Você está na página 1de 9

DERECHO DE ASOCIACIÓN SINDICAL Y SU PROTECCIÓN JURÍDICA

MARÍA ISABEL GUEVARA URQUIJO 241058


HELEN GOMEZ QUINTERO 241059
NATALIA GERALDINE MIRANDA 241062
KELLY YERLENY PÁEZ PÉREZ 241063
MONICA CAROLINA CASTRO 241120

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER OCAÑA


FACULTAD DE ARTES Y HUMANIDADES
DERECHO
2018
DERECHO DE ASOCIACIÓN SINDICAL Y SU PROTECCIÓN JURÍDICA

MARÍA ISABEL GUEVARA URQUIJO 241058


HELEN GOMEZ QUINTERO 241059
NATALIA GERALDINE MIRANDA 241062
KELLY YERLENY PÁEZ PÉREZ 241063
MONICA CAROLINA CASTRO 241120

JUREIDY KATHERINE AREVALO CORONEL


Prof.

UNIVERSIDAD FRANCISCO DE PAULA SANTANDER OCAÑA


FACULTAD DE ARTES Y HUMANIDADES
DERECHO
2018
INTRODUCCION
En el presente trabajo se desarrollaran aspectos relevantes del derecho de asociación
sindical y la protección jurídica que este recibe. Para ello se abordará el desarrollo histórico
del derecho colectivo como fundamento del derecho de asociación; se profundizara en la
protección que el estado le confiere, así como el alcance que este ha tenido nacional e
internacionalmente, que se manifiesta tanto en normas estatales como en convenios
internacionales ratificados por Colombia, brindando garantías en el cumplimiento de los
convenios y generando así mayor protección a los trabajadores.
1. EL DERECHO DE ASOCIACIÓN COMO BASE DE DESARROLLO DEL
DERECHO COLECTIVO

El derecho de Asociación Sindical es un punto central del Derecho Laboral Colectivo; es


una de las esferas con más interés en su protección y es uno de los derechos que más
garantiza la estancia en un Estado Social de Derecho.

Precisamente por la importancia que el Derecho de Asociación Sindical ostenta dentro del
Derecho Laboral Colectivo, la Corte Constitucional lo ha reseñado en numerosas
oportunidades y en muchas de ellas ha anotado sus relaciones con el Estado social de
Derecho.

Hacia 1.850, termina de implementarse La Revolución Industrial. Pero casi de manera


concomitante, tomó forma lo que los doctrinantes calificaron como La Revolución
Ideológica, que exalta en el orden político, la personalidad del hombre, más sin embargo,
no consideró necesario la imposición de normas coercitivas de contenido ético, que
determinaran las condiciones de dignidad en que, en adelante se prestaría el trabajo
humano; condiciones que quedarían circunscritas al solo juego de las combinaciones
económicas, lo que habría de provocar inexorablemente la reacción, al principio
amorfa y después progresivamente orgánica, de los trabajadores normales contra una
sistematización de fuerzas sociales en la que la conformada por ellos resultaba
absurdamente ignorada. Es por ello, que fijamos el punto de partida del Movimiento Obrero
hacia la Asociación, en la convergencia, en los albores de la Edad Contemporánea, de La
Revolución Industrial con La Revolución Ideológica que caracterizara a esta Edad, y cuyas
primeras realizaciones legales estarán inspiradas por el deseo de ser tenidos en cuenta
como clase social y factor económico.

2. EL DERECHO DE ASOCIACIÓN SINDICAL EN COLOMBIA

El derecho de asociación sindical en Colombia es un derecho fundamental, el cual


constituye una modalidad del derecho de libre asociación, como quiera que aquel consiste
en la libre voluntad o disposición de los trabajadores para constituir formalmente
organizaciones permanentes que los identifique y los una en defensa de los intereses
comunes de profesión u oficio, sin autorización previa de carácter administrativo o la
injerencia o intervención del Estado o de los empleadores, conforme lo consagran los
artículos 39 y55 de la Constitución Política.

Es trascendente e importante el derecho de asociación para Colombia como una facultad


que no solo es jurídica sino inherente humana; el derecho de asociación debe
comprenderse en el plano jurídico como una figura general accesible a todos y todas, es
por ello que en la Constitución de 1991 toma una especial relevancia, todo ello reflejado en
el artículo 38 donde expresa “se garantiza el derecho a la libre asociación para el desarrollo
de distintas actividades que las personas realicen en sociedad”, debe entenderse entonces
que el derecho de asociación tiene su base y sustento en la libertad de los sujetos de
constituir una asociación, dicha libertad implica la no intromisión estatal en su creación y
funcionamiento, empero que la mencionada libertad no significa libre albedrío para su
funcionamiento por ello se ha establecido constitucionalmente que solo por vía judicial se
procederá la absolución. Es sin duda una gran conquista para la sociedad el poder
asociarse con conciencia de la actividad realizada, cabe mencionar que la libertad descrita
en la Carta Magna es relacionada inescindiblemente con la autonomía, la Honorable corte
constitucional manifiesta respecto a la autonomía que: “el concepto de autonomía de la
persona comprende decisión que incida en la evolución de la persona, en las etapas de la
vida, en las cuales tiene elementos de juicio para tomarla. Su finalidad es comprender
aquellos aspectos de la autodeterminación del individuo, no garantizados en forma especial
por otros derechos, de tal manera, que la persona goce de una protección constitucional
para tomar, sin intromisiones, ni presiones las decisiones que estime importantes en su
propia vida de una de las manifestaciones de este derecho, es el derecho de asociación,
toda persona puede optar por asociarse o no asociarse y en esta medida lograr los fines de
su desarrollo en sociedad.

Así las cosas, se conocerá la asociación como derecho de asociación desde la perspectiva
positivista, y que ello implicará como lo describe la Constitución en su Artículo 38 unas
garantías para su desarrollo cuales son la no injerencia del Estado en la formación de la
Asociación, empero, no debe pensarse que el Estado asume una posición totalmente
restrictiva sino por el contrario toma una posición activa en la medida en que brinda
espacios para el desarrollo asociativo de las personas y en ese margen activo se
comprenderá la no interferencia en la formación de la asociación en el caso por ejemplo de
los sindicatos, esta postura activa del Estado debe mirarse en la forma y estructura del
estado en el caso específico de Colombia, este basa su estructura en dos grandes pilares
el primero de ellos el Social donde se acoplan los criterios Homocéntricos, es decir, el
Estado al servicio del hombre y no viceversa; en cuanto a la formación de la asociación
considero que hace parte del pilar restante y también importante cual es Derecho de tal
manera que en el marco del derecho de asociación se puede observar la vida del Estado
Social de Derecho. Resulta vital observar la importancia del derecho de asociación en el
plano colombiano donde el constituyente de 1991 no se conforma con establecerlo en la
Constitución como derecho sino que también es inmerso como derecho fundamental ya que
como conocemos el articulado eje de los derechos de asociación se encuentra expuesto en
el título II capítulo I de la Carta Magna.

3. ANÁLISIS NORMATIVO DEL DERECHO DE SINDICALIZACIÓN A PARTIR


DE LOS CONVENIOS INTERNACIONALES DE LA OIT

El derecho de asociación sindical se trata de un derecho que no sólo ha tenido un desarrollo


interno, sino que ha sido desarrollado en diversos instrumentos internacionales, entre estos
pueden mencionarse los Convenios 87 y 98 de la OIT que definen la libertad y actividad
sindical.

En cuanto, a la Libertad Sindical el Comité de Libertad Sindical tratando el asunto en los


Convenios No. 87 y 98; el primero relativo a la libertad y protección al derecho de
sindicalización; y el segundo relativo al derecho de sindicalización y negociación colectiva,
se deben resaltar los siguientes aspectos:

- Un movimiento sindical realmente libre e independiente solo puede desarrollarse dentro


del respeto a los Derechos Humanos.

- El Comité de Libertad Sindical, ha indicado que no puede desarrollarse un movimiento


sindical libre dentro de un régimen que no garantice los derechos fundamentales, en
especial el derecho de los trabajadores sindicalizados a reunirse en los locales sindicales,
el derecho de libre opinión verbal y escrita y el derecho de los trabajadores sindicalizados
a contar en caso de detención con las garantías de un procedimiento judicial regular incoado
lo antes posible.

- La Conferencia Internacional del Trabajo señaló que el derecho de reunión, la libertad de


opinión y expresión y, en particular, el de derecho a no ser molestado por sus opiniones y
el de buscar y recibir información y opiniones y difundirlas sin limitación de fronteras por
cualquier medio de expresión, constituyen libertades civiles que son esenciales para el
ejercicio normal de los derechos sindicales.

- La no intervención de los gobiernos en la celebración o el desarrollo de las reuniones


sindicales y las autoridades públicas deben abstenerse de toda intervención que pueda
evitar este derecho.

- La celebración de reuniones públicas y la presentación de reivindicaciones de orden social


y económico constituyen manifestaciones tradicionales de la acción sindical con ocasión
del 1 de mayo.

- El derecho a organizar manifestaciones públicas es un aspecto importante de los derechos


sindicales.

- El derecho a expresar opiniones por medio de la prensa o en otra forma es uno de los
elementos esenciales de los derechos sindicales.

- Una legislación de emergencia establecida contra elementos antisociales o


desestabilizadores, no debería utilizarse para sancionar a trabajadores que ejerzan
derechos sindicales.

- El artículo 2 del Convenio 87 habla expresamente del derecho de los trabajadores y


empleadores "sin ninguna distinción", de constituir las organizaciones que estimen
convenientes y de afiliarse a ellas.

- Consagra el principio de la no discriminación en materia sindical y la expresión "sin


ninguna distinción", que implica el reconocimiento de la libertad sindical sin discriminación
de ninguna clase debida a la ocupación, al sexo, al color, a la raza, a la nacionalidad, a las
opiniones políticas, etc., no sólo a los trabajadores del sector privado de la economía, sino
también a los funcionarios y a los agentes de los servicios públicos en general.

- Las normas del Convenio 87 se aplican a todos los trabajadores "sin ninguna distinción",
y por consiguiente, amparan a los empleados del Estado. No es equitativo distinguir entre
trabajadores privados y empleados públicos, ya que ambos gozan del derecho a
organizarse para defender sus intereses.

- El Comité considera inconveniente e incompatible la disposición legal de unos Estados de


exigir el 50% de empleados para formar un sindicato, y el 50% de empleados y trabajadores
para fundar un sindicato ya que coarta la libertad sindical.
Colombia pertenece a la OIT desde el año 1919, y por consiguiente todos los tratados y
Convenios que ha desarrollado la OIT deben ser presentados para incorporarlos a la
legislación nacional, y, desarrollados en pro de mantener armonía jurídica entre lo
preceptuado por el organismo internacional y la realidad del país.

Al respecto entonces tenemos, que para el caso colombiano "los tratados internacionales
de la OIT deben ser cumplidos y desarrollados, pues además de ser votados
favorablemente por el gobierno colombiano, por mandato de nuestra normatividad positiva
se integran a la legislación, bien sea como normas de aplicación supletoria cuando no han
sido convertidos en leyes, o con el mismo alcance de éstas cuando han sido ratificados.

4. PROTECCIÓN JURÍDICA DEL DERECHO DE ASOCIACIÓN

Según la sentencia C-1491/00, el derecho de asociación sindical en Colombia es un


derecho fundamental, el cual constituye una modalidad del derecho de libre asociación,
como quiera que aquel consiste en la libre voluntad o disposición de los trabajadores para
constituir formalmente organizaciones permanentes que los identifique y los una en defensa
de los intereses comunes de profesión u oficio, sin autorización previa de carácter
administrativo o la injerencia o intervención del Estado o de los empleadores, conforme lo
consagran los artículos 39 y 55 de la Constitución Política.

Artículo 39. Los trabajadores y empleadores tienen derecho a constituir sindicatos o


asociaciones, sin intervención del Estado. Su reconocimiento jurídico se producirá con la
simple inscripción del acta de constitución. La estructura interna y el funcionamiento de los
sindicatos y organizaciones sociales y gremiales se sujetarán al orden legal y a los
principios democráticos. La cancelación o la suspensión de la personería jurídica sólo
procede por vía judicial. Se reconoce a los representantes sindicales el fuero y las demás
garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión. No gozan del derecho de
asociación sindical los miembros de la Fuerza Pública.

Artículo 55. Se garantiza el derecho de negociación colectiva para regular las relaciones
laborales, con las excepciones que señale la ley. Es deber del Estado promover la
concertación y los demás medios para la solución pacífica de los conflictos colectivos de
trabajo.
Por su parte, el artículo 354 del Código Sustantivo del Trabajo señala los actos que atentan
contra el derecho de asociación sindical:

1. En los términos del artículo 292 del Código Penal queda prohibido a toda persona atentar
contra el derecho de asociación sindical.

2. Toda persona que atente en cualquier forma contra el derecho de asociación sindical
será castigada cada vez con una multa equivalente al monto de cinco (5) a cien (100) veces
el salario mínimo mensual más alto vigente, que le será impuesta por el respectivo
funcionario administrativo del trabajo. Sin perjuicio de las sanciones penales a que haya
lugar.

Considérense como actos atentatorios contra el derecho de asociación sindical, por parte
del empleador:

a). Obstruir o dificultar la afiliación de su personal a una organización sindical de las


protegidas por la ley, mediante dádivas o promesas, o condicionar a esa circunstancia la
obtención o conservación del empleo o el reconocimiento de mejoras o beneficios;

b) Despedir, suspender o modificar las condiciones de trabajo de los trabajadores en razón


de sus actividades encaminadas a la fundación de las organizaciones sindicales;

c). Negarse a negociar con las organizaciones sindicales que hubieren presentado sus
peticiones de acuerdo con los procedimientos legales;

d). Despedir, suspender o modificar las condiciones de trabajo de su personal sindicalizado,


con el objeto de impedir o difundir el ejercicio del derecho de asociación, y

e). Adoptar medidas de represión contra los trabajadores por haber acusado, testimoniado
o intervenido en las investigaciones administrativas tendientes a comprobar la violación de
esta norma.