Você está na página 1de 1

RESERVA ECOLÓGICA BUENAVENTURA

Administrada por la Fundación JOCOTOCO, tiene una extensión de 2400 Has. de bosque que la
convierten en un escenario natural - ideal para la observación y protección de flora y fauna silvestre.

Posee un clima con características especiales que la constituyen en lugar perfecto para el desarrollo de
gran cantidad de especies entre endémicas, amenazadas y en peligro de extinción, allí se encuentran
alrededor de 300 especies de aves, algunas como: Perico de Orcés (Pyrrhuraorcesi), Pájaro paraguas
longuipéndulo (Cephalopteruspenduliger), Gavilán dorsigris (Leucopternisoccidentalis), Chachalaca
cabecirrufa (Ortaliserythroptera), Tapaculo de El Oro (Scytalopusrobbinsi); así como también, varios
mamíferos que han convertido este espacio natural en su hogar.

Muestreo constante con redes de captura y anillamiento


Alcance del método
Las redes de captura (también conocidas como redes de niebla o redes japonesas) han sido utilizadas
para la recolección de aves durante años y recientemente se han convertido en efectivas herramientas
para el monitoreo de poblaciones. Aunque el número de capturas en las redes ha sido utilizado para
estimar tamaños poblacionales, los censos proporcionan resultados más exactos en la mayoría de los
casos ya que los datos de la captura con redes provienen de relativamente pocos puntos por unidad de
tiempo. El uso de redes es, sin embargo, el método idóneo para obtener información sobre la
demografía de la población. Por ejemplo, la proporción de juveniles capturados en las redes puede
proporcionar una buena medida de la productividad de las aves durante las últimas semanas .La
proporción de machos y hembras en una población puede ser utilizada para determinar el índice de
sobrevivencia diferencial entre los dos sexos en el año anterior, así como la capacidad de crecimiento de
la población. Así mismo, el anillamiento de individuos aporta información sobre el grado de dispersión
entre hábitats y la sobrevivencia individual entre años. Por último, el peso del ave puede proporcionar
una medida de la adecuación del individuo cuando se compara con otras medidas como la longitud alar.

Método de sujeción del cuerpo


Este método ha sido utilizado recientemente en algunas estaciones y parece superar a otros métodos en
facilidad de aprendizaje, protección para el ave y rapidez de extracción. Aproximadamente 9 de cada 10
aves pueden ser extraídas de este modo.
1. Determinar el lado de entrada. Localizar la abertura de la bolsa producida por el propio peso del ave.
2. A partir de este punto hay tres opciones: (a) Si el cuerpo del ave es accesible, sin red de por medio, y
la cabeza y el dorso no están enredados, simplemente sujetar al ave en la «posición de anillamiento», es
decir, con la palma de la mano contra su dorso, los dedos índice y medio a ambos lados del cuello, el ala
derecha sujeta con el pulgar, y los otros dedos asiendo el cuerpo y el ala izquierda.
(b) Si la red está enredada alrededor de la cabeza y el dorso, deslizar los dedos sobre el cuerpo y bajo las
alas. Esto normalmente implica tener el pulgar sujetando el pecho y los demás dedos sujetando con
cuidado el cuerpo por debajo de las alas.
(c) Si el cuerpo está demasiado enredado para ser accesible, utilizar uno de los métodos descritos más
abajo.
3. Con el ave firmemente sujeta en la mano izquierda, retirarla de la red para exponer al menos una de
las muñecas (vértice flexor del ala). Liberar una de las alas retirando los hilos de alrededor de la
articulación de la muñeca, operando desde la parte inferior del ala. Generalmente, el pulgar derecho
debe situarse debajo del hilo (o hilos) liberándolo de la parte inferior mientras el índice hace de tope
contra la articulación de la muñeca. A menudo resulta útil tirar suavemente de las partes expuestas de
los hilos todavía enredados, con el fin de liberarlos o ver mejor dónde están atorados.
Método de redes
Es importante monitorear aves porque sirven como indicadoras de la salud del ambiente ya que
responden ante los cambios que ocurren en sus hábitats. Por otro lado, las aves son muy apreciadas
desde el punto de vista cultural ya que son utilizadas por el ser humano como recursos alimenticios,
comerciales, ornamentales, religiosos, artísticos, medicinales y de esparcimiento.