Você está na página 1de 24

MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 1

Tortosa (1998) te mostrará cómo J. B. Watson dio a la psicología el carácter


de estudio de la conducta, y con esta lectura cubrirás la segunda unidad
mínima de aprendizaje de la unidad V titulada La nueva era de la Psicología
Americana.
LA PROPUESTA CONDUCTISTA DE J. B. WATSON

1. Introducción
UNIDAD V. La primera década de nuestro siglo fue un período de transición durante el
cual numerosos psicólogos manifestaron una generalizada sensación de
L A N UEVA ERA DE LA P SICOLOGÍA insatisfacción con la psicología tradicional, luchando por clarificar, aunque
fuera en forma mínima, qué es y de qué se ocupa la psicología. La psicología
A MERICANA norteamericana estuvo muy marcada por una profunda revisión de los
objetivos, métodos, alcance y concepciones fundamentales de la psicología,
manifestándose una fuerte tendencia a incorporar el estudio de los fenómenos
más manifiestos del proceso de adaptación, la conducta abierta de los
organismos. El replanteamiento se centró en la naturaleza de la conciencia y
la validez del método introspectivo. Se estaba demandando una nueva
sistematización y Watson sería uno de los primeros investigadores en plasmar
ese estado de cosas en un programa definido.
«Los tiempos estaban maduros para una mayor objetividad en la
Lectura 2 psicología» (Boring, 1950), y, al iniciarse la segunda década de nuestro siglo,
se habían asentado ya las fuerzas que iban a desplazar la psicología desde el
mentalismo hasta el conductismo. El idealismo se había visto reemplazado por
Tortosa, G. F. (1998) Una Historia de la el pragmatismo, el realismo y el instrumentalismo. La conciencia había pasado
Psicología Moderna. Madrid. a ser un mero postulado cada vez de menos utilidad, especialmente entre los
McGraw Hill P.P. 293-314 psicólogos animales; además, la teoría ideomotora había acabado
reduciéndola a un concepto relaciona]. El dominante funcionalismo se
orientaba crecientemente hacia la determinación objetiva de la influencia de
los ambientes sobre unos organismos que se servían de la conducta para
intentar satisfacer sus necesidades dentro de un esquema E-O-R. La utilidad
de la psicología era un activo social que ninguna presunta comunidad de
expertos podía despreciar. Así, cuando Watson ofreció su propuesta, existía
ya en la psicología norteamericana una generalizada puesta en cuestión de
los «viejos dioses de la introspección, la conciencia y la sensación» (Dunlap,

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 2

1932), y un decidido apoyo al modelo naturalista de ciencia, y por tanto a una posible generalización a muy diversos tipos de organismos, e intentaría más
oferta de predicción y control. que conocer cómo actuaba el organismo y cómo se automantenía en un
entorno cambiante, lograr controlar diversos aspectos de la conducta
modificando las condiciones externas con las que aquélla se relacionaba. Su
2. Por el animal hacia el ser humano postura tendría una fuerte influencia sobre los futuros planteamientos de
Watson, pese a que sus relaciones en Chicago duraron menos que las que
Mucho tiempo antes de que Koestler (1967) bautizase el conductismo como éste mantendría con Jennings en Johns Hopkins.
«la filosofía del ratomorfismo», diversos comentaristas de la obra de Watson y En este proceso también jugaron un papel clave los investigadores
el propio Watson habían reconocido ya la obvia conexión entre psicología inscritos en la corriente funcionalista de la psicología animal, caracterís-
animal y conductismo. La experimentación animal fue el principal agente ticamente representada por las investigaciones de Small, Thorndike, Yerkes,
causal de la orientación conductualista del funcionalismo, básicamente se Angell y, pronto, el propio Watson. Numerosos funcionalistas practicaron
ampliaron los métodos y puntos de vista de la psicología animal a la psicología rigurosos experimentos con animales y defendieron ardorosamente la teoría
humana. de la selección natural y la continuidad de las especies (Logue. 1985. Los
Biólogos y psicólogos habían aportado su grano de arena a la constitución funcionalistas se interesarían en la psicología animal y en la psicología
de un ámbito propio de psicología animal que había ido, con los años, genética porque suministraban procedimientos objetivos para observar las
cobrando forma y peso dentro de la psicología americana. En el tránsito al capacidades que ayudaban al organismo a tener éxito; posteriormente alguno
siglo XX, en el campo de la psicología comparada y en el de la biología, los de ellos se desplazaría al ámbito educativo y la psicología infantil, propiciando
estudios sobre la conducta de los seres vivos, la aplicación del método la aceptación de las ideas objetivas del conductismo (O'Donnell, 1985).
experimental v la preocupación por la construcción de una ciencia objetiva La influencia del evolucionismo sobre los estudios de la conducta animal
acerca de la conducta eran valores bien establecidos (Boakes, 1989). Una es indudable, como lo es el de algunos psicólogos británicos —Romanes,
interpretación relacional de lo psíquico, como experiencia peculiar, que lo Morgan y Spalding—. Durante la segunda mitad del siglo XIX, aquéllos
reducía a mera conexión de fenómenos había ido teniendo un cierto grado de progresaron desde la utilización del método anecdótico hasta la del
concreción en el horizonte de ciencia natural. experimental. Las técnicas que desarrollaron en vistas a ejecutar sus
J. Loeb (1859-1924), uno de los maestros de Watson a pesar de la experimentos, así como los datos que obtuvieron, ejercieron un fuerte y casi
brevedad de su relación, consideraba la conciencia un término metafísico que, inmediato impacto sobre los psicólogos que, en EE.UU., estaban trabajando
en realidad designaba fenómenos determinados por la memoria asociativa, con especies subhumanas antes de la llegada del conductismo (Richards,
siendo ésta el «mecanismo mediante el cual un estímulo provoca, no sólo los 1977; Logue, 1985)1. Pero Gran Bretaña no fue el único país en contar con
efectos que su naturaleza y la estructura específica del órgano irritable
determinan, sino que provoca también los efectos de otros estímulos que
anteriormente actuaron sobre el organismo a la vez o casi simultáneamente a
hacerlo el estímulo en cuestión» (Loeb. 1900). Se ve, pues que la conciencia 1
«Las pretensiones de objetividad, propias de toda ciencia empírica (...) se habían
es aquí un mero nombre para referirse a las conexiones entre un estímulo acentuado especialmente en psicología animal, donde no cabe obtener informes introspectivos de
actual y una huella psíquica previa. En su influyente debate con Jennings los sujetos. De las observaciones naturalistas y anecdóticas de Romanes, se había pasado al
(Pauly, 1981), Loeb enfatizaría cada vez más la importancia explicativa, no de control más riguroso de Lloyd Morgan, y a los trabajos estrictos de Thorndike y Small, en
situaciones experimentales cada vez más simples y controladas. El psicólogo iba limitándose
causas internas al organismo, sino de los factores situados en el exterior del progresivamente a describir los estímulos que constituyen la situación animal —cajas
mismo, acentuaría la simplicidad y el carácter global de la respuesta y su experimentales, laberintos—, las respuestas motoras y las asociaciones regulares entre unos y
otros que se observan de hecho en la conducta» (Yela, 1980, 152).

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 3

una investigación experimental sobre sujetos infrahumanos que afectase a la influyente Psychological Review. Fue propuesto como secretario del
psicología estadounidense; en Rusia, los fisiólogos, más que los biólogos, fallido XI Congreso Internacional de Psicología, a celebrar en EE.UU. en
habían iniciado un programa de investigación también experimental con ani- 1913. Sólo diez años después de doctorarse daba a conocer su
males que sería conocido algo más tardíamente2. propuesta conductista en Columbia y a través del Review, y un año
En aquel marco se produjo la incorporación de Watson a la investigación después, con sólo treinta y seis años era nominado como futuro
animal. Encontró en Chicago a los psicólogos Dewey y Angel], especialmente presidente de la APA. Una trayectoria inusualmente rápida para los
el segundo le orientó definitivamente hacia la psicología experimental, al estándares incluso de nuestros años. Independientemente de coyunturas
neurólogo Donaldson y el biólogo de origen alemán Loeb. Su influencia y factores extracientíficos, estos logros reflejan su muy considerable
directa, junto a la más lejana ejercida por la investigación sobre animales de contribución al desarrollo de la disciplina, y una indudable situación de
Thorndike, Small y Yerkes, acabarían decantando a Watson hacia la poder. Su control sobre revistas (y secciones editoriales) clave (por
psicología comparada. Centró su investigación en sujetos experimentales tan ejemplo, Journal of Comparative Neurology and Psychology, The Journal
diversos como ratas, primates y aves. Estudió patrones conductuales simples of Animal Behavior; Behavior Monographs; Psychological Review,
y complejos en especies domésticas y no domésticas, en cautividad y en sus Psychobiology, Journal of Experimental Psychology) le llevó a conocer
medios naturales, por lo que se vio abocado tanto a estudios de campo como bien y pronto los desarrollos que se iban produciendo en la psicología de
experimentales. Sería en este campo donde labraría su reputación científica su tiempo y le facilitó la difusión de sus propias ideas, y de quienes las
de la mano de un riguroso programa claramente condicionado por las pre- compartían, sobre una ciencia conductual. Formó parte del Committee
ocupaciones de la psicología animal norteamericana. Subyacía el debate on the Clasification of Personnel in the Army. Una vez finalizada la
g
postdarwinista sobre la evolución de la mente (Boakes, 1989, 1995). uerra, en noviembre de 1918, regresa a su Universidad, pero su trabajo
La hipótesis general era que la comprensión y explicación de la mente fue bruscamente interrumpido (1920) a causa de un escandaloso
humana podía beneficiarse mucho de las comparaciones sistemáticas entre divorcio por el que se le obligó a dimitir. Participa activamente en la Scott
las habilidades mentales de las diferentes especies, esto es lo que otorgó a la Company y en la Psychological Corporation. Se incorpora a la Agencia
psicología comparada un lugar, aunque modesto, en el marco de la psicología de Publicidad multiservicios J. Walter Thompson Co., de la que acabaría
experimental (Campfield, 1969; O'Donnell, 1985). siendo vicepresidente gracias a exitosas campañas publicitarias; en 1936
se convierte en vicepresidente de la Williams Esty and Company,
John Broadus Watson (1878-1958) obtuvo su MA en la Universidad Fur- jubilándose en 1945. Meses antes de su muerte recibió el Premio de la
man, marchando a Chicago a realizar su formación de postgrado. Se APA por su labor en psicología.
doctoró (190_) bajo la dirección de Donaldon y Angell, incorporándose a
la plantilla académica de la prestigiosa Universidad de Chicago. En 1908, 2.1. Investigación del comportamiento animal
sucedía a Baldwin como director de departamento en otra de las grandes
universidades (Johns Hopkins), encargándose editorialmente del Guiaron su investigación doctoral el interés de Angell en el desarrollo genético
de la función, los sujetos experimentales de Donaldson y el diseño de Small
2
Watson editó el número del Psvchological Bulletin en el que Yerkes y Morgulis para experimentos psicológicos con animales (O'Donnell, 1985). Además
presentaban la aplicación del método de Pavlov al estudio del comportamiento animal, y, desde influyó su fuerte relación con Loeb, representante de la materialista fisiológica
luego, fueron leídas las traducciones francesas de piezas importantes de la tradición reflexológica alemana propugnadora de explicaciones reduccionistas y mecanicistas del
rusa. Watson, por ejemplo, dedicaría un semestre entero a la traducción y discusión del libro de
Bechterev La Psicología Objetiva, publicado por Félix Alean en 1913.
comportamiento.

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 4

«En Chicago, comencé ya a realizar una formulación tentativa de mi pérdida provocara un grave deterioro en la resolución de la tarea. La
punto de vista posterior. Nunca quise utilizar sujetos humanos para las destrucción quirúrgica o anestesia de los centros nerviosos de la visión, el
investigaciones. Detestaba servir como sujeto experimental. No me olfato, la audición, etc., no mostró deterioros en la ejecución; sólo cuando se
gustaban las rígidas y artificiales instrucciones que se daban a estos interfirieron las sensaciones cinestésicas, el llamado sentido muscular, se
sujetos. Siempre me sentí incómodo y actuaba sin naturalidad. Sin obtuvo el resultado hipotetizado, por lo que parecía quedar demostrado que
embargo, me sentía cómodo trabajando con animales. Sentía que, al era éste el sentido básico que permitía a las ratas orientarse en el laberinto
estudiarlos me aproximaba a la biología manteniendo los pies en el (Watson, 1907). Dirigía su investigación, realmente, a establecer cómo una
suelo. Una y otra vez me asaltaba el mismo pensamiento: observando mente organizada reacciona frente a su entorno, determinándolo no por
la conducta de los animales ¿no conseguiré descubrir eso que los introspección, sino por medio de la observación de la conducta, con lo que po-
otros estudiantes afirman descubrir en los sujetos humanos utilizando dría intentar establecer una comparación funcional entre los procesos
instrospección?» sensoriales de animales y humanos (Buckley, 1982)3. Subyacía la creencia en
la continuidad de las especies, hipótesis que cambiaría posteriormente,
Watson, 1936, 275
convirtiéndose en uno de los pocos psicólogos discontinuistas que habían
tenido una formación comparada (Logue, 1978).
En su investigación doctoral (Watson, 1903) estudió la correlación entre la
También estudió, en primates, la conducta de imitación, tema sobre el que
creciente complejidad de la conducta de la rata y la maduración de su sistema
existían evidencias poco concluyentes. Siguiendo la línea de investigación
nervioso. Si bien utilizó el término «desarrollo psíquico», lo definía
iniciada por Thorndike y Hobhouse, se centró en la obtención de alimento
objetivamente en términos de la creciente habilidad de los animales para
mediante la solución de un problema perceptivo, y la manipulación para
aprender a resolver tareas complejas (laberintos). Pensaba que el
conseguir la entrada o la salida en la jaula. Su conclusión básica fue que
comportamiento animal se podía estudiar a través de su entramado biológico y
existía un tipo rudimentario de imitación, aunque ésta no fuera el factor
cuestionaba los argumentos que proclamaban un estado consciente en los
principal de aprendizaje (Watson, 1908). Comenzó también a estudiar con R.
animales. Encontró que no existía una correlación necesaria entre el
Yerkes (1876-1956), el más conocido divulgador del método pavloviano del
desarrollo neurológico y el psíquico. El éxito en recorrer el laberinto dependía
reflejo condicionado en EE.UU. (Yerkes y Morgulis, 1909), la discriminación de
fundamentalmente del «sentido muscular». Los éxitos de sus animales
colores4.
dependían, además considerablemente, del control del experimentador sobre
las necesidades nutritivas y sexuales de éstos. No obstante, lo más relevante
fue la afirmación de que la madurez psíquica no se definía sólo
fisiológicamente, sino que se determinaba conductualmente, por el criterio
funcional de la mente como resolutora de problemas. Al comentar la analogía 3
Las revistas científicas de la época acogieron relativamente bien los resultados publicados
con los seres humanos, sugería que las diferencias entre el adulto y el niño en por Watson, aunque publicaciones de carácter divulgativo como Nation o Life, haciéndose eco
madurez psíquica residen en que éste carece de las experiencias de de la voz de numerosos miembros del movimiento antiviviseccionista que se mostraban reacios al
aprendizaje que el adulto ha acumulado merced a su mayor edad. sacrificio de animales con pro-pósitos científicos, no vieron en estos experimentos otra cosa que
un cruel e innecesario experimento llevado a cabo con organismos vivos, y publicaron incluso
Al frente del laboratorio de Chicago, Watson continuó su investigación con viñetas caricaturizadas que presentaban a Watson como asesino de indefensas ratas, saliendo en
la colaboración de Carr, posteriormente su sucesor. Utilizando procedimientos su defensa algunos importantes psicólogos, y especialmente Baldwin (Dewsbury, 1985, 1990).
4
de deprivación sensorial, estudió el papel de las distintas sensaciones en el Por ejemplo, acerca del espectro cromático de los pollos, comparando este espectro con el
aprendizaje de laberintos. El método experimental a emplear era claro: aislar de los seres humanos (Watson & Watson, 1913). Además, el propio Yerkes llegó, un año después
que Watson, a la Medical School de la Universidad de John Hopkins para trabajar sobre la
cada uno de los sentidos corporales de las ratas hasta encontrar aquel cuya respuesta glandular condicionada en perros.

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 5

Simultaneó durante años la investigación experimental con la de campo. propuesta al afirmar que el problema central de la psicología, animal y
Así, desde 1906, estudió, durante varios veranos, en una estación biológica humana, lo constituye el aprendizaje, que tiene lugar básicamente por ensayo
dependiente de la Institución Carnegie, la génesis y el desarrollo de patrones y error. Datos obtenidos a partir de la investigación animal podrían ex-
de conducta innatos y adquiridos (por ejemplo, intercambio de señales, trapolarse al reino humano, ayudando a mejorar la eficacia en las aulas. Era
hábitos migratorios, sistema de anidamiento, incubación de huevos, puesta, una calculada apelación a los educadores, a los que estaba ofreciendo una
crianza, alimentación. defensa territorial, miedos, discriminación visual)5, a promesa de control. Latía en el fondo el problema de los instintos y la
través de la observación continua de generaciones sucesivas. En general, sus educabilidad. Watson reclamaba mayor control experimental en la
observaciones parecían apoyar la hipótesis, mantenida por autores como investigación respecto al tópico, tanto en la vida animal como en la primera
Morgan o James, de que los instintos presentes al nacer son imperfectos, pero infancia del bebé, abogando por rigurosos estudios longitudinales (genéticos),
van perfeccionándose, progresivamente, a través de la formación de hábitos, utilizando instrumentos de registro visual (por ejemplo, cámaras), siempre
o lo que es lo mismo, por intermedio del aprendizaje por ensayo y error, ya dentro de su preocupación general por dotar de rigor la observación (Harris,
que el papel de la imitación era prácticamente inexistente. 1984).
Casi simultáneamente a su traslado a Baltimore, para ocupar la cátedra de
psicología experimental y comparada de la Universidad de Johns Hopkins «¿Cómo realizar una investigación de laboratorio sobre la mente de
(curso 1908-1909)6, comenzó a defender públicamente (Watson, 1909) que la un animal? Resulta imposible entrar en su mente y ver por nosotros
psicología experimental humana debía utilizar los métodos de la comparada, y mismos el drama de los eventos mentales que están teniendo lugar
poco después (1910), abiertamente, hablaba sobre una nueva ciencia del allí; por consiguiente. ¿cómo será posible conseguir alguna vez
comportamiento animal. En la misma forma en que la generación previa de conocimientos claros respecto a cómo trabaja la mente? (...) llevamos
psicólogos había reemplazado una filosofía «especulativa o metafísica» con a nuestros sujetos experimentales al laboratorio, preferiblemente
una «nueva psicología» basada sobre investigaciones experimentales cuando son jóvenes (muy a menudo al nacer), y observamos cómo se
va desarrollando su vida instintiva. Esto nos ofrece una clave sobre lo
realizadas en laboratorio, ahora los métodos e hipótesis de la psicología que todos los animales de una misma especie hacen natural e
experimental comenzaban a verse modificados por la llamada nueva ciencia instintivamente, por ejemplo, los actos que ejecutan sin
de la conducta animal7. Ésta, basada en la observación de conductas, se entrenamiento, enseñanza o contacto social con sus congéneres.
vincula con las respetables ciencias biológicas. Apunta el valor práctico de su Además. esto enseña al psicólogo el camino a seguir en la educación
del animal (...). El psicólogo no enfrentaría a una estrella de mar con
el mismo problema que a un pájaro, ni a una ameba (la forma más
simple de vida animal) con el mismo problema que a un mono. Por
ello, antes de iniciar el laborioso trabajo de la educación de cualquier
5
Incluso (cfr. Dewsbury, 1994) observó y describió el fenómeno del imprinting en aves animal, resulta muy deseable conocer algo sobre la forma en la que
jóvenes: «(...) la aves han desarrollado una fuerte vinculación conmigo. Me siguen alrededor de trabajan sus órganos sensoriales. Debemos conocer las avenidas por
toda la habitación» (Watson, 1908, 240). las cuales podríamos atraerlo. ¿Nuestro animal tiene una visión
6
Acabaría supliendo a Baldwin, obligado a abandonar la Universidad al verse mezclado en normal del color? Si no es así, ¿cuáles son los defectos? (...) ¿Es tan
un turbio escándalo público, al frente del departamento y laboratorio de psicología (Pauly, 1979). aguda su capacidad para discriminar entre dos círculos iluminados
7
Watson se encontraba ya en el camino hacia el conductismo. En una comunicación como cuando difieren sólo en su tamaño? (...) Ya lo he dicho "mirando
presentada a la Southern Society pregonaba la analogía entre conducta humana y animal y lo que hace"» (Watson, 1910, 348-349). «El hombre da sus primeros
declaraba abiertamente que «explicar la conducta humana en términos de "conciencia" es un
absurdo» (Watson, 1909).
pasos exactamente de la misma forma que lo hace el animal (...). Sin
embargo, la continuidad entre la mente del hombre y el bruto, la idea
de los primeros investigadores, se mostrará que existe, no exaltando

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 6

la mente del bruto, sino más bien por el proceso inverso de mostrar Ofrecía una psicología cuasireflexológica: la conducta debía analizarse en
los defectos en la mente humana.» términos de conexiones mecánicas entre estímulos y respuestas; en
ocasiones mostraba la presencia de reflejos aislados simples, en oteas,
cuando discutía los instintos, señalaba que los reflejos podían llegar a
Ibíd., 352-353
concatenarse en largas secuencias para producir ajustes complejos, y, cuando
hablaba del hábito, lo reducía a redes de reflejos interconectados, que diferían
El marco científico inmediato de su programa procedía de la reducción de del instinto sólo en la génesis del patrón y en el orden de los movimientos
Thorndike de la inteligencia animal a un desarrollo de hábitos motores, y en la individuales, pero no en los propios movimientos. En el libro aparece alguna
introducción de la rata y el laberinto en los laboratorios en un intento por de sus radicales ideas posteriores: elimina la conciencia y la introspección;
establecer las habilidades sensoriales de las especies infrahumanas entiende la conducta como una actividad de ajuste de un organismo
(Macphail, 1982). Más que intentar comprender os procesos psicológicos por globalmente considerado; descalifica el estudio de las imágenes —«no existen
medio de comparaciones sistemáticas entre especies, objetivo estricto de los procesos iniciados centralmente»—; reduce la diferencia entre bestias y
psicólogos comparados, cambió de sujetos persiguiendo fines diversos. humanos a la existencia del lenguaje; identifica el lenguaje con el hábito;
Subyace siempre la idea de que los animales son más adecuados para dotar relega el pensamiento a hábitos en pequeña escala cuyos movimientos implí-
a la investigación de cientificidad, dada la problemática que entrañaba citos deberían ser detectables y medibles con instrumentos adecuados;
interpretar los resultados de os experimentos con humanos, donde la identifica la emoción con la estimulación sobre las zonas erógenas..., aunque
variabilidad de la experiencia aportada dificulta la formulación de afirmaciones todavía están ausentes otros de lo que luego serian aspectos definitorios de
incontestables. Se mostró como un experimentador riguroso que trabajaba en su conductismo, como el radical ambientalismo y la idea de que con un
problemas empíricos bien definidos, siendo el desarrollo y el estudio de la entrenamiento adecuado se puede llegar a hacer virtualmente cualquier cosa.
relación entre instinto y aprendizaje lo que más le atrajo8. Aquellas ausencias y la escasa elaboración de algunas de sus ideas
Su primer manual, Conducta: Una Introducción a la Psicología Comparada originales facilitó una relativamente buena crítica. No se le valora como
(Watson, 1914), constituyó un punto y final a casi quince años de investigación proponente de un sistema diferente de la dominante tendencia funcionalista,
experimental con animales. Las ideas vertidas reflejan un estado de cosas pese a algunos de sus juicios extremos. Quizás por ello el libro se percibió
sentido por muchos otros investigadores de su tiempo: biólogos, fisiólogos, como una obra importante, pero no substancialmente diferente de otras que,
neurólogos y psicólogos explicaban en términos mecanicistas la conducta. Se en rápida progresión, estaban apareciendo dentro del laxo marco teórico
estaba produciendo, en las ciencias naturales y en las sociales, un fuerte americano9. Watson compartía con muchos contemporáneos, incluso con
movimiento crítico contra los restrictivos planteamientos de la psicología algunos de sus predecesores, la esperanza de que la psicología se
introspectiva, que circunscribía el objeto de la psicología al estudio de la
mente.
9
«Cada profesor de psicología que reconozca la necesidad de proporcionar cono-cimientos relativos a
8
En cambio, no estuvo experimentalmente implicado en otros problemas característicos de su época: la psicología animal está en deuda con Watson (...) Se capta el celo del investigador por fundamentar la
tardó en entrar en el desarrollo de tareas complejas de aprendizaje, en especial las que exigían una investigación y la confianza del científico en el tema del control y la predicción como justificación de la ciencia (...)
reacción demorada, y !as de discriminación múltiple (Boakes, 1989). Conoció, incluso reconoció, su valor he hecho constar estas objeciones a los puntos de vista de Watson fundamentalmente porque me pa-rece
potencial (Watson, 1914, 224-227), pero sólo tangencialmente entró en ellos. No ofreció ninguna deseable mantener las finalidades y los métodos generales de la psicología objetiva separados de las
contribución substancial a las teorías del aprendizaje, ya que su explicación del proceso en términos de los hipótesis explicativas concretas de cualquiera de los que como nosotros está estudiándola»
clásicos principios asociativos de frecuencia y recencia sería desarrollada con cierta sistematicidad por su (Thorndike, 1915).
estudiante H. Carr (Carr, 1914).

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 7

convirtiera en una ciencia natural, sujeta a comprobación experimental, y siendo los seres humanos los que exhiben la forma más extrema de
capaz de establecer sus leyes en términos de lo que puede observarse. La plasticidad (Pérez-Garrido, 1996).
guerra contra la utilización acrítica de la introspección prácticamente estaba
ganada antes de empezar, las revistas veían sus páginas llenas de «Las ideas conductistas son idóneas para predecir y controlar la "má-
discusiones sobre la validez de aquel método, y de investigaciones en las que quina orgánica" que es el hombre, lo mismo que podemos hacer con
el término conducta era habitual. El importante papel que desempeñaba la otras máquinas. (...) Si se adopta la perspectiva general de que no
investigación dé la conducta animal quedaba fuera de discusión. Las existe nada en una persona salvo lo que puede observarse, y si se
relaciones entre psicología y biología se aceptaban prácticamente sin voces piensa en esa persona como en una máquina —una máquina
discordantes. La dimensión tecnológica y profesional de la psicología era algo orgánica—, entonces no existe razón alguna en el mundo por la que no
compartido por quienes luchaban por definir su rol en un ambiente podamos aprender tanto sobre los seres humanos como sobre
cualquier otra máquina. La única diferencia es que la máquina humana
generalmente hostil (por ejemplo, Birnbaum, 1965; Joncich, 1968; O'Donnell, es más complicada y requiere más estudio (...).»
1979, 1985).
Desde entonces, la aportación de Watson al campo de la psicología Watson, 1935
comparada iría haciéndose más escasa, hasta desaparecer por completo. Su
Introducción se puede considerar como un puente entre su inicial trayectoria
de investigación y la nueva, centrada en seres humanos. En febrero de 1916, 3. El ser humano, un mecano
Watson comenzó a estudiar la conducta infantil en la Clínica Psiquiátrica
Phipps (Samelson, 1980), y, poco después (Watson. 1917), anunciaba que «La psicología, tal como la ve un conductista, es una rama experimental
puramente objetiva de la ciencia natural. Su meta teórica es la predicción y
había decidido abandonar el trabajo con animales, para comenzar un amplio
el control de la conducta. La introspección no constituye una parte esencial
programa de investigación sobre «la naturaleza instintiva hereditaria del de sus métodos, ni el valor científico de sus datos depende de cuán
niño». fácilmente sean interpretables éstos en términos de conciencia. El
No es fácil saber cuál fue el porqué del cambio, pero sí ha habido conductista, en sus esfuerzos por lograr un esquema unitario de la
diversos intentos explicativos. Samelson (1994) sugiere que puede haberse respuesta animal, no reconoce línea divisoria alguna entre el ser humano y
debido a una especie de burnout, como consecuencia, bien de la laboriosidad el animal. La conducta del ser humano, con toda su sofisticación y
de unos experimentos que permitían obtener sólo magros resultados, bien de complejidad, tan sólo forma parte del esquema total de investigación del
que el programa hubiese llegado a un punto muerto. Otros autores (por conductista.»
ejemplo, Cohen, 1979; Buckley, 1989; Boakes, 1989) arguyen que hubo dos
determinantes: la presión de su elevado estatus, que le llevó a intentar Watson, 1913, en Pérez-Garrido y Tortosa, 1993, 367
demostrar la validez de sus puntos de vista para toda la psicología, y la
oportunidad que se le ofreció de estudiar el desarrollo (y la relación instinto- Es un grito de protesta contra las interpretaciones antropomórficas de la
aprendizaje) en un sujeto experimental de otra especie. Desde esta última conducta animal y el desprecio hacia los hechos objetivos de ésta. Pero
perspectiva, lo que suele presentarse con una abrupta ruptura aparece como además es una crítica contra la tradicional psicología de la conciencia,
una continuidad lógica en su programa investigador. Sus nuevos datos principal causante de ese estado de cosas al haber fracasado en su tarea de
hicieron emerger un tema que había estado larvado ya en su trabajo, el conseguir un estatus científico entre las ciencias de la naturaleza. «Parece
marcado efecto que las experiencias tempranas tienen sobre el desarrollo haber llegado el tiempo de que la psicología elimine cualquier referencia a la
posterior, un efecto que varía ampliamente entre las diversas especies, conciencia; no debe continuar engañándose considerando los fenómenos
mentales objeto de observación» (ibíd., 368). Atribuye el fracaso a las

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 8

limitaciones impuestas por su objeto, la conciencia, y, correlativamente, por su todas las ciencias en torno a un solo método10.
método, la introspección —«La psicología, tal y como suele ser considerada,
tiene algo de esotérico en sus métodos. Si no consigues reproducir mis «Creo que podemos escribir una psicología (...) no haciendo uso en ningu-
resultados, ello no puede achacarse a fallos en el aparato o en el control del na ocasión de términos como los de conciencia, estados mentales, mente,
estímulo, sino a que la persona que se introspecciona no ha sido contenido, verificable por introspección, imaginería, etc. (...) Podemos
suficientemente entrenada (...) en física y química estos fallos serían hacerlo recurriendo a términos como estímulo y respuesta, formación e
integración de hábitos y otros similares (...) La psicología que yo
atribuidos a las condiciones experimentales» (ibíd., 368)—. Ni la psicología pretendería elaborar tomaría como primer punto de partida el hecho
estructuralista, sumida en un caos de opiniones contrarias, ni la funcionalista, observable de que cualquier organismo, tanto animal como humano, se
que en el fondo se distinguía poco de aquélla, habían logrado alcanzar adapta al medio gracias a su dotación hereditaria y hábitos. Puede tratarse
respetabilidad científica. de ajustes adecuados o tan inadecuados que el organismo apenas pueda
La segunda parte del artículo esboza un programa de psicología conservar su vida: y, en segundo lugar, el hecho de que ciertos estímulos
conductista que prescinde de la conciencia y de la introspección. Ofrece una empujan a los organismos a emitir determinadas respuestas. En un
ciencia de la conducta, cuya meta es la predicción y el control, y cuyos sistema psicológico totalmente elaborado, dada la respuesta, pueden
métodos son estrictamente experimentales. Esta psicología parte del estudio predecirse los estímulos', y dados los estímulos, es posible predecir la
respuesta. (...) Mi objetivo último al realizar todo este trabajo es aprender
del estímulo y la respuesta, y no establece línea divisoria alguna entre la métodos generales y particulares mediante los cuales podamos controlar la
conducta humana y animal. Es una psicología práctica, enraizada en la vida y conducta.»
útil para la sociedad. No entra en el problema mente-cuerpo, evitando así «la
Scilla del paralelismo y el Caribdis de la interacción» (ibíd., 369), con lo que, Watson, 1913, en Pérez-Garrido y Tortosa, 1993, 370
de hecho, elude pronunciarse respecto al problema metafísico de la
Otro motivo de insatisfacción se unía a esa escasa cientificidad del
conciencia, quedándose en un nivel puramente metodológico. La última nota
enfoque tradicional, la nula preocupación mostrada por la aplicabilidad de los
del texto contiene el germen de una teoría motora del pensamiento concebido
conocimientos psicológicos —«Una de las primeras cosas que me hizo
como movimiento muscular, y, por ello, accesible al método experimental.
sentirme insatisfecho con la psicología actual fue la carencia de ámbitos de
Si la psicología tiene que ser una ciencia, debe emular a las que estudian
aplicación para los principios elaborados en términos de contenidos» (ibíd.,
eventos públicamente observables frente a estados privados. Debe
370)—. Erigiéndose en portavoz de muchos insatisfechos, declaró que la
abandonarse la «ilusión» de que es posible estudiar la conciencia, puesto que
psicología por la que abogaba —«el único funcionalismo consistente y lógico»
no es ni un término definible ni un concepto utilizable. No hay necesidad de la
(ibíd., 369)— era una psicología del uso, una tecnología: «Si la psicología
introspección, ésta conduce únicamente a interminables argumentaciones y
siguiera el plan que estoy proponiendo, nuestros datos podrían, una vez
debates sobre «pseudoproblemas» tales como la naturaleza de la atención y
la aprehensión, los tiempos de reacción sensoriales y motores, el pensamiento
con o sin imágenes y el error del estímulo. Los psicólogos tienen que estudiar 10
«Era pragmática en el sentido de que insistía en que el objeto de estudio propio de la psicología no era
la conducta con el método de la ciencia: «el mundo del físico, del biólogo y del la mente, sino la conducta. Era naturalista puesto que procedía directamente de la psicología animal. Era
psicólogo es el mismo, un mundo consistente de objetos (...) observables con positivista porque no admitiría estudiar nada que no pudiera observarse y verificarse a partir de la conducta
abierta. En síntesis, Watson do-taba a la psicología de una teoría y una metodología que satisfacían los requisitos
un método que no es substancialmente diferente en ninguna de las tres ramas exigibles por aquel entonces para convertir un cuerpo de conocimientos en una ciencia. Además, el
de la ciencia» (Watson, 1913). Defiende la unificación epistemológica entre conductismo satisfacía también los requisitos contemporáneos para los usos de la ciencia. Es decir: la
predicción y el control de los fenómenos naturales (en este caso, la conducta humana) en vistas a la
eficacia, el orden y el progreso» (Buckley, 1982).

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 9

obtenidos con el método experimental, ser utilizados en su actividad cotidiana reconoce línea divisoria alguna entre el hombre y el bruto. La conducta del
por educadores, médicos, juristas, hombres de negocios» (ibíd., 370). hombre, con todo su refinamiento y complejidad constituye tan sólo una
Utilizando la retórica propia de cualquier manifiesto programático, parte de su campo total de investigación.»
reconoce la continuidad con su trabajo previo y le augura, aun reconociendo la
fragilidad de su propuesta, un influyente futuro. En los siguientes diez años fue Watson, 1914, 1
conformando, ahora con escasa apoyatura experimental, un sistema teórico y
una tecnología11. La reacción en los medios académicos ante su propuesta
fue positiva, pero desde luego no entusiástica, muchos se consideraban a sí «El presente volumen violenta un poco la clasificación tradicional de los
mismos ya como conductistas conformando esa «mayoría silenciosa» de tópicos psicológicos, así como su tratamiento convencional. Por ejemplo, el
psicólogos, que más que aceptar ideas específicas de Watson, compartían lector no encontrará discusión alguna sobre la conciencia, ni referencias a
«su conceptualización general del propósito y ámbito de la psicología» términos tales como sensación, percepción, atención, voluntad, imagen y
(O'Donnell, 1985)12 cosas similares. Esos términos gozan de buena reputación, pero yo he en-
contrado que soy capaz de avanzar sin recurrir a ellos, tanto en mis inves-
«La psicología, tal como la ve un conductista, es una rama experimental tigaciones como al presentar la psicología como un sistema a mis
puramente objetiva de la ciencia natural. Su objetivo teórico es la predic- estudiantes. Francamente no sé lo que significan, ni creo que nadie pueda
ción y el control de la conducta. La introspección no forma parte esencial utilizarlos consistentemente. En cambio, he retenido términos tales como
de sus métodos, ni el valor científico de sus datos depende de la facilidad pensamiento y memoria, pero redefiniéndolos cuidadosamente de acuerdo
con que se prestan a interpretaciones en términos de conciencia. El con- con la psicología conductista.»
ductista intenta ofrecer un esquema unitario de la respuesta animal. No Watson, 1919, viii

11
«Una de las motivaciones más fuertes que he mantenido al intentar ofrecer un punto de «La psicología es aquella división de la ciencia natural que toma la actividad
vista simple e incontrovertido en psicología es la de lograr que los estudian-tes que entran en humana y la conducta como su objeto de estudio. Intenta formular a través de
nuestro campo no se estropeen con un esquema lógico antes de que sean capaces de hacer la observación sistemática y la experimentación las leyes y principios que
algo. Mucho de ellos llegan a convertirse en psicólogos artistas de la palabra, psicólogos
lógicos, psicólogos pseudo-filósofos y psicólogos pseudo-clínicos. por no tener la oportunidad
subyacen a las reacciones humanas (...) En vistas a formular tales leyes
de hacer algo sin verse bloqueados por un sistema. Ésta es la razón del influjo en el campo de debemos estudiar al hombre en acción —sus ajustes a las situaciones
los tests mentales. los tests de selección y cosas similares. Estamos agotando nuestra reserva cotidianas de su vida, y a las inusuales que deba afrontar—. Cuando se haya
de material, el mundo de la ciencia continúa avanzando y la psicología como ciencia debe trabajado suficientemente en ello. los principios obtenidos permitirán dos
mantener su contacto con otras ciencias, pero también debe realizar avances en los ámbitos
peculiarmente suyos. Por ello, si nosotros debemos formar a nuestros estudiantes, debemos
generalizaciones:1)Predecir la actividad humana con un nivel razonable de
tener una introducción a la psicolgía más simple y más práctica. Si no hacemos esto ahora, certeza (...) 2) Un resultado igualmente importante que se desprende de
nunca dispondremos de aplicaciones prácticas y sociales de la psicología para su futura nuestro estudio psicológico es nuestra formulación de leyes y principios por
utilización. En otras palabras, la psicología técnica o aplicada, como la química aplicada, no los que las acciones de los hombres pueden ser controladas por la sociedad
puede avanzar más sin investigación de laboratorio» (Watson a Rusell, 21 de febrero de 1917,
en Russell, 1968).
organizada.»
Ibíd..,1-2
12
El conductismo era, en realidad, «una gran empresa inclusiva» en la que muchos podían
reclamar con justicia la patente del término conductismo, y como tal no podía reducirse en
exclusiva a la «neuromecanicista interpretación de la psicología asociada al nombre de «El conductismo —según intenté explicarlo en mis conferencias en Columbia
Watson» (Woodworth, 1924 )

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 10

(1912) y en mis primeros escritos— proponíase lo siguiente: aplicar al de Pavlov.


estudio experimental del hombre iguales procedimientos y el mismo lenguaje Desde los mismos presupuestos explicó la «enfermedad mental». La tesis
descriptivo que muchos investigadores habían empleado con éxito durante básica de Watson es que ésta es en realidad un conflicto entre distintos
largos años en el examen de animales inferiores al hombre. Creíamos sistemas de reacción —innatos y/o adquiridos—, siendo los síntomas externos
entonces, como creemos todavía, que el hombre es un animal distinto de los conductas desajustadas adquiridas. Así, un trastorno puede explicarse y
demás únicamente en las formas de comportarse.» describirse «en términos conductuales», en términos de «perturbaciones del
Watson, 1930, 16 hábito». El condicionamiento permite explicar los síntomas emocionales que
caracterizan la «enfermedad mental». e incluso abre la puerta a un nuevo
Watson, influido por el doctorando de Jennings K. Lashley (1890-1958)13, concepto de terapéutica: «(...) el organismo humano es instintivamente capaz
acabaría haciendo del condicionamiento la piedra angular de su propuesta. de desarrollarse a lo largo de muchas líneas diferentes, pero que debido a la
considerándolo una metodología adecuada para el estudio de la conducta presión de la civilización algunas de esas capacidades instintivas deben
humana y explicativo del proceso de formación de hábitos. «En una carta que frustrarse. Además de esos impulsos que son instintivos, y por tanto
yo recibí de Watson en 1937, aquél atribuía su interés en los reflejos hereditarios, hay muchos impulsos aprendidos que son también fuertes y que
condicionados como unidad del hábito a su estudio de la edición francesa de por razones similares no pueden realizarse (...) Algunas de las tendencias
la psicología objetiva de Bechterev, titulada La Psvhologie Objective (1913) instintivas nacidas con nosotros constituyen una pobre herencia, algunos de
(...) yo había trabajado ya en términos de formación de hábitos. Sería más los hábitos que desarrollamos tempranamente son igualmente pobres pose-
tarde, cuando comencé a profundizar en la vaga palabra hábito, que descubrí siones (...) tales sistemas de hábitos no necesitan haber sido "conscientes" (y
la enorme contribución realizada por Pavlov y comprendí cuán fácilmente la aquí todo lo que yo entiendo por ser "consciente" —y todo lo que creo que
respuesta condicionada podía considerarse como la unidad de lo que yo había deben entender los psicopatólogos— es que el paciente no puede expresar en
estado llamando hábito. Ciertamente desde este punto de vista, le ofrezco al términos de palabras el paciente no puede expresar en términos de palabras
maestro el crédito debido» (Watson a Hilgard, 18-2-1937). Aunque los habito desajustado que se ha convertido en parte de su equipamiento
métodos utilizados fueron básicamente los de Bechterev, la terminología fue la biológico). La implicación es clara en el caso de las psiconeurosis. Buscaría
trastornos de los hábitos —desadaptaciones— e intentaría describir mis
hallazgos en términos de inadecuación de las respuestas, de respuestas
13
«Al inicio de 1914, creo, Watson llamó la atención de su seminario hacia la edición equivocadas, y de completa ausencia de respuestas a los objetos y
francesa de Bechterev [publicado en 1913] y dedicamos nuestro seminario, durante todo el situaciones de la vida cotidiana del paciente. De igual forma, intentaría
invierno, a traducir y discutir dicho libro. En primavera actué como una especie de ayudante sin averiguar las condiciones que llevaron al desajuste y las causas que
sueldo y construimos aparatos y planificamos experimen tos juntos. Simplemente planeamos repetir los
experimentos de Bechterev. Trabajamos sobre reflejos de retracción, patelares, pupilares. Watson tomó la
condujeron a su continuación» (Watson, 1916).
iniciativa en todo ello (...) Pero yo hice mucho de su trabajo experimental. Construí tubos de drenaje para Conductismo (1924-1930) es la última versión global de su sistema.
los conductos y planifique el trabajo salivar que más tarde publiqué» (Lashley a Hilgard, 14 de mayo de 1935; Radicaliza algunos de sus planteamientos, pero continúa manteniendo la
en Bruce, 1982). «Lashley, que llegó a mi siendo ya un biólogo perfectamente formado por Jennings, propuesta de una psicología reducida a ciencia natural (experimental y
contribuyó a mi planteamiento más de lo que su propia modestia le permitirá expresar. Gran parte del material
que sinteticé en mi conferencia como presidente de la American Psychological Association, en 1915, fue
aplicada) de la conducta, a costa de eliminar la conciencia la introspección y la
contribución suya. Estoy seguro al recordar que fue el primero en utilizar el término reflejo emocional mente. Acentúa todavía más el énfasis positivista sobre la objetividad, el valor
condicionado en uno de mis seminarios» (Watson, 1936). de lo empírico, el rigor y el control, llegando a unas explicaciones
ambientalistas y periferalistas, ancladas en el condicionamiento, que justifican
intervenciones tecnológicas. Considera al ser humano como una «totalidad

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 11

animal» que responde ante las exigencias del medio físico «con cada una de conductista experto le será posible inferir, dados los estímulos, cuál será la
todas las partes de su cuerpo». reacción; o, dada la reacción, cuál ha sido la situación o estímulo que la ha
provocado (27-28).»
Siempre que reaccionamos frente a cualquier objeto (por ejemplo. S1). No Watson, 1930
sólo lo hacemos con los músculos estriados de los brazos (RK1), sino
también verbalmente (RV1) y visceralmente (RG1)» (Watson, 1930, 242).
Este planteamiento le obliga a ofrecer una definición refleja de ser humano:
El punto de partida lo constituye el conjunto de reacciones globalmente «(...) existen miles de respuestas no aprendidas e incondicionadas (...) Estos
identificado como «conducta no aprendida». Estas reacciones son son los elementos con los cuales se integrarán nuestras respuestas
posibilitadas porque se «nace con ciertos tipos definidos de estructura. Y dado organizadas, aprendidas, evidentemente por el proceso de condicionamiento.
que posee tales estructuras, ya desde su nacimiento necesariamente Estas respuestas simples, incondicionadas, embriológicas, en virtud de la
responde a los estímulos en forma determinada (...) Tal conjunto de presentación de estímulos apropiados (la sociedad lo hace por nosotros),
respuestas es, en general, el mismo para todos nosotros. No obstante, en pueden agruparse e integrarse en respuestas condicionadas complejas, o
cierto grado, en cada uno se dan variaciones, las cuales probablemente sean hábitos (...)» (Watson, 1930, 41). Una tesis central de su propuesta es, pues,
proporcionales a las diferencias que existen en la estructura (desde luego, en «que todo comportamiento complejo es un crecimiento o desarrollo de
esta última incluimos la constitución química)» (ibíd., 100). En franca respuestas simples» (ibíd., 137), un aspecto que gráficamente plasma en la
continuidad con el funcionalismo, admite la herencia de estructuras y noción de «corriente de actividad»14 Parte del comienzo no aprendido de los
conexiones que posibilitan el inicial repertorio de respuestas que le permiten al principales sistemas de actividad, o de hábitos (viscerales, manuales y
animal sobrevivir hasta que la conducta aprendida vaya adueñándose del laríngeos), para pasar a indicar que cada uno de esos sistemas se va
proceso, pero no sitúa en ese repertorio los instintos. complicando por condicionamiento: «Todos los problemas que trata el
conductista encajan de alguna manera en esta corriente de acontecimientos
«El conductista pregunta: ¿por qué no hacer de lo que podemos observar definidos, tangibles y realmente observables. Presenta, asimismo, el criterio
el verdadero campo de la psicología? Limitémonos a lo observable, y for- fundamental del conductista: a fin de comprender al hombre hemos de
mulemos leyes sólo relativas a estas cosas. Ahora bien: ¿qué es lo que conocer la historia vital de sus actividades. También demuestra, en forma muy
podemos observar? Podemos observar la conducta —lo que el organismo convincente, que la psicología es una ciencia natural, una parte delimitada de
hace o dice—. Y apresurémonos a señalar que hablar es hacer, esto es, la biología» (ibíd., 139).
comportarse. El hablar explícito con nosotros mismos (pensar) representa El primer sistema de hábitos que analiza es el que regula la vida
un tipo de conducta exactamente tan objetivo como el béisbol (23). El emocional, nos referimos al sistema visceral. Clasifica las no aprendidas
conductismo ( _.) es, pues, una ciencia natural que se arroga todo el
campo de las adaptaciones humanas (...) al conductismo le importa formas de respuesta emocional en tres tipos básicos, ligados a series de
intrínsecamente lo que el animal —como un todo— hace desde la mañana estímulos concretos: miedo (provocado por los ruidos fuertes o la pérdida de
hasta la noche y desde la noche hasta la mañana El interés del conductista
en las acciones humanas significa algo más que el del mero espectador:
desea controlar las reacciones del hombre, del mismo modo como en la
física los hombres de ciencia desean examinar y manejar otros fenómenos 14
El propio Watson escribe que la corriente de actividad reemplaza a la corriente de
naturales. Corresponde a la psicología conductista poder anticipar y
conciencia que James convirtió en punto seminal de su propuesta (véase
fiscalizar la actividad humana. A fin de conseguirlo, debe reunir datos Watson, 137-139).
científicos mediante procedimientos experimentales. Sólo entonces al

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 12

la base de sustentación), ira (por la obstaculización o restricción de los proceso sitúa frente al efecto la frecuencia y recencia de las respuestas,
movimientos corporales) y amor (la caricia y estimulación de zonas erógenas) planteando ya desde el principio una separación de las influyentes ideas de
—«pero debemos agregar que empleamos estas palabras despojándolas de Thorndike. Supongamos, decía Watson, a una rata motivada enfrentada a la
todas sus antiguas connotaciones. Hemos de considerar las reacciones que resolución de una caja-problema; la secuencia de movimientos es refleja y
con estos nombres designamos del mismo modo como hemos considerado aleatoria, pero esa actividad termina artificialmente cuando se produce el
(...) la respiración, los latidos del corazón, el agarrarse y otras respuestas movimiento crítico, y, a partir de ahí, ese movimiento ocurrirá más a menudo
innatas» (ibíd., 150)—. Aunque no está seguro de que estos tres tipos de que cualquier otro, con lo que el patrón de movimientos irá evolucionando
respuesta emocional sean los únicos de base hereditaria, sí lo está de que hacia la configuración más económica y eficaz. También discutió la
«constituyen el núcleo del cual proceden toda las futuras reacciones importancia de la «recencia», otro de los temas favoritos de los psicólogos
emocionales» (ibíd., 154). Sostiene que la compleja conducta emocional del clásicos de la memoria, que sostiene, sencillamente. que, permaneciendo todo
adulto está constituida por cadenas de hábitos, convirtiendo el lo demás igual, la respuesta más reciente resulta más probable que se repita
condicionamiento de las respuestas emocionales en el núcleo de su propuesta que otra menos reciente. De nuevo aquí aplica los frutos de su investigación
sobre la adquisición y modificación de respuestas y hábitos. Mediante la previa, y señala una serie de factores que influyen en la formación de los
acción de los factores ambientales, situaciones que originalmente no hábitos, destacando el efecto de la edad, la distribución de la práctica, el
provocaban una respuesta emocional lo harán a partir de determinado ejercicio de las funciones adquiridas y el efecto de las drogas.
momento debido a la influencia de hábitos o a la sustitución de estímulos: «La Tal y como había encontrado en su investigación sobre el papel del
vida emocional crece y se desarrolla como los demás equipos de hábitos» equipamiento sensorial en la adquisición de hábitos, hace del llamado sentido
(ibíd., 163) (...) estímulos incondicionados, con sus respuestas incondi- muscular —las sensaciones cinestésicas procedentes de los movimientos
cionadas relativamente simples, son nuestros puntos de partida en el musculares— el principal responsable de la integración automática de los
establecimiento de las complicadas pautas de hábitos condicionados que más hábitos. Efectivamente, una vez bien establecido un hábito, no necesita ya de
tarde denominamos emociones. En otras palabras, las reacciones los distintos estímulos físicos (visuales, auditivos, táctiles) que ayudaron a
emocionales se forman como la mayor parte de nuestras otras pautas de establecerlo. «¿Qué ha ocurrido? Ha tenido lugar una segunda etapa de
reacción y siguiendo un orden parecido. No sólo aumenta el número de los condicionamiento. En los primeros períodos del proceso de aprendizaje, toda
estímulos que provocan la respuesta (sustitución) por condicionamiento vez que se da un estímulo visual respondemos a dicho estímulo
directo y transferencia (ampliándose así enormemente el campo de estímulo). muscularmente (sobre todo con los músculos estriados). En muy breve
sino que además se introducen pronunciadas adiciones y otras modificaciones tiempo, la respuesta muscular misma podrá servir de estímulo para movilizar
de las respuestas» (ibíd., 162). la respuesta motriz que le sigue en orden, y de la misma manera esta última
El segundo sistema de hábitos es el de los manuales. «La organización es susceptible de despertar la respuesta motriz siguiente (...) Los estímulos
manual [hace referencia al] control de los brazos, piernas y tronco (...) el musculares provenientes de los movimientos de los propios músculos es todo
armazón muscular de esta organización está constituido, en su mayor parte lo que necesitamos para que nuestras respuestas manuales se produzcan en
por los músculos estriados del cuerpo» (ibíd., 189-190). El ambiente interno el debido orden de sucesión» (ibíd., 208-209).
(no compartido por otros) y el externo (compartido) someten a los animales a Indica que parece «existir una fuerte tendencia de todos nuestros hábitos
una continua estimulación frente a la que se ve obligado a reaccionar y, por a alcanzar este segundo estadio» al que denomina hábito cinestésico o
tanto, a moverse. Como en los otros sistemas, el organismo comienza a muscular, siendo «unos ejemplos muy apropiados de tales hábitos (...)
intentar adaptarse con sus reacciones básicas no aprendidas, que van Nuestros hábitos del lenguaje interior (pensar)» (ibíd., 210). Así llega al tercer
perfeccionándose por aprendizaje hasta conformar hábitos. Para explicar el sistema de hábitos, el de los laríngeos. Como en los casos anteriores a su

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 13

raíz, la corriente de actividad, de las primeras reacciones no aprendidas, en a poseer en sí mismo un sustituto verbal para todo objeto existente. Merced a
este caso sonidos vocales, se llega, por condicionamiento, al habla y al habla esta organización desde entonces lleva el mundo consigo, y puede manejar
silenciosa (pensamiento): «Establecidas parcialmente las respuestas este mundo verbal en el aislamiento de su cuarto o cuando yace en su cama a
monopalábricas condicionadas, empiezan a formarse los hábitos de la frase y oscuras. Muchos de nuestros descubrimientos se deben en gran parte a esta
de la oración. Naturalmente, no se detiene el condicionamiento de la palabra aptitud para manejar un mundo de objetos en verdad no presente en nuestros
aislada. Todos los tipos de hábitos de palabras, frases y oraciones sentidos» (ibíd., 222). Para él, estos hábitos del lenguaje constituyen «un
desarróllanse así simultáneamente» (ibíd., 218). vasto campo de actividades aprendidas donde el bruto ni siquiera puede en-
Defiende que cada vez que el ser humano forma un hábito corporal, trar y mucho menos competir» (ibíd., 215).
simultáneamente forma un hábito verbal paralelo, pero «puesto que muchos El lenguaje se reduce a conductas serialmente ordenadas. Los hábitos
millones de ajustes del "hombre" son verbales, la organización verbal pronto verbales se forman exactamente igual que los manuales, por lo que también
se convierte en dominante»; así pues, de las tres organizaciones paralelas de ahora el estadio final de la organización verbal de cualquier animal humano es
hábitos, la verbal controla15. Teóricamente, pues, «el ser humano pronto llega el de un hábito cinestésico, los estímulos musculares toman el lugar de los
físicos externos: «Supongamos que usted está leyendo en un folleto (su
madre presenta generalmente un modelo auditivo): "Ángel-de-la-Guarda-
dulce-compañía". La visión de la palabra "Ángel" suscita la pronunciación de
15 "ángel (respuesta 1); la visión de "de", la respuesta verbal "de" (respuesta 2), y
Este planteamiento le permite reducir el inconsciente freudiano a lo no verbalizado de la
conducta humana. La organización emocional que, por condicionamiento, está formándose desde así continúa la serie. Pronto la mera pronunciación de "ángel" se convierte en
la misma infancia, carece de paralelo verbal no sólo en la parte adquirida en los tres primeros él estímulo motriz (kinestésico) para decir "de". Ello explica por qué podemos
años, sino también en buena medida en la adquirida posteriormente, como consecuencia de la
presión social, «por 10 que una gran parte de nuestra organización visceral se adquiere desde la prescindir del mundo de los estímulos y hablar libremente acerca de cosas
infancia hasta la vejez sin la corres pondiente verbalización». Todo ello le lleva a establecer varios vistas y oídas en lugares distantes, así como de cosas que acontecieron años
aspectos: «1. Que un enorme número de hábitos manuales se forman, especialmente durante la atrás» (ibíd., 223).
infancia. sin los correspondientes hábitos verbales paralelos. 2. Que una todavía grande cantidad
de la organización visceral (...) se está formando constantemente sin organización verbal, no sólo
«(...) el pensamiento comprendería el uso subvocal de cualquier lenguaje
durante la infancia, sino a lo largo de toda la vida. 3. Parece razonablemente bien asentada la o todo material relacionado con aquél, tal como la repetición implícita de
suposición de que esta organización no-verbalizada constituye el "in-consciente" freudiano. Otra poesías, las ensoñaciones, la reformulación de procesos verbales en términos
posible fuente del así llamado "inconsciente", en línea con la ciencia natural, podría encontrarse lógicos, el repaso verbal de los acontecimientos del día o la planificación
en casos en los que por una u otra razón la organización verbal es bloqueada. Por ejemplo,
cuando en un caso amoroso se encuentra simultáneamente presente un estímulo para pronunciar implícita del mañana y la elaboración verbal de situaciones cotidianas com-
el nombre de la amada y otro para callarlo. En tales casos, sólo aparece la organización visceral, plicadas. El término "verbal" aquí debe ser lo suficientemente amplio como
bajo la forma de sonidos inarticulados, sonrojamiento, etc.) (...) 4. Que la regla genética, cuando para incluir a procesos sustituibles por la actividad verbal, tales como el fruncir
llega la edad apropiada, es adquirir simultáneamente palabra y organización manual. 5. Que el ceño o el encogerse de hombros. Debe incluir los movimientos implicados
cuando comienza la verbalización de lo manual, la organización de palabras pronto se convierte
en dominante porque el hombre tiene que resolver sus problemas verbalmente. Desde entonces en la escritura o los movimientos implícitos exigidos en el lenguaje manual de
el estímulo verbal podrá provocar cualquier respuesta organizada en el organismo o modificar los sordomudos que son, en su esencia, actividad lingüística. Entonces, el
cualquier actividad en marcha... 6. Que ese aspecto de la "memoria" que suponen los pensamiento podría llegar a convenirse en un término general que cubriese
introspeccionistas que es dificil de afrontar por los conductistas, es sencillamente la provocación
del paralelo verbal de los hábitos previamente adquiridos. La memoria en sentido conductista es
toda la conducta subvocal. Resulta obvio que esta definición puede explicar
cualquier exhibición de la organización manual, verbal o visceral adquirida con anterioridad a la desde los más mecánicos y profundamente enraizados hábitos de nuestro
prueba» (Watson, 1920). lenguaje, tales como los utilizados en la repetición subvocal de versos durante
la infancia. la repetición de estrofas de una poesía, o de chanzas jocosas, etc.;

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 14

aquellos que dependen más concretamente de estímulos emocionales como misterio en este tema (...) Esta perspectiva nos enseña que el ser humano se
las ensoñaciones, así como aquellos procesos verbales no muy habituales construye, no nace. Se nace con dos piernas, dos ojos. dos brazos, un tronco
tales como el preparar una conferencia, o planificar un libro; y finalmente y con un conjunto de movimientos muy simples y desorganizados. La
aquellos en los que debe afrontarse nuevos datos (...) En nuestra opinión este sociedad toma este material sin refinar y sin ayuda de arriba o de abajo y sin
proceso representa una unidad de conducta por parte del animal humano que ayuda de la herencia (el conductista no cree en la herencia de los rasgos
cuando se la despoja de lo accidental, es exactamente igual que la unidad de mentales, las habilidades especiales, las inclinaciones vocacionales, la
conducta que la rata muestra cuando es introducida por primera vez en un moralidad o la inmoralidad) construye a John Jones y Paul Smith (...) En otras
laberinto complicado (...).» palabras, la personalidad no es sino el producto final de nuestro sistema de
hábitos, de nuestro condicionamiento.» (Watson, 1927).
Watson, 1920
4. El ser humano, armable y desarmable
Desde estos planteamientos le resultaba sencillo explicar el pensamiento,
puesto que no podía ser otra cosa que '«un hablar con nosotros mismos»», o
como el propio Watson destaca: «Nuestra tesis sostiene que los hábitos Watson, desde el principio de su propuesta, tuvo muy presente que un
musculares aprendidos en el lenguaje explícito son los causantes del lenguaje sistema científico, además de un cuerpo de conocimientos y métodos (una
implícito o interior (pensamiento)» (ibíd., 226), así: «El término "pensar" actividad teórico-investigadora), es, o al menos puede ser, una actividad
debería abarcar toda conducta verbal, o de cualquier índole, que se desarrolle tecnológico-investigadora dirigida a elaborar y optimizar instrumentos
subvocalmente» (ibíd., 230)16 técnicos y/o tecnologías sociales. El mejor ejemplar de esta dimensión de su
El producto final de nuestros tres sistemas de hábitos es eso que obra es una de sus últimas investigaciones, publicada cuando ya se
habitualmente se llama personalidad. En realidad, no podía haber otra encontraba fuera del marco universitario, la que se conoce como «caso
interpretación, la corriente de actividad, como para James la de pensamiento, Alberto». Su situación segó cualquier posible desarrollo de un programa de
es, antes que nada, personal, propia de cada cual, que se manifiesta a los investigación propio, pero no le impidió aplicar el condicionamiento de las
ojos de los demás en lo que podría denominarse las constancias reacciones emocionales al campo de la planificación familiar y social y la
conductuales. «Los legos piensan en la personalidad como en algún vago y publicidad.
misterioso poder nacido con el hombre (...) es probablemente el tema
psicológico sobre el que se han dicho y escrito un mayor número de tonterías
(...) El conductista, observando cuidadosamente cómo crecen y se desarrollan 4.1. Planificación y control social
los seres humanos desde la infancia a la edad adulta, no encuentra ningún
Separar la conducta instintiva del hábito resultaba de importancia crucial para
Watson, dado que el objetivo último de su sistema, tal y corno lo había
expresado, era facilitar el control social sobre individuos y grupos. La acción
16 social exigiría una remodelación de ciertas conductas, por lo que el
Ni siquiera tiene problemas para explicar el proceso de creación de lo nuevo: «La conocimiento del repertorio de conductas inconscientes (reflejos, instintos,
contestación es: manejando palabras, mezclándolas hasta hallar una nueva pauta» (Watson,
1930, 233). emociones) y de los mecanismos de formación de hábitos, era parte
substancial de su programa. La forma más científica de comprobar ese
desarrollo era la investigación evolutiva —genética o longitudinal— de

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 15

cuantos más niños humanos mejor. Eligió para el estudio patrones simples de comportamiento del futuro individuo está ya formado (...) La pregunta de si
conducta motora, como los reflejos motores y respuestas emocionales el niño poseerá una personalidad estable o inestable, si será tímido y se
simples. verá acosado por muchos temores y sujeto a explosiones de cólera y
Así, en 1916, Watson iniciaba, en la Clínica Universitaria Phips, un rabietas, de si mostrará tendencias hacia la sensiblería o la frialdad, y
ambicioso estudio longitudinal del desarrollo psicofísico de los niños17. El cosas similares, ya ha sido respondida hacia el final de los primeros dos
programa se centró en una serie de observaciones sistemáticas sobre recién años» (Watson y Rayner, 1921). Puesto que los patrones emocionales de
nacidos, y en la aplicación de una serie de tests conductuales a bebés hasta los niños son bastante simples, la complejidad de la vida emocional de la
la edad de un año. Puesto que todas las respuestas humanas eran, o bien que se hace gala en la edad adulta es fruto de la educación. Pero, y ahí
instintivas, o bien hábitos, su enfoque genético le permitió establecer un está el meollo de su propuesta, «esta educación ha tenido ya un carácter
catálogo de respuestas en el infante, así como pautas en el proceso de accidental y no ha estado sometida al control ni de la persona en la que se
desarrollo durante ese primer año de vida. El objetivo último no era otro que construyó la emoción, ni de sus padres ni de otras personas afines. [Por
llegar a establecer las leyes que regulan la conducta humana: un ello] Nos pareció útil y valioso someter a prueba experimental esta
planteamiento consonante con su idea de la psicología como ciencia hipótesis, ya que era importante someter la vida emocional a algún tipo de
predictiva: «Esta muestra prácticamente aleatoria de nuestros estudios de control científico y práctico, y para lograr esto debíamos estudiar cómo el
laboratorio sobre las actividades instintivas y las resultantes de la formación primer ambiente del niño genera estados emocionales en él. Esperábamos
de hábitos en los niños nos enseña primero que existe una gran abundancia que este tipo de estudio pudiera darnos un procedimiento práctico por
de material a observar y estudiar en el niño en cada edad, y que cuando este medio del cual se pudiera moldear la vida de los niños de tal forma que no
material se haya investigado será útil, tanto desde un punto de vista llegasen a implantarse emociones indeseables» (ibíd.). «Gastamos una
científico como práctico» (Watson y Rayner, 1921 ). Se situaba del lado de enorme suma de dinero anualmente para la educación de nuestros jóvenes
quienes abogaban por la reforma del sistema educativo, y vinculando este en institutos y universidades. El hecho de que se esté considerando
afán reformista e innovador a la investigación universitaria, abogó por la actualmente al College, esa institución en la que se enseña al adolescente
creación de instituciones experimentales donde científicos naturales y a convenirse en un hombre, en una forma muy crítica, y el que además a
sociales ayudasen a formar niños socialmente útiles. las universidades llega un porcentaje extremadamente pequeño de la
población (...), nos lleva a preguntarnos si no sería un experimento valioso
para el Gobierno o cualquier otra institución el emplear una pequeña
«Nuestra propia perspectiva después de estudiar muchos cientos de niños cantidad de los enormes fondos dedicados a educación, en enseñar al
es que se puede formar o deformar al niño en lo que a su personalidad bebé a convertirse en niño. Cuando uno comprueba que probablemente
hace referencia mucho antes de que cumpla los cinco años. Estamos varios millones de dólares se gastan cada año en diversas instituciones
convencidos de que hacia el final del segundo año de vida el patrón de biológicas marinas para estudiar formas muy bajas de vida marina (...) no
parece irrazonable apuntar que no sería una mala inversión económica
tener una o más instituciones donde pudieran realizarse investigaciones en
forma continua sobre la progenie humana. Una institución donde los bebés
17 humanos pudiesen estudiarse desde su nacimiento hasta al menos los tres
Su programa de investigación en Baltimore (1917-1920) se vio posibilitado por una beca
de la American Association for the Advancement of Science. años de edad sería una de las más provechosas inversiones que podrían
realizarse actualmente. Llevaría a una inédita abundancia de nuevas
conclusiones científicas y a un conjunto de datos prácticos y de sentido

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 16

común sobre el cuidado psicológico del niño.» reacción de miedo natural incondicionada, presentando sonidos intensos fuera
de la vista del bebé. Tras un período de dos meses, con el fin de no provocar
Ibíd. respuestas desadaptativas, el bebé regresó al laboratorio, sin mostrar
reacciones de sobresalto. Una vez allí, le acercaron una rata blanca; cuando
el bebé la vio, pretendió cogerla, momento en el cual se presentó el ruido, el
En el otoño de 1919, llevó a cabo una serie de seminarios en Hopkins niño retiró la mano cayendo hacia adelante; se realizaron varios ensayos cada
dirigidos a docentes de guarderías y parvularios, cuyo tema fundamental era vez que iba a tocar la rata, hasta provocar una respuesta intensa de
el desarrollo de la vida emocional de los niños, conferencias que despertaron sobresalto y llanto. Tras una semana con el fin de no perturbar al niño, en una
un gran interés en todo el país (Samelson, 1982). Durante aquellos meses, nueva sesión se hicieron nuevos ensayos experimentales (presentación
uno de los niños de la Clínica fue trasladado al laboratorio. Su nombre era simultánea de rata y ruido), con ensayos de prueba (rata sólo) para ver la
Alberto. Watson le sometió a una serie programada de experimentos reacción, hasta que finalmente la sola presencia del animal provocaba la
encaminados a demostrar la naturaleza aprendida de los miedos infantiles y respuesta de temor (llanto y evitación o huida). Transcurridos cinco días, se
las técnicas de condicionamiento en las que se apoyaban. Se publicaron los comprobó que la respuesta de temor ante la rata se había transferido
resultados en el conocido Reacciones emocionales condicionadas. (generalizado) a otras situaciones u objetos (conejo, perro, abrigo de piel,
Los experimentos tenían como objetivo demostrar «la posibilidad de paquete de algodón abierto, cabellos, careta de Papá Noel...). Si inicialmente
condicionar diversos tipos de respuesta emocional» (Watson y Rayner, 1920), no manifestaba temor ante la rata, tras la presentación contigua de ésta con
algo sobre lo que se había especulado pero que carecía de evidencia un ruido intenso (que sí provocaba una reacción natural de temor) el bebé
experimental directa. Puesto que los patrones emocionales básicos son había aprendido a unir ambos fenómenos, ofreciendo la reacción emocional
escasos, «debe existir algún método simple por medio del cual el rango de de temor (sobresalto, llanto y evitación) ante un estímulo que antes no la
estímulos que puede elicitar esas emociones y sus compuestos pueda provocaba (la rata), y ello en un proceso que necesitó de pocos intentos.
incrementarse considerablemente. De otra forma no podría explicarse la Además, generalizó esa respuesta de temor, originalmente condicionada a la
complejidad observable en la respuesta adulta». rata, a otros animales y objetos sin mediar aprendizaje alguno en estos otros
La descripción de este método (el condicionamiento de respuestas casos, aunque variando la intensidad de la reacción: «(...) la mayoría de las
emocionales) constituye el cuerpo de un artículo que se divide en cuatro fobias son en realidad respuestas emocionales condicionadas directamente o
etapas: 1) Establecimiento de una respuesta emocional condicionada de por generalización (...) Las alteraciones emocionales no pueden retrotraerse
temor a un objeto, en este caso una rata blanca. 2) Verificación de la exclusivamente al sexo. El proceso debe seguir al menos tres líneas
existencia de transferencia a otros objetos. 3) Análisis del efecto que tiene el colaterales —hasta el conjunto de respuestas condicionadas y generalizadas
tiempo sobre tales respuestas emocionales condicionadas. 4) Descubrir cómo en los tres tipos de emociones humanas fundamentales, adquiridas durante la
puede lograrse la «rotura del vínculo» o la supresión de las respuestas infancia y la primera juventud» (ibíd.)18. La organización emocional está sujeta
emocionales condicionadas. El trabajo experimental comenzó con un bebé de a las mismas leyes que el resto de hábitos, lo que posibilita un estudio de las
nueve meses, al que se habían realizado, previamente algunas pruebas de
tipo emocional. Se le presentaron, súbitamente, y sin preparación alguna, una
18
serie de objetos y animales (una rata blanca. un conejo, un perro, un mono, «En un primer momento teníamos cierta resistencia hacia esos experimentos, pero era tal
máscaras con y sin pelo, un paquete de algodón desecho, papel quemado). la necesidad de este tipo de estudio, que finalmente decidimos experimentar la posibilidad de
fabricar miedos en los niños y estudiar luego los métodos prácticos para eliminarlos» (Watson,
En ningún caso la reacción fue de miedo o ansiedad, si no más bien de
1926).
manipulación y juego; no obstante constataron que podía inducirse una

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 17

emociones sobre una base científica natural19. primeras bases de su posterior ambientalismo (Tortosa y Mayor, 1992). El
Sus ideas sobre la crianza aparecerían publicadas en El cuidado segundo estudio parecía demostrar experimentalmente que una respuesta
psicológico del bebé y del niño, un auténtico bestseller de la época. Su emocional innata podía vincularse a nuevos objetos ambientales merced al
eslogan era claro: «No más niños, sino niños mejor educados». La tesis mecanismo de la respuesta condicionada, la opción ambientalista cobraba
central era que «la paternidad es una ciencia» y que, como tal, «debe progresivo protagonismo, llevándole a afirmar que todos los cambios surgidos
aprenderse, actuando su libro como guía»20. Pero no se trataba de una con la edad deben ser fruto del aprendizaje21. Este redescubrimiento del niño y
educación ideal descarnada de la sociedad, ya que «es indudable que existen el valor social atribuido a su crianza, la mujer y la familia, temas siempre
tantas formas de educar al niño como civilizaciones (...) el niño debe educarse importante en la sociedad americana (Napoli, 1980), le muestran como un
a lo largo de líneas prácticas para adaptarse a una civilización concreta» hombre preocupado por temas, no sólo de discusión científica, sino también
(Watson y Rayner, 1928). popular. Dentro del ambiente reformista imperante durante las primeras
Para Hilgard (1987), los estudios publicados con Morgan y Rayner décadas del siglo xx, el papel de la familia y la formación fueron tópicos de
proporcionaron la única base experimental sólida de todos los pronun- investigación clave, dada su potencial importancia profesional y social, pero
ciamientos posteriores de Watson sobre el desarrollo y el cuidado de los también ideológica, ya que acabó encarnando, a un tiempo, las aspiraciones
niños. En el primero se afirmaba que la dotación natural del niño parecía raciales de eugenistas y ambientalistas22.
reducirse sólo a tres reacciones emocionales patrón, lo que suponía un duro
cuestionamiento a su propia previa posición instintivista, sentando las
4.2. Planificación y control de la conducta de consumo

19 Cuando Watson llego al campo de la publicidad, ya existía una cierta tradición


Pocos años después, en 1923, cerraría, indirectamente, el inconcluso experimento al de estudios psicológicos en el campo; desde principios del siglo xx, algunos
facilitar la obtención de una beca de la Laura Spellman Rockefeller Foundation para que Mary empresarios habían comenzado a recurrir a los psicólogos experimentales
Cover Jones, y su esposo Harold Jones. continuasen, bajo su supervisión, las investigaciones
iniciadas en Hopkins. El más conocido de los resultados fue el llama-do «caso Pedro», en el que para intentar que éstos aplicasen métodos y teorías psicológicas al negocio de
se eliminó una respuesta emocional condicionada de temor a las ratas. «Pedro era un niño activo
y vehemente de aproximadamente tres años de edad. El niño estaba bien ajustado a las
la publicidad23. En torno a los años veinte, los publicistas no podían limitarse a
situaciones cotidianas excepto por su organización de temor. Tenía miedo a las ratas blancas,
conejos, abrigos de piel, plumas, paquetes de algodón, ranas, peces y juguetes mecánicos. A 21
partir de la descripción de sus temores, podría pensarse que Pedro era sencillamente Alberto B. «Su visión del futuro conductista implicaba una confianza ciega en los beneficios de una
... ya crecido. Tan sólo debo recordar que los temores de Pedro fueron "adquiridos en casa", y no sociedad tecnocrática con sus valores del orden y la eficacia» (Buckley, 1982).
experimentalmente producidos, como lo fueron los de Alberto» (Watson y Rayner, 1928). Esos
trabajos ejercieron una influencia decisiva en el desarrollo de la modificación de conducta. 22 Watson publicó en Liberty su visión utópica de la sociedad humana (Wat-son, 1929).
Mediante la formación y la eliminación de las reacciones de miedo, fomentaron la aplicación de
los conceptos del condicionamiento a la explicación de la conducta normal y anormal, y a la 23 La psicología de la publicidad comenzó en EE.UU cuando H. Gala, un psicólogo de la
generación de métodos directos de cambio de conductual. Y ello a pesar de que fracasaron Universidad de Minnesota, comenzó a experimentar sobre el valor atencional de aspectos
diversas replicaciones del mismo (por ejemplo, English, 1929; Valentine, 1930; Bregman, 1934), concretos de los anuncios. Poco después, en 1901, una empresa contrató a Walter Dill-Scott, un
de sus serios problemas metodológicos y de su tergiversación en la literatura posterior (Harris, psicólogo de la Universidad de Northwestern, para desarrollar investigaciones sobre la
1979). aplicabilidad de los conocimientos psicológicos a la publicidad (La Teoría de la Publicidad, 1903, y
Psicología de la publicidad, 1913). La contribución más destacada de éste fue su sistemático uso
20 del concepto de sugestión, concepto que resultaba intelectualmente aceptable para los psicólogos
Estructura el libro en siete capítulos: 1. Cómo estudia el conductista a los bebés y a los
americanos, muy familiarizados ya con la ley de la «acción ideo-motora» adaptada y popularizada
niños. II. Los temores de los niños y cómo controlarlos. 111. Los peligros del excesivo amor de
en la psicología estadounidense por James (Kuna, 1976: Coon. 1994).
madre. IV. La ira y las rabietas de mal genio y cómo controlarlas. V. Cuidado diurno y nocturno
de los niños. VI. ¿Qué debo decirle a mis niños sobre el sexo? VII. La apología del conductista.

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 18

informar al público de que sus productos existían, tenían que convencerle de factores y, además, se produjo una afortunada absorción de multitudes de
que los comprase, y no cualquier otro, frecuentemente tan bueno como aquél, inmigrantes, lo que incrementó la demanda de bienes, y una expansión a
en un mercado de competidores en el que el número se modificaba también al gran escala de los mass media —las publicaciones periódicas y, sobre
alza. La consecuencia sería, a nivel gubernamental- un control sobre los pro- todo, la radio se convirtieron en instrumentos claves en la actividad de los
ductos, su descripción y su publicidad, evitando contenidos falsos o en- publicistas— (Noble, 1977). Buena prueba de ello fue el brutal incremento
gañosos, y, a nivel publicitario, una llamada a los motivos, deseos e impulsos que experimentaron los gastos anuales en publicidad, especialmente a
más irracionales, en detrimento de las apelaciones a la capacidad de partir del final de la Primera Guerra Mundial (Pease, 1958), una guerra que
discernimiento racional de los consumidores24. tuvo un efecto catalizador sobre la industria publicitaria y su imagen
Watson contribuiría, desde su llegada al mundo de las agencias de pública: «la publicidad no ganó la guerra, pero prestó su servicio con tanta
publicidad, al cambio, que ya había comenzado en los años diez, desde un eficacia que cuando terminó la guerra la publicidad y sus múltiples medios
modelo de consumidor racional —que llevaba centrar la publicidad en informar tenían el reconocimiento de todos los gobiernos como un factor esencial en
con razones y argumentos lógicos sobre la utilidad de los productos— a otro cualquier gran empresa para cuyo éxito fuera clave lograr el apoyo activo
más irracional —al que se intentaba persuadir y generar deseos, apelando a de toda la gente».
recursos de tipo emocional—. Watson apostó por la maleabilidad de la
Presbrey, 1929, 566
conducta humana, aplicando directamente los principios de su ciencia
conductual para lograr orientar la conducta de los consumidores en la
dirección prevista. El condicionamiento de respuestas emocionales sería el Cuando Watson se incorporó a la Walter Thompson llevaba consigo una
principio crucial del que iba a servirse para sus nuevos fines publicitarios: «no doctrina que hacía de la predicción y el control del comportamiento su
somos las criaturas de la razón que pensamos que somos. Incluso los más estandarte, y del condicionamiento emocional su instrumento básico. Objetivo
austeros no son sino criaturas de los persuasores sistemas emocionales» y procedimiento que no sólo encajaba perfectamente con los más amplios
(Watson, 1928, 49). fines del movimiento progresista, sino también en los más concretos objetivos
del mundo de los negocios, y más todavía con los de la industria de la
publicidad, que también buscaba la predicción y el control de la conducta... de
La moderna industria de la publicidad floreció principalmente en aquellos compra, en este caso25.
países en los que el capitalismo industrial privado fue capaz de
proporcionar una significativa cantidad de excedente de riqueza, y de
«Sabía muy poco sobre el gran mundo de la publicidad y del consumidor
sostener, para un gran número de personas, un considerable grado de
1...) 1e llevó algo más de un año encontrarme a mi mismo en la agencia.
tiempo libre y un alto nivel de consumo. En EE.UU. concurrieron esos
Comencé a aprender que tan interesante es observar el crecimiento de las

24 Kuna señala tres grandes aproximaciones durante los años previos a la Primera Guerra: 1) La
25
mentalista, que definía la publicidad como el intento de influir en la mente de los otros, por lo que Kreshel (1989) reproduce algunas afirmaciones de Resor que muestran esta coincidencia.
se concentraban sobre los procesos cognitivos implica-dos en el proceso decisional. 2) La como por ejemplo la siguiente: «Existen indicaciones de que los intercambios humanos. cuando
conductual, que consideraba la conducta del consumidor como causalmente ligada al anuncio los consideramos globalmente, están sujetos a leyes muy con-cretas en las que el entorno
entendido como estímulo, por lo que se estudiaban las características del anuncio como indudablemente desempeña un papel crucial. Una vez descubiertas, esas leyes podrían aplicarse
provocador de la conducta de consumo. 3) La dinámica, que introdujo como principal cambio la y generalizarse a todos los problemas que implican a s. res humanos, tanto en aspectos de vida y
consideración del consumidor como una criatura más emocional que racional, incluso en muerte, como en comprar un par de zapatos (...) Es misión de la publicidad controlar y diseñar las
ocasiones irracional, y siempre impulsiva y sugestionable (Kuna, 1976). condiciones que llevan a la gente a tomar decisiones».

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 19

ventas de un nuevo producto como observar la curva de aprendizaje de los todo, ese elemento de predicción y control, tan simple como es, realmente
animales o los hombres.» constituye la esencia de cualquier tipo de ciencia.»
Watson. 1936, 280 Texto de una clase de formación de vendedores
de la J. Walter Thompson Company,
Su fulgurante carrera profesional26 parecía una especie de sanción ofrecida el 27 de abril de 1931
externa a su sistema. No obstante, no se debe olvidar que el carácter
tecnológico de la psicología, tan válida para muchos en el laboratorio como en
5. LA CONTROVERSIA DEL INSTINTO A FINALES DE LOS
la vida real, lo defendían muchos psicólogos de la época también con éxito, y
que sus técnicas publicitarias eran comúnmente empleadas incluso antes de AÑOS VEINTE
su llegada. Watson formaba parte de esa nueva generación de psicólogos
nacidos en el último cuarto del siglo pasado, que iban a revolucionar la 5.1. Algunos antecedentes de la polémica
psicología en la primera mitad de nuestro siglo. Este grupo, socialmente móvil, Se atribuye a la escuela de filosofía estoica introducir la formulación completa
se encontró con los grandes problemas creados por una situación de los instintos como impulsos caracterizados por su independencia de la
socioeconómica que ofrecía buenas oportunidades a los profesionales experiencia, su uniformidad y su utilidad para la adaptación y la supervivencia
capaces de aportar soluciones técnicas. así como la idea de que la conducta de los animales podía explicarse
principalmente en términos de éstos. Se evitaba de esta manera reconocer
«Este movimiento conductista comenzó hace diez o quince años. Estaba
que los animales poseyeran un alma capaz de gobernar las funciones
harto de leer toda una serie de viejos textos de psicología que no cesaban
orgánicas básicas, siquiera fuera un alma inferior como la que Platón y
de hablar sobre el "alma" y la "conciencia" y de muchas otras cosas que
Aristóteles les concedían, o un alma sensitiva única, a diferencia del hombre
yo no podía comprender, aunque se suponía que yo era un profesional en
que tenía también un alma racional, como diría después Santo Tomás de
el campo, así pues, intenté ver si podía introducir un poco de sentido
Aquino27.
común en la psicología. Omití la palabra "psicología" y llamé a todo el
Esta consideración de los instintos, reservados casi exclusivamente para
campo "conductismo", no significando con este nombre nada más que
explicar la conducta de los animales, como una fuerza motivacional,
esto, que si uno observa su propia conducta durante bastante tiempo o la
contrapuesta a la razón y la inteligencia, cuyas consecuencias escapaban al
conducta de cualquier otro, será capaz de formarse una idea de su propia
control del sujeto llegó hasta el siglo XVIII. Al desdibujarse las fronteras de
estructura, y esto sin ninguna trampa como que alguien hubiera leído las
separación, antes nítidas, entre la conducta humana y la animal. a partir de la
huellas de sus pies o las palmas de sus manos o las protuberancias sobre
obra de Lamarck y de Darwin. comenzó un cambio esencial: el primero hacía
su cabeza. Sencillamente por el buen viejo método del sentido común de
notar los rasgos de inteligencia presentes en la conducta animal, mientras que
observar lo que uno mismo o los otros realizan, se alcanzará finalmente el
punto en el que uno puede predecir su propia conducta o en el que puede
27
controlar la conducta de los otros en una cierta medida, y después de Según resume Wilm (1925), los estoicos planteaban que «los instigadores naturales,
llamados instintos. son actividades intencionales implantadas en el animal, por la naturaleza o por
una razón o creador universal, para guiar su propia preservación o para la preservación de la
26 especie, y para evitar que suceda lo contrario» (40).
Llevó con gran éxito las cuentas de firmas tan conocidas como General Motors
(Internacional). Johnson & Johnson, Pinaud o Pond's.

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 20

el segundo estimulaba la búsqueda de los instintos en los seres humanos y la momento de actuar, y sin educación previa al respecto» (James, 1892, 358).
capacidad de razonamiento inteligente en los animales. Pese a ello, la Aunque afirmaba que podían encontrarse más instintos en los humanos que
dualidad instintos/razón iba a perdurar en la explicación de la conducta en los animales, la influencia que les reconocía sobre la conducta humana
(Beach, 1955). quedaba desdibujada por el papel del aprendizaje. Gran parte de la conducta
El paso de la observación sistemática a los laboratorios de las ciencias humana no era para él instintiva, sino que estaba determinada por la ideación
físico-químicas y la entronización del afán de explicar científicamente la y el hábito.
realidad crearon las condiciones en las cuales pudo surgir El origen de les El británico, luego afincado en EE.UU., William McDougall (1871-1938),
especies (1859) de Darwin. Esta obra iba a producir un fuerte impacto en la uno de los primeros psicólogos en definir la psicología como la ciencia de la
psicología naciente, abría el período científico de la psicología motivacional e conducta, propuso una concepción instintiva de ésta, formulada en su
introducía en ella la problemática instintiva. La posición determinista acabaría Introducción a la psicología social (1908). Consideró que los instintos eran los
consolidándose, a comienzos del presente siglo, con la crítica de Sigmund motores exclusivos de la conducta, definiéndolos como «una disposición
Freud (1856-1939) a cualquier distinción radical entre el hombre y los psicofísica heredada o innata que determina que su poseedor perciba objetos
animales basada en la racionalidad de su conducta. de cierta clase y les dirija su atención, que experimente una excitación
Dos son las ideas básicas que hacen de El origen de las especies el emocional de una cualidad determinada al percibir dicho objeto, y que actúe
auténtico punto de arranque de la concepción motivacional contemporánea y respecto a él de una manera particular o, por lo menos, que experimente un
explican que su influencia siga presente en diversas corrientes actuales de la impulso a efectuar tal acción» (McDougall, 1908, 25). En esta definición
psicología: la consideración de que existe una continuidad de desarrollo desde pueden observarse los tres elementos principales que McDougall veía en la
las formas de vida más elementales a las más desarrolladas. y su énfasis en acción instintiva: el cognitivo-perceptivo, el emocional y el estrictamente
la necesidad de adaptación al medio como una manera de sobrevivir (Mayor y motor-conductual.
Sos-Peña, 1992). Los instintos eran para McDougall «esfuerzos intencionales» hacia alguna
En torno al concepto de instinto, se articularía una de las líneas meta, más que una fuerza mecánica que empujara al organismo en una u otra
fundamentales del curso histórico de la psicología de la motivación. La dirección, y les atribuía dos notas fundamentales: la activación o alertamiento
psicología del aprendizaje, la psicología de la personalidad y la psicología de de la conducta y su direccionalidad hacia determinados objetos. Subrayaba
los procesos cognoscitivos de diferente modo todas ellas ligadas al influjo de también en su formulación que la motivación se refiere, sobre todo, a los
la obra de Darwin han sido las otras direcciones básicas de la psicología factores internos desencadenantes de la conducta.
motivacional a lo largo de su reciente evolución (Madsen, 1974). El exclusivismo y dogmatismo de su teoría dieron lugar a la conocida
La idea de que algunas conductas humanas tenían una base instintiva fue como «gran controversia del instinto». La teoría de McDougall fue criticada
adoptada por muchos de los primeros psicólogos, como Herbert Spencer y con dureza particularmente por Watson y los conductistas. El tratamiento de
William James. Pero los funcionalistas, aunque propugnadores de un Watson al tema de los instintos fue evolucionando al hilo de sus cambios de
planteamiento motivacional no reducían la motivación a lo biológico y, menos perspectiva respecto de la continuidad de las especies. En un primer
aún, a lo instintivo. momento, Watson aceptaba el papel de los instintos en la determinación de la
conducta, y se apoyó sistemáticamente en este concepto: «Los instintos
5.2. Un ejemplar de la polémica: McDougall vs. Watson humanos determinan en gran medida nuestra elección de compañeros,
ocupaciones, y nuestros placeres» (Watson, 1912). En su Introducción a la
El marco inmediato de la polémica quedó definido, en EE.UU., en la Psicología Comparada, pensaba que «a pesar de su pasado, el término es útil
concepción de James. Éste definía el instinto «como la facultad de actuar en y conveniente», puesto que gran parte del comportamiento animal puede
un modo determinado, y con un fin determinado, sin conocer el fin en el

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 21

describirse en términos de «respuestas congénitas que se despliegan ante la herencia de capacidad, talento, temperamento, constitución mental y
estimulación apropiada»- y describía con detalle nada menos que once rasgo de carácter. Todo ello depende asimismo del entrenamiento que, en
instintos, entre ellos uno relativo a las conductas azarosas (Watson, 1914). su mayor parte, tiene lugar en la infancia. El conductista no diría: hereda
del padre su capacidad o talento de buen esgrimista. Sino: "este niño
En Psicología desde el punto de vista conductista (1919) su posición era
posee evidentemente la ágil contextura física de su padre, el mismo tipo
ya muy diferente. En este libro se ocupa casi exclusivamente del de ojos (...)". Y seguiría diciendo: "su padre lo quiere mucho: cuando
comportamiento humano y, si bien describe una larga lista de conductas frisaba el año de edad puso en sus manos una minúscula espada, y
humanas afectadas por los instintos: caza, lucha, cuidado maternal, espíritu cuando salen de paseo, continuamente le habla de esgrima, de ataque y
gregario, juego..., entiende que todas ellas son «consolidaciones de los defensa, del código del duelo, etcétera". Un determinado tipo de
instintos y del hábito» (Watson, 1919). En 1924, en Conductismo, el ascenso estructura, más un entrenamiento precoz —inclinación— explican las
del hábito había sido ya completo, y su concepción acerca del instinto, como hazañas realizadas en la edad adulta.»
la del pensamiento o la emoción (Tortosa y Mayor, 1992), había acabado de Watson. 1930, 100
ajustarse a su intento de explicar la conducta objetivamente en términos de
estímulo-respuesta. Watson incluye dos capítulos -5.° y 6.°— con la Acepta la herencia de estructuras, pero no de funciones (véase Watson,
provocativa pregunta «¿Existen instintos humanos?». A ella responde 1930, 102-110), por lo que no acepta la transmisión directa de rasgos (por
negativamente: somos agresivos porque hemos aprendido a comportarnos de ejemplo, inteligencia), que estaban defendiendo los propugnadores de
esa forma; para disminuir o eliminar dicho comportamiento, los padres deben opciones eugenésicas: «(...) como el conductista no admite nada que se
aprender a educar a su descendencia. Desde los mismos inicios de la década parezca a rasgos, disposiciones o tendencias mentales, resulta inútil
de los veinte, el término instinto había dejado de ocupar un lugar en la plantearle el problema de la herencia del talento en la forma tradicional (ibíd.,
psicología de Watson: todo lo viejo y lo nuevo en la psicología' debía, o bien 103) (...) la formación del hábito empiezo con toda probabilidad, en la vida
explicarse a partir del reflejo condicionado, o bien ser erradicado de ella embrionaria, y (...) inclusive en el joven ser humano el ambiente moldea la
(Tortosa, Mayor, Pérez y Bañuls, 1991). Los hábitos adquiridos durante la conducta con tal rapidez que la totalidad de las viejas teorías acerca de cuáles
primera infancia, e incluso —admitirá luego— durante la vida intrauterina, tipos de conducta son hereditarios y cuáles aprendidos se desmorona.
orientan de forma decisiva la conducta posterior del individuo, sin que sea Admitamos variaciones estructurales congénitas y pronta formación de hábitos
necesario invocar una misteriosa transmisión hereditaria de caracteres desde el momento del nacimiento, y dispondremos de una base para explicar
mentales; la dotación de respuestas incondicionadas que trae consigo el muchos de los así denominados hechos de la herencia de las características
recién nacido es el origen de la compleja serie de respuestas condicionadas "mentales"» (ibíd., 105).
que se ostenta después. Rechaza así, de plano, la virtualidad explicativa del Una vez propuesto, su artificioso modelo, que convertía el reflejo con-
concepto y transforma su anterior posición instintivista en otra ambientalista, dicionado en la auténtica base del desarrollo conductual, los instintos dejaban
rechazando que hubiera capacidades, temperamentos o talentos de cualquier de tener un lugar en su sistema, y con ello, indirectamente, negaba la
tipo heredados. Llegó a defender la imagen del recién nacido como una «no posibilidad de una psicología comparada de la conducta (Logue, 1978, 1994:
entrenada bola de protoplasma» completamente mutable y conductualmente Samelson, 1981, 1994)28. Para llegar a pensar que los instintos no eran sino
inocente (Watson. 1928).
28
«Para nosotros no existen, pues, instintos —ya no necesitamos semejante «Los estudios animales nos han enseñado (...) cuán inseguro es generalizar sobre las bases de
término en psicología—. Todo cuanto solía llamarse "instinto", es, en estudios con animales infrahumanos en lo que hace referencia al equipamiento no aprendido del
nuestro entender, aprendizaje —pertenece a la conducta aprendida del hombre» (Watson, 1925). «El que [el ser humano de 1927] haya tenido una historia evolucionista
no constituye ninguna prueba de que deba tener instintos como el tronco desde el que ha
hombre—. De lo que antecede derivamos el corolario siguiente: no hay tal saltado» (Watson, 1927).

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 22

otro artificio mentalista, se había apoyado en la obra de Zing Yang Kuo (1929), cualquiera de ellos, tomado al azar, en determinado especialista: médico,
un psicólogo chino formado en los Estados Unidos para quien la conducta abogado, artista, jefe de comercio, pordiosero o ladrón, no importa los
instintiva era realmente aprendida in útero (experimentos de 1921 y 1922), lo talentos, inclinaciones, tendencias, habilidades, vocaciones y raza de sus
que le llevó a afirmar que era posible plantear una «psicología sin herencia» ascendientes"» (Watson, 1930, 108-109). Y se puede entender su propia
(Gottlieb, 1972), postura que ejercería indudable influencia en Watson, aunque matización: «Lo confesamos: rebasamos lo hasta hoy establecido por
no absoluta. Estos y otros estudios similares le convencieron de que nuestras experiencias, pero también lo han hecho así durante miles de años
conductas a primera vista instintivas eran en realidad aprendidas, aunque los defensores de la parte contraria. Por supuesto, de efectuarse este
reconocía la dificultad de demostrarlo. experimento, deberíamos ser nosotros quienes habríamos de especificar la
Pero existen otras razones de peso que ayudan a comprender el cambio forma de criarse a los niños y el tipo de mundo en el cual habitarían» (Watson,
que se opera en el pensamiento de Watson. Por un lado, el hecho de que en 1924, 109).
la investigación humana las conductas instintivas son menos claras que en la Esta afirmación se presenta como la prueba más concluyente de su
animal, apareciendo involucrado siempre el aprendizaje y el hábito, unido a extremo ambientalismo, y por extensión, del radical ambientalismo del
que el siempre creciente catálogo de actividades humanas que podían ser conductismo como filosofía. Un ambientalismo que se generaliza a toda su
explicadas como instintivas restaba poder explicativo o al concepto, y al obra, exagerándose su papel en el planteamiento sistemático de Watson.
descrédito del lamarckismo por parte de la moderna genética. Por otro, el que Durante la mayor parte de su carrera académica, defendió una perspectiva
mientras el proceso de formación de hábitos podía estudiarse directamente, interaccionista respecto al papel de la herencia y el entorno en la conducta de
los instintos, al formar parte de la dotación genética del animal, sólo podían los humanos y subhumanos. No sólo no se había opuesto en sus primeros
investigarse indirectamente unido a la acentuación de la dimensión práctica de años a los instintos, sino que en su manual de 1914, los consideraba «útiles y
la psicología, una perspectiva que sintonizaba mejor con la noción de la convenientes». Si es cierto que posteriormente abrazó el ambientalismo, no lo
moldeabilidad completa del organismo. Todo ello obligó a Watson a renunciar es menos que nunca negó que los seres humanos poseyeran un amplio
a su inicial creencia en la validez de esas ideas. El proceso de aprendizaje repertorio de respuestas simples no aprendidas; de hecho, su sistema
constituía el único medio por el que el entorno podía afectar a la conducta y el dependía de que los reflejos congénitos sirviesen como elementos clave para
método del condicionamiento le permitía precisamente explicar la forma en la construcción de conductas más complejas, y, además, nunca abandonó la
que aquél ocurría. Finalmente, llega a pensar que todos los aspectos del ser perspectiva de que los organismos infrahumanos poseyesen amplios reperto-
humano aparentemente instintivos son respuestas condicionadas por la vía rios de conductas instintivas complejas. En torno a 1924 lo que hizo fue
social y, yendo si cabe más lejos, acaba postulando que no existe ningún tipo adoptar una perspectiva evolucionista no continuista, que rompía el programa
de capacidad, de temperamento o de talento hereditario. No hay instintos, las continuista esbozado en su manifiesto. Los animales tenían instintos, mientras
conductas que parecen ser instintivas constituyen un resultado del aprendizaje que los seres humanos sencillamente los habían perdido por acción de la
temprano, tal vez prenatal (Watson. 1930). Este cambio en la posición que selección natural.
mantiene Watson respecto a la controversia de los instintos se reflejará en su
manera de conceptualizar la organización de las emociones: si en 1919 la 5.3. El declive y transitorio soterramiento de las posturas instintivistas
incluía entre los modos hereditarios de respuesta, en 1930 había pasado a
considerarla, por el contrario, un sistema de hábitos (Tortosa y Mayor, 1992). Watson y McDougall dirimieron sus diferencias en un debate celebrado en
Ahora se puede contextualizar adecuadamente una de las frases más 1924 en el Club de Psicología de Washington, y publicaron sus respectivos
citadas de toda la historia disciplinar: «"Dadnos una docena de niños sanos, argumentos en La batalla del conductismo (1929). Si bien los jueces del
bien formados y un mundo apropiado para criarlos, y garantizamos convertir a debate votaron a favor de McDougall, el público se decantó hacia Watson: lo

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 23

cierto fue que la teoría instintiva de McDougall rápidamente perdió aceptación la sociobiología30.
a medida que el conductismo ganaba popularidad. Frente al determinismo y
objetivismo de Watson, McDougall defendía también un lugar en la psicología
para la libre voluntad, así como la necesidad de complementar la utilización de 6. UN COMENTARIO FINAL SOBRE EL WATSONIANISMO
los datos conductuales con los datos de conciencia obtenidos por
introspección. «Todavía hoy mantengo tan firmemente como siempre la posición
La proliferación de instintos que postulaban sus defensores dio lugar a conductista que planteé en 1912. Pienso, además, que esta posición ha
críticas cada vez más numerosas y acerbas que determinaron la práctica influido en la psicología. Aunque parezca extraño, pienso que este
desaparición del término en la literatura científica a partir de los años veinte. proceso se ha visto retrasado porque los profesores más viejos no eran
Realmente, el dogmatismo y exclusivismo de la teoría de McDougall no capaces de aceptarlo con entusiasmo y, por consiguiente, fracasaron en
encajaba en los supuestos de un saber científico-natural: además recurrir a presentarlo convincentemente en sus clases. Los más jóvenes no
los instintos de la forma que se hacía, más que explicar las conductas era recibieron una presentación imparcial, por tanto no se han embarcado con
describirlas de otro modo: la teoría del instinto tenía un lógica circular (Kuo, entusiasmo en el conductismo; a pesar de todo no aceptarán mucho
1921; Tolman, 1923). tiempo más las enseñanzas de los James, Titchener y Angel].
La eliminación del instinto del discurso científico planteó en toda su Honestamente pienso que la psicología ha sido estéril durante varios
crudeza el tema motivacional y dejó un gran vacío teórico que pasaría a años. Necesitamos profesores más jóvenes capaces de enseñar
llenar el concepto de impulso (drive), el cual presentaba la enorme ventaja psicología objetiva sin ninguna referencia a la mitología con la que la
de su operatividad experimental. Fue Woodworth (1918) quien propuso la mayor parte de nosotros, los psicólogos de hoy, hemos sido criados.
distinción entre los conceptos de drive y mechanism: el primero aludía a las Cuando llegue ese día, la psicología experimentará un renacimiento mayor
funciones dinámicas y el segundo a las disposiciones directivas. El drive que el que sufrió la ciencia en la Edad Media. Creo tan firmemente como
explicaba únicamente la activación de la conducta, mientras que la entonces en el futuro del conductismo, conductismo como compañero de
orientación de la misma quedaba asignada al aprendizaje a través de la la zoología, la fisiología, la psiquiatría y la física-química.»
noción de hábito. Esta nueva orientación de la teoría motivacional que iba a
incluir los enfoques neoconductistas que tanto influjo ejercieron desde su Watson, 1936, 281
formulación, tomaría dos importantes direcciones: una, que arrancaba de
Thorndike, pasaba por Tolman, Hull. Spence- Miller y Mowrer; la segunda
partía de Pavlov y se expresó a través de la obra de autores como Berlyne y 30
Skinner. Bastantes años después. el instinto reaparecería en Europa, en La sociobiología es mucho más reciente, se formalizó con la obra de Wilson
Sociobiología (1975). Esta corriente de pensamiento, surgida en EE.UU., se centra en la
formulaciones sustancialmente más objetivas, en la obra de los etólogos29 y influencia de la evolución sobre la conducta animal y la humana. A través del estudio de temas
como la conducta parental, la agresión, el altruismo y otras similares, busca las reglas que rigen la
conducta social para tratar de explicar mejor, tanto la conducta animal como la actividad social
29 humana (Barash, 1979; Ruse, 1979). Es motivo de controversia en qué medida difieren realmente
La etología que había arrancado en el siglo XIX, se formalizó como ciencia moderna en los
las perspectivas sociobiológicas y las etológicas. Pese a los problemas que comportan, ambas
años treinta del presente siglo con los trabajos de Konrad Lorenz (1903-1989) y Niko Tinbergen
explicaciones han marcado su influencia en la psicología actual. Pero el trecho que va de
(1951). La actualización de muchas de las ideas etológicas en relación con el comportamiento
«explicar» las conductas complejas a través de «instintos», a tratar de explicar conductas
humano corrió a cargo de 1. Eibl-Eibesfeldt (1970). Estos autores en lugar de hablar de «instinto»,
específicas a través de «pautas de acción fijas», supone un cambio sustancial que evidencia el
hablan en la actualidad de estructuras neuronales here dadas no alteradas por el ambiente
declive de las grandes teorías instintivas.
durante el desarrollo, las cuales no determinan el comportamiento. sino sólo las conductas
específicas llamadas «pautas de acción fijas».

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA


MÓDULO 2102- LA PSICOLOGÍA CIENTÍFICA Y SUS SISTEMAS TEÓRICOS 24

sería precisamente el cambio social. En aquella corriente ejerció el papel de


Al recapitular su vida, se reafirmaba en su propuesta de unificación un potente catalizador, y algunos psicólogos jóvenes gravitaron hacia su
epistemológica de todos los sistemas de conocimiento con pretensiones de versión de la psicología objetiva (Hull, 1952), si bien en forma minoritaria.
cientificidad en tomo al positivismo, v en la consideración del conductismo Además, su salida de la universidad coincidió con la propuesta de nuevas
como un instrumento al servicio de la reforma social, algo que no es extraño fórmulas de conductismo y un activo conjunto de programas experimentales
que surgiera en aquel momento de conflicto social. donde hubo un fuerte de los que Watson estuvo ya ausente.
enfrentamiento entre ideas de tipo progresista e ideas conservadoras. El
objetivo final de todos los esfuerzos de Watson fue lograr una redefinición del
objetivo de la psicología, que, como repitió una y otra vez, no podía reducirse
a la descripción y la comprensión, sino que debía ampliarse a la explicación y,
con ella, a la predicción y el control. Unos esfuerzos que abarcaban, al menos,
tres niveles: el método, el objeto de estudio y la propuesta de control.
El impacto que produjo el conductismo fue, fundamentalmente,
metodológico y tecnológico. Más que una solución a un problema básico, el
conductismo surgió de la creencia en la validez de una metodología objetiva,
un compromiso que exigía el abandono de aquellos fenómenos que no eran
compatibles con aquélla. Por lo que el cambio revolucionario, caso de haberse
producido, se hubiera reflejado fundamentalmente en la forma de obtener
evidencia por parte de una mayoría de los psicólogos, algo que además se
hubiera incorporado en la formación de nuevas generaciones de psicólogos. Y
eso, desde luego, no fue dominante en el escenario americano de la
psicología humana. Bruner y Allport (1940) mostraron la pervivencia del
enfoque metodológico tradicional, que fue cuestionado y mejorado, pero no
erradicado. Los intereses de los miembros de la APA y sus publicaciones no
acusaron el cambio de una forma radical, y muchos de los autores más
influyentes del período siguieron defendiendo un enfoque funcional o ecléctico
e, incluso algunos, puramente introspeccionista (Pérez-Garrido. 1996).
Así, el presunto cambio no sólo no ocurrió repentinamente, sino que
nunca llegó a producirse del todo. Más bien se aceptó la propuesta en
términos de complementariedad que de sustitución. Watson fue otro de los
hijos de su tiempo, dentro de un ambiente positivista en lo científico y
progresista en lo social, que preconizaba una revolución en la organización
social, plasmada en el necesario alzamiento del intelecto contra el corazón.
Esta corriente (Toulmin y Leary, 1985) incidiría particularmente en psicología,
facilitando el nacimiento de una auténtica ciencia de la conducta
(experimental, funcional y aplicada) cuyo último fin, como ya señalara Watson,

Para profundizar en este tipo de contenidos consulte la obra:


Tortosa, G.F. (1998) Una Historia de la Psicología Moderna. Madrid. McGraw Hill

UNIDAD V LA NUEVA ERA DE LA PSICOLOGÍA AMERICANA