Você está na página 1de 3

TRICOMONIASIS

TRICHOMONAS VAGINALIS

Infección producida por un protozoo flagelado, predomina en mujeres, caracterizada por abundante leucorrea. En el
hombre puede ser uretritis.

DESCRIPCION DEL PARASITO

TRICHOMONA VAGINALIS es un protozoo flagelado ovoide o piriforme. El trofozoíto mide 10-30 u de


longitud, y 10-18 u de ancho. En el polo anterior se encuentra el blefaroplasto del cual parten varias estructuras: El
Axostilo, atraviesa todo el parasito y sale por su extremo posterior; la Membrana Ondulante, se extiende hasta los
dos tercios del parasito, esta membrana es una prolongación del citoplasma; tiene cuatro flagelos, que se extiende
hacia adelante. El núcleo es grande, ovalado, excéntrico y localizado hacia el extremo anterior.

MECANISMOS DE TRANSMISIÓN

El trofozoíto se pega a las membranas mucosas por medio de cuatro proteínas de superficie que regulan estas
citoadherencia. El mecanismo que actúan estas adhesinas es complejo, regulado principalmente por la presencia de
lactoferrina elevada después de la fase posmenstrual y disminuye progresivamente hasta la próxima menstruación.
El hierro liberado de lactoferrina es el mecanismo para que las tricomonas produzcan las adhesinas.

Los factores predisponentes para el desarrollo de la tricomoniasis en la mujer son: pH de la vagina 5 y 6 menos
acido de lo normal, Ausencia o disminución de la flora bacteriana normal, principalmente bacilo de doderlein y
deficiencia de estrógenos, disminuyen el glicógeno de las células vaginales.

El parasito produce erosiones en la superficie de la mucosa de la vagina y uretra, con intensa reacción inflamatoria
hasta el corion, se observa pequeñas zonas hiperemicas forma de petequias, diseminadas en toda la mucosa vaginal a
veces lesiones hemorrágicas leves. Él infiltrado es neutrófilos y algunos eosinófilos. Se presenta abundante
leucorrea en el cual se encuentran los parásitos móviles.

ASPECTOS CLÍNICOS

En la MUJER la presencia de T. Vaginalis, esta asociada a la producción de flujo vaginal y disuria. PERIODO
DE INCUBACIÓN de 4 a 28 días, flujo abundante, espumoso y con grumos, de color blanquecino o amarillento y
maloliente, especialmente en la menstruación. Pude acompañarse de prurito vulvar, sensación de quemadura o ardor
en genitales externos y vagina. La vulva, el periné y la piel adyacente de los muslos, están enrojecidos y
edematosos.

Forma Aguda:- el prurito y el ardor llevan al paciente a producirse excoriaciones y dermatitis. Al observar la
mucosa vaginal y el cérvix se encuentran congestivos y con un punteado rojizo característico de esta enfermedad;

Forma crónica:_ la leucorrea persiste durante meses o años, la cervicitis se presenta con poca frecuencia, pero se
observa abundante Secrecion en el cuello.

En el HOMBRE, es predominantemente subclínica. Cuando es sintomática aparece una Secrecion matutina,


mucoide y a veces purulenta, es por lo tanto una de las causas de la uretritis no gonocóccica. Algunos pacientes
tienen disuria, prúrito y excoriaciones en el surco balano-prepucial. La uretritis persiste durante mucho tiempo con
mejorías periódicas.

DIAGNOSTICO POR LABORATORIO

El más utilizado es el examen microscópico directo de las secreciones, que revela los trofozoítos móviles.

Los parásitos se pueden ver también en la tinción de Gram y Papanicolaou.


El cultivo aumenta la posibilidad de encontrar los parásitos

La PCR se utiliza por su mayor sensibilidad y especificidad.

Las pruebas de diagnóstico rápido en estuches comerciales como la APTIMA que tiene una sensibilidad muy alta
de 98%.

ASPECTOS EPIDEMILÓGICOS

La tricomoniasis se considera una enfermedad de transmisión sexual, esta parasitosis está presente en todo el
mundo, principalmente en mujeres entre los 16 y 35 años, con mayor actividad sexual, con frecuencia en aquellas
personas de estrato socioeconómico bajo.

PREVENCIÓN

Aplicando los cuidados que deben tener en todas las enfermedades venéreas, con una consulta precoz y con
abstención de relaciones sexuales hasta haber confirmado la curación.

Cuando un miembro de la pareja tenga la infección, se debe estudiar y tratar su compañero sexual.

TRATAMIENTO

Se utilizan los 5-nitroimidazoless o clotrimazol en crema vaginal.

TRATAMIENTO DE LA MUJER NO EMBARAZADA.-

METRONIDAZOL: _dosis única de 2 g. por vía oral


TINIDAZOL.- dosis 4 comprimidos de 500mg en sola toma
ORNIDAZOL.- se utilizan a la misma dosificación de las anteriores
SECNIDAZOL.- dosis única de 2g

TRATAMIENTO EN HOMBRES

El tratamiento de elección se hace con uno de los 5-nitroimidazoles, preferiblemente en solo dosis oral de 2 g
(metronidazol o secnidazol), recomendar que la pareja no tenga relaciones sexuales hasta que ambos hayan sido
tratados.

TRATAMIENTO DE LA MUJER EMBARAZADA

Se utiliza los 5-nitroimadazoles en el primer trimestre de gestación, debidos que en estudios de metanálisis en
mujeres que utilizaron el medicamento no presentaron complicaciones. Cuando no se usa los 5-nitroimadazoles en el
embarazo, puede utilizarse Clotrimazol en crema vaginal en la noche por 7 días consecutivos, produce mejora pero
no erradica al parasito. En la embarazad asintomática es preferible no usar tratamiento.

CASOS REFRACTARIOS AL TRATAMIENTO

Cuando falla el tratamiento a la dosis única y se presenta tricomoniasis recurrente, se puede usas TINIDAZOL a la
dosis de 2g diarios por 7 días, en caso necesarios se prolonga a 14 días. Se ha utilizado la NITAZOXANIDA en
casos de resistencia a los5- nitroimidazoles, pero sin resultados positivos.
Caso clínico
Mujer sexoservidora, edad 33 años, unión libre.

Inició su enfermedad con leucorrea, color amarillen y olor fuerte, acompañada de prurito vulvar, ardor al orinar,
irritación y enrojecimiento genital, coito doloroso y dispauremia interna; los síntomas se exacerbaban después de la
menstruación.

A la especuloscopia, se observó eritema vulvovaginal «en empedrado» y el exocervix con hemorragias subepiteliales
puntiformes, dando un aspecto de fresa. La secreción vaginal era líquida, espumosa, color verde amarillenta, muy
abundante, principalmente en el fondo de saco vaginal posterior. Recuerda haber tenido cinco parejas sexuales
nuevas y diferentes en los últimos meses.

Se solicitó frotis directo simple del exudado vaginal, recomendándose asistir al laboratorio clínico el día siguiente sin
aplicarse la ducha vaginal previa. El pH vaginal fue 5.3.

Se realizó la toma de muestra con un espejo no lubricado y estéril, se recolectó el flujo de las paredes vaginales y del
fondo de saco uterino con hisopo desengrasado. El flujo se agitó en 1 mL de solución salina estéril, una gota fue
transferida al portaobjeto limpio, se colocó el cubreobjeto y la preparación fue observada con el microscopio óptico
(contraste de fases). Se hicieron frotis delgados del exocervix, teñidos por los métodos de Gram, Giemsa y de
Papanicolaou.

El cultivo de la muestra en medio selectivo Thayer–Martin modificado resultó negativo para Neisseria gonorrhoeae.
Se sembró en medios líquidos de Diamond y de Feinberg–Whittington, ambos resultaron positivos para Trichomonas
vaginalis). Las laminillas teñidas con el método de Gram fueron revisadas por dos bacteriólogos expertos en
infecciones cervicovaginales, quienes coincidieron en informar no haberencontrado «células guías» ni diplococos
intracelulares Gram negativos; la inmunofluorescencia para Chlamydia trachomatis fue negativa.

Las laminillas teñidas con Papanicolaou fueron enviadas para consulta a dos citopatólogos con más de 20 años de
experiencia, solicitándoles tomasen microfotografías de los hallazgos más relevantes. Los expertos indicaron haber
observado un exudado purulento con más de 20 neutrófilos polimorfonucleares por campo con objetivo de inmersión
y abundantes trofozoítos piriformes de T vaginalis adheridos al epitelio escamoso acidófilo de la vagina; los
parásitos se tiñeron color azul cielo.

Se estableció el diagnóstico de tricomoniasis vaginal sintomática. De las cinco parejas sexuales relatadas, sólo fue
posible localizar a tres: uno de ellos tenía uretritis no gonocócica y los otros dos T vaginalis y C trachomatis
asociadas.