Você está na página 1de 1

ANEXO, TIEMPO PASCUAL

1.Alégrate María 4.La gran noticia

Alégrate, María, ¡Aleluya! Esta es la gran noticia


la Pascua está cumplida, ¡Aleluya! Que Jesús resucitó,
Que no hay muerte
Oye, Madre, nuestra voz, Solo hay vida,
por nosotros ruega a Dios. Vida plena nos da Dios.
Salve, salve, salve María.
Por la Pascua Dios nos llama
Resucitó tu Hijo, ¡Aleluya! A vivir en plenitud
según El lo predijo, ¡Aleluya! El camino está marcado
Es el paso de Jesús
Sufriste con tu Hijo, ¡Aleluya! Por la muerte a la vida
hoy gozas de su triunfo, ¡Aleluya! De la sombra a su luz

2.Toda la tierra levante su voz Alegría en el cielo


Y en la tierra gozo y paz
Aleluya, aleluya, aleluya Porque Cristo ha vencido
Para siempre todo mal
Toda la tierra levante su voz Con su gracia caminamos
Cante la gloria del Liberador A la fiesta celestial.
Cristo Jesús resucitó: aleluya!
5.Nueva creación
El gran destierro del hombre acabó
Por fin la casa del padre se abrió Camina Pueblo de Dios, (bis)
Sobre la muerte la vida triunfó: aleluya! nueva Ley, nueva Alianza,
en la nueva creación.
Ya no tengamos tristeza y dolor Camina Pueblo de Dios. (Bis)
Resucitó para siempre el Señor
Nuestra esperanza de vida y perdón: Mira allá en el Calvario, en la roca que hay una
Aleluya! cruz;
muerte que engendra la vida;
Cantemos todos los hijos de Dios nuevos hombres, nueva luz.
Las maravillas que hizo el Señor Cristo nos ha salvado con su muerte y resurrección.
A El por siempre la gloria y honor: Todas las cosas renacen en la nueva creación.
Aleluya!
Cielo y tierra se abrazan, nuestra alma halla perdón.
3.Suenen cantos de alegría Vuelven a abrirse los cielos para el hombre pecador.
Israel peregrino vive y canta su redención.
Suenen cantos de alegría, Este día Hay nuevos mundos abiertos en la nueva creación.
Hoy Jesús al cielo sube en la nube.
Cristo lleva hacia la gloria su victoria
Cristo lleva hacia los cielos nuestro anhelo.
Aleluya, aleluya, aleluya

Ya completa desde el cielo nuestro suelo.


Avivemos con confianza la esperanza.
Reina en Dios, cual soberano
Nuestro hermano.
En la gloria donde impera nos espera.
Aleluya, aleluya, aleluya