Você está na página 1de 4

LAVADO GÁSTRICO

1.- OBJETIVO
Proporcionar los conocimientos necesarios para eliminar por procedimientos físicos o
químicos el contenido de la cavidad gástrica.

2.- DEFINICIÓN
Lavado gástrico es un procedimiento mediante el cual el contenido del estomago se
vacía para extraer elementos nocivos.

3.- REFERENCIAS
 PG-ENF-01
 Normas Generales de segregación de residuos. HGUGM. 2008: Ver:
http://uti.hgugm.hggm.es/modules.php?op=modload&name=Ecologia&file=nor
mas_residuos

4.- PROCEDIMIENTO
4.1.- Precauciones
 Comprobar la ubicación y sujeción de la sonda.
 Revisar el correcto funcionamiento del sistema de aspiración.
 Comprobar las posibles alergias a los materiales que se van a utilizar.
 Conocer las sustancias tóxicas ingeridas. El lavado está contraindicado en
ingesta de cáusticos o derivados del petróleo.
 Valorar el estado físico y psíquico del paciente.
 El lavado gástrico está contraindicado en pacientes obnubilados o comatosos,
si no están intubados previamente.
4.2.- Preparación del material
 Guantes.
 Fonendoscopio.
 Dos jeringas de 50 c.c. de cono ancho.
 Pinza de Kocher.
 Equipo de aspiración.
 Bolsa colectora.
 Solución prescrita.
 Esparadrapo.
 Batea y bolsa de residuos.

4.3.- Preparación del paciente


 Comprobar la identidad del paciente.
 Informar al paciente del procedimiento que se va a realizar y solicitar su
colaboración.
 Proporcionar intimidad.
 Colocar al paciente en posición semifowler y decúbito lateral izquierdo.

4.4.- Técnica
 Realizar higiene de manos según PD-GEN-105.
 Colocación de guantes.
 Comprobar la localización de la sonda nasogástrica, auscultando el epigastrio
a la vez que se insufla aire con la jeringa de 50cc.
 Aspirar el contenido gástrico suavemente con la jeringa, manteniendo esta
por debajo de la cavidad gástrica y reservando una pequeña cantidad por si se
precisa su análisis.
 Pinzar la sonda y cargar la solución prescrita.
 Despinzar la sonda e introducir suave y lentamente la solución, manteniendo
la jeringa por encima de la cavidad gástrica.
 Pinzar la sonda durante el tiempo prescrito por el facultativo, si es preciso.
 Conectar la sonda a una bolsa colectora.
 Despinzar la sonda y dejar que el líquido drene por gravedad, realizando un
suave masaje en el hipocondrio izquierdo si el flujo es demasiado lento.
4.5.- Observaciones
 Vigilar el estado general del paciente.
 Interrumpir el proceso si el nivel de conciencia contraindica el procedimiento.
 Mantener al paciente en posición semifowler y decúbito lateral izquierdo
durante toda la técnica.
 Medir la cantidad del líquido introducido y eliminado, asi como las
características de este último.
 Movilizar la sonda nasogástrica para facilitar el vaciamiento del liquido
introducido.
 Repetir el lavado hasta que el contenido extraído aparezca limpio.
 Vigilar la aparición de distensión abdominal.
 Desechar los residuos generados según la normativa vigente.

4.6.- Educación
Enseñar al paciente y/o cuidador:
 La razón y el efecto deseado del procedimiento.
 Avisar inmediatamente ante la presencia de náuseas, mareos, dolor o
cualquier otra incidencia.
 Evitar la manipulación y movimientos bruscos que desplacen la sonda.

4.7.- Registro del procedimiento


Registrar en el plan de cuidados:
 La realización de la técnica.
Registrar en las observaciones de enfermería:
 Las características del líquido evacuado, el nivel de consciencia anterior y
posterior a la técnica y cualquier incidencia.
Registrar en la grafica de signos vitales:
 El balance del lavado.

4.8.- Cuidados posteriores


 Vigilar signos y síntomas de sangrado.
 Mantener en decúbito lateral izquierdo y en semifowler.
 Vigilar signos vitales y nivel de conciencia.
 Retirar la sonda una vez terminado el lavado, según prescripción facultativa.
5.- BIBLIOGRAFÍA
 Esteve, J. y Mitjans, J. Enfermería Técnica Clínica. Mc. Graw-Hill
Interamericana. 2002. Pág.287-299.
 Álvarez A, Amado J y Pose C. Enfermería de urgencias. Colegio oficial de
diplomados en enfermería de Madrid. 1998. Pág. 143-146.
 Arias M, y Redondo M.J. Guía práctica para auxiliares de enfermería en
hospitalización. Interamericana. 1994. Pág. 98-102 y 109-113.
 Álvarez E, y otros. Vaciado gástrico en intoxicaciones por vía oral. Rol
enfermería. Octubre 1988; XI(122):20-25.

6.- REVISIÓN
La revisión de este procedimiento se realizara cada tres años y cada vez que ocurra
algún cambio significativo que así lo aconseje.