Você está na página 1de 2

El alma es un término que se ha utilizado durante siglos, incluso en nuestros

tiempos, pero este se ha visto ampliamente cambiado durante el transcurso de los


mismos. Los primeros pensadores, como Aristóteles, definían el alma como el
principio de la vida “si el ojo fuera un animal, la vista sería su alma, pues la vista es
la sustancia o forma del ojo” (Aristóteles, 367 a.C).

Tanto en la filosofía como en las religiones cristianas Se ha percibido en el alma


como una entidad que habita dentro del cuerpo y le acompaña hasta su muerte,
pero ¿Qué diferencias habrá entre los filósofos y los cristianos? Analizando a los
filósofos presocráticos estos conciben el alma como un principio vital que rige la
actividad humana pero sin separarse del cuerpo siendo una entidad mortal que
muere junto al cuerpo. En cambio, los filósofos socráticos describían el alma como
“la fuente de la vida”, siendo esta inmortal e inmaterial. Platón plantea que el alma
está encarcelada en una prisión, el cuerpo, los cuales se unieron de manera
accidental mientras conducen en la carretera de la vida, el alma seria el conductor
y el cuerpo el vehículo, hasta que llegan a su destino, la muerte, donde el alma se
separa del cuerpo y trasciende al mundo intangible de las ideas.

Los cristianos desde sus inicios han incluido el concepto de alma pero este ha
cambiado mucho a lo largo del tiempo, debido a influencias filosóficas griegas. En
el comienzo el alma era el ser humano en su totalidad “el hombre llegó a ser alma
viviente” (Génesis 2:7, Biblia Textual). El alma, a diferencia de ahora, era
considerada mortal y podía morir “El alma que peque, ésa morirá” (Ezequiel
18:4, 20, La Biblia de las Américas). Pero además del alma existía otro término muy
empleado, el espíritu, término que muchas personas confunden hoy en día. El
espíritu es la chispa de vida de las personas “Si les quitas su espíritu expiran, y a
su polvo vuelven”( Salmo 104:29), “el cuerpo sin espíritu está muerto”( Santiago
2:26) , lo que da a entender que el cuerpo necesita del espíritu para poder estar vivo
mientras el alma es el cuerpo mismo.

Desde mi punto, y analizando lo anterior dicho, el alma es una extensión del hombre
inmaterial que usa al cuerpo como un títere durante una vida pasajera antes de
partir al lugar donde descansara eternamente.
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS