Você está na página 1de 6

Primer Semestre

Unidad IV. Actividad 11 “Apuntes”


El sistema motor

Módulo:
Introducción a las neurociencias del comportamiento
0102

TUTOR:
Mtro. Daniel Gil Duran

Estudiante:
Miguel Ángel Aguirre Ruiz
Cuenta: 418131312

GRUPO:
9173
Para la realización de la actividad “Apuntes”, se realizó una
primera lectura de exploración al texto asignado, posteriormente una segunda
lectura para obtener las ideas principales de cada tema empleando la técnica
del subrayado y por último, de las ideas principales obtenidas se extrajeron
palabras clave para poder entender mejor de lo que se trata cada tema
estudiado, por lo que se pasan a exponer los resultados obtenidos en la
actividad.

El control motor es el resultado de una compleja interacción donde los huesos y


músculos se coordinan y actúan bajo las ordenes tanto del sistema nervioso
central como del periférico, además el movimiento requiere el auxilio de la
contracción muscular.

Los tipos de movimiento que realiza el sistema motor son: voluntarios (surgen a
partir de impulsos conscientes o deseos); involuntarios (consisten en movimientos
predefinidos en respuesta a un estímulo externo, se les conoce como reflejos); y
rítmicos (movimientos automáticos y repetitivos, se generan en respuesta a
estímulos internos o externos o ambos en combinación).

La organización jerárquica de los sistemas motores consta de tres niveles:


superior (conformado por la corteza cerebral que en donde se producen los
movimientos voluntarios); intermedio (conformado por el tronco encefálico, que
produce movimientos involuntarios y uniformes derivados de estímulos); e inferior
(conformado por la médula espinal que es donde se producen los movimientos
involuntarios o reflejos.)

Los tipos de músculos son: esquelético, cardiaco y liso.


Los músculos esqueléticos se clasifican según la acción que realizan en
Agonistas (inician el movimiento en una dirección) y Antagonistas (ejercen el
movimiento en sentido opuesto). Durante el movimiento se clasifican en
Extensores (abren hacia una posición) y Flexores (cierran a la posición anterior).
Por su colaboración durante el movimiento se clasifican en Sinérgicos (actúan
en conjunto dos o mas de ellos) y Antagonistas (se oponen al otro). Durante la
acción del movimiento, hay músculos extensores (abren) y flexores (cierran)
cuando dos o mas músculos actúan conjuntamente ya sea para flexionar o
extender una articulación, se denominan sinérgicos uno del otro y en oposición
se denominan antagonistas entre sí.

Los receptores que participan en el sistema motor son: propioceptores


musculares (informan la longitud y tensión muscular), propioceptores
cinestésicos (regulan la postura y el movimiento), los receptores articulares
(detectan velocidad, posición y temporalidad de movimientos). las
motoneuronas superior e inferior (son el único y último enlace entre el SNC y los
músculos).

El arco reflejo es el recorrido sensorial que media entre un estímulo y una


respuesta involuntaria y necesariamente rápida, en el siguiente orden: receptor
del estímulo, neurona sensitiva, neuronas de asociación, neurona motora de la
médula espinal, efector que a su vez ejecuta la respuesta.

En el movimiento voluntario el circuito es mas elaborado que en el arco reflejo


(no requiere acción refleja). Se ejecuta en el siguiente orden: receptor, nervios
sensitivos, médula espinal, bulbo raquídeo, hemisferio cerebral opuesto al del
lado receptor, corteza cerebral, médula espinal (de regreso), efectores que son
los que ejecutan la respuesta.
Las alteraciones que se pueden presentar en el sistema corticoespinal son:
Lesión de la neurona motora superior cuyos signos principales son paresia,
hipertonía, espasticidad, hiperreflexia, presencia de reflejos patológicos; y
Lesión de la neurona motora inferior cuyos signos principales son parálisis,
hiporreflexia aflexia, hipotonía, ausencia de reflejos patológicos.

La vía extrapiramidal es un conjunto de estructuras conformadas por los núcleos


o ganglios basales (núcleo de accumbens, núcleo caudado, el putamen, el
globo pálido, el núcleo subtalámico, núcleo lenticular, cuerpo estriado y
neoestriado y sustancia negra), así como los núcleos subcorticales (hipocampo,
Cerebelo y amígdala, . Este sistema regula los movimientos voluntarios. Esta vía
debe su nombre a que se origina en las células piramidales gigantes (de Betz).
El sistema corticoespinal conduce información desde el córtex cerebral hasta la
médula espinal, influyendo sobre las motoneuronas espinales, especialmente
aquellas que controlan los movimientos finos de la musculatura distal.

El sistema extrapiramidal es el conjunto de interconexiones entre las áreas


corticales motoras, ganglios basales, núcleos talámicos y mesencefálicos y
núcleo subtalámico, primordialmente, conformando una red o vía, de ahí su
nombre.

El sistema extrapiramidal está conformado por las siguientes estructuras


neuroanatómicas: Núcleos o ganglios basales (Núcleo de accumbens, Núcleo
caudado, Putamen, Globo pálido, Núcleo subtalámico, Núcleo lenticular,
Cuerpo estriado y neoestriado; y Sustancia Negra) y Núcleos subcorticales
(Hipocampo, Cerebelo y Amígdala).
La función principal del sistema extrapiramidal es el control motor, ya sea
voluntario o involuntario; y los trastornos relacionados con este sistema se
clasifican en Hipercinéticos (Corea, Atetosis, Balismo) e Hipocinéticos
(Hipocinesia o acinesia, Temblor parkinsoniano, rigidez en rueda dentada)
Referencias

Básicas:
Garcia V. E. (Inédito) Sistemas y estructuras relacionados con el movimiento.
En: Antología del Claustro de Neurociencias.

Méndez F. G.(Inédito) Sistema Extrapiramidal. En Antología del Claustro


de Neurociencias.

Complementarias:
Carlson, N. R. (2014). Control del movimiento en Fisiología de la conducta. (pp.
269-303). Madrid: Pearson Educación S. A.