Você está na página 1de 2

Normatividad fiscal

Ley de ingresos

Todo estado o nación del mundo está conformado por un territorio, población y un gobierno, este
último está encargado, entre otras cosas, de proveer a los habitantes de una nación de los
programas y recursos necesarios para garantizar una buena calidad de vida intentando elevar
también la esperanza de vida de las personas.

Uno de los medios por el cual el gobierno busca satisfacer las necesidades de la población, como
pueden ser: servicios de salud, alimentación, vivienda, espacios públicos, cultura, educación, etc;
es por medio de la recaudación de impuestos.

Todo lo referente a cuestiones fiscales habla de un proceso por el cual tanto las personas físicas
como las personas morales aportan una cantidad de sus ingresos al gobierno, el cual destina los
fondos a satisfacer todas las necesidades de las que anteriormente se hicieron mención.

En el caso empresarial y especialmente de las Pymes, al ser estas clasificadas como personas
morales deben hacer un aporte mayor sobre el cual reposa el PIB del país. La Secretaria de
Hacienda y Crédito Público es la encargada de recaudar impuestos, incluidos los de las empresas,
con los cuales procede a hacer una mejor distribución de dichos recursos hacia el gasto público.

La normatividad fiscal y específicamente la ley de ingresos se basa en 4 elementos, cada uno con
una función específica. Estos elementos son:

 Las finanzas publicas


 La política Fiscal
 La política del gasto publico
 Presupuesto

Revisemos cada uno comenzando por las Finanzas públicas

Finanzas públicas:

Este elemento implica dos procesos, los cuales son la captación de ingresos y la realización de
gastos o egresos, ambos procesos efectuados por el estado. Este proceso se lleva acabo para
recaudar fondos para la federación y que el gobierno pueda usarlos para la creación de obras y
servicios públicos, para mejorar el desarrollo social y para generar más empresas estatales.

El estado realiza la captación de ingresos por medio de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público.

La política fiscal:

Es la herramienta que el país utiliza para llevar a cabo el desarrollo y equilibrio económico nacional
mediante la captación e imposición de impuestos. Se trata de un plan elaborado sobre temas
fiscales ideado tanto por la Secretaria de Hacienda y Crédito Publico como por el Banco de México.
Como lo menciona el autor Urquizu, En general la política fiscal es un conjunto de medidas
relativas al régimen tributario, el gasto público, el endeudamiento y terno y externo del estado, las
operaciones y la situación financiera de las entidades, los organismos autónomos o paraestatales,
por medio de los cuales se determina el monto y la distribución de la inversión y el consumo
público como componentes del gasto nacional y se influye directa e indirectamente en el monto,
la composición de la inversión y consumo privados.

Política del gasto público:

La política del gasto público está respaldada por la Ley de Ingresos de la federación, que el
gobierno emite en el mes de diciembre de cada año. En ella están determinadas las reglas sobre
las que se realizara el gasto público y la cantidad de recursos que se ejercerá en el transcurso del
año siguiente, mediante el presupuesto de egresos de la federación, todo aprobado previamente
por la Cámara de Diputados del Congreso de la Unión.

La función principal del gasto público consiste en programar y también proyectar los egresos y
cantidades emitidas para el cumplimiento de todas las actividades nacionales, las cuales se rigen
por la ley orgánica de la administración pública, la cual se representa mediante un presupuesto
para su ejecución.

Presupuesto:

El presupuesto es la representación de la recaudación y el gasto del sector público, es decir, el del


propio gobierno federal, de las empresas y el de organismos descentralizados sujetos a control
presupuestal, así como el resto de las entidades que están bajo control administrativo. Todos los
presupuestos, información y manejo de los ingresos y gastos de las empresas así como de las
entidades controladas administrativamente están sujetos a supervisión de las secretarias de
estado. Todas las empresas que forman parte de las secretarias tienen un presupuesto controlado
por la secretaria correspondiente, de esta forma esas empresas obtienen su propio
financiamiento, los cuales, como vimos anteriormente, sirven para ofrecer programas y servicios
para mejorar el desarrollo humano de un estado o del país.