Você está na página 1de 5

PATRIARCADO

 DEFINICIÒN
En su sentido literal significa gobierno de los padres. Históricamente el término ha sido utilizado
para designar un tipo de organización social en el que la autoridad la ejerce el varón jefe de
familia, dueño del patrimonio, del que formaban parte los hijos, la esposa, los esclavos y los
bienes. La familia es, claro está, una de las instituciones básicas de este orden social.<mujeres
en red, el periódico feminista>

En los estudios feministas y varios estudios sociológicos, históricos, políticos y


psicológicos, el término patriarcado es utilizado para describir una situación de distribución
desigual del poder entre hombres y mujeres en la que los varones tienen preeminencia en
uno o varios aspectos, tales como la prohibición del derecho al sufragio, la regulación de
los delitos contra la libertad sexual, la violencia de género, los regímenes de custodia
legal de los hijos, la doble moral según el género, el sexismo en el lenguaje, mecanismos
de invisibilización, la determinación de las líneas de descendencia (filiación exclusivamente
por descendencia patrilineal y portación del apellido paterno), los derechos
de primogenitura, la autonomía personal en las relaciones sociales, la participación en el
espacio público ―político o religioso― o la atribución de estatus a las distintas
ocupaciones de hombres y mujeres determinadas por la división sexual del trabajo
<Wikipedia>

 ORIGEN
El patriarcado apareció en el período en que, sobre la base de la primera
gran división social del trabajo, es decir, cuando la ganadería se separó de
la agricultura, empezaron a desarrollarse con relativa rapidez las fuerzas
productivas de la sociedad, el intercambio regular, la propiedad privada y
la esclavitud. A medida que la ganadería y la agricultura progresan, se van
convirtiendo gradualmente en propiedad del hombre, el ganado y los esclavos
obtenidos a cambio de este.
Para acercarnos a los orígenes del patriarcado, debemos remontarnos a la
época en la que el ser humanos se hizo sedentario, se inició la agricultura y por
tanto los excedentes de producción y acumulación de bienes, lo que
inevitablemente nos lleva a la generación de la propiedad privada y lo que ello
conlleva, necesidad de defender el territorio y de mano de obra para trabajar en
los campos. F. Engels comenta en “El origen de la familia, la Propiedad Privada
y el Estado”: “la preponderancia del hombre en el matrimonio es consecuencia,
sencillamente, de su preponderancia económica”
Es entonces, cuando la mujer comienza a ser propiedad privada de los hombres,
primero del padre, que la dará en matrimonio, a quién el crea conveniente,
siguiendo criterios, generalmente económicos para la elección.
Aunque tras la Revolución Francesa habían sido borrados los ordenamientos
constitucionales modernos, subsistían de forma subterránea numerosas
instancias que daban por descontada la autoridad del hombre. En este contexto
patriarcal, las mujeres son consideradas personas subordinadas cuya principal
misión era procurar la reproducción física de la especie. Tras la Revolución
Industrial, inmensas masas de mujeres enfrentará largas jornadas laborales y
salarios muy inferiores a los de sus compañeros, organizadas por un patronato
formado exclusivamente por hombres.

Familia
La familia patriarcal (constaba de cien personas y más), era ante todo una unidad
económica (Gens y comunidad gentilicia).
Bajo el patriarcado, el matrimonio por grupos es sustituido por el matrimonio por
parejas; el marido es reconocido como padre de los hijos; la mujer y los hijos le
pertenecen por Derecho de Propiedad.

Descomposición
Sobre la base del ulterior desarrollo de las fuerzas productivas, de la propiedad
privada y del intercambio, la familia patriarcal se descompone en pequeñas
familias monogámicas.

Bibliografía
Origen de la familia, de la propiedad privada y del estado de Federico Engels.

 NATURALEZA
En "La creación del patriarcado", Gerda Lerner rastrea los orígenes históricos del patriarcado como
construcción social de los pueblos que habitaron Oriente Medio y Asía Central hace 3500 años. Para la
investigadora, el origen de la institución de la dominación masculina corre paralelamente a la formación de
las élites militares y religiosas que construyeron los primeros estados arcaicos. El sistema patriarcal sería
entonces una construcción previa a la sociedad de clases y la esclavitud que tuvo lugar mediante la
extensión e institucionalización de la subordinación femenina dentro de la familia. Posteriormente, Lerner
analiza las bases ideológicas y simbólicas del patriarcado presentes en los dos pilares de la civilización
occidental: el monoteísmo judeocristiano y la filosofía aristotélica. La importancia de situar el patriarcado
dentro de la historia reside en que, como producto histórico y social que tuvo un origen, tendrá también un
final, que la autora sitúa como no muy lejano si las mujeres siguen recuperando y construyendo su propia
historia, como ha sucedido en el último siglo.

 DIFERENCIAS
 Así nacen los roles de género. Estos son el conjunto de normas, deberes,
prohibiciones…asignados a mujeres y hombres en una sociedad. La sociedad
patriarcal asigna roles y estereotipos diferentes si se es hombre o si se es
mujer. La periodista Nuria Varela apunta que “se hacen verdad a fuerza de
repetirse”. Históricamente, el patriarcado ha ubicado a las mujeres en una
situación de subordinación con respecto a los hombres, con el fin de mantener a
los hombres en los órganos de poder y preservar la situación de dependencia de
las mujeres con respecto a los hombres. Los roles masculinos se asocian al ámbito
público, poder, influencia y estatus. Los femeninos se relacionan al ámbito
privado y doméstico. Lo privado vs lo público:

 -Hombre: empleo remunerado, toma de decisiones, vida pública no afectividad,


valoración etc

 -Mujeres: ámbito privado y doméstico, afectividad, trabajo no remunerado,


infravalorada,delicadas, calculadoras, emocionales, madre…

 La división de espacio y la asignación de roles ha sido mantenida en términos de


jerarquía, lo que ha supuesto que a lo largo de la historia se haya dado la
discriminación femenina, y por tanto, hombres y mujeres no hemos tenido, ni
tenemos, las mismas oportunidades a la hora de ejercer los derechos que nos
corresponden como ciudadanos y ciudadanas.

 Algunos de los mecanismos que mas ampara los roles y estereotipos del
patriarcado son la publicidad, la educación y los medios de comunicación. Un
claro ejemplo lo tenemos en las películas de Disney. ¿Sorprendente? Pues no te
pierdas esta estudio en el que se muestra como las películas clásicas de Disney
sociabilizan de modo diferente a niños y niñas. Así busca implantar la creencia de
que el hombre esta por encima de la mujer, que éstas deben preocuparse
exclusivamente de los asuntos familiares y del hogar, y que el sistema de clases
es justo. De esta forma se intenta evitar que la mujer se rebele y que
se produzcan movilizaciones al sistema establecido, conservando los valores
patriarcales tradicionales

 EJERCICIO DEL PODER

Relaciones de poder. Mandatos de Género. La doble moral Para entrar en el


asunto que nos compete de relaciones de poder; definimos éste como la
capacidad de decidir qué hacer o no hacer o influir para que se hagan las cosas; y
en especial el poder que detentan los grupos políticos dominantes que definen la
estructura y superestructura económica y social y los cambios coyunturales que
se requieran. Y si bien todas las personas tenemos poder las capas dominantes
tienen la organización y la fuerza militar y demás instituciones para imponer sus
designios a la clase dominada. El uso del poder es constructivo cuando se ejerce
en beneficio de los pueblos, y es destructivo o enajenante cuando se usa sólo en
beneficio de la clase dominante y sus instituciones. Tesis que confirma Rafael
Correa, Presidente del Ecuador que al recibir el doctorado honoris causa por la
Universidad de Barcelona en España, señaló que para salir de la crisis es
importante saber para quien se gobierna… para el pueblo o para beneficiar al
gran capital financiero que genera mayor desigualdad y concentración (de la
riqueza). Cita tomada del artículo Poder, ¿Para quién?. 10 Sobre el tema
pasemos a analizar a Hernán Cortés 11 quien al sentir amenazado el poder que
ya tenía en los nuevos territorios, por algunos de sus soldados que conspiran e
intentan regresar a Cuba, son descubiertos y ahorcados; y es tanta la ira por el
miedo de perder su condición de jefe supremo, que incluso al piloto “experto en
los rumbos de navegación, entendido de la rosa de los vientos, (lo deja) con los
pies trozados, para siempre impedido de andar”, a otros los condena a doscientos
azotes, y al sacerdote que estaba enterado de la rebelión le “mete harto temor…
conforme a las leyes de lo militar”; expresando Cortés “ Oh, quien no supiera
escribir, para no firmar muertes de hombres”. Expresión auto absolutoria del
poder. En cuanto a la suerte de las mujeres, vemos como los nativos las entregan
a los españoles primero como tributo, después para hacer familia y estar
emparentados en el círculo del poder político. Y terminada la batalla de
Tenochtitlan “la tropa española se desbordó, raptando a todas las indígenas que
pudo”… como botín de guerra. Para no cumplir Cortés compromisos con los
ejércitos indígenas los despacha para sus lares con sólo decir a sus dirigentes
“Os dejo libres…Ya nadie tendrá que servir al mexicatl… recobrad vuestra
tierra”; y éstos en su retorno, llevan el “botín del saqueo, sin respetar a nadie ni a
nada a su paso…”, no es difícil imaginar que las mujeres formaban parte del
usual “botín de guerra”… como hasta ahora. No podemos dejar de señalar que
Hernán Cortés asesinó a su esposa Catalina Marcayda, llegada de Cuba
terminada la conquista; cuando ella reclama en una reunión que no se estaban
obedeciendo sus órdenes, poniendo en evidencia a Hernán ante sus compañeros;
al término de la 182 TEMAS DE MUJERES Revista del CEHIM Año 10 N° 10
NUEVA ÉPOCA 2014 ISSN 1668–8600 pp. 179 - 193 fiesta ella se retiró a su
recámara “y cerca de media noche Cortés despertó a sus familiares avisando que
doña Catalina estaba enferma; trajeron luces, fueron a verla y estaba muerta”.
Después se supo que había muerto con violencia. P. 150. Posteriormente su
suegra lo acusó de asesinato. “Se instruyó proceso criminal, y después de varias
diligencias (el caso) fue cerrado por mandato real”. También fue acusado por los
crímenes de sus compañeros, incluso por el piloto de navegación a quien mandó
amputar los pies… sólo que “Su Sacra Católica y Real Majestad falló a favor de
Cortés” y lo nombró Gobernador en octubre de 1522. Podemos ver que el
feminicidio y la impunidad tienen larga historia... son cuestiones del poder a
favor de los intereses creados. Otros elementos que constituyen parte
fundamental de reconocerse como “hombre” está en su relación con la riqueza,
las mujeres y con los hijos; en el testamento de Hernán Cortés se asienta que
nació en la pobreza y dejó una fortuna en tierras siendo Marqués de Oaxaca,
reconoció 11 hijos habidos con seis mujeres…además dejó otro “buen número
de hijos ilegítimos: de Malintzin, Martín; de Antonia Hermosillo, Luis; de
Leonor Pizarro india de Cuba, Catalina; de Isabel Moctezuma, Leonor; de otra
“princesa Azteca”, María… otro con Catalina Marcayda; otros más con la oferta
de mujeres que le fue hecha en sus bacanales de Coyoacán”, p. 91. Con estos
datos nos podemos dar cuenta cuáles son los ejemplos de los héroes que
estuvieron trecientos años usufructuando el poder de la Nueva España; desde
luego ningún otro hombre con poder quería ser menos; recuerdo de memoria
sobre el tema la inconformidad de los caciques indígenas porque los sacerdotes
los reconvenían para que no tuvieran más de una mujer, y ellos argumentaban
además de la costumbre el que los españoles hacían lo mismo. Podemos ver
cómo los comportamientos de las clases dominantes son tomados como
modelos, aunque difícilmente los pueda alcanzar el grueso de la población. Con
justeza podemos decir, sin temor a equivocarnos que Hernán Cortés ya traía
“escuela de relaciones de género” de Europa tanto en cuestiones de poder, de
guerra, como de tratos con hombres aliados y no aliados y en particular con las
mujeres.