Você está na página 1de 4

TEMA 36. Carga en V-A (Volts-Amperes) para alumbrado en Instalaciones Eléctricas.

Definir cuantos Watts por metro cuadrado son necesarios para alumbrado en una instalación
eléctrica, puede resultarte complicado por varias razones. En primer lugar está el tipo de espacio a
iluminar, ¿Qué uso tendrá? Luego está el número de luminarias a colocar, después está el tipo de
lámpara a elegir, etc, son varios los
aspectos a considerar.

A pesar de lo anterior, existen algunas


tablas que permiten tener una “idea”
de la cantidad de Volts-Amperes (VA,
“Watts sin considerar factor de
potencia”) a utilizarse para obtener un
nivel de iluminación “más o menos”
acorde a una necesidad especifica.

Por ejemplo la NOM-001-SEDE-


2005 consigna lo siguiente.

Cabe mencionar que estos niveles consideran tomas de corriente incluidas en los espacios a
alumbrar.

Por otra parte existe otra norma


oficial NOM-007-ENER-1995 que
señala lo siguiente…

Aunque esta última no incluye


contactos, solo alumbrado.

Puede utilizarse cualquiera de las dos tablas, no se contraponen, y aunque se supone que la NOM-
001-SEDE-2005 es más reciente, de cualquier forma la otra aun está vigente.

Ahora bien, ¿Cómo se hace el cálculo?

Supongamos que tenemos un local comercial de 10×20 metros, es el mismo procedimiento si


fuera de 80×140 metros.

De la tabla 220-3.b elegimos “tiendas”. El nivel de iluminación requerido es de 30 VA/mt2, por lo


tanto:

((10)(20)m2)(30 VA/m2)=6,000 VA.


El resultado anterior quiere decir que en todo el espacio del local comercial deben existir por lo
menos 6,000 VA. Ahora bien, si consideramos que en dicho espacio debe haber lámparas y
contactos entonces solo es cuestión de “acomodar” esta cifra. Por ejemplo podríamos tener 15
contactos de 180 VA cada uno, que sumarían 2,700 VA, y los restantes 3,300 VA en iluminación
por ejemplo 33 focos de 100 Watts. En realidad todo dependería de las necesidades que se
tuvieran concretamente en el lugar.

Por otra parte la Tabla 1 de la NOM-007-ENER-1995 indica 19 Watts por metro cuadrado para
iluminación interior en comercios, por lo que resultaría:

((10)(20)m2)(19 VA/m2)=3,800 Watts, para iluminación, o sea un promedio de 38 focos de 100


Watts iluminando el local.

Como puedes ver, el cálculo es simple, solo se limita a una multiplicación y “acomodo” del
resultado de acuerdo a las necesidades que se tengan.

Pero, pero, pero… una cosa es la teoría y otra la práctica, ya que los resultados de las operaciones
te muestran solo los mínimos necesarios de iluminación requerida, considerando lámparas
incandescentes o fluorescentes comunes, pero si colocas lámparas ahorradoras (que a últimas
fechas están teniendo auge) es otro asunto, ya que con el mismo nivel de iluminación podrías
reducir a la mitad -o menos- el consumo de energía eléctrica por este concepto, de tal forma que
ya no concuerde con el cálculo previo, por lo tanto las tablas en este caso te dan solo una idea,
todo dependerá de la instalación que tengas que
desarrollar y de cual sea tu decisión al respecto, y casi
siempre este es el problema: tomar la decisión correcta.

TEMA 37. ¿Cómo conectar una regadera eléctrica?

Han sido ya varias personas las que me han preguntado


acerca de cómo conectar una regadera (ducha) eléctrica,

en atención a ellas y a quienes pudieran tener la misma


duda escribiré al respecto.

A últimas fechas esta forma de obtener agua caliente ha


cobrado cierto auge. En lo personal a mi no me gusta por
dos razones. La primera es por el gasto excesivo de
energía y la segunda porque cierta ocasión que probé una
no me convenció del todo ya que aunque tenía un switch
de dos posiciones -para agua tibia y agua caliente-, en las
dos solo obtuve agua moderadamente tibia, y eso que
estaba en un lugar en donde no hacía mucho frío, entonces pensé: este aparato colocado en un
lugar de clima frío quien sabe si serviría. Pero claro, lo que me sucedió a mi no significa que deba
pasarle a todo el mundo. Se que habrá mejores y peores regaderas eléctricas, y espero que tú que
lees este artículo compres, o hayas comprado una de buena calidad.
Por lo general este tipo de aparatos consume mucha energía, por ahí de los 3500 a los 5000 Watts,
o más inclusive. Quizá este dato no te diga mucho, pero si te menciono que estas cantidades son
las que puede consumir la carga eléctrica TOTAL conectada en una vivienda promedio, tal vez
exclames ¡Ah caray! Por lo tanto, si tenías una carga total de 4000 Watts en tu casa, con solo
agregar este pequeño aparatito para calentar el agua que recorre tu santo cuerpo la duplicarás.
Quizá esto tampoco te diga mucho, mejor espera a ver el recibo de la luz. Peor aún, si haces un
uso irracional de la regadera, en menos que canta un gallo ronco terminarás por quitarla, y tal vez
acabes maldiciendo a quienes te la vendieron o te animaron a comprarla.

¡Caray!… esto ya parece un artículo en contra de dicho aparato. Y es


que todavía no me convencen del todo por lo que dije, pero bueno… si
haces un uso racional de ella, en realidad no significará gran
desembolso económico para ti –igual seguirás gastando en refrescos
dulces o amargos lo mismo que antes-, pero además –a favor de estos
aparatos- si ya sabes que cuando la llave de la regadera esté abierta
gastarás energía-dinero entonces seguramente la cerrarás en cuanto
termines de quitarte la espuma del jabón -no la dejarás abierta como
suele suceder mientras te jabonas otra vez-, lo que al final significará un menor gasto de agua, y
eso está muy, pero muy bien, sobre todo en estos tiempos en donde el vital liquido empieza a
escasear. También -otro punto a favor- está el aspecto práctico de estos aparatos ya que pueden
quitarse y ponerse fácilmente, no hay punto de comparación en este aspecto con un boiler por
mucho que sea de los llamados “de paso”.

Ok´. Con todo lo anterior ya tienes un mejor panorama si es que quieres comprar una, pero si ya la
tienes olvídate de todo lo anterior y atiende al diagrama que coloqué al principio. Simplemente
conéctala a su propio interruptor termomagnético (por lo general de 30 Amperes -o mayor-, en la
misma regadera se especifican las capacidades tanto del interruptor como del conductor eléctrico
que debe alimentarla) sea que éste, esté ubicado dentro de la caja principal de interruptores, o en
su propia caja. Si no quieres mayores disturbios en tu instalación eléctrica conecta el interruptor
directamente a los cables de la acometida o bien haz un “puente” del que ya tengas -como en el
esquema-.

La conexión es bastante simple. Dos alambres o cables (si no te lo


indican, utiliza como mínimo calibre no. 12 AWG o de preferencia cal.
10 AWG) que parten del interruptor, llegan hasta la regadera eléctrica
y se conectan a dos de los tres conductores que tiene.

El cable verde es de tierra y es un cable de seguridad, por lo que


debes conectarlo –según la norma oficial- a un electrodo de tierra
(cómpralo en la ferretería o en la tienda de artículos eléctricos, las instrucciones para colocarlo se
dan junto con él), pero igual puedes conectarlo a la tubería (metálica de cobre) principal de agua
que alimenta tu casa (no de gas), o bien puedes hacerlo en cualquiera de las varillas de uno de los
castillos de tu casa, procurando en todos los casos que exista una excelente unión. En lo personal
te recomiendo que compres un electrodo de tierra.

Importante. Hacer una instalación a tierra requiere conocer y respetar varias cosas, no es tan
simple como parece, por lo que si no sabes hacerla más vale que contrates a un electricista. He
visto que algunas personas simplemente ponen un clavo en la pared del baño cerca de la regadera
y ahí conectan el cable de tierra. Esto desde luego que está mal, aunque es posible que jamás
suceda nada porque no llegue a fallar la regadera, pero de cualquier manera es más seguro hacer
una instalación a tierra, atendiendo las instrucciones del fabricante del electrodo. Bajo ninguna
circunstancia cambies la conexión de los cables (el neutro a tierra y la tierra al neutro), tampoco
hagas experimentos intentando conectar el cable de tierra al neutro o viceversa.