Você está na página 1de 4

Alimentos Modificados

Genéticamente
Admin 3 Years Ago No Comments
 FACEBOOK




PREV ARTICLE NEXT ARTICLE


Alimentos modificados genéticamente

Los alimentos modificados genéticamente son alimentos a los que se les han modificado
sus rasgos genéticos hereditarios, añadiéndoles otros materiales genéticos. Este material
genético les imparte características deseables, tales como menos reblandecimiento, mejor
color o sabor, o cambios de los mismos, mayor resistencia a las enfermedades de la planta,
u otras características. Algunos ejemplos de alimentos modificados genéticamente son los
pimientos morados, amarillos o blancos, los tomates Flavrsavr, etc. Los pimientos dulces
fueron modificados al insertarles códigos genéticos para el cambio de color, tomados de
tulipanes. El tomate Flavrsavr se modificó al insertarle a la inversa su propio código
genético, para lograr la manufactura de una enzima que lo hace más blando y de esa manera
disminuyendo el proceso de ablandamiento a fin de permitirle a los tomates que se maduren
en la misma planta sin que se vuelvan demasiado blandos para su distribución mercantil.

Razones de la manipulación genética


A través de la historia, los hombres han tratado de incrementar la cantidad y la calidad de
los alimentos. A través de técnicas lentas y laboriosas y de reproducción, se ha logrado
mejorar la cantidad, contenido de nutrientes y textura. Ahora el mundo de los alimentos
encara una mayor demanda por parte de la siempre creciente población. Al mismo tiempo,
la disminución de terreno agrícola disponible, la disminución de agua de riego y el aumento
de los costos de fertilizantes, pone una fuerte presión sobre la producción de alimentos. Con
la creciente preocupación por el aumento de nitratos y nitritos en el agua potable, muchos
grupos concientizados están demandando la reducción de fertilizantes que contengan
nitrógeno. Los cultivos modificados genéticamente podrían ayudar a resolver los problemas
de alimentación que confrontamos hoy y en el futuro, produciendo plantas que puedan
crecer en ambientes hostiles, que produzcan sus propios sistemas de fijación de nitrógeno y
que tengan un punto máximo de calidad más estable después de la cosecha.

Métodos de manipulación genética


A diferencia de las técnicas de cruce de especies de Gregor Mendel, que implican un
movimiento al azar de los genes, los métodos nuevos permiten la identificación,
aislamiento y transferencia de genes individuales. Se cuenta actualmente con las técnicas
para insertar los genes deseados en las plantas.

Al considerar la alteración genética en las plantas, recordamos que muchos vegetales, frutas
frescas y otros productos, se han producido desde hace mucho tiempo por métodos de
reproducción a partir de un patrón o cepa de diferentes marcos genéticos, y luego alterados
genéticamente. Pero estos métodos tradicionales de reproducción pueden requerir de varias
generaciones para poder observarse sus resultados; y podrían ocurrir malos resultados por
lo menos tan frecuentemente como ocurren los buenos. Hemos tenido éxito en producir
cosas tales como maíz, trigo y tomates híbridos. Por ejemplo, los llamados “tangelos” se
producen de cepas tan diversas como lo son las de mandarinas y toronjas.

Con la identificación de material genético en el núcleo de plantas y animales dio inicio la


biotecnología. Si una característica deseable puede ser asociada con una parte específica del
material genético, puede entonces aislarse un gene específico de la escalera de ADN (ácido
desoxirribonucleico). Entonces, el duplicar o clonar esos genes e insertarlos en la célula
para recombinarlos con el ADN existente, hará que la célula tenga ahora esas deseables
características hereditarias específicas.

Las técnicas han hecho posible ese salto genético sin recurrir al largo y tedioso proceso de
cruzamiento que frecuentemente transfiere rasgos indeseables juntamente con los
deseables.

Inocuidad de los alimentos modificados genéticamente


Se llevan a cabo elaboradas evaluaciones para asegurarse de la inocuidad de los alimentos
modificados genéticamente. La primera técnica es comparar las enzimas y otras proteínas
en el producto modificado con las de uno no modificado. En general hay muy poca o
ninguna adición de componentes en el nuevo producto; más bien hay una disminución de
niveles de una o más enzimas. Las evaluaciones de esos cambios en las propiedades
nutritivas, microbianos y tóxicas del producto pueden ser muy tediosas. Sin embargo,
siendo que sólo uno o dos genes son insertados, la evaluación y análisis bioquímicos son
menos difíciles. Por ejemplo, en el caso del tomate Flavrsavr, se inserta un gene
“desactivador” que actúa como si hubiera una supresión del gene específico.

Consideraciones éticas
Las consideraciones éticas son de naturaleza filosófica, como habría de esperarse en
cuestiones éticas, y tienen que ver con los tipos de genes que se añaden. Por ejemplo, el
gene resistente al herbicida, en el tomate Flavrsarv, se derivó de una cadena o escalera de
E.coli no patógeno. Algunos podrán objetar esta Aanimalización@ de la vegetación. Sin
embargo, si se observa cuidadosamente, eso mismo ocurre naturalmente en la naturaleza
con la infección de bacteria y virus en las plantas. Por ejemplo, un alto porcentaje del peso
neto de una lechuga, podría surgir de virus infecciosos. Podría haber transferencia de
material genético durante las infecciones bacterianas o virales.

Preocupaciones
Varios grupos han expresado su preocupación con respecto a los riesgos de esta nueva
tecnología:

* Podrían ser añadidos posiblemente nuevos tóxicos.

* Podría disminuir la calidad nutritiva de alimentos manipulados genéticamente.

* Nuevas substancias podrían alterar significativamente la composición de los alimentos.

* Nuevas proteínas que causan reacciones alérgicas podrían entrar en los alimentos.

* Los alimentos manipulados genéticamente podrían causar efectos inesperados

* Los cultivos de alimentos modificados genéticamente podrían dañar la vida silvestre y


cambiar el medio ambiente.

* Podría añadirse a los alimentos material genético no caracterizado.

Estas son preocupaciones legítimas. Sin embargo, es la responsabilidad de las agencias


gubernamentales proteger al público imponiendo sobre los alimentos modificados
genéticamente las mismas pruebas aplicadas a métodos más antiguos de reproducción:
análisis visual, análisis químico, pruebas de sabor y pruebas con animales (de
alimentación). Para ilustrar el cuidado que se tiene, he aquí algunas de las preguntas que se
requiere que contesten los Amanipuladores@ de genes.

 ¿Se han seguido en el desarrollo del producto procedimientos aceptados y establecidos


científicamente?
 ¿Ha cambiado en el producto la concentración de tóxicos o alergenos que se presenta
naturalmente?
 ¿Ha cambiado el nivel de nutrientes importantes?
 ¿Podría cualquier alteración afectar la digestibilidad del producto?
 ¿Cuáles son los efectos ambientales del cultivo y producción del producto?
 ¿Tiene la planta modificada genéticamente una historia positiva en cuanto a su uso
seguro en la alimentación?
 ¿Ha introducido el fabricante alguna substancia en el producto que no tenga una
historia positiva en cuanto a su uso seguro en la alimentación?1
Aprobación
Para su aprobación, la FDA (Administración Federal de Alimentos y Medicinas, requiere
que no haya respuestas desfavorables a ninguna de las preguntas anteriores. Las respuestas
favorables a las preguntas anteriores claramente responden a la preocupación de los grupos
que tienen interrogantes acerca de las técnicas de empalme o yuxtaposición de genes.

Siendo que los científicos son ultimadamente responsables por la inocuidad de los
alimentos, quienes trabajan en las agencias de regulación de un país tienen como objetivo
primordial la seguridad y salud de los consumidores. A algunos científicos reguladores,
conocidos por los autores, les parece un tanto rutinario su trabajo, hasta que descubren
algún producto que no cumple con los requerimientos. Entonces se sienten satisfechos de
que su tedioso trabajo ha ciertamente prevenido daños y ayudado a sus conciudadanos y a
ellos mismos como consumidores.

Personas muy preocupadas advierten sobre dilemas éticos de proporciones masivas. )Se
pueden colocar en las plantas genes de animales, o bien genes de plantas en animales?
Teóricamente es posible hacerlo. Pero, )cuál sería la razón? El gene debe impartir alguna
característica que pueda ser percibida valiosa para el consumidor. Al presente no sabemos
de ninguna fruta o vegetal que se haya mejorado por la adición de un gene animal.

Ventajas
Algunos investigadores insisten en que no debemos pasar por alto la importancia de la
habilidad de alterar genes para salvar vidas o mejorarlas. Señalan su potencial en relación
con la producción de cosas tales como enzimas estériles de cuajo para hacer el queso,
además de frutas y vegetales altos en oxidantes que están asociados con una menor
incidencia de enfermedades del corazón y cáncer. Otro potencial es la producción de
plantas que no necesiten fertilizantes de nitrógeno. Incluso los investigadores imaginan la
producción de organismos que tengan la habilidad de sanear el ambiente. La biotecnología
puede proveer más alimentos nutritivos a menor precio. Podrá haber mejores cosechas con
más resistencia a insectos y con muy pocos o ningunos pesticidas y herbicidas.

Hasta hoy no se han observado efectos perniciosos en el uso de productos aprobados


procedentes de técnicas de empalme de genes. Siendo que estas técnicas pueden
incrementar el suministro mundial de alimentos, aceptamos cautelosamente los productos
producidos a través de esta técnica. La controversia sobre la alteración de genes continúa
aún. Debe imperar cautela, educación, diálogo y freno hasta que se obtenga un consenso.