Você está na página 1de 13

Reflexión Política

ISSN: 0124-0781
reflepol@bumanga.unab.edu.co
Universidad Autónoma de Bucaramanga
Colombia

Rojas Vera, Luis Rodolfo; Díaz, Bladimir; Arapé Copello, Elizabeth; Romero, Silvia; Rojas, Annabella;
Rojas, Rosanna
Comunicación, conflicto y cultura de paz: percepción en grupos de estudiantes universitarios
Reflexión Política, vol. 8, núm. 15, junio, 2006, pp. 52-63
Universidad Autónoma de Bucaramanga
Bucaramanga, Colombia

Disponible en: http://www.redalyc.org/articulo.oa?id=11001505

Cómo citar el artículo


Número completo
Sistema de Información Científica
Más información del artículo Red de Revistas Científicas de América Latina, el Caribe, España y Portugal
Página de la revista en redalyc.org Proyecto académico sin fines de lucro, desarrollado bajo la iniciativa de acceso abierto
Comunicación, conflictos y cultura de
paz: Percepción en grupos de estudiantes
universitarios
Sumario
Introducción, la tríada comunicación, conflicto y cultura de paz, Metodolo-
gía, el abordaje, el trabajo de campo, los encuentros, el trabajo cualitati-
vo, los instrumentos, el procesamiento, Trabajo de equipo, los grupos de
estudio, la educación en la investigación, Revisión y discusión teórica, el
asunto de la comunicación, el asunto del manejo de conflictos, el asunto
de la paz, Resultados y conclusiones del trabajo de campo, Agenda pen-
diente.

Resumen
El artículo muestra una discusión teórica sobre Comunicación, Conflictos
y Cultura de Paz, y recoge percepciones de grupos de estudiantes uni-
versitarios a quines se aplicó el instrumento Compaz-1 de investigación
y un programa de talleres de formación. Los estudiantes modificaron sus
percepciones iniciales después del taller. La experiencia reveló que cortos
adiestramientos pueden contribuir a mejorar las actitudes y conductas
comunicacionales ante el manejo de conflictos.

Palabras Clave: Comunicación, Conflicto, Cultura de Paz, Venezuela,


estudiantes universitarios

Abstract
The paper shows a theoretical discussion about Communication Conflicts
and Peace Culture and present a search of perceptions in universities stu-
dents group who were respond the Test Compaz-1 and who were partici-
pate in workshops program. The students shows changes in their initials
perceptions after the workshop. The experience explain that short training
workshop could be useful to improve the attitudes and communication
behavior to manage the conflicts into the peace development plans.

Key words: Communication, Conflicts, Peace Culture, Venezuela, univer-


sities students group.

Artículo: Recibido, enero 16 de 2006, aceptado, marzo 21 de 2006.

GRUPO DE INVESTIGACIÓN: Proyecto Comunicación, Ciudadanía y


Paz (CCP) Universidad del Zulia LUZ, y Proyecto Constructores de Paz
Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).
Luís Rodolfo Rojas Vera: Doctor en Ciencias de la Comunicación, Universi-
dad Autónoma de Barcelona, Profesor Universidad del Zulia.
Bladimir Díaz: Politólogo, Magíster en Ciencias de la Comunicación (MCC),
Profesor Investigador de la MCC de LUZ.
Elizabeth Arapé Copello: Magíster en Ciencias de la Información, Profeso-
ra Investigadora del Departamento de Humanidades, Facultad de Inge-
niería de la UCAB.
Silvia Romero: Profesora de la Escuela de Comunicación Social, Magíster
en Ciencias de la Comunicación.
Annabella Rojas y Rosanna Rojas: Psicólogos Clínicos, Postgrado de Clí-
nica de la Mente, Facultad de Medicina, UCV.

Correo electrónico: luisrodolforojas@gmail.com


Comunicación, conflictos y cultura de paz:
Percepción en grupos de estudiantes
universitarios *

Luis Rodolfo Rojas Vera


Bladimir Díaz
Elizabeth Arapé Copello
Silvia Romero
Annabella Rojas y Rosanna Rojas

Introducción

Este trabajo intenta responder el siguiente interrogante: ¿Qué percepción


tienen algunos grupos de estudiantes sobre la formación en comunicación
y resolución pacífica de conflictos para la creación de cultura de paz?
El tema de La Comunicación, Los Conflictos y La Paz se nos presenta
como un complejo conceptual de gran importancia en la actualidad. La
paz se entiende hoy como mucho más que ausencia de guerra y se per-
cibe como acciones sostenidas para la buena convivencia y el bienestar,
basadas en principios de equidad, respeto, tolerancia, y confianza (Unes-
co, 1994).
El equipo de esta investigación ha venido trabajando en el tema desde
hace varios años Rojas y Arapé (2001a, 2002, 2005), Díaz (2004). Y ha
encontrado que son diversos los elementos que entran en el complejo
juego de los conflictos (Borisoff, at al.,1989), (Galtung, 2000,) y la comu-
nicación (Rojas, 1999) para la paz (Unesco, 1994). Tenemos por ejemplo:
1) La comunicación: contenidos, procesos y estilos, la metacomunicación
y la metametacomunicación (Rojas y Arapé, 2001a), 2) las personas (sus
experiencias y expectativas, sus personalidades y ambiciones), 3) los
profesionales (comunicadores, educadores y líderes; su formación y valo-
res), 4) las instituciones (medios y empresas, escuelas, y organizaciones
civiles y comunitarias, su filosofía y sus intereses, su actuación pública),
5) la formación y educación (de los profesionales, los empresarios y de
los receptores), 6) los valores y la filosofía (de las personas y de las insti-
tuciones), 7) el papel y las acciones de los gobiernos (locales, regionales
y nacionales), 8) las investigaciones y el conocimiento científico aplicado
(desde las universidades, las instituciones públicas o desde los medios
de comunicación), 9) el valor e interpretación de los hechos (importan-
cia, espectacularidad o banalización), 10) el discurso (vigencia, polisemia,
sentido, origen, doble-discurso), 11) la prominencia del líder, educador o
vocero, y, entre otras, 12) la visión y el compromiso ante la paz por parte
de las personas involucradas.
Hay dos asuntos fundamentales en el tema de la construcción de la
paz: la educación y el entendimiento comunicacional. Dos campos que
se entrecruzan en la vida personal, cotidiana, comunitaria y en especial
en el mundo estudiantil. La población de estudiantes universitarios pue-
de constituir un segmento interesante para estudiar la percepción sobre

* Proyecto Comunicación, Ciudadanía y Paz (CCP) Universidad del Zulia LUZ y Proyecto
Constructores de Paz Universidad Católica Andrés Bello (UCAB).
REFLEXIÓN POLÍTICA AÑO 8 Nº 15 JUNIO DE 2006
Comunicación, conflictos y cultura de paz: Percepción en grupos de estudiantes universitarios

problemas comunicacionales y su relación con una perspectiva para afrontar conflictos basa-
los conflictos y la cultura de paz. Lo es por al- da en la cultura del diálogo comunicacional,
gunas razones: 1) los estudiantes son agentes el entendimiento, los acuerdos y la actuación
activos de procesos de educación a través de por valores.
los cuales reciben conocimientos que deben in- El manejo acertado de conflictos es lo que se
crementar su conciencia ciudadana, 2) la edu- ha venido denominando resolución pacífica de
cación ocurre en ambientes de alta interacción conflictos (RPC) (véase, por ejemplo: Birkhoff,
de comunicación personal y de contraste cul- 1998; Avruch, 1991, Drake y Donohue, 2000)
tural, 3) en estos ambientes se puede produ- o Transformación de Conflictos (TC) (véase:
cir algún grado de reflexión (al menos privado) Galtung, 2000). Ello incluye aspectos como
sobre la conflictividad en los comunidades de actitudes y conductas, educación, valores y
origen o de hábitat natural de los estudiantes, principios, cualidades personales, y entornos
4) los estudiantes pueden y deben ser una voz culturales, que, en general, matizan el proceso
activa y participativa para la percepción de los de los conflictos.
conflictos, su resolución y la construcción de Un aspecto fundamental del manejo acer-
climas de paz, 5) los estudiantes constituyen tado de conflictos lo constituyen los procesos
una población que puede padecer las causas comunicacionales: desde los interpersonales
de los conflictos achacados a generaciones an- hasta los sociales. Las interacciones comu-
teriores, 6) las contribuciones de los estudian- nicacionales muestran las conductas conflic-
tes pueden ser valiosas tanto para afrontar los tivas, activan los conflictos, los catalizan y
conflictos de una manera novedosa como para conducen a su resolución violenta o pacífica.
construir climas de paz. Y, 7) los estudiantes Los procesos comunicacionales evidencian la
pueden y deben constituir la reserva moral percepción de los conflictos y las conductas
para la construcción del país futuro. para afrontarlos. Problemas comunicacionales
La percepción que tengan los estudiantes interpersonales pueden activar conflictos so-
sobre la manera en cómo se comunica la gen- ciales y viceversa por lo que la comunicación,
te y cuáles pueden ser las relaciones entre la y la educación en comunicación, parecen jugar
comunicación y el desarrollo de los conflictos y un papel determinante en los procesos de RPC
la construcción de la paz, puede ser un asunto o de TC.
clave. Los conflictos conducidos sin entendimien-
to comunicacional y sin valores parecen des-
Para buscar respuesta a la pregunta del co- gastar las relaciones, corroen la convivencia,
mienzo, se trabajó a nivel teórico y de campo y alejan el bienestar y la paz. Las rupturas del
en un proceso que integró investigación y edu- entendimiento entre las partes y las salidas
cación en varias sesiones sobre tres grupos de no pacíficas parecen estar relacionadas con el
estudiantes. Se fijaron las percepciones inicia- debilitamiento comunicacional entre las par-
les para cada grupo mediante un test que se tes. Pero debilitamiento y fortalecimiento co-
replicó con preguntas similares en las sesiones municacional revelan nuestra formación para
siguientes. Se observaron variaciones luego de afrontar y resolver conflictos y, tal vez, nuestro
aplicar componentes de adiestramiento a lo proyecto de paz. ¿Qué tanto conocemos nues-
largo de las tres sesiones por grupo. tra cultura comunicacional? ¿Cómo afecta
nuestra cultura comunicacional el tratamien-
1. La tríada comunicación, conflicto y cul- to que damos a los conflictos? ¿Qué debemos
tura de paz aprender en comunicación para generar cultu-
ra de resolución pacífica de conflictos y cultura
El tema del manejo pacifico de los conflictos de paz?
cobra cada día mayor importancia tanto para Problemas de comunicación parecen gene-
reducir los climas de violencia, como para la rar conflictos en una espiral que va dejando
construcción de la convivencia, y la ciudada- saldos negativos e inconformidades personales
nía. Consecuentemente, al reducir los climas y sociales producto de procesos no conduci-
de violencia y facilitar la convivencia ciudada- dos de modo pacífico o de espalda al enten-
na, la práctica del manejo pacífico de conflic- dimiento. La cultura comunicacional parece
tos podría propiciar la consolidación de cultu- ser incomprendida y termina presentando a la
ra de paz. La cultura del manejo pacífico de comunicación misma como una de las princi-
conflictos constituye un conjunto de prácticas pales causas de los conflictos, y, paradójica-
que permiten alejar las salidas violentas. Es mente, como una de las principales vías para
REFLEXIÓN POLÍTICA AÑO 8 Nº 15 JUNIO DE 2006 ISSN 0124-0781 IEP - UNAB (COLOMBIA)

la superación de tales conflictos. Potenciar la los diferentes grupos.


comunicación basada en la cultura del diálo-
go es fundamental para el entendimiento y la 2.2. El trabajo de campo
construcción ciudadana; al tiempo que perder
el diálogo nos lleva al conflicto perverso y des- El trabajo de campo se realizó tratando de
tructivo. mantener un clima de confianza y cooperación
Se puede partir de tres supuestos básicos: 1) entre los miembros del equipo investigación y
gran parte de la convivencia ciudadana puede los grupos de estudio. El trabajo del investiga-
depender del tratamiento adecuado de los con- dor se centró más en la actividad perceptiva
flictos; 2) gran parte del adecuado tratamiento (escuchar, ver, dejar hablar al otro) que en la
de los conflictos puede depender de la cultura actividad instructora o interrogativa.
comunicacional aplicada, y 3) la construcción La discusión e integración de los resultados
de Ciudadanía y de Cultura de Paz puede de- de ambas rutas permitió verificar congruencia
pender de la Cultura Comunicacional. entre las prácticas comunicacionales obser-
Los medios de comunicación, la familia, las vadas, los estilos revelados de afrontamiento
instituciones educativas y organismos públi- y resolución de conflictos, y la percepción de
cos constituyen laboratorios para observar el conflictos y paz, con los lineamientos teóricos
desarrollo de los conflictos y el papel que des- que se manejan al respecto. Y permitió detec-
empeña la comunicación para impulsarlos o tar zonas deficitarias en investigación y educa-
transformarlos. Sin embargo, podemos centrar ción aplicada a este campo de la comunicación
el foco de atención en las personas y sus diná- y sus relaciones con los conflictos y la paz.
micas comunicacionales, pues son las perso- El trabajo de campo consistió en tres en-
nas las que se comunican y las que generan cuentros de investigación y adiestramiento con
conflictos o los resuelven. los tres grupos de estudiantes. Los encuentros
Observar y analizar las interacciones comu- se realizaron con intervalos de un mes para
nicacionales en determinados grupos de estu- cada uno de los tres grupos. Durante cada uno
dio podría facilitar la detección de la percepción de los tres encuentros con cada grupo se apli-
de éstos sobre los procesos de comunicación, caron pruebas diagnósticas, encuestas y en-
conflictos y paz, y las conductas y creencias trevistas para la recolección y verificación de
asociadas; y podría revelar las relaciones que información.
en tales grupos se establecen sobre comunica-
ción y conflicto. Dentro de los diversos grupos 2.3. Los encuentros
el segmento de estudiantes constituye nuestro
centro de interés. Cada encuentro implicó tres sesiones de cua-
tro horas cada una en dos días consecutivos.
2. Metodología La primera sesión de cada encuentro se inició
con la aplicación del cuestionario correspon-
2.1. El abordaje diente e incluyó un entrenamiento sobre conte-
nidos relacionados con los ejes Comunicación,
El trabajo se abordó través de dos rutas: 1) re- Conflictos y Paz. Estos mismos tres tópicos se
visión y discusión teórica sobre los conceptos trataron en los dos encuentros siguientes es-
principales (comunicación, conflictos y paz), tableciendo como diferencia la ampliación de
y 2) trabajo de campo sobre tres grupos de la perspectiva. Encuentro 1: las personas y la
estudio diferenciados y seleccionados inten- comunidad; Encuentro 2: la comunidad dentro
cionalmente con el objeto de: a) identificar la del país; Encuentro 3: la dimensión interna-
percepción de cada grupo sobre comunicación, cional. La segunda sesión del encuentro tuvo
conflicto y paz, b) identificar las relaciones que dos partes: 1) un game para activar la expre-
los grupos establecen entre educación en co- sión de conductas y la aplicación de conceptos
municación y resolución pacífica de conflictos, aprendidos, y 2) un focus-gruop para tratar de
y entre éstos y cultura de paz, c) identificar analizar problemas comunitarios vinculados a
los aportes o modelos que cada grupo pue- los ejes de comunicación, conflicto y paz. En
de ofrecer para el tratamiento de conflictos y los segundos y terceros encuentros se repitió
su contribución de la paz; y, d) identificar las este mismo esquema ya descrito. Se habla de
principales necesidades en educación en co- Encuentros como una forma suavizar la forma-
municación para la resolución pacífica de con- lización de los tradicionales Talleres o Works-
flictos y la construcción de cultura de paz en hops de adiestramiento. El Encuentro supone
Comunicación, conflictos y cultura de paz: Percepción en grupos de estudiantes universitarios

un concepto de relación social y humana más despistar categorías emergentes no previstas


próximo a un aprendizaje no formalizado que al inicio del proyecto. La repetición del instru-
a su vez funciona como Laboratorio de Inves- mento permitió despistar posiciones eventua-
tigación. les o accidentales, al promediar respuestas de
En cada encuentro, y sus tres sesiones, los sujetos en varias tomas de muestras. Las
participaron al menos dos miembros del equi- entrevistas en profundidad se aplicaron en se-
po de investigación. En una sesión uno de los siones extras especialmente a individuos que
miembros tomaba un papel activo mientras el se destacaron por su contribución personal
otro actuaba como observador; en la sesión si- tanto a nivel conceptual como en los ejercicios
guiente se invertían los roles. prácticos.

2.4. El trabajo cualitativo 2.6. El procesamiento

Se efectuó un estudio cualitativo siguiendo Los datos recogidos se procesaron de la si-


las recomendaciones de autores como Martí- guiente manera: 1) los aspectos cuantitativos
nez (1999), Valles (1997), Morín (1999, 2000) derivados del la Parte A del cuestionario se
y Pérez (1994). Este tipo de metodología su- acumularon para obtener promedios sim-
pone al investigador activamente participativo ples y porcentajes de los tres encuentros en
en la vida del objeto de estudio en un proceso cada grupo, contabilizando la respuestas de
interactivo entre el investigador y el investiga- un mismo eje, y siguiendo las variaciones de
do analizando la comunicación y los compor- los individuos; 2) los aspectos cualitativos del
tamientos de las personas como fuentes pri- cuestionario (Parte B) se procesaron mediante
marias. Plantea el reconocimiento de múltiples la técnica de análisis de contendido para de-
realidades complejas y no simples que se trata tectar las categorías recurrentes y emergentes,
de capturar desde la amplia perspectiva del in- así como las principales contribuciones de los
vestigador. Se caracteriza por un proceso de participantes, 3) las entrevistas se revisaron
investigación global, abierto y complejo, cen- para retroalimentar la actuación general en los
trado en que los problemas de investigación no encuentros sucesivos y descubrir congruencias
son explicados desde una disciplina en parti- o incongruencias con los datos cualitativos del
cular, sino que su interpretación emerge de un Test, el game o los focus-group.
visión amplia y transversal, que las interpreta-
ciones preconcebidas pueden no ser suficien- 2.7. Trabajo de equipo
tes y tal vez no sean útiles en investigaciones
cuya lógica se construye sobre la marcha. El trabajo de equipo con los grupos de estu-
Los principales ejes de trabajo fueron: 1) es- diantes objeto de estudio se desarrolló me-
tudio de los asuntos teóricos y conceptuales diante la aplicación de un game denominado
medulares previstos o aparecidos, 2) estableci- “Aprendiendo a Dialogar” desarrollado por Luis
miento de bases teórica y metodológica común, Rodolfo Rojas y Elizabeth Arapé (Rojas y Arapé,
3) establecimiento de los factores comunes de 2005). Consiste en juego de personas o equi-
trabajo en el equipo de investigación, 4) análi- pos dependiendo del número de participantes.
sis de los resultados y conclusiones parciales, Se trata de obtener respuestas ante una pre-
y 5) establecimiento de los factores comunes gunta elaborada de una tabla de preguntas.
en interpretación, resultados y conclusiones. Finalmente, el ganador, persona o equipo, es
aquel que acumule mayores puntajes por res-
2.5. Los instrumentos puestas. Las preguntas provienen de una tabla
organizada por seis grandes ejes de orientación
Se aplicaron tres versiones del instrumen- y seis niveles de actuación para un total de 36
to Compaz-1 diseñado especialmente para opciones reactivas. Al azar, y con la ayuda de
el proyecto en los tres encuentros para cada un dado, un jugador selecciona uno de los seis
grupo. La Parte A del instrumento contiene 12 ejes de acción y luego uno de los seis de actua-
reactivos para identificar el grado de acuerdo ción, o viceversa. Responde la pregunta corres-
con enunciados de trabajo en una escala de pondiente con la mayor sinceridad posible para
Lickert de 0 a 5. La Parte B del instrumento persuadir a los jugadores sobre sus opiniones,
contiene 20 preguntas cualitativas abiertas de interpretación o contribuciones. Luego, el par-
respuestas cortas con no más de tres palabras ticipante recibe una evaluación. Todos los par-
cada una. Las preguntas abiertas permitieron ticipantes, como individuos o grupos, repiten
REFLEXIÓN POLÍTICA AÑO 8 Nº 15 JUNIO DE 2006 ISSN 0124-0781 IEP - UNAB (COLOMBIA)

el ciclo de la misma pregunta para competir Y Nivel 3 o de enseñanza transformadora en


por la intervención mejor evaluada. El proce- la que el estudiante duda sobre la validez de
so se repite para tantas preguntas adicionales los saberes previos y las percepciones al tra-
como lo permita la disposición e interés de los bajar modificando contenidos, procesos, valo-
participantes. Como balance se comparan los res, metodologías y, en general, transformando
resultados de las evaluaciones. La práctica del todo aquello que le ha confinado o enjaulado.
game permite detectar: 1) percepciones y ac- Se trabajó con una idea de enseñanza no
tuaciones sobre comunicación y conflictos, 2) impositiva (no hay que aprender conceptos de
recomendaciones para las mejoras personales, memoria) ni invasiva del tiempo ni del ritmo
y 3) contribuciones para la vida ciudadana. del estudiante: (ayudar al estudiante a des-
Los focus-group se desarrollaron en la ter- cubrir su ritmo de aprendizaje y compromi-
cera sesión con la intención de comprender so). Lo único que se busca es reflexionar cómo
mejor algún problema o conflicto planteado por podemos mejorar y transformar los conflictos
los cursantes tratando de identificar las vías optimizando el entendimiento comunicacional.
de solución a partir de sus contribuciones. Los Construyendo un clima de confianza se llevó
focus-group facilitaron la profundización del a que los estudiantes trataran de explorar, en
análisis y la generación de compromisos para un diálogo abierto, cómo evitar la violencia y
las sesiones siguientes. cómo hablar y escuchar mejor para entender-
nos mejor.
2.8. Los grupos de estudio Los contenidos se centraron en explicar las
dinámicas de la comunicación (desde la inter-
Los grupos de estudio estuvieron constituidos personal hasta la social), las dinámicas de los
por estudiantes universitarios sin importar el conflictos (personales y sociales), y la impor-
sexo, edad, ni la disciplina de estudio. Se fija- tancia de la cultura de paz (local, nacional y
ron tres grupos de estudio: uno en Maracaibo, global). Se destacó la importancia de la cultura
uno en la Costa Oriental del Lago de Maracai- del diálogo, de los valores, del desarme, y del
bo (COLM), y otro en Caracas. La población compromiso, siguiendo las bases teóricas de la
inicial fue de 18, 38 y 25 estudiantes para los investigación.
grupos, siendo el abandono de 3, 2, 1 indivi-
duos respectivamente, para una población fi- 3. Revisión y discusión teórica
nal de 15, 36 y 24 estudiantes. Las zonas se
seleccionaron por considerarlas significativa- 3.1. El asunto de la comunicación
mente importantes en cuanto a su conflictivi-
dad socio cultural: Maracaibo como principal Rojas y Arapé (1998) recogen una diversidad
ciudad fronteriza, la COLM como epicentro de de abordajes sobre la comunicación revelan-
la actividad petrolera y zona debilitada econó- do la riqueza y complejidad del campo en el
micamente, y Caracas como capital política y que se cruzan desde los enfoques matemáticos
altos niveles de violencia según la prensa. Los (Shanon, 1959) pasando por la comunicación
grupos se seleccionaron entre estudiantes uni- humana (Bateson, 1982), la comunicación te-
versitarios atendiendo a la facilidad de acceso rapéutica (Watchtel, 1993), las relaciones en-
por parte de los investigadores y a la factibili- tre comunicación y reglas sociales (Huizinga,
dad de desarrollar los tres encuentros. 1984), el lenguaje como totalizador (Wittgens-
teein, 1991), la comunicación como acción in-
2.9. La educación en la investigación tegradora (Habermas, 1984) comunicación y
conocimientos biológico (Maturana, 2003), la
Para la experiencia educativa el equipo se ins- comunicación como integración de la comple-
piró en las contribuciones de Bateson (1973) jidad (Morín, 1999).
quien plantea tres niveles de enseñanza: Nivel La comunicación posiblemente sea una de
1 o de enseñanza confinada donde los conteni- los factores clave más importantes en la vida
dos están definidos administrativamente por el actual desplazando la atención de lo tangible
contexto, el aula o el programa, y donde muy a lo intangible, pues tal vez nunca antes ha-
poco se puede transformar. Nivel 2 o de ense- bíamos tenido tanta conciencia sobre el papel
ñanza comparativa donde el estudiante puede direccionador de la comunicación sobre todo
aprende fuera del marco confinador y logra es- en el mundo organizado (Rojas, Arapé y To-
tablecer relaciones que le ayuden a tomar de- rres; 2000). Rojas y Arapé (1998) estudiaron la
cisiones, aunque a veces plenas de temores. importancia de la formación en comunicación
Comunicación, conflictos y cultura de paz: Percepción en grupos de estudiantes universitarios

en varias escuelas de negocios y concluyeron nicacionales calificadas de competentes es-


que existe una brecha: se vende a la comuni- taban siempre asociadas a comportamientos
cación como un componente del éxito pero no guiados por factores como la cortesía, el tacto
se enseña, su aprendizaje se deja a la vida y se y el respeto en la comunicación, a la exhibición
limita a lo instrumental. de destrezas empáticas y de altos niveles de
Sin reducir la importancia de la comunica- complejidad en la percepción comunicacional.
ción institucional, pública, social o global; cen- Johlke et al (2000) estudiaron en 438 suje-
tramos nuestra atención en la comunicación tos las prácticas comunicacionales para el ma-
humana e interpersonal (Watzlawick, Bavelas nejo de la ambigüedad y los problemas. Con-
y Jackson, 1995). La comunicación humana cluyeron que el face-to-face resultaba clave
resulta compleja y difícil de seccionar ya que para reducir los malos entendidos ya que po-
solapa dimensiones tanto interpersonales con sibilitaba una comunicación personal amplia y
sociales, aspectos tecnológicos con culturales, rica dinamizando el flujo de la comunicación.
y un sin fin de conexiones en las que lo intra- El cara a cara facilitaba la contrastación de
personal puede afectar a lo social global o a la mensajes verbales con las expresiones faciales
inversa. Saber comunicarnos como personas o kinésicas.
puede facilitar la convivencia, pero no saber La comunicación, en general, se convierte
hacerlo bien, o hacerlo de manera incorrecta, en una fuerza reconfiguradora de la vida social
puede distanciarnos y provocar conflictos y y en especial en ambientes educativos y comu-
violencia. nitarios. La idea de que la organización deter-
Blair (1999), en un estudio sobre las compe- mina la comunicación es insuficiente ante la
tencias profesionales señala tres áreas impor- perspectiva de que organización es producto
tantes: 1) saber comunicarse efectivamente, 2) de su cultura comunicacional. Rojas y Arapé
desarrollar una escucha activa, y 3) la acepta- (1998) lo sentencian de esta manera: “Hoy las
ción de la responsabilidad. Quienes se expre- empresas y organizaciones pueden ser enten-
sen adecuadamente tendrán mayor facilidad didas e interpretadas como una metáfora de
de ser entendidos; quienes muestran mejor su comunicación, de su cultura comunicacio-
capacidad de escucha podrán entender mejor; nal. O que “La empresa es hoy producto de la
quienes permiten las discusiones sobre dife- acción de su cultura comunicacional. Somos
rencias, acepten críticas, y actúen como me- nuestra comunicación” (Rojas, 1999).
diadores en los conflictos, podrían tener una Barger y Little (2002) nos presentan un es-
mejor comunicación y una mejor aceptación tudio sobre la importancia de la cultura del
de sus propuestas. Blair recalca la importan- diálogo comunicacional, y, dentro de ello, des-
cia de la formación en comunicación: muchos tacan la necesidad de entrenamiento en habi-
profesionales son técnicamente competentes lidades comunicacionales para mejorar la vida
en su campo pero se ven limitados por no tener organizacional. Conciben al diálogo como una
habilidades para comunicarse efectivamente, forma libre de comunicación interpersonal y
generan problemas por no escuchar adecuada- grupal dentro de la vida organizacional, para
mente, y no tiene suficiente preparación para crear significados comunes. De allí que todo
aceptar críticas o afrontar conflictos. acto comunicacional resulta contingente tanto
Kikoski (1999) destaca seis micro destrezas para el entendimiento como para las formas
de la comunicación verbal y no verbal funda- de relacionarnos. Isaacs (1999) lo resume de
mentales para el buen entendimiento entre las la siguiente manera: “When we speak together
partes: 1) Manejo de expresiones no verbales in a dialogue, we are speaking in a way that
de atención relacionadas con el lenguaje cor- seeks to contribute one to the other”. Diálogo
poral, 2) Manejo de preguntas para permitir el comunicacional implica el entendimiento de la
flujo de la comunicación, 3) Manejo de la pará- dinámica de la comunicación mediante el re-
frasis, 4) Manejo de emociones y sentimientos conocimiento de la intervención de cada parte
que juegan un papel catalizador en la comuni- (Pearse, 1994); implica el procesos de recono-
cación interpersonal, 5) Manejo del feedback cimiento y construcción de identidades (Weick,
para verificar que lo emitido ha llegado tal 1995); de la habilidad para construir mensa-
como se ha deseado. Y, 6) Manejo de valores jes siguiendo los movimientos del otro (Shot-
como el respeto o la tolerancia. ter, 2000); del intercambio sostenido para el
Sriussadaporn-Charoengam y Jablin (1999) aprendizaje (Senge, 1994); de la contextuali-
estudiaron a 483 sujetos de 14 organizaciones zación cultural de diálogo para el aprendiza-
diferentes concluyendo que conductas comu- je organizacional (Shein, 1993); del cultivo de
REFLEXIÓN POLÍTICA AÑO 8 Nº 15 JUNIO DE 2006 ISSN 0124-0781 IEP - UNAB (COLOMBIA)

habilidades comunicacionales (Barge, 1994); todo aquello que genere singularidad y diferen-
de la construcción de significados progresivos cias entre personas y diversos grupos huma-
(Ellis, 1995), y, entre otros tantos aspectos, el nos. Dana (2001) destaca la importancia del
desarrollo de procesos de negociación (Willia- factor emocional en los conflictos señalando
ms, 2000). la presencia de: 1) interdependencia entre los
Bajo estas perspectivas, los estudiantes son involucrados, 2) la culpabilización entre sí, 3)
parte activa de amplios procesos de diálogo co- los estados de molestia o disgusto entre los in-
municacional tanto dentro de las instituciones volucrados, y, 4) los comportamientos comuni-
educativas como dentro de sus comunidades. cacionales difusos.
Las diversas interacciones comunicacionales Una explicación de cómo las conversacio-
dentro de las actividades de aprendizaje, la so- nes desenfocadas de la atención sobre lo que
cialización dentro de la institución educativa, el otro comunica pueden generar conflictos, la
y las múltiples conexiones con su comunidad, tenemos en la siguiente cita que tomamos de
convierten al estudiante en un protagonista de Rosemberg (2000,139): “Las conversaciones
procesos de comunicación. Protagonista activo pierden vitalidad cuando nos desconectamos
de diversos conflictos, de problemas ciudada- de los sentimientos y necesidades que gene-
nos. La valoración y comprensión que tengan ran las palabras y de las peticiones asociadas
los estudiantes sobre sus propias competen- a dichas necesidades. Es la situación que sue-
cias comunicacionales puede revelar la mane- le producirse cuando la gente habla sin tener
ra de afrontar los conflictos, su visión sobre plena conciencia de lo que siente, necesita o
la convivencia ciudadana y la relación de esto pide. En lugar de participar en un intercambio
con la paz futura. de energía vital con otros seres humanos, te-
nemos la sensación de habernos convertido en
3.2. El asunto del manejo de conflictos una especie de papeleras dentro de las cuales
van a parar las palabras”.
El concepto conflicto relaciona diversos fenó- El estudio y el trabajo de campo nos revelan
menos humanos y sociales caracterizados por que los siguientes elementos juegan un papel
la agudización de diferencias entre las partes preponderante en la dinámica el conflicto: 1)
que requieren ser afrontados y resueltos. Pue- el objeto del conflicto, 2) la agenda para afron-
den surgir por diferencias de opiniones, de tarlo, 3) la identidad y fortaleza de los actores,
criterios, de conceptos (Vinyamata, 1999); por 4) la distancia entre las partes, 5) la urgen-
motivos políticos, religiosos, económicos, so- cia para la resolución, 6) la preparación para
ciales o psicológicos, por diferencias de visiones resolver conflictos, 7) el efecto del diálogo co-
(Rojas y Arapé, 1.999b), por causas evidentes o municacional en la resolución de conflictos, 8)
difusas, inmediatas o lejanas, causas relevan- costos y beneficios de resolver, 9) el contexto o
tes o irrelevantes. Pueden tener dimensiones escenarios, 10) los valores y principios de las
e impactos que van desde lo personal hasta lo partes, y, entre otros, 11) las rutas violentas o
internacional. En general, surge cuando una pacificas que puedan sucederse.
de las partes siente, piensa, percibe o reconoce Algunas personas se pueden sentir ame-
que la otra (aunque no esté claramente iden- nazadas en el conflicto y pueden reaccionar
tificada o no sea plenamente cierta la percep- de modo violento si no están educadas para
ción) atenta o frustra algún área sensible de afrontar el conflicto mediante el diálogo. Los
sus necesidades o expectativas. conflictos no resueltos pueden generar espira-
A veces el conflicto se asocia a desorden o les de conflictos en lo que podemos denomi-
caos que dificulta el entendimiento comunica- nar meta-conflictos. Es lo que sucede cuando
cional de las partes, o se presenta como una al creer que está resuelto el conflicto aparece
disyuntiva entre los polos de competencia y de una nueva divergencia, o cuando los conflictos
cooperación. El primero acentúa las diferen- parecen escaparse de las manos porque ad-
cias mientras el segundo trata de fortalecer los quieren diversas dimensiones.
acuerdos (Belandria, 2005). Los conflictos están preñados de comuni-
Los conflictos son “consecuencias natura- cación, y es la comunicación la que cataliza
les de las interacciones humanas y pueden los conflictos. Son diversos los problemas de
ser analizados desde múltiples ángulos” (Gra- comunicación que se señalan como causas ge-
nell 1999). Pueden estar relacionados con las neradoras de conflictos. Por ejemplo: 1) alguna
emociones, los sentimientos, los valores y las de las partes no tiene clara voluntad o dispo-
creencias, el pensamiento y la personalidad, y sición para mantener un diálogo transparente
Comunicación, conflictos y cultura de paz: Percepción en grupos de estudiantes universitarios

o comprensible, lo que pude ser percibido por bank y McGill, 2002). Una comunicación des-
la otra provocando la desconfianza; 2) alguna balanceada puede experimentarse tanto en las
de las partes no tiene una atención focalizada relaciones interpersonales como en la familia,
a la escucha o percepción de los mensajes de el trabajo o el ejercicio del gobierno.
la otra, lo que puede ser interpretado por la Existen diversas estrategias que ayudan a
otra como una descortesía o una agresión cul- la resolución pacífica del conflicto: 1) la me-
tural; 3) alguna de las partes genera ambientes diación, 2) el arbitraje, 3) la negociación, 4)
para la incorrecta interpretación bien sea por facilitación, y, entre otros, 5) la conciliación.
una transmisión defectuosa o una recepción Algunas de estas formas son reconocidas y
errónea. En definitiva, sabemos que lo que se practicadas sin academicismo por ciudada-
transmite no es lo que se percibe y con frecuen- nos y muy especialmente por estudiantes. Sin
cia lo percibido puede ser mal interpretado. embargo, pareciera que mucha gente no tiene
La pretensión de la resolución pacífica de gran habilidad para conducir las diversas ne-
conflictos (RPC; véase, por ejemplo: Birkhoff, gociaciones interpersonales a las que día a día
1998; Avruch, 1991, Drake y Donohue, 2000) se enfrenta. Tal vez, esto se pueda deber a que
y Transformación de Conflictos (TC; véase: existen diversos problemas de sincronización
Galtung, 2000) es mucho más que la no vio- comunicacional. Aprender a comunicarse co-
lencia física y verbal entre las partes a lo largo rrectamente puede facilitar la conducción de
de los procesos. RPC focaliza el esfuerzo a la conflictos pues ayuda a la autoafirmación: “La
construcción de climas de justicia y bienestar mediación, como estructura de reconocimiento
para las partes mediante el diálogo y el enten- y revalorización de las personas, contribuye al
dimiento comunicacional, la cooperación, y el fortalecimiento de quien participa en ella” (Bo-
acuerdo. RPC dirige la acción hacia la cons- qué, 2003, 11).
trucción de convivencia, ciudadanía y paz. TC
está relacionada con la educación para afron- 3.3. El asunto de la paz
tar conflictos, desde los interpersonales hasta
los internacionales, y evitar que se disparen El asunto de la paz es un tema de interés a
hacia el camino de la violencia, transforma los nivel mundial motivado, tal vez, al cambio de
desencuentros en encuentros. Zepeda (1999) conciencia sobre la convivencia. Unesco (1994)
plantea la idea de que los conflictos no surgen nos ofrece una perspectiva básica: “La paz
tanto de nuestras deferencias, sino que se po- no puede consistir tan sólo en la ausencia de
tencian con la rigidez con la cual nos aferra- un conflicto armado sino que supone princi-
mos a las diferencias. Esto último revela la ne- palmente un proceso de progreso, justicia, y
cesidad de incrementar nuestra comunicación respeto mutuo...” Galtung (1998), nos aclara
para acercarnos a las personas y alejarnos de que la ausencia de paz está determinada por
las posiciones que generan conflictos. al menos tres tipos de violencias: 1) la direc-
Siguiendo a Peter y Waterman (1986) en ta (agresiones personales, terrorismo, guerra),
sus estudios sobre empresas exitosas, las sali- 2) la estructural (pobreza, injusticia, desem-
das y resoluciones exitosas pueden estar rela- pleo), y 3) la cultural (ideologías, campañas,
cionadas con la aceptación de ambigüedades, creencias). Galtung (op. cit.) nos explica que
con el manejo de paradojas e incertidumbres, la construcción de la paz está sostenida por el
con el despliegue del potencial creativo, y con trípode: 1) reconstrucción, 2) resolución y 3)
la libertad de expresión y comunicación trans- reconciliación. Reconstrucción para solventar
ferida a los actores. Esto nos ratifica la impor- los saldos de la violencia directa; la resolución
tancia del diálogo como proceso constructor para acordar las salidas a los saldos dejados
de las relaciones entre personas y organizacio- por la violencia estructural, y la reconciliación
nes. Pero diálogo entendido como igualdad de para reestablecer el diálogo y el entendimien-
oportunidades, simetría o verdadera vocación to necesario para alimentar la convivencia y la
de construir con el otro. Lo contrario, es decir, paz.
el desequilibrio comunicacional no garantiza lo La paz está relacionada con el respeto a la
común. “El diálogo en el que las intensiones dignidad humana, con la seguridad común,
del hablante consisten en hablar a otra perso- con la convivencia, la justicia y el bienestar,
na largo y tendido, en sentido didáctico, con el y con el sentido general de preservación de lo
fin de transmitirle su posición o conocimientos humano y de lo social. La preocupación ciu-
sobre una materia, es una forma de diálogo que dadana por la paz contrasta paradójicamente
difícilmente llevará a una idea nueva” (Brock- con dos aspectos: 1) los comportamientos re-
REFLEXIÓN POLÍTICA AÑO 8 Nº 15 JUNIO DE 2006 ISSN 0124-0781 IEP - UNAB (COLOMBIA)

currente agresivos, coercitivos, o de abusos de de personalidad de líderes, 4) asociación de la


poder para resolver los problemas a la fuer- agresividad como inevitable a la convivencia, 5)
za, alejados del diálogo comunicacional, y 2) dificultad de desarme de la población civil, y 6)
la utilización creciente del discurso del diálogo ausencia de educación en materia de paz. Ante
y de la paz por parte de grupos autoritarios o el peso de estas barreras se pueden señalar al
violentos. menos cinco líneas de acción: 1) incremento de
Los conflictos y la violencia son la contra- la afirmación personal para el desarrollo de la
parte de la paz. A mayor violencia y mayor ten- autoestima y el derecho a la paz; 2) cultura del
sión de conflictos mayor parece la necesidad diálogo comunicacional para propiciar el en-
de cultura de paz. También, a mayor dificultad tendimiento, 3) educación para el tratamiento
comunicacional pareciera incrementarse la pacífico de conflictos, 4) sentido de ayuda para
propensión al conflicto. Podemos estar relati- cooperación, y 5) sentido de convivencia para
vamente alejados de los escenarios geográficos la construcción de la ciudadanía, desarrollo de
de violencia pero nunca estamos exentos de la interculturalidad y aceptación de la diversi-
sus efectos ya que siempre afectan y compro- dad.
meten la paz global o mundial. El desarrollo de la paz está altamente vin-
La paz es un asunto de la vida cotidiana culado al de ciudadanía. A mayor participación
aún cuando todavía no estemos inmersos en y protagonismo, mayor pluralidad, mayor res-
grandes movimientos de violencia bélica (Díaz peto y mayor aceptación. Boqué (2003,10) lo
et al 2002a y b; Rojas y Arapé 2002). Es un sintetiza de esta manera: “El verdadero nudo
problema de supervivencia que incluye a todos gordiano de la convivencia que no superviven-
los ciudadanos en el gran diálogo social: “para cia radica en los principios de comprensividad,
lograrlo se deben incentivar todas las formas pluralidad y participación.” Paz y ciudadanía
de expresión desde lo local” (Aguilera, 2002). forman parte de un mismo proyecto mundial
Existen diversas perspectivas para abordar la que afecta nuestras vidas cotidianas en un
paz: 1) paz como espiritualidad, 2) paz como mundo global en la que nada nos es ajeno. Im-
tranquilidad personal, 3) paz como empatía y plica una profundización en la crítica, análisis
cooperación interpersonal, 4) paz como conse- y transformación de diversas órbitas como el
cuencia de la resolución de conflictos, 5) paz trabajo o la educación. Trabajo y educación
como bienestar ciudadano, 6) paz como aboli- como centros de la vida. “La ciudadanía es la
ción de las autoridades abusivas, 7) paz como crítica de la socializaciones posibles, de la mis-
orden internacional, 8) paz por disuasión e in- ma manera que la ética es una crítica de las
tervención armada. morales posibles” (Cullen, 1999,38). Por ello la
Hutchinson (1986) señala que la preocupa- reflexión sobre la práctica comunicacional es
ción por la paz puede ser tan antigua como la fundamental para la construcción de cultura
institución de la guerra. Dos autores señalan de paz.
dos grandes tradiciones históricas de prepa-
ración para la paz: 1) la preocupación por el 4. Resultados y conclusiones del trabajo de
desarrollo personal (Roszak; 1985), y 2) la del campo
entendimiento internacional (Heater, 1985).
Galtung (1976) señala los cinco grandes va- El trabajo de campo se centró en tres grupos
lores que son necesarios desarrollar ante cada de estudiantes ubicados en Caracas, Maracai-
una de las cinco causas que él señala como bo y la Costa Oriental del Lago de Maracaibo
ausencia de paz. Causas y valores: 1) Violencia (COLM). En los tres grupos se desarrollaron los
y Guerra / Cultura de la no violencia, 2) Des- tres encuentros (E1, E2 y E3) con tres sesiones
igualdad / Bienestar económico, 3) Injusticia de al menos cuatro horas. Se aplicó el instru-
/ Justicia social, 4) Daños ambientales / Cul- mento Compaz-1 especialmente diseñado por
tura de protección ecológica, y 5) Exclusión / el equipo de investigación, el cual contiene 12
Participación Ciudadana. reactivos en la escala de Lickert y 20 pregun-
También existen barreras para el desarrollo tas abiertas de respuestas cortas. El Cuadro 1,
de cultura de paz. Por ejemplo: 1) señalar a la Acuerdos de Percepción, que se presenta más
paz como un proyecto inalcanzable o utópico; adelante, recoge los resultados en porcentajes
2) magnificar la descoordinación de esfuerzos de acuerdos en cada uno de los tres encuen-
entre medios de comunicación, educación, tros (E1, E2 y E3) mostrados por los integran-
justicia social y participación ciudadana; 3) tes de los grupos de estudio respecto a ítems
ambición y concentración de poder, trastornos claves.
Comunicación, conflictos y cultura de paz: Percepción en grupos de estudiantes universitarios

De la revisión de los resultados se puede BARGE, J. K. Y MARTÍN LITTLE ((2002) “Dialogi-


observar lo siguiente: 1) No se presentó coinci- cal Wisdom, Communicative Practice, and Organi-
dencia alguna de los valores iniciales o de en- zation Life” en Communication Theory, 12, 4, 375-
trada entre los tres grupos respecto a ninguno 397
BATESON, Gregory et al. (1982) La nueva comu-
de los reactivos; 2) no se presentó coincidencia
nicación, Edit Kairos, Barcelona
alguna de los valores finales o de salida entre BATESON, Gregory (1973) Steps toward an Eco-
los tres grupos respecto a ninguno de los reac- logy of Mind, Londres, Paladin
tivos; 3) tomando en cuenta los promedios fina- BIRKHOFF; J (1998) Conflict Resolution Syllabi
les de entrada y salida se evidencia una reduc- Antology. Washington, INDR
ción de la percepción de conflictividad tanto de BLAIR, Earl (1999) “Which competencies are
sí mismo como de las demás personas; 4) dos most important for safety managers?”
grupos reflejan un incremento en la percep- En Professional Safety , Park Ridge. US. 44, 1,
ción de inseguridad en la comunidad siendo 28-32
BELANDRIA, Rocío (2004) La comunicación apli-
la diferencia final de un 2% de reducción entre
cada al manejo de crisis y conflicto como componen-
entrada y salida; 5) aunque un grupo redujo te de los programas de postgrado del área gerencial.
drásticamente su apreciación sobre los efectos Tesis de Maestría en Ciencias de la Comunicación,
que pueden tener a) la forma de comunicación Universidad del Zulia.
en la generación de conflictos, y b) educación BOQUÉ, Maria Carme (2003) Cultura de media-
para reducir conflictos, los resultados finales ción y cambio social, Edit GEDISA Barcelona
arrojan un incremento altamente significativo BORISOFF, Deborah y D. Víctor (1989) Gestión
en la valoración de este efecto; 6) los grupos de Conflictos, Edit Díaz de Santos Barcelona
incrementaron en cerca de un 10% su valora- ROCKBANK, A., Y I. McGill, (2002) Apren-
dizaje Reflexivo en la Educación Superior,
ción sobre la importancia de la formación en
Edic. Murata, Madrid
comunicación para la RPC y la TC; 7) todos CULLEN, Carlos (1999) Autonomía moral, parti-
los grupos manifestaron incrementado su va- cipación democrática y cuidado del otro, Edit. Nove-
loración sobre el papel de los medios de comu- dades Educativas, Buenos Aires
nicación en la construcción de la ciudadanía; DEETZ, STANLEY, A., & STEVENSON, SHERYL
8) aunque no con un alto porcentaje todos los L. (1986) Managing Interpersonal Communication,
grupos experimentaron un incremento de la Harper & Row Pub New York,.
valoración de la cultura de la RPC y TC para DIAZ, S., y ROJAS, Luis R. (2002a) Plan Colom-
la facilitar la convivencia; 9) todos los grupos bia: Análisis Mass Mediático, en: Revista Faces UC.
Fac. de Ciencias Económicas y Sociales, año 12 Nº
experimentaron incrementos en el reconoci-
23 (31-39).
miento de agresividad en la comunicación de DIAZ, B., ROMERO, S., y Rojas, Luis R. (2002b
los lideres que podían evocar, este valor resul- Imagen de Venezuela: arma intangible frente al Plan
tó uno de los más altos de los promedios obte- Colombia en 1er. Encuentro Latinoamericano de
nidos; 10) todos los grupos incrementaron su Ciencias Políticas. Salamanca del 9 al 11 de julio
valoración para incorporar temas de RPC en de 2002.
la educación formal; 11) todos los grupos in- DÍAZ, (2002). Análisis Semántico Pragmático del
crementaron su valoración perceptiva sobre la Plan Colombia.
conflictividad del país siendo el valor más alto http:// www. sappiens.com/ sappiens/ comuni-
dades/ visitasarti.nsf/ unids/ An%C3%A1lisis%20s
obtenido con un 86,2% de acuerdo; 12) todos
em%C3%A1ntico%20pragm%C3%A1tico/ 1F7CE3A
los grupos coincidieron, pasando de un 13,4 60A8FD890C1256E6500510FAA?opendocument
a un 22,5%, en que otras personas pudieran DIAZ, B. (2004). Política Comunicacional de los
estar interesadas en participar en programas Medios Venezolanos en la Resolución de conflictos
de formación en RPC y TC. y Cultura de paz. Tesis de Maestría. Universidad del
Zulia. Maracaibo. Venezuela
DRAKE, L. E y W. A. Donohue. (2002). Resolu-
ción de Conflictos Teorías del encuadramiento co-
municacional, Bs. As. Granica
Referencias ELLIS, D. (1995) “Fixing communicative me-
aning”, Communiucation Research, 22, 515-544
AVRUCH, K. (1991) Introduction, Culture and Con- GALTUNG, J (1976) “Peace Education: problems
flict Resolution, Westport, CT, Greenwood Press and conflicts” en M. Haavelsrud (ed) Education for
AGUILERA, Armando (2002) “La secuelas emo- peace, IPC Science Press, Gilford
cionales del conflicto armado para una política pú- GALTUNG, J. (1998) Tras la violencia, 3R, Re-
blica de paz”, en Revista Convergencia, 31, 11-37 construcción, Reconciliación y Resolución, Afron-
BARGE, J. (1994) Leadership: communications tando los efectos visibles e invisibles de la guerra y
skills, St. Martins Press, N.Y. la violencia, Gernica, Gogoratuz, 13
REFLEXIÓN POLÍTICA AÑO 8 Nº 15 JUNIO DE 2006 ISSN 0124-0781 IEP - UNAB (COLOMBIA)

GALTUNG, J. (2000) Conflict Transformation by ROJAS, Luis R; ARAPÉ, Elizabeth y TORRES,


Peaceful Means (the Transcend Method), UNESCO Reinny Beth. (2001b). “Postmodernidad: Lógicas
(DMTP-Unesco) Ginebra, Suiza Organizacionales, Lógicas Tecnológicas”, en Organi-
GRANELL, Elena. (1999). “Las Múltiples caras zaciones Transcomplejas Lanz, Rigoberto (Comp.).
del conflicto en las Organizaciones”. Revista Deba- Imposmo / Conicit.
tes IESA 5, 2, 7-11 ROJAS, Luis R., DURANTE, E., ARAPÉ. (2002)
ISAACS, W (1999) Dialogue and the art of thin- Comunicación, conflictos y paz. En Revista Telos.
king together, Currency, N.Y. Vol. 4 (3):447- 464. URBE.
HABERMAS, J. (1984) Teoría de la acción comu- ROJAS, Luis R.o y ARAPÉ, Elizabeth. (2005).
nicativa, Edic Cátedra Barcelona Aprendiendo a Dialogar: Comunicación para trans-
HEATER, D. (1985) Peace throught Education, formar conflictos. (Game) Inedito
Brighton, Fal. Press ROSEMBERG, Marsahall. (2000). Comunicación
HUTCHINSON, F. (1986) “Educating for peace: no violenta, Edit Urano, Barcelona.
what are its philosophical origins”? en Educations ROSZAK, T. (1985) “Persona/Planeta”, Edit Kai-
for peace, Camberra. rós, Barcelona
HUIZINGA (1984) Homo ludens by study of the SHANON, C.E (1948) Teoría Matemática de la
play element in culture, Boston University Press comunicación
DANA, Daniel (2001). Adiós a los Conflictos. Mc SHEIN, E. (1993) “On dialogue, culture and or-
Graw-Hill ganization learning”, Organizational Dynamics, 22,
KIKOSKI, John F. (1999) “Effective communica- 40-51
tion in the performance appraisal interview: Face- SRIUSSADAPORN-CHAROENGAM, Nongluck y
to-face communication for public managers in the JABLIN, (1999) Fredric. “An exploratory study of
culturally diverse workplace”. En Public Personnel communication competence in The organizations”.
Management. Washington. 28, 2, 301-322. En The Journal of Business Communication. 36,
MARTÍNEZ, Miguel(1999) La Nueva Ciencia, Tri- 4, 382-418
llas, México JOHLKE, Mark et al, (2000) “An integrated mo-
MATURANA, R. (2003) Desde la Biología a la Psi- del of sales managers´ communication practices”.
cología, Edt. Lumen Bs.As. En: Academy of Marketing Science Journal. 28, 2,
MORÍN, Edgar (1999) Teoría del Pensamiento 263-277.
Complejo, Edit. Cátedra Barcelona SENGE, P. (1994) La quinta disciplina, Double-
MORÍN, Edgar (2000) Los Siete Saberes necesa- day, N.Y.
rios para la educación del futuro, UNESCO-CIPOST, SHOTTER, J. (2000) “Inside dialogical realities”,
Caracas Southern Communication Journals, 65, 119-132
LLIMONA, Jordi (1997) La tolerancia i els seus VALLES, Miguel (1997) Técnicas cualitativas de
fonaments, Edic 62 Barcelona investigación social, Edit Síntesis
PEARSE, W.(1994) Interpersonal Communica- UNESCO (1974) General Conference, 18 Mee-
tion: making social worlds, Harper, N.Y. ting, Recommendation on Concerning Education
PEREZ SERRANO, Gloria (1994) Investigación for International Understanding, Cooperation and
Cualitativa Retos e Interrogantes, Edit La Muralla Peace, Paris.
Madrid UNESCO (1994) Informe Final: Primera Reunión
PETER , T., y WATERMAN, R. (1986) En Busca de Consulta sobre el Programa de Cultura de Paz;
de la Excelencia, Edit Folio, Barna París
ROJAS, Luis Rodolfo y ARAPÉ, Elizabeth, (1998). VINYAMATA; Eduard. Comp. (1999). Manual de
“Formación en comunicación y dirección en algunas prevención y resolución de conflictos, conciliación,
maestrías en gerencia de empresas”. Revista Vene- mediación, negociación. Editorial Ariel
zolana de Gerencia. 3, 5, 73-89 WATCHTEL, Paul (1993) La Comunicación Tera-
ROJAS, Luis Rodolfo y E. Arapé (1999a) “En Di- péutica, Edt. Desclée De Brouwe, Bilbao
rección a la Postcomunicación” Revista WATZLAWICK, P., BAVELAS. P., Y JACKSON,
TELOS, 1 (1) 11-25, URBE D.D. (1995) Teoría de la Comunicación Humana,
ROJAS, Luis Rodolfo, y ARAPÉ Elizabeth. (1999b) Edit Herder, Barcelona
“La Visión y la Comunicación en la Gerencia”, Re- WITTGENSTEEIN, J. (1992) Lecciones y conver-
vista Opción, N°28, pág 29-58 saciones sobre estética, psicologías y creencias Bar-
ROJAS, Luis Rodolfo (1999c). “La crisis de la ge- celona, UAB,
rencia”. Telos. Revista de Estudios Interdisciplina- WEICK, K. (1995) Sensemaking in organizations,
rios, 1 (2) 377-378 Universidad Dr. Rafael Belloso Sage, CA
Chacín.
ROJAS, Luis R, y ARAPÉ, Elizabeth. (2001a).
“Comunicación, Conflicto y Negociación”. Revista
TELOS de Estudios Interdisciplinarios 3, 3, 367–
373