de 250 mL y se
completó con agua destilada hasta el aforo, como se aprecia en la Figura 3.6. (CAVIM (2010), modificación
del método oficial AOAC 958.01).

Figura 3. 6. Solución de molibdovanadato de amonio preparada.

 Preparación de los estándares de calibración

41
Se prepararon siete (7) soluciones de 100 mL de KH2PO4 (52,15% P2O5) que contenían de 0,4 a 1,0 mg
P2O5 por mililitro (mL). Una vez preparadas, se tomó una alícuota de (5,00 ± 0,01) mL de cada una de las
7 soluciones en balones aforados de 100 mL y se le adicionó (20±0,05) mL de la solución molibdovanadato,
continuamente se completó hasta el aforo. Finalmente se obtuvo estándares de 20; 25; 30; 35; 40; 45 y 50
ppm respectivamente, tal como se muestra en la Figura 3.7. (CAVIM (2010), modificación del método
oficial AOAC 958.01).

Figura 3. 7. Estándares de calibración para la determinación del fósforo total.

 Preparación de la muestra
Se tomó (1,0023 ± 0,0001) g de la muestra de H3PO4 y disolvió a un volumen adecuado para que la
concentración de la solución se encuentre entre 400 y 1000 ppm. Se tomó (5,00± 0,01) mL de esta solución
y se trasvaso a un balón aforado de 100 mL, adicionando en él (20,00 ± 0,05) mL de la solución
molibdovanadato. Luego se aforó con agua destilada (CAVIM (2010), modificación del método oficial
AOAC 958.01).
Curva de calibración
Antes de hacer las mediciones para la curva de calibración, inicialmente se realizó un barrido
espectrofotométrico con todos los estándares, para verificar la longitud de onda en la que se produce la
máxima absorción del complejo y fijarla para las mediciones posteriores.

Se colocó el espectrofotómetro Diode Array Spectrophotometer Hp que se muestra en la Figura 3.8. a la


longitud de onda establecida, 380 nm y se ajustó a cero de absorbancia (0 A), con la solución estándar que
contiene 20 ppm introducida en la celda de adsorción o cuba, siendo este el blanco de la técnica. Luego se
llenó la celda con la solución de 25 ppm y se determinó la absorbancia. Este procedimiento, se utilizó con
los otros estándares preparados. Finalmente se graficó la absorbancia en función de la concentración en ppm
(CAVIM (2010), modificación del método oficial AOAC 958.01).
42
Figura 3. 8. Espectrofotómetro de UV-Visible con la cuba o celda de adsorción.

 Determinación de la concentración de fosforo total en la muestra de ácido fosfórico


Se llenó la celda con la solución preparada de H3PO4 problema y se midió la absorbancia. Con la curva de
calibración se determinó la concentración de la muestra.

Determinación del porcentaje de ácido fosfórico


El % H3PO4 se determinó empleando la concentración de la muestra anterior y los factores de conversión
adecuados, tal como se muestra en la siguiente ecuación 1.

2 . PMH3 PO4
%H3 PO4 = %P2 O5 . (1)
PMP2 O5

Donde:
PMH3 PO4 : Peso molecular del ácido fosfórico, (g/mol).
PMP2 O5 : Peso molecular del pentóxido de difosfóro, (g/mol).

Caracterización del hidróxido de potasio (KOH)


La caracterización del KOH se realizó por método volumétrico, empleando un estándar primario de
concentración conocida y un indicador adecuado. Por ello se preparó una solución de 250 mL de ftalato
ácido de potasio (C8H5KO4), donde se tomó una alícuota de (30,00±0,05) mL con una pipeta volumétrica y
se adicionó en una fiola. Posteriormente se le añadieron dos gotas de fenolftaleína y se tituló con la
disolución de KOH a caracterizar, como se muestra en la Figura 3.9. Este procedimiento se realizó por
triplicado, determinando la concentración del KOH, denotada por la siguiente ecuación 2.
43
CFT . VFT
CKOH = (2)
VKOH
Donde:
CKOH: Concentración de hidróxido de potasio, (mol/g).
VKOH: Volumen añadido de hidróxido de potasio, (L).
CFT: Concentración de ftalato ácido de potasio, (mol/L).
VFT: Volumen de la alícuota de ftalato ácido de potasio, (L).

Figura 3. 9. Caracterización por medio del método volumétrico al KOH.

Determinación del punto de fusión del fosfato diácido de potasio


Para la medición se siguió el método del tubo capilar sumergido en un baño térmico líquido regido por la
norma existente JIS K 0064 de la Comisión de las Comunidades Europeas (2008), donde se introdujo en un
tubo capilar cerrado en un extremo, una pequeña cantidad de muestra finamente pulverizada y comprimida
firmemente. Seguidamente se colocó este tubo en un baño con glicerina, de tal manera que la parte central
del bulbo del termómetro este en contacto con el capilar que contiene la muestra, como se observa en la
Figura 3.10. Se reguló el calentamiento del baño de forma que el aumento térmico fuera unos 5 °C/min.
Este procedimiento se realizó por triplicado observando el cambio de estado de sólido a líquido en la
muestra.

44
Figura 3. 10. Montaje para la determinación del punto de fusión.

3.3.4. Establecimiento de las condiciones operacionales necesarias para la obtención del


fosfito diácido de potasio.
Analizadas las alternativas expuestas en el apartado 3.3.3 se estableció que la obtención del KH2PO3 se
llevará a cabo mediante la alternativa 1, él cual se denominó proceso de reducción-neutralización.

Ahora bien, en la determinación de las condiciones adecuadas para la síntesis del fertilizante, se estableció
un arreglo experimental tomando un conjunto de variables que se involucran directamente en la síntesis,
como la temperatura, el tiempo de reacción y la acidificación del medio de reacción. En este sentido, la
reducción del H3PO4 se llevó a cabo en condiciones hidrotermales, empleando recipientes de teflón, con
variaciones de temperaturas de 80ºC y 165ºC; con tiempos de reacción de 45 y 63 horas, para cada
temperatura; además en cada sistema de reacción se evaluó el medio con acidificación, con CH3COOH y
sin acidificación.

Finalizada la reacción se le realizó a cada muestra un análisis IR. El análisis de las condiciones adecuadas
para la síntesis se realizó de manera cualitativa, tomando como referencia la presencia de la banda del enlace
P-H característica del grupo fosfito en el espectro IR. Luego se realizó la segunda fase de la alternativa 1,
la neutralización.
45
Para el establecimiento de las condiciones operacionales necesarias para la obtención del KH2PO3 se utilizó
un análisis de varianza (ANOVA), unifactorial, para determinar las diferencias significativas entre los
porcentajes del ion dihidrógenofosfito (H2PO3-) obtenido mediante los diferentes agentes reductores. Para
la separación de medias se aplicó la prueba de Fischer, con un nivel de confianza del 95% (p≤ 0,05).

3.3.5. Determinación de las características físico-químicas del fosfito diácido de potasio


obtenido
Para la caracterización del producto obtenido se realizaron los siguientes ensayos: pH, conductividad,
densidad, viscosidad, fosforo total, fosfito, metales presente (Zn y K).

Determinación del pH del fertilizante


Para determinar el pH del fertilizante, se empleó el mismo procedimiento descrito en la sección 3.3.3.

Determinación de la conductividad del fertilizante obtenido


Para determinar la conductividad del fertilizante, se colocaron 100 mL de la muestra en un vaso de
precipitado y se introdujo el electrodo del conductimetro de marca Orión con apreciación 0,1 μS/cm.

Determinación de la densidad del fertilizante


La determinación de la densidad del fertilizante se realizó en un picnómetro de 10 mL y se siguió el
procedimiento tal cómo se describe en el apartado 3.3.3.

Determinación de la cantidad de fosfito


Para la determinación de la cantidad de P como fosfito en el fertilizante, se usó el método de oxidación con
yodo. Para esto se dispuso de un matraz erlenmeyer de 250 mL provisto de tapón esmerilado, en el cual se
colocaron 25 mL de solución buffer de pH cercano a la neutralidad. Posteriormente se agregaron 25 mL de
solución del fertilizante, provenientes de una dilución 1:100 de la muestra, se agitó y se añadieron 50 mL
de una solución de yodo de concentración aproximada 0,1 N, que fue previamente preparada. Se tapó y
agitó suavemente, se dejó en la oscuridad durante una hora.

Luego se agregaron 5 mL de CH3COOH 6 N y se valoró el exceso de yodo contenido en la solución, con


solución de tiosulfato de sodio 0,1 N, usando una solución de almidón como indicador (Calderón, 2001).

46
La transcendencia de este proceso se puede apreciar en la Figura 3.11. Este procedimiento se realizó por
triplicado.

(a) (b) (c) (d) (e)

Figura 3. 11. La transcendencia del proceso de valoración según el método de oxidación con yodo.
(a) Color característico del yodo en solución (ocre), inicio de la titulación; (b) y (c) desvanecimiento
del color a medida que transcurre la valoración con tiosulfato de sodio 0,1 N; (d) cambio de
color de la solución por la adición del indicador; (e) final de la titulación.

Determinación del fósforo total en la muestra


Para determinar el contenido de fósforo total en el fertilizante obtenido, se empleó el mismo procedimiento
del método espectrofotométrico de molibdovanadofosfato descrito en el apartado 3.3.3.

Determinación del contenido de metales en el fertilizante


Para la determinación del contenido de metales (Zn y K) en el fertilizante se empleó el método de
determinación de metales por plasma de inducción acoplada (ICP) descrito en la Norma internacional
Standard Methods 3120-B 2005, en el equipo ICP marca Perkin Elmer. Empleando para el análisis 1,00 ±
0,01 mL de solución del fertilizante de aproximadamente 100 mg/L, el cual se preparó en un balón aforado
de 100 mL, completando el resto del volumen hasta enrazar con agua ionizada.

3.3.6. Estudio costos-beneficios del proceso de la obtención del fosfito diácido de potasio.
La estimación de la relación costo-beneficio se determinó mediante la identificación de todos los costos y
beneficios asociados al proceso de producción de 60.000 L de fertilizante al año. Para esto, se determinó
inicialmente los costos de inversión o costos totales del proyecto, empleando proyecciones para establecer
los costos asociados a los renglones: mano de obra, considerando los beneficios laborales establecidos en la

47
ley. Además, de los costos relacionados con la materia prima, materiales y equipos, costos operativos varios
(control de calidad, almacenaje, mantenimiento, comercialización).

Ahora bien, para la valoración de los beneficios, se establecieron criterios sociales y ambientales de gran
significancia en la generación del producto. Se realizó una proyección de los ingresos estimados por la
comercialización del producto. Además, de la proyección de los beneficios intangibles relacionados con el
aporte de nutrientes a las planta, el cual tiene una incidencia con el aumento de la producción de algunos
cultivos. Además, de las funciones fungicida sobre el control de ciertas plagas lo que conlleva la
disminución de agroquímicos, favoreciendo así a la reducción de la contaminación de las aguas y los suelos.

Finalmente, se estimó la relación costo/beneficio (C/B), también conocida como índice neto de rentabilidad,
la cual se obtiene al dividir el valor actual de los costos de inversión o costos totales (CT) entre el valor
actual de los ingresos totales netos o beneficios netos (BN) de un proyecto, tal como se muestra en ecuación
3 (Quiroga, 2005).
C CT
= (3)
B BN

CAPÍTULO IV. RESULTADOS Y DISCUSIÓN

En esta sección se presentan los resultados experimentales obtenidos durante el desarrollo de un


fertilizante, así como también el análisis y discusión de los mismos a través de los objetivos planteados.

4.1. PROPONER LOS PARÁMETROS DE ESTUDIOS DE LOS AGENTES


REDUCTORES.
En la Tabla 4.1, se muestran los parámetros de estudios propuesto para llevar a cabo la investigación de los
agentes reductores.

48
Tabla 4. 1. Parámetros propuestos para el estudio de los agentes reductores
Parámetros Aspectos
Propiedades fisicoquímicas Solubilidad, temperatura de fusión, ebullición y descomposición
Poder reductor Capacidad reductora
Toxicidad Efectos a la salud
Impacto ambiental Efectos al suelo
Aporte nutricional Característica nutricional que aporta al suelo
Incompatibilidad química Incompatibilidad química con otras sustancias
Estabilidad Estabilidad química
Costo asociado Costo monetario
Disponibilidad Disponibilidad en el mercado venezolano

La selección de estos parámetros se realizó tomando en cuenta lo señalado por diferentes autores. En este
sentido, Gutsche y Pasto (1989) indicaron que las propiedades fisicoquímicas de los agentes reductores son
importantes para establecer las condiciones a la cuales se llevan a cabo la reacción química. Entre los
aspectos, tomados en cuenta por estos autores, se mencionan: temperatura de fusión, temperatura de
ebullición, temperatura de descomposición, y la solubilidad. Siendo este último aspecto de gran interés, ya
que puede ser utilizado como guía en las reacciones que se llevan a cabo en sistema acuosos. Por su parte,
Ralph y Wayne (1987) mencionó la importancia de conocer el poder reductor de las sustancias. Además,
estableció que el potencial redox es un indicativo de la capacidad reductora de las sustancias; y que mediante
este parámetro se puede inferir sobre el comportamiento de las sustancias al ser sometida a una reacción
redox.

Ahora bien, la Organización Panamericana de la Salud declaró en el 2008, la importancia de conocer la


toxicidad de las sustancias químicas que se manipulan. Esto con la finalidad de establecer los posibles
efectos a la salud que se pueden ocasionar durante su manipulación. Es de resaltar que, Muchas sustancias
químicas producen efectos nocivos sobre la salud, siendo algunas cancerígena, irritante o causante de
alergias.

En tanto, el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUMA) en el año 2003 señaló que la
contaminación química de los suelos es otro problema ambiental con una importancia creciente en América
Latina y el Caribe, dada la intensificación de la agricultura y el uso de plaguicidas en los últimos 30 años.
Es por este señalamiento, que se proponen los parámetros de estudios Impacto ambiental y Aporte
nutricional; con la finalidad de conocer el efecto sobre el suelo y las características nutricionales que aporta
al mismo el fertilizante que se preparará con los agentes reductores utilizados. Es de hacer notar que, uno
de los principales impacto del uso de agroquímicos es la creciente nitrificación masiva del suelo, por lo que,

49
los fertilizantes preparado deben evitar o minimizar este fenómeno, así como, suministrar al suelo los
elementos esenciales para el desarrollo normal de las plantas.

Para Chinchilla (2002) es importante considerar la incompatibilidad de los agentes reductores ya que pueden
provocar reacciones químicas espontáneamente violentas y la formación de productos peligrosos no
deseados al momento de la síntesis en el laboratorio. En cuanto a la estabilidad química, el autor señaló, que
este parámetro indica si el producto es estable en condiciones normales o peligrosamente inestables, siendo
un indicador muy importante en cuanto a las condiciones de operación durante la síntesis. Por otra parte,
West (1991) expuso la importancia que tiene la disponibilidad y precio en la selección de los agentes
reductores. El precio como eje de la competencia del sector, y la disponibilidad como presencia en mercado
Nacional. Estos parámetros son de gran interés debido a la situación socioeconómica reinante en la
actualidad en el país.

En virtud de todos los señalamientos precedentes, se establece que los parámetros propuestos que presentan
la mayor influencia para el estudio de los agentes reductores son: El poder reductor, por la capacidad de
reducir que tiene el agente y el impacto ambiental por el daño que pueden ocasionar estos elementos al
suelo.

4.2. SELECCIONAR LOS AGENTES REDUCTORES MÁS APROPIADOS PARA LA


OBTENCIÓN DEL FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO, DE ACUERDO A LOS
PARÁMETROS DE ESTUDIO PROPUESTOS.
La selección de los agentes reductores que se utilizaron en la obtención del fosfito diácido de potasio se
realizó tomando en cuenta la ponderación obtenida en la matriz que se muestra en la Tabla 4.2.

50
Tabla 4. 2. Matriz de selección de los agentes reductores para la obtención del fertilizante
Agentes reductores

Aluminio (Al) Zinc (Zn) Magnesio (Mg) Ácido L-ascórbico


(C6H8O6)
Parámetros Fp Valoración Ponderación Valoración Ponderación Valoración Ponderación Valoración Ponderación
(adim) (1-10) (adim) (1-10) (adim) (1-10) (adim) (1-10) (adim)

Aporte nutricional
al suelo (An) 0,03704 5 0,1852 8 0,2963 9 0,3334 6 0,2222

Propiedades
fisicoquímicas (Pf) 0,01235 6 0,0741 8 0,0988 8 0,0988 4 0,0494

Toxicidad (To)
0,1605 4 0,642 5 0,8025 6 0,963 7 1,1235

Impacto ambiental
(Ia) 0,1852 6 1,1112 7 1,2964 8 1,4816 8 1,4816

Incompatibilidad
química (Iq) 0,1111 6 0,6666 7 0,7777 6 0,6666 5 0,5555

Estabilidad
química (Eq) 0,1358 4 0,5432 8 1,0864 8 1,0864 3 0,4074

Poder reductor
(Pr) 0,2099 7 1,4693 6 1,2594 8 1,6792 5 1,0495

Costo asociado (C)


0,06173 6 0,3704 6 0,3704 7 0,4321 4 0,2469

Disponibilidad (D)
0,08642 4 0,3457 9 0,7778 7 0,6049 5 0,4321

ΣT 5,4077 6,7657 7,346 5,5681

51
Tabla 4.2. Matriz de selección de los agentes reductores para la obtención del fertilizante (continuación)
Agentes reductores

Hidracina (N2H4) Borohidruro de sodio Tetrahidruro litio de D-Glucosa (α)


(NaBH4) aluminio (LiAlH4) (C5H11O5.CHO)

Parámetros Fp Valoración Ponderación Valoración Ponderación Valoración Ponderación Valoración Ponderación


(adim) (1-10) (adim) (1-10) (adim) (1-10) (adim) (1-10) (adim)

Aporte nutricional al
suelo (An) 0,03704 1 0,03704 2 0,07408 1 0,03704 7 0,2593

Propiedades
fisicoquímicas (Pf) 0,01235 1 0,01235 3 0,03705 1 0,01235 7 0,08645

Toxicidad (To)
0,1605 2 0,321 4 0,642 2 0,321 8 1,284

Impacto ambiental
(Ia) 0,1852 1 0,1852 3 0,5556 1 0,1852 7 1,2964

Incompatibilidad
química (Iq) 0,1111 2 0,2222 2 0,2222 1 0,1111 7 0,7777

Estabilidad química
(Eq) 0,1358 2 0,2716 3 0,4074 2 0,2716 7 0,9506

Poder reductor (Pr)


0,2099 5 1,0495 7 1,4693 8 1,6792 4 0,8396

Costo asociado (C)


0,06173 1 0,06173 3 0,1852 1 0,06173 5 0,3087

Disponibilidad (D)
0,08642 1 0,08642 3 0,2593 1 0,08642 7 0,6049

ΣT 2,2470 3,8521 2,7656 6,4077

52
Esta matriz fue elaborada con los parámetros de estudio propuestos en la tabla 4.1, y fue aplicada a los 8
agentes reductores preseleccionados estrictamente por la disponibilidad de la información bibliográfica
existente. Los sustancias preseleccionadas fueron: Aluminio (Al), Zinc (Zn), Magnesio (Mg), Ácido L-
ascórbico (C6H8O6), Hidracina (N2H4), Borohidruro de sodio (NaBH4), Tetrahidruro litio de aluminio
(LiAlH4) y D-Glucosa (α) (C5H11O5.CHO).

Tabla 4. 3. Agentes reductores ordenados según ponderación obtenida en la matriz de selección


Agente reductor Ponderación obtenida
Magnesio 7,3460
Zinc 6,7657
D-Glucosa 6,4077
Ácido L-ascórbico 5,5681
Aluminio 5,4077
Borohidruro de sodio 3,8521
Tetrahidruro litio de aluminio 2,7656
Hidracina 2,2470

En la tabla 4.3 se muestra a los agentes reductores analizados ordenados según la ponderación obtenida en
la matriz de selección elaborada. Este valor es la sumatoria de la ponderación obtenida para cada parámetro
en estudio propuesto; la cual se determinó multiplicando el factor de peso por la valoración dada a dicho
parámetro. Estos cálculos se describen detalladamente en el Apéndice C. Ahora bien, los resultados
obtenidos señalan al Mg con 7,3460 puntos, como el mejor agente reductor de las 8 sustancias analizadas.
Esto concuerda con lo publicado por Chemical Education Material Study (1987) que estableció que el Mg
es un elemento que posee un gran poder reductor. Por otra parte, Navarro y Navarro (2003) señalaron que
el magnesio cumple una función vital en el desarrollo de las plantas, debido a la estructura de la clorofila
esencial en el proceso de la fotosíntesis y la fijación de dióxido de carbono (CO2) como coenzima. Siendo
un macronutriente esencial en las plantas.

El Zn con 6,7657 puntos, resultó la segunda sustancia con mayor ponderación. De acuerdo a lo señalado
por Ritter (1956) el Zn es un agente reductor potente, siendo susceptible a su oxidación. Al igual que el
magnesio, tiene propiedades que facilitan su manejo y su utilización en las reacciones redox. Además, que
se considera un elemento de poco riesgo a la salud, ya que es el menos tóxico de todos los oligoelementos.
También, es un micronutriente en las plantas, esencial para promover ciertas reacciones metabólicas y
activar algunos sistemas enzimáticos. Navarro y Navarro (2003) indicaron que debido a sus propiedades
fisicoquímicas es un agente que tiene gran estabilidad química adaptable a la síntesis de reacción.

53
El tercer agente reductor con mayor puntuación fue la glucosa con 6,4077 puntos. Este resultado se debe al
bajo poder reductor de esta sustancia. Sin embargo, muestra notables ventajas en parámetros como el costo
para su adquisición y la disponibilidad en el mercado venezolano. Por su parte, Luna et al. (2007) señalaron
que la glucosa no es tóxica, es decir, no posee efectos adversos a la salud y tiene una alta estabilidad bajo
condiciones normales. En tanto, Miller (2006) afirmó que la glucosa aportar características orgánicas que
el suelo necesita para su nutrición y proceso biológico.

Los resultados colocaron al ácido ascórbico como el cuarto mejor agente reductor con 5,5681 puntos. Por
tener buena influencia para causar mínimo impacto ambiental, debido a que posee un valor nutritivo y aporta
excelentes beneficios a las funciones fisiológicas por su acción antioxidante. Fox y Camerón (2006)
establecieron que entre las propiedades del ácido ascórbico se encuentran que es buen agente reductor, que
no tiene efecto de riesgo en la salud. Por su parte, Rumsey y Levine (1998) señalaron que el ácido ascórbico
posee poca estabilidad química; a temperaturas cercanas a los 200 °C se descompone. Así mismo presenta
incompatibilidades con los álcalis, además de que posee alto costo y limitada disponibilidad. En el orden de
ponderación obtenida le siguen el Al con 5,4077; el NaBH4 con 3,8521; el LiAlH4 con 2,7656; y la N2H4
2,2470 puntos.

Ahora bien, Perry (1994) indicó que el aluminio posee propiedades adecuadas para la síntesis del fertilizante,
ya que cuenta con un alto poder reductor. Por su parte, Atkins et al. (2006) señalaron que este elemento no
es un micronutriente esencial para el desarrollo y formación de las plantas. Además posee una gran
desventaja, su disponibilidad en el mercado venezolano es baja, por ello su baja ponderación en la matriz
de selección.

En cuanto a los hidruros metálicos complejos propuestos, el NaBH4 y el LiAlH4, presentaron notables
desventajas que se vieron reflejadas en la baja ponderación obtenida. La diferencia en la ponderación
obtenida entre estas sustancias se debe principalmente a la selectividad; en este sentido, Brown (1961)
señaló que el LiAlH4 es un agente reductor extremadamente potente, capaz de reducir prácticamente la
totalidad de los grupos funcionales utilizados en la síntesis orgánica, mientras, que el NaBH4 es un agente
reductor relativamente moderado, que reacciona con solamente aldehídos, cetonas, y cloruros de ácido. En
consecuencia, es útil sólo para reducciones altamente selectivas que impliquen estos grupos reactivos. Aun
así, el NaBH4 tiene la gran ventaja sobre LiAlH4 ya que es menos básico y puede usarse en una gama mucho
más amplia de disolventes (Marcano y Cortés, 2010). Otro aspecto a considerar es la alta reactividad de
estos compuestos, debido al sistema de reacción que se plantea llevar a cabo representaría un factor de peso
para evitar que la reacción se torne violenta (Wade, 2004). En virtud, a la baja disposición, alto costo de
54
adquisición de estas sustancias en el país, que no aportan características nutricionales al suelo y que pueden
ser tóxicos al ambiente por efecto de la degradación (ScienceLab, 2013), estas sustancia obtuvieron baja
ponderación en la matriz de selección.

El último lugar de los agentes reductores analizados lo ocupó la N2H4, debido a que presenta notables
desventajas que se evidencian en la baja ponderación obtenida. Estos resultados corresponde con lo señalado
por Furst et al. (1965) referente a que la N2H4 es una sustancia cuyas condiciones de trabajo son extremas:
temperaturas de 0 °C o bajo una atmósfera de nitrógeno. Además, esta sustancia no aporta condiciones de
operación favorables para la síntesis del fertilizante, presenta una toxicidad de alto riesgo para la salud
debido a los efectos irreversibles causado. Es termodinámicamente inestable y al descomponerse libera
gases tóxicos e inflamables. Todo esto, a pesar de lo señalado por la Organización Mundial de la Salud
(OMS) en el 1993 relacionado a que la N2H4 es un agente reductor fuerte y que ha sido utilizada bajos
condiciones controladas en las síntesis orgánicas. Sin embargo, para la presente investigación esos
señalamientos no son significativos, ya que la N2H4 representa un peligro para la vida vegetal inhibiendo la
germinación de las plantas. Además que, su disponibilidad en el país es restringida.

En virtud de todos los señalamientos precedentes, se establece que los agentes reductores seleccionados
para llevar a cabo la preparación del fosfito diácido de potasio (KH2PO3), de acuerdo a la ponderación
obtenida con base en los parámetros de estudio propuestos, son: El magnesio (Mg) y el Zinc (Zn).

4.3. ANALIZAR LAS POSIBLES ALTERNATIVAS TECNOLÓGICAS PARA LA


OBTENCIÓN DEL FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO A ESCALA DE LABORATORIO.
Para llevar a cabo la obtención del KH2PO3 a escala de laboratorio. Se plantearon tres alternativas. Cada una
de ellas consta de dos fases, tal como se muestra Tabla 4.4.

Tabla 4. 4. Posibles alternativas en la obtención del fosfito diácido de potasio


Tipos de alternativas Primera fase Segunda fase
Alternativa I: Reducción-Neutralización. Oxidación-reducción Neutralización
Alternativa II: Neutralización-Reducción. Neutralización Oxidación-reducción
Alternativa III: Electroquímica. Oxidación-reducción Neutralización

Es de resaltar, que el análisis de las alternativas planteadas se realizó por espectrofotometría infrarroja de
Transformada de Fourier. El análisis se efectuó de manera cualitativa, tomando como referencia la presencia
de la banda característica del enlace fósforo-hidrógeno (P-H), alrededor de los 2360 cm-1 en los espectros
IR, tal como se muestra en la Figura 4.1., y se recopila en la Tabla 4.5.

55
A

Figura 4. 1. Espectros IR obtenidos: A) Alternativa I, B) Alternativa II.

56
Tabla 4. 5. Presencia de la banda característica del enlace P-H en los espectros IR obtenidos en las
diferentes alternativas planteadas
Alternativa Agente Reductor Medio Temperatura Tiempo Presencia del enlace P-H
(ºC) (h)
I: Reducción- Mg SI 170 70 SI
Neutralización. Mg NO 170 70 SI
Zn SI 170 70 SI
Zn NO 170 70 SI
II: Mg SI 170 70 NO
Neutralización- Mg NO 170 70 NO
Reducción. Zn SI 170 70 NO
Zn NO 170 70 NO
III: --- --- 70 0,5 NO
Electroquímica. --- --- 70 1 NO
--- --- 70 1,5 NO

Los resultados obtenidos demuestran que la alternativa I: reducción-neutralización, es la única que genera
la presencia de la banda característica del enlace P-H, como se muestra en la Figura 4.1.A. Esto pone en
evidencia que el H3PO4 fue reducido a ácido fosforoso (H3PO3) en condiciones hidrotermales a 170ºC
durante 70 horas de reacción. Estos resultados concuerdan con los obtenidos por Gómez (2011). Además
de estas condiciones, se utilizaron los agentes reductores seleccionados en el apartado anterior, lo que
representan un aporte energético externo necesario para revertir el potencial negativo (E°=-0,276) de la
reacción 9, tal como lo señala Brown et al. (2009).
H3 PO4 (ac) + 2H + (ac) + 2e− ⇄ H2 O(l) + H3 PO3 (ac) (9)

El poder reductor que contiene los metales Mg y Zn permite que el H3PO4 se reduzca, cumpliendo de esta
manera su papel como agentes reductores.
Mg 2+ (ac) + 2e− ⇄ Mg (s) (E° = −2,370 V) (10)
Zn2+ (ac) + 2e− ⇄ Zn (s) (E° = −0,763 V) (11)

La reducción del H3PO4 se describe en la siguiente ecuación química (12):


H3 PO4 (ac) + 2H + (ac) + M (s) ⇄ H2 O(l) + H3 PO3 (ac) + M 2+ (ac) (12)

donde: M es el agente reductor (Zn o Mg):

En esta alternativa, se observó la presencia de la banda característica del enlace P-H a las condiciones
establecidas, tanto en el sistema acidificado como en el sistema sin acidificación. El medio empleado
consistió en acidificar el sistema con ácido acético glacial (CH3COOH), con la finalidad de potenciar el

57
carácter reductor de los metales utilizado (Ruren et al., 2007). Este ácido reacciona con el Zn y el Mg para
producir hidrógeno gaseoso (H2) (reacción 13), el cual contribuye con el aporte energético del sistema para
beneficiar la reducción del H3PO4 (Parry et al., 1983).
CH3 COOH (ac) + M (s) ⇄ H2 (g) + M(CH3 COO)2 (ac) (13)

Luego de evidenciar la presencia de la banda del enlace P-H en el producto de la reacción, se procedió a
preparar el fosfito, de acuerdo a la siguiente ecuación química 14 (fase de neutralización).
KOH(s) + H3 PO3 (ac) → KH2 PO3 (ac) + H2 O (l) (14)

El seguimiento de esta reacción se realizó mediante análisis cualitativo de identificación del grupo ion
hidrógenofosfito (H2PO3-) en la solución, empleando de nitrato de plata (AgNO3), tal como se muestra en
las siguientes ecuaciones químicas 15 y 16 (Vogel, 1978).
KH2 PO3 (ac) + AgNO3 (ac) ⇄ AgH2 PO3 (s) + KNO3 (ac) (15)
oscuridad
Ag + (ac) + H2 PO3 − (ac) + H2 O (l) → T amb Ag (s) + H2 PO4 − (ac) + 2H + (ac) (16)

En la muestra analizada, se observó cierta turbidez y la formación de un precipitado marrón, que al colocarlo
en la oscuridad, se volvió de color negro. Esto evidencia la presencia del ion H2PO3- en el medio, lo que
corrobora la reducción del H3PO4. En cuanto al precipitado observado, Stasikowski et al. (2014), destacan
que la presencia de fosfito en una muestra reduce los iones de plata (Ag+) de una solución de AgNO3 a plata
elemental metálica (Ag (s) ), que da como resultado un precipitado de color negro que es claramente visible.
Por su parte, Sienko y Plane (1966) establece que la intensidad en la coloración del precipitado depende de
la concentración de fosfito presente, por lo que se establece que hay poca cantidad de iones H2PO3- en la
muestra.

En cuanto a la alternativa II: neutralización-reducción y a la alternativa III: electroquímica se tiene que estas
alternativas no generan la presencia de la banda característica del enlace P-H en los espectros IR, lo que
significa que por estas vías no se lleva a cabo el proceso de reducción planteado.

En la alternativa II se obtuvo inicialmente el fosfato dihidrógeno de potasio (KH2PO4), mediante la reacción


que se representa en la siguiente ecuación química 17.
KOH(s) + H3 PO4 (ac) → KH2 PO4 (s) + H2 O(l) (17)

58
El KH2PO4 fue caracterizado y se encontró que contenía 49,81% de pentóxido de difósforo (P2O5) con un
punto de fusión de 257ºC. Esto representa que el producto intermedio se obtuvo con un alto porcentaje de
pureza.

Ahora bien, en las condiciones experimentales estudiadas no se logró la reducción del KH2PO4 preparado,
como se observa en la Figura 4.1.B y en las figuras del Apéndice D. Esto, puede deberse a que en estas
condiciones no se aporta la energía suficiente al sistema para promover la rotura del enlace fósforo-oxígeno
(P-O) e impulsar la formación del enlace P-H, tal como lo señalan diferentes autores (Gómez, 2011;
Dickerson et al., 1992).

Por su parte, la alternativa III se llevó a cabo empleando el procedimiento modificado planteado por Prokop
et al. (2015), el cual logró reducir al H3PO4 en una célula electroquímica de vidrio (50cm3) completamente
hermética, empleando un electrodo inerte sobre soluciones de ácido sulfúrico (H2SO4) acuoso diluido, a 70
°C durante 900 s. Los resultados obtenidos, demuestran que por esta vía no se logró la reducción del H3PO4,
como se puede observar en la Figura D.10. Por lo tanto, se establece que las modificaciones realizadas al
procedimiento planteado por Prokop et al. (2015) no son adecuadas para llevar a cabo esta alternativa.

En virtud de todos los señalamientos precedentes, se establece que la alternativa tecnológica más adecuada
para la obtención del KH2PO3 a escala de laboratorio, es: la alternativa I: reducción-neutralización por ser
la única que genera la presencia de la banda característica del enlace P-H en los espectro IR analizados.

4.4. ESTABLECER LAS CONDICIONES OPERACIONALES NECESARIAS PARA LA


OBTENCIÓN DEL FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO.
Definida la alternativa I: reducción-neutralización como la adecuada para la obtención del KH2PO3 a escala
de laboratorio, por ser la única que generó la presencia de la banda característica del enlace P-H en los
espectro IR analizados, se procedió a llevar a cabo dicho proceso a diferentes condiciones experimentales:
de temperatura (80ºC y 165 ºC) y tiempo (45 h y 63 h).

Para el análisis cualitativo se tomó como referencia la presencia de la banda característica del enlace P-H
en los espectros IR, ya que representa una característica de los grupos oxoanión del H3PO3. Estos resultados
se muestran en la Tabla 4.6.

Tabla 4. 6. Presencia de la banda característica del enlace P-H en los espectros IR obtenidos en las
diferentes condiciones experimentales planteadas
59
Alternativa Agente Medio Temperatura (ºC) Tiempo Presencia del enlace P-
Reductor (h) H
I: Reducción- SI 80 45 NO
Neutralización NO 80 45 NO
SI 80 63 NO
NO 80 63 NO
Mg
SI 165 45 NO
NO 165 45 NO
SI 165 63 SI
NO 165 63 SI
SI 80 45 NO
NO 80 45 NO
SI 80 63 NO
NO 80 63 NO
Zn
SI 165 45 NO
NO 165 45 NO
SI 165 63 SI
NO 165 63 SI

En la Tabla 4.6 se muestra que la banda característica del enlace P-H solo se presenta en los espectros IR
obtenidos a 165ºC y 63 horas de reacción. Para ambos agentes reductores y empleando o no medio
acidificante en el sistema de reacción.

En las Figuras 4.2.; 4.3.; y 4.4., se muestran el espectro infrarrojo de los productos obtenidos. En ellas, se
observa la presencia de las bandas correspondientes al grupo fosfito (banda P-H). Además, se evidencia la
ausencia de bandas correspondientes a enlaces C-O, C-H o C=O, lo que representa que en el producto no
hay presencia de compuestos orgánicos.

En los espectros anteriores, se identificaron bandas en las zonas de alta energía de longitud de onda entre
los 4000 y 3000 cm-1. En este sentido, Gómez (2011) afirma que la presencia de una banda ancha de
intensidad media situada en el entorno de 3500 cm-1, correspondiente al modo vibracional de tensión (ν),
del enlace oxígeno-hidrógeno (O-H), se debe a las moléculas de agua adsorbidas en el compuesto
(humedad). Es por ello, que descarta la presencia de alcoholes, así como de ácidos carboxílico, ya que no
existen las banda típica del grupo carbonilo (C=O) cercana a los 1700 cm-1. En virtud de estas observaciones
se establece que no existe ácido acético en la muestra del producto analizado.

Ahora bien, Alrededor de la longitud de 2360 cm-1, en la zona definida para los grupos funcionales, se
observa en los espectros una banda estrecha desdoblada, con un pico suave, correspondiente al modo
vibracional de tensión característico del enlace de fósforo-hidrógeno (P-H) del anión H2PO3-. Esta banda

60
Figura 4. 2. Espectro infrarrojo del producto utilizado medio ácido y cinc como agente reductor, a
165°C de temperatura y tiempo de 63 horas. En el recuadro interior se muestra el detalle de la
presencia de las bandas de tensión del enlace P-H.

Figura 4. 3. Espectro infrarrojo del producto utilizando cinc como agente reductor sin medio ácido,
a 165°C de temperatura y un tiempo de 63 horas. En el recuadro interior se muestra el detalle de la
presencia de las bandas de tensión del enlace P-H.

61
Figura 4. 4. Espectro infrarrojo del producto con medio ácido con Mg como agente reductor a una
temperatura de 165 °C en un tiempo de 63 horas.

es importante ya que es la única que permite diferenciar el grupo fosfito del grupo fosfato. Además la
presencia de dos picos en las figuras 4.2., y 4.3., producto del desdoblamiento en el espectro, indica la
existencia de dos especies del mismo grupo (Tsuboi, 1957). Por su parte, a frecuencias más bajas, en la zona
correspondiente a la huella dactilar, aparece la banda ancha y de carácter fuerte e intensa correspondientes
a los modos vibracionales de tensión asimétrica (νas) del grupo fosfito (PO33-) aproximadamente en 1100
cm-1, de deformación (δ) del enlace P-H (1040 y 1020 cm-1) y de vibración simétrica (νs) del grupo PO33- se
localiza aproximadamente a 975 cm-1. Finalmente, en la zona de menor energía, están presentes las bandas
de deformación simetría (δs) aproximadamente a 600 cm-1 y la asimétrica (δas) representados por varios
mínimos que van desde los 540 a los 450 cm-1 del grupo PO33- (Chung, 2005; Tsuboi, 1957). La asignación
de las bandas correspondientes a los espectros, se muestran en la Tabla 4.7.

Tabla 4. 7. Asignación de las bandas del espectro infrarrojo, de los productos del arreglo
experimental con presencia positiva del grupo en estudio
Banda Productos
Zn CM Zn SM Mg SM
ν (P-H) 2361,43-2339,08 ds 2361,01-2338,16 ds 2373,20 ds
νas (PO33-) 1181,06-1150,49 fs 1180,79-1150,67 fs 1183,27 fs
δ (P-H) 1081,75-1048,90 fa 1082,50-1048,43 fa 1100,03-1052,24 fa
νs (PO33-) 1007,49-967,10 m 1006,90-965,75 m 990,37-937,73 m
δs (PO33-) 609,51-589,60 ms 609,38-584,94 ms 718,35 ds
δas(PO33-) 540,80-500,54 ms 540,75-500,21 ms 540,57-507,41 ms
Las bandas se denotan como: f=fuerte, m=media, d=débil, s=estrecha, a=ancha.

62
Ahora bien, a bajas temperaturas (80ºC) no se observó la presencia del enlace P-H en los sistemas donde se
utilizó Zn como agente reductor. Sin embargo, en los sistemas con Mg se observó una banda no muy bien
desarrollada del enlace P-H, como se logra evidenciar en la Figura 4.5. En este sentido, Gómez (2011)
señala que a temperaturas bajas el proceso de reducción puede verse afectado. Otro aspecto a considerar, es
que el Mg reacciona rápidamente con ácidos y en presencia de humedad, forma gas (hidrógeno), por lo que
permite acelerar dicho proceso en menos tiempo del previsto y tener con mayor habilidad el desprendimiento
de electrones durante el proceso de reducción.

Figura 4. 5. Espectro infrarrojo del producto sin medio ácido y con Mg como agente reductor a una
temperatura de 80 °C en un tiempo de 63 horas.

Para el establecimiento de las condiciones operacionales definitivas, para la obtención del KH2PO3, se
procedió a llevar a cabo la segunda fase de la alternativa I; la neutralización con hidróxido de potasio (KOH)
del producto de las reducciones descritas anteriormente. En la Tabla 4.8. se muestra el porcentaje como ion
dihidrógenofosfito (% H2PO3-) obtenido para el fertilizante preparado en las diferentes neutralizaciones
realizadas.

Tabla 4. 8. Porcentaje de fosfito en los fertilizantes preparados


Agente Reductor Medio Porcentaje del ion dihidrógenofosfito (%H2PO3-)
SI 5,64
Zinc
NO 4,20
SI 5,60
Magnesio
NO 3,75

El % H2PO3- obtenido permite señalar que la utilización de ácido acético glacial como medio acidificante
del sistema de reacción es determinante en la preparación del KH2PO3. En la Tabla 4.8 se observa que el %
H2PO3- en los sistema que no poseen medio acidificado es menor que en los sistema que si lo poseen. Esta
63
observación es válida para cada agente reductor empleado. Por esta razón al aplicarle el análisis de varianza
(ANOVA) a cada agente reductor, tomando como factor el medio de la reacción, mostraron diferencias
significativas entre los resultados, lo que da entender la aseveración anterior en la influencia del medio
acidificante.

En tanto, que en los sistema acidificados se obtuvo un % H2PO3- de 5,64% con Zn como agente reductor, y
de 5,60% con Mg. Para estos resultados no fueron detectadas diferencias significativas, utilizando el análisis
de varianza unifactorial con (p ≤ 0,05). Lo que representa que los agentes reductores analizados pueden ser
utilizados para la preparación del KH2PO3, sin ningún tipo de inconvenientes. En consecuencia a estos
resultados y considerando la disponibilidad de los agentes reductores analizados, se seleccionó al Zn como
el agente reductor para llevar a cabo los análisis posteriores de esta investigación.

En virtud de todos los señalamientos precedentes, se estableció que las condiciones operacionales favorables
para la obtención del KH2PO3 a escala de laboratorio, son: temperatura 165 °C y duración de la reacción de
63 horas, con Zn como agente reductor en un medio acidificado.

4.5. DETERMINACIÓN DE LAS CARACTERÍSTICAS FISICOQUÍMICAS DEL


FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO OBTENIDO
En la Tabla 4.9., se muestra los resultados de la caracterización del fertilizante a base de KH2PO3 preparado.

Tabla 4. 9. Características físico-químicas del fosfito diácido de potasio obtenido


Parámetros Determinados Valor Obtenido
Densidad, ρ ± 0,0001) g/mL 1,2280
Conductimetría, (CE ± 0,01) dS/m 1,31
pH, (pH ± 0,01) Adim 9,60
Fósforo (P2O5 ± 0,01), % p/p 27,56
Potasio (K2O ± 0,01), % p/p 20,34
Cinc (Zn ± 0,01), % p/p 0,40
Porcentaje del ion dihidrógenofosfito (%H2PO3- ± 0,01), % p/p 5,64
Fósforo equivalente como ion dihidrógenofosfito, en función del P total (H2PO3- ±
17,93
0,01), % p/p

La densidad del fertilizante preparado fue de 1,2280 g/mL, este valor se encuentra en el rango permisible
según la norma ICONTEC NTC 5167, la cual establece valores de densidad mayores a 1 g/mL, Por su parte,
este valor se aproxima a la densidad de los fertilizantes comerciales a base de fosfito, como por ejemplo el
producto Fosfito de Potasio de la empresa Maisor que tiene una densidad de 1,39 g/mL o Fosfito Potásico

64
Tafirel que tiene 1,4 g/mL. Esta diferencia se le amerita a la composición de cada componente presente en
el mismo, aparte del grado de dilución que puede tener el fertilizante.
En correspondencia a lo anterior, Duggan y Melgar (2015), expone que la densidad de los fertilizantes
líquido es de suma importancia para llevar a cabo la dosificación, es un factor a tener en cuenta en el manejo
de la siembra y cultivo.

Otra propiedad de importancia a nivel de la aplicación de los fertilizantes en los cultivos, es la conductividad
(CE). El valor obtenido en el fertilizante fue de 1,31 dS/m. Ahora bien, la norma Colombiana ICONTEC
NTC 5167, establece que los agroquímicos no deben poseer valores de CE mayores a 4 dS/m, ya que de ser
así se restringe su uso. Por lo expuesto, se dice que el fertilizante posee un valor adecuado para su utilización
y que la conductividad adquirida, es favorable para el desarrollo del sabor durante el período de maduración
de los frutos, permitiendo a la planta el poder de absorber y retener más agua (Klaassen, 2007).

Klaassen (2007), evidencia cuales son los valores estándar usuales (suelos normal <2 dS/m), para una gran
mayoría de cultivos, no obstante se debería conocer el valor de conductividad límite o umbral a partir de la
cual el cultivo comienza a perder producción por salinidad, de acuerdo con lo expuesto anteriormente la
conductividad del fertilizante obtenido, se encuentra por debajo de los patrones usuales, siendo adecuado
su uso en cultivos de suelos normales.

Fertilizer (2013), apuntan además que unos de los requisitos indispensables para lograr eficiencia en el
sistema agua-suelo-planta es una baja salinidad, medida por la conductividad eléctrica (CE) de la solución
fertilizante. Por tanto una baja conductividad arroja una menor salinidad en la formulación. También en
base a la CE se puede estimar de forma aproximada la presión osmótica, por lo que indica que a menor
presión osmótica, menor probabilidad de daño foliar; en consecuencia, es deseable un producto que logre la
menor conductividad eléctrica posible, siendo un valor de seguridad para la aplicación (Mardonez, 2014).
En virtud de lo expuesto anteriormente, asevera que el valor resultante de 1,31 dS/m del fertilizante, es
apropiado para su uso en los suelos y plantas.

En cuanto al pH del fertilizante, este fue de 9,60. Según ICONTEC NTC 5167 el rango favorable de pH
sobre el que crecen vigorosamente la mayor parte de las plantas cultivadas oscila entre 6,0 a 7,0; es decir,
se habla de suelos moderadamente ácidos o neutros, debido a la gran variedad y versatilidad de los tipos de
cultivos y suelos. Este hecho es debido a que la mayor parte de las sustancias nutritivas para las plantas,
presentes en la solución del suelo, son fácilmente asimilables o absorbidos por la raíces en el intervalo
anteriormente mencionado (Ibañez, 2007). Aunque es permisible hasta un pH de 9 según dicha norma, para
65
suelos y tipos de cultivos específicos. Este valor alto fue debido a los otros elementos posibles que quedaron
en el fertilizante, que no pudieron ser extraídos del mismo satisfactoriamente. La gran mayoría de los
productos comerciales semejantes a este tipo de fertilizante ronda pH, neutro o ácido, como por ejemplo el
Basfoliar® Aktiv SL que posee un pH de 6,53.

Navarro y Navarro (2003), afirma que la disponibilidad de los nutrientes depende del pH, por esto la
aplicación de este fertilizante obtenido depende del suelo y el cultivo a el cual se suministre.

Otro parámetro de gran importancia es el porcentaje de %P2O5 en el fertilizante, según Fertilizer (2015) el
fósforo es un elemento esencial para el crecimiento de las plantas. Por lo tanto, es de gran necesidad los
fertilizantes a base de fósforo para satisfacer los requerimientos nutricionales del cultivo.

Según la Organización de las naciones unidas para la agricultura y la alimentación y la Asociación


internacional de la industria de los fertilizantes (2002), señalan que el porcentaje de %P2O5 contenido en los
fertilizantes multinutrientes de tipo PK es entre (6-30) %, lo que conlleva a decir que el producto obtenido
con un valor de 27,56 %P2O5 se encuentra en el rango establecido. Ahora bien, el %P2O5 total del fertilizante,
fue un poco bajo, en comparación a los porcentajes de otros productos comerciales a base de fosfitos, como
por ejemplo, FOSFIMAX, que posee una composición de 40,05 %p/p P2O5, o Fosfito Fos-K., que tiene una
composición de 42 %p/p P2O5. Sin embargo, ese compuesto tiene una composición considerable para
aplicarlo como fertilizante a diferentes cultivos. Por ello este porcentaje alcanzado de fósforo es adecuado
para el crecimiento de las plantas y permite participar en los procesos de la fotosíntesis, la transferencia de
energía y la degradación de los carbohidratos, satisfaciendo los requerimientos nutricionales de los cultivos.

Por su parte el porcentaje de potasio (%p/p K2O) fue de 20,34; este valor, se ajusta a lo establecido por la
Organización de las naciones unidas para la agricultura y la alimentación y la Asociación internacional de
la industria de los fertilizantes (2002), que indican que este elemento debe presentarse entre un (6-30) %K2O
para fertilizantes PK. Además el valor obtenido es favorable al compararlo con otros productos a base de
fosfitos, donde FOSFIMAX, tiene una composición de K2O (19,27 % p/p), o Fosfito Fos-K., que tiene una
composición de K2O (28 % p/p), tomando algunos como referencias. El porcentaje de potasio (%p/p K2O)
obtenido se debe a la presencia de un medio acidificante como el ácido acético, el cual genera un mayor
consumo de KOH en la fase de la neutralización, en consecuencia aumenta la cantidad de la base empleada,
por consiguiente mayor cantidad de iones de K presentes en la solución del fertilizante.
Además, el porcentaje de potasio (%p/p K2O), se encuentra dentro de lo necesario para la fijación que sufre
el K en las plantas, ya que ellas absorben potasio de forma proporcional a su disposición, sin que aumente
66
el rendimiento cuando estas disponibilidades exceden de cierto punto. Igualmente es de tenerse en cuenta
que si lo contenido de potasio de los suelos son elevados, los valores de Mg deben mantenerse a niveles
altos al objeto de que la relación K/Mg no este desequilibrada y se produzca una carencia de Mg entres los
iones de K y Mg (Horra et al., 2008).

Ahora bien, el contenido de Zn obtenido fue de 0,40 % p/p, de acuerdo a lo señalado al Reglamento de
Parlamento Europeo y del Consejo relativo a los abonos y/o fertilizantes (2001), este porcentaje se encuentra
dentro del contenido tolerable declarado por la misma, esta expone un porcentaje mínimo de 0,01 % p/p y
un máximo permisible de 0,5 % p/p, específicamente para fertilizantes líquidos con contenido de Zn como
microelemento mineral aportado al suelo. También puede ser comparado con un fosfito comercial como el
Basfoliar® Aktiv SL, que posee un porcentaje de 0,01% de Zn, la cual es cercano a las especificaciones
señaladas.

Según Promix (2016), el Zn puede ser aplicado en fertilizantes de un solo elemento, sin embargo lo mejor
será utilizar uno en micronutriente secundario, como el obtenido, para evitar desequilibrios nutricionales
que pudieran provocar deficiencias en otros. Siendo necesario el Zn en pequeñas cantidades en el cultivo,
sea para la síntesis de ciertas proteínas, para formación de clorofila, conservación de almidón en azúcares
entres otros aportes en el desarrollo de las plantas (Manahan, 2007).

El porcentaje del ion H2PO3- obtenido fue de 5,65 % p/p, esto representa un porcentaje bajo en comparación
a los productos que se encuentran comercialmente como los Basfoliar® Aktiv SL con 27% y el Basfoliar®
Aktiv 40 SL con 40% de representación del ion H2PO3-, esta diferencia pudo ser debido al bajo rendimiento
obtenido en la reacción de la síntesis de reducción.

Es de resaltar, que la principal función de los fosfitos de potasio es la de activar algunas defensas naturales
de las plantas (Fitoalexinas) para proteger a los cultivos contra hongos patógenos como Oomicetos,
Phytophthora, plasmopora entre otros. Estudios científicos avalan esta efectividad elicitora y fungicida.

Por otro lado Mardonez (2014), señala que no es obligatorio declarar el origen del %P2O5, es decir, la
especiación química no es regulada en ninguna norma, se podría mezclar fosfato con fosfito y declarar todo
el contenido de fósforo como P2O5, sin especificar qué proporción, proviene del fosfato o fosfito. El fosfito
es el único que tiene actividad elicitora y fungicida, por tanto, el ideal es que el 100% del P 2O5 declarado,
sea por causa del fosfito, no del fosfato. Por lo dicho, el producto obtenido posee un 27,56% de fósforo
total, en el cual un 17,93% de ese contenido proviene del fosfito.
67
En virtud de todos los señalamientos precedentes, se estableció que el fosfito diácido de potasio preparado
dispone de las características fisicoquímicas adecuadas para ser empleado como un fertilizante, debido a
que reúne las condiciones para satisfacer los requerimientos nutricionales de los cultivos.

4.6. REALIZAR UN ESTUDIO COSTOS-BENEFICIOS DEL PROCESO PARA LA


OBTENCIÓN DEL FERTILIZANTE FOSFITO DIÁCIDO DE POTASIO.
En la Tabla 4.10 se muestra el valor de la relación costos/beneficios obtenida del análisis de los costos de
inversión considerados para la producción del fertilizante, así como los beneficios estimados por la venta
del fosfito diácido de potasio preparado. Es de hacer notar, que para la realización de este análisis se
consideró una producción de 60.000 litros de fertilizante al año.

Tabla 4. 10. Costos y beneficios para la obtención del fertilizante basado en el fosfito diácido de
potasio
Aspectos Valor cuantitativo
Costos de inversión
Equipos principales e infraestructura.
Activos tangibles
Capital fijo (Bs/año) 12.454.675,00
Activos intangibles Trámites legales. (Bs/año)
Materia prima y servicios industriales.
Costos variables 13.627.500,00
(Bs/año)
Capital de
Mano de obra, mantenimiento, gastos
trabajo
Costos fijos administrativos y ensayos de 46.691.638,00
caracterización y control. (Bs/año)
Total 72.773.813,00
Beneficios
Venta del producto (Bs/año) 132.000.000,00
Relación costo/beneficio 0,52

En este sentido, se determinó un costo de inversión total de 72.773.813,00 Bolívares al año. Este costo viene
dado por la sumatoria del capital fijo y el capital de trabajo, tal como lo establece Giugni et al. (2013). Es
de resaltar, que el capital fijo fue definido por los activos tangibles que integran todos los equipos que se
utilizaran para la producción del fertilizante, tales como: los reactores, mezcladores, así como, el
acondicionamiento del área destinada a la actividad; y por los activos intangibles que constituyen: los
trámites legales y aspectos relacionados con la formulación del proyecto. El capital fijo fue estimado en
12.454.675,00 Bolívares al año (Ver Apéndice C).

En cuanto al capital de trabajo, este fue definido por los costos variables y los costos fijos. Los costos
variables vienen dado por la materia prima y los servicios industriales, tales como: ácido fosfórico, zinc,
68
ácido acético, hidróxido de potasio, ensayos de caracterización y control del producto, entre otros. Estos
costos fueron estimados en 13.627.500,00 Bolívares al año. En tanto, que los costos fijos constituidos por:
la mano de obra, mantenimiento, gastos administrativos, entre otros fueron estimados en 46.691.638,00
Bolívares al año. (Ver Apéndice C).

Ahora bien, los beneficios fueron estimaron en 132.000.000,00 Bolívares al año. Para esto, se consideró los
ingresos aproximados por la venta del producto, estableciendo un precio de venta del producto en 2.200,00
Bolívares por litro. Este precio, permitirá ingresar al mercado con ventaja competitiva sobre aquellos
productos que poseen características similares al preparado, ya que, representa una disminución de 52,00%
del precio existente actualmente en el mercado. Además, de los beneficios descritos anteriormente existen
otros tipos de beneficios, los cuales se consideran como intangibles. Entre estos beneficios se menciona el
efecto del producto sobre el ambiente. Las características del fertilizante preparado permitirán minimizar la
contaminación de los suelos y las aguas. Esto repercutirá en el buen crecimiento y desarrollo de los cultivos;
los cuales se producirán con altos contenidos de nutrientes, generando de esta manera un beneficio social
entre el cultivo-consumidor.

En referencia a la relación costo beneficio, se estimó un valor de 0,52 (Ver Apéndice C). Con este resultado
se puede señalar que la preparación de este fertilizante genera mayores beneficios que costos de inversión,
por lo que se maximiza el valor agregado a los consumidores, tal como lo expone Pérez (2007). Además, se
establece que la obtención del fertilizante basado en el fosfito diácido de potasio a escala de laboratorio es
factible y rentable económicamente, por lo que puede ser empleado en el sector agro productor sin ningún
tipo de inconveniente; ya que presenta características similares a los fertilizantes comerciales que se
encuentran en el mercado (Lovatt y Mikkelsen, 2006).

En virtud de lo expuesto anteriormente se considera que la producción de fosfito diácido de potasio a escala
de laboratorio es factible y rentable económicamente. Además, de favorable para el ambiente, ya que el
producto aporta los nutrientes esenciales necesarios en las plantas.

CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

69
A continuación se muestran las conclusiones obtenidas en el análisis de los resultados generados en el
desarrollo de las diferentes actividades realizadas para el cumplimiento de los objetivos establecidos.
Además, se presentan las recomendaciones a tener en cuenta para la realización de futuras investigaciones.

CONCLUSIONES
1. Los parámetros propuestos que presentan la mayor influencia para el estudio de los agentes reductores
son: El poder reductor, por la capacidad de reducir que tenga el agente y el impacto ambiental por el daño
al suelo que pueden ocasionar estos elementos.

2. Los agentes reductores seleccionados para llevar a cabo la preparación del fosfito diácido de potasio, de
acuerdo a la ponderación obtenida con base en los parámetros de estudio propuestos, fueron: El magnesio
(Mg) y el Zinc (Zn).

3. La alternativa tecnológica más adecuada para la obtención del fosfito diácido de potasio a escala de
laboratorio, es: la alternativa I: reducción-neutralización por ser la única que genera la presencia del grupo
P-H en los espectro IR analizados.

4. Las condiciones operacionales favorables para la obtención del fosfito diácido de potasio a escala de
laboratorio, son: temperatura 165 °C y duración de la reacción 63 horas, con Zn como agente reductor en
un medio acidificado.

5. El fertilizante obtenido con zinc, con medio acidificante, obtuvo en sus componentes una composición
de: fosforo 27,56 % p/p, potasio 20,34 % p/p, zinc 0,40 % p/p, y de fosforo equivalente de ion fosfito 5,64%
p/p.

6. El fertilizante obtenido con zinc con medio, posee una densidad de 1,2280 g/mL, una conductividad de
1,31 dS/m, y un pH de 9,60.

7. La relación de costo-beneficio obtenida fue de 0,52 arrojando que es un proceso rentable a las
condiciones presentadas.

70
RECOMENDACIONES

 Evaluar la alternativa en la que se obtuvo resultados favorables y trabajarla a mayores temperaturas


y ver el efecto del tiempo de formación del enlace P-H, para ver si es posible aumentar la generación
del ácido fosforoso.

 Mejorar el proceso de purificación del fertilizante, para obtenerlo sin tantos aditivos presentes.

 Realizar un estudio de factibilidad técnico-económica del proceso para la obtención del fertilizante.

71
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

Acosta, A., Gamboa, S. y Ginez, F. (2015). Agentes Reductores. [Dato en línea]. Disponible:
https://prezi.com/-wgwoocnonju/agentes-reductores/ [Consulta: 2015, Octubre, 03].

AITECO. (2013). Matriz de priorización. [Documento en línea]. Disponible: http://www.aiteco.com/


matriz-de-priorizacion/ [Consulta: 2015, diciembre, 19].

Alibaba. (2016). Ascorbic Acid. [Documento en línea]. Disponible: http://spanish.alibaba.com/goods/


ascorbic-acid-price.html [Consulta: 2016, enero 27].

Arias, F. (2012). El proyecto de investigación. Sexta edición. Editorial Episteme. Caracas.

Asociación internacional de la industria de los fertilizantes (IFA). (2013). Fertilizer Indicators. [Documento
en línea]. Disponible: http://www.fertilizer.org/imis20/images/Library_Downloads/ IFA_
Fert_indicators_2013.pdf?WebsiteKey=411e9724-4bda-422f-abfc-8152ed74f306&=404%3bhttp%3
%3a%2f%2fwww.fertilizer.org%3a80%2fen%2fimages%2fLibrary_Downloads%2fIFA_Fert_indicators_
2013.pdf [Consulta: 2015, Mayo, 18].

Atkins, P., Overton, T., Rourke, J., Weller, M. y Armstrong, F. (2006). Química Inorgánica. Cuarta edición.
Editorial McGraw-Hill. México.

Azinsa Oxidos S.A. (2006). Hoja de datos de seguridad de producto químicos: polvo de zinc. [Documento
en línea]. Disponible: http://www.grupoazinsa.com.mx/hoja_seguridadHSPZ1436.pdf [Consulta: 2016,
enero 12].

Barpen (2004). Ficha técnica Agrifos® 400 SL. [Dato en línea]. Disponible:
http://www.bam.com.co/admin_internas/fichas/Barpen/A/Agrifos%20400%20SL.pdf [Consulta: 2015,
Febrero, 2].

Bastidas, J. (2014). Estudio de factibilidad técnica para la producción de fosfato de potasio en La Compañía
Anónima Venezolana de Industrias Militares (CAVIM) en la gerencia de producción y servicios morón,
Estado Carabobo. (Informe de Pasantías), Universidad Nacional Experimental Politécnica de la Fuerza
Armada Nacional, Núcleo Carabobo, Valencia, Venezuela.
72
Brown, H. (1961). New selective reducing agents. Journal of Chemical Education, 38 (4): 173-179.

Brown, T., LeMay, H., Bursten, B. y Murphy, C. (2009). Química, la ciencia central. Decimoprimera
edición. Pearson educación. México.

Calderón, F. (2001). Método para la determinación del fósforo en acido fosforoso y en fosfitos. [Documento
en línea]. Disponible: http://www.drcalderonlabs.com/Metodos/Analisis_Control_Calidad/
Determinacion_de_Acido_Fosforoso_y_Fosfitos.htm [Consulta: 2015, junio, 26].

Calderoni, A. y Menéndez, C. (2013). Manipulación de reactivos químicos en los laboratorios. Primera


edición. Nueva Editorial Universitaria. Argentina.

Carrasquero, A. y Adams, M. (1995). Estudio del complejo amarillo vanadomolibdofosfórico para el


análisis de fósforo en suelos. Venesuelos, 3 (2): 83-88.

Carrillo de Cori, C., Arvelo de Valls, C., Ruiz, M., Sánchez, A., Escalona, J., Castillo, L., Arteaga, E., Túa,
M., Gutiérrez, R., Gamboa, O., Arrieche, I., Díaz, T. y Sosa, F. (1999). Selección de un método para analizar
fósforo total en fertilizantes inorgánicos. Método colorimétrico. Venesuelos, 7 (1- 2): 33-37.

Carrillo de Cori, C., Magaly, R., Escalona, J., Castillo, L., Noguera, R., Martínez, A. y Fernández, S. (2008).
Análisis de fósforo total en fertilizantes inorgánicos. ¿Método volumétrico o espectrofotométrico?.
Venesuelos, 16 (1): 22-29.

Cedeño, C. (2006). Metales en agua por Plasma Acoplado por Inducción. [Documento en línea].
Disponible: http://www.ideam.gov.co/documents/14691/38155/Metales+en+agua+por+Plasma+Acoplado
+por+Inducci%C3%B3n..pdf/d4946215-8e8f-4262-bab2-b236139cfcc8. [Consulta: 2015, diciembre 20].

Chemical Education Material Study. (1987). Química La ciencia experimental. Primera edición. Editorial
Reverté. España.

Chinchilla, R. (2002). Salud y seguridad en el trabajo. Primera edición. Editorial universidad estatal a
distancia. Costa Rica.

Christian, G. (2009). Química analítica. Sexta edición. Editorial McGraw-Hill. México.


73
Chung, U-C. (2005). Estructura y propiedades de nuevos fosfitos de fe(ii, iii) y mn(ii) sintetizados en
condiciones hidrotermales. Tesis Doctoral, Universidad del País Vasco, UPV/EHU, España.

Cimpa s.a.s. (2013). Hoja de seguridad: ácido ascórbico. [Documento en línea]. Disponible:
http://www.cimpaltda.com/modulo/hojas%20de%20seguridad/acido%20ascorbico.pdf [Consulta: 2016,
enero 14].

Comisión de las Comunidades Europeas. (2008). Métodos para la determinación de ensayos. [Documento
en línea]. Disponible: http://eur-lex.europa.eu/legal-content/ES/TXT/PDF/?uri=CELEX:32008R0440&fro
m=ES [Consulta: 2015, octubre 23].

Compañía Venezolana de Industrias Militares (CAVIM). (2010). Fertilizantes. Determinación de fósforo


total por el método de molibdovanadofosfato espectrofotométrico. Unidad de control de calidad. Caracas,
Venezuela.

CORQUIVEN C.A. (Corporación Química Venezolana). (1997). Hoja de seguridad: ácido ascórbico.
[Documento en línea]. Disponible: http://ssfe.itorizaba.edu.mx/ntec13/webext/secure/hoja/CORQUIVEN_
COMPLETO/MSDS%20ACIDO%20L%20ASCORBICO%20CORQUIVEN.pdf [Consulta: 2016, enero
15].

Correa, J., Iral, R. y Rojas, L. (2006). Estudio de potencia de pruebas de homogeneidad de varianza. Revista
Colombiana de Estadística, 29 (1): 57-76.

Daniel, R. y Guest, D. (2005). Defence responses induced by potassium phosphonate in Phytophthora


Palmivora challenged Arabidopsis Thaliana. Physiological and Molecular Plant Pathology, 67 (3-5): 194-
201.

Dickerson, R., Gray, H., Darensbourg, M. y Darensbourg, D. (1992). Principios de química. Tercera
edición. Editorial Reverté, S.A. España.

Duggan, T, y Melgar, R. (2015). Manual de Fertilizantes Fluidos. [Dato en línea]. Disponible:


http://lacs.ipni.net/article/LACS-1240 [Consulta: 2016, Abril, 3].

74
Fageria, N., Baligar, C. y Jones, C. (1997). Growth and Mineral Nutrition of Field crops. Segunda edición.
Ediciones Marcel Dekker Inc. New York.

Feng, S. y Xu, R. (2001). New materials in hydrothermal synthesis. Accounts of chemical research, 34 (3):
239-247.

Fertilizer, (2013). La salinidad del Suelo. [Documento en línea]. Disponible: http://www.smart-


fertilizer.com/es/articles/soil-salinity. [Consulta: 2016, Abril, 3].

Fertilizer. (2015). El Fósforo en el Suelo y Agua. [Documento en línea]. Disponible: http://www.smart-


fertilizer.com/es/articles/phosphorus. [Consulta: 2016, Marzo, 18].

FOSFIMAX, 40-20. (2014). Fertilizante de aplicación foliar y al suelo líquido. [Documento en línea].
Disponible: http://www.adama.com/mexico/es/Images/etiqueta_fosfimax_adama_tcm43-21299.pdf.
[Consulta: 2016, Febrero, 26].

Fosfito Fos-K. (2014). Fertilizante Foliar Líquido. [Documento en línea]. Disponible: http://www.ransa.
com/wp-content/uploads/2015/08/Fos-K%C2%AE-Fosfito-de-Potasio-SP.pdf. [Consulta: 2016, Febrero,
26].

Fox, B. y Camerón, A. (2006). Ciencia de los alimentos, nutrición y salud. Editorial Limusa/Noriega
Editores. México.

Furst, A., Berlo, R. y Hooton, S. (1965). Hydrazine as a reducing agent for organic compounds (catalytic
hydrazine reductions). Chemical reviews, 65 (1): 51-68.

Galli, E. (2001). La mayor productora de urea del mundo. La Nación. Disponible:


http://www.lanacion.com.ar/196188-la-mayor-productora-de-urea-del-mundo. [Consulta: 2015, Febrero,
10].

García-Serrano, P., Lucena, J., Ruano, S. y Nogales, M. (2009). Guía práctica de la fertilización racional
de los cultivos en España. [Documento en línea]. Disponible: http://www.magrama.gob.es/es/agricultura/p
ublicaciones/01_FERTILIZACI%C3%93N(BAJA)_tcm7-207769.pdf [Consulta: 2015, Marzo, 11].

75
Gaucín, D. (2013). El mercado de los fertilizantes. El Economista de México. Recuperado de
http://eleconomista.com.mx/columnas/agro-negocios/2013/08/19/mercado-fertilizantes#. [Consulta: 2015,
Enero, 16].

Giugni, L., Ettdgui, C., González, I. y Guerra, V. (2013). Evaluación de proyectos de inversión. Séptima
edición. Dirección de medios y publicaciones Universidad de Carabobo. Valencia, Venezuela.

Gómez, J. (2011). Materiales Condensados y con Estructura Abierta Basados en Fosfitos de Metales 3d.
Tesis Doctoral, Universidad del País Vasco, España.

González, C. (2002) Unidad de negocio de fertilizantes, Pequiven. Morón, Venezuela.

Guerrero, R. (2004) Manual técnico: propiedades generales de los fertilizantes. [Dato en línea]. Disponible:
http://www.slideshare.net/profeclaudiaquim/dpmanualfertilizacion. [Consulta: 2014, Octubre, 11].

Gutiérrez, H. y De La Vara, R. (2008). Análisis y diseño de experimentos. Segunda edición. Editorial


McGraw-Hill. México.

Gutsche, D. Y Pasto, D. (1989). Fundamentos de química orgánica. Primera edición. Editorial Reverté S.A.
Barcelona.

Harris, D. (2007). Análisis químico cuantitativo. Sexta edición. Editorial Reverté S.A. España.

Herrera, L. (2014). Cinvestav desarrolla tecnología para reducir uso de fertilizantes. La Jornada. [Dato en
línea]. Disponible: http://www.jornada.unam.mx/2014/01/09/ciencias/a02n1cie. [Consulta: 2014,
Noviembre, 22].

Horra, J., Serrano, F. y Carlevaris, J. (2008). Estudio de los sueldos del campo de calatrava (ciudad real) y
sus condiciones de fertilidad. Primera edición. Editorial Castilla. España.

Huckel, W. (1950). Treatise of theoretical inorganic chemistry. Prentice-Hall. humans. Nutritional


Biochemitry, 9: 116–130.

Ibañez, J. (2007). pH del suelo. [Documento en línea]. Disponible: http://www.madrimasd.org/ blogs/univ


76
erso/2007/04/02/62776 [Consulta: 2016, Febrero, 22].

INDESUR ARGENTINA S.A. (2004). Tabla de compatibilidad química. [Documento en línea].


Disponible: http://www.indesur.com.ar/pdf/tabla_de_compatibilidad_quimica.pdf [Consulta: 2016, enero
10].

Index mundi. (2016). Precios de Materias Primas. [Documento en línea]. Disponible: http://www.indexm
undi.com/es/precios-de-mercado/?mercancia= [Consulta: 2016, enero 27].

ICONTEC NTC 5167, (2004). Instituto Colombiano de Normas Técnicas y Certificación. [Dato en línea].
Disponible: http://www.sian.inia.gob.ve/repositorio/congresos/1compostaje_5normalizacion/BIBLIOGRA
FIA/Bib_Norma_Tecnica_Colombiana.pdf. [Consulta: 2016, Abril, 3].

Jackson, M. (1964). Análisis químico de suelos. Ediciones Omega. Barcelona.

Jaramillo, J., Rodríguez, V., Guzmán, M., Zapata, M. y Rengifo, T. (2007). Manual técnico de buenas
prácticas agrícolas. [Documento en línea]. Disponible: ftp://ftp.fao.org/docrep/fao/010/ a1374s/a1374s00.
pdf [Consulta: 2015, noviembre, 18].

Klaassen, P. (2007). La importancia de la conductividad eléctrica. [Documento en línea]. Disponible:


http://www.canna.es/importancia_conductividad_electrica. [Consulta: 2016, Febrero, 24].

Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT). (2012). Caracas, Venezuela.

Lobato, M., Olovieri, F., Daleo, G. y Andreu, A. (2007). Efecto inhibitorio de compuestos fosfitos sobre el
crecimiento de patógenos de papa in vitro. En: Memorias XI Congreso Argentino de Microbiología.
Asociación Argentina de Microbiología, Córdoba, Argentina.

López, S. (2009). Química. Primera edición. Edición: A de Lamo. España.

Lovatt, C. y Mikkelsen R. (2006). Phosphite fertilizers: What are they?. Can you use them?. What can they
do?. Better Crops With Plant Food, 90 (4): 11-13.

77
Luna, J., Di Bernardo, M., Garcia, M., Yánez, C., Mejias, R., Morales, A., Rodríguez, L. y Ovalles, F.
(2007). Uso de la glucosa como agente reductor en la determinación semicuantitativa de paraquat en orina.
Retel, 1: 30-45.

Manahan, S. (2007). Introducción a la Química Ambiental. Primera edición. Editorial Reverté S.A. México.

Marcano, D. y Cortés, L. (2010). Química Orgánica. Tercera edición, Tomo II. Ediciones de la biblioteca-
EBUC. Caracas.

Mardonez, O. (2014). Aspectos a considerar a la hora de elegir un producto en base a fosfito. Revista
Achipa. 37-39.

Matches. (2016). Cost Estimate. [En línea]. Disponible: http://www.matche.com/equipcost/reactor.html


[Consulta: 2016, Abril, 21].

Merck Index. (1996). An encyclopedia of chemicals. Drugs and Biologicals. Merck Research Laboratories,
NJ.

Miller, D. (2006). Química de los alimentos: Manual de laboratorio. Editorial Limusa/Noriega editores.
México.

Montgomery, D. (2004). Diseño y Análisis de experimentos. Segunda edición. Editorial Limusa WILEY.
México.

National Fertilizer Development Center (NAFDC). Tennesee Valley Authorithy. (1979). Laboratory
Manual. General analytical laboratory. Phosphorus. NAFDC-TVA. Muscle Shoals, Alabama.

Navarro, S. y Navarro, G. (2003). Química Agricola. Segunda edición. Ediciones Mundi-Prensa, Madrid.

Organización de las naciones unidas para la agricultura y la alimentación (FAO). (2013). Perspectivas
Agrícolas 21012-2021. Primera edición. Texcoco, México.

78
Organización de las naciones unidas para la agricultura y la alimentación (FAO) y Asociación internacional
de la industria de los fertilizantes (IFA). (2002). Los fertilizantes y su uso. [Documento en línea]. Disponible:
ftp://ftp.fao.org/agl/agll/docs/fertuso.pdf [Consulta: 2015, Marzo, 18].

Organización Internacional del Café (ICC). (2009). Estudio de los precios de los fertilizantes. [Documento
en línea]. Disponible: http://www.ico.org/documents/icc-102-2c-fertilizers.pdf [Consulta: 2015, Abril, 3].

Organización Mundial de la Salud (OMS). (1993). Hidrazina: Guía para la salud y la seguridad.
[Documento en línea]. Disponible: http://cidbimena.desastres.hn/docum/crid/Junio2006/CD2/pdf/spa/doc1
0810/doc10810-contenido.pdf [Consulta: 2016, enero 29].

Organización Panamericana de la Salud. (2008). Principios y métodos para evaluar la toxicidad de las
sustancias químicas. Volumen 8. Edición: Oficina Sanitaria Panamericana.

Parry, R., Steiner, L., Tellefsen, R. y Dietz, P. (1983). Química. Primera edición. Editorial Reverté S.A.
Buenos Aires, Barcelona.

Pasto, D. y Johnson, C. (2003). Determinación de Estructuras orgánicas. Primera edición. Editorial Reverté
S.A. España.

Perez, A. (2007). MARKETING SOCIAL, teoría y práctica. Primera edición. Editorial Prentice Hall.
Madrid, España.

Pérez, E. (2011) Evaluación del efecto de la temperatura de secado en la solubilidad y biodisponibilidad


del fosfato monodicálcico en la empresa TRIPOLIDEN C.A. (Tesis de Pregrado). Universidad de Carabobo,
Facultad de Ingeniería, Escuela de Ingeniería Química. Venezuela.

Pérez, G. (2014). Espectrometría ultravioleta-visible. [Documento en línea]. Disponible:


http://www.espectrometria.com/espectrometra_ultravioleta-visible [Consulta: 2015, diciembre 11].

Perry, R. (1994). Manual del Ingeniero Químico. Sexta edición. Editorial McGraw-Hill. México.

Phillip, S., Christina, A. y Bailey. (1998). Química Orgánica: concepto y aplicaciones. Primera edición.
Editorial Pearson. México.
79
Phillips, S. y Perry, D. (1995). Handbook of Inorganic Compounds. CRC Press, Boca Raton, Florida.

Porta, J., López, M. y Poch, R. (2014). EDAFOLOGÍA Uso y protección de suelos. Tercera edición.
Cataluña, España. Mundi-Prensa.

Portillo, J., Fernández, M. y Paredes, F. (1997). Aspectos básicos de bioquímica. Díaz de Santos, S.A.
Madrid, España.

Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA). (2003).GEO América Latina y el
Caribe, perspectiva del medio ambiente. México DF, México.

Programa Internacional de Seguridad Química (IPCS) y Comisión de las comunidades Europeas. (1994).
Fichas Internacionales de Seguridad Química. [Documento en línea]. Disponible:
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/FISQ/Ficheros/801a900/nspn0
865.pdf [Consulta: 2016, enero 14].

Programa Internacional de Seguridad Química (IPCS) y Comisión Europea. (2007). Fichas Internacionales
de Seguridad Química. [Documento en línea]. Disponible:
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/FISQ/Ficheros/1605a1679/icsc
1670.PDF [Consulta: 2016, enero 14].

Programa Internacional de Seguridad Química (IPCS) y Comisión Europea. (2010). Fichas Internacionales
de Seguridad Química. [Documento en línea]. Disponible:
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/FISQ/Ficheros/201a300/nspn0
281.pdf [Consulta: 2016, enero 14].

Programa Internacional de Seguridad Química (IPCS) y Comisión Europea. (2011). Fichas Internacionales
de Seguridad Química. [Documento en línea]. Disponible:
http://www.insht.es/InshtWeb/Contenidos/Documentacion/FichasTecnicas/FISQ/Ficheros/701a800/nspn0
701.pdf [Consulta: 2016, enero 14].

Prokop, M., Bystron, T. y Bouzek, K. (2015). Electrochemistry of Phosphorous and Hypophosphorous


Acido n a Pt electrode. No 325368. Specific University Research MSMT CR No. 20.

80
Promix, (2016). La función del zinc en el cultivo de las plantas. Premier Tech Horticulture. [Documento
en línea]. Disponible: http://www.pthorticulture.com/es/centro-de-formacion/la-funcion-del-zinc-en-el-
cultivo-de-plantas/ [Consulta: 2016, Abril, 2].

Quevedo, J. (2009). Estudio de los parámetros de validación del método alternativo para la determinación
de nitrógeno, fósforo, sulfato, cloruro, calcio y magnesio en el fertilizante tipo NPK 10-20-20. Universidad
de Carabobo, Facultad de Ingeniería, Escuela de Ingeniería Química. Venezuela.

Quiminet. (2013). Precios de Borohidruro de sodio. [Documento en línea]. Disponible:


http://www.quiminet.com/productos/borohidruro-de-sodio-151657508/precios.htm [Consulta: 2016, enero
27].

Quiroga, R. (2005). Cuantificación de los beneficios económicos y determinación de los costos ambientales
asociados a la implementación del sistema de gestión ambiental en la empresa Aga Fano S.A. (Tesis de
Pregrado).Universidad de La Salle, Facultad de Ingeniería Ambiental y Sanitaria. Bogotá.

Ralph, S. y Wayne, W. (1987). Química General. Primera edición. Editorial Reverté S.A. México.

Reglamento de Parlamento Europeo y del Consejo Relativo a los Abonos y/o Fertilizantes. (2001).
Reglamento. Volume I. Comisiones de las Comunidades Europeas. [Documento en línea]. Disponible:
http://ec.europa.eu/transparency/regdoc/rep/1/2001/ES /1-2001-508-ES-F1-1.Pdf [Consulta: 2016, Abril,
2].

Reyes, F. (2002). Uso de fertilizantes. [Documento en línea]. Disponible: http://www.sagarpa.gob.mx/des


arrolloRural/Documents/fichasaapt/Uso%20de%20Fertilizantes.pdf [Consulta: 2015, junio, 18].

Ritter, H. (1956). Introducción a la Química. Primera edición. Editorial Reverté. Barcelona.

Rosales, B. (2000). Producción de dos sales alcalinas metálicas a través de un intercambio combinado de
iones y proceso de cristalización. Finlandia N° 19992606.

Rubilar, O. y Balbontin, A. (2009). BIOREND. Primera edición. Bioagro S.A. Santiago, Chile.

81
Ruíz, M., Sosa, F., Carrillo de Cori, C., Arvelo de Valls, C., Escalona, J., Aular, L., Castillo, L., Martínez,
A., Gamboa, O., Noguera, R., Fernández, S., Navas, M., Arrieche, B., Silva, C., Díaz, T., Arrieche, I. y
Figueroa, R. (2010). Comparación de procedimientos para analizar fertilizantes potásicos. Venesuelos, 18
(1): 35-43.

Rumsey, S. y Levine, M. (1998). Absorption, Transport, and Disposition of Ascorbic Acid in Humans. The
Journal of Nutritional Biochemistry. 9: 116-130.

Ruren, X., Zi, G., Jiesheng, C. y Wenfu, Y. (2007). Studies in surface science and catalysis. Primera edición.
Editorial EL SEVIER. Japón.

ScienceLab. (2013). Material Safety Data Sheet: Lithium aluminum hydride MSDS. [Documento en línea].
Disponible: http://www.sciencelab.com/msds.php?msdsId=9924506 [Consulta: 2016, enero 16].

Sienko M y Plane R. (1966). Chemistry: Principles and properties. Editorial McGraw-Hill. New York.

Sierra, C., Santos, J. y Kalazich, B. (2002). Manual de fertilización del cultivo de la papa en la zona sur de
Chile. [Documento en línea]. Disponible: http://www2.inia.cl/medios/biblioteca/boletines/NR28007pdf
[Consulta: 2015, octubre, 18].

Sistema integral sobre economía minera (SIMEN). (2016). Precio Internacional Magnesio. [Documento en
línea]. Disponible: http://portalweb.sgm.gob.mx/economia/es/precio-metales/magnesio.html [Consulta:
2016, enero 27].

Skoog, D. y West, D. (1986). Introducción a la química analítica. Primera edición. Editorial Reverté S.A.
México.

Skoog, D. y D. West. (1990). Análisis Instrumental. Quinta Edición. Editorial Acribia. México.

Solá, D. (2004). Evaluación de la potencialidad de la sepiolita para la adsorción de iones cromo trivalente
en medio acuoso. Universidad de Carabobo, Facultad de Ingeniería, Escuela de Ingeniería Química.
Venezuela.

82
Standard Methods 3120-B. (2005). Metales por Plasma de Inducción Acoplada (ICP). Norma Internacional.
Estados Unidos.

Stasikowski, P., Clark, D., McComb, J., O’Brien, P. y Hardy, G. (2014). A direct chemical method for the
rapid, sensitive and cost effective detection of phosphite in plant material. Australasian Plant Pathology, 43
(2): 115-121.

Staton, P. (2009). Fertilizantes y Soluciones Concentradas. [Documento en línea]. Disponible:


http://www.fertilizando.com/articulos/fertilizantes%20y%20soluciones%20concentradas.asp. [Consulta:
2016, Febrero, 24].

Tamayo y Tamayo, M. (2003). El proceso de la investigación científica. Cuarta edición. Limusa Noriega
Editores. México.

Thizy, A., Pillon, D., Debourge, J. y Lacroix, G. (1997). Fungicidal compositions containing phosphorous
acid and derivates thereo. US PATENT 4119724. [Dato en línea]. Disponible:
http://www.patentstorm.us/patents/4119724/description.html. [Consulta: 2015, Enero, 29].

Tsuboi M. (1957). Vibrational spectra of phosphite and hypophosphite anions and the characteristic
frequencies of PO3-2 and PO2-. Journal of the American chemical society, 79: 1351.

Underwood, A. y Day, R. (1989). Química analítica cuantitativa. Quinta edición. Prentice-Hall. México.

United Nations Industrial Development Organization (UNIDO) y International Fertilizer Development


Center (IFDC). (1998). Fertilizer Manual. [Documento en línea]. Disponible: http://shantisystems.net/surv
ival/Gardening%20and%20Farming/Gardening/Fertilizer%20Manual.pdf [Consulta: 2015, Abril, 3].

Valderrama, M., Muñoz, L., Torres, M. y Betancur, J. (2004). Manual de la Granja integral autosuficiente.
Bogotá D.C, Colombia. [Documento en línea]. Disponible: https://books.google.co.ve/boo
ks?id=r_UteWRobqkC&pg=PA39&dq=aporte+de+los+micronutrientes+del+suelo&hl=es419&sa=X&ve
d=0ahUKEwiY7IGm3eXKAhWB8j4KHc0oDi0Q6AEIHzAB#v=onepage&q=aporte%20de%20los%20m
icronutrientes%20del%20suelo&f=false [Consulta: 2016, Febrero, 04].

83
Velandia, J., Viteri, S., Rubio, N. y Tovar, F. (2012). Efecto del fosfito de potasio en combinación con el
fungicida Metalaxyl-Mancozeb en el control de mildeo velloso (Peronospora destructor Berk) en cebolla
de bulbo (Allium cepa L.). Revista Facultad Nacional de Agronomía - Medellín, 65 (1): 6317-6325.

Vilar, J. (1997). Las 7 nuevas herramientas para la mejora de la calidad. Segunda edición. Editorial
Fundación Confemetal. Madrid.

Visualcake. (2016). Glucosa. [Documento en línea]. Disponible: http://visualcake.com.co/index.php?cPat


h=36 [Consulta: 2016, enero 27].

Vogel, A. (1978). Química analítica cualitativa. Primera edición. Editorial Kapelusz. Buenos Aires.

Wade, L. (2004). Química Orgánica. Quinta edición. Pearson Educación. Madrid.

West, A. (1991).Gestión de la distribución comercial. Primera edición. Ediciones Díaz de Santos S.A.
Madrid, España.

Whitten, K., Davis, R., Peck, L. y Stanley, G. (2008). Química. Octava edición. CENGAGE Learning.
México, D.F.

84
APÉNDICES

APÉNDICE A. CUADROS COMPARATIVOS DE LOS AGENTES REDUCTORES A


SELECCIONAR PARA LA OBTENCIÓN DEL FERTILIZANTE

Tabla A. 1. Propiedades fisicoquímicas de los agentes reductores para la obtención del fertilizante
Agentes Fórmula Tebu. Tfus. Tdesc. (°C)* Solubilidad*
reductores Molecular (°C)* (°C)*

Insoluble en agua
Aluminio Al 2056 660 --- Soluble en ácidos y
álcali
Insoluble en agua
Cinc Zn 907 420 --- Soluble en ácidos (ácido
acético) y álcali
Insoluble en agua
Magnesio Mg 1090 650 ---
Soluble en ácidos
Ácido L- Soluble en agua
Aproximadamente a
ascórbico C6H8O6 --- 190 Ligeramente soluble en
190
(Vitamina C) alcohol
A mayor de 200 se Muy soluble en agua y
Hidrazina N2 H4 113,5 1,4
descompone alcohol.

Borohidruro de Aproximadamente a Soluble en agua


NaBH4 --- 400
sodio 400 Reacciona con etanol
Tetrahidruro
A mayor de 125 se Reacciona con agua y
litio de LiAlH4 --- 125
descompone alcoholes
aluminio
Estable a condiciones
D-Glucosa (α) C5H11O5.CHO --- 146 Soluble en agua
normales
Fuente: Perry, 1994; Phillips y Perry, 1995; Corporación Química Venezolana, 1997.
*Propiedades a condiciones normales de presión
Tebu.: Temperatura de ebullición.
Tfus.: Temperatura de fusión.
Tdesc.: Temperatura de descomposición.

85
Tabla A. 2. Toxicidad de los agentes reductores para la obtención del fertilizante
Agentes Inhalación Contacto con la piel Contacto con los ojos Ingestión Límite de Riesgo a
reductores exposición la salud
laboral (NFPA)
(TWA)
Irritación en el sistema Irritación.
Irritación gastrointestinal.
Aluminio respiratorio. Puede llegar a Irritación. Enrojecimiento.
Vómitos, diarrea y/o 10 mg/m3 1
(polvo) causar daño en los Enrojecimiento. Exposición prolongada
náuseas.
pulmones. causa Conjuntivitis
Dolor abdominal.
Cinc Irritación del sistema
Piel seca. Irritación. Irritación. Náuseas. Puede llegar a 5 mg/m3 1
(polvo) superior respiratorio.
causar gastritis.
Tos. Dolor de garganta. Sensación de quemazón
Magnesio Enrojecimiento. Enrojecimiento. Dolor. 10 mg/m3 0
Jadeo. en la boca.

Ácido L- Irritación en el tracto Enrojecimiento e Vómitos. Diarrea. Dolor


Enrojecimiento. 5 mg/m3 1
ascórbico respiratorio irritación. abdominal.
Efecto sobre el sistema Quemaduras en el tracto
Enrojecimiento. Visión
nervioso central. Náuseas. Enrojecimiento. digestivo. Dolor
Hidrazina borrosa. Quemaduras 0,1 mg/m3 4
Convulsiones. Puede llegar Quemaduras cutáneas. abdominal. Vómitos.
graves.
a causar edema pulmonar. Shock.
Enrojecimiento.
Irritación severa del
Borohidruro Quemaduras cutáneas Irritación severa y
Dificultad respiratoria. Tos. sistema digestivo. --- 2
de sodio especialmente si esta posibles quemaduras.
Vómito.
húmeda la piel.
Exposición prolongada Irritación.
Tetrahidruro Irritante y puede causar
produce diversos daños Enrojecimiento o Imitación en el tracto
litio de lesiones en la córnea. 2 mg/m3 3
pulmonares. Asfixia. producción ocasional de gastrointestinal.
aluminio Lagrimeo y comezón.
Inconsciencia. ampollas. Dermatitis.
D-Glucosa (α) No se posee efectos Ligeramente irritante. Enrojecimiento e La ingesta en grandes --- 0
adversos. iritación. cantidades puede producir
problemas
gastrointestinales, náuseas
y diarrea.
Fuente: Azinsa Oxidos S.A., 2006; IPCS et al., 2011; Cimpa s.a.s., 2013; IPCS et al., 2010; IPCS et al., 2007; ScienceLab, 2013.

86
Tabla A. 3. Interacciones de los agentes reductores ante determinados agentes
Agentes Estabilidad química Incompatibilidad química con otras sustancias Incompatibilidad con
reductores los materiales: Teflón
(PTFE)
El polvo puede reaccionar con aire y/o agua, pudiendo
Aluminio Ácidos y agentes oxidantes fuertes.
liberar gases tóxicos. A altas temperaturas puede Compatibilidad total
(polvo) Bases, halógenos y alcoholes.
liberarse óxidos de aluminio.
Cinc Material estable. En contacto con ácidos fuertes
Ácidos, bases y oxidantes. Compatibilidad total
(polvo) produce desprendimiento de gas hidrógeno.
Oxidantes, carbonatos y otros metales
Material estable bajo condiciones normales. Reacciona violentamente con los ácidos, con
Magnesio Compatibilidad total
Se oxida lentamente en aire húmedo. desprendimiento de gas hidrógeno y liberación de gran
energía.
Estable bajo temperaturas y presiones normales.
Ácido L- A altas temperaturas puede producirse pirólisis. Agentes oxidantes fuertes.
Compatibilidad total
ascórbico Al descomponerse produce monóxido y dióxido de Materiales fuertemente ácidos y alcalinos.
carbono.
Reaccionan con agentes oxidantes y ácidos con
Se descompone produciendo amoníaco, hidrógeno y
violencia. Luz solar directa u otras fuentes de calor,
Hidracina óxidos de nitrógeno, sin requerir oxígeno. Compatibilidad total
porque el producto es muy inflamable.
Metales, óxidos metálicos y materiales porosos.
Estable a condiciones normales. Ácidos, alcoholes, materiales combustibles, sales
Borohidruro
Al descomponerse produce componentes peligrosos metálicas, oxidantes fuertes. ---
de sodio
como óxidos de carbono y óxidos de boro. Se libera gas hidrógeno en contacto con el agua.
Agentes oxidantes fuertes, alcoholes, peróxidos y
Tetrahidruro Al descomponerse por calentamiento emite humos halógenos.
litio de tóxicos e irritantes de gas hidrógeno, óxido de aluminio Reacciona violentamente con el agua y con el aire ---
aluminio e hidruro de litio. ambiental (humedad, dióxido de carbono),
desprendiendo gases tóxicos inflamables.
D-Glucosa (α) El material es estable bajo condiciones normales. Agentes fuertemente oxidantes Compatibilidad total
Fuente: Azinsa Oxidos S.A., 2006, IPCS et al., 2011; Cimpa s.a.s., 2013; OMS, 1993; IPCS et al., 2007; ScienceLab, 2013; IPCS et al., 1994; INDESUR ARGENTINA S.A., 2004.

87
Tabla A. 4. Impacto ambiental de los agentes reductores para la obtención del fertilizante
Agentes reductores Dañino al suelo Limite permisible en el Degradabilidad
suelo
Aluminio (polvo) No --- ---

Cinc (polvo) No --- ---

Magnesio No Min. 97,22 mg/kg ---

Ácido L-ascórbico No No aplica Biodegradable


No se permite, muy toxico Es tóxico para la vida
Hidrazina Si
para las plantas. vegetal.
Borohidruro de sodio Si No aplica ---
Puede producirse
Tetrahidruro litio de degradación a largo plazo,
Si No aplica
aluminio menos tóxico que el
agente en sí.
D-Glucosa (α) No No aplica ---
Fuente: Azinsa Oxidos S.A., 2006; IPCS et al., 2011; Cimpa s.a.s., 2013; OMS, 1993; IPCS et al., 1994; ScienceLab, 2013.

Tabla A. 5. Existencia en el país y precio asociado a los agentes reductores para la obtención del
fertilizante
Agentes reductores Disponibilidad en el mercado Costo monetario *
venezolano
Aluminio (polvo) Baja Bajo

Cinc (polvo) Muy Alta Bajo

Magnesio Alta Bajo

Ácido L-ascórbico Intermedia Intermedio

Hidrazina Muy baja Muy alta

Borohidruro de sodio Baja Intermedia

Tetrahidruro litio de aluminio Muy baja Muy alta

D-Glucosa (α) Alta Intermedia


*Referencia según mercado Internacional (calificación comparativa entre ellas mismas)
Fuente: Luna et al., 2007; Index mundi, 2016; SIMEN, 2016; Alibaba, 2016; Visualcake, 2016; Quiminet, 2013.

88
Tabla A. 6. Capacidad reductora de los agentes reductores para la obtención del fertilizante
Agentes reductores Poder reductor Potencial estándar de reducción (E°) @ 25 °C (V)

Al3+(ac) + 3e- ⇄ Al(s)


Aluminio (polvo) Alto
-1,676
Zn2+(ac) + 2e- ⇄ Zn(s)
Cinc (polvo) Intermedio
-0,762
Mg (ac) + 2e- ⇄ Mg(s)
2+
Magnesio Alto
-2,356

Ácido L-ascórbico Intermedio ---

N2(g) + 4H2O(l) + 4e- ⇄ 4OH-(ac) + N2H4(ac)


Hidrazina Alto
-1,16

Borohidruro de sodio Alto ---

Tetrahidruro litio de
Alto ---
aluminio

D-Glucosa (α) Bajo ---


Fuente: Atkins et al., 2006; Organización Mundial de la Salud, 1993, Luna et al., 2007, Marcano et al., 2010.

Tabla A. 7. Aporte nutricional al suelo y a las plantas por parte de los agentes reductores
Agentes reductores Nutriente esencial Característica nutricional

Aluminio (polvo) No Beneficios específicos.

Cinc (polvo) Si Micronutriente u oligoelemento.

Magnesio Si Macronutriente secundario

Ácido L-ascórbico No Antioxidante

Hidrazina No ---

Borohidruro de sodio No ---

Tetrahidruro litio de aluminio No ---


Aporta características orgánicas al
D-Glucosa (α) No
suelo
Fuente: Navarro y Navarro, 2003; Organización Mundial de la Salud, 1993; ScienceLab, 2013; Cimpa s.a.s., 2013

89
APÉNDICE B. CUADROS DE COSTOS Y ESPECIFICACIONES PARA EL ESTUDIO
DE COSTO/BENEFICIO EN LA OBTENCION
DEL FERTILIZANTE

Tabla B. 1. Tabulador de un mes de trabajo para la mano de obra empleada en el laboratorio para
el proceso de obtención del fertilizante
Concepto Asignación Valoración (Bs/mes)
Técnico Superior Profesional
Universitario Universitario
Salario promedio - 17.366,72 20.840,06
FAOV (BANAVIH) 3% del salario promedio 521,00 625,20
Seguro social (IVSS) 15,5 % del salario promedio 2.691,84 3.230,21
Caja de ahorros 1% del salario promedio 173,67 208,40
Bono de fin de año Relación equivalente a 3 veces el 4.341,68 5.210,01
salario promedio entre 12 meses
Vacaciones Relación equivalente al salario 1.447,23 1.736,67
promedio entre 12 meses
Bono adicional 250% de la Unidad Tributaria por 13.275,00 13.275,00
30 días del mes
Total - 39.817,13 45.125,56
Fuente: Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras, 2012.

Tabla B. 2. Costos de la materia prima utilizada para la síntesis de la obtención del fertilizante
Reactivos Unidad de Presentación Unidad de Bs/Unidad
compra medida
Hidróxido de potasio 5.000,00 1000 g Gramos 5,00
Ácido acético glacial 2.500,00 2,5 L Litros 1.000,00
Cinc en polvo 10.000,00 1000 g Gramos 10,00
Ácido fosfórico 50,00 1L Litros 50,00
Fuente: Daluis C.A., 2016.

Tabla B. 3. Costos y especificaciones de los equipos principales para la obtención del fertilizante
Equipo Costo Costo unitario Características
unitario (millones Bs) Tipo Capacidad Material Presión
(US $) máxima
Reactor 15.000,00 4,50 Enchaquetado 7 galones Acero 150 psi
y agitado US inoxidable 304
Tanque 7.500,00 2,25 Vertical con 80 galones Acero Atmosférico
mezclador fondo cónico US inoxidable
Fuente: Matches, 2016.

90
APÉNDICE C. CÁLCULOS TÍPICOS

1. Cálculo de las ventajas de los agentes reductores en la matriz de selección

 Cálculo del factor de peso de cada parámetro involucrado en la selección de los agentes reductores

Las ponderaciones se asignan de manera horizontal (filas) respecto a cada variable usada como criterio, de
la siguiente forma:

Costo asociado es igual a Costo asociado, entonces: Costo asociado=0,5 y Disponibilidad es igual a
Disponibilidad, entonces: Disponibilidad=0,5

Si Costo asociado es más importante que Disponibilidad, entonces: Costo asociado=1; Disponibilidad=0
Parámetro Costo asociado Disponibilidad
Costo asociado 0,5 1
Disponibilidad 0 0,5

Si Disponibilidad es más importante que Costo asociado, entonces: Disponibilidad=1; Costo asociado=0
Criterio Costo asociado Disponibilidad
Costo asociado 0,5 0
Disponibilidad 1 0,5

Los puntos acumulados se calculan mediante la ecuación:

Pa = ∑ Costo asociado + Disponibilidad (4)


fila

Los puntos totales se calculan mediante la ecuación:

PT = ∑ Pa (5)
columna

El factor de peso se calcula mediante la ecuación:


Pa
Fp = (6)
PT

91
Mediante esta explicación se determina el factor de peso de cada parámetro involucrado para la selección. A continuación se presenta las tablas
elaboradas:

Tabla C. 1. Matriz de Moddy de los parámetros a evaluar en la matriz de selección de los agentes reductores
Parámetros An Pf To Ia Iq Eq Pr C D Sumatoria Factor de
peso(Fp)
Aporte nutricional al 0,5 1 0 0 0 0 0 0 0 1,5 0,03704
suelo (An)

Propiedades 0 0,5 0 0 0 0 0 0 0 0,5 0,01235


fisicoquímicas (Pf)

Toxicidad (To) 1 1 0,5 0 1 1 0 1 1 6,5 0,1605

Impacto ambiental 1 1 1 0,5 1 1 0 1 1 7,5 0,1852


(Ia)

Incompatibilidad 1 1 0 0 0,5 0 0 1 1 4,5 0,1111


química (Iq)
Estabilidad química 1 1 0 0 1 0,5 0 1 1 5,5 0,1358
(Eq)

Poder reductor (Pr) 1 1 1 1 1 1 0,5 1 1 8,5 0,2099

Costo asociado (C) 1 1 0 0 0 0 0 0,5 0 2,5 0,06173

Disponibilidad (D) 1 1 0 0 0 0 0 1 0,5 3,5 0,08642

Puntos totales 40,5 1


ΣT

92
2. Cálculos para la determinación de fosfato

Para determinar la cantidad teórica de los reactantes (ácido fosfórico (H3PO4) e hidróxido potasio (KOH))
de para producir 50 g de fosfato diácido de potasio (KH2PO4), se controla el pH, de manera que se neutralice
el primer protón (primer punto de equivalencia), por esto la estequiometria es una relación uno a uno (1:1),
como se muestra en la reacción química 17.

Como la relación es 1:1, se determina los moles de KH2PO4, que serán los mismos de los reactantes.
mfosfato
nfosfato = (7)
PMfosfato
Donde:
nfosfato: Moles de fosfato (mol).
mfosfato : Masa de fosfato (g).
PMfosfato: Peso molecular del fosfato (g/mol).
50 g
nfosfato = = 0,367404 mol
136,09 g/mol
nKOH = nH3 PO4 = 0,367404 mol

 Calculo de la masa real de los reactantes


ni . PMi . 100
mi = (8)
%pureza
Donde:
mi: Masa real del reactante (g).
ni: Moles reales del reactante (mol).
PMi: Peso molecular del reactante (g/mol).
%pureza: Porcentaje de pureza del reactante (%).
Sustituyendo los valores correspondientes para el KOH, en la ecuación 8, se tiene:

0,367404 mol . 56,11 g/mol


mKOH = = 22,6315 g
0,9109

Ahora para el H3PO4, se tiene:


0,367404 mol . 98 g/mol
mH3 PO4 = = 98,5914 g
0,3652

93
 Calculo del volumen del ácido fosfórico necesario para la neutralización
mH3 PO4
VH3 PO4 = (9)
ρH3 PO4
Donde:
VH3 PO4 : Volumen de ácido fosfórico (mL).
mH3 PO4 : Masa de ácido fosfórico (g).
ρH3 PO4 : Densidad del ácido fosfórico (g/mL).
Sustituyendo los datos correspondientes, se tiene:
98,5914 g
VH3 PO4 = = 80,25 mL
1,2285 g/mL

De manera experimental se usó un volumen de H3PO4 de (100,0±0,5) mL y una masa de KOH de


(24,4408±0,0001) g. De esta forma se determinó la masa de KH2PO4 teórica suponiendo que la reacción
tiene un 100% de rendimiento, es decir, que toda la base reacciona con el ácido para obtener el fosfato. Para
el cálculo de los moles de la neutralización, se sustituye la ecuación 8 en 9 y se obtiene lo siguiente:
VH3 PO4 . ρH3 PO4 . PurH3 PO4
nH3 PO4 = (10)
PMH3 PO4
Sustituyendo los datos correspondientes para el H3PO4, se obtiene:
g
100 mL . 1,2285 mL . 0,3652
nH3 PO4 = = 0,4578 mol
98 g/mol
De igual modo se determinó los moles de KOH, resultando un valor de 0,3968 mol.

Como se puede observar, los números de moles del KOH son menores a los del ácido, por esto, el reactivo
límite es el KOH y el H3PO4 es el reactivo en exceso. Se puede decir entonces si la relación estequiométrica
es 1 a 1, luego por la ecuación 8 se despeja la masa de fosfato, resultando ser 54,0005 g.
Reacción de neutralización (reacción 17)
H3 PO4 + KOH → KH2 PO4 + H2 O

Inicio nH3 PO4 nKOH --- ---

Reacción nH3 PO4 − nKOH nKOH − nKOH nfosfato ---

(0,4578 −
Final 3968 )mol 0 0,3968 mol ---
= 0,061 mol

94
Como aún se tiene H3PO4 en el sistema, teóricamente no se ha alcanzado el primer punto de equivalencia,
por tanto, el pH viene dado por el Buffer de la primera reacción de disociación.

 Calculo de las concentraciones

El volumen de la solución es 100 mL (0,1 L)


0,061 mol
[H3 PO4 ] = = 0,61 mol/L
0,1 L
0,396896 mol
[H2 PO4 − ] = = 3,968 mol/L
0,1 L

Reacción de disociación
H3 PO4 + H2 O ⇄ H2 PO4 − + H3 O+

Inicio (M) [H3 PO4 ] --- [H2 PO4 − ] ---

Equilibrio (M) -x --- +x +x

Final (M) 0,61 − x --- 3,968 + x +x

x. (3,968 + x)
k a1 = 7,5. 10−3 =
(0,61 − x)
x 2 + 3,97646. x − 4,502325. 10−3 = 0
x = [H3 O+ ] = 1,131922. 10−3 M
pH = −log([H3 O+ ]) = 2,95

Por medio de la gravimetría se conoció que la masa de fosfato obtenida experimentalmente a escala de
laboratorio fue (33,7905±0,0001) g.

3. Cálculos de los reactantes para la síntesis de la alternativa 1


En esta alternativa se planteó dos fases para la síntesis. La primera una reducción química, definida por la
siguiente reacción, utilizando zinc como agente reductor:
CH3 COOH

H3 PO4 (ac) + Zn(s) → H3 PO3 (ac) + ZnO(s)

Para producir 2,5 g de ácido fosforoso (H3PO3) se necesita las siguientes cantidades de Zn y de H3PO4

95
Como la relación es 1:1, se determina los moles de H3PO3, que serán los mismos de los reactantes,

Mediante la ecuación 4 se calcula los moles del ácido fosforoso resultando 0,03 mol que serán iguales a los
moles de Zn y de ácido fosfórico. Luego se calculan sus masas con la misma ecuación despejando la masa
resultado 1,9614 g de Zn y 8,0504 g de Ácido fosfórico. Usando la ecuación 6 se obtiene un volumen de
6,5530 de ácido fosfórico.

Para el medio ácido de la reacción se añadió ácido acético, utilizando una relación estequiométrica de 2:1,
entonces los números son:
nHAc = 2 . nH3 PO4
nHAc = 2 .0,03 mol = 0,06 mol

g
nHAc . PMHAc 0,06 mol . 60,05
mHAc = = mol = 3,6394 g
PurHAc 0,99

mHAc 3,6394 g
VHAc = = g = 3,4994 mL
ρHAc 1,04
mL
Utilizando magnesio como agente reductor, se procedió igualmente que como zinc, resultando la cantidad
de 0,7292 g de Mg

La segunda fase es la de neutralización, donde el producto obtenido de la reducción se diluye y se le agrega


KOH, llevándose a cabo la siguiente reacción:

H3 PO3 (ac) + KOH(s) → KH2 PO3 (ac) + H2 O

La cantidad teórica de base que se debe agregar es la siguiente:


nfosforoso = nKOH = 0,03 mol
0,03 mol . 56,11 g/mol
mKOH = = 1,8480 g
0,9109

96
4. Cálculos para la determinación de la concentración de fosfito en el fertilizante.
 Determinación de la concentración experimental del yodo

neq yodo
Nyodo = (11)
Vsol
Donde:
Nyodo: Normalidad del yodo (eq/L).
neqyodo: Número de equivalentes del yodo (eq).
Vsol: Volumen de la solución de yodo (L).

myodo
neq yodo = (12)
Peyodo
Donde:
myodo: masa real del yodo (g).
Peyodo: peso equivalente del yodo (g/eq).

mp . %puryodo
myodo = (13)
100
mp: masa pesada del yodo (g).
%puryodo: porcentaje de pureza del yodo (%). Es 99.5%.

3,1753 g . 99,5
myodo = = 3,1594 g
100

Pmyodo
Peyodo = (14)
e

Donde:
e: número de electrones transferidos por molécula (eq/mol).
Pmyodo: peso molecular del yodo (g/mol).

253,81 g/mol
Peyodo = = 126,905 g/eq
2 eq/mol

97
3,1594 g
neq yodo = = 0,0248958 eq
126,905 g/eq

0,0248958 eq
Nyodo = = 0,099583153 eq/L
0,25 L

 Determinación de la concentración experimental del tiosulfato de sodio

Mediante la ecuación 9, 10, 11 y 12 se calculó experimental estos valores, resultando respectivamente


6,191757 g de masa de tiosulfato; 248,17 g/eq de tiosulfato; 0,02494966 eq de tiosulfato y 0,09979864
eq/L.

 Determinación de la cantidad de fosfito de la muestra

neq alic = Nyodo . Valic (15)


Donde:
neqalic: número de equivalentes de yodo a titular (eq).
Valic: volumen de la alícuota de la solución de yodo (L).

eq
neq alic = 0,099583153 . 0 ,05 L = 0,00497916 eq
L

neq val = Ntio . Va

Donde:
neqval: número de equivalentes de tiosulfato presente en la valoración (eq).
Va: volumen añadido del tiosulfato en la valoración (L).

eq
neq val = 0,09979864 . 0,0485 L = 0,00484023 eq
L

neq fosfito = neq alic − neq val


Donde:
neqfosfito: número de equivalentes de fosfito presente en la alícuota para la oxidación con el yodo (eq).
neq fosfito = (0,00497916 − 0,00484023)eq = 0,00013893 eq
98
Como la especie presente es el anión fosfito diácido (H2PO3-), es la primera disociación del ácido fosforoso,
el peso molecular es igual al peso equivalente, entonces la cantidad presente se determina de la siguiente
forma;
mfosfito = neq fosfito . Pefosfito (16)

g
mfosfito alic = 0,00013893 eq . 80,9878 = 0,011252 g = 11,2513 mg
eq

Vdil . mfosfito alic


mfosfito dil = (17)
Valic

100 mL . 11,2513 mg
mfosfito dil = = 45,0052 mg
25 mL

mfosfito dil
Cfosfito dil = (18)
Vdil

45,0052 mg
Cfosfito dil = = 450,0523 ppm
0,1 L

Cfosfito dil . Vdil


Cfosfito m =
Vm

450,0523 ppm . 100 mL


Cfosfito m = = 45005,2315 ppm
1 mL

 Calculo del porcentaje de fosfito en la muestra


Cfosfito m . V
% H2 PO3 − = . 100
1000 . mt

mg

45005,2315 L . 0,1 L
% H2 PO3 = mg . 100 = 3,75%
1000 g . 120,11 g

99
4. Cálculos para el análisis estadísticos de los resultados obtenidos de los fertilizantes

Para determinar la diferencia significativa que puede existir entre los resultados obtenidos de los
fertilizantes, se decidió apoyar en una herramienta estadística que condujera a la veracidad del análisis en
la selección de los tratamientos usados, como la presencia y ausencia de una especie acidificante, con la
evaluación de dos agente reductores como el Zn y el Mg. Esta herramienta estadística es el análisis de
varianza (ANOVA), el cual permite analizar cuál de los tratamientos presentes arroja estadísticamente
favorables resultados.

Para poder aplicarse los métodos estadísticos deben verificarse ciertas condiciones previas para su
aplicación, llamados supuestos; como la normalidad de los datos y la homocedasticidad (igualdad de
varianzas) de los tratamientos.

Tabla C. 2. Porcentaje de fosfito obtenido en el fertilizante con las condiciones establecidas


Agente reductor Presencia del medio acidificante Porcentaje de fosfito en la muestra (%p/p H2PO3-)
Zn Si 5,77
5,51
5,64
No 4,24
4,38
3,98
Mg Si 5,29
5,89
5,62
No 3,75
3,48
4,02

Para verificar la normalidad de los datos de cada grupo, se utiliza el test de Shapiro-Wilks, que tiene como
hipótesis:
H0: Los datos proceden de una distribución normal
H1: Los datos no proceden de una distribución normal

Para los cálculos, se tomó los resultados obtenidos utilizando Zn, que se muestra en la Tabla C.2., para
verificar la normalidad. Los pasos para la prueba de Shapiro-Wilks son:
1) Se ordenan los datos de menor a mayor.

100
i xi
1 3,98
2 4,24
3 4,38
4 5,51
5 5,64
6 5,77

2) Se buscan los coeficientes del estadístico de Shapiro-Wilks, en función del número total de datos y se
calcula el estadístico W definido como:

𝑘 2
1
𝑊= [∑ 𝑎𝑖 . (𝑋(𝑛−𝑖−1) − 𝑋𝑖 )] (19)
(𝑛 − 1). 𝑆 2
𝑖=1

Donde:
W: estadístico de Shapiro-Wilks.
n: número total de datos.
ai: coeficientes del estadístico de Shapiro-Wilks.
S2: varianza muestral.
k: es aproximadamente n/2.

Para i=1
𝑎1 . (𝑋(6−1−1) − 𝑋1 ) = 𝑎1 . (𝑋6 − 𝑋1 ) = 0,6431. (5,77 − 3,98) = 1,15

Para los demás valores se aplica el mismo procedimiento, obteniéndose lo siguiente:


i ai ai .(x(n-i-1) – xi)
1 0,6431 1,15
2 0,2806 0,39
3 0,0875 0,10
Total 1,64

La S2 se obtiene a través de la herramienta de Excel, dando un valor de 0,6467.


Ahora sustituyendo los datos correspondientes en la ecuación 17 para la determinación del estadístico de
Shapiro-Wilks, se obtiene:
1
𝑊= [1,64]2 = 0,832
(6 − 1). 0,6467
3) Se compara el valor estadístico con el valor crítico de Shapiro-Wilks, que depende del número total de
datos y del nivel de confianza seleccionado
101
Para un número de datos igual a 6 y un nivel de confianza del 95%, Wcrítico= 0,981
Toma de decisión
Si W < Wcrítico se acepta la hipótesis nula.
Si W > Wcrítico se rechaza la hipótesis nula.

En vista que W < Wcrítico se puede concluir, que los datos proceden de una distribución normal.

Ahora bien para los resultados obtenidos utilizando Mg, se aplicó el mismo procedimiento del test de
Shapiro-Wilks para determinar la normalidad entre los datos, logrando concluir que los datos proceden de
una distribución normal.

Para contrastar la igualdad de varianzas en los tratamientos estudiados (presencia o no de la especie


acidificante), se utiliza el test de Bartlett, que tiene como hipótesis:
H0: Las varianzas son iguales.
H1: Las varianzas son distintas.

Para los cálculos, se tomó los resultados obtenidos utilizando Zn, que se muestra en la Tabla #. El cálculo
del estadístico de la prueba de Bartlett, está definido por la siguiente ecuación:

(𝑁 − 𝑘). 𝑙𝑜𝑔10 𝑆𝑝2 − ∑𝑘𝑖=1(𝑛𝑖 − 1). 𝑙𝑜𝑔10 𝑆𝑖 2


𝑋𝑜 = 2,3026 (20)
1
1+ . (∑𝑘𝑖=1(𝑛𝑖 − 1)−1 − (𝑁 − 𝑘)−1 )
3(𝑘 − 1)
Donde:
Xo: estadístico de la prueba de Bartlett.
N: número total de datos (igual a 6).
k: tratamientos (igual a 2).
ni: número de réplicas por tratamiento (igual a 3).
Si2: varianza muestral por tratamiento.
La varianza muestral se obtiene a través de la herramienta de Excel. Entonces;
k

∑(ni − 1). log10 Si 2 = (3 − 1). log10 (0,01733) + (3 − 1). log10 (0,04142) = −6,29
i=1
k
1 1 1
∑(ni − 1)−1 − (N − k)−1 = ( )+( )−( ) = 0,75
3−1 3−1 6−2
i=1

102
∑ki=1(ni − 1). Si 2
2
Sp = (21)
N−k
Sustituyendo los datos correspondientes, se tiene;

(3 − 1). 0,01733 + (3 − 1). 0,04142


Sp2 = = 0,02938
6−2
Ahora bien sustituyendo los datos en la ecuación 20; se obtiene:
(6 − 2). log10 (0,02938) − (−6,29)
X o = 2,3026. = 0,299
1
1+ . (0,75)
3(2 − 1)

Por consiguiente, se compara el valor estadístico con el valor crítico de Bartlett que sigue una distribución
ji-cuadrada con k-1 grados de libertad y un nivel de confianza (α).

Para un número de grado de libertad igual a 1 y un nivel de confianza del 95% (α-1=0,05), Xcrítico (1; 0,05)=
3,841.

Toma de decisión
Si Xo < Xcrítico (k-1; α-1) se acepta la hipótesis nula.
Si Xo < Xcrítico (k-1; α-1) se rechaza la hipótesis nula.

En vista que Xo < Xcrítico (1;0,05) se puede concluir, se acepta la hipótesis nula y las varianzas son iguales.

Del mismo modo se aplicó el procedimiento del test de Bartlett, para contrastar la igualdad de las varianzas
en los tratamientos de los resultados obtenidos utilizando Mg, donde se pudo concluir que las varianzas
entre los tratamientos estudiados son iguales.

En vista a que se cumple ambas condiciones previas como la normalidad y homocedasticidad para la
aplicación del análisis ANOVA, se realiza el test de la F para la igualdad de medias, es decir, el típico
análisis de la varianza de un factor.

Para el análisis de varianza se toma como variable independiente o factor, para este caso la presencia del
medio acidificante, siendo un análisis unifactorial; y como variable dependiente o variable de respuesta el
porcentaje de fosfito que presenta la muestra ante tal tratamiento. Para los cálculos, se tomó los resultados
obtenidos utilizando Zn, que se muestra en la Tabla C.2.
103
Para la realización de la prueba se hizo uso de la herramienta de Excel en la opción de Análisis de varianza
de un factor, obteniéndose lo siguiente;

Tabla C. 3. Varianza del factor en estudio arrojada por Excel para los tratamientos con Zn
Factor Presencia Grupos Suma promedio Varianza
4,24
No 4,38 12,60 4,20 0,04142
Medio 3,98
acidificante 5,77
Si 5,51 16,92 5,64 0,01733
5,64

Tabla C. 4. Análisis del estudio de varianza arrojada por Excel para los tratamientos con Zn
Origen de las Grados de libertad Promedio de los F calculado Valor crítico para F
variaciones cuadrados
Entre grupos 1 3,1160 106,07 7,71
Dentro de los 4 0,02938
grupos

Hipótesis planteadas:
Ho: No existen diferencias significativas del porcentaje obtenido en los tratamientos estudiados.
H1: Existen diferencias significativas del porcentaje obtenido en los tratamientos estudiados.

El valor crítico del estadístico F, el programa lo estimó en función de los grados de libertad que se plantea
el análisis y el nivel de confianza, que se tomó para la prueba del 95%, lo que se traduce en 5% de
significación. F(m-1; N-m; 1-α) = F(1;4; 0,05) =7,71.

Toma de decisión
Si Fcalc< F(m-1; N-m; 1-α), no se rechaza la hipótesis nula.
Si Fcalc> F(m-1; N-m; 1-α), se rechaza la hipótesis nula.

En vista de lo obtenido, como Fcalc> F(1;4; 0,05), se rechaza la hipótesis nula, y se puede afirmar que existen
diferencias significativas entre los porcentajes obtenidos de fosfitos en ambos tratamientos estudiados,
utilizando un 95% de confianza.

104
Del mismo modo se aplicó el análisis ANOVA pero esta vez para los resultados obtenidos utilizando Mg
como agente reductor. Aquí al igual que con el Zn se obtuvo que existen diferencias significativas entre los
porcentajes obtenidos de fosfitos en ambos tratamientos estudiados. Los valores fueron los siguientes:

Tabla C. 5. Varianza del factor en estudio arrojada por Excel para los tratamientos con Mg
Factor Presencia Grupos Suma promedio Varianza
Medio acidificante No 3,75 11,25 3,75 0,07245
3,48
4,02
Si 5,29 16,80 5,60 0,09034
5,89
5,62

Tabla C. 6. Análisis del estudio de varianza arrojada por Excel para los tratamientos con Mg
Origen de las Grados de libertad Promedio de los F calculado Valor crítico para F
variaciones cuadrados
Entre grupos 1 5,1530 63,31 7,71
Dentro de los 4 0,08140
grupos

Una vez realizado el análisis se procedió con el estudio estadístico final. En esta ocasión para el análisis
ANOVA se tomará como factor el agente reductor y como variable de respuesta el porcentaje de fosfito que
presenta la muestra. Para los cálculos, se tomó los resultados obtenidos que se muestra en la Tabla C.2.,
tomando los valores obtenidos con el medio acidificante para cada agente reductor. Cabe mencionar que se
aplicó además los test de normalidad y homocedasticidad, condiciones que se deben verificar para la
aplicación del análisis ANOVA, donde arrojó el cumplimiento de ambos supuestos.

Para la realización de la prueba se hizo uso de la herramienta de Excel en la opción de Análisis de varianza
de un factor, obteniéndose lo siguiente;

Tabla C. 7. Varianza del factor en estudio arrojada por Excel para evaluar los resultados de los
agentes reductores
Factor Tipo Grupos Suma promedio Varianza
Agente reductor Zn 5,77 16,92 5,64 0,01733
5,51
5,64
Mg 5,29 16,80 5,60 0,09034
5,89
5,62

105
Tabla C. 8. Análisis de varianza arrojada por Excel para evaluar los resultados de los agentes
reductores
Origen de las Grados de libertad Promedio de los F calculado Valor crítico para
variaciones cuadrados F
Entre grupos 1 0,002281 0,0424 7,71
Dentro de los 4 0,05384
grupos

En vista de lo obtenido, como Fcalc<F(1;4; 0,05), se acepta la hipótesis nula, y se puede afirmar que no existen
diferencias significativas entre los porcentajes obtenidos de fosfitos utilizando ambos agentes reductores,
tomándose un 95% de confianza.

5. Cálculos para el análisis del costo/beneficio del proceso de obtención del fertilizante.

El proceso de obtención del fertilizante fue desarrollado en el laboratorio de Polímeros perteneciente al área
del centro de investigaciones químicas (CIQ). Para realizar el estudio costo-beneficio fue necesario la
implementación de un modelo de evaluación económica para estimar los costos de inversión y beneficios
involucrados por año, como lo indica Giugni et al. (2013), para una proyección de 5 años. Para la estimación
se tomó como base una producción de 60.000 L/año de fosfito diácido de potasio. Giugni et al. (2013)
establece, que en el proceso de producción los costos se definen en capital fijo y de trabajo, en donde su
sumatoria representan el egreso para obtener el producto final.

Capital fijo
El capital fijo representa los activos necesarios que se utilizaron para que el proceso se estructurara, tales
como los tangibles, por los equipos e infraestructura, y los intangibles.

En cuanto a los equipos esenciales utilizados para el proceso de obtención diario resalta 5 reactores y 2
tanques mezcladores, estos costos unitarios se encuentran en el apéndice B. Los costos obtenidos fueron los
siguientes:

Ce = ∑(N. C)i (22)


i=1

Donde:
Ce: Costo correspondiente a los equipos (Bs.)
N: Cantidad por equipo
C: Costo unitario por equipo (Bs.)
106
Ce = 5 . 4.500.000,00 Bs + 2 . 2.250.000 Bs = 27.000.000 Bs

Los costos referente a la infraestructura (Cif) por el acondicionamiento del laboratorio, en cuanto a la zona
del proceso de producción, zona de recepción y dosificación de la materia prima y almacenaje del producto,
se estimó en función del 25% de los costos involucrados de los equipos, por tal:
Cif = 0,25 . Ce = 0,25 . 27.000.000 Bs = 6.750.000,00 Bs

Los activos intangibles están definidos por los trámites legales y aspectos relacionados con la formulación
del proyecto, los costos (Cint) se establecieron en función del 30% de los costos involucrados de los equipos,
por ende:
Cint = 0,30 . Ce = 0,30 . 27.000.000 Bs = 8.100.000,00 Bs

Ahora bien, los costos que representan al capital fijo (Cfijo) son:
Cfijo = Ce + Cif + Cint (23)
Sustituyendo los valores correspondientes, se tiene:

Cfijo = 27.000.000 Bs + 6.750.000,00 Bs + 8.100.000,00 Bs = 41.850.000,00 Bs

Si la tasa de interés anual se establece en 15% del capital fijo en una proyección de 5 años, se estima el
equivalente anual por medio de la siguiente ecuación (22):

i . (1 + i)n
R = Cfijo . ( ) (24)
(1 + i)n − 1
Donde
R: Equivalente anual del capital fijo (Bs)
i: Tasa de interés anual
n: Años de proyección del proyecto
Sustituyendo los datos correspondientes, se obtiene:

0,15 . (1 + 0,15)5
R = 41.850.000,00 Bs . ( ) = 12.484.506,00 Bs/año
(1 + 0,15)5 − 1

107
Capital de trabajo
Es el capital involucrado en las operaciones del proceso de producción, depende de las características de la
actividad productiva. Está constituido por los costos variables y fijos por año. Los costos variables (Ccv) los
integran la materia prima (KOH, CH3COOH, Zn y H3PO4) y los servicios industriales (agua y energía
eléctrica).

Los costos de la materia prima (CMP) se calculan en función de una producción de 250 L/día de fertilizante
y se expresan en la Tabla C.9. Los costos unitarios de la materia se muestran en el apéndice B.

Tabla C. 9. Costos anuales de la materia prima empleada en el proceso de obtención del fertilizante
Descripción Cantidad Costo unitario (Bs) Costo (Bs/día) Costo (Bs/año)
Hidróxido de potasio (g) 3.750,00 5,00 18.750,00 4.500.000,00
Ácido acético (L) 5,00 1.000,00 5.000,00 1.200.000,00
Cinc (g) 2.500,00 10,00 25.000,00 6.000.000,00
Ácido fosfórico (L) 12,50 50,00 625,00 150.000,00
Total 11.850.000,00

Los costos de los servicios industriales (CSi) se establecieron en función del 15% de los costos asociados de
la materia prima, por ende:
Bs Bs
Csi = 0,15 . CMP = 0,15 . 11.850.000,00 = 1.777.500,00
año año

Los costos variables totales en el primer año, fue:


Bs Bs
Ccv = CMP + Csi = 11.850.000,00 + 1.777.500,00 = 13.627.500,00 Bs/año
año año

Los costos fijos (Ccf) los integra la mano de obra, responsable del desarrollo de las tareas y actividades del
proceso; mantenimiento, gastos administrativos y ensayos de caracterización y control del producto.

Los costos de la mano de obra (Cmo) se establecieron con los 3 responsables en el proceso de producción;
como los fueron, un técnico de laboratorio, un licenciado y un ingeniero químico. En el apéndice B se
encuentra el tabulador del salario mensual. Los costos se determinan en la siguiente Tabla C.10.:

108
Tabla C. 10. Costos asociados a la mano de obra empleada en el proceso de obtención del fertilizante
Personal N° de persona Pago mensual (Bs) Desembolso por año
(Bs/año)
Técnico 1 39.817,13 477.805,55
Licenciado 1 45.125,56 541.506,66
Ingeniero 1 45.125,56 541.506,66
Total 1.560.819,00

Los costos asociados al mantenimiento (Cm) se establecieron en función del 5% de los costos total de los
equipos, por tal:
Cm = 0,05 . Ce = 0,05 . 27.000.000 Bs = 1.350.000,00 Bs/año

Los costos administrativos (Ca) se determinaron en función del 100% de los costos asociados a la mano de
obra más el 20% de los costos asociados a los activos intangibles, por ende:
Bs Bs
Ca = 𝐶𝑚𝑜 + 0,20 . Cint = 1.560.819,00 + 0,20 . 8.100.000,00 = 3.180.819,00 Bs/año
año año

Los costos asociados a los ensayos de caracterización y control del producto (Cens) , son realizados para
analizar la materia prima para la producción, evaluación del producto final y control intermediario del
proceso, necesario para la fase de reducción. Estos costos se representan en la siguiente Tabla C.11.:

Tabla C. 11. Costos relacionados con los ensayos realizados en el proceso


Descripción Costo (Bs/mes) Costo (Bs/año)
Estandarización de materia prima 740.000,00 8.880.000,00
Análisis de control intermediario del proceso 145.000,00 1.740.000,00
Caracterización del producto final 2.500.000,00 30.000.000,00
Total 3.385.000,00 40.620.000,00

Los costos fijos totales en el primer año, fue:


Ccf = Cmo + Cm + Ca + Cens (24)
Bs Bs Bs Bs
Ccf = 1.560.819,00 + 1.350.000,00 + 3.180.819,00 + 40.620.000,00
año año año año
Bs
= 46.711.638,00
año

Ahora bien, los costos que representan al capital de trabajo (Ctrabajo) son:
Ctrabajo = Ccv + Ccf (25)
Sustituyendo los valores correspondientes al primer año, se tiene:
109
Bs Bs
Ctrabajo = 13.627.500,00 + 46.711.638,00 = 60.339.138,00 Bs/año
año año

En tanto los costos de inversión total (Cinversión) para el primer año se valoran en:

Bs Bs Bs
Cinversión = Ctrabajo + R = 60.339.138,00 + 12.484.506,00 = 72.823.644,00
año año año

Beneficios
Los beneficios (B) son los resultantes de los ingresos generados por el retorno de la venta del producto. Se
estableció un precio de venta (PV) del producto en 2.200,00 Bolívares por litro, un 52% de disminución
respecto a un producto de características similares que existe actualmente en el mercado. La producción se
estimó en 250 L/día en 240 días de operación al año, abarcando una producción anual (PA) de 60.000 L.

Los ingresos por ventas resultantes para el primer año, fue:

B = PV . PA (26)
Bs L Bs
B = 2.200,00 . 60.000 = 132.000.000,00
L año año

Igualmente se sigue el mismo procedimiento anterior para realizar la proyección de los años restantes,
tomando en cuenta una tasa inflacionaria del 25% por año, obteniéndose los siguientes resultados:

Tabla C. 12. Estudio de costo/beneficio del proceso de obtención del fosfito diácido de potasio en una
proyección de 5 años
Concepto Año 1 Año 2 Año 3 Año 4 Año 5
Capital fijo 12.484.506,00 12.484.506,00 12.484.506,00 12.484.506,00 12.484.506,00
Costos 13.627.500,00 17.034.375,00 21.292.969,00 26.616.211,00 33.270.264,00
variables
Costos fijos 46.711.638,00 58.389.547,00 72.986.934,00 91.233.668,00 114.042.084,00
Total de costos 72.823.644,00 87.908.428,00 106.764.409,00 130.334.384,00 159.796.854,00
de inversión
Beneficios 132.000.000,00 165.000.000,00 206.250.000,00 257.812.500,00 322.265.625,00

Relación costos/beneficios
La relación estimada de costo-beneficio para la obtención del fertilizante, se determinó con el cociente de
los costos asociados a la inversión del proceso de obtención y los beneficios que se derivan de la venta del

110
producto al cabo de los 5 años de estimación del estudio. Para obtener estos valores al tiempo estimado, se
utiliza la herramienta del valor actual de Excel tanto en el costo total de inversión como en los beneficios,
resultando:
Cinversión VA = 384.596.852,10 Bs
BVA = 742.905.483,65 Bs.

Cinversión VA
R C/B = (27)
BVA
Sustituyendo los datos, se tiene:
384.596.852,10 Bs
R C/B = = 0,52
742.905.483,65 Bs.

111
APÉNDICE D. ESPECTROS INFRARROJOS DE LOS ENSAYOS EXPERIMENTALES

Figura D. 1. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, utilizando


medio ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 45 horas. Se
enmarca la zona de lo que sería la ubicación del enlace P-H.

Figura D. 2. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, sin medio
ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 45 horas.

112
Figura D. 3. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, utilizando
medio ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 63 horas.

Figura D. 4. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, sin medio
ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 63 horas.

113
Figura D. 5. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, utilizando
medio ácido, Mg como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 45 horas.

Figura D. 6. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 1, sin medio
ácido, Mg como agente reductor a una temperatura de 80 °C en un tiempo de 45 horas.

114
Figura D. 7. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 2, utilizando
medio ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 170 °C en un tiempo de 70 horas.

Figura D. 8. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 2, sin medio
ácido, Zn como agente reductor a una temperatura de 170 °C en un tiempo de 70 horas.

115
Figura D. 9. Espectro infrarrojo del producto de la fase de reducción de la alternativa 2, utilizando
medio ácido, Mg como agente reductor a una temperatura de 170 °C en un tiempo de 70 horas.

Figura D. 10. Espectro infrarrojo de la fase de reducción de la alternativa 3, vía electroquímica, a


una temperatura de 70 °C.

116