Você está na página 1de 45

274 / Las raíces del poder regional á caso annoaueno Las redes parentales: un dispositivo de poder en Anáoqiáa / 2 7 5

bando, no pagar quintos o sisas, alterar las guías de introducción de mercancías, social— y aboliendo ese orden restrictivo y fiscalista que se opone al desarrollo
desacatar las órdenes de la administración virreinal, abandonar la autoridad económico de la provincia.
paterna para "buscar la vida", fabricar y expender licor, establecer juegos de azar Los ejes sockxulturales del sentido común del pueblo antioqueño son la
en las ferias y los cruces de caminos, propiciar la venta de servicios sexuales, hacer familia, el trabajo productivo y la moralidad doméstica, cuya raigambre se encuen-
trampa en el negocio y sacar ventaja de la inexperiencia, de la ignorancia o de la tra en la forma particular como se configura la trama parental ampliada que
situación de inferioridad del comprador o vendedor; en fin, es lícito violar el remplaza la vieja sociedad corporativa; es decir, se trata de un fundamento
catálogo de las normas dictadas en el ámbito de lo público, cuyo incumplimiento esencialmente material y concreto y no sólo de representaciones simbólicas e
es sancionado como delito por el Estado y como pecado por la Iglesia. ideológicas agenciadas desde la élite, pues estas son el resultado, no el punto de
Esta aparente incongruencia e inconsistencia frente a la moralidad, este partida. Este sentido común cohesiona el pueblo histórico, lo cual es posible por la
contrapunto entre lo legal y lo legítimo, entre lo lícito y lo ilícito, sólo se comprende predominancia de la vía incluyente del blanqueado, que define tempranamente
a partir de la diferencia entre la imposición coactiva de la normatividad vigente y para la región tanto un perfil diferenciable y reconocible como la identidad y el
el sentido común. La primera, corresponde a un corpus orgánico, coherente, sin sentido de pertenencia social, así como la diferenciación con otros pueblos del
fisuras, vertical y donde no existen contradicciones, pues se mueve en el orden del virreinato; además, estos anclajes socioculturales son los ejes sobre los cuales se
discurso. El sentido común, por el contrario, está arraigado en la vida material. construye el proyecto político de los intelectuales orgánicos de Antioquia y también
La moralidad de las costumbres y la estabilidad de la familia refuerzan el la razón del éxito de este proyecto y de su permanencia centenaria.
proceso productivo y de control sociopolítico de la estructura parental ampliada y El sentido común, fundamento cultural de un pueblo histórico, cohesiona y
por esa confluencia de intereses se desarrolla con fuerza en la esfera de lo doméstico propicia elementos que refuerzan la identidad cuando en éste se ha favorecido la
un comportamiento social que coincide en sus rasgos generales con la prédica forma incluyente del blanqueado; de lo contrario, se presentan fracturas y diver-
religiosa y con las normas del Estado; se privilegia entonces la moralidad de las gencias muy agudas, manifiestas en el espacio político naciente; en los pueblos
costumbres y Ja sencillez de la vida doméstica, pero cuando estos principios están históricos del virreinato se presentan ambos casos.
en contradicción con la lógica de la ganancia, esta última anula la norma y privilegia El sentido común, cohesionador o fracturado, tiene la particularidad de ser
la transgresión, la cual se legitima a partir de la habilidad premiada en los negocios, disgregado, incoherente, contradictorio a veces y discontinuo; sólo adquiere lógica
reconocida y aplaudida por el sentido común. y coherencia cuando se convierte en discurso político y será tanto más eficaz cuando
rbr eso, la religiosidad asignada al pueblo antioqueño —la cual aparece como dicho discurso tenga anclajes reales en el sentido común.
una de sus facetas reconocibles— no tiene en principio una ligazón orgánica con /" En el caso antioqueño, dos elementos favorecen el éxito del proyecto político
la Iglesia como institución y se ha expandido a través de todos los ámbitos de la de los intelectuales orgánicos de la Independencia: la cohesión del pueblo histórico
sociedad durante la Colonia y los primeros años de vida independiente cuando en y un proyecto político que tanto en su dimensión discursiva como en sus propuestas
la provincia la Iglesia era débil, pobre y desorganizada. Así, la práctica religiosa se y realizaciones concretas se fundamenta en los ejes del sentido común, es decir, en
liga más orgánicamente con la particularidad de la vida material, con la lógica del la relación parental, en el trabajo productivo y en la moralidad de las costumbres.
sentido común y con un fin terrenal guiado por la ganancia y el crecimiento En este proyecto político es necesario distinguir dos aspectos: los proyectos
económico; por consiguiente, el fundamento ético es esencialmente cultural; la específicos ejecutados desde que se asume la soberanía territorial transitoria y el
salvación del alma vendría por añadidura. discurso político extraído del pueblo y retornado a él como un elemento de
dominación y control y como parte sustancial de la dirección de una colectividad
La moralidad se desarrolla fundamentalmente en la esfera de lo doméstico
—el pueblo histórico antioqueño— proyectada hacia la autodeterminación
privado, reforzada por la Iglesia que la impregna con sus prácticas religiosas y la
política y la gestación de un aparato estatal propio y distinto.
afianza potenciándola; pero esta moralidad en muchos lugares entra en contradic-
ción con la normatividad de lo público, sobre todo en aquellos aspectos re- El proyecto político reproduce, desde el aparato estatal recién creado con la
lacionados con el orden corporativo y de castas, con las prácticas sociales virreinales Independencia, el modelo parental ampliado y, al igual que las relaciones integra-
y en lo fundamental con las restricciones impuestas a la actividad mercantil y a la tivas de poder y los ejes del sentido común, refuerza procesos de mediación como
esfera de los negocios. Además, una vez iniciado el proceso independentista, la la sociedad de negocios, el localismo y el blanqueado, pero este último desde una
nueva normatividad republicana desmonta los obstáculos que se oponen al pleno perspectiva diferente: el sentido de pertenencia regional.
ejercicio del sentido común, legitimando la sociedad civil y la estructura parental
ampliada —la cual ha sido elevada a la condición de paradigma del nuevo orden
Las redes parentales:
un dispositivo de poder
en Antioquia

í j n t e n d e m o s aquí por estructura parental una red social que articula sus
agentes mediante lazos de alianza, filiación, paternidad, protección, obedien-
cia, autoridad y solidaridad para el logro de objetivos que trascienden la órbita
de las relaciones familiares y sus funciones básicas. Estos agentes se expresan
en múltiples campos de la vida social como el económico, el cultural, el sentido
común y las estructuras administrativas; hacen parte de una red social mediante
la cual se ejerce el control y la dominación, y que se constituye en un dispositivo
de poder. Si bien esta apreciación meramente descriptiva no arroja mucha
claridad sobre el concepto, permite iniciar una aproximación a su complejidad;
identificando las dimensiones en las cuales la estructura parental se aborda en
este texto.
Esta manera de pensar lo parental implica considerar el orden familiar en su
sentido restringido, es decir, como una institución legalizada por el Estado y la
Iglesia, legitimada por prácticas sociales que articulan a sus miembros mediante
lazos de consanguinidad y de afinidad y que cumple en las sociedades las funciones
básicas de la reproducción biológica y social de la especie dentro de cienos
1
parámetros culturales, morales y jurídicos.
Lo parental involucra lo familiar pero lo desborda; aunque supone los
elementos, constitutivos de la unidad familiar, sus relaciones y los lugares
asignados a los agentes, abarca espacios más amplios y complejos de la vida
material, articulando agentes que no están vinculados por la sangre o por la
alianza; de allí que la distinción entre lo familiar y lo parental resulte perti-

1 Virginia Gutiérrez de Pineda, Familia y cultura en Colombia, Bogotá, Instituto Colombia-


no de Cultura, Biblioteca Básica Colombiana, 1975, voi. 3, pp. 49-122.
188 / Las raíces del poder regional el caso anaoqueho Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 189

nente, pues de lo contrario no es posible identificar el carácter de dispositivo Rastreando este proceso es posible observar de qué manera, funciones típicas
de poder que tiene el segundo. 2
de una institución determinada —la familia—, tales como la obediencia filial, la
La primera dimensión de lo parental que queremos destacar tiene que ver con protección paternal, el sentido de pertenencia, la identidad, las solidaridades
la configuración de redes de poder, cuyo lugar de anudamiento son las unidades primarias y las diferenciaciones son extendidas y reproducidas, con éxito por lo
familiares simples. Así, el presupuesto básico de estas redes sociales es la familia y demás, a otras formas de relación entre agentes sociales que tienen lugar en espacios
su característica fundamental es el aprovechamiento de los lazos familiares para diferentes a los de la familia y que vinculan agentes que no están ligados por la
ejercer el control y la dominación social. sangre o la alianza, tales como las relaciones de trabajo, de vecindario y
poblamiento, de compra-venta, partidistas, en fin, se trata de la generalización de
Esta dimensión de lo parental, la más evidente, también permite desentrañar la
una forma particular de relaciones entre agentes al complejo campo de lo social;
formación de élites cohesionadas y poderosas que monopolizan, para su beneficio y el
de allí que lo que hemos denominado relaciones integrativas de poder en Antio-
de sus allegados, los recursos economicosociales y culturales y que además controlan
5
quia, esté marcado en buena parte por formas típicamente parentales.
los cargos de dirección politicoadministrativa para reforzar y legalizar su poder
La omnipotencia de las élites sociales en las repúblicas latinoamericanas Esta segunda dimensión del parentesco permite explicar procesos de control
posindependientes ha confundido a la mayoría de los politólogos, quienes para sobre el común: la utilización de mecanismos típicamente consensúales en el
designar esa forma tan particular de ejercicio del poder, que no cabe dentro de los manejo político y la formación, por esta vía, de una identidad regional que se
parámetros rígidos de las teorías sobre el Estado, han utilizado el término de "Estado manifiesta tempranamente en Antioquia; a la vez, también permite rastrear la
3
oligárquico"; el cual, aunque permite pensar que se está frente a un fenómeno formación de clientelas político-partidistas, de gamonalismos y compadrazgos,
distinto al de las sociedades europeas occidentales, es solamente descriptivo y, lo superando las formas típicamente descriptivas mediante las cuales se han abordado
más grave, condensa en un sólo concepto dos procesos diferentes: la forma los análisis sobre estos aspectos en la literatura política y el discurso sociológico.
particular de ejercicio del poder desde las redes paténtales y el aparato administra- La tercera dimensión de la estructura parental tiene que ver con un asunto más
tivo propiamente dicho; es decir, no marca la diferencia entre poder y Estado'* y, general e indirecto, se trata de señalar la incidencia de lo parental en la constitución
por tanto, impide percibir lo parental como un dispositivo de poder. del aparato institucional del Estado; es decir, el orden social que piensan los intelectuales
Además de la incidencia de la estructura parental en la configuración de élites, orgánicos no es otro diferente de aquél que comporta la familia en su estructura interna.
nos interesa destacar una segunda dimensión del parentesco —tan importante Se trata pues, de elevar esta institución a la condición de modelo sobre el cual deben
como la primera y profundamente enraizada con ella—, se trata de la extensión de empezar a operar las relaciones políticas; es decir, aquellas que se dan, no entre el subdito
los lazos parentales hacia el control de grupos sociales amplios, con el objetivo de
lograr formas consensúales de reconocimiento y legitimación de una situación de
5 El concepto de relaciones integrativas de poder se utiliza para nombrar una particu-
poder, facilitando por esta vía el mantenimiento y la reproducción del mismo.
laridad de Antioquia en el ejercicio del poder y que ha sido motivo de interés para la
El ámbito de esta segunda dimensión es más amplio y más complejo; si la mayoría de los investigadores que han escrito sobre esta región. Este texto permite
primera permite percibir la constitución de las élites, la segunda apunta a identificar profundizar en las condiciones históricas y materiales que explican el porqué de esta
las formas mediante las cuales la élite ejerce y legitima el poder, aunque no controle particularidad, además aventura algunas hipótesis sobre su fundamento lógico o
el aparato institucional del Estado. principio estructurante. María Teresa Uribe y Jesús María Álvarez, "Regiones,
economía y espacio nacional en Colombia, 1820-1850", Lecturas de Economía, № 13,
Medellín, enero-abril, 1984, pp. 189-218.
2 Ernesto Laclau, Hegemonía 31 alternativas políticas en América Latina, México, Siglo XXI, 6 Es amplísima la literatura política y sociológica en la que se trata el fenómeno de)
1985, pp. 19-45. caudillismo y el clientelismo, tanto en Colombia como en América Latina; los
3 Marcos Kaplan, Formación del Estado nacional en América Latina, Buenos Aires, Amo- análisis, sin embargo, están marcados por dos problemas básicos: no superan lo
rrortu, 1976, pp. 199-216. Marcelo Caimagnani, Estado y sociedad en América Latina descriptivo, a partir de lo cual se generaliza pata toda América Latina una forma de
¡850-19X1, Barcelona, Crítica, 1984, pp. 7-13. ejercicio político que al no estar rigurosamente formulada se convierte en estereotipo.
4 La diferencia e n m poder de Estado y aparato de Estado tiene su origen en Lenin, y su Se trata además de uno de los vacíos teóricos que entorpecen la identificación de los
desarrollo en las propuestas gramscianas del Estado pleno y el Estado restringido; Nicos procesos políticos en América Latina. Remitimos al lector a los siguientes textos:
Poulantzas por su parte, e nía tiza en esta diferenciación con el fin de señalar el proceso Alan Knight, "Peasant and caudillo in revolutionary México 1910-1917". Caudillo
político propiamente dicho donde se gesta y se ejerce el poder de las clases y fuerzas and peasant m the menean revolution, Edited by D.A. Brading. London, Cambridge
sociales, y diferenciarlo del poder institucionalizado del Estado; es decit aquel que se University Press, 1980, pp. 17-59. Joaquín Costa, Oligarquía y caciquismo, Madrid,
ejerce mediante el aparato formal. Nicos Poulantzas, Poder político y clases sociales en el Alianza Editorial, 1969, pp. 15-48. Francois Burricaud, "Notas sobre la oligarquía
Estado capitalista, México, Siglo XXI, 1970, p. 42. peruana", Oligarquía en el Perú, México, Diógenes, 1979, pp- 13-55.
190 / Las raíces del poder regional: el caso anúoqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Anáoquia / 1 9 1

y la Corona, sino entre el ciudadano y el Estado. Este esquema paradigmático se aleja Parentelas y élites sociales
de la conformación típica del Estado nacional moderno, en otras palabras, de aquél que
se basa en la vigencia de unas relaciones capitalistas cuyo fundamento es el individuo La fuerte incidencia de lo parental en la configuración de élites en las sociedades
y no la familia, y donde las relaciones entre el ente estatal y los ciudadanos son precapitalistas es una constante, es su rasgo definitorio y no algo específico de
exclusivamente públicas, contractuales y burocráticas; en otras palabras, donde el nuestra realidad. Las formas precapitalistas se caracterizan por ser jerárquicas y
agente social es un individuo abstracto que ha sido despojado de sus particularidades sustentadas en rígidos armazones tradicionales donde no se presenta o es muy
étnicas, sociales, culturales y lingüísticas, entre otras; es precisamente lo opuesto al restringida la circulación de agentes de un estrato social a otro y los parámetros
modelo sustentado en la unidad familiar como paradigma. que rigen el orden social son los de la nobleza de cuna, la raza, la sangre, las creencias
La incidencia de la estructura parental en la conformación de élites dominan- religiosas y las diferenciaciones lingüísticas, entre otras.
7
tes conduce a los analistas políticos a hablar de Estado oligárquico, algo similar Para las sociedades hispanoamericanas coloniales, esa incidencia es aún
ocurre con los Estados fundamentados en el paradigma familiar; a este último mayor, pues la dominación española es muy cuidadosa en la preservación de una
proceso se le denominó Estado paternalista, atendiendo a la forma típicamente élite blanca, criolla, solidaria con la metrópoli que garantice la permanencia del
paternal y primaria de la relación entre el ente estatal y los sujetos sociales, y a la 8
orden colonial. De ahí que se instaure un complejo sistema de castas donde el
ausencia de relaciones de mediación burocrática. En este caso, como en el anterior, ápice de la pirámide está constituido por los españoles y sus descendientes nacidos
se presenta la misma confusión; pues se identifica el poder con el aparato insti- en América, y la base, por la población indígena y negra; en el intermedio se ubica
tucional, y con el término Estado paternalista no se explica la aparente paradoja una población mulata y mestiza, cuya importancia numérica y social es diferente
de un Estado republicano existente en una sociedad que aún no puede llamarse en los distintos pueblos históricos del virreinato.
moderna. Este sistema de castas y su separación socioespacial está fuertemente regla-
En suma: la estructura parental pensada como red social que articula agentes 9
mentado; no obstante, para el caso de Antioquia, el mestizaje y el blanqueado son
mediante lazos familiares ampliados a diferentes campos de la vida social e predominantes, lo cual permite incluso la configuración de una élite muy especial
institucional, será abordada en este texto en tres dimensiones básicas: que logra, para finales del siglo XVIII, un verdadero poder regional.
1. Como una red social, cuyos puntos de anudamiento son las unidades Sobra añadir entonces que esa élite social la configuran principalmente
familiares y que se configura para garantizar el control sobre las actividades miembros de la etnia blanca, quienes contraen entre sí vínculos parentales y
productivas básicas y el manejo de los recursos institucionales de poder, es decir, la controlan para su beneficio los recursos institucionales del poder; al parecer, lo
estructura parental incide en la configuración de élites dominantes. mismo ocurre en otras regiones de la Nueva Granada y de América Latina, y
2. Como la generalización hacia el conjunto de la sociedad de formas típicas aunque este proceso esté enmarcado en la generalidad, vale la pena desentrañar
de relación parental, mediante las cuales se refuerzan los procesos de consenso
—en tanto formas específicas de relación de poder— y se establecen lazos orgánicos
entre la élite y el común, originando dispositivos tales como los gamonalismos y las
clientelas. 8 Sobre el orden de castas en el virreinato de la Nueva Granada, véase: Luis Eduardo
3. Como paradigma del orden social propuesto por los intelectuales orgánicos Nieto Arteta, Economía y cultura en la historia de Colombia, Medellín, Oveja Negra, 1974,
para la organización del sistema político surgido de la revolución de independencia. vol. 1. Jaime JaramilloUribe, Ensayas sobre historia social colombiana, Bogotá, Universidad
Nacional, Biblioteca Universitaria de Cultura Colombiana, 1968, pp. 193-203. José
María Ots Capdequí, Historia del derecho español en America y el derecho indiano, Madrid,
Aguilar, 1968, pp. 83-85.
7 £1 concepto de Estado oligárquico es la denominación más común para nombrar el 9 Uno de los elementos diferenciales importantes en el tránsito de las etnias a los pueblos
Estado decimonónico latinoamericano existente en una sociedad independiente que históricos tiene que ver con las particularidades del proceso de mestizaje y, más que esto,
aún no ha generalizado relaciones capitalistas de producción. Este concepto descriptivo con lo que aquí hemos denominado el blanqueado y las distintas maneras en que ese
es utilizado por algunos teóricos de la dependencia y del subdesarrollo como Teotonio complejo proceso se presenta en los diferentes espacios regionales del viejo virreinato
Dosantos. de la Nueva Granada.
Otra vertiente importante que estudia el concepto de Estado oligárquico es la de los 10 Sobre la formación de élites blancas durante la Colonia y los primeros años de la
historiadores latinoamericanos, entre ellos los peruanos, quienes ingresan por la pcsindependencia remitimos al lector a los siguientes textos: Alfredo Figueroa Navarro,
puerta falsa a los análisis políticos más contemporáneos: Henri Favre, Oligarquía en Dominio y sociedad en el Panamá colombiano 1821 -1903, Bogotá, Tercer Mundo Editores,
el Perú, pp. 90-148. Julio Colter, América Latina historia del medio siglo, 2* ed., México, 1980. D.A. Brading, MineTS and merchants m Bourbon México, 1763-1810, Cambridge at
Siglo XXI, 1979, pp. 370-431. the University Press, 1971.
192 / Las raíces del poder regional: á caso anaoqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 193

su particularidad y su influencia en el desarrollo de procesos socioeconómicos y permanencia es secular. Si ese papel lo desempeña la alianza, puede pensarse en
políticos de trascendencia innegable. una élite más exogámica, más aireada y en la que los apellidos tradicionales
La formación de las élites coloniales en América Latina se da por dos vías desaparecen para renovarse con otros venidos generalmente de fuera.
11 12
complementarias: el linaje o filiación y la alianza; el primero tiene que ver Para el caso de la Antioquia colonial y preindependiente, el mecanismo
con la permanencia de un apelativo familiar a través de varias generaciones; privilegiado para la constitución de las élites es la alianza; pues el linaje prácti-
apelativo cuya relevancia social proviene de su relación con los primeros camente no se presenta y la filiación sólo es importante para los criollos, no así para
conquistadores y pobladores, pero también con la posesión de títulos no- los españoles recién llegados.
biliarios, reconocimientos y mercedes otorgados graciosamente por el monarca Las condiciones en las cuales se desarrolla la vida material en la provincia
español en pago de los servicios prestados a la Corona. Estas distinciones se permiten explicar; en parte, por qué el linaje tiene la menor incidencia. La
relacionan con el otorgamiento de tierras, monopolios o prebendas especiales inexistencia o al menos la temprana desaparición de los mayorazgos en Antioquia
para sustentar sobre una base material la distinción honorífica; tales como los da cuenta de la ausencia de un apellido en la élite por varias generaciones. En otras
mayorazgos, las encomiendas, las vinculaciones, las capellanías y las mitas, regiones, los mayorazgos tienen mayor vigencia y duración, el nombre, el título y
entre otras. la heredad son trasmitidos al hijo mayor de generación en generación; y si por 13

Título y apellido o apelativo familiar se transmiten —siempre por línea ausencia definitiva de éste, el título pasa a otra persona de la familia, el traspaso de
14

masculina— a las generaciones posteriores engendradas en el seno de una familia la tierra conlleva a la adopción del título y, por tanto, del apelativo de la familia;
15

institucionalmente formada. En consecuencia, la condición de permanencia en la éste es el caso de las estirpes nobles de la Costa y del Cauca.
élite la garantiza más el ancestro, la etnia y la posesión de la tierra que la capacidad La rápida descomposición de formas encomendiles en Antioquia tampoco
de los sucesivos herederos para manejar y aumentar el legado económico de sus permite que éstas den espacio a las haciendas coloniales típicas y las capellanías, si
16
padres o la dote de su esposa; es decir, la condición de permanencia en la élite es bien menudean en Antioquia, no tienen efectos sobre la perpetuación del linaje
la conservación del linaje. como ocurre en el Valle del Cauca y el altiplano cundiboyacense.
La alianza o el matrimonio tiene que ver con la relación institucional, jurídica En suma, en la Nueva Granada, siempre que se conserva el linaje se asocia
y religiosa que se establece entre dos miembros de familias nucleares; bien sea que a la posesión de la tierra en forma de vinculaciones y repartimientos que
los contrayentes pertenezcan al mismo tronco parental o a dos diferentes. conllevan algún título o reconocimiento real; pero cuando la propiedad no se
Aunque estas dos vías de formación de las élites son complementarias, la liga a una u otra institución colonial, el linaje y el apelativo familiar quedan
alianza y el linaje o filiación no tienen el mismo peso en las distintas sociedades sujetos a la capacidad de las sucesivas generaciones para mantener el poder
tradicionales y una de ellas constituye el lugar de anudamiento de las relaciones de
poder.
Cuando la filiación o el linaje son lo dominante, estamos por lo general frente 13 Los mayorazgos son, entre otras, formas corporativas pactadas en las capitulaciones
a una élite endogámica que se nuclea en tomo a unos pocos apellidos cuya de los agentes coloniales con la Corona española y conforman, tanto en la Nueva
Granada como en la América hispánica, una especie de nobleza criolla. Véase: Sergio
Elias Ortiz (comp.), Colección de documentos para la historia de la Colonia, Bogotá,
11 Los linajes en América hispánica cumplen un papel muy importante como corresponde Kelly, 1965, pp. 14-15. Orlando Fals Borda, Mompox y Loba, Bogotá, Carlos Valencia
a una sociedad corporati vizada y organizada en castas. De ahí que la adscripción étnica editores, 1981, pp. 175Bss.
y los vínculos filiales con los primeros pobladores y colonizadores sea fundamental. 14 Para denominar formas corporativas como los mayorazgos, las encomiendas, los repar-
timientos, las mitas y otras, se utiliza en la legislación indiana un término más global:
La base institucional de los linajes está, según Ots Capdequí, en los capitulaciones y los
instrucciones, cuyo carácter es similar al que tuvieron en España las canas pueblas, mercedes reales; éstas establecen, según una real provisión de 1536, que a la muerte del
advirtiéndose en estas capitulaciones "ciertos resabios señoritales de carácter medieval beneficiario la merced debe pasar al mayor de sus hijos legítimos y si éste tiene algún
ya que la Corona tuvo que recompensar con largueza, muchas veces excesiva, los impedimento debe pasar al segundo o al tercero y así sucesivamente; si faltan los hijos
esfuerzos de los particulares a los que tanto debía". José María Ots Capdequí, Historia varones legítimos debe precederse de la misma manera con las hijas y si no existen hijos
del derecho español... p. 87. legítimos la merced le corresponde a la viuda. José María Ots Capdequí, Historia del
derecho español... p. 226.
Estos beneficios otorgados por la Corona son el fundamento de linajes que se perpetúan
en los descendientes por línea masculina y legítima, ¡bid., pp. 220-230. 15 Sobre este aspecto véase: Orlando Fals Borda, Mompox y Loba, pp. 170Bss.

12 La alianza es el vínculo institucional entre un hombre y una mujer para formalizar una 16 Beatriz Patino, Clases sociales y razas en Antioquia durante el siglo XVIII, Medellín,
pareja y perpetuar la especie; en el caso latinoamericano la única alianza legítima es el Universidad de Antioquia, Facultad de Ciencias Humanas, Centro de Investigaciones,
matrimonio católico, mecanismo importante para la formación de élites dominantes. tesis de grado, 1985, pp. 55 y 241.
Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 195
194 / Las raíces del poder regional: el caso anaoqueno

21

económico, y las herencias sucesivas conducen a una fragmentación de la tierra Granada, presumiblemente pertenecientes a la etnia blanca; de esos 483 agentes,

que se transmite como dote al control de otros linajes u otros apellidos. 1


En tenemos datos sobre la llegada de 326 a la provincia, y es muy revelador que sólo

Antioquia, la Colonia se desdibuja desde muy temprano y la presencia de las el 2 5 % lo hagan en el primer siglo y medio de poblamiento. A partir de la segunda

instituciones de origen colonial es más formal que real; de ahí que los linajes mitad del siglo XVII, la migración blanca se acelera, pero la mayor parte llega

no tengan una base institucional de reproducción; a su vez, la propiedad de la durante el siglo XVIII. En esta centuria llega a Antioquia una cantidad de migrantes

tierra no constituye siempre condición de ejercicio económico privilegiado y blancos igual a la que había llegado en los siglos anteriores.

desde el siglo XVIII se subsume, lo mismo que la minería, por la actividad Existe pues una coincidencia entre el fortalecimiento de la actividad económica

mercantil; 18
de tal manera que el hecho de ser propietario de una gran de la provincia y la inmigración de blancos. El desarrollo de la minería invasora y la

extensión de tierra no es condición del mantenimiento del linaje, del apelativo actividad del rescate del oro que trae consigo esta modalidad, también se incrementan

familiar, ni de permanencia en la élite. Los condicionamientos generados por a partir de esta fecha, lo que induce a pensar que la mayoría de ellos llegan a buscar

el carácter del desarrollo económico provincial, explican parcialmente la fortuna en los aluviones o en el comercio, y sólo algunos ingresan por las vías de la

menor importancia que para la formación de élites dominantes tiene el linaje; administración colonial. La justificación de lo anterior es que Antioquia durante casi

pero además de las condiciones estrictamente económicas, es necesario men- todo el periodo colonial es tierra de oro, podríamos decir de frontera, con una

cionar otros elementos que coadyuvan a la explicitación del proceso de forma- administración restringida a las necesidades fundamentales de control fiscal y de

ción de las élites en Antioquia; como la particularidad del poblamiento de la adoctrinamiento religioso, que desarrolla sus funciones en precarias condiciones para

etnia blanca y la relación interétnica. el asentamiento permanente; por tanto, no existe una fronda burocrática o cortesana

Tres características fundamentales enmarcan estos procesos: la lentitud del como sí la hay en la sede virreinal, ni milicias reales para la defensa como en Cartagena

poblamiento durante los siglos XVI y XVII; el carácter esencialmente masculino de la y Panamá, ni catedrales, ni obispados o seminarios como en Popayán.

migración blanca y un interés inicial definido más por el quehacer económico que por Otra característica importante es que esta migración es esencialmente mas-
el ejercicio burocrático y militar. culina; no llegan familias de españoles a establecerse, sino hombres que terminan
19
Como no se cuenta con información censal antes del siglo X V I I I es imposi- consolidando uniones con mujeres cuyas familias llevan al menos una o dos
ble cuantificar el fenómeno del poblamiento; pero se puede inferir a partir de generaciones asentadas en Antioquia (véase gráfico 5.1).
algunos datos fragmentarios que sirven como indicativo. Las genealogías de An- Siguiendo con las genealogías de don Gabriel Arango, podemos observar que
tioquia y Caldas elaboradas por don Gabriel Arango M e j í a 20
contienen una de los 483 agentes a los cuales se les sigue el rastro, tenemos datos de 371 de éstos,
2 3

información restringida si pensamos en el poblamiento como fenómeno global; de los cuales el 92% se casan en Antioquia hasta tres veces, ' es decir, se articulan
pero tienen mayor cubrimiento para el análisis que nos ocupa y que tiene que ver mediante la alianza, o matrimonio, a redes parentales dominantes.
con las élites dominantes. Estas características del poblamiento de la etnia blanca permiten pensar que

El autor registra, entre los siglos XVI y XIX, 377 apellidos portados por 483 en la Colonia temprana lo que prevalece es el mestizaje, y que estos troncos

agentes sociales; 371 nacidos en España y 112 en otras regiones de la Nueva parentales dominantes deben tener una conformación biológica triétnica, que
cambia en el transcurso de los siglos siguientes por los matrimonios sucesivos con
los españoles recién llegados (véase gráfico 5.1).
Los descendientes de los pobladores iniciales, mulatos y mestizos, se enrique-
17 Para el caso de Antioquia, dice la investigadora Beatriz Patino: "El seguimiento a las
cen por las prerrogativas que la Corona otorga a los fundadores y primeros
líneas genealógicas nos permite afirmar que fueron pocos los casos en que una propiedad
24
se conservó intacta en el seno de un grupo familiar, siendo lo común la división de ella colonos; logran blanquearse captando a los españoles recién llegados, con quienes
en pedazos cada vez más pequeños", Ibíd., p. 2. terminarf formando familias.
18 Ann Twinam trae un importante cuadro estadístico sobre las ocupaciones de los
funcionarios del cabildo de Medellín entre 1780 y 1810, y allí se puede apreciar que el
86% de éstos son mineros o comerciantes. Ann Twinam, Mineros, comerciantes y
21 íd.
pobladores: ¡as raíces del espíritu empresarial en Antioquia 1763-18JO, Medellín, Fondo
22 Ann Twinam, Mineros, comerciantes y labradores... gráfico 1, p. 61.
Rotatorio de Publicaciones FAES, 1985, p. 193.
23 Gabriel Arango Mejía, Genealogías de Antioauia y Caldas.
19 Miguel Urrutia y Mario Arrubla, Compendio de estadísticas históricas de Colombia, Bogotá,
Universidad Nacional, 1970, pp. 9-31. 24 Estas prerrogativas otorgadas por la Corona a los primeros pobladores quedan plasmadas
en las llamadas capitulaciones de Santa Fe, en las Ordenanzas de nuevo descubrimiento
20 Gabriel Arango Mejía, Genealogías de Antioauia y Caldas, 2* ed., Medellín, Imprenta
y nueva población, promulgadas por Felipe 11 en 1573; y en la recopilación de leyes de
Departamental, 1942, vol. 2.
196 / Las raíces del poder regional: el caso anaoqueño

Dadas estas características sociodemográficas, podemos pensar que la alianza


es la primera forma de anudamiento de las redes parentales en Ancioquia y que la
pertenencia a los linajes es un requisito parcial, pues funciona como mecanismo
de exclusión únicamente para los criollos, no así para los españoles recién llegados,
para quienes su etnia y su procedencia metropolitana son la tarjeta de presentación.
Así, la élite antioqueña se manifiesta a primera vista como más exogámica y
abierta que otras en la Nueva Granada; pero esto es relativo, pues durante mucho
tiempo la única posibilidad de aireación son los migrantes españoles; además, aquí
existe una línea parental sin mayores interrupciones, siempre por la vía femenina,
que se remonta en la mayoría de los casos a los pobladores más antiguos de la
provincia (véase gráfico 5.1).
Si observamos los mapas de las élites de los siglos XVII y XVIII (véase gráfico
5.1), no encontramos un linaje o apelativo familiar que trascienda de un siglo a
otro, incluso los apellidos de los notables desaparecen y otros entran a comandar
el poder en la provincia; pero si miramos el proceso de otra manera —desde los
agentes sociales que forman la élite independiente—, rastreando sus ancestros, es
decir, de manera diacrónica, podemos observar la permanencia de los viejos troncos
parentales, siempre por la vía femenina, renovada por frecuentes inserciones de
españoles recién llegados, prácticamente en cada generación (véase gráfico 5.1).
Podemos hablar entonces de la permanencia centenaria de los viejos troncos
parentales en Antioquia, con la particularidad de su continuidad por la vía de la madre
y no del padre; pero ésta, como es bien sabido, no constituye nunca linajes en las
sociedades patriarcales occidentales; de allí que los apellidos cambien y exista una
aparente movilidad en la élite, aunque el puente entre generaciones lo constituye la
mujer, en quien confluyen los intereses de las familias criollas por blanquearse mediante
la alianza con un español recién llegado, y el interés de éste por enriquecerse, entrando
a esa sociedad económica que es la estructura parental en Antioquia. •
La alianza constituye pues el lugar de anudamiento privilegiado para la
constitución de redes parentales de la élite; por tal motivo, ésta se rodea de
requisitos formales, donde la etnia bien como dato biológico, bien como referente
imaginario, cumple un rol importante.
Ya señalamos cómo la condición étnica es uno de los mecanismos de exclusión
del acceso a este dispositivo de poder, pero esta condición opera más en el campo
de lo simbólico y del sentido común que en el espacio de lo racial propiamente
dicho, pues por las características anotadas, ningún tronco parental de viejo arraigo
puede llamarse blanco in strictu sensu, pero ellos aducen este criterio ilusorio para
alejar del poder político e institucional a mulatos y mestizos —con mezcla re-
ciente— enriquecidos,' pero segregados de los recursos institucionales y formales
del poder provincial.

los reinos de las Indias realizada por Juan Solórzano en 1680. Véase José María Ots
Capdequí, Historia del derecho español... pp. 98ss, 124ss, 357ss.
a.2 Obeso - Callejas, Callejas - Moreno (Medellín)

Juan José
Callejas
Jj
José
Martin
Moreno

Alonso
Veiésquez

l l —
i- Veiésquez -
Francisco deObando Juan Ruiz
J. Moreno dala
Joaala Parra
Calla,«. F Marcata
Parra
Laonor
Márquez

Gertrudis
Velasquez F
Francisco
Ma|la Juan
María Tobar Ma|(a
Isabel l_ Tobar
Morano Malla
Pauta
Ego o comarcianla da la pre Independencia
G al cual ta la sigue al rastro genealógico Ignacio
López de
Urlneta

Inserciones da españoles o criollos blancos la Sierra


y ricos an las sucesivas generaciones. Nicolas« Marcos
U>pe¡ da Ir- López de
la Stona Reslrepo
Bra Relaciones de paternidad, dilación y alianza
légalas.
Magdalena
=j López de
Juan
Querrá
Restrepo I Peléez
Flujos de riqueza y linaje femenino JMagdale Gregorio
1

(permanencia provincial) J= Guerra


Guerra r—I dala
Peléez Cámara
Juana Ruii
I Flu|o simple (recién llegado sin vínculos
anteriores en la provincia)
dala
Cémara
Mencia de
Relación de paternidad, filiación y alianza -=1 Carvajal
r-\M3 ilegales. \

Fuente: Gabriel Arango Me|fa. Genealogías de Antioquia, Caldas, 2a ed.. Medellín. Imprenta Departamental, 1942.

Gráfico 5.1 (continuación)

a.3 González de Leiva - Villegas (Rlonegro)

Felipe
~* Villegas

Juan
DndoJI
Trasmlera
Sancho
Londono Antonio
Zapata Zapata
Antonio Ana María
González Bárbara
Villegas Zapata
da Larva
Antonia
Toro

Juan de
H Piedrahila
9. Juan da
Manuela
Londono Antonio H Pladrahlta
Ptadr ahita González
Jacinta
Piedrahtla
Ego o comerciante da la preindependencla
0 al cual se le sigue al raatro genealógico
Javtera
Marta
Gutiérrez
Inserciones de españolea o criollos blancos
CIP y ricos an tat sucesivas generaciones
Piedrahtla

Antonio
Bra Relaciones de paternidad, filiación y alianza
legates. Arengo
Juana
Flujos de riqueza y linaje (emanino Maria b
If (permanencia provincial) Arango
Olaya
Flujo simple (recién llegado sin vínculos Safra
J anteriores an la provincia)
=|
Marlada
Caslrrtlón
Relación da palernidad. filiación y alianza
ilegales.

Fuerrim Oabria* Arango Maiia. Oerw*togle$ O» Anttoquim. Caída* 2a ad MadaMn. Impranla C

Gráfico 5.1 (continuación)


a.4 Pizano • Puerta (Uedellln) -IjEE>
Juan A. Martin
Puerta JGEE>
Marta»
Maria Ma|la
Librare* Tobar

n=>- Marnuai
Manuel
Punta

Baalrti
Baltian
Bollii
da Molina
Juan
Zapata M.

Ego o comerciante da la pr elrtoependencla Enrique


0 at cual la la sigua al raalro genealogico. Valáaquaz r
daObando "
Ineerclonea da eopaftotea o crtofloe btancoe
CIP y rtcoa an laa sucesivas genorecionea. Marta E.
Mafia
Retactonss da paternidad, flhectón y alianza Tobar
legales. Velésquez
Flujot da rlquaza y linaje femenino
$ (permanencia provincial)
Catalina
Indro
di C a m Malao
da C i t a i , 1 — | Álvariz
I Flujo limpia (recién Raga do sin vínculos
anteriores an la provincia) Munito dal Pino
dal Pino liabal
Rataeton da palamldad, IMtaclón y alianza
itoci Kegalee. Lucano
Urinata

Gráfico 5.1 (continuación)

• . 5 Sánchez Rendan • Campuzano, Campuzano - González (Rlonegro)

a Francisco rr=>
IJCjjwnpuzano Frandaco
Bernardo QuMroz
Qonzilez
Jos*
Queerrez Catalina
fu OuMmu

Dr. Jomé
Joaquín JZEE>
Ponzala»
Catalina
Aringo
Qutiétraz Antonia
Arango
Olaya

r OutSrrez
da Lara

• Ego o comerciante de la pretaoependencie


al cual ta le sigue al raatro genealogico.
Miguel
H Gutiérrez H
da Lara 11 Juana
lxf
** I
r
Fintando
Sa 1,1
Inserciones da españoles o crtofloe blancos Torrea
y rlcoa an laa sucesivas generaciones. _ Juana I
* Salra "I | 1
Relaciones de peiernidad. filación y alianza 1
' Ij. Maria da
tagalas. Marta
Castri BÓfl
daJ. H
Flujos de riqueza y Uñate femenino Puttanai
8 (permanencia provincial)
ü Bárbara
Murtal
I Flufo simple (recién llegado sin vínculos
anleriores en la provincia) Ana Olea
ta Torre
_ ?

Relación de paternidad, filiación y alianza


Re Hegales.

Fuente: Gabriel Arango Mafia, Qen—togíss da Antìoqui*. Catte*. 2a ed . MedelUn. Imprenta Departamental. 19*2.

Gráfico 5.1 (continuación)


a.6 Callajas Posada

._ Miguela
H~ Poaada

Mana
I Juan M Anioma
|Carra«qulnol|
Posada

0 Ego o con
B comordente
al cual darastro
aa la sigua al la prernd
genealógico
/ — i f — \ loe entones da aapañoéaa o crtoHoa bú
II y ricos an asa sucesivas gaaajnscloaaa,
g j _ j — ¡ Relaciones ds pakxMdard. lalación «
N
fP- Flutto» do riqueza y anaé» Himtino
¿J iVTtmnmnclupi
a provincial)
F a A n
J ^, P * * (recién itogado sin vínculos
artiertoree an la provincia)

i*usías Gabriel Arango Me|la. Oenaatoo/ss da Anrioouia. CeAdes. 2a ed . MedoMn. Imprenta Departamental. 1B42.

Gráfico 5.1 (continuación)

a.7 López de Hurtado Escobar (Medellín)

Lorenzo
i—a¡ Querrá
Francisco
Escobar Lorenzo Peléez
r = | Querrá
Pablo Peléez Ana de
Eacobar la Cámara
Ana María
Querrá (ai
Petáez Juan Valez
Mailna da Rrvero Criilóbal
V«lez de da Toro
Rrveio Manuele
I Andrea
Toro
Zapata rD dala
Querrá

Francisco
, 1 ^ i — .
López da Marcadas I
Hurtado Escobar J Andrés Falls Angel , f
Angel del Piado .- ?•
Ignacio del Prado I I Amador
Angel dei Gon'áre'z J I Calallna
Prado da Amador »M Conea
ISW

Lorenzo
Váaquez Guerra
Ego o comerciante de la p Josefa "C. Romero
0 al cual se le sigue el raatro genealógico. - Ángel
y Urto»

»drnaio Ana María"
Peléez

Querrá

1
Inserciones de espanoies o criollos blancos Añade
y ricos an las sucesivas generaciones la Cámara
Relaciones de paternidad. flfteclón y alianza
8>t> tega les. Rosalía
Martin
daUriba
Juan
Querré
Flujos de riqueza y llnafe lema nino Urtbe Pelaez
5 (permanencia provincial) Ana
Resrrepo
1 López de
Reatiepo IJuana Ruiz
I Flujo simple (recién llegado sin vínculos
anteriores en la provincia) J dala
I Cámara
Relación de paternidad, flaacion y alianza
••'ta Hege lea

Fuen» Qabrial Arengo Malla. Geneatog'as da Antloqul*. Celdas. 2a.ad.. Medellín. Imprenta DepartamenUI. 1842.

Gráfico 5.1 (continuación)


b. Familias criollas con más da una generación en la provincia

Ni
b. / Aranzazu González O
Bemerdo Francisco
Mertfnez . . r Gutiérrez
1 1
= José J
,-i Cosme Gutiérrez I i 1
González I 1 | L J Cateline
a Correa
CeteHne
^1 Gutiérrez
Antonio
Antonio Arango
Arango Fernando
Safra
Olaya
Safra
Maria de I
I CaetrMÓnl

Felipe Juan
Jerónirrva |— 1
Villegas r—I LondoAo
Tornero TranarrweTi
Sancho
Antonio
Zapata Zapata
Bárbara Muñera
J
Zapata
Bárbara 1
Vil legas ft- Toro
Ego o comerciante de la prainoependencle
G al cuel se la sigue el rastro genealógico
Juan de
n=
Inserciones de españoles o criollos blancos a- Pledrafina
y ricos an lea suc serves generaciones. S.
Manuela AntOniO j
Relaciones de paternidad. fHleclón y alianza
Bra legelee.
^ LondoAo Ptedreniia i Jaclnla
Piedrahlta

S
Flu|os de riqueza y linei* femenino
(permanencia provincial)
Javiers
Piedrahlta 1 Antonio
Flujo simple (recién llegado sin vínculos
J anterioras an la provincia
Juana
i—j
'
Arango
VaWez
1
- -* Femando
Relación da paternlded. IHiaclón y alianza -r| María
Ilegales. Arango

" " U Merla


Il Castrlllón

Fumntm: Gabriel Arango Mejfa. Genealogías de Antíoquia. Caída». 2a.ed.. Medeilín, Imprenta 0epertamental, 1942.

Gráfico 5.1 (continuación)

b.2 Posada Mauris (Medeilín)


Diego Pedro Manuel
Alvarez Alvarez Posada j — |
Gregorio BerdaHes
d e l Pino del Pino Alvarez f=
Justiniana
d e l Pino
de los J. Manuel
Arco» Manuel
yi\ Posada Mauris
Bardalles i— Alvarez
Alonso Alvarez p= Manuel
Cortés del Pino Posada Pedro Ju.llna
Gregoria BerdaHes Alvarez
Cortés de loe
del Pino Arcoa
Isabel
Rodríguez

Alonao
Juan
Corta.
García De
Ordas Felipa Ora,
Alvarez •_.
P
H Garda Gregorio
de Ordas deiPtno i
María Corlee I=¡L
_ Rodrlguaz
Figueroa Gabriela
Garda
da Ordas
Alonso I 7 = >
López de Felipa
Paladines Jerónlme Liberete García — Garete
Paladines '^=1 Posada
Isabel Jerónlme
Pérez 'M Alvarez
aal Fino _EEE>
Antonio Gabriela r Lopez
=n
Domingo
Gómez
Montoya

Catalina
Francisco
Montoya
• Ego o comerciante de la prelndependencia
al cual se le sigue el rastro genealógico.
Gare le
de O r d a .

de Ureria

Ana I
Gómez
de UreAa LH _ Margarita
Inaerclones do espertóles o crtorios blanco*
y ricos an laa sucesivas generaciones
Montoya Releciones de paternidad, filiación y alianza
Pobrete
1
< Alonso Bra l
López de
María Flufoa de rlqueze y linaje lomenlno
4 1
Restrepo
Josefe
López de k=> =0= (permanencia provincial) 9
Juan
Querrá
Guerra
Peláez J Fiuto .imple (reden llegado eh vincule*
anteriore, on le Provincie)
Relación de paternlded. filiación y aHanza
çiira
to
Fuente. Gabriel Arango Melle. Qenea/oo/a» o» Anftogura. CaMaa. 2a.ed.. Modelan. Imprente Departamental. 1*42. O
Ol

Gráfico 5.1 (continuación)


b.3 Urite Restrepo(Medellín) o
ON

Guerra

Juana
Ruiz de la t
Cámara

Rodrigo i . — ì
Atúsela Francisco
Correal
Tome sa
Margarita
Comal Ruiz da la
Cámara
1 -A

Fuente Gabriel Arango Mafia. Qtt—logfma dm Antioquia. < i. 2a.ed . Medellín, Imprenta iDeperiemental. 1B42.

Gráfico 5.1 (continuación)

b. Familias c r i o l l a s c o n obstáculos étnicos o i l e g i t i m i d a d parental

Gosé Marlat=-. C.1. Montoya Zapata (Rionagro)


• Montoya I Francisco
i (CuraJ i l!= Solano
Pelavo i Francisco
(Montoya)
Montoya Lorenzo Javier
Francisco Zapata
Javier [ i ^ Zapata
Montoya
Francisco
Manzueto
Diego Giraldo
Muñoz l—, Ana
y Bonilla Giraldo
Ana
Muñoz
Maria de
Alarcón
Juan
González
González =¿'
Maria de Castro
— Josefa
Maria Mesa Maria
Vtvanco Zapata

Juan — Moneada
<=•__ Duque Martin
Duque
_
i Pedro
. Duque

Rita |J
H Francisco
da Ossa

Duque

Juan
García de r - i
O Ego o comerciante da la prei noe pende nel a
al cual se la sigua el rae tro genealógico.

Heredle Josefa / — t i — \ Inserciones de españoles o criollos blancos


Heredla <n II r V yi rricos
f an las sucesivas generaciones.

Maria Coy P Relaciones de paternidad, filiación y alianza


légalas.
Antonio
Salazar Flujos de riqueza y linaje femenino
Mekhor Mele hora (permanencia provincial)
-ai de los t =
Henao Reyes Flujo simple (recién llegado sin vínculos
Juana
Hanao J anteriores en la provincia)
Juana r.'Huj—i Relación da paternidad, filiación y alianza
Lozada r - j t l _ l iiegei,,

rúenla. Gabriel Arango Mella. Genealogías de Anitoguia. C«Me«. 2a ad . Medellín. Imprenta 0 epe rte mental. 194Î.

Gráfico 5.1 (continuación)


e.2 Cordova - Muñoz (fílonegro Éllta alterna) . . n = r >
<=3L
Andréa ¡= Ftancreco r u.'J^t*^
Francisco f - ] da
AnlOniO Tobon Cordoba —•Ir
IMh
«Mu Patronna frr
Oiago
Cordoba
Oabrial
Ignacio
Muñoz
iTÍ Francisco
Mufloz

Vlllavl-
Concio I
Tobon
Mail*
VKrenco Qortrudlt ri Fiandaco
Ir" -j Harrain Haiiara
*rSl_ Herrera -i Herrera
Maaa 1 c lámanla lu Tomaaa"
Valevi- = da I I I Herrar»

ñ
canelo I J Maaa , Catarina , |~ Alejandro II
, Caaalúa n Caaalúa ' K.
Crtsanio Pascuala r

Maria J Córdoba Muñoz r _ Marcoa


Vfcrenco r" 1
Lopez de
Padro Lorenzo
Rodríguez >= Lopez de Quarra
da Zea Roatrepo
«atrapo ~|

. — L 1 Aim
Qregorie dad
da l=¡1 Cams
Gomez
da Urana
Hi
Guerre -i
Pattai . . fi Ego o comarelanta d a l a pretndependencte
I Loftnio U al cual sa la sigua al rastro genealógico
Ana 1 [f Qiiexra
ri*t« J I Pateo» A—il—K inserciones da aapanotas o criollos Mancos
Cânw [p 1
II rv* y dcoa an las sucesivas generaciones
da Q u a m j Rotaciones de paternidad, filiación y alianza
Peléoi
Vêlez h
da Rtvero fZ Flu |oe da riqueza y lina je femenino
_ Maria J
j (permanencia provincial)
Velai
Manua La Ila Rrvaro
Tora
J Fiuto simple (recién llagado ski vínculos
anteriores en la provincia)
R , l a c l 0 0 , # r n W d
í"-bHO P* * - Mleelon y alianza

Fuente Gabriel Arango Mejia. Geneatog/e* dm Antioquia, Calda*, 2a ed . Medellín. Imprenta Dapertamenlel. 1t>42.

Gráfico 5.1 (continuación)

C.3 Mora • Peléez (Medellín, élite alterna)

i Francisco ,
i Mora
Diego i Robles . Joequin
García \— Manuel
G a Ivi 9 Francisco
Peléez
Josa Mora
García
Galvls
Javiera
—1 Garda
José A. Isabel
Gertrudis Mora Peléez
Tapia
1 Francisco
Alvarez

Velésquez

Juana
I l •Bi Lucia
Urlbe

f
Joeela
Vea»

Ego o comerciante da la praindapendencla


G al cual se le sigue el rastro genealógico.
inserciones de españoles o criollos blancos
y ricos en les sucesivas generaciones.
Relaciones de paternidad, filiación y alianza
lega lea.
Flufos de riqueza y llnafe femenino
if (permanencia provincial)
Rufo simple (recién llegado sin vínculos
J anteriores en la provincia)
Relación de peternlded. fUieción y alianza
Rea ilegales. F u e n * . Gabriel Arengo Me|la. Omn—hgto da AnlkyquU. Caldea. ía.ed.. Moderan. Imprenta Departamental. I W .

Gráfico 5.1 (continuación)


Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 1 1

Esta diferenciación étnica pierde importancia y al filo de la Independencia


empieza a mostrar claros síntomas de resquebrajamiento; mientras'que el criterio
de la riqueza, que en la colonia temprana no es requisito suficiente para acceder a
las redes parentales dominantes, empieza a ocupar un lugar importante.
Los elementos que posibilitan el mantenimiento de las redes parentales
dominantes son la etnia, la riqueza, el poder institucional —de los primeros
pobladores—, y la alianza, cada uno de los cuales a lo largo de las tres centurias de
vida colonial presenta un cambio de importancia significativa; así, la etnia y la
riqueza varían en proporción inversa, el poder institucional devenido de la fun-
dación de poblados y concretado en los cabildos y juntas de notables permanece
inalterable como condición para la reproducción de la élite dominante, y la alianza
seguirá siendo el lugar de anudamiento.
Es decir, para la constitución de redes parentales dominantes encontramos
dos elementos variables: la etnia y la riqueza, y dos constantes, la alianza y el poder
de los cabildos. Las últimas, tienen que ver con procesos constitutivos de las redes
para el caso de la alianza y reproductivos para el de los cabildos.
Un ejemplo de lo anterior es la élite preindependentista antioqueña, consti-
tuida por veinte agentes: diez españoles de nacimiento y diez de origen criollo,
provenientes de los principales poblados; todos vinculados con la actividad mer-
cantil especulativa, en torno a la cual se desarrolla la economía provincial (véase
25
tabla 5 . 1 ) .

Tabla 5.1 Élite preindependentista antioqueña

Españoles Residencia Criollos Residencia

Don Bernardo Martínez Antloquia Juan Esteban Martínez Antioquia


Don Juan Pérez de Rubias Antioquia Miguel María Uríbe Medellin
Don Juan de Carrasquilla Medellin Miguel Jerónimo Posada Medellin
Don José María Aranzazu Rionegro Crisanto Cordova Rionegro
Don Diego Sánchez Rendón Rionegro Mateo Molina Medellin
Don Francisco Campuzano Rionegro José A. Mora Medellin
Don Francisco Plzano Medellin José María Montoya Rionegro
Don Antonio González de L. Rionegro Juan Berrío Rionegro
Francisco Javier Montoya Rionegro
à •

Esta composición de la élite confirma la aparente estructura exogámica de las


redes parentales dominantes y la importancia de la presencia de los españoles recién
llegados; de los migrantes, sólo don Francisco López de Hurtado viene de otra
región de la Nueva Granada — d e Popayán—, los demás vienen de la Metrópoli.

25 Ann Twinam, Mineros, comerciantes y labradores... p. 150.


2 1 2 / Las raíces del poder regional: el caso anáoqueño Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 1 3

Este subgrupo español presenta connotaciones muy reveladoras; la mayoría de la relación parental. A modo de ejemplo podemos analizar tres casos de Santa
de ellos llega a la provincia motivados por la extracción o la circulación del oro; Fe de Antioquia, Rionegro y Medellin (véase gráfico 5.1: a l , a.3, a.6).
sólo don Bernardo Martínez viene a desempeñar funciones administrativas como Don Bernardo Martínez, español, el mayor importador de la provincia y
26 28
asesor del gobernador Buelta Lorenzana; todos ellos contraen matrimonio con
prácticamente monopolista en el mercado de Santa Fe de Antioquia, se casa en
mujeres anáoqueñas cuyas familias tienen al menos una generación de antigüedad
esta ciudad con doña Francisca Ferreiro, cuyo padre, también español, don Antonio
en la provincia; y sus orígenes, siempre por la vía de la madre, se remontan a los
primeros pobladores (véase gráfico 5.1.a.). Ferreiro, fue dueño de las minas de Buriücá en 1705, maestro de campo de la ciudad
de Zaragoza y familiar del Santo Oficio. El abuelo materno de doña Francisca, don
La continuidad del parentesco se sostiene en intrincados linajes matriar-
Patricio Felipe Pérez, español, tuvo negocios, al parecer florecientes, en la minería
cales, cuya historia de dominación politicoeconómica se remonta a los orígenes
en la región del occidente. Se trata pues, de una fortuna derivada de la explotación
del poblamiento de la etnia blanca; estas relaciones parentales constituyen
de oro, que llega a las manos del comerciante por la línea femenina y gracias a las
entonces el lugar de confluencia de intereses económicos, políticos y culturales.
alianzas con un tronco que se remonta a los viejos pobladores de la provincia (Véase
Para constatar las actividades económicas e instituciones de los ancestros de
gráfico 5.1.0.1 y anexo 5.1).
estas mujeres, véase anexo 5.1.
Si examinamos este proceso en otro lugar de la provincia encontramos las
En efecto, los apellidos Guerra Peláez, Ángel del Prado, López de Restrepo,
mismas constantes.
Alvarez del Pino, Zapata, de Toro, Vélez de Rivera y Arango, portados por las élites
Don José Antonio González de Leyva, español, quien tiene la sede de sus
mineras de los primeros tiempos, se encuentran más de una vez en los ancestros de
negocios en Rionegro, está casado con doña Ana María Villegas; hija del español
estas diez mujeres, y los apellidos Uribe, Londoño, Villegas, Posada, González,
don Felipe Villegas y nieta por la vía materna de don Sancho Londoño Piedrahíta.
Gutiérrez de Lata y Piedrahíta Saavedra, llegados en el siglo XVIII y cuyos
En esta heredera se reúnen tres de las más grandes fortunas de Antioquia. Don
apelativos familiares hacen pensar inmediatamente en concesiones de tierra,
comercio y minería de cuadrilla, se entrelazan con los anteriores formando una Felipe, su padre, es uno de los mayores concesionarios de tierras en el siglo XVIII,
verdadera tela de araña en la cual el puente entre generaciones es por lo general minero con cuadrilla en el río Buey, donde tenía 33 esclavos y era socio de otra
la madre (véase gráfico 5.1 y anexo 5.1). gran empresa minera constituida por el gobernador Silvestre con los más
acaudalados mineros de la provincia para explotar unas minas abandonadas en el
Esta observación diacrónica de la estructura parental muestra particularidades
cerro de Buriticá; su abuelo materno, don Sancho Londoño Piedrahíta, es quizá en
bien interesantes: el matriarcado como condición de permanencia de un poder
los albores del siglo XVIII el hombre más rico de Antioquia, pues recibe el legado
tradicional, la importancia que pudo tener la dote de la novia para estos españoles
de su padre Sancho Londoño y el de su abuelo Juan de Piedrahíta Saavedra; don
recién llegados en el ejercicio de sus actividades económicas y el tránsito de viejas
Sancho es dueño de minas en la Mosca, en el Real de minas de Guarne, en el valle
fortunas obtenidas en la minería hacia las actividades comerciales por la vía de las
de los Osos, dueño de haciendas ganaderas en el valle de La Ceja y fundador de
alianzas, es decir, las viejas fortunas provenientes de la explotación minera o
agrícola no son remplazadas por las nuevas —hechas en el comercio como una de las familias que mis esclavos tuvo en la provincia. Si retrocedemos más en
27
generalmente se afirma— sino que llegan a las manos del mercader por el canal los ancestros de doña Ana María, nos encontramos con don Fernando Toro Zapata,

26 José María Restrepo Sáenz, Gobernadores de Annoauia 1579-1819, Bogotá, Imprenta Las tesis sobre el ascenso socioeconómico de los rescatantes también deben ser un poco
Nacional, 1944, p. 270. matizadas; aunque éstos son una realidad incuestionable en la provincia y le marcan un
2 7 Sobre este aspecto es conveniente hacer algunas precisiones; la tesis del remplazo de los acento particular a toda la estructura social, la actividad mercantil sin embargo, la
mineros por comerciantes en el control económico provincial está sustentada en las tesis controla una élite cuyos orígenes étnicos y sociales se alejan del paradigma democrático
de la profunda crisis de la minería y en cierta versión romántica y acomodaticia que ha que ha marcado la historia de Antioquia.
intentado señalar el origen del gran comerciante en el rescatante que inicia su actividad Como representantes de estas tesis se encuentran: Alvaro López Toro, Migración y cambio
comprando algunos castellanos de oro en los reales de minas y en explotaciones auríferas social en Annocjuia durante el siglo XIX, Bogotá, Ediciones Universidad de los Andes, 1970,
muy alejadas de los centros poblados. pp. 21ss. Francisco Duque Betancut, Historia del Departamento de Antioquia, Medellin,
Las tesis de Ann Twinam han mostrado cómo la recuperación minera es anterior a la Albón Interprint, 1968, pp. 358-402. James Parsons, La colonización antioqueña en el
llegada de Mon y Veiarde y cómo, pese a bonanzas y crisis, ésta es siempre una actividad occidente de Colombia, Bogotá, Archivo de Economía Nacional, Banco de la República,
importante en la provincia; no se trata pues de un remplazo de élites sino del tránsito 1968, vol. 25. Tulio Ospina, Rr^ertorio Histórico, Medellin, №s. 9-11, septiembre de
de las fortunas amasadas en la minería a la actividad mercantil por la vía de las alianzas 1918, pp. 412-436.
con las hijas de los mineros. 28 Ann Twinam, Mineros, comerciantes y labradores... p. 150.
Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 21-5
2 1 4 / Las ratees del poder regional el caso anáoqueño

de veinte familias que constituyen la élite preindependiente, si nos atenemos a los


uno de los mineros más acaudalados, quien explotaba minas de aluvión en Guarne
lazos parentales más inmediatos, se nos reducen objetivamente a diez y si consi-
en 1650 y durante muchos años se desempeñó como contador provincial y B a
deramos nexos de 2 y 3 grado, nos encontramos con una sola familia; nexos
encomendero en San Lorenzo de Aburra (véase gráfico 5.1 m.3 y anexo 5.1).
establecidos en la mayoría de los casos mediante la alianza; la filiación sólo la
En el caso de Medellin la situación no cambia; don Juan de Carrasquilla
encontramos en dos de las situaciones: la de don Juan Esteban Martínez, que
y Monge, comerciante español llegado a esta Villa en la segunda mitad del siglo
desempeña el mismo oficio de su padre, don Bernardo y el de don José María
XVIII, contrae matrimonio con doña Antonia Posada, heredera de don Miguel
Montoya, hijo de don Francisco Javier.
Jerónimo Posada, quien a su vez hace parte de la élite preindependiente pero
Aunque este grupo dominante aparentemente es muy homogéneo, se encuentran
en el grupo que hemos denominado de los criollos. Don Miguel Jerónimo posee
entre sus miembros cuatro agentes que rompen con la tradición de raza y legirjnúdad
una vieja tradición de comerciante, pues aparece como el más grande intro-
29
parental, condiciones éstas de gran peso en la Colonia temprana. Ellos son José María
ductor de mercancías importadas a Medellin desde 1 7 7 6 , también es propie-
Montoya, Mateo Molina, Crisanto Córdova y José Antonio Mora (véase gráfico 5.1 £. I,
tario de tierras en el Valle de Aburra, donde tiene un trapiche y cultivos de
c.2,c.4,c.5).
maíz y fríjol, y otra hacienda en Santa Fe de Antioquia de ganado y muías. La 31
La mezcla racial reciente y la ilegitimidad parental, no son obstáculos en
tradición minera de la familia Posada proviene de la alianza de don Manuel
Antioquia para acceder a las fuentes de la riqueza y el poderío económico; pero sí lo
Posada Berdalles, español, quien llega a principios del siglo XVIII y doña
son para establecer alianzas parentales con la élite dominante y para participar en la
Jerónima Álvarez de Pino, proveniente de una familia minera asentada en el
dirección de las localidades a través de la pertenencia a los cabildos; al filo de la
Valle de Aburra desde el siglo XVII. Esta familia explota minas, con cuadrillas
Independencia, estos obstáculos empiezan a ceder y con un capital considerable se
de esclavos, en Guarne y el valle de los Osos y propiedades agrícolas en el Valle 32
puede comprar una cédula de blanqueado y el título de Don, e incluso se logra insertar
de Aburra. Esta situación se repite prácticamente en todos los casos estudiados:
algún mulato o mestizo en las redes parentales dominantes.
fortunas amasadas en la minería y la explotación agrícola que pasan a manos
Los cuatro agentes que hemos considerado, si bien son diferentes, muestran
de comerciantes españoles o criollos a través de la alianza con las hijas de los
similitudes que dan cuenta de aquellas estructuras que empiezan a quebrarse en
primeros (véase gráfico 5.1.a.6 y anexo 5.1).
los albores del siglo XLX. La riqueza gana más importancia en la constitución de
Ahora bien, si miramos las alianzas y filiaciones entre estos veinte agentes de
las élites que la legitimidad o la etnia, pero la alianza y el poder de los cabildos
la élite, el círculo se restringe de manera interesante; los tres agentes de Santa Fe
siguen constituyendo el lugar de anudamiento y el elemento reproductor de las
de Antioquia constituyen realmente una sola familia, pues don Juan Esteban
élites.
Martínez es hijo de don Bernardo Martínez y don Juan Pérez de Rubias es yerno
En este grupo que rompe la tradición se observa la misma tendencia que en
del primero y cuñado del segundo; es decir, quedarían dieciocho familias.
la élite tradicional: la alianza por inmediato parentesco entre agentes que tienen
En Medellin y Rionegro, pese a tener una base social más amplia y una menor
3
ancestros cercanos de mestizaje e ilegitimidad. Estos agentes permanecen exclui-
monopolización de la actividad mercantil,* los agentes de la élite están ligados por
dos, durante mucho tiempo, de la posibilidad de contraer vínculos con los grupos
lazos de parentesco muy cercanos; don Juan Carrasquilla es yemo de don Miguel
parentales tradicionales; esto, por razones culturales e ideológicas, pero se casan
Jerónimo Posada; don Diego Sánchez lo es de don Francisco Campuzano y éste es
consuegro de don José María Montoya; don Juan Obeso es yemo de don Juan José
Callejas y Mateo Molina es consuegro de don Juan Carrasquilla y Monje. Es decir. 31 Sobre las reglamentaciones del derecho indiano en el régimen de familias, véase: José
María Ots Capdequí, Historia del derecho español... pp. 220-230.
32 Las cédulas de blanqueado son el procedimiento jurídico utilizado por la Corona
Alvaro Casas Orrego, El comercio de las ciudades de Antioquia, Medellin, Universidad de española para convertir en legalmente blancos a los agentes de procedencia étnica
Antioquia, Facultad de Ciencias Humanas, Departamento de Historia, tesis de grado, diferente o mezclada que disponen de un capital significativo. En la legislación de la
1985, p. 90. época se denominaron Cédulas de gracias al sacar, este documento permite acceder a los
29 Ibid., p. 230. derechos de los blancos y exime de las discriminaciones raciales que pesan sobre las castas
de la tierra.
30 Ann Twinam, Mineros, <:omeraantes y labradores... pp. 111-152. Según esta autora, la
estructura mercantil de Medellin y Rionegro es más compleja y menos monopólica que Además del dinero, también se consideran otros aspectos como los servicios especiales
la de Santa Fe de Antioquia. Esta afirmación es corroborada por Alvaro Casas, quien prestados a la Corona. En Antioquia, dice la investigadora Beatriz Patino, una vía para
realiza un análisis ccrmjpararivo de la actividad comercial en varias localidades de conseguir las cédulas de blanqueado es hacet pane de las milicias pardas que desempeñan
Antioquia. Alvaro León Casas Orrego, El comercio de las ciudades de Antioquia, pp. 132, un papel muy importante en el sojuzgamiento del levantamiento de esclavos en 1782.
137; 172-174:204-208. Beatriz Patino, Clases sociales y razas en Antioquia... pp. 74 y 98.
2 1 6 / Las raíces del poder regional: el caso anáoqueno Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 1 7

entre ellos formando una élite alterna sui géneris. Lo anterior permite advertir el Don Gabriel Ignacio, sostiene un largo pleito para conseguir los certificados
papel fundamental que la familia desempeña en la actividad económica para de nobleza de sangre y de raza, y finalmente lo logra mediante Cédula Real otorgada
mantener fortunas individuales al servicio de unos mismos intereses familiares, por Carlos IV por la cual se le reconoce como legítimo y se le otorgan todas las
dando así una expansión y alcance a los negocios que de otra manera no hubiera prerrogativas de los hijosdalgos. Este peculiar proceso de blanqueado le permite a
sido posible. Estos agentes presentan entonces una característica común con la don Gabriel ocupar cargos en el cabildo de Medellín antes y después de la
35
vieja élite tradicional: la tendencia a contraer alianzas entre quienes han logrado Independencia y casar a su hija con un miembro distinguido de la élite tradicional.
amasar un fortuna considerable pero que se encuentran segregados de los grupos Aunque la tendencia general marca la exclusión del círculo parental dominante a
dominantes por presentar mezcla reciente de sangre o ilegitimidad parental. agentes de otra adscripción étnica o con uniones ilegítimas, no es tan excluyente
Es el caso de don Francisco Javier Montoya —padre de don José María como se puede pensar, y al filo de la Independencia esta rígida armazón empieza a
Montoya— y de su esposa Rita Duque; ambos tienen en común, además de la mostrar algunas fisuras que aunque resulten excepcionales son reveladoras de un
riqueza, el hecho de que sus abuelos habían sido hijos naturales de blancos orden social en franca transformación.
importantes y mulatas o mestizas. Don Francisco Javier es hijo del cura doctrinero Estas historias familiares con las cuales hemos tratado de ilustrar procesos tan
de Sopetrán, don Jerónimo Montoya y doña Rita son hijos del español Pedro complejos, nos permiten rastrear algunas características reveladoras de la estruc-
Duque, regidor del cabildo de Mariquita, rico comerciante que le dejó a su tura parental en Antioquia.
descendencia su fortuna y apellido (véase anexo 5.2). Se trata de dos ricas familias La élite importadora preindependiente la conforman grupos diferenciados en
marcadas por la ilegitimidad y el mestizaje reciente y que terminan uniéndose para sus orígenes territoriales, su pertenencia étnica y sus ancestros o linajes; de allí que
constituir uno de los troncos parentales más importantes en el periodo inde- para tratar de buscar elementos comunes y diferenciales hemos dividido la élite en
pendentista. El hijo de ambos, don José María, logra acceder a los puestos más tres grandes grupos: los españoles recién llegados, los criollos provenientes de
honoríficos en la dirección política de la provincia, y sus descendientes establecen familias establecidas desde antes en la provincia y los grupos nuevos o emergentes,
relaciones con la élite tradicional por la vía de la alianza, constituyendo así el nudo es decir, aquellos tradicionalmente segregados de los círculos dominantes por
familiar más importante de Antioquia en la posindependencia. obstáculos ideológico-culturales como la mezcla reciente de sangre o la ilegitimidad
El caso de la familia Montoya Duque no es el único, puesto que también se parental.
observan características similares en la historia familiar de los otros tres agentes Los integrantes del grupo español, aproximadamente la mitad de los agentes,
atípicos de la élite preindependiente. Mateo Molina, rico importador de Medellín, presentan la característica de ser recién llegados a la provincia y en su mayoría por
es hijo ilegítimo de don Pedro Rodríguez de Zea y por tanto hermano medio de don las vías de la actividad privada, sin muchos recursos económicos y por ello se
33
Francisco Antonio Zea, pese a la gran fortuna de don Mateo y a sus amplias inscriben en los troncos tradicionales mediante alianza con ricas herederas cuyos
relaciones económicas con la élite tradicional, no logra acceder a 1a estructura ancestros, siempre por la vía femenina, se remontan a los primeros pobladores
parental dominante y contrae matrimonio con una rica heredera, doña Petronila blancos de la provincia. Estos linajes matriarcales constituyen el puente entre
González, cuyo padre es hijo natural del español don Juan Antonio González. Pero generaciones, son el canal de flujo para las fortunas conseguidas en la minería hacia
la relación parental no termina allí, don José Antonio Mora nuestro tercer la actividad comercial, y, por otra parte, ponen de presente que la práctica de
comerciante con obstáculos de ilegitimidad y mezcla de razas, propicia el matrimo- contraer alianzas con españoles recién llegados es una constante a lo largo de tres
nio de una de sus hijas con otro de los herederos de González (véase anexo 5.1). siglos y que no se realiza únicamente por un interés económico en sentido estricto,
Don Crisanto Córdova, el último de los agentes mercantiles que rompen con sino por un condicionamiento de orden cultural y político que hemos denominado
la tradición, proviene de una vieja familia similar a los linajes de la élite tradicional, el blanqueado.
es decir, cuenta con las condiciones óptimas para insertarse en un tronco parental El grupo español y el criollo tradicional, tienen pues en común una
dominante; no obstante, se casa con doña Pascuala Muñoz, hija de don Gabriel característica importante: la alianza como lugar de anudamiento de troncos
Ignacio, adinerado comerciante de Medellín, pero excluido de las altas dignidades parentales dominantes; en consecuencia, recurren al linaje matriarcal para
por su ascendencia ilegítima y mezclada. 34
garantizar su pertenencia a la familia de los primeros fundadores; además,
cumplen los requisitos para pertenecer a una etnia —la blanca o blanqueada—
y participar así en los círculos dominantes.
33 Gabriel Arango Mejía, Genealogías de Antioquia y Caldas, 2* ed. Medellín, Imprenta
Departamental, 1942, 2 vols.
34 Ibíd., p. 102. 35 Ann Twinam, Mineros, comerciantes y labradores... p. 202.
2 1 8 / Las raices del poder regional el caso anúoqueho Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 1 9

El grupo de los nuevos o emergentes significa la ruptura con la tradición y local, y de manera horizontal para el control de los mercados del oro y de los
presenta reveladoras coincidencias y diferencias con los dos anteriores: se da entre abastecimientos internos.
ellos la misma tendencia de los tradicionales a establecer vínculos con familias ricas, 3. Como mecanismo articulador de actividades como la minería, la agricul-
aunque en su caso hayan estado excluidos de las élites tradicionales por criterios tura, la construcción de caminos y la administración provincial con un objetivo
étnicos o de ilegitimidad. Esta tendencia a vincular fortunas por medio del final: el control y la monopolización de recursos para lograr ventajas compara-
matrimonio pone de presente una función fundamental de lo parental: la tivas frente a los competidores intra y extrarregionales. Estas articulaciones
económica; de esto se desprende la constitución de sociedades familiares que se multidireccionales que son características de las sociedades modernas, y que
comportan como sociedades de negocios, las cuales son consideradas como las acompañan el ejercicio capitalista, se viven en la Antioquia borbónica de otra
precursoras de la sociedad anónima. La diferencia con los otros grupos radica en manera, por la vía parental: las asociaciones de mercaderes empiezan o termi-
el origen social —se trata de mestizajes recientes— y en la ilegitimidad de los linajes, nan con la constitución de familias a través de la alianza de sus miembros
pero aquí aparece nuevamente el blanqueado —como elemento básico para la (véanse anexos 5.1 y 5 . 2 ) . 3 7

formación de las élites— y la función económica de la estructura parental de la


Este dispositivo de poder económico, constituido por lazos parentales de
élite.
consanguinidad y afinidad, actúa sobre relaciones de carácter primario, asegurando
la permanencia de estas asociaciones mediante solidaridades que operan en el
Función económica de Xa familia espacio de la afectividad, el sentido de pertenencia y la diferenciación; son
precisamente estos elementos extraeconómicos los que garantizan la reproducción
Aunque en Antioquia no existe una relación directa entre riqueza y poder, el hecho y el mantenimiento de las asociaciones de negocios y no al contrario. La gran
de poseer una fortuna considerable no es condición ni garantía de pertenencia a la diferencia con las sociedades anónimas modernas no está en el objetivo final, el
élite dominante; sin embargo, es necesario mirar otra faceta del asunto que resulta cual es idéntico en ambas formas de asociación, sino en el carácter de los elementos
de las historias familiares de la élite importadora de Antioquia: la función reproductivos y de los mecanismos de mantenimiento y perpetuación; así, mientras
económica de la familia. que en la típica sociedad anónima lo que la mantiene cohesionada, o la conduce
Estas unidades parentales son ante todo sociedades de negocios, formas de a la disolución para una recomposición, son criterios esencialmente inscritos en el
poner en común varias fortunas individuales para ampliar el radio de la actividad ámbito de la rentabilidad y la ganancia, las formas primigenias de asociación
económica y lograr el desarrollo de funciones que para agentes individuales serían económica, por su parte, se reproducen y se sostienen gracias a la permanencia de
un imposible, aunque fueran muy ricos. los lazos parentales que articulan los agentes económicos.
Podríamos decir que tales unidades constituyen una forma primaria de aso- Estos lazos de solidaridad muchas veces están en contravía de una racionali-
36
ciación, con la cual se empieza a marcar un carácter novedoso que desborda las dad estrictamente económica, como podría ser la carencia de especialización y la
funciones básicas y tradicionalmente asignadas a la familia y se transferma la lógica tendencia muy generalizada a la multilateralidad de intereses económicos o la 38

interna de las relaciones de alianza o filiación. La alianza permite vincular fortunas inversión en actividades que aparentemente no presentan mucho atractivo; pero
aisladas y ponerlas en común sobre la base de tres procesos fundamentalmente: vistas en el ámbito de la totalidad social y del requerimiento de elementos
1. Como canal de flujo de fortunas logradas en la rninería hacia actividades reproductivos extraeconómicos, se entiende que existe una racionalidad diferente
mercantiles de gran escala, como la importación, ya vimos cómo los ancestros y que esta estructura social construida sobre lo parental es en esencia la forma más
familiares de las esposas de los agentes españoles que constituyen el grupo impor- adecuada para propiciar la puesta en común de varias fortunas en el contexto
tador más importante de la provincia pertenecen a la élite minera. institucional de la sociedad colonial.
2. Como forma de ampliar actividades mercantiles, articulando el sistema de
manera vertical, es decir, desde el gran importador hasta el pequeño distribuidor
37 Uno de los aspectos que ha llamado la atención de los investigadores sobre
Antioquia es la temprana constitución de sociedades de negocios para desarrollar
actividades costosas; sociedades éstas sancionadas y legitimadas por el orden paren-
36 Esta característica ha sido resaltada por quienes se han ocupado de la historia regional.
tal. lbíd., pp. 107-112.
Roger Brew señala incluso que muchas asociaciones de carácter económico empezaban
o terminaban con el matrimonio. Roger Brew, E! desarroüo económico de Antioquia desde 38 Ann Twinam, "Comercio y comerciantes", Medellín, Fundación Antioqueña para los
la Independencia hasta ¡920, Bogotá, Publicaciones del Banco de la República, Archivo Estudios Sociales FAES (ed). Y Memoria del Simposio Los estudios regionales en
de la Economía Nacional, 1977, pp. 87-90. Colombia: el caso de Antioquia, Medellín, Fondo Rotatorio de Publicaciones FAES,
1982, pp. 115-137.
2 2 0 / Las raices del poder regional: el caso anáoqueno Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 2 1

Esas solidaridades nacidas de lo parental cumplen con una función fundamen- Si bien las castas poderosas controlan la tierra y los recursos materiales, el
tal: el control de unos socios sobre otros, pues para esa época no existe ningún carácter de la minería invasora y la actividad del rescatante propiciada por la
código legal que defina el funcionamiento interno de estas sociedades de negocios, primera, permiten que grupos de mulatos y mestizos o criollos sin vínculos con los
ni es posible establecer un mecanismo fiscalizado: de la actividad económica. Por grupos parentales dominantes, puedan acumular riqueza, acceder a las fuentes
esto, el lazo parental es lo único que puede garantizar el cumplimiento de los crediticias de la época, ampliar sus actividades y lograr en pocos años, si la suerte
compromisos adquiridos, el pago de las deudas contraidas y el manejo honrado del los acompaña, reunir fortunas importantes.
dinero acumulado para comprar en el exterior o para explotar una mina en un lugar El rescate y la minería invasora son quizá las vías más expeditas para la
inhóspito. adquisición de fortunas entre los mulatos y mestizos, pero muchas veces estos
Las solidaridades en mención también permiten el desarrollo de activi- capitales acumulados en el comercio se destinan a la compra, el denuncio y la
dades mercantiles que de manera individual serían imposibles de realizar; explotación de minas; es decir, legalizan su oficio y hacen el tránsito de la rrüriería
además, cohesionan los agentes económicos que desarrollan una misma activi- invasora a una actividad legal amparada por un título y por el pago de los impuestos
dad o actividades complementarias pero enfrentadas por la apropiación de los correspondientes a la Corona; además, acceden a la compra de esclavos, a la
39
excedentes económicos. inversión en tierras y al crédito.
De esta manera, las preocupaciones económicas individuales diferentes, y en Son muchos los casos de personas de origen étnico diferente que logran
ocasiones antagónicas, tienen como elemento cohesionador la estructura parental; incrustarse en la élite de la preindependencia, por ejemplo: el mestizo Mateo
allí se logra aunar intereses divergentes y actuar de consuno para disminuir los Molina, don Antonio Muñoz y Francisco González en el Valle de Aburra.
costos y maximizar las ganancias de todos sus miembros. En los censos del siglo XVIII, donde aparecen no sólo la adscripción étnica
No es extraño encontrar en un mismo tronco parental alianzas —en el sino también las propiedades de los agentes sociales, se puede ilustrar el fenómeno
doble sentido del término: parental y económica— de grandes mineros con anterior. Entre los indígenas existen casos de acumulación de riqueza y propiedad
comerciantes y de mercaderes de larga distancia con distribuidores locales; individual; en Buriticá los indios Juan Valentín Manco y Félix Usuga poseen y
tampoco es raro que el dueño de una cuadrilla de esclavos para la explotación explotan minas en la quebrada el Remanso de Buriticá, y Juan Silvestre Guingue,
de una mina tenga intereses directos, o mediados por el parentesco, con un indígena de Sopetrán, tiene una floreciente propiedad agrícola; pero estos casos no
gran productor de maíz o de panela (véase anexo 5.2). alcanzan a constituir lo general. 40

Estas solidaridades parentales funcionan también en el ámbito político tanto En Santa Fe de Antioquia se presentan casos como los de la familia Sarrazola
en la Independencia como después en la República. Así, los grandes troncos —Francisco, Fermín y Manuel—, mulatos, rescatantes y compradores de esclavos
parentales están divididos por posiciones políticas divergentes —republicanos y (véase anexo 5.2). Manuel aparece entre los más grandes comerciantes de Santa
realistas primero, conservadores y liberales después—; pero los lazos parentales Fe de Antioquia entre 1804 y 1807; 41
Francisco su hermano, tiene veintisiete
mantienen los miembros cohesionados estructurándose así un mecanismo eficiente esclavos para explotar minas de su propiedad en Occidente, posee además
de autoprotección, salvando esa unidad familiar ampliada de los ataques de los 42
propiedades medianas en Anzá. Los hermanos Valenzuela —Julián y Antonio—
adversarios políticos de tumo y de la exclusión de los controles institucionales del se dedican al rescate, son propietarios medianos en Santa Fe de Antioquia. "Sus
poder impuestos por el partido triunfante al vencido. ingresos debieron ser altos, pues les permitieron hacer préstamos voluntarios a la
Los lazos parentales entre los miembros, tanto de la élite tradicional como de Corona española para la guerra contra Napoleón". 4

aquellos agentes emergentes que rompen con los conceptos formales de legitimidad
y etnia, posibilitan la expansión de la economía provincial y logran conformar para
39 Lucelly.Villegas, Minería y trabajo independiente en Antioquia. Los mazamorreros ¡770-1820,
el periodo preindependiente un grupo compacto y todopoderoso que asume de la
Medellín, Universidad de Antioquia, Facultad de Ciencias Humanas, Departamento de
manera menos traumática posible, las transformaciones sociales de la época. Historia, tesis de grado, 1984.
40 Beatriz Patino, Clases sociales y razas en Antioquia... pp. 103-150.
La estrategia del blanqueado 41 Alvaro Casas, El Cornercio de ¡as ciudades... p. 94-
42 Beatriz Patino, Clases sociales y razas en Antioquia... pp. 84, 329-441.
En Antioquia, contrario a lo que acontece en otros lugares del virreinato, no 43 lbíd., pp. 84-103. José de Valenzuela, uno de los miembros de esta familia, obtiene una
podemos establecer una relación unívoca entre poder y riqueza; ni siquiera entre cédula de blanqueado cuyo contenido es ilustrativo de este proceso en Antioquia: "Su
etnia blanca y riqueza, dado el carácter del desarrollo provincial. color blanco, sus modales, educación y buenas costumbres al que debe el trato y atención
de las gentes del primer orden de aquella ciudad, pudiera muy bien quitarle este borrón
2 2 2 / Los raices del poder regional: el caso araioqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 2 3

En el Valle de Aburra el fenómeno es más generalizado, además de los casos mantenerlas con el recurso administrativo según el cual se piensa que indio,
de don Gabriel Ignacio y don Antonio Muñoz encontramos otros bien significa- independientemente de que pudiera ser mestizo o de otra adscripción racial, es
tivos; el mestizo Juan Hernández Zapata es propietario de una hacienda en todo aquel que habite en resguardos y pueblos de indios y que paga tributo, y que
Copacabana, cuenta con veintisiete esclavos y su fortuna proviene de la arriería; negro es el esclavo de mina o hacienda, pues los pueblos de indios dejan de serlo
Juan Ignacio Osomo, mestizo, tiene tierras en el Valle de Aburra, que explota con desde muy temprano, y muchos blancos, incluso españoles, se asientan en estas
dieciocho esclavos y cinco libres; Dionicio Pariño, pardo libre, posee una pequeña localidades pese a estar estrictamente prohibido por la legislación, es imposible
propiedad en el Valle de Aburra, explota una mina en Piedras Blancas y aparece entonces catalogarlos como pueblos de indios. Lo mismo ocurre con los negros
también como mazamorrero; Antonio Agudelo, mestizo de Itagüí, posee una libertos y los mulatos que llegan a ser trabajadores independientes, pues tienen
propiedad agrícola, quince esclavos y varios derechos en diversas minas; María de propiedad y sostienen relaciones de negocios con una capa social muy grande; es
la Cruz Vitoria, morena liberta, posee una estancia y una mina en San Antonio, decir, pierden su estatus público y se inscriben en esa naciente sociedad civil como
44
diez esclavos y dos agregados. agentes independientes, como vecinos de las poblaciones y como vasallos del rey.
En el oriente encontramos los casos de varios rescatantes que logran comprar Esta subversión del sistema de castas se nota incluso en los documentos
tierras, esclavos y minas: Esteban Jaramillo, mulato, de la Mosca y rescatante en oficiales, en los cuales se refleja la dificultad manifiesta en los censos para clasificar
Guarne, adquiere una estancia de panela y tierras donde cultiva maíz y fríjol; y los agentes en las castas tradicionales. En estos documentos empiezan a aparecer
Valentín Álzate, mulato, y dueño de una mina de oro corrido en Guarne y de una categorías sui géneris, como el criollo, el liberto y el moreno. Al final del siglo XVIII
45
estancia de panela, maíz, ganado y muías. éstas quedan abolidas y se empieza a hablar de almas, apelando a un término
En consecuencia, las castas de la tierra no están segregadas de las posibilidades abstracto e inaprehensible, pero que en la práctica constituye un concepto unifi-
económicas, como sí ocurre en otros lugares de la Nueva Granada, donde mulato, cador mediante el cual se está nombrando un hecho social real para el que no existe
mestizo, negro o indio son sinónimos de pobreza y blanco de riqueza. Podemos denominación oficial ni es posible pensarse en el anterior contexto social, pues se
pensar entonces en una subversión del sistema de castas ocasionado en el espacio estaría violentando una estructura de poder vigente. Entonces se recurre a una
de la actividad privada, lo cual se expresa en la pérdida temprana del estatus público mistificación, el alma, como lo único que los unifica y los hace iguales ante los ojos
4
de los agentes sociales ^ se configura una forma de sociedad civil prematura donde de Dios, mas no ante la mirada de los poderosos. 47

los criterios raciales dejan de ser datos objetivos y reconocibles, pues lo que prima Esta particularidad del sistema de castas en Antioquia es la que ha confundido
es una amplia capa de mestizos y mulatos que ya no caben en las clasificaciones a muchos analistas, quienes ven en este proceso un fenómeno democrático, la cual
rígidas sobre las cuales actuaba la dominación española; tampoco es posible es sólo aparente y parcialmente cierto; en el espacio económico, las vías del
enriquecimiento son mucho más flexibles en esta provincia que en el resto de la
Nueva Granada, pues permiten una mayor distribución de la riqueza entre una
48
que le aflige en extremo, suplicando que en remuneración de los servicios que tiene capa social más amplia; así, un grupo considerable de mestizos y mulatos llegan
hechos, en la prontitud y generosidad con que ha contribuido en los donativos ejecutados a poseer fortunas similares a las de los blancos españoles y criollos; aunque estos
por los vecinos de aquella provincia en las urgencias de las dos guerras últimas y ser
últimos controlan rigurosamente el acceso a los dispositivos del poder, como los
también uno de los contribuyentes nada despreciables, pues pasan los intereses que da
anualmente con su giro a un Real Hacienda de quinientos pesos de plata al año, me
digne dispensarle la calidad de pardo, sólo para que no se tenga por tal.
44 № . . pp. 258-264. FJ derecho español en América y lo que se ha llamado derecho indiano, consagran ese sistema
45 ífcíri., pp. 189-193. de castas diferenciando la condición jurídica de los españoles y criollos de las otras etnias
—negra e india— y establece condiciones diferenciales para los indios y para los esclavos;
46 Las sociedades precapitalistas son corporativizadas, por tanto, el status de los agentes es
asignándoles a las etnias y a las mezclas de éstas un estatuto público que antecede, y muchas
público; el carácter de indio de resguardo, mita o encomienda o de esclavo de hacienda
veces desborda, la función de estos agentes en la producción. José María Ots Capdequí,
o mina no está dado, como en las sociedades capitalistas, por el tipo de vinculo del agente
Historiadelderechoespañolen América... pp. 42-47 y 205-214. Véase además: Nicos Poulantzas,
en cuestión con el proceso productivo propiamente dicho, sino que responde a un orden
Hegemonía y dominación en d Escodo moderno, Buenos Aires, Cuadernos de Pasado y Presente,
de castas que refleja la desigualdad natural de los agentes y define su lugar en la
1979,pp.57ss.
producción.
47 Archivo Histórico de Antioquia, Censos, t. 343, doc. 6.538.
Los sistemas corporativizados o de castas, se sustentan pues en las "desigualdades
naturales" de los agentes y por consiguiente en su estatuto público; la legislación 48 Generalmente se asume que el desarrollo mercantil es el dinamizador del proceso que
consuetudinaria consagra esa desigualdad sobre la base de la diferenciación de funciones, venimos describiendo, mas el comercio por sí mismo no es suficiente para flexibilizar las
derechos y prerrogativas. vías del enriquecimiento; se trata más bien de varios procesos nucleados en la actividad
2 2 4 / Las raíces del poder regional: el caso anáoqueno Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 2 5

cabildos, y establecen restricciones muy rígidas para el acceso de los ricos de otra En el espacio de lo civil se ocupan de controlar los abastos de las ciudades
adscripción étnica a los grupos parentales dominantes; estos son, quizá, los únicos y de establecer los precios de las mercancías que se expenden en la localidad,
espacios controlados exclusivamente por los grupos dominantes, lo cual tiene cargo ejercido por los regidores y que consiste tanto en "poner precios a las
efectos en la constitución de las élites. Por eso, la riqueza no es sinónimo de poder, cosas de comer y beber teniendo respeto a lo que les cuesta a los mercaderes y
y es explicable también que una estructura relativamente flexible en el espacio de 50
dándoles alguna ganancia moderada"; como en intervenir en las obras públi-
lo económico, tenga lugares de cierre para su acceso, y éstos están constituidos por cas de la ciudad, en la dotación de servicios comunales y también en la
la estructura parental dominante y los cabildos. distribución y control de tierras públicas y ejidales. Aunque no tengan la
En los cabildos el compoitamiento verticalista y oligárquico de las élites facultad de otorgar mercedes de tierra, en la recopilación de 1680 se les otorga
dominantes antioqueñas aparece en todo su esplendor, lo cual lleva a cuestionar la posibilidad de intervenir en los repartimientos. Además, tienen la autori-
la democracia en Antioquia. Esta sociedad es tan escindida y diferenciada como zación para recibir estas mercedes para el ramo de propios —o fuentes rentísti-
cualquiera otra del antiguo virreinato; los conceptos tradicionales de blancura y cas de los cabildos— e intervenir en los remates de tierras realengas y en las
nobleza cumplen idéntico papel de exclusión, además el poder pensado como la formaciones colectivas, y de poner a censo las tierras ejidales. 51

capacidad de control y dominación de unos recursos dados y la apropiación privada Ots Capdequí describe así el proceso de composición de tierras:
de los beneficios sociales está en manos de un grupo muy restringido que se
En estos casos el cabildo como persona jurídica, acudía a los remates de baldíos
reproduce por la vía matriarcal, desde la colonia temprana hasta bien entrado el
enclavados en su término municipal como único postor, se hada en favor suyo la
siglo XX. adjudicación correspondiente y luego el propio cabildo transfería a los vecinos que
La estructura parental de la élite y los cabildos constituyen pues las las solicitaban las unidades de tierras pedidas, cobrando de los nuevos adjudica-
barreras restrictivas y los lugares de exclusión para la preservación del poder tarios las cantidades correspondientes, según resultaba de la derrama [sic] al
en Antioquia; estos lugares cobran una importancia mayor aún en una sociedad efecto establecida y cuando se trataba de composiciones colectivas, pagaba el
donde los paradigmas típicos del mundo colonial se han descompuesto en forma cabildo al juez de realengos la suma global estipulada, expidiendo este juez en

acelerada y las vías del enriquecimiento no son monopolizadas por la nobleza favor del cabildo el título colectivo de propiedad de las tierras en cuestión;
posteriormente, cobraba el cabildo de los particulares interesados que se quisieran
de cuna y la pureza de sangre. Es decir, la preservación del poder de la élite y
acoger a la composición por las tierras que indebidamente estaban poseyendo y
su diferenciación social del común, tiene como reducto la armazón parental y
cultivando el precio proporcionado; otorgándoles el correspondiente título en
el acceso a los cabildos; éstos son los últimos círculos que conserva exclusi- estos casos rranslarivo de dominio. 52

vamente para sí la élite dominante en Antioquia, pero el acceso a los cabildos


está mediado también por la estructura parental; de allí la importancia de esta
relación social y su función como dispositivo de poder. •
nobleza, integrada por los descendientes de los primeros descubridores como a los abusos
de poder de la burocracia colonial. La etapa continental, donde se adjudican los oficios
Cabildos, parentelas y localismo concejiles en pública subasta como perpetuos o renunciables, con lo cual los cabildos
municipales caen en manos de los peninsulares y criollos ricos, quienes están "más
Los cabildos constituyen durante toda la vida colonial lugares de control político interesados en la satisfacción de su vanidad o en la obtención de algún beneficio
con clara incidencia en la vida económica de las localidades. compensatorio del precio pagado, que, en La defensa de los intereses de La colectividad
Si bien las funciones de los cabildos son muy complejas y varían con el tiempo ciudadana a la cual seguían representando de derecho pero no de hecho". La tercera
49 etapa, corresponde a las reformas municipales propuestas por Carlos III, cuando se crea
y los lugares, se desempeñan preferiblemente en dos grandes campos: en la
el cargo, de Síndico personero al cual se le confia la misión de defender la comunidad
jurisdicción civil y en la penal o criminal. ciudadana frente al ayuntamiento. José María Ots Capdequí, Historia del derecho
español... pp. 143-145.

de extracción y'circulación del oro en polvo, tales como La minería invasora, la También se presenta cambio de funciones dentro de los cabildos, como se deduce de las
posibilidad de los esclavos de trabajar para sí algunos días al mes, la generación de la ordenanzas de Mon y Velarde referidas al de la ciudad de Antioquia. Emilio Robledo,
actividad del rescate, la amplia circulación del oro en polvo y el carácter mismo de este Bosquejo biográfico del señor oidor don Juan Antonio Mon j Velarde visitador de Antioquia
1875-1788, Bogotá, Publicaciones Banco de la República, 1954, vol. 2, pp. 78-123.
producto como moneda y como producto exportable.
49 Ots Capdequí señala tres etapas en la vida de los cabildos: la etapa insular, iniciada a 50 José María Ots Capdequí, Hutoria del derecho español... p. 148.
partir del descubrimiento, muy similar al régimen municipal de las viejas ciudades 51 Ibtí., p. 144.
castellanas, cuya función es hacer frente tanto a los privilegios exhorbitantes de la nueva 52 №.. p. 141
Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 2 7
2 2 6 / Las raíces del poder regional: el caso anáoqueño

personales o los de sus familiares inmediatos. Por ejemplo, en un sonado pleito


Es decir, mediante su jurisdicción civil, los cabildos controlan elementos
entablado en 1762 pot don Esteban Arango y don Felipe Villegas, por los terrenos
claves de los procesos productivos en las villas y ciudades; tienen injerencia en la
ubicados entre el río Buey y el río Arma, los cuales el primero alegaba como suyos,
actividad mercantil, en la distribución de la tierra y en la construcción de caminos;
se acusa formalmente a Felipe Villegas de valerse de los servicios de sus cuñados
ademas, pueden establecer gravámenes para el ramo de propios, con lo cual,
don Juan Prudencio de Marulanda y don Juan Martín Bemal, quienes ejercen
evidentemente, favorecen o gravan actividades productivas de los competidores;
funciones en el cabildo de Arma, para prestar testimonios a favor de él.
por lo penal, en el ramo de policía, pueden controlar, vigilar y castigar, es decir,
En Medellín, pequeños propietarios mulatos y mestizos denuncian ante el
ejercer la función represiva que siempre ha sido condición del ejercicio del poder.
gobernador Ayala en 1808 que grandes propietarios blancos los están expropiando
Por consiguiente, ser integrante del cabildo es muy importante para los
y acusan directamente a los regidores del cabildo de Medellín, don Joaquín Tirado
miembros de la élite, pues este organismo constituye otro lugar privilegiado para el 57
y don Antonio Uribe. Son muy comunes los casos de interferencia de los
control del poder tradicional. Tener presencia en el cabildo directamente o
cabildantes en la apropiación de ejidos por parte de terratenientes, desplazando
mediante un pariente cercano, le permite a los agentes de la élite tradicional
pobladores mestizos y pequeños campesinos independientes; también es frecuente
disponer de ventajas comparativas frente a otros, ricos también, pero excluidos del
la interposición de los buenos oficios de estos señores para apropiarse de las tierras
círculo dominante por razones de raza o ilegitimidad parental.
de los resguardos y el traslado de los indígenas a otros lugares cuando existe interés
La injerencia del cabildo en la distribución de tierras es fundamental en
53
58 j
Antioquia; según la investigadora Beatriz Patino, el mecanismo privilegiado para
en el control de las minas como en el caso de El Peñol o de San Antonio de
la adquisición de tierras en la provincia es la composición, la cual es controlada
Pereira, donde las mejores tierras quedan en manos de grandes propietarios de
exclusivamente por los cabildos como queda expresado atrás.
Rionegro como don Ignacio Mejía Gutiérrez —protector de indígenas—, don
Las tierras aledañas a Santa Fe de Antioquia son compuestas por el Cabildo de 59
esa ciudad por el valor de 150 pesos oro, esto sucede casi un siglo después de fundada Nicolás Mejía Montoya y don José Antonio Botero.
la ciudad, cuando se inicia el poblamiento de Medellín. Este valor tan reducido se El favoritismo de los cabildos no se ejerce únicamente en lo relacionado con
explica por la crisis económica que vive Santa Fe de Antioquia y por los efectos sobre la apropiación de la tierra; también en el tráfico comercial se presenta el juego de
54
el desarrollo de ésta desprendidos de la fundación de Medellín. Las tierras de Medellín las influencias para conseguir exenciones en el pago de derechos de importación o
55
también son compuestas por su Cabildo en 300 pesos oro. Pero es quizá en Rionegro de alcabalas. 60

donde ese proceso de composición de tierras está más permeado por los intereses Es tan evidente este ejercicio personalista del poder público en Antioquia,
privados de los cabildantes; después de un largo pleito con Santa Fe de Antioquia que que el gobernador Silvestre lo percibe y lo denuncia ante las autoridades virreinales
reclama como ejidos suyos las tierras del Valle de San Nicolás de Rionegro, las tierras y metropolitanas; Silvestre dice:
son compuestas por el cabildo de esta última Villa, y las mejores propiedades tenninan Nada he encontrado a mi entender más lamentable que la administración de
en manos de los cabildantes Miguel Gutiérrez de Lara, José Rivilla, Cristóbal Echeveny, justicia. Los alcaldes ordinarios son de los más acomodados y principales vecinos
José Ruiz Arango, José Antonio Pérez y Francisco Campuzano. por lo regular. Estos parientes y con distintas conexiones y por lo mismo a la justicia
En los archivos de esa época se encuentran consignadas gran cantidad de la dirige el respeto, el sentimiento privado o el parentesco y no la recta imparciali-
denuncias y pleitos ocasionados por el favoritismo de regidores y alcaldes de los dad. Sólo en el miserable a quien faltan valedores cuando contienden con otro
61

cabildos y por la utilización de la autoridad que detentan para satisfacer sus intereses igual, se ejercita esta virtud.
Don Juan Antonio Mon y Velarde se queja también del favoritismo de los
cabildos por un enfrentamiento que tiene con el de Medellín a raíz de algunas
53 Beatriz Patino, Clases sociales y razas en Antioquia... p. 3. providencias que afectan intereses personales de algunos miembros de la élite,
54 ¡bíd., p. 3. quienes lo acusan ante las altas autoridades del virreinato; dice así el visitador:
55 Ibtd., p. 181.
56 Ibíd., pp. 7 y 17. La legislación de indias determina que las tierras ejidales deben ser 57 Beatriz Patino, Clases sociales y razas en Anuojuio... p. 275.
adyacentes al poblado y para la utilización comunitaria. "Queda por tanto patente que 58 íbfii., p. 212.
en toda población, ciudad, villa o lugar [...] habían de existir dentro de su término
59 Ibü.,pp. 202-216.
municipal tierras comunales destinadas a ejidos, otras que se destinaban a dehesa boyal
y concejil y otras sin una destinación previa o precisa pasaban a integrar el ramo de 60 Alvaro Casas Orrego, El comercio de las ciudades... p. 113.
propios [...] los ejidos estaban situados en las afueras de la población". José María Ots 61 Archivo Historial de Manizales, Manizales, Imprenta Departamental, julio de 1919,
Capdequí. Historia del derecho español en América... p. 240. p. 593.
2 2 8 / Los raíces del poder regional: el caso anáoqueno Las redes parentales: un dispositivo de poder en Anáoquia / 229

[...] Me quejo del modo como se ejecuta, pues tengo presente la Cédula que cita cabildos de todos aquellos que no pertenecían a los viejos troncos parentales; lo
el señor Solórzano de 5 de septiembre de 1620, del ruidoso aparato de la elección que sí estuvo totalmente prohibido, fue el ejercicio paralelo de comerciante al por
de persona en un sujeto privado, vecino de Medellín, de donde es natural y oriundo
menor y la función de cabildante; pero en Antioquia no tuvo ninguna aplicabilidad,
Piedrahíta donde su hermano es Alcalde ordinario de segundo voto y el de primero 66
por el contrario, los tratantes controlaron esta institución durante muchos a ñ o s .
su primo hermano. Pues si la razón de paisanaje puede en sentir de algunos ser causa
El criterio de preferencia por los descendientes de los primeros pobladores es
para recusación de un Ministro tozudo, cuanto más lo será un vecino privado que
verosímilmente será pariente del mismo acusador o pariente de parientes como lo un recurso muy utilizado para acceder a los cargos de los cabildos, c o m o se deduce
son todos en Medellín dándose tratamiento de primos. 62 de las actas de fundación de la Villa de Medellín y, en cierta forma, refuerza la
vigencia y la importancia de la estructura parental c o m o mecanismo de control del
Las condiciones explicitadas en la Legislación de Indias para ser miembro de poder; pero también es la puerta por donde ingresan las élites alternas segregadas
los cabildos no parecen ser muy rígidas; O t s Capdequí, citando a Juan Solórzano, de estos espacios por muchos años.
señala que los integrantes deben ser: En efecto, examinando las actas del Cabildo de Medellín desde su fundación,

Vecinos con casa poblada; que fueran preferidos los descendientes de descubri- se puede percibir que el principal criterio para designar alcaldes ordinarios o
dores y pacificadores para desempeñar las primeras varas llamadas de primer voto procuradores es la demostración de su relación parental c o n los primeros
y además personas honradas, hábiles y suficientes y habían de saber leer y pobladores de la provincia y, para el caso de Medellín, que está en proceso de
63
escribir. fundación, se consideran las relaciones de la familia c o n fundadores de una
población anterior. Esa descendencia se comprueba mediante la filiación legítima,
Están incapacitados para ejercer cargos en el cabildo "los oficiales reales, los
de allí que la ilegitimidad queda al margen de cualquier parentesco, el cual se
deudores de la hacienda real y quienes desempeñan oficios viles o posean tiendas
instituye, por tanto, sobre la base de las uniones legales; un lazo de sangre o incluso
de mercaderías donde ejerzan y midan actualmente por sus personas, pues esto
un reconocimiento formal, no tienen valor alguno para aducir la pertenencia a un
regularmente suele ser prohibido y removido de los oficios públicos como lo
64
tronco parental fundador, por esto, aunque la legislación no lo explícita, los hijos
enseñan algunas leyes".
65
ilegítimos quedan totalmente al margen.
No se excluye explícitamente a los mulatos, mestizos o hijos ilegítimos; no
Esta relación por filiación legítima c o n un tronco parental fundador es una
obstante, estos criterios funcionaron en Antioquia para impedir la llegada a los
exigencia indispensable para los criollos pero no para los españoles, quienes pueden
llenar este requisito c o n las relaciones de filiación de su esposa; por consiguiente,
la alianza constituye la forma de salvar la aparente desventaja en la que se
62 Emilio Robledo, bosquejo biográfico... vol. 2, p. 35.
63 José María Ots Capdequí, Historia del derecho español en América... p. 146. La reglamen- encuentran los españoles recién llegados para ejercer cargos en los cabildos.
tación del visitador Mon y Velarde no se aleja de los parámetros establecidos en las reales La riqueza no es pues la única prerrogativa que busca un español recién
cédulas aquí citadas; dice al respecto: llegado p a r a casarse c o n una criolla; el matrimonio constituye una condición
[...] debiendo acreditar ser vecinos más de cinco años, personas de distinción notoria, de acceso a los mecanismos institucionales del poder local, más importante aún
no haber sido procesados o castigados por la justicia por su mala conducta, ser en las provincias alejadas donde la administración central tiene una presencia
mayores de diez y ocho años y tener fondos suficientes para mantenerse'con la
más formal que real.
decencia que pide lo honorífico de su empleo, pues faltando alguna de estas circuns-
tancias, no debe ser admitido. [...] serán siempre atendidos y preferidos los hijos de A manera de ejemplo, citamos a continuación dos documentos en los cuales
descendientes de los que hayan servido a la República en empleos honoríficos o hayan se solicitan sendos nombramientos para el Cabildo de Medellín; el primero, se
hecho particulares servicios, los que también se tendrán presentes para las elecciones, refiere a un criollo cuya ascendencia tiene más de una generación en la provincia;
pues siempre que semejantes sujetos se hallen adornados de la instrucción, idoneidad el segundo.'lo solicita un español recién llegado.
y capacidad suficiente, es muy justo que se les atienda posponiendo toda pasión o
El primer documento alude al capellán Marcos de Rivera Guzmán nombrado
capricho, pues de este modo serán las elecciones aceptadas al público. Emilio
Robledo, Bosquejo biográfico...vol. 2, p. 146. como alcalde provincial, en su parte resolutiva dice así:

64 José María Ots Capdequí, Historia del derecho español en America... p. 146. Marcos Rivera Guzmán a quien di título de alcalde provincial es de las personas
65 En la reglamentación general que hemos citado no existe ninguna alusión a la ilegitimi- más beneméritas de esta provincia, descendiente de los conquistadores de la
dad como obstáculo para el ejercicio de cabildante, mas en las ordenanzas del señor
Mon y Velarde en lo referente a alcaldes ordinarios se señala, entre otros requisitos, que
éstos deben acreditar "buena conducta y honrado nacimiento". Emilio Robledo, Bos-
quejo biográfico, vol. 2, p. 83. 66 Ann Twinam, Mineros, comerciantes y labradores... p. 185-192.
2 3 0 / Las raíces del poder regional: el caso anáoqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 3 1

ciudad de Cáceres, de las principales y nobles familias de ellos en que ocuparon provincial; se trata entonces de un asunto de control y dominación política por
los oficios mis honoríficos de la República y porque ha continuado los méritos de parte de un pequeño grupo que defiende su exclusividad con el argumento de la
sus antepasados ocupándose en nuevos descubrimientos de minas, en dicha pureza de sangre. Por eso, en Antioquia, la diferencia entre un mulato y un blanco,
ciudad y en la de Antioquia, en aumento de nuestro real haber, no la determina la distinción étnica o fenotípica sino el tiempo que el agente en
El haber obtenido diversas veces en otras ciudades los oficios de alcalde ordinario, cuestión pueda demostrar acerca de su ascendencia, es decir, si se remonta o no a
teniente de gobernador, justicia mayor y a cerca [sic] de todos mostrándose muy los primeros pobladores de alguna villa o ciudad.
severo al servicio de Dios y de nuestra majestad (...) es digno que vuestra majestad Es entonces este tipo de discriminación la que cierra el círculo de la élite
le honre perpetuándole en el dicho oficio y confirmándole en él [...] (firmado dominante en Antioquia, de la cual la estructura parental es la clave de entrada.
6|
Miguel de Aguinaga Medellín junio 25 de 1 6 7 6 ) . Sin embargo, aunque parezca paradójico, tal proceso también constituye la puerta
falsa por la cual ingresan a estos espacios privilegiados del poder y la dominación,
Se puede observar claramente en este texto el énfasis para demostrar que su
agentes nuevos provenientes de otras etnias y otros grupos económicamente
ancestro proviene de los primeros pobladores de Cáceres; los cargos que éstos
poderosos pero ayunos de poder político. En consecuencia, el círculo establecido
ejercieron en otras poblaciones y los servicios del capellán a la Corona, más como
es muy cerrado, aunque siempre queda la posibilidad de crear otro, comprometién-
minero que como pastor de almas.
dose en una nueva fundación o propiciando el traslado de una antigua villa a otro
El segundo documento se refiere a don Bartolomé de Aguiar, español recién
lugar.
llegado, a quien se nombra como depositario general del Cabildo, insistiendo en
Es característico del proceso de poblamiento en Antioquia los conflictos entre
los mismos parámetros del anterior; pero ante la falta de ascendientes entre los
el viejo y el nuevo cabildo; se presentan en la fundación de Medellín, la cual es
primeros pobladores, se aducen los de la familia de su esposa; el texto dice lo
impulsada por vecinos de Santa Fe de Antioquia —quienes además de ser propie-
siguiente:
[...] Bartolomé Aguiar para depositario general por haber hallado en él las calidades y tarios de hatos ganaderos y explotaciones agrícolas en el Valle de Aburra, desarro-
suficiencia que requieren los que han de ejercitar tales oficios; de haber obtenido en la llan actividades mineras en el valle de los Osos y adelantan procesos mercantiles
ciudad de Antioquia el oficio de alcalde y otros cargos que la República da y estar casado fundamentados en el rescate—; 70
estos nuevos ricos enfrentan a la vieja élite
con una de las familias principales de pobladores de este Valle y haberse mostrado en minera y comercial de Santa Fe y constituyen un poder alterno nucleado en su
la nueva fundación muy fomentador de la obra de la Santa Iglesia [...] que V.M. le honre 71
Cabildo. Idéntica situación ocurre entre Rionegro y Arma viejo, entre Santa Rosa
perpetuándole y confirmándole en el dicho oficio [...] (firmado Miguel de Aguinaga, 72 73

junio25del676) 68 y Yarumal y entre Sonsón y Manizales. Estos casos sobrepasan los límites de lo
anecdótico. Lo que queremos resaltar aquí es el lugar privilegiado de los fundadores
Lo que capacita a don Bartolomé de Aguiar para ocupar un cargo en el Cabildo
es su alianza "con una vieja familia de pobladores del Valle de Aburra", no es pues
su esposa en sentido estricto sino la estirpe de todo un tronco parental.
de vuestras mercedes que lo suplico de mandar y se copien y se me de traslado, que estoy
Así, lo que se demuestra cuando se aduce la descendencia de' los primeros puesto [sic] a pagar los derechos y que con el transcurso del tiempo se han perdido, que
pobladores, no es un título de nobleza o de pureza de sangre o blancura —el cual, pertenecían a doña Ana López de Restrepo mi legítima madre sea de escribir [...] infbnnación
dadas las características del poblamiento, sólo es un criterio imaginario— 69
sino que ofrezco dar con los vecinos principales de esta villa [...] Si conocen a mi, a Martín y
r

Vicente de Uribe mis hermanos y si saben que somos hijos legítimos del dicho Martín de Uribe
más bien la sanción de un derecho ganado por una vieja tradición de poder
y Ana López de Restrepo [...] que doña Ana López de Restrepo fue hija legítima del capitán
Marco López de Restrepo y de doña Magdalena de la Guerra Pelaez personas notables de los
principales de esta villa y limpia de toda mala raza...
67 Manuel Monsalve, Libro de actas del muy ilustre Cabildo de la Vúia de Medellín, Medellín,
Dan testimonio sobre la blancura de don Juan Uribe: Manuel José de la Espinosa y
Imprenta Oficial, 1937,1.1, p. 112.
Molina, alcalde ordinario, Lucas Javier de Betancur, escribano, Pedro de la Sema Palacio,
68 IW.,p. 113.
el capitán Sebastián Pérez de Moreno." Ibíd., pp. 143-149.
69 Estos certificados de nobleza generalmente son otorgados por el Cabildo a partir de las
70 Ibíd., t. II, pp. 12-145. Beatriz Patino. Ciases sociales y razas en Antioquia... pp. 224-227.
informaciones concedidas por otros miembros de la élite. A modo de ejemplificación,
71 Emilio Robledo, Bosquejo biográfico... vol. 1, pp. 166-175.
copiamos el memorial de don Juan Uribe solicitando información de nobleza a favor de
sus ascendientes en el cabildo de Medellín en 1722. 72 Ibíd., vol. 2, pp. 10-25.
"Yo, don Juan de Uribe, vecino de esta villa de Nuestra Señora de la Candelaria de Medellín, 73 AHA, Fondo de escribanías notariales. Notaría I , 1.1, fols. 140-232 (trascrito por Emilse
a

en nombre de mis hermanos Martín y Vicente de Uribe, ante ustedes parezco: la solemnidad Quintero y col., estudiantes de la Facultad de Economía de la Universidad de Antioquia
del dicho cabildo haciendo presente un testimonio de información en el cual conste la limpieza en el curso Historia Económica I). Federico Velásquez, Archivo Historial de Manizales,
de sangre de Martín de Uribe mi legítimo padre porque a mi derecho conviene sea de recibir Manizales, marzo-abril de 1919, año I, № 8 y 9, pp. 370-377.
Sf*K> SEDE M E D E L L Í N
FACULTAD DE ArWJrTO.Tl'RA
V, ESCUSA DO. HABITAT. CEHAP
UNIDAD DE DOCUMEMTACIÓM
2 3 2 / Las ratees del poder regional: el caso anáoqueno Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 3 3

de nuevas poblaciones en el concrol de los cabildos frente a quienes llegan después, Los cabildos son una forma institucional del poder ligada a la estructura
con la característica de que esas prerrogativas se traducen en patrimonio de sus parental de la élite, y ésta es la clave de entrada a los primeros, de allí su importancia
descendientes, quienes de esta manera se aseguran un lugar en la estructura social y los controles sociales e ideológicos con los cuales se la rodea. A manera de síntesis
y en el ejercicio del poder político de la localidad. podemos señalar los siguientes aspectos:
La fundación de nuevos poblados a lo largo de los siglos XVII y XVIII se 1. El principio constitutivo de las élites en Antioquia es la alianza o el
convierte en un proceso legitimador de élites nuevas, enriquecidas pero segregadas matrimonio, con la particularidad de que el poder tradicional se transmite por la
de los círculos restringidos del poder. El proceso colonizador y de fundación de vía matriarcal, atribuyendo a las mujeres de ese grupo dorrünante un papel
poblados, acelerado a finales del siglo XVIII y durante todo el siglo XLX, constituye fundamental como punto de anudamiento de intereses económicos, político!,
una forma sui géneris, no para ampliar la base social del poder, sino para generar culturales e ideológicos y como elementos de permanencia a través de generaciones
otros tantos círculos nuevos, autónomos y aislados de los más viejos, incluso para la perpetuación de los privilegios otorgados a los fundadores.
enfrentados con ellos por el control provincial. En cada poblado nuevo la ola de 2. La riqueza y la etnia son elementos reproductivos de la élite, cuya impor-
colonización deja instituido un dispositivo local de poder configurado en torno a tancia varía inversamente con el transcurrir del tiempo; así, la articulación entre
los primeros pobladores, quienes controlan para su beneficio los recursos insti- alianza, etnia y riqueza permite caracterizar dos procesos básicos de la estructura
tucionales. parental en la vida social de la provincia: la sociedad de negocios y el blanqueado.
Sólo poblando un nuevo lugar será posible acceder a las formas institucionales 3. Los cabildos y el poder institucional otorgado por la Corona a los coloni-
de la dominación; la vía de la incorporación en los viejos troncos parentales zadores y fundadores de nuevos poblados, son los lugares de cierre o los mecanismos
presenta dificultades, pues éstos son verdaderos bloques monolíticos sin mayores de exclusión mediante los cuales se preserva el poder institucional y la relación
fisuras. Se necesita entonces crear un círculo nuevo fundando una población, parental con la élite tradicional es la clave para entrar a estos espacios.
avanzando la frontera agrícola y expandiéndose en el espacio. Por su parte, los 4. Tanto el proceso de poblamiento como la expansión de la frontera agrícola
nuevos dispositivos de poder, aunque excluyentes en lo relacionado con el poder son los mecanismos altemos, no para ampliar la base social del poder sino para
institucional, deben posibilitar el acceso a los recursos económicos y el asen- gestar nuevas élites, lo cual conduce a la génesis del localismo.
tamiento de nuevos vecinos, pues la capacidad política y el éxito económico de los
fundadores depende del florecimiento de la actividad económica del nuevo
El tejido social: hacia una gran familia
poblado; por esto, para los fundadores es muy importante atraer vecinos, brindarles
facilidades para el asentamiento definitivo, otorgarles prebendas especiales, dotar
Cuando hablamos de lo parental como un dispositivo de poder provincial y como
al nuevo pueblo de servicios asistenciales y espirituales; construir una iglesia, una
la red social sobre la cual se sustenta gran parte del ejercicio del poder en la
casa de cabildo y una cárcel; otorgarles préstamos y tierras a bajos costos, pues a
Antioquia borbónica y preindependiente, no nos referimos únicamente a su
mayor importancia del poblado mayor poder del cabildo y mejores condiciones
incidencia en la constitución y consolidación de élites dominantes; sino también
institucionales para el ejercicio del poder.
a ese proceso mediante el cual se extienden al conjunto de la sociedad las formas
El advertimiento de la independencia no cambia mucho la situación, pues los típicas de relación parental como mecanismo de cohesión y de formación de
cabildos continúan como dispositivos privilegiados para el control económico y consenso, para unificar una sociedad donde el sistema de castas y las formas
social de las localidades; a la vez, estas prácticas se complementan con la legislación corporativas de relación social se descomponen rápidamente y no operan los
republicana, la cual revive y legaliza las estructuras de origen colonial como las paradigmas del mundo colonial. Este proceso se relaciona con la génesis de lo que
74
juntas repartidoras, los jueces pobladores, los círculos de notables y otras más. aquí hemos llamado el pueblo histórico antioqueño.
De las consideraciones anteriores podemos deducir por qué la estructura
Así, lá estructura parental no sólo es el fundamento constitutivo y reproduc-
parental constituye el principal punto de anudamiento de las relaciones de poder
tivo de la élite dominante, sino también el elemento estructurante del pueblo
en la provincia; ellaes la base de los cabildos en tanto dispositivos de poder en los
histórico antioqueño, pero no de manera inmediata, evidente y constatable em-
que convergen relaciones económicas, políticas e ideológicas.
píricamente como en el caso de las élites, sino a través de procesos de mediación
como el blanqueado, la sociedad de negocios y el localismo.
Estos tres procesos, sustentados en la estructura parental y por tanto inscritos
en la misma trama social, permiten rastrear aspectos muy relevantes en lo con-
74 Fernando Guillen Martínez, El poder político en Colombia, Bogotá, Punta de Lanza, 1979,
pp. 203-219. cerniente con la génesis de un nuevo orden social, con la identidad regional, con
2 3 4 / Las raíces del poder regional: el caso anaoqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 3 5

las formas integrativas para el ejercicio del poder y con el ethos socio cultural de de los agentes nos referimos a un proceso relacionado con toda la complejidad de
la provincia. Para percibir la incidencia de estos procesos de mediación en la génesis lo que se ha llamado la vida social.
del pueblo histórico antioqueño es necesario abordar el análisis sobre la descorpo- Las sociedades premodernas en general son corporativizadas y el agente social
75
rativización de la vida social y la subversión del sistema de c a s t a s , pues es no es un individuo aislado, sino que está inscrito en una relación social previamente
precisamente en ese c o n t e x t o donde se puede evidenciar la función mediadora de definida, legitimada y sacralizada por una divinidad extratemporal, y lo que lo
estos tres procesos constitutivos, la ligazón entre ellos y la constitución de una define es su pertenencia por adscripción o por vinculación extraeconómica forzada,
trama social que vincula mediante lazos típicamente parentales, agentes prove- a alguna entidad social ancestral —tribu o forma jerárquica de organización
nientes tanto de distintas capas sociales y de diversos grupos étnicos c o m o de poblacional como las mitas, las encomiendas, los resguardos, los pueblos de indios
76
diferentes actividades e c o n ó m i c a s . o unidades productivas fundamentadas en formas de trabajo esclavo o servil—.
Para el caso latinoamericano en general, el sistema de castas combina todas estas

La descorporativización de la vida social formas corporativas que suponen básicamente el estatuto público de los agentes;
es decir, cuando se da la inscripción de éstos en la red social ya el sistema tiene un
El proceso de descorporativización de la vida social, el cual tiene c o m o contrapar- lugar asignado y hay una correspondencia entre su función económica y su posición
tida la formación de una amplia capa de trabajadores libres e independientes, se frente al organismo estatal que lo nombra y lo piensa c o m o parte integrante de una
desarrolla en Antioquia a partir de la manumisión de esclavos, la descomposición unidad o comunidad corporativizada, regida por una legislación explícita.
de los resguardos y pueblos de indios y la combinación — t a n frecuente en las Su condición de esclavo, de indio de resguardo, de blanco propietario, de
unidades productivas c o m o minas y haciendas—, de trabajadores libres, mer- artesano o de miembro del clero no es susceptible de variaciones de acuerdo con
cedarios, agregados y esclavos; estas acciones modifican, más temprano en Antio- el cambio en las actividades económicas y los lugares que como agentes ocupan en
quia que en otros lugares, el sistema de castas y aceleran el mestizaje. la producción, tal como ocurre en el capitalismo; sino que se define por su
Los sistemas de castas, desde las formaciones tributarias hasta las coloniales, pertenencia a la corporación, o comunidad, y porque su relación c o n el ente estatal
se fundamentan en el estatuto público de los agentes sociales; éstos tienen señalado está mediada por esa corporación; por eso, el estatuto de los agentes es público y
78
de antemano tanto el lugar en la estructura económico-social c o m o la actividad la forma social corporativizada. En Antioquia, la generalización de los intercam-
para desempeñar en el sistema de producción. Es esto lo que algunos historiadores bios — o r o - m e r c a n c í a s — subvierte muy pronto el sistema rígido de castas para dar
llaman la determinación extraeconómica de la producción; 77
aunque este con- paso a la formación de la órbita de lo privado y a las relaciones entre los agentes
cepto es limitado, pues sólo contempla los aspectos atinentes a la producción de que se presentan como poseedores de objetos para intercambiar, mas no c o m o
bienes materiales; mientras que cuando hablamos de castas y del estatuto público miembros de una corporación o comunidad.
En cuanto a los términos de ese intercambio no están definidos previamente
por una renta o corvea, ni por una cuota de mita o encomienda c o m o en las
sociedades precapitalistas, sino que se establecen voluntariamente de acuerdo con
75 Roger Bartra, E¡ poder despótico burgués, México, Ediciones Era, 1978, pp. 17-32. las condiciones especiales del lugar, el tiempo y la existencia o inexistencia de otros
76 Estos fenómenos se han analizado generalmente a la luz del proceso de mestizaje y de la competidores; de allí que en esta relación de compra y venta no se permita el
instauración de formas asociativas de trabajo durante la colonia —la mita, la en-
ejercicio de la apropiación violenta, sino más bien la ejecución de un rito ancestral
comienda, los resguardos—, aquí pensamos el proceso de mestizaje en una dimensión
que trasciende lo racial y el resultado biológico del mismo; por eso en lugar de utilizar el para convencer, sacar ventaja, aflojar y tirar, por fuera de lo establecido por el
concepto raza, utilizamos el concepto etnia, que implica todo un orden social y cultural régimen de castas y prescindiendo de éste, en un ámbito esencialmente privado
de prácticas y concepciones ideológicas que confrontadas dan por resultado un pueblo donde empieza a gestarse la sociedad civil. 79

histórico diferenciado de sus raíces e identificado con la etnia dominante. La formación


de este nuevo producto social, la abordamos desde la perspectiva de la descorporativi-
zación del orden 'colonial y la subversión del sistema de castas del cual el mestizaje es
sólo una de las múltiples dimensiones de ese complejo proceso en el cual se gesta el 78 Luis Eduardo Nieto Artera, Economía y cultura...
pueblo histórico.
79 La actividad mercantil de compra y venta y la pequeña producción campesina se
77 Según el paradigma marxisca, lo que particulariza el capitalismo es que la producción y encuentran en formas precapitalistas de producción sin que esto signifique su descom-
la reproducción ampliada se aseguran en la esfera económica sin necesidad de otra fuerza posición; lo que ocurre específicamente en Antioquia, y que tiene efectos horadadores
externa. Illich Rubin, Ensayos sobre la teoría monista del valor, Buenos Aires, Ediciones sobre el orden corporativo y de castas, es que esas relaciones mercantiles involucran a
Pasado y presente, 1974, pp. 61-69. sectores sociales y étnicos que antes estaban excluidos de ellas, como los esclavos,
2 3 6 / Los rafees del poder regional: el caso anáoqueno Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 3 7

82
En ese momento la estructura administrativa en la provincia comienza a conas o extranjeros, pequeños mazamorreros que laboran en minas de alu-
mostrar rasgos de ineficiencia y se torna inoperante, pues carece de normatividad vión sin denunciarlas ni pagar los impuestos pertinentes, o pequeños culti-
para controlar, fiscalizar y dirigir esas nuevas relaciones sociales de hecho. Es ésta vadores sin título sobre la tierra que ocupan; la mayoría de estos agentes por
precisamente la percepción que los visitadores administrativos tienen de Antio- una razón u otra, son defraudadores del fisco o tienen causa pendiente con la
quia; y su primera reacción es identificar las nuevas situaciones como patológicas, justicia.
por esto se habla de la pereza, la desidia, el abandono, la crisis fiscal y moral de la En consecuencia, la escisión entre lo público y lo privado, la inadecuación
provincia, cuando lo que está en crisis es un orden administrativo que no corres- entre el poder de hecho y el de derecho propician una clara situación de vacío
80 83
de poder que empieza a ser manejada por comerciantes y mineros mediante
ponde con una realidad social. el establecimiento de lealtades nacidas del hecho de compartir una suerte
Allí precisamente radican los riesgos para el desarrollo de ese tipo de relaciones común.
privadas; como no están normatizadas ni son reconocidas por el ente estatal, Para garantizar su eficiencia, estos lazos solidarios primigenios se refuerzan
entonces quedan libradas a la buena voluntad de los agentes que intervienen en con la extensión de nexos parentales, aunque no estén sustentados en relacio-
ellas. Así, cuando un tratante en lienzos bastos, tabaco y aguardiente se interna nes de consanguinidad y afinidad. Es decir, se intenta garantizar la reproduc-
con sus muías y su carga en una zona minera no tiene más restricciones adminis- ción de una relación social sobre la base de la inscripción de los agentes en
trativas que las provenientes del régimen fiscal, pero los negocios que realice y su vetdaderas redes o dispositivos cuyos mecanismos de control consisten pre-
seguridad personal quedan librados en gran parte a su capacidad, pues en estas cisamente en la asunción y ampliación de aquellos que le son propios a la familia
extensas soledades la autoridad brilla por su ausencia y este tipo de comerciante en sentido estricto.
no dispone de mecanismos institucionales que le garanticen los pagos de sus Así, se violentan los parámetros institucionales del sistema de castas donde,
productos, los cuales en muchas oportunidades los vende a crédito. dada la especificidad de estas relaciones privadas, no se logra aún generar en su
A su vez, los potenciales clientes de nuestro tratante son generalmente interior condiciones autónomas de reproducción como ocurre en las formaciones
81
esclavos que van huidos o libertos, indios evadidos de los resguardos, yana- capitalistas; de ahí que a esta situación sui gèneris se le dé también una respuesta
distinta y se apele a condiciones extraeconómicas de reproducción; no ya a las
quienes empiezan a responsabilizarse de su manutención. Además, es necesario tener previstas y sacralizadas por el mundo colonial, pues éstas le son contradictorias,
en cuenta que el intercambio de oro en polvo origina un mercado que desborda el
esquema simple para formar unas relaciones de hecho que subvierten las de derecho y
constituyen una sociedad civil prematura.
"El único trato interior está reducido a introducir víveres a los minerales o cambiarlos
80 La lectura de los informes de Francisco Silvestre y de don Juan Antonio Mon y Velarde por el oro en polvo, que es lo que llaman rescatar (...) y vienen a ser muchos de éstos
dejan la impresión tanto de un gran desorden administrativo en las rentas públicas, en
con el nombre de rescatantes unos verdaderos holgazanes y seductores de los negros de
la captación de recursos, en el comportamiento de los pobladores, como de un descono-
cuadrillas y otros libres aplicados [...] una de las cosas que contribuye también a la
cimiento de las normas legales y del real patronato. Francisco Silvestre, Archivo Historial
holgazanería es el modo de tratar que se reduce al fiado y viven tan acostumbrados a él,
de Manuales, pp. 569-605. Emilio Robledo, Bosquejo biográfico... vol. 2, pp. 295-365.
que aunque les den el género por una mitad menos por oro en mano, y teniéndolo,
81 A propósito de Zaragoza, el gobernador Francisco Silvestre describe esta situación así: prefieren ordinariamente aquel mayor precio para comprar con tal de que se lo fien."
"Los vecinos blancos no pasarán de 8 o 10, aumentándose cuando más con algunos de Francisco Silvestre, Archivo Hútcrriol de Mara'zales, pp. 584,585-597.
los traficantes que van allí con víveres, aguardiente de caña y algunos cortos efectos de En el mismo sentido se pronuncia don Juan Antonio Mon y Velarde; hablando de
castilla {...] la demás gente es de negros, zambos y otras mezclas y de las más pervertidas, Zaragoza dice: "los habitantes de esta población son todos transeúntes, sin domicilio fijo,
por componerse de forajidos y viciosos que huyendo de las travesuras o delitos cometidos pues sélo permanecen Ínterin [sic] cuando buscan algún fondo que les proporcione su
en otras partes encuentran en los retiros y concentrados minerales de aquellos adustos subsistencia en otra parte". Emilio Robledo, Bosquejo biográfico... vol. 2, p. 317.
montes, el mejor asilo para su seguridad y la de una vida libre."
82 Ibíd., voL 2, pp. 256-294.
Con relación a Cáceres dice:
83 El concepto de vacío de poder se utiliza en este contexto para señalar la crisis institu-
"Siendo los habitantes de Cáceres forasteros los más, pues unos vienen con víveres a cional del mundo colonial producida por el desbordamiento de relaciones sociales de
rescatar oro, otros fugitivos de otras partes y algunos cuando menos desertores de marina hecho que ya no pueden sostenerse en el contexto de los limites del viejo orden. Lo que
o de tropa, puede deducirse cuáles serán sus procedimientos, ni qué justicia podrá está en crisis es el poder del derecho no el de hecho, pues éste ha encontrado formas
hacerse respetar [...]." orgánicas propias y autónomas para el control de la población y de las comunidades
Y sobre la generalidad de la provincia, dice: dispersas; por eso en este caso el concepto del vacío de poder no se aplica en su sentido
clásico sino como recurso explicativo de una situación muy particular.
2 3 8 / Las raíces del poder regional el caso antioqueño Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 3 9

sino a otras formas que no son nuevas pero sí novedosas en su aplicación y que dades pero también muchas vulnerabilidades. Está solo frente a una estructura
84
consisten en retomar de su sentido común, de su propia experiencia colectiva, administrativa que se propone reinscribirlo en una nueva matriz social y que intenta
de esa nueva cultura que se está formando a la luz de la relación triétnica, una fiscalizar su actividad productiva, adoctrinarlo en los principios del catolicismo y
forma de relación entre los agentes que reproduce la estructura familiar en el por esta vía civilizarlo. Está solo frente a una estructura social dominante que lo
contexto global de la sociedad. discrimina por el color de la piel; aunque al mismo tiempo intenta controlar, por
Por consiguiente, las funciones típicas de la familia como la obediencia filial, la vía mercantil, el fruto de su trabajo.
la protección paternal, el sentido de pertenencia, la identidad, las solidaridades Por lo anterior, para ese trabajador que empieza a ser independiente, es
primarias y las diferenciaciones, son extendidas a otros ámbitos; en este caso, al de importante establecer lazos permanentes y duraderos con el comerciante, el
las relaciones privadas de hecho para garantizar así su reproducción y man- agricultor o el minero —grande o pequeño— para quien trabaja o a quien le vende
tenimiento. y le compra; este vínculo aunque se da en términos de igualdad en el intercambio
En efecto, para el pequeño o el mediano productor minero sin status público de los productos, asume una forma parental en sus relaciones sociales, pues se
85
—de esclavo, indígena reducido o tributario— que racialmente es distinto de traduce en una relación de protección, de ayuda económica, de colaboración por
sus padres y no se identifica con ninguna de las etnias y que ha sido descorpora- parte del comerciante y de obediencia filial por parte del trabajador independiente.
tivizado de su comunidad ancestral, su independencia le significa muchas posibili- El primero lo representa, lo defiende frente a una nueva corporativización, lo fia y
le da crédito para que desarrolle su actividad; y los segundos, se acogen a esa
inscripción, no solamente como una garantía económica para el abastecimiento y
84 Utilizamos el concepto gramsriano de sentido común entendido como "los caracteres la realización de su producto sino como un reconocimiento del blanco de su nueva
difusos y dispersos de un pensamiento genérico de cierta época y cierto ambiente situación de independencia e individualidad.
popular". El sentido común es entonces como una amalgama de diversas concepciones
del mundo, de diversas culturas y de la ideología dominante. Es relevante para Gramsci En consecuencia, el hecho de que los integrantes de las castas de la tierra —indios,
el papel de la religión en la conformación del sentido común, así como la influencia de negros, mestizos, mulatos y sus respectivas mezclas— tengan relaciones de negocios
la tradición histórica, la cultura popular y el folclor Antonio Gramsci, Eí rruzteriaiismo con un blanco o un blanqueado independiente económicamente, es decir, que sean sus
histórico y la filosofía de Benedetxo Croce, Buenos Aires, Ediciones Nueva Visión, 1971, deudores, les compren y les abastezcan de oro o de productos agrícolas, conlleva el
pp.9, 125-126. 86
reconocimiento social a su nuevo status, la kgitimación de su autonomía y la garantía
85 En Antioquia, conceder la manumisión otorgando carta de libertad es una práctica
de inscripción en el mundo de los blancos; en suma, ello implica el proceso que hemos
corriente desde el siglo XVII y aunque muchos de los manumitidos permanecen al lado
derominado blanqueado, mediante el cual los trabajadores descorporativizados se
de sus antiguos amos, la carta de libertad les da la posibilidad de moverse sin mayores
obstáculos y contratarse con diferentes patrones o trabajar con su grupo familiar en el inscriben en un orden social que se está gestando, que no existe institucionalmente y
mazamorreo. Beatriz Patino, Clases sociales y razas en Antioquia... p. 67ss. cuya estructura inicial está calcada sobre lo parental.
Para regular esta nueva relación que al menos en el caso antioque*o se propaga La inscripción de tal manera realizada, supone otorgarle al agente, reciente-
aceleradamente, no se produce legislación alguna; según Ots Capdequí, las únicas mente descorporativizado, un nuevo sentido de pertenencia social, remplazarle el
reglamentaciones jurídicas expedidas sobre los negros Ubres tienen que ver con restric-
ciones a los matrimonios con personajes de otras etnias, con las normas de corítrol del
concertaje con blancos como forma de purgar delitos y con la obligatoriedad para que
Señala también que "los hijos de negros, mulatos, mestizos y demás libres habidos en
paguen tributo, tal como los indios. José María Ots Capdequí, Historia del derecho
indias en matrimonio o fuera de él, se declara deben tributar según la tasa establecida
español.., p. 214.
para el pueblo de donde fueren las indias y por consiguiente deberán ser incluidos en la
Jaime Jaramillo Uribe llama la atención sobre la desprotección jurídica del negro —tanto matrícula o padrón que anualmente debe hacerse en cada pueblo por los respectivos
el esclavo como el liberto— en comparación con la legislación protectora hacia los libros parroquiales". Emilio Robledo, Bosouejo biográfico... pp. 289-290.
indígenas. Jaime Jaramillo Uribe, Ensayos sobre historia... Bogotá, Universidad Nacional 86 Tanto a Mon y Velarde como a Silvestre les llama la atención la práctica del fiado tan
de Colombia, Biblioteca Universitaria de Cultura Colombiana, 1968, pp. 30-39. generalizado en Antioquia y aunque no alcanzan a explicarlo, demuestran que económi-
Para el caso de los indios, por lo menos en Antioquia, es evidente la dificultad para camente es perjudicial para los compradores; pero la lógica del proceso no está en el
establecer el status público de éstos, pues los resguardos y pueblos de indios se desintegran espacio de lo económico sino más bien en el ámbito cultural y político. El fiado es un
rápidamente y sólo queda el recurso del tributo para definir quién es indígena y quién lazo permanente y directo entre dos agentes sociales pertenecientes a castas diferentes,
no lo es. No deja de ser curiosa la terminología utilizada por Mon y Velarde en sus donde una de ellas ocupa el lugar de la dominación, el poder y la superioridad; la
ordenanzas sobre indígenas, por ejemplo, después de describir la inexistencia de matrícu- igualación de los agentes en el espacio económico y el mantenimiento de lazos duraderos
las de tributarios y la descomposición de los resguardos habla de "indio oficial" como y permanentes entre ambos es una forma de legitimación en la práctica. Emilio Robledo,
aquel que paga el tributo y luego señala de qué manera ha de hacerlo. Bosquejo biográfico... vol. 1, p. 158.
2 4 0 / Las raíces del poder regional: el caso anáoqueno Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 4 1

desarraigo que supone la separación de su comunidad ancestral por un nuevo Queremos destacar el nuevo otden que irrumpe en las entrañas del anterior
sentido que le permita integrarse a una comunidad mayor, que en primera instancia —cuando el primero no acaba de nacer y el último no ha acabado de morir—; es
87
aparece como su comunidad de trabajo o de interés con el blanco, donde él figura decir, ese desajuste entre el hecho y el derecho es la coyuntura en la cual lo trié truco
como un protegido, como un hijo menor de una gran familia, relación en la cual está dando paso a la formación de un pueblo histórico y que es asumida mediante
asume el lugar de agregado, merced ario o concertado; es decir, se instauran la constitución de una red social típicamente parental, anudando agentes diferentes
relaciones de clientela y vecindario. El comerciante, el labrador o el minero, e inscribiéndolos en nuevos parámetros económicos y sociales que no son todavía
asumen esas funciones típicamente paternales, pues no tienen acceso a un orden los de los individuos abstractos, sujetos de derechos y deberes, miembros de una
social que les permita controlar y dirigir la producción; sólo las relaciones de entidad nacional y ciudadanos de un estado republicano y democrático, como
clientela y vecindario les garantiza la apropiación del oro y el abastecimiento de las correspondería a una sociedad capitalista pero que hace tiempo dejó de ser
minas una vez que la armazón típica del mundo colonial ha dejado de ser funcional. corporativa, jerárquica y colonial.
90
Sólo inscribiendo ese trabajador independiente en una matriz o red de claro corte Esa "estructura de transición" —como dirían los marxistas ortodoxos y que
parental se puede garantizar su ejercicio económico, pues en las formas jerárquicas nosotros concebimos como una forma orgánica donde se desarrollan procesos que
es imposible operar si no existe una base material que las sustente. 88
desbordan la vieja estructura institucional—, es la marrij: parental ampliada; una
De esta forma, el vínculo de filiación reproduce en otra escala y con meca- forma cultural propia, donde se forja un modo de ser particular, un sentido común
nismos diferentes una típica relación de poder, la cual entraña una postura de que le dará identidad al pueblo histórico naciente, que marcará para bien o para
control y dominación que queda oscurecida por su forma parental, la cual está mal las formas dominantes de ejercicio del poder en la región-
preparando el advenimiento de un nuevo orden social: el de la sociedad civil típica, Vale la pena detenemos en una corta digresión para señalar la particularidad
legalizada con la Independencia. 89
del proceso antioqueño. Esa forma orgánica parental, como matriz de la relación
91
social, puede encontrarse también en formas asociativas coloniales de otras
regiones como las haciendas, las minas o los pequeños mercados artesanales del
altiplano cundiboyacense, el Cauca o los estados de la Costa Atlántica y Santander,
87 Es pertinente aclarar el sentido de la expresión: "comunidad de trabajo con el blanco". la diferencia con el caso antioqueño es que en los anteriores las relaciones entte
Cuando hablamos de comunidad, no nos referimos al significado de ese concepto agentes —aunque algunas veces propician vínculos de paternidad-filiación, moti-
sociológico positivista del siglo XIX, entendido como identidad, como unanimidad,
van el sentido de pertenencia y generan identidades y diferencias— parten de un
como la arcadía feliz exenta de conflictos sociales que se opone a la sociedad. Asumimos
lugar distinto: el estatuto público de los agentes; además están circunscritas al
comunidad en el sentido que le atribuye Otto Bauer: "interacción recíproca profunda",
la cual implica el hecho de vivir y sufrir la misma experiencia histórica, es estar anudados ámbito de las unidades productivas y mantienen en el espacio económico una
en un mismo proceso contradictorio y conflictivo; es decir, la comunidad es una delimitación rígida de funciones que reproducen y amplían las brechas entre las
experiencia con el otro y con recíproco aprendizaje. Otto Bauer, El marxismo y la cuestión etnias.
a
nacional, 2 ed., Barcelona, Ediciones Avance, 1977, p. 98.
En el caso antioqueño se presentan condiciones distintas a partir de las cuales
88 Las relaciones jerárquicas de poder y las formas de agenciarlas que tienen los grupos
podemos afirmar que se trata de una matriz o red de relaciones diferente a la
dominantes no son voluntanstas, no surgen per se de la cabeza de los hombres"; operan
allí donde cuentan con una organización corporativa y de castas que lo posibilite; donde
colonial; pero tampoco se identifica con los parámetros sobre los cuales se estable-
ésta no existe o es débil y formalista, el poder y la dominación tienen que agenciarse por cen relaciones típicamente capitalistas y modernas.
procedimientos diferentes.
Los criollos antioqueños del siglo XVIII no cuentan con una típica estructura corporativa
y es necesario acudir a otra forma de organización. La independencia política de la Nueva Granada legaliza un orden jurídico que declara
Sobre la población indígena dice Mon y Velarde lo siguiente: "no han sido molestados libres, iguales y ciudadanos a todos los habitantes; sin embargo, siguen operando en el
muchos años hace con algún servicio personal; que no han tenido repartimientos en ámbito económico durante muchos años, aún hoy, formas precapitalistas de producción;
minas, obrajes, conducciones de bastimentos ni otras pensiones que con cierta modera- por eso hablamos de la legalización de la sociedad civil, no de su legitimación o de su
ción permiten las leyes, únicamente han pagado en especie de oro mal y tarde sus tributos existencia real.
(...) pero con todo, sus caudales son escasos y muy raros los que tienen algún resto para 90 La teoría de la transición la desarrollan los marxistas de la escuela estructuralista y tiene
su subsistencia". Emilio Robledo, Bosquejo biográfico... vol. 2, p. 257. una relativa vigencia en el ámbito académico e intelectual colombiano en la década de
89 La sociedad civil compagina con el sistema capitalista; para que la primera se configure, 1970; un representante de esta teoría es Louis Althusser, Para leer e¡ capital, México, Siglo
es necesario establecer y generalizar la relación entre capital y trabajo, que se inde- XXI, 1972.
pendice la fuerza de trabajo del capital. 91 Fernando Guillen Martínez, E¡ poder político... pp. 9-82.
2 4 2 / Las rafees del poder regional el caso anaoqueno Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia ¡ 2 4 3

Estas diferencias atañen a la desaparición paulatina del estatuto público de Durante el sigb XVIII es frecuente que los dueños de esclavos le otorguen a
los agentes y a la generalización de formas privadas de relación social; además no éstos los medios económicos para su sustento, a la vez que "se les permitiera hacer
se circunscriben al ámbito de las unidades productivas sino que se amplían a la sus propias rozas de y plátano, tener una o dos cabezas de ganado, contratarse como
95
sociedad global. Por último, esta igualación se da —en el espacio económico de la jornaleros con otros propietarios o realizar oficios artesanales los días festivos"; e
compra-venta— entre los agentes, superando las brechas étnicas por la vía del 96
incluso trabajar para sí un día de la semana en las labores de la minería; con estos
blanqueado; es decir, las castas de la tierra asumen la economía, la ideología y la recursos económicos los esclavos pueden comprar su libertad y la de sus familias.
cultura de la etnia blanca, impulsando de esta manera la formación de un pueblo Esta práctica se intensifica como respuesta a los costos de sostenimiento de
histórico particular el antioqueño. las grandes cuadrillas de esclavos que siempre constituyó en Antioquia uno de los
En suma, la matriz parental constituye el principio estructurante del pueblo cuellos de botella más significativos para la minería empresarial, además es una
histórico antioqueño, proceso éste desarrollado a la luz de la descorporativización salida original de la élite para maximizar ganancias en la producción del oro; pero
de la sociedad colonial de castas efectuado en Antioquia por diferentes vías como a su vez provoca erosiones serias en la institución esclavista, pues la posibilidad de
la manumisión de esclavos, la desaparición de los resguardos y pueblos de indios, tener bienes muebles y la posesión del oro les permite a los esclavos una relativa
así como la fundación de poblados. La descorporativización fractura entonces la autonomía para manejar su tiempo y su vida familiar; para decidir siembras y laboreo
sociedad de castas y la remplaza por las relaciones parentales como el principio de minas, y para intercambiar productos; además, los pone en contacto —como
básico del nuevo orden, junto con el blanqueado, la sociedad de negocios y el compradores y vendedores— con un gran número de personas dentro y fuera de
localismo. la unidad productiva, tales como los rescatantes, los tenderos, los abastecedores y
los proveedores, lo cual origina en la práctica un cambio en la relación social,
aunque la institución esclavista continúe operando en la epidermis del sistema.
Manumisión de esclavos y descomposición
Otro aspecto interesante para resaltar es la gran magnitud de la institución
de los resguardos
esclavista, la cual, aunque parezca paradójico, contribuye a su más rápida descom-
La manumisión de esclavos en Antioquia es un fenómeno muy generalizado, posición; la posibilidad de tener esclavos en Antioquia no es únicamente de la élite
motivado tanto por la voluntad expresa de los amos, quienes otorgan carta de blanca y poderosa, sino que frecuentemente los pequeños y medianos mineros,
libertad a los esclavos —supeditándolo en algunos casos a la muerte de su dueño—; muchos de ellos catalogados en los censos como mazamorreros, poseen esclavos a
9
92
como por iniciativa del esclavo de comprar su libertad y la de sus familiares. Esta quienes utilizan en la producción o en los servicios domésticos. '
práctica se inicia en Antioquia desde finales del siglo XVII y se acelera con la crisis Mazamorreros como Francisco Londoño tienen en el real de minas de Petacas
de la minería de cuadrilla en la segunda mitad del siglo XVIII; aunque existen veintisiete esclavos, casi podríamos decir una cuadrilla, lo mismo don Crisóstomo
razones económicas de peso que inducen a los amos a tomar esta determinación, 93
Ortega, quien posee veintidós esclavos; pero la mayoría tienen menos de cinco.
tampoco se descartan los motivos ideológicos y religiosos que impulsan a tales actos Algo similar ocurre en la mediana producción agrícola.
a los dueños de esclavos. 94
En estos casos, bastante frecuentes, existe una comunidad de trabajo entre
dueño y esclavos que desdibuja un poco la diferencia social y permite suponer que

92 La investigadora Beatriz Patino, quien examinó cuidadosamente los protocolos notaria- La complejidad de este fenómeno en sus múltiples dimensiones ha llevado a la exaltación
les, fuente documental donde se consigna información sobre las manumisiones, señala paradigmática de la antioqueñidad, pero también a la apreciación esquemática y
que en el 75% de los casos la manumisión fue voluntaria y en el 25% fue por compra recortada del enfoque económico.
directa del esclavo. Beatriz Patino Millán, Clases sociales... pp. 21 y 329. 95 Beatriz Panno, Clases sociales... p. 329.
93 Las actas de manumisión han sido interpretadas por la historiografía clasica sobre 96 Don José Félix de Restrepo en la sustentación de la ley sobre libertad de partos en la
Antioquia como la expresión del espíritu democrático e igualitarista de los antioqueños, convención de Cúcuta, apunta a la práctica corriente de permitirle a éstos que trabajen
ligando esta práctica con razones de carácter económico ancladas en la crisis de para sí algunos días de la semana con el fin de abaratar por esta vía los costos de la
abastecimiento de las grandes minas. Alvaro López Toro, Migración y cambio... p. 8. manutención. José Félix de Restrepo, Obras completas, Medellín, Imprenta departamen-
94 Las tesis económicas constituyen sin lugar a dudas el fundamento lógico y explicativo tal, p. 321.
de la manumisión en Antioquia, sin embargo la racionalidad económica se queda corta 97 Lucelly Villegas Villegas. Minería y trabajo independiente... p. 86. La autora consigna en
para explicar un fenómeno que va más allá de los análisis del tipo costo-beneficio; es su trabajo un cuadro con los nombres, y el lugar de trabajo, de los mazamorreros blancos
necesario entonces aceptar la dimensión ideológica y religiosa del proceso que determina y de otras etnias poseedoras de esclavos, considerando para ello el periodo comprendido
la relación de corte parental establecida entre el manumiso y su antiguo o nuevo patrón. entre 1775 y 1812.
2 4 4 / Las raíces del poder regional el caso antioqueño Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 4 5

comparten formas y hábitos culturales que antes que diferenciarlos los cohesionan; la concesión de ésta por sus dueños sin mediar pago de ninguna clase; generalmente
estos esclavos, quienes trabajan junto a su amo y padecen idénticas privaciones, el liberto continúa viviendo con sus antiguos amos como agregado'o mercedario.
establecen una relación más suelta, quizá menos jerárquica y sin la mediación de 2. La conformación de alianzas y matrimonios entre libres y esclavos, lo que
administradores, capataces o jefes de cuadrilla como de hecho existen en la minería conduce también a privilegiar la forma de agregados sobre la de los esclavos o a
empresarial de Antioquia y del Cauca. mantener sólo formalmente a éstos, quienes por las sucesivas generaciones de
Este tipo de esclavo se acerca más a la forma social de relación del trabajador matrimonios con libres van perdiendo su carácter institucional y su pertenencia
asalariado o de un agregado y se aleja del paradigma típico de la institución 100
étnica, pues los hijos de esclavos, como efecto de las alianzas con personas de
esclavista, aunque conserva su status público. otra adscripción racial, terminan con esa igualdad paradigmática entre el esclavo
La mayor movilidad y contacto social de los esclavos con los libres y pequeños y el negro que funciona en otros contextos sociales del antiguo virreinato.
propietarios permite acelerar el mestizaje y la gestación de un orden social que Así, la forma intermedia entre la institución de la esclavitud y el trabajo
posibilite el blanqueado. Otro proceso horadador de la institución esclavista tiene independiente es la de los agregados, la cual en sí misma es una relación social
que ver con la práctica frecuente de los matrimonios de esclavos de cuadrilla con distinta y permeada profundamente por lo parental.
personas libres: en este caso los libres y los hijos de esta alianza pasan a convivir Según la investigadora Beatriz Patino, la categoría de agregados en los censos
con el dueño del esclavo como agregados; el propietario adquiere así mano de obra se usa bajo dos opciones: "En unos casos se consideraba como agregado de una
extra o marginal, pero a su vez debe proveer a esa unidad familiar de los medios de cabeza de familia a todas aquellas personas que no siendo sus hijos residían en su
subsistencia necesarios, otorgándoles tierra en posesión para cultivar; con lo cual casa; en el segundo significado se llamaba así a una persona que trabajaba para otro
se acelera la descomposición de la institución esclavista y se consolida una forma y que no implicaba que compartieran la vivienda". 101

social de relación en la que se denomina a los subordinados como agregados o La segunda acepción de esta categoría censal se aproxima más al caso que
mercedarios, y de esta forma se empieza a remplazar la esclavitud en su sentido venimos describiendo; pues se trata de libertos que siguen sirviendo a sus antiguos
98
amos como agregados, de libres casados con esclavos y los hijos de estos matrimo-
clásico. "Don Agustín Hinestroza, por ejemplo, declara agregados a Rosalía
nios o de esclavos que como efecto de la crisis en la minería de cuadrilla empiezan
Arango, libre, de 27 años, casada con su esclavo Vicente de 40 años y a los cuatro
00 a sostenerse por cuenta propia mediante la explotación agrícola de pequeñas
hijos de éstos." parcelas para el autoconsumo y del trabajo en la minería de aluvión para beneficio
Esta convivencia, en las unidades productivas, de libres y esclavos y la mayor propio durante algunos días de la semana o de hacerse contratar como jornaleros
movilidad social de las etnias dominadas aceleran indiscutiblemente el mestizaje, de otros propietarios durante algunos periodos del año y de esta manera se
el blanqueado y el trabajo independiente. convierten en agregados. La primera acepción de la categoría censal es de propor-
Para el siglo XVIII, prácticamente en todas las haciendas y minas encontramos ciones más vastas y generales, pues estos agregados pueden tener a su vez como
la combinación de mano de obra esclava y libre y la convivencia de diversas etnias. agregados otros miembros de la familia, quienes colaboran con ellos en la produc-
Por su parte, el agregado surge entre la esclavitud típica y el trabajo independiente ción y viven bajo el mismo techo o son pequeños productores mineros o agrícolas
como efecto de la descomposición de la institución esclavista, a partir de: que utilizan mano de obra familiar bajo la forma de agregados.
1. El otorgamiento de tierras y medios de autosubsistencia al esclavo, así como Los rnazamorreros utilizan frecuentemente esta mano de obra familiar; a modo
la posibilidad de trabajar y lavar oro algunos días de la semana para su propio de ilustración mencionamos el caso de Blas Marín, mazamorrero de Concepción
beneficio o contratarse como jornalero con otro propietario; práctica ésta que en que posee una pequeña parcela, algunas cabezas de ganado y una mina donde
muchos casos termina con la compra por parte del esclavo de su propia libertad o trabaja con sus cuatro hijos y sus dos yernos, considerados como agregados. Algo
similar sucede en pequeñas y medianas unidades productivas donde no tienen más

98 Esta práctica de los matrimonios de esclavos con libres que vienen a vivir y a trabajar en
la propiedad del amo, se generaliza en Antioquia por las crisis de la minería, por los costos
de los esclavos y por los elevados precios de los abastecimientos; pero también influye la 100 En la Nueva Granada, como en el resto de América Latina, la pertenencia étnica de los
política seguida por los propietarios de cuadrillas en Antioquia, quienes prefieren "criar hijos se determina siempre por la- línea materna, independientemente de la del padre;
que importar" esclavos, pues resulta menos oneroso este segundo procedimiento. Ivonne pero el acelerado mestizaje dificulta esta clasificación y muy pronto sólo opera en espacios
Suárez, "El papel del oro en la formación regional de Antioquia", Revista Universidad de socioeconómicos corporativos como los resguardos y la minería de cuadrilla; es decir,
Antioquia, vol. Lili, № 205, Medellín, julio-septiembre de 1986, p. 28. donde opera aún el estatuto público de los agentes.
99 Beatriz Patino, Ciases sociales... p. 159. 101 Beatriz Patino, Clases sociales... p. 270.
2 4 6 / Las raíces del poder regional d caso anáoqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 4 7

de cinco esclavos y a partir del mtrimonio de éstos con libres terminan convi- Estas reducciones de indígenas son ordenadas en la jurisdicción de Antioquia
viendo con sus amos, sosteniendo así relaciones en las que se combinan el trabajo, por el visitador Herrera Campuzano en 1615, quien cumpliendo un encargo de la
la cohabitación y la comunidad en la producción. Real Audiencia de Bogotá sobre "naturales", funda los poblados de indios de
Si consideramos la cobertura espacial y social de la institución de la esclavitud Buriticá, Sabanalarga, Sopetrán, San Lorenzo de Aburra y San Jerónimo del Monte,
en Antioquia, donde una población de pequeños y medianos productores dispone y elabora las ordenanzas pertinentes para la protección de indios, disponiendo que:
de esclavos —entre cinco y diez— es de suponer que aquí es mas laxa la relación "Se instruyan en religión y en la lengua española, que sean amparados y defendidos
de las castas y que eventualmente se vinculan agregados entre sí, esclavos con en su libertad, que vivan en orden, que se les den jefes, que eviten las borracheras,
agregados o incluso herederos del dueño del esclavo con herederos de los agregados, que se socorran las necesidades a los ancianos y a los huérfanos, que no se les emplee
102
lo cual origina la gran capa criolla de trabajadores libres que al filo de la inde- en trabajos duros, e t c . " .
pendencia constituye ya el pueblo antioqueño. Se nota en estas ordenanzas una doble intención; por un lado se propone
Tanto en el caso del esclavo como en el del mazamorrero, media entre el inscribir a los indios en el mundo de los blancos mediante la instrucción religiosa,
propietario —sea este grande o pequeño— y aquel, además de una relación de la adopción de la lengua de la madre patria, el aprendizaje de las costumbres y la
trabajo, una vinculación parental que asocia a estos trabajadores —quienes em- moralidad de los dominadores; se garantiza su independencia como corporación
piezan a ser independientes por la vía de la descorporativización de la institución en tanto que resguardo para que no sean controlados bajo relaciones serviles
esclavista— con familias independientes; asociación que obedece, como en el caso —encomiendas, mitas, y otras—, es decir, se los reconoce como vasallos del rey
anteriormente citado, a lazos de consaguinidad y afinidad reales, o, en el caso de mientras permanezcan corporativizados y organizados en resguardos, aunque se
los libertos, los manumisos y los matrimonios entre esclavos y libres —donde no manifiesta cierta segregación separándolos del resto de la sociedad, y esta es la
existe un nexo de sangre entre ellos y el propietario— se crea el vínculo, asocián- segunda intención de las ordenanzas, pues apuntan a mantener la corporativización
dolos o agregándolos a una cabeza de familia, bien sea la de sus antiguos amos o la sin que ello excluya el deseo de blanquear al indígena mediante la imposición de
de otros propietarios. la cultura blanca.

Es importante señalar aquí, que bajo la categoría censal de agregados se Después de la fundación de Medellín, se crea el resguardo de La Estrella para
nombra una relación social de producción distinta a la esclavista aunque esta remplazar el de San Lorenzo de Aburra, bastante descompuesto para esta época;
institución permanezca formalmente; relación que a pesar de contemplar algunas como algunos indígenas tienen casas en la plaza de Medellín, el Cabildo dispone
veces el pago de salarios y otras veces la posibilidad de arrendamiento, no obedece que éstas sean compradas por blancos y que los indígenas se localicen en Guanteros,
103

a los moldes típicos del trabajo asalariado o del terrazgo, sino a un vínculo de donde se les adjudicará terrenos para sus viviendas.
carácter parental real o formalizado a través de la agregación del agente a una A principios del siglo XVIII se crean los resguardos de la jurisdicción de
cabeza de familia en calidad de partícipe, de miembro constitutivo de esa unidad Rionegro, entre ellos el del Peñol, fundado en 1774 por el gobernador Juan
familiar ampliada, con los deberes y las obligaciones que tienen los hijos de familia Jerónimo de Enciso, el de San Antonio de Pereira y el de nuestra señora de
104
para con sus padres y tutores y con las prerrogativas sociales que tienen los menores Purificación de Sabaletas.
con respecto a sus progenitores. Estas reducciones y pueblos de indígenas tuvieron una vida muy aleatoria; los
Esta familia ampliada con los agregados funciona como una unidad indios tributarios —única definición institucional para determinar quiénes per-
económica; es decir, volvemos a encontrar la misma característica que anotábamos tenecen a esta corporación— se reducen dramáticamente en un tiempo muy corto:
para la élite, pero en otros sectores sociales donde lo parental opera además como en el resguardo de San Lorenzo de Aburra por ejemplo, existen en 1616 ochenta
105

un dispositivo mediante el cual las viejas etnias dominadas se disuelven y se indios tributarios y en 1669 quedan sólo tres. De otro lado, sus tierras son
blanquean por la asunción del modelo cultural de la etnia blanca. invadidas por los terratenientes de la zona interesados en las minas allí existentes
o en la apropiación de las tierras de cultivo; por ejemplo, grandes propietarios de
Algo similar a lo que acontece con la institución de la esclavitud sucede con
Rionegro como don Ignacio Mejía Gutiérrez, don Nicolás Mejía Montoya y don
los resguardos en Antioquia, es decir, su rápida descomposición y su tránsito hacia
vínculos parentales de mediación.
La debilidad de los resguardos en Antioquia está determinada desde su 102 José María Resnerxí Saeriz, GokmadOTü ^ 1.1, p. 44.
origen mismo, el cual se relaciona más con las reducciones que con el recono- 103 Beatriz Patino, Clases sociales... p. 179.
cimiento de comunidades tradicionalmente asentadas en un lugar, a la cuales 104 José María Restrepo Sáenz, Gobernadores de Antioquia 1579-1819... p. 150.
se les fija una porción de tierras para la subsistencia. 105 Beatriz Patino, Clases sociales... p. 202.

i.
2 4 8 / Las raíces del poder regional: el caso anáoqueno Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 4 9

José Antonio Botero aparecen con tierras en el resguardo de San Antonio de porativización se acelera y cada vez se hace más difícil establecer el status público
Pereira; igual sucede en los resguardos del Valle de Aburra. En 1671 el gobernador de los indígenas, y así esta etnia se disuelve paulatinamente en una amplia capa de
Francisco Montoya denuncia que don Antonio Zapata Gómez de Muñera, doña mestizos; dedicándose algunos de ellos al rescate, otros a la minería independiente
María de Ordaz y Figueroa viuda de don Fernando Toro Zapata, el contadot y otros a la producción agrícola. Además algunos de estos indios descorporatívi-
Antonio Atehortúa, Alonso Gómez de Miranda, el Alférez Juan de Céspedes y zados pasan a ser agregados en tierras de los grandes propietarios.
otros, tienen sus ganados en el resguardo de San Lorenzo de Aburra. Los intereses Otra relación social instaurada como respuesta a la descorporativización de
de los blancos en las propiedades de los resguardos también se expresan mediante la sociedad colonial es la de mercedarios, quienes viven a merced o reciben
los cabildos, ante los cuales solicitan el traslado de comunidades a otros territorios, mercedes de tierra de los grandes propietarios rurales y que, como en el caso de los
como en el caso de San Antonio de Pereira que intentan agregarlo al resguardo del agregados, aparecen adscritos a una cabeza de familia.
Peñol, lo cual nunca se logró, y el traslado de aquél hacia el Chuscal por orden del Esta forma de relación social, reproduce el proceso de otorgamiento de tierra
arzobispo virrey Caballero y Góngora en 1785. de la Corona española a sus vasallos más distinguidos; el rey español, propietario
Estos embates de los blancos contra la propiedad corporativizada de los indios nominal de las tierras de América, otorga graciosamente mercedes de tierra a los
indudablemente contribuyen a la descomposición, pero igual situación viven los conquistadores y principales agentes coloniales y éstos a su vez, manteniendo la
otros resguardos de la Nueva Granada; quizá lo más horadador para esta institución propiedad sobre este recurso, conceden mercedes de tierra a quienes carecen de
en Antioquia es la convivencia con blancos instalados desde muy temprano en los medios de subsistencia. 111

pueblos de indios, donde se mezclan y de esta manera pierden éstos el status público En algunos casos se trata de realengos alejados de los centros poblados donde
de tributarios, pues utilizan su condición de mestizos para evitar el pago del tributo —con el fin de responder a la exigencia de las leyes coloniales de desmontat y
y soslayar así su status público como habitantes de los resguardos aunque residan cultivar, toda o una parte de la extensión asignada— los mencionados agentes
en éstos. permiten el asentamiento de pequeños colonos que viven a merced y desmontan
Tal como lo ordenan las leyes de indias, los pueblos de indios rápidamente y cultivan, garantizando el derecho de los grandes propietarios a la tierra.
dejan de ser exclusivos lugares de residencia para esta etnia, pues los criollos o En otros casos, el proceso obedece a una monopolización del recurso tierra en
mulatos e incluso negros libertos también se instalan allí. Por tal motivo, desde zonas de mayor densidad de población; los pequeños colonos reciben tierras a
106
1670 se quejan los vecinos de San Jerónimo de la invasión de blancos; igual merced, estableciendo con los propietarios una relación que en algunas partes de
sucede en San Antonio de Pereira, donde —en un levantamiento indígena a finales la Nueva Granada se desenvuelve hacia el terrazgo, pero en Antioquia se aproxima
del siglo XVIII como efecto de los intentos de desmembración del resguardo y la más al arrendamiento. Los mercedarios pagan arrendamiento en dinero, pues no
apropiación de las tierras mejores por los terratenientes de Rionegro— los criollos están fijados a la tierra como los terrazgueros y pueden cambiar de un propietario
107
blancos casados con indias apoyan las protestas de sus parientes políticos. a otro, como se deduce de las declaraciones de Vicente García, "libre vecino de
En Sopetrán, Buriticá y Sabanalarga, según el gobernador Silvestre, "existen San Cristóbal que informa que es mercedario unas veces de uno o de otro dueño
muchos libres dentro de su resguardo con consentimiento de los naturales [...] y de la tierra". 112

en Sopetrán los indios tienen abandonadas sus tierras y arrendadas o dejadas a los Allí donde la tierra está muy monopolizada como en Hato Grande, la familia
libres". Silvestre muestra una preocupación especial por elaborar las matrículas Isaza Pérez declara que en sus tierras se hallan agregadas una familia blanca y 43
de los indios tributarios en todos los resguardos y pueblos de indios de la provincia, mestizas y mulatas.
109
pues según él "no existen o están totalmente desactualizadas"; igual interés Agregados y mercedarios constituyen pues una primera forma de encua-
manifiesta Mon y Velarde, quien dicta un vasto cuerpo de ordenanzas para dramiento de agentes descorporativizados, en la cual se mezclan los trabajadores
reglamentar el arrendamiento y el control político institucional y tributario de los libres, los esclavos y los indios que todavía quedan en los resguardos y los pueblos.
110
indígenas en la provincia. Pese a estos grandes esfuerzos, el proceso de descor-

111 Según Ots Capdequí "las reales cédulas de gracia o merced de tierras con carácter individual
106 Ibta\,p. 119. junto a las capitulaciones y los repartimientos, fueron, desde los primeros tiempos, títulos
originarios para la adquisición del dominio privado de las tierras; las reales cédulas, ordinarias
107 Ifeíd.,p.207.
o extraordinarias de gracia o merced. Estas mercedes de tierras se otorgaron: unas veces, en
108 Francisco Silvestre, Archivo Historial... p. 75. compensación de servicios prestados por el favorecido y mediante una real cédula". José María
109 Ibíd., p. 80. Ots Capdequí, Historia del derecho español., p. 239.
110 Emilio Robledo, Bosijuejo biográfico... p. 256-295. 112 Beatriz Patino, Clases sociales... p. 173.
2 5 0 / Las raíces del poder regional: d caso anaoqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 5 1

Lo característico de esta relación es que asume una típica estructura parental, pues social. El vago, como el hijo del esclavo nacido "libre", debe retribuir con
los agentes son adscritos a una cabeza de familia y los vínculos con los propietarios trabajo y con obediencia filial.
no son únicamente de trabajo sino de cierta dependencia paternal, donde las Estas formas de relación social "agregados, mercedarios y concertados" tien-
responsabilidades trascienden el intercambio de productos, para inscribirse en un den a la autonomía económica y social de éstos, ademas cumplen una función de
contexto de protección, de apoyo y de funciones educativas orientadas a enseñar control social muy importante y de mediación en la cohesión de una población
hábitos y buenas costumbres "léanse de la etnia blanca" a quienes provienen de triétnica para la constitución de un pueblo con raíces sociales y raciales diferentes,
otras etnias. pero unificado en tomo a parámetros culturales de la etnia blanca como la lengua,
la religión y el derecho.
Vagos, agregados, manumisos y concertados Este pueblo histórico que se está constituyendo por la vía de la disolución de
las etnias dominadas, de la descomposición del sistema de castas y la descorpora-
tivización de las formas orgánicas del mundo colonial, se consolida sobre la trama
Otra versión de la estructura parental, desarrollada con la descorporativización y
113 de lo parental; este es su principio constitutivo o estructurante. Esta red parental
la descomposición del sistema de castas, es el concertaje. No es casual que una
la encontramos con algunas variables en los distintos ámbitos de la vida social,
vez adquirida la independencia y aprobada la manumisión de esclavos en la
económica y cultural, con innegable incidencia en la constitución de relaciones
provincia se adopte la vieja práctica del concertaje de los hijos de esclavas, a pesar
parentales de poder.
de haber nacido libres gracias a la ley; es decir, aquellos deben permanecer bajo el
dominio de los amos de sus padres hasta la mayoría de edad. Los agregados, los mercedarios y los concertados son en general formas de
control social y económico que responden al proceso de descomposición de castas
El amo debe enseñar hábitos de trabajo y buenas costumbres al concertado,
y descorporativización de las instituciones coloniales, cuyas tendencias se orientan
un oficio útil, ponerlo en condiciones de ganarse el sustento y por ende sostenerlo
hacia la formación del trabajador libre y con propiedad privada; pero esto no
hasta que llegue a la mayoría de edad; obligaciones estas que corresponden al pater
significa que dichas formas impliquen un proceso de transición, pues muchos de
farnüiae en el modelo clásico; el concertado, a su vez, debe retribuir estos gastos
los esclavos o indios de resguardos o mulatos y mestizos procedentes de las minas,
con su trabajo gratuito y su obediencia filial hasta el término de esta forma de
las haciendas y los pequeños poblados no pasan necesariamente por dicha estruc-
mediación entre la esclavitud y la libertad.
tura social; tampoco se puede afirmar que ésta afecte sólo las etnias dominadas
De igual manera se procede con los vagos concertados con un patrón,
"negros indios y sus mezclas", pues algunos blancos o blanqueados por razones
quien debe enseñarles a trabajar y debe responder por ellos ante las autoridades
económicas o por consideraciones morales frente a su comportamiento son mer-
e informarlas cuándo el vago en cuestión puede adquirir la independencia 1 4
cedarios, agregados o concertados.
Queremos tesaltar que estas estructuras mantienen al trabajador semiatado
mediante su adscripción a una cabeza de familia independiente y que, en con-
113 Según Ots Capdequí, se recurre al concertaje para remplazar los mecanismos forzados secuencia, este trabajador pierde el estatuto público y entra en una sociedad civil
del trabajo como las mitas y los repartimientos. En Antioquia, evidentemente también en formación, pero en calidad de menor de edad, sujeto a un patrón —padre—
es utilizada con ese sentido, pero tiene además la intención de controlar socialmente las que puede ser el mismo a quien sirviera antes él o sus progenitores u otro distinto.
etnias dominadas que empiezan a ser ubres; también sobre los menores que carecen de Los efectos transformadores de estas relaciones sobre la sociedad colonial son
padres o sobre quienes presenten conductas desviadas de los parámetros establecidos por
evidentes, como también lo es la importancia de la red parental para la cohesión
la dominación blanca. Al respecto dice Mon y Velarde:
del pueblo histórico antioqueño y para el ejercicio de relaciones de poder y
Por cuanto hay muchas personas de uno y otro sexo que carecen de industria y ocupación,
por haber crecido excesivamente su número y no haber en estas inmediaciones tierras dominación sobre una capa muy amplia de agentes privados y trabajadores libres
suficientes, conforme al incremento que han tenido las familias, celará el juez actual y que han perdido su status público.
sus sucesores en procurar su destino, haciendo se establezcan donde hay terreno fértil y
abundante para que busquen su manutención y sustento remitiendo los que le parezcan
a la población de San Carlos de Priego [...] pero las muchachas y muchachos que no
tengan padres o no cuiden éstos de su educación y sujeción, los colocará y concretará
con personas trabajadoras de buena conducta para que les enseñen a trabajar, instruyén- 114 Las razones "morales" como la vagancia, la prostitución, los juegos de azar o la
dolos en la doctrina cristiana y dándoles su comida y vestuario hasta ponerse en estado. desprotección familiar también constituyen motivos para concertar blancos durante
Emilio Robledo, Bosquejo biográfico... vol. 2, p. 172. José María Ots Capdequí, Historia periodos más o menos largos, pero sólo una minoría de éstos estuvo sometida a esta
del derecho... pp. 210-212. condición semiatada, la cual se aplica más con menores de edad.
2 5 2 / Las raíces del poder regional: á caso anaoqueno Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 5 3

La sociedad de negocios y las clientelas e inició los trámites legales para cobrar sus deudas; los costos del traje, el funeral
y el papel sellado se anotaron en la cuenta de su viuda [...]. Malina es pues no
Ya vimos cómo la estructura de parentesco es el medio más socorrido en Antioquia sólo transportador y vendedor de mercancías y avaluador de oro, sino también
para poner en común varios capitales con el fin de dar a los negocios una expansión banquero, padre en ausencia, promotor, cartero y despachador de formulas.
que de otra manera no hubiera sido posible, convirtiéndose lo parental en antece-
Las rnismas funciones debieron desempeñar para sus clientes, los comerciantes
dente de las asociaciones y casas de negocios creadas en el siglo XLX y de las
en las parroquias alejadas; cuando alguien planeaba viajar de Medellín, a la capital
posteriores sociedades anónimas. También comprobamos cómo las unidades pro-
del Virreinato, a Honda, Mompox, Popayán o Cartago era frecuente que pidieran
ductivas agrícolas y mineras, grandes o pequeñas, vinculan los diferentes agentes
"órdenes" a sus clientes para realizar gestiones, llevar recados, hacer compras o
participantes como patrones o trabajadores, esto dentro de relaciones parentales
115 prestar cualquier servicio que los parroquianos necesitasen en la ciudad de destino
donde los mercedarios, agregados y concertados son el ejemplo típico.
del viajero.
La actividad mercantil en grande y pequeña escala también se estructura a
Don Pedro Rodríguez de Zea por ejemplo, es comerciante en Santa Fe de
partir de lazos parentales y es innegable la incidencia de esta matriz social en la
Antioquia y agente de muchos tratantes de Medellín y Rionegro a quienes les
temprana configuración de mercados regionales, aunque no se legitiman sobre una
despacha mercancías, les distribuye sus encomiendas, paga por ellos las deudas y
forma semiatada como en los procesos productivos, sino en relaciones parentales
los impuestos y realiza gestiones tan complejas como las de don Mateo en
de mediación que aquí denominamos "clientelas"; las cuales implican el intercam- 118
Medellín. En una sociedad con una estructura comercial amplia, donde ésta no
bio de mercancías, la prestación de servicios, la solidaridad social, la colaboración
es monopolizada por un pequeño grupo, la prestación de estos servicios adicionales
en asuntos personales y por qué no, cierta lealtad a principios, creencias y posturas
y complementarios es una forma tanto de mantener clientelas aseguradas, como
políticas; es decir, las clientelas involucran actividades que no hacen parte de lo
de conceder al comerciante un lugar importante en la vida familiar de sus compra-
económico en sentido estricto, por las cuales no se cobra y su fundamento es la
dores y a los abastecedeores —comerciantes— un status social privilegiado.
relación de carácter familiar ampliado.
Este proceso no se modifica después de la independencia, por ejemplo las
Las relaciones entre comerciantes grandes y pequeños —es decir, entre
prácticas mercantiles de don José María Botero Arango en Santa Fe de Antioquia
quienes tienen su sede en las principales poblaciones y los distribuidores de
no difieren mucho de las de don Mateo Molina cincuenta años antes.
mercancías en las minas y los pequeños poblados, así como las que se desarrollan 119
entre un comerciante y su agente en otro lugar del Estado o del reino— son Examinando el libro mayor de contabilidad de don José María Botero, se
116
relaciones sociales muy particulares y semejantes a las clientelas, pues los puede comprobar la realización de una serie de actividades muy complejas para sus
compromisos establecidos entre ellos trascienden la órbita de los negocios. clientes, tales como la entrega de dineros adelantados a los hijos y esposas de éstos
Ann Twinam describe así la relación que don Mateo Molina establece en cuando el padre está ausente; la compra, fuera de la Villa, de mercancías que
Medellín con sus clientes habituales: habitualmente no vende en su tienda; el pago de cuentas y la ejecución de tareas
diferentes para sus clientes de Anzá, Frontino y Sopetrán; además, orienta a los
[...] hijos, madres y esposas llegaban donde Molina con cartas de sus padres y
hijos de éstos cuando llegan a la capital a hacer diligencias, lo mismo que a las
esposos y si su crédito era bueno, Molina les suministraba el dinero solicitado (...)
un medellinense que se encontraba ausente envió a su hijo a la Villa para comprar personas procedentes de otros lugares hacia Santa Fe de Antioquia con una carta
frijoles y cerdos [sic] como estos artículos no se vendían en la tienda, éste prestó de recomendación de sus proveedores en otras ciudades.
dinero al muchacho para que los comprara en otra parte [...) cuando murió el
esposo de doña Rita Molina el comerciante arregló el funeral, pagó al sacerdote
117 Ann Twinam, Mineros, corneraontes y labradores... p. W.
118 Don Pedro Rodríguez de Zea en 1780 es, al parecer, un pequeño comerciante, pues no
figura entre los mayores importadores de Santa Fe de Antioquia, pero es además agente
115 La afirmación •sobre la predominancia de la pequeña producción independiente en mercantil de tratantes y mineros de Rionegro y Medellín, para quienes compra mer-
Antioquia se ha convertido casi en algo paradigmático, a esta línea pertenecen los textos cancías introducidas de Mompox y las despacha a sus demandantes en estas ciudades;
de Alvaro López Toro, Migración y cambio social... Roger Brew, El desarrollo económico de sobre esa base económica se despliegan relaciones de clientela muy complejas que le
Annoquia.... James Parsons, La colonización anüoqueña..., entre otros. permiten algunos años después a don Pedro Rodríguez de Zea cumplir un papel
116 El fenómeno de las clientelas ha sido una constante en los análisis políticos latinoameri- importante en el proceso de pobiamiento de Yarumal. Alvaro León Casas Orrego, El
canos y en aquellos asuntos ligados con el ejercicio electoral de los partidos, pero son comercio de las ciudades... p. 132.
pocos los trabajos que intentan desarrollar conceptual y teóricamente esa cuestión o al 119 Archivo Casa Comercial José María Botero Arango, "Libro mayor", Medellín, Fundación
menos diferenciarla por la vía descriptiva de otros asuntos afines como los caudillismos. Antioqueña para los Estudios Sociales FAES.
2 5 4 / Las raices del poder regional: el caso antioqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 5 5

El comerciante local establece entonces con sus clientes unos lazos que inscriben en otra matriz social de claro corte parental; de tal forma se gesta otro
van más allá de las relaciones mercantiles, pues no empiezan ni terminan con tipo de relaciones de poder, alejadas de las rígidas y jerárquicas predominantes en
el intercambio. Estas relaciones no sólo se prolongan en el tiempo sino que otros lugares del virreinato y que aquí hemos denominado relaciones integrativas
involucran otros miembros de la familia del cliente y del comerciante, quien o incluyentes de poder.
además de ser proveedor cumple tareas que van desde el consejo, el apoyo y la
recomendación hasta la realización de los más simples y cotidianos mandados
120
La fundación de poblados y él localismo
para sus c l i e n t e s .
Si se investigan por ejemplo los indultos otorgados en Antioquia entre 1814 Ya vimos cómo los cabildos constituyen los lugares de cierre y de control para la
y 1820 tanto por el gobierno español como por el republicano, se puede detectar preservación del poder institucional de las élites dominantes; pero a su vez son la
cómo quienes sirven de garantes de la lealtad y la neutralidad futura del amnistiado puerta falsa por donde ingresan nuevos sectores sociales y étnicos, lo cual se
son por lo general comerciantes importantes de las localidades. En Santa Fe de presenta como efecto de la fundación de nuevos poblados que deben crear sus
Antioquia, don Tomás Pérez de Rubias y don Pablo Pardo, grandes comerciantes propios cabildos, donde el hecho de ser fundador concede la preponderancia social
de la zona, son también quienes avalan con su nombre a un mayor número de que es transmitida como patrimonio a los herederos. Las nuevas élites provenientes
personas; en Medellín lo son don José Antonio Mora y don Francisco Pizano muchas veces de sectores segregados por mezcla de sangre o ilegitimidad que
(véanse anexos 5.1,5.2 y 5.3). cuentan ahora con influencia económica, se constituyen ante todo en poderes
De esta manera se propicia la formación de una red de relaciones perma- altemos opuestos al viejo orden y a la vieja localidad de donde han emigrado
nentes y duraderas, en las cuales se vinculan los agentes que intervienen en la muchas veces en franca rebeldía.
compraventa con lazos que van más allá de lo estrictamente económico; estas Esta pluralidad de círculos que avanzan en el espacio, al ritmo de la expansión de
son semejantes a lo parental por su forma, su función y su estructura, pero son la red mercantil y de la frontera agrícola, permite la génesis de dos procesos de gran
diferentes en tanto no se institucionalizan ni se legitiman. Para diferenciar estas importancia social en la configuración del pueblo histórico antioqueño: la identidad y
relaciones de otras más tipificadas, como los agregados, las hemos denominado la diferenciación, ambos profundamente imbricados en la estructura parental.
"clientelas", las cuales ejercen una innegable influencia en los procesos políti- En efecto, cada nuevo poblado surge en parte como respuesta a demandas
cos de los siglos siguientes. económicas de producción, los fundadores empiezan por controlar un territorio
Esta red de relaciones de clientela que funciona en los ámbitos locales e integrarlo a la actividad minera y agrícola, y lo organizan como centro
importantes de la provincia también se reproduce de manera similar en los distribuidor de los recursos para los colonos exploradores de nuevas áreas. Pero
pequeños poblados y en las zonas mineras donde predomina el mazamorreo; allí, allí no se agota la función del poblamiento, éste también les permite a los
el rescatante establece con los eventuales compradores una relación de clientela fundadotes convertirse en un dispositivo de poder, pues mediante juntas de
121
cumpliendo para ellos tareas y servicios tan complejos como los prestados por sus pobladores cumplen las funciones propias de los cabildos en las villas y
homólogos en Medellín, Rionegro o Santa Fe de Antioquia. ciudades en tomo al reparto de la tierra y los solares y al control de los
Es posible que en estos contextos locales y vecinales la relación de clientela abastecimientos. Este mecanismo —el de las juntas de pobladores— también
sea aún más fuerte y que el papel del rescatante tenga mayor incidencia en el posibilita el establecimiento de relaciones legales con las autoridades provin-
proceso de blanqueado y de tránsito hacia la sociedad descorporativizada; pues ciales y virreinales para conseguir el reconocimiento oficial, legitimar la
como ya se dijo, el intercambio de productos y el establecimiento de relaciones posesión de la tierra y ejercer autoridad policiaca y judicial para garantizar así
permanentes y directas de los negros o los indios con un blanco o blanqueado, el el orden y las buenas costumbres.
hecho de ser sus deudores, de venderles y comprarles, significa para aquellos tanto Por lo general las nuevas fundaciones provocan la oposición de las ya
la legitimación de su independencia como el reconocimiento a su nuevo status existentes, de las cuales se hace la segregación territorial, oposición que se
social y el camino mediante el cual estos agentes recién descorporativizados se convierte en verdadera hostilidad en algunos casos. Por ejemplo, Santa Fe de
Antioquia intenta en varias ocasiones oponerse a la fundación de Medellín con
el argumento del menoscabo que sufrirían sus rentas y las de la Iglesia; pero
120 Las clientelas, como forma de relación comercial, aún se mantienen en las zonas
campesinas de pequeña producción. Son frecuentes entre los compradores locales de
café en la zona del suroeste antioqueño y en áreas típicas de economía campesina del
Oriente del mismo departamento. 121 Emilio Robledo, Bosquejo biográfico... vol. 2, pp. 10-25.
2 5 6 / Las raíces del poder regional: d caso anaoqueño Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 5 7

aducen también otros argumentos que revelan la diferenciación que por motivo erigida en ciudad y tener la de Marinilla pendiente y adelantada igual pretensión
de raza se hace de los habitantes del Valle; dicen los "blancos" de Santa Fe de para Villa, se miran los habitantes de una y otra parte con particular emulación
1 4

Antioquia que los habitantes de Medellín son descendientes de indios y negros que toca en desafecto.

y que su lugar es un hato propio para criar ganado. Esta razón al parecer no La fundación de Yarumal, segregada de Santa Rosa de Osos, genera la
tiene mucho arraigo en la realidad, pues buena parte de los fundadores de oposición de los pobladores de esta última, no sólo porque éstos monopolizan
Medellín proceden de las familias dominantes de Santa Fe de Antioquia; mas incluso los terrenos donde se creará el nuevo poblado, sino también porque en
lo que importa aquí no es la veracidad o falsedad de esta tesis sino el hecho de torno a éste se enfrentan intereses de mineros y comerciantes de distintos lugares
esgrimirla en contra de los pobladores de Medellín, pues aquella ha sustentado de la provincia por el control del oro.
el discurso tácito y expreso mediante el cual la élite tradicional de Santa Fe de En otros casos, la fundación de nuevos poblados la detetminan la construcción
Antioquia ha impedido el acceso al poder institucional y al seno de sus familias de un camino, mediante el cual se intenta romper un viejo monopolio mercantil o
a las élites emergentes. Se trata ahora de poner obstáculos a una fundación que encontrar rutas más cortas para el abastecimiento de las minas y la comercialización
evidentemente lesionará el fisco y el control económico y político de Santa Fe del oto. Es el caso del camino desde Sonsón hasta el río Magdalena, otorgado a
de Antioquia, por ello insisten en el origen mezclado de los adinerados fun- don Felipe Villegas y sus socios, quienes buscan controlar el comercio con los
dadores de Medellín. productos que traen de Honda y Mariquita, lo cual influye en la importancia
Aunque el gobernador Montoya y Salazar decreta la erección de la Villa desde comercial de Rionegro y en la decadencia de la ruta por el puerto Espíritu Santo
1671, a raíz de los buenos oficios de la élite de Santa Fe de Antioquia, la Real controlada desde Santa Fe de Antioquia, además impulsa la propuesta de la
Audiencia suspende el proceso durante varios años y la fundación sólo se logra en construcción del camino de Urrao a Bevará hacia la costa del Pacífico, con lo cual
1674 por Cédula Real cuando sus principales promotores, el gobernador Montoya los señores de Santa Fe de Antioquia pretenden resarcirse de los efectos negativos
y Salazar y el presbítero José Gómez de Ureña, han fallecido. 122
de la competencia mercantil de Rionegro y Medellín.
La fundación de Rionegro implica también pleitos tanto con la capital Estas fundaciones están pues inmersas en el conflicto de la competencia.
—Santa Fe de Antioquia—, pues ésta reclama como ejidos suyos el Valle de San Además, los colonos que se aventuran por esas soledades establecen con los
Nicolás «de Rionegro, lo cual conduce a un sonado litigio resuelto a favor del nuevo promotores y comerciantes típicas relaciones de clientela, mediante las cuales los
poblado; como con la ciudad de Arma Viejo, a causa del traslado de los títulos de primeros obtienen los recursos inínimos para la supervivencia y los segundos
Villa y de la imagen de la virgen de la Candelaria. Los opositores a la fundación de garantizan el éxito de la empresa mercantil y hacen atractivo el camino para los
Rionegro aducen también, entre otras razones, la presencia de mulatos, indios, eventuales viajeros y sus recuas.
mestizos; y negros, lo cual evidencia que se trata en este caso de élites nuevas El proceso de expansión mercantil supone entonces nuevas fundaciones, que
surgidas en el contexto de la expansión económica. • a su vez son círculos restringidos y locales de poder, opuestos y segregados de
Es tanta la hostilidad entre los pobladores de Arma Viejo y los fundadores de poblados ya existentes y enfrentados con éstos por intereses que no se agotan en
Rionegno, que los primeros le informan al visitador Mon y Velarde "que desertarán lo económico, sino que conllevan al surgimiento de un poder alterno condensado
de la provincia y aun si fuera posible de los dominios del rey católico, antes que primero en las juntas de pobladores y luego en los cabildos.
123
reunirse a los de Rionegro". En los espacios locales recientemente fundados volvemos a encontrar como
Esta fundación también enajena la buena voluntad de los pobladores de elementos fundamentales las relaciones de clientela entre los miembros de las
Marinilla, quienes miran a los colonos de San Nicolás como posibles competidores, juntas de pobladores y aquellos que pretenden agregarse al nuevo poblado.
además <de considerarlos como de escasa tradición familiar, surgiendo muy pronto El proceso de fundación no es tarea fácil, por lo general significa trámites
una hostilidad recíproca. burocráticos muy complejos y muy costosos; tales como redactar y enviar memo-
Sobre este aspecto dice Mon y Velarde: riales al gobernador de la provincia y a la Real Audiencia; elaborar censos sobre los
potenciales pobladores y sus familias, sus oficios y su lugar anterior de residencia;
Aunque puede parecer adoptable el de que se incorporen Marinilla y Rionegro
alternando los reinos en sus elecciones de empleos concejiles, hallo particular elegir el terreno que además de ser realengo ofrezca recursos básicos como aguas y
oposición entre estos vecindarios para el efecto, pues con motivo de estar Rionegro maderas para construcción y que cumpla con los mínimos requisitos de higiene;
medir el terreno, para lo cual se requiere la ayuda técnica de un agrimensor;

Mamuel Monsalve, Libro de actas del cabildo... pp. 14-16.


Emiilio Robledo, Bosquejo biográfico... vol. 2, p. 310. 124 Ibíd., p. 405.
2 5 8 / Las raíces del poder regional: el caso antioqueño
Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 5 9

distribuir los lotes entre los pobladores, señalando los ejidos así como las parcelas
Las juntas de notables o juntas de pobladores necesitan de los colonos para
para la explotación agrícola; finalmente, construir la iglesia, pagar el estipendio al
consolidar la población; deben por eso, atraerlos ofreciéndoles garantías para el
125
cura y conectar el nuevo poblado con un camino principal u otra localidad.
asentamiento y conseguir de ellos el respaldo sin el cual la nueva fundación no sería
En suma, es un proceso complejo, costoso y fuera del alcance de un colono
posible. Según las Ordenanzas de Mon y Velarde, se requiere al menos un número
pobre, un mazamorrero trashumante o un agente recién descorporativizado, in- 127
de cuarenta cabezas de familia para iniciar el trámite de la fundación. Para los
cluso de un grupo de ellos; por esto al frente de tales procesos de fundación siempre
colonos, por su parte, la incorporación a un nuevo poblado significa legitimar su
se encuentran promotores con intereses mercantiles o que se disputan los controles
situación civil como vecinos; es decir, inscribirse en esa nueva trama social como
sobre los mercados regionales o locales.
agentes despojados de sus particularidades étnicas, y adquirir no sólo garantías
Estos promotores asumen las tareas ya descritas y avanzan los dineros nece-
materiales para la subsistencia independiente: tierra, recursos económicos y apoyo
sarios para cumplir con los trámites y las exigencias; estos dineros se reembolsan
institucional y económico; sino también la categoría de vecinos de un poblado,
posteriormente en forma de tierras o mediante el remate público de un terreno de
lo cual les garantiza la individualidad y la libertad, además de cierta preeminencia
la nueva población. Los promotores operan como juntas pobladoras y adquieren la
social sobre quienes aún no tienen dicha categoría. En suma, significa entrar a la
legalidad institucional gracias al nombramiento que reciben de jueces pobladores.
sociedad civil que se está constituyendo, al mundo de las relaciones privadas; en
Estas juntas representan a los colonos, configurándose así una relación de
consecuencia, la pérdida total del viejo status público supone arraigarse en un
clientela que, aunque no está exenta de conflictos, consolida el localismo y refuerza
terruño, en una pequeña población de la cual pasan a ser integrantes, corpus social
el sentido de pertenencia y de diferenciación con la vieja ciudad que se opone a la
y político.
El avecindamiento los adscribe entonces a una red social de vecindario, a la
cabeza de la cual están "los fundadores", quienes por el hecho de serlo se convierten
en un nuevo círculo de poder que reproduce el anterior y cierra las posibilidades
125 En las instrucciones de Mon y Velarde para la fundación de Yarumal se pueden apreciar
de acceso para agentes nuevos que pretendan acceder al ámbito local de poder.
algunos de estos requisitos:
"Habiéndose comisionado para este efecto a V.M.D. para que desde los principales
de los que hallan dispuestos a trasladarse, se presenten ante V.M.D. exponiendo es
su ánimo de formar las dichas poblaciones y que firmen por todos sus compañeros; a en la conciencia superior de figuras de la calidad de Bolívar y Sucre primero, de Martí
esta presentación, deberán acompañar una vista exacta y formal donde conste: no después [...] pero la patria no era América, vasto y vago conjunto difícil de aprehender
sólo las cabezas de familia y su vecindario, sino las personas que componen cada culturalmente. La identidad que se reivindica era función directa de los intereses
vecino, con inclusión de mujeres, hijos y esclavos si los tuviere (...) deberán exponer materiales locales: comercio, tierra e influencias políticas de ámbito parroquial." Edel-
estos causales en apoyo de su solicitud, pidiendo se les permita el nuevo estableci- berto Torres Rivas, "La Nación: problemas teóricos e históricos". Estado y política en
miento por carecer de tierras en otra parte y ser todos labradores y aplicados al laboreo América Latina, Lechner Roben (comp.), México, Siglo XXI, 1981, p. 118.
de las minas [...] se servirá igualmente expresar que sus climas son benéficos y sanos. 127 Emilio Robledo, Bosquejo biográfico... vol. 2, p. 14.
Que tienen buenas aguas[...] y que tienen muchas leñas y maderas para edificios [...] 128 Poco se ha elaborado en tomo a esta categoría histórica en América Latina, cuyo
establecido esto, demarcará el terreno que considere necesario para su establecimien- significado más profundo está arraigado en el tránsito de formas corporativas y de castas
to señalando a cada uno lo que necesite según su calidad y familia, [...] señalará el hacia la configuración de sociedades civiles; en la colonia clásica, la categoría de vecino
marco donde debe colocarse la población dejando plaza con la extensión que previene está ligada a la etnia blanca o blanqueada, la autonomía social y la independencia; al
la ley, mandando hacer las casas a cordel para cimentar este expediente, hará V.M.D. menos en este sentido lo utilizan los visitadores virreinales en la provincia de Antioquia.
que los sujetos que hacen cabeza y son los principales para este proyecto, me remita El proceso de blanqueado y descorporativización significa un cambio en el concepto de
cada uno un memorial exponiéndome sus designios con una matrícula pertinente y vecino ligándolo más al fenómeno histórico del localismo. Sin embargo continúan
exacta de los sujetos que quieren ir a la nueva población [...] con la instrucción de vigentes los criterios de autonomía social e independencia económica; pero es la forma
este expediente se podrá dar cuenta a su alteza, solicitando su superior aprobación de inscripción en los espacios locales del agente descorporativizado que gana al avecin-
para que esta sirva de título y resguardo a los nuevos colonos [...]". Emilio Robledo, darse en el poblado un nuevo arraigo social, una nueva identidad con su localidad, su
Bosquejo biográfico... vol. 2, pp. 14-15. parroquia y su espacio municipal; es en este contexto aldeano y fragmentado donde se
126 El localismo es un fenómeno general en América Latina, y según Edelberto Torres Rivas, configura la sociedad civil en América Latina. Vecino es en la crisis del orden colonial
es la forma primigenia de una identidad que por las condiciones concretas de la crisis quien se "avecinda", quien se arraiga en un pueblo —más fácil de lograrlo en los nuevos
del orden colonial y la ausencia de relaciones capitalistas no logra una dimensión que en los viejos—, que es propietario, vasallo del rey de España y que no puede ser
nacional. sometido nuevamente a ninguna forma corporativa. La independencia y la nueva
legalidad que instaura este proceso eleva los vecinos a la categoría de ciudadanos, es
"Las rivalidades locales y las relaciones hacia afuera del mundo americano, no hacían
decir, de miembros de la sociedad civil.
sino expresar también un Estado protonacional. El nacionalismo era, americanismo sólo
2 6 0 / Las raices del poder regional el caso anáoqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 6 1

La nueva entidad colectiva aparece representada por los fundadores, quienes Estos conflictos en muchas oportunidades ocasionan enfrentamientos no sólo
pasan a ser sus "padres" y el canal mediante el cual los colonos consiguen el acceso entre viejas y nuevas élites sino también entre las juntas de pobladores; los notables
a la tierra, el avecindamiento y la independencia económica. Así, el sentido de se dividen por competencia mercantil y más tarde por intereses políticos, divergen-
pertenencia a ese ente colectivo —el poblado— pasa por el reconocimiento de la cias que en algunas oportunidades involucran al común; pero en lugar de debilitar
paternidad poder del fundador y está ligado al ente estatal que lo representa: el el localismo lo fortalecen, mediante las relaciones de clientela y la estructura
cabildo; esto permite afirmar que para estos agentes recién descorporativizados, parental, fundamentos del gamonalismo del siglo XIX.
que empiezan a ser células de la sociedad civil por la vía del avecindamiento y del
poblamiento, la primera experiencia de territorialidad y de patria es el ámbito
Los dos vías del blanqueado
restringido de la localidad.
Este aprendizaje de lo nacional se inicia en lo local y las relaciones de El blanqueado junto con la sociedad de negocios y el localismo, son los procesos
vecindario, calcadas sobre lo parental, son el cordón umbilical de un nuevo arraigo de mediación más importantes para la constitución del pueblo histórico antio-
después de un proceso de descomposición de las formas corporativas anteriores; queño, cuyo principio estructurante es la relación parental ampliada.
así, el localismo, como fenómeno social de gran importancia en la Antioquia El blanqueado no es exclusivo de las élites conformadas por aquellas
borbónica y posiblemente también en otras regiones de la Nueva Granada, tiene familias tradicionalmente asentadas en la región, interesadas desde siempre en
dos vertientes imbricadas en su consolidación: los círculos autónomos inde- propiciar alianzas entre sus hijas y los españoles recién llegados para cambiar
pendientes de poder, gestados mediante la fundación de nuevos poblados por élites el balance racial, pues temen que algún impertinente gene recesivo denuncie
opuestas a las viejas, y, por otro lado, las relaciones de vecindario, de corte parental, 131
la presencia de una abuela negra o india; los grupos mestizos y mulatos
129
establecidas entre los colonos y los "padres fundadores". enriquecidos mediante el rescate también se involucran en el proceso al
Estos procesos de colonización, la ampliación de la frontera agrícola y el comprar cédulas de blanqueado o títulos de dones para acceder al control
poblamiento, se desarrollan en medio de grandes y pequeños conflictos ligados en institucional de los cabildos y ampliar por esta vía su capacidad de maniobra
algunos casos a luchas por la tierra como sucede en Yarumal, Sonson, Abejorral y económica; el blanqueado tiene entonces vastas proporciones, a él recurren
más tarde en la expansión hacia el sur —Salamina, Pacora, Neira, Manuales—; 130
también agentes del común con el ánimo de inscribirse en esa nueva matriz
en otros casos, este proceso lo marca la disputa por el control económico de regiones social parental. Así, blanquearse para las diversas etnias dominadas en Antio-
más vastas, por ejemplo, la fundación de Medellín por los mineros que se desplazan quia no sólo implica adoptar el cristianismo, la lengua castellana, la forma de
hacia el Valle de los Osos o el de Nueva Caramanta que responde al interés por el vida, las prácticas sociales y el derecho del blanco dominador; sino también
control del oro de Marmato y Supía. Ambas modalidades, la de la lucha por la tierra aprender a ser como los blancos, a la fuerza y mediante la violencia, pues de
y la del control de los mercados regionales, remiten a un lugar común: el poder, el hecho este procedimiento, denominado por los historiadores como la coloni-
control y la dominación del espacio territorial de la provincia. zación hispánica, se presenta con escasas variantes en toda Latinoamérica.
Es decir, en Antioquia las etnias dominadas además de aceptar o de resistirse
132
a la imposición de la cultura española, participan activamente en la construcción
129 La relación de vecindario en los poblados de la colonización a lo largo del siglo XIX de la red parental donde se gesta la sociedad civil de nuevo cuño; no son, pues,
queda cristalizada en la denominación "padre fundador" utilizada muy habitualmente
para designar a los notables que promueven y organizan las fundaciones. Esta voz no es
ningún eufemismo; por el contrario, corresponde de manera exacta al carácter de los
131 El título de Don es un reconocimiento a la limpieza de raza y de sangre del criollismo,
lazos entre fundadores y pobladores.
lo cual tiene incidencias en el orden administrativo y en la esfera del prestigio social.
Hay un caso en la historia de Antioquia que constituye la forma más acabada e Jaime Jaramillo Uribe, Ensayos sobre historia... pp. 196-202.
institucionalizada de este proceso. Es el de la fundación del municipio de Támesis. Don
132 Los fenómenos de la colonización de América Latina se han analizado bajo la óptica
Pedro Orozco, uno de los promotores del nuevo poblado, casado con doña Rafaela
antropológica de la trasculturación o de los fenómenos del mestizaje, en tales análisis se
Gómez y sin descendencia, adopta legalmente a muchos de los pequeños colonos que
enfatiza en la imposición violenta de la lengua, la religión, las normas y las creencias de
llegan a la nueva población —más de ochenta— a todos les da su apellido y parcelas
la metrópoli; esta vía violenta es destacada por Torres Rivas para diferenciar la formación
para cultivar. Salvador Orozco, Apuntes de la vida de Pedro Orozco, fundador de Támesis, de las nacionalidades en América Latina de las del continente europeo, donde un
Medellín, Imprenta del Departamento, 1887. proceso de confrontación de diferentes etnias en periodos muy largos da como resultado
130 Otto Morales Be ni tez, Testimonio de un pueblo, Bogotá, Imprenta del Banco de la pueblos cohesionados y nacionalidades sin fracturas étnicas tan drásticas como las de
República, 1962, pp. 72ss. América Latina. Edelberto Torres Rivas, Estado y política en América Latina... p. 115.
2 6 2 / Las raíces del poder regional: el caso arinoqueño Las redes parenuúes: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 6 3

únicamente receptoras pasivas de un adoctrinamiento extranjero, agenciado por La construcción de esta estructura parental ampliada, que remplaza la vieja
la administración virreinal y la iglesia católica, sino que también son protagonistas sociedad corporativa, se desarrolla en Antioquia por estas dos vías del blanqueado,
del nuevo orden que se pretende establecer Además, inciden en la transformación transformando profundamente las condiciones materiales en las cuales se desen-
134 v
de algunos de los parámetros eticoculturales de los blancos, esto en atención a
vuelve la vida social y se gesta un nuevo sentido común que liga con nexos
nuevas demandas sociales. Lo anterior confirma que la disposición de las castas de
permanentes los agentes sociales de diverso origen étnico en un pueblo histórico
la tierra, no se limita al abandono, el rechazo y el olvido de sus determinaciones
diferente de sus raíces.
socioculturales y étnicas, sino que implica también su participación activa en la
Los parámetros más generales de la cultura hispánica son agenciados por las
configuración del nuevo ethos sociocultural mediante la segunda vía del blan-
queado. vías de la imposición violenta de la lengua, la religión, las creencias, el derecho y
el sistema económico, es decir, la primera modalidad del blanqueado; en este
La segunda faceta del proceso de blanqueado si bien no excluye la
aspecto, Antioquia comparte con la Nueva Granada rasgos comunes que permiten
aceptación pasiva y la imposición violenta de los moldes socioeconómicos y
pensar que dispone de los elementos necesarios para constituir la nación. Pero la
eticoculturales hispánicos, las desborda en dos sentidos: por medio de una
segunda forma del blanqueado —la participación activa y voluntaria en la cons-
aceptación voluntaria y participativa en la construcción de la red parental
trucción de una red diferente de relaciones sociales— propicia la formación del
ampliada y mediante las transformaciones en el grupo dominador, pues éstos
sentido común antioqueño, entendido como una filosofía popular, una forma
terminan aceptando unas formas de relación social diferentes —incluimos aquí
particular de ver el mundo y transformarlo, de desarrollar la vida cotidiana y las
las de producción en sentido estricto, ideológicas y socioculturales entre
ptácticas sociales que a la postre constituyen el ethos sociocultural de este pueblo.
otras— que se alejan del paradigma colonial; esta segunda faceta, que denomi-
Es precisamente en esta segunda vía del blanqueado donde radica no sólo la
namos incluyente no excluye el conflicto, pues las contradicciones no des-
aparecen en el proceso de constitución del modelo parental ampliado; el 133 diferencia con el modelo clásico sino también la importancia de la red parental en
cual involucra los tres troncos étnicos y cuyo resultado siempre inacabado es la constitución del sentido común y la formación del pueblo histórico antioqueño.
el pueblo histórico antioquefto. El modelo clásico de la colonización de América se desarrolla a través de la
primera forma del blanqueado, que implica la absorción y destrucción de las etnias
dominadas y su inscripción forzada en la cultura occidental a partir de la imposición
de una nueva religión, una nueva lengua y una nueva concepción del mundo y de
La resistencia indígena o negra es otro factor que contribuye a la fractura nacionalitaria las prácticas sociales; proceso éste realizado dentro de un orden social estamentario
o al laxo ejido nacionalitario como lo denomina Torres Rivas: y corporativizado que garantiza la separación de los tres troncos étnicos. En este
"Después de trescientos años de coloniaje, con mayor o menor dosis de violencia, se contexto no sólo se asume la producción material y la extracción del excedente
produjeron resultados de ajuste cultural, de transculturación interna de los que resulta- económico sino que también marca el carácter general de las relaciones sociales
ron un idioma común y una misma religión, formas oficiales [legales] de comunicación
social y de concepción del mundo. Lo que fue legitimado por la fuerza adquirió
racionalidad por la costumbre, pero no hay duda de que en regiones como Meso América de sus orígenes donde todos los componentes sufren en mayor o menor grado la
o el mundo andino, los idiomas aborígenes y las cosmogonías precolombinas junto a otras transformación. Por el contrario, la vía impositiva del blanqueado mantiene la fractura
expresiones simbólicas y valorativas, se defendieron en simbiosis actualmente difíciles étnica, la desintegración, la total ausencia de cohesión y si existe acercamiento entre
de desentrañar, Y la superposición no fue sólo cultural, sino la de un poder imperial sobre estos grupos se presenta como expresión del llamado "malinchismo" o la entrega al
formas locales de organización del poder." Ibíd., p. 116. enemigo de clase o de etnia, o al extranjero de todos los secretos de su pueblo para
133 Esta vía de formación del pueblo histórico que aquí hemos denominado incluyente, es facilitarle la dominación. Para Torres, la vía que nosotros hemos denominado incluyente
la que corresponde a la descripción de Torres Rivas sobre los procesos europeos los cuales es en esencia europea; sin embargo en América Latina también se da algo similar aunque
contrastan con los latinoamericanos enmarcado en otros parámetros sociohistóricos como lo revela la experiencia de
Antioquia, deCosta Rica en América Central y de algunas zonas litorales de Venezuela
En tal sentido, los procesos culturales que se encuentran en la formación de la Nación
y Panamá.
moderna son el resultado de un prolongado enfrentamiento entre grupos o fuerzas
sociales portadoras de formas de vida material y espiritual que se funden para alcanzar 134 El sentido común es esencialmente histórico, determinado por la ccrnfrontación de
una homogeneidad superior [...] es decir mecanismo de ajustes entre diferentes sectores diferentes grupos étnicos y clases sociales, y su transformación obedece a los cambios
socioculturales de una sociedad, que implican el establecimiento de nuevas relaciones en las condiciones materiales de existencia social; "su rasgo más fundamental y más
culturalmente sancionadas. Ibíd., p. 114. característico es el de ser una concepción disgregada, incoherente, incongruente,
Es una vía que presupone los conflictos y las confrontaciones, pero el resultado es una conforme a la posición social y cultural de las multitudes (...)". Antonio Gramsci, Eí
síntesis que difiere de los orígenes étnicos de los tres troncos iniciales; un pueblo diferente materialisrno histórico... pp. 125-126.
2 6 4 / Las raíces del poder regional: el caso anáoaueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Anrioauia / 2 6 5

sostenidas en el estatuto público de los agentes y en la diferencia de castas de poder jerárquicas y verticalistas; en la Nueva Granada eso se presenta en el
rígidamente establecidas en los pueblos coloniales. altiplano cundiboyacense, Nariño, Cauca, algunas zonas de la costa Atlántica, en
Esta primera vía del blanqueado —imposición violenta— y el mantenimiento el nordeste, el occidente y los valles del río Atrato y los del río Magdalena en
de la forma corporativizada del orden social son los parámetros desde los cuales se Antioquia; en estas poblaciones, la descorporativización se realiza después de la
desarrolla la vida material en la Nueva Granada, lo cual propicia una sociedad Independencia, más por la vía jurídica que por la real y en medio de grandes
étnicamente fragmentada, donde las castas y las etnias no solamente están dife- traumatismos políticos y de conflictos raciales y étnicos, es decir, en las zonas de
renciadas por el status público, 135
es decir, por el lugar que ocupan en la producción exclusión.
y en la apropiación del excedente, sino que también están segregadas en el espacio Por el contrario, en las regiones donde el proceso de descorporativización del
territorial y discriminadas ante la administración, la religión y el derecho. orden social se desarrolla tempranamente, como en la Antioquia central, durante
Los dos parámetros anteriores suponen una situación de explotación, pues un periodo más largo y donde la órbita de lo privado se extiende desde antes de su
implican una serie de privilegios y segregaciones sobre los cuales no es necesario legitimación con la Independencia, la segunda forma de blanqueado fue la domi-
136
insistir; aquí sólo nos interesa destacar cómo ante esta situación las castos de la tierra nante —la incluyente—, pues logra no sólo revolucionar el espacio público sino
reaccionan de diferente manera: mediante la sumisión y la aceptación formal de la también el doméstico, propiciando tanto la disolución de las etnias dominadas
cultura blanca; manteniendo en la sombra, en el ámbito de lo doméstico, sus más como la incorporación de éstas a un nuevo corpus social.
acendradas tradiciones, prácticas sociales y formas culturales, lo cual se facilita, Aquellas regiones como la Antioquia central, presentan un balance favorable
aunque parezca paradójico, por las formas corporativas dominantes o, por el para esta segunda forma de blanqueado, se dan condiciones de vida material
contrario, resistiéndose a inscribirse en el mundo de los blancos, huyendo hacia diferentes a las del modelo clásico y las relaciones jerárquicas y verticalistas
zonas alejadas y de difícil acceso, como de hecho ocurre con algunas tribus dominantes en otros ámbitos no tienen lugar aquí; no porque los blancos antio-
indígenas, o mediante la rebeldía franca expresada en los palenques de negros. queños tengan per se una mentalidad distinta sino porque carecen de las condicio-
En ninguno de los dos casos, la sumisión aparente o la rebeldía abierta, se nes materiales para desarrollar dichas relaciones; por ello, deben deponer sus viejas
gesta un espacio propicio para la cohesión social; el blanqueado sólo logra éxitos concepciones sobre el trabajo manual y adoptar prácticas incluyentes opuestas al
parciales en el dominio de lo público pero no en la esfera de lo doméstico; además, paradigma colonial.
a partir de la corporativización de la sociedad, de la vida en común de las En estos casos de descorporativización temprana, con pérdida relativa del
colectividades negras e indígenas —palenques, resguardos, parcialidades, hacien- status público de los agentes y con descomposición de la sociedad de castas, las
das esclavistas o minería de cuadrilla— se preservan por más tiempo las etnias condiciones materiales son propicias para gestar un pueblo más cohesionado, más
dominadas, no sólo racial sino culturalmente, y los efectos de esto sobre la sociedad integrado, donde las fracturas y las diferencias sociales no dejan de existir pero son
en su conjunto son las fracturas y las escisiones, donde sólo unas relaciones de poder menos evidentes, menos transparentes y están mediadas por unas relaciones de
jerárquicas y verticalistas —sustentadas en parámetros ideológicos de nobleza de poder que permiten la formación de espacios económicos de acumulación y
cuna, pureza de raza y dominio económico— podrían mantener por la fuerza el enriquecimiento al igual que espacios políticos de mediación.
control social.
Podemos afirmar entonces que la primera forma de blanqueado predomina
tanto en aquellas regiones donde se sostiene lo corporativo durante más tiempo
136 Es importante aclarar que ambas formas de blanqueado no son alternativas o excluyen-
como en aquellas donde se generan formas de oposición, refugio y rebeldía; estas tes, es por ello que ambas están presentes en los procesos de conquista y colonización
regiones se constituyen en medios propicios para que operen los mecanismos de América, aunque su presencia es diferencial y en algunas regiones es desigual el peso
extraeconómicos clásicos para la apropiación del excedente económico, para la de cada una; así, cuando se habla de inclusiones no se está excluyendo la dominación,
consolidación de concepciones ideológicas señoriales y para posibilitar relaciones pues de hecho aquella es una forma específica y diferente de dominar, ni tampoco se
excluye el proceso impositivo violento que es una constante, por decir lo menos, en
América Latina; lo que nos interesa es el balance histórico de ambas vías, pues de allí
135 La legislación colonial dividió a la población en grupos definidos por su color, por su deviene la posibilidad de analizar tanto el carácter concreto de las relaciones de poder
origen y por sus funciones adscritas. En América, la tendencia medieval a aislar grupos como la especificidad de la conformación del sentido común.
socioculturales en forma de estamentos fue muy fuerte; cuerpos sociales cerrados, con La concepción althusseriana y del marxismo estructuralista en general, considera la
deberes y derechos específicos entre sí y con los del "exterior", separados por culturas y familia como un aparato ideológico del Estado; es decir, como un mecanismo del Estado
símbolos distintos. Todo esto no favoreció la formación de una conciencia nacional. para reproducir condiciones de la producción. Louis Althusser, Aparatos ideológicos del
Edelberto Torres Rivas, Estado y política... p. 117. Estado.
2 6 6 / Las raices del poder regional: el caso antioqueño Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 6 7

En la Antioquia central, el blanqueado por la vía incluyente se desarrolla la apropiación del excedente y ejercer el poder aceptan el oficio de tutores, dándole
fur«damentaLrnente en la esfera doméstica —privada—, en el mundo complejo y rico un marcado tinte parental a las relaciones económicas.
de la vida familiar, por esto, la estructura parental ampliada tiene un papel tan El blanqueado incluyente tiene también una importancia muy grande en la
importante en este proceso y constituye su principio estructurante, pues es precisamente formación del sentido común que constituye la sustancia primigenia de la identidad
en esa matriz social donde se inscriben los agentes provenientes de distintas etnias y y la cohesión del pueblo histórico antioqueño y de los elementos diferenciales que
donde se originan relaciones sociales incluyentes que ligan los agentes con lazos de le permitieron aparecer en el contexto de la Nueva Granada con un perfil
parentesco institucionalizado como los agregados, merced arios y concertados, y de reconocible para propios y extraños.
parentesco no institucionalizado como los de clientela y vecindario. Esta inscripción de
los agentes en la estructura parental ampliada, revoluciona el espacio de lo doméstico
Ejes formadores de la identidad
privado, transformando así las condiciones de la vida material, gestando y ampliando
el espacio de las relaciones privadas que hicieron inoperante, por decir lo menos, la El sentido común del pueblo antioqueño se configura a través de las particulari-
estructura de lo público colonial. dades del proceso de blanqueado en su dimensión incluyente, y si bien se expresa
Esta experiencia histórica diferente permite no sólo consolidar la identidad en prácticas sociales y criterios ideológicos denominados por los investigadores
del pueblo antioqueño sino también marcar su diferencia con otros espacios actuales como "antioqueñidad", no quiere decir que éstos operen únicamente en
territoriales de la Nueva Granada. el campo de las representaciones, en la órbita de lo simbólico. Estas construcciones
Los elementos nacionalitarios comunes en la Nueva Granada provienen del pensamiento colectivo tienen anclajes muy concretos en la singularidad de la
de la vía jerárquica del blanqueado; pero la predominancia en la región vida material de Antioquia, y el hilo cond uctor que nos permite establecer la ligazón
antioqueña central de la vía incluyente provoca la formación de un pueblo entre unos y otros es el proceso de blanqueado por la vía incluyente que se desarrolla
histórico que sólo comparte con el resto del virreinato aquellos procesos sobre el principio estructurante de la red parental, en el ámbito de lo doméstico-
socioculturales agenciados desde lo público colonial. En ese contrapunto privado.
identidad-diferenciación es ptecisamente donde puede entenderse la lógica de No es de extrañarse entonces, que uno de los elementos más relevantes del
la regionalidad colombiana del siglo X I X . sentido común de Antioquia sea la familia y los valores tradicionales adheridos a
Por las consideraciones anteriores podemos pensar que el proceso de blan- ella: obediencia filial, protección paternal, solidaridades primarias, unidad en torno
queado del común, desarrollado en la Antioquia central por la vía incluyente, a la actividad productiva, papel protagónico de la madre como elemento portador
constituye un elemento de mediación en el tránsito de lo triétnico a la formación de la tradición y base de esa célula del orden social de proyección hacia el futuro
del pueblo histórico. y la defensa de todo aquello que se oponga a su estabilidad y permanencia.
La estructura parental con las telaciones que la constituyen tiene necesaria- Vimos además el importante papel desempeñado por la estructura parental
mente su génesis en lo doméstico, y es perfectamente compatible con la vieja en la constitución de la élite dominante en Antioquia, la cual opera como canal
sociedad corporativa y de castas, pero en Antioquia tal estructuta desborda el de flujo de los capitales generados en la minería hacia la órbita mercantil, como
espacio de lo doméstico, se extiende por fuera de las unidades familiares como una lugar de anudamiento de intereses económicos y políticos divergentes, como
respuesta específica a la descorporativización de la sociedad. Esta ampliación de germen de la asociación de capitales, como antecedente histórico de la sociedad
los lazos parentales va configurando necesariamente el espacio de lo privado y de anónima y como elemento de control político a través de los cabildos. El orden
la sociedad civil prematura que se desarrolla cuando aún permanecen vigentes las familiar se desarrolla con igual fuerza entre el común, pues la familia es la unidad
instituciones típicas del mundo colonial. básica de producción y consumo en la pequeña y mediana minería y en la
La estructura parental ampliada inscribe el agente descorporativizado en una agricultura, eincluso en el comercio, y es también la unidad básica del poblamiento
matriz de relaciones donde pierde no sólo su status público sino también los nexos y el avecindamiento; pero quizá más importante que todo esto, es que la estructura
con su comunidad étnica y se introduce en ese nuevo orden social privado, pero parental ampliada o plena y las relaciones que la constituyen —de parentesco, de
no como individuo abstracto, ni como sujeto de derechos y deberes y portador de clientela y de vecindario— son el basamento material, la experiencia histórica de
mercancías como correspondería en la vigencia plena de la sociedad civil dentro una colectividad formada sobre la descomposición de etnias totalmente diferentes
de la relativa separación de lo público y lo privado, sino a la manera de un menor y antagónicas entre sí.
de edad que necesita tutela y protección. Esta forma de inscripción redefine Así, la familia en Antioquia es algo más que una institución impuesta por la
también el lugar y las funciones de los agentes dominadores, quienes para controlar cultura occidental y sacralizada por la Iglesia católica; es algo más que un aparato
2 6 8 / Las raices del poder regional: el caso antioqueño Las redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia / 2 6 9

ideológico, no se restringe al orden de lo doméstico privado ni se queda circunscrita En Antioquia, la revolución en el espacio doméstico privado la posibilita el
a los lazos de consanguinidad y afinidad; por el contrario, la familia es principio carácter específico de la producción y la vigencia de múltiples unidades productivas
estructurante de este pueblo histórico y se encuentra bajo diversas modalidades pequeñas y medianas, donde no se presenta una separación taxativa entre trabajo
—algunas veces oscurecida por procesos de mediación—, en todas las esferas de manual e intelectual y donde entre el propietario y los trabajadores no median capas
la vida social: en la producción, la circulación, el consumo, la política, el poder, la de administradores, capataces y mayordomos que alejen de la cúspide a quienes
i 139
ideología, y sobre esas relaciones se configura uno de los elementos más importantes están en la base de la pirámide.
del sentido común. La presencia de la familia en la órbita de las representaciones Los blancos antioqueños deponen sus criterios aristocratizantes y señoriales
simbólicas tiene entonces un anclaje profundo en la vida material de la Antioquia por ser totalmente incompatibles con el control del oro y la actividad productiva
borbónica y republicana. de la provincia. Precisamente en la experiencia cotidiana del ámbito doméstico se
hace evidente que el trabajo manual con sentido útil es más productivo y rentable
El trabajo productor de riqueza que la vida parasitaria de los terratenientes y mineros tradicionales; lo que tiene su
expresión en la vida material y en la cotidianidad interétnica de las unidades
La tendencia hacia el trabajo material y manual, orientado hacia resultados útiles, productivas regidas por la lógica de lo parental.
es otro de los ejes importantes del sentido común antioqueño que suscita un gran Al respecto, la historiografía antioqueña está llena de ejemplificaciones que
interés, pues contraviene las prácticas culturales dominantes en la Nueva Granada avalan el sentido pragmático utilitarista y novedoso de las élites antioqueñas. Don
que desprecian este tipo de actividades y privilegian el ocio creativo, el interés por Teodomiro Llano, que describe la vida de su suegro don Gabriel Echeverry, narra
la filosofía, la teología, el arte y la literatura. El trabajo como productor de riqueza cómo éste en su juventud y a raíz de una aguda crisis económica de su familia,
corresponde al advenimiento del capitalismo, al desarrollo de las ciencias naturales ocasionada por la quiebra y muerte de su padre, es enviado a finales del siglo XVIII
y a los inicios de la industrialización en Europa; esto ha llevado a los investigadores en compañía de uno de los fieles esclavos de su casa a trabajar como asalariados de
que han abordado la historia de esta región a conclusiones como las del origen un minero español que intenta explotat algunos aluviones en la región norte del
calvinista o judío de los pobladores antioqueños, tan en boga durante el siglo Valle de Aburra. 140
Empleador y empleados —el negro y el criollo— comparten
I J
XIX. ° Este es el riesgo de los paradigmas teóricos; mas este eje sociocultural no tanto los azares y los fracasos del laboreo de las minas como las privaciones y
es más que el resultado de las formas concretas mediante las cuales se constituye limitaciones; sin embargo, entre el español y sus dos trabajadores existe una relación
el pueblo histórico antioqueño. de explotación, pues las eventuales ganancias del proceso van a parar al bobillo
Tanto el carácter parental por excelencia de las unidades productivas media- del blanco español y seguramente el esclavo de don Gabriel carga con la peor parte
nas y pequeñas como la vía incluyente del blanqueado redefinen los lugares de los de las relaciones cuasi parentales allí establecidas. En este caso es patente la forma
agentes sociales en el espacio de la producción y en el de la vida misma. como se revoluciona con prácticas distintas el espacio de lo doméstico privado y
se propicia un paradójico acercamiento entre etnias que legitiman el trabajo
manual.
Aunque don Gabriel Echeverry y su familia pertenecen a la élite económica
137 El sentido de lo útil y las prácticas poco aristocratizantes de los antioqueños en y política de Antioquia, donde este tipo de procedimientos es casuístico, por decir
comparación con las que predominan entre las élites del mundo hispánico han sido
lo menos, no ocurre lo mismo en estratos medios y bajos de la sociedad. Si miramos
motivo de interés y reflexión para todos los estudiosos que se han aproximado a la historia
antioqueña. Véase: James Parsons, La colonización antioaueña del Occidente de Colombia,
2* ed. .Bogotá, Bancode la República, 1961. EverthHagen, El cambio social en Colombia:
el /actor humano del desarrollo económico, Bogotá, Ediciones Tercer Mundo, 1963. Alvaro 139 Esta descripción apunta en lo fundamental a la pequeña y mediana producción agraria
López Toro, Migración y cambio social... Frank Safford, "Empresarios nacionales y y minera predominante en Antioquia; la minería de cuadrilla y la gran hacienda tienen
extranjeros en Colombia durante el siglo XIX", Aspectos del siglo XIX en Colombia, una estructura jerárquica y mediada por capas de administradores y capataces, pero aún
Medellín, Ediciones Hombre Nuevo, 1977. Roger Brew, El desarrollo económico de en ellas se presenta la convivencia de esclavos y agregados de distinta adscripción étnica
Antioquia... y la posibilidad para las castas de la tierra de acceder al oro en polvo y su vinculación
por lazos mercantiles con otros agentes diferentes, lo cual conduce también a revolu-
138 Luis H. Fajardo, La moralidad protestante... de los antioqueños: estructura social y persona-
lidad, Cali, Ediciones Departamento de Sociología, Universidad del Valle, 1966. Enrique cionar en menor medida el espacio de lo doméstico, aboliendo así las fronteras que
Otero D'Costa, "El semitismo antioqueño". Archivo HistoTioi de ManizaJes, № 34, separan estas unidades productivas corporativizadas del resto de la sociedad.
octubre de 1924- Antonio José Restrepo, "¿Quién es Felipe de Gutiérrez González?", 140 Teodomiro Llano, Biografía del señor Gabriel Echeverry, Bogotá, Casa Editorial de
Archivo Historial de Manizales, № 34, octubre de 1924. Medardo Rivas y Cía., 1890, pp. 33-36.
270 / Las raíces del poder regional: el caso anáoqueño
Las redes pareruales: un dispositivo de poder en Antioquia /271

las matrículas de los mazamorreros en Antioquia, se puede detectar que cada uno Por ejemplo, los negros esclavos no sólo extraen el oro como en el modelo caucano
es cabeza de familia y de trabajo de un grupo muy conspicuo, donde se mezclan en sino que tienen acceso a él, pues cuentan con la opción de trabajar para sí un día de la
el proceso de trabajo y en el espacio doméstico los hijos y yernos del mazamorrero, semana; también pueden mrercambiark) por mercancías e incluso comprar con él su
algunos esclavos —un promedio de cinco por cabeza— e incluso agregados, los
libertad. Así, este metal es la vía hacia la independencia econórnica, el progreso y el
cónyuges y los hijos, tanto del mazamorrero como de los esclavos de éste. En
bienestar, el símbolo no sólo de la riqueza sino de la autonomía. También para los indios
consecuencia, el éxito económico y el ascenso social de algunos mazamorreros y
141
y sus descendientes mestizos y zambos, el oro deja de ser predcrrruTianternente orna-
rescatantes antioqueños, cuya actividad consiste en un duro trabajo manual, mental y ceremonial, para convertirse en medio de cambio, en vehículo de descorpo-
rjermite los cambios de significado del trabajo e impone una forma de relación rativización, de independencia económica social y de blanqueado. Para las etnias
parental ampliada, posibilitando así el ingreso de las castas de la tierra a la sociedad dominantes —blancos y criollos— el oro en polvo, signado por las particularidades
civil por la vía de la sujeción parental. anotadas, significa el cierre de la vía tradicional de la apropiación del excedente
En el espacio de lo doméstico privado no caben pues las diferenciaciones económico y del control social y, a la vez, exige un cambio de procedimientos para
aristocráticas y señoriales frente al trabajo, aunque estas sí operan en las sociedades adaptarse a la nueva realidad y encontrar vías diferentes para el ejercicio de la propiedad
corporativizadas y de castas. En la Antioquia central, confluyen en tal espacio los económica y el control social que los aproxima a los otros sectores.
intereses de amos, esclavos, agtegados, rescatantes, grandes comerciantes y agricul- Todos los estamentos sociales por diversas razones se anudan en torno al oro
tores de todos los matices, anudados mediante relaciones parentales con el fin de en polvo, el medio para su consecución es el trabajo productivo, con fines útiles
extraer el oro en polvo y controlar su circulación. que se imbrican con la riqueza y gestan nuevos símbolos y expectativas.
La tierra deja de ser signo de prestigio y pasa a ser remplazada por la posesión del
La magia del oro en polvo oro en polvo; la actividad mercantil, tan desprestigiada en las sociedades tradicionales,
adquiere gran connotación social, pues es allí donde se entrelazan los hilos que la
Teniendo en cuenta que los más diversos intereses sociales se orientan hacia la provincia puede controlar ecorvómica y socialmente. Este nuevo espacio económico,
producción y control del oro, es evidente que este metal en la Antioquia borbónica social y simbólico, abierto por el o r o 142
en polvo, se desarrolla en el ámbito de lo
e independentista es algo más que un producto de exportación, que una moneda doméstico privado y en contradicción con lo público colonial; es en este espacio de lo
y que un medio de cambio —lo cual representa un panorama de funciones bastante doméstico privado donde el trabajo con fines útiles logra sentido y dimensión social.
amplio—. El oro en polvo representa también un horizonte de posibilidades En este caso, no se trata de un concepto abstracto impuesto desde arriba sino de
económicas para una gran masa de población dedicada a buscarlo y que —por esta condiciones nacidas de una práctica conjunta que permiten no sólo un cambio de
vía— en ocasiones logra enriquecerse. criterios tradicionalmente arraigados sino también la formación de uno de los ejes
En una región minera con las características anotadas, ese horizonte de fundamentales del modo de ser del antioqueño, su sentido común.
posibilidad es de vastas proporciones, pues llega incluso a permear «ectores de la Mediante el trabajo productivo se accede a la riqueza, a la independencia
base de la pirámide social. social y económica y a la inscripción en la sociedad civil que se está formando; por
esto, aquellas actividades que no buscan el lucro inmediato son desestimuladas e
143
incluso sancionadas en Antioquia. La practicidad no es más que el resultado
lógico de todo lo anterioi y le atribuye a la actividad laboral un sentido muy especial
141 En Antioquia el mazamorreo y el rescate son vías de enriquecimiento y de blanqueado; que está en la raíz de la ética paisa.
a modo de ejemplificación se pueden señalar algunos casos: don Jacobo Fació Lince por
ejemplo, fue mazamorrero en Río Chico en 1793 y allí aparece matriculado como tal en
ese fecha; más tarde, en los inicios del siglo XIX se convierte en escribano de Medellín, 142 Ivonne Suárez, "El papel del oro..." Revista Uruversiaad de Antioquia, № 205, Medellín,
cargo público éste de mucha significación política en el Cabildo, lo que permite pensar julio-septiembre de 1986.
en el éxito económico y el ascenso social de este señor en un tiempo relativamente corto.
143 La valoración social del comerciante antioqueño y el desestímulo a las actividades
Don Francisco Res trepo, mazamorrero de Carolina, fue posteriormente alcalde de esa
intelectuales, queda perfectamente retratada en el cuento de Gregorio Gutiérrez Gon-
ciudad; don Miguel de Sierra llegó a ser interventor de las reales rentas de tabaco y
zález denominado "Felipe"; en él, cuenta las desventuras amorosas de un poeta bogotano
naipes en Carolina; Rafael Botero, juez poblador de Carolina; José Antonio Estrada,
amigo suyo, que de visita en Antioquia se enamora perdidamente de una bella joven con
alcalde de Yarumal; Manuel Gutiérrez lo fue de San Pedro; Joaquín Rengifo de Guarne;
quien no puede formalizar ninguna alianza, pues el padre de ella rechaza las inclinaciones
Agustín Inestroza del Retiro y don Crisóstomo Ortega de las Claras. Lucelly Villegas
Villegas, Minería y trabajo independiente... p. 183A. intelectuales y literarias del pretendiente, so pretexto de su inutilidad, su escaso valor y
su falta de capacidad para manejar el dinero así lo tuviese; la historia termina con el viaje
212 I Las raíces del poder regional: el caso antioqueño
Los redes parentales: un dispositivo de poder en Antioquia /273

Todo cuanto contribuya a conseguir el oro, a controlarlo y a acumularlo


sociedad estructurada sobre la red parental ampliada será privilegiado —por un
mediante el intercambio es legitimado por ese nuevo orden social, pero esa 145
proceso selectivo muy complejo de sanciones y premios sociales—, todo aquello
legitimación se desarrolla en la esfera de lo doméstico privado, en el sentido común;
que conduce al mantenimiento y la reproducción de esa trama social y desestimu-
en algunos casos, ésta entra en franca contradicción con la normatividad y la
lado todo comportamiento que le sea contradictorio.
ideología de lo público; en otros, la complementa y la refuerza, pero es precisamente
Es explicable entonces que la unidad parental ampliada, la cual asume las
en ese nudo de antagonismos e identidades donde puede percibirse en toda su
tareas de la producción orientadas hacia el lucro individual y la ganancia privada,
dimensión el eje de la ética laica de los antioqueños
sancione a aquellos de sus miembros dedicados a la vagancia —la negación del
trabajo—, a labores intelectuales y especulativas —la negación de la practicidad—,
Religiosidad y moralidad de las costumbres al licor o las relaciones sexuales promiscuas o que violenten de alguna manera la
autoridad paterna negación de la relación parental—, y la falsedad o el incum-
A partir de estos dos anclajes del sentido común en el ámbito de lo doméstico plimiento en los negocios —negación del principio mercantil vigente—. Es expli-
privado, a veces en contradicción, otras en perfecto acuerdo con lo público, cable también que se ejerza este control y se impongan sin ninguna perturbación
podemos entender la religiosidad y la moralidad de las costumbres del pueblo las sanciones pertinentes en el ámbito de lo doméstico desde donde se construye
antioqueño.
esa red; hay toda una disposición que refuerza la función de control de lo público
La moralidad de las costumbres más que una postura frente a la vida social —la eclesiástica y la civil— orientada a moralizar la población mediante la
impuesta por las autoridades virreinales —eclesiásticas y civiles— o interiorizada coacción
144
por los pobladores como efecto del consenso pasivo de los gobernados, es ante Hay coincidencia de intereses entre la Iglesia que practica la cura de almas
todo el resultado de la particularidad de la vida material en Antioquia. En una para conducirlas al cielo, la administración virreinal que busca el orden social y
sanciona el delito y la órbita de lo doméstico privado que intenta preservar y
reproducir la red parental; es decir, existe confluencia entre la vía coactiva y la
de regreso del acongojado novio a Bogotá, quien al llegar al alto de Santa Elena y echar incluyente del blanqueado, lo cual potencia al máximo la moralidad en las
el último vistazo a la Villa deja a su amigo Gregorio unos dolidos versos cuyas estrofas costumbres. Pero mientras en la esfera de lo público —Iglesia y administración
finales dicen:
virreinal— se trata de principios paradigmáticos, inmodificables, absolutos y esen-
Raza de mercaderes que especula
cialmente normativos e inscritos en una lógica discursiva coherente y acabada, en
con todo y sobre todo, raza impía
por cuyas venas sin calor circula la esfera de lo doméstico se trata de principios subsumidos por la lógica del lucro y
la sangre vil de la nación judía; . el enriquecimiento y están signados por las formas disgregadas, discontinuas y
y pesos sobre pesos acumula ambivalentes del sentido común, de tal forma que bien puede violarse el catálogo
el precio de su honor, su mercancía, moralista cuando la transgresión produce efectos que beneficien la acumulación
y como sólo al interés atiende
mercantil y no sean descubiertos por las autoridades.
todo se compra allí, todo se vende.
Allí la esposa esclava del esposo En consecuencia, cuando se busca un buen negocio, son lícitas —para el
ni amor recibe ni placer disfruta, sentido común del antioqueño— las actividades consideradas delictivas por el
y sujeta a su padre codicioso Estado y pecaminosas por la Iglesia, por ejemplo, evadir las cargas impositivas del
la hija inocente...
Estado, engañar a las autoridades fiscales, introducir moneda falsa, entrar contra-
Antonio José Res trepo, "Quién es Felipe, de Gutierrez Gonzalez", Archivo Historial de
Manizales, № 34, octubre, 1942, pp. 262-279.
144 El concepto de consenso pasivo de los gobernados es de Antonio Gramsci y se asemeja a lo
en la constitución y formulación ideológica y política que se desarrolla en los periodos
que otros autores denominan ideología dominante. Este proceso consiste en la imposición
en los cuales existe una verdadera hegemonía.
por parte de las clases dominantes al resto de la sociedad de su visión del mundo, de sus
Christine Buci Glucksman, "Del consentimiento como hegemonía: la estrategia
concepciones filosóficas, culturales y éticas agenciadas a través de los aparatos ideológicos
gramsciana", Revista mexicana de Sociología. México, año XLI, № 2, abril-junio de
tales como la Iglesia, los partidos, la familia, la educación y los medios de comunicación, e t c
1979, pp. 379-389.
Esta cosmovisión puede ser interiorizada por los agentes sociales a quienes va dirigida y es
reproducida por ellos sin necesidad de una coacción externa. 145 Hablamos aquí de las sanciones y los premios que operan en la órbita de lo privado en
tanto tienen que ver con el vasto y complejo proceso de las legitimaciones; no se trata
Este consenso pasivo es para Gramsci sólo un aspecto del proceso y lo contrapone al
pues de procesos normativos, estatales o jurídicos, sancionados por la ley y la costumbre
consenso activo de los gobernados o la participación oigánica y activa de la colectividad
correspondientes a la esfera de lo público.