Você está na página 1de 4

1.

DOMÓTICA

La domótica es el conjunto de tecnologías aplicadas al control y la automatización

inteligente de la vivienda, que permite una gestión eficiente del uso de la energía, que

aporta seguridad y confort, además de comunicación entre el usuario y el sistema.

Este sistema es capaz de recoger información proveniente de unos sensores o

entradas, procesarla y emitir órdenes a unos actuadores o salidas. El sistema puede

acceder a redes exteriores de comunicación o información. (Inmótica, 2017)

La red de control del sistema domótica se integra con la red de energía eléctrica y

se coordina con el resto de las redes con las que tenga relación: telefonía, televisión, y

tecnologías de la información, cumpliendo con las reglas de instalación aplicables a cada

una de ellas. Las distintas redes coexisten en la instalación de una vivienda o edificio. La

instalación interior eléctrica y la red de control del sistema domótico están reguladas por

el Reglamento Electrotécnico para Baja Tensión (REBT). En particular, la red de control

del sistema domótico está regulada por la instrucción ITC-BT-51 Instalaciones de

sistemas de automatización, gestión técnica de la energía y seguridad para viviendas y

edificios. (Inmótica, 2017)

La Domótica busca el aprovechamiento al máximo de la energía y luz solar

adecuando su comportamiento a nuestras necesidades. (S.L., 2015)

Los beneficios que aporta la Domótica son múltiples, y en general cada día surgen

nuevos. Por ello creemos conveniente agruparlos en los siguientes apartados:

- El ahorro energético gracias a una gestión tarifaria e "inteligente" de los

sistemas y consumos.

- La potenciación y enriquecimiento de la propia red de comunicaciones.

- La más contundente, seguridad personal y patrimonial.

- La teleasistencia y ubicuidad en su control.


- La gestión remota (v.gr. vía teléfono, radio, internet, tablet, etc.) de

instalaciones y equipos domésticos. (S.L., 2015)

2. ENERGÍA RENOVABLE

Por razones económicas, ambientales y políticas, es necesario buscar otras

fuentes alternativas de energía que sean a la vez económicas, abundante, limpio y que

preserven el equilibrio ecológico. (Nandwani, 2005)

Energía proveniente del Sol, Viento y de la Tierra (geotérmica) son las opciones,

pero la energía del sol tiene una ventaja extra con respeto a otras dos fuentes. Se pueden

construir dispositivos solares de cualquier tamaño, pequeño que sea (hasta 0.5 Vatios y

de 0.25 m2), y por ser tipo modular también se pueden ampliar. Esto daría la posibilidad

de llevar energía a las casas remotas, áreas protegidas, donde no pueden instalarse

proyectos convencionales y por ende podría electrificar el 100% del país. (Nandwani,

2005)

Además, la energía del sol es un excelente candidato porque:

- Sol emite energía 24 horas al día, 365 días al año a nuestro planeta. Todos

lugares reciben esta energía según la ubicación (latitud), es abundante y

gratuita

- No es contaminante, como el petróleo y el carbón, no tiene desechos

radioactivos, como la nuclear, etc.

- Ocupa menor área por vatio de la producción de energía.

- Nadie puede aumentar su precio, no necesita algún tipo de cables o tanques,

para su transportación.

3. PANELES SOLARES

El panel solar es un dispositivo que capta la energía de la radiación solar para su

aprovechamiento. Los paneles solares están formados por numerosas celdas que
convierten la luz en electricidad. Las celdas a veces son llamadas células fotovoltaicas.

Estas celdas dependen del efecto fotovoltaico por el que la energía lumínica produce

cargas positiva y negativa en dos semiconductores próximos de diferente tipo,

produciendo así un campo eléctrico capaz de generar una corriente. (Aljarafe, 2014)

Los materiales para celdas solares suelen ser silicio cristalino o arseniuro de

galio. Cuando se expone a luz solar directa, una celda de silicio de 6 cm de diámetro

puede producir una corriente de alrededor 0,5 Amperios a 0,5 Voltios, dependiendo del

brillo solar y la eficiencia de la celda. (Aljarafe, 2014)

Las células de silicio más empleadas en los paneles solares se pueden dividir en

tres subcategorías:

Las células de silicio mono-cristalino están constituidas por un único cristal de

silicio. Este tipo de células presenta un color azul oscuro uniforme.

Las células de silicio policristalino están constituidas por un conjunto de

cristales de silicio, lo que explica que su rendimiento sea algo inferior al de las células

mono-cristalinas. Se caracterizan por un color azul más intenso. (Aljarafe, 2014)

Las células de silicio amorfo. Son menos eficientes que las células de silicio

cristalino, pero también más baratas. Este tipo de células es, por ejemplo, el que se

emplea en aplicaciones solares como relojes o calculadoras. (Aljarafe, 2014)

4.Bibliografía
- Aljarafe, M. d. (2014). Ingeniería Fotovoltaica Volumen III. Sevilla:

Progensa Editorial.

- Inmótica, A. E. (11 de 2017). CEDOM. Obtenido de CEDOM:

http://www.cedom.es/sobre-domotica/que-es-domotica

- Nandwani, S. (Junio de 2005). International Solar Energy Society.


Heredia, Costa Rica : Laboratorio de Energía Solar, Departamento de Física. Obtenido

de International Solar Energy Society .

- S.L., D. (3 de Septiembre de 2015). DomoDesk. Obtenido de DomoDesk:

http://www.domodesk.com/126-que-es-domotica.html