Você está na página 1de 5

CASO VILLAGRÁN

MORALES Y OTROS
(NIÑOS DE LA
CALLE)

Pc
ANÁLISIS:

CASO VILLAGRÁN MORALES Y OTROS (NIÑOS DE LA CALLE)


El caso materia de la sentencia de la Corte Interamericana de Derechos Humanos –
en adelante Convención Internacional - que se comenta trata, básicamente, del secuestro,
tortura y muerte de cuatro personas y del asesinato de una quinta en la ciudad de
Guatemala en 1990 por parte de miembros de las fuerzas de seguridad del Estado, que dan
cuenta de actos de abuso y violencia brutal de miembros de la policía o del ejército, hacia
alguna persona o grupo de personas.
En lo que respecta al caso “Villagrán Morales y otros” que fue resuelta por la Corte
Interamericana, que trata de las cinco víctimas, tres tenían menos de dieciocho años al
momento de ocurrir los hechos. De acuerdo al artículo 1º de la Convención Internacional
sobre los Derechos del Niño - en adelante la Convención Interamericana - esas tres
personas, una de 15 años de edad y dos de 17, eran niños1.
Artículo 1º de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño -
en adelante la Convención Interamericana:
ARTÍCULO 1: Para los efectos de la presente Convención, se entiende por niño
todo ser humano menor de dieciocho años de edad, salvo, que, en virtud de la
ley le sea aplicable, haya alcanzado antes la mayoría de edad.

La Corte deliberadamente procuró enmarcar el caso como un caso de niños y, en


particular, de “niños de la calle”. No en vano ése es el subtítulo de la sentencia, no obstante
ser sólo tres de las cinco víctimas fueron menores de dieciocho años. Permitiendo por
primera vez que la Corte se expidiera sobre la violación al artículo 19 de la Convención
Americana sobre Derechos Humanos – en adelante Convención Interamericana - que trata
del derecho de todo niño a ser destinatario de todas aquellas medidas especiales de
protección que por su condición requiere.
Artículo 19º de la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño -
en adelante la Convención Interamericana:
a) Los Estados Partes adoptarán todas las medidas legislativas,
administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger al
niño contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido
o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual,
mientras el niño se encuentre bajo la custodia de los padres, de un
representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su
cargo. 18 Convención Internacional sobre los Derechos del Niño y de la
Niña.
b) Esas medidas de protección deberían comprender, según corresponda
procedimientos eficaces para el establecimiento de programas sociales
con objeto de proporcionar la asistencia necesaria al niño y a quienes
cuidan de él, así como para otras formas de prevención y para la
identificación, notificación, remisión a una institución, investigación,
tratamiento y observación ulterior de los casos antes descritos de
malos tratos al niño y, según corresponda, la intervención judicial.

La Convención Internacional sobre los Derechos del Niño: “Artículo 1: Para los
efectos de la presente Convención, se entiende por niño todo ser humano menor de
dieciocho años de edad, salvo que, en virtud de la ley que le sea aplicable, haya alcanzado
antes la mayoría de edad” - En adelante la Comisión o la Comisión Interamericana.
La Corte reconoció específicamente en la sentencia a las víctimas como “niños de la
calle”, analizada como una categoría de comprensión y de acción frente al fenómeno de los
niños y adolescentes que hacen de las calles su espacio de lucha por la supervivencia e
inclusive de vivienda.
En esto precisamente radica el carácter paradojal de la sentencia: en que rescata la
categoría “niño de la calle” en un momento en el que la lucha por los derechos de los niños
y adolescentes en América Latina intenta salir de una concepción del problema basada en
lo que se ve: el niño en la calle, para pasar a una concepción basada en los derechos, basada
en el reconocimiento de la ciudadanía plena para todos los niños y para todos los
adolescentes.
Al mismo tiempo la importancia del fallo se encuentra enfocado en un problema
social gravísimo de la infancia en muchos países de la región latinoamericana.

La Corte Interamericana no advirtió la singularidad del asunto pese a todos los esfuerzos
que ella misma y que las partes hicieron para plantearlo como un caso de derechos del niño.
La Corte se quedó a mitad de camino: estableció que el Estado de Guatemala violó el
artículo 19 de la Convención Americana - derecho del niño a ser destinatario de medidas
especiales de protección - pero no avanzó en el sentido de determinar cuál debería ser el
contenido de las medidas especiales de protección que el Estado está obligado a adoptar
respecto de sus habitantes menores de dieciocho años de edad. Más precisamente, lo poco
que determinó respecto del contenido de la medidas especiales de protección refleja una
concepción tutelar que la Convención Internacional sobre los Derechos del Niño pretende
superar.
La parte resolutiva del Caso de los Niños de la Calle fue la siguiente:
a) Abrir la etapa de reparaciones y costas, y comisionar al presidente de Guatemala
que adopte las medidas procedimentales correspondientes.

b) Declarar que el Estado violó el artículo 1.1 de la Convención Americana sobre


Derechos Humanos en lo relativo al deber de investigar.

Artículo 1.1 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos


Artículo 1. Obligación de Respetar los Derechos
1. Los Estados Partes en esta Convención se comprometen a
respetar los derechos y libertades reconocidos en ella y a garantizar
su libre y pleno ejercicio a toda persona que esté sujeta a su
jurisdicción, sin discriminación alguna por motivos de raza, color,
sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole,
origen nacional o social, posición económica, nacimiento o cualquier
otra condición social.
(…)
c) Pagar una compensación a las familias de las víctimas.

d) Investigar los hechos del caso e identificar y sancionar a aquellos responsables y


cambiar su legislación domestica de acuerdo al artículo 19 de la Convención
Americana.
CONCLUSIONES:
 La Corte ordenó la Construcción de una escuela con una placa en memoria de las
víctimas.
 La sentencia en el caso “Villagrán Morales y otros” - caso de los “Niños de la Calle”
es entendida como un paso importante en el proceso de ampliación de la ciudadanía
hacia quienes históricamente estuvieron al margen de la condición de sujetos de
derecho.
 Así como el Estatuto del Niño y del Adolescente permitió dar visibilidad y prioridad
política al problema de las campañas de exterminio de los niños de la calle de Brasil,
una sentencia internacional como ésta puede cumplir la misma función en relación
con Guatemala, país que ha decidido aplazar por siempre la entrada en vigencia de
una nueva legalidad para la infancia.
BIBLIOGRAFÍAS:
GOMES DA COSTA, A. C. ( 1996.). Niños y niñas de la calle: vida, pasión y. Buenos Aires-Argentina.

Lora, L. (2006). Discurso Juridico Sobre el Interes Superior del Niño. Mar del Plata - Argentina:
Suarez.

Rodriguez Rescia, V. (2010). Las sentencias de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.


Costa Rica: Editorama S.A.

CONVENCION AMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS SUSCRITA EN LA CONFERENCIA


ESPECIALIZADA INTERAMERICANA SOBRE DERECHOS HUMANOS - San José, Costa Rica 7 al 22 de
noviembre de 1969