Você está na página 1de 9

Universidad Católica Santa María La Antigua

Facultad de Ciencias Sociales

Licenciatura en Psicología

MATERIA: Psicología del Desarrollo 6-12 años

Menú de Proyectos
Análisis de película: “Boyhood”

Nombre:
Ángela Jiménez Rodríguez

Cédula:
8-934-1869

Profesora Sarah Sasso

Fecha de entrega
20 de abril del 2018
INDICE

1
Introducción … 3
Contenido … 4-7
Conclusión …8
Bibliografía … 9

2
INTRODUCCIÓN

Al finalizar un nuevo curso de Desarrollo, nos es posible ir integrando los conocimientos que
teníamos anteriormente y los que hemos adquirido recientemente. Esto es importante, en mi
opinión, no solo por la carrera que escogí, sino porque como persona humana que vive
rodeada de personas, siempre veré como esas etapas del ciclo vital se desarrollaran en las
personas y así mismo, sabré cuales pueden ser las claves para evitar que el camino de la
infancia a la adolescencia se vea pavimentada de experiencias dolorosas o estresantes para
los niños.

He escogido esta actividad (análisis de película) porque una de mis mas grandes pasiones es
el cine: verlo, admirarlo y entenderlo. Escogí la película “Boyhood”, puesto que me parece
es la película ideal para entender el trayecto de una vida.

El protagonista, Mason, nos permite acompañarlo desde que el es muy pequeño (6 años)
hasta que llega a ser un adulto. Mason también nos permite adentrarnos en sus problemas
tanto académicos como familiares y sociales. Es importante incluir que la película fue
filmada durante 12 años con los mismos protagonistas, lo que le añade el toque de veracidad
que sorprende al espectador y, a la vez, lo sorprende puesto que comprendemos que el cambio
que se da en los miembros del elenco son cambios que en efecto suceden tales como crecer
físicamente, casarse, divorciarse, sentir el abandono, pasar por momentos incomodos durante
la pubertad, sentirse mayor, entre otros.

Sin mas preámbulo, pasare a desarrollar mi proyecto, esperando que disfrute el trabajo y que
vea la película, en caso de no haberlo visto.

3
CONTENIDO

Para empezar, la película puede ser definida como “Un viaje íntimo y épico por la euforia
de la niñez, los sísmicos cambios de una familia moderna y el paso del tiempo”.

Al principio de la película, es decir en la infancia del protagonista, conocemos a Mason


cuando tiene apenas seis años, de buen peso y buena estatura con un cabello largo hermoso.
Es un niño curioso, inquieto, con algunos problemas en la escuela pero que vive en un
entorno feliz – con su madre y su hermana, los amigos del barrio y tiempo para el disfrute
y los juegos. Su padre está en “paradero desconocido”, puesto que esta separado de la madre
de Mason, Olivia. Olivia presenta a sus parejas amorosas constantemente a sus hijos y, al
parecer, no suele irles muy bien con ellos. Olivia tampoco ha podido terminar la universidad
por lo que no puede tener un empleo que sea bien renumerado, siendo esto un gran problema
para la familia monoparental.

Quizás una de las cosas que más llame la atención de la película desde el primer momento
es como te lleva a ver el film desde los ojos del propio Mason, desde su experiencia, sus
sensaciones y emociones.

Es relevante también la manera en la que Mason se relaciona con su hermana mayor


Samantha, puesto que se ve la evolución de la relación entre ellos. Se ve como muy
pequeños peleaban y echaban la responsabilidad de sus travesuras al otro, sin embargo, al
momento de ir creciendo, Samantha y Mason forman un frente unido cuando ambos padres
(Oliva y Mason Sr.) los abandonan emocionalmente.

El primer cambio importante que “nos toca vivir” como espectadores es una mudanza, no
sólo de casa, sino también de ciudad, lo cual fue un evento muy traumante para Mason: la
preocupación de Mason por el cambio tiene que ver no sólo con dejar atrás el entorno que
le es conocido, sino con pensar que si su padre intenta buscarles puede que no les encuentre.
La mudanza parece tener que ver sobre todo con las necesidades de la madre: al trasladarse
de ciudad estarán más cerca de la abuela, la madre podrá estudiar una carrera,… En esa

4
nueva ciudad reaparece el padre, que representa la posibilidad de hacer cosas divertidas -
casi arriesgadas - y salir de la rutina. Es importante recalcar, que a pesar de la distancia física
que existe entre el padres y sus hijos, este no deja de ser una de las principales figuras de
soporte de sus hijos. Siempre esta pendiente de ellos, los busca, se interesa por ellos y los
acompaña hasta que estos entran en la adultez, siempre con un toque de diversión y consejos.

El traslado conlleva también la angustia de los primeros días de colegio y lo que supone “ser
el nuevo”. La madre comienza una relación con un profesor de su universidad, con el que
termina casándose. De nuevo, las necesidades de los padres y madres aparecen frente a las
de los hijos e hijas: la madre de Mason quería volver a tener una familia… pero Mason
siente que ya tenían una familia, que ellos (su madre, su hermana y él) eran ya una familia.
Quizás este momento sea especialmente importante porque Mason puede poner en palabras
cómo se siente (pasa de una conducta de internalización a una de externalización), lo que
no le gusta, lo que no necesitaba; lo expresa a modo de enfado, casi de reproche,… y es que
a él nadie le preguntó.

Mason y su hermana pasan a vivir también con los hijos del nuevo marido de la madre, con
quienes pasan a compartir juegos y surge la complicidad. Se convierten en parte de la base
segura de Mason y su hermana. Se puede decir que esta es la etapa mas feliz de la vida de
Mason, al principio, puesto que tiene una base a la que recurrir y que le de soporte.

Aparece el primer problema: El profesor es una persona alcohólica. Bebe mucho y a


escondidas. Parece que lo hace por el simple hecho de sentirse más a gusto consigo mismo.
Pero tras beber se pone alterado y todo le parece mal, pero lo que hace él no, él se cree con
derecho por ser la autoridad de la casa. Los hijos de la protagonista viven en un ambiente
cerrado. En la casa del padrastro todo son normas. Cuando el verdadero padre recoge a
Samantha y a Mason, ellos no van muy felices. No se sienten a gusto con la nueva pareja de
su madre. Resulta hermoso contemplar lo que hace el padre de estos chicos para sacarles de
la rutina en la que viven: el padre juega con ellos, se divierten sin dejar de sentirse, a pesar
de la distancia, una verdadera familia.

5
En la película se puede ver cómo el padre de Mason los trata a los dos por igual; sin embargo,
el padrastro, no. Deja incluso a uno suyo de lado, despreciándolo, como si no significase
nada para él. No es imparcial con los hijos ya que no le presta la misma atención a uno como
a otro. Es una persona con malos hábitos. Todo el tiempo está imponiendo normas a su
capricho.

Entonces, aparece el segundo problema: violencia familiar por parte de Bill, el padrastro de
Mason. Bill, el cual siempre había sido estricto, empieza a jugar con la imagen corporal del
protagonista y a afectar su sistema representacional. No solo lo obliga a cortarse el cabello,
puesto que “el cabello así de largo es solo para señoritas”, sino que le empieza a prohibir
actividades que son normales en niños de la infancia media-tardia, como lo son jugar al
basket, ir a la casa de amigos, ver televisión, entre otras.

Este control, no solo se aplica a Mason, sino que afecta a Olivia también. Esta comienza a
sr atacada verbal y físicamente por parte de Bill. Tanto a escondidas como en frente de sus
hijos, puesto que así seria un escarmiento para ellos y los niños sabrían de que manera serian
castigados en caso de desobedecer a Bill.

Cuando los adultos terminan por separarse debido a los problemas que han surgido entre
ellos, se interrumpe de forma brusca el vínculo entre los niños, y Mason vive con angustia
el no saber si van a volver a verles.

En Boyhood, vemos a una madre que repite un patrón de relaciones fracasadas de pareja, que
lucha por dar estabilidad económica a la vida de sus hijos, pero que ese esfuerzo diario le
deja poco tiempo para comunicarse con ellos. Vemos a un padre con poca suerte profesional,
que les aporta en cambio diversión, que sabe como conectar con ellos, que establece una
buena comunicación emocional, dentro de la cual les va dando su visión de lo que es la vida.
Juntos, estos padres pudieron haber sido el epitome de éxito en lo que a crianza se refiere,
puesto que uno equilibra al otro.

6
Tras el transcurso de la película vemos cómo Mason quiere que sus padres vuelvan. Para él
sería una meta. Mason le pregunta reiteradamente al padre si trabaja. Lo hace para ver si
cumple con lo que su madre quiere en un hombre. El chico al ser pequeño no entiende que
sus padres estén separados, y tiene que vivir una vida compartida. Pero va a tener que
aguantarse así toda una vida, ya que sus padres están separados y seguirán siempre separados.

Para terminar, es siempre importante recordar que la película nos habla sobre la implicación
y posibilidad de ser parte de ese contexto con nos ofrece la cultura, ya sea a través del
amor/desamor y del aprendizaje a través de experiencias y otras personas. Todas esas líneas
sobre las que se esbozan la cinta de Linklater (director de la película) son nuestro propio
reflejo, nuestra propia y pasada evolución con la melodía a modo de gran mosaico con la
que se refuerza el film. Esa fascinante, e incluso drástica y condicionada interacción, supone
un impulso en nuestro mundo dominado por la cultura y la información, por las redes
sociales y la vinculación de los seres humanos a través de la tecnología, música, cine,
política, religión, espiritualidad y ese etcétera que nos va definiendo, condicionado y
estimulando, cual perros de Pávlov. Somos la arcilla moldeada por el contexto. Y, en todo
ese gran mural, nos encontramos también dentro de esa cápsula del tiempo donde todo gira
alrededor de cómo sintetizamos la cultura y la asimilamos para que también nos guíe y
forme. Nosotros también somos parte de la película.

7
CONCLUSION

Desde mi punto de vista, esta película nos muestra cómo la vida es tan continua, que no nos
damos cuenta de lo que vamos dejando atrás, hasta el momento en que te pones a pensar en
tu pasado y ves las cosas que dejas de lado sin darte cuenta de que en algún momento no lo
supimos valorar del todo bien.

Nos muestra también que, aunque la vida sea continua, todos nuestros actos se presentan en
un momento diferente y nunca tienen que ver el uno con el otro. Y es por eso que tal vez no
tengamos el control de nada, ya que creemos que aprovechamos el momento, pero es el
momento el que se aprovecha de nosotros.

8
BIBLIOGRAFÍA

 http://linkis.com/www.cuevana2.tv/1341/XoJia
 Desarrollo Humano, decimotercera edición; PAPALIA, DIANE, MARTORELL,
GABRIELA