Você está na página 1de 6

PATOLOGÍAS DEL CEREBRO

LAS MIGRAÑAS
Estas son unas características comunes a las personas con migrañas. Con ello no quiero
decir que todas presenten todas las características. Hay una pregunta que dice: “bien y
cuando no se puede encontrar una solución mental ¿Qué hace una persona con
migrañas?”, esta pregunta ni se la plantea, le sigue dando vueltas a la cabeza. Son
exigentes, rígidas, no se conforman con nada…
• Personas cerebrales, intelectuales, muy mentales.
• Personas apasionadas que no saben detenerse.
• Su resentir es: “debo buscar una solución” mental.
• Persona perfeccionista, exigente, quiere siempre sUperarse. Nunca tienen
bastante con la solución adoptada.
• Personas que niegan los problemas. Se borran, no se enfrentan a la realidad.
• Los conflictos pueden ser largos, duran años y pueden terminar en un tumor.
• El estrés permanente crea edema, hay migraña (solución y vuelta al problema)
• Personas que pueden tener conflictos existenciales. Sentimientos de vacío, de
no pertenencia  conflicto de riñón, esto hace que se retenga líquidos.

Dos tipos de Migrañas:


• De estrés: no se calman con nada. Conflicto de: “súper control” y no toman
decisiones. Son frecuentes en pacientes que padecen fibromialgia. El sentido
biológico es que, en cierta manera, el cerebro te dice que pares.
• Pulsátiles: de fin de semana, en vagotonía. En la reparación, no hay que beber,
descansar, luz tenue, no calor. Buscar la solución, problema que la persona
está a punto de solucionar antes de la migraña.

Una manera de biodescodificar la migraña es ir a antes de la migraña, a que le estaba


dando vueltas. Porque, de alguna forma, aquello a lo que le estaba dando vueltas, en
cierta manera, ya tengo la solución. La diferencia fundamental entre una migraña de
estrés y una vagotónica es que, en la migraña vagotónica, la persona ya tiene la
solución, aunque no la haya aplicado y en la persona en estrés, nunca toma una
decisión. Es como si supiera lo que tiene que hacer pero no toma la solución.

Una de las características de quien padece migraña es que no se da descanso.

Tuve un caso de una paciente con múltiples tumores cerebrales, el más grande
de 3 cm, el más pequeño de 0,4 mm, vino con un cáncer ductal de mama
derecha, un cáncer de esternón, un cáncer de pulmón y un cáncer de cresta
ilíaca. Sanamos emocionalmente cada uno y se produjo la fase curativa, la fase
vagotónica. Tuvo un ataque importante de epilepsia, ingresó y pensaron que ya
tenía metástasis cerebrales. Pero está bien. Tenía un grave problema de
desvalorización con respecto a su marido. Se le realizó un TAC cerebral y se
comprobó que se habían resuelto casi todos los conflictos.

La noción de migraña se instala en un tejido de origen ectodérmico. Todo el sistema


nervioso es de origen ectodérmico, y vais a ver que van a pasar muchas cosas
vinculadas a otras etapas. Pero lo que ocurre es que cuando este tejido está enfermo
y sufre migrañas, el conflicto va estar en relación con: estar en comunicación,
intercambiar, es decir, comprender.

Precisamente en el fenómeno de la migraña va a intervenir otro elemento, porque


como ya se ha dicho antes, no son las neuronas que están enfermas. Es a nivel de la
glía, y la glía no existiría si no estuviera nutrida por los vasos sanguíneos. En el
cerebro, la presión es muy frágil.

Cuando necesitamos reflexionar, encontrar una solución, porque es vital, entonces va


a fluir la sangre a nivel de las células gliales. Esto va a implicar una vasodilatación de
estas pequeñas arteriolas que llevan la sangre a las células gliales y la migraña de
estrés esta aquí, en la diferencia de presión.

Cuando se diagnostica una migraña oftálmica, quiere decir que esta migraña está
relacionada con la actividad visual: ¿Cuál es el conflicto alrededor de ver?... o bien: “no
puedo ver algo que necesito ver”… puede ser más en un plano simbólico, podría tomar
el significado de comprender; o: “yo veo cosas, comprendo cosas, que no quiero ver,
que no quiero comprender”.

Enfermedad de Horton: un síndrome de cefaleas caracterizado por la inflamación de la


arteria temporal y otras arterias craneales. Las manifestaciones sistémicas incluyen
anorexia, insomnio, pérdida de peso y fiebre. Cuando el proceso se extiende a la
arteria oftálmica puede sobrevenir ceguera. Se produce en la tercera edad, rara vez
antes de los 55 años.46

La Biodescodificación de la enfermedad de Horton es: “miedo a la locura”.

Las enfermedades que están vinculadas al tálamo representan un conflicto terrible de


juicio: “yo me juzgo mal a mí mismo” o “me siento mal juzgado”.

Esto se junta con un conflicto de desvalorización global de la personalidad: “¿Qué


piensa la gente de mí?” Esta persona puede pensar que no tiene derecho a
equivocarse.

Por lo general, las enfermedades del cerebro, las más importantes son los
tumores cerebrales. Vamos a encontrar en los síntomas siempre un conflicto común.
Este conflicto consiste en superarse, se trata de encontrar la solución en su cabeza,
porque no existe otra y hay que hacer más para poder encontrar esta solución en la
cabeza.

Lo grande que pueda ser la masa conflictiva estará en proporción con el síntoma. La
idea que gira en torno al tumor cerebral es: “he de encontrar en mi cabeza una
solución, más allá de mis posibilidades intelectuales habituales.”

Es este el tejido de soporte que está afectado, que es la glía con frecuencia, y
podríamos expresar el conflicto de la forma siguiente: “Necesito un soporte para
encontrar una solución intelectual satisfactoria”.

En todas las enfermedades del cerebro acompañadas de un exceso de edema, es


fundamental encontrar un conflicto activo de los colectores del riñón, porque la
persona resuelve su conflicto a nivel cerebral en relación con el agua que está
reteniendo. Cuando hay tumores con mucho edema, pero también hay migrañas
repetitivas, es interesante verificar el conflicto bloqueante, que puede ser el conflicto
de derrumbamiento.

Un pequeño paréntesis. Durante mucho tiempo los biólogos y los médicos se han
preguntado qué función tienen los ventrículos que hay en el interior del cerebro,
porque, de hecho, estos ventrículos son pequeñas cavidades vacías.
Aquí la Biodescodificación puede dar una respuesta y es que, naturalmente es a nivel
del cerebro que se resuelven los conflictos, las enfermedades. Y si no existieran estos
ventrículos, que permiten que existan estos edemas, el cerebro explotaría. Ya que
está encerrado en la caja craneal. Se podría decir que naturaleza ha previsto la
existencia de estos edemas. En todo momento estamos haciendo pequeños edemas.

Sobre los tumores, existen los que se llaman gliomas o astrocitomas, y aquí el
conflicto sería: “… ser el más inteligente, el más fuerte,… el primero…”, por supuesto,
inconscientemente. Porque cuando de manera consciente nos decimos: “he de ser el
más fuerte” no tenemos el síntoma.

Normalmente estos conflictos suelen venir de una memoria Transgeneracional y son


inconscientes. Si que tenemos el conflicto, pero estamos en una lealtad familiar y no lo
vemos, no somos conscientes de que tenemos que ser los mejores.

Otros tumores son lo oligodendrocitomas. Los oligodendrocitos alimentan las células


de Schwann, que son las que producen la mielina. Estos oligodendrocitos lo que hacen
es envolver la célula. Se ha observado que las personas que tienen este tipo de tumor,
son personas que quieren siempre ocuparse de los demás, de ayudar, proteger a los
demás. Esta persona también podría tener un cáncer de pecho, pero la diferencia es
que lo va a vivir como que tiene que encontrar una solución al conflicto del otro con el
cerebro.

Otro síntoma es la epilepsia. En la epilepsia hay dos sutilezas alrededor del conflicto.
Hay:
• Un conflicto de separación.
• Un conflicto de miedo, muy importante.

Estos dos conflictos van a provocar un bloqueo, es decir va a haber un conflicto de un


lado y un conflicto de otro, y en lugar de provocar un bloqueo que va a generar una
enfermedad mental, va a haber un bloqueo de los dos hemisferios y se va a generar
una epilepsia.

Hay una cierta forma de espasmofilia que se parece a la epilepsia y también estamos
en un conflicto de separación y uno de miedo. Debería haber una masa de repartición
diferente a nivel del conflicto.
La Enfermedad de Alzheimer. Parece ser que las personas que padecen esta
enfermedad, han vivido toda su existencia con un enorme conflicto de separación.
Otros autores han hablado bastante de esto y para él, este conflicto de separación se
vive bajo una doble contradicción. En esta enfermedad estoy satisfecho porque estoy
en contacto con esta persona, porque la enfermedad exige acompañamiento
constante, y al mismo tiempo estoy en mi burbuja.

Es muy difícil de acompañar a una persona que padece Alzheimer porque está en el
límite de la enfermedad mental. Pienso que la dificultad terapéutica, es que la persona
está muy alejada de su inconsciente.

Meningitis. Las meninges son el envoltorio que protege el cerebro. Son de origen
mesodérmico antiguo, o sea que los conflictos están relacionados con la función de
protección. Alrededor de la meningitis el conflicto es: “tengo miedo por mi cabeza y
tengo miedo por lo que se encuentra en el interior de ella”.

Esto es igual en cierta medida tanto a nivel real como a nivel simbólico. Por ejemplo,
podemos tener miedo de la locura, también podemos tener miedo por la persona que
representa la cabeza. Por ejemplo, el padre representa tradicionalmente la cabeza de
la familia.

Para el cerebro, tener miedo por la cabeza del jefe de la familia o por la propia cabeza
es igual. Acordaros de los conflictos por identificación. El sentido de la meningitis es:
“he de proteger mi cabeza”.

Lo digo sobretodo en relación a los niños que padecen meningitis, quizás ellos no están
en contacto en pensar que: “tienen miedo por su cabeza”. Pero si que puede estar en
relación con: “tener miedo por el padre…”, el cabeza de familia.

Hay pequeñas diferencias a nivel de Biodescodificación si una meningitis es vírica o


bacteriana. Esto lo veremos por el lenguaje que utilice la persona. La enfermedad no
es causada por un virus o una bacteria. Pero el virus o la bacteria llegan en el momento
de reparación. La bacteria tiene la función de restaurar, de limpiar, es energía que
llega. Y el virus lo que va a hacer es modificar la información dentro de la célula.

La Enfermedad de Parkinson, es un desbloqueo no controlable y ataca muchas veces a


personas que necesitan controlarlo todo, pero que no pueden.

Aquí nos encontramos con una doble contradicción motriz. Hay una especie de
autocontrol permanente que dice: “yo he hecho esto, y lo siento, pero no podía
hacerlo de otra manera”. Y de vez en cuando la persona se encuentra en: “he hecho
esto y lo siento…”, va a haber esta gesticulación, con sacudidas de cómo: “lo siento” y
esta frase de “…no podía hacerlo de otra manera…”, como la persona se va a sentir
como postrada…

A veces estas personas pueden tener el conflicto de haber sido rechazadas y durante
toda su vida van a tener gestos conforme les pide su entorno, pero nunca están en
contacto con ellos mismos. Pueden verbalizar, por ejemplo, “no quiero ir hasta el final
de lo que me están imponiendo”, pero en la doble contradicción.

El Tartamudeo está en relación con el área de Brocca, el mando neuro motriz de las
cuerdas vocales. Aquí hay una noción de secreto, es: “no puedo expresar algo
secreto…”. Es decir, el niño que tartamudea, está muy cerca de su inconsciente y
siente con confusión algo muy pesado, también siente que no puede expresarlo.

Es posible que haya más presión sobre los niños que sobre las niñas. Las niñas hablan
mucho y ya se sabe que dicen mentirijillas. Están menos en la dificultad de poder
expresarse, la expresión verbal es uno de los atributos de la polaridad femenina. Es por
esto que decimos que la polaridad masculina es hipersensible, mucho más que las
mujeres. La diferencia es porque no pueden expresar y esto se va a transformar en
síntomas, a diferencia de la niña.

En el tartamudeo hay contextos familiares con una especie de: “ley del silencio” y
también hay un proceso de doble contradicción: “tengo cosas por decir pero no puedo
decirlas…”.

Nos damos cuenta también que en el tartamudeo, el niño tiene ganas de hablar muy
rápido; puede significar que hay un conflicto en la familia hay un problema con el
tiempo, como si la vida fuera vivida siempre con urgencia. Es decir, produce dos ritmos
que están desfasados, el ritmo del niño y el ritmo de la familia.

La Hemiplejía es la manifestación de un accidente vascular cerebral.

Se para el movimiento porque hay dos órdenes contrarias que le son dadas al cerebro:
• “no tengo suficiente fuerza en los músculos para luchar…”
• “… para resistir a lo que me están imponiendo…”,
• “… para impedir que el otro actúe sobre mí…”, o
• “… para impedir un desplazamiento…”
La hemiplejía viene con frecuencia después de una capitulación.

Para La Hemorragia Cerebral es relativamente sencillo: “he de aportar más sangre a la


región que ha de buscar la solución…”. Esto nos lleva a la tercera etapa, que es la
desvalorización, la impotencia. Hay una urgencia en alimentar el cerebro en una
situación de desvalorización

En lo que concierne a la isquemia cerebral, la noción es: “ya paro de combatir, ya no


busco una solución”.

Cuando se trata de una arteria cerebral, se puede hablar de un conflicto de pérdida de


territorio intelectual. El territorio intelectual es algo que hemos producido con nuestro
intelecto, o puede ser también un dominio intelectual que nos apasiona y de repente,
este territorio es usurpado por alguien de la familia.

Por ejemplo; un hombre apasionado por la astronomía. Su mujer, que ya no se


ha de ocupar de los niños, que finalmente va a poder hacer lo que quiera, se
apasiona por la astronomía. Este hombre se puede sentir: “violado” en este
territorio; y como su mujer se expresa mejor que él, todos los amigos van a decir
¡cuántas cosas sabes! El hombre se derrumba porque es la pasión de su vida.

Las venas tienen como función limpiar el cuerpo de sustancias de desecho. Es como si
el cuerpo ya no pudiera limpiarse de estos desechos. Igual nos encontramos con un
conflicto similar al de las varices.

Las enfermedades que están vinculadas al líquido céfalo-raquídeo, que es el líquido


que baña las células del cerebro y que desciende a lo largo de la médula espinal. Se
dice que es el conflicto de los autodidactas, es decir: “necesito poner aceite en los
engranajes de mi intelecto para salir adelante solito…”. Es interesante pedir al
consultante que representa para él este líquido cefalorraquídeo.

Para una persona que conozco, este líquido representaba la pureza, representaba a
Dios. Y su necesidad era poner la espiritualidad en su cerebro, para poder salir
adelante.

En general, cuando una persona tiene una enfermedad en un órgano particular


siempre es interesante preguntar ¿Qué representa para ti este órgano? Porque
además de la función biológica de este órgano, la persona puede darle un sentido
biológico particular a este órgano. Podéis afinar más en la Biodescodificación.

Cuando hablamos de líquido cefalorraquídeo decimos que es el conflicto de los


autodidactas. Pero esta persona no se reconoce como autodidacta. Se considera como
un canal de Dios.

El Aneurisma se trata de la tercera etapa porque como ya sabéis pertenece al tejido


conjuntivo. Es una pequeña hernia en una arteria, hay una fragilidad de esta pared de
la arteria y en un momento dado es tan débil que se va a romper.

Cuando hablamos de arteria hablamos de sangre, estamos hablando de tercera etapa,


por lo tanto, impotencia, culpabilidad…. Utilizo estas dos palabras porque son dos
engranajes de la desvalorización. A veces, para las personas, esta noción de
desvalorización no es bien comprendida.

La impotencia puede llevar consigo la culpabilidad, la culpabilidad de no poder. Y a


veces va a ser la culpabilidad que va a generar impotencia: “como soy culpable…no
puedo…”

El aneurisma puede encontrarse a nivel del cerebro, pero también a nivel de la aorta.
Hay también la noción de sangre y la noción de familia. Esta noción nos lleva a estudiar
los problemas de desvalorización, cambios de creencias y valores como hemos visto en
la tercera etapa de la biología.