Você está na página 1de 2

Leyenda urbana: es un relato perteneciente al folclore contemporáneo; se trata de un

tipo de leyenda o creencia popular, a veces emparentable con un tipo de superstición, que, pese a
contener elementos sobrenaturales o inverosímiles, es presentado como hechos reales sucedidos
en la actualidad. Algunas parten de hechos reales, pero estos son exagerados, distorsionados o
mezclados con datos ficticios. Circulan a través del boca a boca, correo electrónico o medios de
comunicación como prensa, radio, televisión o Internet. Suelen tener como trasfondo una oscura
«moraleja».
Una misma leyenda urbana puede llegar a tener infinidad de versiones, situadas generalmente en
el entorno de aquellos que las narran y reciben.

El origen de Las Cañitas


Según una leyenda urbana, a inicios del siglo XX, en un barrio de la Ciudad de Buenos Aires había
una pequeña pulpería en la que los conductores solían detenerse a descansar de sus largos viajes
y tomar un refresco.

Una noche fría de invierno, según cuentan, sucedió algo inesperado. A la salida del local, un
conductor de automóvil vio a una joven muchacha que pedía que la acercaran a la ciudad, donde
residía durante la semana, por cuestiones laborales.

Al ver la necesidad de esta joven mujer, uno de los conductores decidió asistirla y llevarla hasta
su domicilio.

En agradecimiento por la ayuda recibida, la joven invitó al hombre a probar un trago de un licor
extraño que llevaba con ella. Su aspecto era raro y de un color particular, por lo que el chofer
miró la botella con desconfianza. Ante tal situación, la muchacha rápidamente argumentó que
se trataba de una bebida casera hecha con una receta familiar, entonces el hombre aceptó tan
delicada invitación.

Ella bajó en su destino y el señor continuó su viaje. Al cabo de unos pocos minutos, comenzó a
sentirse mareado y con náuseas. Detuvo su marcha, decidió descansar, recuperarse y tomar un
poco de aire…, dicen que esa fue la última vez que se supo de él.

Unos días después, la policía encontró sus pertenencias abandonadas junto a su auto al costado
del camino, pero lo más extraño fue que éstas estaban rodeadas por unos insólitos tallos
cilíndricos, altos… Se podría decir que de la misma altura que el conductor desaparecido.

Se trataba de una nueva especie de planta, desconocida por los pobladores, y que conformaba
un oasis en ese lugar. Un oasis que, extrañamente, no paraba de expandirse.

Dicen que gente adinerada del lugar cercó el predio para convertirlo en una quinta privada, y
con el tiempo se hizo conocida y popular por sus grandes plantaciones de cañas.

Es por ello y por la forma particular en que los hechos sucedieron, que se llamó a ese barrio Las
Cañitas.

El origen de Las Cañitas Escuela Nº 8 D.E. 9 Armenia Argentina

Interesses relacionados