Você está na página 1de 16

La economía social desde

tres perspectivas: tercer


sector, organizaciones Carlos Arturo Grosso Rincón **
no gubernamentales
y entidades sin ánimo
de lucro
Fecha de recepción: 21 de enero de 2013
Fecha de aprobación: 29 de mayo de 2013

Resumen
Este documento es el resultado de la revi-
sión bibliográfica de un tema que ha des-
pertado un creciente interés, especialmente
en el ámbito de las ciencias sociales: el pa-
pel que desempeñan las denominadas em-
presas de la economía social como gestoras
y promotoras del desarrollo, en beneficio
de ciertos sectores de la población exclui-
* El documento es producto de una investigación
dos del modelo capitalista imperante. El adelantada para el grupo Desarrollos Humanos,
presente artículo analizará tres formas or- Educativos y Organizacionales (DHEOS), Univer-
ganizativas que asumen dichas empresas: sidad Piloto, Bogotá, Colombia.

tercer sector, organizaciones no guberna- ** Administrador público. Magíster en Planeación So-


cioeconómica. Docente e investigador de la Univer-
mentales (ONG) y entidades sin ánimo de sidad Piloto de Colombia y la Escuela de Adminis-
lucro (ESAL). tración Pública (ESAP), Bogotá, Colombia. Correo
electrónico: cargrossor@hotmail.com.
Palabras clave: organizaciones no guber-
namentales, tercer sector, economía social, cómo citar : Grosso Rincón, C. A. (2013). La economía
social desde tres perspectivas: tercer sector, organizacio-
emprendimiento social, entidades sin áni- nes no gubernamentales y entidades sin ánimo de lucro.
mo de lucro. Tendencias & Retos, 18 (1), 143-158.

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


144 Carlos Arturo Grosso Rincón

Three Perspectives of Social A economia social a partir


Economy: Third Sector, Non- de três perspectivas: terceiro
Government Organizations setor, organizações não
and Non-Profit Organizations governamentais e entidades
Abstract sem fins lucrativos.
The present document is the result of a Resumo
wide literature review in relation to an is- Este documento é o resultado de uma am-
sue that has generated great interest, espe- pla revisão bibliográfica acerca de um tema
cially in the sphere of social sciences: the que tem despertado um crescente interes-
role played by the so-called social economy se, especialmente no âmbito das ciências
companies as managers and promoters of sociais: o papel desempenhado pelas de-
development, in favor of certain sectors of nominadas empresas da economia social
the population that are excluded from the como gestoras e promotoras do desenvol-
prevailing capitalist model. In this case, vimento, em beneficio de certos setores da
the analysis will be carried out in three população excluídos do modelo capitalista
organizational structures assumed by said imperante. Para este presente caso serão
enterprises: third sector, non-government analisadas três formas organizativas assu-
organizations (NGO) and non-profit or- midas por ditas empresas: terceiro setor,
ganizations (NPO). organizações não governamentais (ONG)
e entidades sem fins lucrativos (ESAL).
Keywords: Non-government organiza-
tions, third sector, social economy, social Palavras chave: organizações não gover-
entrepreneurship, non-profit organiza- namentais, terceiro setor, economia social,
tions. empreendimento social, entidades sem fins
lucrativos.

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


La economía social desde tres perspectivas 145

1. Contexto general mejorar el bienestar y la calidad de vida


de un grueso volumen de la población. En
Una de las grandes preocupaciones del mun-
esta categoría se encuentran aquellas per-
do actual, y que se ha convertido en objeto
sonas consideradas vulnerables y excluidas
de análisis y atención especialmente desde
de las dinámicas propias del sistema capi-
el ámbito de las ciencias sociales, está rela-
talista, por cuanto carecen de los medios
cionada con la crítica situación social que
y de los recursos (llámese empleo formal
afrontan los denominados países tercer-
e ingresos suficientes) que les permitan
mundistas (también llamados emergentes)
satisfacer sus necesidades básicas y vivir
en asuntos asociados a temáticas de interés
dignamente.
general y colectivo, que tienen un común
denominador: la pobreza1. Esta situación Sumado a lo anterior, se plantea una rea-
se presenta como uno de los factores con- lidad asociada a la ineficacia e ineficien-
dicionantes que limita las posibilidades de cia del Estado para dar respuesta a una
alcanzar el tan anhelado desarrollo y que sociedad urgida de soluciones concretas
en tal circunstancia requiere de atención a sus crecientes necesidades y problemas.
prioritaria por parte de quienes desde di- Se percibe un agotamiento del modelo
ferentes ámbitos (el Estado, las ONG, los de desarrollo aplicado por los gobiernos,
organismos multilaterales, la academia, la de las políticas que implementan y de las
empresa privada) están llamados a buscar prácticas que asumen para atender tales
alternativas y a diseñar estrategias que lle- requerimientos2.
ven a generar los cambios que nuestra so-
ciedad reclama con urgencia. Consecuente con lo expuesto, el discurso
también se centra en la necesidad de buscar
En relación con lo planteado, en las úl- una participación más activa de la socie-
timas décadas han empezado a irrumpir dad civil en aquellos asuntos que la afec-
con fuerza una serie de organizaciones tan directa e indirectamente, y una forma
que bajo diferente denominación (entida- de hacerlo es mediante la consolidación de
des sin ánimo de lucro, tercer sector, orga- procesos asociativos y organizativos que
nizaciones no gubernamentales, etc.) han fortalezcan la defensa de sus intereses y los
desempeñado un papel trascendental en la de quienes representan.
búsqueda de soluciones que contribuyan a
En este contexto surge la inquietud por
conocer un poco más acerca de lo que re-
1 El concepto de pobreza se puede analizar en dife-
rentes contextos. Para el caso presente se toman las
definiciones planteadas por la Organización de las 2 En el entorno de lo aquí expuesto es preciso señalar
Naciones Unidas (ONU) y el Banco Mundial (BM). que el tema no compete exclusivamente al ámbito de
El Programa de las Naciones Unidas para el Desa- los denominados países emergentes. Por el contra-
rrollo (PNUD) establece una “línea de pobreza” para rio, y como se verá en el desarrollo del documento,
señalar el nivel de ingreso necesario que garantice un este ha sido un asunto que ha copado un especial
estándar mínimo de vida. Atendiendo este concepto, interés en los países desarrollados (especialmente
y para realizar sus estudios y comparaciones interna- de Europa), los cuales en diferentes momentos de
cionales, el BM plantea que dicha línea “establece su historia han atravesado por situaciones difíciles
que las personas que ganan menos de dos dólares de diverso orden, hechos frente a los cuales las or-
diarios son pobres y aquellos que no superan el dólar ganizaciones aquí analizadas han jugado un papel
se ubican por debajo de la línea de pobreza extrema”. fundamental.

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


146 Carlos Arturo Grosso Rincón

presentan las denominadas empresas de la se mueven las entidades que conforman la


economía social en las dinámicas del mun- denominada ES, en razón a que buena par-
do actual, frente a lo cual se plantea el si- te de las actividades que estas realizan son
guiente gran interrogante: ¿Cuáles son las de su entera responsabilidad. Los segundos,
particularidades que identifican a cada una porque en su condición de analistas y críti-
de las organizaciones de la economía so- cos de los fenómenos sociales promueven el
cial señaladas, las actividades que realizan desarrollo de alternativas que conduzcan al
y su papel protagónico en la sociedad como fortalecimiento de la sociedad civil a través
gestoras y promotoras del desarrollo? de mecanismos como la participación, la
organización y la construcción de ciudada-
Para dar respuesta al interrogante plantea-
nía, lo que convierte a estas entidades en un
do el documento aborda la temática a partir
espacio apropiado para alcanzarlo.
del concepto de lo que se entiende como
la “economía social”, desde la visión de va- Para el caso colombiano, son muy pocos
rios autores que han trabajado el tema en los escritos reconocidos que se refieran es-
diferentes ámbitos. Lo anterior en razón a pecíficamente al tema de una manera am-
que, dentro del análisis propuesto, las enti- plia y profunda.
dades estudiadas hacen parte de este tipo
de economía, especialmente en lo referente La Unidad Administrativa Especial de Or-
—según el Ciriec— a las que conforman el ganizaciones Solidarias (Dansocial) define
subsector del no mercado. lo que denomina las organizaciones solida-
rias de desarrollo (OSD) como:
Dada la complejidad del tema, el docu-
mento está orientado a definir, delimitar y Un sector constituido por el conjunto de
organizaciones de emprendimiento, de ca-
conocer acerca de las diferentes actividades rácter asociativo y solidario, legalmente
que realizan estas empresas; el impacto que constituidas, sin ánimo de lucro, adminis-
tienen en el mundo actual y el espacio que tradas democráticamente, autogestionadas
han ganado, a tal punto de ser considera- y voluntarias que a través de sus acciones
das hoy en día como agentes dinamizado- buscan el bien común, satisfacer las nece-
sidades humanas, y fundan su quehacer en
res de procesos que coadyuvan al desarrollo
la solidaridad y el trabajo colectivo (Dan-
y al progreso de una sociedad caracterizada social, 2007).
por sus grandes desequilibrios.
Salgado plantea el tema muy someramente
2. Lo que se entiende para entender la diferencia de los concep-
por economía social (ES) tos de economía social y economía solidaria,
en los siguientes términos:
Históricamente, el concepto de ES ha sido
objeto de análisis y discusión en diferentes […] hacen parte de la economía social
ámbitos de estudio en razón del creciente algunas ONG, juntas comunales, cajas
de compensación, algunas fundaciones,
interés que despierta el tema, sobre todo
asociaciones de bienestar económico y
desde las esferas del Estado y desde los es- otras entidades similares, y establece la
tudiosos de las ciencias sociales. El primero diferencia con respecto a lo que se en-
por ser parte de las dinámicas en las que tiende como economía solidaria: la ES

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


La economía social desde tres perspectivas 147

hace acciones de bienestar para los sec- Según las investigaciones europeas, el
tores populares, pero en ellas los usuarios concepto de ES no es homogéneo y con-
no son propietarios de las entidades, ni templa diferentes formas organizativas,
las dirigen, ni aportan dinero en ellas, bajo diferentes nombres. Para superar el
solo son beneficiarios del aporte o tra- problema de definición, suelen referirse
bajo de otras personas. En cambio en la a ella como “CMAF”, es decir: Coope-
economía solidaria sus asociados son a la rativas, Mutualidades, Asociaciones y
vez aportantes o inversionistas, copro- Fundaciones, cuyo objetivo no es obtener
pietarios, gestores y usuarios o consumi- beneficios, aunque deben ser económica-
dores (2008). mente eficaces para alcanzar sus objeti-
vos (Pereira, 2007).
Otros autores como Villar (2001) y Gaitán
En la carta de la ES suscrita el 22 de mayo
(2005) hablan respectivamente del tercer
de 1982 en España por las representacio-
sector y de entidades sin ánimo de lucro,
nes de los sectores cooperativos, mutualis-
y León et ál. (2009) trata el tema desde la
tas y asociativos, se ponen de manifiesto
economía social de mercado. A los dos pri-
los principios que las caracterizan: “tras-
meros se hará referencia cuando se abor-
fondo democrático y solidario, libertad de
den estos conceptos más adelante.
creación, incorporación y funcionamiento
En el plano internacional, el término ES de las mismas, particular sistema de distri-
empezó a ser utilizado en Francia en la bución de excedentes, que excede la pers-
primera mitad del siglo XIX por Char- pectiva meramente individual, y vocación
les Dunoyer, en una publicación titulada de contribuir al desarrollo armónico de la
sociedad y de los individuos” (Montolio,
Nuevo tratado de economía social (1830).
2002).
Dunoyer se encuadra en la denominada
escuela francesa de liberalismo económi- También en España, la Ley 5 de 2011 defi-
co, movimiento influenciado por la Revo- ne la ES como “el conjunto de las activida-
lución francesa y la obra de Adam Smith des económicas y empresariales, que en el
(Montolio, 2002). El tema tuvo alta reso- ámbito privado llevan a cabo aquellas enti-
nancia como consecuencia de los efectos dades que, de conformidad con los princi-
ocasionados por la Revolución Industrial, pios recogidos en el artículo 4 (de la misma
los cuales se hicieron sentir especialmente Ley), persiguen bien el interés colectivo
en las clases menos favorecidas. de sus integrantes, bien el interés general
económico o social, o ambos” (art. 2º). La
En épocas más recientes (desde los años misma Ley señala: “Forman parte de la
ochenta del siglo pasado), el tema de la ES economía social las cooperativas, las mu-
ha sido ampliamente debatido especial- tualidades, las fundaciones y las asociacio-
mente en Europa, en razón de sus invalua- nes que lleven a cabo actividad económica,
bles aportes a la economía del continente. las sociedades laborales, las empresas de
Sin embargo, cuando se trata de analizar inserción, los centros especiales de empleo,
el fenómeno desde el punto de vista con- las cofradías de pescadores, las sociedades
ceptual, no hay un consenso en torno a su agrarias de transformación y las entidades
significado: singulares…” (art. 5º).

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


148 Carlos Arturo Grosso Rincón

Otro trabajo realizado en años posteriores da los grupos empresariales de la eco-


por Chaves y Monzón (2002) para el Con- nomía social, las sociedades laborales
sejo Económico Social Europeo (CESE) o de responsabilidad limitada (siempre
define la ES como el y cuando la mayoría del capital social
pertenezca a los propios socios-traba-
[…] conjunto de empresas privadas or-
ganizadas formalmente, con autono-
jadores), o muchas de las empresas de
mía de decisión y libertad de adhesión, inserción laboral.
creadas para satisfacer las necesidades de 2. El subsector de no mercado, conforma-
sus socios a través del mercado, produ-
do por entidades privadas, en su mayo-
ciendo bienes y servicios, asegurando o
financiando y en las que la eventual dis- ría asociaciones y fundaciones que ofre-
tribución entre los socios de beneficios o cen servicios a terceros (a las familias, a
excedentes así como la toma de decisio- los hogares), que pueden comercializar
nes, no están ligados directamente con el en los mercados pero siempre a precios
capital o las cotizaciones aportados por
económicamente no significativos, con-
cada socio, correspondiendo un voto a
cada uno de ellos. La ES también agrupa siguen sus recursos mayoritariamente
a aquellas entidades privadas organizadas gracias a donaciones, cuotas de socios,
formalmente con autonomía de decisión subvenciones etc., y cuyos excedentes,
y libertad de adhesión que producen ser- en caso de que los hubiera, no podrían
vicios de no mercado a favor de las fa-
ser apropiados por los miembros del
milias, cuyos excedentes, si los hubiera,
no pueden ser apropiados por los agentes mismo y se distinguen genéricamente
económicos que las crean, controlan o fi- como instituciones sin fines de lucro.
nancian (2002).
No obstante los conceptos expuestos, es
El Centro Internacional de Investigación importante resaltar que en torno al tema la
e Información sobre la Economía Pública, ES se ha generado un amplio debate aún
Social y Cooperativa (Ciriec)3, a partir de sin resolver dadas las diversas posiciones
los estudios adelantados por Barea y Mon- argumentadas por quienes desde diferentes
zón (2006) y teniendo en cuenta los siste- estudios e investigaciones se han preocupa-
mas de cuentas de las Naciones Unidas y do por analizar y entender lo que ha repre-
la Unión Europea, divide el sector en dos sentado y representa la ES a lo largo de la
grandes subgrupos (Pérez et ál., 2008): historia. Lo que sí es innegable es su inmi-
1. El subsector de mercado conformado
nente contribución al desarrollo económico
y social, en un ámbito que se considera di-
básicamente por cooperativas y mutua-
ferente a los sectores tradicionales: la esfera
lidades, en donde también tienen cabi-
de lo público estatal y de lo privado.
3 Los objetivos del Centro son promover la búsqueda
de información, la investigación científica y la difu- En consecuencia con el marco referencial
sión de trabajos sobre los sectores y actividades que expuesto, la temática que se desarrolla a
tienen por principal finalidad la de servir al interés
general: la acción de los poderes públicos en mate- continuación está enmarcada en dicho con-
ria económica; los servicios públicos, las empresas texto, es decir, dentro de lo que se entiende
públicas, las entidades de economía social como las
cooperativas, sociedades laborales, mutualidades y
como ES a partir de los autores menciona-
asociaciones. dos y la legislación vigente en varios países

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


La economía social desde tres perspectivas 149

por considerarlos un referente aceptado ge- entidades económicas (comerciales, indus-


néricamente por quienes desde diferentes triales, financieras). Tiene como fin obtener
ámbitos han estudiado el tema. Para ello, ganancias, lucro, excedentes como resulta-
el análisis se aborda desde la perspectiva de do de sus actividades. Sin embargo, y como
tres de las formas organizativas que asu- lo plantea Cahián, su accionar va más allá
men dichas empresas, pero enfatizando en en la medida en que dichas empresas “de-
lo que el Ciriec denomina el subsector del ben incidir positivamente en el desarrollo
no mercado: tercer sector, organizaciones del bienestar de la comunidad en cuyo seno
no gubernamentales y entidades sin ánimo funcionan las empresas” (2004).
de lucro.
Tercer sector: identificadas como organi-
2.1. El tercer sector zaciones de la sociedad civil que tienen su
origen en el medio comunitario, motivadas
¿Por qué el término tercer sector? La res- (según Cahián) “en el ideario del bien ge-
puesta más general a este interrogante se neral”. Su desarrollo se ha dado en diferen-
plantea en términos de entender la manera tes contextos que trascienden su accionar
como se conforman, estructuran y funcio- más allá de la filantropía, la beneficencia,
nan las diferentes organizaciones (llámense la asistencia y la caridad, convirtiéndo-
empresas, entidades, instituciones etc.) que se en organizaciones con un alto nivel de
se constituyen voluntariamente o atendien- protagonismo y trayectoria en diferentes
do normas que las regulan (o autorregulan), ámbitos asociados especialmente a temá-
enmarcadas en un proceso de interacción y ticas sociales, ambientales, comunitarias y
que persiguen un objetivo común. políticas.

Bajo esta concepción la literatura habla Consecuente con Cahián, Villar plantea
de la existencia de tres sectores. Cahián que en el tercer sector caben todas aque-
(2004) los distingue claramente y destaca llas organizaciones que en razón del tipo
la forma como ellos interactúan y se com- de actividad que realizan, se consideran
plementan sinérgicamente para producir distintas a las entidades gubernamentales
beneficios a la comunidad. y a las empresas privadas. “En Colombia
se utilizan diferentes categorías para ha-
Primer sector: lo público estatal, que se cer referencia a este sector o a subgrupos
manifiesta en acciones que son responsabi- del mismo: Entidades Sin ánimo de lucro
lidad directa del Estado y que este por fun- (ESAL), Organizaciones de la Sociedad
ción no puede desatender. En tal sentido, el Civil (OSC), organizaciones no guberna-
Estado debe crear las condiciones necesa- mentales (ONG) y organizaciones de la
rias para facilitar el bienestar social en áreas economía solidaria” (2001).
que son vitales para la comunidad, tales
como la salud, la educación, la vivienda, el Álvarez (2005) hace un análisis muy deta-
medioambiente, el empleo, entre otras. llado sobre el tema destacando lo que di-
ferentes autores entienden como empresa
Segundo sector: denominado sector pro- social, pero enfatizando el asunto desde el
ductivo (empresarial), conformado por punto de vista de la economía solidaria.

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


150 Carlos Arturo Grosso Rincón

El mismo autor ubica las denominadas 2.2. Las organizaciones


empresas del tercer sector como punto de no gubernamentales (ONG)
enlace entre el primero y el segundo, en
La sigla ONG empezó a utilizarse de ma-
donde el primer sector se refiere, como se
nera frecuente después de la posguerra con
mencionó, al ámbito de lo público esta-
la creación de la Organización de las Na-
tal y el segundo al ámbito de la empresa
ciones Unidas (ONU), hacia finales de la
privada.
década de los cuarenta, aunque histórica-
Chaves y Monzón consideran incluidas en mente se les reconoce desde el siglo XIX.
el tercer sector “las organizaciones priva-
Desde entonces, dicho término ha sido
das que, en virtud de sus reglas constitu-
ampliamente reconocido y se utiliza para
tivas, no pueden distribuir sus beneficios
identificar ciertas organizaciones que fun-
a las personas que las controlan, teniendo
cionan de manera independiente desarro-
que destinarse los mismos bien a la reali-
llando acciones que por principio son res-
zación de sus objetivos, bien a la ayuda de
ponsabilidad de los gobiernos, los cuales
personas que no ejerzan ningún control
por diversas razones no las asumen o se
sobre la organización” (2002).
rehúsan a asumirlas. “No tratan de reem-
Uno de los grandes retos del tercer sector plazar las acciones de los Estados u orga-
se relaciona con el fortalecimiento de su nismos internacionales en sus correspon-
gestión administrativa debido a su cre- dientes países, sino de cubrir y ayudar en
ciente dinamismo en las economías de aquellas áreas en las cuales no existen polí-
los países latinoamericanos. Su impor- ticas sociales o económicas, o bien cuando
tancia se hace evidente por la cantidad estas políticas resultan insatisfactorias para
de recursos que manejan y el empleo que algunos grupos de la sociedad”4.
generan, motivando con ello la necesidad
Dado su origen se han convertido en un fe-
de desarrollar acciones conducentes a ga-
nómeno con amplio despliegue e influen-
rantizar su sostenibilidad para convertirlas
cia internacional, cuyos campos de acción
en organizaciones menos dependientes de
son variados: derechos humanos, ayuda
las donaciones y de los aportes, de los que
humanitaria, salud pública, investigación,
dependen en buena medida para su sub-
desarrollo tecnológico, medioambiente,
sistencia. “Estas organizaciones comen-
entre otros. Sus fuentes de financiación se
zaron a necesitar diversificar sus fuentes
consiguen a través de diferentes medios:
de financiamiento, desarrollar iniciativas
aportes y donaciones de la empresa priva-
para generar ingresos, profesionalizar los
da, organismos internacionales y gobiernos
recursos humanos y el voluntariado, atraer
(especialmente en los países desarrollados).
nuevos socios a las organizaciones, diseñar
estrategias de comunicación, evaluar resul- Según la ONU, una organización no gu-
tados y desarrollar una estructura gerencial bernamental es “cualquier grupo de ciuda-
lo más eficiente posible” (Ashoka, 2004). danos voluntarios sin ánimo de lucro que

4 http://www.gerencie.com/ongs.html

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


La economía social desde tres perspectivas 151

surge en el ámbito local, nacional o inter- nes y la búsqueda de alternativas para


nacional, de naturaleza altruista y dirigida su desarrollo. Ofrecen sus servicios me-
por personas con un interés común”. diante la consecución de recursos finan-
cieros, asesoría en procesos de autoges-
“Estas organizaciones reciben su nombre tión, capacitación, atención directa, etc.
de no gubernamentales, precisamente,
porque no forman parte de la estructura Según el estudio analizado, estas pueden
político-administrativa de un Estado, sino ser: ONG de desarrollo (promotoras y
que surgen de la iniciativa de los particula- ejecutoras de proyectos de desarrollo,
res” (Gaitán, 2005). agencias de financiamiento, centros de
investigación); de atención y asistencia
En un estudio realizado por la Fundación (de protección a la niñez, de socorro,
Social en el año de 1991 las ONG en Co- etc.); de apoyo a la acción gubernamen-
lombia se tipifican a partir de la siguiente tal (hogares infantiles, centros de desa-
clasificación (Vargas et ál., 1992): rrollo comunitario, etc.); facilitadoras de
a. Organizaciones de autodesarrollo: eco- la acción de las agencias internacionales
nómicas populares y comunitarias de de ayuda (asesoría para la obtención de
base. Se definen como organizaciones recursos) y de prestación de servicios
que surgen de sectores populares y co- (educativos, de salud, recreación popular,
munidades marginadas que buscan el asesoría jurídica, servicios básicos, etc.).
mejoramiento de sus condiciones de c. Representación gremial y coordina-
vida y la satisfacción de sus necesidades ción interinstitucional. Incluye gremios
a partir de un proceso reflexivo sobre su (económicos, de trabajadores, de profe-
propia realidad. Se señalan como ejem- sionales) y otras agencias coordinado-
plos: en las económicas populares, las ras de segundo y de tercer nivel.
precooperativas, mutuales, asociaciones
de usuarios campesinos, etc. En las co- La anterior clasificación es ampliamente
munitarias de base, las juntas de acción aceptada por cuanto confluyen ONG que
comunal, grupos de jóvenes, grupos cí- trabajan en diferentes y variados frentes,
vicos, entre otras. según el tipo de actividad que realicen.
b. Organizaciones de atención, apoyo y En un estudio adelantado por el Congreso
acompañamiento. Son aquellas orga- de la República de Colombia, a cargo de la
nizaciones que surgen por fuera del Comisión Segunda del Senado en el año
ámbito de las Organizaciones de Au- 2003, resalta la diferencia que existe entre
todesarrollo, a instancia de ciudadanos las ONG del norte (países europeos) que
miembros de la sociedad civil, estudio- en la mayoría de los casos financian pro-
sos y conocedores de la realidad por la yectos de distinta índole a través de coo-
que atraviesan algunos sectores vul- peración internacional, y las ONG del sur
nerables de la sociedad y que deciden (países en vía de desarrollo).
por iniciativa propia apoyar procesos
que contribuyan al mejoramiento de las En síntesis, las ONG son reconocidas por
condiciones de vida de dichas poblacio- su encomiable labor en beneficio de am-

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


152 Carlos Arturo Grosso Rincón

plios sectores desprotegidos de la socie- ferentes nombres: fundaciones, asociacio-


dad. Sin embargo, desde algunos frentes nes, corporaciones y entidades del sector
se sugiere tener un mayor control sobre las solidario. Una Fundación
actividades que realizan y la manera como
[…] es una persona jurídica sin ánimo
invierten los recursos, en especial aquellos
de lucro que nace de la voluntad de una
provenientes de la cooperación interna- o varias personas naturales o jurídicas y
cional. Para ello se propone que exista una cuyo objetivo es propender el bienestar
legislación más rigurosa y se busquen me- común, bien sea a un sector determinado
canismos de rendición de cuentas. de la sociedad o a toda la población en
general –y continúa–. La fundación surge
2.3. Las entidades sin ánimo de la destinación que haga su fundador
de lucro (ESAL) o fundadores, de unos bienes o dineros
preexistentes para la realización de unas
Las ESAL nacen por iniciativa y voluntad actividades que, según su sentir, puedan
propia de quienes quieran asociarse libre- generar bienestar social (Gaitán, 2005).
mente, en este caso, para desarrollar activi-
Estas entidades pueden ser creadas por
dades y prestar servicios de beneficio social
una o más personas naturales o jurídicas
a favor de terceros, con fines altruistas, hu-
y subsisten mientras exista un patrimonio
manitarios y orientados hacia cierto grupo
que las respalde.
de personas o comunidades que demandan
dichos servicios. Se constituyen como per- La asociación o corporación “es un ente
sonas jurídicas que pueden ejercer derechos jurídico sin ánimo de lucro que nace de la
y contraer obligaciones y responsabilidades, voluntad de varios asociados o corporados
y ser representadas judicial y extrajudicial- los cuales pueden ser personas naturales o
mente. Cada país define la normatividad jurídicas y que tiene como finalidad ofre-
para su regulación y control. cer bienestar físico, intelectual o moral a
Son consideradas sin ánimo de lucro por- sus asociados o a la comunidad en general”
que quienes las conforman no pueden (Gaitán, 2005). Las asociaciones requieren
repartir las utilidades que generan como al menos dos asociados fundadores, los
producto del desarrollo de las actividades cuales pueden ser personas naturales o ju-
relacionadas con su objeto social, sino que rídicas y subsisten mientras los asociados
estos deben ser reinvertidos en la misma lo hagan o determinen su disolución.
entidad para el crecimiento de su patrimo-
Las entidades del sector solidario “son or-
nio, garantizando con ello su sostenibili-
ganizaciones que se constituyen para rea-
dad en el tiempo.
lizar actividades que se caracterizan por la
El campo de acción de las ESAL está ge- cooperación, ayuda mutua, solidaridad, au-
neralmente relacionado con los siguientes togestión de sus asociados en diversos pla-
temas: educación, salud, recreación y de- nos sociales en beneficio de sus asociados,
porte, medioambiente, bienestar social, de- de su familia, de las personas relacionadas
rechos humanos, ayuda humanitaria, entre con estos y de la comunidad en general”
otros. Las denominadas ESAL asumen di- (Alcaldía de Bogotá). Estas entidades son

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


La economía social desde tres perspectivas 153

también llamadas del sector cooperativo y Las utilidades que genera la ESAL serán
pueden ser: reinvertidas en la sostenibilidad, fortale-
cimiento y crecimiento de la entidad y
a. Cooperativas. en el beneficio de sus integrantes en ge-
neral, pero no de ninguna asociada/o en
b. Institución auxiliar de cooperativismo.
particular (Schild, 2011).
c. Precooperativa.
Dada su condición de persona jurídica,
d. Organismos cooperativos de segundo y
para funcionar legalmente estas entidades
tercer grado. deben constituirse mediante acta, elaborar
e. Fondo de empleados. estatutos y registrarse ante las cámaras de
f. Asociación mutual.
comercio o quienes hagan sus veces5.

Para entender su estatus como “entidades 3. Las fundaciones


sin ánimo de lucro”, Schild hace las si- empresariales
guientes precisiones: ¿Qué significa la ex-
Otro elemento que aporta al análisis es la
presión “sin ánimo de lucro”? forma como la empresa privada ha venido
Significa que no existe reparto de utili- promoviendo la creación de entidades sin
dades o remanentes generados en el de- ánimo de lucro (generalmente fundacio-
sarrollo de sus objetivos, ni es viable el nes), en diferentes frentes. Estas funda-
reembolso de los bienes o dineros apor- ciones tienen la particularidad de actuar
tados a la entidad.
bajo ciertos lineamientos de política insti-
Pero esto no significa que las entidades tucional, son financiadas por las empresas
sin ánimo de lucro, tengan que operar o
privadas que las crean y sus relaciones con
funcionar con ánimo de pérdida, si así
fuera entones como corolario todas las el Estado son más armónicas, en la medida
ESAL estarían llamadas o condenadas a en que en muchos ámbitos trabajan en el
desaparecer. desarrollo de proyectos conjuntos.
Estas entidades movilizan sus recursos
alrededor de valores y principios com-
En Colombia, buena parte de dichas en-
partidos y comprenden la unión armóni- tidades han sido constituidas con el pro-
ca de lo público con lo privado. pósito de involucrarse en temáticas que
Colaboran con el Estado prestando un contribuyan al desarrollo social del país,
invaluable servicio a las diferentes co- en causas humanitarias, impulsando pro-
munidades en sectores tales como: em- yectos de desarrollo económico y social en
prendimiento, salud, educación, cultura, comunidades marginadas (generalmente
investigación, vivienda, deportes, recrea- barrios periféricos y zonas apartadas), en
ción, vigilancia de la gestión pública,
asuntos relacionados con la niñez des-
defensa y promoción de los derechos
humanos, etc. protegida, personas en condición de dis-
capacidad, entre otros. Estas acciones las
Los/as ciudadanos/as corporados/as o
asociados/as organizan sus actividades de
5 Sobre este particular, las Cámaras de Comercio
manera que puedan generar lucro, pero ofrecen una amplia información y tienen algunas
destinado al interés colectivo o general publicaciones que orientan acerca del cómo confor-
acorde a su función social. mar y crear este tipo de entidades.

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


154 Carlos Arturo Grosso Rincón

realizan como una forma de contribuir de Según este, “el 42 % de las fundaciones
manera discrecional y voluntaria en la so- fueron creadas por una empresa, el 23 %
lución de problemáticas sociales como las corresponde a aquellas que fueron funda-
antes mencionadas, y también en asuntos das por una familia de origen empresarial
de carácter ambiental con sentido de lo y el resto se crearon por grupos de empre-
sarios (16 %) y grupos de empresas (15 %)”
que hoy en día se denomina la responsabi-
(Fundación DIS y la Fundación Promigás,
lidad social empresarial (RSE). Estas enti-
2011).
dades surgen a partir de dos lógicas:
Según estas cifras, puede notarse el cre-
La primera y la más común es aquella en ciente interés de la gran empresa privada
la que la gran empresa privada decide por por vincularse decididamente en activi-
iniciativa propia constituir legalmente este dades alternativas a su función misional,
tipo entidades, generalmente de carácter en este caso, relacionadas con propósitos
fundacional, generando en torno a estas filantrópicos y de apoyo a procesos orien-
estructuras administrativas independien- tados al mejoramiento de la calidad de vida
tes, con patrimonio propio y con líneas de de las personas en condición de desprotec-
ción, vulnerabilidad y exclusión. Así mis-
trabajo claramente definidas.
mo, muchas de ellas orientan su accionar
Un estudio realizado por la Fundación a causas de tipo ambientalista, presionadas
DIS y la Fundación Promigás en el año en algunos casos por el Estado (mediante
2011 da cuenta de que el origen de estas normas de control) y por la misma socie-
dad civil, debido a los efectos negativos
fundaciones es diverso y relativamente
que se generan como consecuencia del tipo
reciente, debido a que la gran mayoría de
de labor que realizan. Es el caso de las em-
estas se han creado desde los años noventa. presas que explotan recursos no renovables
Dicho estudio consistió en encuestar a 90 como la minería, los hidrocarburos y otras
directores de fundaciones empresariales de fuentes de energía. La tabla 1 muestra al-
las cerca de 120 fundaciones que existen gunos ejemplos de fundaciones empresa-
aproximadamente en Colombia. riales creadas en el país:

Tabla 1. Ejemplos de fundaciones empresariales creadas en Colombia

Nombre Misión-propósito Servicios que ofrecen


• Desarrolla proyectos en dos frentes:
Su propósito central es contribuir al - Ciudadanía: en salud, educación,
Fundación fortalecimiento de las capacidades para económica y política
Corona impulsar el desarrollo social, la calidad - Políticas públicas: ciudades cómo
de vida y la equidad en Colombia vamos, Así vamos en salud, Edu-
cación compromiso de todos

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


La economía social desde tres perspectivas 155

Nombre Misión-propósito Servicios que ofrecen


• Fortalecimiento de la capacidad
técnica de las comunidades
Su objetivo es promover o ejecutar • Apoyo al desarrollo social, econó-
directamente o en asociación, iniciati- mico, autónomo y sostenible de las
Fundación vas, proyectos, programas y actividades mismas
Alpina que contribuyan al mejoramiento de la
seguridad alimentaria y nutricional de la • Educación alimentaria
población. • Incidencia en políticas públicas para
desarrollar y fortalecer las capacida-
des de las comunidades
La acción social de la Fundación contri-
• Adelanta proyectos en las líneas
buye a fortalecer el marco institucional
temáticas de la protección de los
Fundación democrático y representativo que rige
derechos de la niñez, la juventud,
Antonio Res- al país y las libertades que garantiza
la salud, la educación, el desarrollo
trepo Barco nuestra constitución. Para ello fomenta
regional y social de atención a pobla-
la participación del sector privado en la
ciones vulnerables
solución de los problemas nacionales
Desarrolla programas de inversión social
que contribuyen con la generación de • Trabaja en tres frentes:
empleo y de ingresos, la disminución de - Emprendimiento
Fundación
la pobreza, el mejoramiento de la calidad
Bavaria - Educación
de vida de las comunidades y la cadena
de valor de Bavaria, para el progreso - Trabajo con comunidades
y desarrollo sostenible de Colombia
Entidad social enfocada en el apoyo a
la nutrición a través de programas de • Estrategias de intervención:
atención integral a la primera infan- - Desarrollo integral de la primera
cia dado que además de ser la etapa en infancia
Fundación
la que se presenta mayor y más rápido
Éxito - Iniciativas de seguridad alimenta-
crecimiento del ser humano, es uno de
los sectores en donde se evidencia de ria
manera más contundente la inequidad - Generación de conocimiento
en la que se desarrolla nuestra sociedad

Fuente: elaboración propia con base en información de las páginas web de cada entidad consultada.

La segunda opción acerca de cómo funcionan estas empresas surge de una lógica distinta a
la primera. En esta el punto de partida es la entidad sin ánimo de lucro (para el caso la fun-
dación), que por iniciativa de sus fundadores se constituye legalmente como tal, define su
propia estructura organizacional, su misión, sus líneas de trabajo y, en torno a esta, se crean
empresas de carácter privado con el propósito de producir bienes o servicios que generen
rentabilidad y excedentes, los cuales son destinados a la financiación de las actividades aso-
ciadas a la función misional de la fundación creada.

El ejemplo más conocido en nuestro medio es el caso de la Fundación Social (FS), entidad
fundada en Bogotá en 1911 por el sacerdote jesuita español José María Campoamor, con
el nombre de El Círculo de Obreros de San Francisco Javier y su Caja de Ahorros, inspira-

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


156 Carlos Arturo Grosso Rincón

da en los principios de la fe católica jesuita que muchas veces suelen ser utilizados in-
y siguiendo el modelo de origen español distintamente para referirse a lo mismo.
que promovía este tipo de acciones en pro-
cura de reivindicar la clase trabajadora6. Del análisis realizado en torno al papel que
juegan estas entidades se destacan varios
Conclusiones rasgos y elementos que las caracterizan y
las identifican, y que a su vez en ciertos as-
El tema analizado plantea algunas reflexio-
nes acerca de la importancia de desarrollar pectos las hacen diferentes:
acciones y orientar esfuerzos que conduz- a. Algunas de ellas funcionan bajo el cri-
can a proponer soluciones en pro de una terio empresarial tradicional (empresa
causa que requiere de atención prioritaria privada), pero con un alto compromiso
desde diferentes frentes: la superación de social.
la pobreza y la exclusión.
b. Desarrollan acciones no lucrativas, al-
En esta ardua labor cobra especial relevan- truistas, filantrópicas y de servicio al
cia la manera como algunas personas (tan- prójimo.
to naturales como jurídicas) se han venido c. Defienden intereses colectivos de cier-
involucrando a través de procesos organi- tos sectores de la sociedad en condición
zativos de diferente naturaleza, como los de vulnerabilidad y exclusión.
aquí expuestos, en acciones concretas que
d. Manejan recursos procedentes de dife-
lleven a mejorar las condiciones de vida y
rentes fuentes (venta de bienes y servi-
la búsqueda de bienestar de millones de
personas en el mundo excluidas y margi- cios, donaciones, cooperación interna-
nadas del sistema capitalista imperante. cional, aportes de socios o fundadores,
contratos con el Estado, entre otros).
Es en este escenario donde surgen las de-
e. Realizan actividades con una clara
nominadas organizaciones de la economía
orientación social.
social, cuya labor ha sido ampliamente reco-
nocida por diversos sectores de la sociedad, f. Los recursos que reciben son reinverti-
en razón de los grandes esfuerzos que reali- dos en la misma organización.
zan por construir un mundo cada vez mejor. g. Asumen diferentes formas jurídicas, de-
No obstante, es de notar la dificultad que pendiendo de la labor que realicen.
aún existe para establecer los límites y en-
h. Muchas de ellas (como es el caso del
tender lo que es y no es la ES. Lo anterior se
sector no lucrativo), se constituyen como
hace evidente cuando se le asocia a concep-
entes que complementan (mas no reem-
tos como emprendimiento social, economía
plazan) la labor del Estado en muchos
solidaria y responsabilidad social, términos
frentes tales como la salud, la educación,
la vivienda, los servicios públicos, el
6 En el 2011, las empresas que conforman la FS son: medioambiente, etc.
Banco Caja Social, Fiduciaria Colmena, Vida y
Riesgos Profesionales Colmena, Construcciones
DECO Ltda., Promotora de Inversiones y Cobran-
De lo anterior se desprenden algunas par-
zas S. A. y Servir. ticularidades:

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


La economía social desde tres perspectivas 157

El concepto de ONG es de carácter uni- cionen en diferentes frentes de trabajo y


versal y su adjetivo “no gubernamental” se con cierta autonomía.
relaciona con el hecho de realizar ciertas ac-
tividades en diferentes frentes, que son res- Para finalizar es preciso resaltar, como se
ponsabilidad de los gobiernos, pero que por mencionó en el texto, la dificultad que aún
diversas razones estos no desarrollan a ple- existe para conceptualizar y llegar a con-
nitud. Las ONG no pretenden reemplazar sensos acerca de lo que se entiende por ES.
a los gobiernos, sino servir de complemento No obstante, en las reflexiones planteadas
a sus acciones. se vislumbran algunos elementos que con-
tribuyen a entender la dinámica de quienes
Las ESAL son entidades que obedecen a conforman este particular sector, convir-
una lógica jurídica en tanto para funcio- tiéndose en una temática de estudio que
nar deben cumplir ciertos requisitos tales cada vez despierta mayor interés.
como: elaborar acta de constitución, esta-
tutos, inscribirse en Cámaras de Comer- Referencias
cio u otros organismos del Estado que la
Alcaldía Mayor de Bogotá (2006). Derechos,
Ley determina. Lo anterior hace que se obligaciones y responsabilidades de las en-
conviertan, bajo esta figura, en entes que tidades sin ánimo de lucro. Recuperado de:
pueden ejercer derechos y contraer obliga- http://www.alcaldiabogota.gov.co/SPJ/no-
ciones. Otro rasgo que las identifica es el ticias/Memorias_FINALES_TALLER_
hecho de realizar acciones a favor de ter- febrero_20_de_2007.pdf
ceros y quienes las conforman no pueden Álvarez, J. (2005). El tercer sector y la economía
solidaria apuntes desde la economía para su
repartir las utilidades que generan como
caracterización. Ponencia presentada en el
producto del desarrollo de su objeto social. primer encuentro sobre investigadores sobre
el tercer sector, “Aporte al desarrollo de redes
El denominado tercer sector es más sociales”. Medellín: Universidad Nacional.
englo-bante. En este caben todo tipo de Ashoka Emprendedores (2004). Emprendi-
entidades sin ánimo de lucro, ONG y or- mientos sociales sostenibles. Como elaborar
ganizaciones de la sociedad civil. Su nom- planes de negocios para organizaciones sociales.
bre proviene de la lógica bajo la cual fun- Periópolis: McKinsey & Company.
Barrera, E. (2007). La empresa social y su res-
cionan los diferentes tipos de entidades
ponsabilidad social. Innovar. Revista de cien-
que se constituyen para alcanzar ciertos cias administrativas y sociales, 17 (030), 59-75.
propósitos: primer sector, lo público esta- Ley 5ª de Economía Social (2011). Boletín Ofi-
tal; segundo sector, la empresa privada. Es cial del Estado, 76. España.
tercer sector precisamente porque quienes Bonamusa, R. et ál. (1996). La sociedad civil y
lo conforman no hacen parte de ninguno la redefinición de lo público. Revista virtual
Colombia Internacional, Universidad de los
de los dos anteriores y se ubica en un pun-
Andes, 26-33. Recuperado de: http://co-
to intermedio. lombiainternacional.uniandes.edu.co/view.
php/234/view.php.
Las fundaciones empresariales son ESAL,
Burlastegui, M (s. f.). Introducción al concepto de
pero tienen la particularidad de ser crea- empresa social y su importancia en la construc-
das por la empresa privada, la cual destina ción de la ciudadanía. Universidad Nacio-
cierta cantidad de recursos para que fun- nal de Mar del Plata (Argentina): Equipo

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158


158 Carlos Arturo Grosso Rincón

EIEM. Recuperado de: www.uv.es/motiva/ León, N. et ál. (2009). Elementos para la in-
MotivaRES/BURLASTEGUI00.pdf terpretación de la economía social de mercado
Cahián, A. (2004). Las ONGs. La participación en el contexto de las organizaciones. Bogotá:
ciudadana, el liderazgo comunitario. Buenos Universidad de La Salle.
Aires: La Roca. Montolio, J. M. (2002). Economía social: con-
Congreso de la República de Colombia (2003). cepto, contenido y significación en Espa-
Organizaciones No Gubernamentales, Re- ña. CIRIEC. Revista de economía pública,
gulación, control y vigilancia. Recuperado social y cooperativa. Recuperado de: http://
de: www.senado.gov.co/sala.../30-023ongre- redalyc.uaemex.mx/src/inicio/ArtPdfRed.
gulacioncontrolyvigilancia. jsp?iCve=17404201#
Chaves, R. y Monzón, J. L. (2002). Economía Pereira, L. (2007). La economía social en Espa-
social y sector no lucrativo. Actualidad ña ¿qué es y cómo está conformada? Revista
científica y perspectivas. Revista CIRIEC, venezolana de economía social (14). Recupe-
7-33. Recuperado de: http://www.uv.es/ui- rado de: http://redalyc.uaemex.mx/src/ini-
descoop/CIRIEC-37 %20RCH %20- %20 cio/ArtPdfRed.jsp?iCve=62271405#
JLM.pdf. Pérez, J. et ál. (2008). ¿De qué hablamos cuando
Chliova, M. et ál. (2011). Aprendiendo de las em- hablamos de Economía Social y Solidaria?
presas sociales. Seis casos de emprendimientos Concepto y nociones afines. Disponible en
sociales en Europa. Madrid: Esade, Instituto http://www.ucm.es/info/ec/ecocri/cas/pe-
de Innovación Social. rez_etxezarreta_guridi.pdf
Dansocial (2007). Cartilla sobre Asociaciones, Pérez, T. et ál. (2006). Gerencia social integral e
Corporaciones, Fundaciones y Redes de Vo- incluyente. Bogotá: Universidad de la Salle.
luntariado. Bogotá: Imprenta Nacional de Salgado, E. (2008). Nueva visión de la economía
Colombia. solidaria. Bogotá: Universidad La Gran
Gaitán, O. (2005). Guía práctica de las entidades Colombia.
sin ánimo de lucro y del sector solidario. Bogo- Schild, P. (2011). Entidades sin ánimo de lucro.
tá: Uniempresarial, Cámara de Comercio. Recuperado de: http://exitojuridico.blogs-
García, A. (2009). Lecciones sobre trabajo autó- pot.com/2011/05/entidades-sin-animo-
nomo y economía social. Las entidades de eco- de-lucro.html
nomía social, aspectos económicos. Valencia: Vargas, H. et ál. (1992). Acerca de la naturaleza y
Tirant lo Blanch. evolución de los organismos no gubernamentales
Laville, J. L. (s.f.). Economía solidaria, econo- (ONG) en Colombia. Bases para la compren-
mía social, tercer sector: Las apuestas euro- sión del fenómeno. Bogotá: Fundación Social.
peas. Recuperado de: http://www.top.org. Villar, R. (2001). El tercer sector en Colombia.
ar/ecgp/FullText/000000/LAVILLE %20 Evolución, dimensión y tendencias. Bogo-
Jean-Louis %20- 20Ecomonia %20solida- tá: Confederación Colombiana de ONG,
ria %20economia %20social.pdf Fundación DIS.

Tend. Ret. ISSN 0122-9729. Vol. 18, No. 1, enero-junio 2013, pp. 143-158