Você está na página 1de 6

Propuestas sobre la

CONTAMINACION POR PLANTAS DE ASFALTO

Las plantas de asfalto mezclan grava y arena con derivados de petróleo crudo para hacer
asfalto utilizado en la pavimentación de carreteras, autopistas y estacionamientos a
través de México. Estas plantas liberan al aire millones de kilos de químicos durante su
producción cada año, incluyendo muchos tóxicos contaminantes aéreos causantes de
cáncer como el arsénico, benceno, formaldehido y cadmio. Otros químicos tóxicos son
liberados al aire cuando el asfalto es cargado a los camiones y transportados al lugar del
tendido, incluyendo componentes orgánicos volátiles, hidorcarbonos poli cíclicos
aromáticos (PAH’S por sus letras en ingles) y partículas condensadas muy finas (
Enviromental and Protection Agency).

• LAS EMISIONES DE ASFALTO SON TOXINAS CONOCIDAS. La Agencia Federal de


Protección Ambiental (EPA) dice “las plantas que están involucradas en el
proceso de hacer asfalto y las fabricas de impermeabilizantes son una gran
fuente de contaminantes de aire peligrosos como el formaldehido, el hexano, el
fenol, materia orgánica poli cíclica y tolueno. La exposición a estos tóxicos
puede causar cáncer, daños al sistema nervioso central, daño en el hígado,
problemas respiratorios e irritaciones en la piel” (EPA). De acuerdo con una
agencia de salud, las emisiones de asfalto contienen sustancias conocidas
causantes de cáncer, pueden producir tos, sibilancia, falta de aire, severas
irritaciones en la piel, dolores de cabeza, mareos y nauseas (NJDHSS). Estudios
en animales muestran que los PAH’S afectan la reproducción, causan defectos
de nacimiento y daña severamente el sistema inmune. (NJDHSS) el
Departamento de Servicios Humanos y de Salud de Estados Unidos ha
determinado que los PAH’s pueden ser cancerígenos para el ser humano.(DHHS)
• IMPACTOS A LA SALUD Y PÉRDIDA DEL VALOR DE LA PROPIEDAD. La Liga de la
Defensa Ambiental BLUE RIDGE (BREDL), es una organización ambiental
regional, ha hecho dos estudios de los impactos adversos en el valor de la
propiedad y la salud de los residentes que viven cerca de una planta de asfalto.
El estudio del valor de la propiedad documenta pérdidas de hasta un 56% por
estar cerca o en presencia de una planta de asfalto. En otro estudio, casi la
mitad de los residentes reportaron impactos negativos en su salud cuando una
nueva planta se abrió. En la entrevista de puerta en puerta se encontró que 45%
de los residentes que viven a 1 kilometro de la planta reportaron un deterioro a
su salud, que comenzaron después de que la planta abrió. Los problemas más
frecuentes citados fueron hipertensión arterial (18%), problemas de sinusitis
(18%), dolores de cabeza (14%) y falta de aire (9%). (BREDL)

• PRUEBAS ERRONEAS SUBESTIMAN RIESGOS A LA SALUD. En suma a las


emisiones toxicas de la planta, grandes cantidades de “emisiones fugitivas”
dañinas son liberadas cuando el asfalto es transportado en los camiones y en
los montones cuando es guardado. Una pequeña planta de asfalto que produce
100 mil toneladas al año libera hasta 50 toneladas de emisiones fugitivas al aire.
(DR. R. Nadkarni) Aire estancado y patrones climáticos locales frecuentemente
incrementan el nivel de exposición a las comunidades locales. De hecho, la
mayoría de las plantas ni siquiera son analizadas para emisiones toxicas. El
método para medir estos contaminantes liberados por las plantas son modelos
de computadoras y por formulas matemáticas en vez de la prueba real,
estimaciones, que los expertos están de acuerdo que no son precisas, para
predecir la cantidad de emisiones fugitivas toxicas y los riesgos que representan.
De acuerdo con el DR. Luanne Williams, un toxicólogo del estado de Carolina del
Norte, el 40 % de los tóxicos que la fumarola de la planta de asfalto emite
satisfacen los estándares de la calidad del aire – y para el otro 60% de esas
emisiones, el estado carece de suficiente información para determinar niveles
seguros.
CUATRO PRINCIPIOS BASICOS

1. HACER CASO DE LAS Señales TEMPRANAS!!!

Hay evidencia documentada de expertos en salud e inspectores federales y estatales de


serios efectos a la salud causados por las emisiones de las plantas de asfalto. Debemos
hacer caso de esas señales tempranas y tomar acción para prevenir a las comunidades de
adicionales exposiciones a substancias cancerígenas liberadas por las plantas de asfalto.
Las siguientes acciones son necesarias:

Moratorias en la construcción o permisos de operación a las plantas de asfalto en


comunidades donde las personas vivan y vayan a la escuela;

Análisis más estrictos y reforzar los estándares de calidad de aire en las plantas de
asfalto.

Mejorar los estándares de calidad de aire y que sean específicos para todos los
contaminantes tóxicos – incluyendo las emisiones fugitivas.

2. PON LA SEGURIDAD PRIMERO

Aun cuando la planta de asfalto satisfaga con todas los estándares de contaminantes
federales y estatales, las personas que viven cerca de una planta siguen estando
expuestos a substancias causantes de cáncer que pueden causar daño a largo plazo. Estos
estándares están basados en el principio de “riesgo aceptable” y asume que cada estado
reforzara los estándares y que las plantas funcionaran perfectamente bajo estas
regulaciones además que los dueños pueden ser confiables de que operaran con un
sistema de honor donde se espera que sigan las leyes y las regulaciones que se aplican a
la planta sin que ningún gobierno lo esté inspeccionando. En la mayoría de los casos, es
desconocido si las emisiones de aire predichas por los modelos de computadora y usados
por los dueños de las plantas reflejan con precisión las emisiones de contaminantes
liberadas al aire de una operación diaria de estas. Debemos poner nuestra seguridad
primero y cerrar y replantear el sistema que falla en proteger a las comunidades de los
contaminantes dañinos a la salud que las plantas emiten diariamente.

3. EJERCITA LA DEMOCRACIA

Las regulaciones basadas en el modelo de “riesgo aceptable “y los auto regulados


sistemas de honor son inadecuados para proteger la salud pública. Muchos de los estados
dependen de inadecuados estándares que no toman en cuenta factores locales tales como
que tan cerca está la planta de hogares y escuelas. Patrones locales de clima y
adicionales factores “molestos“como que efectos tiene el punzante y nauseabundo olor
en la calidad de vida de estas comunidades.

Las organizaciones están trabajando para mejorar los estándares federales y estatales y
sumar las fumarolas de las plantas de asfalto a la lista de contaminantes aéreos peligrosos
en el Acta de Aire Limpio. Las comunidades pueden tomar ventaja de cualquier ley estatal
con el objetivo de proteger valores locales que permitan a los municipios determinar
dónde deben de estar localizadas estas instalaciones. Estas comunidades pueden
agruparse y trabajar junto con los gobiernos municipales para prevenir que nuevas plantas
de asfalto sean localizadas cerca de los vecindarios y prevenir que las plantas existentes
renueven sus permisos hasta mas evaluaciones sobre riesgos a la salud pública sean
realizadas.

4. ESCOGE LAS SOLUCIONES MAS SEGURAS

Las propuestas de las comunidades que enfrentan a plantas de asfalto son que se retiren
de residentes y de edificios de la comunidad, lugares establecidos y regulados con un
modelo de salud que analice los diferentes contaminantes aéreos, lugares y zonas de
carga cerrados y preferentemente plantas de asfalto con cero emisiones y con un total de
contenido de contaminantes de aire.
BOLETIN DE PRENSA

BLUE RIDGE ENVIROMENTAL DEFENSE LEAGUE

OCTUBRE 23 2007

NUEVO ESTUDIO REVELA DAÑOS POR PLANTAS DE ASFALTO

HOY EN UNA CONFERENCIA DE PRENSA EN Spruce Pine, en el condado de Mitchell los


Ciudadanos por Aire Limpio y la Blue Ridge Enviromental Defense League liberaron un
estudio de la contaminación del aire en la planta de asfalto Young and McQueen que
muestra que las toxinas aéreas son depositados mas allá de las plantas. El reporte de la
liga muestra niveles peligrosos fuera de la planta de formaldehido, benceno y arsénico.

El estudio concluye que el formaldehido excede los límites de contaminante aéreo del
estado y se dispersa a más allá de 200 metros del límite de la planta. Aun peor, el estudio
concluye que el benceno es esparcido a niveles peligrosos a mas allá de 3.9 kilómetros a la
redonda y que el arsénico es esparcido a mas de 4.77 kilómetros a la redonda.

Janeth Marsh, la directora ejecutiva de la Liga, dijo, el estado ha mantenido por largo
tiempo que su modelo de computadora es conservador y protege a la salud, mientras
nosotros hemos mantenido y ahora podemos probar/ que la percepción del estado no
protege la salud humana mientras ignora una gran cantidad de contaminantes que las
plantas producen. “el nuevo estudio apunta que los permisos estatales fallan en incluir el
tanque calentador y los tanques que guardan 10000 galones de asfalto liquido. Marsh
continua, “el estado no puede satisfacer ambos lados: no pueden decir que sus manos
están atadas por estas excepciones y que sus permisos significan que los residentes están a
salvo de la contaminación”.

Louis Zeller, quien escribió el reporte, usando el peor escenario en el modelo de


computadora para la contaminación del aire de esta planta de asfalto propuesta. Este
modelo de la EPA calcula el envenenamiento del aire a nivel de la tierra así como en las
fuentes de las emisiones. Habiendo tenido acceso a este modelo de peor escenario
solamente hace dos semanas, la Liga escoge a esta planta de asfalto Young y McQueen
para su primer estudio.

El Dr. James Carol, residente local, dijo “los Ciudadanos por un Aire Limpio del Condado de
Mitchell fue formado para proteger nuestra salud, nuestros hogares y nuestras
comunidades. Sabemos que si esta planta es construida, creara malos olores,
incrementara el polvo y químicos venenosos como el formaldehido y arsénico. Queremos
que nuestras autoridades locales nos protejan de estas industrias contaminantes,
manteniéndolas lejos de areas pobladas y queremos que el estado nos proteja negándoles
los permisos”.
Sue Dayton, quien coordina la Liga en el proyecto de comunidades saludables de NC, dijo
“estamos particularmente preocupados acerca de las emisiones de arsénico, benceno y
formaldehido. Ambos el arsénico y el benceno son conocidos como causantes de cáncer y
en suma el sospechoso cancerígeno formaldehido es un agudo irritante, causa tos,
sibilancia, nausea, dolores de cabeza y asma.”

Ambas organizaciones reconocen que los permisos del estado no consideran la ubicación
de la plantas. El cabildo del condado de Mitchell tiene el poder bajo el estado para aplicar
la moratoria y la implementación de leyes de protección para estas industrias
contaminantes.