Você está na página 1de 5

Liderazgo transformacional desde una perspectiva utópica

Juan Daniel Cardona Medina

El liderazgo es un tema que ha recobrado fuerza con las nuevas teorías administrativas.
Este concepto ha sido atribuido a personas con capacidades, talentos y habilidades
extraordinarias que por lo general hacen parte de un grupo que deben influenciar para
alcanzar objetivos.
De acuerdo con un artículo titulado “Liderazgo y conocimiento compartido en contextos
interorganizacionales” (Esguerra Pérez, 2017) se describe al liderazgo como un ejercicio
deliberado de influencia que busca el logro de objetivos para “hacer que las cosas pasen”,
de acuerdo con esto se describen algunas de las habilidades que debe de tener un líder
desde la perspectiva administrativa y organizacional específicamente, dentro de estas se
encuentran el conocimiento explicito pero adaptado al tiempo de acuerdo con las
necesidades organizacionales, capacidad de evidenciar la información del entorno y
adentrarla a la organización, adicionalmente se describen habilidades sociales que permiten
formar relaciones que promuevan el aprendizaje así como las interacciones entre
colaboradores para incrementar el conocimiento entre estos. Lo anterior permite afirmar
que son muchas las habilidades y capacidades que, de acuerdo con la teoría debe poseer un
líder.
Una concepción de liderazgo llamado liderazgo transformacional propuesto por James
Burns en 1978 y explicado aún más por Bernard Bass en 1985, se introduce en el rol del
líder en un grupo social y por ende en las habilidades que debe tener. (Perilla Toro &
Gómez Ortiz, 2017) Este tipo de liderazgo implica que se forme una relación de
estimulación y elevación entre líder y seguidor que transforma a los seguidores en líderes y
a los líderes en agentes morales, esto se logra ya que el líder motiva a sus seguidores a
desempeñarse por encima de las expectativas al transformar sus actitudes y valores por
medio de un proceso de influencia a través del cual los lideres promueven una manera
diferente de percibir el entorno y a sí mismos, de forma tal que puedan aprovechar las
oportunidades y los retos de su medio. Lo anterior se fundamenta en 4 pasos, el primero de
ellos es la influencia idealizada, que consiste en desarrollar un modelo de comportamiento
con el cual el líder puede dar ejemplos de logros, carácter y espíritu a sus seguidores. El
segundo es la motivación inspiradora que consiste en que el líder propone e infunde una
visión clara que sea atractiva para sus seguidores acerca de las metas a lograr, el tercer
aspecto se fundamenta en la estimulación intelectual en el que el líder promueve la toma de
decisiones de sus seguidores siendo creativos e innovadores para afrontar los problemas,
finalmente el cuarto paso es el de la consideración individualizada, en el que los líderes
crean un ambiente en el cual sus seguidores se sienten comprendidos y apoyados,
individualizando cada una de las necesidades de los seguidores de manera personalizada.
El libro “El líder que no tenía cargo” (Sharma, 2010) describe cuales deben de ser los
aspectos claves de un líder tanto desde su ámbito profesional, pero principalmente desde el
ámbito personal. Las teorías que allí se proponen están totalmente ligadas a las teorías de
liderazgo transformacional mencionadas anteriormente, que perciben al líder como un
sujeto que promueve el cambio, motiva a sus seguidores y transforma actitudes y
comportamientos.
Para lograr esta transformación el autor se refiere a 4 principios claves que van a
caracterizar las acciones que una persona debe realizar en su día a día para ser líder, tanto
para sí mismo como para los demás, sin importar cuál sea la posición que ocupe en la vida
o en su trabajo. Sin embargo, antes de proponer dichos principios, Robin Sharma, autor del
libro, afirma que dentro cualquier persona existen las capacidades y habilidades que le
permiten ser un líder ideal, claro está con la condición de que se cambien actitudes y
comportamientos. Estas propuestas vienen; por medio de una fábula que enmarca la
totalidad del libro, de un líder ya formado que tal como en el liderazgo transformacional, es
una persona que por su experticia y conocimiento se convierte en agente moral para sus
seguidores.
Dichas características corresponden a la convicción de que el liderazgo, asociado con el
éxito en la vida y en los negocios, es inherente al ser humano y que el único obstáculo para
alcanzarlo es la mediocridad, por tal razón proponen que una persona a través del liderazgo
en su vida y en las acciones que desarrolla puede lograr alcanzar la plenitud sin importar
cuál sea su posición social.
Como consecuencia a lo anterior el primer principio en la filosofía que se propone es que
“No hace falta tener un cargo para ser líder” (Sharma, 2010, pág. 69), lo cual en resumidas
cuentas dice que cualquiera puede ser un líder si se comienza por la vida propia, para esto
cada persona debe de tomar todas la acciones necesarias para sacarle el máximo provecho a
los obstáculos y convertirlas así en oportunidades, las cinco reglas que dicho principio
advierte es que una persona debe ser innovadora, debe buscar alcanzar la maestría en el
trabajo que desempeña siendo así el mejor, debe ser autentico buscando dejar atrás el ego y
la comparación social, debe ser valiente para afrontar los obstáculos y convertirlos en
oportunidades y adicionalmente debe ser ético.
El segundo principio incursiona más en la necesidad de aprovechar las adversidades para
transfórmalas en oportunidades “Las épocas turbulentas crean grandes líderes” (Sharma,
2010, pág. 123) afirma el autor del libro, esto basado en la primicia de que las cosas deben
desmoronarse para poder reconstruirlas. Dicho principio también está ligado a 5 reglas
básicas, que consisten en; ser sincero con lo demás para evitar crear falsas expectativas y
afrontar la realidad para construir y contribuir a mejorar el entorno, las segunda regla es que
se debe priorizar para mantenerse centrado y no perder el norte, entender que las
adversidades crean oportunidades tanto de mejora como de cambio de rumbo es la tercera
regla, la cuarta regla de este principio es que se debe responder efectivamente a las
adversidades y no simplemente reaccionar, así que es necesario para un buen líder tomar
acciones, y por último se debe de sentirse apasionado por los éxitos y las pasiones de los
demás. Ambos de los principios que se han mencionado tienen un propósito fundamental
dentro de las teorías del liderazgo transformacional, lograr que los seguidores superen sus
propias expectativas, y aunque es congruente con este tipo de teoría empieza a desdibujar
un poco la realidad humana y su reacción ante momentos de penumbra y de crisis.
El tercer y cuarto principio se dirigen principalmente a las relaciones humanas, “cuando
más profundas sean tus relaciones, más fuerte será tu liderazgo” (Sharma, 2010, pág. 175) y
“para ser un gran líder primero hay que ser una gran persona” (Sharma, 2010, pág. 211).
Estos son las dos últimas sugerencias que pretenden brindar estándares sobre los cuales una
persona debe de actuar para ser un verdadero líder, dichos principios requieren de virtudes
como ser servicial, saber escuchar, tener capacidad de relacionarse, poder estimar lo que se
tiene, saber percibir, inspirarse e inspirar a los demás, nutrir lazos familiares y elevar el
estilo de vida, estos lineamientos también poseen el objetivo de crear mejores seres
humanos partiendo del ejemplo que se brinda a través de una historia de carácter
motivacional que convierte al líder que inspira a un seguidor, en un modelo a seguir del
cual solo puede esperarse lo mejor.
En ultimas “El líder que no tenía cargo” (Sharma, 2010) se presenta como una manual para
lograr ejercer el liderazgo transformacional de manera efectiva, además como una solución
para lograr una vida de éxito y felicidad, sin embargo, cohíbe en gran medida la
imperfección humana y obliga a reprimir algunos de los deseos y temores que suele
afrontar una persona a lo largo de su vida, sumado a lo anterior este modelo de liderazgo es
solo uno de los que diferentes líderes suelen utilizar a lo largo del mundo y por ello no debe
representar la verdad absoluta sobre cuál es el modelo de liderazgo que se debe asumir o
cuál es el de mayor éxito, esto debido a que según sean las condiciones sociales,
económicas y culturales o de diversidad de un grupo de personas, el liderazgo suele variar y
presentar mejores o peores resultados según sea el caso. (Rodríguez Ponce, Pedraja Rejas,
& Ganga Contreras, 2017)
Finalmente cabe aseverar que el liderazgo transformacional juega un papel importante en la
sociedad actual debido a que es uno de los estilos de liderazgo que más priman en las
organizaciones de hoy (Rodríguez Ponce, Pedraja Rejas, & Ganga Contreras, 2017, pág.
132) por esto es válido afirmar que es eficiente y puede representar una manera de
desempeñarse como líder. No obstante, cabe la discusión de que si todas las personas deben
jugar el papel de líderes, ya que de lograrse este objetivo utópico, propuesto por Robin
Sharma a través de su libro, ¿quién en el futuro jugará el papel de seguidor necesario para
la concepción de un auténtico líder?
Referencias

Esguerra Pérez, G. A. (2017). Liderazgo y conocimiento compartido en contextos


interorganizacionales. Revista Facultad De Ciencias Economicas: Investigacion Y
Reflexion, XXV(1), 151-160. Obtenido de
http://ezproxy.eafit.edu.co/login?url=http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=
true&db=eoh&AN=1633861&lang=es&site=ehost-live
Perilla Toro, L. E., & Gómez Ortiz, V. (18 de Mayo de 2017). Relación del estilo de
liderazgo transformacional con la salud y el bienestar del empleado: el rol mediador
de la confianza en el líder. Journal of Work and Organizational Psychology, 33, 95-
108. Obtenido de
http://ezproxy.eafit.edu.co/login?url=http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=
true&db=fua&AN=124080718&lang=es&site=ehost-live
Rodríguez Ponce, E., Pedraja Rejas, L., & Ganga Contreras, F. (2017). La relación entre los
estilos de liderazgo y el desempeño de los equipos de dirección intermedia: un
estudio exploratorio desde Chile. Contabilidad y Negocios , XII(23), 129-144.
Obtenido de
http://ezproxy.eafit.edu.co/login?url=http://search.ebscohost.com/login.aspx?direct=
true&db=fua&AN=126332715&lang=es&site=ehost-live
Sharma, R. (2010). El líder que no tenía cargo. Bogotá: Penguin Random House Grupo
Editorial.

Juan Daniel.
Aplaudo de tu trabajo el esfuerzo que haces de argumentar desde la teoria
propuesta para el liderazgo trasformacional y las refelxiones propuetas en el texto,
“El lider que no tenia cargo”. Quedé con la sensación que la afirmación de tu titulo
queda un tanto inconcluso.
Muy bien con por la bibliografia y las citas

Calificación: 4,8