Você está na página 1de 4

Sentencia T-953/06.

diecisiete (17) de noviembre de dos mil seis (2006).

Sala cuarta de revisión de la corte constitucional

Magistrado Ponente: Dr. JAIME CÓRDOBA TRIVIÑO

Hechos jurídicamente relevantes.

l señor Cesar Cuartas Cardona interpuso acción de tutela contra la sentencia


proferida por la Sala Civil y de Familia del Tribunal Superior de Pereira por
considerar que dicha decisión judicial incurrió en una vía de hecho y vulnera su
derecho fundamental al debido proceso. La acción interpuesta se fundamenta en
los siguientes hechos:

1. El señor Cesar Cuartas Cardona contrajo matrimonio con la señora Luz


Stella López Albis en marzo de 1995. De su unión nació la menor Alejandra
Cuartas López. A finales de 2001, por las circunstancias económicas
apremiantes de la pareja, la señora López viajó a España donde residen dos
de sus hermanas. Al cabo del tiempo logró conseguir un empleo y una
cierta estabilidad económica. En el 2003, los señores César Cuartas y Stella
López se divorciaron. La sentencia de divorcio entregó la custodia y cuidado
personal de la menor a su madre, encontrándose ambos padres en ejercicio
de la patria potestad con derecho a visitas sin límite alguno. Desde entonces
la señora Stella ha solicitado permiso para poder trasladar a su hija a
España, permiso que le fue negado constantemente por el padre de la
menor. La Señora Lopez decidió entonces instalarse en el país para lograr
trasladar a su hija a España pero por problemas de salud tuvo que regresar
a este país. Sin embargo, en el 2004 la señora López logró obtener permiso
judicial por un año, para viajar con su hija a España. Desde entonces la
menor vive con su madre y su nuevo núcleo familiar en ese país.

. En febrero de 2005 la señora Stella López promovió en contra del accionante,


señor César Cuartas, un proceso verbal de privación de la patria potestad.

. El juzgado Primero de Familia de Pereira con base en los testimonios rendidos


por José De Los Santos López y Arcelly Albis De López, padres de la demandante,
y el señor Luis Norberto Marín Márquez y algunas pruebas documentales, decidió,
en sentencia del 27 de octubre de 2005, privar de la patria potestad al accionante.
En consecuencia, el juez de instancia ordenó que la patria potestad quedaría en
cabeza exclusiva de la madre de la menor.

La sentencia se fundamenta esencialmente en las pruebas documentales y


testimoniales practicadas a los padres de la madre de la niña y al celador del
edificio en donde residió el accionante en la época en que tuvo a su cargo la
menor.

Señalan que el señor Cuartas no tenía un trabajo estable y que él y la menor vivían
con los recursos que mensualmente enviaba la señora López desde España para el
mantenimiento de su hija.

Según el mismo testimonio, el señor Cuartas solía dejar a la menor los fines de
semana en la casa de los abuelos maternos. Si bien alguna vez el señor cuartas
aparecía algo bebido, sólo se emborrachaba completamente cada quince o
veinte días cuando dejaba a su hija con los abuelos maternos de ésta

Finalmente, afirma que el señor Cuartas se fue del edificio por falta de pago del
arriendo y de algunos servicios públicos.

En atención a lo anterior el accionante solicita que se declare la nulidad de la


sentencia del 15 de febrero de 2006 proferida por el Tribunal Superior del
Distrito Judicial de Pereira, Sala Civil – Familia y en consecuencia ordene
proferir una nueva sentencia que valore de forma objetiva y ajustada a los
principios de la sana crítica las pruebas obrantes en el proceso verbal de
privación de la patria potestad.

Tesis: si

Problema jurídico:

¿Es competente la sala cuarta de revisión de la corte constitucional


para resolver la violación o vulneración de un derecho fundamental
como lo es el debido proceso, que además contribuye a la violación de
otros derechos fundamentales sobre un menor o una menor?
Fundamento de la tesis:

la corte constitucional se basó primero que todo, que si existían


pruebas suficientes para entender que se demostraba el
incumplimiento relativo del padre de sus deberes parentales;

Además de eso tener en cuenta que en el caso mencionado, se


desconoce y que también se encuentran comprometido seriamente
derechos fundamentales de una niña. Donde resulta claro para la
corte que los jueces civiles entendieron como interés superior de la
menor, inclinándose solamente en derechos particulares y no
generales como no los establece la carta magna. Además de eso lo
que buscó la corte fue no atentar o ir en contra vía con el
ordenamiento constitucional, el cual establece que la familia es el
núcleo fundamental de la sociedad y que además de eso los derechos
de los niños deben ´prevalecer sobre los derechos de los demás y esto
incurre a que el niño o la niña gocen del derecho de tener un padre y
una madre.

Aporte personal:

Estoy de acuerdo con la corte constitucional, porque aclaró al igual


que la sala de casación civil que no solamente se estaba violando un
derecho sino varios. Donde también se explicó que una sentencia
donde se presento una cosa juzghada podría controvertirse con un
mecanismo constitucional, ya que dicha sentencia atentaba en contra
de derechos fundamentales y por lo tanto el mecanismo
constitucional utilizado fue idóneo para que esa cosa juzgada fuera
revocada y que dejara como resultado un ordenamiento
constitucional intacto.

Aporto también que no solamente l sistema jurídico colombiano


ayudó al resuelve del comentado caso sino que también entes
internacionales como el pacto de derechos civiles y políticos y y la
Convención Americana sobre Derechos Humanos, aportaron en la no
violación de la constitución, y menos que vulnere un derecho tan
importante que le corresponde a una niña o a un niño como lo es el de
gozar del afecto y cariño de un padre, donde se notó claramente que
lo que se buscaba en las dos primeras instancias, era un beneficio
familiar que incurría a la violación directa de derechos fundamentales.

Anexo también, que estoy de acuerdo con lo que establece la


sentencia donde estipula que el menor tiene derecho a ser protegido
contra toda forma de abandono, violencia, descuido o trato
negligente, abuso sexual y explotación, además de eso
personalmente confirmo que se presentó una vía de hecho por
defecto factico debido a que ese requisito de procedibilidad dieran un
giro de 360 grados controvirtiendo esa decisión judicial que dio como
resultado un solo ganador, el cual fue la niña, y que también no se
incurrio a la violación del debido proceso en el cual la dos primeras
instancia los vulneraron.